Vous êtes sur la page 1sur 4

ESTUDIO DEL CASO SOBRE LOS DEBATES

LA EUTANASIA
1. La eutanasia es la acción u omisión de una acción que provoca la muerte
de una persona con una enfermedad incurable para evitar sufrimientos físicos
y psicológicos. En ocasiones se habla de la 'eutanasia' en otros términos como
'suicidio asistido' aunque en términos estrictos, el suicidio asistido es la
muerte de una persona provocada por ella misma de manera voluntaria y
activa, pero utilizando los medios o la información necesaria sobre los
procedimientos proporcionados por otra persona de forma deliberada.
2. Eutanasia voluntaria o involuntaria
La eutanasia voluntaria se produce cuando una persona con uso de sus
capacidades pide o ha pedido en el pasado que sea ayudado para morir. La
eutanasia no voluntaria se puede dar, por un lado, cuando una persona no
está en posesión de sus capacidades físicas o psíquicas para pedir la eutanasia
pero esta voluntad fue expresada con anterioridad. Por otro lado, también se
puede dar cuando una persona no posee estas capacidades, pero se realiza
el procedimiento de igual manera.
Eutanasia eugénica o piadosa
La eutanasia eugénica o la eugenesia, es aquella que su finalidad es la muerte
de una persona por motivos sociales y/o raciales. Se trata de provocar la
muerte en personas por causas eminentemente sociales, como por ejemplo,
ocurría en Esparta con recién nacidos con algún tipo de deficiencia. Cuando
se produce en fetos se suele hablar de 'aborto'. La eutanasia piadosa tiene
por finalidad evitar dolor y sufrimiento a una persona enferma.
3. El tema de la eutanasia en las personas es un tema que suscita posturas
encontradas. Cada país tiene su propia legislación en torno a este asunto. Se
suele hablar de derecho a morir con dignidad y a evitar mayores sufrimientos
como principales argumentos para defender la eutanasia. Por otro lado, se
suele hablar de derecho a la vida en posturas en contra de la eutanasia, así
como motivos religiosos.
Mis posturas a favor de la Eutanasia
 Toda persona es autónoma y tiene derechos a decidir sobre su vida.
 La persona, como paciente, tiene el máximo derecho en la toma de
decisiones medicas que a ella se refieren.
 Nuestra sociedad esta fundamentalmente en la protección de los
derechos humanos.
 Toda persona tiene derechos a decidir sobre todo cuanto se refiera a
su cuerpo; por consecuente, decidir si quiere o no seguir viviendo.
 La vida, en determinadas condiciones, puede llegar a ser indigna;
condición que quebrantaría el derecho de la dignidad humana.
 Una vida que no se puede vivir no es un privilegio, es un castigo.
 No es justo el someter al hombre a dolorosas situaciones, cuando se
tiene el poder de evitarlo.
 Artículo 3 Dignidad humana y derechos humanos 1. Se habrán de
respetar plenamente la dignidad humana, los derechos humanos y las
libertades fundamentales. 2. Los intereses y el bienestar de la
4. Declaración Universal de Bioética y Derechos Humanos.
 Art. 3 Dignidad humana y derechos humanos.
1. Se habrán de respetar plenamente la dignidad humana, los
derechos humanos y las libertades fundamentales.
 Art. 5 Autonomía y responsabilidad individual
Se habrá de respetar la autonomía de la persona en lo que se refiere
a la facultad de adoptar decisiones, asumiendo la responsabilidad de
éstas y respetando la autonomía de los demás. Para las personas que
carecen de la capacidad de ejercer su autonomía, se habrán de tomar
medidas especiales para proteger sus derechos e intereses.
 Art. 10 Igualdad, justicia y equidad
Se habrá de respetar la igualdad fundamental de todos los seres
humanos en dignidad y derechos, de tal modo que sean tratados con
justicia y equidad.
5. Para morir con dignidad es necesario reivindicar la responsabilidad individual,
cambiar la mentalidad en la zona fronteriza, debatir las cuestiones éticas a
un nivel superior con objetividad, dignidad, seriedad y sin razonamientos
fundamentalistas ni autosuficientes.
ANÁLISIS BIOÉTICO Y CONCLUSIONES
LA EUTANASIA
1. La Declaración Universal de los Derechos Humanos estableció en 1948 tres
generaciones de derechos, cada una asociada a uno de los grandes valores
proclamados en la Revolución Francesa: libertad, igualdad y fraternidad. Los
derechos de primera generación son los derechos civiles y políticos,
vinculados con el principio de libertad, considerados derechos de defensa o
negativos, que exigen de los poderes públicos su inhibición y no injerencia en
la esfera privada.
 Art. 3: Todo individuo tiene derecho a la vida, a la libertad y a la
seguridad de su persona.
 Art. 5: Nadie será sometido a torturas ni a penas o tratos crueles,
inhumanos o degradantes.
El Estado debe proteger la vida, está claro que el derecho a la vida lleva
aparejado el deber de respetar la vida ajena, pero ni el Estado, ni nadie,
pueden imponer a otro el deber de vivir contra su propia voluntad, porque la
libertad es un valor superior al de la propia vida, sobre todo si es una vida
irremediablemente deteriorada que no se desea.
 Art. 4 de la convención americana sobre Derechos Humanos.
Toda persona tiene derecho a la libertad de pensamiento y de
expresión. Este derecho comprende la libertad de buscar, recibir y
difundir informaciones e ideas de toda índole, sin consideración de
fronteras, ya sea oralmente, por escrito o en forma impresa o artística,
o por cualquier otro procedimiento de su elección
 Art. 5 de la convención americana sobre Derechos Humanos.
Toda persona tiene derecho a que se respete su integridad física,
psíquica y moral. 2. Nadie debe ser sometido a torturas ni a penas o
tratos crueles, inhumanos o degradantes. Toda persona privada de
libertad será tratada con el respeto debido a la dignidad inherente al
ser humano.
2. No tengo comentarios con las intervenciones del profesor, puesto que
considero que es una persona con mucho conocimiento con el tema.
3. Conclusión.

El dolor y la muerte forman parte de la vida humana desde que nacemos en


medio de los dolores de parto de nuestra madre hasta que morimos causando
dolor a los que nos quieren y sufriendo por el propio proceso que lleva a la
muerte. A lo largo de toda la existencia, el dolor - físico o moral - está
presente de forma habitual en todas las biografías humanas: absolutamente
nadie es ajeno al dolor. El producido por accidentes físicos - pequeños o
grandes - es compañero del hombre en toda su vida; el dolor moral (producto
de la incomprensión ajena, la frustración de nuestros deseos, la sensación de
impotencia, el trato injusto, etc.) nos acompaña desde la más tierna infancia
hasta los umbrales de la muerte.

El dolor - y su aspecto subjetivo, el sufrimiento - forma parte de toda vida


humana y de la historia de la humanidad: así lo acreditan la experiencia
personal de cada uno de nosotros y la literatura universal, en la que la
experiencia del dolor es no sólo motivo de inspiración, sino objeto de reflexión
constante.

La muerte es el destino inevitable de todo ser humano, una etapa en la vida


de todos los seres vivos que - quiérase o no, guste o no - constituye el
horizonte natural del proceso vital. La muerte es la culminación prevista de la
vida, aunque incierta en cuanto a cuándo y cómo ha de producirse; y, por lo
tanto, forma parte de nosotros porque nos afecta la de quienes nos rodean y
porque la actitud que adoptamos ante el hecho de que hemos de morir
determina en parte cómo vivimos.

El dolor y la muerte no son obstáculos para la vida, sino dimensiones o fases


de ella. Obstáculo para la vida es la actitud de quien se niega a admitir la
naturalidad de estos hechos constitutivos de toda vida sobre la tierra,
intentando huir de ellos como si fuesen totalmente evitables, hasta el punto
de convertir tal huida en valor supremo: esta negación de la propia realidad
sí que puede llegar a ser causa de deshumanización y de frustración vital.

4. No sé qué decisión tomaría.