Vous êtes sur la page 1sur 4

Base de Dictámenes

MUN, asistentes de la educación, feriado legal, labores esenciales,


reducción feriado, facultades SLEP

NÚMERO DICTAMEN FECHA DOCUMENTO


002735N20 03-02-2020
NUEVO: REACTIVADO:
SI NO
RECONSIDERADO
RECONSIDERADO: PARCIAL:
NO NO
ACLARADO: ALTERADO:
NO NO
APLICADO: CONFIRMADO:
NO NO
COMPLEMENTADO: CARÁCTER:
NO NNN

DICTAMENES RELACIONADOS

Acción Dictamen Año

FUENTES LEGALES

DTO 453/91 educa art/23 inc/1 DFL 2/2009 educa art/36 DTO 289/2010 educa art/8 ley
21109 art/41 inc/1 ley 21109 art/41 inc/2 ley 21109 art/41 inc/3 ley 21152 art/9 num/4
lt/b

MATERIA

Los servicios locales de educación pública tienen la facultad de adelantar el término del
feriado estival de los asistentes de la educación de su dependencia hasta en cinco días
hábiles, previos al inicio del año escolar.

DOCUMENTO COMPLETO
N° 2.735 Fecha: 03-II-2020

La Contraloría Regional de Coquimbo ha remitido la presentación del Servicio Local de


Educación Pública de Puerto Cordillera (SLEP), por la cual solicita un pronunciamiento
relativo a la legalidad de disponer que los asistentes de la educación ejerzan labores antes
del inicio del año escolar en la región.

Requerido su informe, el Ministerio de Educación cumplió con emitirlo.

Sobre el particular, cabe señalar que de conformidad con el inciso primero del artículo 23
del decreto N° 453, de 1991, del Ministerio de Educación, reglamento de la ley N° 19.070,
se entiende por “año escolar” el período fijado de acuerdo a las normas que rige el
calendario escolar y que, por regla general, abarca entre el 1 de marzo y el 31 de
diciembre de cada año.

Enseguida, de los artículos 36 del decreto con fuerza de ley N° 2, de 2009, del Ministerio
de Educación -que fijó el texto refundido, coordinado y sistematizado de la ley N° 20.370
con las normas no derogadas del decreto con fuerza de ley N° 1, de 2005, de esa misma
Secretaría de Estado-, y 8° del decreto N° 289, de 2010, de la anotada Cartera Ministerial
-que fija normas generales sobre calendario escolar-, se desprende que el ordenamiento
jurídico ha entregado en forma privativa a las Secretarías Regionales Ministeriales de
Educación (SEREMI), la atribución de elaborar los calendarios escolares.

Precisado lo anterior, y en la situación que nos ocupa, consta que la SEREMI de Educación
de la Región de Coquimbo, por resolución exenta N° 2.978, de 2018, aprobó el calendario
escolar 2019 para ese territorio, y que acorde con el resuelvo 1° de la aludida resolución
exenta, el SLEP solicitó la modificación del referido calendario escolar ante la indicada
autoridad regional, petición que fue autorizada por las resoluciones exentas N°s. 776 y
777, ambas de 2019.

A continuación, en lo concerniente al feriado de los asistentes de la educación, es


menester consignar que el inciso primero del artículo 41 de la ley N° 21.109, que
establece un Estatuto de los Asistentes de la Educación Pública, preceptúa que este se
extenderá por el período de interrupción de las actividades escolares entre los meses de
enero y febrero o el que medie entre el término del año escolar y el comienzo del siguiente,
así como durante la interrupción de las actividades académicas en la época invernal de
cada año. En dichas interrupciones, podrán ser convocados a cumplir actividades de
capacitación, hasta por un período de tres semanas consecutivas.

Además, acorde con el inciso segundo del anotado artículo 41, los asistentes de la
educación que desarrollen labores esenciales para asegurar la correcta prestación del
servicio educacional al inicio del año escolar, las que incluirán, a lo menos, aquellas de
reparación, mantención, aseo y seguridad del establecimiento educacional, así como
aquellas que determine mediante acto fundado el Director Ejecutivo, podrán ser llamados a
cumplir con dichas tareas, en cuyo caso se les compensará en cualquier otra época del
año los días trabajados.

Agrega el inciso tercero del mismo precepto que, con todo, se podrá fijar como fecha de
término del feriado estival, cinco días hábiles previos al inicio del año escolar.

Como es posible advertir, los asistentes de la educación que cumplen labores esenciales
Como es posible advertir, los asistentes de la educación que cumplen labores esenciales
pueden ser llamados a desarrollarlas en cualquier momento de sus vacaciones veraniegas,
sin perjuicio del derecho a que los días comprendidos en ese período les sean
compensados en cualquier otra época del año.

Luego, es importante destacar que el inciso tercero del mencionado artículo 41 -


incorporado por el artículo 9°, N° 4), letra b), de la ley N° 21.152, publicada en el Diario
Oficial el 25 de abril de 2019-, otorgó al pertinente Servicio Local la facultad de adelantar el
término del feriado estival de todos los asistentes de la educación que de él dependan,
pues dicha norma no distinguió en cuanto a la naturaleza de las labores, o si estas son o
no esenciales, con la única limitación de no exceder los cinco días hábiles inmediatamente
anteriores al comienzo del año escolar, siendo menester añadir que el legislador no previó
una compensación en tales circunstancias.

Así, si bien la normativa descrita permite a los Servicios Locales reducir, dentro de un cierto
margen, la extensión del feriado de la generalidad de los asistentes de la educación de su
dependencia, ello no significa -como entenderían algunos de los afectados-, adelantar el
inicio del referido año escolar, pues, como se anticipara, su fijación le corresponde, para la
región en que se ubica aquel organismo público, a la SEREMI respectiva, sin desmedro de
las solicitudes que eventualmente se formulen para modificarlo.

Ahora bien, de los antecedentes revisados, aparece que el SLEP, por oficio Ord. N° 1.518,
de 31 de diciembre 2018, determinó los asistentes de la educación que realizarían labores
esenciales para asegurar la correcta prestación del servicio educacional al inicio del año
escolar 2019, con la individualización de los funcionarios de la categoría auxiliar que debían
cumplirlas, dictando posteriormente la resolución exenta N° 592, de 21 de febrero de
2019, que habría adelantado su ingreso al día 25 de febrero de ese año.

En este contexto, es del caso tener en consideración que a la época de ocurrencia de los
hechos relatados -anterior a las modificaciones introducidas por la citada ley N° 21.152-, el
artículo 41 de la ley N° 21.109 prevenía que el personal que efectuara labores esenciales
solo tendría derecho por cada año calendario, a un feriado de quince días hábiles para los
asistentes con menos de quince años de servicio, de veinte días hábiles para los asistentes
con quince o más años de servicio y menos de veinte, y de veinticinco días hábiles para los
asistentes con veinte o más años de servicio.

Por lo tanto, dado que, en esa data, el feriado del personal designado para realizar labores
esenciales dependía de sus años de servicio y no abarcaba todo el período estival, como
ocurre en la actualidad, esta Entidad Contralora no advierte en la especie alguna infracción
que representar.

Con todo, debe aclararse que cualquiera de los funcionarios de las categorías previstas en
el Párrafo 2° del Título I, de la ley N° 21.109, puede, eventualmente, encargarse de
efectuar labores durante el verano, esenciales para un adecuado inicio del año escolar de
que se trate, y no solo los pertenecientes a la categoría auxiliar, pues no consta que esa
hubiese sido la intención del legislador, según da cuenta el debate parlamentario suscitado
en este tópico (historia de la ley N° 21.109, página 463).

Saluda atentamente a Ud.

Jorge Bermúdez Soto


Contralor General de la República