Vous êtes sur la page 1sur 22

SEMANA 8 – PSICOPREVENCIÓN Y PSICOLOGÍA DE LA EMERGENCIA

PSICOPREVENCIÓN Y PSICOLOGíA DE LA EMERGENCIA

SEMANA 8
Programa de seguridad basado en la conducta

Todos los derechos de autor son de la exclusiva propiedad de IACC o de los otorgantes de sus licencias. No está
permitido copiar, reproducir, reeditar, descargar, publicar, emitir, difundir, poner a disposición del público ni
utilizar los contenidos para fines comerciales de ninguna clase.
IACC-2019
1
SEMANA 8 – PSICOPREVENCIÓN Y PSICOLOGÍA DE LA EMERGENCIA

1.

APRENDIZAJES ESPERADOS
El estudiante será capaz de:

 Diseñar un programa basado en la conducta,


aplicando cada etapa para su desarrollo,
implementación y control, para la optimización
de la calidad de los procesos.

IACC-2019
2
SEMANA 8 – PSICOPREVENCIÓN Y PSICOLOGÍA DE LA EMERGENCIA

1. APRENDIZAJES ESPERADOS ........................................................................................................ 2


INTRODUCCIÓN ............................................................................................................................. 4
1.¿QUÉ ES UN PROGRAMA DE SEGURIDAD BASADO EN LA CONDUCTA (SBC)? ............................... 5
1.1 CONDICIONES PREVIAS PARA APLICAR UN PROGRAMA DE SEGURIDAD BASADO EN LA
CONDUCTA ................................................................................................................................ 6
2. ETAPAS DE LA IMPLEMENTACIÓN DE UN PROGRAMA DE SEGURIDAD BASADO EN LA
CONDUCTA .................................................................................................................................. 10
2.1 DIAGNÓSTICO .................................................................................................................... 10
2.2 PLANIFICACIÓN DE ACCIONES PREVIAS ............................................................................... 11
2.3 IDENTIFICACIÓN DE LISTA DE CONDUCTAS CLAVES............................................................. 13
2.4 PUESTA EN MARCHA DE LA INTERVENCIÓN ........................................................................ 14
2.5 CONTROL ........................................................................................................................... 15
2.6 REAJUSTE ........................................................................................................................... 17
COMENTARIO FINAL .................................................................................................................... 19

IACC-2019
3
SEMANA 8 – PSICOPREVENCIÓN Y PSICOLOGÍA DE LA EMERGENCIA

INTRODUCCIÓN
En general, lo que origina la mayor cantidad confianza, baja autoestima, frustración; por
de accidentes laborales son las acciones lo tanto, esto también afectará a la familia de
inseguras que ejecutan los colaboradores ese trabajador.
dentro de una organización. Esto se da
cuando los trabajadores, no saben cómo Por otra parte, a la empresa le impacta por el
prevenir, no quieren hacerlo o cuando, por aumento en la tasa de accidentabilidad,
diversas razones, no pueden. pérdida de tiempo en el trabajo por
accidente laboral, recursos, contratación de
En la actualidad, las metas productivas son nuevos trabajadores, capacitación y
cada vez más exigentes. Es por ello que las entrenamiento a los nuevos trabajadores y
exigencias en el cumplimiento de ellas capacitación a trabajador accidentado.
involucran factores claves en la motivación
del colaborador, como por ejemplo, tiempo y A razón de lo anteriormente mencionado, el
remuneración, lo que evidentemente “programa de seguridad basado en la
involucra realizar conductas fuera de conducta para la prevención de accidentes
estándar, es decir, no cumplir con protocolos del trabajo” es un elemento clave, ya que a
de seguridad, no utilizar los elementos de través de la aplicación de sus distintas
protección, no utilizar los dispositivos de etapas, se logrará identificar, controlar y
seguridad en las maquinarias, etc.; lo que eliminar todos aquellos antecedentes que
finalmente puede traer como consecuencia provocan comportamientos riesgosos y los
accidentes. que se traducen en consecuencias
desfavorables para la empresa, los
El accidente laboral, además del daño físico y trabajadores y sus familias.
contractual del individuo, podría producir, de
acuerdo a su tipo, desmotivación, falta de

IACC-2019
4
SEMANA 8 – PSICOPREVENCIÓN Y PSICOLOGÍA DE LA EMERGENCIA

1. ¿QUÉ ES UN PROGRAMA DE SEGURIDAD BASADO EN


LA CONDUCTA (SBC)?
Es un programa donde los propios trabajadores describen las formas más probables de lesionarse,
a través de la observación de las tareas que realizan, con el fin de reducir las conductas inseguras
en la realización de su desempeño laboral. Estas observaciones las realizan los propios
trabajadores a sus compañeros.

Sabías que...
El concepto seguridad basada en el comportamiento surge del estadounidense Dan Petersen,
quien señaló que el propósito de encauzar los procesos de gestión hacia la seguridad basada en la
conducta se basa, esencialmente, en la identificación y evaluación de las conductas y el uso de
recursos psicológicos. Petersen basó su enfoque en las investigaciones de B.F. Skinner,
considerado como el padre del análisis de la conducta (Martínez, 2011).

Este programa está dividido en etapas:

ETAPA 1: es la realización de un diagnóstico de las conductas, en la que se analiza la siniestralidad,


accidentes, información disponible y cualquier documentación que sea necesaria. Esto permitirá
elaborar las herramientas que se requieren para realizar las observaciones a conductas según la
labor a realizar por los trabajadores y poder cotejarlo con las estadísticas de accidentabilidad
obtenidas en el periodo en que se realizará la intervención versus la estadística del periodo
anterior.

ETAPA 2: es la planificación de acciones preventivas previas. Aquí se podrán establecer las


metodologías de intervención y de control que se utilizarán.

ETAPA 3: es la elaboración de la lista de conductas seguras.

ETAPA 4: es la puesta en marcha de la intervención.

ETAPA 5: es la de control de las acciones.

ETAPA 6: finalmente está la etapa de reajuste del programa, donde se podrán evidenciar aquellos
errores que al ser corregidos llevarán al éxito del programa (Jeldes, 2012).

IACC-2019
5
SEMANA 8 – PSICOPREVENCIÓN Y PSICOLOGÍA DE LA EMERGENCIA

 ¿El comportamiento, está influenciado por el entorno social?


Revisa el siguiente video.

1.1 CONDICIONES PREVIAS PARA APLICAR UN PROGRAMA DE


SEGURIDAD BASADO EN LA CONDUCTA

Para poder implementar un programa de seguridad basado en la conducta (SBC), se deben dar dos
grupos de condiciones, unas que vienen del modelo tricondicional y las otras relacionadas al
ambiente organizacional.

Las condiciones derivadas del modelo tricondicional son tres:

 Primera condición: antes que todo, en una empresa, se deben dar todas las condiciones
organizacionales (por ejemplo los procedimientos de trabajo, que los lugares de trabajo se
encuentran en óptimas condiciones para desarrollar las labores, etc.) e ingenieriles (que la
maquinaria esté con sus mantenciones al día, que se adopten las medidas necesarias para
apartar el peligro de los trabajadores, principalmente en el caso de la emisión de ruidos,
vibraciones, partes móviles, etc.) para que los trabajadores puedan trabajar seguros.

IACC-2019
6
SEMANA 8 – PSICOPREVENCIÓN Y PSICOLOGÍA DE LA EMERGENCIA

 Segunda condición: los empleados han recibido la debida formación e información sobre
riesgos y seguridad, de modo que conocen los riesgos y saben cómo trabajar de forma
seguro.

 Tercera condición: el comportamiento, en estas condiciones, en que el personal puede y


sabe trabajar seguro, se considera responsable de la inseguridad o siniestralidad presente.
Por ejemplo, se constata que no se aplican los métodos de seguridad o que el uso de los
EPI no tiene la frecuencia que debería. Es decir, los programas SBC son una de las
metodologías disponibles para intervenir cuando el diagnóstico revela que los problemas
se sitúan en el ámbito de la tercera condición. Esta situación precisaría que la metodología
de SBC está indicada, pero no todavía que sea viable aplicarla con éxito.

Según Meliá (2007), para que el programa de seguridad basado en la conducta, sea viable su
aplicación es necesario que se cumplan 3 requisitos que se ligan al ambiente organizacional:

 Primero, se requiere que las relaciones interpersonales y el ambiente sean óptimos en el


entorno laboral. Es importante que no se den situaciones de conflicto, puesto que el
programa podría no funcionar adecuadamente. Son primordiales la cooperación y buenas
relaciones entre los trabajadores y, si se llegasen a dar de igual manera los conflictos, al
menos que estos no sean de tal magnitud que impidan la contribución y la colaboración de
todas las partes.

 Segundo, como se espera en la implementación de cualquier programa o sistema de


gestión, en la aplicación del programa de seguridad basado en la conducta, se hacen
necesarios recursos, tanto humanos como económicos, los que deben estar bien definidos
en términos de las responsabilidades que tendrán los recursos humanos, los tiempos
requeridos y los costos asociados.

 Tercero, el comportamiento, en estas condiciones en que el personal puede y sabe


trabajar seguro, se considera responsable de la inseguridad o siniestralidad presente. Por
ejemplo, se constata que no se aplican los métodos de seguridad o que el uso de los EPI no
tiene la frecuencia que debería. Es decir, los programas SBC son una de las metodologías
disponibles para intervenir cuando el diagnóstico revela que los problemas se sitúan en el
ámbito de la tercera condición. Esta situación precisaría que la metodología de SBC está
indicada, pero no todavía que sea viable aplicarla con éxito.

IACC-2019
7
SEMANA 8 – PSICOPREVENCIÓN Y PSICOLOGÍA DE LA EMERGENCIA

IACC-2019
8
SEMANA 8 – PSICOPREVENCIÓN Y PSICOLOGÍA DE LA EMERGENCIA

A. CONDICIONES PREVIAS PARA


B. ANÁLISIS FUNCIONAL D. ELABORAR MATERIAL F. ACTIVAR LA
APLICAR SBC
DEL COMPORTAMIENTO FORMATIVO SOBRE LA INTERVENCIÓN
(DIAGNÓSTICO SBC LCC SOBRE LA LCC
Condiciones del modelo ESPECÍFICO
tricondicional:
- Instrucciones
1. Primera condición Identificar la Lista de Modelos visuales de la
- Fijación de metas
razonablemente satisfecha: los Conductas Clave LCC segura vs Insegura
- Feedback
(LCC) (Ej. fotos o videos) - Refuerzos
trabajadores pueden trabajar
seguros - Economías de fichas

Identificar los
2. Segunda condición consecuentes E. OBTENER LA LÍNEA BASE
razonablemente satisfecha: los de la LCC (MÚLTIPLE) G. CONTROL
trabajadores conocen los DE LA LCC
riesgos y saben cómo trabajar DE LA LCC
seguros. Elaborar protocolo Observar y registrar
Identificar los
de observación de la LCC
antecedentes
LCC permanentemente
3. El comportamiento es de la LCC
responsable de la seguridad
/ siniestralidad
Entrenar
observadores H. REAJUSTE DEL
C. PLANIFICAR LA
Condiciones coyunturales: de LCC PROGRAMA
ACCIÓN SBC
1. No se padece una situación Reanalizar la LCC
- Diseño
de conflicto colectivo - Método de periódicamente,
Observar y
Intervención registrar la LCC incrementándola o
- Métodos de modificándola
Control
2. Se dispone de los medios y Reanalizar
recursos adecuados periódicamente y
reajustar cuando
sean necesario los
3. Se dispone del apoyo
elementos de la
explícito y público de la
intervención
alta dirección

Fuente: Melia, 2007.

IACC-2019
9
SEMANA 8 – PSICOPREVENCIÓN Y PSICOLOGÍA DE LA EMERGENCIA

2. ETAPAS DE LA IMPLEMENTACIÓN DE UN PROGRAMA


DE SEGURIDAD BASADO EN LA CONDUCTA

IDENTIFICACIÓN
PLANIFICACIÓN PUESTA EN
DE LISTA DE
DIAGNÓSTICO DE ACCIONES MARCHA DE LA CONTROL REAJUSTE
CONDUCTAS
PREVIAS INTERVENCIÓN
CLAVES

2.1 DIAGNóSTICO
El programa de seguridad basado en la conducta (SBC) comienza, necesariamente, con un
diagnóstico específico, que es característica primordial de este tipo de programas, denominada
análisis funcional de la conducta (Jeldes, 2012). Este análisis es una técnica psicológica conductual
o cognitivo-conductual que en el caso SBC se basa en información anterior disponible (reportes de
accidentes, informes de investigación, datos de siniestralidad, encuestas, entrevistas, actas de los
comités paritarios de higiene y seguridad y cualquier otra información o documentación que
pueda servir) e información obtenida del diagnóstico (observación del trabajo, entrevistas,
reuniones, entre otras).

El objetivo del análisis funcional de la conducta es tratar de identificar una primera Lista de
Conductas Claves (LCC), y los antecedentes y consecuentes que influyen en las mismas, tanto en lo
que tiene relación con las conductas inseguras como en lo que se refiere a las conductas seguras.

La LCC posee un número específico de conductas observables, especialmente notables en


seguridad. La identificación de los antecedentes y consecuentes pretende establecer el conjunto
de condiciones, estímulos y eventos, sociales o materiales, exclusivos o no de las conductas de la
LCC, que incitan, fortalecen o inhiben la conducta insegura y la conducta segura.

IACC-2019
10
SEMANA 8 – PSICOPREVENCIÓN Y PSICOLOGÍA DE LA EMERGENCIA

En la etapa del diagnóstico también se levanta la información general de la empresa donde se


intervendrá posteriormente, datos de la actividad económica, estructura organizacional, nivel de
escolaridad, perfeccionamiento y entrenamiento de los trabajadores.

En esta etapa, por ejemplo, se deben conocer:


- Las estadísticas de la organización
- La cantidad de accidentes
- Los accidentes que mayormente se producen
- Las áreas más afectadas con la ocurrencia de accidentes
- Cumplimiento de la legislación vigente respecto de CPHS y sus actas, Obligación de Informar,
Capacitación, etc

2.2 PLANIFICACIÓN DE ACCIONES PREVIAS


Con la información que arroja el análisis funcional de las conductas, se requiere comenzar a
planificar las acciones preventivas del programa de seguridad basado en la conducta. Esta
actividad lleva distintos elementos, algunos necesariamente específicos del ámbito en donde se
implanta, y otros genéricos, que son:

 El diseño
 El método de intervención
 Los métodos de control de resultados

Es importante idear el diseño a utilizar, pues este será el plan de trabajo que pretenderá certificar
en la medida que el sistema lo permita y la eficacia del análisis de los datos e información, por lo
que se deberá detallar el orden de las observaciones (registros y mediciones) que se ejecutarán y
las circunstancias bajo las que estas se van a hacer. Generalmente, en SBC para este esquema se
requiere implementar una modalidad de línea base múltiple, una forma que presenta variadas
ventajas: es concreto para sustentar y cotejar los resultados de la implementación.

Es significativo establecer la unidad de observación e intervención, puesto que dicha unidad se


considerará un todo con el objeto de registrar comportamientos de la Lista de Conductas Claves y
algunas otras variables dependientes. Frecuentemente esta unidad de observación e intervención
es una unidad natural de la organización formada por diversos trabajadores, por ejemplo, todo el
grupo de trabajadores que se ocupa del proceso o máquinas de tipo X.

IACC-2019
11
SEMANA 8 – PSICOPREVENCIÓN Y PSICOLOGÍA DE LA EMERGENCIA

También hay que decidir la unidad temporal de registro. En general, se toman unidades naturales
como semanas o quincenas, por ejemplo. Tomar unidades temporales muy grandes no se aconseja
porque pasa demasiado tiempo antes de que los participantes perciban cómo evolucionan.

Al momento de planificar la acción preventiva, se debe considerar que existen distintos métodos
de intervención, ya que existe una amplia variedad de programas. Los tipos de programas, según
Meliá (2007), son:

 Feedback, se utiliza la retroalimentación sobre el desempeño seguro como el principal


elemento de intervención.
 Basados en los incentivos, se utilizan elementos reforzantes, materiales y/o sociales, para
«premiar» el desempeño correcto y seguro.
 Las economías de fichas, consisten en programas donde los comportamientos deseados
son cuantificados de algún modo simbólico (originalmente fichas, actualmente con más
frecuencia puntos, en muchos casos en formato electrónico) y pueden ser canjeados por
recompensas de un catálogo de refuerzos.

Junto con el esquema y los métodos de intervención, se deben establecer los métodos de control
del programa. Esto significa que hay que seleccionar las variables dependientes, los indicadores a
ser medidos y controlados, antes, durante y después de la intervención y las metodologías para
ese registro, observación, medición y control.

Generalmente, los programas de seguridad basados en la conducta SBC tienen insertos, como uno
de sus aspectos relevantes, una variable para el control de los resultados, un índice porcentual de
presencia de la conducta o conductas seguras establecidas en la LCC. Este índice viene de los datos
recopilados en la observación directa.

Un índice así posee enormes mejorías técnicas y psicológicas, con innumerables resultados
preventivos favorables y que forman parte constantemente de los programas basados en
feedback, o en feedback más alguna clase de refuerzo (Meliá y Becerril, 2007).

Este tipo de indicadores son objetivos y cuantificables, basados en la observación; además, son
sensibles al estado de seguridad real que hay en la empresa o, específicamente, en el lugar de
trabajo y, si la pauta de observación está bien esquematizada, no tiene por qué ser costoso ni
invasivo.

Junto con el tipo de programa anteriormente descrito, se deben implementar otros más
cotidianos, basados en la accidentabilidad o en los costos de esta. Cabe recordar que estos
indicadores más cotidianos son enormemente débiles al momento de indicar el estado de
seguridad, excepto en las grandes cifras y presentan muchas deficiencias técnicas y preventivas
bien conocidas. No se debe renegar de ellos, pero hay que tener claro que su insensibilidad a las
condiciones reales, puede guardar resultados positivos o negativos.

IACC-2019
12
SEMANA 8 – PSICOPREVENCIÓN Y PSICOLOGÍA DE LA EMERGENCIA

Para ejemplificar las deficiencias de estos indicadores solo se debe observar que, si se pudiera
juzgar el estado de seguridad de algunas empresas en función del número de accidentes, o por el
índice de frecuencia o índice de incidencia, entre otras, muchas compañías quedarían reflejadas
como seguras, lo que cualquier experto en prevención de riesgos sabe, no se ajusta
específicamente, a la realidad en muchos casos.

Algo que se hace necesario en muchas empresas es el desarrollo de una evaluación económica de
los costos que conllevan los accidentes y la siniestralidad derivada de estos, ya que con mucha
frecuencia, las empresas no saben cuánto pierden por inseguridad y cuánto podrían ganar con una
gestión adecuada de la misma (Meliá, 2007).

El diseño

En la planificación de acciones previas,


los pasos a seguir son: El método de intervención

Los métodos de control de


resultados.

2.3 IDENTIFICACIÓN DE LISTA DE CONDUCTAS CLAVES


En todos los programas de seguridad basados en la conducta SBC resulta necesario establecer
claramente, para los trabajadores involucrados y para los observadores, cuál es la conducta
segura, o conductas seguras esperadas, y cuáles son las conductas inseguras o no aceptables.

Para poder llevar a cabo esto de una manera simple y efectiva se deberá confeccionar, mediante la
observación de fotos o pequeños videos, un listado de las conductas seguras que formarán la lista
de conductas claves LCC, quedando así más claras algunas conductas inseguras y no deseadas
(Meliá, 1998).

Toda la información deberá ser entregada e informada a todos los trabajadores que participarán
de la implementación, desde la línea ejecutiva hasta los trabajadores de la línea operativa y,
obviamente, también a aquellos que participen del levantamiento de las conductas seguras claves
LCC.

IACC-2019
13
SEMANA 8 – PSICOPREVENCIÓN Y PSICOLOGÍA DE LA EMERGENCIA

Por ejemplo, crear un listado de conductas riesgosas, ayudará a que los criterios de los
observadores sean similares a la hora de evaluar.

2.4 PUESTA EN MARCHA DE LA INTERVENCIÓN


El momento más esperado del proceso de planificación de un programa de seguridad basado en la
conducta SBC es la etapa de intervención o puesta en marcha de las acciones de intervención que
corresponda: feedback, refuerzos o economías de fichas.

Los programas basados en feedback recurren a la retroalimentación como un importante


mecanismo de intervención, es decir, una vez que se pone en marcha la etapa de intervención, el
área o lugar de trabajo que está siendo observado e intervenido comenzará a recibir feedback
sobre su desarrollo, que en la mayoría de los casos es sobre el porcentaje de conductas seguras
que se despliega en su LCC.

Se han implementado varias formas de entregar feedback. Un ejemplo recurrente es la utilización


de afiches que se colocan en zonas estratégicas, donde todos los trabajadores del área que se está
interviniendo lo puedan visualizar diariamente. En ese afiche se van detallando las conductas
seguras en la LCC.

Es esencial que antes de utilizar cualquier herramienta de feedback todos los trabajadores
conozcan la lista de conductas claves LCC y cómo diferenciar si una conducta es segura o no en la
LCC. Otro ejemplo que ha dado buenos resultados respecto a la aplicación del feedback son los
incentivos, ya sean económicos, tales como materiales, regalos y/o los sociales, o incentivos que
hagan que el trabajador se destaque de su equipo de trabajo y se sienta reconfortado por los
buenos resultados que posee la aplicación de las conductas seguras de la lista de conductas claves
LCC.

Una vez que se asigne un incentivo, es importante aclarar quién lo recibe el incentivo y las razones
por las cuales se le asigna. Además, es importante que el incentivo posea una dimensión adecuada
y que se entregue especificando la conducta que se desea fortalecer.

Los programas basados en las economías de fichas son aquellos donde las conductas esperadas
son evidenciadas a través de fichas, puntos o tarjetas que pueden ser cambiados por incentivos

IACC-2019
14
SEMANA 8 – PSICOPREVENCIÓN Y PSICOLOGÍA DE LA EMERGENCIA

que están predeterminados en una lista, es decir, se determina con antelación el valor que posee
cada incentivo. De esa manera, el trabajador sabe que al tener muchas conductas seguras
obtendrá lo que él desea. Ahora bien, es importante ir cambiando los incentivos para que el
personal se motive en mantener las conductas seguras y, por ende, el éxito de la aplicación del
programa también perdure en el tiempo. Este tipo de programas son ideales para el crecimiento y
desarrollo progresivo de un entorno seguro de trabajo.

Cuando los programas de seguridad basados en las conductas SBC se planifican e implementan de
buena manera, funcionan bien. Las empresas que con tanta claridad y energía han adoptado los
conocimientos de la psicología científica para modificar conductas de los consumidores deberían
descubrir que, igualmente, estos programas son eficaces en las áreas de seguridad y salud y que
también son rentables en este mismo ámbito.

La aplicación de método economía de fichas, sería similiar a lo que sucede con la acumulación de
puntos por compras en grandes multitiendas o supermercados. Si por las compras realizadas
acumula una cantidad de puntos, podrá canjearlos por algún producto que está previamente
estipulado en un catálogo.

2.5 CONTROL
El control debiese ser parte de todo el proceso de implementación del programa de seguridad
basada en la conducta SBC porque los programas se basan en una evaluación constante,
implacable y objetiva. No obstante, después de un cierto tiempo de la implementación del
programa de intervención, se comienzan a obtener resultados respecto a la cantidad de conductas
seguras, así como sobre otros indicadores como los indicadores de costos económicos en relación
a la accidentabilidad, del ausentismo asociado, o los índices de siniestralidad de la empresa.

Según Meliá (2007), en la mayoría de los casos, los programas de seguridad basados en la
conducta (SBC) producen dos tipos de resultados, ambos potencialmente importantes. El primero
de ellos aumenta la media de forma evidente, es decir, puede demostrar una mejoría notoria
antes y durante la implementación. Son habituales cambios, como por ejemplo, pasar de un 60%
de promedio de conductas seguras a un 80% de conductas seguras.

Está demostrado que cuanto más próximo al 100% de seguridad están los resultados antes de la
implementación, más difícil es obtener un gran cambio. Si la media de la conducta segura antes de
la implementación, era de un 90%, es esperable que no se obtenga una mejora de 10%. En esta
situación de partida una mejora de 5 puntos significa alcanzar un 50% del máximo posible.

IACC-2019
15
SEMANA 8 – PSICOPREVENCIÓN Y PSICOLOGÍA DE LA EMERGENCIA

Es relevante conocer muy bien estos resultados para establecer, adecuadamente, las expectativas
del grupo, de los trabajadores y de los ejecutivos de la empresa. Reducir los últimos puntos, en la
proximidad del 100% de conductas seguras, puede ser muy complejo y costoso, si es que es
posible en la mayoría de ambientes laborales. Pero lo fundamental es que, en términos generales,
los programas SBC son eficaces y lo demuestran cuantitativamente con cambios evidentes en la
media del porcentaje de las conductas seguras antes y durante la implementación. Notoriamente
ahí donde las conductas seguras ya están muy próximas al 100%, no se da la distribución que
corresponde, según el modelo tricondicional, anteriormente explicado, para aplicar el programa
de seguridad basado en la conducta SBC.

El segundo cambio que producen los programas de seguridad basados en las conductas SBC se
relaciona con la precisión. Lo usual es que la curva de porcentaje de conductas seguras sea muy
inconstante antes de introducir el programa de intervención. Es decir, que presente mucha
propagación, manifestada por ejemplo, por una evidente variación especial. Después de comenzar
la intervención, esa variabilidad tiende a disminuir, como sucede en los programas de calidad,
favoreciendo una conducta no solo más segura, sino también más íntegra, más duradera y con
menor variabilidad. Este resultado es indistintamente relevante. Aunque muchos elementos de
observación (por ejemplo, muchos días) muestren buenos registros, una variabilidad indebida
puede ser fuertemente dañina: basta que un día se hagan las cosas mal para que suceda un
accidente.

Para que existe un control eficiente , es que se torna importante que en el punto de la identificación de
las conductas claves (LCC), se grafique la realidad de la organización y luego en el control se pueda
visualizar si hay un cambio positivo, negativo o si se ha mantenido.

IACC-2019
16
SEMANA 8 – PSICOPREVENCIÓN Y PSICOLOGÍA DE LA EMERGENCIA

2.6 REAJUSTE
Los programas de seguridad basados en las conductas SBC son autoevaluables, esto quiere decir
que poseen en sí mismos las herramientas para modificar las desviaciones encontradas en su
aplicación y constituir una mejora continua.

Hay dos tipos de reajustes. El primero son las modificaciones que se deben efectuar debido a que
algunos elementos del programa no se desempeñan como se esperaba. Debido a que se va
planificando y aplicando una evaluación continua del programa, estos resultados servirán para
establecer cuál o cuáles son los elementos que no están funcionando de la manera más idónea, si
es que los hay, e incluir las modificaciones que se requieran. Por otro lado, se ven las
modificaciones requeridas para desarrollar el programa y para conservar efectivos sus resultados o
mejorarlos si amerita el caso. En la implementación de cualquier programa preventivo, no hay que
quedarse con los buenos resultados que ha ido arrojando la aplicación de este, sino que se hace
necesario ir siempre más allá y estar pendiente por los cambios que pudiesen presentarse y que
ameritarán reajustes para el bien del ciclo de mejora continua.

Para conservar la eficacia y el beneficio de un programa, debe estudiarse constantemente y


ajustarse si es necesario. Evaluar si los incentivos siguen siendo relevantes para el trabajador,
revisar la lista de economía de fichas y, en muchas ocasiones, se requiere mejorar o agregar
nuevas conductas seguras a la LCC, sumando nuevas áreas de la empresa. Por último, las empresas
son dinámicas y hay muchas situaciones por las que las compañías cambian constantemente,
haciendo inevitable que los programas sobre seguridad, también aquellos basados en las
conductas SBC, cambien y se adapten a los nuevos escenarios.

Por estas dos grandes razones, lo que pudiese haber funcionado muy bien en una empresa
respecto a la intervención en un año específico, claramente, requerirá de modificaciones para que
sea igual o más beneficioso al siguiente año.

Por otro lado, una característica especial y específica de los programas de seguridad basada en las
conductas es que estos mantienen un control continuo que es fuente de aprendizaje y de
autoaprendizaje. Con la debida puesta en marcha del programa, las pertenencias son
indiscretamente fundamentales para promover una legítima participación de los trabajadores y
garantizar un fuerte desarrollo de la formación y las actitudes positivas hacia la seguridad.

IACC-2019
17
SEMANA 8 – PSICOPREVENCIÓN Y PSICOLOGÍA DE LA EMERGENCIA

Para mantener la vigencia y la utilidad de un programa eficaz debe revisarse periódicamente y


readaptarse. Por ejemplo, hay que reevaluar si los refuerzos lo siguen siendo, hay que valorar el
catálogo de una economía de fichas. Por otra parte, en muchas ocasiones, se desea mejorar o expandir
el éxito del programa, por ejemplo, incorporando nuevas conductas seguras a la LCC o incorporando
nuevas partes de la empresa.

IACC-2019
18
SEMANA 8 – PSICOPREVENCIÓN Y PSICOLOGÍA DE LA EMERGENCIA

COMENTARIO FINAL
El éxito de la implementación de un programa de seguridad basado en la conducta (SBC) tendrá
resultados favorables siempre que durante la etapa de implementación se cumpla cada una de las
etapas que se describieron durante el contenido. Además, es imperante contar con el compromiso
de la dirección de la organización, ejercer un liderazgo visible y ejemplar por parte de la dirección
de la organización, observar y escuchar de forma activa y proactiva, influenciar, realizar acciones,
medir, contar con los recursos necesarios para su diseño, desarrollo, implantación y seguimiento.

Sin el cumplimiento de estos puntos, es difícil obtener resultados positivos, ya que la mantención
de las buenas conductas o aparición de nuevas, conlleva grandes esfuerzos y sacrificios de toda la
organización. De lo contrario, los cambios perdurarán por un año y posterior a ellos se volverá al
punto de inicio.

IACC-2019
19
SEMANA 8 – PSICOPREVENCIÓN Y PSICOLOGÍA DE LA EMERGENCIA

REFERENCIAS
Jeldes, I. (2012). Programa de seguridad basado en la conducta del personal de aseo del colegio

Mater Dolorosa para la prevención de accidentes de trabajo. Seminario deTítulo para optar

al título de Ingeniero en Prevención de Riesgos, Calidad y Ambiente. Instituto Profesional

INACAP

Meliá, J. (2007). Seguridad basada en el comportamiento. Recuperado de

https://www.uv.es/~meliajl/Papers/2007JLM_SBC.pdf

Nogareda, C.; Gracia, D.; Martínez-Losa; J.; Peiró, J. M.; Duro, A.; Salanova, M.; Martínez, I.;

Merino, J; Lahera, M. y Meliá, José L. (2007). Perspectivas de Intervención en Riesgos

Psicosociales: Medidas Preventivas. España: Foment del Treball Nacional. Recuperado de

https://bit.ly/2JoelFM

Meliá, J. (1998). Un modelo causal psicosocial de los accidentes laborales. Anuario de Psicología,

29(3), 25-43.

Meliá, J. y Becerril, M. (2007). “Un método eficaz y sencillo para reducir los accidentes laborales en

construcción. Prevención” en Revista Técnica de Seguridad y Salud Laborales, 180.

Meliá, J.L.; Chisvert, M. y Pardo, E. (2001). “Un modelo procesual de las atribuciones y actitudes

ante los accidentes de trabajo: estrategias de medición e intervención. Revista de

Psicología del Trabajo y de las Organizaciones, 17 (1), 63-90.

Martínez, C. (2011). El proceso de gestión de la seguridad basada en los comportamientos desde la

actuación de los supervisores. Recuperado de https://bit.ly/2Hsl0uX

IACC-2019
20
SEMANA 8 – PSICOPREVENCIÓN Y PSICOLOGÍA DE LA EMERGENCIA

PARA REFERENCIAR ESTE DOCUMENTO, CONSIDERE:

IACC (2019). Programa de seguridad basado en la conducta. Psicoprevención y

psicología de la emergencia. Semana 8.

IACC-2019
21
SEMANA 8 – PSICOPREVENCIÓN Y PSICOLOGÍA DE LA EMERGENCIA

IACC-2019
22