Vous êtes sur la page 1sur 5

TEORIAS ANTROPOLOGICO CRIMINALES

1. VISIÓN PANORÁMICA DE LA TEORÍA DE LOMBROSO

1.1 LA CONCEPCION TRÍPTICA LOMBROSIANA

a. La teoría atávica: la tendencia a reproducir los caracteres de remotos


antepasados es lo atávico. Lombroso, luego de estudiar a sujetos
criminales, llego al convencimiento que los delincuentes de ciertos
delitos graves, poseen muchos estigmas del hombre primitivo y del
salvaje actual, del que carece el hombre no delincuente. Esta
concepción surgió luego que realizara la autopsia a unbandido calabrés
llamado Giuseppe Villella y encontró una hendidura inusual en la base
de su cráneo(1871), fenómeno rarísimo y que es característico de
especies animales inferiores. La controvertida teoría de Lombroso se
centraba en dos aspectos clave: que el crimen se originaba en gran
medida gracias a las deformidades del cerebro y que los delincuentes
eran el fruto de un retroceso en la evolución de las especies más
primitivas. Por naturaleza este individuo pertenece a un tipo físico
caracteristico, identificable por caracteres tales como la frente huida,
una gran mandíbula carente de mentón o exceso de pilosidad en el
cuerpo.

b. Tesis de la locura moral:a su concepción atávica agrego la tesis de la


locura moral de Prichard, afirmando que el criminal nato se
caracterizaba por aquella ausencia de sentimientos, propios del loco
moral (morbo) el delincuente nato era loco moral, es insensible
moralmente, de allí que cometía los crimines más horrendos. La locura
moral recibió luego, por diversos autores, una variedad de
denominaciones, tales como idiotismo moral, imbecilidad moral,
ceguera moral, anestesia moral, daltonismo moral y posteriormente
psicopatía anética entre otras. Actualmente es llamado trastorno de
personalidad disocial. "Un loco moral es, según el criterio más
extendido, un sujeto que teniendo todas sus funciones psíquicas
aparentemente normales y poseyendo una inteligencia normal-o incluso
superior-se comporta de un modo contrario a las normas morales,
premeditadamente y sin necesidad, porque aun cuando conoce, por así
decirlo, el código de la moral, le falta sentirlo para creer en él”
El loco moral es un sujeto que puede y es capaz de:
 Pronunciar discursos bellos y morales
 Esos discursos convencen a muchas personas de su bondad
 Exhibe conductas externas morales
 Es capaz con todo ello, de engañar con sus discursos y con su
apariencia a numerosas personas
Y una vez sabe que ha logrado ese efecto, es capaz de reirse para sus
adentros, sin que le vean, y burlarse internamente de todas esas
personas que le aplauden y convencen sus discursos.

c. Teoría patológica o degenerativa: elaborada en base de la


observación del soldado Misdea, autor de varias muertes en un acceso
de paroxismo epiléptico. Afirmo, fundado en tal hecho, la naturaleza
morbosa del delito y que el delincuente nato era un epiléptico que
posee rasgos del atávico, por eso es que actúa como un salvaje, con
accesos de furia, retorciéndose y gimiendo. Lombroso tomo en cuenta
la forma larvada de epilepsia.

1.2 CLASIFICACIÓN DE LOS DELINCUENTES

Cesar Lombroso nos sostuvo la idea de que todos los delincuentes eran
natos y en sus últimas obras diferencio a los siguientes tipos de
delincuentes:

- Delincuentes ocasionales (criminaloides)


- Delincuente pasional o por ímpetu
- Delincuente loco (alienado, alcohólico, etc.)
- Delincuente epiléptico.
- Delincuente loco moral, y el
- Delincuente nato (atávico)

Este último alcanzaba a cubrir, según sus trabajos posteriores solo un poco
más de la tercera parte de todos los delincuentes, lo que contrasta con sus
primeras ideas que consideraban un porcentaje mayor de natos en toda la
población criminal. Además hay que anotar que Lombroso señalo que el
delincuente nato no era un predestinado a ser necesariamente criminal,
habiendo distinguido entre el criminal nato real que ya había cometido un
delito, y el criminal nato latente con predisposición al crimen, pero que aún
no había delinquido.

1.3 CARACTERISTICAS SOMATICAS Y FISIOLOGICAS

Otras características que Lombroso asignaba al delincuente nato, estaban


constituidas por un conjunto de peculiaridades, en forma de estigmas
degenerativos de carácter anatómico y fisiológico.
Entre las características antropológicas, psicológicas y sociales destacan
las siguientes:

a. Frente resbaladiza y baja;


b. Gran desarrollo de los pómulos;
c. Irregularidades craneales;
d. Altura anormal del cráneo;
e. Orejas en forma de agarradera.
f. Mayor robustez de los miembros izquierdos;
g. La mandíbula inferior muy desarrollada;
h. Sentidos muy desarrollados (vista, reflejos, tacto, oído);
i. Tienen poco desarrollados sus sentimientos o valores (justicia,
moral, deber, religión);
j. Uso de tatuajes (la mayoría obscenos);
k. Presentan suicidios o no les importa arriesgar su vida;
l. Insensibilidad al dolor, a la afectividad (indiferencia ante los
dolores ajenos propios, no muestra arrepentimiento);
m. Falta de vergüenza;
n. Vanidad en general y sobretodo en el delito;
o. Crueldad, venganza;
p. Impulsividad; y
q. Tendencia a las orgías, al beber y a los vicios.

1.4 CRITICAS A LA TEORIA DEL DELINCUENTE NATO

En general la teoría de Lombroso no se acepta actualmente. Los


fundamentos que concibió para explicar su tesis han sido refutados por
diversos estudiosos y por el conocimiento científico de nuestra época.
Como dice Donald West tales ideas parecen actualmente ridículas y la
investigación moderno no ha producido ningún apoyo a las ideas de
Lombroso acerca de los estigmas físicos de la delincuencia.

Las objeciones que tuvo han sido muchas, desde sus coetáneos hasta el
trabajo de ch. Goring (1870-1919): The English Convict. A StatisticalStudy
(1913), en Inglaterra, quien luego de estudiar por ocho años a 3,000
reclusos reincidentes, no hallo las anomalías físicas y fisiológicas señaladas
por Lombroso, aunque encontró que el grupo delincuentes se encontraba
física e intelectualmente por debado del termino medio. Además podemos
indicar que, desde la perspectiva metodológica actual, el estudio para
fundamentar la tesis del delincuente nato, no siguió un proceso riguroso,
guiándose el autor por sus estados de entusiasmo, que los condujeron a
generalizaciones sin mucha solidez. Tylor, Walton y Young dicen también
que las “técnicas estadísticas de Lombroso (que reflejan el desarrollo de la
matemática de su época) eran totalmente inadecuadas”.

2. TEORÍA DE ERNESTO HOOTON


A finales de la década del 30 del siglo pasado, cuando las ideas Lombrosianas
parecían superadas, fuera de Italia surgió una versión explicativa del crimen
que fue catalogada de corte neolombrosiana, teoría presentada por el
norteamericano E. Hooton en sus obras Crime and theman y en The American
Criminal: AnAntopologicalStudy, ambas editadas en el año de 1939.

Dicho autor, luego de varios años de investigación, tomando en cuenta las


diferencias raciales y la nacionalidad, no como factores criminógenos, sino
para precisar la criminalidad según las particularidades que se daban en tales
grupos llegó a la conclusión que había rasgos diferenciales en los aspectos
físicos, entre personas delincuentes y no delincuentes.

Si bien Hooton trató de evitar el mismo error metodológico de Lombroso,


recurriendo con fines comparativos a un grupo de control de sujetos no
delincuentes, sin embargo, como lo anota West, el defecto de esta
investigación es que no se seleccionó adecuadamente tal grupo lo que no le da
validez a las pretendidas diferencias encontradas, ya que tales rasgos físicos
podían estar ligados a la clase social y ocupación, que eran posiblemente
diferentes entre el grupo delincuente y el grupo de control.

3. TEORÍA DE LA CONSTITUCIÓN DELINCUENCIAL DE DI TULLIO

Afirmaba Di Tullio que los delincuentes constitucionales eran “sujetos que, por
su particular estructura bio-psíquica, presentan una predisposición mayor al
delito que la que se encuentra en el hombre medio normal conformista”. El
concepto de delincuencia constitucional no debe ser entendido como un estado
patológico, sino como una propensión a realizar actos delincuenciales debido a
una “perversidad instintiva constitucional”, de la que provienen las
manifestaciones más graves y más persistentes de maldad, de brutalidad, y de
una predisposición a la delincuencia en general. No obstante lo afirmado, Di
Tullio no excluyó que en muchos casos se manifieste una perversidad
adquirida, a consecuencia de procesos destructivos de la conciencia moral.