Vous êtes sur la page 1sur 1

Arte de la India

Sivá Naṭarāja, dinastía Chola, Tamil Nadu, siglo XI.

El arte de la India (ककक कककक, kalā bhārata) se caracteriza principalmente por ser un reflejo de la compleja
sociedad india, multiétnica y multicultural. Asimismo tiene un carácter principalmente religioso, sirviendo el arte como
medio de transmisión de las distintas religiones que han jalonado
la India: hinduismo, budismo, islamismo, cristianismo, etc. También hay que destacar como rasgo distintivo del arte
indio su afán de integración con la naturaleza, como adaptación al orden universal, teniendo en cuenta que la mayor
parte de elementos naturales (montañas, ríos, árboles) tienen para los indios un carácter sagrado.
Uno de los hechos determinantes en la construcción de la cultura india ha sido la diversidad étnica de los múltiples
pueblos que han ido llegando a sus tierras: desde los aborígenes de tez oscura ancestros de los actuales drávidas,
fueron llegando en sucesivas oleadas
pueblos protoaustraloides, protomediterráneos mesolíticos, mongoloides, armenoides, arios (1500 a. C.), persas y gri
egos (600-300 a. C.), partos y protomongoles (50 a. C.-300 a. C.), hunos (siglos VI-VIII), árabes (siglos IX-XII), turco-
afganos (siglos XIII-XV), turco-mongoles (siglos XVI-XVIII) y británicos (siglos XIX-XX).1 Esta mezcolanza de pueblos
y culturas ha producido un arte de gran diversidad estilística y formal, conviviendo diversas tendencias artísticas
según la región.2
La India ha sido cuna de una gran civilización que se extendió, gracias sobre todo a la expansión del budismo, por
todo el centro y el sureste asiático, llegando a influir incluso en poderosas culturas como la china y la japonesa.
En Occidente fue conocida principalmente tras la expedición a la India de Alejandro Magno, cuando llegaron noticias
de los adelantos técnicos, culturales y artísticos desarrollados en el subcontinente indio. El arte indio tiende a la
sacralización simbólica de todos sus elementos, y el carácter narrativo de todas sus expresiones plásticas tiende por
lo general a la trascendencia de su significado inherente, expresado a través de imágenes de gran sensualidad que
connotan un gran refinamiento estético. El arte floreció en la India durante la antigüedad con la Cultura del valle del
Indo; sin embargo, tras la llegada de los pueblos arios se produjo un período de vacío artístico del que nada
conocemos, ya que no han quedado vestigios que muestren las realizaciones de esta época, entre el 1500 y
el 300 a. C., hasta la instauración del Imperio mauria. Posteriormente, la aparición del budismo y el jainismo, que
convivieron pacíficamente con el hinduismo hasta la llegada de los musulmanes, sentaron las bases culturales,
estéticas y artísticas del arte indio hasta la Edad Moderna.3

Imagen de Buda en postura samabhaṅga.