Vous êtes sur la page 1sur 18

ORACION SCOUT

SEÑOR JESUS
ENSEÑAME A SER GENEROSO
A SERVIRTE COMO TU MERECES
A DAR SIN MEDIDA
A COMBATIR SIN CUIDAR DE MIS HERIDAS
A TRABAJAR SIN REPOSO
A SABER AGOTARME SIN ESPERAR OTRA
RECOMPENSA QUE LA DE SABER QUE
HE CUMPLIDO TU SANTA VOLUNTAD. AMEN

Por la naturaleza
Padre Bueno, que creaste todas las cosas
y nos diste un mundo tan hermoso.
Te pido para que los hombres
sepamos cuidar tu creación.
Que respetemos la vida
de los animales, de los bosques.
Que no abusemos de la naturaleza
ni la ensuciemos con contaminación.
Te pido por quienes defienden las bellezas naturales,
las especies en extinción,
por quienes trabajan por un mundo más limpio.
Te pido también para que todas las personas
puedan gozar de la naturaleza
y los bienes que ella nos ofrece.
Que no le falte a nadie el alimento
que tu nos diste con generosidad para todos.
Padre Bueno ayúdanos a conservar el planeta
y a repartir las riquezas de la naturaleza
para beneficio de todos.
¡Que así sea, Señor!
Todas las oraciones y dibujos adaptados de la pagina  www.buenasnuevas.com 

Espíritu de Dios
Te ofrezco mi corazón para recibirte
y que llenes mi vida.
Dame la fuerza necesaria
para vivir siempre como Jesús nos enseñó:
Amando a todos y amando a Dios.
Te pido que me ayudes a cambiar las actitudes egoístas
que tengo en mi interior
y todo lo que me aleja de Dios y de mis hermanos.
Ayúdame a ser cada día
mejor hijo, mejor hermano, mejor scout...
Te doy gracias
por acompañarme y estar siempre cerca de mí.
Ayudándome a distinguir las cosas buenas y las cosa malas.
Enseñándome a elegir siempre el camino del bien.
Espíritu Santo, Espíritu de Jesús, ven a mi corazón
y transforma mi vida para vivir como Jesús vivió.

Por mi familia
Jesús,
te quiero pedir hoy por toda mi familia.
Mi papá, mi mamá, mis hermanos…
Dales buena salud a todos
y que siempre puedan ser felices.
Que mis papás tengan trabajo
y se quieran mucho.
Que mis hermanos y yo
estudiemos todo lo que aprendemos en el colegio,
que ayudemos en casa sin protestar,
y que aprendamos a jugar juntos
y a llevarnos bien.
Quiero que siempre nos acompañes
y que vivamos muy unidos
haciendo crecer tu inmenso amor
en medio de nosotros
todos los días, en todo momento.
Que así sea, buen Señor Jesús.
Enséñanos a compartir
Querido amigo Jesús,
tu pasaste por el mundo haciendo el bien
entre todos los hombres,
y nos enseñaste a compartir con todos.
Lo que somos,
lo que tenemos,
lo que soñamos,
lo que esperamos
lo que nos duele y lo que nos alegra.
Abre nuestros corazones
para que siempre tendamos la mano al que sufre.
Ayúdanos a ver en cada hermano scout tu rostro
que nos llama y nos pide vivir con generosidad,
amor y entrega a los demás.
¡Que así sea, Señor!

Por los enfermos


Señor,
acuérdate de todas las personas
que sufren enfermedades.
Acompáñalos y ayúdales a superar el dolor.
Enséñales a descubrir tu rostro
siempre presente en los momento difíciles.
Dales fuerza para continuar sus tratamientos
y mejorar su salud.
Danos un corazón grande y compasivo,
capaz de amar y ayudar a los enfermos,
ayúdanos a aliviar sus dolores,
y ofrecer lo mejor que tenemos para su alegría.
Enséñanos Señor a verte en el enfermo
y a dar una mano con cariño.
Que así sea, buen Señor Jesús.
Por la paz
Jesús, ayúdame a vivir en paz con
los que me rodean.
Que busque la paz en mi familia,
poniendo buen humor, ganas de ayudar,
comprensión para mis padres,
y cariño para mis hermanos.
Que busque la paz en mi grupo scout,
evitando las peleas y discusiones,
renunciando a todo tipo de agresión,
ayudando a mejorar las relaciones,
aprendiendo a perdonar y a aceptar
el perdón de otros,
contagiando alegría y ganas de
hacer cosas buenas.
Que busque la paz en todos los lugares
que me encuentre,
para ser como decía San Francisco de Asís,
un verdadero instrumento de paz.
¡Que así sea, Señor!

Dame fuerzas para estudiar


Jesús, tengo que estudiar mucho.
Dame fuerzas para trabajar con entusiasmo
y dedicarle esfuerzo al estudio.
Ayúdame a entender las cosas que debo estudiar.
Ayúdame a hacer las tareas con tiempo y dedicación.
Que no me ponga nervioso,
que me acuerde de todo lo que estudie.
Échame una mano y que pueda aprobar
si realmente me lo merezco.
Ah, me olvidaba,
muchas gracias Jesús, por la posibilidad
que tengo de estudiar e ir al cole.
Te pido para que todos los niños
puedan ir a la escuela y estudiar.
Madre nuestra de cada día
María, querida madre.
Quiero pedirte
por mi familia
para que todos estén sanos y bien.
Que mis padres sean felices
y mis hermanos y yo podamos estudiar mucho.
Ayúdame
a ser más bueno cada día.
A ayudar en mi casa,
a no pelear con mis hermanos y amigos.
A respetar a todos y no contestar mal.
Quiero seguir tus pasos
y estar cerca de Dios
como tu lo estás.
Acompáñame siempre en toda mi vida.
¡Que así sea, Señor!

Padre de todos
Querido Dios, Padre de todos,
enséñanos a vivir como hermanos.
Sin peleas ni discordias.
Sin divisiones ni diferencias.
Ayúdanos a ver en cada scout el rostro de Jesús.
Que seamos capaces de amar
sin fijarnos en las diferencias.
o la proximidad a nuestros gustos.
Que aprendamos a amar
a todos los que nos rodean
porque todos somos hermanos
hijos del mismo Padre Dios.
Amén
Quiero ser servidor de todos
Jesús, tu me enseñas que para seguir tus pasos
hay que servir a los demás.
Ayúdame a ser servicial,
a preocuparme por los demás,
a vivir pensando en ellos.
Enséñame a ayudar,
a ser generoso y abierto,
a estar siempre dispuesto para echar una mano.
Quiero dar muchos frutos de buenas acciones.
Quiero ser solidario y amar a los demás
con hechos y no sólo con palabras.

Padre, estamos creciendo


Cada día somos más grandes
y eso nos pone felices y contentos.
Estamos creciendo, estamos más altos,
más grandes.
Ayúdanos a crecer también en el corazón.
Que cada día seamos más buenos,
que tu amor nos llene por adentro
hasta que contagie a los que nos rodean.
Ayúdanos a crecer en sabiduría, en oración,
en solidaridad, en buen humor,
en entrega a los demás.
Cuídanos mucho, como cuidaste a tu hijo Jesús
cuando crecía.
Haznos parecidos a él,
con sus mismos sentimientos y actitudes.
Que crezcamos como buenos hijos tuyos
en la fe, la esperanza y sobre todo en el amor.
A María, nuestra madre
Querida Virgen María.
Gracias por ser nuestra Madre en la fe,
por estar cerca nuestro
y cuidarnos mucho
como hiciste con Jesús-niño.
Quiero conocer mejor a tu hijo
y a quererlo más cada día.
Quiero vivir como Jesús.
Ser buen hijo, buen hermano y buen amigo.
Contágiame tu esperanza.
Que aprenda, como tu,
a vivir en las manos de Dios.
Ayúdame a hacer crecer mi fe.
Madre Buena, enséñame a seguir
los pasos de Jesús. Amen.

Perdón, Señor
Por las veces que no soy generoso
y no comparto con los demás.
Por las veces que ofendo a los otros,
con palabras o mentiras.
Por las veces que no escucho a mis padres
y creo sabérmelas todas.
Por las veces que peleo con mis hermanos y amigos.
Por las veces que no cumplo con mis trabajos, tareas y estudio.
Por las veces que me olvido de ti.
Porque no escucho tu voz
que siempre me avisa cuando voy a meter la pata.
Perdóname Señor y dame una nueva oportunidad
para vivir como tu nos enseñas.
¡Que así sea, Señor!
Por mis abuelos
Querido Jesús, te quiero pedir por mis abuelos.
Dales mucha salud y que no enfermen.
Ayúdalos para que estén bien, contentos, sanos,
que tengan lo necesario para ser muy felices,
y que no les falte nunca la alegría
y las ganas de vivir.
Que no se sientan solos ni tristes o cansados.
Que descubran que tu estás siempre con ellos,
porque nos quieres a todos y nunca nos abandonas.
Dame fuerzas para quererlos mucho,
para visitarlos, cuidarlos con cariño
y atenderlos como merecen.
Acompáñalos siempre, Señor,
que te sientan a su lado,
y muchas gracias por mis abuelos.

Dame esperanza, Señor


Quiero crecer en la esperanza.
Saber que siempre estás para escucharnos.
Saber que nunca nos abandonas.
Saber que tu amor es más grande que todo.
Saber que nos quieres de verdad.
Señor, haz crecer la esperanza en nuestros corazones.
Que me confíe en ti, para aprender a esperar.
Que sea paciente
y nunca baje los brazos.
Dame mucha fe, mucho amor
y mucha esperanza para vivir.
Gracias, Señor.
Rezar a la Virgen
Querida María, Madre de Jesús y Madre nuestra.
Acompáñanos todos los días.
Ayúdanos a portarnos bien y ser un buenos hijos,
serviciales y atentos para lo que necesiten
nuestros padres.
Queremos ser buenos hermanos,
no discutir ni pelearnos.
Ayúdanos un poco en las cosas del colegio.
y ayúdanos a tener siempre una sonrisa para todos
los que nos rodean.
Ayúdanos a vivir haciendo el bien,
como le enseñaste a tu hijo Jesús.
Ayúdanos a ser como El.

Señor, que se haga tu voluntad


Padre Bueno, dame la fe de María
para que yo también pueda decir sí
a todo lo que me pides.
Ayúdame a confiar en ti y a seguir tu camino.
Que no me hunda en los momentos difíciles,
cuando cuesta ser cristiano porque hay que vivirlo.
Que no me olvide de nuestra Madre Maria
y le pida fuerzas y compañía.
Yo también quiero aprender a decir
que se haga tu voluntad.
Enséñame cada día, buen Dios.
¡Que así sea, Señor!
¡Quiero ser tu discípulo!
Jesús, aquí estoy
para seguirte donde tú vayas.
Quiero ser tu discípulo fiel
y aprender todo lo quieras enseñarme.
Te ofrezco todo lo bueno
que hay en mí para servir a los demás.
Estoy disponible, Señor, para seguir tus pasos.
Estoy feliz porque a tu lado
aprendo a vivir haciendo el bien.
Tengo muchas ganas de crecer en la fe,
en la esperanza y en el amor a los demás.
¡Ayúdame a vivir como un buen discípulo tuyo!

Vivir como Jesús


Cuando pensamos primero en los otros...
Cuando nos preocupamos por los demás... 
Cuando acudimos en ayuda del que nos necesita... 
Cuando nos acordamos
del que tenemos al lado...
Cuando compartimos
Las cosas que tenemos...
Cuando acompañamos
a los que sufren...
Cuando damos nuestro tiempo
para beneficio de otros...
Cuando colaboramos para mejorar
la situación de los que menos tienen...
Así es como vivimos
a la manera de Jesús.
Enséñame a rezar
Jesús, maestro y amigo bueno,
enséñame a rezar como tu lo hacías.
Prepara mi corazón y mis labios
para decir contigo: ¡Padre!
Al Dios Bueno que está en los cielos y en la tierra,
cerca de nosotros, acompañándonos
y cuidándonos mucho y siempre.
Ayúdame a buscar un momento en el día
para hablar con Dios, tranquilo,
contándole mi vida, mis cosas,
mis problemas y mis alegrías.
Enséñame a hacer silencio para escuchar su palabra.
Enséñame a oír, entre el ruido que nos rodea,
la voz del Padre que nos expresa su amor.
Jesús, amigo bueno, enséñame a decir
Padrenuestro con fe, con ganas, con alegría y confianza.

Madre de nuestra ciudad


Te pedimos hoy, María,
por toda nuestra ciudad.
Por la gente que sufre y está sin trabajo,
por los que están enfermos.
Danos fuerzas para vivir solidarios
y tender siempre una mano .
No nos dejes ser indiferentes y ayúdanos
a cambiar las cosas aún desde lo pequeño.
Ilumina a nuestros gobernantes
para que escuchen a su pueblo y trabajen por su dignidad.
Que no le vuelvan la espalda a sus necesidades.
Guíanos madre hacia un futuro más justo y más fraterno.
Queremos construirlo con nuestro esfuerzo,
nuestra fe y nuestra esperanza.
Danos fuerzas para lograrlo.
¡Que así sea, Señor!
Por mi mamá
Querido Jesús,
hoy te pido por mi mamá.
Es muy buena conmigo.
Yo la quiero de verdad
y quisiera pedirte
que siempre la acompañes.
Enséñame a valorar
todo lo que mi mamá hace por mí
y por mi familia.
Ayúdame a saber pedir perdón
cuando la disgusto.
Te doy gracias por todo lo que ella hace.
Que no le falte la buena salud
y el cariño de todos nosotros.
Ayúdala a vivir siempre cerca tuyo,
a no olvidar que la quieres muchísimo,
y que nunca la dejas sola.
Gracias por darme
una mamá como la tuya. Gracias, Señor.

Por mis amigos


Jesús, acuérdate de mis amigos.
Te doy gracias por todos ellos.
Son muy buenos y los quiero mucho.
Protégelos y cuídalos.
Acompáñalos siempre de día y de noche
y en todas partes.
Que gocen de buena salud y crezcan sanos.
Si alguno enferma. Señor, ayuda a que sane pronto.
Te pido por las familias de mis amigos,
sus padres, hermanos, abuelos,
que todos estén bien.
Cuida mucho a mis amigos,
y que aprendamos a vivir
cada día más unidos.
Te damos gracias, Señor
Gracias por enseñarnos a vivir como hermanos.
Gracias por enseñarnos a perdonar
y darnos el ejemplo del mayor amor.
Gracias por los padres que nos diste,
que nos cuidan y nos acompañan siempre.
Gracias por tu Palabra
tan clara, tan sencilla, tan llena de vida.
Gracias por invitarnos a seguirte
construyendo el Reino de Dios en la tierra.
Gracias por confiar en nosotros
e invitarnos a colaborar con tu misión.
Gracias por enseñarnos a vivir como scouts.
Gracias por la madre Iglesia,
que es nuestra gran familia.
Por todo, gracias Señor.

Querido Jesús
Querido Jesús: Gracias por todos los dones
que me regalas.
Gracias por mi familia, por mis parientes,
por los amigos de mi grupo scout,
por las posibilidades que me ofreces,
por conocerte y amarte.
Gracias, Jesús, porque me muestras tu amor
en el cariño de los demás.
Te quiero pedir que me ayudes a ser generoso
y a compartir toda mi vida con los demás.
Que no me guarde nada de lo bueno que hay en mí.
Quiero multiplicar lo que recibí de tus manos
y brindar lo mejor de mi persona
a todos los que me rodean.
Ayúdame a dar muchos frutos.
Jesús quiero ser cada día un poco más parecido a ti.
Enséñame a amar
Cuando vea a alguien que sufre,
Jesús, enséñame a amar.
Cuando tenga oportunidad de compartir lo que tengo.
Jesús, enséñame a amar.
Cuando encuentre a alguien desalentado o triste,
Jesús, enséñame a amar.
Cuando me necesiten en mi familia,
Jesús, enséñame a amar.
Cuando comparta mi tiempo con mis amigos,
Jesús, enséñame a amar.
Cuando vea situaciones que no sean justas,
Jesús, enséñame a amar.
Enséñame, Jesús amigo,
a dar la vida por los demás.
A practicar el bien, y la justicia,
a vivir en paz y construyendo la paz.
Enséñame a vivir todo lo que enseñaste
para dar frutos de esperanza,
donde me toque vivir.

Por todos los niños.


Padre bueno,
en este día tan feliz
para mí y para muchos,
no quiero olvidarme de todos los niños
que sufren en el mundo.
Por los niños enfermos,
por los niños de la guerra,
por los niños de la calle,
por los niños abandonados,
por los niños sin familia,
por los niños que no pueden ir a la escuela,
por los niños que no tienen para comer,
por los niños que deben trabajar,
por todos ellos Señor,
te quiero pedir en este día.
Ayúdame a ser solidario con todos ellos.
Que nunca olvide que Tú estás presente
en el rostro de cada niño.
Quiero crecer como Jesús
Ayúdame Padre Bueno a crecer como Jesús
A ser más bueno cada día
y a querer a todos los que me rodean
Ayúdame a estudiar todo lo que debo
a ser buen amigo y buen scout
Quiero aprender mucho
llenarme de las cosas de Dios
Quiero aprender a rezar, a leer la Biblia,
a vivir como Jesús vivió.
Enséñame a seguir sus pasos
y a dejarme llenar por el Espíritu de Dios.
Que todo lo que aprenda, Señor,
sepa transmitirlo, que no me lo guarde para mí,
sino que lo comparta con los demás, como Jesús.
¡Que así sea, Señor!

Espíritu del Señor


Espíritu del Señor.
Hoy me dirijo a ti para pedirte
que me acompañes siempre a lo largo de mi vida.
Ayúdame a mantenerme fiel a la Palabra de Jesús,
y a vivir todos los días como El nos enseñó.
Te pido por mi familia,
mis amigos, mis conocidos.
También te quiero pedir
por aquellos que sufren,
o están solos, o enfermos.
Danos fuerzas para construir un mundo de hermanos
donde haya Justicia y Paz.
Quiero vivir como Jesús.
Y darle las gracias por estar junto a mí.
Enséñame a tener compasión
Querido Jesús:
yo también quiero ser compasivo
y ayudar a los que sufren.
Quiero ser como el buen samaritano,
que se hizo prójimo de quien estaba tirado en el camino
y necesitaba una mano.
Dame valor para acercarme
a todos los que necesitan consuelo,
compañía y ayuda de cualquier tipo.
Empapa mi corazón del espíritu del buen samaritano
para que ofrezca siempre
mis manos abiertas a los demás.
Que nunca pase de largo
ante el dolor de mis hermanos
que no sea indiferente al sufrimiento.
Dame fuerzas, Jesús,
para vivir ayudando a todos.

Ser testigo
Quiero vivir siguiendo tus pasos, Jesús Maestro.
Quiero vivir imitando tus actitudes.
Quiero vivir cumpliendo tus mandamientos.
Quiero vivir compartiendo tus preferencias.
Quiero vivir realizando tus gestos de ayuda.
Quiero vivir siendo sincero y honesto como tu.
Quiero vivir recordando tus palabras.
Quiero vivir predicando tu Buena Noticia,
con mis palabras, con mis acciones, con mis actitudes de vida,
con todo lo que pienso, lo que hago y lo que digo.
¡Quiero ser tu testigo, Señor!
Enséñame a ser buen scout
Quiero ser buen scout, Jesús,
enséñame a buscar el bien de mis amigos
antes que el mío propio,
enséñame a compartir
y buscar siempre lo mejor para todos.
Que no me pelee ni me enfade con mis amigos.
Que acepte con humildad
sus consejos y sus palabras.
Que siempre tenga una sonrisa
y las manos abiertas.
Que sepa perdonar y pedir perdón.
Ayúdame a ser buena compañía
y a llevar esperanza.
Quiero ser tan buen amigo
como tú lo eres conmigo, Jesús.

El amor es lo más grande


Querido amigo Jesús,
necesito crecer
y brindar más amor a los demás.
Se que tengo muchas cosas buenas para dar.
Enséñame a ofrecerlas a los demás.
Que ayude en mi casa,
que colabore en el colegio,
que eche una mano a mis amigos,
que ayude siempre y en todas partes.
Porque el amor es lo más grande que hay, Señor,
y un corazón lleno de amor
tu lo tienes muy en cuenta.
Quiero vivir como tu,
amando a los demás..
Señor de la Vida
(Pascua de Resurrección)

Jesús, en la Pascua
nos enseñas que la vida
triunfa sobre la muerte.
Con tu entrega hasta el final
cumpliste la voluntad del Padre,
y nos mostraste que la fidelidad pasa
por la cruz del sufrimiento.
La cruz del dolor y la persecución.
Ayúdanos a ser fieles,
que no bajemos los brazos en las dificultades,
y cuando nos toque vivir alguna cruz
confiemos como tu en la ayuda del Padre.
Señor de la Vida
enséñanos a vivir más cerca de ti
en las cosas de todos los días.
¡Que así sea, Señor!