Vous êtes sur la page 1sur 275

Abriendo puertas:

Hacia una teoría fundamentada del emprendimiento de los


inmigrantes de origen mexicano en la provincia de Quebec

Thèse

Héctor José Martínez Arboleya

Doctorat en sciences géographiques


Philosophiae Doctor (Ph. D.)

Québec, Canada

© Héctor José Martínez Arboleya, 2017


Abriendo puertas:
Hacia una teoría fundamentada del emprendimiento de los
inmigrantes de origen mexicano en la provincia de Quebec

Thèse

Héctor José Martínez Arboleya

Sous la direction de :

Nathalie Gravel, directrice de recherche


Résumé
Ouvrant des portes : vers une théorisation enracinée de l’entrepreneuriat des
immigrants d’origine mexicaine dans la province de Québec

En rupture avec la perspective plus usuelle des migrants mexicains en recherche


d’emploi vers les États-Unis, cette recherche présente le cas des entrepreneurs
d’origine mexicaine dans la province de Québec (Canada), depuis la géographie
économique et sociale. Il s’agit d’une analyse qualitative à l’aide d’une méthodologie
inspirée de la théorisation enracinée (Grounded Theory). En mettant l’accent sur les
acteurs, les entrevues ont été menées avec les Mexicains résidents des villes de
Montréal, Québec et Gatineau. L’objectif était d’initier une théorisation du phénomène
de l’entrepreneuriat des immigrants dans un contexte peu documenté, en cherchant à
développer des catégories conceptualisantes du point de vue des migrants eux-
mêmes. L’importance des expériences précédentes, le soutien de la famille et la
lecture du territoire, en visant à identifier des opportunités d’affaires, étaient
pertinentes pour l’entrepreneuriat. Des profils de voie d’entrée à l’entrepreneuriat ont
été détectés. En outre, le positionnement ethnique, ou la construction sociale qui
s’effectue dans la société d’accueil sur le groupe ethnique auquel appartiennent les
entrepreneurs immigrés était incontournable, pour déterminer la structure
d’opportunité qui permet la création d’entreprises au sein des territoires d’accueil.
Tout ce processus a été synthétisé par la métaphore « en ouvrant des portes »,
catégorie InVivo qui a émergé des mots des interviewés eux-mêmes, et qui permet
de comprendre le processus de démarrage d’entreprises par des immigrants, dans le
cadre d’un processus plus large d’appropriation de l’espace. Les résultats sont
présentés dans des modèles théoriques, afin de mieux comprendre le phénomène de
l’entrepreneuriat immigrant.

Mots clés : migration, entrepreneurs, mexicains au Canada, théorisation enracinée

iii
Resumen
Recientemente se han documentado ejemplos en varias partes del mundo sobre la
manera en que los inmigrantes contribuyen al crecimiento económico y a la
competitividad de las sociedades receptoras generando empleos y oportunidades de
negocios para los locales y para los otros inmigrantes a través de la creación de
micros, pequeñas y medianas empresas. Asimismo, los efectos no económicos del
empresariado inmigrante, tales como el desarrollo de comunidades étnicas
transnacionales dinámicas, su inclusión y reconocimiento social o el reforzamiento de
su emprendimiento, han llamado la atención de los investigadores Sin embargo,
dichos estudios suelen adoptar un enfoque de “élite” centrado en los casos de grupos
fuertemente representados en las estadísticas del emprendimiento o en regiones en
los que los inmigrantes emprendedores han logrado transformar las dinámicas
territoriales a través de la creación de empresas de alto crecimiento y valor
agregado. Esta perspectiva, aunque ha contribuido de manera significativa, corre el
riesgo de brindar una versión parcial e idealizada del fenómeno del emprendimiento
inmigrante. Abordados de manera amplia en los estudios migratorios, los mexicanos
son ejemplo de aquellos a quienes se les suele prestar poca atención cuando se
pretende entender la dimensión del emprendimiento, ya que se les asocia más como
“mano de obra” que como “creadores de negocios”. Si bien existen trabajos que dan
cuenta del aporte de los inmigrantes emprendedores mexicanos, la mayoría, como
es natural, se han realizado en el contexto de los Estados Unidos, ya que es el
destino al que han acudido millones de mexicanos desde hace más de un siglo. Esta
investigación presenta un estudio exploratorio del caso de los mexicanos
emprendedores en la provincia de Quebec, Canadá desde la geografía económica y
social. Se trata de un análisis cualitativo mediante una metodología inspirada en la
Teoría Fundamentada (Grounded Theory). Con un enfoque centrado en los actores,
se realizó un muestreo teórico tomando datos de diversas fuentes. Entre otras, se
realizaron entrevistas a mexicanos residentes de las ciudades de Montreal, Quebec y
Gatineau-Ottawa que han fundado empresas. El objetivo fue iniciar una teorización
sobre el fenómeno del emprendimiento inmigrante en un grupo y contexto poco

iv
documentado construyendo categorías desde la visión de los propios migrantes. En
este sentido, la importancia de las experiencias previas, el apoyo familiar y la lectura
del territorio para detectar oportunidades de negocios resultaron relevantes. Se
detectaron perfiles de vías de entrada al emprendimiento. Además, el
posicionamiento étnico, o la construcción social que se hace en la sociedad
receptora sobre el grupo étnico al que pertenecen los inmigrantes emprendedores,
resultó clave para moldear la estructura de oportunidad que permite la creación de
empresas en los territorios de acogida. Todo este proceso fue sintetizado con la
metáfora “abriendo puertas”, categoría surgida de las palabras de los propios
entrevistados y que permite entender al emprendimiento como parte de un proceso
más amplio de territorialización por parte de los inmigrantes. Los resultados se
esquematizan en modelos teóricos con la finalidad de comprender mejor el fenómeno
del emprendimiento inmigrante.

Palabras clave: Migración, emprendedores, mexicanos en Canadá, teoría


fundamentada

v
Abstract
Opening doors: towards a Mexican immigrant entrepreneurship grounded theory in
Quebec

Immigrant entrepreneurship studies generally tend to adopt an "elite" approach


focusing on cases of groups strongly represented in the statistics of entrepreneurship
or in regions in which immigrant entrepreneurs have succeeded transforming
territorial dynamics through the creation of high tech and added value companies.
This perspective, although it has contributed in a significant way to the
entrepreneurship study field, has the risk of providing a partial and idealized version
of the phenomenon of immigrant entrepreneurship. Addressed comprehensively in
the migration studies, Mexicans are an example of those who are often given little
attention when attempting to understand the dimension of entrepreneurship, since
they are associated more like "workers" than "entrepreneurs”. Although there are
researches that highlight the contribution of Mexican immigrants entrepreneurs, most
of them, have been carried on in the United States context, due to the fact that it is
the destination that millions of Mexicans have taken for more than one century. This
research presents an exploratory case study of Mexicans entrepreneurs in the
province of Quebec, Canada context since the economic and social geography. It is a
qualitative analysis using a methodology inspired by the Grounded Theory. Focusing
on actors, a theoretical sampling was carried on taking data from different sources.
Twenty-three interviews were conducted with Mexican residents of the cities of
Montreal, Quebec and Gatineau. The main objective was to initiate a theorization
about the immigrant entrepreneurship phenomenon in a poorly documented group
and context. Some conceptual categories were built from the perspective of the
migrants themselves. Initially, it was also intended to explore the creation of
transnational communities by Mexican immigrants in Quebec. However, initial results
showed quickly that respondents, being a first generation of immigrants, were still in
the phase of consolidating their ethnic communities in the host society. Nevertheless,

vi
the research identifies some of the difficulties and opportunities presented to
subgroups of Mexican origin at this stage of transnationalism. For that reason,
following the principles of grounded theory, the work was redirected only on
immigrant entrepreneurship. In this sense, the importance of previous experiences,
family support and the reading of the territory to detect business opportunities were
relevant. Routes of business entry profiles were detected. In addition, it is proposed
the ethnic positioning category (the social construction that is made in the host
society according to the ethnic group to which immigrant entrepreneurs belong). This
category was a key to shape the structure of opportunity that allows the creation of
businesses in the host cities. The whole immigrant entrepreneurship process was
synthesized with the metaphor "opening doors" which was an InVivo code that
emerged from the words of the interviewees themselves and that allows us
understand the venture as part of a wider process of territorialization by immigrants.
The results outlined in theoretical models in order to better understand the
phenomenon of immigrant entrepreneurship.

Key words: Migration, entrepreneurs, Mexicans in Canada, grounded theory

vii
Tabla de contenido
Résumé ....................................................................................................................... iii
Resumen ..................................................................................................................... iv
Abstract ....................................................................................................................... vi
Tabla de contenido .................................................................................................... viii
Lista de tablas ............................................................................................................. xi
Lista de figuras ........................................................................................................... xii
Acrónimos ................................................................................................................. xiii
Dedicatoria ................................................................................................................ xiv
Agradecimientos......................................................................................................... xv
Introducción ................................................................................................................. 1
Capítulo I Los inmigrantes emprendedores en Quebec .............................................. 8
1.1 Expresiones y consecuencias del transnacionalismo: algunos apuntes del caso
mexicano.................................................................................................................. 8
1.1.1 Cambios recientes en la migración mexicana y su relación con el caso
canadiense: cuando un expulsor y un receptor de migrantes se encuentran ..... 11
1.1.2 La migración mexicana en la provincia de Quebec.................................... 15
1.2 Objetivos .......................................................................................................... 19
1.2.1 Objetivo general ......................................................................................... 19
1.2.2 Objetivos específicos ................................................................................. 20
1.3 Preguntas de investigación .............................................................................. 20
1.4 Delimitación del territorio y periodo de análisis ................................................ 21
1.4.1 Territorio de análisis ................................................................................... 22
1.4.2 Política migratoria y niveles de gobierno en Canadá ................................. 25
Capítulo II Migraciones y transnacionalismo en el contexto de la globalización ....... 32
2.1 La globalización contemporánea: de las corporaciones multinacionales a los
migrantes transnacionales ..................................................................................... 33
2.2 La compleja relación entre migración y desarrollo ........................................... 47
2.3 Los migrantes como actores sociales .............................................................. 49
Capítulo III Consideraciones metodológicas ............................................................. 52

viii
3.1 La teoría fundamentada (Grounded theory) y los estudios del emprendimiento
............................................................................................................................... 52
3.1.1 De la teoría a las teorías fundamentadas .................................................. 56
3.2 Fuentes y métodos de recolección de datos .................................................... 60
3.3 Técnicas de codificación y análisis .................................................................. 64
3.4 Límites de la investigación ............................................................................... 65
3.5 Consideraciones éticas .................................................................................... 69
Capítulo IV Consideraciones teóricas ....................................................................... 70
4.1 Actores y estructuras en los enfoques de las migraciones .............................. 70
4.2 La geografía y los actores de la migración ....................................................... 73
4.3 Debate de la relación migración-desarrollo: más allá de héroes y víctimas ..... 78
4.4 La heterogeneidad de las migraciones y la modernidad .................................. 80
4.5 Migrantes: actores y sujetos ............................................................................ 83
4.5.1 Expresiones negativas del sujeto en las migraciones ................................ 85
4.6 El sujeto transnacional ..................................................................................... 86
4.7 Los inmigrantes emprendedores: de la economía étnica al mercado dominante
............................................................................................................................... 90
4.7.1 Emprendimiento y emprendedores ............................................................ 95
4.8 Emprendedores étnicos y emprendedores inmigrantes ................................... 97
4.8.1 Advertencia al uso prudente de la “etnicidad” .......................................... 102
4.9 La economía étnica ........................................................................................ 103
4.9.1 Etnicidad y emprendimiento ..................................................................... 104
4.9.2 Evolución de la noción de economía étnica ............................................. 106
4.9.3 El caso especial de la economía de enclave étnico ................................. 107
4.10 Enfoques teóricos para explicar el espíritu empresarial de los inmigrantes . 113
4.10.1 Hipótesis de la desventaja o bloqueo .................................................... 116
4.10.2 Hipótesis de la especificidad .................................................................. 118
4.10.3 Hipótesis de la oportunidad ................................................................... 120
4.10.4 Hipótesis de la convergencia ................................................................. 124
4.11 Saliendo de la paradoja del mercado étnico ................................................ 124
Capítulo V Mexicanos en Quebec ¿hacia una comunidad étnica? ......................... 130

ix
5.1 Tres grupos de inmigrantes mexicanos en Quebec ....................................... 132
5.1.1 Las esposas de canadienses ................................................................... 133
5.1.2 Los profesionistas del TLCAN ................................................................. 134
5.1.3 Los solicitantes de refugio ....................................................................... 139
5.2 La comunidad mexicana en Quebec desde la perspectiva de los
emprendedores .................................................................................................... 141
5.3 Seis meses y seis meses ¿transnacionalidad quimérica de los inmigrantes
mexicanos en Quebec? ....................................................................................... 156
Capítulo VI Abriendo puertas: el emprendimiento inmigrante como parte del proceso
de territorialización .................................................................................................. 168
6.1 Entendiendo la categoría central: algunos apuntes teóricos sobre las puertas
............................................................................................................................. 168
6.2 Los inmigrantes mexicanos que abren puertas .............................................. 169
6.3 Experiencia previa: el camino a seguir para encontrar y abrir las primeras
puertas ................................................................................................................. 171
6.3.1 Heredando una cultura empresarial ......................................................... 172
6.3.2 Experiencias previas ................................................................................ 174
6.4 Movilizando recursos previo a la creación de empresas ................................ 183
6.4.1 Recursos sociales .................................................................................... 183
6.4.2 Recursos cognitivos: detección de oportunidades ................................... 186
6.4.3 Recursos emocionales............................................................................. 188
6.5 Convirtiéndose en un actor endógeno ........................................................... 190
6.5.1 Abriendo puertas: algunas estrategias de entrada de los inmigrantes
emprendedores mexicanos en Quebec ............................................................ 191
6.5.2 Aprovechando el posicionamiento étnico................................................. 201
6.5.3 Estrategias de marcas étnicas de los emprendedores mexicanos .......... 206
6.6 Modelo de emprendimiento inmigrante desde la perspectiva de los actores . 209
Conclusiones ........................................................................................................... 218
Bibliografía .............................................................................................................. 224
Anexos .................................................................................................................... 249

x
Lista de tablas
Tabla 1 Distribución en términos porcentuales de los residentes permanentes en
Canadá de 2005 al 2014 ........................................................................................... 24
Tabla 2 Proporción de la población nacida en el extranjero según la región
metropolitana de censada en 2011 y proyección para el 2031 ................................. 27
Tabla 3 Características de los y las emprendedoras entrevistadas .......................... 62
Tabla 4 Enfoques y modelos para estudiar la migración de acuerdo a su unidad de
análisis ...................................................................................................................... 73
Tabla 5 Perspectivas opuestas de la migración y el desarrollo ................................. 80
Tabla 6 Taxonomías de los migrantes emprendedores .......................................... 100
Tabla 7 Clasificación de los negocios de los inmigrantes ....................................... 100
Tabla 8 Preguntas de investigación y teorías frecuentemente utilizadas en los
estudios del emprendimiento étnico ........................................................................ 115
Tabla 9 Dimensiones de la categoría “contexto general” ........................................ 212
Tabla 10 Dimensiones de la categoría “movilizando recursos” ............................... 216

xi
Lista de figuras
Figura 1 Mapa del territorio de análisis ..................................................................... 23
Figura 2 El proceso del transnacionalismo de los inmigrantes .................................. 44
Figura 3 Proceso de la teoría fundamentada ............................................................ 59
Figura 4 Proceso de subjetivación de los migrantes transnacionales ....................... 91
Figura 5 Llegada de grupos de inmigrantes mexicanos a Quebec.......................... 132
Figura 6 Capas espaciales involucradas en la red migratoria de las mujeres casadas
con canadienses ..................................................................................................... 134
Figura 7 Capas espaciales involucradas en la red migratoria de los profesionistas del
TLCAN .................................................................................................................... 136
Figura 8 Capas espaciales involucradas en la red migratoria de los solicitantes de
asilo ......................................................................................................................... 140
Figura 9 Paradoja de la Consolidación de una Comunidad Étnica (CCE) ............... 148
Figura 10 Dinamismo de la decisión de inmigrar de los mexicanos en Quebec...... 166
Figura 11 Momentos básicos de la metáfora “abriendo puertas” ............................ 171
Figura 12 Estrategias de entrada al emprendimiento de los inmigrantes mexicanos en
Quebec .................................................................................................................... 201
Figura 13 Modelo del emprendimiento inmigrante desde la perspectiva de los actores
................................................................................................................................ 210

xii
Acrónimos
BM Banco Mundial

CAQ Certificado de Aceptación de Quebec

CDL Centro de Desarrollo Local

CIC Ciudadanía e Inmigración de Canadá

CSQ Certificado de Selección de Quebec

FMI Fondo Monetario Internacional

IME Instituto de los Mexicanos en el Exterior

INEGI Instituto Nacional de Estadística y Geografía

MIPYMES Micro, Pequeñas y Medianas Empresas

OCDE Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico

OIM Organización Internacional para las Migraciones

PAN Partido de Acción Nacional

PRI Partido Revolucionario Institucional

PTAT Programa de Trabajadores Agrícolas Temporales

PYMES Pequeñas y Medianas Empresas

SEDESOL Secretaría de Desarrollo Social

SRE Secretaría de Relaciones Exteriores

TLCAN Tratado de Libre Comercio de América del Norte

UNCTAD Conferencia de las Naciones Unidas para el Comercio y el Desarrollo

xiii
Dedicatoria

Para Dana, Damián, Nayibe y Nayive

xiv
Agradecimientos

Esta obra no hubiera sido posible sin la participación de personas e instituciones


claves que contribuyeron con diversos apoyos para su realización. Es complicado
encontrar las palabras exactas que logren captar el agradecimiento profundo que
siento hacia ellas. Escribir esta tesis ha sido un largo viaje, durante el cual,
afortunadamente he estado acompañado.

En primer lugar me gustaría mencionar a mi directora de tesis, Nathalie Gravel, quien


no solamente me brindó desde el primer momento un trato profesional
proporcionando los consejos y observaciones de la más alta calidad académica; sino
que en el transcurso, me permitió ser su amigo. De igual manera, los profesores
Égide Karouranga, Danièle Bélanger, Héctor Ávila-Sánchez, y Juan Luis Klein me
han dado un trato profesional y académicamente estimulante.

No menos importante es el agradecimiento que siento con los inmigrantes


emprendedores y todas las personas que participaron como informantes en mi tesis.
Todos ellos me recibieron amablemente en sus casas, negocios y oficinas
convirtiéndose en una valiosa fuente de motivación a través de sus ejemplares
historias de vida.

Agradezco a la Secretaría de Educación-PROMEP por el financiamiento brindado


para mi estancia en Quebec. Tal estadía fue mucho más gratificante debido al
acompañamiento de compañeros, profesores, estudiantes y administrativos del
Departamento de Geografía de la Universidad Laval. Los compañeros estudiantes
de posgrado Erik, Jerome, Sidclay, Marie-Claude, Maeva, Louis y Griselda siempre
me dieron un consejo. Especialmente quiero agradecer a Adamá Coné y a Abigaîl
Guimont-Fitz por haber leído y corregido partes de esta tesis; a Pierre-Louis por el
apoyo en la elaboración del mapa de mi territorio de estudio; a mi amigo Alain Daou,
del departamento de administración, por sus comentarios sobre el emprendimiento. A
todos y todas gracias principalmente por brindarme su amistad.

xv
En la segunda parte de la redacción de esta tesis, mis compañeros profesores,
administrativos y estudiantes de la Universidad Politécnica del Golfo de México
también me recibieron con gran entusiasmo y tuvieron siempre alguna palabra de
aliento para concluir esta etapa de mi formación. También a mi regreso a Tabasco, el
Dr. Ángel Galmiche Tejeda del Colegio de Postgraduados Campus Tabasco se
ofreció amable y desinteresadamente a revisar los capítulos II y III, muchas gracias
por sus valiosas recomendaciones.

No olvido a mi esposa Nayive Balcázar Magaña, quien desempeñó diversas tareas


para la realización de esta tesis, lo mismo fue motivadora, financiadora, psicóloga,
traductora, intérprete, colega, publirrelacionista, secretaria, jefa, compañera de
trabajo de campo, revisora, crítica, asistente, transcriptora, entrevistadora, fuente de
inspiración, etc. etc. etc. pero sobre todo me acompañó y llenó de amor, confianza y
comprensión todo este tiempo. Un millón de gracias mi amor.

Al igual que a los emprendedores mexicanos en Quebec, mi familia me brindó un


soporte clave para terminar este trabajo. Mis padres en todo momento creyeron en
mí apoyándome de mil maneras hasta el final. Mi hermano Ángel me otorgó su
desinteresada y generosa ayuda económica en los momentos más difíciles de la
redacción de la tesis. Jorge, mi otro hermano, tuvo siempre alguna palabra de
aliento. Agradezco también a mi primo Francisco Cubas Jiménez por sus discusiones
y aportes literarios en la construcción de la categoría de las puertas.

Otras increíbles personas contribuyeron a que fuera posible este trabajo. Mis amigos
Jacinthe Messier y Gonzalo Priego mostraron una gran hospitalidad en los primeros
días en Quebec y nos acompañaron durante toda nuestra estancia en Quebec. Sus
generosos apoyos y todos sus pertinentes consejos marcaron para bien nuestra
integración. Mi tío Jorge Arturo Arboleya me dio el apoyo documental para el trámite
de visa, consejos y ánimos para iniciar este viaje, mil gracias.

xvi
Quiero aprovechar para agradecer al Mieux-être des immigrants por convertirse en el
punto de encuentro con inmigrantes de todos los orígenes a través de los cuales
obtuve aprendizaje, amistades, experiencias y apoyo.

Los profesores, personal de animación y compañeros de la escuela de idiomas de la


Universidad Laval fueron pieza clave en mi integración ya que me permitieron
aprender de manera sorprendentemente rápida el hermoso idioma francés.

A los amigos de Quebec que hicieron más llevadera la estadía.

A los profesores Steve Déry, Nathalie Barrette, Marc St-Hilaire por la revisión y
comentarios a mi proyecto de tesis.

A mis amigas Karla Nievas y Avril Ríos, ejemplo de inmigrantes mexicanas


integradas exitosamente, por haberme brindado hospedaje durante el trabajo de
campo en Ottawa y que gracias a sus contactos pude tener acceso en la Embajada y
los empresarios locales, pero sobre todo por haberme recibido en su hogar.

A instituciones como Embajada de México en Canadá, TechBa Montreal, Consultado


Montreal, Secretaría de Economía Canadá, UNAM-Canadá que me permitieron
tener un mejor panorama de mi problema de estudio.

A todas los amigos, familiares, compañeros y personas en general que me


externaron su punto de vista o crítica sobre mi proyecto de tesis o simplemente me
expresaron alguna palabra de aliento para concluir el doctorado.

xvii
A quién le puedo preguntar
Qué vine a hacer en este mundo?
Por qué me muevo sin querer,
Por qué no puedo estar inmóvil?
Por qué voy rodando sin ruedas,
Volando sin alas ni plumas,
Y qué me dio por transmigrar
Si viven en Chile mis huesos?

Pablo Neruda

Introducción
En 1944, en su célebre análisis sobre el derrumbe del sistema económico del siglo
XIX, Karl Polanyi (2009 [1944]) argumentaba que la economía de mercado era una
situación sin precedente hasta aquella época. Dicha forma de economía basada
sobre los principios liberales, alertaba el autor, complicaba gravemente la
reproducción de los seres humanos, de la naturaleza y de la organización de la
producción. En otras palabras, era un sistema que tenía un carácter autodestructivo.
Por esta razón, contra-movimientos de auto-conservación se desarrollaron mientras
que la sociedad se expondría a una ruptura completa en la primera mitad del siglo
XX.

Hoy se podría afirmar que algunas de las reflexiones de Polanyi resultaron


proféticas1. Sin embargo, probablemente, el filósofo austriaco no imaginó que pocos
años después de publicarse La Gran Transformación, los preceptos liberales serían
retomados incluso a una escala mayor. En combinación con una serie de profundas
transformaciones tecnológicas y políticas2; de la mano de cambios respecto a las
actitudes, concepciones de la vida y de la crítica del conocimiento (Claval, 2003) se
reconfiguraría un sistema que reprodujo a mayor intensidad diversos efectos nocivos
sobre las sociedades, el medio ambiente e incluso contra las propias organizaciones
económicas.

1
Polanyi fue de los primeros autores en denunciar la relación destructiva entre el sistema económico y la
naturaleza.
2
Paradójicamente en 1944, año de la publicación de La Gran Transformación, en New Hampshire, Estados
Unidos se creaban el Fondo Monetario Internacional y el Banco Mundial, instituciones que servirían para
reestablecer y difundir los preceptos liberales por todo el mundo.

1
En un sentido amplio y en su forma más extrema, se trata de un sistema que
compromete la perennidad de la civilización actual, a mediano y largo plazo (Lebeau,
2011). Aunado a los impactos económicos y sociales, a corto plazo se ha registrado
una tendencia hacia la crisis ecológica, energética, alimentaria e hídrica (De Zubiría,
2010), lo que Wallerstein (1996) definió como “crisis civilizatoria”. Entonces, no es de
extrañar que tal como sucediera 100 años atrás, hayan surgido nuevos movimientos
de auto-preservación o contra tendencias a dicho sistema.

A partir de los años noventa, el proceso en cuestión ha sido conceptualizado bajo la


etiqueta de “Globalización”3 (Morin, 2011). Término complejo, polisémico4 y
multidimensional que evoca al mismo tiempo discursos dogmáticos, escépticos o
transformacionales, tanto en el medio académico, político y militante.

La globalización ha conllevado restructuraciones sociales, económicas y geopolíticas


que vulneran el marco del estado-nación como escala de regulación, construyendo
en contraparte, una estructura territorial donde las escalas supranacionales e infra
nacionales se afirman. Se trata de un fenómeno que ha contribuido a una
acumulación de riqueza extraordinaria en ciertas regiones, mientras que, a la escala
local, ha excluido a las grandes mayorías de los beneficios del desarrollo económico,
no obstante incluyéndolas en la repartición de los costos. A pesar de que los flujos de
mercancías y capital se incrementaron exponencialmente en el último tercio del siglo
pasado, la creciente desigualdad en el ingreso entre países se ha convertido en un
rasgo distintivo de este periodo (Murray, 2006).

Es en este contexto que las migraciones5 y sobre todo las actividades


transnacionales puestas en marcha por los sujetos migrantes se acentúan como

3
Debido a que esta tesis no trata directamente el tema de la globalización, este polémico término no será
profundamente analizado. Sin embargo, la literatura al respecto es abundante y se pueden consultar entre otros
a Caselli (2012), Murray (2006) y Klein (1999).
4
La globalización puede ser entendida como internacionalización (relaciones entre países), como liberación
(disminución de barreras y apertura económica), como universalización (proceso de difundir varios objetos y
experiencias a las personas de todo el mundo), como occidentalización (especialmente adopción del american
way of life) o como desterritorialización (reconfiguración geográfica en dónde el espacio social no se
representa nada más a través de lugares, distancias y fronteras territoriales) (Moore y Lewis, 2009: xiv)
5
Se habla de las migraciones y no de la migración como una forma de reconocer la diversidad de formas,

2
respuestas estratégicas de auto-conservación que permiten resistir y adaptarse a
millones de personas a las consecuencias negativas de la globalización. Esta
resistencia, aunque no supone la interrupción del proceso global, puede implicar
transformaciones importantes de diversa índole sobre todo a escala local, y para
ciertos territorios, a una escala nacional (Legrain, 2012).

El discurso acerca de las migraciones internacionales parece no aceptar puntos


medios. Por un lado, están aquellos que exageran la movilidad internacional de los
seres humanos considerándola una amenaza al status quo de las sociedades
receptoras. Al mismo tiempo, encontramos a quienes las minimizan invisibilizando el
papel que desempeñan los migrantes en los países de acogida y en sus países de
origen. En un mundo en el que se promueve la libre circulación del capital y de las
mercancías, otras voces sugieren que el tránsito de personas a través de las
fronteras internacionales no debería ser criminalizado e incluso prohibido a través de
la fuerza militar.

Afortunadamente, en los últimos años se ha ido construyendo un campo de


investigación de las migraciones que nos ha permitido entender mejor las causas y
las consecuencias de tan mediático fenómeno en el contexto de la globalización
contemporánea. Lo ideal es que la sociedad cuente con información confiable, más
allá de las percepciones y emociones, sobre el papel que desempeña la movilidad
para el desarrollo de los pueblos. Asimismo, que los tomadores de decisiones
puedan construir políticas públicas que garanticen los derechos humanos de los
sujetos migrantes (y de los no migrantes) potencializando los beneficios y
gestionando los riesgos del fenómeno migratorio tanto para las sociedades de
recepción como para los países de origen.

Actualmente, los economistas de las migraciones tienen claro que migrar suele ser
una respuesta económica a la brecha existente en el ingreso entre países 6. También

orígenes y actores que conforman este complejo fenómeno. Aunque se trate de desplazamientos, no es lo mismo
hablar de una migración forzada interna en un país en guerra, que hablar de la migración internacional laboral por
ejemplo.
6
“Entre más amplia es la diferencia de ingresos, mayor es la presión para migrar (Collier, 2013: 38)”.

3
se sabe que las migraciones son una especie de inversión para muchos migrantes,
en donde se deben asumir costos (sociales, económicos, legales, etc.) antes de
alcanzar beneficios (Collier, 2013). Lo anterior significa que no todas las personas
están en condiciones de emigrar. Es decir, que se trata de un contrapeso al fuerte
incentivo que significa la diferencia abismal entre la renta de los países7, propia de la
globalización (Ídem) De hecho, aunque el volumen de migrantes luzca
impresionante, no deja de tratarse de una minoría. Además, el asunto de los costos y
los recursos necesarios para migrar tiene implicaciones para que se den no
solamente migraciones de los países del sur al norte, sino también migraciones
norte-norte8 y sur-sur9 (OIM, 2013). Lo anterior, debido a que quien vive en el norte,
aunque aparentemente no tenga incentivos para migrar, sí posee más medios y
recursos para hacerlo. Mientras que los más pobres del sur, pueden tener los
incentivos pero no los medios para llegar a un país del norte.

Diferentes hipótesis se han propuesto para explicar por qué los inmigrantes están
sobrerrepresentados en las estadísticas del emprendimiento y el autoempleo (Cai,
2012). Se ha sugerido que las personas migrantes se auto emplean porque las
sociedades receptoras no les dejan mejores alternativas (Teixeira, 2007). También
se ha dicho que los inmigrantes poseen elementos culturales distintivos que los
llevan tener un mayor espíritu empresarial que los locales (Ensigh y Robinson, 2011).
Otra idea es que las personas migrantes aprovechan la oportunidad que se les
presenta al poder operar en ambientes étnicos y no étnicos (Kloosterman, 2010).
Finalmente, hay quien no ve demasiada diferencia entre los inmigrantes y los
emprendedores del mercado dominante (Curci y Mackoy, 2010).

7
Estas diferencias van más allá de la renta e incluye el capital cultural. Además se presentan también a escala
infranacional por ejemplo entre regiones y ciudades de un mismo país.
8 De acuerdo al Informe sobre las Migraciones en el Mundo (2013:55): “La mayoría de los migrantes proviene de

los países del Sur, en términos absolutos, debido a que la población colectiva de esos países es más numerosa. En
términos relativos, sin embargo, hay una mayor probabilidad de emigración entre las personas de los países del
Norte”.
9 “Más de la mitad de los 20 principales corredores migratorios en el mundo están constituidos por personas que

emigran de Sur a Sur” (Ibid.:55).

4
Sin importar las causas que los llevó a crear sus propias empresas, recientemente se
tiende a reconocer que los inmigrantes emprendedores pueden ser actores de
transformación social en las sociedades receptoras y en los lugares de origen.
Grupos excluidos de los beneficios de la globalización económica pueden resultar
beneficiados directa o indirectamente por acciones emprendidas por los emigrantes y
otras instituciones involucradas en el proceso migratorio. Ejemplo de lo anterior, es el
establecimiento y consolidación de redes migratorias y la puesta en marcha de
actividades transnacionales como el envío de fondos y las inversiones productivas,
fenómeno que ha sido llamado la “globalización desde abajo” (Portes, 2010).

Se reconoce que el análisis de las acciones de los inmigrantes emprendedores


podría ayudar a construir políticas públicas que impacten positivamente en la vida
cotidiana de muchas personas en el mundo. Sin embargo, la mayoría de estudios de
las migraciones transnacionales se ha enfocado a los casos y corredores migratorios
más representativos descuidando otros contextos y grupos que permitirían tener un
panorama más completo de este fenómeno.

Siguiendo a Wang (2012), en los estudios del emprendimiento, se ha privilegiado un


enfoque de élite que enfatiza los casos de las empresas de alta tecnología, de fuerte
crecimiento, orientadas a los mercados internacionales, creadas por los inmigrantes
en regiones como el Silicon Valley en San Mateo, California. Esto hace que se
subestime el impacto que pueden tener, las economías étnicas y las pequeñas y
medianas empresas creadas por los inmigrantes. Por el lado de los estudios
migratorios, se ha dedicado más esfuerzos al análisis de casos de grupos de
migrantes comúnmente asociados al emprendimiento como los chinos, los judíos o
los coreanos (Zhou y Cho, 2010).

En la presente tesis, se pretendió estudiar las excepciones que han sido poco
exploradas por los estudiosos del emprendimiento de los inmigrantes (Fairlie y
Woodruff, 2010). Esto se aplica no solamente para el tipo de empresas sino en el
grupo seleccionado, es decir, los mexicanos. Si bien es cierto que, dada la
importancia mundial del corredor migratorio de México-Estados Unidos, los

5
mexicanos como grupo están muy bien representados en la literatura de los estudios
migratorios (Massey et al., 2003); es muy poco común encontrar trabajos que den
cuenta de su faceta como emprendedores. Al ser categorizados como “mano de
obra”, se desdeña el aporte que pueden hacer los mexicanos que deciden integrarse
a la sociedad receptora vía la creación de sus propios negocios. Esta investigación,
reporta el caso de los inmigrantes emprendedores de origen mexicano en un
contexto poco conocido, la provincia de Quebec. Considerando tres ciudades
distintas: Quebec, la zona metropolitana de Gatineau-Ottawa y Montreal, se aborda
el tema desde la perspectiva de los propios migrantes.

El trabajo está estructurado de la siguiente manera. El contexto de las migraciones


en general y de las migraciones mexicanas en Canadá en particular, se describe en
el capítulo I. Los conceptos sensibilizadores (Blumer, 1954) que sirvieron para la
elaboración de las preguntas de investigación son presentados en el capítulo II.

Como se trata de un aspecto poco explorado en la literatura del emprendimiento


inmigrante, este trabajo se apoyó en una metodología inspirada en la teoría
fundamentada (Grounded theory). Diseñada para hacer investigación exploratoria de
tipo cualitativa, dicha metodología permite la teorización basada en los datos de un
fenómeno particular (Glaser y Strauss, 2010). La discusión de la pertinencia de dicho
método y otros aspectos relacionados con la recolección y análisis de los datos, son
presentados en el capítulo III.

Posteriormente, se discute en el capítulo IV el papel de los migrantes como actores


desde la sociología del sujeto. Así como se revisan los principales enfoques teóricos
para explicar el emprendimiento de los migrantes.

Finalmente, los resultados son presentados en los capítulos V y VI. El capítulo quinto
está dedicado a hablar de los mexicanos como inmigrantes, comunidad étnica y
posible comunidad transnacional en la provincia de Quebec. Mientras que el sexto,
se trata de un análisis del emprendimiento desde la perspectiva de los propios

6
migrantes finalizando con la presentación de un modelo teórico conceptual. Un
séptimo capítulo está dedicado para las conclusiones de este trabajo.

7
Capítulo I Los inmigrantes emprendedores en Quebec
Entonces, en América también hay casas viejas –dijo Karl

Por supuesto respondió Klara, riendo, siguió arrastrándolo. -Tiene una idea muy curiosa de América.

No se ría de mí –dijo él enfadado. Al fin y al cabo, él ya conocía Europa y América y ella sólo América.

Fragmento de América de Franz Kafka

Aunque las migraciones y el transnacionalismo son fenómenos presentes en muchas


partes del mundo, es fácil identificar regiones en donde las cifras se disparan de
manera significativa (Simon, 2008). Tal es el caso de Norteamérica, en donde
históricamente han convergido una serie de factores que hacen un corredor
migratorio con características únicas a nivel mundial. En este capítulo se presentan
algunos datos que ponen en evidencia la importancia de la migración y los flujos
transnacionales para uno de los casos más representativos: el de los migrantes
mexicanos.

1.1 Expresiones y consecuencias del transnacionalismo: algunos apuntes del


caso mexicano
Portes (2009) previene que los gobiernos deben desempeñar un rol activo en
aprovechar los beneficios de las migraciones. De lo contrario, se pudiera perder la
oportunidad de producir un cambio real en los migrantes, pero sobre todo en los no-
migrantes de los países emisores. Al respecto, Gravel (2006) destaca que, en
México, debido a la ausencia de políticas públicas eficaces, y en general, a la
debilidad del estado mexicano, los beneficios de las migraciones no han sido
adecuadamente repartidos entre la población rural. Por esta razón, ha emergido una
nueva forma de exclusión social que se refleja en la pobreza de las personas sin
acceso efectivo a las redes y flujos migratorios.

Con la finalidad de contrarrestar este tipo de procesos, los gobiernos de los países
emisores han diseñado diferentes políticas públicas para obtener ventajas de las
actividades transnacionales de los migrantes. Un ejemplo paradigmático lo constituye
el caso mexicano. Este país, no solamente cuenta con el mayor número de

8
migrantes en el mundo, sino que además figura entre las naciones que más
firmemente han abrazado la globalización neoliberal, siendo durante mucho tiempo la
nación que más tratados comerciales tenía firmados en el mundo 10, abriendo casi
por completo su economía11; llevando al pie de la letra los programas de ajustes
estructurales promovidos por el FMI y el llamado Consenso de Washington.

Desde hace un par de décadas, el gobierno mexicano ha vuelto su mirada a las


actividades transnacionales de los mexicanos en el exterior como una forma de
desarrollo alternativa en las comunidades de origen. Esto se debe, principalmente, al
crecimiento y a la importancia de las remesas, la creación de empresas y las
iniciativas de desarrollo local impulsadas por los propios migrantes. De este modo, el
aparato gubernamental se ha visto obligado a revalorizar el fenómeno migratorio y a
mejorar su relación con los actores migrantes.

Los envíos de dinero de los inmigrantes de los países del norte a sus familias en el
sur son probablemente la expresión transnacional más evidente y mediatizada
registrando un incremento espectacular en las últimas dos décadas. Según datos del
Banco Mundial (2011), estos fondos eran evaluados en 167 mil millones de dólares
en 2005. Incluso, dichos envíos han mostrado cierta resiliencia a la crisis financiera
mundial desde 2008 (UNCTAD, 2012). Solamente en México, de acuerdo al Banco
de México (2011), el flujo de remesas ascendía a un total de 1,901.85 millones de
dólares, enviados durante el mes de abril de 2013. Los migrantes mexicanos mandan
a sus connacionales un promedio de 300 dólares al mes (Ídem).

En este contexto, surgieron iniciativas gubernamentales como el Programa 3x1 para


Migrantes. De acuerdo a su propio sitio web12, el programa ha sido “generado por la
iniciativa y generosidad de los migrantes que viven en el extranjero de México para

10
México cuenta con una red de once tratados de libre comercio que lo vinculan a 45 países en tres continentes,
lo que significa un mercado potencial de mil millones de personas y 60% del PIB mundial (Proméxico, 2014).
11
Con la reforma energética impulsada por el actual gobierno mexicano se abriría la participación del capital
extranjero en el último sector económico que permanecía bajo la rectoría del estado.
12
http://www.3x1.sedesol.gob.mx/

9
ayudar a efectuar las acciones sociales necesarias en sus comunidades de origen y
para sostener proyectos productivos que son desarrollados en el país”.

El programa 3x1 para migrantes, del cual la Secretaría de Desarrollo Social


(Sedesol) es responsable, reúne los recursos de los migrantes que viven en el
exterior y aquellos provenientes de los presupuestos federal, estatal y municipal.
Permitiendo apoyar a los municipios que tienen muy bajos ingresos, cada peso
donado por el grupo de migrantes, los tres órdenes de gobierno mencionados
contribuyen con un peso de sus arcas al programa. De este modo, la comunidad de
migrantes se asocia con el gobierno para realizar obras de infraestructura de base
y/o para sostener proyectos productivos que refuerzan la propiedad familiar
(Programa 3x1 para migrantes, 2011). Teniendo su origen en el estado de
Zacatecas, este programa se ha convertido en un caso de éxito a la escala
internacional siendo replicado en otros países y mostrando la capacidad de
emprendimiento y organización de los migrantes más allá del envío de remesas (La
Jornada, 2011).

Recientemente, Portes y Zhou (2012) demostraron la importancia de las sinergias e


interacciones entre las organizaciones de migrantes y los gobiernos de los países
emisores, analizando el caso de China y el de México. Los autores concluyen que es
necesario tomar en cuenta los esfuerzos organizados de las comunidades
transnacionales puesto que tienen el potencial de impactar positiva y
significativamente a la escala local y nacional.

Con la finalidad de potenciar dicho impacto, los gobiernos han buscado ampliar sus
políticas públicas más allá del aprovechamiento de las remesas, promoviendo que
los migrantes se adapten e integren en la sociedad receptora; se organicen; se
conviertan en emprendedores; envíen y utilicen de manera productiva sus recursos; y
se mantengan en contacto y fortalezcan los lazos con sus comunidades de origen.
Es en este sentido que México ha formulado diversas políticas extraterritoriales con
la participación de sus migrantes (Bakker, 2011).

10
Iniciativas como el Instituto de Mexicanos en el Exterior (IME) (2011) o el programa
“Paisano Invierte en tu tierra” se han puesto en marcha poco a poco. Otro ejemplo de
este tipo de esfuerzos, ha sido el evento impulsado por la Secretaría de Economía
llamado “Expo México Emprende” que se ha llevado a cabo en 2011 en Los Ángeles
y en 2012 en Chicago. Esta feria tiene como objetivo promocionar los apoyos
proporcionados por el gobierno federal, los gobiernos de los Estados y otras
instituciones para los mexicanos en el exterior que deseen crear o hacer crecer una
micro, pequeña o mediana empresa en México. La expo se compuso por áreas
temáticas como México Emprende, Consultoría, Emprendedores, Microempresas,
Franquicias, Financiamiento, Innovación, Oferta Exportable y ProMéxico, Gobierno
Federal, Gobiernos Estatales, Federaciones y clubes de migrantes, organismos
empresariales, Casos de éxito y una dedicada a la cultura (Expo México Emprende,
2011).

Evidentemente, estas iniciativas gubernamentales se focalizan en los migrantes


mexicanos en los Estados Unidos dada la importancia sin igual que tiene este
destino para la migración mexicana como se verá más adelante. Sin embargo, tales
programas también se promueven en otros países como Canadá. En dicho país,
debido al crecimiento de la comunidad latinoamericana, tales programas pudieran
tener un impacto importante para el emprendimiento étnico así como para las
actividades transnacionales (Goldring, 2006); pero ¿cómo es la migración mexicana
en territorio canadiense?

1.1.1 Cambios recientes en la migración mexicana y su relación con el caso


canadiense: cuando un expulsor y un receptor de migrantes se encuentran
Hablar de la migración mexicana es referirse a una de las más importantes del
planeta migratorio contemporáneo. México es un país de larga tradición migratoria
tanto interna como internacional. El inicio de la última, se remonta a la fiebre del oro
a mediados del siglo XIX en California; recobrando relevancia durante las guerras y
sobre todo en la postguerra con el Programa Bracero (1942-1964); y convirtiéndose
en una migración principalmente de trabajadores sin documentos y criminalizados en
el último cuarto del siglo XX en Estados Unidos (Massey et al., 2003). Según datos

11
del censo de 2010 de los Estados Unidos, la población de origen mexicano
representa 63% de la población hispana total en ese país. Además, los mexicanos
han reportado el incremento numérico más importante (11.2 millones), pasando de
20.6 millones en 2000 a 31.8 millones en 2010 (US Census Bureau, 2011).

De acuerdo a las cifras del Banco Mundial (2011), México es el primer país en
términos de emigrantes con 11.9 millones, seguido por la India (11.4 millones), Rusia
(11.1 millones) y China (8.3 millones). Naturalmente, el corredor migratorio “México-
Estados Unidos” ocupa el primer sitio en el mundo entero (11.6 millones), seguido,
no tan de cerca, por el corredor “Rusia-Ucrania” (3.7 millones). No obstante, los
mexicanos son en el tercer lugar del mundo en cuanto a envíos de remesas con 22.6
miles de millones de dólares, muy por debajo de India (55 miles de millones) y China
(51 miles de millones); lo que podría ser atribuido a que en general obtienen ingresos
más bajos (Ídem).

Aunque el corredor “México-Estados Unidos” es por mucho el más importante, las


fuertes políticas antinmigrantes, la crisis financiera y el desempleo en los Estados
Unidos (Massey et al., 2009). En combinación con la crisis social y económica de
México, se han observado cambios en las características de esta migración a partir
del 2011 (Cave, 2011). Los fuertes controles implementados de ambos lados de la
frontera, han hecho que la migración ilegal se reduzca. Según el Pew Research
Center, de 1995 al 2000, emigraron a Estados Unidos 3 millones de mexicanos
aproximadamente; mientras que en el periodo de 2000 al 2005 el número de
mexicanos que cruzó la frontera se redujo a 1.4 millones (Passel et al., 2012). Sin
embargo, la migración legal aparentemente ha aumentado, en lo que parece ser un
cambio en la política migratoria de los Estados Unidos (Massey et al., 2009; Cave,
2011).

Por otro lado, cierto tipo de emigrantes mexicanos están diversificando sus destinos
en un contexto en el que los motivos para dejar su país de origen se multiplican13. De

13
La prensa en los Estados Unidos ha destacado recientemente un número creciente de personas que intentan
escapar a la escalada de violencia en México invirtiendo 500 mil dólares o más en proyectos de negocios en

12
hecho, de 2005 a 2009, los mexicanos fueron los principales solicitantes de asilo en
Canadá (Citoyenneté et Immigration Canada, 2012)14, aunque la mayor parte de las
demandas fueron negadas por resultar fraudulentas, algunas consiguieron su
objetivo. La situación adquirió tal nivel de importancia que el gobierno canadiense
decidió incrementar sus controles implementando un sistema de visas para ingresar
a su territorio a los ciudadanos mexicanos a partir de 200915.

La presunta falsedad de las demandas de asilo ha sido cuestionada recientemente.


Estévez (2015) argumenta que dichas peticiones no son necesariamente falsas sino
que constituyen nuevas narrativas producidas por un ejercicio diferente del poder
político en donde se presenta una atribución estatal poco clara de los agentes que
perpetran la persecución y otras violaciones a los derechos humanos empujando los
límites del derecho al asilo. Las actividades criminales de México no son
consideradas públicas por lo que, en la lógica del discurso liberal basado en la
división público/privado, no aplican para ser presentadas como evidencia clara de
“miedo fundado de persecución” por parte del Estado, lo que lleva a los solicitantes a
exagerar algunos datos para ser considerados como válidos (Idem).

En 2011, habían 69,695 inmigrantes de origen mexicano en Canadá (Statistics


Canada, 2011b) pero se había previsto que el aumento creciente de los mexicanos
que entran a Canadá continuaría16 (Mueller, 2005), aunque hoy el número de
inmigrantes es significativamente modesto ¿Es posible que estemos frente al inicio
de un corredor migratorio entre un gran expulsor y un gran receptor de migrantes?

Canadá es un país que históricamente ha acogido a inmigrantes. En 2011, vivían en


Canadá cerca de 6’775,800 personas que habían nacido en el extranjero. Es decir

ese país para obtener una visa de residente permanente EB5 (Wiggin, 2011).
14
2005: 3446, 2006: 4945, 7226, 9527 y 7607 entradas de solicitantes de asilo respectivamente (Citoyenneté et
Immigration Canada, 2012).
15
En 2016 fueron eliminadas las visas para los mexicanos (El financiero, 2016).
16
Gracias al aumento de este flujo migratorio, el Scotiabank incluyó recientemente a los nuevos inmigrantes
mexicanos en su programa BonDebut, el cual permite a “los mexicanos recién llegados” abrir una cuenta
bancaria, enviar dinero en efectivo y solicitar una tarjeta de crédito canadiense antes de dejar su país de
origen. México es el primer país en América Latina considerado en este programa que solamente es ofertado a
los inmigrantes de India y de China (Los Ziegler en Canada, 2012).

13
que una de cada cinco personas (20.6%) de la población de Canadá era inmigrante.
Además, el flujo migratorio sigue siendo importante. De 2006 a 2011, 1’162,900
personas inmigraron a Canadá, o sea, el 17.2% de la población nacida en el
extranjero y el 3.5% de la población total del país. Aunque son los asiáticos la
principal fuente de inmigrantes, la migración desde África, El Caribe, Centro y
Sudamérica sigue creciendo (Statistics Canada, 2011).

El gobierno canadiense abiertamente reconoce que la inmigración desempeña un rol


clave en la competitividad de su economía nacional. Por ello, el país cuenta con un
complejo sistema de inmigración, tanto a nivel federal como provincial, que
permanentemente se está adaptando tanto a las exigencias laborales y económicas
locales como globales incluyendo a su vez objetivos familiares, sociales, culturales y
humanitarios (Citizenship and Immigration Canada, 2013).

Goldring (2006), después de examinar la literatura sobre el transnacionalismo de los


inmigrantes de América Latina en Canadá, sugiere hacer más investigación sobre la
configuración transnacional entre los diferentes grupos latinos, en particular entre
aquellos que han presentado un crecimiento rápido, como es el caso de los
mexicanos (Mueller, 2005). Por otro lado, Portes et al. (2002) advierten de la
necesidad de generar más investigaciones sobre el emprendimiento transnacional en
otras sociedades receptoras diferentes a los Estados Unidos. Esto podría ser el caso
de los mexicanos en Canadá, particularmente en la provincia de Quebec, que tiene
una cultura diferente y una política de inmigración distinta del caso estadounidense.
Aunado a lo anterior, salvo por el caso del Programa de los Trabajadores Agrícolas
Temporales, que recientemente ha llamado la atención de los investigadores (Basok
2002, Massey y Brown, 2011), la situación de los inmigrantes mexicanos residentes
permanentes o ciudadanos en Quebec es todavía poco conocida (Mueller, 2005;
George, 2008)17. Llevar a cabo esta tarea exploratoria es uno de los objetivos
principales de esta tesis.

17
Mueller (2005) y George (2008) figuran entre los pocos investigadores que han explorado el tema de los
inmigrantes mexicanos en Canadá que no participan en el Programa de Trabajadores Agrícolas Temporales.

14
1.1.2 La migración mexicana en la provincia de Quebec
En 2011, en Quebec habitaba una población de origen mexicano de 25,045
personas18 de la cual la mayoría era de reciente llegada19. En otros términos, se trata
de una primera generación de inmigrantes. Por otro lado, la población mexicana en
Quebec tiene una estructura de edad relativamente joven, con 29.6% de las
personas menores de 15 años y 14.9% entre 15 y 24 años. La mayoría domina el
idioma francés (83.2%) y el 54.9% habla inglés. Además, este grupo presenta un
nivel de escolaridad superior a la media nativa. El 30.0% de los miembros de la
comunidad inmigrante mexicana tienen un título universitario, mientras que para el
resto de la población de Quebec la cifra es de 18.6%. Sin embargo, la tasa de
empleo es más baja, 55.8% para los inmigrantes mexicanos contra un 59.9% para
los quebequenses. Asimismo, tienen una tasa de desempleo (taux de chômage) dos
veces más elevada, con 15.6% para los mexicanos y un 7.2% en el resto de la
población quebequense. Asimismo, los principales sectores industriales de la
población activa mexicana calificada son los de las manufacturas y el comercio a
detalle. Las dos categorías profesionales que en el mencionado censo resultaron
más comunes fueron las ventas y servicios (33.6%) y los negocios, las finanzas y
administración (15.0%) (Immigration et communautés culturelles Québec, 2014).
Además, como se verá más adelante se trata de una población instalada
principalmente en centros urbanos, particularmente en la zona metropolitana de
Montreal.

Por otro lado, George (2008) señala que entre algunos de los problemas encontrados
en los inmigrantes mexicanos en Canadá se encuentran la falta de contacto con
otros mexicanos, la falta de información que los lleva a tomar malas decisiones, la
falta de reconocimiento a sus competencias y capacidades, la poca experiencia
laboral en el mercado canadiense y las barreras lingüísticas. De igual forma, el autor
indica que entre los principales desafíos encontrados por los mexicanos recién

18
Más de la mitad del grupo son población inmigrante (55.0%), 26.6% son nativos que declararon en el censo
tener un origen étnico mexicano y 18.4% son residentes no permanentes.
19
76.3% inmigraron entre 2011 y 2011.

15
llegados (en los 6 primeros meses) está el encontrar un lugar para vivir, tener acceso
a los servicios de salud y educación, el entrenamiento y encontrar un empleo (Ídem).

Sus características demográficas; su nivel educativo; su formación en las áreas de


negocios, finanzas y administración; su relativo conocimiento de los idiomas; su
concentración en los centros urbanos; el hecho de tratarse de una primera
generación de inmigrantes con una tasa de desempleo relativamente alta; podrían
ser factores que lleven a los inmigrantes de origen mexicano a buscar una
integración y movilidad socioeconómica a través del autoempleo o la creación de sus
propios negocios en la provincia de Quebec como sucede con otros grupos que no
encuentran oportunidades laborales (Parker, 2004). Lo anterior podría tener
implicaciones en la configuración del transnacionalismo de estos migrantes a largo
plazo, ya que como vimos, el emprendimiento es un componente del proceso de
transnacionalismo.

Históricamente, los estudios del emprendimiento han privilegiado el análisis de


ciertos casos asociados con las definiciones tradicionales de emprendedor, en
determinadas geografías, recurriendo a ciertas escalas (regional, nacional, local) y
empleando el discurso económico (por ejemplo los estudios sobre el caso de los
emprendedores de Silicon Valley). Lo anterior, si bien es útil, da una imagen parcial
de lo que el fenómeno del emprendimiento significa para la configuración de
sociedades y territorios. Por ello, Steyaert y Katz (2004) han reclamado que se
diversifiquen los casos, atendiendo a otros grupos, ya que el emprendimiento no
puede ser exclusivo de ciertos actores y acciones. Los autores exigen el estudio de
lo que Rehn y Taalas, 2004 llaman el emprendimiento mundano20 en otros territorios,
incluyendo categorías espaciales como “el barrio”, “las comunidades” o los “círculos”;
a través de adoptar un enfoque de lo cotidiano que incorporen otros discursos más
allá del económico que sólo enfatiza la creación de empleos como el indicador de
éxito de la creación de empresas (Steyaert y Katz, 2004).

20
El emprendimiento mundano se da en acciones de la vida diaria o cotidianas que aparentemente no agregan
valor o forman parte de la lógica del mercado si se consideran de manera individual pero si se analizan en su
conjunto y de manera macro económica pueden llegar a tener impacto en la sociedad (Rehn y Taalas, 2004)

16
Más recientemente, Wang (2012: 229), reconoce que en la geografía económica se
ha enfocado en un grupo específico de actividades empresariales, especialmente
aquellas que tienen un impacto económico en lo local, tecnológicamente
innovadoras, de alto crecimiento o que se enfocan en las exportaciones. Esta
perspectiva de élite, según la autora, excluye a las economías étnicas de la mayoría
de estudios en la geografía económica. Por ello, sugiere construir una visión del
emprendimiento más amplia que incluya otros casos como la inmigración, analizando
y estudiando a diferentes escalas el fenómeno. Es importante reconocer el impacto
que puede tener el emprendimiento de los inmigrantes más allá de las ganancias
económicas (Ídem).

La visión dominante en los estudios del emprendimiento criticada por los anteriores
autores, queda de manifiesto si uno hace una breve revisión de literatura sobre el
tema. Existen diferentes estudios sobre el emprendimiento de los inmigrantes en
Canadá (Brenner et al., 2010; Nakhaie, 2009; Ley, 2006; Marger, 2001; Li, 2001),
pero muchos de ellos se basan en el caso de los inmigrantes de origen asiático y
otros grupos relacionados históricamente con la creación de negocios (Kwak y
Hiebert, 2010; Smart, 2003; Froschauer, 2001; Ramangalahy et al., 2001; Salaff et
al., 2001). Sin embargo, el emprendimiento de los inmigrantes originarios de América
Latina ha sido mucho menos explorado, permaneciendo invisible quizá por la
creencia generalizada entre los académicos que “tal y como sucede en los Estados
Unidos, es raro que los latinoamericanos sean auto empleados en Canadá (Hiebert,
2002)”. Paradójicamente, es precisamente en los Estados Unidos, dónde se pueden
encontrar algunos estudios relativos al emprendimiento de los latinos, en particular
de los mexicanos (Panayiotopoulos, 2010; Fairlie, 2010; Delgado, 2011; Goldin,
1999; Davis Hanson, 2003; Faret, 2003; Revilla López, 2007).

Por otro lado, la geografía económica tradicionalmente se ha interesado en el estudio


de la creación de nuevos negocios por parte de los emprendedores en el mercado
dominante. Sin embargo, según Wang (2012), el marco teórico actual de esta

17
disciplina es insuficiente para conceptualizar las dimensiones socio-espaciales del
emprendimiento de los inmigrantes. De hecho, la autora señala que

En relación al volumen impresionante de la literatura en otras disciplinas


sobre el emprendimiento étnico y de los inmigrantes en Europa, el
volumen real del análisis geográfico de las empresas étnicas, de la
economía étnica y del emprendimiento étnico en Norteamérica es
relativamente modesto (Wang, 2012: 232).

Asimismo, sugiere cubrir la mayor cantidad de sectores económicos y cubrir un


amplio espectro de contextos geográficos para entender las dimensiones espaciales
del emprendimiento. Dicha perspectiva es adoptada en esta tesis.

Aunque los migrantes mexicanos no sean considerados como un grupo étnico de


tradición empresarial, en 2007, había 119,289 empresas pertenecientes a mexicanos
en los Estados Unidos que empleaban a 1.1 millones de personas y que tenían una
nómina de 26.7 mil millones de dólares. Tales cifras representan aumentos de 33.6,
45.8 y 67.7 por ciento (respectivamente) en relación al 2002. En 2007, estas
empresas generaron 121.4 miles de millones de dólares de utilidades, teniendo un
aumento de 56.9% (Instituto de los Mexicanos en el Exterior, 2011). Sin embargo, los
efectos no económicos del emprendimiento de los mexicanos son significativamente
menos conocidos.

Pese al potencial que pudiera tener el emprendimiento de las minorías étnicas no


identificadas a los negocios en el imaginario de las migraciones, se sigue ignorando
las estrategias que llevan a cabo para crear sus empresas. Tal es el caso de los
inmigrantes mexicanos que establecen negocios en Canadá.

Teniendo en cuenta lo anterior, la presente investigación explora de manera inductiva


el proceso de emprendimiento de los migrantes como una manera de aproximarse a
su probable transnacionalismo desde tres ciudades de la provincia de Quebec.
Adoptando una visión amplia e incluyente del emprendimiento que considera las
pequeñas acciones desde lo cotidiano, se documentan historias de vida que dan voz
y reconocimiento al esfuerzo de los inmigrantes mexicanos emprendedores pioneros

18
en la provincia de Quebec. Con ello, se identifican los principales resultados,
obstáculos y desafíos que éstos enfrentan. La intención es ir más allá del discurso
económico que reina en los estudios del emprendimiento atendiendo al discurso de
los propios actores migrantes. Asimismo, se concibe el emprendimiento no
solamente como una realidad económica sino como un proceso socio-espacial que
permite la integración de los inmigrantes en una sociedad receptora abriendo la
posibilidad a otras múltiples acciones en favor de su entorno.

Esta investigación, además de ser útil a los funcionarios mexicanos y


quebequenses/canadienses, podría servir de inspiración y ejemplo para aquellos
inmigrantes mexicanos que deseen fundar una empresa o crear su propia fuente de
empleo en Quebec/Canadá. Por último, este trabajo busca contribuir al reforzamiento
teórico y metodológico de los estudios del emprendimiento de los inmigrantes, los
cuales suelen concentrarse en el análisis empírico apoyándose en teorías
provenientes de diversas disciplinas como la sociología, la administración, la
psicología o la economía21 (Cai et al., 2012). En resumen, esta tesis cuenta una
historia diferente de la migración, del emprendimiento y de los migrantes mexicanos,
cuenta la historia de los inmigrantes mexicanos emprendedores de la provincia de
Quebec desde un enfoque geográfico.

1.2 Objetivos
Este trabajo se planteó lo siguientes objetivos:

1.2.1 Objetivo general


Explorar los factores que influencian la creación de empresas por parte de los
inmigrantes mexicanos en la provincia de Quebec.

21
Se puede consultar Cai et al. (2012:478) para obtener una lista de las teorías aplicadas en la literatura del
emprendimiento inmigrante.

19
1.2.2 Objetivos específicos
 Comprender las prácticas emprendedoras cotidianas y los factores que
permiten la creación de empresas por parte de los inmigrantes de origen
mexicano en la provincia de Quebec.
 Identificar modelos que puedan ampliar nuestros conocimientos sobre el
fenómeno del emprendimiento de los inmigrantes en el contexto
norteamericano.
 Analizar las dinámicas sociales al interior del grupo de inmigrantes mexicanos
en Quebec y sus implicaciones respecto a las actividades transnacionales.
 Elaborar un marco teórico con categorías conceptuales específicas emergidas
de los datos que permitan llegar a una mejor comprensión del proceso de
creación de empresas de los inmigrantes mexicanos en Quebec.

1.3 Preguntas de investigación


Es necesario recalcar que, considerando su carácter inductivo, esta tesis no se
apoya de hipótesis alguna. Sin embargo, los conceptos sensibilizadores presentados
en las secciones anteriores contribuyeron en la formulación de la siguiente pregunta
principal de investigación con el fin de iniciar una teorización acerca del
emprendimiento de los mexicanos en Quebec:

 ¿Cómo es el proceso de creación de empresas por parte de los inmigrantes


mexicanos en la provincia de Quebec?

De igual manera, las siguientes preguntas secundarias guiaron nuestro estudio


exploratorio:

 ¿Cómo son las relaciones intragrupales para el caso de los inmigrantes


mexicanos en Quebec y qué impacto tienen en las actividades
transnacionales?
 Desde la perspectiva de los propios actores ¿Cuáles son algunas de las
causas del emprendimiento de los migrantes mexicanos en Quebec?

20
 ¿La combinación del capital económico, humano y social junto con la
identificación hacia su propio grupo étnico definen la estrategia empresarial de
los inmigrantes mexicanos?

1.4 Delimitación del territorio y periodo de análisis


Hemos visto que el fenómeno del emprendimiento de los inmigrantes mexicanos en
la provincia de Quebec ha sido poco estudiado. Esto, a consecuencia del enfoque de
élite que predomina en este campo de estudios basándose, ya sea en casos de
grupos de migrantes exitosos tradicionalmente asociados al emprendimiento como
los Chinos o los Judíos, o en el de emprendedores de los sectores de alta tecnología
u otras industrias de alto crecimiento en ciertas regiones del mundo como Silicon
Valley (Schuetze y Antecol, 2006; Sequeira y Rasheed, 2006).

Desde hace algunos años, Steyaert y Katz (2004) argumentaron que el


emprendimiento se lleva a cabo en múltiples sitios y espacios más allá de los que
convencionalmente se consideran y sugerían adoptar un enfoque que entienda el
emprendimiento como un fenómeno social allende de una pura realidad económica.
Los autores ponían como ejemplo de lo anterior, a los grupos étnicos que recurren al
emprendimiento como un medio para mejorar económica y socialmente sus
comunidades así como para tener acceso a la sociedad (mainstream society) en sus
países de recepción (Ídem). Dicha lógica es la que sigue este trabajo.

Comprender el caso del emprendimiento de los inmigrantes mexicanos en la


provincia de Quebec, Canadá, representa una oportunidad de entender el
emprendimiento en un ambiente que no ha sido privilegiado en dicho campo de
estudio. Los migrantes mexicanos son un grupo ampliamente analizado en los
estudios migratorios pero bajo su faceta de “mano de obra” en los Estados Unidos,
llegando incluso a reforzar los estereotipos. Para ser justos, también ha sido
investigado abundantemente el papel de los mexicanos como actores
transnacionales dada su capacidad para influir tanto en sus comunidades de origen
como en las de recepción a través de la conformación de grupos originarios de la

21
misma localidad llamados “clubes de oriundos” que se organizan para el envío de
remesas y otras obras transnacionales.

Es por ello que resulta interesante estudiar aquellos mexicanos y mexicanas que
deciden integrarse en la comunidad receptora a través de la creación de sus propios
negocios en un ambiente distinto al de Estados Unidos, donde no son una poderosa
minoría (ni siquiera si se les considera fuertes dentro de los latinos en su conjunto)
sino más bien son un grupo entre tantos de relativamente reciente llegada.
Establecerse en ciudades en donde se hablan dos idiomas, particularmente
acentuando el francés; con condiciones diferentes para abrir negocios; con otras
leyes, apoyos o incentivos; sin hablar de las condiciones climáticas o ambientales
implica otro nivel de aprendizaje y un estado de alerta distinto para percibir las
oportunidades de negocios.

1.4.1 Territorio de análisis


El trabajo de campo se llevó a cabo en las ciudades de Montreal, Quebec y
Gatineau, puesto que son los centros urbanos donde radica la mayor parte de los
inmigrantes mexicanos en la provincia de Quebec. La población de origen mexicano
se distribuye en un 82, 4.5 y 3.5 por ciento en Montreal, Quebec y Gatineau,
respectivamente (Ministère de l’Immigration et des Communautés culturelles, 2010)
(Figura 1).

Como se trata de una primera generación de migrantes, el periodo de análisis no va


más allá de 1970 a la fecha. Este fue determinado a partir de los relatos de las
experiencias migratorias de los participantes. Si se consideran las experiencias pre-
migratorias de los entrevistados, el periodo se alargaría a principio de los años
cincuenta del siglo pasado.

Es sabido que a nivel internacional los inmigrantes tienden a establecerse en


ciudades (OIM, 2013). Además, la alta concentración de inmigrantes del mismo
origen en un mismo sitio favorece la conformación de economías étnicas (Waldinger
et al., 2006), como se analizará ampliamente en el capítulo IV.

22
Figura 1 Mapa del territorio de análisis

Los inmigrantes han ido diversificando poco a poco sus destinos a otras ciudades
canadienses. Aunque con una tendencia a la baja, pasando de recibir el 43% de los
residentes permanentes de Canadá en 2005 a solo el 29.1% en 2014, Toronto se
mantiene como el gran polo de atracción de los inmigrantes. Montreal por su parte,
un poco más estable, es la segunda opción para los residentes permanentes de las
ciudades canadienses con el 16.5% en 2014. Vancouver, ciudad que solía ocupar el
segundo puesto en 2005 con el 15.1% de los residentes permanentes en 2005,
ahora tiene el 10.9%. Calgary, Edmonton y Winnipeg figuran entre las ciudades que
adquieren cada vez más importancia pasando a tener del 4.3, 2.3 y 2.4 al 7.5, 5.9 y
5.3% de los residentes permanentes de todo Canadá respectivamente. La región
metropolitana de Ottawa-Gatineau en su conjunto tiene el 2.5% de los residentes
permanentes en territorio Canadiense, repartidos en 2% del lado de Ontario y 0.5%

23
del lado quebequense. Finalmente, la ciudad de Quebec tiene el 1% de los
residentes permanentes del país (Tabla 1).

Tabla 1 Distribución en términos porcentuales de los residentes permanentes en Canadá de 2005 al 2014
Ciudad 2005 2006 2007 2008 2009 2010 2011 2012 2013 2014
Toronto 43 39.5 36.8 35.1 32.8 32.8 31.3 30 31.5 29.1
Montreal 14.2 15.3 16.3 15.7 16.9 16.5 18 18.1 17 16.5
Vancouver 15.1 14.4 13.9 15.2 13.7 13.3 11.6 11.4 11.4 10.9
Calgary 4.3 4.7 4.8 5.3 5.4 5.7 6.1 6.5 6.8 7.5
Edmonton 2.3 2.6 2.8 3.0 3.4 3.9 4.2 4.6 5.0 5.9
Winnipeg 2.4 3.1 3.6 3.3 4.0 4.4 5.4 4.3 4.3 5.3
Ottawa-
Gatineau
2.4 2.5 2.4 2.5 2.5 2.6 2.6 2.4 2.3 2.0
(lado
Ontario)
Quebec 0.8 0.7 0.9 0.8 1.0 1.0 0.9 1.1 1.1 1.0
Ottawa-
Gatineau
0.4 0.4 0.5 0.5 0.5 0.4 0.6 0.6 0.6 0.5
(lado
Quebec)
Resto de
15.1 16.8 18 18.6 19.8 19.4 19.3 21 20 21.3
Canadá
Fuente: Citizenship and Immigration Canada (2014)

La idea inicial de este trabajo fue considerar diferentes casos de emprendedores


mexicanos en ambientes de negocios variados para los inmigrantes en las tres
ciudades de la provincia de Quebec mencionadas. Por una parte, se encuentran
aquellos inmigrantes que desarrollan empresas en economías con fuerte presencia
étnica concentrada en ciertos sectores o barrios de la ciudad de Montreal, quienes en
teoría tendrían un mercado étnico más dinámico y próximo no solamente para ofertar
sus productos sino para reclutar mano de obra, adquirir bienes y servicios
culturalmente cercanos, tener referencias de negocios exitosos, establecer alianzas
estratégicas e innovar para sobrevivir a la competencia22.

Por el otro, tenemos a los emprendedores que crearon sus negocios en Gatineau,
quienes dada la presencia de la embajada y otras instituciones gubernamentales

22De acuerdo al Ministère de l’Immigration et des Communautés culturelles (2010:8) los 11,655 miembros de la
comunidad mexicana que residen en la ciudad de Montreal se concentran principalmente en los distritos de Côte-
des-Neiges–Notre-Dame-de-Grâce (14,5%), Villeray–Saint-Michel–Parc-Extension (12,4%), Plateau-Mont-Royal
(10,4%), Ville-Marie (8,9%) y Rosemont–La Petite-Patrie (7,8%) ».

24
como la secretaría de economía, nacional financiera, etc. se entendería que cuentan
con cierto apoyo institucional23.

Finalmente, están los emprendedores mexicanos que decidieron trabajar de manera


autónoma en una localidad que cuenta una proporción sensiblemente menor de
inmigrantes como el caso de la ciudad de Quebec24, lo que implica una menor
economía étnica pero también menos competencia y más incentivos para entrar el
mercado dominante.

1.4.2 Política migratoria y niveles de gobierno en Canadá


Canadá como federación que reparte el poder básicamente en dos niveles de
gobierno, es decir el federal y el provincial, se han preocupado por tener una política
migratoria a lo largo de su historia (Courville, 2002). Dicha política no siempre fue de
inclusión, por ejemplo, entre 1923 y 1947 se implementó en Canadá la Chinese
Exclusion Act que prohibía la inmigración de los chinos. Poco a poco en el mundo los
sistemas excluyentes e incluso racistas, fueron sustituidos por sistemas migratorios
con otros criterios de selección como la educación, habilidades y el estatus familiar
(Waters, 2009).

El Acta de Ia Inmigración de 1976 concretó la idea de transitar hacia una inmigración


planificada desde el gobierno que incluía la consulta a las provincias sobre sus
propias necesidades económicas y demográficas. Ya desde el periodo de la
“revolución tranquila”25 el gobierno provincial de Quebec comienza a tener un rol más
activo en asuntos de inmigración, visualizando el aporte migratorio como un
elemento susceptible a aportar soluciones en materia demográfica y de desarrollo
(Poirier, 2010).

23Aunque la población de origen mexicano en la región metropolitana de Ottawa-Gatineau es significativamente


menor que la de Montreal, se suponía que se encontraba relativamente más organizada y visible gracias a la
presencia de la Embajada así como otras instituciones como el campus de la Universidad Nacional Autónoma de
México (UNAM).
24La ciudad de Quebec (2012) contaba con 22,160 inmigrantes en 2006, es decir el 4,5 % de la población total (491,140
habitantes), de los cuales el 33,8% (7,490) había inmigrado entre 2001 y 2006.
25Durante la primera mitad del siglo XX, la provincia de Quebec llegó a tener incluso problemas de emigración
hacia los Estados Unidos (Courville, 2002).

25
Los años ochenta marcados por la recesión económica hicieron que se reexaminara
el rol del estado en materia económica social que prevalecía desde la revolución
tranquila. Como respuesta a la crisis se toman medidas descentralizadoras y se
demanda mayor participación del sector comunitario para bajar los costos de las
políticas sociales. En el plan local esto se tradujo en la creación de tables de
concertation que defendieron los intereses de los inmigrantes y de las minorías
etnoculturales para la prestación de servicios específicos. Es en esta época que se
modifica la Carta de Derechos y Libertades de la Persona en Quebec permitiendo la
puesta en marcha de programas de acceso a la igualdad. Será una época de
cambios a nivel federal, provincial y local, en la que surgen una serie de instituciones
tanto públicas como no gubernamentales que defienden los derechos de las minorías
promoviendo la integración de los inmigrantes (Fourot, 2013)

Demandando un trato diferenciado, el gobierno quebequense firmó en 1991, el


Acuerdo Quebec-Canadá en materia de inmigración delimitando competencias entre
los dos niveles de gobierno aún en vigor. A partir de ese momento, Quebec se
encargará de la gestión exclusiva de los servicios de recepción y de integración
lingüística y cultural de los inmigrantes, así como de la selección de los inmigrantes
de la categoría económica (Certificados de Selección y de Aceptación de Quebec) y
de los refugiados seleccionados en el extranjero. Mientras que el gobierno federal
establece las condiciones de atribución de la residencia permanente y la ciudadanía
(Ídem).

Actualmente, el gobierno quebequense identifica entre los ejes de intervención


prioritaria de inmigración: la francisation (estrategia que facilita la integración
lingüística y cultural), ayuda para el establecimiento, el empleo y la inserción
profesional (incluyendo el reconocimiento de los estudios universitarios y el
fortalecimiento del espíritu empresarial), la regionalización y la lucha contra la
discriminación y el racismo (Ídem).

En medio de esta dinámica territorial y federalista, recientemente se ha argumentado


que las ciudades canadienses están pasando de ser simples administradores

26
apolíticos subordinados a los programas provinciales y federales de inmigración a
convertirse en actores con intereses, estrategias y problemáticas propias y
específicas (Fourot, 2013). Hoy en día las ciudades canadienses promueven
modelos de integración propios a nivel local entre sus inmigrantes. No hay que
olvidar que las tres ciudades que comprenden el territorio de análisis de esta tesis
viven la migración desde realidades totalmente distintas en cuanto al número de
migrantes que reciben y que se proyecta recibirán en los próximos 20 años (Tabla 2).
Es lógico que adopten una serie de acciones concretas para sacar ventaja acordes
con su realidad migratoria particular.

Tabla 2 Proporción de la población nacida en el extranjero según la región metropolitana de censada en 2011 y
proyección para el 2031

Región metropolitana 2011 2031


Quebec 4.4% 7%
Montreal 22.6% 30%
Ottawa-Gatineau 9.9% 15%
Fuente: Statistiques Canada (2011)

A nivel federal, en materia de integración se ha promovido un modelo multicultural


(definido en el capítulo 4), valorizando las diferentes características individuales y
grupales en la esfera pública26. Mientras tanto, el gobierno provincial de Quebec se
ha inclinado por un enfoque intercultural, reconociendo y valorizando las diferencias
grupales a la par de elaborar una identidad y valores colectivos. Sin embargo, las
ciudades pueden adoptar otro modelo o modelos híbridos (Fourot, 2013). Por
ejemplo, las ciudades de Montreal y de Gatineau han adoptado el principio del
interculturalismo para orientar sus acciones y políticas en materia de desarrollo social
y de vida comunitaria (Ministère de l’Immigration et des Communautés culturelles,
2013), mientras que el municipio de Laval privilegia un modelo más bien de tipo
republicano o universalista, en el que los ciudadanos se deben conformar al conjunto

26
La política multicultural en Canadá fue implementada en octubre de 1971 por el primer ministro Pierre
Trudeau, promoviendo la diversidad en las artes y entretenimiento a través de la celebración de festivales y
otras expresiones, invirtiendo en fondos para las comunidades étnicas y culturales (e incluso para la
investigación y enseñanza en temas de multiculturalismo) a través del programa “Canadian identities”
(Waters, 2009).

27
de reglas y valores que rigen la vida colectiva, se toleran las diferencias pero no se
exponen en el espacio público (Fourot, 2013).

Las acciones locales de las tres ciudades tienen una historia y resultados diferentes.
Mientras que la ciudad de Quebec inició a preocuparse por los asuntos de
inmigración apenas en 1990 (Desmarais, 2010), Montreal lleva más de 50 años de
acción pública local en este sentido (Fourot, 2013).

Entre las acciones específicas locales, las ciudades de Montreal, Quebec y Gatineau
han puesto en marcha un programa de formación intercultural dirigido a sus
funcionarios públicos para tomar mejor en cuenta, en el ejercicio de sus funciones, la
diversidad etnocultural de sus habitantes (Ministère de l’Immigration et des
Communautés culturelles, 2013). Por otro lado, la ciudad de Quebec, desde 2010,
cuenta entre sus políticas públicas municipales, con un programa de recepción e
integración de inmigrantes destacando el programa de estancias para personas
inmigrantes, que permite a los recién llegados adquirir experiencia laboral en el
medio quebequense (Desmarais, 2010). Montreal y Gatineau, también ofrecen
servicios de recepción que incluyen sesiones informativas, visitas guiadas por la
ciudad y la publicación de boletines periódicos con información sobre para los
inmigrantes.

La ciudad de Gatineau, contempla adaptar progresivamente sus procedimientos para


favorecer la integración y el interculturalismo como queda de manifiesto en su Plan
Estratégico 2009-2014. Entre los productos que ofrecen a los emprendedores se
encuentra la guía ImmigrAffaires Gatineau, documento que permite a los recién
llegados que desean abrir un negocio encontrar la información necesaria para
configurar sus proyectos.

Tanto los ayuntamientos de Quebec como de Montreal, han destinado recursos para
apoyar financieramente diferentes iniciativas comunitarias que se traducen en
proyectos y actividades específicas para la recepción, integración y retención de los
inmigrantes (Ídem). Estas iniciativas comunitarias agrupan empresas sociales que

28
ofrecen servicios que van desde orientación psicológica, apoyo lingüístico y
alimenticio, acompañamiento en la integración laboral y cultural, visitas a domicilio,
entre otros. El centro Mieux-être des immigrants es un ejemplo de empresa social de
esta naturaleza.

Aunado a este tipo de iniciativas, los inmigrantes encuentran un ambiente para


arrancar nuevos negocios muy favorable y contrastante que en el que tenían en
México. Canadá está ubicado por el Banco Mundial en el lugar 16 a nivel mundial en
su ranking Doing Business 201527, mientras que México aparece en el lugar 39.
Específicamente en el tema de “apertura de un negocio”, compuesto por el número,
el tiempo y costo de los trámites y el capital mínimo requerido para abrir una nueva
empresa, Canadá ocupa el lugar 2 global, contrastando con la posición 67 para
México en ese rubro (World Bank Group, 2015).

Los emprendedores en territorio canadiense encuentran no solamente pocos


trámites, sino una infraestructura diseñada para que los negocios nazcan y crezcan.
Esto, en medio de una cultura que valora positivamente el emprendimiento como una
buena alternativa de carrera, principalmente a aquellos emprendedores que logran
alcanzar el éxito (Langford y Josty, 2014).

A nivel provincial, los inmigrantes encuentran un ambiente empresarial similar al


canadiense, pero con la particularidad de haber mayor número de emprendedores.
En el informe « Situation de l’activité entrepreneuriale » (St-Jean y Duhamel, 2014),
se reporta que la provincia de Quebec supera a Canadá y al resto de países del G8
en cuanto a la “intención de emprender en los próximos tres años”. Sin embargo, el
documento advierte que la formación en cuanto al acceso al financiamiento, el
reforzamiento del sentimiento de competencia para la creación de nuevos negocios y
el aumento del contacto entre emprendedores puede ser aún más fortalecida en la
provincia (ídem).

27
El ranking provee información acerca de qué tan fácil o difícil es para un emprendedor local abrir y operar una
pequeña o mediana empresa en relación a la regulación.

29
Un ambiente propicio para los negocios no necesariamente garantiza la inserción
laboral de los inmigrantes. Hemos visto que entre los principales problemas que
enfrentan los inmigrantes mexicanos está el reconocimiento de sus competencias y
estudios profesionales (George, 2008). En Quebec existen 46 colegios profesionales
(ordres professionnels) autónomos que, bajo mandato del estado, reglamentan el
ejercicio profesional de más de 378 mil miembros (Office des professions de Quebec,
2015). Si bien la intención es proteger al público que utiliza los servicios de los
profesionistas, es conocido que representan un bloqueo para los inmigrantes que
desean ejercer una de dichas profesiones en Quebec (Girard, et al., 2008).

Es por lo anterior, y considerando el carácter estratégico de la incorporación de


personas calificadas al mercado laboral quebequense, que algunas instituciones
como el Ministerio de Inmigración y Comunidades Culturales de Quebec, los
Colegios Profesionales, el Comité de adaptación de la mano de obra, Emploi-
Québec, el Ministerio de la educación, entre otras, han iniciado una serie de acciones
dirigidas en tres grandes objetivos: informar mejor a los inmigrantes sobre las
condiciones de acceso a las profesiones reglamentadas; reconocer mejor la
formación y la experiencia de las personas que obtuvieron su formación en el
extranjero; y, asegurar el acceso a la formación de apoyo para adquirir los
conocimientos y competencias necesarios para ejercer una profesión en Quebec
(Lafrance, 2010).

Como acciones concretas para facilitar la inserción laboral de los inmigrantes, se han
publicado la guía Apprendre le Québec (en la que se recomienda al inmigrante iniciar
su proceso de inserción a una orden profesional desde su país de origen) y guías
traducidas al inglés y español para cada orden profesional. Además, se han llevado a
cabo sesiones informativas en diferentes países. Por otro lado, se han firmado
convenios de colaboración con colegios y asociaciones profesionales en el
extranjero. Por ejemplo, la Ordre des Comptables agréés, valida a los contadores
que son miembros del Instituto Mexicano de Contadores Públicos para ejercer la
profesión en Quebec. Asimismo, la orden de ingenieros, tiene un proyecto de tutoría,

30
en el que un ingeniero “padrino” guía al aspirante en su proceso de reconocimiento
profesional. Recientemente, se han diseñado planes y programas para reforzar la
acción de Quebec en materia de integración, por ejemplo Pour enrichir le Québec-
Franciser plus, intégrer mieux y Programme d’aide à l’intégration des immigrants et
des minorités visibles en emploi (Ídem).

En resumen, parece haber una tendencia para que el marco institucional que
encuentran los inmigrantes sea cada vez más favorable para su plena integración
socioprofesional en las sociedades receptoras. Aunque por razones estratégicas, y
obedeciendo a una lógica pragmática que consiste en aprovechar las ventajas de un
mundo globalizado, se realicen más esfuerzos en lo que respecta a la integración de
los inmigrantes calificados, el resto de los inmigrantes e incluso sus familiares y
sociedades de recepción pueden verse beneficiados de su movilidad social
ascendente bajo ciertas circunstancias.

En el siguiente capítulo, se presentan los grandes conceptos sensibilizadores que


guiaron las preguntas de investigación de esta tesis. Las migraciones
internacionales, el transnacionalismo y su relación con el macro-fenómeno de la
globalización son discutidas privilegiando el carácter de actores sociales de los
migrantes.

31
Capítulo II Migraciones y transnacionalismo en el contexto de la
globalización
¿Olvida usted algo? -¡Ojalá!

Luis Felipe Lomelí

La migración, entendida como la circulación de personas de un lugar geográfico a


otro (Stutz, 2006) es un fenómeno que ha acompañado a la humanidad desde la
prehistoria (Goldin et al., 2011). Sin embargo, es posible distinguir al menos tres
grandes periodos en los que la migración adquirió un carácter internacional 28. El
primero se presentó con los grandes descubrimientos, el imperialismo que prosiguió
y la migración producto de la esclavitud. El segundo se dio con la revolución
industrial, en particular el periodo de las grandes migraciones de Europa hacia
Norteamérica ocurridas de la segunda mitad del siglo XIX hasta el inicio de la primera
guerra mundial29. El tercer periodo es el momento que ha acompañado a la
globalización actual durante las pasadas cuatro décadas (Simon, 2008), al cual
Massey et al. (1998) han llamado la migración post-industrial30.

A diferencia de los periodos precedentes, la migración, desde la segunda mitad del


siglo XX, ha sido un fenómeno más global, complejo y heterogéneo. Para ilustrar
esta diferencia, Castles y Miller (2009:10-12) en su influyente obra Âge of Migration31
identificaron seis tendencias generales asociadas a la migración contemporánea: 1)

28 La migración internacional puede ser entendida como “el hecho de desplazarse más allá de las fronteras internacionales
de un país de origen (o país de emigración) estableciéndose en un país de destinación (o país de inmigración) (Samers,
2010:10).”
29 Massey et al. (1998) identifican un cuarto periodo al cual denominan de “migración limitada” abarcando de la Primera

Guerra Mundial hasta los años sesenta.


30 El término sociedad post-industrial fue propuesto por Alain Touraine, sin embargo actualmente el sociólogo prefiere

llamarla sociedad programada (Touraine, 2000:241).


31 Se trata de una obra de referencia obligada en los estudios de las migraciones.

32
la globalización de la migración, 2) la aceleración, 3) la diferenciación, 4) la
feminización32, 5) la politización y 6) la proliferación de las migraciones de tránsito.

Con un nivel de complejidad aún más elevado, Crépeau et al. (2009) remarcan doce
facetas de los asuntos migratorios que evidencian las múltiples significaciones e
interacciones de este fenómeno con el macro proceso de globalización actual. Según
estos autores, la migración es al mismo tiempo: una constante de civilización; una
lógica individual en un espacio social; una transferencia económica; un factor de
desarrollo; un objetivo demográfico; un discurso político y de identidad; un vector de
transformación social; un desafío a la soberanía territorial; un asunto de seguridad;
un fenómeno clandestino; un vector de mestizaje; y finalmente la migración podría
convertirse en un derecho humano (Ibid.:8-12).

Para entender la complejidad del fenómeno migratorio contemporáneo es importante


contextualizarlo en el marco de la globalización. A continuación, se presentan
algunos rasgos de dicho macro fenómeno sin tratar de definirlo exhaustivamente, ya
que, aunque esta tarea fuera posible no está entre los objetivos de la presente tesis.
Posteriormente, se discute el concepto de transnacionalismo para finalmente dar
paso a una reflexión sobre el carácter transformador social de los migrantes.

2.1 La globalización contemporánea: de las corporaciones multinacionales a


los migrantes transnacionales
Aunque hoy sea un término utilizado para explicar cualquier fenómeno social, la
globalización no es precisamente una novedad. Recientemente se ha argumentado
que las raíces de este fenómeno se pueden remontar a la época de los sumerios o
las antiguas Mesopotamia, India, Babilonia, Grecia o Roma (Moore y Lewis, 2009).
Dentro de esta misma lógica de ampliar al máximo la escala temporal, Held et al.
(1999) distinguen cuatro periodos en los cuales se profundizaron las globalizaciones:
1) la globalización pre moderna (prehistoria-1500); 2) la primera globalización

32 Lamigración femenina no es necesariamente algo nuevo. A finales del siglo XIX, el geógrafo alemán Ernest Georg
Ravenstein (1889:261) reconoció en sus Leyes de la Migración la importancia de las mujeres en el fenómeno migratorio
cuando afirmó que “las mujeres son más migrantes que los hombres, pero ellas recorren distancias menores”. (traducido del
inglés por el autor)

33
moderna (1500-1850); 3) la globalización moderna (1850-1945); y 4) la globalización
contemporánea (1945- )33. Es en este último periodo en el que se centra este
análisis.

Como parte de los rasgos propios de la globalización contemporánea, los autores


mencionan entre otros, la creación de instituciones globales de gobernanza; el
surgimiento de nuevos modelos migratorios; la velocidad de difusión de los patrones
culturales y sociales; los flujos e interacciones sin precedente en todas las áreas; la
regionalización; la occidentalización; la consolidación del estado de bienestar34; y los
movimientos de protesta globales (Ídem).

Claval (2003) da ejemplos concretos de transformaciones que hicieron diferente a la


globalización actual. En el campo del transporte, el autor argumenta que la
revolución de los contenedores junto con las innovaciones en las tecnologías de la
información permitió el crecimiento del comercio internacional a una escala jamás
vista. En el mismo campo, el geógrafo francés incluye a la revolución de los medios
de transporte como los cambios que permitieron la híper movilidad que distingue
nuestra época35. En lo que respecta a las tecnologías de la información, el autor
particulariza en la revolución del teléfono celular que ha transformado la vida
cotidiana de miles de millones de personas puesto que ya no es necesario disponer
de instalaciones fijas para entrar en contacto con otros36. Finalmente, la revolución
contemporánea de las comunicaciones, ha permitido que la capacidad de
intercambiar y desarrollar redes de manera incomparable respecto a otras etapas de
la globalización (Ídem). Todas estas transformaciones sin duda han tenido un

33
A partir de aquí, cuando hable de globalización se hará referencia a la más reciente etapa de las globalizaciones.
34
Incluso aunque los gobiernos sean relativamente más débiles debido a los programas de ajustes estructurales
implantados por el FMI y el BM en los últimos cuarenta años, en los que las privatizaciones les han restado
poder, continúan siendo más fuertes que aquellos de las etapas precedentes de la globalización actual.
35
Por ejemplo, el turismo de masas es una institución de la globalización contemporánea que ha sido posible
gracias a la revolución de los medios de transporte.
36
En 2013, el fotógrafo John Stanmeyer ganó el World Press Photo Contest con la imagen de unos migrantes
africanos en la costa de Yibuti, tratando de captar con sus celulares señales provenientes de Somalia (World
Press Photo, 2013).

34
impacto en las migraciones, así como en la capacidad de los migrantes de
constituirse en diásporas y redes migratorias que a su vez facilitan las migraciones37.

Por otro lado, ciertos eventos geopolíticos concretos han marcado la globalización y
las migraciones durante las últimas cuatro décadas. Por ejemplo, la caída del Muro
de Berlín que significó el derrumbe del sistema soviético (y el fin de la guerra fría)
dejando a los Estados Unidos como potencia hegemónica de fines del siglo XX. Lo
anterior significó una considerable disminución de la oposición al credo liberal en el
mundo, pronosticándose un periodo de paz y de crecimiento económico. El deseo de
vivir en sociedades con narrativas o discursos modernos (respeto a los derechos
humanos y condena a la violencia), con instituciones democráticas sólidas, un estado
de derecho y organizaciones públicas y privadas que funcionen adecuadamente; lo
que Collier (2013) llama un modelo social funcional, se convirtió en un incentivo más
para salir de países que no han alcanzado dicho nivel de desarrollo en sus
instituciones (Ídem). Aunado a lo anterior, la liberalización del comercio internacional
y la desregulación impactaron significativamente el aumento de los flujos financieros,
de información y con ello, indirectamente incidieron en la movilidad de las personas
(Claval, 2010).

Sin embargo, algunos años después, otro evento, los ataques terroristas en Nueva
York en 2001, tendría consecuencias globales. En este caso, tanto la regulación
general de la movilidad como el seguimiento a cierto perfil de personas consideradas
como sospechosas e incluso peligrosas se reforzaron en la mayoría de países
receptores de migrantes. Los dos ejemplos anteriores, son muestra de eventos
globales que tuvieron repercusiones directas sobre las migraciones internacionales
(Simon, 2008). Además, ponen en evidencia que aunque el estado pierda fuerza en
la regulación de la movilidad de mercancías y capital, sigue siendo un actor
importante en el control del tránsito de personas.

37
Recientemente, un estudio arqueológico sobre las migraciones concluyó que la tecnología y la economía junto
con el perfil demográfico y el acceso geográfico a nuevos territorios por parte de los grupos de migrantes han
sido condiciones que han facilitado las migraciones exitosas desde la prehistoria; en palabras del autor
“Polynesians would have gone nowhere without their boats” (Bellwood, 2013:243).

35
En un estudio en diferentes países industrializados, Money (1997) demostró que la
presión pública para que existan mayores controles hacia la inmigración incrementa
en las localidades donde se concentran los inmigrantes cuando dichas áreas
experimentan un crecimiento acelerado de la inmigración; un mayor desempleo y un
acceso más fácil a los servicios sociales por parte de los inmigrantes. Cada una de
estas condiciones favorece la competencia entre inmigrantes y nativos provocando la
hostilidad de los últimos mientras que disminuye el apoyo de los empleadores a la
inmigración.

Dada la dificultad para adaptarse a las mencionadas transformaciones, millones de


personas han resultado vulneradas y excluidas de los beneficios del nuevo sistema
puesto en marcha. Al mismo tiempo, son cada vez más aquellos que tienen acceso a
herramientas e infraestructura para tratar de integrarse o formular sus propias
estrategias para resistir a los embates de un mundo globalizado. Es decir, que los
migrantes no necesariamente son víctimas de los grandes procesos económicos,
políticos, sociales y culturales que escapan de su control, sino que, bajo ciertas
circunstancias, pueden constituirse en actores y sujetos capaces de desplegar una
serie de acciones en su beneficio y en el de los demás.

Contrariamente, dichos cambios han sido promovidos y bien aprovechados por un


actor mayor de la globalización contemporánea: las corporaciones transnacionales o
multinacionales. Éstas pudieran ser definidas como:

Una firma que tiene el poder de coordinar y controlar operaciones en más


de un país, incluso cuando no le pertenecen directamente […] típicamente
envuelta en relaciones colaborativas en red con otras firmas legalmente
independientes a través del planeta (Dicken, 2003 : 7)38.

De acuerdo a Murray (2006: 127), las corporaciones transnacionales presentan al


menos las siguientes características: integración a escala global en términos de sus
funciones (producción, investigación y desarrollo, inversión, ventas, etc.), lo que les
permite obtener una ventaja de las diferencias geográficas en la distribución de los

38
Traducido del inglés por el autor.

36
factores de producción (recursos, capital, trabajo, conocimiento) y del estado de las
políticas (regulaciones, ventajas fiscales) a través de una flexibilidad y habilidad para
cambiar sus operaciones y recursos claves en sus diferentes sedes locales.

Las ventajas comparativas de las corporaciones transnacionales en combinación con


el vacío de poder provocado por el debilitamiento del Estado-nación dejaron en plena
vulnerabilidad a grandes segmentos de la población. No es de extrañar, que las
firmas multinacionales sean consideradas por los movimientos de protesta, también
llamados alter-mundistas, como la figura emblemática de la concentración de riqueza
y privilegios así como de la propagación de la desigualdad y de la injusticia 39, es
decir, la cara obscura de la globalización (Pleyers, 2010). Pero ¿qué es la
globalización?

Algunos podrían aducir que la respuesta dependería en parte del idioma en que se
esté hablando. Rocher (2001) nota que en el caso de la lengua francesa se utilizan
generalmente los términos: internationalisation, mondialisation y globalisation40. Sin
embargo, los conceptos no son necesariamente sinónimos puesto que cada uno
describe realidades diferentes. El autor (Ibid.:19) explica que la internationalisation se
refiere “a los intercambios económicos, políticos, culturales entre naciones, a las
relaciones pacíficas o conflictuales, de complementariedad o concurrencia que de
ellos resultan” Por otro lado, el término mondialisation evoca “la extensión de esas
relaciones y de esos intercambios internacionales y transnacionales a la escala del
mundo, consecuencia de la rapidez siempre creciente de los transportes y
comunicaciones propia de la civilización contemporánea (Ibíd.: 19)”. Finalmente, la
globalisation hace referencia a la emergencia de un sistema-mundo más allá de las
relaciones internacionales y de la mondialisation, es decir a un nuevo espacio

39
Bakan (2004) ha documentado extensamente los efectos negativos de las corporaciones multinacionales.
40
Por el contrario, en la literatura anglosajona encontramos solamente el término globalization. En el caso del
idioma español, algunos autores consideran términos sinónimos globalización y mundialización (González,
2000). Sin embargo, de acuerdo a De Zubiría (2010:129), hacer la distinción entre ambas categorías “no es un
mero asunto lingüístico”, ya que implica reconocer “el agotamiento o crisis de la noción neutral de
globalización…, la conciencia generalizada de llamar a la globalización con su apellido real y concreto
globalización capitalista neoliberal…y la premisa económica de que la llamada globalización es realmente
una nítida mundialización del capital, la expansión mundial de la forma de producción capitalista (Idem)”.

37
demográfico, geográfico y sociológico totalmente deslocalizado constituyendo un
nivel específico de la actividad económica, política, social y cultural (Ídem).

En el mismo sentido, Klein (1999) argumenta que la mondialisation sigue tres


procesos: la globalisation, l’universalisation y la transnationalisation. Sin embargo
para este geógrafo, globalisation es:

El proceso a través del cual tiende a constituirse un sistema internacional


caracterizado por reglas, valores y objetivos unificados; este sistema es
dominado por los mercados financieros y sus instituciones escapando
cada vez más al control de las instituciones políticas nacionales e
internacionales (Ibid.: 70)41.

De acuerdo al mismo autor, l’universalisation se refiere al proceso por medio del cual
ciertos principios, reglas y valores adquieren “virtudes transculturales” y se
despliegan a través del mundo, tales como la democracia, la libertad de negocios, así
como el estilo de vida occidental (Ibid.: 70)42.

Por último, Klein define transnationalisation como “los diversos flujos de


comunicación, capitales, servicios, bienes y de personas que vencen las barreras
nacionales y borran los límites entre las diferentes economías nacionales
(Ibid.:71)43”.

De lo anterior se puede desprender que ya sea que se hable de mondialisation o de


globalization, se trata de un fenómeno que tiene muchas facetas y dimensiones. Por
ejemplo, de acuerdo a Simon (2008) la globalización de las migraciones es uno de
los rostros de la globalización44. Este proceso es definido por el autor de la siguiente
manera:

La extensión de los procesos migratorios a la totalidad del planeta que


lleva a los hombres a cambiar sus espacios de vida habituales sin romper
41
Traducido del francés por el autor.
42
Traducido del francés por el autor.
43
Traducido del francés por el autor.
44
Recientemente, se ha argumentado que las migraciones no es necesariamente una faceta inevitable de la
globalización, ya que el flujo de bienes, capital e ideas podría ser una alternativa para frenar disminuir el
movimiento de personas si lo primero conllevara a una disminución de la brecha de los ingresos entre países
(Collier, 2013).

38
necesariamente con su sociedad de origen. Estos flujos cada vez más
diversificados con itinerarios frecuentemente complejos, producen entre
los lugares prácticas, vínculos, solidaridades y construyen campos
migratorios o espacios sociales transfronterizos y durables, en ocasiones
diaspóricos, que articulan entre ellos territorios de fuerte afectividad y viva
sensibilidad dónde se efectúan permanentemente recomposiciones
identitarias y culturales (Ibid.:6)45.

En este contexto, las dicotomías clásicas tales como “emigrante/inmigrante”,


“emigración/inmigración” o “sociedad de origen/sociedad receptora” se tornan
insuficientes para explicar, y sobre todo, para comprender la realidad compleja de los
migrantes.

Por esta razón, actualmente muchos investigadores hablan más bien de


transmigraciones, de transmigrantes, de campos transnacionales, en resumidas
cuentas, del transnacionalismo de los migrantes. Pero ¿Qué es el transnacionalismo
y cómo está ligado a la globalización?

El origen del concepto transnacionalismo se remonta a la economía política del siglo


XIX que lo empleaba para referirse a las empresas privadas que tenían presencia en
diferentes países siendo el antecedente de las corporaciones transnacionales
contemporáneas (Moctezuma, 2008). Sin embargo, el fenómeno se ha desarrollado
en cada una de las etapas de las globalizaciones. De hecho, los inmigrantes
internacionales han permanecido la mayoría de veces en relación con sus países de
origen. Los miembros de las diásporas han mantenido contacto permanentes con sus
familiares y amigos instalados en otras ciudades y otros países. De igual forma, la
creación de empresas y de redes transnacionales a acompañado a cada etapa de la
industrialización y de la globalización (Claval, 2010).

A semejanza de las corporaciones transnacionales, las comunidades de


transmigrantes han podido sacar ventaja geográfica de la posibilidad de tener
presencia en más de un país. Actualmente, los economistas tienen claro que los
costos de las migraciones disminuyen para los migrantes a medida que las diásporas

45
Traducido del francés por el autor.

39
o redes de migrantes se fortalecen. A esta relación, Collier (2013) la denomina
función de la migración (migration function):

Migration and the diaspora fuel each other, marching along the migration
function together. But rising migration and a growing diaspora do not
continue indefinitely. Once migration has accelerated to the point at which
it reaches the diaspora schedule, no further change occurs. The diaspora
has increased until vacancies from absorption match entry from migration.
Migration and the diaspora fuel each other in a burst of mutual
acceleration, but the fuel eventually burns out and both stabilize (Ibid.:47).

Por otro lado, al igual que la globalización actual, el transnacionalismo


contemporáneo presenta características propias y específicas. Desde los años
noventa, este concepto ha sido utilizado en los estudios de las diásporas y de las
migraciones refiriéndose al tráfico pesado de la comunicación, de la información y de
los recursos entre los lugares de origen y de destino de los migrantes (Vertovec,
2004).

El transnacionalismo ha sido definido como:

Un proceso social en el cual los migrantes establecen campos sociales


que traspasan fronteras geográficas, culturales y políticas. Los inmigrantes
son entendidos como transmigrantes cuando desarrollan y mantienen
múltiples relaciones familiares, económicas, sociales, organizacionales,
religiosas y políticas que cruzan fronteras (Schiller et al., 1992: ix)46.

Moctezuma (2008:40) menciona que:

Existe la tendencia a relacionar, sin mucho rigor, la globalización y el


transnacionalismo, exagerando la idea de la desaparición de las fronteras,
las naciones, los Estados, enalteciendo las perspectivas de inserción de
los migrantes en la sociedad de destino y perdiendo la riqueza que implica
la simultaneidad de las prácticas transnacionales y la transformación de
las instituciones de los Estados involucrados en la migración internacional.

El autor (2008:44, citando a Smith y Guarnizo, 1999) previene que el


transnacionalismo está ligado a otros fenómenos globales tales como la globalización
de capitalismo y sus efectos desestabilizantes sobre los países menos desarrollados;

46
Traducido del inglés por el autor.

40
los cambios en la tecnología de los medios de transporte y las telecomunicaciones;
las transformaciones políticas, tales como la descolonización y la universalización de
los derechos humanos; y la expansión de las redes sociales que facilitan la
reproducción de la migración transnacional, la organización económica y política. En
otras palabras, el transnacionalismo estaría incrustado en la globalización pero en el
sentido más amplio del término.

Canales y Zlolniski (2000) identifican algunas circunstancias negativas de la


globalización como la polarización de las estructuras sociales; la flexibilidad y
desregulación del trabajo; y los procesos de exclusión y desigualdad que aumentan
la vulnerabilidad de ciertos grupos sociales. Para ello, los autores distinguen la
diferencia entre trabajo y fuerza de trabajo. De este modo, se entiende por trabajo el
proceso y la acción que siguen (como el capital) la lógica de la globalización. Por el
contrario, la fuerza de trabajo no se encuentra globalizada (ídem).

De hecho, el paradigma transnacional ha estado históricamente ligado a la


autoprotección de los migrantes. De acuerdo a Abella y Ducanes (2009: 69-71), este
paradigma contiene seis elementos fundamentales:

1. La existencia de redes de migración en los países de destino disminuye


los riesgos asociados a las migraciones.
2. Las redes transnacionales operan con la finalidad de reducir los costos
de transacción ligados a la migración y a la inserción laboral en el país de
recepción.
3. Las generaciones precedentes de migrantes subvencionan la migración
de los amigos, parientes y miembros de sus grupos.
4. El rol de las redes de conocimiento es importante.
5. Las remesas contribuyen al crecimiento de las economías locales.
6. Finalmente, la migración contribuye al crecimiento del stock de capital.

En ese contexto, Canales y Zlolniski (2000) señalan que el transnacionalismo,


particularmente las redes construidas por los migrantes, representa un mecanismo
que permite a los migrantes enfrentar condiciones muy difíciles ocasionadas por la
globalización del trabajo y del capital. Relaciones de confianza, de reciprocidad y de
solidaridad se establecen con la finalidad de crear respuestas pertinentes (Ídem). En

41
resumen, el transnacionalismo de la fuerza de trabajo no sería la globalización de los
migrantes sino más bien una contraparte de la globalización del capital.

Incluso cuando al principio el transnacionalismo fue una alternativa atractiva para


comprender las migraciones y la globalización, el concepto se banalizó debido a la
sobreutilización en diversas disciplinas y a la gran variedad de métodos, escalas,
procesos y significados utilizados para operacionalizarlo. Según Vertovec (1999) el
transnacionalismo es entendido, entre otras acepciones, como una morfología social;
como un tipo de conciencia; como un modo de reproducción cultural; como una
avenida social; como un sitio de compromiso político; y finalmente, como una
restructuración de lo local.

Por lo anterior, no sorprende que el concepto no haya sido ajeno a las críticas. Entre
las más contundentes se encuentran aquellas que le atribuyen un optimismo
excesivo e ingenuidad causada por los prejuicios ideológicos de los investigadores
del área (De Haas, 2010). Específicamente, Portes et al. (2002) señala que los
estudios tienen errores metodológicos que sobreestiman la importancia del
transnacionalismo de los migrantes. El autor advierte que los transmigrantes son, en
realidad, una minoría insignificante sobrevalorada debido a que las investigaciones
suelen concentrarse en el caso latinoamericano en Estados Unidos, particularmente
en los migrantes mexicanos, ya que en otros grupos y territorios el fenómeno no se
presenta con tanta frecuencia (Portes et al., 2002).

Por otro lado, ciertos autores han respondido a las críticas al transnacionalismo
argumentando que todo depende del sentido que se lo otorgue al término, es decir
de la precisión del concepto. Aunque el número de personas que practican de
manera continua y sistemática actividades transnacionales podría ser
considerablemente menor, el número de aquellas que se involucran de forma
ocasional e informal en una práctica transnacional ya sea económica, social, virtual,
cultural o religiosa, podría ser mucho más alto (Levitt y Jaworsky, 2007).

42
Es pertinente la distinción que realiza Moctezuma (2008: 41) entre el concepto de
transnacionalismo y el de transnacionalidad. El primero se refiere a “relaciones de
identidad y de pertenencia” de los migrantes, mientras que el segundo “hace
referencia a las prácticas sociales que se desarrollan”. El autor, agrega que la
transnacionalidad implica una adhesión y que es esencialmente práctica teniendo
que ver con “establecer relaciones con la comunidad extraterritorial, de la entidad o
de la nación” mientras que la identidad del transnacionalismo es más simbólica.

Dichas prácticas transnacionales llevan a Portes (2009) a afirmar que, bajo ciertas
condiciones, la migración puede contribuir al desarrollo de los países de origen.
Principalmente, cuando los migrantes son agentes cívicos y filantrópicos o envían
fondos a sus regiones y localidades de origen. En otras palabras, los migrantes y su
transnacionalidad pueden, en ciertos casos, contrarrestar los efectos negativos de la
globalización y de las migraciones a diferentes escalas. En este proceso, que el
sociólogo llama “la globalización desde abajo”, donde los más desposeídos buscan
atenuar la falta de oportunidades y desigualdades característica de la “globalización
desde arriba” impuesta por el sistema capitalista y operada por las corporaciones
transnacionales. Incluso, en caso de que tal transferencia de capitales llegara a
disminuir la percepción de desigualdad en el ingreso entre la sociedad receptora y la
de origen, se podría estabilizar el flujo migratorio a largo plazo (Collier, 2013).

Pero ¿cómo funciona el transnacionalismo para generar transformaciones sociales


tanto en la sociedad receptora como en la emisora? Portes (2008) propuso un
modelo del transnacionalismo que pone el acento en la creación de empresas o el
emprendimiento de los sujetos migrantes; sus actividades sociales; y evidentemente,
en la emergencia y la consolidación de las comunidades transnacionales (Figura 2).

43
Figura 2 El proceso del transnacionalismo de los inmigrantes

Fuente: Portes (2008:23)

Una vez que las comunidades transnacionales se consolidan, los flujos de efectivo
son acompañados de flujos de información y valores culturales también capaces de

44
impactar e incluso transformar la realidad local. Tal y como sucede con “la
globalización desde arriba”, el transnacionalismo y la transnacionalidad no se
expresan únicamente a través de cambios en las actividades económicas, sino por
medio de la vida social, religiosa y cultural de los migrantes. Al respecto, Bélanger y
Wang (2012) han reportado como los matrimonios producto de las migraciones
pueden llegar constituirse como un vector de transformación social en Asia. En
América, otro ejemplo de transnacionalismo social son las llamadas remesas
sociales.

Concepto propuesto por Levitt (1998:927), remesas sociales (social remittances)


hace referencia a “las ideas, comportamientos y al capital social que fluye de una
comunidad receptora a una de envío”. Como en el caso de las remesas económicas,
las consecuencias sociales pueden tener lugar individual o colectivamente teniendo
impactos tanto positivos como negativos a escala local y regional en el país de origen
(Levitt y Lamba-Nieves, 2011).

De acuerdo a Levitt (2001), las experiencias pre-migratorias y el grado de implicación


de los inmigrantes en el país de destino determinan la evolución de las remesas
sociales. En este sentido, la autora identifica tres grandes categorías de inmigrantes
en función de su interacción con la sociedad receptora. En primer lugar, los
“observadores-receptores” quienes a pesar de no implicarse demasiado en la
sociedad receptora toman ideas y prácticas nuevas pero de manera pasiva
observando solamente el mundo que los rodea. En seguida, los “adoptantes
instrumentales” quienes modifican sus hábitos por razones pragmáticas teniendo un
nivel intermedio de implicación en la comunidad de acogida. Finalmente, se
encuentran los “innovadores interesados”, los cuales se proponen el objetivo de
seleccionar y absorber nuevos conocimientos de una manera totalmente deliberada.

Contrariamente a los otros grupos, los “innovadores interesados” son activos y no


reactivos. Es decir que no cambian por ser obligados por las circunstancias, sino
porque quieren aprender y beneficiarse del nuevo territorio al que pertenecen. Ellos
adquieren conocimientos de manera creativa y combinan aquello que ven con sus

45
ideas y prácticas preexistentes, ampliando así su repertorio cultural. Esta categoría
posee similitudes con el concepto tradicional de emprendedor que será definido más
adelante.

Asimismo, Levitt (2001) reconoce al menos tres tipos de remesas sociales. En primer
lugar, las estructuras de regulación (ideas, valores y creencias); en segundo lugar,
los sistemas de prácticas (trabajos domésticos, rituales religiosos, participación en
grupos cívicos y políticos, prácticas de pasatiempos, estilos de dirección, etc.) y en
“tercer lugar, el capital social.

El concepto de capital social designa las formas a través de las cuales las personas
se conectan con las redes sociales así como los valores comunes, la confianza y la
reciprocidad que recursos para los miembros de la red y de la sociedad en general
(Edwards, 2011: 554). Desde los años noventa, dicha noción se ha vuelto
fundamental en las ciencias sociales, aunque no ha estado exenta a las críticas.

Bebbington (2009) identifica a Putnam, Bourdieu y Coleman entre los autores más
influyentes y quienes han abordado el concepto de manera más sistemática y
accesible. Bourdieu habla de la suma de los recursos actuales o potenciales que son
ligados a la posesión de red durable de relaciones más o menos institucionalizadas
de reconocimiento mutuo. Para Coleman, se trata de un recurso inherente a las
normas, sanciones, obligaciones y expectativas de relaciones grupales pero que
puede ser apropiado por los individuos. Por último, Putnam enfatiza las normas de
confianza y reciprocidad que emergen de la participación en asociaciones cívicas lo
que trae una serie de beneficios como gobiernos responsables y economías
dinámicas.

El capital social suele distinguirse en bonding social capital, que son las relaciones
cercanas entre actores geográfica y socialmente próximos; bridging social capital,
cuando se conectan grupos y organizaciones, que aunque sean similares están
lejanas en otros sentidos como el espacial; y linking social capital, que son las

46
relaciones entre organizaciones y actores que son diferentes, socialmente y en
términos de su poder relativo (Ibid.: 166).

Los intercambios de remesas sociales se producen cuando los migrantes regresan a


vivir o visitan sus comunidades de origen (bonding social capital); cuando se
reencuentran con los no migrantes en sus países o a través del intercambio por
correo, videos, blogs, llamadas telefónicas o redes sociales de internet (bridging
social capital); o cuando establecen negocios o llevan a cabo otras iniciativas con
otros actores como los gobiernos o empresas locales (linking social capital).

El concepto de remesas sociales no ha estado exento de la crítica, puesto que


privilegia con mayor frecuencia el aspecto social sobre el cultural. Además, la mayor
parte de los estudios sugieren que las remesas sociales se transfieren en una sola
vía y no ven más que el lado positivo, es decir que exploran poco el conjunto de
prácticas, ideas o costumbres que se transfieren y que pudieran ser nocivas para las
sociedades de origen (Levitt y Lamba-Nieves, 2011).

En resumen, el transnacionalismo es un proceso que permite a los grupos de


migrantes reproducirse social, económica y culturalmente resistiendo a los efectos de
la globalización contemporánea pero ayudándose con las herramientas e
infraestructura propias de este macro fenómeno. Evidentemente, gracias a los
recursos materiales y simbólicos desarrollados por las redes migratorias
transnacionales, las identidades de los transmigrantes se reafirman.

2.2 La compleja relación entre migración y desarrollo


El debate sobre la relación entre migración y desarrollo ocupa un lugar central en los
estudios y en las políticas migratorias47. Por un lado, se encuentran aquellas
posturas que indican que la migración provoca graves problemas para los países de
origen a pesar de los beneficios que éstos pudieran recibir. Entre otros enfoques, la

47
Portes (2008) y De Haas (2010) proveen revisiones críticas y completas en lo que respecta al debate tanto en el
medio académico como en el de las políticas públicas.

47
teoría neo marxista de la dependencia y el estructuralismo, principalmente
propuestos por investigadores de países expulsores de migrantes.

Dichas perspectivas han señalado que las transferencias monetarias no brindan


oportunidades económicas reales para las comunidades de origen. Asimismo, el país
de acogida resulta siempre el ganador, lo que conduce a un desarrollo desigual. En
este contexto, se ha criticado que los migrantes sean considerados como actores del
desarrollo de sus países, regiones o localidades de origen y que el estado no asuma
esta responsabilidad48 (Delgado-Wise y Covarrubias Márquez, 2007; Delgado-Wise
et al., 2009; Gravel, 2009; Delgado-Wise et al., 2013)49.

Al otro extremo, y más sostenido por quienes toman decisiones gubernamentales


recientemente, están aquellos estudios que destacan los aspectos positivos de las
migraciones, principalmente a través de las remesas y las inversiones productivas
que se dan en el país de origen de los migrantes (Ratha et al., 2011; Taylor y López-
Feldman, 2010; Woodruff y Zenteno, 2007). De este lado, se encuentra el enfoque
neoclásico, la teoría del desarrollo y la “nueva economía de las migraciones
laborales”. Las instituciones internacionales como el Banco mundial y los gobiernos
de la mayoría de países han apoyado este tipo de enfoques de desarrollo (Munzele
Maimbo y Ratha, 2005).

Una tercera alternativa está representada por aquellos que han optado por una visión
intermedia en el debate, como las redes de migración basadas sobre la teoría del
capital social y el mencionado enfoque transnacional. En este contexto, Levitt y
Nyberg-Sørensen (2004) señalan que, lo que llaman « the transnational turn », se ha
convertido en el punto central de los estudios y las políticas públicas de las
migraciones.

48
La visión de los investigadores que argumentan la relación negativa entre las migraciones y el desarrollo se
resume en la Declaración de Cuernavaca (2005).
49
Cabe señalar que normalmente se critica la relación entre las migraciones y el desarrollo, pero rara vez se
cuestiona la noción de desarrollo en si, como lo han hecho algunos otros autores (Sachs, 2003; Morin, 2011).

48
2.3 Los migrantes como actores sociales
Se podría afirmar que existen al menos dos grandes formas de explicar el fenómeno
de la migración. Por un lado, se encuentran las perspectivas que se concentran en
las estructuras, los sistemas y los procesos de transformación global con sus
respectivas relaciones de poder y dominación. Estos enfoques otorgan a los
individuos y a los grupos cuando mucho el rol de agentes50. Sin embargo, la mayoría
de veces, éstos desempeñan un papel más bien secundario o poco importante para
explicar la migración51.

Por el otro lado, se encuentran los enfoques que se sitúan precisamente desde la
perspectiva de los actores, particularmente de los y las migrantes. En este caso, las
líneas directrices y las significaciones de sus acciones y sus experiencias son
fundamentales para comprender la migración e incluso la globalización (Le Bot,
2006). Frecuentemente se piensa a los migrantes como actores (Collyer, 2012) o
incluso como sujetos sociales (Moctezuma, 2008; Boyer, 2010), sin embargo, esta
última compleja noción de las ciencias sociales y de la filosofía rara vez es definida
en el marco de los estudios sobre las migraciones52. Cabe preguntarse a qué tipo de
sujetos se refieren estos trabajos ¿al sujeto político, al sujeto social, al sujeto
filosófico o a qué otra acepción del término? Más aún, el proceso a través del cual el
migrante llega a convertirse en actor o en sujeto casi nunca es detallado (Rodríguez
y Schwenken, 2013).

En esta tesis, sin desestimar la complejidad del fenómeno migratorio, se hace énfasis
en dos de las facetas de la migración propuestas por Crépeau et al. (2009)
mencionadas anteriormente, es decir, la migración como una lógica individual y
colectiva en un espacio social y la migración como vector de transformación social.
Así, la migración podría identificarse como un fenómeno humano que es “el resultado

50 Según Touraine (2007:189) el principal rol de los detentores de algún poder es de convencernos ya sea a través de la
persuasión o por la fuerza que nosotros no somos un sujeto, tampoco actores, sino solamente “agentes” portadores de
determinaciones que encuentran su razón de ser en la naturaleza y en la “realidad”.
51 Estos tipos de enfoques son evidentes cuando se habla de sociedad de masa. Al respecto Alain Touraine se pregunta:

¿cómo es posible de hablar de actores en una sociedad de masa? (Touraine, 2007)


52
El libro la Construcción del Sujeto Migrante es una interesante excepción (Feldman-Bianco et al., 2011).

49
de la interacción entre decisiones individuales y limitantes sociales” donde la figura
del migrante aparece como “un actor de su propio destino, un estratega para sí
mismo y para sus próximos que busca constantemente encontrar el gesto que le
permitirá mejorar su suerte (Ibid.:9)”. No obstante, es frecuente que la migración se
trate de una estrategia familiar o incluso comunitaria.

Dicho de otra manera, los migrantes, además de ser víctimas de las circunstancias o
de ser considerados como piezas móviles de la máquina capitalista global, con sus
proyectos, sus decisiones y sus acciones individuales y colectivas cotidianas pueden
también llegar a ser actores. Éstos, a través de sus experiencias migratorias buscan
y obtienen una transformación en su persona, su familia y su comunidad de origen
y/o de recepción. En efecto, la migración puede significar un cambio social de gran
envergadura para las sociedades receptoras y emisoras53.

Asimismo, con sus estrategias y resistencias, los y las migrantes no solamente


contribuyen a darle forma al proceso de globalización, sino que ponen en evidencia
las contradicciones, paradojas y limitantes54 de dicho fenómeno. Por ejemplo,
recientemente se ha explorado la manera en que ciertos actores migrantes
contribuyen, a través de la innovación, la creatividad y la formación de redes, a
reforzar la resiliencia de ciertos territorios a los embates de la globalización (Assens y
Abittan, 2012). El papel de los migrantes como actores y sujetos será abordado en el
capítulo IV.

Debido a que en esta tesis exploramos el fenómeno del emprendimiento inmigrante


en los mexicanos en Quebec adoptando un enfoque inductivo a través de una
metodología para iniciar una teorización fundamentada (grounded theory) (Glaser y
Strauss, 2010), a continuación discutiremos la pertinencia de tal aproximación
metodológica. Entre otros factores, veremos que la teoría fundamentada implica

53
En el 2010, la revista Journal of Ethnic and Migration Studies dedicó un número especial para analizar la
relación entre la migración y el cambio social con la participación de reconocidos investigadores, entre otros
Stephen Castles, Alejandro Portes, Hein de Haas y Thomas Faist (Van Hear, 2010).
54
Muchos casos que evocan las luchas de los migrantes son presentados en el número especial Migrations:
stratégies, acteurs, résistances de la revista Nouveaux Cahiers du socialisme en 2011.

50
recolectar datos inmediatamente después de que se plantea el problema de
investigación alternando el análisis de los mismos con la elaboración de un marco
teórico. Se trata de un proceso continuo que concluye al construir categorías de
análisis sólidas y relacionadas entre sí, pero anteponiendo la evidencia empírica a la
teoría previa (Charmaz, 2006). Por esta razón, antes de presentar los enfoques
teóricos que explican el emprendimiento inmigrante, iremos a las consideraciones
metodológicas que guiaron este estudio.

51
Capítulo III Consideraciones metodológicas
El cerebro sirve para pensar, para creer, y una cosa más, para soñar

Hanna Ivette Martínez de la Cruz (5 años)

Esta tesis es el resultado de un análisis cualitativo55 que explora el proceso de


creación de empresas por parte de los mexicanos en tres ciudades de la provincia de
Quebec utilizando como herramienta analítica las categorías conceptualizantes
(Paillé y Mucchielli, 2010) inspiradas en la Teoría fundamentada o Grounded Theory
(Charmaz, 2006). Esto, con la finalidad de iniciar una teorización que capte el
sentido56 de los datos recabados en el marco del fenómeno estudiado dándole
prioridad a las categorías socio-espaciales emergidas.

En el presente capítulo se detallan las decisiones metodológicas que fueron tomadas


para responder a la pregunta de investigación acerca de cómo es el proceso de
creación de empresas por parte de los inmigrantes de origen mexicano. En primer
lugar, se discute brevemente el uso de la metodología de la teoría fundamentada
(Grounded theory) en los estudios del emprendimiento. Posteriormente, se describen
los procedimientos de colecta de información, el corpus de información que fue
objeto de análisis, las características de las personas que participaron en el estudio,
así como los instrumentos y técnicas utilizadas para entender los datos. Finalmente,
se mencionan los límites de la presente investigación.

3.1 La teoría fundamentada (Grounded theory) y los estudios del


emprendimiento
El fenómeno del emprendimiento en general y el emprendimiento inmigrante en
general, forma parte de un campo de estudios amplio y dinámico (Acs y Audretsch,

55
« Effort intellectuel, constant, intuitif et naturel, visant à trouver un ré-arrangement pertinent de données pour
les rendre compréhensibles, globalement, compte tenu d’un problème pratique ou théorique qui préoccupe le
chercheur (Paillé y Mucchieli, 2010: 67). »
56Por sentido se entiende, “la experiencia humana (real o imaginada) con la cual puede ser relacionado un
enunciado (palabra o conjunto de palabras) permitiendo su comprensión” (Ibid.:49).

52
2010). Sin embargo, la mayoría de estudios al respecto son más bien de corte
empírico (Cai, 2012). Además, los investigadores del emprendimiento suelen
emplear teorías que fueron concebidas en otras disciplinas, pensadas para otros
fenómenos, actores y sitios y sobre todo basadas en otros supuestos (Zahra, 2007).
Lo anterior, resulta no pocas veces en investigaciones descontextualizadas. Por lo
tanto, cualquier esfuerzo de teorización del fenómeno del emprendimiento representa
una contribución a este campo de estudio.

Si bien se reconoce la existencia de diversas teorías que explican el emprendimiento


de los inmigrantes, muchas de ellas revisadas en el capítulo IV, la mayoría más bien
son marcos teóricos correspondientes a otras tradiciones y disciplinas que se han
adaptado para comprender el fenómeno ¿Hasta qué punto se han forzado los datos
para que cuadren con dichas teorías y modelos? En la presente tesis se aborda el
caso de los inmigrantes mexicanos desde una perspectiva diferente. Sin requerir de
un marco teórico específico de inicio, el problema se puede explorar con mayor
libertad de interpretación pero sin perder de vista lo que se ha trabajado al respecto
para poder renovar los conocimientos. La revisión de literatura presentada en el
siguiente capítulo se realizó después de haber hecho el trabajo de campo respetando
los principios de la metodología de la teoría fundamentada. Es decir que los datos
obtenidos en las primeras entrevistas fueron guiando la búsqueda de teorías para
poder ir dándoles sentido y no lo contrario.

El método de la teoría fundamentada ha contribuido a la teorización en los estudios


del emprendimiento (entrepreneurship studies) (Mäkelä y Turcan, 2007).
Principalmente, por su capacidad de captar la complejidad en la que se
desenvuelven las relaciones sociales de los actores. Así, el análisis puede ir más allá
del emprendedor y comprender el emprendimiento como un fenómeno social
(Douglas, 2004). En el caso de esta investigación, si bien se centra en los
emprendedores y sus acciones, la metodología permitió conocer la participación en
el proceso de otros actores como los esposos y esposas canadienses quienes
resultaron fundamentales para la creación de las empresas. Además, durante mi

53
estancia en el área de estudio en los veranos del 2012 y 2013, llegué a tener
contacto con socios, proveedores, empleados, amigos, familiares y clientes de los
emprendedores, lo cual permitió conocer otros aspectos del fenómeno del
emprendimiento. Por otro lado, la metodología facilitó entender el emprendimiento en
el marco de otro fenómeno socio-espacial, es decir las migraciones transnacionales.

Respecto al uso de la teoría fundamentada en los estudios del emprendimiento,


Mäkelä y Turcan (2007) examinaron 42 artículos publicados en revistas científicas al
respecto detectando ciertos aspectos a mejorar en las investigaciones que utilizan
dicho método. Los autores proponen en primer lugar justificar la elección del
método; planificar y llevar a cabo un muestreo apropiado; utilizar un análisis riguroso
y sistemático explicitándolo con la finalidad de evaluar la calidad de la investigación;
y por último, triangular la información57. Además, recomiendan no solamente producir
la teoría sustantiva (teoría de un área específica de estudio), sino producir teoría
formal, es decir con un nivel más amplio de generalización. Este trabajo tuvo
presente en todo momento el esfuerzo de salir de las meras descripciones e intentar
teorizar.

Además de contribuir al cuerpo de conocimiento, teorizar puede tener implicaciones


más pragmáticas como beneficiar a los propios actores o sujetos de estudio. En
palabras de Zahra (2007: 444):

La investigación basada en la teoría puede contribuir grandemente a


nuestro entendimiento sobre el complejo fenómeno del emprendimiento y
los retos que los emprendedores enfrentan como ellos conciben,
desarrollan y manejan sus nuevas empresas. Una investigación rigurosa y
teóricamente fundamentada puede brindar a los emprendedores
importantes conocimientos sobre qué funciona y qué no, reduciendo las
probabilidades de fracaso. También puede dar a los creadores de políticas
públicas fundamentos efectivos acerca de lo que deben contener sus

57
“Perspectiva sociocientífica que trata de la manera como las realidades son hechas. Esta perspectiva supone
que las personas, incluyendo a los investigadores, construyen las realidades en las que participan (Charmaz,
2006:187)”. (Traducido del inglés por el autor).

54
planes de promoción, soporte y aprovechamiento de actividades
empresariales en maneras que mejoren nuestra calidad de vida 58.

En las ciencias sociales y humanidades, la teoría fundamentada (Glaser y Strauss,


2010) ha sido una metodología ampliamente utilizada para teorizar diversos
fenómenos sociales. De acuerdo a Auerbach y Silverstein (2003 citado por Binder y
Edwards, 2010), la teoría fundamentada es particularmente útil cuando:

La investigación y la teoría se encuentran en sus etapas primeras y


formativas y no se conoce lo suficiente acerca del fenómeno como para
establecer una hipótesis previa de investigación; y el interés principal de
investigación radica en la identificación y caracterización de elementos y la
exploración de sus conexiones dentro del entorno social59.

Como ya se mencionó, esta tesis buscaba explorar el fenómeno del emprendimiento


desde la perspectiva o interpretación de los propios migrantes mexicanos en Quebec
a través de la identificación de categorías analíticas surgidas de la evidencia
empírica observada. Por lo tanto, la teoría fundamentada resultó pertinente para
intentar responder las preguntas y objetivos de investigación.

Por otro lado, ciertas disciplinas como la sociología, la historia, la antropología, las
ciencias políticas y económicas se han destacado históricamente en el estudio de las
migraciones60 (Rumbaut, 1999). Sin embargo, de acuerdo a King (2011) la geografía
(humana), por su naturaleza interdisciplinaria, se encuentra idealmente colocada
para contribuir a este respecto61. Recientemente, los geógrafos culturales han
demostrado poder ofrecer respuestas a las cuestiones claves sobre las comunidades
étnicas, el transnacionalismo y las diásporas, empleando diversos métodos
cualitativos, participativos, literarios, etnográficos, biográficos (autobiográficos),
historias de vida y enfoques alternativos como la perspectiva de género (Ídem). Para
explorar el problema de esta tesis, decidí utilizar una metodología que pudiera
recurrir a algunos de esos métodos de manera complementaria y flexible con la

58
Traducido del inglés por el autor.
59
Traducido del inglés por el autor.
60 Los estudios de la migración son la descripción, el análisis y la teorización de la circulación de personas de un

lugar o de un país a otro (King, 2011).


61
De hecho, la migración ha sido estudiada tradicionalmente por los geógrafos (Simon, 2008).

55
finalidad de avanzar en una teorización arraigada en los datos situándome desde el
paradigma interpretativo particularmente orientado por el constructivismo62.

Antes de adentrarnos al método, es conveniente recalcar que aunque se conozca


como la Teoría fundamentada o Grounded Theory, no se trata de una teoría en sí,
sino más bien de un método de investigación cualitativa utilizado para generar
teorías fundamentadas o arraigadas en los datos generados de fuentes diversas
como entrevistas, notas de campo, documentos y otras fuentes secundarias
observadas de manera sistemática (Packer, 2011:61).

3.1.1 De la teoría a las teorías fundamentadas


En 40 años de tradición, el método de la teoría fundamentada ha registrado un
crecimiento, aplicación y diversificación como pocas metodologías en el análisis
cualitativo trascendiendo incluso las disciplinas de las ciencias sociales. Aunque se
ha convertido en uno de los métodos mejor articulados en investigación cualitativa,
existen varias versiones al respecto. Tal diversificación comenzó con la separación
de sus propios “padres fundadores” Barney Glaser y Anselm Strauss (2010), quienes
después de sentar las bases del método para “descubrir” teorías en 1967, decidieron
trabajar por su cuenta su propia versión del mismo63. Este trabajo se inspira en la
versión constructivista propuesta por Kathy Charmaz (2006), alumna de Glaser64 y
Strauss65.

Una metodología tan popular y ramificada, evidentemente no ha quedado exenta a


las críticas66. Sus fundamentos epistemológicos (Packer, 2011), su posicionamiento

62
La versión de constructivista que propone Charmaz (2006) de la teoría fundamentada asume que ni los datos ni
las teorías se descubren, ya que los investigadores son parte del mundo que estudian y de los datos que
colectan. La autora parte de la idea que las teorías fundamentadas se construyen a través de las interacciones
pasadas y presentes que tienen los investigadores con las personas, las perpectivas y las prácticas de
investigación (Ibid.:10).
63
Los autores llegaron a tener incluso posiciones antagónicas criticándose mutuamente en varias ocasiones.
64
Versión con la que Glaser (2012) no concuerda argumentando que los “datos constructivistas en caso de existir,
son sólo una muy muy pequeña parte de los datos que utiliza la teoría fundamentada” (Ibid.: 28).
65
Existe además la versión postmodernista de la teoría fundamentada de Adele Clarke (2005)
66
Hay que decir que las críticas suelen centrarse normalmente en alguna de las versiones clásicas de la Grounded
Theory aunque las versiones más recientes también han sido criticadas principalmente por el propio Glaser
(2012).

56
entre el constructivismo y el positivismo (Raymond, 2005), la dificultad de llevarla a la
práctica (Allan, 2003), la rigidez de sus métodos (Goulding, 2001) e incluso los
problemas que suscita para ser evaluada por parte de los comités de ética y de
becas (Luckerhoff y Guillemette, 2012) han sido minuciosamente examinados. Por
otro lado, se han criticado sus alcances, como la pretensión de ser un método a
través del cual se puede “descubrir una teoría”. Es por esta razón que autores como
Paillé y Mucchielli (2010) prefieren utilizar el término teorización, para dar la idea de
un proceso en construcción permanente. Otros como Fendt y Sachs (2008), de plano
sugieren llamarla grounded inquiry en lugar de grouded theory.

En lo que respecta a su aplicación en los estudios de gestión (management studies),


se ha señalado a los investigadores que proclaman construir teorías fundamentadas
pero que no respetan sus principios y procedimientos básicos (Jones y Noble, 2007).
Suddaby (2006) aclara algunos malos entendidos acerca de dicha metodología como
ignorar las revisiones de literatura; presentar únicamente datos brutos (citas textuales
de entrevistas) como si se tratara de fenomenología; confundirla con otras
metodologías cualitativas como el análisis de contenido; pensar que se trata
simplemente de aplicar rutinariamente una serie de indicaciones metodológicas
haciendo a un lado la creatividad; desconocer los límites de la metodología; creer
que es fácil; y utilizarla como una excusa para una ausencia de metodología.

Al respecto, Jones y Noble (2007) han llegado a argumentar que el método de la


teoría fundamentada en la investigación administrativa corre el riesgo de perder su
integridad y relevancia. Pero ¿cuáles son estos principios y procedimientos básicos?
Los autores identifican procedimientos específicos no opcionales tanto de la escuela
Glaseriana como de la Straussiana, algunos de los cuales suelen ser omitidos por los
investigadores. A la primera, le atribuyen la codificación (abierta, selectiva y teórica),
comparación constante, muestreo teórico, redacción de memorandos, construcción
de categorías, desarrollo de propiedades, densificación, identificación de la categoría
central, delimitación, saturación, clasificación y redacción. Respecto a la segunda,
mencionan el muestreo teórico; la comparación constante; la recolección, la

57
codificación abierta, axial y selectiva de condiciones, interacciones, estrategias y
consecuencias, así como la redacción de memorandos. Lo anterior, llevado a cabo
de manera no linear y simultáneamente; la saturación y clasificación (Ídem). Esta
tesis recurrió a algunas de estas técnicas como se explicará más adelante.

Por el contrario, Fendt y Sachs (2008) desde su experiencia aplicando el método,


señalan que llevar a la práctica las versiones más canónicas o puristas de la teoría
fundamentada implica esfuerzos y costos innecesarios relacionados con sus
procedimientos clásicos, como por ejemplo, la transcripción y análisis línea por línea
de todas las entrevistas. De acuerdo a los autores, dichos procedimientos obedecen
a ese afán que tenían los fundadores de hacer valer el método en el ambiente
positivista que prevalecía en los años sesenta en las ciencias sociales pero no tienen
mucho sentido en nuestra época (Ídem). Por lo tanto, recomiendan adoptar las
versiones más recientes del método, como la constructivista propuesta por Charmaz
(2006).

Brevemente, después de haber planteado el problema de investigación, el trabajo de


campo comenzó con la obtención de los primeros datos de las entrevistas, de ahí se
integraron los primeros memorandos (Anexo 1) que fueron notas sobre los primeros
códigos (Anexo 2) y categorías identificadas (Anexo 3). Estos memorandos además
sirvieron para plantear más preguntas buscando otros casos y fuentes. Este proceso
no se presentó de manera continua, sino más bien en forma de espiral, alternando el
análisis y la recolección de datos mientras avanzaba la construcción de categorías
conceptualizantes. Posteriormente, se comenzó la revisión de literatura pensando en
los primeros códigos y categorías identificadas. Para afinar las categorías, regresé
con algunos de los primeros entrevistados buscando otros casos y fuentes.
Finalmente, fui integrando la información en diagramas y más memorandos. Cuando
las categorías se fueron saturando, es decir que ya no surgieron más propiedades y
dimensiones porque los casos y experiencias comenzaban a ser repetitivas
(Charmaz, 2006) suspendí la recolección de datos (Figura 3).

58
Figura 3 Proceso de la teoría fundamentada

Fuente: Charmaz (2006)

59
3.2 Fuentes y métodos de recolección de datos
Se consultaron diversas fuentes de datos primarios y secundarios. Las fuentes
primarias fueron las entrevistas. Las secundarias fue el material generado por los
propios migrantes, por ejemplo, documentos impresos y electrónicos como la sección
amarilla de hispanos en Montreal; las revistas de los inmigrantes; los blogs y sitios
web donde los migrantes intercambian sus experiencias y aconsejan a los nuevos
migrantes.

Técnicas como a la observación directa, la observación participante, la aplicación de


entrevistas semi-estructuradas (Anexo 4) y no estructuradas (Anexo 5) con
informantes claves (Charmaz, 2006) fueron utilizadas. Dichos participantes fueron
localizados gracias a la técnica de “bola de nieve” (Snowball sampling)67. Las formas
de encontrar a los primeros participantes fueron diversas. Se buscaron a los
entrevistados en las páginas amarillas latinas y en las oficinas de la embajada. Una
vez teniendo un directorio de empresarios de origen mexicano se procedió a hacer
contacto vía telefónica solicitando una entrevista. Se realizó una primera visita y al
finalizar se les preguntaba si conocían a más empresarios mexicanos. Otra de las
maneras de contacto fue a través de los líderes de asociaciones o inmigrantes que
llevan más tiempo radicando en Canadá, quienes proporcionaban nombres de
empresas o empresarios. Finalmente, realicé varios recorridos por las ciudades de
estudio identificando negocios que pudieran tener elementos étnicos asociados a lo
mexicano como épiceries latinas o restaurantes

Las entrevistas se realizaron de manera directa, aunque el seguimiento de algunas


se dio por teléfono. Con previa autorización de los informantes y siguiendo todas las
recomendaciones del Comité de Ética de la Universidad Laval, las entrevistas fueron
grabadas y transcritas en su totalidad.

67
La técnica consiste en preguntar a cada individuo de la muestra el nombre de otro individuo de la población
con la finalidad de integrar el muestreo, por ejemplo se preguntaba el nombre de algún amigo empresario
mexicano con el que se comunicara frecuentemente o de alguien a quien admirara o que le haya proporcionado
un consejo, etc. (Goodman, 1961). En más de una ocasión, fueron los propios entrevistados, por iniciativa propia,
quienes entusiasmados por la investigación, hicieron contacto con algún amigo de origen mexicano dueño de una
empresa para que participara en el estudio.

60
La duración promedio de las entrevistas fue de una hora aproximadamente. Los
ambientes de las entrevistas fueron variados y sugeridos, la mayoría de veces, por
los propios entrevistados. Mientras unos encuentros se llevaron a cabo en los
negocios u oficinas de los emprendedores, otras entrevistas transcurrieron en sitios
públicos como cafés o plazas, incluso algunas se dieron en sus domicilios. Se fueron
tomando notas de campo en todas las entrevistas, mismas que fueron también
analizadas y codificadas.

Algunos criterios de selección de los informantes fueron que se tratara de


inmigrantes mexicanos mayores de 18 años; residentes permanentes de la provincia
de Quebec o ciudadanos canadienses de origen mexicano viviendo en alguna de las
tres ciudades consideradas en este estudio; con experiencia en negocios de al
menos un año ya sea con fines lucrativos, sociales o culturales (Tabla 3). Se les
realizó una pregunta central que fue ¿cómo llegaron a convertirse en empresarios en
Quebec? Posteriormente, se complementaba la información con preguntas que
tenían que ver con su experiencia migratoria, sus actividades empresariales y
transnacionales.

De acuerdo a Glaser y Strauss (2010: 157), “el investigador que se esfuerza por
elaborar una teoría no puede determinar desde el inicio de la investigación el número
de grupos que va a seleccionar de acuerdo a las necesidades de su estudio; es
hasta el final que puede detener este número68”. De esta manera, este trabajo no
comprendió un muestreo estadístico convencional sino más bien un muestreo
teórico69. Según la teorización fundamentada el muestreo teórico es “el proceso de
recolección de información a través del cual el investigador simultáneamente pone en
orden, codifica y analiza sus datos decidiendo los materiales adicionales que
necesita y el lugar donde los puede encontrar, con el objetivo de desarrollar una
teoría conforme esta emerge (Ibid.:138)”70.

68
Traducido del francés por el autor.
69
Para una explicación detallada y un buen ejemplo de muestreo teórico se puede consultar Draucker, et al.
(2007).
70
Traducido del francés por el autor.

61
Tabla 3 Características de los y las emprendedoras entrevistadas

Edad Ciudad Perfil Giro Producto Mercado


45 Gatineau-Ottawa Emprendedor Restaurant Étnico Mixto
21 Gatineau-Ottawa Emprendedor Construcción No étnico No étnico
29 Gatineau-Ottawa Emprendedora Cuidados infantiles No étnico No étnico
56 Gatineau-Ottawa Emprendedora Cuidados infantiles No étnico No étnico
36 Gatineau-Ottawa Emprendedora Alimentos No étnico No étnico
52 Gatineau-Ottawa Emprendedora Abarrotes Étnico Mixto
42 Gatineau-Ottawa Emprendedor Biotecnología No étnico No étnico
63 Gatineau-Ottawa Emprendedor Alimentos Étnico Étnico
58 Gatineau-Ottawa Emprendedor Industria química No étnico No étnico
55 Montreal Emprendedora Artesanías Étnico Mixto
43 Montreal Emprendedor Importaciones Étnico No étnico
Servicios
38 Montreal Autoempleada profesionales No étnico Mixto
36 Montreal Emprendedora Restaurant No étnico No étnico
48 Montreal Autoempleado Telecomunicaciones No étnico No étnico
59 Quebec Emprendedor Música Étnico No étnico
57 Quebec Emprendedor Abarrotes/alimentos Étnico Étnico
38 Ottawa Emprendedor Restaurant Étnico No étnico
37 Quebec Autoempleado Belleza No étnico No étnico
39 Ottawa Emprendedora Industria alimentos Étnico No étnico
43 Quebec Emprendedor Limpieza No étnico No étnico
37 Quebec Autoempleada Salud No étnico Mixto
47 Montreal Emprendedor Limpieza No étnico No étnico
42 Montreal Emprendedora Consultoría No étnico No étnico
Fuente: Elaboración propia

El objetivo principal del muestreo teórico es desarrollar y afinar las categorías que
componen la teorización del fenómeno. El muestreo teórico se detiene cuando ya no
se encuentra una propiedad nueva (Charmaz, 2006). En palabras de los creadores
de la teoría fundamentada: “el criterio para decidir detener la selección de diferentes
grupos pertinentes para una categoría es la saturación teórica. Saturación significa
que no hay más datos disponibles a partir de los cuales se pueda desarrollar las
propiedades de la categoría (Glaser y Strauss, 2010:158)71”. Así, “sigue más datos,

71
Según Glaser et Strauss (2010:160): “el muestreo teórico inadecuado es fácil de identificar, puesto que la
teoría asociada es generalmente débil y mal integrada y cuenta con demasiadas excepciones evidentes no

62
más codificación y análisis y aún más muestreo teórico. Es emocionante hasta que
toda la teoría sustantiva se satura en los memorandos dentro de las fuentes de
tiempo, dinero y energía de la investigación (Glaser, 1998:158)72”.

En este caso, se realizó una primera fase de entrevistas y recolección de información


en el verano (mayo-agosto) de 2012, en la que se reveló como categoría analítica la
metáfora de “abriendo puertas” en la que el emprendimiento emergió como un
proceso de territorialización por parte de los migrantes emprendedores. Así, la
segunda fase llevada a cabo en el verano y otoño (mayo a noviembre) de 2013,
consistió en realizar entrevistas y recabar información hasta saturar dicha categoría.
De inicio, fueron buscadas experiencias transnacionales entre los emprendedores,
sin embargo, ante la carencia de casos, la investigación se centró en el proceso de
emprendimiento de los inmigrantes únicamente.

Asimismo, también fueron consultados expertos en el área del emprendimiento y el


transnacionalismo, en su mayoría miembros del medio académico, gubernamental y
de negocios. Se tuvieron entrevistas con autoridades consulares, con miembros de
asociaciones empresariales latinas y con funcionarios públicos de instituciones
mexicanas en Canadá. De igual manera, se consultó a funcionarios de instituciones
empresariales y financieras canadienses. Dichos informantes contribuyeron a los
resultados de esta investigación aportando su experiencia respecto al fenómeno del
emprendimiento en general y específicamente de las minorías étnicas.

Por último, asistí como observador participante a diferentes seminarios vía web
(webinars) para inmigrantes; a talleres, salones y conferencias sobre inmigración y
emprendimiento, en los cuales intercambié experiencias con decenas de inmigrantes
emprendedores y expertos en emprendimiento tanto de México como de otros
países. La mecánica de participación consistía en que, luego de ser detectado el
evento enfocado a inmigrantes, se le solicitaba al responsable si podía participar en
calidad de investigador observador explicándole los objetivos de mi trabajo de

explicables”.
72
Traducido del inglés por el autor.

63
investigación. Participando en las capacitaciones de los emprendedores inmigrantes
conocí algunos de los principales retos y problemas a los que se enfrentan así como
la manera en la que intervienen algunas de las instituciones especializadas en el
apoyo al emprendimiento de los inmigrantes en Quebec.

3.3 Técnicas de codificación y análisis


Uno de los rasgos característicos de la teoría fundamentada es que los datos sean
analizados al mismo tiempo que se recaba la información. Esto se llevó a cabo a
través de diversas técnicas de codificación. Según Saldaña (2009:3):

Un código en la investigación cualitativa es una palabra o frase corta que


asigna simbólicamente un atributo característico, destacado, evocador que
captura la esencia de una parte de los datos lingüísticos o visuales. Los
datos pueden estar compuestos por transcripciones de entrevistas, notas
de campo de observación participante, revistas, documentos, literatura,
artefactos, fotografías, videos, sitios web, correos electrónicos y así
sucesivamente73.

Charmaz (2006) señala que el código muestra cómo seleccionar y clasificar los datos
para iniciar una explicación analítica de estos. Los datos fueron codificados
manualmente y con la ayuda del software de análisis cualitativo de libre acceso Open
Code 2.0 diseñado para codificar, redactar memos y clasificar en el marco de la
teoría fundamentada. Este tipo de programa ha sido ampliamente utilizado en
estudios similares para identificar categorías conceptualizantes74. Se utilizaron los
métodos de codificación InVivo, de proceso, inicial, focalizado, axial y teórico
(Saldaña, 2009).

Según Saldaña (2009:23) los tres principales programas informáticos de análisis


cualitativo son: ATLAS.ti, MAXQDA y NVivo. Sin embargo, para todos se requiere
una licencia. Ante las limitantes de recursos financieros de esta tesis, se decidió
optar por no depender tanto del programa como de la abstracción personal de los
conceptos. El mismo Glaser (1998) ha señalado que un software es como un lápiz
muy refinado para el investigador cualitativo.

73
Traducido del inglés por el autor.
74
Ver el caso de la tesis de Nicolas Foucras (2007). Titulo? Universidad Laval.

64
A lo largo de todo el análisis se recurrió de manera complementaria al análisis de
discurso, sobre todo para aquellas fuentes secundarias. Éste puede ser definido
como:

Una técnica de análisis de datos que pretende describir e interpretar de


manera sistemática el contenido manifiesto de las comunicaciones. Es una
técnica que se utiliza para responder a cinco preguntas hechas para hacer
el análisis interno de una comunicación: ¿quién habla? ¿Para decir qué?
¿A través de qué métodos? ¿A quién se dirige? ¿Qué efecto busca?
(Mace, 1988: 96 en Gravel, 2011b).

Los resultados se presentan a través de imágenes y diagramas de conceptos que


ayudaron a la integración de las principales categorías identificadas (Corbin y
Strauss, 1990). Algunos árboles de causas fueron utilizados con la finalidad de
ilustrar las relaciones entre los factores que explican la manifestación del fenómeno
del emprendimiento desde la perspectiva de los propios migrantes (Gravel, 2011).

3.4 Límites de la investigación


Para llevar a cabo un análisis cualitativo, Paillé y Mucchielli (2010) recomiendan
establecer la “ecuación intelectual del investigador” haciendo un balance entre las
teorías preexistentes y la teoría que se pretende crear. Si bien es cierto que la teoría
fundamentada cuenta con una serie de mecanismos como el método de la
comparación constante que permiten neutralizar las teorías que ya conoce el autor
para crear una nueva teoría “libre” de ideas preconcebidas (Corbin y Strauss, 1990),
conseguir esto en la realidad es poco menos que imposible y dudosamente
deseable. Así, se recomienda aclarar los supuestos y bases epistemológicas desde
donde parte el autor (Paillé y Muccielli, 2010).

Para el caso de esta tesis, entre los referentes interpretativos de inicio, en primer
lugar, se tendría que mencionar el hecho de considerar a los migrantes como sujetos
capaces de transformar su realidad, que como se verá en el capítulo siguiente, tiene
fuertes implicaciones en la concepción del problema del emprendimiento inmigrante.
De lo anterior, se deriva el segundo supuesto preexistente que prevalece en este
trabajo, es decir, que el emprendimiento tiene un carácter positivo. Por último, se

65
concibe emprendimiento como un fenómeno socio-espacial y no solamente una
realidad económica.

Aclarando lo anterior, en este trabajo se piensa en los emprendedores como actores


capaces de establecer una serie de estrategias y acciones que les permite mejorar
sus vidas y tener un impacto en la de los demás. Estas acciones en su conjunto
pueden transformar no solamente su espacio inmediato sino incluso territorios
enteros a una mayor escala. Entonces, el emprendimiento es un fenómeno positivo e
incluso deseable que debe ser promovido para generar cambios sociales. Es decir,
que puede traer mejores niveles de bienestar y hacer una sociedad más justa y
equitativa a través de la creación de valor.

Seguramente el lector ya advirtió que la presente investigación metodológicamente


tiene claros límites en cuanto al acceso a los datos, dependiendo prácticamente de
los relatos hechos por los participantes. Lo anterior, supone que los entrevistados
son capaces de verbalizar cabalmente sus experiencias otorgándoles un sentido. Si
bien es cierto que la información se pudo triangular con otros métodos y otras
fuentes a fin de asegurar su veracidad, no deja de ser información parcial y
esquematizada de una realidad mucho más compleja. Sin embargo, las experiencias
de los emprendedores son indispensables para construir una teoría fundamentada en
los datos. Se debe tener en cuenta que los resultados de esta tesis no son
generalizables a la realidad de todos los inmigrantes de origen mexicano en Quebec
sino más se trata del análisis del caso de los participantes en este estudio.

Un ejemplo de las implicaciones que tiene la carencia de datos diversos, es el hecho


de no haberse podido realizar un análisis comparativo de la experiencia migratoria y
empresarial en las tres ciudades que formaron parte del análisis. Aunque dicho
análisis nunca formó parte de los objetivos de esta tesis, es un área de oportunidad
para un estudio posterior. Las localidades seleccionadas más bien sirvieron para
darle riqueza contextual a las categorías que fueron apareciendo conforme se
realizaban y analizaban las entrevistas. Esto explica también que la distribución de
los entrevistados no corresponda a la proporción de inmigrantes de cada ciudad. Los

66
empresarios de Gatineau están más representados en el estudio porque el trabajo de
campo se inició ahí, cuando siguió en Montreal, se fueron buscando casos diferentes
a lo encontrado en Gatineau y lo mismo posteriormente en la ciudad de Quebec.
Siempre privilegiando entender el proceso de emprendimiento en sí más que el
muestreo representativo de cada ciudad.

Inicialmente, también se pretendió explorar la creación de comunidades


transnacionales por los inmigrantes mexicanos en Quebec, sin embargo, los
resultados indicaron rápidamente que los entrevistados, al ser una primera
generación de inmigrantes, se encuentran aún en la fase de consolidar sus
comunidades étnicas en la sociedad receptora. No obstante, la investigación da
cuenta de algunas de las dificultades y oportunidades que se les presentan a los
subgrupos de origen mexicano en dicha etapa. Es por ello que, siguiendo los
principios de la teoría fundamentada, la tesis se reorientó únicamente en el
emprendimiento inmigrante.

Por otro lado, la teoría fundamentada, particularmente la etapa del proceso de


construcción de categorías conceptualizantes, se apoya indistintamente en la
experiencia de los sujetos de estudio como en la del investigador (Charmaz, 2006).
Así, no es lo mismo el análisis que pueda realizar un investigador experimentado con
amplios conocimientos empíricos y teóricos en el tema de estudio, respecto al que
pueda llevar a cabo un investigador que está proponiendo una tesis de doctorado. La
sensibilidad teórica del investigador cuenta e influye en los resultados. En el caso de
esta tesis, fue la primera ocasión en que me involucraba en un estudio de esta
naturaleza, por lo que seguramente harán falta muchos aspectos que otro
investigador pudo haber explorado respecto al tema. Como bien señala Packer
(2011) hasta para hacer una comparación, no deja de ser el investigador quien
decide contra qué comparar. Esta carencia trató de ser subsanada sosteniendo
conversaciones con colegas respecto a las categorías que fueron “surgiendo de los
datos”. Sin embargo, al no tratarse de personas directamente involucradas en el

67
proyecto, difícilmente se obtuvieron los resultados de las discusiones que sostienen
usualmente los investigadores de la teoría fundamentada cuando trabajan en equipo.

A lo anterior hay que agregar, que soy un investigador que durante el tiempo del
trabajo de campo de la tesis me encontraba en un estatus de migrante temporal. Si
bien es cierto que en calidad de estudiante extranjero de origen mexicano, la
experiencia migratoria no fue ni cercana a la de un residente temporal o ciudadano
canadiense de origen mexicano. En ambos casos, pude constatar que existen
similitudes que me permitieron comprender o desarrollar cierta empatía con los
sujetos de estudio. Sin embargo, el riesgo de acercarme “demasiado” al problema de
estudio tuvo que ser afrontado constantemente. La solución fue esforzarme de
manera sistemática en ser consciente de esta situación. No obstante, tal problema
fue temporal y disminuyó significativamente a mi regreso a México para continuar
con la redacción del reporte final de la tesis.

Por último, se presentaron una serie de limitaciones lingüísticas. Siguiendo el


reciente argumento propuesto por Charmaz (2014), la teoría fundamentada no es
una metodología descontextualizada del medio en que fue concebida. El idioma
cuenta a la hora de codificar. En otras palabras, no es lo mismo intentar construir una
categoría en inglés que hacerlo en español. El inglés, idioma en el que fue concebida
la teoría fundamentada por Glaser y Strauss, es una lengua que facilita la síntesis de
palabras, cosa que no ocurre necesariamente con otros idiomas (Ídem.). En esta
tesis, tuve además que lidiar con transcribir entrevistas en tres idiomas, no pocas
veces, los entrevistados de habla hispana emplearon neologismos derivados del
francés o frases completas en francés o en inglés mientras hablaban español
Además, la revisión de literatura se realizó consultando fuentes en inglés, francés y
español. Esto que pudiera parecer banal o irrelevante, constituye una limitante que
espero haber transformado en una riqueza o fortaleza de la presente investigación ya
que brinda una idea del nivel de integración de los entrevistados.

68
3.5 Consideraciones éticas
Siguiendo los protocolos del Comité de ética (No. de aprobación 2012-092/07-05-
2012), los materiales de investigación, incluyendo los datos grabados serán
conservados en una computadora y respaldados en un disco duro externo. Esta
información será destruida al finalizar la investigación, es decir en diciembre de 2016.
Todo el material físico recabado también será destruido.

Un resumen corto con los resultados será proporcionado a los participantes que lo
soliciten. Además, para aquellos más interesados se les podrá enviar algún capítulo
de la tesis, un artículo publicado o la tesis completa.

Desde las primeras entrevistas, quedó de manifiesto que los participantes se


asumían como actores capaces de integrarse intentando transformar la realidad que
los rodeaba. Por ello, la revisión conceptual se orientó hacia profundizar la idea de
que los migrantes pueden ser actores; incluso, en ciertos momentos y bajo ciertas
circunstancias de manera intermitente, pueden llegar a convertirse en sujetos en el
sentido desarrollado por el sociólogo francés Alain Touraine. Gran parte del análisis
del siguiente capítulo se apoya en la obra de dicho autor debido a la extensa y
profunda sociología del sujeto que él ha desarrollado durante varias décadas.

69
Capítulo IV Consideraciones teóricas
Los antiguos colonizados, los nuevos inmigrantes, los creyentes del Islam son muy frecuentemente definidos por lo que sufren –como si
ellos no pudieran ser actores de su propia historia. A nombre de la liberación de los dominados, algunos se comportan como como si ellos
no fueran capaces de construir su propia liberación y de transformarse en actores de la transformación de su situación. Nada es más
inquietante que la facilidad con la cual aquellos que se quieren agentes de lucha contras las dominaciones niegan la posibilidad de la
acción creativa y liberadora. Extraña visión del mundo que habla constantemente de la dominación sufrida, pero desatiende los
pensamientos y los actos liberadores

Alain Touraine

Las migraciones humanas se han estudiado ampliamente desde diversas disciplinas


y enfoques. Aunque cierta parte del campo de estudio de las migraciones tiende a
victimizar a los propios migrantes, los entrevistados de este trabajo pocas veces se
asumieron como oprimidos por un sistema o estructura. En el presente capítulo, se
esboza una reflexión sobre el proceso a través del cual los trabajadores migrantes se
convierten en actores y sujetos. La intención es mostrar la utilidad de la noción de
sujeto tanto en el caso de los inmigrantes emprendedores como en el de los
migrantes transnacionales. Se trata de un análisis de la acción de los migrantes y
una revisión de las teorías de las migraciones enfatizando aquellas en que se les
otorga el carácter de actores a los y las migrantes.

Considerando que el proceso migratorio es todo menos homogéneo, este análisis se


enfoca en los trabajadores migrantes internacionales excluyendo otras formas de
migración y de movilidad como la migración estudiantil, la migración forzada, la
migración interna o el turismo. En la primera parte, se discuten los paradigmas y
enfoques teóricos para explicar las migraciones. Posteriormente, se propone un
modelo del proceso de la emergencia del sujeto entre los trabajadores migrantes.
Finalmente, se presentan algunos de los enfoques teóricos que se han utilizado para
explicar el emprendimiento de los migrantes.

4.1 Actores y estructuras en los enfoques de las migraciones


Diferentes enfoques teóricos75 han sido propuestos para comprender mejor las
causas76 de las migraciones humanas. Este mosaico teórico contemporáneo

75
Moctezuma (2008) advierte que los enfoques de las migraciones no son teorías en sí, sino más bien un conjunto de
conceptos tomados de la sociología, la economía y otras disciplinas y adaptados al estudio del fenómeno migratorio.
76 Existen también teorías que abordan otras dimensiones del fenómeno migratorio como su perpetuación (Teoría de la

70
(Arango, 2003) está formado por múltiples teorías provenientes de disciplinas como
la sociología, la psicología, la economía, la geografía, las ciencias políticas, entre
otras, cuyas aportaciones en ocasiones contradictorias pero la mayoría de veces
complementarias, ponen en evidencia la complejidad y el carácter multidimensional
del fenómeno migratorio (Piguet, 2013). Esta sección no pretende ser una revisión
absoluta77, sino más bien busca enunciar los principales referentes.

Según Samers (2010), existen al menos dos tipos de enfoques de las migraciones:
los deterministas y aquellos más integradores o mixtos. Así, entre los deterministas el
autor distingue: las leyes de la migración de Ravenstein; el modelo de
expulsión/atracción (push and pull factors); los análisis económicos neoclásicos
también llamados enfoques funcionalistas; los enfoques conductistas, la nueva
economía de la migración, teoría del mercado dualista y el enfoque de la
segmentación de mercado, así como los enfoques ligados al estructuralismo.

Aunque consideran la toma de decisiones individual, las teorías llamadas


deterministas reducen la experiencia humana a un estado puramente racional ya sea
como maximizers (teoría de la elección racional) o a satisficers (enfoques
conductistas, noción de la racionalidad limitada) negando otros aspectos de la
subjetividad.

Piguet (2013) ofrece una síntesis interdisciplinaria de los enfoques centrados en la


toma de decisión individual en el estudio de las migraciones. El autor agrupa los
modelos en: los enfoques clásicos (neoclásicos, elección racional, elección limitada,
ciclo de vida, capital humano, información incompleta, el place utility model, las
teorías de la satisfacción residencial, la nueva economía de las migraciones); los
enfoques producto de la psicología social (teorías de la motivación, toma de decisión
conflictual, modelo de la deficiencia, la noción Locus of control, teorías de las
expectativas y valores, modelo de la acción razonada y del comportamiento

causación acumulativa) o sus consecuencias (modelos que explican la creación de empresas por parte de los
inmigrantes).
77 Si se desea consultar síntesis más completas de los enfoques teóricos de las migraciones se puede consultar a Massey et

al, 1993; Massey et al, 1998.

71
planificado) y finalmente los enfoques sociológicos y geográficos (teorías de las
redes y el capital social y el imaginario geográfico). El autor señala que los enfoques
clásicos, con diferente grado de complejidad, se fundamentan en la hipótesis central
de la racionalidad y del homo economicus sin que el contexto social esté muy
presente en el análisis.

Los enfoques de la psicología social pretenden complejizar el modelo demasiado


mecánico del comportamiento humano que presentan los economistas neoclásicos.
En el caso de las teorías de la motivación, incorporan algunos rasgos de
personalidad como el locus de control, aduciendo que los migrantes potenciales
tienen una percepción del control de su propia vida más elevada. Las teorías de las
expectativas y de los valores se enfocan más bien sobre el proceso decisional
migratorio, reconociendo siete categorías de expectativas de los migrantes: riqueza,
estatus, confort, estimulación, autonomía, afiliación y moralidad (la creencia de una
buena manera de vivir). Dicho proceso no es visto como algo totalmente libre y
factores estructurales intervienen en la toma de decisiones como los valores de la
comunidad de referencia hacia la migración o incluso aspectos de género.
Finalmente, los enfoques sociológicos y geográficos buscan tomar en cuenta no
solamente a los individuos sino las relaciones entre el migrante y su entorno social
(Ídem) tal y como se verá más adelante.

Por otro lado, existen los enfoques que en lugar de estudiar al individuo o a los
grupos de individuos, tienen una unidad de análisis de un orden diferente. Así, estas
macro perspectivas se interesan, por ejemplo, en estudiar el capitalismo de las
sociedades industriales modernas, las transformaciones económicas y políticas de la
economía global. Entre otras se encuentra el enfoque del mercado dual, los enfoques
de segmentación, la teoría del sistema-mundo y las teorías de la globalización
(Samers, 2010). De acuerdo a estas teorías, las migraciones se explican por fuerzas
que están más allá de la capacidad de intervención que pueden tener los actores
individuales y colectivos. En este caso, los migrantes no pocas veces son pensados
tan solo como víctimas dominadas y manipuladas por el sistema económico o

72
político. Esto se presenta con frecuencia en los enfoques de inspiración neo marxista
como la teoría de la dependencia.

Por otro lado, los enfoques integradores o mixtos para explicar las migraciones, es
decir, el análisis de las redes sociales de los migrantes, los argumentos
transnacionales, el análisis de género, tienen como la intención de considerar al
migrante o a los grupos de migrantes como actores con capacidad de
autoconstruirse así como de transformar su realidad y las realidades sociales y
espaciales de otros.

En resumen, se pueden agrupar los enfoques para explicar las migraciones, por un
lado, en aquellos que toman en consideración a los individuos y grupos de migrantes,
haciendo la distinción entre los que hablan de agentes racionales y los que les
otorgan un carácter de actores. Del otro lado estarían los que se enfocan en las
estructuras y los sistemas (Tabla 4).

Tabla 4 Enfoques y modelos para estudiar la migración de acuerdo a su unidad de análisis

Centradas en los individuos y los grupos Interesadas en las estructuras


Agentes racionales Actores y sistemas
-Leyes de Ravenstein -Relación migración- -La teoría de los mercados de
-Push and pull factors desarrollo. trabajo duales y los enfoques
-Modelo de costo-beneficio -Teoría de las redes sociales de segmentación.
-Enfoque conductual y el capital social de los -Teoría de la dependencia
-Enfoques de la nueva migrantes. -Teoría del sistema-mundo
economía de la migración -El imaginario geográfico -Enfoque de la globalización
-Teoría de la elección racional -Transnacionalismo. -Ciudades globales
-Teoría de la toma de decisión -Enfoque de género de las -Neoliberalismo
conflictual. migraciones -Modelo de la gravedad
-Teoría de la acción razonada -Modelo de contrainte et de -Teoría de sistemas de las
y del comportamiento connaissance. migraciones
planificado. -Modelo de la deficiencia.
Teoría de las expectativas y -Espacio migratorio
de los valores. -Campos migratorios

4.2 La geografía y los actores de la migración


King (2012) ha identificado tres etapas de los estudios geográficos sobre las
migraciones: la primera con las contribuciones de geógrafos como Ravenstein,

73
Zelinksky, Mabogunje y Hägerstrand que sentaron las bases de la teoría de la
migración; una segunda, en la que los geógrafos de la población hicieron importantes
trabajos sobre el mapeo y modelado de los procesos y patrones migratorios; y el
post-positivista “cultural turn”, que desde 1990 han desarrollado geógrafos y
geógrafas sociales, culturales, feministas usualmente empleando metodologías
cualitativas.

El modelo pionero propuesto por el geógrafo nigeriano Mabogunje en 1970 sobre las
migraciones rural-urbano bajo el enfoque de sistemas considera 5 componentes: el
ambiente, que contiene cuatro dimensiones (condiciones económicas, factores
sociales y comunitarios, comunicaciones y transportes y políticas gubernamentales);
el migrante, que es la “energía” que se mueve a través del sistema; los subsistemas
de control , que determinan quién sale de un pueblo y cómo los migrantes son
incorporados a la ciudad; los mecanismos de ajuste, que tienen que hacer tanto las
localidades de partida como de llegada para lidiar con las consecuencias de las
migraciones; y la retroalimentación, como las historias de éxito o fracaso que actúan
para mantener, incrementar o disuadir los flujos migratorios a través del sistema
(Ibid.: 140).

En cuanto a la lista de los enfoques centrados en los actores más contemporáneos,


se pueden agregar los modelos y conceptos propuestos por los geógrafos para
comprender mejor las complejas realidades espaciales de la migración
contemporánea. Por ejemplo, el modelo de la contrainte et de connaissance de la
geografía de las poblaciones (Dumont, 2010) y las nociones de campos y espacios
migratorios (Simon, 2008).

De acuerdo al modelo de contrainte et de connaissance:

La decisión de migrar depende del estado de las informaciones que


dispone la persona, y esta es, en definitiva, subjetiva, porque el individuo
no tiene forzosamente conocimiento de todas las posibilidades existentes

74
ni siquiera de un muestreo de posibilidades que permita tomar una
decisión puramente racional (Dumont, 2010:22-23)78.

De este modo, el o la migrante está siempre bajo una contrainte o presión migratoria
de naturaleza económica, política o ambiental que pueden generar un estrés
residencial. Esto es, según el caso, más o menos intenso, conduciendo a
desplazamientos forzados, cuasi forzados o espontáneos (Ídem). Sin embargo,
dicha tensión no determina completamente el comportamiento del individuo, si no,
toda persona expuesta a una presión ya sea económica o política se convertiría
automáticamente en un migrante79. Tal selectividad de la migración señala que
condiciones estructurales idénticas pueden tener un impacto diferente según los
individuos y los grupos (Massey et al., 1998).

Por el lado de la información, los geógrafos conductistas han profundizado en los


aspectos espaciales de la información incompleta, identificando la experiencia
migratoria como un componente del capital humano también llamada “competencia
circulatoria” o el “saber circular”. Es decir, bajo este enfoque, la movilidad (o
inmovilidad) se explica por la cantidad y calidad de información con que cuenta la
persona así como su capacidad para utilizarla (Piguet, 2013). La historia migratoria
individual y la propia red social del migrante le permiten tener acceso a la información
que facilitará su proyecto migratorio.

Tal modelo, coincide con ciertos principios de la teoría de sistemas de la migración,


la cual considera el movimiento migratorio como el resultado de la interacción de
macro, meso y micro estructuras. Las macro estructuras incluyen la política
económica del mercado mundial, las relaciones internacionales, las leyes, las
políticas migratorias, etc. Las microestructuras son constituidas por las redes
sociales (dónde las familias y las comunidades llegan a ser cruciales así como otros
recursos de la infraestructura económica y social) creadas y desarrolladas por los
propios actores migrantes así como por su capital cultural (el conocimiento de los

78
Traducido del francés por el autor.
79
Aun cuando la migración contemporánea es un fenómeno sumamente importante, es necesario recordar que, en
relación a la población mundial, solamente un 3.1% son migrantes internacionales (OIM, 2013).

75
otros países, la capacidad de organizar un viaje, de encontrar un empleo, de
adaptarse a un nuevo ambiente, etc.) Finalmente, el tercer nivel de análisis, es decir
las meso estructuras, está formado por los individuos, grupos o instituciones que
desempeñan un rol intermediario entre los migrantes y las instituciones políticas
económicas, principalmente los organismos de reclutamiento, los abogados,
consejeros, agentes, transportistas, coyotes, etc. (Castles y Miller, 2003).

En lo que concierne a la noción de espacio migratorio, según Simon (2008:14), se


trata de un primer análisis que engloba el conjunto del espacio practicado por los
migrantes (espacio de origen, de implantación, pero también de tránsito y de regreso)
a diferentes escalas (regional, intercontinental, planetaria) así como “el campo de
percepción global e inmediata que generalmente tienen de éste los actores
migrantes: aquel del interior de un vasto espacio de vida extendido entre el espacio
de origen y el espacio de implantación (Ídem)”. En efecto, el funcionamiento de este
campo implica “un conjunto de actores con sus lógicas propias, sus modos de
funcionamiento, sus prácticas elementales y complejas, espacios de
representaciones individuales y colectivas (Ídem)”.

En este sentido, la noción de imaginario geográfico de los geógrafos culturales


permite captar de una manera diferente la complejidad de la toma de decisiones en
cuanto a los motivos y los lugares de destino de los migrantes. Las imágenes
interiorizadas y construidas por los migrantes producto de la experiencia de otros
migrantes de su comunidad, de la memoria de la migración enraizada en la historia o
la familiaridad cultural complementan la información objetiva del proyecto migratorio
personal (Piguet, 2013).

Un segundo nivel de análisis ligado a las espacialidades de las migraciones


internacionales lo constituye la noción de campo migratorio o campo transnacional.
Simon (Ibid.:15) lo define como:

El conjunto del espacio transnacional que une, sin importar la distancia,


lugares de origen, de tránsito y de instalación; es decir el espacio recorrido
y estructurado por flujos estables y regulares de migraciones y por el

76
conjunto de flujos (materiales, ideales) inducidos por la circulación de
personas80.

De la misma manera que el espacio migratorio, el campo migratorio es estructurado


por los actores migrantes, principalmente las familias y las redes migratorias. Se trata
de un espacio bajo tensión y cargado de sentido, de esperanzas, de utopías, de
imaginarios individuales y colectivos, donde se afirma la idea de la autonomía del
migrante y su rol de actor mayor en el funcionamiento migratorio (Ibid.:16). Esto sin
desestimar la influencia de las estructuras y macro procesos sobre las decisiones de
los migrantes. Tal rol es claramente resumido por Simon (Ídem) de la manera
siguiente:

La idea de la autonomía del migrante…con su capacidad de iniciativas,


sus potencialidades en recursos sociales, su capacidad de desplegar
estrategias integrando variables en el conjunto del campo migratorio
internacional, sin importar la extensión y alargamiento espacial de dicho
campo. La rehabilitación del actor-migrante no disminuye la importancia
del contexto (económico, reglamentario y geopolítico) que influencia más o
menos fuertemente los comportamientos espaciales sin determinarlos sin
embargo.

Dicho de otra manera, los territorios pueden influir en el comportamiento de los


migrantes pero las acciones de éstos modelan los territorios. Según Samers
(2010:118), no se trata solamente de territorios en escalas usuales como locales,
regionales, nacionales o globales, sino de territorios híbridos. Por ejemplo, el
territorio local de las granjas canadienses con sus propias reglas informales
negociadas y aceptadas tanto por los trabajadores migrantes como por los patrones,
se mezcla con la reglamentación formal de Canadá y de México en el marco del
Programa de los Trabajadores Agrícolas Temporales81.

80
Traducido del francés por el autor.

81
En el sitio web del Consulado General de México en Montreal (2015) se puede leer que “El Programa de Trabajadores
Agrícolas Temporales (PTAT) fue establecido por los gobiernos de México y Canadá en 1974 con el objeto de satisfacer la
demanda de mano de obra en el sector agrícola canadiense…el número de trabajadores participantes en el programa ha ido
aumentando exponencialmente…en 1974 contaba con 203 participantes, mientras que en la temporada de 2007 participaron
más de 14,000 personas, de las cuales un poco más de 3,000 desarrollaron sus actividades en la Provincia de Quebec.”

77
4.3 Debate de la relación migración-desarrollo: más allá de héroes y víctimas

Evidentemente, la idea de un migrante autónomo que regresa de manera temporal o


definitivamente a su lugar de origen, gastando o invirtiendo dinero, enviando remesas
individuales, creando y participando en redes, abriendo y consolidando empresas y
organizándose con otros migrantes a través de clubes de oriundos para enviar
remesas colectivas e influir en el desarrollo de sus localidades ha sido más que bien
recibida por diferentes gobiernos de los países emisores de migrantes. En efecto, los
migrantes transnacionales o “transmigrantes” pasaron de estar excluidos del discurso
oficial a ser considerados como “héroes del desarrollo”82. Obviamente, esta
apropiación de los llamados beneficios de las migraciones por parte del estado no ha
carecido de un debate académico.

De hecho, la polémica acerca de la relación entre las migraciones y el desarrollo


ocupa un lugar central en los estudios y las políticas migratorias83. Por un lado, están
aquellos que piensan que la migración provoca graves problemas para los países de
origen a pesar de los aparentes beneficios que estos pudieran recibir. En este
sentido, resaltan los enfoques inspirados por la teoría neo marxista de la
dependencia y el estructuralismo, principalmente propuestos por investigadores de
países emisores de migrantes84. Éstos han denunciado que las remesas y los costos
socioeconómicos implicados en la migración no aportan oportunidades económicas
para las comunidades de origen. De igual manera, que los países de recepción son
siempre los verdaderos ganadores, lo que conduce a un desarrollo desigual.
Finalmente, estas perspectivas han criticado el hecho que los migrantes sean
considerados como responsables del desarrollo de sus localidades, sus regiones e

82
Muchos gobiernos han creado políticas públicas transnacionales con la finalidad de beneficiarse de los fondos enviados
por los migrantes. Incluso hay algunos que promueven abiertamente la emigración entre su población (Bakker, 2011).
83 Portes (2008) y De Haas (2010) proporcionan revisiones críticas y completas en torno al debate de la relación migración-

desarrollo tanto en el medio académico como en el de las políticas públicas.


84
Evidentemente, la victimización de los migrantes data de mucho tiempo antes que existieran estas teorías. Hablando de
justicia social y trabajo, Calvino denunciaba la explotación de los débiles, de los pobres y de los extranjeros señalando el
abuso de poder de los ricos de la siguiente manera : « Dieu nous déclare qu’il nous faut traiter en telle humanité ceux qui
labourent pour nous, qu’ils ne soient point grevés outre mesure; mais qu’ils puissent continuer et qu’ils aient occasion de
rendre grâces à Dieu en leur travail. » En realidad, condenaba la situación de no trabajo como algo inhumano
responsabilizando a aquellos que estando en condiciones de otorgar empleos no lo hacían (Willaime, 2003:73).

78
incluso sus países y que el estado no sea quien asuma esta responsabilidad85
(Delgado-Wise y Márquez-Covarrubias, 2007; Delgado-Wise et al., 2009; Gravel,
2009)86.

En el otro lado, están aquellos estudios más “optimistas” que señalan los aspectos
positivos de las migraciones y el rol de los actores migrantes, principalmente a través
del envío de remesas y las inversiones productivas que estos hacen en sus países
de origen (Ratha et al., 2011 ; Taylor y López-Feldman, 2010 ; Woodruff y Zenteno,
2007). En este sentido, destacan la teoría neoclásica, la teoría del desarrollo y otros
enfoques claramente del lado del paradigma « utilitarista » de las migraciones. De
igual manera, instituciones internacionales como el Banco Mundial y el Fondo
Monetario Internacional han adoptado y promovido este tipo de enfoques del
desarrollo (Munzele Maimbo y Ratha, 2005).

De Haas (2010) ofrece un análisis de las teorías pesimistas y optimistas en torno al


debate de la relación migración y desarrollo (Tabla 5). El autor destaca un tercer
punto de vista compuesto por tres perspectivas más pluralistas, es decir, la nueva
economía de las migraciones laborales (New economics of labour migration), el
enfoque de los medios de vida sostenibles (Livelihoods approach) y el enfoque del
transnacionalismo. En este contexto Levitt y Nyberg-Sørensen (2004) afirman que lo
que se conoce como “the transnational turn” se ha convertido en el punto central en
los estudios y políticas públicas de las migraciones.

En resumen, los enfoques de las migraciones vinculados a la perspectiva


transnacional son más apropiados para analizar el proceso a través del cual el
migrante se convierte en actor. Como ya se mencionó, Portes (2008) propuso un
modelo del transnacionalismo de los migrantes que considera sus acciones en cuatro
etapas: (1) el inicio del envío de remesas, (2) el inicio de actividades de empresas

85 La Déclaration de Cuernavaca (2005) ejemplifica la visión de los investigadores que denuncian los aspectos negativos de
la relación migración y desarrollo.
86 Llama la atención que aunque los autores critiquen la relación entre la migración y el desarrollo, rara vez cuestionan la

noción de desarrollo en sí, concepto que ha sido contestado por otros autores en otro contexto (Sachs, 2003).

79
transnacionales y actividades sociales, (3) el surgimiento y (4) la consolidación de
comunidades transnacionales.

Tabla 5 Perspectivas opuestas de la migración y el desarrollo

Optimistas Pesimistas
Funcionalista ↔ Estructuralista
Neoclásico ↔ Neo-marxista
Modernización ↔ Desintegración
Transferencia de la Transferencia de la

red norte-sur red sur-norte
Brain gain ↔ Brain drain
Más igualdad ↔ Más desigualdad
Remesas
↔ Consumismo
productivas
Desarrollo ↔ Dependencia
Menos migración ↔ Más migración

Fuente: De Haas (2010)

Algunos elementos de este modelo serán retomados para describir la emergencia del
sujeto en los migrantes. Sin embargo, antes de esto conviene precisar algunas
características de la heterogeneidad de las migraciones internacionales.

4.4 La heterogeneidad de las migraciones y la modernidad


La migración es todo menos un proceso homogéneo. Los migrantes tienen diversas
motivaciones, limitantes, proyectos, orígenes, destinos, estatus, características
socioeconómicas, etc. Dicho de otra manera, las mujeres, los hombres, los niños, los
adultos mayores, los trabajadores calificados, los refugiados no viven de la misma
manera la experiencia migratoria. Además, la dinámica migratoria puede tomar
diferentes formas, pudiendo ser definitiva, circular, transnacional etc. Es por esto que
existen tantos enfoques para explicar la migración resultando difícil e incluso no
deseable concebir una teoría general de las migraciones (Castles, 2010).

A pesar de lo anterior, se han propuesto varias tipologías de las migraciones y de los


migrantes (Petersen, 1958, Wiseman y Roseman, 1979). Por ejemplo, la
Organización Internacional para las Migraciones (2013) reconoce diferentes tipos de

80
migrantes entre ellos los migrantes económicos, el migrante documentado, el
trabajador de temporadas y las personas desplazadas. Dichas clasificaciones,
argumenta Estévez (2015) son funcionales a la administración de la economía
neoliberal y se enfocan a la regulación y control de la movilidad de las personas en
función del capitalismo global para captar a aquellos individuos que prometen más
productividad y plusvalía a través de sus calificaciones laborales o su vulnerabilidad
a la explotación.

De esta manera, la inmigración económica describe a los migrantes que se ganan la


entrada a un país gracias a sus habilidades, calificaciones y experiencias laborales.
Aquí se incluye a los emprendedores, autoempleados, inversionistas y trabajadores
altamente calificados. Otro tipo de inmigración son las familiares que se trata de una
estrategia familiar para reunificación o patrocinio para migrar como consecuencia de
un flujo migratorio anterior. Y finalmente están los refugiados, quienes, basándose en
la Convención 1951 del Estatus de Refugiados pueden conseguir asilo en otro país y
posteriormente obtener la ciudadanía si cumplen con una serie de requisitos (Waters,
2009).

Evidentemente, el proyecto migratorio y la capacidad de un migrante de convertirse


en un actor variarán según su situación inicial. El sociólogo Alain Touraine (1965)
distinguía tres tipos de proyectos de movilidad:

D'une part le pur déplacement, correspondant à une conduite entièrement


hétéronome, celle du migrant chassé de sa terre ou de sa ville par
l'absence de travail ou de subsistance et entraîné par le flot qui se dirige
vers les métropoles ou les zones industrielles; d'autre part, le départ,
conduite volontaire, mobilité individuelle, conscience des buts de
promotion ou d'ascension sociale individuelle qui la commandent; enfin, la
mobilité collective, conscience que l'initiative et les chances de l'individu
s'inscrivent dans un mouvement collectif, c'est-à-dire le rapprochent de
valeurs sociales qu'il reconnaît comme telles : l'industrialisation, la
consommation de masse, etc. (Idem : 268).87.

87
Por una parte el desplazamiento puro, correspondiente a una conducta completamente heterónoma, aquella del
migrante expulsado de su tierra o de su ciudad debido a la ausencia de trabajo o de subsistencia y arrastrado
por el oleaje que se dirige hacia las metrópolis o las zonas industriales; por otra parte, la salida, conducta

81
En efecto, la categoría del desplazamiento estaría más lejos de la figura del sujeto
migrante, mientras que aquellas de la salida y sobre todo la movilidad colectiva
serían más próximas a esta noción, puesto que el migrante muestra una conciencia
de ser un actor que puede construir su vida. La propia OIM (2013) reconoce la
capacidad de un migrante de reflexionar sobre sí mismo y sobre los demás.

Este término (migrante) abarca usualmente todos los casos en los que la
decisión de migrar es tomada libremente por la persona concernida por
“razones de conveniencia personal” y sin intervención de factores externos
que le obliguen a ello. Así, este término se aplica a las personas y a sus
familiares que van a otro país o región con miras a mejorar sus
condiciones sociales y materiales y sus perspectivas y las de sus familias
(Ídem).

Tomando en cuenta lo anterior, el contexto de los migrantes es sumamente diverso.


Aunque todos se encuentren en la modernidad, hay migrantes que en pleno siglo XXI
se desenvuelven en un entorno más bien de tipo tradicional dificultando el
surgimiento de la figura del sujeto. Los demás se encuentran en alguna fase de la
modernidad, entendida por Touraine (1997) como el reconocimiento de los derechos
universales y de la razón. Es en la modernidad donde la imagen del sujeto cobra
significación (Touraine y Khosrokhavar, 2000). Finalmente, hay también migrantes
que se sitúan en espacios de transición entre la tradición y la modernidad.

De esta manera, incluso en Estados Unidos, centro simbólico y real del progreso
científico y tecnológico contemporáneo, si no hay respeto a los derechos humanos
difícilmente todos los inmigrantes pueden afirmar que se encuentran en la
modernidad88. Esto no quiere decir que los países no tengan derecho a decidir sobre
su territorio, pero esto se debe hacer a través de la razón. Touraine (2007:149)
afirma que “el hecho que haya países más avanzados que otros, económicamente e

voluntaria, movilidad individual, conciencia de sus objetivos de promoción o de ascenso social individual que
la controlan; y finalmente, la movilidad colectiva, conciencia que la iniciativa y las oportunidades del
individuo se insertan en un movimiento colectivo, es decir el cotejo de valores sociales que se reconocen
como tales: la industrialización, el consumo de masa, etc. (Traducido por el autor).
88
Huspek et al. (1998) ofrecen una extensa revisión en materia de violaciones a los derechos humanos y civiles
de los inmigrantes sin documentos en la frontera entre México y Estados Unidos de 1995 a 1997. Los autores
reportan entre otras cosas búsqueda ilegal de personas; abuso físico, psicológico y verbal;

82
incluso socialmente, no tiene nada que ver con la idea de que los países más
avanzados estarían completamente identificados con la modernidad”.

Es pertinente evocar la idea de modernidad porque esta es el complemento


indispensable y necesario de la noción de sujeto (Touraine, 2007:169). Según
Touraine, el Sujeto-migrante se ha convertido en paradigmático en la modernidad.

Simmel a fait de l’étranger la figure emblématique de la modernité, c’est


celle de l’émigré qu’il faudrait choisir aujourd’hui, voyageur rempli de
mémoire autant que de projets et qui se découvre et se construit lui-même
dans cet effort de chaque jour pour nouer le passé à l’avenir, l’héritage
culturel à l’insertion professionnelle et sociale (Touraine, 1992 : 236)89.

4.5 Migrantes: actores y sujetos


A continuación se analizará el proceso a través del cual el trabajador migrante se
convierte en sujeto. La intención no es definir esta noción tan compleja90 ni mucho
menos agotar el tema. Más bien se trata de identificar algunas ideas y conceptos
necesarios para comenzar una reflexión sobre las migraciones a partir de la figura
del migrante y su autoconstrucción. Para dicho fin, tal y como se mencionó
anteriormente, se utilizarán elementos del modelo de transnacionalismo de Portes
(2008) en combinación con la sociología del sujeto propuesta por Alain Touraine.

En primer lugar, el proceso de subjetivación del migrante no es lineal ni definitivo. En


efecto, según Touraine (2007), el individuo o el grupo una vez constituido en actor o
en sujeto no permanece así de manera continua. Al contrario, el sujeto es un estado
intermitente al cual los migrantes se acercan o se alejan constantemente.

Es necesario identificar la diferencia entre individuo, sujeto y actor según Touraine:

89
Simmel ha hecho del extranjero la figura emblemática de la modernidad, es aquella del emigrado que habría
que elegir ahora, viajero lleno de memoria al igual que de proyectos y quien se descubre y se construye a él
mismo en ese esfuerzo de cada día por unir el pasado al futuro, la herencia cultural a la inserción profesional y
social (Traducción del autor).
90
De una fuerte tradición en la filosofía, la polisémica y compleja noción de Sujeto ha visto recientemente una
reaparición en las ciencias sociales, principalmente en Francia (Jodelet, 2008). Evidentemente, cada
disciplina y casi cada autor tiene su propio enfoque. Así, Foucault y Touraine no hablan necesariamente del
mismo tipo de sujeto. Aunque más desarrollada en la psicología, la sociología o la antropología, la noción de
sujeto ha sido utilizada también en otras disciplinas como la geografía (Berdoulay et al., 2010). De hecho,
Cahiers de Géographie du Québec le dedicó un número especial en 2010 (Entrikin, 2010).

83
L’individu n’est que l’unité particulière où se mêlent la vie et la pensée,
l’expérience et la conscience. Le Sujet est le passage du Ça au Je, le
contrôle exercé sur le vécu pour qu’il ait un sens personnel, pour que
l’individu se transforme en acteur qui s’insère dans des relations sociales
en les transformant, mais sans jamais s’identifier complètement à aucun
groupe, à aucune collectivité. Car l’acteur n’est pas celui qui agit
conformément à la place qu’il occupe dans l’organisation sociale, mais
celui qui modifie l’environnement matériel et surtout social dans lequel il
est placé en transformant la division du travail, les modes de décision, les
rapports de domination ou les orientations culturelles (Touraine, 1992:
243)91.

Según Touraine (2007), el sujeto, es decir, la conciencia de un individuo de ser actor


de su propia vida, portador de derechos universales y reconocedor del otro como
sujeto, emerge frecuentemente del conflicto o de la resistencia a un poder que
intenta suprimir al individuo y su subjetividad. Por otro lado, el sujeto se forja entre
dos frentes, por un lado la racionalización y por otro los comunitarismos.

De este modo, los migrantes tienen constantemente la oportunidad de tomar


conciencia de ser actores puesto que el conflicto y la tensión, dos elementos
esenciales en un campo migratorio, los acompañan a lo largo de toda su trayectoria
migratoria, incluso antes de tener claro un proyecto de migración (Rodríguez y
Schwenken, 2013).

Pour que cette conscience du sujet se forme, il faut qu’apparaissent et se


combinent trois composantes. D’abord un rapport à soi, à l’être individuel,
comme porteur de droits fondamentaux. Ce qui marque une rupture avec
la référence à des principes universalistes, ou même à une loi divine. Le
sujet est sa propre fin. En deuxième lieu, le sujet ne se forme, aujourd’hui
comme hier, que s’il entre consciemment en conflit avec les forces
dominantes qui lui dénient le droit et la possibilité d’agir comme un sujet.
Enfin, chacun, étant que sujet, propose une certaine conception générale
de l’individu (Touraine, 2005: 181)92.

91
El individuo no es más que la unidad particular donde se mezclan la vida y el pensamiento, la experiencia y la
conciencia. El sujeto es el pasaje del Eso al Yo, el control ejercido sobre lo vivido para que haya un sentido
personal, para que el individuo se transforme en actor que se inserta en las relaciones sociales
transformándolas, pero sin identificarse nunca completamente a algún grupo, a alguna colectividad. Porque el
actor no es aquel que actúa conforme al lugar que ocupa en la organización social, sino aquel que modifica el
ambiente material y sobre todo social en el que se encuentra transformando la división del trabajo, los modos
de decisión, las relaciones de dominación o las orientaciones culturales (Traducido por el autor).
92
Para que esta conciencia de sujeto se forme, es necesario que aparezcan y se combinen tres componentes. En

84
Por ejemplo, el hecho que los transmigrantes pertenezcan al mismo tiempo a dos o
más culturas los obliga a luchar contra el riesgo constante que su identidad y en
general sus vidas se conviertan en un caleidoscopio de experiencias incompatibles y
de respuestas a diversos estímulos sin sentido. De esta forma, el sujeto aparece en
los transmigrantes entre las fuerzas que amenazan su capacidad de convertirse en
actores. Por ejemplo, la presión de asimilarse en la sociedad receptora y por otro
lado, la tentación de encerrarse en su propio ghetto. Esto nos lleva a enunciar
algunas de las formas negativas del sujeto a las cuales el o la migrante está
expuesto a lo largo de toda su experiencia migratoria, es decir el no-sujeto y el anti-
sujeto.

4.5.1 Expresiones negativas del sujeto en las migraciones


La negación del sujeto en los migrantes se puede producir cuando estos no se
comunican más que con los miembros de su grupo o comunidad siendo
marginalizados y auto marginalizándose en asentamientos tipo ghettos. Asimismo,
cuando se renuncia a la posibilidad de actuar convirtiéndose, por ejemplo, en simples
consumidores de los productos materiales y culturales de la sociedad buscando el
placer fácil o incluso tomando el camino de la autodestrucción. De esta manera, el
consumismo individualista y narcisista, el alcoholismo, la drogadicción, la depresión o
incluso el suicidio son expresiones de no-sujeto que pueden tener presencia entre los
migrantes.

La face négative de l’individualisme est la solitude, la rupture des


appartenances qui va de pair avec l’absence de projet ou le renoncement
à tout projet antérieur. Cet isolement conduit souvent à l’emploi de drogues
et au recours à des communautés délinquantes qui s’isolent de la société
(Touraine, 2007:157)93.

primer lugar una relación a sí mismo, al ser individual, como portador de derechos fundamentales. Esto marca
una ruptura con la referencia a principios universalistas, o incluso a una ley divina. El sujeto es su propio fin.
En segundo lugar, el sujeto no se forma tanto hoy como ayer, más que cuando entra en conflicto con las
fuerzas dominantes que le niegan el derecho y la posibilidad de actuar como sujeto. Finalmente, cada quien,
siendo sujeto, propone una cierta concepción general del individuo (Traducido por el autor).
93
La cara negativa del individualismo es la soledad, la ruptura de sentido de pertenencia que va de la mano con la
ausencia de proyecto o la renuncia a todo proyecto anterior. Este aislamiento conduce frecuentemente al uso
de drogas o a recurrir a comunidades delincuentes que se aíslan de la sociedad (Traducido por el autor).

85
En las primeras etapas del transnacionalismo, es decir cuando los migrantes se
establecen y comienzan con el envío de remesas, aunque el discurso gubernamental
y de las agencias internacionales privilegien los aspectos positivos; es decir, el envío
de las llamadas remesas productivas, los aspectos negativos también emergen
(Canales, 2006; Yaseen, 2012; Sahin et al., 2012). Esto aparece cuando los
migrantes pierden su capacidad de ser actores y cuando su subjetividad se disuelve
entre las fuerzas del mercado y las presiones de la comunidad.

Por otro lado, las formas de anti-sujeto son casi siempre acompañadas por la
violencia y la crueldad (Touraine, 2007). Los migrantes experimentan expresiones de
violencia y crueldad con formas e intensidades muy variadas. Quizás la más evidente
sea la que ejercen en su contra los grupos criminales que los extorsionan, los
prostituyen o los implican en actividades ilícitas de toda índole relacionadas con el
tráfico de drogas, todo esto ante la indiferencia de tanto de autoridades como de la
ciudadanía. Otra forma sería la criminalización de la migración a través de leyes que
los separan de sus familias y les niegan sus derechos fundamentales promoviendo la
discriminación y el racismo. Frecuentemente, estas expresiones de anti-sujeto
adquieren un carácter también transnacional. Es el caso de las pandillas o maras que
tienen una influencia desde Estados Unidos hasta Centroamérica (Wolf, 2010). Otro
ejemplo, serían las redes transnacionales de trata de personas (Graycar y Mccusker,
2007). Sin embargo, estas expresiones de anti-sujeto tienen siempre una respuesta
desarrollada en paralelo por el Sujeto, como el activismo transnacional que ha
surgido para combatir el tráfico de personas (Bertone, 2003).

4.6 El sujeto transnacional


Las redes migratorias tienen evidentemente un lado positivo siendo un capital social
que proporciona al individuo recursos no solamente financieros, sino también la
capacitación, la información, experiencias y modelos para consolidar sus
competencias migratorias. Estos modelos en muchas ocasiones permiten a los
migrantes adquirir la conciencia de ser actores de su propia vida.

86
L’individu ne se construit comme tel, n’acquiert d’estime de soi (self
esteem) que dans la mesure où il reçoit des images favorables de lui-
même en provenance des membres de la communauté proche à laquelle il
appartient (Touraine, 2005: 203)94.

Sin embargo, también es posible que el proceso de migración para un trabajador sea
propiciado por condiciones puntuales frecuentemente ligadas al conflicto. La falta de
oportunidades de empleo, la inseguridad, la inestabilidad o la pobreza llevan a los
migrantes a mirar hacia ellos mismos. Buscan de esta manera elaborar un proyecto
que les permita hacerse una idea de ellos mismos como seres humanos tanto
individuales como colectivos, diciendo ¡basta!, a través de la construcción de redes y
a comenzar a vivir su propia experiencia más allá de lo que los estrategas y sus
aparatos de dominación esperan de ellos. Touraine (2000:21) señala que el sujeto es
una afirmación de la libertad contra el poder de los estrategas y sus aparatos así
como contra los dictadores comunitarios.

En todas las etapas del transnacionalismo, los migrantes encaran a un aparato de


dominación tanto individual como colectiva. Sin embargo, ellos desafían
constantemente las estructuras de poder gracias a su capacidad de actuar, a veces a
través de su capacidad de convertirse en sujeto vía la resistencia o la disidencia95.

Recordemos que en el contexto de la globalización, los estados-nación siguen


teniendo gran control sobre las migraciones. Los países receptores seleccionan a los
migrantes siguiendo múltiples sistemas y una vez aceptados intentan incorporarlos
social, cultural, política y económicamente. En general, dos grandes ideologías de
incorporación son identificadas: la asimilación y el multiculturalismo. La primera trata
de borrar las diferencias etnoculturales; considera que haciendo a todos “lo mismo”
se promueve la equidad en todos los aspectos de la vida; y se construye el estado
nación en torno a la convergencia cultural y territorial. Por otro lado, la segunda
intenta mantener e incluso promover las diferencias etnoculturales; cree que cada

94
El individuo no se constituye como tal, no adquiere autoestima (self-esteem) que en la medida donde recibe
imágenes favorables de sí mismo provenientes de los miembros de la comunidad próxima a la que pertenece
(Traducido por el autor).
95
En abril del 2006, cientos de miles de personas marcharon en más de cien ciudades en Estados Unidos
protestando contra las leyes antiinmigrantes (New York Times, 2006)

87
quien tiene el derecho de mantener su herencia cultural y que privarlo de ello niega la
posibilidad de equidad; y finalmente, construye el estado-nación en una manera que
concibe al estado como un mosaico de diferentes culturas (Waters, 2009:303).

De manera que cuando los creadores de políticas públicas migratorias esperan que
los inmigrantes se integren en el mercado de trabajo (frecuentemente cerrado) de la
sociedad receptora o aun cuando las actitudes racistas y xenofóbicas les niegan la
posibilidad de tener acceso a empleos que respondan a sus expectativas, ciertos
migrantes obtienen movilidad social ascendente a través del trabajo autónomo o del
emprendimiento96.

De la misma manera, cuando los planificadores de la inmigración prevén que los


inmigrantes ya establecidos e integrados en una sociedad comiencen un proceso de
asimilación, ciertos entre ellos deciden luchar contra esta lógica del mercado,
adaptándose a una vida transnacional entre su nueva destinación y su comunidad de
origen.

En efecto, los migrantes reconstruyen sus vidas cotidianas interactuando y


comunicándose con otros seres humanos a los que en ocasiones reconocen como
sujetos. Los sujetos migrantes pasan de la identidad a la práctica por medio de la
solidaridad, la cooperación, la asistencia, la organización colectiva y la adhesión y la
reciprocidad.

Cuando las comunidades transnacionales surgen y se consolidan, los migrantes


alcanzan el sujeto en el momento que sus decisiones económicas son incrustadas en
lo social y no solamente motivadas por la ambición racional individualista de
maximizar los beneficios económicos o por la ambición desmesurada de lucro, uno
de los medios del no-sujeto. En esta etapa, el envío de remesas adquiere relevancia,
particularmente las remesas colectivas que permiten modificar el ambiente material

96
Sin embargo, en Canadá, un caso contrario se produjo cuando un programa fue creado explícitamente para
atraer inmigrantes emprendedores de Hong Kong cuando la transición a China. Ya en la práctica, estos
decidieron mantener sus empresas en Asia mientras que desarrollaron otros aspectos de su vida en Canadá
(Hiebert, 2002).

88
de los migrantes. De la misma manera, las remesas sociales (social remittences), es
decir, el conjunto de ideas, valores, comportamientos e identidades que se retoman
en las comunidades de origen (Levitt, 1998), serán cruciales. Esto último, puede
proveer a los migrantes de mejores recursos para combatir ciertas orientaciones
culturales, criterios de decisión, relaciones de dominación arraigadas en la
comunidad y que van en contra de los derechos fundamentales tanto de los
migrantes como de los no migrantes.

Se puede suponer que entre los trabajadores migrantes, existen tanto


emprendedores sociales como económicos, que gracias a su capacidad de construir
redes transnacionales se encuentran en una mejor posición para resistir a la
dominación de los grupos de poder. No obstante, al mismo tiempo, estos
emprendedores corren el riesgo de convertirse en aquello contra lo que han luchado,
puesto que al tener una movilidad socio-económica ascendente, podrían estar
tentados en caer en el conservadurismo y en un individualismo consumidor 97 viendo
al otro como cliente o incluso como mercancía.

Sin embargo, en muchas ocasiones, con sus iniciativas, su capacidad de innovación


y de organización, los migrantes están en posición de promover cambios en todo el
campo trasnacional, pudiendo mejorar significativamente su condición individual y
colectiva, mientras que se reconocen y reconocen a los otros como sujetos.
Evidentemente, su capacidad de acción será más elevada a medida que su adhesión
les permita entrar en contacto con diferentes grupos a diferentes escalas. Dicho de
otra manera, estableciendo un contacto cultural, social, económico y político con
diversos grupos a nivel local, regional, nacional o transnacional, las posibilidades de
alcanzar un cambio social y transformar sus territorios aumentarían. Sin embargo,
estás acciones no estarán ajenas al conflicto con los otros actores del campo

97
Dufour (2007) dedicó un ensayo para analizar este tipo de individualismo narcisista propio de nuestra época. El
filósofo, ironiza evocando los “diez mandamientos del divino mercado”, entre otros: la relación con sigo
mismo: “¡te dejarás conducir por el egoísmo! (Ibid.:21)”; la relación con el otro: “¡utilizarás al otro como un
medio para lograr tus fines! (Ibid.:60)”; la relación con el inconsciente “¡liberarás tus pulsiones…buscarás
un gozo sin límite!” (Ibid.:298). En resumen, se trata de otra manera de nombrar al no-sujeto.

89
transnacional, particularmente con aquellos que solo persiguen beneficios
económicos ya sea de manera legal o ilegal.

Finalmente, cuando se alcanza el estado de comunidades transnacionales


consolidadas, los migrantes pueden convertirse en un sujeto colectivo y un
interlocutor legítimo con los gobiernos y otros actores locales, nacionales y
transnacionales. Las organizaciones de migrantes producto de este
transnacionalismo se mantendrán como un sujeto colectivo en la medida que resistan
y luchen contra los poderes que destruyen su subjetividad y que tratan a los
migrantes y a los no migrantes como mercancías u objetos. En otras palabras, se
aproximarán al sujeto si defienden al sujeto, es decir, si actúan reconociendo al otro
como un ser portador de derechos fundamentales y de la libertad, de derechos
culturales, principalmente, el derecho a la movilidad espacial y socioeconómica, es
decir el derecho a construirse como sujetos (Figura 4). Sumándose a otros diversos
grupos representantes de la pluralidad, la opresión y la resistencia como las mujeres,
los homosexuales o los defensores del medio ambiente, a los que Touraine (1969)
desde su aparición llamó los nuevos movimientos sociales; y que más recientemente,
Hardt y Negri (2004) conceptualizan como la multitud, estarán en mejores
condiciones de oponerse al imperio (quienes detentan el poder) logrando verdaderas
transformaciones sociales. En ese momento los sujetos migrantes muestran que no
son necesariamente víctimas de las estructuras sino verdaderas “gentes
excepcionales” como afirman Ian Goldin et al (2011).

4.7 Los inmigrantes emprendedores: de la economía étnica al mercado


dominante
El fenómeno del emprendimiento inmigrante ha provocado un gran interés entre los
investigadores y los responsables de las políticas públicas a lo largo de las últimas
cuatro décadas (Kloosterman y Rath, 2003; Ma et al., 2012). Principalmente, en
razón del aporte98 cada vez más importante que en términos económicos, sociales y
culturales, los inmigrantes y las minorías étnicas en su faceta de emprendedores

98
Aunque las evidencias sugieren que los inmigrantes tienden a crear más empresas que los autóctonos, es
también probable que éstas fracasen más rápidamente (OECD, 2010).

90
pueden llegar a provocar en sus sociedades receptoras99 como en sus comunidades
de origen (Light y Bhachu, 2004; Portes y Yiu, 2013; Collier, 2013). Estas
consecuencias de las migraciones ponen de manifiesto el papel que los migrantes
desempeñan como actores y sujetos.

Figura 4 Proceso de subjetivación de los migrantes transnacionales

Campo transnacional

-Conflictos -Estructuras de
Individuo dominación y de poder
-Comunitarismo
-Racionalización o grupo -Fuerzas del mercado

-Búsqueda de sí
-Conciencia de ser
Violencia actor Desubjetivación
Crueldad -Reconocimiento del Ghettorización-Exclusión
otro como sujeto
Anti- -Acción colectiva
-Lucha por los
No-sujeto
sujeto derechos
fundamentales

Sujeto
Comunicación
Resistencia Migrante intercultural
Contestación

Creatividad
Innovación
Espiritu empresarial
Redes de confianza y solidaridad
Remesas económicas
sociales

Transformación de su/sus vidas.


Cambios en la comunidad de
origen y la receptora

Fuente: Elaboración propia

99
Contrario a la creencia de que los inmigrantes llegan solamente a desplazar a los trabajadores locales, se ha
demostrado que también pueden crear un gran número de empleos en sectores particulares, subsectores y
localidades específicas (Panayiotopoulos, 2010).

91
Sin embargo, el excesivo optimismo que ciertos investigadores han mostrado acerca
del espíritu empresarial de los inmigrantes ha sido igualmente criticado. Bonacich
(1993) previno que en el caso de los Estados Unidos, detrás del discurso institucional
del espíritu empresarial, hay la intención de justificar que el capitalismo funciona
incluso para aquellos que son claramente oprimidos por el sistema. La autora
señalaba que la figura de los hombres de negocios de origen asiático había sido
utilizada para esconder el racismo y las dificultades encontradas por otros grupos
étnicos. Esta influyente autora de los estudios del emprendimiento inmigrante resume
este discurso de una manera irónica:

Los asiáticos la están haciendo en América. Esto significa que no hay


racismo, y si ustedes solamente trabajaran duro y utilizaran el trabajo
familiar no remunerado, ustedes también la podrían hacer. Sus demandas
de cambios políticos y sociales son injustificadas. El sistema funciona muy
bien, el problema son ustedes mismos. Ustedes no aprovechan las
buenas oportunidades que el capitalismo americano les ofrece
(Ibid.:691)100.

Por otro lado, Parker (2004) aduce que la voluntad de los gobiernos de ser vistos
como promotores del espíritu empresarial está determinada por razones más
ideológicas que por una evaluación a profundidad de los costos y beneficios de una
intervención de políticas públicas en el mercado. Así, la realidad de los migrantes
emprendedores puede tener dos lecturas dialécticas: se trata de sujetos que están
transformando la realidad a través de sus emprendimientos o de individuos que están
perpetuando un sistema capitalista que en realidad los excluye de los beneficios.

Existe evidencia de que en los países de la OECD101 los inmigrantes tienen una
propensión más elevada de ser emprendedores en relación a los nativos. Con un
nivel de instrucción mayor, los inmigrantes ocupan puestos de dirección,
desempeñándose en sectores variados y no solamente en las empresas llamadas
étnicas, contribuyendo a la creación de empleos102. Además, entre 1998 y 2008, el

100
Traducido del inglés por el autor.
101
Organización para la Cooperación y Desarrollo Económico por sus siglas en inglés a la que México pertenece
desde 1994.
102
Un emprendedor extranjero en una pequeña empresa crea un promedio entre 1.4 y 2.1 empleos

92
número de nuevos inmigrantes emprendedores en la población económicamente
activa ha aumentado cada año en una proporción mucho más elevada que la de los
autóctonos (OECD, 2010).

Por otra parte, recientemente, los efectos no económicos del emprendimiento de los
inmigrantes también llamó la atención de los investigadores. El desarrollo de
comunidades étnicas dinámicas, la inclusión y movilidad social, el reconocimiento de
los inmigrantes por parte de la sociedad, el reforzamiento del emprendimiento en las
sociedades de recepción, así como la creación de nuevos modelos para los
inmigrantes recién llegados, son algunas de las principales consecuencias positivas
identificadas (Chrysostome y Lin, 2010; Zhou y Cho, 2010).

Sin embargo, aunque las comunidades étnicas sean dinámicas e incluso propicias
para la creación de cierto tipo de empresas, también pueden limitar el
establecimiento y la creación de otra clase de negocios. Las posibilidades de los
inmigrantes emprendedores de ingresar al mercado general o dominante
(mainstream market) son bajas. En otros términos, a largo plazo muchas empresas
de los inmigrantes están destinadas al estancamiento o al fracaso (Assudani, 2009).

Barret et al., (2003: 113-114) lo explican de la siguiente manera:

Hemos sostenido durante mucho tiempo que la dependencia de clientes


co-étnicos constituye un grave obstáculo para el desarrollo (de las
empresas) y que los avances reales dependen de penetrar en los
mercados dominantes ilimitados en sectores de un orden
superior…Mientras que la etnicidad funciona como proveedora de
recursos positivos hasta cierto nivel de la escala, el desempeño y la
ambición, después actúa más como un freno que como un acelerador, por
ejemplo cuando las obligaciones familiares o comunales dictan el
nepotismo sobre otras prácticas de contratación meritocráticas…La
implicación puede ser que las empresas étnicas pueden tener más éxito
convirtiéndose en no étnicas103

Recientemente, se ha ido desmitificando la imagen frecuentemente asociada a las


economías étnicas donde los inmigrantes crean micro y pequeñas empresas

suplementarios (OECD, 2010).


103
Traducido del inglés por el autor.

93
familiares en sectores poco competitivos y ubicados en ghettos étnicos. Por ejemplo,
se ha documentado como cierto tipo de inmigrantes, combinando recursos étnicos
con otro tipo de capitales, han desarrollado empresas en sectores muy dinámicos y
bien integrados al mercado dominante como la industria del software en California
(Saxenian, 2002). De esta manera, los inmigrantes se han convertido en actores
centrales en los polos contemporáneos de la producción del conocimiento. Tomando
en cuenta esta situación, conviene preguntarse ¿cuáles son los factores que explican
que ciertos inmigrantes emprendedores permanezcan en el mercado étnico, mientras
que otros busquen y encuentren el acceso al mercado dominante?

Desde los años setenta, científicos sociales desde diversas disciplinas han intentado
responder esa y otras preguntas construyendo una vasta literatura del empresariado
inmigrante104. Específicamente, durante los últimos diez años, los estudios sobre el
tema han experimentado un crecimiento considerable concentrándose en aspectos
como las interacciones entre los inmigrantes en los enclaves étnicos; el rol de las
redes sociales; y la incrustación social (social embeddedness) de las decisiones
económicas de los inmigrantes emprendedores.

Otros investigadores se han interesado en las dificultades que enfrentan los


emprendedores; la supervivencia y crecimiento de las empresas de las minorías
étnicas; así como la prevalencia del trabajo autónomo entre los inmigrantes en
relación con la población activa del mercado dominante. Finalmente, la cartografía de
los aspectos demográficos de los emprendedores étnicos de los Estados Unidos que
busca explicar por qué ciertos grupos tienen una mayor tendencia a la creación de
empresas; los emprendedores transnacionales; así como el rol de los inmigrantes en
las economías no étnicas, han sido temas ampliamente explorados (Ma et al., 2013).

En las siguientes secciones se busca examinar los factores que explican la


relegación de las empresas creadas por los inmigrantes a los mercados étnicos; así

104
Aunque la reflexión en torno al rol de los inmigrantes emprendedores es mucho más antigua. Por ejemplo,
Georg Simmel en 1908 escribió “durante toda la historia de la actividad económica, el extranjero hace su
aparición en el mundo como comerciante (Simmel, 2008: 312)”.

94
como indagar en las causas que les permiten acceder al mercado general o
dominante en la sociedad receptora. En primer lugar, términos como el
emprendimiento (entrepreneurship como acción), la economía étnica, el
emprendimiento étnico y emprendimiento inmigrante son presentados brevemente.
En seguida, se discuten los enfoques teóricos que han sido propuestos para explicar
la creación de empresas (entrepreneurship como proceso) de los inmigrantes.
Finalmente, se analizan de acuerdo a la literatura, las estrategias que los inmigrantes
suelen utilizar para tener éxito en el mercado dominante.

4.7.1 Emprendimiento y emprendedores


Es a Joseph Schumpeter105 a quien le debemos una de las primeras definiciones de
lo que hoy entendemos por emprendedor:

Un demiurgo106 que sabe cómo sacar provecho de la innovación


tecnológica, aumentar el capital disponible, encontrar y organizar la fuerza
de trabajo necesaria para llevar a bien un proyecto de la búsqueda
constante de beneficio (Boudon et al. 2003:85).

Desde entonces, se ha intentado definir a los emprendedores y al emprendimiento de


diferentes maneras y desde diferentes disciplinas pero sin llegar a un consenso107.

Hasta nuestros días, se reconocen como características de los emprendedores la


creatividad, la innovación y la dirección, tal y como se indica en las definiciones
siguientes:

El emprendimiento incluye los actos de renovación, de creación


organizacional e innovación que se producen en el seno o fuera de una
organización existente.

Los emprendedores son individuos o grupos de individuos que actúan de


una manera independiente o como parte de un sistema de empresas,
creando nuevas organizaciones o promoviendo la renovación y la

105
Año 1942
106
Creador, organizador (de un universo) (Rey, 2008).
107
Sharma y Chrisman (1999) proporcionan una revisión detallada de los conceptos de entrepreneurship y
entrepreneur.

95
innovación dentro de una organización existente108 (Sharma y Chrisman,
1999:17).

Gartner (1988) ha criticado los estudios que intentan definir al emprendedor por lo
que este “es”. En otras palabras, el autor afirma que es inútil conocer las
características o el perfil de un emprendedor. Así, es preferible definirlo por lo que
éste “hace”, es decir su comportamiento. Clarificando este cambio de enfoque, el
autor señala que el emprendimiento es “la creación de nuevas organizaciones”. Lo
importante es examinar el rol que este emprendimiento juega en la creación de
nuevas empresas109 (Ibíd.: 62).

Por otro lado, Wang (2012) nota que una de las debilidades de los estudios
empresariales clásicos ha sido la adopción de un punto de vista de “élite”. Es decir
que la geografía económica y otras disciplinas han privilegiado los casos de las
empresas de alta tecnología, de fuerte crecimiento y orientadas hacia la exportación;
es decir, las más innovadoras en el sentido schumperetiano del término. Por lo tanto,
las economías étnicas y las pequeñas y medianas empresas creadas por los
inmigrantes han sido excluidas en la agenda de investigación de la geografía
económica sobre el emprendimiento (Ídem).

Siguiendo este argumento, si se considera estudiar la creación de empresas de los


inmigrantes o grupos étnicos se debería partir de una definición más incluyente. Por
ejemplo, Janssen y Surlemont (2009) conciben al emprendedor como:

El individuo o el grupo de individuos que logra (o logran) identificar en su


entorno una oportunidad y que llega (o llegan) a reunir los recursos
necesarios para explotarla buscando crear valor…la creación de valor
supone la creación de toda forma de riqueza (dinero, independencia,
realización de si, etc.) no solamente por las partes participantes en la
organización (accionistas, empleados, clientes, etc.) sino también y
principalmente por el propio emprendedor (Ibid.:35).
108
Traducido del inglés por el autor.
109
Los economistas intentan solucionar el problema de la definición del espíritu empresarial con la adopción del
término “auto-empleo”, ya que este es relativamente menos problemático a definir. Los trabajadores
autónomos son las personas que no tienen un salario, pero obtienen sus ingresos de su profesión o su empresa
por su propia cuenta y riesgo (Parker, 2004:6).

96
En lo que concierne a la autonomía, la definición anterior puede incluir al trabajador
independiente. Filion (2004) define al trabajador autónomo como:

Una persona que trabaja para él mismo y fundamentalmente sola, aunque


eventualmente interactúe con otros en el marco del trabajo. Los
trabajadores independientes son completamente libres de elegir sus
clientes y de organizarse como ellos lo deseen para responder a las
necesidades de sus clientes. Ellos son generalmente completamente
independientes en lo que respecta a la organización de sus trabajos110.

Sin embargo, las definiciones presentadas no toman en cuenta si el emprendedor


opta por el trabajo autónomo de manera voluntaria o se ve obligado a ello por las
circunstancias, por ejemplo cuando no encuentra posibilidades de trabajo como
empleado en el mercado laboral. Esto es frecuentemente el caso de los inmigrantes
emprendedores (Chrysostome y Arcand, 2009) y tal vez, en menor medida, de los
emprendedores étnicos.

4.8 Emprendedores étnicos y emprendedores inmigrantes


No existe una definición generalmente aceptada del emprendimiento inmigrante
(immigrant entrepreneurship)111. Incluso, para fines prácticos, el término es utilizado
de manera indistinta con el de emprendimiento étnico (ethnic entrepreneurship)
(Ilhan-Nas et al., 2011). Sin embargo, de acuerdo a Volery (2007), el emprendimiento
étnico es un concepto mucho más incluyente puesto que comprende no solamente
los grupos minoritarios recién llegados, sino aquellos que viven en un país después
de varios siglos como los afroamericanos en Estados Unidos, los judíos en Europa o
los pueblos autóctonos en general.

En este sentido, Panayiotopoulos (2010) menciona que hablar en términos de grupos


étnicos consiste en comprender que hay grupos que incluso si son reconocidos como
culturalmente diferentes no se reconocen a sí mismos como inmigrantes112. Así, el

110
Traducido del francés por el autor.
111
De hecho, la OCDE (2010) destaca la necesidad de encontrar una definición común como un elemento
deseable de un programa de investigación ya que facilitaría las comparaciones entre los datos de diferentes
estudios sobre el empresariado inmigrante.
112
Lo que contrasta con la tradición que prevalece en ciertos países, principalmente Estados Unidos, de clasificar
a los grupos de inmigrantes en términos de primera, segunda, tercera o incluso cuarta generación.

97
término de emprendimiento inmigrante sería más exacto para referirse a las primeras
etapas del emprendimiento étnico. Es decir, cuando un grupo étnico es nuevo en una
sociedad receptora y sus miembros pueden ser definidos o definirse a sí mismos
como inmigrantes (Ídem)113 en la medida de tener relaciones económicas con los
miembros de su propio grupo o con la sociedad en general114.

Wood et al. (2012: 81) definen a los inmigrantes como “los nuevos colonos en un
país de residencia adoptado”; mientras que los emprendedores pertenecientes a las
minorías étnicas son aquellos que “nacieron en su país de residencia actual pero que
podrían mantener lazos estrechos con su país y cultura de origen”115.

Las autoras (Ídem) consideran que los emprendedores de minorías étnicas y los
emprendedores inmigrantes son claramente grupos minoritarios diferentes entre sí.
De manera general, pueden ser agrupados en emprendedores pertenecientes a
grupos minoritarios junto a los emprendedores jóvenes, adultos mayores, mujeres,
lesbianas, gais y bisexuales, autóctonos o las personas con capacidades diferentes.
Wood et al. (2012) identificaron características, aspiraciones, motivaciones, retos y
obstáculos propios y específicos para grupo de emprendedores mencionado; así
como las dificultades que comparten con los emprendedores de los grupos
dominantes.

113
De acuerdo a este enfoque, los inmigrantes emprendedores de hoy serían los grupos étnicos de mañana. En
términos de Wang (2012), los inmigrantes representan una amplia reserva de emprendedores étnicos. A lo
largo de este proceso, los inmigrantes renuevan las comunidades étnicas e incluso el emprendimiento
dominante (Ensigh y Robinson, 2011; Duleep et al., 2012). El ejemplo paradigmático de lo anterior es
representado por el caso de Londres, que dispone de al menos 50 grupos lingüísticos con 10,000 hablantes o
más. Además, la ciudad cuenta con 100,000 empresas de minorías étnicas que dan empleo a alrededor de
800,000 personas (Panayiotopoulos, 2010). Esto forma parte de un fenómeno que algunos autores llaman
“superdiversidad” (Vertovec, 2007).
114
Los inmigrantes pueden o no utilizar sus recursos étnicos, convirtiéndose en “inmigrantes emprendedores no
étnicos”. De acuerdo a la OECD (2010) los emprendedores étnicos tienden a instalarse en diferentes sectores y
no solamente en los negocios étnicos. Por poner algunos ejemplos, en Europa, casi el 18% de los inmigrantes
emprendedores trabajan en el sector de la construcción, cerca del 8% trabaja en el sector profesional, científico
y técnico; alrededor del 6% en trabajo social y la salud humana. En los Estados Unidos, 15% trabaja en el sector
de la construcción; más del 12% en la manufactura de bienes no-durables; 8% en actividades relacionadas con
seguros y finanzas y 6% en el sector del transporte. En Australia, 21% de los emprendedores inmigrantes
trabajan en el sector de la construcción; 9.5% en el sector professional, científico y técnico; alrededor del 8% en
el manufacturero y otro 8% en el sector del transporte (Ibid.:35).
115
Traducido del inglés por el autor.

98
Evidentemente, los inmigrantes no forman un grupo homogéneo, puesto que
presentan claras diferencias inter e intra grupales. Como hemos visto, la experiencia
migratoria y empresarial puede ser vivida de diferentes maneras, en contextos y con
resultados significativamente distintos.

Para comprender la compleja realidad de los inmigrantes emprendedores, los


investigadores han intentado diferentes maneras de clasificarlos. Chrysostome y Lin
(2010) distinguen tres taxonomías del empresariado inmigrante: la taxonomía basada
en el nivel de integración de los inmigrantes emprendedores en su país de recepción
(Curci y Mackoy, 2010); la taxonomía basada en la adaptación económica y la
incrustación social (Lin, 2010); y finalmente, la taxonomía basada en los motivos de
la creación de las empresas de los inmigrantes emprendedores (Chrysostome, 2010)
(Tabla 6).

Según la taxonomía de la integración (o de la asimilación) de los inmigrantes


emprendedores en el país de recepción (Curci y Mackoy, 2010)116, las empresas de
los inmigrantes pueden ser clasificadas en categorías construidas a partir del
mercado en el que éstas participan (étnico vs no étnico) así como de los productos
que ofrecen (étnicos vs no étnico).

Dicha matriz 2x2 clasifica las empresas de los inmigrantes en las cuatro categorías
siguientes: (1) altamente segmentado (productos y servicios étnicos dirigidos a una
clientela étnica); (2) producto integrado (productos o servicios no étnicos para
clientes étnicos); (3) integrado al mercado (productos o servicios étnicos para
clientes no étnicos); y (4) altamente integrado (productos o servicios no étnicos para
clientes no étnicos) (Tabla 7).

116
Rusinovic (2008) propone una categorización de los mercados para los inmigrantes utilizando las mismas
variables. La autora identifica, a partir de la combinación entre las variables producto y clientela: el mercado
étnico (producto étnico/clientela étnica); nicho de mercado (producto no étnico/clientela étnica); mercado
middleman (producto étnico/clientela no étnica); y mercado dominante (producto no étnico/mercado no
étnico).

99
Tabla 6 Taxonomías de los migrantes emprendedores

Taxonomía en
Autores Unidad de análisis Criterios Categorías
función de
Nivel de Curci y Negocios Clasificación en -Altamente segmentado
integración en el Mackoy, 2010 categorías
país de recepción construidas a partir -Integrado al mercado
del mercado en el
que participan las -Producto integrado
empresas de los
inmigrantes (étnico vs -Altamente integrado
no étnico) así como
de los productos que
ofrecen (étnicos vs no
étnico)
Adaptación Lin,2010 Emprendedores Clasifica a los -Inmigrantes
económica e inmigrantes en empleados en el
incrustación función de su nivel de mercado dominante del
social (social adaptación y de sus país de recepción
embeddedness) raíces sociales tanto -Emprendedores
en el país de origen diaspóricos
como en el de contemporáneos
recepción -Emprendedores
transnacionales
-Emprendedores de los
enclaves étnicos
Motivos de la Chrysostome, Emprendedores Clasificación en -Emprendedores por
creación de sus 2010 función a las oportunidad
empresas facilidades de acceso -Emprendedores por
en el mercado laboral necesidad
Fuente: Adaptado de Chrysostome y Lin (2010)

Tabla 7 Clasificación de los negocios de los inmigrantes


Consumidores étnicos Consumidores no étnicos
Altamente segmentado Integrado al mercado
Productos o
(mercado de comida étnica, (restaurantes étnicos, consultoría,
servicios étnicos
tienda detallista, repostería) empresas de medios de comunicación)

Producto integrado Altamente integrado


Productos o
(bienes raíces, talleres (tiendas de conveniencia, empresas de
servicios no étnicos
mecánicos, empresas médicas) la construcción, lavanderías)

Fuente: Curci y Mackoy (2010)

100
Posteriormente, la clasificación propuesta por Lin (2010) clasifica a los inmigrantes
en función de su nivel de adaptación y de sus raíces sociales tanto en el país de
origen como en el de recepción. Así, los inmigrantes empleados en el mercado
dominante en el país de recepción estarían ampliamente adaptados en éste pero
económicamente separados de su país de origen. Después, están los inmigrantes
emprendedores que regresan definitivamente a su país de origen para hacer
negocios, notablemente en los sectores de alta tecnología, a quienes llama
emprendedores diapóricos contemporáneos. Estos están integrados y adaptados en
el plano económico en ambos países manteniendo una dualidad pero se enfocan
más en su país de origen. La categoría de los emprendedores transnacionales es
otro caso de dualidad. Sin embargo, esta tercera categoría opera principalmente
desde el país de recepción. Finalmente, la cuarta categoría está formada por los
emprendedores de los enclaves étnicos117 quienes se encuentran en una situación de
marginalidad debido a su nivel de integración económica e incrustación social con la
economía dominante de la sociedad receptora como de la sociedad de origen (Ídem).

Por otro lado, la clasificación basada en los motivos de la creación de las empresas
(Chrysostome y Lin, 2010) distingue entre el inmigrante emprendedor por necesidad
y el inmigrante emprendedor por oportunidad118. En efecto, Schuetze y Antecol
(2006) señalan que ciertos investigadores tienden a explicar el emprendimiento entre
los inmigrantes por razones culturales ligadas a su país de origen así como a causa
de los bloqueos a la movilidad social en la sociedad de recepción. Se considera la
discriminación como el principal obstáculo de los inmigrantes para integrarse al
mercado de trabajo (Parker, 2004). Dicho de otra manera, en lugar de buscar
oportunidades y beneficios, los inmigrantes llegan a ser emprendedores por la
necesidad de sobrevivir en una sociedad receptora que les impide encontrar un
empleo, lo que Allali (2010) prefiere llamar un “survipreneuriat”.

117
El concepto se presentará más adelante.
118 Allali
(2010) integra las dos categorías en el marco conceptual de su estudio exploratorio sobre el emprendimiento de los
inmigrantes de la región de Magreb en Québec. En dicho trabajo, la evidencia mostró que ciertos inmigrantes aunque llegan
a ser emprendedores por necesidad deben buscar una oportunidad de negocios en el mercado étnico o en el mercado
dominante.

101
Este breve recuento de las taxonomías de los inmigrantes permite entender por qué
Wang (2012:6) define el emprendimiento de los inmigrantes como:

Un proceso con múltiples dimensiones en el cual los emprendedores


étnicos (o inmigrantes) responden a través de diferentes combinaciones
de estrategias basadas en sus características personales, familiares o de
grupo; capital social, conexiones sociales, experiencias discriminatorias y
actitudes sociales.

De las taxonomías precedentes se puede deducir que existen múltiples factores que
explican el emprendimiento de los inmigrantes más allá de su carácter étnico. Por
ello, es conveniente discutir brevemente sobre lo étnico.

4.8.1 Advertencia al uso prudente de la “etnicidad”


Pécoud (2010) realizó una revisión de literatura de la relación entre el espíritu
empresarial y la etnicidad119, haciendo notar que ésta es una característica (posible
pero no inherente) entre muchas variables que presentan las poblaciones de
inmigrados. En su estudio, el autor toma en cuenta otros elementos como el estatus
del inmigrante, la edad, las diferencias generacionales, el género, las experiencias en
el mercado de trabajo, la clase y la movilidad social. Asimismo, advierte que si uno
no reconoce la idea anterior, existe un riesgo de sobre utilizar la etiqueta de étnico
entre los inmigrantes emprendedores. En el mismo sentido, Jones y Ram (2010)
argumentan que más que el origen étnico, la localización sectorial, la posición en el
mercado o el rol gerencial forman parte de los factores que requieren ser atendidos
en los estudios de las empresas étnicas.

Las ideas anteriores coinciden con datos encontrados en estudios cuantitativos en


los países de la OCDE, en donde la edad; el género; la educación; la disponibilidad
de crédito en relación a los nativos; el tiempo pasado en el país de recepción; el
origen geográfico; el tipo de visa de entrada de los inmigrantes; la dificultad de
encontrar un empleo remunerado; y situaciones de discriminación en el mercado

119
La etnicidad constituye una de las formas de diferenciación social y política por un lado, y de desigualdad
estructural por otro, en la mayoría de las sociedades contemporáneas (Martiniello, 1995).

102
laboral son factores que se relacionan con la creación de empresas por parte de los
inmigrantes (OECD, 2010).

Sin embargo, a pesar de sus contracciones, la etnicidad continua siendo un elemento


importante a fin de comprender y discutir el emprendimiento de los inmigrantes,
principalmente para responder la pregunta acerca de los factores que llevan a los
emprendedores inmigrantes a tener acceso al mercado dominante. De hecho, Wang
(2013: 3) sostiene que “la etnicidad se encuentra firmemente arraigada dentro del
proceso socio espacial del emprendimiento” No obstante, conviene seguir la
recomendación de Pécoud (2010) cuando sugiere utilizar la etnicidad de manera
razonada, prudente y crítica.

4.9 La economía étnica


Los inmigrantes pueden tener acceso al mercado laboral del país de recepción ya
sea como asalariados, como trabajadores autónomos o como empleadores. Esto
puede ser a través de la economía dominante o en una economía alternativa
integrada por miembros de un mismo grupo étnico conocida como economía étnica.
De igual manera, se pueden integrar al mercado laboral de una economía mixta
formada por elementos de la economía dominante y de la economía étnica. La
decisión dependerá del nivel de acceso al capital financiero, social y humano, así
como a su nivel de identificación con su comunidad étnica (Achidi Ndofor y Priem,
2011).

Pertenecer a la economía dominante o a una economía étnica traerá consecuencias


diferentes en términos del éxito económico y la movilidad social de los inmigrantes.
Los resultados dependerán del tipo de inmigrante (económico, familiar, refugiado,
etc.) (Roth et al.¸ 2012), del rol que desempeñe el inmigrante en la economía étnica y
del dinamismo de la misma.

De acuerdo a Light y Gold (2000), los recursos étnicos se pueden traducir en


ventajas económicas para las personas que forman parte de una economía étnica.
Los autores argumentan que los emprendedores étnicos tienden a concentrarse en

103
las mismas profesiones e industrias. Esto les confiere un poder de mercado más allá
del capital financiero y humano que posean. Por otro lado, estos recursos se basan
en relaciones de confianza y reciprocidad en ambientes informales. Lo anterior, lleva
a Zhou (2004:1061) a afirmar “es la incrustación social de las actividades
económicas étnicas, más que la economía étnica per se, lo que afecta un contexto
social único para la movilidad del grupo”.

Sin embargo, para Sanders y Nee (1987) los empleados inmigrados tienden a
obtener beneficios más elevados en capital humano en la economía dominante que
en la economía étnica. Mientras que los inmigrantes emprendedores reciben los
mismos beneficios de capital humano en los dos tipos de economía. En otras
palabras, los inmigrantes emprendedores aún en una economía étnica estarían en
condiciones de alcanzar la movilidad social ascendente que podrían obtener en el
mercado dominante.

4.9.1 Etnicidad y emprendimiento


Antes de identificar los elementos de una economía étnica, es necesario comprender
lo que es un grupo étnico. Light y Gold (2000) destacan que, en principio, todos los
grupos (incluyendo a los blancos asimilados) son de origen étnico 120. Sin embargo,
los autores señalan que “por razones prácticas, que no llevan a lo deseable, los
investigadores de la economía étnica han rutinariamente definidos a los grupos
étnicos en términos de su origen nacional extranjero (Ibid.:10)121”. No obstante, la
nacionalidad no es un indicador perfecto de etnicidad puesto que los grupos
nacionales presentan frecuentemente características étnicas internas que los hacen
diferentes entre ellos, por ejemplo la religión, la región de origen o el idioma.

120
De hecho, Light y Gold (2000) advierten que los grupos étnicos blancos tienden a ser poco incluidos en los
estudios de emprendedores étnicos. Además, la cuestión de considerar a los “blancos” como un grupo étnico
siempre ha estado acompañada de controversia. En el censo de 1991, tanto en Gales como en Inglaterra, se
incluyó esta categoría cuando se les pedía a las personas que señalaran la etnia a la que creían pertenecer. Dado
el número de críticas que esto generó, para el año 2001, la respuesta fue reemplazada por British, Irish and
“other White” (Panayiotopoulos, 2010).
121
Traducido del inglés por el autor.

104
Pécoud (2010) agrega que el aspecto geográfico de la etnicidad en los estudios del
emprendimiento se presenta frecuentemente desde el punto de vista del país de
origen (cubanos, polacos, irlandeses, etc.) pero también desde el punto de vista del
país receptor (Pequeña Italia, Barrio Latino, etc.). A lo que se podría agregar el
criterio de raza, por ejemplo, los emprendedores afro-americanos o los autóctonos.

Un aspecto fundamental en la etnicidad es la identidad. Al contrario de la noción de


raza, la identidad “es un sistema de estratificación basado sobre diferencias físicas
reales o imaginadas (fenotipos) que son percibidos e impuestos como esenciales y
permanentes (Arthur, 2011: 487)122”. La etnicidad es una categoría que llega a
generar un sentimiento de pertenencia incluso cuando se le es impuesta desde el
exterior a un determinado grupo. En este trabajo algunos de los entrevistados
aceptan pertenecer al grupo de los latinos a pesar que nunca se habían reconocido
como tales antes de llegar a Canadá.

Según Martiniello (1995:18) la etnicidad:

Reposa sobre la producción y la reproducción de definiciones sociales y


políticas de la diferencia física, psicológica y cultural entre grupos dichos
étnicos que desarrollan entre ellos relaciones de diferentes tipos
(cooperación, conflicto, competencia, dominación, reconocimiento, etc.)123

Es conveniente recurrir a Yinger (1985:159) quien define a los grupos étnicos como:

Un segmento grande de la sociedad cuyos miembros son pensados, tanto


por ellos mismos como por otros, como poseedores de un origen común y
que comparten importantes segmentos de una cultura común, y que
además, participan en actividades compartidas en las cuales el origen y la
cultura común son ingredientes significantes124.

122
Es el caso de Canadá, donde se utiliza el término “minoría visible”. Éste es defino por la Ley sobre la Equidad
en Materia de Empleo de la siguiente manera: “Se trata de personas, diferentes a los autóctonos que no son ni
de raza blanca o que no tienen la piel blanca. Se trata de chinos, sudasiáticos, negros, filipinos latinoamericanos,
asiáticos del sudeste, árabes, asiáticos occidentales, japoneses, coreanos y otras minorías visibles y minorías
visibles múltiples (Statistiques Canada, 2013)”. De hecho, varios de los informantes de origen mexicano de esta
tesis ironizaron en el hecho de ser considerados una “minoría visible” en Canadá, ya que se consideran
“blancos”.
123
Traducido del francés por el autor
124
Traducido del inglés por el autor.

105
En el mismo sentido, el emprendimiento étnico es definido como “las actividades
empresariales que implican a personas que su sentido de pertenencia a un grupo
está ligado a una herencia cultural o a un origen común (Honig y Drori, 2010: 205)”.
Una de esas actividades que los miembros de un grupo étnico pueden compartir es
la formación y el mantenimiento de una economía étnica.

4.9.2 Evolución de la noción de economía étnica


La noción de economía étnica tiene sus raíces conceptuales en la sociología
histórica europea, especialmente con la contribución de Max Weber; la teoría de los
“middleman minorities” o minorías intermediarias; y del pensamiento de los
economistas afroamericanos, principalmente de Booker T. Washington. Hace 40
años, Edna Bonacich y John Modell125 definieron la economía étnica de la siguiente
manera: “cualquier grupo étnico o inmigrante de auto-empleados, sus empleadores,
sus empleados co-étnicos, y sus familiares trabajadores no asalariados (Light y Gold,
2000)126”.

En el sentido original, el concepto no hacía referencia a la situación geográfica o a la


densidad de la firma, o si los compradores o vendedores eran miembros o no de un
grupo étnico cualquiera. Igualmente, el concepto no asumía una atmósfera étnica en
el seno de la empresa. Entonces, potencialmente, todas las minorías étnicas o los
grupos de inmigrantes tendrían una economía étnica (Ídem). Sin embargo, la noción
ha evolucionado progresivamente. Por ejemplo, Zhou (2013) agrega a la definición
otros elementos como la concentración en nichos industriales o profesionales, que,
de acuerdo al concepto original, esto sería un caso particular dentro de una
economía étnica.

Según Kaplan y Li (2006:5), existen cinco elementos de base para identificar una
economía étnica: ethnic ownership, la medida en la cual los miembros de los grupos

125
Estos autores junto con Ivan Light (1972) fueron pioneros en el campo de estudios de los emprendimientos
étnicos e inmigrantes.
126
Traducido del inglés por el autor.

106
étnicos son trabajadores autónomos o empleadores127; employment, mano de obra
familiar o del propio grupo étnico; costumer base, el nivel de integración de las
empresas étnicas por los proveedores y clientes del mismo grupo étnico; sectoral
specialization, tendencia de los grupos étnicos a reagruparse en algunos sectores
económicos; y spatial concentration, la localización de las empresas étnicas en
ciertos barrios o sectores de las ciudades.

Light y Gold (2000) basándose en una definición más amplia de economía étnica, es
decir “toda situación en la cual la etnicidad común conlleva a una ventaja económica
(Logan et al, 1994: 693)”, propusieron el concepto de ethnic-controlled economy.
Dicho concepto comparte elementos con el propuesto por Kaplan y Li (2006) pero va
más allá de la noción de propiedad ya que considera el importante poder que los
empleados étnicos pueden tener en las empresas de la economía dominante. Éstos
en ocasiones llegan a controlar los salarios y las condiciones laborales y de
contratación de los miembros de su grupo étnico. En consecuencia, esta noción es
útil para explicar la movilidad social y económica de los empleados inmigrantes (y la
exclusión de otros).

De este modo, se puede entender que las economías étnicas forman un continuum
que comienza por la empresa cuasi-étnica, es decir, aquella que satisface
únicamente uno o algunos de los cinco criterios arriba mencionados. Posteriormente
las economías mixtas, hasta llegar a una situación en la cual la economía étnica es
una clase de economía paralela, pero al mismo integrada al mercado dominante.
Este caso extremo se trata de la economía del enclave étnico (Ibíd.: 5).

4.9.3 El caso especial de la economía de enclave étnico


La economía de enclave étnico es quizás el caso especial de la economía étnica más
posicionado en el imaginario de la sociedad e incluso entre los inmigrantes, aunque

127
Por ejemplo, Fairlie y Woodruff (2010) constataron que la ausencia de estatus migratorio de muchos
inmigrantes de origen mexicano constituye un obstáculo suplementario limitando la posibilidad de ser
propietarios de empresas. Según los autores, esto explica la escasa participación corporativa de los mexicanos
en Estados Unidos.

107
no necesariamente se trata del caso más recurrente128 (Light y Gold, 2000). Esto
quizá se deba a la visibilidad que adquieren los enclaves gracias a la capacidad de
territorializar de los inmigrantes. Principalmente, a través de la construcción de
edificios estructuralmente distintos, instituciones privadas o cualquier otro tipo de
marcador, los inmigrantes emprendedores imprimen significados múltiples a lo que
Kaplan y Li (2006) llaman los paisajes de la economía étnica.

En efecto, según Zhou (2004:1044) el enclave étnico no es un tipo de economía


étnica, sino un fenómeno particular con varias características que le confieren un
carácter único:

Primera, el grupo involucrado tiene una clase empresarial considerable.


Segunda, las actividades económicas no son exclusivamente comerciales,
sino que incluyen actividades productivas dirigidas hacia el mercado
general de consumidores. Tercera, el agrupamiento de los negocios
implica un alto nivel de diversidad, incluyendo no solamente nichos
evitados por los nativos sino también una amplia variedad de actividades
económicas comunes en la economía general, tales como los servicios
profesionales o la producción. Cuarta, la coetnicidad encarna las
relaciones entre los propietarios y los trabajadores y, en menor medida,
entre patrones y clientes. Por último y quizá más importante, la economía
de enclave requiere una concentración física dentro de un barrio
étnicamente identificable con un mínimo y completo nivel institucional129

De esta manera,

los numerosos restaurantes, tiendas de abarrotes, supermercados y otros


servicios étnicos y no étnicos pero dirigidos hacia un mercado étnico, el
exotismo de las estanterías, la omnipresencia de los ideogramas chinos
por ejemplo, el aspecto indumentario de los transeúntes, los idiomas que
se escuchan130.

hacen que los espacios sean identificados con ciertos grupos (Simon, 2006:173).

128
En un estudio realizado en Canadá con la comunidad china, Fong y Shen (2010) constataron que era menos
frecuente encontrar un enclave étnico en relación a otros tipos de concentración como un nicho de mercado o
un nicho de empleo.
129
Traducido del inglés por el autor.
130
Traducido del francés por el autor.

108
Otro factor a considerar en el posicionamiento de los enclaves étnicos es el
crecimiento de los barrios étnicos que se ha registrado en los últimos años. Por
ejemplo, en las tres ciudades más grandes de Canadá, el número de esos enclaves,
definidos como los sectores de censo donde la población comprende al menos 30%
de miembros de una misma minoría visible pasó de 6 en 1981 a 142 en 1996 (Hou y
Picot, 2003).

Los geógrafos urbanos aceptan que la concentración/segregación residencial de los


inmigrantes puede tener múltiples lecturas en cuanto a la integración socioespacial.
Puede ser visto como signo de fortaleza comunitaria o de lazos fuertes de capital
social (bonding social capital entre las minorías judías); como una marca de
exclusión social (como el caso de las minorías visibles “ghettorizadas”, o como un
indicador de “auto-segregación” y el rechazo de las propias minorías hacia la
integración (Bolt, Özüekren y Phillips, 2010: 170). Los enclaves étnicos pueden tener
rasgos de las tres interpretaciones anteriores de la concentración residencial.

De acuerdo a Portes (2010: 162), a quien se le debe el origen del término, los
enclaves son “concurrencia de empresas pertenecientes y manejadas por miembros
del mismo grupo cultural y lingüístico que se concentran en áreas geográficas
identificables, mantienen intensas relaciones unos con otros, y contratan
131
significativamente miembros coétnicos ”. Según el autor, el surgimiento de
enclaves étnicos depende de ciertas condiciones: 1) la presencia de un número de
inmigrantes con substancial experiencia en negocios adquirida en su país de origen;
2) el acceso a fuentes de capital; 3) y el acceso a la mano de obra (Ibid.:163). Es
decir, el acceso al capital social, humano y financiero es indispensable para el
desarrollo de un enclave étnico que permite la movilidad ascendente de sus
miembros.

Por otro lado, el autor advierte sobre la importancia que al inicio el enclave étnico
presente una diversidad de clase entre los miembros de la comunidad de
inmigrantes. En otras palabras, que se puedan encontrar lo mismo emprendedores,
131
Traducido del ingles por el autor

109
que trabajadores y consumidores. Este fue el caso de los judíos en Nueva York, los
japoneses en California y los cubanos en Miami (Ídem) y no ha sido el caso de los
mexicanos en California, que aunque tienen una economía étnica no tienen
necesariamente una economía de enclave étnico (Light y Gold, 2000).

En este sentido, Zhou (2004: 1065) afirma que:

La organización social de los barrios de inmigrantes varía de acuerdo a su


etnicidad y eso determina la presencia de una economía de enclave, no
solamente la concentración de una variedad de negocios étnicos locales
influencia no únicamente la vida económica sino también el ambiente
social de los miembros de un grupo étnico. La vitalidad de una comunidad
étnica y su habilidad para generar recursos que conduzcan hacia la
adquisición de habilidades e información necesaria para lograr una
movilidad social depende ampliamente del desarrollo de la economía del
enclave.

Los enclaves étnicos pueden crear las condiciones propicias para el emprendimiento
de los miembros de un mismo grupo étnico a través de las llamadas redes de
migración. Estas se definen como “conjunto de vínculos interpersonales que unen
migrantes, antiguos migrantes y no migrantes en áreas de origen y destino a través
de lazos de parentesco, amistad y un origen comunitario compartido (Light y Bhachu,
2004 :25)132” y pueden proveer de asistencia, información, crédito133, formación inicial
y relaciones sociales a los inmigrantes para lanzar y desarrollar empresas con éxito
(Ídem)134 ya sea en el enclave étnico o en la economía dominante (Baycan-Levent, et
al., 2004).

Lo anterior forma parte de los recursos étnicos que son fundamentales para que los
inmigrantes logren la movilidad social ante su probable poco acceso a los recursos

132
Traducido del inglés por el autor.
133
El crédito se presenta bajo la forma de préstamos personales, asociaciones de ahorro y sociedades de créditos
rotativos conocidas en México como “tandas”, siempre tomando como garantía la reputación y las relaciones
duraderas de los participantes (Light y Gold, 2000).
134
Las redes migratorias van más allá de las economías de enclaves étnicos y del emprendimiento de los
inmigrantes. Desempeñando un rol fundamental en el sistema migratorio actual, permiten que los proyectos
migratorios de las comunidades de migrantes tengan un efecto tanto en los espacios de llegada como los de
salida (Simon, 2006).

110
de clase (capital financiero, social, humano y cultural) en la sociedad de acogida
(Light y Gold; 2000).

Por esta razón, Zhou (2004: 1045) nota que el enclave étnico “posee el potencial de
desarrollar una estructura distinta de oportunidades económicas que representan un
efectivo camino hacia la movilidad social”. Sin embargo, esta tesis del enclave étnico
no ha estado exenta de debate (Waldinger, 1993; Werbner, 2001). La evidencia
empírica reciente presenta conclusiones mixtas entorno a los efectos positivos de los
enclaves étnicos sobre los inmigrantes. Incluso, ha sido difícil confirmar en otros
enclaves y grupos las condiciones que Portes encontró en los cubanos de Miami (Xie
y Gough, 2011).

Wang (2012) encontró una relación significativa entre la concentración de la


población étnica y la emergencia de empresas étnicas. En un estudio geográfico
sobre los emprendedores latinoamericanos en Estados Unidos, las comunidades
étnicas han sido aparentemente una especie de incubadoras de empresas étnicas,
en particular si éstas se ubican cercanas a otros grupos étnicos minoritarios. Esto
parece confirmar la tesis del enclave étnico.

Por otro lado, Andersson y Hammarstedt (2012) han observado en Suecia que, si
bien los enclaves étnicos han promovido el emprendimiento entre los inmigrantes de
Medio Oriente, las redes étnicas parecen ser un obstáculo para el trabajo autónomo.
Lo anterior porque dichas redes están constituidas por trabajadores autónomos del
mismo grupo étnico, lo que se ha traducido en una mayor competencia por los
clientes. Es decir, en este caso no se satisface la exigencia de diversidad de clase
entre los miembros de un enclave étnico que advertía Portes (2010).

Por el contrario, Toussaint-Comeau (2008) encontró que en Estados Unidos, las


redes étnicas así como las características personales de los inmigrantes (los años de
haber inmigrado, el dominio de la lengua y el nivel de escolaridad) han desempeñado
un rol positivo en la probabilidad que los inmigrantes se conviertan en trabajadores
autónomos. Sin embargo, no se ha constatado algún impacto claro de los enclaves

111
étnicos en la decisión de los inmigrantes en escoger un trabajo independiente en
lugar de un empleo remunerado.

Incluso, se han reportado efectos negativos de los enclaves étnicos hacia los
ingresos de los inmigrantes. Es el caso del trabajo de Warman (2007), que, después
de examinar los datos del censo de Canadá de 1981 a 2001, concluyó que los
enclaves tienen un impacto igualmente negativo tanto en hombres como en mujeres,
sobre todo en quienes inmigraron ya adultos. Este impacto es aún más evidente en
los hombres altamente calificados que recibieron su formación al exterior de Canadá.

Vemos que las condiciones de los enclaves étnicos que permiten la movilidad
ascendente de sus integrantes son muy especiales e incluso difíciles de encontrar en
la realidad, ya que dependen de ciertas características de grupo, pero también de un
contexto espacio-temporal muy particular. Por el contrario, es común que los
enclaves étnicos sean percibidos por la población dominante como ghettos135 de
minorías con bajos niveles de educación e ingresos, con fuerte incidencia al crimen y
la pobreza (Anderson, 2012), donde difícilmente los negocios pueden prosperar a
largo plazo.

Sin embargo, según Wang (2013), incluso en ese tipo de casos extremos, surge un
caso particular de emprendedores étnicos, llamados emprendedores intermediarios
de las minorías (middleman minorities entrepreneurs) que han desempeñado
importante históricamente al momento de servir como enlace entre los grupos
dominantes y los dominados (Bonacich, 1973). La teoría de los intermediarios con las
minorías tuvo importancia al inicio de los estudios del emprendimiento étnico.
Actualmente, se considera un caso particular dentro de las economías étnicas.

De acuerdo a Portes (2010), este tipo de emprendedores son “grupos del mismo
origen cultural/lingüístico quienes se especializan en operar actividades comerciales
en área urbanas oprimidas, beneficiándose de una posición cuasimonopolística dada

135
Por ejemplo, los ghettos siguen siendo una potente fuente de estereotipos, de prejuicios y de discriminación
en los Estados Unidos (Anderson, 2012).

112
la ausencia de firmas competitivas en el lugar”. Por su parte, Zhou (2013) señala que
se trata de emprendedores étnicos que dominan “nichos industriales u ocupacionales
particulares para comerciar entre la élite de la sociedad y sus masas”, en este caso,
entre la sociedad en general y los grupos étnicos marginalizados. Ejemplos típicos
son los intermediarios judíos y los chinos.

Zhou también señala que los emprendedores intermediarios “tienen pocos lazos
intrínsecos con las estructuras sociales y las relaciones sociales de la comunidad
local en la que conducen sus actividades económicas y son entonces vulnerables a
la hostilidad y conflictos interétnicos (Ídem)”. Es paradigmático el caso de los
disturbios de 1992 en Los Ángeles, en los cuales las empresas de los intermediarios
coreanos fueron fuertemente dañadas por tensiones interétnicas (Callinicos, 1992).

Hasta el momento, hemos visto cómo los enclaves étnicos no necesariamente


generan por ellos mismos las condiciones necesarias para la creación de las
empresas de los inmigrantes. Es por esta razón que hay otras explicaciones en la
literatura del emprendimiento de los inmigrantes.

4.10 Enfoques teóricos para explicar el espíritu empresarial de los inmigrantes


Existe un paralelismo entre los enfoques teóricos empleados para explicar la
migración y aquellos utilizados para entender el emprendimiento de los inmigrantes.
En los dos casos, los investigadores se han inspirado de las corrientes dominantes
del pensamiento de las ciencias sociales de su tiempo. Así, encontramos la influencia
de los enfoques post-estructuralistas, neoclásicos, las teorías del capital y de las
redes sociales así como la utilización del modelo de atracción-repulsión (push and
pull factors).

Asimismo, se pueden encontrar muchos puntos en común con las teorías que
explican el emprendimiento en general. Lo anterior debido a que los inmigrantes
emprendedores y los emprendedores étnicos, aunque pertenezcan a grupos
minoritarios, no dejan de ser emprendedores. Entonces, más allá de sus

113
particularidades, las empresas formadas por los inmigrantes comparten varias
características, obstáculos y desafíos con aquellas creadas por los nativos136.

Entre algunas características en común encontramos que los emprendedores


inmigrantes tienden a crear pequeñas y medianas empresas (Müller, 2011). Su
proliferación se explica en parte por macro-procesos como la globalización
económica, en particular la deslocalización de ciertas industrias que ha favorecido el
surgimiento y crecimiento de este tipo de empresas. Esto representa una oportunidad
para los inmigrantes con limitado acceso al capital financiero. Sin embargo, esta
situación por sí sola no explica por qué ciertos grupos de inmigrantes tienden a estar
más representados en el autoempleo que otros.

lhan-nas et al. (2011), después de examinar los artículos científicos ligados al


emprendimiento inmigrante publicados entre 1936 y 2009, concluyeron que los
investigadores se apoyaron sobre diferentes teorías para intentar responder a una
serie de preguntas clave de investigación que intentan comprender el fenómeno
(Tabla 8). Los autores constataron que los estudios del empresariado étnico se han
enfocado para comprender sus orígenes o causas y resultados o consecuencias, ya
sea en el país emisor como en el receptor, así como en el contexto ambiental en el
que se desarrolla el emprendimiento (Ídem).

Desiderio y Salt (2010:16) cuando afirman que los diferentes enfoques teóricos
utilizados para comprender el emprendimiento inmigrante “en lugar de excluirse unos
a otros, estos enfoques pueden explicar diferentes estrategias empresariales que
pueden ponerse en práctica por diferentes grupos de migrantes en el tiempo y el
espacio”137. Entonces, si se quiere saber por qué algunos inmigrantes permanecen
en el mercado étnico mientras que otros logran triunfar en el mercado dominante, se
deberían examinar las principales hipótesis propuestas respecto al emprendimiento
inmigrante. Una parte de la respuesta podría estar en cada una de las siguientes

136
Por ejemplo, Brenner et al. (2010) estudiaron el caso de tres ciudades canadienses con datos de 718
emprendedores étnicos, la mayoría de ellos inmigrantes. Los autores no encontraron diferencia significativa en
los problemas enfrentados por las empresas étnicas y las PYMES del mercado dominante.
137
Traducido del inglés por el autor.

114
cuatro hipótesis para explicar el empresariado inmigrante: (1) de la desventaja o el
bloqueo, (2) de la especificidad, (3) de la oportunidad y (4) de la convergencia
(Ibid.:16).

Tabla 8 Preguntas de investigación y teorías frecuentemente utilizadas en los estudios del emprendimiento étnico

Preguntas de investigación Teorías


¿Qué políticas inciden en el emprendimiento étnico Enfoque cultural
Teoría de la incrustación mixta
Teoría de Schumpeter
Teoría del Enclave étnico
¿Cuáles son las motivaciones para tener su propio negocio (auto-empleo)? Enfoque cultural
Teorías de Schumpeter
Teoría de la Red Social
Teoría del caos y la
complejidad
Teoría organizacional
Enfoque basado en los
recursos
Teoría de la desventaja
¿Cuáles son los valores centrales del emprendimiento étnico? Teoría de la re social
Enfoque cultural
¿Cuál es el rol del género en el emprendimiento étnico? Enfoque feminista
¿Cuál es el rol del contexto social, económico e institucional (incrustración Teoría de la incrustación mixta
mixta) en el emprendimiento étnico?
¿Cómo afecta el capital social, humano y de mercado al emprendimiento Enfoque cultural
étnico?
¿Cómo se distribuye espacialmente en un área el nuevo emprendimiento Teoría de la red social
étnico?
¿Cómo afecta el transnacionalismo en el emprendimiento étnico? Teoría de la red social
Teoría de la incrustación mixta
Fuente: Ilhan-nas et al. (2011)

En esta tesis, aunque se coincide con Desiderio y Salt (2010) acerca de la


complementariedad de los enfoques para explicar el emprendimiento migrante
siendo cada uno de ellos en su contexto válidos, se tomó como referencia la
hipótesis de la oportunidad por considerarse la más actual, completa y la que más se
apega a los resultados obtenidos.

115
4.10.1 Hipótesis de la desventaja o bloqueo
La hipótesis de la desventaja o el bloqueo se basa sobre las características
personales de los migrantes. Supone que éstos caen en el autoempleo por
necesidad, es decir, que los inmigrantes son excluidos de los empleos remunerados
por razones tales como su bajo nivel de competencia, falta de educación, dificultades
con el idioma o la discriminación en la sociedad de recepción. Los inmigrantes
terminan trabajando en sus propias comunidades étnicas, frecuentemente bajo la
forma de enclaves étnicos dónde tienen muy pocas posibilidades de progresar
(Ídem).

Para este tipo de hipótesis, se puede recurrir a lo que Panayiotopoulos (2010) llama
las teorías ligadas a la marginalización. Éstas explican la creación de empresas
como una respuesta de los inmigrantes a la discriminación que viven en el mercado
de trabajo, una suerte de mecanismo colectivo de sobrevivencia de cara a sus
inconvenientes étnicos y la falta de oportunidades en la sociedad de recepción.

El emprendimiento de los migrantes como última alternativa para superar la exclusión


parece remontarse a la época de la antigua Grecia. Migeotte (2003:25) lo expresa de
la siguiente manera:

En cuanto a los extranjeros residentes y temporales, excluidos de la


propiedad de la tierra e incluso de los bienes raíces, a menos de haber
recibido el privilegio a título personal, no tenían más remedio que practicar
la artesanía y el comercio. Si trabajaban la tierra, era como arrendatarios o
jornaleros. Estas divisiones socioeconómicas persistieron a lo largo de
toda la antigüedad, y la propiedad de la tierra, prerrogativa de los
ciudadanos, fue siempre la base de la mayoría de las grandes fortunas138.

Actualmente, es el cuadro institucional y político que estructura el mercado de trabajo


segmentado y que hace que los inmigrantes y grupos étnicos se posicionen como
emprendedores (Panayiotopoulos, 2010).

Las teorías ligadas a la marginación, nutridas de los enfoques estructuralistas,


lograron tener mucha influencia en las primeras etapas de desarrollo del campo de

138
Traducido del francés por el autor.

116
estudio del emprendimiento de los inmigrantes. Esta perspectiva hace énfasis en los
factores que empujan a los inmigrantes (push factors)139 al autoempleo, como la
discriminación y la falta de oportunidades en el mercado laboral (Volery, 2007), como
puede ser el nulo reconocimiento a los estudios universitarios realizados en sus
países de origen. Dicho de otra manera, suponen que si el inmigrante tuviera la
oportunidad de acceder a un empleo remunerado en el mercado dominante, no
elegiría el autoempleo.

Es evidente que las barreras de entrada y la discriminación individual e institucional


persisten (Teixeira et al., 2007). Muchos inmigrantes continúan siendo empujados
hacia el autoempleo ante la ausencia de oportunidades como empleados en el
mercado laboral, como parece ser el caso de la comunidad maghrebina en la
provincia de Quebec quienes, como tantos otros inmigrantes, encuentran dificultad
para que se les reconozca los títulos académicos obtenidos en sus países de origen
(Allali, 2010). De igual manera, para muchas mujeres inmigrantes, las barreras de
entrada continúan siendo una realidad (Wood et al., 2012).

Sin embargo, este enfoque es insuficiente para explicar el caso de los inmigrantes
que, incluso teniendo acceso al capital financiero, humano y cultural, optan por el
trabajo autónomo, como los inmigrantes emprendedores altamente calificados
(Saxenian, 2002). En este caso, el enfoque neoclásico indica que pueden haber otros
enfoques que atraen (pull factors) a los inmigrantes hacia el autoempleo, por
ejemplo, el sentido de independencia, el deseo de mejorar la reputación profesional o
de tener un horario más cómodo para cumplir las obligaciones familiares (Ilhan-nas
et al., 2011). Siguiendo el paradigma utilitarista, para los economistas neoclásicos el
emprendimiento es el resultado de la evaluación entre los ingresos de un trabajo
independiente y los salarios esperados en caso de ser un empleado. Los factores
que hacen llevan al éxito al emprendedor son la capacidad de gestión de riesgos, la
capacidad de innovar, sus competencias en negocios, el nivel de escolaridad

139
Según Ilhan-Nas et al. (2011), los factores de atracción y repulsión en los estudios étnicos de los emprendedores están
relacionados con el trabajo autónomo; las redes sociales; las políticas públicas; el género; el capital humano; la solidaridad y
la confianza al interior del grupo étnico; las factores demográficos y la historia.

117
(particularmente si este es reconocido por la sociedad receptora) y la experiencia
laboral (Chrysostome y Arcand, 2009).

4.10.2 Hipótesis de la especificidad


Por otro lado, la hipótesis de la especificidad propone que el individuo migrante o los
grupos étnicos de migrantes gravitan en sectores o profesiones específicas. En esta
hipótesis, el capital social de los inmigrantes juega un papel central, permitiendo
desarrollar sus empresas de una manera distinta a los negocios de la economía
dominante (Desiderio y Salt, 2010).

Dentro de este tipo de hipótesis, es frecuente encontrar teorías basadas en el


enfoque culturalista, es decir, aquellos que señalan que el inmigrante está “equipado
con rasgos culturalmente determinados tales como la dedicación al trabajo duro,
membresía a comunidades étnicas fuertes, tolerancia al riesgo, conformidad con
patrones de valores sociales, solidaridad y lealtad, y orientación hacia el autoempleo
(Volery, 2007:33)”.

De acuerdo a los culturalistas, desde su más tierna infancia, los inmigrantes dueños
de empresas son expuestos a un ambiente de negocios al seno de la familia y en su
medio cultural lo cual los forma como emprendedores. Hormiga y Bolívar-Cruz (2012)
proponen otras causas que completan la tesis del origen cultural de los inmigrantes
como factores asociados a su emprendimiento. Los autores, después de analizar el
caso de España, constataron que los inmigrantes, sin importar su origen, tienen una
percepción baja del riesgo que implica la creación de una empresa en comparación
con los nativos. Lo anterior debido a que la condición del migrante (la experiencia de
ser un inmigrante) representa un acto de alto riesgo e incertidumbre. De esta
manera, los migrantes desarrollan una tolerancia al riesgo, lo cual es un atributo
importante para todo emprendedor (Ídem).

Los economistas neoclásicos también tienen sus explicaciones culturalistas. En este


sentido, Panayiotopoulos (2010) menciona a la teoría de la sucesión ecológica y a la
teoría de los nichos que suponen que ciertos grupos de inmigrantes están

118
predispuestos a determinados tipos de trabajo comenzando desde los niveles más
bajos para (frecuentemente en la próxima generación) tener una movilidad social
ascendente en las empresas y progresivamente ocupar otros espacios. Éstos
dejarán un espacio libre que será a su vez ocupado por otro grupo de inmigrantes.

Los enfoques culturalistas han sido tan influyentes que ciertos países receptores de
inmigrantes como Canadá, Australia o Estados Unidos han diseñado programas de
inmigración especiales para los inmigrantes emprendedores basándose en sus
hipótesis (Schuetze y Antecol, 2006)140. Sin embargo, la evidencia empírica reciente
ha demostrado, para el caso de Canadá, que el origen étnico de los inmigrantes es
un indicador débil para predecir las actitudes empresariales (Bauder, 2008). Se ha
constatado que incluso cuando los inmigrantes tienen experiencias profesionales en
su país de origen, el éxito en el contexto económico canadiense no está garantizado.
Hiebert (2002: 173) resume lo anterior de la siguiente manera “la agudeza para los
negocios ganada en una localidad tal vez no pueda aplicar en otra”.

Portes y Yiu (2013) encuentran dos problemas con las teorías culturalistas. En primer
lugar, su carácter post-factum, es decir el hecho que puedan explicar por qué un
grupo particular tuvo éxito comercial, pero que no puedan anticipar si algún otro
grupo lo tendrá. El segundo problema radica en la diversidad de los orígenes
nacionales y culturales de los inmigrantes emprendedores. Los autores se
cuestionan “¿por qué, por ejemplo, los budistas chinos son tan proclives al
emprendimiento pero no los budistas camboyanos? ¿Por qué los católicos cubanos
pero no los católicos mexicanos?” Para terminar sentencian: “una teoría que debe
inventor una historia ad hoc para cada instancia de éxito y para cada excepción
termina por no explicar nada (Ibid.:4)”141.

140
En este caso, el enfoque cultural es combinado con el enfoque institucional también muy influyente en los estudios del
emprendimiento. Éste considera que la estructura institucional es crítica en el surgimiento de nuevas empresas. Desde este
punto de vista, la tasa del empresariado inmigrante puede variar en función de las políticas que el gobierno en turno
implementa para hacer la promoción empresarial (Chrysostome, 2009).
141 Traducido del inglés por el autor.

119
En la hipótesis de la especificada también se pueden encontrar enfoques de capital
social que sostienen que el pertenecer a un grupo social y a su red social asociada
(Sequeira y Rasheed, 2006; Solé y Parella, 2009) es como entrar a una incubadora
de negocios informal (Wang, 2012). Las redes tienen un impacto particular sobre la
etapa de la detección de oportunidades para la creación de empresas (Martínez y
Aldrich, 2011), en donde el capital humano y el capital social familiar desempeñan un
papel importante (Siqueira, 2007). No obstante, existen estudios que niegan el
impacto de los recursos étnicos bajo la forma de capital social de los inmigrantes en
la creación de empresas (Ooka, 2001; Nakhaie et al., 2009).

Por último, Panayiotopoulos (2010) remarca que uno de los puntos débiles de las
teorías del emprendimiento de los inmigrantes tiene que ver con su incapacidad para
explicar los procesos de diferenciación social y económica que se producen al
interior de los grupos. Entre otros aspectos, el por qué ciertos inmigrantes logran
triunfar en la economía dominante. Por esta razón, los investigadores han puesto su
atención en el otro lado de la realidad de un emprendedor, es decir en el mercado al
cual se dirigen sus productos o servicios.

4.10.3 Hipótesis de la oportunidad


La hipótesis de la oportunidad pone el acento en la interacción entre los recursos de
los migrantes; los recursos de las comunidades de migrantes, como el acceso al
capital, los consumidores y los proveedores; y las oportunidades que se presentan
en el país receptor en lo que concierne a las estructuras del mercado laboral y
reglamentos, las iniciativas gubernamentales y la opinión pública (Desiderio y Salt,
2010).

Al contrario de las hipótesis anteriores que se enfocan más en las características del
inmigrante emprendedor, es decir del lado de la oferta, la hipótesis de la oportunidad
toma en consideración el lado de la demanda. Por esta razón, dentro de este tipo de
hipótesis se han desarrollado enfoques o modelos llamados integrales, puesto que
consideran en mayor o menor medida todas las hipótesis expuestas hasta el

120
momento al mismo tiempo que proveen explicaciones suplementarias para
comprender el emprendimiento de los inmigrantes.

Uno de los modelos integrales pioneros es el propuesto por Waldinger et al. (2006).
Los autores sugirieron un marco basado en tres componentes interactivos (modelo
interactivo): las estructuras de oportunidad, las características del grupo y las
estrategias étnicas que surgen de la interacción entre éstas. Los autores sintetizan
su modelo de la siguiente manera:

Las estructuras de oportunidad consisten de condiciones de mercado que


pueden favorecer a productos y servicios orientados a clientes co-étnicos
y situaciones en las cuales un mercado no étnico amplio es atendido. Las
estructuras de oportunidad también incluyen la facilidad con que se
obtiene el acceso a oportunidades de negocios, y el acceso depende
altamente del nivel de competición interétnica y el estado de las políticas
públicas. Las características grupales incluyen factores de predisposición
tales como una migración selectiva, cultura y niveles aspiracionales.
También incluyen las posibilidades de movilización de recursos y redes
sociales étnicas, la capacidad general de organización, y políticas
gubernamentales que limitan o facilitan la adquisición de recursos. Las
estrategias étnicas surgen de la interacción de oportunidades y de las
características grupales y de cómo los grupos se adaptan a sus ambientes
(Ibíd.: 114)142.

Dentro de las estructuras de oportunidad que han favorecido los productos o


servicios orientados hacia el mercado étnico, los autores (Ídem) reconocen dos
elementos importantes: la hipótesis del mercado protegido (Light, 1972) y la
concentración residencial étnica.

La hipótesis del mercado protegido supone que el primer mercado para los
emprendedores étnicos se encuentra dentro de su propia comunidad étnica. En este
caso, los emprendedores étnicos tienen la ventaja de conocer y de compartir los
gustos y preferencias del mercado. Mientras que para las empresas del mercado
dominante aprender a conocer dichos y preferencias implicaría un costo adicional,
sobre todo cuando esta comunidad es los suficientemente reciente y pequeña para
no ser tan visible (Waldinger et al., 2006).

142
Traducido del inglés por el autor.

121
De igual manera, la concentración residencial étnica representa un mercado cautivo
para los inmigrantes emprendedores, facilitando los recursos para reclutar
empleados y contactar proveedores (Ídem), como es el caso de la economía de
enclave étnico.

También se considera que si las empresas étnicas permanecen a los mercados


étnicos tarde o temprano su crecimiento será limitado. Lo anterior debido a que los
mercados étnicos son relativamente débiles ya que la población étnica no suele tener
el poder de compra suficiente para que el mercado aumente. Asimismo, la
competencia casi siempre es muy fuerte, puesto que debido a su exclusión del
mercado laboral dominante, los inmigrantes que buscan trabajo en el mercado
dominante terminan en el autoempleo en los mismos sectores compartiendo clientes.
Entonces, los emprendedores étnicos que deseen sobrevivir y consolidarse deberán
buscar el acceso al mercado dominante (Ídem.).

Recientemente, se han propuesto otros enfoques que igual consideran la hipótesis


de la oportunidad. Tal es el caso de la perspectiva de la incrustación mixta (mixed
embeddedness perspective143) (Kloosterman, 2010). Esta aproximación considera
que la empresa se crea en contextos espacio-temporales específicos, cobrando
relevancia no solamente los recursos que el emprendedor debe movilizar en la
empresa sino los mercados donde los bienes y servicios son ofrecidos. Las barreras
de entrada en los mercados también son consideradas, poniendo acento en los
obstáculos institucionales (reglamentaciones locales y nacionales) y las diferencias
entre los inmigrantes emprendedores y los nativos de cara a los mercados (Ídem).

Al contrario del modelo interactivo, la perspectiva de la incrustación mixta no divide la


estructura de oportunidad entre mercados étnicos y no étnicos. Más bien se

143
El concepto de incrustación mixta fue propuesto por Kloosterman et al. (1999) como una respuesta a la noción de
incrustación (embeddedness) de Granovetter (1985), frecuentemente utilizada en los estudios empresariales para describir
las características sociales y culturales de los grupos de inmigrantes. Para el primero, los inmigrantes se encuentran, al
mismo tiempo, insertados o incrustados en un contexto social, económico y cultural mucho más vasto. Lo anterior más bien
se acerca a la idea de embeddedness propuesta inicialmente por Karl Polanyi (2009) en La Gran Transformación en 1944.
De acuerdo a Gómez Fonseca (2004), el vocablo embeddedness puede ser traducido al español como integración, soporte o
sustento, infiltración, apropiación, empotrar o incrustrar, siendo esta última palabra la que se utilizará en este trabajo.

122
consideran dos cambios importantes observados en las últimas dos décadas. Por un
lado, se ha documentado la llegada de más inmigrantes altamente calificados
provenientes de países no miembros de la OCDE. Por el lado de la demanda, se han
constatado nuevas oportunidades que surgen para las pequeñas y medianas
empresas debido a las transformaciones post-industriales de las economías urbanas,
principalmente ligadas al aumento y diversificación de los servicios, la
subcontratación, la fragmentación de los mercados, la disponibilidad de la
información y el acceso a las tecnologías de la información (Ídem). En consecuencia,
este modelo puede explicar mejor por qué ciertos grupos de inmigrantes tienden a
ser más empresariales que otros.

Considerando lo anterior, la perspectiva de la incrustación mixta propone una


tipología de estructuras de oportunidad que toman en cuenta el crecimiento potencial
del mercado (estancamiento o expansión) y la accesibilidad o el capital humano
necesario para entrar al mercado. Cuatro tipos de mercados emergen de esta matriz:
(1) el mercado estancado que exige inmigrantes altamente calificados; (2) el
mercado estancado que demanda inmigrantes no calificados (vacancy-chains
openings); (3) el mercado post-industrial que solicita inmigrantes no calificados; y (4)
el mercado post-industrial que pide inmigrantes altamente calificados (Ídem).

Kloosterman (2010) advierte que los mercados étnicos pueden ser un caso especial
dentro de los cuatro tipos de mercados propuestos con un periodo de vida limitado
puesto que:

Estos pueden ofrecer –al menos temporalmente– nichos protegidos para


los migrantes. En muchos casos, sin embargo, tanto el emprendedor
tratará de escapar de los límites del mercado étnico (break-out) o el
mercado étnico por sí mismo será erosionado por las dinámicas del grupo
étnico específico (dispersión espacial, cambio en gustos hacia el mercado
general) o por negocios del mercado dominante que incursionan en los
mercados étnicos para vender productos “étnicos” (Ibid.:33)144.

144
Traducido del inglés por el autor.

123
4.10.4 Hipótesis de la convergencia
Finalmente, los estudios empresariales consideran la hipótesis de la convergencia.
Esta sugiere que el trabajo autónomo en los inmigrantes y los nativos muestra
perfiles similares progresivamente a lo largo del tiempo. Esto implica la convergencia
entre las tasas de trabajo autónomo de los inmigrantes y los autóctonos. Asimismo
que con el tiempo los inmigrantes emprendedores pasan de los enclaves étnicos a
un abanico más largo de profesiones y sectores (Desiderio y Salt, 2010). Esta
hipótesis parece estar ampliamente sostenida recientemente (OECD, 2010),
principalmente por investigadores europeos145 que se han enfocado en el estudio de
los inmigrantes emprendedores en los mercados no étnicos (Kourtit y Nijkamp,
2012), de lo que se profundizará en la siguiente sección.

4.11 Saliendo de la paradoja del mercado étnico


De acuerdo a los estudios del emprendimiento de los inmigrantes hasta ahora
revisados, los mercados étnicos representan una paradoja para los inmigrantes
emprendedores. Por un lado, ofrecen las condiciones favorables para el surgimiento
de empresas étnicas (break-in), pero al mismo tiempo limitan su crecimiento. Por
esta razón, es importante comprender las estrategias que los inmigrantes
emprendedores desarrollan para intentar ingresar y triunfar en el mercado dominante
(break-out).

El empresariado étnico es un fenómeno dinámico, que, como la perspectiva de la


incrustación mixta lo indica, no está ajeno a los cambios que se producen en la
sociedad en general. Evidentemente, muchas empresas de minorías étnicas
continúan operando bajo modelos de empresas familiares tradicionales en el seno de
una estructura de oportunidad étnica, tal y como una investigación reciente entre los
inmigrantes turcos y chinos en el Reino Unido lo ha mostrado (Wang y Altinay, 2012).
No obstante, en los últimos años se han observado al menos las siguientes dos

145
Al contrario de los estudios del empresariado étnico en Estados Unidos, principalmente impulsado por sociólogos (Ilhan-
nas et al., 2011), los investigadores europeos que se han interesado en el paso de los inmigrantes al mercado dominante
(break-out) provienen de las ciencias administrativas.

124
tendencias en el comportamiento de los inmigrantes emprendedores (Baycan-Levent
et al., 2004).

Por un lado, se han registrado nuevas generaciones de migrantes con un capital


humano de alto nivel que les permite tener empleos de mejor calidad (White collar
employment), así como una diversificación del trabajo autónomo lejos de la actividad
intensiva en mano de obra de bajo valor agregado (Jones et al., 2012). Además, se
ha sostenido que la segunda generación de inmigrantes ha estado más activa en el
mercado dominante y que los emprendedores se han desplazado de un mercado a
otro utilizando estratégicamente su etnicidad (Rusinevic, 2007).

Gagliardi y Lemos (2016) investigaron en Reino Unido la asimilación de los


inmigrantes a los mercados laborales a través del diferencial de ingresos entre
inmigrantes y nativos como indicador de asimilación en un estudio longitudinal entre
1981 y 2006. Las investigadoras encontraron poca evidencia de disparidades
grandes y persistentes entre la distribución del ingreso entre las cohortes y las
nacionalidades, es decir sugieren una integración económica exitosa de los
inmigrantes en Reino Unido en términos generales. Sin embargo, los inmigrantes
presentaron trayectorias marcadamente diferentes a través del tiempo por cohorte y
por continente de origen.

Según Jones et al. (2012:94), la tendencia intergeneracional de los inmigrantes


emprendedores puede ser considerada como una evolución étnica del comercio “en
el cual la especialización forzada en la propiedad de negocios de bajo nivel actúa
simplemente como una etapa transitoria en la preparación para la integración total
del grupo en la economía de su nación de adopción (Ibid.:94)146”.

Se entiende como inmigrantes de segunda generación a aquellos hijos de


inmigrantes que nacieron en el país de recepción o quienes llegaron antes de los 6
años, es decir antes de comenzar los primeros estudios oficiales (Baycan-Levent et
al., 2004). Por esta razón, la segunda generación, o si se le quiere decir los

146
Traducido del inglés por el autor.

125
emprendedores étnicos, tienen características diferentes a las de sus predecesores.
Por un lado, presentan competencias lingüísticas locales ya que realizaron estudios
básicos en el país de recepción (capital humano). Incluso llegan a alcanzar un nivel
de escolaridad mayor al de sus padres (Rusinovic, 2008).

Rueda-Armengot y Peris-Ortis (2010) examinaron el vínculo entre el conocimiento de


un idioma y la educación/entrenamiento en relación con las motivaciones
empresariales de los inmigrantes de la región de Valencia, España. Con una muestra
de 6 996 propietarios de empresas, encontraron una relación positiva entre el
conocimiento del idioma y la estrategia competitiva adoptada por el emprendedor. De
la misma manera, los autores argumentaron que el nivel de escolaridad es un factor
que influye en la elección del sector de actividad de la empresa.

El acceso al capital social es otra diferencia importante entre las generaciones de


inmigrantes. Según Wood et al. (2012), la primera generación depende de las redes
informales establecidas con sus propias comunidades para movilizar recursos
(étnicos) y generar ventas. Mientras que la segunda generación al haber nacido y
estudiado en el país de residencia desarrolla redes que facilitan la participación en el
mercado dominante. Asimismo, nada les impide seguir participando de las redes
étnicas de sus familiares.

En las palabras de un inmigrante emprendedor de origen asiático de segunda


generación con residencia en el Reino Unido en donde obtuvo una maestría:

...Mi padre está contento atendiendo a la comunidad asiática. Él ha estado


tratando con ellos desde que llegó a Reino Unido…la mayoría de sus
clientes están contentos negociando con él. Mi hermano menor y yo
queremos tratar con la comunidad asiática y con otros también. Ahí radica
la diferencia entre mi padre y nosotros. Él no voltea a ver hacia otras
personas (Ram y Hillin, 1994:17)147.

Para Deakins et al. (2007), el capital social bajo la forma de recursos de clase y
étnicos tiene un rol complejo para las empresas étnicas. Aunque es benéfico en las

147
Traducido del inglés por el autor.

126
primeras fases del desarrollo de los negocios, en las últimas etapas puede ser un
factor limitante. Esto debido a que la segunda o tercera generación puede tener otras
prioridades y motivaciones en relación a sus predecesores.

De acuerdo a Baycan-Levent et al. (2004), la segunda generación es atraída (pull


factors) a emprender por el deseo de independencia y de flexibilidad, así como por el
emprendimiento heredado de su empresa familiar. Mientras tanto, la primera
generación de inmigrantes tiende a ser empujada hacia el emprendimiento (push
factors); sus empresas presentan una orientación interna; operan en mercados
protegidos que los lleva a una dependencia étnica instalándose en enclaves étnicos;
finalmente, se caracterizan por utilizar recursos informales. En términos de la
clasificación de Chrysostome y Lin (2010), este último caso se trataría de
emprendedores “por necesidad”.

En cuanto a la segunda generación, se trata de emprendedores por oportunidad que


crean sus empresas con una visión exterior, utilizando tanto recursos formales como
informales; tienen experiencia profesional anterior en los sectores conexos de sus
empresas; así como motivaciones y orientaciones comerciales, objetivos estratégicos
de negocios y preferencias sectoriales (Baycan-Levent et al., 2004). En
consecuencia, según Rusinevic (2007), la segunda generación estaría en mejores
condiciones para establecer estrategias de break-out hacia el mercado dominante.

Cabe señalar que las motivaciones y orientaciones empresariales hacia el exterior,


recientemente también han sido observadas en primeras generaciones de
inmigrantes. Por ejemplo, en un estudio en Canadá, inmigrantes emprendedores
exitosos con diez años de residencia mencionaron que las actividades de redes
(networking) eran el principal factor de éxito en los negocios. Particularmente, se
referían a establecer relaciones más allá de sus comunidades étnicas (Wayland,
2012).

En resumen, poco importa si se trata de una primera o segunda generación de


inmigrantes, es el acceso al capital económico, humano y social, así como el grado

127
de identificación con su propio grupo étnico que definirán una estrategia hacia el
mercado étnico o una estrategia hacia el mercado dominante (Achidi Ndofor y Priem,
2011).

Una estrategia hacia el mercado dominante (break-out) podría ser entonces definida
como (Baycan-Levent et al., 2004):

Una estrategia para salir de una situación en la cual los propios grupos
étnicos dominan factores tales como el capital, los clientes y empleados.
En otras palabras una estrategia hacia el mercado dominante es una
estrategia para escapar de una orientación interna o de estar en un
“enclave étnico” en alguna etapa con la finalidad de orientarse al mercado
externo148.

Waldinger et al. (2006) sostienen que las empresas de los inmigrantes se pueden
desarrollar en mercados abiertos o dominantes en circunstancias limitadas. En
particular, las empresas étnicas pueden tener acceso a oportunidades en los nichos
siguientes: mercados abandonados o demeritados por las empresas dominantes;
mercados con economías de escala débiles; mercados inestables o inciertos o los
mercados de bienes étnicos (Ídem).

Sin embargo, se ha argumentado que la innovación de la que hablaba Schumpeter


se debería utilizar de nuevo para comprender la participación de los inmigrantes
emprendedores en el mercado dominante. Se ha sugerido ir más allá de la dicotomía
mercado étnico/dominante considerando otras dimensiones de la actividad
empresarial. De hecho, las innovaciones en otras funciones de la empresa como el
marketing, las ventas, la distribución, la adquisición, el control, la investigación y
desarrollo, las finanzas o la estrategia de productos (Engelen, 2001) deben ser
consideradas para comprender por qué ciertas empresas se quedan confinadas en
los mercados étnicos mientras que otras tienen una ventaja competitiva en el
mercado dominante.

148
Traducido del inglés por el autor.

128
Un mercado étnico supone la conformación de comunidades étnicas. Así que la
primera tarea de este estudio exploratorio era verificar si, al hablar de los mexicanos
en Canadá, nos podríamos referir a una comunidad o simplemente se trataba de un
grupo étnico. Esto nos permitiría conocer si podríamos estar frente a la conformación
de una comunidad transnacional y una economía étnica en la sociedad receptora. En
el siguiente capítulo se presentan los resultados de esta investigación referentes a la
evolución de las migraciones mexicanas y la configuración comunitaria étnica en
Quebec.

129
Capítulo V Mexicanos en Quebec ¿hacia una comunidad étnica?
J’te jure qu’entre ici et là

Je veux marcher dans tes pas

Entre ici et là-bas

Je veux le paser dans tes bras

Toi pis moi

Soudés

Louis-Jean Cormier

Uno de los objetivos de la presente tesis fue explorar las actividades transnacionales
por parte de los inmigrantes mexicanos en Quebec. Hemos visto que en general el
transnacionalismo es un proceso socio espacial de largo plazo que implica una serie
de intercambios y actividades por parte de los migrantes y los no migrantes entre
comunidades tanto en el país de origen como en el país de recepción y la formación
de una comunidad más allá de las fronteras nacionales (Levitt y Jarwosky, 2007) ¿En
qué fase de dicho proceso se encuentra el transnacionalismo de los inmigrantes
mexicanos en Quebec? ¿Es posible hablar de comunidades transnacionales en este
caso? ¿Cuáles son las características de dicho transnacionalismo en ciernes? En
este capítulo se discutirán algunas pistas de reflexión sobre estas preguntas desde la
perspectiva de los emprendedores de origen mexicano en Quebec.

Considerando que el tema en cuestión se ha estudiado principalmente en el contexto


de la migración mexicana hacia Estados Unidos, la comparación aunque quizá poco
justa, resulta ineludible. Las actividades transnacionales de los inmigrantes
mexicanos de la provincia de Quebec son prácticamente inexistentes en
comparación a las de sus compatriotas en Estados Unidos. Esto obedece en parte, a
que se trata de un grupo, que si bien proviene de México, presenta características
distintas a lo que se ha ido conformando en Estados Unidos durante más de siglo y
medio de inmigración. Estas particularidades grupales han impactado su
configuración comunitaria en Canadá.

130
Empezando por lo obvio, el hecho de que Canadá no cuente con una frontera
territorial con México hace que el flujo migratorio sea significativamente menor y más
regulado respecto al caso de Estados Unidos. Además, la migración mexicana en
Canadá es seleccionada, documentada y para el caso de Quebec relativamente
reciente, ya que hablamos de una primera generación de inmigrantes mexicanos.
Esto trae como consecuencia un perfil de migrante más homogéneo y con un estrato
socioeconómico medio-alto (Mueller, 2005, George, 2008). Quizá la excepción que
confirma la regla esté representada por los refugiados que llegaron en la última
década y por los participantes en el Programa de Trabajadores Agrícolas
Temporales.

Cabe señalar que en un principio, ese último grupo no fue tomado en cuenta
directamente en esta tesis por tratarse de una migración circular y restringida a
ciertas áreas rurales específicas siguiendo una dinámica aparentemente149 inconexa
con la de sus connacionales empresarios de las zonas urbanas de la provincia de
Quebec. Sin embargo, el muestreo teórico propio de la metodología de este
trabajo150 evidenció que habría que poner más atención a este subgrupo de
mexicanos151.

En el presente capítulo, se abordará el tema de los inmigrantes mexicanos


distinguiendo tres grupos identificados por los participantes en este estudio. Cabe
señalar que dicha diferenciación, no pretende hacerse pasar como una
categorización objetiva sino más bien retrata posibles tensiones al interior del grupo
desde la perspectiva de los informantes. La situación específica de los migrantes
como emprendedores será tratada en el capítulo 6.

149
Más adelante se verá que los trabajadores agrícolas temporales se relacionan de varias maneras con los
inmigrantes, teniendo incluso repercusiones para los negocios de los inmigrantes emprendedores.
150
Ver página 76 de esta tesis.
151
Para más información sobre los trabajadores agrícolas temporales de origen mexicano en Canadá se pueden
consultar los trabajos de Bronsard (2007) y Guimont-Fitz (2014).

131
5.1 Tres grupos de inmigrantes mexicanos en Quebec
La inmigración mexicana coincide con un aumento de la inmigración de origen
latinoamericano en Canadá a partir de los años setenta (Burgueño, 2005). El grupo
de inmigrantes mexicanos en Quebec, según los propios participantes de esta tesis,
se ha conformado por tres “oleadas de inmigrantes” en los últimos cuarenta años
claramente diferenciadas entre sí (Figura 5). Sin embargo, entre estos flujos
migratorios continuamente estuvieron inmigrando personas de diversos perfiles.
Cabe señalar que los grupos mencionados coinciden con lo reportado por otros
autores (Mueller, 2005).

Figura 5 Llegada de grupos de inmigrantes mexicanos a Quebec

Solicitantes
de refugio
Profesionistas
del TLCAN

Esposas de los
canadienses

1970 1990 2000

Fuente: Elaboración propia

132
5.1.1 Las esposas de canadienses
En primer lugar se encuentran las llamadas “esposas de canadienses”; grupo
conformado por mujeres que llegaron a Canadá en calidad de estudiantes,
principalmente en haciendo estudios de posgrado o tomando cursos de idiomas
(inglés y francés) en la década de los setenta y a principios de los ochenta.
Posteriormente, algunas de ellas contrajeron matrimonio con ciudadanos
canadienses con los que tuvieron hijos nacidos en Canadá.

Tal grupo, conformado principalmente por personas de un estrato socioeconómico


medio-alto provenientes de centros urbanos de México, tuvo un proceso de
integración relativamente rápido. Su adaptación fue facilitada principalmente por el
hecho de tener una pareja local que les brindó acceso inmediato a su red social y a
otro tipo de recursos de clase. Sin embargo, esto no fue impedimento para que
hicieran contactos con otras y otros mexicanos tanto en Canadá como en México.

Algunas de las entrevistadas que pertenecen a este grupo, señalaron que el vínculo
y arraigo hacia la cultura mexicana se mantuvo durante los primeros años de sus
matrimonios aun viviendo en Canadá. De hecho, al inicio de su vida matrimonial, una
de sus mayores preocupaciones era que sus hijos aprendieran el castellano y otros
elementos de la cultura mexicana. Los viajes a México en familia eran frecuentes
durante los periodos vacacionales. Incluso, era común que enviaran a sus hijos todo
un año a radicar con sus familiares en México para que conocieran mejor la cultura
materna.

Las primeras mujeres casadas con canadienses son bien aceptadas e


integradas a la sociedad. Ellas son las que buscan mantener la cultura
mexicana con sus hijos y es lo que van viendo los canadienses (Carlos,
emprendedor de Ottawa-Gatineau, julio de 2013)152.

Antes yo iba dos veces por año, cuando los niños estaban chiquitos, nos
íbamos por decir todo un mes, toda la navidad a pasarla allá con mi
familia. Mis papás cuando ellos vivían iba a visitarlos o ellos venían muy
seguido. Mis papás ya fallecieron, pero yo estoy todavía (en contacto) con

152
Por razones éticas y de confidencialidad, todos los nombres de los entrevistados que aparecen en la tesis son
pseudónimos.

133
mis primos, con mis tíos, mi hermana, tengo una hermana únicamente en
Monterrey y ellos vienen acá más seguido que yo voy allá (Susana,
emprendedora de Ottawa-Gatineau, mayo de 2012).

De la misma manera, frecuentemente recibían de manera temporal a familiares


provenientes de México que querían aprender los idiomas o aproximarse a la cultura
canadiense, algunos de los cuales terminaron por inmigrar.

En este caso, las relaciones de parentesco facilitaban y proporcionaban elementos


básicos para crear una red migratoria como la confianza, solidaridad y reciprocidad.
Sin embargo, el volumen de futuros migrantes se limitaba a los círculos de
pertenencia o capas espaciales (coquilles spatiales) (Moles, 1992) más próximas al
espacio vivido (Frémont, 1976) del individuo como la familia y amistades, pocas
veces llegando a un nivel geográfico (Déry, 2006) como el barrio o la comunidad
redundando en un flujo migratorio moderado y homogéneo (Figura 6).

Figura 6 Capas espaciales involucradas en la red migratoria de las mujeres casadas con canadienses
(sombreado)

Ciudad, Estado
País, etc
Barrio, fraccionamiento

Familiares
etc.
Familiares
Individuo Familia, Amistades

Fuente: Elaboración propia

5.1.2 Los profesionistas del TLCAN


El segundo flujo de inmigrantes de origen mexicano se presentó en el marco de la
entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) en
1994153. El capítulo XVI del acuerdo establece cuatro categorías de ciudadanos de

153Paradójicamente, los aspectos relacionados con los flujos de personas fueron precisamente los menos detallados en el
acuerdo de integración, incluso hasta hoy se sigue demandando en México un acuerdo migratorio en la región.

134
los tres países firmantes que se pueden beneficiar de movilidad en la región de
manera fácil y expedita: (1) visitantes de negocios; (2) comerciantes e inversionistas;
(3) transferencia de personal dentro de la empresa; y (4) profesionales (Secretariado
del TLCAN, 2015).

Provenientes de grandes centros urbanos industrializados como la ciudad de México


o Monterrey, arribaron a Canadá junto con sus familias, profesionistas altamente
calificados empleados en grandes corporaciones que se internacionalizaban
expandiendo sus operaciones en la región.

Los profesionistas no estaban tan preocupados por el día a día y cómo


conseguir dinero. Son grupos con más poder adquisitivo y te preocupas
también por lo social, por sobresalir en la sociedad canadiense (Carlos,
emprendedor de Ottawa-Gatineau, julio de 2013).

Poseedores de diversos capitales como el manejo de los idiomas, finanzas sanas,


experiencia laboral internacional, estudios de posgrado o empleos calificados bien
remunerados, los llamados “profesionistas”, no tuvieron demasiados problemas para
integrarse y en no pocos casos incluso asimilarse en la sociedad de recepción.

El segundo grupo se coloca fácilmente en los empleos y el canadiense


descubre una mano de obra calificada, con más poder adquisitivo y mucho
mejor preparada que la de aquí. Ellos se preocupan no solamente por las
cuestiones culturales si no por qué otras cosas más se pueden hacer
(Carlos, emprendedor de Ottawa-Gatineau, julio de 2013).

De hecho, es probable que en muchos de los casos su proyecto migratorio original


contemplara la integración o la asimilación en la comunidad receptora. A diferencia
de las empresas que los empleaban, las actividades transnacionales de estos
migrantes tenían poco sentido. Sin embargo, esto no excluyó la posibilidad de tener
cierta presencia ocasional en el país de origen.

Yo no vine con la mentalidad de que si no me va bien me regreso, porque


al cabo hay una comunidad grande de latinos. Yo me vine con la
mentalidad de adaptarme y de integrarme. Y de no regresar para vivir,
porque mi esposo es canadiense y él me dio como opción -si tú no te
adaptas nos vamos a vivir a Texas. Pero a mí me encanta la comunidad
canadiense, también me encantan mis raíces mexicanas, toda mi familia

135
vive en México y voy muy seguido a México a visitarlos (Susana,
emprendedora de Ottawa-Gatineau, mayo de 2012).

A diferencia de las esposas de los canadienses, los proyectos migratorios de los


profesionistas del TLCAN ya no se limitan a la información, relaciones de confianza y
reciprocidad propias de una red migratoria familiar, sino que también son
alimentados por diversos recursos proporcionados por la dinámica de las
corporaciones transnacionales para las cuales trabajan. Se trata de un flujo
migratorio más intenso pero igualmente homogéneo (Figura 7).

Yo trabajé muchos años en empresas norteamericanas. Trabajé muchos


años en Ford, muchos años en Xerox, muchos años en Nortel Networks,
que ya no existe pero fue una empresa importante en telecomunicaciones,
que fue una competencia importante de Ericsson en su momento. Y la
empresa Nortel es de Canadá, entonces por ahí fue que yo tuve
inclinación a Canadá. Cuando trabajé para la empresa viví en Ontario un
par de años trabajando para la empresa (Diego, emprendedor de
Montreal, septiembre de 2013).

Figura 7 Capas espaciales involucradas en la red migratoria de los profesionistas del TLCAN (sombreado)

Grandes corporaciones multinacionales


Ciudad, Estado

Barrio, fraccionamiento
etc.
Familiares
Individuo
Familiares
Familia, Amistades

Fuente: Elaboración propia

A pesar de la mencionada tendencia hacia la asimilación, los profesionistas del


TLCAN encontraron en las “mexicanas esposas de canadienses” un grupo de
connacionales que les dio la bienvenida con el que establecieron lazos de amistad y,
en no pocas ocasiones, relaciones de negocios. La conformación de una comunidad
mexicana en Quebec estaba iniciando con relaciones intragrupales positivas.

136
En el primer grupo venían las mujeres solteras y se casaron con los
canadienses y sus hijos nacieron aquí. Estos niños fueron absorbidos
fácilmente por la cultura canadiense. El segundo grupo que los niños
venían chicos, se preocupó por hacer una serie de actividades deportivas,
culturales, sociales y si se fueron integrando bien a la cultura canadiense
pero al mismo tiempo se siguieron sintiendo mexicanos. En ese caso sí se
formó una comunidad mexicana reconocida (Carlos, emprendedor de
Ottawa-Gatineau, julio de 2013).

Con el tiempo esas familias empezaron a compartir el deseo de imaginar y recrear


una mexicanidad en Canadá. En Gatineau por ejemplo, se fundó una escuela de
español para los hijos de mexicanos. Además, se realizaban festivales en donde
hacían platillos de comida típica mexicana y expresiones artísticas y culturales
mexicanas como la música del mariachi, el cine y el baile. La fecha predilecta para
este tipo de eventos, no fue el 5 de mayo (Aniversario de la batalla de Puebla) como
en los Estados Unidos, sino el 16 de septiembre (Aniversario de la independencia de
México) como se acostumbra en México.

Tratamos de traernos el México aquí ¿Qué podemos hacer para estar


aquí? Que las tortillas, que los restaurantes, que la escuela (de español).
Aunque esté aquí sigo siendo mexicano. Hay cosas que quisiéramos tener
y no podemos. El nuevo cine mexicano, todas estas películas que han
salido simplemente no llegan aquí, por eso hicimos el cineclub (Carlos,
emprendedor de Ottawa-Gatineau, julio de 2013).

Actualmente, en Montreal y Gatineau hay diferentes asociaciones culturales


mexicanas y diversos ballets folclóricos que tienen sus orígenes en los años setenta
y ochenta, la época de llegada de las “esposas de los canadienses”. Algunos de los
participantes en este estudio pertenecen o han pertenecido a este tipo de grupos
artísticos. Los entrevistados recuerdan cómo el vestuario y los instrumentos
musicales, tanto de los ballets como de los mariachis eran traídos directamente de
México o de ciudades de Estados Unidos con mayor tradición y presencia de
mexicanos como Chicago o Nueva York.

Bueno, relación sí, porque yo desde que llegué a Canadá me he


mantenido muy cerca de la comunidad, he participado, en nuestra
comunidad mexicana aquí, en la organización, he participado mucho en
los comités. He participado, participo todavía en un grupo de danza. En la

137
Asociación Cultural Mexicano-Canadiense de Ottawa-Gatineau (Julia,
emprendedora de Ottawa-Gatineau, mayo de 2012).

Aunque este intercambio hacía que se mantuvieran ciertos lazos con otros
mexicanos tanto de México como de Estados Unidos, es claro que los festejos
culturales principalmente tenían como finalidad recrear la cultura mexicana para los
hijos nacidos en Canadá y para las propias familias de origen mexicano en territorio
canadiense. Aunque sea de manera efímera, a través de estos eventos los
inmigrantes podían llegar a olvidar su condición de inmigrante en Canadá.

Son 10 años en la comunidad mexicana. Para mí, estar en Ottawa


inmerso en la comunidad mexicana, hablando en español, conviviendo
con mexicanos disfrutando, ha sido como si estuviera viviendo en una
ciudad de la provincia en México. Yo viví en Tehuacán, Puebla en mi niñez
y me siento así (Carlos, emprendedor de Ottawa-Gatineau, julio de 2013).

Por otro lado, conforme estas actividades fueron creciendo en presupuesto y


adquiriendo mayor visibilidad, la participación de las instituciones consulares
mexicanas fue más frecuente. De igual manera, los conflictos hicieron su aparición.
Cabe señalar que a medida que los hijos de las familias que iniciaron este tipo de
reuniones fueron creciendo, la participación de estos grupos fue disminuyendo.

Aunque estos eventos culturales continúan realizándose en mayor o menor medida


en las ciudades de Gatineau, Montreal y Quebec, hasta ahora han sido relatados en
pretérito respetando el tiempo utilizado por los entrevistados de este estudio. Es
decir, todo esto parece pertenecer a su pasado. En aquella época, el grupo de
inmigrantes mexicanos se concebía a sí mismo como integrantes de una comunidad.
Sin embargo, códigos como: “ya casi no tengo contacto con la comunidad” u
“honestamente, me he alejado de la Comunidad” frecuentemente emergidos de los
datos dan testimonio que los entrevistados han dejado de participar en ese tipo de
actividades grupales.

Al cuestionar los motivos de tal distanciamiento, invariablemente los empresarios


entrevistados señalaron conflictos internos que fueron surgiendo en la organización
de eventos y otras actividades comunitarias. Algunos otros manifestaron

138
simplemente no tener tiempo debido a su creciente integración a nivel familiar a la
cultura canadiense. Finalmente, otros mencionaron que en los últimos años la
comunidad mexicana en Quebec ha cambiado y ahora no se sienten identificados
con los valores practicados dentro del grupo. Parte de esta reconfiguración
comunitaria, como se explicará más adelante, tiene que ver con el reciente arribo de
otro tipo de inmigrantes mexicanos.

5.1.3 Los solicitantes de refugio


La llegada de un tercer flujo de inmigrantes está representada por los solicitantes de
refugio de principio de los años dos mil. Grupo con características más
heterogéneas, provenientes de diferentes partes de partes de México con un estrato
socioeconómico medio, aprovechó por un lado las leyes migratorias canadienses; y
por otro, el desarrollo de lo que se podría llamarse una “industria internacional del
asilo” conformada por diferentes intermediarios que lograban que las solicitudes se
integraran administrativamente y se presentaran cumpliendo con todos los requisitos.
Los métodos empleados, no pocas veces dudosos o fraudulentos desembocaron,
como ya se mencionó, en la imposición de un sistema de visas para los ciudadanos
mexicanos en 2009.

De esta manera, el proyecto migratorio de este tipo de migrantes está influenciado no


solamente por su círculo familiar más cercano, sino que incluye capas espaciales
que abarcan un nivel geográfico más amplio como el barrio o su colonia. Sin
embargo, el elemento que los hace diferentes es la información que les proveen las
empresas dedicadas a brindar asesoría y acompañamiento a los migrantes que
desean establecerse en Canadá, traduciéndose todo esto en un flujo migratorio más
intenso y heterogéneo (Figura 8). Aquellos demandantes de asilo que consiguieron
inmigrar, reconfiguraron a la comunidad mexicana haciéndola más diversa pero al
mismo tiempo generando con su llegada algunos conflictos de identidad y
pertenencia al interior de la misma.

Esta última oleada de mexicanos donde de repente se sabe que es muy


fácil venir a Canadá y comienzan todas las agencias globales de

139
migración a hacer negocio con eso. Y es gente ya con otro perfil,
profesionistas algunos pero que llegan con una calidad de refugiados con
empleos o subempleos y ya tienen que andar buscando a ver que hacen o
como buscan ayuda del gobierno. Y comienzan estas organizaciones de
ayuda al migrante, algunas de ellas más orientadas y les dicen al migrante
cómo abusar del sistema canadiense. Cuando se empezó a abusar del
sistema, el mexicano comienza no ser siempre bien visto por parte de los
canadienses (Carlos, emprendedor de Ottawa-Gatineau, julio de 2013).

A partir de este momento, las relaciones intragrupales se hacen más complicadas,


empezándose a formar subgrupos que consideran tener menos aspectos en común.
Los incentivos para construir una vida comunitaria de inmigrantes disminuyen
comprometiendo y postergando la construcción de una agenda que desemboque en
actividades transnacionales.

Después de vivir todo el esfuerzo que hizo mi familia para inmigrar a


Canadá de manera legal, cuando conozco a un mexicano que hizo su
trámite de solicitud de asilo de manera fraudulenta inmediatamente pinto
mi raya y no me puedo relacionar con ellos (Rocío, inmigrante de Ottawa-
Gatineau, agosto de 2013).

Figura 8 Capas espaciales involucradas en la red migratoria de los solicitantes de asilo (sombreado)

Industria internacional del asilo


Ciudad, Estado

Barrio o colonia

Familiares
etc.
Familiares
Individuo Familia, Amistades

Fuente: Elaboración propia

Los tres flujos de inmigrantes se pueden resumir en palabras de un informante de la


siguiente manera:

140
Yo creo que cada etapa de oleada de migrantes ha sido diferente y ha ido
marcando ese comportamiento de comunidad. Comenzando con la
primera oleada de mujeres casadas con canadienses que venían y se
establecían. La parte de NAFTA que vienen muchas familias jóvenes de
profesionistas con muy buenos trabajos con hijos chicos que empiezan a
establecerse. Y la parte de reciente de refugiados que llegan sin un trabajo
y buscan como establecerse. Esas son las tres oleadas, en el inter hay los
independientes que siempre vienen (Carlos, emprendedor de Ottawa-
Gatineau, julio de 2013).

Sin embargo, hay que decir que los solicitantes de refugio se han ido conformando
como un grupo que impulsa y participa en actividades mexicanas en la provincia de
Quebec adquiriendo cierta visibilidad. Si bien es un subgrupo que no puede
relacionarse fácilmente con los inmigrantes de mayor poder adquisitivo o aquellos
que provienen de las élites mexicanas, si ha sabido relacionarse con otros grupos
étnicos de origen latinoamericano; incluso, se encontraron casos en los que se han
aliado en asuntos de negocios con otras comunidades como la italiana en Montreal.

Algunos de los entrevistados que llegaron como refugiados y que se dedican a la


limpieza de oficinas en Montreal, reportaron trabajar en coordinación con los italianos
que operan en la industria de la construcción. En una especie de relación simbiótica,
los italianos construyen y los mexicanos limpian las construcciones. De acuerdo a un
empresario entrevistado, se trata de culturas similares que incluso comparten una
serie de valores, estilos personales de dirección, estructura organizacional al
momento de hacer negocio.

5.2 La comunidad mexicana en Quebec desde la perspectiva de los


emprendedores
Esta aparente ausencia de un interés común, la falta de participación y la dificultad
para establecer relaciones sociales intra-grupales de confianza podrían llevarnos a
cuestionar si en realidad se trata de una comunidad o hablamos simplemente de un
grupo de inmigrantes en Canadá.

Se entiende como comunidad a ese ente que aglutina a personas guiadas por un
sentido de pertenencia a valores comunes reforzados por una cercanía geográfica o

141
cultural prometiendo a sus miembros ciertos beneficios (como acceso a recursos
materiales, soporte social y un incremento del estatus social) y demandando de los
mismos identidad, lealtad y solidaridad (Crow, 2011). Sin embargo, más que analizar
si la comunidad mexicana en Quebec es falsa o genuina, trataré de esbozar la
manera en que sus integrantes propietarios de negocios la imaginan o construyen.
Como se mencionó al principio, tratar el tema de la conformación de una comunidad
mexicana en territorio quebequense es importante si se quiere entender los procesos
transnacionales colectivos en ciernes y la presencia y características de una
economía étnica.

Los inmigrantes emprendedores entrevistados perciben la comunidad mexicana


como algo necesario y deseable en sus vidas, algo que les proveería de ese “círculo
cálido” que los pondría a salvo del mundo hostil (Bauman, 2009) que representa la
sociedad de recepción. Sin embargo, lo que Bauman (Ídem) llama “la comunidad
realmente existente” es para ellos más bien un espacio en el que se reproducen
aspectos que consideran negativos de la sociedad mexicana en general. De cierta
manera, con el correr del tiempo, los inmigrantes mexicanos adquieren una identidad
local más cercana a la sociedad receptora que entra en conflicto con la “comunidad
mexicana en Quebec”. Al integrarse poco a poco al sistema canadiense, los
procesos de exclusión, diferenciación social y clasismo propios de ciertos sectores
de la sociedad mexicana y que suelen reproducirse entre los grupos mexicanos en
Quebec, son vistos como irrelevantes y poco deseables en el nuevo contexto
adquirido.

Ya llevo aquí 10 años y yo nunca me he envuelto mucho con la comunidad


mexicana. Porque siempre me la paso trabajando y luego hay rencillas
entre ellos. Se pelean. Y luego los mexicanos somos un poco feos. Yo
trato de llevar la fiesta bien con todos. Con el que no me llevo bien
simplemente no lo hablo, pero yo trato de llevar con todos. Como te digo,
tratamos de llevar la fiesta bien con todos (Rubén, emprendedor de
Ottawa-Gatineau, mayo de 2012).

Acciones discriminatorias que antes eran quizás internalizadas como naturales,


ahora ante la referencia de una sociedad con otro tipo de valores, son rechazados

142
sobre todo si la propia persona es la que se siente excluida o discriminada. El
siguiente relato nos puede ayudar a comprender lo que siente una persona ante este
tipo de dinámicas.

En cuanto a amistades, ya no hablando de negocios, es muy competitivo.


En cuanto a amistades incluso también. Incluso yo, cuando he ido a mis
fiestas que me han invitado unas amigas que tengo en Kanata. Nos
reunimos y yo por eso no me gusta ir. Y yo le he dicho a mi amiga -mira, la
verdad no me gusta ir porque es muy competitiva hasta la amistad. Te
preguntan hasta -¿quién te hace manicure? ¿Cómo te lo hacen? Y si a
ella le cobran 40 (dólares) y si te cobran 50, quieren ir al tuyo porque como
cobran más caro puede ser mejor -¿qué carro usas? ¿Qué carro tienes?
Yo voy a Kanata a las fiestas en unas casísimas. Kanata es un barrio que
está afuera de la ciudad casi para el lado donde está la Arena de Hockey,
como le llaman los suburbios. Es más barato, por lo mismo tienes casas
muy bonitas y ostentosas. Yo vengo de una familia, muy, muy pero muy
pobre en México. Entonces yo nunca he estado acostumbrada a eso ni
aquí ni allá. Entonces nosotros estamos haciendo ahorita un esfuerzo para
tener una casa, amueblarla, desde hace 8 años, 10, junto con mi esposo.
Yo me he sentido mal, Héctor, cuando voy a esas reuniones porque yo no
pertenezco ahí, yo no soy de esa sociedad y esa competición todo el
tiempo eso de que dime cuanto tienes y te diré quién eres. Yo me he dado
cuenta, no tanto los mexicanos, voy a ser sincera. Yo siento que son más
los sudamericanos. Los venezolanos, los peruanos y los chilenos. La
comunidad latina somos muy competitivos, somos muy envidiosos. Nunca,
yo cuando he ido con las otras caregivers, con las cuidadoras, siempre
viéndome del hombro y como te digo gracias a Dios, yo he tenido mucha
suerte. Y gracias a mi trabajo también y a mi experiencia que la gente le
gusta mucho mi trabajo, le gusta mucho. Y siempre estoy llena y al
contrario yo les llamo a las demás. Oye, tienen lugar, porque -ay no, yo no
necesito. Y aunque no tengan, que yo las veo con dos o tres niños me
dicen -no gracias, María, yo no necesito. Ok, yo dejé de mandarles porque
me daba pena después pensaban que a la mejor yo me hacía la que
quería alardear de que me sobraban. Y sí me sobraban y me sobran, pero
no era ese el objetivo, yo quería ayudarles y ayudar también a las familias
que andaban buscando cuidadora, porque andaban ellos en apuros (María
Cruz, emprendedora de Ottawa-Gatineau, mayo de 2012).

Las diferencias intragrupales también se pueden expresar a través de relaciones de


rivalidad en las que se intenta “derrotar al rival” demostrando el éxito a través de una
asimilación o aculturación efectiva tanto a nivel individual como a nivel familiar. Tener
un “buen empleo” en el mercado dominante, hablar francés o inglés “sin acento”,

143
adoptar el estilo de vida local, conseguir el éxito económico de los hijos, son algunos
de los símbolos de éxito en la asimilación que se reafirman al descalificar al
connacional que (aún) no lo ha logrado. En ese momento el lugar de El otro lo deja
de ocupar el nativo de la sociedad receptora cediéndoselo al miembro del grupo
étnico. En la literatura de las migraciones, el racismo es un elemento asociado
normalmente entre inmigrantes y nativos. Sin embargo, aunque de manera
excepcional, en el contexto canadiense, algunos entrevistados expresaron haber
experimentado actos racistas desde sus propios connacionales.

Hay muchos mexicanos que llegan y te hablan en inglés. Tú les sigues


hablando en español y te hablan en inglés. Hasta que ya después les
cobras ya te hablan en español. Y tú dices “-¿De verdad sí?”. O a veces,
llegan muy prepotentes. Ponme más de eso, ponme más de aquello. Y no
es que seas envidioso pero a mí me cuesta bajar 25 salidas para ir por el
queso. Nos partimos el lomo. Muchos son turistas y muchos son de aquí.
Sí, tienen envidia, en lugar de que te de gusto de que la gente esté
saliendo adelante en otro país, en lugar de que te apoyen. Como ya están
aquí, ya hablan otro idioma o tienen tal vez un buen trabajo o sus hijos ya
hablan inglés o tienen otro nivel de vida, como que ya se sienten más.
Como que se olvidan de dónde vinieron (Rubén, emprendedor de Ottawa-
Gatineau, mayo de 2012).

El proyecto migratorio enfocado a la asimilación se torna antagónico al que busca


una integración limitada con actividades transnacionales. Las relaciones
intragrupales se ven dificultadas por estos intereses encontrados que parecen no
hallar un proyecto común.

Pero me he topado con uno que otro caso que la gente que ha llegado de
México a Canadá o de otros lugares, es gente que detesta estar en
México, que se van porque quieren otro tipo de vida, porque no les gusta
vivir allá y ya llegan acá y se olvidan de todo lo que es México y ya ellos
quieren empezar una nueva vida acá y ya se consideran canadienses.
Entonces, a mí, desde mi punto de vista, todos pensamos diferente, pero
desde mi punto de vista a mí esa gente, desde ahí no hacemos “click”.
Porque yo soy una persona que a futuro no se ve aquí y que nada más
está tomando ideas de aquí para implementarlas allá y ellos son personas
que no les interesa esa idea y que quieren estar acá, entonces no
tenemos cosas en común. Muchos latinos son así. Porque por ejemplo, es
como dicen en México algunos, que todos los talentos se van del país y
eso es lo que impide el desarrollo del país, por eso estamos así. Si la

144
gente brillante se quedara en México y tuviera de hecho la oportunidad y
las ganas de hacer algo en su país tal vez sería un poco diferente (Javier,
emprendedor de Ottawa-Gatineau, mayo de 2012).

Los emprendedores mexicanos que participaron en este trabajo parecen no estar


completamente identificados a un grupo social. Esto, les permite ver desde cierta
distancia y con claridad, los modos de decisión, las relaciones de dominación o las
orientaciones culturales del grupo de mexicanos en Quebec. Siguiendo a Touraine
(1992), aquí podría estar el germen de la acción de los emprendedores migrantes.
Han dado el primer paso, indignarse ante relaciones sociales que consideran
negativas, en la medida en que decidan transformar el ambiente material y sobre
todo social en el que se insertan podrán convertirse en actores.

Por otro lado, desde su rol de hombre o mujer de negocios, el concepto de tiempo es
valorado desde otra perspectiva. La idea de invertir cierto periodo en la comunidad
es aceptada siempre y cuando el tiempo sea empleado en actividades juzgadas
como productivas. Es decir, la comunidad adquiere un sentido utilitario y pragmático.
En general, entre los participantes de este trabajo, existe la idea de que el tiempo,
dinero y esfuerzo dedicado a las actividades de la comunidad mexicana no son
retribuidos por algún beneficio inmediato. Tales beneficios no serían exclusivamente
económicos, pero si se espera que al menos se cumplan los objetivos que justifican
las reuniones entre connacionales.

En un principio cuando llegué aquí éramos muy pocos los mexicanos,


entonces hubo varias asociaciones. Pero lo que no me gustó es que se iba
a las reuniones y era nada más hablar de fulanita de tal, chismes. No
había nada positivo. Por eso dije, no tiene caso de perder mi tiempo aquí.
Nada que llenara mi mente y que la enriqueciera, solo las fiestecillas y ya
(Luisa, emprendedora de Montreal, julio de 2013).

Hay que considerar que para los emprendedores de origen mexicano en Quebec, la
comunidad mexicana es uno más de los diversos grupos de referencia a los cuales
se puede pertenecer. Particularmente para aquellos que llevan varios años radicando
en territorio canadiense. Pongamos el ejemplo de una mexicana que tiene su
negocio en Montreal, quien podría participar en una comunidad de latinos, en su

145
grupo de amigos canadienses o quebequenses, en otro tipo de grupo no asociado a
lo étnico como un grupo académico o religioso.

Esta situación se torna aún más compleja si tomamos en cuenta que la decisión de
participar o no en un grupo social de referencia muchas veces no se toma de manera
individual sino a nivel familiar. Así, dependiendo del caso, los hijos de los inmigrantes
ya nacidos en Quebec pueden no tener los mismos intereses de participar en un
ambiente étnico.

Si consideramos estos grupos de referencia como sistemas que ocupan un nivel


geográfico específico (Frémont, 1976; Moles, 1992; Déry, 2006), los individuos tienen
limitaciones en el tiempo y el espacio para participar en más de un grupo. Por lo
tanto, deben tomar decisiones sobre a cuál grupo deben enfocar sus energías en un
determinado momento y lugar. Dicha elección estará en función de la percepción de
beneficios y costos que implique tal grupo de referencia para conseguir uno o varios
objetivos que se haya planteado de manera individual. Dicho de otra manera, su
filiación puede ser vista como una estrategia.

Yo estoy un poquito aislada realmente de la comunidad mexicana. Yo


comencé cuando recién llegué, la mayoría de mis amigas eran mexicanas.
Yo necesitaba aprender inglés, porque estaba casada con un canadiense
y porque en un futuro quería hacer una carrera aquí en Canadá. Cuando
llegué aquí no sabía nada de inglés. A mí me interesaba tener un buen
inglés para poder integrarme a la sociedad así que me reuní mejor con
canadienses (Susana, emprendedora de Ottawa-Gatineau, mayo de
2012).

Hasta ahorita, antes no (me involucré con la comunidad mexicana). Antes


no por falta de tiempo y porque cómo no es trabajo lucrativo lo que ellos te
dan, siempre todo es voluntario. Entonces yo tenía mis dos hijos, yo tenía
mis trabajos, yo tenía necesidad, no me involucré mucho (María Cruz,
emprendedora de Ottawa-Gatineau, mayo de 2012).

La distancia también importa. La proximidad geográfica es un elemento que facilita


las relaciones colectivas ya que significa menos gasto de energía y tiempo para el
individuo al momento de querer actuar sobre ese grupo de referencia. Como ya se
mencionó, el caso de los inmigrantes mexicanos en Quebec es similar al resto de los

146
inmigrantes en Canadá en cuanto a que tienden a concentrarse en ciertos barrios de
centros urbanos específicos como Montreal o Toronto. Sin embargo, con el paso del
tiempo, las familias mexicanas que tengan cierta movilidad socioeconómica
ascendente, como puede ser aquellas formadas por emprendedores exitosos,
podrían buscar vivir en los suburbios para tener una vivienda más grande. Esto
reduciría su frecuencia de contacto con el resto de los mexicanos que permanece en
los barrios del centro de las ciudades comprometiendo el desarrollo de comunidades
étnicas sólidas. Los geógrafos urbanos reconocen que en ciudades densamente
pobladas, donde las fronteras de los barrios residenciales no son claras o están muy
juntas, puede ser que los habitantes puedan están más expuestos unos a otros en
comparación con aquellos que viven en suburbios aislados (Bolt, Özüekren y Phillips
(2010).

Luego me salí del área del Plateau (Montreal) y fui perdiendo la conexión
con los mexicanos (María Cruz, emprendedora de Ottawa-Gatineau, mayo
de 2012).

Esta relación inversamente proporcional entre movilidad social ascendente que


implica el cambio de residencia hacia los suburbios de las ciudades y la
conformación de una comunidad étnica sólida, le llamaremos la Paradoja de las
comunidades étnicas. En nuestro modelo, si nos permitimos utilizar un lenguaje
propio de un enfoque positivista, la variable dependiente Consolidación de una
Comunidad Étnica (CCE) está en función de la variable independiente Movilidad
Social Ascendente (MSA) de sus miembros más la distancia (D); teniendo también
en cuenta como parámetros, la concentración geográfica (cg) de los inmigrantes en
los centros urbanos, la proximidad (p), las relaciones interétnicas (ri) y relaciones
extraétcnicas (re).

El modelo que proponemos supone que los grupos de inmigrantes para reducir los
costos asociados a la inmigración tienden a concentrarse en los centros urbanos
generando relaciones de proximidad que los lleva a conformar grupos que pueden
aspirar a convertirse en comunidades étnicas. Sin embargo, a medida que los
inmigrantes tienen una movilidad socioeconómica ascendente, existe una tendencia

147
a cambiar de residencia hacia los suburbios buscando un estilo de vida similar a los
residentes locales. El cambio de casa hace que los inmigrantes se alejen geográfica
y socialmente de los otros miembros de su grupo étnico y se acerquen a la sociedad
en general. Con el tiempo su participación en la comunidad étnica disminuye hasta
que llega a desaparecer, disminuyendo las ocasiones de encuentro y apareciendo
más puntos de divergencia.

La paradoja de las comunidades étnicas es que a medida que sus miembros mejoran
socioeconómicamente disminuyen drásticamente sus vínculos de pertenencia a la
misma. El vigor de dicha comunidad dependerá entonces de los recién llegados que
se supone no vienen con las mejores condiciones para fortalecer a las comunidades.
Los inmigrantes de reciente llegada más bien buscan obtener recursos de la
comunidad para hacer más sencillo su proceso de inmigración/integración (Figura 9).

Figura 9 Paradoja de la Consolidación de una Comunidad Étnica (CCE)

Inmigrantes que han


obtenido una movilidad
socioeconómica
ascentente Inmigrantes de recién
llegada e inmigrantes
que aún no han
alcanzado la movilidad.

MSA+re D

cg+p+ri

Leyenda: MSA: Movilidad social ascendente; re: relaciones extraétnicas; D: distancia; cg: concentración
geográfica; p: proximidad; ri: relaciones interétnicas.

Fuente: Elaboración propia

148
Lo anterior debilitaría también la conformación de un enclave étnico, ya que como
advierte Portes (2010), uno de los aspectos de importancia en la conformación de
este tipo de economía étnica es la presencia de una diversidad de clase entre los
miembros de la comunidad de inmigrantes, así como de fuentes de capital y de otro
tipo de recursos propios del grupo étnico en cuestión.

También se pueden considerar a los inmigrantes que no solamente salen a las


periferias de las ciudades sino que se mudan a otras ciudades, a comunidades
rurales e incluso a otras provincias que les ofrecen mayores incentivos económicos.
De igual manera, están aquellos que deciden regresar a sus lugares de origen; pero
¿cómo escapar de este aparente “callejón sin salida”? Una de las alternativas es que
ciertos inmigrantes adquieran una conciencia de grupo convirtiéndose en actores en
el sentido de Touraine (2005), que vean más allá del beneficio individual y decidan
destinar tiempo y esfuerzos para la consolidación de su comunidad étnica mientras
que se integran a la sociedad receptora; es decir, sin identificarse plenamente con la
comunidad. La otra opción, es que instituciones tanto gubernamentales como de la
sociedad civil, intervengan para promover la participación y favorecer el
establecimiento de lazos duraderos que puedan franquear las barreras impuestas por
la distancia. Para cumplir tal propósito, la interacción a través de plataformas
tecnológicas deslocalizadas como las redes sociales están siendo de utilidad.

En el caso de los inmigrantes de origen latinoamericano en Toronto, se han


identificado dos estrategias espaciales de integración, la primera es la creación
deliberada de un barrio étnico y la segunda es la fundación de un centro comunitario.
Veronis (2007) argumentó que los inmigrantes estratégicamente negocian sus
identidades en y a través del lugar para visibilizarse y tener voz. Los lugares étnicos
de acuerdo a esta geógrafa, representan sitios de resistencia y de creación donde
los inmigrantes construyen sus propias subjetividades mientras que redefinen las
nociones dominantes de inclusión y ciudadanía. Para el caso de Montreal, Quebec y
Gatineau, los esfuerzos de tener sitios comunitarios de encuentro se encuentran en

149
permanente construcción y renovación, con avances importantes como los hemos
mencionado.

La proximidad también es importante para las actividades que se llevan a cabo en el


país de origen. Muchos de los ejemplos de iniciativas transnacionales de la literatura
de las migraciones vienen de personas que comparten un origen común de carácter
local. Los llamados clubes de oriundos de un pueblo mexicano de Michoacán en la
ciudad de Chicago en Estados Unidos representan el ejemplo paradigmático (Bada,
2004).

Hemos visto que la migración mexicana en Quebec se contabiliza por miles y no por
millones. Además, no se tiene una tradición migratoria centenaria con corredores
migratorios internacionales de gran flujo de una localidad a otra. Por lo anterior, lo
más probable es que se encuentren grupos de mexicanos en Quebec que cuando
mucho comparten solamente una identidad nacional.

Evidentemente, la distancia también sigue importando cuando se trata de establecer


un campo transnacional. Sobre todo cuando el esfuerzo se hace de manera
individual.

No, a veces por la misma distancia te impide mucho ayudar porque no es


ya, ahora sí, sí conozco mucha gente. Yo cuando estuve ahí conocí a
mucha gente y gente que ahorita ha aspirado a la presidencia del mismo
municipio y conozco a mucha gente que, tres personas que salieron de
ese municipio que también llegaron a ser diputados. Unos que están
jugando ahorita y otros que ya están también por salir. Y mucha gente de
lo que son los medios de comunicación. Tengo muy buena relación con un
par de personas que tienen se podría decir periódicos regionales. Hice
una buena relación con ellos y hasta la fecha nos hablamos con estos
señores. Y se me hace interesante pero después de eso no tengo mucha
relación con otras personas la verdad. Pero sí, sí me llama mucho la
atención todo eso (de tener actividades en México) (Javier, emprendedor
de Ottawa-Gatineau, mayo de 2012).

Esto nos lleva a suponer que la vida comunitaria étnica y transnacional no es el paso
natural para todos los inmigrantes como a veces se pretende hacer ver en la
literatura de las migraciones. Se trata más bien de un recurso que puede ser o no

150
utilizado por los migrantes y que es mediado por las relaciones proximidad e
identidad. En algunos casos, el o la inmigrante simplemente no se ve atraído a
participar en este tipo de grupos, ya sea para no ser etiquetado o por no sentir una
afinidad o identificación hacia lo étnico. Entre muchos de los entrevistados se detectó
una identidad más bien tendiente hacia lo cosmopolita.

Yo siempre he sido mucho contra los ghettos. Y bueno cuando llegué no


había muchos mexicanos de todas maneras. Tengo ya 17 años, no había
muchos mexicanos, había muchísimos colombianos, chilenos. Cuando
estaba en Radio Centre-Ville, que es una radio comunitaria, la mayoría de
la gente eran chilenos o colombianos y una cosa que me daba cuenta es
que todo mundo vivía en su mundo. Sí, en su ghetto, chilenos con chilenos
casados con chilenos casados con colombianos y como que no me atraía
mucho esta cosa (María Luisa, emprendedora de Montreal, julio de 2012).

Además, la vida en una comunidad étnica demanda entre sus integrantes el


despliegue de una serie de habilidades y competencias sociales que no
necesariamente todos poseen. Muchas veces, éstas son adquiridas o desarrolladas
en una vida comunitaria previa en la sociedad de origen. El hecho de ser originario
de lugares con un estilo de vida más bien tendiente al individualismo supone un
obstáculo al momento de intentar convivir con connacionales o con cualquier otro
grupo de referencia.

Y no soy muy buena en las relaciones, a pesar de haber trabajado en


comunicaciones (risas) no soy muy buena en las relaciones de amistad.
Se toma tiempo, no es así como tan rápido. Mi marido al contrario, habla
con todo mundo, tres horas cualquier cosa y me molesta cuando se toma
demasiado tiempo hablando con la gente y al mismo tiempo le reconozco
que tiene una “avantage” porque conmigo es muy, un 5 a 7, un coctel
olvídalo. Una no tengo ganas de ir y otra cuando voy, me voy antes (de la
7) incluso (risas). Entonces, bueno, eso. No tenía mucha, no soy muy,
como diría, no soy mucho de ir a encontrar la gente. Entonces eso
también hace que no haya hecho, que no tenga muchas relaciones con mi
medio o con otros mexicanos. Yo diría que a la fecha no conozco muchos
mexicanos. Conozco como te digo, más colombianos que otra cosa,
algunos chilenos, peruanos. Pero mi círculo íntimo de amigos, son más
quebequenses (María Luisa, emprendedora de Montreal, julio de 2012).

Al igual que los geógrafos conductistas han identificado a la experiencia migratoria


como parte del capital humano llamándola “competencia circulatoria” o el “saber

151
circular” (Piguet, 2013), aquí parece que se requiere de una “competencia
comunitaria”. Los antecedentes de una vida en comunidad en la sociedad de origen
del inmigrante, le proveen la cantidad y calidad de información para poder desplegar
estrategias en la construcción de una vida comunitaria en la sociedad receptora.

En el otro extremo, están las personas que idealizan una vida en comunidad muy
activa en México y que perciben poca actividad entre los mexicanos en la sociedad
de recepción. Su percepción es que sus competencias sociales están siendo
subutilizadas en el nuevo entorno lo cual no abona para aumentar su participación.

Veo un poquito apáticos a los mexicanos. Bueno, es también a causa del


tipo de vida aquí ¿no? Porque aquí llegamos y necesitamos concentrarnos
en trabajo y casa, entonces es muy diferente en México, que uno sale y va
con los amigos, va a comer va aquí. Pero mantener una amistad aquí,
cuesta. Aquí no hay vida social. No hay como allá, es que estaba
acostumbrada, que vámonos al ceviche, que hoy es día del pozole. En
Acapulco, que hoy sí la boda, el cumpleaños, los quince años y todo. Todo
el tiempo había algo (Julia, emprendedora de Ottawa-Gatineau, mayo de
2012).

Los beneficios de participar en una comunidad étnica son vistos como incentivos que
se desean repartidos de manera justa y equitativa entre los actores involucrados. En
muchas ocasiones, los entrevistados consideran que no es el caso de la comunidad
mexicana. La impresión de que su participación sea más bien utilizada con fines
políticos y económicos por los organizadores de los eventos es frecuente.

Específicamente, un factor que compromete su sentido de pertenencia y su


participación en la comunidad mexicana de los entrevistados, es la forma en que
intervienen las autoridades consulares y su equipo cercano de colaboradores y
amigos en la comunidad. No pocas veces, la comunidad mexicana es juzgada como
un espacio fragmentado en una serie de subgrupos en pugna por los recursos y el
poder entre los participantes.

Cada vez que llega un nuevo cónsul. Hay un grupito que revolotea
alrededor del consulado para ver que pueden obtener, por ahí un huesito
que obtener. Por favor, eso déjenlo allá en México, aquí se supone que
estamos en otra sociedad, debemos aprender lo bueno de la sociedad de

152
aquí para ver cómo podemos estructurarnos pero no, exportamos los
vicios sociales de México (Luisa, emprendedora de Montreal, julio de
2013).

En general, se percibe un descrédito hacia las instituciones gubernamentales y


políticas mexicanas154. Los participantes identifican entre las personas claves de la
comunidad a ciertos líderes naturales, empresarios exitosos, personajes de la vida
pública y a funcionarios del gobierno mexicano. Sin embargo, estos últimos al no ser
propiamente inmigrantes, son percibidos como ajenos a la comunidad. El hecho de
que su permanencia en Canadá sea temporal, los hace no pertenecer y sobre todo
no compartir una agenda con los inmigrantes perdiendo legitimidad.

El mexicano en general marca una rayita con las instituciones mexicanas.


El mexicano que viene a trabajar en la embajada o en alguna institución
trae su agenda, es su trabajo no es su interés. Para nosotros es nuestro
interés porque estamos aquí. El que viene de México es su trabajo, lo va
hacer porque le pagan y en tres años se va, pero no es su interés (Carlos,
emprendedor de Ottawa-Gatineau, julio de 2013).

También se percibe que la embajada no está dispuesta a asumir los mismos riesgos
y costos que los empresarios mexicanos en Quebec en la organización de eventos y
actividades étnicas. Es importante para los participantes que los recursos aportados
para sostener la comunidad como sistema se provean con un sentido de la
corresponsabilidad de manera justa.

…conozco bastante gente mexicana, tengo amigas mexicanas aquí que


trabajaban en la embajada. Nos gusta participar en lo que podemos y me
encantaría ayudar más, pero no me gusta, cuando veo las formas en que
se hacen las cosas. No me gusta la mentalidad en la forma en que quieren
hacer negocios. Si tuviera que participar o pudiera ayudar en algo lo haría
pero con las condiciones justas. Se va a ayudar pero realmente con el
propósito de ayudar realmente a quien lo está pidiendo, al mexicano o lo
que sea. No por pararse el cuello. Muchos años, yo tenía un contacto en
Toronto que ella tenía una distribuidora pequeña de productos mexicanos
y todo el tiempo estaba esperando que la embajada de México, que
Sagarpa le diera dinero para ir a los show y no sé qué. Y me di cuenta de
que lo único que pasa es que si te va mal te ignoran, si te va bien, se
quieren pagar el cuello, pero normalmente cuando te va bien es porque tu
154
No se registró una animadversión similar hacia las instituciones públicas quebequenses o canadienses por
parte los entrevistados.

153
esfuerzo lo hiciste solita. Y ahora ya como nos está yendo, que ya saben
quiénes somos y todo. Ahora sí, ya. Eso ha sido de las cosas, que digo, -
¡híjole! Si pudieran hacer un click y digo -mira amigo, no el apoyo nos lo
tienes que dar a nosotros que estamos creando empleos, que venimos
desde México y sí, soy residente canadiense y ahora ciudadana pero
también soy mexicana y dónde está la otra parte. Como que tener esa –“y
sí, aquí estamos para ayudarte”, pero a la hora de la hora, no existe
(Olivia, emprendedora de Ottawa-Gatineau, junio de 2012).

Aún a la distancia, los entrevistados continúan informándose de lo que ocurre en


México. Esta información, obtenida en su mayoría a través de los medios
electrónicos y por contacto con sus familiares en México, se traduce en ocasiones en
una opinión política que incide en su participación en las comunidades mexicanas.
Cabe señalar que en Quebec, aún no se llega al caso de las comunidades
mexicanas en Estados Unidos que incluso tienen la representación de los partidos
políticos mexicanos.

A la embajada nunca fui porque era el PRI (Partido Revolucionario


Institucional) cuando yo llegué. Después era el PAN (Partido Acción
Nacional) y pues menos (risas). No, nunca estuve en la lista de envíos (de
correos electrónicos del consulado). Una vez fui, cuando hicieron la
apertura de la galería de arte y eso porque mi marido (quebequense)
estaba interesado en lo que era el arte mexicano. Hay una galería Espacio
México, hace como diez años quince años. Pero no, nunca me han
invitado a nada (risas). De todas maneras no iba a ir, de todas maneras no
me invitan. Entonces, eso, no tengo ninguna relación ni con el consulado,
ni con la embajada (María Luisa, emprendedora de Montreal, julio de
2012).

Las experiencias vividas en México aunado a la información del México actual limitan
el ejercicio de su ciudadanía y su cooperación con las autoridades mexicanas. Los
inmigrantes piensan en la Embajada como una extensión del gobierno mexicano. Si
éste les genera una mala impresión, por añadidura lo hará la embajada.

En general el mexicano que está aquí, si no tiene necesidad no se va a


involucrar con la embajada ni con el consulado. Los que venimos en esa
generación NAFTA, tenemos una experiencia terrible con los gobiernos
mexicanos. Fueron muchos años de gobiernos priistas. Y creo que lo que
estamos viviendo ahorita (con el sexenio del gobierno de Enrique Peña
Nieto) es lo mismo. El panista dio una estabilidad pero no pudo hacer

154
cambios de fondo. La prueba está ahí, que estamos otra vez en el pasado
(Carlos, emprendedor de Ottawa-Gatineau, julio de 2013).

Finalmente, existe quien no participa en actividades étnicas por falta de interés que lo
lleva a no tener siquiera información sobre el tipo de organizaciones, actividades o
eventos que se están llevando a cabo.

…Yo siento más que nada por la falta de información, falta de información
en el sentido de que no sé si hay mexicanos, no sé quiénes son los
mexicanos, para serte honesto, no sé ni siquiera qué tipo de instituciones
mexicanas existen aquí en la ciudad. Si al caso una vez he pasado por el
consulado y de ahí en fuera nada. Entonces, yo siento que esa es la
principal razón. Tal vez porque no he sentido yo como que la necesidad de
buscar ayuda en ciertas organizaciones hispanas. Siempre me gustaría,
porque siempre es bueno este, tener, conocer gente de tu país, compartir
tus experiencias y todo esto. (Javier, emprendedor de Ottawa-Gatineau,
mayo de 2012).

Con el panorama hasta ahora esbozado no se pretende afirmar que no existen


actividades grupales entre personas de origen mexicano en Quebec. Tampoco se
intentó restar méritos a la labor que han desempeñado las instituciones consulares y
ciudadanas ni a los liderazgos y el trabajo de base que han emergido en los últimos
treinta años. Los festejos del día de la independencia de México y otras actividades
culturales parecidas seguirán existiendo con mayor o menor éxito. Más bien se trató
de argumentar que desde la perspectiva de los inmigrantes emprendedores el paso
de este tipo de eventos a actividades transnacionales colectivas frecuentes requerirá
de más tiempo y de otros esfuerzos. Primero se tendrían que afrontar la corrección
de los complejos problemas de fondo que atraviesa la comunidad mexicana en
Quebec. Tal complejidad radica en la relación ambivalente de amor-odio que
establecen entre sí sus miembros. Aquí podemos apelar a la heterogeneidad del
grupo de mexicanos y a la interseccionalidad al momento de analizarlo ya que la
categoría de inmigrantes se mezcla con otras como la edad, el género, la posición
socioeconómica, la raza o étnica, entre otras que hacen aún más complejo entender
su proceso de integración comunitaria.

Yo te lo puedo decir 10 años ya fuera de casa. La peor gente que conozco


es la mexicana, de lo peor. Pero la mejor gente que conozco también es la

155
mexicana. Entonces ahora ha estado en mucho conflicto y muchas
situaciones pero sabemos que va a mejorar (Rubén, emprendedor de
Ottawa-Gatineau, mayo 2012)

A diferencia de Estados Unidos, en general los inmigrantes mexicanos en Quebec


parecen no perseguir por el momento aspiraciones transnacionales como las
comúnmente reportadas en la literatura. Sin embargo, esto no indica que los
emprendedores de origen mexicano en Quebec de manera individual hayan borrado
por completo de su proyecto migratorio a su país de origen.

Aquí no funciona el programa 3x1 para migrantes porque los mexicanos


que vienen no envían dinero a México, no dejan a su familia atrás y todas
sus actividades se llevan a cabo aquí. El migrante en Estados Unidos dejó
parte de su raíz atrás y sus recursos los usan para apoyar a sus hijos en la
escuela, sus comunidades, etc. Aquí, si acaso sobra dinero se usa para
hacer actividades aquí (Luisa, emprendedora de Montreal, julio de 2013).

Pero comienzas a hacer tu México aquí. Y yo creo que en Estados Unidos


hacen más los clubes como un apoyo pero creo que su México sigue
estando allá. (Carlos, emprendedor de Ottawa-Gatineau, julio de 2013).

5.3 Seis meses y seis meses ¿transnacionalidad quimérica de los inmigrantes


mexicanos en Quebec?
Podríamos dividir el proyecto migratorio de los emprendedores mexicanos como se
hace tradicionalmente en tres fases. La etapa pre-migratoria, la fase de migración y
una post-migratoria. Sin embargo, en la realidad estás etapas no están claramente
delimitadas sino más bien se traslapan. El caso de la decisión de inmigrar ejemplifica
lo dinámico que puede ser el proyecto migratorio.

“Decidiendo inmigrar” fue un código que emergió rápidamente en las primeras


entrevistas. Los inmigrantes no lo ven como un evento que ocurre en un corto
periodo de tiempo. Más bien, para ellos se trata de un proceso de largo plazo que
incluye diversas actividades y decisiones.

En primer lugar, existe algo que los atrae hacia un país del exterior o algo que los
lleva a salir de México (push and pull factors). Sin embargo, estos factores que son
muy diversos no necesariamente se traducen en una decisión inmediata. “Cambiar

156
de aires”, ”buscar otro ambiente” fueron algunos de los motivos expresados por
participantes en este estudio que su principal razón para inmigrar no fue
necesariamente económica o empresarial. Códigos equivalentes a “querer ver otras
cosas” también fueron reportados. Esto es posible debido a que el o la inmigrante
cuenta con los recursos financieros, humanos y redes familiares para poder hacerlo.
Una decepción amorosa o una simple inquietud puede ser un motivo para inmigrar
para alguien que cuenta con la posibilidad de la movilidad.

Yo la verdad me vine porque andaba herida de amores (María Cruz,


emprendedora de Ottawa-Gatineau, mayo de 2012).

Prosigue un periodo de reflexión sobre a qué país emigrar y bajo qué condiciones.
Este ejercicio de evaluación inicia en lo individual y continúa en lo familiar o en el
círculo de amigos inmediato, quienes también aportan información sobre las
diferentes opciones. Otra forma de llevar esta fase es contratando los servicios de un
profesional de la inmigración quien proveerá de información y experiencias exitosas
al inmigrante reduciendo los costos asociados a dicho proceso. Sin embargo, por
factores culturales, en muchas ocasiones se tiende a desconfiar de este tipo de
servicios, sobre todo si se contratan desde México. Finalmente, puede ser que la
decisión venga desde la empresa con base en México para la que trabaje el
inmigrante ofertándole la posibilidad de trabajar en el exterior y proveyendo la
información para realizar eficazmente su traslado.

En cuanto a decidir específicamente por Canadá como país de inmigración, los


motivos son diversos. En ocasiones se trata de una invitación puntual de visitar dicho
país por parte de un familiar o amigo. También puede ser un viaje escolar, de placer
o de negocios que despierta la inquietud de vivir en el apacible e idealizado país del
norte.

Hay todo un imaginario sobre Canadá construido por los inmigrantes que tiende a ser
positivo y que hace contraste con su opinión sobre México. Así, Canadá es un lugar
seguro, limpio, con servicios de “primer mundo”, poco poblado, bonito, con buenos
salarios, lleno de oportunidades y necesitado de mano de obra. Estas ideas son

157
reforzadas por la propaganda que les hacen llegar a los que desean inmigrar las
autoridades canadienses y las agencias intermediarias. El análisis además es
contextualizado por los emigrantes considerando otros destinos de emigración como
Estados Unidos o algún país de Europa.

Esta idea de Canadá entra en el contexto de lo que los inmigrantes creen que es el
llamado “primer mundo”. El inmigrante no es solamente un ser racional que toma
decisiones económicas para sobresalir sino que al mismo tiempo concede
importancia a la familia y amigos, es decir al entorno social que dejó atrás y al que
valora desde la distancia como el costo que tuvo que pagar para tener mejores
oportunidades en el país de destino. Esto lo lleva a rechazar o a no conformarse con
los empleos no calificados que finalmente lo pondrían en una situación de desventaja
económica en Canadá aunque le darían mayores ingresos en comparación con
México. Lo que busca este inmigrante es sobresalir y “hacer algo” y si no se lo ofrece
Canadá o Quebec pues pierde sentido su proyecto migratorio.

Una vez seleccionado Canadá, se tiene que decidir sobre a qué provincia y en su
caso ciudad inmigrar. Es claro que los mexicanos (como muchos otros inmigrantes)
tienden a establecerse en Toronto. Para ciertos mexicanos, Quebec suele ser
seleccionada porque existe la creencia de que ahí el proceso migratorio “es más
fácil”, convirtiéndose solamente en un punto de entrada para posteriormente buscar
una residencia en una provincia anglófona. Igualmente, el requerimiento de dos
idiomas es uno de los incentivos para abandonar la provincia. Otros argumentan que
provincias con mayor crecimiento económico como Alberta representan mejores
oportunidades. Evidentemente, hay quien desde un inicio elige Quebec y permanece
en el lugar aunque sus intenciones no sean hacerlo de manera definitiva.

Aunque parezca contradictorio, tener seleccionado país y provincia no quiere decir


que todavía se tiene clara la decisión de inmigrar. Muchos de los entrevistados se
fijaron un “periodo de prueba” para su travesía migratoria. Algunos otros aplican
dicho periodo para el funcionamiento de sus empresas. Incluso, personas de
diferentes ciudades y grupos coincidieron en otorgarle un valor numérico a dicho

158
lapso en este trabajo. Cinco años parece ser el tiempo necesario para tomar la
decisión de inmigrar.

Yo no tenía idea de venir para acá, yo sólo quería salir del país, quería ver
algo diferente y vine a dar aquí a Vancouver muy bonito. Y luego tenía
unos amigos aquí, todavía los tengo y vine a Gatineau. Que yo sabía que
estaba cerca de Ottawa pero no entendía bien la relación y luego aquí
apliqué (para la residencia permanente). En ese entonces tenía una novia
canadiense. Me dijo –no pues quédate y aplica y luego nos regresamos a
México. Entonces mi idea siempre ha sido regresar a México, sigue
siendo. Sí, de hecho tenemos una meta de cómo en 5 años. Me volví
residente y ya soy ciudadano (Rubén, emprendedor de Ottawa-Gatineau,
mayo 2012).

Cinco años son tus años de prueba, en cinco años vas a ver, funcionó o
no funcionó (Orbelín, emprendedor de Montreal, agosto 2013).

Tal periodo suele tener dos lecturas. Algunos lo conciben como un periodo para
aprovechar las oportunidades que brinda el país de recepción, conseguir un empleo
con un buen salario o poner un negocio temporalmente, ahorrar dinero y regresar a
México con un capital para invertir.

Queremos poner un negocio de comida en México, de aquí va a salir,


vamos a tener el negocio allá y aquí ya hay otros proyectos. Pero el punto
final es regresar a casa. Todo enfocado a regresar a casa en 5 años a lo
mucho. Tener nuestra casa allá. Igual y si tenemos nuestra casa aquí
también por qué no. Confiamos y bueno nosotros vamos a trabajar y
vamos a invertir en casa para ayudar a nuestra gente. Casa es casa.
Nuestra familia está allá. Esta es una extensión, esta es nuestra segunda
casa, pero la casa grande está allá (Rubén, emprendedor de Ottawa-
Gatineau, mayo 2012).

En cinco años, mis planes son terminar de estudiar y ganar lo más que se
pueda y regresar a vivir a México. A mí me gusta Canadá, Canadá es un
lugar muy bonito pero para vivir como que no, no es lo mío. Siento que es
un lugar que está bien y no necesita más. Yo siento que un país que
necesita mucho apoyo, especialmente tratando de abrir más comercios y
desarrollar este, no sé, todo, aspectos políticos, sociales y económicos.
Siento que podía yo jugar un papel más importante ayudando en México
de donde yo soy y es por eso que a mí me interesa más estar allá (Javier,
emprendedor de Ottawa-Gatineau, mayo 2012).

159
Otros, consideran que este es el tiempo suficiente para conocer la sociedad de
recepción y tomar una decisión informada sobre si se establecerán definitivamente.
Estos planes se dan independientemente del procedimiento migratorio que se esté
llevando a cabo.

Así, un mexicano que piensa de esta manera, puede ya tener el estatus migratorio de
residente permanente o incluso la ciudadanía canadiense pero para él sigue
transcurriendo el periodo de prueba de cinco años y su inminente regreso a México.
Al inicio, los viajes a México son frecuentes. Inicia un “ir y venir” entre el país de
origen y el de recepción que incluye a toda la familia.

Sin embargo, las condiciones que encuentran “en la vida real” durante esos cinco
años difícilmente son las esperadas. Por un lado, el periodo de adaptación e
integración para encontrar las condiciones deseadas para hacerse de un capital
suficiente para reinvertirlo en México suele requerir mayor tiempo. En el transcurso,
el o la inmigrante se va arraigando con la sociedad de recepción estableciendo lazos
de amistad, conociendo parejas sentimentales o formando una familia. Además, el
esfuerzo que va llevando a cabo para integrarse le brinda incentivos para
permanecer. Dar el paso de un empleo no calificado a uno calificado bien
remunerado es complicado. Por lo mismo, es un logro altamente valorado al cual no
se renuncia tan fácilmente.

Paralelamente, durante este tiempo se comienza a ver a la sociedad de origen desde


otra perspectiva. Inmersos en las dinámicas propias de la inmigración, como el
requisito de permanecer cierto número de días para obtener la residencia
permanente o la ciudadanía, los viajes a México disminuyen en frecuencia. Tras un
periodo de cierta aculturación, se reconsidera la idea de los “cinco años y me regreso
a México”.

Yo no sentí, yo no me di cuenta y a trabajar, a estudiar, el idioma, se va


rapidísimo el tiempo (Julia, emprendedora de Ottawa-Gatineau, mayo de
2012).

160
Aunado a lo anterior, tras hacer una evaluación de las posibilidades de inversión en
México y sobre todo de las condiciones propicias para que dichas inversiones
florezcan, los migrantes decidirán si regresar al país de recepción o continuar en el
país de origen. Evidentemente, dicha evaluación será acompañada de un ejercicio de
comparación desde la información objetiva o subjetiva que posean.

Antes era mi idea regresar, pero ahora digo que sólo en invierno (risas).
Antes tenía la idea de hacer un negocio allá (en México) y obviamente
permanecer allá. A los cinco años, yo decía, vendo esto (su empresa en
Canadá) y me instalo otra vez allá. Pero con todo lo malo que hablan, de
todo lo que pasa en México, del narcotráfico y todo eso sí da un poquito
de miedo. Para qué me busco problemas (Julia, emprendedora de Ottawa-
Gatineau, mayo de 2012).

En el momento en que se llevó el trabajo de campo de esta tesis, el argumento


principal para no regresar invertir a México era la situación de inseguridad.
Prácticamente todos los entrevistados en algún momento opinaron sobre el tema.
Algunos de ellos han tenido experiencias muy cercanas con el crimen organizado en
México como robos, secuestros o asesinatos de familiares.

El año pasado perdimos a uno de mis sobrinos de 15 años, en el norte de


México le llaman levantadas no sé por qué, porque no estoy muy
familiarizada con los términos de “los Z”, de todos estos grupos de
narcotraficantes. Entonces lo que ellos hicieron, esa noche hubo un
problema entre dos grupos y unos escaparon a Texas, entonces
recogieron a cien personas de mi ciudad, papás de la gente involucrada,
hijos de la gente involucrada de los que se habían escapado y mi sobrino
era uno de los mejores amigos de uno de los hijos de un narcotraficante y
acababan de cumplir 15 años estaban esperando afuera de la casa de un
amigo a los demás amigos que iban a venir a recogerlos para ir a cenar
unas hamburguesas. Sin saber, llegó esta camionetona negra y se los
llevó. Nunca supimos de ellos, nunca se supo de las cien personas nunca
se supo nada. Entonces a partir de eso a mí me da mucho miedo. Porque
mi hijo mayor era muy amigo de él entonces estábamos planeando hacer
un intercambio, mi hijo iba a estar por ese tiempo en México por un año en
la escuela y el menor de ellos se iba a venir con mi hijo menor a estudiar
aquí un año escolar. Entonces me dio mucho coraje que
desafortunadamente el gobierno no pudo hacer nada por eso y realmente
todo se quedó, nadie dijo nada, los periódicos nadie dijo nada. Todo fue
silencio, entonces me siento muy afortunada de ser mexicana, muy
afortunada de tener los valores con los que crecí, la familia que tuve. Yo

161
veo a mis hijos que están creciendo y me encantaría que tuvieran la
oportunidad la que yo tuve y era el plan mandarlos un año a cada uno de
ellos con mi familia para que vieran como crecí yo. Pero ahorita, ahorita
están pasando tantas cosas, como mi familia vive en el norte de México,
no me siento con la fuerza, con la seguridad de poder mandarlos (Susana,
emprendedora de Ottawa-Gatineau, mayo de 2012).

Por lo tanto, la decisión de regresar o de invertir en México, será pospuesta hasta


que se considere que las condiciones en México han cambiado. El escenario de
regresar a México es aún más complicado cuando se tiene una pareja e hijos
quebequenses quienes también participan en la decisión.

Me encantaría, cuando yo era soltera, antes de tener una hija, le comenté


a mi esposo que me gustaría ir a México y vivir allá por lo menos unos dos
años. Que a mí me importa mucho que mi hija viva mi país. Entonces, él,
en ese entonces, me dijo sí, que no hay problema, últimamente con el
paso del tiempo y con los negocios y con la situación que acontece en
México de inseguridad lamentablemente y todo eso. De la parte de mi
esposo está más en tela de juicio el hecho de que nosotros vayamos allá.
Porque yo, sinceramente, estoy convencida de que, por ejemplo, el
negocio podría funcionar allá. Y yo aquí en mi mente tengo miles de
negocios todos relacionados con la comida que sé que podrían funcionar
en México (Melisa, emprendedora de Montreal, agosto de 2013).

Otro motivo para no regresar a México tiene que ver con el cambio que experimenta
la persona durante el proceso migratorio. Principalmente relacionado con la
asimilación en la sociedad receptora, el migrante con el paso del tiempo va
cambiando de intereses. Comienza una transformación identitaria en la que su
percepción sobre México y Canadá también varía. El acceso a capitales más allá de
lo financiero como el capital social, cultural o humano en la sociedad receptora a
nivel familiar compromete la decisión de regresar, permanecer definitivamente o
tener una vida transnacional entrando en una comparación constante entre ambas
sociedades.

Ya no soy el mismo que antes. Yo ya no pienso igual. Yo llegó allá


(México) y ya no me hallo (no me siento cómodo). Olvídate de la
inseguridad, ya no me hallo. Yo llevo aquí desde el 2005, llevo ocho años,
voy para nueve. Yo ya no soy el mismo. Hay muchas cosas, acá no es
perfecto. Hay muchos problemas, aquí también hay situaciones. Pero
digamos que ya te haces de una manera. Más respetuoso del orden de

162
ciertas cosas. Aquí no es la panacea pero voy allá y me desconcierto,
tanto lío, tanto problema, siento que no hay respeto. Eso yo ya no lo
puedo, ya no puedo…para el nivel de vida que llevamos acá, no es que
seamos millonarios pero mis hijos se van caminando a la escuela, mi hija
se va en camión público a la escuela al centro, va en secundaria o juega
tenis en la noche, voy por ella porque ya está más frío, pero no me siento
preocupados por ellos. Juegan en el parque. Para que puedas hacer eso
en la ciudad de México, no sé en otros lugares, pero allá necesitas ser
millonario y vivir en un bunker. Acá no lo necesitas. Entonces, por ese lado
yo no regresaría. Si hubieran posibilidades de negocios para expandirme
puede ser que sí (Diego, emprendedor de Montreal, septiembre de 2013).

Es durante este periodo que el proyecto de regresar a México se reemplaza por el


ideal de “6 meses y 6 meses”. Código muy frecuente entre los entrevistados, da
cuenta del campo migratorio (p. 76) encontrado en el trabajo de campo de esta tesis.
En este momento, se rompe la dicotomía espacial tradicional de sociedad de origen-
receptora y el espacio toma forma de un continuum a diferentes escalas. Se trata de
“un “espacio de vida” que si bien es discontinuo físicamente se une afectiva y
simbólicamente por una serie de tensiones entre el aquí y allá (Simon, 2008:14)”. La
idea es lograr una estabilidad tal en el país de recepción, que les permita realizar
actividades la otra mitad del año en el país de origen disfrutando lo mejor que ofrece
cada sociedad.

Mi meta es irme para allá seis meses y venir seis meses, ir y venir seis
meses. Lo que yo quiero es invertir en algo y empezar a ayudar allá en
algo, tratar de hacer un cambio allá, tratar de generar empleos. Y el día, si
se logra hacer lo que yo quisiera, y si se logra hacer, todavía no tengo un
plan de lo que yo quiero hacer allá, pero estoy en proceso de planear qué
es lo que quiero hacer en esos seis meses allá. En esos seis meses que
estoy allá quiero tener un proyecto y llevarlo a cabo y en los otros seis
meses que estoy acá quiero obtener más recursos económicos para
regresar e invertirlos allá (Javier, emprendedor de Ottawa-Gatineau, mayo
de 2012)

En algunos casos, se reportó que la intención de trabajar por su propia cuenta o auto
emplearse se justifica para tener la flexibilidad y control de sus tiempos con vías en
lograr esta meta. Entre las expectativas del proceso decisional migratorio destacan el
confort, la autonomía y la moralidad (la creencia de una buena manera de vivir)
mencionadas en las teorías de las expectativas y de los valores (Piguet, 2013).

163
Dicho sueño del inmigrante emprendedor parece servir también como motivación, es
decir, difícilmente se llevará a cabo pero es una idea que motiva a seguir adelante,
es como la meta que nunca se alcanza o que si se llega a alcanzar es lo de menos,
porque lo que realmente importa es que permitió sortear las dificultades de un
trayecto migratorio. La idea se va matizando conforme el inmigrante se va
integrando.

Seis meses y seis meses creo que es el sueño de todo mundo, pero
depende del tipo de actividad. En mi caso, bueno, sería tal vez, de seguir
más lo que está pasando en México en economía social, lazos que se
están dando en con España
por ejemplo y bueno, tal vez un día ir a ver y proponer no sé, un
“approach”, una formación, un proyecto o algo así, pero no creo que
serían 6 meses en efecto, serían como dos, tres meses cuando más para
eso. Digo, a menos que tuviera otro tipo de negocio, conozco a alguien
que tiene una, no es mexicana es quebequense, que tiene una
nevería, entonces abre en verano aquí y se va al sur a la playa a vender
helados también (risas) (María Luisa, emprendedora de Montreal, julio de
2012).

Sí regresaría a México pero no definitivamente. Realmente te acostumbras


a esta dinámica, a este tipo de sociedad. Regresar a México creo que
sería imposible para mí. Sí tengo la intención de regresar pero ¿qué será?
cuatro meses, ocho meses o seis meses aquí seis meses allá, una
estancia compartida (Luisa, emprendedora de Montreal, julio de 2013).

Finalmente, esta idea es reemplazada por la de establecerse e integrarse


definitivamente en la sociedad de recepción, es decir, tomar la decisión de inmigrar.
Lo cual no excluye viajes temporales y contacto relativamente permanente con el
país de origen.

Yo tengo que ir al menos dos veces al año (a México). Porque para mí es


muy importante, llegar bajarme del avión y ver a la gente, la vida. La vida,
muy diferente, baja uno del avión aquí y todo mundo a lo que va, su vida.
El trato, el calor humano. Es muy diferente. Y yo me mantengo muy unida
a la comunidad mexicana, latina en general (Julia, emprendedora de
Ottawa-Gatineau, mayo de 2012).

Sin embargo, no está negado, que derivado de estos viajes temporales, despierte el
deseo de regresar a México o iniciar actividades transnacionales. El único caso

164
encontrado en el trabajo de campo de un intento por constituir un club de oriundos e
ingresar al programa 3x1 para migrantes entre los participantes, proviene de una
inmigrante que luego de una trayectoria empresarial exitosa en Montreal en un
negocio no étnico, decidió invertir en el negocio de las artesanías. Después de una
serie de viajes a México para conseguir proveedores, llegó a redescubrir su país y
establecer una serie de relaciones personales y de negocios, conociendo
comunidades marginadas y deseando contribuir al desarrollo de las mismas desde
Canadá. Cabe señalar, al momento de concluir el trabajo de campo esta idea se
encontraba a nivel de proyecto.

En conclusión, “6 meses aquí y 6 meses allá”, es una declaración de intenciones que


normalmente está asociada a la idea de trabajar solamente 5 años y luego regresar.
Es el sueño transnacional. Los mexicanos emprendedores en la provincia de Quebec
parecen ejercer un transnacionalismo intencional o quimérico. Se trata de un futuro
que consideran cercano pero que difícilmente llegará. Cabe señalar que ninguno de
los entrevistados, ni siquiera aquellos que llevan décadas como ciudadanos
canadienses ha logrado pasar la mitad del año en un país y la otra mitad en el otro.
Ni siquiera conocen a alguien que lo haya hecho. Cuando pasan esos primeros 5
años de prueba, las personas ya están adaptadas, integradas y en algunos casos
asimiladas a su vida en Canadá. El tiempo para estar en México es cada vez menor.
Y cuando visitan México se sienten extranjeros en su país de origen. Quedaría
pendiente por contestar algunas de las siguientes interrogantes ¿Qué ocurriría si
realmente pudieran hacer los 6 meses y 6 meses? ¿Cómo podrían manejar sus
negocios? ¿Quién se quedaría mientras tanto al frente de los mismos? ¿podrían
asumir los costos? ¿Estarían dispuestos a dividir a sus familias para seguir este
proyecto como se ha reportado en la literatura de las migraciones transnacionales
para otras comunidades? ¿Quiénes sí logran el sueño de los 6 meses y 6 meses?

A su vez, este dinamismo en la “decisión de inmigrar” (Figura 10) tiene implicaciones


en la conformación de una comunidad mexicana en la sociedad de recepción. De
cierta manera, podría condicionar la participación, el compromiso y la emergencia de

165
liderazgos entre los mexicanos en Quebec el hecho de no tener pensado
establecerse definitivamente.

Figura 10 Dinamismo de la decisión de inmigrar de los mexicanos en Quebec

Decidiendo
inmigrar

5 años de
periodo de
prueba

Idea de seis
meses y seis
meses

Integrándose a la
sociedad
receptora

Fuente: Elaboración propia

Paradójicamente, son algunos de los padres de los entrevistados quienes sí logran al


menos unos periodos de “6 meses y 6 meses”, pero lo hacen para visitar a sus hijos
y a los negocios de los mismos desde México, de los cuales muchas veces son
inversionistas. Se podría establecer que la falta de actividades transnacionales se
explica en parte por el perfil del inmigrante mexicano en Quebec quien migra junto a
toda su familia, proveniente de centros urbanos, perteneciente a un estrato
socioeconómico medio-alto, con recursos de clase, con una identidad más
cosmopolita, no teniendo necesidad de enviar fondos sino más bien recibiendo
esporádicamente la ayuda desde México. Lo anterior brinda pocos incentivos para

166
entrar en contacto con la comunidad de origen y mantener experiencias, actividades
e intercambios transnacionales colectivos y frecuentes.

En tan solo una generación de migrantes, los mexicanos en Quebec pasaron de ser
un grupo relativamente homogéneo formado por profesionistas y mujeres casadas
con quebequenses a un grupo heterogéneo integrado por subgrupos de diversos
orígenes. Esto complicó la conformación de una comunidad y las actividades
transnacionales colectivas. Aunado a lo anterior, la “paradoja de las comunidades
étnicas” impide que se consolide una economía entre los inmigrantes; ya que, los
miembros que logran una movilidad socioeconómica ascendente tienden a salir de
los centros de las ciudades en donde se concentran los migrantes perdiendo
contacto y debilitando al grupo. Por último, la decisión de inmigrar definitivamente es
un proceso dinámico que puede alargarse a un periodo de prueba de cinco años.
Con ello, la integración plena de los inmigrantes se retarda dificultando el surgimiento
de liderazgos dentro de la comunidad étnica. Todo ello redunda en que la
transnacionalidad se limite al plano de las buenas intenciones pero difícilmente a las
acciones.

Sin embargo, el hecho de que con el tiempo los inmigrantes logren integrarse, no
significa que se asimilen por completo a la sociedad quebequense rompiendo lazos
con la sociedad de origen. Ante la falta de datos de experiencias transnacionales
colectivas, el muestreo teórico se dirigió hacia la pregunta central de investigación
que buscaba entender el proceso de emprendimiento inmigrante entre los mexicanos
en Quebec. En el capítulo siguiente veremos cómo los mexicanos que emprenden
negocios en Quebec logran mover diversos recursos no solamente adquiridos en la
sociedad receptora sino que tienen que ver con un campo transnacional. Tales
recursos permiten a los emprendedores de origen mexicano “abrirse puertas” en
Quebec.

167
Capítulo VI Abriendo puertas: el emprendimiento inmigrante como
parte del proceso de territorialización
”Donde una puerta se cierra, otra se abre”. Dígolo porque si anoche nos cerró la ventura la puerta de la que buscábamos, engañándonos
con los batanes, ahora nos abre de par en par otra, para otra mejor y más cierta aventura; que si yo no acertare a entrar por ella, mía será
la culpa, sin que la pueda dar a la poca noticia de batanes ni a la oscuridad de la noche.

Fragmento del Ingenioso hidalgo don Quijote de la Mancha de Miguel de Cervantes de Saavedra

6.1 Entendiendo la categoría central: algunos apuntes teóricos sobre las


puertas

La puerta es una imagen llena de significados a la cual recurrimos constantemente


para explicar diferentes situaciones de nuestra vida cotidiana. Es un elemento creado
por el ser humano, es decir que solamente existe dentro de la cultura. No obstante,
es común que se le otorgue el carácter de puerta accidentes naturales que por su
conformación morfológica o simplemente debido a su ubicación pueden cumplir dicho
propósito para los fines territoriales de los grupos humanos. Por ejemplo, en los
siglos XVII y XVIII la ciudad de Quebec fue considerada la puerta hacia América del
Norte, debido a que es un sitio estratégico en donde las aguas del río San Lorenzo
se estrechan facilitando el control y el acceso de los navíos. Sin embargo, no dejan
de ser los pueblos quienes conceptualizan de esta manera ciertas formaciones
físicas por así convenir a sus intereses territoriales no dejando de tener un carácter
artificial.

Podríamos afirmar que por definición, una puerta es un elemento de un territorio. Es


el acceso que permite direccionar y controlar el flujo o tránsito de personas, objetos o
información más allá de las fronteras de un espacio delimitado. De esta manera,
distinguimos a quienes forman parte de dicho territorio y quienes son ajenos a este,
también a quienes controlan dichas puertas que pueden ser integrantes o no de
dicho territorio.

Entendida de esa manera, la puerta es una expresión de poder. Quién coloca y


controla una puerta, tiene poder sobre quien desea o tiene necesidad de ingresar a
un territorio dado. Para estos últimos, cruzar por primera vez el umbral de una puerta
puede significar todo un reto o un riesgo. Por otro lado, dicho acceso se puede dar

168
por la fuerza o violencia, mediante el pago de un derecho o simplemente
identificándose como integrante del territorio o como visitante.

Desde la antigüedad, las puertas han servido para transmitir mensajes tanto a los
visitantes como a locales. Esto se puede hacer de una manera abstracta o simbólica
con la majestuosidad o lujo con la que son diseñadas y construidas las puertas,
hasta de una forma directa con inscripciones o leyendas dando instrucciones
específicas a las personas. La monarquía francesa constituyó un ejemplo
paradigmático en la transmisión de mensajes a través de las puertas. De igual forma,
ésta logró hacer todo un arte en el diseño y construcción de los caminos que hay que
seguir antes de llegar al umbral. Asimismo, dependiendo de su diseño, las puertas
pueden permitir cierto grado de visibilidad del interior del espacio al cual permiten el
acceso facilitándole al usuario el tener una idea parcial de lo que va a encontrar al
interior.

Ícono cultural, las puertas han sido ampliamente utilizadas en la literatura y otras
expresiones artísticas, como una imagen cargada de sentidos. Desde las puertas del
paraíso hasta las puertas de la percepción, este elemento territorial se ha
internalizado en nuestro imaginario. Es por ello que no es extraño que evoquemos
dicha imagen en diferentes contextos de nuestro lenguaje cotidiano.

También en el lenguaje científico se ha utilizado la metáfora de las puertas


ampliamente. Específicamente en los estudios del emprendimiento, recientemente la
teoría de las puertas giratorias (revolving doors) (Cefis y Marsili, 2011) ha sido
utilizada por los economistas industriales para explicar las salidas y entradas de las
empresas al mercado. Surgida como código invivo, a continuación se plantea la
metáfora de las puertas como categoría conceptual del emprendimiento de los
inmigrantes.

6.2 Los inmigrantes mexicanos que abren puertas


Los inmigrantes emprendedores de origen mexicano entrevistados en este estudio
no fueron la excepción al recurrir a la figura de las puertas para explicar su situación.

169
Es claro que un inmigrante tiene una experiencia directa y continua con puertas
reales y simbólicas. No es casualidad que fuera la estatua de la libertad en Nueva
York “la puerta” quien recibía a los millones de inmigrantes que se aventuraron a
cruzar el Atlántico a finales del siglo XIX.

Así, desde la perspectiva de los sujetos migrantes entrevistados, el emprendimiento


es entendido a través de la metáfora “abriendo puertas”, es decir como un proceso
continuo de territorialización, que implica conocer la mayor cantidad de accesos
posibles, identificar las puertas adecuadas y sobre todo formular una estrategia para
poder abrirlas y dominarlas. Este proceso continuo tiene implicaciones en la
identidad, ya que puede significar dar el paso de ser un actor exógeno o transicional
a un actor endógeno en un determinado territorio en el sentido de la tipología de
DiMeo (1987). Asimismo, aunque esta acción se lleve a cabo de manera individual
suele tener repercusiones sobre lo grupal, un inmigrante a través de su experiencia
puede facilitar diferentes accesos en la sociedad receptora a connacionales que
participan en red.

“Abriendo puertas” fue un código que continuamente emergió entre las respuestas de
los sujetos migrantes desde las primeras entrevistas ante la pregunta principal de
¿cómo llegó a tener su propio negocio en Quebec? Ya sea para referirse a
establecer contacto y sobre todo a lograr la participación de socios clave como
clientes, distribuidores, proveedores, locatarios o instituciones de apoyo y
financiamiento, la imagen de las puertas se constituyó en la categoría más
evocadora, novedosa y pertinente para explicar el problema de esta investigación
que exploraba la creación de negocios por parte de los inmigrantes mexicanos en
Quebec.

Inspirándonos en Polanyi (2009), se puede interpretar que el proceso de


emprendimiento puramente económico se encuentra incrustado en un proceso de
orden superior de tipo socio geográfico. Es decir que el emprendimiento es un medio,
una estrategia de territorialización para pertenecer y poder incidir en la realidad de
espacios que de otra manera les serían negados.

170
Siguiendo la metáfora de las puertas, se pudo distinguir cuatro momentos del
emprendimiento inmigrante (Figura 11), cada uno de ellos integrados por diferentes
categorías y dimensiones. En primer lugar el camino, es decir todo lo que un
empresario inmigrante experimentó y los recursos que acumuló previo a la creación y
consolidación de su negocio. Posteriormente, el umbral o momento previo a que se
abran las puertas, en el que el emprendedor es todavía un actor exógeno. Y por
último, entrando, dónde el inmigrante se convierte en un actor endógeno que es
capaz de controlar el acceso permitiendo (o no) a otros entrar, es decir, adquiriendo
cierto control sobre un determinado territorio. A continuación se describe cada uno de
esos momentos y sus categorías y dimensiones de acuerdo a lo expresado por los
propios informantes.

Figura 11 Momentos básicos de la metáfora “abriendo puertas”

El camino El umbral Abriendo Entrando


puertas
•Herencia •Movilizando •Abriendo un •Convirtiéndose
cultural recursos negocio en ejemplo
•Experiencias •Entrenando •Venciendo •Reconociéndose
en el territorio
previas barreras
•Marcando el
•Estrategias de territorio
entrada •Evaluando
•Estrategias de logros
mercado •Abriendo más
puertas

Fuente: Elaboración propia

6.3 Experiencia previa: el camino a seguir para encontrar y abrir las primeras
puertas
Como toda persona que inicia un negocio, necesariamente los inmigrantes dependen
de una serie de hechos previos que directa o indirectamente contribuyen a que se
concrete su proyecto. La importancia del conocimiento previo para que el

171
emprendedor reconozca y aproveche una oportunidad de negocios ha sido
demostrada por Shane (2000). Mientras algunos entrevistados se remontaron incluso
a eventos ocurridos antes de su nacimiento, otros afirmaron haber recibido una
“herencia cultural empresarial”. No obstante, para la mayoría, la experiencia previa a
la apertura de la empresa tiene que ver con acciones llevadas a cabo por ellos
mismos como puede ser su formación académica, su trayectoria empresarial o
incluso su propio proyecto migratorio.

6.3.1 Heredando una cultura empresarial


Esta categoría relacionada con la hipótesis cultural del emprendimiento inmigrante y
que podría caer fácilmente en un determinismo geográfico, fue construida a partir de
la experiencia de algunos de los entrevistados. Estos inmigrantes consideran ser
empresarios porque vienen de un medio en el que se fomenta la cultura empresarial.
La categoría está integrada por dos propiedades, la escala geográfica y el nivel
social.

En cuanto a la escala geográfica, a nivel local, los emprendedores podrían provenir


de una casa, barrio, pueblo o ciudad con vocación empresarial o con una fuerte
presencia de empresarios. Los entrevistados en su mayoría provenían de centros
urbanos mexicanos. Así, alguno señaló ser de Torreón, ciudad del norte de México
conocida como “La ciudad de los grandes esfuerzos” otro de Guadalajara segunda
ciudad mexicana en importancia y promocionada recientemente por sus autoridades
como “El Silicon Valley Mexicano”.

En el imaginario colectivo mexicano se suelen identificar ciertas regiones


emprendedoras. Para algunos entrevistados, el haber crecido en el noreste de
México o en la península de Yucatán pudo haber sido determinante en su destino
empresarial.

En cuanto al nivel nacional, el hecho que México sea un país con fuerte presencia de
Micro, Pequeñas y Medianas Empresas (MIPYMES)155 particularmente en la

155
En 2013, de las 4.2 millones de unidades económicas, el 95.4% eran microempresas, 3.6% eran pequeñas,

172
economía informal156, aumenta las probabilidades de que los inmigrantes mexicanos
hayan crecido en hogares dedicados a atender algún pequeño negocio, en los que
naturalmente tuvieron que emplearse como mano de obra en algún momento de sus
vidas o al menos tenerlos como una referencia. Esto sirvió como un entrenamiento
previo que les permitió adquirir los elementos básicos para administrar un negocio
desde su infancia, lo cual se relaciona con la segunda propiedad identificada para
esta categoría.

Pues tiene que ver con los antecedentes que tenga uno, la historia
personal o profesional. Como te comento en México yo ya había tenido un
par de empresas entonces ya no era algo nuevo para mí. Hay gente que
desde empezó a trabajar siempre ha sido empleado y ha tenido un salario
y así fue creciendo, entonces el dejar esa seguridad es difícil. Como nunca
lo han vivido, el riesgo les da mucho más miedo (Orbelín, emprendedor de
Montreal, agosto de 2013).

Respecto a la categoría del nivel social, utilizando elementos de la teoría de sistemas


de las migraciones, la herencia empresarial puede venir del nivel micro, meso o
macro social. En el primero, los familiares y amigos sirven como mentores o
simplemente como referentes o modelos a seguir. Esta propiedad se construyó a
partir de la identificación de códigos como: “aprendiendo negocios en el entorno
familiar”, “creciendo viendo que es posible” o “teniendo buenos ejemplos”. Además
de los aspectos técnicos mencionados para el manejo de un negocio, en el nivel
micro se heredan aspectos actitudinales propios de un emprendedor como la
tolerancia al riesgo y al fracaso; la confianza en sí mismo para abrir un negocio o el
locus de control157.

Mi papá empezó igual desde abajo con una pequeña empresa. Es algo
que ya se traía en mi familia y también en la de mi esposa. Mi suegro tiene
restaurantes. En ambos lados hay experiencia en ese sentido. Saber
sobre todo qué implica, qué es lo que implica tener tu propio negocio que
muchas veces no es tan evidente. Saber que implica, esa sensación de

0.8% medianas y solamente el 0.2% eran grandes. Sin embargo, estas últimas concentraban el 50.2% de los
ingresos totales de las unidades económicas (INEGI, 2014).
156
De acuerdo al INEGI (2015), en el 2013, la economía informal tenía una participación del 24.8% en el total
del PIB de México.
157
Ver página 85.

173
que cada día hay un riesgo, puede ser haya o que no haya, que funcione o
que no funcione, que nada está garantizado (Orbelín, emprendedor de
Montreal, agosto de 2013)

En el nivel meso social, el emprendimiento de los inmigrantes mexicanos en Quebec


se puede explicar por el hecho de pertenecer a un determinado grupo social dentro
de México o en la sociedad receptora con características empresariales. Por ejemplo,
un informante señaló que pertenecer a un grupo étnico en México en el que se
fomenta desde la niñez el emprendimiento fue fundamental para que se convirtiera
en empresario de adulto.

Yo vengo de una familia maya y mi papá, desde que yo recuerde de niño,


nos impulsó mucho las cuestiones de negocios. Hay muchas diferencias
entre los mayas yucatecos y los mayas de otras regiones como Chiapas.
Por lo menos lo que conozco de la zona yucateca, nos impulsaron mucho
a abrir negocios (Guadalupe, emprendedor de Ottawa-Gatineau, mayo de
2012)

El nivel macro social puede relacionarse con el hecho de pertenecer a una red
migratoria o de cualquier otro tipo de grupo que fomente la cultura empresarial como
puede ser una determinada religión o a un grupo de profesionistas. El outsourcing
como tendencia de la globalización llevó a inmigrantes mexicanos de la generación
del TLCAN a tener más oportunidades de trabajar por su propia cuenta o abrir
pequeñas empresas de servicios, debido a que la inversión inicial y las barreras de
entrada son menores bajo esta modalidad.

6.3.2 Experiencias previas


De acuerdo a los inmigrantes emprendedores entrevistados, para abrir un negocio en
el país de recepción fueron fundamentales las acciones que ellos mismos o sus
familiares involucrados en el negocio fueron ejecutando. Al igual que lo reportado por
Toussaint-Comeau (2008) en Estados Unidos, los años de haber inmigrado (y las
experiencias acumuladas en el transcurso de esos años) desempeñan un rol positivo
en la probabilidad que los inmigrantes se conviertan en trabajadores autónomos. Sin
importar si fueron positivas o negativas, el aprendizaje y otros recursos que se
obtuvieron a través de ellas, se fue acumulando de manera consciente o

174
inconsciente para poderse movilizar en el momento de detectar una oportunidad en
la sociedad receptora. Numerosos códigos sirvieron para construir esta categoría,
entre otros: “practicando con pequeños negocios”, “aprendiendo”, “perdiendo el
miedo a manejar dinero”, “explorando el mercado laboral local”, “experimentando
frustración”, entre otros.

Las experiencias previas a la creación de una empresa por parte de los inmigrantes
pueden ser de tipo académico, profesional, empresarial y personal. Estás últimas
particularmente están relacionadas con la trayectoria migratoria del emprendedor. En
el caso de los tres primeros, se trata de un continuo que va desde la completa falta
de experiencia hasta la obtención de posgrados, altos puestos directivos y creación
de empresas exitosas antes de la fundación del negocio actual.

Los migrantes acumulan estos tipos de experiencia ya sea en el país de origen; en el


país de recepción; en otro u otros países; o en un campo transnacional. En cuanto al
país de recepción, la experiencia se puede dar en Canadá, a nivel provincial o en la
ciudad en la que se estableció el negocio.

Las experiencias en la sociedad de origen se pueden transferir a la sociedad


receptora; sin embargo, no se trata de un proceso tan sencillo ni directo. Aunque el
emprendedor no encuentre las condiciones para trabajar en la misma industria en la
que se desempeñaba en México, podrá movilizar algunas competencias adquiridas
previamente.

Las tortillas las compraban los mexicanos pero también los canadienses.
En ese tiempo había 250 mil canadienses que iban a México cada año,
ahora son dos millones. Yo conocía esos datos porque estudié economía
y porque me llevaba bien con los de la embajada. No hice estudio de
mercado ni nada, pero siempre me gustó saber esos pequeños datos
(Roberto, emprendedor de Ottawa-Gatineau, junio de 2012).

Por ejemplo, uno de los emprendedores entrevistados trabajó en México como


operador de maquinaria pesada para el gobierno. Actualmente, su negocio se ubica
en el sector de la construcción en Canadá empleando maquinaria ligera. La
experiencia como empleado de gobierno en México le dotó de competencias que

175
pudo movilizar como emprendedor en un contexto aparentemente distinto pero al
mismo tiempo, tuvo que realizar una formación académica en la sociedad receptora.

Es un hecho que tener experiencia en la sociedad receptora es un factor fundamental


para el éxito de un negocio del inmigrante. Sin embargo, esto no implica que se
puedan presentar excepciones en las que debido al tipo de negocio no se requiera
mayor experiencia local. Por ejemplo, un empresario de la industria química en
México con mucha experiencia en México, trasladó sus operaciones a Canadá
cuando decidió migrar por razones personales (no económicas) con su familia.
Previamente, tuvo algunos empleos en la sociedad receptora pero no considera que
hayan sido determinantes para poder iniciar un negocio.

Mi experiencia laboral aquí no tuvo mayor impacto para desarrollar mi


negocio porque el negocio de cualquier manera venía muy ligado a lo que
pasaba en México…no necesitamos de préstamos ni nada porque
realmente teníamos el capital para iniciar (Carlos, emprendedor de
Ottawa-Gatineau, julio de 2012).

No fue el único caso de quien desestimó las especificidades locales para abrir y
consolidar un negocio. Sin embargo, para la gran mayoría fue fundamental lo que
hicieron previamente en Canadá antes de abrir su negocio actual.

Yo tenía la experiencia de haber tenido una empresa, de haberla


manejado. Y pues básicamente es lo mismo, toda empresa funciona más
o menos de la misma manera (Orbelín, emprendedor de Montreal, agosto
de 2013)

Por otro lado, la experiencia puede ser adquirida en el mismo tipo de negocio, en la
misma industria o el mismo sector, en una industria complementaria o en un negocio
o industria completamente distinta a la actual. Evidentemente, tener experiencia
laboral o emprendedora en el mismo tipo de negocio o industria a nivel local significa
que el emprendedor podrá acumular y posteriormente movilizar capitales y
competencias genéricas y específicas directamente relacionadas y adaptadas a las
necesidades del entorno inmediato del negocio actual.

176
Yo hice la etiqueta, la idea es mía. Porque tengo tantos años viendo
productos en Canadá, conociendo los colores, lo que demanda el mercado
(Roberto, emprendedor de Ottawa-Gatineau, julio de 2012).

Así, las posibilidades de fracaso, al menos aquellas atribuibles al capital intelectual 158
mínimo que el emprendedor debe manejar, se reducirán.

Trabajé para un food broker pero este quería más dinero y yo le dije que
me diera un territorio más pequeño porque era demasiado andar
manejando y él me dijo que no y renuncié. Entonces otra vez reactivé la
compañía. Entonces sí, con la experiencia del (trabajo con el) food broker
me dediqué solamente a (vender mi producto a) restaurantes mexicanos
en Montreal y algunas tienditas aquí en Gatineau. Pero ahora sí más
organizado. Ya tenía más idea de que tenía que hacer las cosas bien
(Roberto, emprendedor de Ottawa-Gatineau, julio de 2012).

En cuanto a tener experiencia en un negocio o industria diferente pero dentro del


mismo sector económico, se traduce en la adquisición de competencias genéricas
que para manejar un negocio que deberán ser complementadas con competencias
específicas de la nueva industria a la cual se desee ingresar. Al final de cuentas, el
emprendedor ya estuvo relacionado con aspectos básicos de un negocio como la
toma de decisiones, el reclutamiento de personal, la obtención de financiamiento, la
acumulación y administración de un capital, entre otros. Ahora deberá entender cómo
funciona en lo particular la nueva industria, lo cual demanda un periodo de tiempo y
costos significativamente menores. Sí la industria de la que se proviene tiene un nivel
de complejidad mayor, el periodo de adaptación será aún menor. Por ejemplo, una
emprendedora de productos étnicos mexicanos, que anteriormente fundó y dirigió
junto con su esposo canadiense una empresa en la industria aeronáutica encuentra
condiciones mucho más sencillas en ciertas funciones de su actual empresa como la
administración.

La experiencia de mi otra empresa (en Montreal) me sirvió bastante. Ahí


aprendí a negociar. Sobre todo fue la formación en contabilidad porque yo

158
El capital intelectual es el término otorgado a la combinación de activos intangibles que permiten a una
empresa funcionar: activos de mercado, activos centrados en los seres humanos, activos de propiedad
intelectual y activos de infraestructura. Entre los activos centrados en los seres humanos, destacan el nivel
educativo, las experiencias previas, las competencias, el conocimiento, la motivación, entre otros (Brooking,
1996).

177
no tenía nociones de contabilidad. Yo lo que estudié fue derecho
internacional, ciencia política, todo eso. Cuando inicié de nada me sirvió lo
que había estudiado, tuve que aprender la contabilidad fue el contador que
me enseñó. También aprendí a negociar, las compras, con los empleados.
Y sobre todo, creo que fue lo que más valoré de esta otra empresa, fue
aprender a manejar el estrés (Luisa, emprendedora de Montreal, julio de
2013).

Haber trabajado en un negocio complementario o competidor le proporciona al


emprendedor los contactos y las relaciones sociales suficientes para empezar el
negocio debido a que ya se encuentra dentro de la misma industria.

En lo que respecta a las experiencias académicas, su importancia dependerá de la


industria en la que se encuentre el negocio o a la que se quiera ingresar. Así, para un
prestador de servicios profesionales calificados requerirá recorrer un largo camino de
estudios, certificaciones, revalidaciones, exámenes en órdenes profesionales, entre
otros en la sociedad receptora. Aunque hay quien está dispuesto a hacerlo, esta
suele ser la barrera de entrada más común y lo que determina tomar un camino
como emprendedor para muchos inmigrantes que obtuvieron sus profesiones en
México.

Yo soy dentista de profesión (en México) y no podía encontrar trabajo (en


Canadá). Sí se puede pero es muy complicado, muy caro y muy complejo.
Para profesionales médicos, Canadá es muy difícil. Entonces bueno dije
¿qué hago? No puedo estar sin hacer nada. Mi esposo viajaba mucho, es
militar canadiense. Y dije no, pues no me voy a quedar sin hacer nada,
entonces me metí a un diplomado en negocios (Olivia, emprendedora de
Ottawa-Gatineau, julio de 2012).

Quienes no están dispuestos a cambiar de identidad profesional, deberán invertir


dinero, tiempo y esfuerzo para continuar desempeñándose en la misma actividad de
la sociedad de origen. Las expectativas económicas de la actividad en específico son
un incentivo pero también entran en juego percepciones de orden cualitativo al
momento de decidir volver a cursar los mismos estudios en la sociedad de recepción.

Entonces, averigüé aquí, me di cuenta que más que la profesión lo que


valen son las certificaciones. Entonces yo estudié acá en McGill una
maestría. Yo ya había estudiado en el Tec de Monterrey una maestría en

178
administración. Esta fue más bien de proyectos y operaciones. Pero eso
me llevó 5 años. Decidí lo del negocio porque encontré que era la única
manera de regresar a tener ese nivel, ese estatus que tenía allá, estatus
en el sentido de nivel gerencial. Yo no venía aquí a poner una empresa
millonaria ni ser el presidente de un conglomerado pero tampoco quería
trabajar en cualquier cosa. Entonces mi única carta era ese nivel que yo
tenía gerencial. No del presidente de la empresa pero tampoco el
mensajero. Entonces la única manera era eso. Y descubrí aquí la figura de
consultant y eso fue lo que más me animó a hacerlo (Diego, emprendedor
de Montreal, septiembre de 2013).

La última propiedad encontrada tiene que ver con la calidad de las experiencias. En
este caso, es un continuo que va desde las frustraciones al no poder ni siquiera llevar
a cabo el proyecto deseado; pasando por los fracasos, que implican haber iniciado
un proyecto pero no haberlo concluido satisfactoriamente incluyendo pérdidas
importantes de recursos. Finalmente, se encuentran las experiencias percibidas por
los entrevistados como exitosas.

Otros elementos que hacen más corto y efectivo este periodo de aprendizaje están
relacionados con el acceso a redes a las que se tiene acceso en la sociedad
receptora. El casarse con un ciudadano canadiense reduce este tiempo así como el
entrar en contacto y tener relaciones de negocios con empresarios ya establecidos
que estén dispuestos a ser mentores. Este mismo papel puede ser desempeñado
con instituciones dedicadas al coaching o al acompañamiento de emprendedores. Es
decir, existen mentores formales e informales. Los mentores formales se encuentran
institucionalizados. Por ejemplo, desde hace más de 30 años, Saje Accompagnateur
d’entrepreneurs, es una organización que ofrece servicios de consejos, couching y
de formación a los inmigrantes aspirantes a emprendedores en Quebec. Mientras
que los mentores informales se encuentran en las relaciones sociales que el
emprendedor sea capaz de desarrollar en su vida cotidiana. Entre los entrevistados,
los casos más frecuentes de mentores que se encontraron fueron las propias parejas
sentimentales del emprendedor o la emprendedora.

Hasta ahora, se podría aducir que las experiencias previas no son exclusivas de los
inmigrantes sino que aplican para cualquier emprendedor. Lo que hace diferentes las

179
experiencias previas de los inmigrantes emprendedores son aquellos capitales
financieros, humanos, culturales y sociales adquiridos durante su trayectoria
migratoria; es decir, desde que toman la decisión de emigrar. Por ejemplo, el proceso
migratorio puede brindar una especie de entrenamiento para tolerar la incertidumbre
y los riesgos de invertir un capital en un proyecto.

Logramos sintetizar la experiencia que traemos y el decir, llegar aquí y


decir – ¿sabes qué? De entrada los estoy viendo desde arriba. Eso es lo
que me dio México, poder llegar aquí, no estoy viendo a la sociedad
canadiense para arriba ni siquiera igual. Llegamos y podemos detectar las
oportunidades, podemos ver qué está bien, qué está mal. Traemos una
ventaja cultural, educativa bien fuerte. Muchos de nosotros, muchos de
esos profesionistas por eso están bien en sus trabajos. Por eso les va
bien, porque de entrada México si nos dio una parte cultural muy fuerte
(Carlos, emprendedor de Ottawa-Gatineau, julio de 2013).

Las experiencias académicas y laborales previas en la sociedad de origen cuando se


logran combinar con un proyecto migratorio enfocado al emprendimiento dan como
resultado la creación de una empresa en la sociedad receptora que se puede
mantener por más tiempo.

Nosotros estudiamos administración de empresas en México, al


graduarnos nos fuimos para Cancún, encontramos trabajo y nos
contrataron en un hotel. Yo trabajé en la recepción y mi amiga también
trabajó en algún otro departamento del hotel, en el mismo nos contrataron.
Entonces, después de un tiempo nosotros decidimos que nos gustaría
tener un negocio propio más que trabajar para alguien. Y yo desde muy
chica siempre tuve experiencia en trabajar en restaurantes de mesera, en
cocina y todo eso. Y a mí me apasionaba mucho el café y a mi amiga
también. A todos lados donde íbamos siempre nos metíamos a los
cafecitos. Entonces, no nos acomodamos mucho a Cancún porque hace
muchísimo calor y decidimos regresar a México. Entonces allá en México
se nos ocurrió a nosotros abrir una cafetería, entonces abrimos una
cafetería pequeña y la tuvimos por dos años. Y era una cafetería en la
cual nos volamos la licuadora de mi mamá, el refrigerador de su mamá,
todo así muy chiquito, y juntamos un dinero y compramos una máquina de
café y nos fue bien, estuvimos como dos años, dos años y cacho la
cafetería pero el papá de mi amiga que en México tenía una buena
posibilidad económica. Él nos apoyó mucho y nos animaba para salirnos
de México…obviamente por los estudios que ya había tenido yo, y la
experiencia ya de la cocina, no tanto de mesera o de manager, me ayudó

180
mucho a también saber qué queríamos (Melisa, emprendedora de
Montreal, agosto de 2013)

En el trabajo de campo pudimos distinguir un perfil de emprendedor que cuenta con


ciertas facilidades para iniciar su negocio en Canadá. Primero que nada cuentan la
experiencia de haber fundado empresas en México y provienen de familia de
empresarios. En segundo lugar, disponen del capital suficiente para iniciar y tienen la
intención de abrir un negocio en la sociedad receptora antes de migrar. En tercer
lugar, tienen cierto conocimiento del territorio, ya que su decisión de migrar se da
luego de visitar varias ciudades de Canadá o de haberse casado con un o una
ciudadana canadiense, lo que les permite perfeccionar el idioma local y conocer otros
aspectos culturales de la sociedad receptora. Además destacan características
personales como la tolerancia al riesgo y a la incertidumbre, así como la paciencia
para esperar que el negocio se establezca. Este perfil se relaciona al emprendedor
por oportunidad caracterizado por Chrysostome y Lin (2010).

Yo soy ingeniero industrial y mi esposa es mercadóloga. En México


teníamos un negocio de tecnologías de información, de redes, de
computadoras. Entonces cuando llegamos acá, ya teníamos más o menos
una idea en caso de hacer el negocio, ya teníamos una idea de más o
menos qué es lo queríamos hacer (Orbelín, emprendedor de Montreal,
agosto de 2013).

Por otro lado, otro perfil de emprendedor inmigrante que va reaccionando a las
experiencias hasta llegar a tener su propia empresa. Con experiencias educativas y
profesionales previas no necesariamente ligadas a la creación de negocios, suelen
pasar más tiempo en Canadá antes de fundar su primera empresa. Este periodo de
integración implica el aprendizaje de los idiomas, la exploración del mercado laboral
local ya sea en la misma industria o en otra; iniciando en empleos no calificados;
redefiniendo su vocación y decidiendo iniciar una formación académica en la
sociedad receptora. En este proceso no pocas veces se experimenta frustración y se
percibe no ser aceptado por parte de la sociedad receptora alegando racismo o
cualquier otro tipo de discriminación. Este perfil se acerca en algunos momentos a la
hipótesis de la desventaja o bloqueo en la sociedad receptora descrita previamente.

181
Sin embargo, este tipo de inmigrante emprendedor también siente el llamado
empresarial encontrando la motivación a través de compararse con sus pares, de
valorando sus propios progresos personales y familiares. El tiempo de adaptación
servirá también para regularizar sus situación migratoria administrativa ya sea
obteniendo la residencia permanente o la ciudadanía. Estas metas que antes
ocupaban buena parte del esfuerzo de los inmigrantes ahora dejarán espacio para
otras metas personales y empresariales que les permiten progresar con sus
empresas.

En general las experiencias previas se relacionan con el aprendizaje, que junto con
otros recursos permiten al emprendedor hacer una detección oportunidades de
negocio. Quien tiene experiencia ha sido alguien que ha abierto puertas, es decir ha
tenido acceso a más territorios reales y simbólicos, ha podido construir más redes
sociales y con este aprendizaje posee un capital intelectual que lo coloca en una
posición ideal para abrir su propio negocio disminuyendo sus posibilidades de
fracaso y continuando abriendo puertas.

El fenómeno del emprendimiento de los inmigrantes inicia desde las etapas previas a
la migración con las experiencias previas que se acumulen tanto familiares como
personales. Migrando con la intensión de poner un negocio es distinto a migrando sin
intención. Cuando se migra con intención el emprendedor comienza a movilizar
recursos desde las etapas previas a la migración evaluando ideas, consiguiendo el
capital, gestionando el riesgo. De esta manera, la curva de aprendizaje en la
sociedad receptora se reduce y se focaliza. El emprendedor que cuenta con
competencias genéricas para hacer negocios, buscará solamente adquirir y
desarrollar las competencias contextuales o específicas en la sociedad receptora o
para el nuevo negocio que desee iniciar. Si lo inicia en el mismo sector o industria el
tiempo que transcurre entre la migración y el lanzamiento de la empresa será menor.
Este tiempo de adaptación/aprendizaje/integración, será mayor en aquellos casos
que la persona no cuente con experiencia empresarial previa, ni con experiencia
laboral en la industria que desee abrir su negocio.

182
6.4 Movilizando recursos previo a la creación de empresas

6.4.1 Recursos sociales


El concepto clásico de emprendimiento tiende a mitificar la figura individual del
emprendedor como si éste actuara por cuenta propia aislándolo de su contexto. Los
resultados que se presentan a continuación, evidencian el papel que desempeñan
las personas más próximas a los inmigrantes antes, durante y después de haber
creado sus empresas. Coincidiendo con otros trabajos (Wang, 2013), el
emprendimiento se expresa más como un fenómeno grupal que como un hecho
individual.

En primer lugar, los entrevistados se refirieron al papel que desempeñaron sus


parejas sentimentales en la fundación de sus empresas. En el capítulo anterior,
vimos el caso de “las esposas canadienses” donde las parejas fueron factor clave en
su proceso migratorio. En su faceta de emprendedores, todos los inmigrantes que
participaron en este estudio coincidieron en resaltar el aporte que tuvieron sus
cónyuges para la creación de sus negocios.

Sin embargo, los esposos no son los únicos familiares cercanos que participan en el
emprendimiento del inmigrante. La contribución de los hijos también fue valorada
positivamente así como la de los padres, hermanos y amigos. La confianza y la
lealtad son dimensiones indispensables del apoyo social al emprendedor.

Yo siempre tuve una excelente relación con los clientes. Cuando


Carnation y otra de Chicago que se llama La Preferida también se metió a
Canadá con una línea total y extensa de todo lo que quieras mexicano.
Contrataron al mayor distribuidor de alimentos de Canadá y fueron a
hablar con los restauranteros de aquí. Y les dijeron -mire todos estos
productos y les damos precios. Y la señora del restaurant le contestó –no,
yo le compro a Enrique. El distribuidor le dijo -¿Y quién es Enrique? Es
una empresa chiquitita, Enrique no es nada. La québecoise contestó: -
Enrique es mi amigo y por eso no le compro a usted, porque a Enrique no
le voy a hacer nada. Y no pudieron entrar. (Enrique, emprendedor de
Ottawa-Gatineau, julio de 2013).

Los apoyos podrían clasificarse en directos, es decir aquellas acciones que se


realizan dentro de las actividades sustantivas de la planeación, dirección, ejecución y

183
control del negocio. En el caso de los apoyos indirectos, se refiere a las actividades
no ligadas al negocio que realizan los familiares permitiendo al emprendedor
disponer de recursos para iniciar y conducir sus negocios.

Entre los tipos de apoyos directos más mencionados se encuentran el financiero, el


gerencial, como mano de obra, en forma de consultoría o asesoría, el motivacional o
como entrenamiento. En cuanto a los apoyos indirectos, se encontró el apoyo en las
labores del hogar, la integración en la sociedad receptora, el fortalecimiento de
competencias interculturales y lingüísticas, así como el servir de fuente de
inspiración.

Los familiares y amigos próximos pueden proveer los apoyos mencionados desde el
país de origen, desde el país de recepción o incluso desde un tercer país. El ejemplo
más común de contribución desde el país de origen es el financiamiento así como la
consultoría por parte de los padres del emprendedor.

Teníamos algo ahorrado y también tenemos algo de apoyo con mi familia


allá en México (Orbelin, emprendedor de Montreal, agosto de 2013).

Se detectaron caso de familiares que incluso inmigraron para sumarse al proyecto de


negocios en alguna de sus funciones.

Yo traje a mis hermanos. A uno que era tornero, maquinista. Yo


necesitaba a alguien que manejara máquinas. Hacer las tortillas es fácil
pero ya darles mantenimiento y repararlas pues es caro. Yo necesitaba a
alguien que lo hiciera y yo sabía que él podía hacerlo. Él se quedó aquí.
Ahora él trabaja en la biblioteca municipal (Roberto, emprendedor de
Ottawa-Gatineau, junio de 2012).

En cuanto al apoyo en el país de recepción, un caso recurrente es el apoyo en las


labores del hogar o en el cuidado de los hijos mientras liberando de tiempo y
responsabilidades al emprendedor para cumplir sus tareas en la empresa naciente.
Así, el emprendimiento de los inmigrantes se puede entender como una estrategia a
nivel familiar de diversificación de ingresos, riesgos y tareas.

184
En el caso del apoyo financiero, las parejas y los padres se convierten en
inversionistas, asesores, prestamistas, avales o accionistas. Evidentemente, esto se
da bajo condiciones de mayor ventaja para el emprendedor con respecto a
instituciones formales de crédito. Sin embargo, esto podría implicar mayor riesgo
financiero para la empresa. Esto debido a que los criterios de evaluación de la idea
de negocio y del emprendedor como sujeto de crédito no suelen darse en términos
económicos sino más bien sentimentales. Es otras palabras, difícilmente un padre va
a revisar el historial crediticio o hacer una evaluación minuciosa del plan de negocios
de su hijo o hija, sino simplemente se apoya al familiar bajo criterios subjetivos. El
apoyo financiero es más común en los emprendedores pertenecientes a un estrato
socioeconómico medio-alto en su país de origen o entre quienes contrajeron
matrimonio con una persona con recursos económicos solventes en la sociedad
receptora.

También se puede dar el caso de que la difícil situación económica de la pareja sea
una especie de “push factor” para el emprendimiento. Una de las emprendedoras
entrevistadas manifestó que el hecho que su pareja no tuviera una situación
económica estable por su condición de artista la llevó a sufrir cierto estrés financiero
pero al mismo tiempo la forzó a “tomar decisiones diferentes”. Es decir, la decisión de
lanzarse en negocios puede obedecer a una reacción más que a un comportamiento
proactivo. Se relaciona con código “saliendo de la zona de confort”. La toma de
decisión de salir de la zona de confort es provocada por circunstancias económicas
apremiantes en el hogar. Es decir, se convierte casi en una obligación. En un
momento en el que las alternativas se reducen, de cierta manera impulsa y facilita
esa toma de decisiones pero al mismo tiempo imprime un estrés al emprendedor.
Entonces el código “siendo forzado a tomar decisiones” se relaciona también con el
código “necesitando el apoyo financiero de la pareja” ¿en qué medida los
empresarios dependen de sus parejas? ¿Se puede resumir con la frase que “detrás
de un gran empresario inmigrante mexicano hay una gran pareja canadiense”?

185
El hecho que hasta ahora nos hayamos enfocado en el hogar de los emprendedores
inmigrantes, no niega la influencia que tienen en la creación de empresas otro tipo de
actores que conforman su capital social. Como se mencionó en el capítulo anterior,
los inmigrantes mexicanos participan en diferentes redes sociales en mayor o menor
medida más allá de su círculo de amistades del mismo origen étnico.

La máquina costaba diez mil dólares. Yo necesitaba la máquina y la


instalación. Entonces mi esposa y cuatro amigos pusieron un capital
pequeño cada uno como de dos mil o tres mil dólares (Roberto,
emprendedor de Ottawa-Gatineau, junio de 2012).

Las asociaciones culturales y empresariales son cada vez más frecuentes sobre todo
en las grandes ciudades. De hecho, se dedican muchos esfuerzos y recursos, tanto
del lado de las instituciones gubernamentales y civiles mexicanas y quebequenses,
para promover las colectividades. Sin embargo, en las líneas anteriores, se intentó
respetar el énfasis que los propios entrevistados hicieron en recurrir en primera
instancia a su familia y círculo inmediato antes de solicitar apoyo a alguna asociación
o grupo de referencia de mayor alcance.

Se ha encontrado que la dependencia hacia el capital social bajo la forma de redes


étnicas y lazos familiares para establecer y operar firmas en menos fuerte entre los
inmigrantes de negocios que tenían la intención de llegar fundar una empresa antes
de inmigrar a Canadá. Este tipo de inmigrantes económicos poseen el suficiente
capital humano para utilizar menos el capital social respecto a otros migrantes
(Marger, 2001). Esto nos lleva a revisar algunas formas de capital humano que
resultaron relevantes entre nuestros entrevistados.

6.4.2 Recursos cognitivos: detección de oportunidades


Los inmigrantes emprendedores tienen la capacidad de identificar los factores que
pudieran influir positivamente en la creación del negocio o limitar el establecimiento
del mismo. Esta capacidad es facilitada por los recursos cognitivos del emprendedor
pero también por el tiempo que pasa en la sociedad receptora y las experiencias
previas que este va acumulando.

186
Los emprendedores que inmigraron tienen la ventaja sobre los emprendedores
nativos en que constantemente comparan entre países y en un momento dado
pueden recurrir a recursos intelectuales, financieros y materiales a lo largo de todo su
espacio migratorio (Simon, 2008). Se podría establecer que así como el método de la
comparación constante permite construir una teoría fundamentada en el contexto de
la “grounded theory”, de la misma manera funciona para la creación de una empresa
por parte de un inmigrante.

Como todo migrante que llegas a cualquier país, llegas con otra visión.
Ves lo bueno, ves lo malo más fácil. Lo ves desde otro contexto. El
canadiense que ha vivido aquí toda su vida a lo mejor no va a ver las
mismas oportunidades porque las ve siempre igual, no las distingue. Tú
como migrante, llegas y ves esas oportunidades. (Carlos, emprendedor de
Ottawa-Gatineau, julio de 2013)

Con el paso del tiempo, el emprendedor es capaz de entender el marco regulatorio,


los aspectos culturales, las variables económicas locales que inciden en el éxito de
un negocio e incluso aspectos geográficos que pudieran limitar o potenciar el
establecimiento efectivo de la empresa. Esta lectura del territorio, se da a través de
un proceso de prueba y error, que es facilitado por las experiencias previas y
acelerado por el apoyo recibido de la red social del inmigrante. Es claro ese esfuerzo
que reconoce Touraine (1992) en el emigrado por unir cada día el pasado al futuro, la
herencia cultural a la inserción profesional y social.

Lo del registro de la empresa fuimos con un contador. En medio día


registramos la empresa. Nos sorprendió la rapidez, comparativamente a
nuestros países que puedes tardar ahí –regresa, te falta este papel. En
México, la hacen tan complicada que es mejor que alguien que sepa te lo
haga. Aquí uno lo puede hacer, tienes los papeles, vas y todo queda en un
rato (Orbelin, emprendedor de Montreal, julio de 2013).

Según algunos de los participantes, la lectura del territorio no solamente hay que
llevarla a cabo para detectar y aprovechar oportunidades o abrir puertas. Sino para
demostrar que se conoce el medio y ganarse la confianza de los clientes, socios,
inversionistas, financieras y cualquier otro grupo de referencia de la empresa.

187
Así como en el modelo de la información incompleta159, los geógrafos conductistas
explican la migración gracias a la cantidad y calidad de información con que cuenta
la persona así como su capacidad para utilizarla (Piguet, 2013), la información
recabada a través de la historia migratoria individual y el capital social acumulado del
inmigrante son recursos que les permiten detectar, aprovechar e incluso crear
oportunidades de negocios a los inmigrantes. Lo anterior llevó a Van Gelderen (2007)
a proponer un modelo en el que el país de origen se convierte en una fuente de
oportunidades de negocios para los inmigrantes en la sociedad receptora. Sin
embargo, los migrantes tienen que vencer antes una serie de retos personales para
poder lograr sus metas.

6.4.3 Recursos emocionales


Los emprendedores inmigrantes deben aprender a manejar sus emociones para
sobreponerse a un ambiente que, sobre todo en las primeras experiencias resulta
ajeno, desconocido e intimidante. Diferentes elementos contextuales pueden
provocar un estrés extra al que de por sí provocan las tareas propias del negocio,
pero el emprendedor debe ser capaz de lidiar con ello y salir fortalecido del proceso
si quiere consolidar sus negocios.

Los emprendedores entrevistados invariablemente expresaron haber experimentado


algún tipo de miedo en las etapas previas y en el arranque de sus negocios; sobre
todo, aquellos que lo hacían por primera vez. Más que un símbolo de debilidad, sentir
miedo es interpretado por ellos mismos como una oportunidad, sobre todo cuando
este es superado. También es un síntoma de que nos encontramos frente a un
emprendedor o emprendedora prosaico desmitificado que tiene inseguridades,
angustias o temores. No se trata de un héroe innovador, como muchas veces
intentan idealizar las narrativas gubernamentales e incluso académicas que
promueven el emprendimiento. Más bien, estamos frente a un ser complejo que tiene
que abrir diversos frentes para luchar (y con suerte vencer), el miedo al riesgo, al
fracaso (o al éxito), a las regulaciones desconocidas, al endeudamiento, al

159
Ver página 87 de esta tesis.

188
compromiso, y diferentes factores de espacios que resultan desconocidos y
novedosos.

Uno es el temor al riesgo, por eso no todo mundo lo hace. Para mí esa es
la diferencia entre ser empresario y no serlo, independientemente de la
idea que tengas, si tienes el capital o no, si tienes un proyecto, al final de
cuentas el hacerlo o no, va a depender de qué tan dispuesto estés a
afrontar los riesgos. Puede ser que tengas todo ya bien planeado, tengas
un estudio de mercado pero aun así existe el riesgo, si no estás dispuesto
a enfrentarlo pues nunca lo vas a hacer. Entonces es el temor al riesgo
(Orbelin, emprendedor de Montreal, julio de 2013).

Los emprendedores por más que tengan una actitud proactiva y poca aversión al
riesgo, tienen momentos de dudas. Momentos en que se cuestionan si son capaces
de llevar a cabo y sobre todo exitosamente el proyecto que se están proponiendo.
Las dudas pueden venir de su interior o de su entorno ¿Cómo superan los
emprendedores sus momentos de duda? ¿Representa un estrés o una tensión?
¿Hasta qué punto la duda puede influir en sus decisiones de negocios? ¿Cuáles las
dimensiones del momento de duda? Lo contrario de un momento de duda sería un
momento de certidumbre. La certidumbre le sirve al emprendedor para estar seguro
que la decisión que está tomando es la correcta y actuar. La duda, sin embargo, le
permite detenerse un momento y reflexionar, mirar de manera crítica su idea,
sopesar los pros y contras, recibir retroalimentaciones de sus familiares, amigos y
conocidos. Entonces, el momento de duda, finalmente, es fundamental para una
toma de decisiones más racional.

Aunado a lo anterior, los inmigrantes perciben en su vida cotidiana expresiones de


racismo o discriminación que puede ir de sutil o moderada a franca o intensa.
También en este sentido, es común hacer la comparación con respecto a otros tipos
de ambientes excluyentes, como el caso de los mexicanos en Estados Unidos,
aliviando con ello la sensación de ser discriminado.

Como ya se mencionó, gran parte de los mexicanos provienen de estratos


socioeconómicos medios altos y no están muy familiarizados con el hecho de ser
discriminados. Por otro lado, aquellos que tienen un origen menos favorecido, han

189
internalizado procesos de exclusión en la sociedad receptora durante mucho tiempo,
al punto que encuentran el racismo y otras expresiones discriminatorias como
naturales, por lo que no les resulta sencillo detectarlas. Sin embargo, la idea de sufrir
discriminación o cualquier otro acto excluyente por ser inmigrante suele estar
presente en el discurso de los entrevistados como uno de los obstáculos a vencer
para convertirse en empresario que pueda tener acceso eventualmente al mercado
dominante. Sentirse discriminado puede traer como consecuencia que los
inmigrantes se relacionen únicamente con otros inmigrantes, particularmente con
aquellos culturalmente más cercanos, lo que dificulta hacer negocios con los nativos
de la sociedad receptora y otros grupos étnicos no tan cercanos.

Finalmente, los inmigrantes que deseen establecer un negocio, deben saber manejar
la ansiedad previa al arranque. En esto quizá no haya mucha diferencia con los
emprendedores no inmigrantes, pero con la particularidad de que los inmigrantes en
ocasiones pueden traer una carga adicional de estrés como parte de su proceso
migratorio. Principalmente, aquellos que deciden abrir un negocio en cuanto llegan o
a los pocos meses de haber llegado, implicando la empresa naciente para ellos su
única apuesta para lograr una integración socioeconómica efectiva en la sociedad
receptora.

6.5 Convirtiéndose en un actor endógeno


El periodo de inicio de un negocio de un inmigrante mexicano en Canadá suele ser
una etapa incierta y compleja que depende del tipo de negocio y de las experiencias
del emprendedor no distando mucho del inicio de un emprendedor convencional.
Algunos códigos “Invivo” dan cuenta de la diversidad de arranques que se encontró
entre los entrevistados: “empezando desde cero”, “adquiriendo un negocio
establecido”, “arranque difícil o fácil”, “iniciando de manera natural o forzada (gusto o
necesidad)”. Así, se identificaron diferentes estrategias de entrada a los negocios, las
cuales se detallan a continuación.

190
6.5.1 Abriendo puertas: algunas estrategias de entrada de los inmigrantes
emprendedores mexicanos en Quebec

La figura de abrir puertas es utilizada por diferentes emprendedores para referirse al


entrar verdaderamente al mercado o a una red de clientes, de contactos, de
proveedores. Al mismo tiempo quien abre las puertas es un contacto o muchos
contactos. La puerta parece ser un momento de quiebre en la vida de la empresa. Es
la diferencia entre el éxito y el fracaso. La puerta puede servir para entrar al mercado
(breaking-in) o para acceder del mercado étnico al mercado dominante (breaking-
out). Si no se abre la puerta, el emprendedor está destinado al fracaso. Esperar a
que se abra la puerta puede ser desgastante económica e incluso emocionalmente,
se requiere mucha paciencia. No existe una sola puerta, son muchas puertas pero
por definición están cerradas, la tarea del emprendedor es buscarlas, encontrar la
puerta adecuada y sobre todo, encontrar la manera de abrirla o de que se la abran.
En este sentido, se relaciona este código con la detección de oportunidades, porque
es a través de ésta que el o la emprendedora puede identificar las puertas.

Los inmigrantes mexicanos en Quebec tienen al menos tres estrategias de entrada al


mundo de los negocios. Por un lado, lo que en este trabajo llamaremos la vía
estructurada; por otro, la vía espontánea; y una tercera forma que mezcla elementos
de las anteriores, denominada vía mixta. A través del tipo de estrategia de entrada
podemos ir esbozando los diferentes perfiles de inmigrantes emprendedores de
origen mexicano en Quebec.

La vía estructurada se refiere a la creación de una empresa siguiendo los pasos


convencionales o recomendados por las instituciones encargadas de promover los
negocios. Este tipo de estrategia demanda la elaboración de un “plan de negocios”
que ayudará al emprendedor a ordenar sus ideas, considerar todos los elementos y
funciones de la empresa, plantearse objetivos, diseñar estrategias, investigar el
mercado y finalmente conseguir financiamiento. Lo que se pretende con dicho
documento es reflexionar sobre el futuro negocio para reducir la incertidumbre y
aumentar las posibilidades de éxito.

191
Normalmente, los emprendedores que siguen este camino también recurren a una
mentoría o consultoría formal en diferentes instituciones que han sido diseñadas para
cumplir tal propósito. Como ejemplos de dichas instituciones en nuestra zona de
estudio, están los ya mencionados Centros de Desarrollo Local, en los que se
atiende a emprendedores del mercado dominante. Este tipo de organismos poco a
poco se han ido especializando en el acompañamiento de emprendedores étnicos.
Tal es el caso de SAJE Accompagnateur d’entrepreneurs que ofrece con cierta
regularidad talleres para inmigrantes que desean emprender. Normalmente, el
emprendedor que opta por la vía estructurada cuenta con el tiempo necesario para
esperar el momento en que ya se encuentre preparado con los suficientes
conocimientos, capital, idea de negocio, requerimientos legales y técnicos, recursos
humanos y un producto suficientemente terminado como para ofertarlo al mercado.

Iniciar en los negocios por la vía estructurada demanda del inmigrante emprendedor
un nivel de integración mayor en la sociedad receptora, ya que se requieren
habilidades lingüísticas y conocimiento del ambiente económico, político, cultural y
social. En este caso, el tiempo transcurrido en el país de acogida es un factor crucial;
principalmente, la calidad de dicho tiempo en cuanto a la adaptación e integración.
En algunos casos, la falta de información sobre estos temas puede ser subsanada
por una pareja o familia que hayan crecido en la sociedad receptora.

El capital social que el emprendedor que el emprendedor acumula bajo esta


modalidad va más allá de los círculos cercanos de parentesco y amistades (bonding
social capital) incluyendo la membresía a asociaciones empresariales y culturales
(bridging social capital). En palabras de una dirigente de una de las asociaciones de
empresarios latinos en Montreal, siguiendo la metáfora de las puertas, las
instituciones serían como una especie de “elevador” que pueden hacer crecer el
capital social del emprendedor alcanzando otros niveles geográficos. Uno de los
objetivos de este tipo de organizaciones es proveer a sus afiliados de una red de
contactos más allá del ambiente étnico sirviendo como puente para que se
encuentren en un grupo más heterogéneo.

192
La localización del negocio suele ser fuera del hogar en la vía estructurada. El
emprendedor se da el tiempo de buscar el local adecuado para el tipo de negocio y el
tipo de mercado que desea atender, haciendo las gestiones necesarias para
conseguirlo y para adecuarlo. Es claro que no desea mezclar la vida familiar con los
asuntos de negocios entendiendo la localización más como una estrategia de
mercadotecnia que un asunto de costos.

Finalmente, el iniciar el negocio de manera estructurada trae consigo mayores


posibilidades de acceso a recursos fuera de los círculos cercanos al emprendedor
como puede ser el crédito formal en una institución financiera reconocida o una red
de contactos a mayor escala por pertenecer a una asociación empresarial. En las
instituciones de financiamiento reconocidas, suelen haber productos financieros
diseñados ex profeso para emprendedores nacientes considerando las
características y necesidades propias de este tipo de sujetos de créditos. Sin
embargo, el acceso al crédito formal también implica poseer ciertos recursos para
ofrecer garantías a la institución otorgante. Dichas garantías van desde un historial
crediticio positivo hasta algún activo que pueda ser depositado en prenda, lo que
limita el acceso a los inmigrantes de recién arribo, significándoles una de las
principales barreras de entrada.

Es común que los inmigrantes emprendedores utilicen líneas de créditos personales


e incluso tarjetas de crédito para financiar sus negocios. Esto los coloca en
desventaja respecto a los emprendedores que tienen acceso a productos financieros
diseñados para apoyar el inicio de las PYMES ya sea de la banca comercial o la
banca de desarrollo. Según un funcionario de la Caja Popular Desjardins que
participó en este trabajo, los requisitos para los créditos de negocios en la banca
comercial suelen exigir documentos que los inmigrantes muchas veces no pueden
reunir como garantías en forma de propiedades, cuentas bancarias o historial
crediticio. Un empresario inmigrante de origen latinoamericano comentó en el Salón
de la Inmigración en Montreal que cuando él llegó a Quebec tenía cierta aversión a
estar endeudado, ya que esto no era bien visto culturalmente en su lugar de origen.

193
Con el paso del tiempo, el empresario supo que contraer una deuda con un banco de
cualquier tipo era necesario para obtener financiamiento formal para su negocio. Esto
no dejaba de ser una contradicción ante sus ojos, ya que, a pesar de que siempre se
había preocupado por tener unas finanzas sanas e incluso teniendo una capacidad
de ahorro considerable, esto no era suficiente para obtener un crédito; se necesitaba
estar endeudado para que te prestaran dinero. “En Canadá no existes si no tienes
algún crédito” fue la expresión que utilizó para concluir su intervención.

La forma de hacer negocios que hemos venido describiendo, permite al emprendedor


institucionalizar su proyecto de negocios. Aunque la figura del emprendedor siga
siendo indispensable e insustituible para el negocio, se crean otro tipo de
mecanismos que le permiten al emprendedor realizar otras actividades sin que la
empresa se vea tan afectada.

Iniciar por la vía institucional, permite además al emprendedor tener una mayor
sensación de control (locus de control) sobre ciertas variables clave del negocio
gestionando técnicamente el riesgo y las emociones. Aunque no se garantice el éxito
a largo plazo de la empresa, la mayoría de entrevistados mencionó que si tuviera la
oportunidad de arrancar de nuevo su empresa, lo haría de manera más informada y
técnica. Una expresión de los participantes que resume esta vía es “hacer las cosas
como se debe” o “hacer las cosas bien”. Dichos códigos significan para ellos hacer
las cosas de manera legal, cumplir con la normatividad, trabajar mucho, no meterse
en problemas de ninguna índole (si es que eso es posible) o al menos no llevar una
conducta que derive en problemas en la sociedad receptora. Hacer las cosas como
son es percibido como un valor, algo que le permite al inmigrante integrarse de una
mejor manera, ser mejor aceptado tanto por las personas como por las instituciones.

Ahorita, ya después de 5 años, ya pensamos que igual y podíamos haber


esperado un poco más para abrir el negocio porque no consideras todo lo
que implica pero finalmente creo que no había hecho mucha diferencia
esperamos un año para abrir, la cuestión era hacerlo. Mucha gente que
yo conozco aquí y también en México, siempre tienen ese plan, esa idea –
yo quiero ser mi propio jefe, quiero poner mi propio negocio. Pero en
realidad nunca dan el paso, se requiere algo así. A veces es casi casi,

194
cerrar los ojos y aventarte. Puedes tener todo un plan, una planeación
pero siempre hay un punto crítico que es en donde dices -¡ahora! (Orbelín,
emprendedor de Montreal, agosto de 2013).

En el otro extremo, se encuentran aquellos emprendedores que inician por la vía


espontánea. Este tipo de negocios están marcados en su arranque por la
improvisación y la falta de planeación. Lejos de recurrir a aspectos técnicos o
académicos del tipo “reglas básicas para iniciar un negocio” o “¿cómo arrancar su
propia empresa?”, los emprendedores son guiados por su sentido común, iniciando
un proceso de tipo prueba y error, en el que la inestabilidad y la falta de
sistematización son el común denominador. La curva de aprendizaje es un poco más
larga, y quizá, más costosa que si se iniciara de manera estructurada. Sin embargo,
las exigencias de entrada son menores o más fáciles de subsanar.

Todo lo que ganaba lo volvía a invertir. Yo no sabía de negocios. Ahí nada


más le puse un porcentaje de ganancia que yo creía que era alto y pues
ahí salía, y pues muchos errores... Compré la máquina en Estados
Unidos, llegué a la frontera y como te decía, fue un desastre. Me pidieron
los papeles aduanales y pues ¿cuáles papeles? Entonces cerraron la caja
y le pusieron el sello aduanal. Y ahí la dejaron en el aeropuerto. Nos
fuimos, llenamos todos los papeles y fuimos a recoger la máquina. La
instalamos pero era una máquina vieja. No tenía ningún sistema de
seguridad de gas. Tuvimos que cumplir con toda la reglamentación.
Perdimos mucho dinero (Roberto, emprendedor de Ottawa-Gatineau, junio
de 2012).

Entre los códigos evocadores de la falta de planeación en la vía espontánea están:


“abriendo a quemarropa (rápidamente)”, “atravesando el desierto”, “lanzarse al
vacío”, “aventurándose”, “comenzando desde cero”, “comenzar jugando” o
“empezando sin saber”. Los cuales dan cuenta del nivel de improvisación que ahora
desde su experiencia de varios años como empresarios, son capaces de advertir en
sus primeros pasos en el mundo de los negocios los entrevistados. Por otro lado,
también podemos ver en dichos códigos el carácter emprendedor de los inmigrantes
en el sentido tradicional de asumir riesgos y plantearse objetivos que no todas las
personas están dispuestas a alcanzar.

195
Veamos el caso del código “comenzar jugando”. Tomar el emprendimiento desde
una manera lúdica es una forma de comenzar un negocio sin estrés permitiendo al
emprendedor explorar, conocer, aprender, probar su producto, conocer los gustos de
los clientes. Éstos son en inicio principalmente sus familiares y amigos que sirven
como prueba previa. Al obtener la aprobación de un mercado inmediato y natural,
emprendedor gana en seguridad y autoestima. Comenzar jugando es diferente a
comenzar en serio. Comenzar en serio, sería lanzarse al mercado, pedir créditos,
arriesgarse, invertir, lidiar con aspectos burocráticos y regulaciones, estresarse. En
cambio, comenzar jugando es animarse a hacer algo que a uno le gusta y que en un
momento dado puede convertirse en negocio, pero el principal objetivo es divertirse
no lucrar no enriquecerse. El emprendimiento como una actividad lúdica, algo que le
permite a la persona estar ocupado pero al mismo tiempo desarrollar habilidades y
destrezas que en el futuro sin duda le servirán.

Comenzar jugando es emplear su tiempo en una actividad que entretiene al


emprendedor y que entretiene a los demás, facilitando al inmigrante su integración
con vecinos dando a conocer su producto. Es como cualquier otro hobbie. Una
emprendedora que inició preparando pasteles para sus amigos, en la entrevista
utilizó la expresión “cuando tu hobbie se convierte en carrera”. Pero ¿Qué hizo que
su afición se convirtiera en carrera? ¿Cuándo se convierte en carrera deja de ser
divertido? Podría ser el caso de cualquier deportista profesional que le pagan por
jugar, por hacer lo que más le gusta ¿Cuántos emprendedores empiezan jugando?
¿Qué se requiere para empezar jugando un negocio? Para jugar se requiere tiempo
y ganas, energía, ideas, juegos, la mayoría de veces se requiere de alguien más. En
este caso, para poder jugar a los pasteles, se necesitaba tiempo y la entrevistada
tenía el tiempo porque no estaba trabajando, su esposo tenía la responsabilidad
económica de la casa y ella tenía el tiempo disponible para jugar ¿Qué hubiera
pasado si ella trabajara de tiempo completo? ¿Le quedarían ganas de jugar?

Entonces la forma en que migró, su proyecto migratorio determinará si tiene o no


tiempo el emprendedor para iniciar jugando. Hay quien no tiene tiempo para jugar,

196
que debe hacer las cosas en serio, porque necesita arriesgarse, ganar dinero,
acceder a un mercado más amplio de clientes, más allá de sus familiares, amigos y
conocidos. Entonces para ser un emprendedor que inicia jugando se requiere cierto
perfil. Algunos emprendedores que no iniciaron jugando en Canadá lo hicieron en
México en sus inicios, como emprendedores allá, pero su situación en Canadá no se
los permitió. Empezar jugando reduce la ansiedad y el miedo. Jugar no da miedo, da
miedo tomarse las cosas en serio, arriesgarse. Vemos como la categoría “venciendo
el miedo” puede estar relacionada con “comenzar jugando”.

Ahora revisemos el código “lanzarse al vacío”. Se trata de una imagen evocadora de


cómo percibe el emprendedor la creación de su propio negocio. El dejar la zona de
confort que representa un salario fijo y comenzar a trabajar por su propia cuenta
buscando sus ingresos en un terreno desconocido. Lanzarse al vacío evidentemente
se relaciona con el código sentir miedo. El lanzarse al vacío puede venir luego de un
periodo de reflexión, cuando se piensa que se agotaron las alternativas y que esa es
la única solución al reto que enfrenta en ese momento por el emprendedor. Pero
también puede que alguien se lance al vacío sin contar con mucha información y sin
necesariamente haber explorado o estudiado las alternativas que tenía en frente. En
este sentido, el lanzarse al vacío se relaciona con el código, “iniciar a quemarropa” o
“no tener mucha idea”. Se siente miedo antes de lanzarse al vacío. Sin embargo,
durante el viaje a través del vacío quizás no da tiempo de sentir miedo, ahí sea sólo
adrenalina. El emprendedor siente que se lanza al vacío porque no tiene control de la
situación, depende únicamente de la gravedad, su destino en ese momento parece
reducirse a la fatalidad. La duración del viaje por el vacío, puede variar, pero no es
eterna, aunque en el momento lo parezca. La sensación del vacío sólo es durante el
proceso de aprendizaje y de capitalización inicial del negocio. Luego, cuando la
empresa se estabiliza ese vacío se va llenando poco a poco de una estructura que el
emprendedor va creando con los recursos que tiene a su alcance. Posteriormente,
podrá venir otro lance en el vacío, cuando el emprendedor o emprendedora decida
tomar otro riesgo ya sea creando otro negocio o innovando dentro del mismo

197
negocio, pero esta aventura se dará con la consciencia de que podrá se podrá
sobrevivir y salir fortalecido de tal experiencia.

Iniciar operaciones sin declarar o darse de alta ante la institución correspondiente,


operando en la economía informal en ambientes étnicos, se presenta con relativa
frecuencia. En este caso, el tamaño del mercado resulta muy reducido y muy
competitivo. Un ejemplo de lo anterior, lo encontramos en los servicios profesionales
no reconocidos por las asociaciones profesionales correspondientes. En este caso,
es el mercado étnico quien le otorga de manera simbólica la legitimidad al
profesionista sin necesidad de la aprobación de una orden de profesionales del ramo
en cuestión. Así, un inmigrante en Quebec que requiere de los servicios de un
psicólogo que también es inmigrante, con saber que es egresado de la Universidad
Nacional Autónoma de México le bastará para confiar en sus aptitudes profesionales.
Sin embargo, este psicólogo estará confinado a este mercado reducido mientras siga
operando bajo esta modalidad informal.

El financiamiento en la vía espontánea suele ser a través de contactos cercanos y


familiares, a través de mecanismos como “asociaciones de crédito rotativo” también
llamadas “tandas” o préstamos personales. Aunque basados en la confianza y
reciprocidad, los montos suelen ser limitados y el riesgo de comprometer el
patrimonio familiar es alto. Lo anterior implica un nivel de estrés muy elevado para el
emprendedor y su entorno.

La estrategia de localización del negocio se basa más en la lógica de los costos


siendo el hogar el lugar privilegiado por los emprendedores de la vía informal.
También puede ser que recurran a un local fuera del hogar pero que fue conseguido
a través de su red de contactos más cercana y que cumple con el objetivo de ser un
espacio de bajo costo aun cuando no lo acerque de manera efectiva a su mercado
meta ni implique un potencial de crecimiento para la empresa.

Muchos inmigrantes emprendedores inician sus negocios desde su casa tal y como
se acostumbra en México en muchas microempresas familiares. Quizás no es la

198
ubicación ideal en términos de cercanía con proveedores y clientes, pero le permite
al emprendedor no pagar una renta y descapitalizarse al inicio del negocio, combinar
sus tareas familiares, emplear quizás mano de obra familiar sin
que éstos se distraigan de sus otras tareas. Sin embargo, llega un momento en que
ya el negocio no puede estar en la casa ¿Qué condiciones se tienen que dar para
que el emprendedor decida trasladar su negocio a otra ubicación? Puede ser un
aspecto de decisión de mercado (acercarse a los clientes o tener una ubicación
estratégica por ejemplo en centros de consumo como el ByWard Market de Ottawa).
Puede ser una situación de comodidad para la familia, que ya sea molesto el tránsito
de los clientes, que los materiales y equipo del negocio ocupen mucho espacio en la
casa. O quizás sea una decisión para separar física y geográficamente actividades
del emprendedor para organizarse mejor.

Existe una forma de iniciar un negocio por parte de los inmigrantes entrevistados que
se sitúa en medio de las dos anteriores. Lo que denominamos la vía mixta, implica
llevar a cabo actividades formales e informales de manera paralela, lo que puede ser
entendido como periodo de transición de una etapa a otra, normalmente transitando
hacia lo formal. Con el tiempo, el emprendedor cae en cuenta que es necesario
atender aspectos del negocio como la planeación o las finanzas de manera más
profesional si desea continuar en el mercado o crecer como empresa.

Aunque la emprendedora o emprendedor se encuentre con un negocio establecido,


pueden haber aspectos del negocio que le sigan pareciendo engorrosos o
innecesarios; el tema de los seguros es un claro ejemplo. Es común que los
emprendedores perciban la normatividad respecto a los seguros que exige el
gobierno canadiense como una de las trabas o dificultades para abrir un negocio. En
México la cultura de asegurar el patrimonio puede estar menos arraigada o
desarrollada y es muy común iniciar negocios sin requerir de este tipo de servicios.
Para los emprendedores mexicanos de la vía mixta esto representa un gasto, un
trámite más y quizás lo consideren demasiado exagerado. Se trata de algo que no

199
despierta mucho su interés como para cotizar las mejores opciones en términos
financieros para beneficio del negocio.

La etapa de la vía mixta también puede ser entendida como el momento en el que un
emprendedor “por necesidad” (survipreneur) pasa a ser un emprendedor “por
oportunidad” (Chrysostome y Lin, 2010). De lo anterior, dan cuenta algunos de los
siguientes códigos Invivo mencionados por los propios entrevistados: “sintiendo
necesidad de crear formalmente”, “descubriendo la verdadera vocación”, “vocación
inesperada”, “cuando tu negocio se convierte en tu vida”.

En la vía mixta, el emprendedor declara pero quizá lo hace a medias, declara unas
operaciones y otras las omite. También es característico que la mezcla de
financiamientos en un portafolio financiero que incluye instrumentos formales e
informales. Por ejemplo, se puede recurrir a préstamos familiares, mientras que para
otras cosas se usa la tarjeta de crédito personal o se tiene algún financiamiento a
fondo perdido con una institución de apoyo.

En cuanto a la planeación, el emprendedor que elige la vía mixta, construye un plan


de negocios pero aportando sus propios conocimientos empíricos. Por ejemplo, el
emprendedor puede realizar él mismo su investigación de mercados sin
necesariamente recurrir a bases científicas o a expertos en la materia. La figura 12,
sintetiza los elementos de las vías que siguen los inmigrantes mexicanos para lograr
crear empresas en Quebec.

Hemos visto los dos extremos en que los emprendedores mexicanos inician sus
negocios en Quebec. En medio de esas formas de arranque idealizadas e incluso
caricaturizadas, se presentan un sinfín de posibilidades y combinaciones de
estrategias que oscilan entre lo estructurado, formal y científico a lo orgánico,
espontáneo y empírico, existiendo más probabilidades de caer en uno de los casos
de en medio de dicho continuum.

200
Figura 12 Estrategias de entrada al emprendimiento de los inmigrantes mexicanos en Quebec

VÍA ESTRUCTURADA VÍA ESPONTÁNEA


VÍA MIXTA
 Inicio empírico (prueba/
 Plan de negocios  Plan de negocios error)
 Asesoría y consultoría con elementos  Asesores informales
 Créditos formales empíricos  Crédito con familiares y
 Localización enfocada  Créditos institucionales amigos
al mercado. y familiares  Localización enfocada
 Negocio como inversión  Curva de aprendizaje a los costos
 Mayor integración en la Hacia la vía institucional  Negocio como forma de vida
sociedad receptora  Menos integración a la
 Más barreras de entrada Sociedad receptora
 Menos barreras
De entrada

Fuente: Elaboración propia

Hasta aquí, la “hipótesis de la convergencia” se impone; es decir, es difícil ver las


especificidades que tienen los emprendedores inmigrantes respecto a los
emprendedores del mercado dominante. Los inmigrantes emprendedores mexicanos
en Quebec tienen ingenio, toleran el riesgo, hacen cosas diferentes, movilizan
recursos para hacer crecer un capital, buscan explorar nuevos espacios y territorios
abriendo puertas, pero ¿No es acaso esto lo que hacen el resto de emprendedores?
¿Qué hace especial el caso de los inmigrantes emprendedores? La respuesta pasa
por una categoría de analítica extraída de los datos de las entrevistas de este estudio
llamada “posicionamiento étnico”, la cual se detalla a continuación.

6.5.2 Aprovechando el posicionamiento étnico


Hablando en términos económicos, hasta ahora hemos intentado explicar el
emprendimiento de los inmigrantes mexicanos en Quebec desde el lado de la oferta;
es decir, desde la perspectiva de los emprendedores y sus empresas. Sin embargo,
el lado de la demanda, es decir el contexto en el que los emprendedores llevan a
cabo sus empresas, tiene un poder explicativo que no se puede obviar. Enmarcada

201
en el estudio del contexto en el emprendimiento, la hipótesis de la oportunidad
revisada en el capítulo IV, específicamente la perspectiva de la incrustación mixta
será retomada en el análisis que se presenta a continuación.

Recordemos que para explicar el emprendimiento de los inmigrantes, en la hipótesis


de la oportunidad, se pone el acento en la interacción entre los recursos de los
migrantes; los recursos de las comunidades de migrantes, como el acceso al capital,
los consumidores y los proveedores; y las oportunidades que se presentan en el país
receptor en lo que concierne a las estructuras del mercado laboral y reglamentos, las
iniciativas gubernamentales y la opinión pública (Desiderio y Salt, 2010). Dentro de
esta hipótesis, el enfoque de la incrustación mixta (mixed embeddedness) considera
que la empresa se crea en contextos espacio-temporales específicos, cobrando
relevancia no solamente los recursos que el emprendedor debe movilizar en su
negocio sino los mercados a donde los bienes y servicios van dirigidos (Kloosterman,
2010).

La distinción respecto a los emprendedores del mercado dominante radica en que los
emprendedores inmigrantes operan en dos contextos espacio-temporales. Por un
lado, comparten el contexto general del resto de los emprendedores; y por otro, sus
empresas son creadas en un contexto específico para cada grupo de inmigrantes. La
aportación de esta tesis al enfoque de la incrustación mixta radica en profundizar
este segundo contexto proponiendo la categoría conceptual de posicionamiento
étnico.

En el caso quebequense, hemos dicho que los negocios de los emprendedores del
mercado dominante florecen en medio de una cultura que valora positivamente el
emprendimiento como una buena alternativa de carrera, principalmente a aquellos
emprendedores que logran alcanzar el éxito. Esta valoración por parte de la
sociedad, influye positivamente en la decisión de optar por el emprendimiento
(Langford y Josty, 2014). En esta investigación, resultó relevante la percepción que
tiene la sociedad receptora sobre los inmigrantes o la construcción social del
inmigrante. Específicamente, la cantidad y calidad de información que se tiene entre

202
la población de un determinado territorio contribuyendo a la construcción social de
cada grupo étnico; a esto le llamaremos: posicionamiento étnico.

El posicionamiento étnico está en función del volumen de contacto e intercambio que


se tiene entre ambos territorios. La información se puede transmitir en la sociedad de
origen, en la sociedad receptora o de un territorio a otro. En otras palabras, haciendo
contacto directo o a través de intermediarios.

Por ejemplo, en los periodos vacacionales de los quebequenses, es común que


éstos viajen masivamente cada año principalmente al caribe mexicano. Esto trae
como consecuencia una especie de mercado de la nostalgia160 a la inversa. Los
quebequenses están dispuestos a consumir productos mexicanos porque lo
relacionan con sus momentos de descanso. Con ello, se registra un incremento en la
demanda de productos, servicios e ideas de origen mexicano, representando una
oportunidad para aquellos negocios étnicos dirigidos al mercado dominante.

En lugar del mexicano que a veces viene porque tiene nostalgia. El


canadiense o el turista que viene aquí porque quiere recrear ese ambiente
de vacaciones y que les trae buenos recuerdos. Ayer vinieron unos
clientes que están haciendo su cocina y quieren comprar los azulejos
porque cuando estaban en México le gustaron los colores (Luisa,
emprendedora de Montreal, julio de 2013).

Muestra de lo anterior, es la presencia importante de lo mexicano en los medios de


comunicación. Es común encontrar noticias sobre México, reportajes de diferentes en
medios impresos, publicidad en el mercado dominante relacionada con elementos de
la cultura mexicana. Incluso, se podría afirmar que la demanda de productos de
origen mexicano supera la capacidad de ofertar por parte de los propios inmigrantes
mexicanos en Canadá. En el trabajo de campo de esta investigación, se encontró
que un gran número de los restaurantes y otros negocios con productos étnicos
dirigidos al mercado dominante no pertenecen necesariamente a inmigrantes
mexicanos. Emprendedores de diversos orígenes, incluyendo a los canadienses, han

160
Se le ha llamado mercado de la nostalgia a la demanda de productos étnicos por parte de los inmigrantes en
Estados Unidos.

203
aprovechado esta oportunidad de negocios derivada de tal incremento en la
demanda.

Un tercer momento de intercambio de información que influye en el posicionamiento


étnico, se da en el contacto entre lo mexicano y el mercado dominante en el propio
territorio canadiense. Contacto que suele ser directo, tiene que ver con las relaciones
cotidianas que van estableciendo los locales con los inmigrantes de cada grupo.
Puede darse el caso que el emprendedor se proponga modificar positivamente dicho
posicionamiento étnico.

La tienda es realmente la promoción de la artesanía mexicana, pero una


artesanía de calidad. Porque también queríamos cambiar esa mala
imagen que a veces se tiene de México. Que las cosas están mal hechas,
que son corrientes, baratas. Queríamos cambiar ese concepto que se
tiene de México (Luisa, emprendedora de Montreal, julio de 2013).

En el caso de quebequense, un subgrupo de mexicanos que ha ido en considerable


aumento y adquiriendo cierta visibilidad son los trabajadores agrícolas temporales.
Recientemente, Bélanger y Candiz (2014) abordaron la manera en que las
comunidades locales construyen socialmente a quienes trabajan de manera temporal
en las granjas quebequenses. Considerándolos mano de obra indispensable y
atribuyéndoles características raciales superiores, los diferentes actores locales
reconocen atributos positivos en comparación con otros grupos de inmigrantes o con
los trabajadores locales.

De acuerdo con los emprendedores mexicanos entrevistados, dicha construcción


social puede tener una influencia incluso entre inmigrantes mexicanos que no son
trabajadores agrícolas temporales; siendo un recurso más con el que cuentan los
emprendedores en la sociedad receptora. Tal percepción positiva, también suele
entrar en comparación respecto a otros grupos de inmigrantes pudiendo ser
capitalizada para hacer negocios y tener una mejor integración. Esta situación se
encontró principalmente en las comunidades cercanas a las zonas agrícolas, como el
caso de Beauport, en la ciudad de Quebec.

204
Entonces ya cuando tuve facilidad de palabra y la reputación de que soy
mexicano. Las personas conocen bien a los mexicanos que trabajan en la
isla (île d’Orléans) y esa es una reputación que está muy bien colocada en
Quebec. Entonces me decían –oh, mexicano. Y te hacen la conversación
que ellos han conocido bien nuestro país y que les gusta mucho. (Ángel,
emprendedor de Quebec, noviembre de 2013).

Los trabajadores agrícolas temporales de origen mexicano han contribuido, quizá


involuntariamente, a posicionar en las comunidades locales la idea de que todos los
inmigrantes mexicanos son personas trabajadoras que contribuyen positivamente a
la sociedad quebequense. Por otro lado, las personas de origen mexicano que han
intentado solicitar refugio a partir de un expediente falso o fraudulento, pueden
contribuir a que se alimente también una imagen negativa sobre los mexicanos. Las
propias instituciones y organizaciones sociales y gubernamentales mexicanas, con
sus acciones cotidianas, hacen esfuerzos para promover un posicionamiento étnico
positivo contribuyendo a la construcción social de lo mexicano en Quebec. Es otras
palabras, el posicionamiento étnico es dinámico, complejo y tiene una dimensión
espacio-temporal. Una mexicana en Los Ángeles en los años ochenta no es vista de
la misma manera que una mexicana en Montreal de la segunda década del siglo XXI.

Algunos emprendedores entrevistados, aunque se desempeñan en industrias


diferentes, presentando un estatus migratorio distinto y estableciéndose en ciudades
diferentes, gozaron en algún momento de la aceptación por el solo hecho de ser
mexicanos. A su parecer, México, los mexicanos y la mexicanidad parecen tener un
buen posicionamiento entre algunos sectores de la sociedad general en Canadá. De
este modo, los emprendedores o cualquier otro grupo migrantes perteneciente a un
grupo étnico posicionado positivamente perciben contar con una serie de facilidades
que les permite integrarse mejor en la sociedad receptora. Entre las facilidades
podría estar la posibilidad de aceptarlos como clientes, como socios, locatarios o
proveedores. De modo contrario, un grupo poco posicionado en la mente de los
locales o posicionado negativamente, percibirá otro tipo de recepción en la sociedad
de acogida.

205
El posicionamiento étnico podría ser interpretado como una dimensión de la hipótesis
de la desventaja o bloqueo (presentada en la sección 4.11.1). Sin embargo, sería
una dimensión más completa, ya que no solo tiene el lado negativo de la
construcción del inmigrante, que lleva a una discriminación o rechazo en la sociedad
receptora; sino la parte positiva que lleva a la valoración, integración y colaboración.
En medio, estaría una zona neutral; es decir, cuando los locales cuentan con poca o
nula información sobre el grupo étnico en cuestión, lo que puede ser visto como una
desventaja o como oportunidad.

6.5.3 Estrategias de marcas étnicas de los emprendedores mexicanos


Los emprendedores mexicanos en Quebec que logran establecer sus negocios
superando la etapa de inestabilidad posterior a la apertura suelen crear marcas.
Siguiendo diversas estrategias, los productos ofertados parecen reaccionar al
posicionamiento étnico adaptándose al mercado meta conservando algunos
elementos del origen étnico del o la emprendedora.

El código InVivo más significativo en ese sentido fue “dar un toque mexicano”. En las
taxonomías de los negocios de inmigrantes revisadas en el capítulo 4, se suele
suponer que los negocios pueden ser étnicos o no étnicos en función a los productos
ofertados y al mercado atendido. En la realidad, no es tan evidente identificar cuando
una empresa formada por un inmigrante cae en tales categorías. Más allá de las
tiendas de abarrotes (épiceries) o los restaurantes mexicanos, los negocios fundados
por inmigrantes pueden tener sutiles elementos étnicos dentro de algunas partes de
su estructura o funciones.

Aunque el negocio haya sido concebido como un producto o servicio no étnico


dirigido a un mercado no étnico puede conservar ciertos rasgos de la etnicidad del
emprendedor permitiéndole diferenciarse e incluso posicionarse en la mente de los
consumidores pero sin caer en la categoría de un negocio étnico. Se puede dar el
toque étnico ya sea, en la decoración del negocio, en el producto, en el servicio, en la
preparación e incluso en la administración o gestión.

206
El toque étnico puede ser de manera consciente o inconscientemente, en el caso de
una de las entrevistadas dedicadas a la repostería, la idea del negocio, la selección
de la localización y la estrategia de diferenciación giró en torno a este toque desde
un inicio y de manera consciente. El toque étnico puede ser apreciado o no por los
consumidores, pero a la emprendedora parece hacerla sentir bien, sentirse
identificada con su propio negocio, sentir que no está traicionando a sus raíces que
como ella misma señaló, son muy importantes para ella. Le permite esta cercanía
cultural con su parte mexicana pero sin comprometer su adaptación a la cultural de la
sociedad receptora, que también es importante para ella. Es decir, el toque étnico es
una especie de rasgo de transnacionalidad. Además, se trata de un aporte a la
cultura local, a la cultura empresarial local específicamente ¿En qué otros casos o
contextos se puede apreciar este toque étnico? ¿Dónde es más obvio? ¿Cuándo un
toque étnico deja de ser un simple toque?

En la práctica, se encuentran productos que no son propiamente étnicos, un totopo o


tortilla para nacho, si bien tiene su origen en la cultura del maíz en México, no
necesariamente tiene que ver con los gustos y preferencias de México cuando lo
encontramos sabor canela como lo venden los Cantores en el mercado canadiense.
Así un producto étnico puede migrar y adaptarse a los gustos y preferencias del
mercado dominante, manteniendo algunos elementos de etnicidad pero incorporando
otros que lo colocan en el gusto de los consumidores locales. A este tipo de
productos o servicios se les puede llamar semi-étnicos, neo-étnicos o híbridos. Como
quiera que sea, forma parte de una estrategia para salir del mercado étnico
(breaking-out) accediendo al mercado dominante. Al mismo tiempo, se trata de una
estrategia de diferenciación y de posicionamiento. Asimismo, se puede encontrar el
caso contrario, es decir que el emprendedor innove un producto no étnico con
algunos elementos de su etnicidad, por ejemplo un cupcake sabor chocolate con
chile chipotle (neo-étnico). Vemos que el emprendedor inmigrante, a diferencia del
emprendedor del mercado dominante, puede utilizar estratégicamente su identidad
étnica para aprovechar oportunidades de negocio e innovar productos.

207
En el otro extremo, se encuentran aquellos negocios que se basan casi
completamente en la identidad del emprendedor. Es común encontrar diseños de
marcas en el que el principal componente es la persona (branding personal). Los
mexicanos que llevan mucho tiempo en la sociedad receptora llegan a ser muy
conocidos incluso en el mercado dominante, muchas veces los negocios llevan su
propio nombre. Este tipo de negocios llevan nombres del tipo “los tamales de Laura”,
“Fonda el mexicano” o “La casa de los Pérez161”.

Cuando llegaba a la frontera los oficiales decían –“¡No, ahí viene Roberto!”
Yo tenía un camión de 5 toneladas y lo traía lleno de productos
mexicanos. En ese entonces los productos no aparecían en la regulación
canadiense. Entonces los oficiales decían –“¿qué es eso? ¿Molcajetes?”.
Cuando yo empecé en el 75, la compañía llevaba mi nombre, no era una
corporación. Uno y la compañía era la misma cosa. (Roberto,
emprendedor de Ottawa-Gatineau, junio de 2012)

Contradiciendo las premisas de la hipótesis de la desventaja, referentes a las


carencias de capital social de los inmigrantes, en esta investigación encontramos
casos de mexicanos en Quebec que pueden llegar a posicionar de tal manera su
imagen personal, que sea en el mismo mercado dominante en donde se demande
que el producto lleve su nombre e imagen. Evidentemente, lo anterior demanda
mucho tiempo transcurrido en la sociedad receptora integrándose en diferentes
actividades sociales, culturales y empresariales.

Al final el chorizo salió con mi marca. Le pusieron don Andrés. Yo quería


otro nombre, yo le había puesto Doña Rosa. Pero todo mundo preguntaba
por el chorizo de don Andrés, así que dije -¿por qué le voy a poner otro
nombre si todos preguntan por el chorizo don Andrés? (Andrés,
emprendedor de Montreal, julio de 2013).

Uno de los entrevistados de este tipo mencionó que al momento de crear uno de sus
primeros negocios, él no era “tan conocido como ahora” y por eso su restaurante
fracasó. Basando el éxito comercial en la popularidad del emprendedor como
persona, “ser conocido” emergió rápidamente como código evocador en la
investigación; así que se procedió a indagar sus implicaciones. Tener la confianza de

161
Todos ficticios pero inspirados en nombres reales de algunos entrevistados de este estudio.

208
los demás, tener las redes sociales, el aprecio de los clientes, la estimación de los
colaboradores y socios y en general la lealtad de las personas tanto en el ambiente
étnico como en el dominante, son algunas propiedades de dicha categoría.

El “ser conocido” puede tener también un lado negativo. Se encontró casos en el que
otras personas aprovecharon ese posicionamiento para lucrar con la imagen del
emprendedor que ha logrado tener una popularidad. La ausencia de una marca
registrada y la deslealtad de los competidores se combinaron para hacer un daño
patrimonial a algunos de los entrevistados. Sin embargo, de acuerdo a los propios
entrevistados, ser conocido en la sociedad receptora reporta más beneficios que
perjuicios.

6.6 Modelo de emprendimiento inmigrante desde la perspectiva de los actores


El objetivo general de esta tesis fue explorar los factores que influyen en la creación
de empresas así como las prácticas transnacionales por parte de los inmigrantes
mexicanos en la provincia de Quebec. Con el transcurso de las entrevistas, fue
evidente que, al menos entre los inmigrantes emprendedores, las prácticas
transnacionales fueron mínimas ya que la comunidad mexicana se encuentra aún en
formación enfocándose más en integrarse en la sociedad receptora. Los migrantes
mostraron menos vínculos transnacionales de los que al inicio de la investigación se
pensaba. Varios participantes reconocieron que “ya casi no tenían relaciones con
México” aceptando que su vida cada vez se enfoca más en consolidar su proyecto
migratorio en la sociedad receptora. En algunos casos, los entrevistados
argumentaron que la violencia en México es un factor para no continuar con sus
lazos trasnacionales. Sin embargo, el proceso de integración parece ser acelerado
por la asimilación de sus hijos a la sociedad receptora. Por lo tanto, siguiendo la
teoría fundamentada, el muestreo teórico apuntó hacia recolectar más datos en lo
referente a la faceta de emprendedores de los migrantes en la sociedad receptora.
Todo lo expuesto hasta ahora se puede esquematizar en lo que llamamos el Modelo
de Emprendimiento Inmigrante desde la perspectiva de los actores que se describe a
continuación.

209
Coincidiendo con modelos clásicos del enfoque de sistemas en la geografía de las
migraciones, como el de Mabogunje (p. 74), en primer lugar, destaca el contexto
general en el que los inmigrantes llevan a cabo sus negocios teniendo tres
dimensiones: el contexto institucional respecto a las migraciones y el emprendimiento
(cuadro naranja); el posicionamiento étnico en la sociedad receptora (cuadro verde) y
la comunidad étnica (cuadro azul). Los colores de los cuadros se presentan en
gradientes de diferentes tonalidades para representar el nivel de menor a mayor
consolidación o fortalecimiento de cada dimensión (Figura 13).

Figura 13 Modelo del emprendimiento inmigrante desde la perspectiva de los actores

Fuente: Elaboración propia

Para ejemplificar lo anterior, tomemos el caso de un inmigrante emprendedor que


intenta establecer un negocio en un país de recepción con un marco institucional que
promueve la creación de empresas, pero que pertenece a un grupo étnico que es

210
poco conocido en la sociedad receptora y que además tiene fuertes conflictos al
interior, seguramente sus posibilidades estarán más en la economía del mercado
dominante. Mientras que otro emprendedor tendría una estructura de oportunidad
diferente si se ubicara en una sociedad receptora que no impulsa tanto el
emprendimiento pero sí demanda productos de su origen étnico ya que están muy
bien posicionados y además su comunidad ha logrado establecer una auténtica
economía étnica.

En cuanto al contexto institucional que comparten los inmigrantes emprendedores


con los emprendedores del mercado dominante, este puede tener un carácter local,
nacional o global. Las reestructuraciones en los sectores económicos, las tendencias
globales, las políticas públicas e incluso el discurso dominante162 pueden favorecer, o
no, el emprendimiento y el autoempleo. Es decir, los emprendedores pueden llegar a
serlo, en parte, porque encuentran un ambiente favorable que promueve y facilita la
creación de empresas.

Exclusiva de los emprendedores inmigrantes, la segunda dimensión tiene que ver


con el posicionamiento étnico de los emprendedores en la sociedad receptora. Se
trata de la construcción social que hacen los nativos sobre la inmigración en general
y sobre un grupo étnico en particular. La cantidad y calidad de información disponible
en la sociedad receptora favorecerá el florecimiento de un cierto tipo de negocios
entre los inmigrantes, creando una estructura de oportunidad que puede ser
aprovechada por los emprendedores. Asimismo, el posicionamiento étnico ayudará o
impedirá que los inmigrantes establezcan relaciones de confianza, sociedades y otro
tipo de colaboraciones con los actores de la sociedad receptora. La información
puede ser positiva, negativa, ambigua, escasa o nula, teniendo una delimitación
espacio-temporal y un carácter dinámico.

Finalmente, el tercer elemento del contexto de los inmigrantes es su propia


comunidad étnica, y en su caso, la comunidad transnacional a la que pertenezcan

162
Para un ejemplo, ver la sección 1.4.2 referente a las políticas de emprendimiento impulsadas por las ciudades
canadienses.

211
(cuadro azul). Este sub contexto puede proveer al inmigrante de una serie de
recursos y oportunidades para conformar una economía étnica, sirviendo como un
mercado natural en el que tiene una ventaja competitiva respecto a las empresas del
mercado dominante, ya que conocen y comparten los gustos, preferencias,
tendencias y expectativas de consumo. Pero también puede significar un ambiente
de alta competencia autodestructiva (Andersson y Hammarstedt, 2012) que impida el
surgimiento y consolidación de empresas que generen valor agregado capaz de
transformar los territorios a través del bienestar. En la Tabla 9 se presentan extractos
de las entrevistas que ejemplifican las dimensiones del contexto general de los
emprendimientos de los inmigrantes mexicanos.

Tabla 9 Dimensiones de la categoría “contexto general”


Contexto institucional global/local Posicionamiento étnico Comunidad étnica
Yo no vine con la mentalidad de que si En lugar del mexicano que a veces Son 10 años en la comunidad
no me va bien me regreso, porque al viene porque tiene nostalgia. El mexicana. Para mí, estar en Ottawa-
cabo hay una comunidad grande de canadiense o el turista que viene aquí Gatineau inmerso en la comunidad
latinos. Yo me vine con la mentalidad porque quiere recrear ese ambiente de mexicana, hablando en español,
de adaptarme y de integrarme. Y de no vacaciones y que les trae buenos conviviendo con mexicanos
regresar para vivir, porque mi esposo recuerdos. Ayer vinieron unos clientes disfrutando, ha sido como si estuviera
es canadiense y él me dio como opción que están haciendo su cocina y quieren viviendo en una ciudad de la
-si tú no te adaptas nos vamos a vivir a comprar los azulejos porque cuando provincia en México. Yo viví en
Texas. Pero a mí me encanta la estaban en México le gustaron los Tehuacán, Puebla en mi niñez y me
comunidad canadiense, también me colores. siento así
encantan mis raíces mexicanas, toda
mi familia vive en México y voy muy La tienda es realmente la promoción de Ya llevo aquí 10 años y yo nunca me
seguido a México a visitarlos la artesanía mexicana, pero una he envuelto mucho con la comunidad
artesanía de calidad. Porque también mexicana. Porque siempre me la
Lo del registro de la empresa fuimos queríamos cambiar esa mala imagen paso trabajando y luego hay rencillas
con un contador. En medio día que a veces se tiene de México. Que entre ellos. Se pelean. Y luego los
registramos la empresa. Nos sorprendió las cosas están mal hechas, que son mexicanos somos un poco feos. Yo
la rapidez, comparativamente a corrientes, baratas. Queríamos cambiar trato de llevar la fiesta bien con
nuestros países que puedes tardar ahí ese concepto que se tiene de México todos. Con el que no me llevo bien
–regresa, te falta este papel. En simplemente no lo hablo, pero yo
México, la hacen tan complicada que es Entonces ya cuando tuve facilidad de trato de llevar con todos. Como te
mejor que alguien que sepa te lo haga. palabra y la reputación de que soy digo, tratamos de llevar la fiesta bien
Aquí uno lo puede hacer, tienes los mexicano. Las personas conocen bien a con todos
papeles, vas y todo queda en un rato los mexicanos que trabajan en la isla
(île d’Orléans) y esa es una reputación En un principio cuando llegué aquí
Aquí yo ya tenía dos años de haber que está muy bien colocada en Quebec. éramos muy pocos los mexicanos,
empezado pero el impulso es mucho Entonces me decían –oh, mexicano. Y entonces hubo varias asociaciones.
más fuerte, digo le tienes que trabajar y te hacen la conversación que ellos han Pero lo que no me gustó es que se
todo, pero los bancos al menos si te conocido bien nuestro país y que les iba a las reuniones y era nada más
dicen que este va a ser el porcentaje y gusta mucho. hablar de fulanita de tal, chismes. No
lo que sea, estás todo en regla, te había nada positivo. Por eso dije, no
prestan, el gobierno da incentivos. Qué tiene caso de perder mi tiempo aquí.
esperanzas que allá en México Nada que llenara mi mente y que la
tuvieran. enriqueciera, solo las fiestecillas y ya.

Fuente: Elaboración propia a partir de las entrevistas con los 23 empresarios de origen mexicano

212
Los aspectos negativos del ambiente en el cual se lleva a cabo el emprendimiento
inmigrante nos invitan a prestar atención al llamado de Edna Bonacich (1993) en
relación al excesivo optimismo que ciertos investigadores han mostrado acerca del
espíritu empresarial de los inmigrantes. No es intención de esta tesis sumarse al
discurso institucional sobre el autoempleo y la creación de empresas que justifica
que el capitalismo funciona incluso para aquellos que son claramente desplazados u
oprimidos por el sistema. No se trata de idealizar al inmigrante emprendedor de
origen mexicano en Quebec, ni de pensar que todo aquella persona migrante tiene
todas las condiciones para crear su propia empresa y abrirse paso en la sociedad
receptora.

Aunque el código “empezar desde cero” fue frecuente en los relatos de los
participantes, los inmigrantes entrevistados contaban en mayor o menor medida con
una serie de capitales (ahorros, estudios universitarios, activos en México,
experiencias previas en el sector de su empresa, experiencia empresarial, apoyo
familiar, etc.) que supieron desplegar estratégicamente para sortear las dificultades y
aprovechar las oportunidades que el contexto puso en su camino al momento de
fundar sus empresas. Las tres dimensiones del contexto de los inmigrantes
condicionan pero no determinan las acciones de los emprendedores. Al contrario,
éstos, bajo ciertas circunstancias, pueden convertirse en actores que modifican,
transforman o fortalecen dicho ambiente.

Sin embargo, los inmigrantes emprendedores rara vez enfrentan el poder de los
estrategas y sus aparatos, como menciona Touraine (2000:21) que los lleve a afirmar
su libertad como sujetos. Más bien, normalmente aceptan las reglas del juego de la
sociedad receptora para intentar lograr una movilidad ascendente. Difícilmente un
emprendedor mexicano tendrá como meta modificar las instituciones y estructuras de
la sociedad quebequense. En todo caso, su proyecto radica en adaptarse e
integrarse de la mejor manera posible sin borrar su identidad de origen.

Los emprendedores son capaces de movilizar una serie de recursos que tienen a su
alcance. Recursos no en el sentido económico del término; no como algo que se

213
puede explotar, sino más bien como un medio al que se puede recurrir en caso de
necesitar alcanzar un objetivo (en nuestro modelo gráfico aparecen como engranes).
Los emprendedores lo mismo recurren a sus familiares, amigos y conocidos para
obtener lo necesario (financiamiento, soporte, mano de obra, infraestructura,
consultoría especializada, etc.) para aprovechar e incluso generar oportunidades de
negocios.

De igual manera, los inmigrantes emprendedores echan mano de las experiencias


previas a la creación de su empresa, es decir, al cúmulo de competencias que han
ido adquiriendo en tanto en su trayectoria migratoria como en su incorporación en la
sociedad receptora. Sea dentro de la industria en la cual a la postre fundan su
empresa, o creando empresas tanto en el territorio de origen como en el receptor, las
experiencias previas parecen ser factores esenciales para que ciertos mexicanos
decidan fundar sus propias empresas en Quebec, ya que además proveen al
emprendedor de una serie de contactos clave para concretar negocios.

Quizá sean esas experiencias, incluyendo la propia migración, lo que les permite
controlar mejor sus emociones, venciendo los miedos propios del riesgo que implica
aventurarse a algo desconocido. Los inmigrantes emprendedores han abierto tantas
puertas, que se han hecho tolerantes a la incertidumbre. El contexto les ha llenado
de obstáculos que han sabido sortear. Crisis, tensiones y choques que, al resistirlas,
los hacen convertirse en actores capaces de entender mejor su territorio.

Movilizando los recursos que tienen a su alcance, los inmigrantes establecen


estrategias de entrada al emprendimiento. Se lanzan a negocios de múltiples
maneras que van desde la vía informal hasta la vía estructurada, pasando por una
vía mixta. Esos modos de entrada, determinarán la viabilidad a largo plazo de la
empresa, la rentabilidad de la misma, la calidad de vida del emprendedor y el paso
de la economía étnica al mercado dominante.

Una vez que los emprendedores inmigrantes han estabilizado sus negocios logrando
sobrevivir a la inestable fase de creación y lanzamiento, se puede decir que se

214
convierten en actores endógenos. Ahora tienen más motivos para arraigarse en la
sociedad receptora e intentar transformar y marcar el territorio en el cual ahora se
reconocen. Han detectado y abierto puertas y seguirán abriendo otras incluso para
sus connacionales de reciente llegada. No sé descarta que algunos puedan regresar
a México para reestablecer vínculos transnacionales. Tal fue el caso de una
emprendedora entrevistada que luego de lograr el éxito económico en el mercado
dominante en Canadá, decidió fundar una empresa en la economía étnica ya que
esto “le permitía viajar por México para buscar insumos así como promover artículos
de origen mexicano de calidad” contribuyendo a mejorar el posicionamiento étnico de
lo mexicano en la sociedad receptora. Con una vocación social, dicha emprendedora
participa en el programa 3x1 para migrantes. Sin embargo, al menos en lo que
respecta a los emprendedores estudiados, no constituye una tendencia sino más
bien una excepción163. En la tabla 10 se presentan algunos extractos a modo de
ilustración de la categoría “movilizando recursos”.

El periodo siguiente a la creación de los negocios de los inmigrantes incluye mucho


trabajo al interior de la organización para estructurarla y consolidarla. Posteriormente,
los emprendedores ampliarán sus lazos y redes sociales dándose a conocer,
recibiendo el reconocimiento tanto de su grupo étnico como de la sociedad receptora.
En este intercambio de experiencias, conocerán a otros emprendedores, se
asociarán e incluso los asesorarán. Estas asociaciones se pueden hacer con actores
del propio grupo étnico, de la sociedad receptora o de otro grupo. Mencionábamos ya
el ejemplo de los mexicanos refugiados que han ido construyendo un nicho laboral
en la industria de la limpieza estableciendo lazos de colaboración con los italianos en
el sector de la construcción.

163
Programa de la Secretaría de Desarrollo Social (Sedesol) en el que por cada peso donado por un grupo de
migrantes, los tres órdenes de gobierno contribuyen con un peso de sus arcas para realizar obras de
infraestructura de base y/o para sostener proyectos productivos en las localidades de origen de los migrantes
(Programa 3x1 para migrantes, 2011).

215
Tabla 10 Dimensiones de la categoría “movilizando recursos”

Lectura del Experiencias Modos de


Control emocional Apoyo familiar
territorio previas entrada
Como todo migrante Uno es el temor al riesgo, Trabajé muchos Yo traje a mis Después de 5 años,
que llegas a cualquier por eso no todo mundo lo años en Ford, hermanos. A uno que ya pensamos que
país, llegas con otra hace. Para mí esa es la muchos años en era tornero, igual y podíamos
visión. Ves lo bueno, diferencia entre ser Xerox, muchos años maquinista. Yo haber esperado un
ves lo malo más fácil. empresario y no serlo, en Nortel Networks. necesitaba a alguien poco más para abrir
Lo ves desde otro independientemente de Y la empresa Nortel que manejara el negocio porque
contexto. El la idea que tengas, si es de Canadá, máquinas. Hacer las no consideras todo
canadiense que ha tienes el capital o no, si entonces por ahí fue tortillas es fácil pero lo que implica pero
vivido aquí toda su tienes un proyecto, al que yo tuve ya darles finalmente creo que
vida a lo mejor no va final de cuentas el inclinación a mantenimiento y no había hecho
a ver las mismas hacerlo o no, va a Canadá. repararlas pues es mucha diferencia.
oportunidades porque depender de qué tan caro.
las ve siempre igual, dispuesto estés a Mi papá empezó Esperamos un año
no las distingue. Tú afrontar los riesgos. igual desde abajo Teníamos algo para abrir, la
como migrante, llegas Puede ser que tengas con una pequeña ahorrado y también cuestión era
y ves esas todo ya bien planeado, empresa. Es algo tenemos algo de hacerlo. Mucha
oportunidades. tengas un estudio de que ya se traía en mi apoyo con mi familia gente que yo
mercado pero aun así familia y también en allá en México. conozco aquí y
Porque Gatineau es existe el riesgo, si no la de mi esposa. Mi también en México,
pequeño. Con un día estás dispuesto a suegro tiene siempre tienen ese
enfrentarlo pues nunca lo La máquina costaba
o dos de trabajo se restaurantes. En diez mil dólares. Yo plan, esa idea –yo
hace todo. vas a hacer. Entonces es ambos lados hay quiero ser mi propio
el temor al riesgo. necesitaba la
experiencia en ese máquina y la jefe, quiero poner
Me dediqué sentido. instalación. Entonces mi propio negocio.
solamente a En un principio, siempre mi esposa y cuatro Pero en realidad
restaurantes empiezas con miedo, Yo tenía la amigos pusieron un nunca dan el paso,
mexicanos en tienes a lo mejor un año experiencia de haber capital pequeño cada se requiere.
Montreal y algunas bueno, otro no tanto, tenido una empresa, uno como de dos mil
tienditas aquí en porque está muy de haberla o tres mil dólares. A veces es casi
Gatineau. Pero ahora inestable todavía. Eso se manejado. casi, cerrar los ojos
sí más organizado. puede reducir un poco si Básicamente es lo y aventarte. Puedes
tienes una buena Mi papá ha sido un
Ya tenía más idea de mismo, toda empresario de toda la tener todo un plan,
que hacer. planeación, si a lo mejor empresa funciona una planeación
te asociaste con alguna vida en México. Y me
Tienes que conocer más o menos de la dijo, oye, yo quiero pero siempre hay
primero para ver esas otra persona, pero aun misma manera. un punto crítico que
así no puedes reducirlo abrir una tortillería en
oportunidades. Inglaterra porque es en donde dices -
Algunas son muy mucho, no esperes que ¡ahora!
en un año ya estés La experiencia de mi parece que hay unos
obvias otras no tanto. otra empresa me restaurantes enormes
Pero yo creo que a lo funcionando a como
debe ser. sirvió bastante. Ahí y no tienen surtido de Entonces es hacer
largo de tres o cinco aprendí a negociar. tortillas y bueno. Y yo un estudio de
años, si traes ese Sobre todo fue la le dije, bueno ¿y por mercado. Yo diría
espíritu empresarial, formación en qué Inglaterra si yo que bien
vas a detectar esas contabilidad porque estoy aquí en Canadá planificado, sería de
oportunidades yo no tenía nociones sin hacer nada? hacer un primer año
de contabilidad o dos años de
integración.

Fuente: Elaboración propia con base en las 23 entrevistas a emprendedores mexicanos

Adquiriendo visibilidad personal debido a su éxito empresarial, los emprendedores se


convierten en una especie de promotores culturales contribuyendo a reforzar el
posicionamiento étnico de manera positiva en la sociedad receptora. La construcción
social a nivel local de lo mexicano dependerá en parte de lo que puedan hacer estos

216
emprendedores, si trabajan asociados, colaborando con otras comunidades étnicas y
con las instituciones gubernamentales, pueden lograr cambios en el contexto general
de los futuros emprendedores.

Es tiempo de buscar otras posibilidades más allá de su actividad empresarial.


Nuevos proyectos que lo lleven a realizarse como persona ayudando a otros
individuos de su grupo étnico o de la sociedad receptora a adquirir consciencia de
que también se pueden constituir como actores. Touraine (2005: 203) señaló que el
individuo se constituye como tal cuando adquiere autoestima recibiendo imágenes
favorables de sí mismo provenientes de los miembros de la comunidad a la que
pertenece. Así, el inmigrante emprendedor que ha logrado convertirse en un actor
endógeno en la sociedad receptora, se convierte en un emisor de esas imágenes
favorables para el inmigrante emprendedor recién llegado.

Por último, el proceso de aprendizaje no se detiene. En esta etapa se aprenderá de


los errores cometidos durante la etapa previa y al inicio del negocio. Si es el caso, el
emprendedor buscará salir de la dinámica de auto explotación y de los mercados que
oprimen el crecimiento de su empresa. La búsqueda de acceso al mercado
dominante será una alternativa real. Hacer que su empresa esté más estructurada e
institucional ocupará gran parte de su tiempo. Asimismo, es tiempo en el que se
comienza a reflexionar en torno al desempeño (performance). Además de valorar el
desempeño por medio de indicadores económicos o financieros, lo evaluará
subjetivamente con indicadores como el sentimiento de orgullo o satisfacción de
haber conseguido las metas planteadas. También le reconfortará la idea de “haber
hecho bien las cosas”.

217
Conclusiones
La puerta es la que elige, no el hombre

Jorge Luis Borges

Esta tesis tuvo como objetivo explorar el fenómeno del emprendimiento entre los
inmigrantes de origen mexicano en la provincia de Quebec. La intención inicial fue
responder a la pregunta de cómo es el proceso de creación de empresas por parte
de dicho grupo de inmigrantes en la provincia de Quebec.

Empleando una metodología de tipo cualitativo inspirada en el método de la teoría


fundamentada (grounded theory), se construyó un modelo teórico a partir de los
datos recabados en el trabajo de campo. Dicho modelo conceptual explica algunos
de los factores de éxito del emprendimiento inmigrante identificados por los propios
actores.

Otro de los objetivos iniciales fue esclarecer la relación entre el emprendimiento


inmigrante y las prácticas transnacionales de los sujetos migrantes. Sin embargo, se
encontraron pocas evidencias de una transnacionalidad activa y frecuente entre los
entrevistados. Esta tesis puede ser vista como una fotografía de un proceso de
mayor alcance que se encuentra aún en construcción. Los inmigrantes
emprendedores en Quebec, aún están luchando por establecerse como una
comunidad sólida y posicionada al interior de la sociedad receptora. Sus mayores
esfuerzos son empleados en primera instancia para sobrevivir de manera individual y
en segundo término en consolidar la comunidad mexicana en Quebec. Un tercer
momento, que se encuentra en una etapa inicial, es la formación de una comunidad
transnacional. A pesar del esfuerzo de las instituciones mexicanas en Quebec, de
emprendedores, líderes y en general de los inmigrantes, aún no se registran los
grandes flujos e intercambios como en el caso del campo transnacional conformado
en el corredor migratorio México-Estados Unidos.

218
Se puede proponer que el origen socioeconómico y la situación migratoria de los
inmigrantes emprendedores mexicanos limitan su transnacionalidad en sus
comunidades de origen; privilegiando expresiones transnacionales que refuerzan su
identidad en la sociedad receptora. Es decir, que el hecho que provengan de una
clase media alta, sin necesidad de enviar remesas a sus familias; originarios de
centros urbanos, que no requieren de su apoyo de manera individual; migrando con
toda la familia o formando una nueva familia en Canadá, teniendo una relativa
facilidad de integración, les lleva a tener menos intención de formar una comunidad
transnacional. El proyecto migratorio de los mexicanos que han abierto empresas en
Quebec, por tratarse de una primera generación de migrantes, está enfocado en
consolidar su integración y la de sus hijos en la sociedad receptora.

Se identificaron tres subgrupos de migrantes mexicanos en Quebec. Se trata de


categorías subjetivas y cargadas de emociones que emergieron desde la perspectiva
de algunos informantes clave. El primero es las personas que se han casado con
nativos quebequenses. De fuerte presencia femenina, son consideradas como las
primeras migrantes mexicanas y aquellas más integradas e incluso asimiladas a la
sociedad quebequense. En segundo lugar, están los profesionistas o inmigrantes
calificados que llegaron después del TLCAN. Afines al primer grupo, su integración
es facilitada por el dominio de los idiomas, las competencias académicas y el capital
financiero. Un tercer subgrupo serían los solicitantes de asilo. Mucho más
heterogéneo que los anteriores, tienen más dificultades de integración y tienden a
construir subgrupos étnicos pero coinciden poco con los inmigrantes calificados y las
esposas de quebequenses.

Uno de los aspectos que comprometen la vida comunitaria étnica, es lo que


llamamos el Modelo de la paradoja de la consolidación de las comunidades étnicas.
Contribución teórica de esta tesis, se basa en el supuesto de que los inmigrantes con
el tiempo adoptan un comportamiento espacial similar al de la sociedad receptora. La
concentración espacial en las ciudades de los primeros migrantes, genera el
ambiente propicio para iniciar una vida comunitaria étnica en la sociedad receptora.

219
Martinovic, van Tubergen y Maas (2011) examinaron el desarrollo de lazos de
amistad entre inmigrantes y ciudadanos canadienses encontrando que las
características pre-migración juegan un rol muy importante. Aquellos inmigrantes que
llegaron por motivos económicos o a una corta edad, así como aquellos con mayor
escolaridad y que tenían un compañero canadiense al momento de su llegada
establecen más amistades con canadienses a lo largo del tiempo. Asimismo, las
características post-migración afectan también la formación de dichas amistades,
siendo más comunes entre inmigrantes que abrazaron las traiciones canadienses o
adquirieron los idiomas del país de acogida, quienes trabajan en ambientes
internacionales y finalmente entre las personas que habitan en barrios étnicamente
mixtos.

La proximidad permite que se den más intercambios, haciendo que los inmigrantes
de recién llegada tengan a su disposición una serie de recursos étnicos que les
permiten establecerse a un menor costo social, económico y emocional. Sin
embargo, con el paso del tiempo, aquellos que logran una movilidad socioeconómica
ascendente, tenderán a desplazarse a las periferias de las ciudades a barrios en los
que pueden tener una casa más grande a un menor costo. Esto los lleva a tener
menos intercambio interétnico y más extra étnico, limitando el crecimiento,
consolidación y diversificación de su comunidad étnica. En otras palabras, la
comunidad sufre la pérdida de un miembro que ha adquirido un mejor acceso a los
capitales financieros, físico, social y cultural en la sociedad receptora y queda
limitada a seguir recibiendo a inmigrantes de recién llegada que carecen de estos
recursos.

Identificar a dichos líderes o actores destacados en la sociedad receptora, podría


generar más y mejores puntos de encuentro con su grupo étnico de origen. Las
tecnologías de la información, podrían servir como plataforma para salvar la barrera
de la distancia entre los actores de mayor antigüedad y aquellos de recién llegada.
De igual manera, en la medida que las reuniones de trabajo se realicen bajo una
perspectiva más eficiente en cuanto a tiempo y recursos, con objetivos claros y que

220
manifiesten de manera explícita los beneficios que reportará a todos los miembros el
hecho de llevar a cabo una determinada actividad, se podrán integrar mejor las
personas que tienen un perfil empresarial. Al salvarse estos obstáculos, es más
probable que en un futuro se vayan alcanzando objetivos a mayor escala y que el
migrante mexicano en Quebec se convierta en un actor transnacional.

Respecto a la pregunta de cómo es el proceso de creación de empresas por parte de


los mexicanos en Quebec, de las respuestas de los entrevistados surgió la metáfora
de “abriendo puertas”. Concepto sombrilla que permite entender que para los
inmigrantes emprendedores, la creación de empresas va más allá de un mero acto
de racionalidad económica, de uso de recursos para arriesgar un capital y agregar
valor. Se trata también de una búsqueda de acceso a espacios que normalmente les
son negados. El emprendimiento como proceso de territorialización, permite a los
inmigrantes pasar de ser actores exógenos a endógenos en la sociedad receptora.

Los emprendedores a través de la creación de empresas pueden impactar en la


construcción cotidiana del territorio. Es decir, que los inmigrantes bajo ciertas
condiciones, a pesar de tener que enfrentar un ambiente hostil, se pueden convertir
en actores tanto en sus comunidades de origen como en el mercado dominante.
Sobre todo, cuando son capaces de arraigarse al territorio para después
transformarlo, aun a pequeña escala, garantizando los derechos humanos de otros
migrantes y no migrantes, los inmigrantes emprendedores pueden convertirse en
sujetos164.

Sin embargo, el contexto en el que operan los emprendedores también tiene


importancia. Aunque la estructura no condicione su capacidad de acción, si
condiciona el tipo de acción que pueden llevar a cabo. A diferencia de los
emprendedores del mercado dominante, los inmigrantes operan bajo tres contextos.
El contexto general, compartido con los otros emprendedores; el contexto de su
comunidad étnica, pudiendo ser el mercado más natural para iniciar sus empresas e
incluso constituyéndose como economía étnica; y finalmente, el posicionamiento
164
Ver Figura 4.

221
étnico, es decir la construcción social que hace la sociedad receptora de su grupo
étnico. Esta dependerá de la cantidad y calidad de información disponible en el
territorio de acogida y tiene un carácter espacio-temporal relativamente dinámico.

Los emprendedores pueden tener una estructura de oportunidad más ventajosa en la


medida que su grupo étnico esté bien posicionado en la sociedad receptora. Es
importante que las instituciones mexicanas con presencia en Quebec, no dejen que
el posicionamiento se fije únicamente de manera natural con las acciones cotidianas
de los migrantes, sino continuar diseñando instrumentos para incidir estratégica y
positivamente en la percepción sobre lo mexicano en Quebec.

Un subgrupo que ha fortalecido el posicionamiento étnico mexicano en la sociedad


quebequense son los trabajadores agrícolas temporales. Sus connacionales
emprendedores, se han beneficiado de alguna manera de la percepción positiva que
existe sobre el impacto que tiene este tipo de trabajadores en la economía local.

Históricamente, el trabajo agrícola ha sido una alternativa para los migrantes no


agrícolas en los momentos de crisis. Cuando las posibilidades laborales se cierran,
siempre está la alternativa de trabajar en los campos quebequenses, permitiendo
que el proyecto migratorio pueda continuar. Aunque parezcan subgrupos totalmente
separados, suelen existir algunos contactos, entre los entrevistados algunos
reportaron convivir de manera esporádica en eventos deportivos y culturales con los
trabajadores agrícolas. Sin embargo, un área de oportunidad sería que las
instituciones mexicanas crearan mecanismos para acercar más a los inmigrantes
permanentes con los temporales para beneficio de ambos subgrupos.

Finalmente, entre los factores asociados al emprendimiento de los inmigrantes que


se identificaron en el trabajo de campo, destacan las experiencias previas que
facilitan la movilización de una serie de recursos sociales, cognitivos y emocionales
durante la etapa de la creación de las empresas. El inmigrante no enfrenta solo el
emprendimiento, más bien se trata de un fenómeno colectivo en el que la
participación de los familiares y amigos cercanos resulta fundamental.

222
Las conocimientos previos importan ya que los emprendedores podrán tener éxito en
la medida que vayan experimentando, incluso fracasando; ya sea como empleados o
como propietarios, en un negocio de la misma industria o de otros sectores. A
diferencia de los emprendedores del mercado dominante, los inmigrantes tienen la
ventaja de poseer experiencias previas en la sociedad de origen, lo cual les permite
detectar otro tipo de oportunidades en el territorio de acogida. Aunque no es evidente
la transferencia de competencias, es posible que los recursos acumulados durante
estas vivencias, puedan ser movilizados cuando aparece la oportunidad adecuada.

Una vez que los emprendedores establecen sus empresas, pueden tener diversos
impactos en la comunidad. Desde darle mayor visibilidad a su grupo étnico
consolidando redes de negocios; sirviendo de modelo para los migrantes de reciente
llegada, para presentarles otras maneras de vivir la migración; hasta convertirse en
una especie de promotores culturales que fortalezcan en el mercado dominante el
posicionamiento étnico de los mexicanos.

El modelo del emprendimiento desde la perspectiva de los inmigrantes parte de una


primera aproximación así que deberá ser validado y perfeccionado en futuras
investigaciones tanto con inmigrantes mexicanos como con grupos de otros orígenes
étnicos ya sea en Quebec o en otros territorios. Muchos de los modelos aquí
propuestos se pueden verificar a través de datos generados a partir de métodos
mixtos. Ampliar el tamaño de muestra explorando en otros ambientes como en el
medio rural es otra de las oportunidades para continuar esta investigación.
Finalmente, el modelo propuesto podría validarse también con otros grupos
emprendedores de minorías como los jóvenes, adultos mayores, mujeres, lesbianas,
gais y bisexuales, autóctonos o las personas con capacidades diferentes; o
combinando este tipo de categorías a través de la interseccionalidad.

223
Bibliografía
ABELLA, Manolo y DUCANES, Jeffrey (2008) Is transnationalism a new paradigm for
development? Stephen Castles y Raúl Delgado Wise (Éds.) Migration and
Development: Perspectives from the South. Geneva. Internal Organization for
Migration.

ACHIDI NDOFOR, Hermann y PRIEM, Richard (2011) Immigrant Entrepreneurs, the


Ethnic Enclave Strategy, and Venture Performance. Journal of Management, 37(3):
790 -818.

ACS, Zoltan J. y AUDRETSCH, David B. (2010) Handbook of Entrepreneurship


Research: An Interdisciplinary Survety and Introduction. Second Edition. New York.
Springer

ALLALI, Brahim (2010) Maghrebian Entrepreneurs in Quebec. An Exploratory Study


and a Conceptual Framework. Journal of Comparative International Management, 13
(1). [En línea] «http://journals.hil.unb.ca/index.php/JCIM/article/view/18568», Página
consultada el 17 de noviembre de 2011.

ALLAN, George (2003) A critique of using grounded theory as a research method.


Electronic Journal of Business Research Methods. 2(1) 1-10.

ANDERSON, E., (2012) The Iconic Ghetto. The ANNALS of the American Academy
of Political and Social Science, 642(1) : 8-24.

ANDERSSON, L. y HAMMARSTEDT, M., (2012) Ethnic Enclaves, Networks and


Self-Employment among Middle Eastern Immigrants in Sweden. International
Migration. Early View (Online Version of Record published before inclusion in an
issue) [En línea] http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/j.1468-
2435.2011.00714.x/full. Página consultada el 7 de junio de 2013.

ARANGO, Joaquín (2003) La explicación teórica de las migraciones: luz y sombra.


Migración y Desarrollo. 1:1-30.

ARTHUR, Mikaila M.L. (2011) Race. George Ritzer and J. Michael Ryan (éds.) The
concise encyclopedia of Sociology. United States of America. Wiley-Blackwell.
pp.487-488.

ASSENS, Christophe y ABITTAN, Yoni (2012) Résilience territoriale et diasporas :


Benchmark de trois systèmes d’innovation (Silicon Valley, Israël et Maroc. Dans
Abdelilllah Hamdouch et al. Mondialisation et résilience des territoires. Trajectoires,
dynamiques d’acteurs et expériences. Québec, Presses de l’Université de Québec.

ASSUDANI, Rashni (2009) Ethnic entrepreneurship: The distinct role of ties. Journal
of Small Business and Entrepreneurship, 22(2) 33-53.

224
BAKAN, Joel (2004) The Corporation : The Pathological Pursuit of Profit and Power.
New York. Free Press.

BAKKER, Mattatt (2011) Mexican migration, transnationalism, and the re-scaling of


citizenship in North America. Ethnic and Racial Studies (34)1: 1-19.

BANCO DE MÉXICO (2011) Ingresos por Remesas. Consulta de Series. [En línea]
« http://www.banxico.org.mx/SieInternet/consultarDirectorioInternetAction.do?
accion=consultarSeries », Página consultada el 14 de noviembre de 2011.

BANCO MUNDIAL (2011) Migration and remittances factbook 2011. Second Edition.
[En línea] « http://siteresources.worldbank.org/INTLAC/Resources/Factbook2011-
Ebook.pdf » Página consultada el 24 de abril de 2012.

BARRET, Gilles et al. (2003) United Kingdom: Severely constrained


entrepreneurialism. Robert Kloosterman et and Jan Rath (Eds.),Immigrant
entrepreneurs: Venturing abroad in the age of globalization. Oxford. Berg Publishers,
pp. 101-122.

BASOK, Tania (2002) Tortillas and Tomatoes. Transmigrant Mexican Harveresters in


Canada. McGill-Queen’s University Press.

BAUDER, Harald (2008) Explaining attitudes towards self-employment among


immigrants: A Canadian case study. International Migration, 46(2) : 109-133.

BAYCAN-LEVENT, Tuzin et al (2004), Trends in Break-out Strategies of Ethnic


Entrepreneurs. E.Morgan & P.Nijkamp (éds.), The New European Rurality: Strategies
for Small Firms, Aldershot, Ashgate pp. 143–156.

BEBBINGTON, Anthony (2009) Social capital. Rob Kitchin & Nigel Thrift (éds.),
International Encyclopedia of human geography. Elsevier: 165-170.

BÉLANGER, Danièle y WANG, Hong-zhen (2012) Transnationalism from Below:


Evidence from Vietnam-Taiwan Cross-Border Marriages. Asian and Pacific Migration
Journal, 21(3): 291-316.

BÉLANGER, Danièle y CANDIZ, Guillermo (2014) Essentiels, fiables et invisibles :


les travailleurs agricoles migrants latino-américains au Québec vus par la population
locale. Canadian Ethnic Studies, 46(1) :45-66 [En línea] DOI: 10.1353/ces.2014.0008
Página consultada el 10 de julio de 2015.

BELLWOOD, Peter (2013) First migrants: ancient migration in global perspective.


Oxford, Wiley Blackwell.

BERTONE, Andreas (2003) Transnational activism to combat trafficking in persons.


Brown Journal of World Affairs. Winter/Spring2004, 10(2):9-22.

225
BINDER, Mario y Edwards, John S. (2010). Using grounded theory method for theory
building in operations management research: a study on inter-firm relationship
governance. International Journal of Operations & Production Management. 30 (3):
232-259. [En línea] http://dx.doi.org/10.1108/01443571011024610 Página consultada
el 10 de junio de 2013.

BLUMER, Herbert (1954) What is wrong with social theory? American Sociological
Review, 19 (1): 3-10. [En línea] « http://www.jstor.org/stable/2088165 », Página
consultada el 8 de diciembre de 2011.

BOLT, Gideon, Özüekren, Sule & Phillips, Deborah (2010) Linking Integration and
Residential Segregation, Journal of Ethnic and Migration Studies, 36(2): 169-186,
[En línea] DOI: 10.1080/13691830903387238 Página consultada el 27 de febrero
2013.

BONACICH, Edna (1973) A Theory of Middleman Minorities. American Sociological


Review, 38(5) : 583-594.

BONACICH, Edna (1993) The other side of ethnic entrepreneurship: A dialogue with
Waldinger, Aldrich, Ward and associates. International Migration Review 27(3) : 685-
692. JSTOR. [En línea] http://www.jstor.org/stable/10.2307/2547120 Página
consultada el 27 de febrero 2013.

BOUDON, Raymond et al. (2003). Dictionnaire de sociologie. Larousse. Paris.

BRENNER, Gabrielle A. et al. (2010) How location and ethnicity affect ethnic
entrepreneurs in three Canadian cities. Thunderbird International Business Review,
52(2) : 153-171. [En línea] « DOI: 10.1002/tie.20321 » Página consultada el 24 de
abril de 2012.

BRONSARD, Karen (2007) Main-d’oeuvre mexicaine sur les terres agricoles


québécoises : entre mythe et réalité. (Memoria de Maestría, no publicada)
Universidad Laval. Quebec, Canadá.

BROOKING, Annie (1996) Intellectual capital: core asset for the thrid millennium
enterprise. Londres, International Thomson Business Press.

CAI, Li et al. (2012) A general review of entrepreneurship research (1998 to 2010):


Theoretical implications, management applications and future research directions.
African Journal of Business Management, 6(2) : 474-492.

CALLINICOS, Ales (1992) Meaning of Los Angeles Riots. Economic and Political
Weekly, 27(30) : 1603-1606.

CANALES, Alejandro (2006) Remesas y desarrollo en México :una visión crítica


desde la macroeconomía. Papeles de población, 50: 172-196.

226
CANALES, Alejandro et ZLOLNISKI, Christian (2000) Comunidades transnacionales
y migración en la era de la globalización. Notas de Población, 73: 221–52

CASELLI, Marco (2012) Trying to measure globalization: experiences, critical issues


and perspectives. New York. Springer.

CASTLES, Stephen (2010) Understanding global migration : a social


transformation perspective. Journal of Ethnic and Migration Studies, 36(10) :1565-
1586.

CASTLES, Stephen y MILLER Mark J. (1993) The age of migration : international


population movements in the modern world. New York. Guilford Press.

CAVE, Damien (2011) Better Lives for Mexicans Cut Allure of Going North.
Immigration Upended Changes at Home. New York Times [En línea]
“http://www.nytimes.com/interactive/2011/07/06/world/americas/immigration.html?_r=
0” Página consultada el 24 de abril de 2012.

CEFIS, Elena y MARSILI, Orietta (2011) Revolving doors: entrepreneurial survival


and exit. Journal of Evolutionary Economics 21(3):367-372 [En ligne] DOI:
10.1007/s00191-011-0223-7 Página consultada el 26 de enero de 2015.

CHARMAZ, Kathy (2006) Constructing Grounded Theory. A practical guide through


qualitative analysis. Londres. Sage Publications.

CHARMAZ, Kathy (2014) Grounded Theory in Global Perspective: Reviews by


International Researchers. Qualitative Inquiry. 20(9): 1074-1084. [En ligne] DOI:
10.1177/1077800414545235 Página consultada el 26 de enero de 2015.

CHRYSOSTOME, Elie et ARCAND, Sebastien (2009) Survival of Necessity


Immigrant Entrepreneurs: An Exploratory Study. Journal of Comparative International
Management, 12(2) : 3–29. [En ligne]
http://journals.hil.unb.ca/index.php/JCIM/article/view/18199 Página consultada el 7 de
junio de 2013

CHRYSOSTOME, Elie. Y LIN, Xiaohua (2010) Immigrant entrepreneurship:


Scrutinizing a promising type of business venture. Thunderbird International Business
Review, 52(2) :77-82 [En ligne] http://dx.doi.org/10.1002/tie.20315 Página consultada
el 7 de junio de 2013.

CITIZENSHIP AND IMMIGRATION CANADA (2013) Annual Report to Parliament on


Immigration [En línea] “http://www.cic.gc.ca/english/pdf/pub/annual-report-
2013.pdf Página consultada el 16 de abril de 2014.

CITIZENSHIP AND IMMIGRATION CANADA (2014) Canada facts and figures:


immigrant overview permanent residents 2014 [En línea]

227
http://www.cic.gc.ca/english/pdf/2014-Facts-Permanent.pdf Página consultada el 31
de agosto de 2015.

CITOYENNETÉ ET IMMIGRATION CANADA (2012) Faits et chiffres 2010 – Aperçu


de l’immigration : Résidents permanents et temporaires, [En línea]
« http://www.cic.gc.ca/francais/ressources/statistiques/faits2010/temporaires/25.asp »
Página consultada el 24 de abril de 2012.

CLARKE, Adele E. (2005). Situational Analysis : Grounded Theory after the


postmodern turn. London. Sage Publications.

CLAVAL, Paul (2003) La géographie du XXIe siècle. Paris. L’Harmattan.

CLAVAL, Paul (2010) Les espaces de la politique. Paris. Armand Colin.

COLLIER, Paul (2013) Exodus: how migration is changing our world. New York.
Oxford university press.

COLLYER, Michael (2012) Migrants as strategic actors in the European Union’s


global approach to migration and mobility. Global networks, 12(4) : 505-524.

CONSULADO GENERAL DE MÉXICO EN MONTREAL (2015) Programa de


Trabajadores Agrícolas Temporales [En línea]
http://consulmex.sre.gob.mx/montreal/index.php/es/programa-de-trabajadores-
agricolas Página consultada el 10 de julio de 2015.

CORBIN, Juliet M. y STRAUSS, Anselm (1990) Grounded theory research.


Procedures, canons, and evaluative criteria. Qualitative Sociology, 13 (1) : 3-21.

COURVILLE, Serge (2002) Immigration, colonisation et propagande : du rêve


américain au rêve colonial. Sainte-Foy. Éditions multimondes.

CRÉPEAU, François et al (Dir.) (2009) Les migrations internationales


contemporaines. Une dynamique complexe au cœur de la globalisation. Québec. Les
Presses de l’Université de Montréal.

CROW, Graham (2011) Community. George Ritzer and J. Michael Ryan (éds.) The
concise encyclopedia of Sociology. United States of America. Wiley-Blackwell. pp.74-
75.

CURCI, Roberto et MACKOY, Robert (2010) Immigrant business enterprises: A


classification framework conceptualization and test. Thunderbird International
Business Review. 52(2) : 107–121.

DAVIS HANSON, Victor (2003) Mexifornia. A State of Becoming. New York,


Encounter Books San Francisco.

228
DE HAAS, Hein (2010) Migration and Development. A Theoretical Perspective.
International Migration Review, 44(1): 227–264.

DEAKINS David et al. (2007) Ethnic minority businesses in Scotland and the role of
social capital. International Small Business Journal, 25(3) : 307–326.

DECLARACIÓN DE CUERNAVACA (2005) Migración y Desarrollo. Primer Semestre:


1-7 [En línea] « http://rimd.reduaz.mx/secciones_documentos/310declaracion.pdf »,
Página consultada el 15 de noviembre de 2011.

DELGADO WISE, Raúl et al. (2009) Seis tesis para desmitificar el nexo entre
migración y desarrollo. Migración y Desarrollo, 12: 27-52.

DELGADO WISE, Raúl et MÁRQUEZ COVARRUBIAS, Humberto (2007) Teoría y


práctica de la relación dialéctica entre desarrollo y migración. Migración y desarrollo,
Segundo semestre, 009(009): 5-25.

DELGADO, Marvin (2011) Latino small businesses and the american dream:
community social work practice and economic and social development. New York.
Columbia University Press.

DELGADO-WISE, Raúl et al. (2013) Reframing the Debate on Migration,


Development and Human Rights. Population, Space and Place, 19(4) : 430-443. [En
ligne] http://dx.doi.org/10.1002/psp.1783 Página consultada el 7 de junio de 2013.

DESIDERIO, Maria Vincenza et SALT, John (2010) Main findings of the Conference
on Entrepreneurship and Employment Creation of Immigrants in OECD Countries, 9-
10 Jun 2010, Paris. OECD (2010) Open for Business. Migrant entrepreneurship in
OECD Countries. OECD Publishing.

DESMARAIS, Virginie (2010) La Ville de Québec et l’integration des nouveaux


arrivants. Nicole Lacasse y Jacques Palard (Éds.) Immigration et intégration au
Québec et en France : enjeux de société et esxpériences territoriales. Québec, PUL,
pp. 91-100.

DE ZUBIRÍA S, Sergio (2010) Globalización o mundialización: tesis desde América


Latina. Revista Colombiana de Bioética 5(2): 127-133.

DICKEN, Peter (2003) Global Shift : Reshaping the Global Economic Map in the 21st
Century. London. Sage.

DI MÉO, Guy (1987) Objectivation et representation des formations socio-spatiales:


de l’acteur au territoire. In Annales de Géographie 96(537): 564-594.

DRAUCKER, Claire B. et al., (2007) Theoretical sampling and category development


in grounded theory. Qualitative health research, 17(8) : 1137-1148. [En línea]

229
« http://qhr.sagepub.com/content/17/8/1137 » Página consultada el 22 de abril de
2012.

DRORI, Israel et al. (2010) Researching transnational entrepreneurship: an approach


based on the theory of practice. Dans Benson Honig et al. (eds.) Transnational and
immigrant entrepreneurship in a globalized world. Toronto. University of Toronto
Press: 3-30.

DULEEP, H., Jaeger, D. y REGETS, M., 2012. How immigration may affect US native
entrepreneurship: Theoretical building blocks and preliminary results. Discussion
paper series IZA DP No. 6677 [En línea]
http://papers.ssrn.com/sol3/papers.cfm?abstract_id=2101944 Página consultada el
12 de marzo de 2013.

DUMONT, Gérard-François (2010) Vincent Moriniaux (Dir.) Les mobilités,Paris Sedes

DUNN, Kevin (2009) Embodied transnationalism: bodies in transnational spaces.


Population, Space and Place, 16(1): 1–9.

EDWARDS, Robert (2011) Social Capital. Dans George Ritzer et J. Michael Ryan
(eds.) The concise encyclopedia of Sociology. Chichester. Wiley-Blackwell.

ENGELEN, Ewald ‘Breaking in’ and ‘breaking out’: a Weberian approach to


entrepreneurial opportunities Source. Journal of Ethnic and Migration Studies, (27) 2 :
203-223.

ENSIGH, Prescott C y ROBINSON, Nicholas C. (2011) Entrepreneurs because they


are Immigrants or Immigrants because they are Entrepreneurs? : A Critical
Examination of the Relationship between the Newcomers and the Establishment.
Journal of Entrepreneurship, 20(1) : 33-53.

ENTRIKIN, J. Nicholas. (2010). Réintroduire le soi dans la subjectivité. Cahiers de


géographie du Québec, 54(153): 419-428.

EL FINANCIERO (2016) Eliminará Canadá visas para mexicanos. [En línea]


http://www.elfinanciero.com.mx/mundo/eliminara-canada-visa-para-mexicanos.html
Consultado del 2 de febrero de 2016.

ERAYDIN, Ayda, TASAN-KOK, Tuna et VRANKEN, Jan (2010) Diversity matters:


immigrant entrepreneurship and contribution of different forms of social integration in
economic performance of cities. European planning studies, 18(4) : 521-543. [En
línea] « DOI:10.1080/09654311003593556 », Página consultada el 24 de abril de
2012.

ESTÉVEZ, Ariadna. (2015). La presunta falsedad de los casos de asilo de mexicanos


en Canadá: un análisis necropolítico. Con-temporánea 2(4) [En línea]

230
« https://www.revistas.inah.gob.mx/index.php/contemporanea/article/view/6271/7105
», Página consultada el 24 de abril de 2016.

EXPO MÉXICO EMPRENDE (2011) Fondo Pyme, Secretaria de Economía,


Secretaría de Relaciones Exteriores. [En línea]
« http://www.expomexicoemprende.com/home.html », Página consultada el 14 de
noviembre de 2011.

FAIRLIE, Robert y WOODRUFF, Cristopher M. (2010) Mexican-American


Entrepreneurship. The BE Journal of Economic Analysis & Policy, 10(1). [En ligne]
http://www.degruyter.com/view/j/bejeap.2010.10.1/bejeap.2010.10.1.2479/bejeap.201
0.10.1.2479.xml Página consultada el 4 de diciembre de 2012.

FAIRLIE, Robert W. (2010) Mexican-American entrepreneurs and their contribution to


the US economy. Dans OECD (ed.) Open for business: Migrant Entrepreneurship in
OECD Countries. OECD Publishing: 199-211
http://dx.doi.org/10.1787/9789264095830-en

FARET, Laurent (2003) Les territoires de la mobilité : migration et communautés


transnationales entre le Mexique et les États-Unis. Paris, Éditions CNRS.

FELDMAN-BIANCO, Bela, et al. (2011) La construcción social del sujeto migrante en


América Latina: Prácticas, representaciones y categorías. Quito. FLACSO.

FENDT, Jacqueline y SACHS, Wladimir (2008). Grounded theory method in


management research users’ perspectives. Organizational Research Methods. 11(3):
430-455. [En línea] DOI: 10.1177/1094428106297812. Página consultada el 10 de
junio de 2013.

FERNÁNDEZ DE CASTRO, Rafael et al. (2006) El Programa 3x1 para Migrantes:


¿Primera política transnacional en México? Ciudad de México, Miguel Ángel Porrúa /
UAZ / ITAM.

FONG, Eric y SHEN, Jing (2011) Explaining Ethnic Enclave, Ethnic Entrepreneurial
and Employment Niches A Case Study of Chinese in Canadian Immigrant Gateway
Cities. Urban Studies, 48(8): 1605-1633.

FOUCRAS, Nicolas (2007) L’influence du secteur des affaires sur la politique


commerciale des pays latino-américains. Le cas du secteur agricole au Mexique.
Québec. Faculté de Sciences Sociales. Département de Sciences Politiques. Thèse
de doctorat non publiée.

FOUROT, Aude-Claire (2013) L’intégration des immigrants : cinquante ans d’action


publique locale. Montreal. PUM.

FRÉMONT, Armand (1976) La région, espace vécu, Paris, PUF.

231
FROSCHAUER, Karl (2001) East Asian and European entrepreneur immigrants in
British Columbia, Canada. Post-migration conduct and pre-migration context. Journal
of Ethnic and Migration Studies, 27(2): 225-240.

GALVEZ, Andrea (2011) La lutte des travailleurs agricoles au Canada. Nouveaux


Cahiers du socialisme. Migrations : stratégies, acteurs, résistances. 5 (printemps) :
159-162.

GARANT, Maude (2010) L’expérience du transnationalisme dans un contexte de


régionalisation de l’immigration au Québec. Le cas des immigrants à Thetford Mines.
Québec, Faculté des études supérieures de l’Université Laval, programme de
maîtrise en anthropologie. Mémoire non publiée.

GARTNER, William (1989) “Who is an entrepreneur?” is the wrong question.


Entrepreneurship theory and practice. Summer 89, 13(4): 47-68.

GEORGE, Usha (2008) Mexican Migration to Canada. Case Study Report. Journal of
Immigrant & Refugee Studies, 6(3): 463–474.

GIDDENS, Anthony (1984) The Constitution of Society: Outline of the Theory of


Structuration. Cambridge, Polity Press.

GAGLIARDI, Luisa y LEMOS, Sara (2016). Evidence on immigrants’ assimilation into


recipient labour markets using UK longitudinal data between 1981 and 2006, Journal
of Economic Geography, 16(3):547–583, [En línea] https://doi.org/10.1093/jeg/lbv009
Página consultada el 10 de junio de 2017.

GIRARD, Magaly, et al. (2008) Intégration Économique Des Nouveaux Immigrants:


Adéquation Entre L’emploi Occupé Avant L’arrivée Au Québec et Les Emplois
Occupés Depuis L’immigration The canadian journal of sociology, 33(4) : 791-814

GLASER, Barney (1998) Doing Grounded Theory: Issues and Discussions. United
States of America. Sociology Press.

GLASER, Barney (2012) Constructivist grounded theory? The Grounded Theory


Review 11(1) : 28-38.

GLASER, Barney G. y STRAUSS, Anselm A. (2010) La découverte de la théorie


ancrée : stratégies pour la recherche qualitative. Paris, Armand Colin [1967].

GOLDIN, Ian et al (2011) Exceptional People: How Migration Shaped Our World and
Will Define Our Future. Princeton. Princeton University Press.

GOLDIN, Liliana (1999) Identities on the Move. Transnational Processes in North


America and the Caribbean Basin. Austin. University of Texas Press.

232
GOLDRING, Luin (2006) Latin American Transnationalism in Canada: Does It Exist,
What Forms Does It Take, and Where Is It Going? Dans Vic Satzewich et Lloyd
Wong (eds.) Transnational identities and practices in Canada. Vancouver, University
of British Columbia Press: 180–201.

GÓMEZ FONSECA, Miguel Angel (2004) Reflexiones sobre el concepto de


embeddedness. Polis: investigación y análisis sociopolítico y psicosocial 2(4): 145-
164.

GONZALEZ URESTI, Luz Araceli (2000) Reflexiones en torno al concepto de


globalización. Revista de Humanidades: Tecnológico de Monterrey, 9: 181-194.

GOODMAN, Leo A. (1961) Snowball sampling. The Annals of Mathematical


Statistics, 32 (1): 148-170.

GOULDING, Christina (2001) Grounded Theory: a magical forumula or a potential


nightmare. The marketing review. 2(1): 21-33. [En línea]
http://dx.doi.org/10.1362/1469347012569409 Página consultada el 10 de junio de
2013.

GRANOVETTER, Mark (1985) Economic action and social structure: the problem of
embeddedness, American Journal of Sociology, 91(3) : 481-510.

GRAVEL, Nathalie (2006) Les exclus du boom migratoire mexicain. Cahiers des
Amériques latines, 53: 173-190.

GRAVEL, Nathalie (2009) Géographie de l’Amérique latine : Une culture de


l’incertitude. Québec. Presses de l’Université du Québec.

GRAVEL, Nathalie (2011) Communication des résultats. Initiation à la recherche et


méthodes d’analyse qualitative. Module 7. Automne 2011. Université Laval. Notes de
cours non publiées.

GRAVEL, Nathalie (2011b) L’analyse de contenu. Initiation à la recherche et


méthodes d’analyse qualitative. Module 6. Cours no. 10 et 11. Automne 2011.
Université Laval. Notes de cours non publiées.

GRAYCAR, Adam y MCCUSKER, Rob (2007) Transnational Crime and Trafficking in


Persons: Quantifying the Nature, Extent and Facilitation of a Growing Phenomenon.
International Journal of Comparative and Applied Criminal Justice 31(2): 147-165 [En
línea] DOI: 10.1080/01924036.2007.9678766 Página consultada el 24 de abril de
2012.

GUIMONT-FITZ, Abigail (2014) Évaluation du développement du capital humain des


travailleurs agricoles saisonniers mexicains séjournant au Québec (Memoria de
Maestría, no publicada) Universidad Laval. Quebec, Canadá.

233
HARDT, Michael y NEGRI, Tony (2004) Multitude: guerre et démocratie à l’âge de
l’Empire, la découverte, Paris.

HELD, David et al. (1999) Global Transformations : Politics, Economics and Culture,
Cambridge, Polity Press.

HIEBERT, Daniel (2002) Economic associations of immigrant self-employment in


Canada. International Journal of Entrepreneurial Behaviour & Research, 8(1/2) : 93-
112. [En línea]
« http://www.emeraldinsight.com/journals.htm?articleid=872092&show=abstract. »,
Página consultada el 24 de abril de 2012.

HIEBERT, Daniel (2002a) The spatial limits to entrepreneurship: Immigrant


entrepreneurs in Canada. Tijdschrift voor Economische en Sociale Geografie, 93(2) :
173-190. [En línea] DOI: 10.1111/1467-9663.00193 Página consultada el 6 de junio
de 2013.

HONIG, Benson y DRORI, Israel (2010) A review of related streams of immigration


and global entrepreneurship research. In Benson Honig et al. (eds.) Transnational
and immigrant entrepreneurship in a globalized world. Toronto. University of Toronto
Press: 199-209.

HORMIGA, Esther et BOLÍVAR-CRUZ, Alicia (2012) The relationship between the


migration experience and risk perception: A factor in the decision to become an
entrepreneur. International Entrepreneurship and Management Journal, pp.1–21.

HOU, Feng et PICOT, Garnett (2003) Enclaves de minorités visibles dans les
quartiers et résultats sur le marché du travail des immigrants. Statistiques Canada.
Direction des études analytiques. Documents de recherche. 11F0019MIF - No 204

ILHAN-NAS, Tulay et al. (2011). International ethnic entrepreneurship: Antecedents,


outcomes and environmental context. International Business Review, 20(6) : 614-626.

INEGI (2014) Censos económicos 2014. Resultados nacionales. [En línea]


“http://www.inegi.org.mx/est/contenidos/Proyectos/ce/ce2014/doc/minimonografias/m
nace_ce2014.pdf” Página consultada el 17 de agosto de 2015.

INEGI (2015) Medición de la economía informal. [En línea]


“http://www.inegi.org.mx/est/contenidos/proyectos/cn/informal/”, Página consultada el
17 de agosto de 2015.

INSTITUTO DE LOS MEXICANOS EN EL EXTERIOR (2011) Secretaría de


Relaciones Exteriores. [En línea] « http://www.ime.gob.mx/ », Página consultada el
14 de noviembre de 2011.

JANSSEN Frank y SURLEMONT Bernard (2009) L’entrepreneur : ses


caractéristiques et ses motivations. Dans Frank Janssen (dir.) Entreprendre : une

234
introduction à l’entrepreneuriat. Coll. Petites entreprises et entrepreneuriat. Bruxelles.
De Boeck: 31-48.

JODELET, Denise (2008) El movimiento de retorno al sujeto y el enfoque de las


representaciones sociales. Cultura y representaciones sociales 3(5): 32-63.

JONES, Robert y NOBLE, Gary (2007). Grounded theory and management research:
a lack of integrity? Qualitative research in organizations and management: an
international journal. 2(2): 84-113. [En línea] DOI: 10.1108/17465640710778502
Página consultada el 10 de junio de 2013.

JONES, Trevor y RAM, Mander. (2010), Ethnic variations on the small firm labor
process, International Small Business Journal, 28(2) : 163-73.

JONES, Trevor et al. (2012) The Ethnic Entrepreneurial Transition: Recent Trends in
British Indian Self-Employment. Journal of Ethnic and Migration Studies. (38) 1 : 93-
109.

KAPLAN, David H. y LI Wei (éds) (2006) Landscapes of ethnic economy. United


States of America. Rowman and Littlefield Publishers.

KING, Russel (2011) Geography and Migration Studies: Retrospect and Prospect.
Population, space and place. (Online Version of Record published before inclusion in
an issue 16 AUG 2011) [En línea]
« http://onlinelibrary.wiley.com.ezproxy.bibl.ulaval.ca/doi/10.1002/psp.685/abstract »,
Página consultada el 13 de diciembre de 2011.

KLEIN, Juan-Luis (1999) Mondialisation et État-nation : la restructuration territoriale


du système-monde. Dans Juan-Luis Klein et Suzanne Laurin (eds.) L’éducation
géographique. Formation du citoyen et conscience territoriale. Sainte-Foy. Presses
de l’Université du Québec : 55-92.

KLOOSTERMAN, Robert (2010) Matching opportunities with resources: A framework


for analysing (migrant) entrepreneurship from a mixed embeddedness perspective.
Entrepreneurship and Regional Development, 22(1) : 25–45.

KLOOSTERMAN, Robert et al. (1999) Mixed Embeddedness: (In)formal Economic


Activities and Immigrant Businesses in the Netherlands. International Journal of
Urban & Regional Research, 23(2) : 252.

KLOOSTERMAN, Robert y RATH, Jan (2003) Immigrant entrepreneurs: Venturing


abroad in the age of globalization. Oxford. Berg Publishers.

KOURTIT, Karima et NIJKAMP, Peter (2012) Strangers on the Move: Ethnic


Entrepreneurs as Urban Change Actors European Review 20(03) :376-402

235
KWAK, Min Jung et HIEBERT, Daniel (2010) Globalizing Canadian education from
below: A case study of transnational immigrant entrepreneurship between Seoul,
Korea and Vancouver, Canada. Journal of International Migration and Integration,
11(2) : 131-153.

LAFRANCE, Marc (2010) Les actions du ministère de l’Immigration et des


Communautés culturelles du Québec et de ses partenaires pour soutenir la
reconnaissance des compétences professionnelles au Québec. Nicole Lacasse y
Jacques Palard (Éds.) Immigration et intégration au Québec et en France : enjeux de
société et esxpériences territoriales. Québec, PUL, pp. 341-356.

LA JORNADA (2011) Repetirán programa 3x1 para migrantes. La redacción.


Periódico La Jornada, Lunes 26 de diciembre de 2011, p.38 [En ligne]
http://www.jornada.unam.mx/2011/12/26/sociedad/038n3soc Página consultada el 19
de enero de 2015.

LANGFORD, Cooper H. y JOSTY, Peter (2014) Driving wealth creation and social
development in Canada. 2014 GEM Canada National Report [En línea]
http://www.gemconsortium.org/country-profile/49 Página consultada el 24 de agosto
de 2015.

LE BOT, Yvon (2006) Migraciones, fronteras y creaciones culturales. Foro


Internacional. Jul.-Sep. 46(3): 533-548. [En línea]
http://www.jstor.org/stable/27738783 Página consultada el 27 de marzo de 2013.

LEBEAU, André (2011) Les horizons terrestres. Réflexions sur la survie de


l’humanité. Paris, Gallimard.

LEGRAIN, Philippe (2012) Immigrants: your country needs them. London. Abacus.

LEVITT, Peggy (1998) Social Remittances: Migration Driven Local-Level Forms of


Cultural Diffusion. International Migration Review. 32(4): 926-948 [En ligne]
http://www.jstor.org/stable/2547666 Página consultada el 6 de marzo de 2013.

LEVITT, Peggy (2001) Transnational Villagers. Race and Ethnicity. California,


University of California Press.f

LEVITT, Peggy y JAWORSKY, B. Nadya (2007) Transnational migration studies.


Past developments and future trends. Annual Review of Sociology, 33: 129–156.

LEVITT, Peggy y LAMBA-NIEVES Deepak (2011) Social remittances revisited.


Journal of Ethnic and Migration Studies, 37(1): 1–22.

LEVITT, Peggy y NYBERG-SØRENSEN, Ninna (2004) The transnational turn in


migration studies. Global Commission on International Migration. [En línea]
« http://www.unhcr.org/refworld/publisher,GCIM,,,42ce48754,0.html », Página
consultada el 15 de noviembre de 2011.

236
LEY, David, (2006) Explaining variations in business performance among immigrant
entrepreneurs in Canada. Journal of Ethnic and Migration Studies, 32(5) :743-764.

LI, Peter S. (2010) Chinese entrepreneurship in Canada. Dans OECD (ed.) Open for
business: Migrant Entrepreneurship in OECD Countries. OECD Publishing: 199-211
http://dx.doi.org/10.1787/9789264095830-en

LI, Peter S. (2001) Immigrants’ Propensity to Self-Employment: Evidence from


Canada. International Migration Review, 35(4) :1106-1128. [En línea]
« http://onlinelibrary.wiley.com/doi/10.1111/j.1747-7379.2001.tb00054.x/abstract »,
Página consultada el 24 de abril de 2012.

LIGHT, Ivan (1972) Ethnic Enterprise in America: Business and Welfare Among
Chinese, Japapanese, and Blacks. Bekerly. University of California Press.

LIGHT, Ivan et BHACHU, Paminder (eds.) (2004) Immigration and Entrepreneurship.


Culture, Capital and Ethnic Networks. New Brunswick. Transaction Publishers.

LIGHT, Ivan et GOLD, Steve J. (2000) Ethnic economies. New York. Academic
Press.

LIN, Xiaohua (2010) The diaspora solution to innovation capacity development:


Immigrant entrepreneurs in the contemporary world. Thunderbird International
Business Review, 52(2) : 123–136.

LOGAN John R. et al. (1994) Ethnic economies in metropolitan regions: Miami and
beyond. Social Forces, 72(3) : 691–724.

LOS ZIEGLER EN CANADA (2012) Un mensaje especial de Scotiabank para


nuestros lectores mexicanos [En línea] «
loszieglerencanada.com/2012/04/18/scotiabank-startright-
mexico/?utm_source=feedburner&utm_medium=feed&utm_campaign=Feed%3ª+losz
iegler+(Los+Ziegler+en+Canadá.com) », Página consultada el 27 de abril de 2012.

LUCKERHOFF, Jason y GUILLEMETTE, Francois (2012). Méthodologie de la


théorisation enracinée: fondements, procédures et usages. Quebec. Presses de
l’Université du Québec.

MA, Zhenzhong, et al (2012) The Status of International Ethnic Entrepreneurship


Studies: A Co-citation Analysis. Journal of Entrepreneurship, 21(2) : 173-199.

MA, Zhenzhong, et al. (2013) An overview of contemporary ethnic entrepreneurship


studies: themes and relationships. International Journal of Entrepreneurial Behaviour
& Research, 19(1) : 32-52.

MÄKÄELA, Markus M. y TURCAN, Romeo V. (2007) Building grounded theory in


entrepreneurship research. Dans Helle Neergaard et John Parm Ulhoi (eds.)

237
Handbook of qualitative research methods in Entrepreneurship. Cheltenham, Edward
Elgar Publishing Limited: 122-143.

MARGER, Martin N. (2001) The use of social and human capital among Canadian
business immigrants. Journal of Ethnic and Migration Studies, 27(3) : 439-453. [En
línea] «http://dx.doi.org/10.1080/1369918301200266167», Página consultada el 27
de abril de 2012.

MARTINEZ, Martha A. et ALDRICH, Howard E. (2011) Networking strategies for


entrepreneurs: balancing cohesion and diversity, International Journal of
Entrepreneurial Behaviour & Research, 17(1) : 7 – 38.

MARTINIELLO, Marco (1995) L’ethnicité dans les sciences sociales contemporaines.


Paris. Presses universitaires de France.

MARTINOVIC, Borja, van TUBERGEN, Frank & MAAS, Ineke. (2011) Acquisition of
Cross-Ethnic Friend by Recent Immigrants in Canada: A longitudinal approach. The
International Migration Review. 45(2): 460-488 [En línea] «
http://www.jstor.org/stable/23016223 », Página consultada el 27 de abril de 2012.

MASSEY, Douglas et al., (2009) Nuevos escenarios de la migración México-Estados


Unidos. Las consecuencias de la guerra antiinmigrante. Papeles de población,
15(61): 101-128.

MASSEY, Douglas et al. (1998) Worlds in motion, understanding international


migrations at the end of millennium. New York, Clarendon Press Oxford.

MASSEY, Douglas et al. (2003) Beyond smoke and mirrors. Mexican immigration in
an era of economic integration. New York, Russell Sage Foundation Publications.

MASSEY, Douglas y BROWN, Amelia. New migration stream between Mexico and
Canada. Migraciones Internacionales. 6(1): 119-144.

MIGEOTTE, Léopold (2003) Les philosophes grecs et le travail dans l’antiquité Dans
Daniel Mercure et Jan Spurk (dir.), Le travail dans l’histoire de la pensée occidentale.
Sainte-Foy. Les presses de l’Université Laval.

MINISTÈRE DE L’IMMIGRATION ET DES COMMUNAUTÉS CULTURELLES (2014)


Portrait statistique de la population d’origine ethnique mexicaine recensée au Québec
en 2011. [En línea]
« http://www.quebecinterculturel.gouv.qc.ca/publications/fr/diversite-
ethnoculturelle/com-mexicaine-2011.pdf », Página consultada el 15 de diciembre
2015.

MOCTEZUMA L., Miguel. (2008) Transnacionalidad y transnacionalismo. Papeles de


población, julio-septiembre(057):39-64.

238
MOLES, Abraham (1992) Vers une psycho-géographie In BAILLY A., FERRAS R.,
PUMAIN D. (eds) Encyclopédie de géographie, Paris, Economica, pp.177-205.

MONEY, Jeannette (1997) No vacancy: The political geography of immigration


control in advanced industrial countries. International organization 51(4) : 685-720.
[En línea] « DOI: 10.1162/002081897550492 », Página consultada el 15 de
diciembre 2015.

MOORE, Karl y LEWIS, David (2009) The origins of globalization. Nueva York,
Routledge.

MORIN, Edgar (2011) La voie. Pour l’avenir de l’humanité. Paris, Fayard.

MUELLER, Richard E. (2005) Mexicans immigrants and temporary residents in


Canada: current knowledge and future research. Migraciones internacionales, 3(1):
32-56.

MUNZELE MAIMBO, Samuel y RATHA, Dilip (eds.) (2005) Remittances.


Development impact and future prospects. Washington, World Bank Publications.

MURRAY, Warwick (2006) The geographies of globalization. New York. Routledge.

NAKHAIE, Reza (2009) Immigrants, Visible Minorities and Self-employment: Does


Social Capital Make a Difference? The Business Review, Cambridge 13(1) : 80-87.

NAKHAIE, Reza et al (2009) Social capital and the myth of minority self-employment:
Evidence from Canada. Journal of Ethnic and Migration Studies, 35(4) : 625-644.

NEW YORK TIMES (2006) Immigration Advocates Rally Across U.S. [En línea]
http://www.nytimes.com/2006/04/10/us/10cnd-
rallies.html?_r=3&oref=slogin&oref=slogin& Página consultada el 10 de julio de 2015.

OECD (2010) Open for Business. Migrant entrepreneurship in OECD Countries.


OECD Publishing.

OFFICE DES PROFESSIONS QUEBEC (2015) Ordres professionnels. [En línea]


http://www.opq.gouv.qc.ca/ordres-professionnels/ Página consultada el 24 de agosto
de 2015.

ORGANIZACIÓN INTERNACIONAL PARA LAS MIGRACIONES (OIM) (2013)


Informe sobre las migraciones en el mundo 2013: El bienestar de los migrantes y el
desarrollo. Ginebra. OIM

OOKA, Emi (2001) Social capital and income attainment among Chinese Immigrant
entrepreneurs in Toronto. Asian and Pacific Migration Journal, 10(1) : 123-144.

239
PACKER, Martin (2011) The Science of Qualitative Research. Cambridge.
Cambridge University Press.

PAILLÉ Pierre et MUCCHIELLI, Alex (2010) L’Analyse Qualitative en Sciences


Humaines et sociales. 2e. Éd. Paris. Armand Colin.

PANAYIOTOPOULOS, Prodromos (2010) Ethnicity, Migration and Enterprise. Series


Migration, Minorities and Citizenship. London. Palgrave Macmillan.

PARKER, Simon (2004) The Economics of Self-Employment and Entrepreneurship.


Cambridge. Cambridge University Press.

PASSEL, Jeffrey S., et al. (2012) Net Migration from Mexico Falls to Zero—and
Perhaps Less. Pew Research Center Hispanic Trends. [En línea ]
http://www.pewhispanic.org/2012/04/23/net-migration-from-mexico-falls-to-zero-and-
perhaps-less/ Página consultada el 3 de marzo de 2013.

PÉCOUD, Antoine (2010) What is ethnic in an ethnic economy? International Review


of Sociology / Revue Internationale de Sociologie, 20(1) : 59-76.

PETERSEN, William (1958) A General Typology of Migration. American Sociological


Review, 3(23) : 25 [En línea ]
http://www.jstor.org.ezproxy.bibl.ulaval.ca/stable/2089239 Página consultada el 3 de
marzo de 2013.

PIGUET, Étienne (2013) Les théories des migrations : Synthèse de la prise de


décision individuelle. Revue Européenne des Migrations Internationales, 29(3) :141-
161.

POIRIER, Christian (2010) Entre optimisme tranquille et inquétudes identitaires :


enjeux territoriaux, socioculturels et politiques de la diversité au Québec. Nicole
Lacasse y Jacques Palard (Éds.) Immigration et intégration au Québec et en France :
enjeux de société et esxpériences territoriales. Québec, PUL, pp. 37-51.

POLANYI, Karl (2009) La grande transformation : aux origines politiques et


économiques de notre temps. Paris, Gallimard.

PORTES, Alejandro (2008) Migration and Development: A Conceptual Review of the


Evidence. Stephen Castles y Raúl Delgado Wise (Éds.) Migration and Development:
Perspectives from the South. Geneva. Internal Organization for Migration.

PORTES, Alejandro (2009) Migration and development. Reconciling opposite views.


Ethnic and Racial Studies, 32(1): 5–22.

PORTES, Alejandro (2010) Economic sociology: a systematic inquiry. Princeton


University Press. United States of America.

240
PORTES, Alejandro et al. (2002) Transnational entrepreneurs. An alternative form of
immigrant economic adaptation. American sociological review, 67: 278–298.

PORTES, Alejandro y YIU, Jessica, J. (2013) Entrepreneurship, Transnationalism,


and Development. Migration Studies. [En línea]
http://migration.oxfordjournals.org/content/early/2013/02/22/migration.mns036 Página
consultada el 16 de marzo de 2013.

PORTES, Alejandro y ZHOU, Min (2012) Transnationalism and Development:


Mexican and Chinese Immigrant Organizations in the United States. Population and
Development Review, 38(2): 191–220.

PROGRAMA 3X1 PARA MIGRANTES (2011) ¿Qué es el 3x1 para migrantes? [En
línea]
« http://3x1.sedesol.gob.mx/conoce.php?secc=0 », Página consultada el 15 de
noviembre de 2011.

PROMÉXICO (2014) Tratados comerciales [En línea]


“http://www.promexico.gob.mx/es/mx/tratados-comerciales-inversion”, Página
consultada el 20 de junio de 2014.

RAM, Monder y HILLIN, Guy (1994) Achieving ‘break-out’: developing mainstream


ethnic minority businesses. Journal of Small Business and Enterprise Development,
1(2) : 15-21.

RAMANGALAHY, Charles et al. (2001) Les entrepreneurs chinois, italiens et sikhs de


Montréal, Toronto et Vancouver. Différences liées à l’ethnicité et à la localisation.
Cahier de recherche P2001-11 Octobre.

RATHA, Dilip et al. (2011) Impact of migration on economic and social development.
A review of evidence and emerging issues. World Bank Policy Research Working
Paper Series 5558.

RAVENSTEIN, Ernst Georg (1889) The Laws of Migration. Journal of the Royal
Statistical Society. (52)2: 241-305. [En línea] URL:
http://www.jstor.org/stable/2979333 .Accessed: 12/04/2013 08:03. Página consultada
el 14 de abril de 2013.

RAYMOND, Emilie (2005) La teorización anclada (Grounded theory) como método


de investigación en ciencias sociales: en la encrucijada de dos paradigmas. Cinta de
Moebio. Septiembre (023) [En línea]
« http://redalyc.uaemex.mx/pdf/101/10102307.pdf », Página consultada el 7 de
noviembre de 2011.

REHN, Alf y TAALAS, Saara (2004) ‘Znakomstva I Svyazi’ (Acquaintances and


connections)- Blat, the Soviet Union, and mundane entrepreneurship. In

241
Entrepreneurship and Regional Development. 16(3): 235-250. [En línea] DOI:
10.1080/0898562042000197108 Página consultada el 10 de junio de 2013.

REVILLA LÓPEZ, Ulises (2007) La Migración Transnacional de Oaxaca y Tlaxcala.


Las Organizaciones de Migrantes en Estados Unidos. Dans Gestión del Desarrollo
con Identidad 6. Fondo para el Desarrollo de los Pueblos Indígenas de América
Latina y el Caribe.

REY, Alain (dir.) (2008) Le Robert Micro. Dictionnaire d’apprentissage de la langue


française. Paris. Dictionnaires Le Robert.

ROCHER, Guy (2001) La mondialisation : un phénomène pluriel. Dans Daniel


Mercure (dir.) Un société-monde? Les dynamiques sociales de la mondialisation.
Canada, Les presses de l’Université Laval (Coll. <<Sociologie contemporaine>>,
Actes des séances plénières du XVIe congrès de l’Association internationale des
sociologues de langue française).

RODRÍGUEZ, Robyn M. y SCHWENKEN Helen (2013) Becoming a Migrant at Home:


Subjectivation Processes in Migrant-Sending Countries Prior to Departure.
Population, Space and Place, 19(4) : 375-388. [En línea]
http://dx.doi.org/10.1002/psp.1783 Página consultada el 10 de junio de 2013.

ROTH, Wendy D. (2012) In and Out of the Ethnic Economy: A Longitudinal Analysis
of Ethnic Networks and Pathways to Economic Success across Immigrant
Categories. International Migration Review. 46(2) : 310–361.

RUEDA-ARMENGOT, Carlos y PERIS-ORTIZ, Marta (2010) The emigrant


entrepreneur: a theoretical framework and empirical approximation. International
Entrepreneurship and Management Journal, 8(1) : 99-118. [En línea]
http://dx.doi.org/10.1007/s11365-010-0164-x Página consultada el 7 de junio de
2013.

RUMBAUT, Ruben G. (1999) Immigration Research in the United States. American


Behavioral Scientist, 42(9): 1285 -1301.

RUSINOVIC, Katja (2008). Moving between markets? Immigrant entrepreneurs in


different markets. International Journal of Entrepreneurial Behaviour & Research,
14(6) : 440-454.

SACHS, Wolfgang (2003) The Development Dictionary: A Guide to Knowledge as


Power. New York, Zed Books Ltd.

SAHIN, Mediha et al. (2012) Bright stars in the urban galaxy – the efficiency of ethnic
entrepreneurs in the urban economy, Innovation: The European Journal of Social
Science Research, 25(2): 209-227.

242
SALAFF Janet W. et al. (2001) Professionals from China. Entrepreneurship and
social resources in a strange land. Asian and Pacific Migration Journal, 10(1): 9-33.

SALDAÑA, Johnny (2009) The coding manual for qualitative researchers. London.
Sage Publications Ltd.

SAMERS, Michael (2010) Migration. New York. Routledge.

SANDERS, Jimy M. y NEE, Victor (1987) Limits of Ethnic Solidarity in the Enclave
Economy. American Sociological Review, 52(6) : 745-773.

SAXENIAN, AnnaLee (2002) Silicon Valley’s New Immigrant High-Growth


Entrepreneurs. Economic Development Quarterly, 16(1) : 20-31.

SCHILLER, Nina G. et al. (1992) Towards a Definition of Transnationalism. Annals of


the New York Academy of Sciences, 645(1): ix-xiv.

SCHUETZE, Hebert J. y ANTECOL, Heather (2006) Immigration, entrepreneurship


and the venture start-up process. Simon Parker (éd.) The Economics of Self-
Employment and Entrepreneurship. Cambridge. Cambridge University Press.

SECRETARIADO DEL TLCAN (2015) Capítulo XVI: Entrada temporal de personas


de negocios. Tratado de Libre Comercio de América del Norte. [En línea]
“https://www.nafta-sec-alena.org/Inicio/Textos-juridicos/Tratado-de-Libre-Comercio-
de-Am%C3%A9rica-del-Norte” Página consultada el 17 de agosto de 2015.

SEQUEIRA, Jennifer M. y RASHEED, Abdul A. (2006) Start-up and growth of


immigrant small businesses: the impact of social and human capital. Journal of
Developmental Entrepreneurship, 11(04) : 357-375.

SHANE, S. (2000) Prior knowledge and the discovery of entrepreneurial


opportunities. Organizational science. 11(4): 448-469.

SHARMA, Pramodita y CHRISMAN, James J. (1999). Toward a reconciliation of the


definitional issues in the field of corporate entrepreneurship. Entrepreneurship Theory
and Practice. Spring99 23(3): 11–27.

SIMMEL, Georg (2008) The stranger. In Timothy S. Oakes y Patricia L. Price. (eds.)
The cultural geography reader. New York. Routledge. pp. 311-315.

SIMON, Gildas (2008) La planète migratoire dans la mondialisation. Paris. Armand


Colin.

SIQUEIRA, Ana Cristina O. (2007) Entrepreneurship and ethnicity: The role of human
capital and family social capital. Journal of Developmental Entrepreneurship, 12(01) :
31–46.

243
SMART, J. (2003) Ethnic entrepreneurship, transmigration, and social integration: An
ethnographic study of Chinese restaurant owners in rural western Canada. Urban
Anthropology, 32(3-4) : 311-342,

SOLÉ, Carlota et PARELLA, Sonia (2009) De asalariados a autoempleados. Una


aproximación a las causas de las iniciativas empresariales de los inmigrantes en
España. Revista Internacional de Organizaciones, 1(2) : 31–50.

STATISTICS CANADA (2011) Immigration and ethnocultural diversity in Canada. [En


línea] “http://www12.statcan.gc.ca/nhs-enm/2011/as-sa/99-010-x/99-010-x2011001-
eng.cfm” Página consultada el 16 de abril de 2014.

STATISTICS CANADA (2011b) NHS Profile, Canada, 2011. [En línea]


“http://www12.statcan.gc.ca/nhs-enm/2011/as-sa/99-010-x/99-010-x2011001-
eng.cfm” Página consultada el 16 de abril de 2014.

STATISTIQUES CANADA (2007) Immigration et citoyenneté. Recensement de


2006. Tableaux thématiques. [En línea] « http://www12.statcan.gc.ca/census-
recensement/2006/dp-pd/tbt/Rp-
fra.cfm?TABID=0&LANG=F&A=R&APATH=3&DETAIL=0&DIM=0&FL=A&FREE=0&
GC=01&GID=837928&GK=1&GRP=1&O=D&PID=89450&PRID=0&PTYPE=88971,9
7154&S=0&SHOWALL=0&SUB=0&Temporal=2006&THEME=72&VID=0&VNAMEE=
&VNAMEF=&D1=0&D2=0&D3=0&D4=0&D5=0&D6=0 » Página consultada el 12 de
diciembre de 2011.

STATISTIQUES CANADA (2013) Minorités visibles. [En línea]


http://www.statcan.gc.ca/pub/81-004-x/def/4068739-fra.htm Página consultada el 7
de junio de 2013.

STEYAERT, Chris y KATZ, Jerome (2004) Reclaiming the space of entrepreneurship


in society: geographical, discursive and social dimensions. In Entrepreneurship and
Regional Development. 16(3): 179-196.

ST-JEAN, Étienne y DUHAMEL, Marc (2014) Situation de l’activité entrepreneuriale


québécoise. GEM Rapport du Québec 2004. [En línea]
http://www.gemconsortium.org/country-profile/49 Página consultada el 24 de agosto
de 2015.

STUTZ, Christa (2006) Migration. Barney Warf (éd.), Encyclopedia of human


geography. Thousand Oaks, SAGE Publications: 302-304.

SUDDABY, Roy (2006) From editors: what groundd theory is not. Academy of
management journal. 46(4): 633-642. [En línea] DOI: 10.5465/AMJ.2006.22083020
Página consultada el 24 de agosto de 2015.

244
TAYLOR, J. Edward y LOPEZ-FELDMAN, Alejandro (2010) Does Migration Make
Rural Households More Productive? Evidence from Mexico. Journal of Development
Studies, 46(1): 68-90.

TEIXEIRA, Carlos et al. (2007) Immigrant entrepreneurship, institutional


discrimination, and implications for public policy: A case study in Toronto.
Environment and Planning C: Government and Policy, 25(2) : 176-193.

TOURAINE, Alain (1965) Sociologie de l’action. Paris. Seuil.

TOURAINE, Alain (1969) La société post-industrielle. Paris. Denoël.

TOURAINE, Alain (1992) Critique à la modernité. Paris. Fayard.

TOURAINE, Alain (1997) Pourrons-nous vivre ensemble ? : égaux et différents. Paris.


Fayard.

TOURAINE, Alain (2005) Un nouveau paradigme pour comprendre le monde


d’aujourd’hui. Paris. Fayard.

TOURAINE, Alain (2007) Penser autrement. Paris. Fayard.

TOURAINE, Alain y KHOSROKHAVAR Farhad (2000) La recherche de soi : dialogue


sur le sujet. Paris. Fayard.

TOUSSAINT-COMEAU, Maude (2008) Do Ethnic Enclaves and Networks Promote


Immigrant Self-Employment? Economic Perspectives, 32 (4)

US CENSUS BUREAU (2011) Censo del 2010 muestra un crecimiento cuatro veces
mayor en la población hispana que en la población total de Estados Unidos. [En
línea] « http://2010.census.gov/news/releases/operations/cb11-cn146sp.html »,
Página consultada el 15 de noviembre de 2011.

VAN GELDEREN, Marco (2007) Country of origen as a source of business


opportunities. International Journal of Entrepreneurship and Small Business.
4(4):419-430.

VAN HEAR, Nicholas (2010) Theories of migration and social change. Journal of
Ethnic and Migration Studies, 36(10):1531-1536. [En línea] DOI:
10.1080/1369183X.2010.489359 Página consultada el 3 de abril de 2013.

VERONIS, Luisa (2007) Strategic spatial essentialism: Latin Americans’ real and
imagined geographies of belonging in Toronto. Social & Cultural Geography, 8(3):
455-473. [En línea] http://dx.doig.org/10.1080/14649360701488997 Página
consultada el 3 de abril de 2013.

245
VERTOVEC, Steven (1999) Conceiving and researching transnationalism. Ethnic and
racial studies, 22(2): 447–462

VERTOVEC, Steven (2004) Migrant Transnationalism and Modes of Transformation.


International Migration Review, 38(3): 970–1001.

VERTOVEC, Steven. (2007). Super-diversity and its implications. Ethnic and racial
studies, 30(6) : 1024-1054.

VILLE DE QUÉBEC (2012) Profil sociodémographique. [En línea]


« http://www.ville.quebec.qc.ca/gens_affaires/statistiques/docs/profil_sociodemograp
hique.pdf » Página consultada el 24 de abril de 2012.

VOLERY, Thierry (2007) Ethnic entrepreneurship: A theoretical framework. Léo-Paul


Dana (éd.) Handbook of Research on Ethnic Minority Entrepreneurship: A Co-
evolutionary View on Resource Management. EE.

WALDINGER, Roger (1993) The ethnic enclave debate revisited. International


Journal of Urban and Regional Research. 17(3): 444–452.

WALDINGER,Roger et al. (2006) Ethnic entrepreneurs: immigrant business in


industrial societies. Newbury Park. Sage Publications

WALLERSTEIN, Immanuel (1996) Abrir las ciencias sociales. Informe de la Comisión


Gulbenkian para la reestructuración de las ciencias sociales. México. Siglo XXI.

WANG, Catherine y ALTINAY, Levent (2012) Social embeddedness, entrepreneurial


orientation and firm growth in ethnic minority small businesses in the UK. International
Small Business Journal. 30(1) : 3-23.

WANG, Qingfang (2012) Ethnic Entrepreneurship Studies in Geography: A Review.


Geography Compass, 6(4): 227-240.

WANG, Qingfang (2013) Constructing a multilevel spatial approach in ethnic


entrepreneurship studies. International Journal of Entrepreneurial Behaviour &
Research, 19(1): 97-113

WARMAN, Casey (2007) Ethnic enclaves and immigrant earnings growth.Canadian


Journal of Economics 40(2): 401-422.

WATERS, Johanna (2009) Immigration I. Rob Kitchin & Nigel Thrift (éds.),
International Encyclopedia of human geography. Elsevier: 297-307.

WAYLAND, Sarah V. (2012) Winning Strategies for Immigrant Entrepreneurship in


Five Communities. Final Project Report. Statistics Canada. [En línea]
http://www.hamilton.ca/NR/rdonlyres/98D76227-C319-4C2C-9021-

246
4847FEADCFC8/0/Jun20EDRMS_n324659_v1_6_1__Workforce_Planning_Hamilton
__Final_Project_Report.pdf Página consultada el 7 de junio de 2013.

WERBNER, Pnina (2001) Metaphors of Spatiality and Networks in the Plural City: A
Critique of the Ethnic Enclave Economy Debate. Sociology, 35(1): 671-693

WIGGIN, Teke (2011) Wealthy Mexicans Are Increasingly Investing in the U.S. to
Escape. Cartel Violence. FoxNews.com [En línea]
« http://www.foxnews.com/us/2011/05/21/wealthy-mexicans-increasingly-investing-
escape-cartel-violence/ », Página consultada el 24 de abril de 2012.

WILLAIME, Jean Paul (2003) Les réformes protestantes et la valorisation religieuse


du travail. Dans Daniel Mercure et Jan Spurk (dir.), Le travail dans l’histoire de la
pensée occidentale. Sainte-Foy. Les presses de l’Université Laval.

WISEMAN, Robert F. y ROSEMAN, Curtis C. (1979) A Typology of Elderly Migration


Based on the Decision Making Process. Economic Geography. 55(4):324-337.

WOLF, Sonja (2010) Maras transnacionales: Origins and Transformations of Central


American Street Gangs. In Latin American Research Review. 45(1): 256-265.

WOOD, Glenice J. et al. (2012) Minorities and entrepreneurship : an international


review. Northampton. EE.

WOODRUFF, Christopher et ZENTENO, Rene (2007) Migration networks and


microenterprises in Mexico. Journal of Development Economics, 82(2): 509-528.

WORLD BANK GROUP (2015) Doing business. Ease of doing business in Canada.
[En línea] http://www.doingbusiness.org/data/exploreeconomies/canada/ Página
consultada el 24 de Agosto de 2015.

WORLD PRESS PHOTO (2013) American photographer John Stanmeyer wins World
Press Photo of the year 2013. [En linea]
http://www.worldpressphoto.org/content/american-photographer-john-stanmeyer-
wins-world-press-photo-year-2013. Página consultada el 17 de febrero de 2014.

YASEEN, Hadeel S. (2012) The Positive and Negative Impact of Remittances on


Economic Growth in MENA Countries. The journal of international managements
studies, 7(1): 7-14.

YINGER, M.J. (1985) Ethnicity, Annual Review of Sociology, 11:151–80. [En linea]
http://www.jstor.org/stable/2083290. Página consultada el 14 de julio de 2015.

ZAHRA, Shaker A. (2007) Contextualizing theory building in entrepreneurship


research. Journal of Business Venturing. 22(3): 443-452 [En línea]
http://dx.doi.org/10.1016/j.jbusvent.2006.04.007 Página consultada el 10 de junio de
2013.

247
ZHOU, Min (2004) Revisiting Ethnic Entrepreneurship: Convergencies,
Controversies, and Conceptual Advancements. International Migration Review. 38(3)
: 1040-1074.

ZHOU, Min (2013) Ethnic enclaves and niches. The Encyclopedia of Global Human
Migration. [En línea] http://dx.doi.org/10.1002/9781444351071.wbeghm201 Página
consultada el 7 de junio de 2013.

ZHOU, Min et CHO, Myungduk (2010) Noneconomic effects of ethnic


entrepreneurship: A focused look at the Chinese and Korean enclave economies in
Los Angeles Thunderbird International Business Review, (52)2 : 1520-6874 [En línea]
http://dx.doi.org/10.1002/tie.20316 Página consultada el 7 de junio de 2013.

248
Anexos

Anexo 1 Ejemplo de memorando

Memorando de la entrevista a emprendedora repostera en Ottawa-Gatineau

Comenzar jugando

El comenzar jugando es una manera de comenzar un negocio sin estrés. El comenzar jugando
permite al emprendedor explorar, conocer, aprender, probar su producto, conocer los gustos de los
clientes, que principalmente son sus familiares y amigos y obtener su aprobación. El emprendedor de
esta manera gana en seguridad y autoestima. Comenzar jugando es diferente a comenzar en serio.
Comenzar en serio, sería lanzarse al mercado, pedir créditos, arriesgarse, invertir, lidiar con aspectos
burocráticos y regulaciones, estresarse. En cambio, comenzar jugando es animarse a hacer algo que
a uno le gusta y que en un momento dado puede convertirse en negocio, pero el principal objetivo es
divertirse no lucrar no enriquecerse. El emprendimiento como una actividad lúdica, algo que le permite
a la persona estar ocupada pero al mismo tiempo desarrollar habilidades y destrezas que en el futuro
sin duda le servirán. Comenzar jugando es emplear su tiempo en una actividad que los entretiene y
que entretiene a los demás, que le permite al emprendedor inmigrante integrarse con los vecinos y
darse a conocer, socializar. Es como cualquier otro hobbie. La emprendedora hace referencia a la
expresión "cuando tu hobbie se convierte en carrera" ¿Pero qué hizo que el hobbie se convirtiera en
carrera? ¿cuándo se convierte en carrera deja de ser divertido? es menos divertido? Podría ser el
caso de cualquier deportista profesional que le pagan por jugar, por hacer lo que más le gusta.
Cuántos emprendedores empiezan jugando? Qué se requiere para empezar jugando un negocio?
Para jugar se requiere tiempo y ganas, energía, ideas, juegos, la mayoría de veces se requiere de
alguien más. En este caso, para poder jugar a los pasteles, se necesitaba tiempo y la entrevistada
tenía el tiempo porque no estaba trabajando, su esposo tenía la responsabilidad económica de la casa
y ella tenía el tiempo disponible para jugar. Que hubiera pasado si ella trabajara de tiempo completo?
Le quedarían ganas de jugar. Entonces la forma en que migró, su proyecto migratorio determinará si
tiene o no tiempo el emprendedor para iniciar jugando. Hay quien no tiene tiempo para jugar, que
debe hacer las cosas en serio, porque necesita arriesgarse, ganar dinero, acceder a un mercado más
amplio de clientes, más allá de sus familiares, amigos y conocidos. Entonces para ser un
emprendedor que inicia jugando se requiere cierto perfil. Puede ser que los emprendedores que no
iniciaron jugando en Canada lo hayan hecho en México en sus inicios como emprendedores allá, pero
su situación en Canadá no se los permitió. Empezar jugando reduce la ansiedad y el miedo. Jugar no
da miedo, da miedo tomarse las cosas en serio, arriesgarse. Entonces la categoría venciendo el
miedo puede estar relacionada con comenzar jugando.

Saliendo de la casa

Muchos inmigrantes emprendedores inician sus negocios desde su casa. Quizás no es la ubicación
ideal en términos de cercanía con proveedores y clientes, pero le permite al emprendedor no pagar
una renta y descapitalizarse al inicio del negocio, combinar sus tareas familiares, emplear quizás
mano de obra familiar sin que ellos se distraigan también de sus otras tareas. Este es un tema
seguramente explorado en la literatura. Sin embargo, llega un momento en que ya el negocio no
puede estar en la casa. Qué condiciones se tienen que dar para que el emprendedor decida trasladar
su negocio a otra ubicación? Puede ser un aspecto de decisión de mercado (acercarse a los clientes o
tener una ubicación estratégica por ejemplo en centros de consumo como el ByWard Market de
Ottawa). Puede ser una situación de comodidad para la familia, que ya sea molesto el tránsito de los
clientes, que los materiales y equipo del negocio ocupen mucho espacio en la casa. O quizás sea una
decisión para separar física y geográficamente actividades del emprendedor para organizarse mejor.

249
Este sería un tema interesante a tratar en una futura entrevista con la emprendedora.

Dar un toque mexicano

Dar un toque mexicano es tener solamente un elemento étnico dentro de todo el negocio. Es decir, el
negocio es concebido como un negocio no étnico para un mercado no étnico pero puede tener ciertos
rasgos de etnicidad del emprendedor, rasgos que le permiten diferenciarse e incluso posicionarse en
la mente de los consumidores pero sin caer en la categoría de un negocio étnico. Se puede dar el
toque étnico ya sea, en la decoración del negocio, en el producto, en el servicio, en la preparación, en
la administración, etc. El toque étnico puede ser de manera consciente o inconscientemente, en este
caso, la idea del negocio, la selección de la localización y la estrategia de diferenciación giró en torno
a este toque desde un inicio y de manera consciente. El toque étnico puede ser apreciado o no por los
consumidores, pero a la emprendedora parece hacerla sentir bien, sentirse identificada con su propio
negocio, sentir que no está traicionando a sus raíces que como ella misma señala, son muy
importantes para ella. Le permite esta cercanía cultural con su parte mexicana pero sin comprometer
su adaptación a la cultural de la sociedad receptora, que también es importante para ella, es decir, el
toque étnico es una especie de transnacionalismo. Además, es un aporte a la cultura local, a la cultura
empresarial local específicamente ¿en qué otros casos o contextos se puede apreciar este toque
étnico? ¿que dónde es más obvio? ¿Cuándo un toque étnico deja de ser un simple toque?

Estaciones

Canadá a diferencia de México se caracteriza por los tener claramente definidas sus 4 estaciones del
año. Las estaciones no solamente hacen cambiar drásticamente el paisaje y el clima, sino influyen en
los hábitos de consumo, gustos y preferencias de los clientes. Un emprendedor que hace una correcta
lectura del territorio, domina la información acerca del impacto que pueden tener las estaciones en su
negocio. En el caso de esta entrevistada, adapta e incluso innova productos con respecto a la
estaciones del año. La entrevistada es consciente de la importancia de adaptarse de acuerdo a las
estaciones. No es el primer caso de un entrevistado que menciona los cambios en las estaciones del
año y su relación con sus actividades emprendedoras. Sin duda, el conocimiento de los cambios en
las estaciones y su relación con los hábitos de consumo lo da el haber vivido varias veces dichos
cambios en Canadá ¿qué ocurre con un emprendedor que no conoce los cambios de las estaciones
en Canadá? ¿tiene posibilidades de sobrevivir? a todos los negocios les afectan los cambios en las
estaciones por igual? ¿cómo influyen los cambios de las estaciones en el propio comportamiento del
emprendedor? Se puede establecer como hipótesis que el conocimiento de las estaciones del año
incrementa las posibilidades de éxito de los negocios de los inmigrantes emprendedores en Canadá.
Un mejor código sería "conocimiento de las estaciones" y se relaciona con la lectura del territorio y con
la experiencia previa. El cambio drástico de las estaciones del año que muchas veces es visto como
uno de los problemas más grandes que tienen que enfrentar los inmigrantes, principalmente aquellos
provenientes del sur en su adaptación a un país del norte como Canadá, específicamente el invierno,
para un emprendedor alerta representa una oportunidad de negocios o de incrementar sus ventas.

250
ANEXO 2 Listado general de códigos

1. 5 años 24. Apoyo familiar 49. Capacidad de ver


2. Abriendo el 25. Aprendiendo el oportunidades
negocio idioma 50. Capital humano
3. Abriendo mercado 26. Aprendiendo en la 51. Capital intelectual
4. Abriendo puertas sociedad 52. Capital social
5. Abusando del receptora 53. Capitalizando
sistema 27. Apresurándose experiencia
6. Acostumbrándose 28. Aprovechando el 54. Características de
al riesgo outsourcing los clientes latinos
7. Actuando 29. Aprovechando el 55. Cerrar los ojos y
8. Acudiendo a posicionamiento aventarte.
expertos étnico 56. Certificándose
9. Acudiendo a 30. Aprovechando la 57. Clave del éxito de
intermediarios oportunidad su negocio
10. Acudiendo a 31. Aprovechando las 58. Coaching informal
profesionales ventajas del 59. Comparando
11. Acumulando sistema clientes
experiencia previa positivamente 60. Comparando entre
profesional. 32. Aprovechándose países
12. Adaptándose a la del sistema 61. Comparándose
realidad local 33. Armándose un con migrantes
13. Adquiriendo lugar coétnicos
conocimiento. 34. Arraigándose 62. Comparándose
14. Adquiriendo 35. Asociándose para con otros
experiencia en la abrir emprendedores
industria y en la 36. Aspectos 63. Comparándose
sociedad culturales con otros
receptora 37. Asumiendo migrantes
15. Adquiriendo riesgos 64. Competencia
experiencia sobre 38. Aumentando la desleal
la marcha escala 65. Compitiendo con
16. Adquiriendo 39. Autoconocimiento los locales
prestigio 40. Autoexplotación 66. Compitiendo en el
17. Alejándose de la 41. Barreras de mercado laboral
comunidad entrada 67. Comportamiento
mexicana 42. Barreras de de los refugiados
18. Alianza estratégica entrada al 68. Comprendiendo la
étnica mercado laboral cultural local
19. Ampliando la red 43. Barreras 69. Comunidad
social profesionales mexicana
20. Animándose a 44. Barreras 70. Concepto de
hacerlo territoriales negocio
21. Apasionándose 45. Beneficios étnicos 71. Conociendo
por algo 46. Branding personal Canadá
22. Apertura a otras 47. Buscando trabajo 72. Conociendo el
culturas 48. Cambiando de mercado laboral
23. Apoyo de la pareja estatus migratorio local
por género

251
73. Conociendo la 97. Diferencias 119. Estrategias de
cultural local culturales comercialización
74. Conociendo la 98. Diferencias 120. Estrategias de
sociedad culturales entrada
receptora 99. Diferencias 121. Estrategias de
75. Conservando el culturales en los inicio
estatus empleados 122. Estrategias para
76. Contactando 100. Diferencias abatir costos de
intermediarios culturales para apertura
77. Contactos de emprender 123. Evitando el retiro
negocios 101. Diferencias entre temprano
78. Contactos países 124. Expectativa pre-
preexistentes 102. Diferencias entre migratoria
79. Creando su propio provincias 125. Experiencia
concepto 103. Dificultades para académica previa
80. Creando una salir del mercado 126. Experiencia
marca laboral empresarial previa
81. Cultural 104. Disponibilidad de 127. Experiencia
embeddedness servicios laboral previa
82. Decidiendo migrar 105. Doble experiencia 128. Experiencia previa
83. Decidiendo tener académica 129. Experiencia previa
su propio negocio 106. El cliente como en el país de
84. Decidiendo jefe origen
trabajar por cuenta 107. Eligiendo la ciudad 130. Experiencias pre-
propia de acogida migratorias
85. Decisión 108. Empezando de 131. Experiencias
incrustada en el cero previas familiares
86. Dedicando tiempo 109. Empezando sin 132. Fijándose un
a prepararse. saber objetivo
87. Definiendo al 110. Emprendedor 133. Financiamiento
emprendedor 111. Encontrando el familiar
88. Definiendo local 134. Financiamiento
emprendimiento 112. Encontrando la múltiple
89. Dejando de puerta adecuada 135. Financiando el
contratar latinos 113. Entrando al negocio
90. Descubriendo el mercado laboral 136. Formándose
mercado local por su propia académicamente
91. Descubriendo una cuenta en la sociedad
oportunidad 114. Estando en el receptora
92. Desventajas de los camino correcto 137. Grupos no étnicos
empleados étnicos 115. Estando en la 138. Haciendo otro tipo
93. Desventajas del jugada de trabajo
estado de 116. Estímulos al 139. Haciéndolo más
bienestar empresariado profesional
94. Detectando la 117. Estrategia de 140. Identificando
oportunidad costos a través de diferencias
95. Diferenciándose la pareja provinciales
96. Diferenciándose 118. Estrategias de 141. Identificando
de los no apertura preferencia de los
emprendedores clientes

252
142. Idioma 172. Obteniendo la 197. Proyecto de
143. Importancia de la ciudadanía escuela
familia 173. Ocupando un transnacional
144. Importancia de la nicho 198. Proyecto
pareja 174. Ofreciendo migratorio
145. Iniciando el experiencia 199. Proyecto pre-
negocio 175. Oleadas migratorio
146. Iniciando sin migratorias 200. Rasgos del
planificar 176. Pagando el precio emprendedor
147. Inicio difícil 177. Pagando 201. Recibiendo ayuda
148. Inicio inestable impuestos de amigos
149. Inicio visceral 178. Papel de las 202. Recibiendo ayuda
150. Integrándose organizaciones de de la familia
151. Invirtiendo en su apoyo a migrantes 203. Recibiendo
formación 179. Pasando de actor deslealtades
152. Jugando su única exógeno a actor 204. Recibiendo el
carta endógeno apoyo de la pareja
153. Know-How 180. Pasando por un 205. Recibiendo el
154. La ayuda social proceso de apoyo familiar
155. Limitantes de aprendizaje 206. Recibiendo la
género 181. Path dependency motivación externa
156. Llegando con las 182. Periodo de prueba 207. Reconociendo
puertas abiertas 183. Perseverando México
157. Localización 184. Planeando el 208. Reconociendo
158. Mercados futuro oportunidades
diferentes 185. Posición 209. Recursos de clase
159. Mexicanos en económica de la 210. Recursos étnicos
Canadá familia 211. Reestudiando
160. Miedo 186. Posicionamiento 212. Registrando la
161. Migración Canadá 187. Posicionamiento empresa
vs Migración EU étnico 213. Registro rápido
162. Migraciones 188. Posicionándose 214. Reglas no escritas
previas 189. Prefiriendo mano 215. Relación con el
163. Migrando de obra local gobierno mexicano
164. Migrar sin 190. Preparación previa 216. Relaciones
planearlo 191. Preparando la transnacionales
165. Monopolios migración negativas
166. Motivos para abrir 192. Privilegiando el 217. Resistencia al
un negocio lugar cambio
167. Motivos para 193. Problemas al 218. Resultados no
emigrar recrear la esperados
168. Motivos para mexicanidad 219. Saliendo de la
inmigrar 194. Problemas ayuda social
169. Motivos para estructurales 220. Saliendo de la
lanzar el negocio 195. Proveedores informalidad
170. Movilizando internacionales 221. Segunda oleada
competencias 196. Proximidad con los de migrantes
profesionales negocios de la 222. Seis meses y seis
171. Negocios pareja meses
complementarios

253
223. Siendo aceptado 238. Surgiendo retos 256. Utilizando la
por las 239. Teniendo barreras religión como
autoridades lingüísticas. medio de
224. Siendo 240. Teniendo integración
discriminada problemas con el 257. Valorando la
225. Siendo entrenado idioma experiencia previa
por un amigo 241. Teniendo una idea 258. Valorando las
226. Siendo enviado al 242. Tiempo de prueba bondades del
fondo de la 243. Tocando puertas sistema educativo
escalera 244. Tolerancia al 259. Valores
227. Siendo excluido riesgo 260. Valores culturales
del sistema 245. Tolerando la respecto al
228. Siendo rechazado incertidumbre trabajo.
por el mercado 246. Tomándose su 261. Valores no
laboral tiempo para hacer negociables
229. Siendo su propio el proyecto 262. Ventajas de
jefe y no siéndolo 247. Toque mexicano Canadá
230. Siguiendo un 248. Toque sutil 263. Ventajas de los
objetivo mexicano migrantes
231. Sintiendo miedo 249. Trabajando en 264. Ventajas de ser
232. Sintiéndose otra industria inmigrante
bienvenida 250. Trabajando para 265. Ventajas de ser
233. Social estudiar migrante
embeddedness 251. Trabajos de 266. Viendo la opción
234. Sociedad mientras 267. Virtudes del
conservadora 252. Transnacionalismo emprendedor
235. Solicitud del 253. Transnacionalismo 268. Visibilizándose
participante fallido 269. Viviendo en la
236. Sorteando 254. Transportando la comunidad
barreras del cultura mexicana
mercado laboral 255. Uso de la 270. Zona de confort
237. Subcontratación etnicidad

254
Anexo 3 Ejemplo de categorías y dimensiones

Acumulando experiencia previa

Tipo (académica, laboral, contextual)

Lugar (país de origen, de recepción u otro(s) países; comparando países)

Empresarial (fracasos, éxitos, modelos a seguir)

Sector (mismo sector, complementario, ajeno)

Idioma (competencia lingüística y competencia intercultura: ”el canadiense es…al canadiense le


gusta”

Utilizando los recursos familiares

Importancia de la pareja (idioma, financiera, contactos, compartir actividades, orientación)

Apoyo de padres y hermanos

Miedo (Sintiéndolo,/Venciéndolo; teniendo dudas, Sinónimo de tomar riesgos)

Detección de oportunidades

Geográfica (estaciones, el canadiense es...aquí en Canadá…)

Tocando puertas (buscando contactos-instituciones)

Abriendo puertas

Aprovechando oportunidades (break-in/break-out)

Transnacionalismo y comunidad mexicana

No tengo casi contacto con mexicanos; perdiendo contacto con México; reproduciendo México aquí, 6
meses aquí 6 meses allá, 5 años, dando un toque mexicano a los negocios

Emprendimiento

Empezando desde cero, La verdadera montaña rusa, Lanzarse al vacío, Ser conocidoComenzar
jugando, Vocación inesperada, Sintiendo miedo

255
Anexo 4 Cuestionario para los emprendedores165
Nombre del o la informante:
Edad:
Nombre de su empresa u organización:
Ubicación de la empresa:
Años de experiencia empresarial:
Número de empleados o colaboradores:
Mercado al que va dirigido el negocio:
Ingresos anuales:
Lugar, fecha y hora de realización de la entrevista:

EXPERIENCIA PREVIA
1.-Cuénteme acerca de cómo llegó usted a convertirse en emprendedor ¿Qué experiencias traía de
México?
2.-¿Cuándo se dio cuenta por primera vez que podría llegar a formar su propia empresa u
organización en Canadá?
3.-¿Cómo fue? Qué pensaba usted en ese momento? ¿qué hizo usted para iniciar su empresa?
¿alguien influyó en sus acciones? Dígame cómo esa persona influyó para que usted decidiera iniciar
su empresa.
4.-¿Podría describir los eventos que siguieron a la creación de su empresa o su organización?
5.-¿Qué ayudó o contribuyó para que usted iniciara su negocio o su organización?
6.-¿Qué pasaba en su vida en aquel momento? Cómo describiría cómo veía usted las cosas en aquel
momento? Cómo ha cambiado su visión de las cosas desde entonces?
7.-¿Cómo describiría a la persona que era usted en aquel momento?

ABRIENDO EL NEGOCIO
1.-¿Qué sabe usted acerca de la creación de una organización?
2.-Hábleme sobre sus sentimientos y pensamientos cuando usted aprendió la creación de un negocio
u organización en Canadá.
3.-¿Qué pasó después?
4.-¿Quién más se involucró en la creación de la organización? ¿Cuándo fue eso? ¿Cómo se
involucraron?
5.-¿Cómo aprendió a lidiar con los asuntos propios de su negocio u organización?
6.-¿Cómo han cambiado sus pensamientos y sentimientos acerca del manejo de un negocio u
organización desde entonces?
7.-¿Qué cambios positivos han ocurrido en su vida desde la creación de su organización o negocio?
8.-¿Qué cambios positivos (si hubieron) han ocurrido en su vida desde la creación de su organización
o negocio?
9.-Cuénteme cómo le va con esos cambios.
10.-Me podría platicar como es un típico día cuando su organización trabaja al máximo ¿Cómo es un
típico día cuando su organización tiene poco trabajo?
11.-¿Cómo describiría a la persona que es usted en este momento? ¿Qué es lo que más a contribuido
a lograr este cambio (o continuidad)?
12.-Cuando mira al pasado ¿hay algunos otros eventos que se hayan quedado en su mente? ¿Podría
describir esos eventos? ¿Cómo ese evento afectó la creación de su organización o negocio? ¿Cómo
respondió usted a dicho evento o las situaciones resultantes de dicho evento?
13.- ¿Podría decir cuales fueron las lecciones más importantes que usted ha aprendido a través de la
experiencia de tener su propio negocio u organización?
14.- ¿Cómo se ve a usted mismo dentro de 5 años? ¿En 10 años?

165
Se trata de preguntas guía de ninguna manera son exhaustivas.

256
15.- ¿Qué le ayuda a administrar su negocio u organización? ¿Qué problemas podría usted enumerar
de su organización? Me podría decir la fuente u origen de esos problemas?
16.-¿Quién ha sido la persona de más ayuda durante el tiempo de su organización? ¿Cómo esa
persona ha sido de ayuda?
17.-¿Alguna organización o institución le ha sido de ayuda? ¿Con qué le ayudo dicha organización?
¿Cómo se dio el proceso de obtención de la ayuda?

ADMINISTRANDO EL NEGOCIO
1.-¿Cuáles cree usted que sean las mejores formas de administrar un negocio u organización en
Canadá? ¿Cómo descubrió o creo eso? ¿Cómo su experiencia previa le ayudó a crear y mantener su
organización o negocio?
2.-¿Dígame como sus ideas o acciones podrían haber cambiado desde que tiene su organización o
negocio?
3.-¿Cómo ha crecido usted como persona desde que tiene su organización o negocio? Cuénteme
sobre las fortalezas que descubrió o desarrolló a través de la creación de su empresa u organización
¿Qué es lo que más valora sobre usted mismo ahora? Qué cree que sea lo que más valoran los
demás sobre usted mismo ahora?
4.-Después de su experiencia ¿qué recomendaría a un mexicano o mexicana que desee emprender
un negocio o una organización en Québec?
5.-¿Hay algo en lo que probablemente no había pensado antes que se le haya ocurrido durante esta
entrevista?
6.- ¿Hay algo más que piense usted que yo debería saber para entender mejor el emprendimiento de
los mexicanos en Québec?

EXPERIENCIA TRANSNACIONAL
1.-Hábleme de su papel en la conformación de la comunidad mexicana en Quebec.
2.-¿Qué piensa de los mexicanos en Quebec? ¿Cómo se dan las reuniones de mexicanos? ¿Cómo
podrían mejorar esas reuniones?
3.-¿Cuáles son los principales logros de los mexicanos en Quebec? ¿Identifica algún obstáculo o
desafío?
4.-¿Cómo es su relación con México? ¿Con qué frecuencia visita el país? ¿Qué tipo de vínculos tiene
con México?
5.-¿Participa en alguna organización o negocio en México? ¿Tiene inversiones allá?¿Envía dinero?
¿Con qué frecuencia? ¿En qué otras actividades participa en México?
6.-¿Cómo ha ido evolucionando su partipación en actividades en México?
7.-¿Algo más que quisiera agregar sobre su relación con México?

Muchas gracias

257
Anexo 5 Guión para informantes clave

Nombre:

Edad:

Institución en la que trabaja:

Puesto:

Años de residencia en Canadá:

Lugar, fecha y hora de realización de la entrevista:

TEMAS

1.-La comunidad mexicana en Quebec

2.-Emprendimiento inmigrante de los mexicanos en Quebec

3.-Experiencias transnacionales

4.-Construcción social de los mexicanos en Quebec

5.-Apoyo institucional de los mexicanos en Quebec

258