Vous êtes sur la page 1sur 2

Unison avanza en la atención y prevención de la violencia de género

Lin Mendivil Alvarado


La problemática asociada a la violencia de género se ha presentado históricamente en el
marco de las relaciones sociales, como parte de las mismas, la Universidad de Sonora no ha
quedado exenta de ello, lo cual es motivo de preocupación para la administración
universitaria.
Al respecto, la vicerrectora de la Unidad Regional Centro de la Universidad de Sonora, María
Rita Plancarte Martínez, reconoció que derivado de lo anterior y aunado a diversos
señalamientos hechos por los universitarios, que han visibilizado situaciones de acoso y
hostigamiento, la Universidad ha implementado diversas acciones orientadas a brindar un
marco de interacción segura entre docente-estudiante, así como entre estudiante-
estudiante.
Añadió que si bien la Universidad de Sonora es un contexto de educación superior y su
comunidad está conformada por personas mayores de edad, como autoridades
institucionales no pueden ni deben permanecer ajenas a este tipo de problemática que va
en detrimento del respeto y la armonía del ambiente universitario.
Dijo que entre las acciones que han implementado, a través del Programa Institucional por
la Equidad de Género (PIEG), está el documento de las “Buenas prácticas para la convivencia
académica”, el cual contiene una serie de recomendaciones orientadas a prevenir la
violencia de género en cualquiera de sus modalidades y establece que las relaciones
docente-alumno deberán efectuarse privilegiando el espacio universitario y las vías de
comunicación institucional que la propia Universidad ha creado para ello, información
disponible en el sitio https://vicerrectoriaurc.unison.mx/wp-
content/uploads/2019/09/Buenas-practicas-Carta.pdf. De la misma manera, la Comisión
Institucional de Equidad de Género se encarga de la formación y sensibilización de los
diferentes sectores universitarios (estudiantes, docentes y trabajadores) mediante la
organización de cursos, talleres, conferencias y otras actividades.
Plancarte Martínez agregó que un paso importante fue la aprobación del Protocolo para la
prevención y atención de casos de violencia de género por parte del Colegio Académico,
esto durante la Sesión Ordinaria 168 celebrada el 31 de octubre de 2019, documento que
es publicó el 14 de noviembre en la Gaceta Universitaria y a partir de esa fecha se encuentra
vigente.
Mencionó que en la elaboración del Protocolo se contó con la participación de docentes
especialistas en los temas de género del Programa Institucional de Equidad de Género de
la Vicerrectoría de la Unidad Regional Centro, la Comisión de Diversidad e Inclusión Social,
pertenecientes a la División de Ciencias Sociales, y una Comisión Especial nombrada por
Colegio Académico.
“Actualmente en la sociedad se está gestando un cambio en el forma de relacionarnos entre
hombres y mujeres, y la Universidad también debe avanzar en ese sentido; el Protocolo se
creó para brindar una guía de atención ante denuncias y hechos que vulneren los derechos
y la integridad de algún miembro de la comunidad universitaria y nos encontramos
trabajando en la implementación del mismo”, subrayó.
Reveló que de abril de 2014 a enero de 2020, según datos de la Dirección de Recursos
Humanos, se ha realizado investigación administrativa a 13 casos de profesores o
trabajadores denunciados por hostigamiento sexual, de los cuales hubo un amonestado, a
tres no se les renovó el contrato, dos casos en trámite y siete resciciones de contrato. Según
datos de la Comisión de Derechos Universitarios, en el marco ya del protocolo ha
denunciado un caso que se encuentra en proceso.
Acerca de las denuncias anónimas que se han dado a conocer a través de redes sociales,
específicamente en la cuenta de Twitter #MeToo, indicó que por recomendaciones de la
Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia Contra las Mujeres (Conavim),
dichos señalamientos no pueden tomarse como denuncia formal, sin embargo, son
situaciones que nos alertan, reconoció; y reiteró el respeto a cualquier forma expresión por
parte de los universitarios.
Puntualizó que para atender formalmente cualquier situación de acoso u hostigamiento
que se presente dentro de la Universidad de Sonora, es necesaria la denuncia
correspondiente ante la Comisión de Derechos Universitarios, tal como lo indica el
protocolo-