Vous êtes sur la page 1sur 6

Formación Sociocultural IV

Unidad I Proceso del pensamiento creativo

Tema: La inteligencia

Marzo de 2019
¿Qué es la inteligencia?
Por: MTE. Luis Enrique Pérez Ostoa / Agosto de 2015

“La inteligencia consiste no sólo en el conocimiento, sino también en la destreza de aplicar los
conocimientos en la práctica.”
- Aristóteles

Durante mucho tiempo, e inclusive aún hoy día (aunque cada vez con más polémica),

al hablar de inteligencia, por excelencia se remite al Coeficiente Intelectual (CI, o IQ por sus

siglas en inglés) que consta de un número entre 0 y 200 obtenido en pruebas de diferente

naturaleza denominadas “exámenes de coeficiente intelectual” y que en su mayoría tienen

como objeto de estudio en particular, el razonamiento de la persona.

100 es un coeficiente intelectual promedio, por lo que obtener una puntuación igual

o mayor a 101, se atribuye a una persona inteligente (la superdotación intelectual es

considerada a partir del 130), entre mayor el resultado mayor el grado de inteligencia; por el

contrario, obtener un puntaje por debajo del 100, indicaba un grado de retraso en las

habilidades cognitivas de la persona.

Son múltiples los psicólogos que realizaron aportes a esta perspectiva de la

inteligencia, sin embargo, más tarde, nuevas investigaciones señalaron lo limitado e

imperfecto de este punto de vista, y se comenzó a concebir a la inteligencia como una

capacidad humana que implica toda una gama de habilidades perceptivas, cognitivas y

operativas; es decir, atendiendo a las formas a través de las cuales, la información es captada

(entrada), procesada (elaboración) y retroalimentada (salida); constituyendo así, un apartado


cognitivo tan complejo, que dejó en claro una realidad puntual: hoy en día no existe una

acepción convincente que se considere definitiva, válida o absoluta sobre la inteligencia.

Partiendo de esta línea de pensamiento, el psicólogo norteamericano Howard

Gardner, quien actualmente es Profesor Investigador en la Universidad de Harvard, elaboró

una tesis sobre la existencia de más de un tipo de inteligencia, a la que por sus características,

se conoce como “teoría de la inteligencias múltiples”. A través de la cual, detalla ocho

tipificaciones, sin embargo enfatiza que no son las únicas.

Las inteligencias perfiladas por Howard Gardner, son las que se integran en los

siguientes párrafos.

La inteligencia lingüística tiene que ver con las habilidades en el uso del lenguaje

verbal, es decir, oral y escrito; las personas que poseen este tipo de inteligencia poseen

amplias competencias comunicativas, es decir, hablando, escuchando, leyendo y escribiendo.

Los escritores, los políglotas, las personas que se apasionan por la lectura y los

conferencistas, entre otros, poseen esta característica ampliamente desarrollada.

La inteligencia lógico-matemática, se relaciona con el pensamiento abstracto,

deductivo, inductivo y la habilidad para dominar dimensiones (numéricas) a través del

pensamiento, por ello, quienes la poseen, suelen tener facilidad para comprender las

operaciones matemáticas desde las más simples, hasta las más complejas.
La inteligencia musical tiene que ver con la habilidad perceptiva de la audición y su

uso especializado para la resolución de problemas en la vida diaria e inclusive en un ámbito

profesional, a través de la interpretación de los sonidos. Las personas que la ostentan,

usualmente se sienten atraídas por la música y saben interpretarla con precisión.

La inteligencia espacial se relaciona con el pensamiento abstracto, analítico, sintético

y la habilidad para dominar dimensiones (espaciales) a través del pensamiento, por ello,

quienes la poseen, suelen tener facilidad para comprender la manipulación de los cuerpos en

un espacio tridimensional, así como orientarse con facilidad en donde quiera que se

encuentren.

La inteligencia corporal, kinestésica, quinestésica o cinestésica, tiene que ver con la

habilidad de las personas para utilizar su propio cuerpo en la resolución de problemas en la

vida diaria e inclusive en un ámbito profesional, a través de movimientos y manipulaciones

de motricidad gruesa y fina que no toda persona es capaz de dominar. Las personas que la

ostentan, usualmente se sienten atraídas por la practicar deportes, danza y diversas

actividades que impliquen el uso del cuerpo.

La inteligencia interpersonal, se fundamenta en las relaciones socio-afectivas y el

empleo que se hace de ellas en la resolución de problemas en cualquier ámbito de la vida. Su

esencia es la simple interacción con los demás, por lo que se observa en personas que son

muy sociales, que prefieren estar acompañadas y se destacan por el trabajo colaborativo.
La inteligencia intrapersonal es experimentada en un plano individual, y se caracteriza

por la interacción con uno mismo, tomarse el tiempo suficiente para conocerse,

autodescubrirse a través de la introspección. Este tipo de personas suele sentirse atraído por

diversas actividades espirituales que se realizan en solitario.

Finalmente, la inteligencia naturalista, se posiciona en un nivel intermedio entre la

intra y la interpersonal, ya que implica que el individuo salga de sí mismo, pero aún sin

llegarse a relacionar de manera directa con la sociedad que le rodea, sino en un sentido

amplio, entender la relación de su existencia con el medio que le rodea, tanto el próximo

como el distante.

Reflexiona: ¿qué tipo de inteligencia o inteligencias te caracterizan a ti en tu vida

personal, familiar y profesional?


Referencias:
Antunes, C. (2006). Juegos para estimular las inteligencias múltiples. Madrid: Narcea S.A.
de Ediciones .
Gardner, H. (2005). Inteligencias múltiples, la teoría en la práctica. Barcelona: Paidós.
Terman, L. M. (1916). The measurement of intelligence. Boston: Nabu Press.
Wechsler, D. (1939). The measurement of adult intelligence. Baltimore: Williams & Wilkins.