Vous êtes sur la page 1sur 20

14 diciembre 2019 proces catalaá n

Iceta, tras ser reelegido por unanimidad: 
“Pido ayuda a los independentistas 
demócratas para coser Cataluña”
La vicepresidenta Carmen Calvo anima al líder 
del PSC a “poner en valor la política, la que se 
construye con puentes, realismo, responsabilidad 
y con aguante”

PERE RÍOS
Barcelona 14 DIC 2019 -

El primer secretario del PSC, Miquel Iceta, se


ha dado este sábado un baño de autoestima
en la segunda jornada del XIV congreso del
partido, que le ha reelegido por unanimidad
como líder de los socialistas catalanes, con
el voto favorable del millar de delegados
presentes. Muy emocionado por el apoyo
recibido, Iceta se ha dirigido al plenario para
trazar las líneas maestras de su estrategia
para "coser Cataluña" y dejar atrás "el país
enfrentado, sin rumbo y dividido que han
dejado en herencia" las presidencias de Artur
Mas, Carles Puigdemont y Quim Torra.
"No aceptaremos que los intolerantes
impongan sus ideas por métodos autoritarios
y por eso pido la ayuda de los
independentistas demócratas, que son
muchos", ha dicho Iceta. "Cuando los más
radicales dejen de quemar contenedores,
cortar carreteras animados por Torra, y
sabotear transportes públicos, nosotros
seguiremos aquí, contra los poderosos, no
solo los que tienen mucho dinero, sino los
que quieren silenciar a los que no piensan
como ellos", ha añadido el líder del PSC, que
se propone "recomponer" el espacio
catalanista de centro izquierda para
gobernar la Generalitat.
PUBLICIDAD
inRead invented by Teads

En su intervención de este sábado Iceta no


se ha referido en ningún momento a las
negociaciones para lograr la investidura de
Pedro Sánchez, pero sus palabras han sonado
también a una llamada a Esquerra Republicana a
allanar ese camino.Es el mismo mensaje que
ha parecido transmitir Carmen Calvo, la
vicepresidenta del Gobierno en funciones,
cuando ha asegurado: "Miquel, vas a tener
una oportunidad extraordinaria para poner en
valor la política, la que se construye con
puentes, realismo, responsabilidad y con
aguante".
En otro momento, Calvo ha hecho una
llamada al diálogo, sin concretar a qué se
estaba refiriendo, pero se ha interpretado
también como un deseo de llegar a un acuerdo
entre los socialistas y Esquerra Republicana para
lograr la investidura."En la política se tienen
posiciones antagónicas, pero en las
instituciones hay que rendir cuentas al
servicio de todos, los que te votan y los que
no", ha dicho. "Y nosotros estaremos con la
única manera civilizatoria, hablando, porque
en democracia estamos obligados a hablar".
En un momento en el que algunos barones
del PSOE no esconden sus críticas a Miquel
Iceta por estimular el diálogo con Esquerra
Republicana, Carmen Calvo no ha ahorrado
adjetivos para realzar la tarea de los
socialistas catalanes y su contribución a la
gobernabilidad de España, pero tampoco ha
evitado cargar contra el independentismo ni
contra las derechas.
"Querer y defender Cataluña no implica estar
contra España ni al revés tampoco, pero
algunos pretenden una burbuja que no es
real. La gente quiere a Cataluña como es,
con su lengua y sus costumbres y su
autonomía fuerte", ha dicho Calvo, antes de
arremeter contra los que "reparten carnets
de democracia y de Constitución, 41 años
después, cuando no estuvieron".
En un tono más de candidato a la Generalitat
que de líder del PSC, Iceta ha insistido en
criticar la gestión de Torra. "Cataluña tiene
un presidente que atiza el radicalismo, nos
gobierna un gobierno sin interés por
solucionar los problemas del día a día", ha
asegurado, antes de insistir en un mensaje
que repite con frecuencia. "No quiero
demonizar la independencia, es un proyecto
respetable, pero no lo asume la mayoría de la
sociedad", ha afirmado.
Iceta ha querido disipar cualquier duda que aún
puedan albergar algunos barones territoriales del
PSOE e incluso una parte de la sociedad
española, a causa de la imagen que
transmite en ocasiones el PSC. "No
queremos la independencia, queremos más y
mejor Cataluña, y Cataluña no es patrimonio
de nadie".

https://elpais.com/ccaa/2019/12/14/catalunya/1576322796_194512.html

Los posconvergentes aprueban integrarse en
el nuevo partido de Puigdemont
El 85% de los miembros del consejo nacional del 
PDeCAT votan a favor de fusionarse dentro 
de Junts per Catalunya “bajo el liderazgo 
moral e indiscutible” del ‘expresident’

CRISTIAN SEGURA
Barcelona 14 DIC 2019

El desmantelamiento de Convergencia
Democrática de Cataluña (CDC) en 2016
abrió un complejo proceso de refundación
que no ha llegado a su fin. De CDC surgieron
el Partido Demócrata Europeo Catalán
(PDeCAT) o la Crida del expresidente de la
Generalitat Carles Puigdemont, pero también
su coalición electoral Junts per Catalunya. El
mapa posconvergente experimentará ahora
una nueva mutación: el PDeCAT ha propuesto
formalmente este sábado convertir a Junts
per Catalunya en un nuevo partido. El amplio
apoyo a esta decisión confirma también el
dominio que ejerce "el liderazgo moral e
indiscutible de Puigdemont", ha dicho el
presidente del PDeCAT, David Bonvehí.
El consejo nacional del PDeCAT –un órgano
formado por la ejecutiva, por sus
responsables económicos, sus cargos
electos y representantes de la asamblea
nacional– ha dado luz verde al nuevo partido,
en una reunión celebrada en Barcelona con
un 85,8% de los votos de sus miembros a
favor, el 13,2% en blanco y solo 2 votos en
contra –de un total de 212 participantes. La
decisión supone diluir todavía más las siglas
del PDeCAT y jibarizar a los críticos que
habían advertido del riesgo de depender de
la estrategia más radical de Puigdemont y de
que los designios de la formación se decidan
desde Bélgica –país en el que
el expresident reside para evitar ser juzgado
en España por organizar el 1-O y por la
declaración unilateral de independencia de
2017–. Marta Pascal, senadora y
excoordinadora del PDeCAT, principal voz
díscola del partido, participó en las
deliberaciones del consejo nacional pero
optó por abandonar el pleno antes de su
finalización.
PUBLICIDAD
inRead invented by Teads
Uno de los puntos aprobados por el PDeCAT
defiende que la formación no debe
desaparecer, aunque sí debe apostar "por un
partido fuerte [Junts per Catalunya], con una
sola estructura, una sola dirección y una sola
marca electoral". Bonvehí ha subrayado que
en los próximos meses deberá establecerse
la fórmula para "transitar hacia Junts per
Catalunya".
MÁS INFORMACIÓN

 Los posconvergentes apuestan por integrarse en un nuevo partido liderado por

Puigdemont

 Puigdemont allana a Esquerra el camino para facilitar la investidura

El PDeCAT ha confirmado también que el


objetivo del nuevo partido debe ser alcanzar
"la independencia efectiva" de Cataluña.
Bonvehí también ha reiterado que continúan
siendo contrarios a dar su apoyo a una
investidura de Pedro Sánchez como
presidente del Gobierno. Bonvehí ha
denunciado que "la represión contra los
presos y los exiliados" demuestran que
España parece no respetar la Declaración
Universal de los Derechos Humanos de las
Naciones Unidas.

https://elpais.com/ccaa/2019/12/14/catalunya/1576323735_946210.html

Calvo defiende la negociación 
con ERC frente a las críticas de
Page y Lambán: "¿A quién le 
puede extrañar que 
dialoguemos?"
La vicepresidenta ha intervenido este sábado en el XIV
congreso del PSC, en el que Miquel Iceta ha sido
reelegido como líder de los socialistas catalanes
Ha tratado de disipar las tensiones internas entre los
líderes regionales asegurando que "todos los
socialistas" acompañarán ese diálogo
Page y Lambán cuestionan el pacto con ERC y cargan
contra Iceta la víspera del congreso del PSC
Arturo Puente  
14/12/2019 ­ 15:57h

La vicepresidenta del Gobierno en funciones, Carmen 
Calvo, ha defendido la negociación del PSOE con ERC 
este sábado, durante su intervención en el XIV congreso 
del PSC. "¿A quién le puede extrañar que dialoguemos?", 
ha declarado Calvo, precisamente en la misma semana en 
la que tanto el presidente de Castilla­La Mancha y 
secretario regional del PSOE, Emiliano García­Page, 
como su homólogo aragonés, Javier Lambán, pusieran en 
duda el pacto con ERC.
Calvo, que ha intervenido antes de que los socialistas 
catalanes ratificaran por unanimidad a Miquel Iceta como 
 líder   del PSC, ha mostrado el apoyo del socialismo 
español al proyecto del PSC.
"Creemos en una Catalunya que encaja en España", ha 
dicho la vicepresidenta en funciones, que en plena 
negociación entre su partido y ERC ha defendido el 
diálogo con los rivales políticos "en el marco en el que los 
parámetros políticos y jurídicos nos obligan a hablar".
Esta semana Miquel Iceta había pedido "respeto" para los 
independentistas y había calificado de "inoportunas" y "no
propias de presidentes de una comunidad autónoma" las 
palabras de García­Page y Lambán. El martes, el líder 
aragonés había calificado a ERC de partido "indeseable". 
Por su parte, el miércoles el presidente de Castilla­La 
Mancha dijo: "Yo para Reyes lo que no quiero, como no 
creo que quiera ningún español y española es vaselina. 
Queremos tener unos buenos Reyes, un buen 2020 y tener 
la conciencia tranquila". Las críticas de Iceta a estas 
declaraciones no sentaron bien a ninguno de los 
dos líderes socialistas, que cargaron contra el secretario 
del PSC la víspera del congreso. 
La vicepresidenta ha tratado de disipar las tensiones 
internas entre los líderes regionales asegurando que "todos
los socialistas" acompañarán ese diálogo. Ahora bien, 
también ha advertido a los independentistas de los límites 
de sus aspiraciones.
"Las únicas revoluciones posibles son las que permiten 
estar todos y cumplir las normas", ha apuntado Calvo, que 
ha descrito la negociación para buscar los apoyos a la 
investidura de Pedro Sánchez –quien no ha asistido al 
congreso del PSC– como "una oportunidad extraordinaria 
para poner en valor la política que se construye con 
puentes, con realismo y con ideas".

https://www.eldiario.es/catalunya/Calvo-negociacion-ERC-Page-
Lamban_0_973952836.html

Los guiños de Sánchez a ERC: 
tregua en los recursos al 
Constitucional y llamada a 
Torra en el marco del 
"conflicto político"
El primer gesto del líder del PSOE fue calificar como
"conflicto político" la situación en Catalunya, que fue
uno de los requisitos de ERC antes de sentarse a
negociar
Sánchez congela los recursos contra mociones del
Parlament que intensificó durante la campaña electoral
en la que endureció la lucha contra el independentismo
La llamada a Torra, camuflada en una ronda con los
presidentes autonómicos, busca cumplir con la
exigencia de reconocimiento del jefe del Ejecutivo
catalán
Irene Castro / Arturo Puente 
13/12/2019 ­ 2

Poco o nada trasciende de la negociación entre PSOE y 
ERC para la investidura de Pedro Sánchez más allá de 
que ambas formaciones siguen sentadas y que avanzan en la "definición de los 
instrumentos necesarios para encauzar el conflicto político
sobre el futuro de Catalunya" que es, para ambas partes, 
un punto de partida alentador de cara al futuro acuerdo; 
pero el presidente en funciones ya ha hecho públicamente 
varios gestos a sus interlocutores para allanar el camino.  
El primero fue de carácter dialéctico, pero con una 
declaración de intenciones antes de sentarse formalmente 
a dialogar. En su primera rueda de prensa tras las 
elecciones y la firma del acuerdo con Unidas Podemos, 
Sánchez habló de "crisis política" en Catalunya. Esa calificación supuso 
una variación en el discurso del líder socialista, que 
llevaba meses de campaña reduciendo la crisis territorial a 
un problema de "convivencia" en la región.
Desde ese primer momento en el que la portavoz 
parlamentaria, Adriana Lastra, se sentó con su homólogo 
en ERC, Gabriel Rufián, antes de constituir los equipos 
negociadores, Sánchez moduló su discurso contra el independentismo. La lucha sin
cuartel contra los separatistas había copado la campaña del
PSOE en una estrategia que se demostró fracasada en sus 
aspiraciones de crecer exponencialmente a partir del 
electorado de Ciudadanos. Sin embargo, una de sus 
promesas electorales, lanzada en prime time en el debate a 
pesar de que no figurara en el programa socialista, se 
desvaneció apenas cuatro días después de que los 
españoles pasaran por las urnas. El PSOE ha aparcado la 
propuesta de introducir en el Código Penal el delito de convocatoria ilegal de referéndum. 

Una de las coincidencias en la mesa de negociación entre 
socialistas y republicanos ha sido la necesidad de evitar en
lo posible la "judicialización" del debate político. En 
paralelo, en el plano judicial también se ha producido una 
relajación de la beligerancia en algunas de las causas 
abiertas. El jueves, la Fiscalía cambió de criterio respecto 
a la encarcelación de tres de los CDR encarcelados, los 
que no estaban vinculados con explosivos, para los que reclamó una 
libertad bajo fianza. Además las prisiones catalanas calificaron a los líderes independentistas 

presos en segundo grado, un régimen que no permite aún salidas y 

que evitará el recurso de la Fiscalía.
Marcha atrás en el recurso ante el
Constitucional
En cuanto a los guiños de Sánchez a ERC, también tienen 
efectos prácticos. El Gobierno ha dado una tregua al 
Parlament ante el Constitucional frente a la guerra sin 
cuartel que declaró en los meses anteriores en los que 
llevó al alto tribunal cada texto referido a la 
autodeterminación o en el que interpretara que cuestionaba
el orden constitucional aunque no tuviera el aval del 
Consejo de Estado, como sucedió con la moción que 
reprobaba al rey. 
Ahora ha congelado la actuación contra la resolución 
aprobada en la Cámara catalana el 24 de octubre en la 
que  rechaza la sentencia del Supremo sobre el  procés. Apenas una semana 
después, a las puertas del 10N, el Consejo de Ministros 
solicitó un dictamen al órgano consultivo, el paso previo 
para elevarlo al Constitucional. El órgano consultivo 
respondió afirmativamente al Ejecutivo el pasado 14 de 
noviembre, pero el informe se ha quedado en un cajón. La 
previsión era que el Consejo de Ministros recurriera ese 
texto este viernes, según adelantó El Español y confirmaron a 
eldiario.es fuentes gubernamentales, pero finalmente 
Moncloa lo ha sacado del orden del día.
A Sánchez le quedan dos oportunidades para llevar la 
crítica al Supremo por parte del Parlament porque la 
resolución se publicó en el Boletín Oficial el 28 de octubre
y la ley establece que el Ejecutivo tiene un margen de dos 
meses para recurrirla. Por tanto, el Consejo de Ministros 
tiene el 20 o el 27 de diciembre para tomar la decisión. 
Lo mismo ha sucedido en el caso del texto aprobado el 26 
de noviembre con los votos de JxCat, ERC y la CUP y que
contenía aspectos ya suspendidos por el Constitucional 
sobre la autodeterminación y la reprobación del rey. La 
respuesta que da el Ejecutivo es que sus servicios jurídicos
lo siguen estudiando. 
Rebaja la lucha contra la "república digital"
Los socialistas se toparon con una situación delicada en la 
Diputación Permanente del Congreso tras los comicios, 
cuando llegó para su convalidación el decreto ley para "poner punto y final" 
a la "república digital catalana", en palabras de Sánchez, que lo anunció 

a bombo y platillo antes de aprobarlo diez días antes de las
generales, cuando el marco político era distinto: el PSOE 
aspiraba a crecer por el centro y miraba a la abstención del
PP como fórmula para gobernar en solitario. El "155 
digital" lo rechazaron, sin embargo, sus actuales 
potenciales aliados para seguir en Moncloa: desde ERC a 
Unidas Podemos pasando por el PNV. El Gobierno logró salvar el 
decreto con el apoyo de PP y Ciudadanos y la abstención del 

grupo confederal, al que prometió cambios en una 
legislación posterior. 
Sánchez es consciente de que el calendario de ERC no se 
ajusta al suyo y que, para conseguir su abstención, tendrá 
que esperar, como mínimo, hasta que el 19 de diciembre el
Tribunal de Justicia de la UE se pronuncie sobre la 
inmunidad de Oriol Junqueras. Por eso los socialistas se 
han preparado para ganar tiempo y extender los plazos 
para la investidura más allá de lo que inicialmente habían 
planificado (que saliera adelante con mayoría simple 
precisamente el próximo jueves). El Gobierno de coalición
tendrá que esperar. Sus protagonistas lo saben y no se atreven siquiera a poner una 
fecha entre la última semana de diciembre o ya en enero de 

2020. 
En ese nuevo plan de ampliar el margen para la 
negociación, Sánchez ha cumplido con otra de las 
exigencias de ERC: el reconocimiento de Quim Torra 
como interlocutor válido de la Generalitat. Así figuraba 
implícitamente en el último comunicado conjunto de los 
equipos negociadores al hablar de "reconocimiento 
institucional mutuo". Sánchez ha camuflado el gesto hacia Torra en una ronda de 
llamadas a todos los presidentes autonómicos e incluso el de la

Federación Española de Municipios y Provincias, Abel 
Caballero, para hablar de la gobernabilidad.
El Ejecutivo niega, además, que se trate de una coartada 
para hablar con el presidente catalán en exclusiva. "Lo 
más coherente es que en un momento en que el candidato 
afirma, con razón, que lo primero que necesita España es 
un Gobierno es bastante razonable que abra una 
interlocución con los presidentes autonómicos, también 
con Torra, pero con el orden de antigüedad en que cada 
comunidad autónoma presentó sus estatutos", expresó la 
portavoz, Isabel Celaá, sobre la reclamación del catalán de
ser el primero. 
ERC, por su parte, ha vendido como un triunfo suyo ese 
anuncio que Sánchez realizó en su comparecencia tras 
recibir el encargo del rey de someterse a la investidura. 
Sin embargo, para el jefe del Ejecutivo catalán, a quien el 
presidente en funciones no cogió el teléfono durante la 
campaña, se trata de "un gesto vacío". 
Mientras tanto, los equipos negociadores de PSOE­PSC y 
ERC siguen sentados, aunque con un perfil totalmente 
discreto –como algunos encuentros que han mantenido 
fundamentalmente para preparar las citas públicas–. En la 
última reunión, celebrada en Barcelona –también como 
gesto hacia los republicanos catalanes–, se conminaron a 
volver a reunirse, pero alejados de los focos para evitar la 
presión. "Estamos avanzando, pero las negociaciones 
tienen que ser discretas –dijo Sánchez el miércoles–. Las 
negociaciones tienen que ser discretas para que pueda 
culminar en buen puerto".
Por ahora, lo más lejos que ha ido el presidente en 
funciones es a comprometerse a que los próximos 
Presupuestos Generales del Estado aumenten la inversión 
en infraestructuras para Catalunya hasta el 18%, dando 
cumplimiento al Estatut, y   a abrir un diálogo entre gobiernos "en el marco de las 
leyes democráticas y la seguridad jurídica", según expresó este viernes en 

Bruselas. Sánchez recupera así el texto de Pedralbes con el
que apostaba por el diálogo con la Generalitat cuando se 
sentó con Torra, pero no dio detalles de si es un paso para 
la negociación. "Cuando termine la negociación, lo 
contaremos todo", aseguran en Moncloa. 

https://www.eldiario.es/politica/Sanchez-ERC-Constitucional-republica-
catalana_0_973602706.html

Enrique Santiago llama a la 
"izquierda independentista 
catalana" a que no "fortalezca a
la ultraderecha" impidiendo un 
Gobierno de PSOE y UP
"Los derechos de las personas están por encima de
cualquier bandera o criterio nacional", ha afirmado el
secretario general del PCE y diputado de UP en el
Congreso
Las negociaciones entre el PSOE y ERC para la
investidura "avanzan", según Moncloa, pero aún no hay
acuerdo
"Nuestro reto será estabilizar ese espacio plural, que
sea un sujeto político, y garantizar el acompañamiento
social y popular al gobierno", ha defendido en el
congreso del Partido de la Izquierda Europea
Andrés Gil  ­ Benalmádena (Málaga)
14/12/2019 ­

La izquierda europea está celebrando su congreso en 
Benalmádena (Málaga), frente a ese Mediterráneo "cuna 
de la cultura europea y que simboliza todos los retos, un 
inmenso muro y vergonzante tumba, lugar de muerte de 
todos los que huyen de la persecución", en palabras de 
Enrique Santiago.
El secretario general del PCE y diputado de Unidas 
Podemos ha intervenido en el congreso del Partido de la 
Izquierda Europea (PIE), que reúne a una cuarentena de 
partidos europeos –como IU, Syriza, Bloco de Esquerda, 
Die Linke...–  en un momento en el que el único fleco para
materializar el acuerdo de coalición entre UP y el PSOE es
la oposición de Esquerra Republicana.
"Para parar el fascismo", ha dicho Enrique Santiago, "este 
partido [el PCE] con Unidas Podemos hemos apostado por
entrar en el gobierno, para evitar que se hagan políticas de 
la derecha, o que la socialdemocracia acabe entregada a 
las políticas neoliberales".
"Pero sólo hay un impedimento", ha proseguido Santiago: 
"La actitud de la izquierda independentista catalana. 
Hacemos un llamamiento para no fortalezcan a la derecha 
española ni la ultraderecha, para que permitan un gobierno
de la izquierda".
Así, el diputado de Unidas Podemos ha insistido: "Los 
derechos de las personas están por encima de cualquier 
bandera o criterio nacional".
ERC fue a las elecciones generales en coalición con 
Soberanistes, organización participada por Comunistes, 
partido liderado por Joan Josep Nuet (diputado en el 
Congreso), excoordinador de EUiA, una de las 
organizaciones presentes en el foro del PIE.
Dentro de esa batalla contra la extrema derecha, Enrique 
Santiago ha recordado la resolución del Parlamento 
Europeo aprobada por la derecha, los liberales y los 
socialdemócratas que equipara el nazismo y el 
comunismo: "Es una vergüenza el revisionismo amparado 
por socialdemocracia que ha permitido esa resolución 
equiparando el nazismo, el único régimen político que ha 
teorizado y aplicado el exterminio industrial, con el 
movimiento comunista, que liberó a la humanidad del 
mayor flagelo humano. Es inaceptable. Es un síntoma que 
pone de manifiesto la crisis europea: la 
constitucionalización de las políticas neoliberales es el 
caldo de cultivo de la ultraderecha, a la que no se combate 
con manifiestos, sino programas que garanticen los 
derechos a todos".
Santiago también ha señalado que la entrada en el 
Gobierno puede tener consecuencias en el espacio político 
que representa Unidas Podemos: "Nuestro reto será 
estabilizar ese espacio plural que permite hacer políticas 
de otra forma, que no sea solo una coalición electoral, que 
sea un sujeto político, y garantizar el acompañamiento 
social y popular al gobierno. De nada sirve si nuestro 
pueblo no es cómplice con ese trabajo de gobierno".
El secretario general del PCE ha trasladado ese análisis al 
propio PIE: "El compromiso del PCE y del PIE es ampliar 
este espacio político, aquí tiene que estar desde el 
laborismo británico que ha dado una defensa por los 
derechos y los servicios sociales, hasta el último partido 
comunista de este continente: sólo uniendo fuerzas 
seremos imparables, y se puede lograr con un programa en
común. La izquierda se fortalece unida. El PIE ha pasado 
un momento delicado, y la voluntad del PCE siempre ha 
sido la construcción de amplios acuerdos en torno a 
propuestas". 
En el PIE no están partidos que sí forman parte del grupo 
parlamentario de la Izquierda Unitaria (GUE), como 
Podemos o el PCF. Uno de los partidos del GUE que este 
fin de semana formaliza su integración en el PIE como 
observador es Sortu, principal formación de la coalición 
EH Bildu.

https://www.eldiario.es/politica/Enrique-Santiago-Gobierno-PSOE-
UP_0_973952803.html