Vous êtes sur la page 1sur 3

EL HIJO DEL HOMBRE NO TIENE DONDE

REPOSAR SU CABEZA
Sobreedificando sobre el fundamento Cristo

Existen dos lugares distintos en las biografías de Jesús, que citan sus
palabras referentes a algo que ha sido muy mal interpretado por el sistema
religioso. Leamos ambos versos antes de explicar lo que ellos significan. Me
refiero a la biografía de Jesús escrita por Mateo 8:20 que dice: 20Y le dice
Jesús: Los zorros madrigueras tienen y las aves del cielo nidos, mas el Hijo
del Hombre no tiene dónde la cabeza recueste.

La otra cita se encuentra en la biografía de Jesús escrita por Lucas


9:58 y dice así: 58Y le dijo Jesús: Los zorros (en griego la palabra
“alópekes”) madrigueras (en griego “pholeoùs”) tienen y las aves (en
griego “peteinà”) del cielo nidos, (en griego “kataskenóseis”) mas el Hijo
del Hombre no tiene dónde la cabeza recueste, en griego la palabra
“klíne”.

Si os habéis fijado, ambos versos dicen exactamente lo mismo. Pero


lo que en realidad os pido que observéis es que Jesús hace una pequeña
parábola o alegoría para referirse a sí mismo. Por todo el sistema religioso
siempre he escuchado decir que estos versos muestran la pobreza de
Jesús, que no tenía siquiera donde descansar o dormir.

Pero en realidad, Jesús no se está refiriendo a eso. Cuando Jesús


dice que los zorros tienen guarida y las aves nidos, se estaba refiriendo al
acto del reposo, por eso, al compararlo consigo mismo dice que no tenía
donde reclinar o reposar la cabeza del Hijo del Hombre.

Luego que Adán fue formado como nos informa Génesis 2:7, nos
dice el verso 20 de ese mismo capítulo 2 de Génesis, que para Adán no se
halló ayuda idónea. Fue entonces, que la mujer, que es una figura de la
Iglesia o cuerpo de Cristo, fue sacada de Adán para revelarnos que la
Iglesia fue entrega como cuerpo a la cabeza que era Adán, cabeza que
estaba falta de la gloria de Dios, ya que como nos informa Isaías 54:16 Dios
había formado al destruidor (la primera cabeza terrenal) para destruir.

Por eso es que después de la mujer Eva, la figura de la Iglesia o


cuerpo de Cristo, al ser engañada e incurrir en transgresión, en Génesis 3:16
se nos dice que entre las cosas que Dios le profetizó a ella le dijo: Y tu
deseo será para tu marido, y él se enseñoreará de ti. En pocas palabras,
constituyó al primer marido de la mujer o Iglesia aquí en la tierra, en lo
visible y relativo, como cabeza de la mujer. Por eso el pecado o naturaleza
alma o carne pasó a TODOS los hijos de Dios.

Pero quiero recordarles mis amados, que nos revela el apóstol Pablo
en la Carta a los Colosenses 3:3 lo siguiente: 3 Porque habéis muerto, y
vuestra vida está escondida con Cristo en Dios. El apóstol Pablo le revela a
los amados que ellos estaban muertos o separados de Dios, cosa que
ocurrió en Adán, porque como revela el apóstol Pablo en la Carta a los
Romanos 5:12 que el pecado (o naturaleza carne o alma que nos separó
de Dios) entró en el mundo por un hombre (Adán) y por el pecado la
muerte o separación espiritual de nosotros con Dios, así la muerte o
separación de Dios pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron o
participaron de esa naturaleza. Fijaos amados, que el verso 14 al final dice:
Adán, el cual es figura del que había de venir, Jesús Cristo la verdadera
cabeza de la mujer. Porque como revela el apóstol Pablo en la 1ra. Carta
a los Corintios 15:22 Porque así como en Adán TODOS (todos los miembros
del cuerpo de Cristo) mueren, también o de igual manera, en Cristo TODOS
(todos los miembros del cuerpo de Cristo) serán (ya fuimos) vivificados.

Por tanto, cuando Cristo en los días de su manifestación en carne y


sangre dijo esas palabras, nuestra vida estaba guardada en él, por eso
dijo: Yo Soy la resurrección y la vida, biografía escrita por Lázaro
erróneamente llamada Juan 11:25. Jesús como cabeza de la Iglesia hasta
ese momento, porque no tenía reposo, porque no tenía cuerpo o
madriguera o nido donde reposar el Espíritu, porque el Espíritu Eterno como
cabeza que estaba en Jesús, estaba todavía fuera de nosotros. Cristo no
tenía tabernáculo espiritual donde reposar, y durante toda la ley añadida
en Moisés durante el antiguo pacto, Dios el Espíritu Eterno, la cabeza de
Cristo como revela el apóstol Pablo en la 1ra. Carta a los Corintios 11:3
reposaba en un tabernáculo hecho a mano, porque todavía no había
levantado su verdadero tabernáculo no hecho a mano que es la Iglesia,
como revela el apóstol Pablo en la Carta a los Hebreos 9:11.

Que luego de completar su obra Cristo reposó porque es la cabeza del


cuerpo que es la Iglesia, nos es revelado por el apóstol Pablo en los
siguientes versos:

ü Carta a los Efesios 1:22 Y todas las cosas sometió bajo los pies de
él, y lo dio cabeza sobre todas las cosas a la Iglesia.

ü Carta a los Efesios 1:23 La cual (la Iglesia) es el cuerpo de él, la


plenitud de que las cosas todas en todas las cosas llena.
ü Carta a los Efesios 2:16 Y reconciliar a ambos en un cuerpo con Dios
mediante la cruz, matando la enemistad en él.

ü Carta a los Efesios 3:6 Que son los gentiles coherederos y co-
miembros del cuerpo y copartícipes de la promesa en Cristo Jesús
mediante el evangelio.

ü Carta a los Efesios 4:3 Solícitos en guardar la unidad del Espíritu en


el vínculo de la paz; un cuerpo y un Espíritu.

ü Carta a los Efesios 4:15 Sino que hablando verdad en amor,


crezcamos hacia él en todas las cosas, el cual es la cabeza, Cristo.

ü Carta a los Efesios 4:16 Del cual (de Cristo) todo el cuerpo
coordinado y coligado mediante toda juntura del suministro, conforme
a actividad en medida de cada parte, el crecimiento del cuerpo lleva a
cabo para edificación de sí mismo en amor.

ü Carta a los Efesios 5:23 Pues el marido es cabeza de la mujer, como


también el Cristo cabeza de la Iglesia, el Salvador del cuerpo.

ü Carta a los Colosenses 1:18 Y él es la cabeza del cuerpo, de la


Iglesia; el cual es principio, primogénito de entre los muertos, para
ser en todas cosas él quien ocupe el primer lugar.

Os recuerdo amados, que cuando Dios le profetiza a la serpiente o


naturaleza carne en Génesis 1:15 Y pondré enemistad entre ti (la
serpiente) y la mujer, (la Iglesia o cuerpo de Cristo) y entre tu
simiente (los hijos de la serpiente o diablo que era la naturaleza alma
de Adán, cumplido en el pueblo natural de esclavitud bajo la ley a
quien Jesús les recordó quien era su Padre, ver biografía de Jesús
escrita por Lázaro llamada erróneamente Juan 8:44) y la simiente
suya (Jesús, la simiente de la mujer que representaba el cuerpo en
ese momento como primogénito) ésta (Jesús la simiente de la mujer)
te herirá en la cabeza (matará al primer marido como cabeza para
que el segundo marido sea la cabeza de la mujer como revela el
apóstol Pablo en la Carta a los Romanos 7:1-6) y tú (los hijos del
diablo) la herirá en el calcañal, la muerte de Jesús en la cruz. ABBA
Cristo