Vous êtes sur la page 1sur 6

REPÚBLICA DEL ECUADOR

FUNCIÓN JUDICIAL

Juicio No: ​01204201804448, PRIMERA INSTANCIA, número de ingreso 1


Casillero Judicial No: ​412
Casillero Judicial Electrónico No: ​0101427938
Fecha de Notificación: ​07 de agostode 2018
A: ​CESAR ZEA ABAD COORDINADOR GENERAL DEFENSORIAL ZONAL 6 DE LA
DEFENSORIA DEL PUEBLO DE ECUADOR
Dr / Ab: ​CESAR AUGUSTO ZEA ABAD

UNIDAD JUDICIAL DE FAMILIA, MUJER, NIÑEZ Y ADOLESCENCIA CON SEDE EN EL


CANTÓN CUENCA

En el Juicio No. 01204201804448, hay lo siguiente:

Cuenca, martes7 de agostodel 2018, las 11h55, Causa: Nro. 01204-2018-04448MEDIDAS


CAUTELARES GARANTIAS JURISDICCIONALES DE LOS DERECHOS. Cuenca, 07 de
agostodel 2018. A las 08h13 VISTOS: Dr. Luis Felipe Torres Borja, Juez de la Unidad
Judicial de la Familia Mujer Niñez y Adolescencia de Cuenca avoco conocimiento de la
presente causa. En lo principal ejerciendo el derecho consagrado en el Art. 10 de la
Constitución de la República del Ecuador, con relación al Art. 9 de la Ley Orgánica de
Garantías Jurisdiccionales y Control Constitucional comparece el DR. CESAR ZEA ABAD,
en su calidad de COORDINADOR GENERAL DEFENSORIAL 6 DE LA DEFENSORÍA DEL
PUEBLO DEL ECUADOR interpone a favor de la Dra. Marcia Salamea Piedra y de setenta
y nueve pacientes de cáncer del Hospital de Especialidades José Carrasco Arteaga
conforme lo dispuesto en el numeral 3 del Art. 11 y Art. 87 y 215 de la Constitución de la
República y presenta las MEDIDAS CAUTELARES en contra del MINISTERIO DE SALUD
PÚBLICA, a través de la MINISTRA DE SALUD DRA. MARÍA VERÓNICA ESPINOZA
SERRANO así como del Representante Legal en la provincia del Azuay DR. HÉCTOR
OSWALDO SUÁREZ DÍAZ y en contra del GERENTE GENERAL DEL HOSPITAL DE
ESPECIALIDADES JOSÉ CARRASCO ARTEAGA del Instituto Ecuatoriano de Seguridad
Social MAGISTER MARCO ANTONIO SIGÜENZA PACHECO. RELACION
CIRCUNSTANCIADA DE LOS HECHOS.- Que con fecha 28 de mayode 2018, la Dra.
Marcia Salamea Piedra, junto a setenta y nueve pacientes afiliados al Instituto
Ecuatoriano de Seguridad Social que padecen de cáncer, comparecen por sus propios
derechos a la Coordinación General Defensorial Zonal 6 de la Defensoría del Pueblo del
Ecuador, conforme a los dos listados de pacientes con retraso de medicación biológica
RITUXIMAB que adjunta, remitidos por el Hospital de Especialidades José Carrasco
Arteaga, suscritos por los Doctores Luis Mario Maldonado Director Técnico, Fernando
Ortega, Fabián Romero, Cecilia Álvarez, Charles Narea y los médicos tratantes Héctor
Chiang, Edgar Becerra, Esteban Villa y Verónica Ullauri; que en el caso de la paciente Dra.
Marcia Salamea Piedra su necesidad es acceder al biológico AXITINIB por adolecer de
cáncer con metástasis al hígado; su médico tratante la Dra. María Eugenia Jaramillo. Que
los afiliados al Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social adolecen de cáncer, que a la
fecha tras varias peticiones el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social no les han
proporcionado la medicación RITUXIMAB por no encontrarse en el cuadro básico y en el
caso de la Dra. Marcia Salamea Piedra se encuentra con metástasis al hígado, siendo
intervenida por varias ocasiones para extraer la metástasis, que para su tratamiento
solicitó de igual forma al IESS la medicación AXITINIB BIOLÓGICO, ya que desde hace
cinco meses no ha recibido esta medicación, indicándole que no está contemplado en el
cuadro básico, por tanto no se le puede entregar ya que recién en el mes de julio
enviarán el medicamento que controla el avance de su enfermedad. Que posterior a lo
expuesto, acuden a la Coordinación General Defensorial Zonal 6, de la Defensoría del
Pueblo del Ecuador, para que actué garantizando sus derechos y que las entidades
responsables de la entrega de la medicación antes mencionadas cumplan con esta
necesidad. Que en fecha 6 de juniode 2018, la Coordinación General Defensorial Zonal 6,
notifica a la Coordinación Zonal 6 de Salud y al Director del Hospital José Carrasco
Arteaga del IESS, para que presenten sus contestaciones a la vez convoca a una
reunión para el 27 de juniode 2018, a la que comparecieron servidoras públicas delegas
de las entidades referidas. La Servidora Pública de la Coordinación Zonal 6 de Salud Dra.
Andrea Morocho Cayancela indica que no se ha registrado solicitud alguna por parte
del IESS, concretamente a favor de la paciente Marcia Salamea Piedra. Señala la servidora
pública de la Coordinación Zonal 6 de Salud, que los trámites de adquisición de
medicamentos, que no se encuentran dentro del cuadro básico debe sujetarse a un
trámite a seguirse el mismo que se encuentra establecido en el Acuerdo Ministerial 158
A-2017, en cuya última reforma se establece que una vez recibido el requerimiento para
la compra del medicamento que no consta dentro del cuadro básico, no se envía la
documentación a la ciudad de Quito, se resuelve en la Coordinación Zonal, por lo tanto
el trámite es rápido, a través del Comité de Farmacología, a este requerimiento debe
respaldarse el informe del médico tratante del paciente en el que se desprenda la
seguridad y eficacia del medicamento a ser adquirido y adicionalmente se establece
una excepción que cuando se trate de casos de emergencia o en los que se afecte el
derecho a la vida del paciente, no se deberá contar con la autorización del Ministerio de
Salud Pública, sino el Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social podrá realizar la compra
de manera directa, lo cual será justificado ante el Ministerio de Salud Pública en caso
de emergencia; sin embargo luego de la intervenciones de la Defensoría del Pueblo, hasta
la presente fecha no ha existido una solución por parte de las autoridades para la
adquisición de los fármacos para las personas que adolecen de cáncer, siendo estos los
biológicos AXITINIB y RITUXIMAB. ACTO VULNERATORIO DE DERECHOS.- Que por lo
expuesto los ochenta afiliados pacientes del Instituto Ecuatoriano de Seguridad Social,
quienes se encuentran adoleciendo de cáncer han venido solicitando por varias ocasiones
y por varios meses la entrega de los biológicos AXITINIB y RITUXIMAB, al Instituto
Ecuatoriano de Seguridad Social, sin poder acceder a la entrega hasta la presente fecha.
Situaciones como las expuestas inobservar los derechos fundamentales previstos en
nuestro marco constitucional, que garantizan a todas las personas derechos a la salud
cuya realización se vincula al ejercicio de otros derechos como el derecho a la vida
que ocupa un lugar especial en la nómina de los derechos fundamentales de la
persona. En tal virtud los ochenta pacientes del Área de Hematología que utilizan los
Medicamentos AXITINIB BIOLÓGICO y RITUXIMAB, no han tenido la posibilidad de que
se les entregue los biológicos por la falta de adquisición por parte de las autoridades
llamadas a garantizar los derechos de estos pacientes. PRETENSION DE LA PARTE
ACCIONANTE.- Las pretensiones de la accionante son las siguientes: Se emita la Medida
Cautelar conforme a lo establecido en el Art. 87 de la Constitución de la República y los Art.
26 y siguientes de la Ley Orgánica de Garantías Jurisdiccionales y Control Constitucional
tendientes a que se permita la adquisición e ingreso de los biológicos AXITINIB y
RITUXIMAB, a las bodegas del Hospital de Especialidades José Carrasco Arteaga de
esta ciudad de Cuenca, por lo que su autoridad dispondrá ya sea al Ministerio de Salud o
al Hospital José Carrasco Arteaga o en su defecto a ambas instituciones la adquisición
urgente de los referidos biológicos, con el fin de precautelar la salud y la vida de los
ochenta pacientes que requieren de estos medicamentos que son necesarios, caso
contrario de no obtener constituiría una amenaza inminente y grave a los derechos
expuestos, para cuyo efecto se deberá tomar medidas urgentes previstas en el Art. 26
inciso segundo de la Ley Orgánica de Garantías Jurisdiccionales. Corresponde resolver la
petición presentada y para ello se considera: PRIMERO.- Por el sorteo de ley y según el Art.
7 de la Ley Orgánica de Garantías Jurisdiccionales y Control Constitucional el suscrito es
competente para conocer de la presente acción de medidas cautelares. SEGUNDO.-
VALIDEZ PROCESAL.- Se ha dado el trámite consignado en los Arts. 31, 32 y 33 de la
Orgánica de Garantías Jurisdiccionales y Control Constitucional, Constitución Política del
Ecuador y consagrado los principios del debido proceso del Art. 76 ibídem. TERCERO.-
PRINCIPIOS Y NORMAS APLICABLES.- El Art. 87 de la Constitución de la República
dispone: “Se podrán ordenar medidas cautelares conjunta o independientemente de las
acciones constitucionales de protección de derechos, con el objeto de evitar o hacer cesar
la violación o amenaza de violación de un derecho”. El Art. 26 de la Ley Orgánica de
Garantías Jurisdiccionales y Control Constitucional, determina cuál es la finalidad de las
medidas cautelares e indica que tendrán por objeto evitar o cesar la amenaza o violación de
los derechos reconocidos en la Constitución y en Instrumentos Internacionales Derechos
Humanos. Las medidas cautelares deben ser adecuadas a la violación que se pretende
evitar o detener, tales como la comunicación inmediata con la autoridad o personas que
podría prevenir o detener la violación, la suspensión provisional del acto, la orden de
vigilancia policíal, la visita al lugar de los hechos. El Art 27 ibídem establece los requisitos
de procedencia de las medidas cautelares, indicando que estas proceden cuando el Jueza o
Juez tenga conocimiento de un hecho por parte de cualquier persona que amenace de
modo inminente y grave con violar un derecho o viole un derecho. La Sentencia 034-13
SCN-CC caso 561-12 CN emitida por la Corte Constitucional, que aclara el contenido del
artículo precedente y emite reglas para su aplicación. Al respecto el tratadista Liebman
manifiesta que “la acción cautelar esta siempre vinculada por una relación de
complementariedad respecto de una acción principal, ya propuesta o de la cual se anuncia
su próxima proposición. Esta relación está dada por esto: que la cautela que se pide tiene
la finalidad de garantizar el proficuo resultado de la acción principal, no obstante, la acción
cautelar es autónoma y puede ser aceptada o rechazada según se presente su contenido
fundada o infundada, incluso las condiciones a las que está subordinada su aceptación son
diversas en cada medida cautelar, y es la doctrina la que se ha esforzado en deducir
disposiciones de ley en un concepto unitario de las condiciones que se exijan para su
aceptación ( LIEBMAN, Marco Tulio Ob. Cit. Pag. 162). CUARTO.- ANALISIS DE LA
PERTINENCIA DE LA MEDIDA CAUTELAR.- De lo expuesto por el accionante es necesario
establecer la procedencia o no de la Presente Acción, es decir determinar si existe o no la
amenaza o violación a derechos reconocidos en la Constitución y en Instrumentos
Internacionales sobre Derechos Humanos, considerando al respecto lo siguiente, el Art. 27
de la Ley Orgánica de Garantías Jurisdiccionales establece los requisitos para que proceda
las medidas cautelares, dice la norma que procederán cuando la jueza o juez tenga
conocimiento de un hecho por parte de cualquier persona que amenace de modo inminente
y grave con violar un derecho o viole un derecho. Se considerará grave cuando pueda
ocasionar daños irreversibles o por la intensidad o frecuencia de la violación. El análisis de
la procedencia para el otorgamiento de medidas cautelares procede cuando se conoce de
un hecho que amenaza inminentemente un derecho constitucional, si bien no es suficiente
la sola afirmación de que se está produciendo un daño grave e irreparable a un derecho
constitucional, es necesario proceder a su verificación previa, procurando que se cumpla
con la garantía del debido proceso consagrado en el Art. 76 de la Constitución de la
República. La Carta Magna determina a la salud, como una garantía constitucional de
derechos, garantía que debe estar acorde a la interpretación más favorable al
momento de su aplicación; conforme lo dispuesto en el numeral 5 del Art. 11 ibídem que
dice “El ejercicio de los derechos se regirá por los siguientes principios: […] En materia
de derechos y garantías constitucionales, las servidoras y servidores públicos,
administrativos y judiciales, deberán aplicar la norma y la interpretación que más
favorezcan su efectiva vigencia”. El Art. 32 ibídem establece que la salud es un derecho
que garantiza el estado, cuya realización se vincula al ejercicio de otros derechos. El Título
VII de la ibídem señala el Régimen del Buen Vivir, en la Sección segunda que trata sobre la
salud, en el Art. 362 establece que la atención de salud como servicio público se prestará a
través de las entidades estatales, privadas, autónomas. El Art. 35 ibídem manda respecto
de los derechos de las personas que pertenecen al Grupo de atención prioritaria “Las
personas adultas mayores, niñas, niños y adolescentes, mujeres embarazadas, personas
con discapacidad, personas privadas de la libertad y quienes adolezcan de enfermedades
catastróficas o de alta complejidad recibirán atención prioritaria y especializada en los
ámbitos público y privado (…) El Estado prestará especial protección a las personas en
condición de doble vulnerabilidad”. El derecho a la vida y a la salud forma parte del
reconocimiento de la dignidad de todo ser humano en cuanto es persona. La persona
humana debe ser tratada, siempre y en todos los casos de un modo que sea compatible con
esa misma dignidad, y conforme a las circunstancias particulares en que se halle
comprometida, en el presente caso la Dra. Marcia Salamea Piedra y los setenta y nueve
pacientes del Hospital de Especialidades José Carrasco Arteaga que en listado adjunto
describe y acompaña el señor Coordinador General Defensorial 6 de la Defensoría del
Pueblo padecen de cáncer, son afiliados al IESS han comparecido por sus propios y
personales derechos a la Defensoría del Pueblo en vista de que no son atenidos en forma
inmediata y oportuna en el Hospital José Carrasco Arteaga por cuanto existe retraso en
proporcionarles la medicación biológica Rituximab conforme la documentación suscrita por
los profesionales que acompaña y en el caso concreto de la paciente Dra. Marcia Salamea
Piedra el biológico Axitinib por adolecer de cáncer con metástasis al hígado; todas estas
personas adolecen de una enfermedad catastróficas como es el cáncer, independiente del
estado en el que se encuentren, deben recibir una respuesta inmediata y atención
prioritaria por dicha patología por parte del Hospital de Especialidades José Carrasco
Arteaga en donde son tratadas con el fin de mejorar la condición de vida considerando la
enfermedad extrema que atraviesan, con el único fin de que les permita desarrollarse de
una manera acorde a la dignidad de todas las personas y mejoren su calidad de existencia;
por otro lado el hecho de que los medicamentos que requieren estas personas no se
encuentran en el cuadro básico, no es una respuesta razonable que debe dar los
profesionales del Hospital ya que su misión fundamental es curar, sanar y brindar los
medicamentos a todas las personas enfermas que requieren ese apoyo. No se puede poner
como pretexto de que no ha existido la comunicación necesaria como ha indicado la
servidora pública de la Coordinacion Zonal 6 de Salud, Dra. Andrea Morocho en forma
concreta de la paciente Dra. Marcia Salamea o como se manifiesta que los trámites de
adquisición de medicamentos, que no se encuentran dentro del cuadro básico deben
sujetarse a un trámite a seguirse el mismo que se encuentra establecido en el Acuerdo
Ministerial 158 A-2017, en cuya última reforma se establece que una vez recibido el
requerimiento para la compra del medicamento que no consta dentro del cuadro básico,
no se envía la documentación a la ciudad de Quito, se resuelve en la Coordinación Zonal;
al respecto es necesario hacer una reflexión, el padecer de una enfermedad catastrófica
como es el cáncer, considerada como un enfermedad en la que se observa un proceso
descontrolado en la división de las células del cuerpo que si no son detectadas y reciben
tratamiento adecuado en forma inmediata conducen a la muerte del paciente; además
debilita física y moralmente al enfermo y a sus familias por la gravedad de la patología, por
lo tanto ni siquiera deben estar preocupados de estos detalles sino más bien deben ser
atendidos y tratados rápidamente. Al respecto el derecho a la salud abarca a que esas
personas reciban en forma oportuna su tratamiento y por ende sus medicamentos con el fin
de salvaguardar el derecho más importante que tiene todo ser humano como es la vida, en
el presente caso si los ochenta pacientes del Hospital de Especialidades José Carrasco
Arteaga no reciben sus medicamentos como requieren se produce un daño inminente en su
salud, porque el avance metastasico sobrevendría en cualquier momento en un desenlace
fatal, es decir no se trata de la posibilidad o eventualidad de un daño, se trata de un daño
grave inminente e irreversible, lo que hace viable la solicitud de medida cautelar, en virtud
de que no se les proporciona los biológicos AXITINIB y RITUXIMAB, por parte del Hospital
de Especialidades José Carrasco Arteaga del IESS. En la especie existe una presunción
razonable de que se está violando un derecho dada la enfermedad que adolecen los
ochenta pacientes. QUINTO.- RESOLUCION.- Garantizando el derecho a la salud y a la
vida digna que deben tener todas las personas, el suscrito Juez Constitucional, ejerciendo la
competencia que el Art. 86.2 de la Constitución de la República en armonía con lo dispuesto
en el Art. 7 de la Ley Orgánica de Garantías Jurisdiccionales y Control Constitucional, y con
fundamento en lo que disponen los Art. 87 de la Carta de Montecristi en relación a lo que
reza en el Art. 27 de la Ley Orgánica de Garantías Jurisdiccionales y Control
Constitucional. RESUELVE: Aceptar la petición y dictar la Medida Cautelar solicitada por el
DR. CESAR ZEA ABAD, en su calidad de COORDINADOR GENERAL DEFENSORIAL 6
DE LA DEFENSORÍA DEL PUEBLO DEL ECUADOR a favor de la ciudadana Marcia
Salamea Piedra y de setenta y nueve pacientes de cáncer del Hospital de Especialidades
José Carrasco Arteaga del Instituto Ecuatoriana de Seguridad Social que en documento
adjunto acompaña en contra del Gerente General del HOSPITAL DE ESPECIALIDADES
JOSÉ CARRASCO ARTEAGA del IESS, MAGISTER MARCO ANTONIO SIGÜENZA
PACHECO y disponer que realice las gestiones necesarias con el MINISTERIO DE SALUD
PÚBLICA a través de la señora MINISTRA DE SALUD DRA. MARÍA VERÓNICA
ESPINOZA SERRANO, así como del Representante Legal en la provincia del Azuay
DR. HÉCTOR OSWALDO SUÁREZ DÍAZ para la adquisición e ingreso inmediato de los
biológicos AXITINIB y RITUXIMAB, con el fin de que los ochenta pacientes de cáncer de
manera inmediata accedan a dichas medicinas en el Hospital de Especialidades José
Carrasco Arteaga respetando el protocolo de tratamiento de cada uno para la aplicación de
las mismas. Se dispone que se notifique con la resolución dictada a las entidades
accionadas en los lugares indicados en el libelo de la acción. Respecto a la señora Ministra
de Salud Dra. María Verónica Espinoza Serrano, se lo hará en la dirección Av. República
del Salvador 36-64 y Suecia, de la ciudad de Quito para lo cual se depreca a uno de los
señores Jueces de la Unidad de Familia, Mujer, Niñez y Adolescencia de Quito el
cumplimiento de la diligencia, remítase deprecatorio electrónico para el efecto. Así mismo
se dispone notificar al Delegado Regional de la Procuraduría General del Estado quien
deberá ser notificado en su oficina Av. Manuel J. Calle y Cornelio Merchán. En cuenta la
casilla judicial, domicilio electrónico que señala así como la autorización que confiere a la
defensora. NOTIFIQUESE.-

f: TORRES BORJA LUIS FELIPE, JUEZ

Lo que comunico a usted para los fines de ley.

MEDINA GARCIA EFREN BOANERGES


SECRETARIO