Vous êtes sur la page 1sur 4

¿Qué papel juega el arsénico en la industria minera?

Regresar a lista de preguntas

El arsénico es un elemento natural que se encuentra comúnmente en forma de impureza en los


minerales metálicos y que se produce a escala comercial para su utilización en plaguicidas,
protectores para madera y aleaciones metálicas. En dosis elevadas, el arsénico puede ser tóxico, y
la industria minera monitorea y evita su liberación al medio ambiente.

Información general
El arsénico ocupa el lugar número 20 entre los elementos más abundantes de la corteza terrestre y
está ampliamente distribuido en rocas y suelos, en las fuentes de agua natural y en pequeñas
cantidades en todos los seres vivos. [1] Es un metaloide y, por tanto, tiene las propiedades de los
metales y de los elementos no-metálicos. [2] Rara vez se encuentra como metal puro, pero es un
elemento frecuente en los minerales que contienen azufre, siendo la arsenopirita la más común. [2]
Se produce comercialmente como trióxido de arsénico o como metal puro. [3]

Toxicidad del arsénico


El arsénico está clasificado dentro del Grupo 1 de la Lista de Sustancias de Interés Prioritario que
publica el Ministerio de Salud de Canadá debido a su carácter venenoso y porque es una causa del
desarrollo de cáncer en los humanos. [4] El consumo de grandes cantidades de arsénico a lo largo
de la vida puede incrementar el riesgo de contraer cáncer de órganos internos como la vejiga, los
pulmones y el hígado. [4] Algunos de los efectos no cancerosos de la exposición de los seres
humanos al arsénico son la decoloración y engrosamiento de la piel, enfermedades
cardiovasculares y gastrointestinales y gangrena. [4]

Para la mayoría de los canadienses, la principal fuente de exposición al arsénico es a través de


pequeñas cantidades que se encuentran en el pescado y la carne. [4] Sin embargo, el
envenenamiento provocado por la presencia de arsénico en el agua potable constituye una grave
preocupación en regiones donde la concentración natural de arsénico en las aguas subterráneas
es alta. [5] Algunos de los países que tienen altos niveles de arsénico en sus aguas subterráneas
son Bangladesh, Taiwán, México, Chile, China y la India. [5] La alta concentración de arsénico en
lagos y arroyos también puede ser mortal para los peces de agua dulce, los invertebrados y las
plantas. [6]

A pesar de que algunas plantas pueden vivir en terrenos que tienen niveles altos de arsénico, la
mayoría no crece tanto ni produce la cantidad de fruta que produciría en lugares donde el suelo no
está contaminado. [7] Salvo algunas excepciones, las plantas no acumulan arsénico en
concentraciones elevadas y mueren si el suelo está muy contaminado. [7]

Fuentes naturales de arsénico


El arsénico se libera en el medio ambiente de manera natural a través de la meteorización y
erosión de los sulfuros minerales. [1] Estos sulfuros minerales pueden formar suelos con
concentraciones muy altas de arsénico, pudiendo también disolverse en el agua.[1]
Aproximadamente el 25% de las emisiones de arsénico hacia la atmósfera procede de fuentes
naturales, principalmente de los volcanes. [8] La mayor parte del arsénico liberado llega a los
suelos y los océanos. [8]

Los metales preciosos, como el cobre y el oro, también se pueden encontrar en depósitos de
sulfuros minerales y, por ello, las compañías de exploración minera generalmente buscan suelos y
agua con concentraciones naturalmente altas de arsénico como recurso para localizar yacimientos.
[9] Por ello es de suma importancia establecer las condiciones de base o las concentraciones de
arsénico existentes en el medio ambiente de una región para diferenciar entre contaminación
humana y niveles ya presentes en la naturaleza. [10] La medición de concentraciones de base
generalmente forma parte de los procesos de evaluación de impacto ambiental que se llevan a
cabo en más de 100 países. [11]

Actividades humanas que intensifican la liberación de arsénico


Algunas actividades humanas incrementan potencialmente la concentración de arsénico en el aire,
el agua y el suelo en el ámbito local. [1] Las actividades mineras pueden incrementar la velocidad
de liberación de arsénico a partir de sulfuros minerales porque los exponen a procesos de
meteorización durante las tareas de excavación. [1] La fundición de cobre y oro, así como la
combustión de carbón, producen polvo de arsénico. [8] La aplicación directa de arsénico en forma
de plaguicidas o protectores para madera ha sido históricamente una fuente importante de
arsénico para el suelo. [1] El escurrimiento de arsénico proveniente de lugares contaminados
podría afectar las reservas de agua dulce y sus ecosistemas asociados, pero la contaminación de
aguas subterráneas como resultado de la actividad humana es poco común porque el arsénico
tiene una fuerte tendencia a adherirse a las partículas de tierra y los sedimentos. [1] Por el
contrario, la liberación natural de arsénico de materiales geológicos se ha convertido en una
amenaza para las fuentes de agua potable del mundo. [5]

El arsénico en la industria minera


Las emisiones de arsénico hacia la atmósfera producto de la fundición del cobre constituyen, con
mucho, la mayor fuente de arsénico de la industria minera y metalúrgica y han sido el objetivo de
las tecnologías para el control de la contaminación y de regulaciones cada vez más exigentes. [8]
El arsénico también puede ser arrastrado de algunos yacimientos de metales por acción de
cianuros o del drenaje ácido de roca, pero es posible atraparlo y eliminarlo de las aguas residuales
antes de su liberación al medio ambiente. [12]

¿Cómo evita la industria minera la contaminación por arsénico?


Actualmente se utilizan varias tecnologías para atrapar y eliminar el arsénico de las pilas de
fundición y de los relaves (colas) de las minas. Para controlar de forma efectiva la contaminación
del aire en las fundiciones, se pueden usar limpiadores, colectores electrostáticos y filtros de bolsa
que son capaces de eliminar hasta el 99.7% del polvo y humo producidos durante el proceso de
tostación y fundición. [13] Para el tratamiento de relaves de las minas y aguas residuales, se
pueden utilizar compuestos de hierro que reaccionan con el arsénico y lo extraen del agua. [14] Es
posible, también, filtrar el arsénico de las aguas residuales y relaves con óxidos de hierro,
revestimientos de arcilla y filtros de carbón activado, que podrán eliminarse de forma segura. [14]
También se está estudiando el uso de plantas, humedales y nanopartículas de hierro para eliminar
el arsénico de áreas contaminadas. [14. 15]

La liberación de arsénico hacia el medio ambiente como consecuencia de las actividades mineras
en Canadá disminuyó 79% entre 1993 y 2009 [16]. Esto se debió en gran medida al cierre de la
mina de oro Giant en el año 2000, una regulación ambiental más estricta y a la subsecuente
inversión de las compañías mineras de Canadá en tecnologías para el control de la contaminación
[1, 17, 18]. Por lo general, los gobiernos provinciales son responsables de controlar la
contaminación producida por actividades industriales y comerciales mediante un sistema de
permisos y autorizaciones. [19] El gobierno federal también regula los asuntos relacionados con el
arsénico porque esta sustancia está clasificada como tóxica en la Ley canadiense para la
protección del medio ambiente y en la Ley sobre la pesca. [20] Entre los años de 2003 y 2010, la
concentración de arsénico en el 99% de las muestras de aguas de descarga de las minas estuvo
por debajo del límite aceptable definido por las Regulaciones canadienses de efluentes en la minería
y metalurgia. [21, 22]

Usos del arsénico


La producción mundial de arsénico reportada en el 2010 fue de 52,800 toneladas. [23] La demanda
de arsénico ha ido en declive desde la década de los setenta, cuando todavía se usaban
ampliamente sales de arsénico inorgánico para la producción de plaguicidas. [8] En el ámbito
mundial, se sigue utilizando alrededor del 50% de la producción de arsénico para fabricar
insecticidas y herbicidas, y otro 30% se usa en la fabricación de preservantes para madera de
arseniatos de cobre cromatado (CCA por sus siglas en inglés). [8] La industria de artículos
electrónicos usa 5% de la producción de arsénico para fabricar semiconductores de arseniuro de
galio que se usan en teléfonos celulares, paneles solares y diodos emisores de luz (LEDs por sus
siglas en inglés), y el 15% restante se utiliza en la fabricación de vidrio y para endurecer las
aleaciones de metales en municiones, soldaduras y rodamientos. [24]

Debido a la preocupación de que pudiera haber contaminación por arsénico del suelo en los
lugares donde hay madera tratada, Canadá y Estados Unidos firmaron en el 2003 un acuerdo
voluntario de prohibición del uso de CCA para aplicaciones residenciales. [24] Sin embargo,
todavía se utiliza CCA para el tratamiento a presión de la madera en aplicaciones industriales,
como en actividades marinas y postes de luz. [1, 24]

Producción de arsénico
El trióxido de arsénico es un subproducto de los polvos y residuos del tratamiento de otros
minerales metálicos, como oro y cobre. [25] Este compuesto puede purificarse in situ o venderse a
las refinerías. [7] China es líder mundial en la producción de arsénico (25,000 toneladas en el
2010), pero Chile (11,000 toneladas), Marruecos (8,000 toneladas) y Perú (4,500 toneladas) son
también importantes productores. [23]

Arsénico en Canadá
En Canadá ya no hay producción comercial de arsénico, pero históricamente ha sido un
subproducto significativo en la minería del oro y el cobre. [1] En el 2010, se importaron 41
toneladas de arsénico de los Estados Unidos para fabricar CCA y aleaciones metálicas. [24] Antes
de la década de los setenta, se usaban plaguicidas a partir de arsénico inorgánico en los huertos
de forma excesiva, y se siguieron usando plaguicidas de arsénico orgánico hasta épocas más
recientes. [1, 26] Entre los años 1995 y 2004, se aplicó metanoarsonato monosódico (MSMA por
sus siglas en inglés), un plaguicida con base en arsénico orgánico, en pinos de la Columbia
Británica para intentar controlar un brote de escarabajo del pino de montaña. [27] No obstante,
investigadores especialistas en ecología descubrieron altos niveles de arsénico en pájaros
carpinteros y otras aves que se alimentaban de estos escarabajos. [26] Como consecuencia de los
dañinos efectos observados en las aves, se prohibió el uso del MSMA en Canadá en el 2005. [27]

Estudio de caso: La Mina Giant en Yellowknife, Territorios del Noroeste


Durante sus años de operación entre 1948 y 1999, la Mina Giant en Yellowknife, T.N.O., produjo
un estimado de 7.6 millones de onzas de oro. [28] El oro de esta mina se encontró en depósitos de
sulfuro de arsenopirita, que también contenía grandes cantidades de arsénico. [28]

El oro se separaba del mineral tostándolo a altas temperaturas, y este proceso despedía un gas
rico en arsénico. [29] Al principio, se liberaba el arsénico directamente hacia el ambiente, pero en
1951 se instaló un colector electrostático Cold Cotrell para eliminar buena parte del polvo de
trióxido de arsénico del aire. [28] En 1958 se agregó un filtro de bolsa marca Dracco para controlar
aún más las emisiones de arsénico. [28]

Durante los años de operación de la mina, se evitó la liberación de 237,000 toneladas del polvo
contaminante de trióxido de arsénico hacia la atmósfera y se almacenó este polvo en la mina en
cámaras subterráneas selladas. [29] Se consideró esta medida como una solución adecuada de
almacenamiento a largo plazo porque la mina estaba aislada por el suelo permanentemente
congelado, y se esperaba que el sitio se resellara naturalmente cuando cesaran las actividades
mineras. [29] Sin embargo, la continuación de las actividades de extracción en el área ocasionó el
descongelamiento del permahielo y, por ello, el agua ha logrado entrar y salir de las cámaras de
polvo de arsénico, contaminando las zonas aledañas con arsénico disuelto. [28]

La Mina Giant fue abandonada oficialmente en el año 2005 y actualmente está bajo la
responsabilidad del Ministerio de Asuntos Aborígenes y de Desarrollo del Norte de Canadá
(AANDC por sus siglas en inglés). [28] El Gobierno de Canadá y el Gobierno de los Territorios del
Noroeste comparten el costo de remediación de la mina a través de un Acuerdo de Cooperación a
10 años firmado en 2005. [30] Toda el agua que se filtra hacia el interior de la mina se recoge y
bombea a una planta de tratamiento en la superficie, y el área es objeto de tareas de remoción de
contaminantes. [29] Entre las actividades de remediación propuestas para la Mina Giant se incluye
el congelamiento del suelo alrededor de las cámaras con polvo de arsénico usando termosifones
(bombas de calor autosuficientes); esta técnica está siendo probada actualmente en un Estudio de
Optimización del Proceso de Congelamiento. [29] Para mayor información sobre el proyecto de
remediación de la Mina Giant, consulte la página de Internet del AANDC