Vous êtes sur la page 1sur 5

Ejército Republicano del Norte

Ir a la navegaciónIr a la búsqueda

El Ejército Republicano del Norte también conocido como la Expedición de Gutiérrez-Magee, 1812-
1813, fue una operación conjunta de elementos insurgentes de la provincia española de Texas,
encabezadas por Bernardo Gutiérrez de Lara, y filibusteros de Estados Unidos contra el bando
realista proespañol durante los primeros años de la Guerra de Independencia de México.

Índice

1 Antecedentes

2 La expedición

3 Véase también

4 Referencias

5 Enlaces externos

Antecedentes

En 1810, el padre Miguel Hidalgo y Costilla se rebeló contra el dominio español en la Nueva
España, lo que daría lugar a la Guerra de Independencia de México. Del mismo modo, en 1811,
Juan Bautista de las Casas encabezó una revuelta contra España en San Antonio, capturando al
gobernador español.1 El bando realista contraatacó, aplastando la repuso al gobernador Manuel
María de Salcedo en el cargo. El padre Hidalgo fue ejecutado en julio, en Chihuahua, mientras que
de las Casas y sus colaboradores fueron ejecutados en agosto.2

Los rebeldes restantes se dirigieron hacia los Estados Unidos en busca de ayuda. Bernardo
Gutiérrez de Lara, herrero de profesión y originario del Nuevo Santander (hoy Tamaulipas y el sur
de Texas), viajó a Washington, DC, donde se le hizo saber que lo más que podía hacer EE.UU. era
no interferir en sus actividades. Después de poner a prueba la paciencia del gobierno americano
sin conseguir nada, optó por buscar la ayuda de filibusteros (entendiendo por tales a quienes se
involucran, al menos nominalmente, en expediciones militares no autorizadas en países o
territorios extranjeros para fomentar o apoyar revoluciones o revueltas). Para ello involucró
también a su primo Guerro Caja de las Casas con quien viajó a Luisiana en busca de los apoyos
filibusteros. En Nueva Orleans se encontraron con el gobernador William CC Claiborne y el
"embajador" (agente diplomático) de Estados Unidos en México, William Shaler (no reconocido
por las autoridades virreinales), quienes apoyaron la causa insurgente.
La expedición

[ocultar]

Intentos separatistas anglo-americanos en Texas (1812-1836)

Expedición de Gutiérrez-Magee (alianza con los insurgentes mexicanos)Batalla de


MedinaExpedición del general LongRebelión de FredoniaGuerra de independencia de Texas

Bandera de la expedición

Gutiérrez consiguió el apoyo de Augustus W. Magee y formó una fuerza de 130 hombres en
Nachitoches, Luisiana. A principios de agosto de 1812, los republicanos pasaron a la provincia de
Tejas y capturaron la ciudad de Nacogdoches.3 En Tejas su número aumentó a 300, y se procedió a
tomar la ciudad de la Santísima Trinidad de Salcedo (en la orilla este del río Trinity), el 13 de
septiembre. Estos éxitos les empujaron dirección al sur para conquistar otros bastiones españoles.

El gobernador español, Manuel María de Salcedo, con cerca de 800 hombres, vigilaba la zona del
río Guadalupe en busca de los revolucionarios. Terminó encontrándolos en la parte inferior del río
San Antonio, en Goliad. Los rebeldes tomaron fácilmente el Presidio La Bahia que quedó bajo su
control.4 Magee fue sitiada durante cuatro meses; negoció con los mandos españoles y consideró
la rendición, pero finalmente decidió luchar. Sin embargo, Magee perdió la confianza de sus
subordinados y la discordia se extendió entre los jefes republicanos. Luego, la tragedia golpeó a
Magee y murió el 6 de febrero de 1813. Samuel Kemper tomó el mando del ejército. El capitán
John McFarland fue enviado a reclutar nuevos voluntarios en Nacogdoches, además de desertores
del ejército español y algunos indios Coushatta.

Kemper repelió los ataques del gobernador. El 10 y 13 de febrero, Kemper derrotó a Salcedo,
quien se retiró en dirección a San Antonio el 19 de febrero.5En marzo, las fuerzas de Kemper
aumentaron en unos 500 hombres. La expedición iba a perseguir a los españoles, ahora en Bexar.
Inició los preparativos en el ejército republicano en San Antonio donde se unieron nuevos
voluntarios, entre los cuales había estadounidenses, criollos y mestizos Tejanos, ex soldados
peninsulares españoles, indios apaches lipan y tonkawas. El 29 de marzo, derrotaron al ejército
español de Simón de Herrera que consistía de 1.200 hombres, en la Batalla de Rosillo. El
gobernador Salcedo se rindió el 1 de abril de 1813.
Gutiérrez sugirió que los prisioneros fueran enviados a los Estados Unidos para su custodia. Pero,
como los prisioneros fueron llevados fuera de la ciudad por el capitán Antonio Delgado, esto
nunca sucedió, pues fueron atados a árboles y asesinados. El 6 de abril, el Ejército Republicano
redactó una declaración de independencia, estableciendo que Texas era independiente e incluso
adoptaron una sólida "Bandera Verde". Gutiérrez se declaró a sí mismo presidente de la nueva
república, que no fue reconocida por ninguna autoridad virreinal ni nación extranjera.

Debido a la falta de juicio, Gutiérrez perdería la confianza de Kemper y los otros estadounidenses.
Su proclamación y que permitiera la ejecución del gobernador español y otros funcionarios,
resultó demasiado. Kemper terminó por cansarse y se llevó consigo a cerca de 100
estadounidenses de vuelta a Luisiana. Los republicanos buscaban un nuevo líder.

El coronel Ignacio Elizondo y el general José Joaquín de Arredondo se harían cargo de los fuerzas
españolas para asegurar Tejas. Elizondo encabezaría un asalto a la ciudad de San Antonio con 900
hombres. Sin el liderazgo de Kemper, los rebeldes sufrieron divisiones internas. Rueben Ross tomó
el mando, pero fue sin apoyo y cayó al segundo lugar en comando. El siguiente trabajo se redujo al
coronel de Estados Unidos Henry Perry. El 20 de junio, Perry derrotó a las tropas de Elizondo en un
ataque al amanecer, en la Batalla de Alazan, una vez más representaría la liberación del bando
realista en San Antonio.

El éxito del Ejército Republicano les supuso más apoyos. Esto atrajo interés de José Álvarez de
Toledo y Dubois, quien había sido consultado en el comienzo de la maniobra obstruccionista.
Procedió a San Antonio el 1 de agosto, con el deseo de hacerse cargo de los tejanos y confrontar a
Arredondo. Su asesor era el agente especial de Estados Unidos William Shaler, quien fue uno de
los iniciadores de la conspiración contra el virreinato novohispano. Shaler y José Álvarez de Toledo
se encargarían de formar un equipo e iniciar una campaña de propaganda contra el otro
organizador, Bernardo Gutiérrez de Lara. Los americanos, convencidos de que Gutiérrez no estaba
preocupado con sus intereses, amenazaron con desertar menos que se sustituyera a Gutiérrez.
Gutiérrez saldría para Natchitoches el 6 de agosto, lo que finalmente le salvó la vida. En su
ausencia, Toledo se hizo cargo.

La disensión del Ejército Republicano persistió. Algunos tejanos simpatizaban con su nuevo líder,
mientras que otros no lo hicieron. Toledo quería combatir a los españoles en Bexar, pero fue
persuadido por Perry y de San Antonio de preservar la ciudad y marchar a sorprender al español.
El coronel José Menchaca, (un ex oficial español, ahora líder de los tejanos), se opuso a Toledo
como su líder, instigó la discordia, frenando el avance de Álvarez de Toledo contra los realistas. El
líder republicano, Toledo no fue capaz de hacer su movimiento contra los realistas hasta el 15 de
agosto.

Esta situación terminaría mal para los tejanos. A pesar de que habían ganado de manera decisiva
en la batalla de Alazán y ahora tenían una gran fuerza, (compuesta por 1.400 estadounidenses,
Tejanos (de todas las castas), españoles, indios y negros), sufrirían una derrota aplastante el 18 de
agosto de 1813, en la Batalla de Medina. Toledo había planeado en sorprender a los españoles, sin
embargo, cuando se lanzó a atacarlos, se convirtió en una emboscada intencional. Toledo trató de
disipar a sus hombres para retroceder, pero el coronel José Menchaca había decidido luchar hasta
la muerte. Por lo que parecía ser el cuerpo principal de los españoles realistas, que acabaría
rodeándolos. Para mientras tanto, Arredondo y Elizondo habían reorganizado en una fuerza de
alrededor de 1,800 hombres y estaban dispuestos a luchar. La expedición Gutiérrez- Magee
terminaría con una terrible pérdida de unos 1.300 hombres. Toledo y algunos de los hombres
fueron capaces de huir a los Estados Unidos.6

Los realistas recapturararían San Antonio y llevarían a cabo fuertes represalias contra los rebeldes.
El 12 de septiembre, sin embargo, Elizondo es asesinado por uno de sus propios oficiales.

Las repercusiones y la venganza de los realistas hizo que muchos huyeran de Tejas, y ellos nunca
llegarían a confiar en los realistas de nuevo. Algunos firmantes de la futura declaración del acta de
Independencia de Texas de México en 1836, como José Francisco Ruiz y José Antonio Navarro,
fueron algunos de los que huyeron temporalmente de Tejas.7 Tejas seguiría siendo un punto
caliente para la revolución y filibusteros estadounidenses en los años venideros, incluso
posteriores a la independencia de México.

Véase también

Batalla de Medina

Historia de Texas

Samuel Kemper

Reuben Kemper

William Shaler

Referencias
Almaraz, p.118.

Almaraz, p.120-124.

Almaraz (1971), p.159.

Almaraz (1971), p.164.

Almaraz (1971), p.168.

Edmonson (2000), p.42.

Edmonson (2000), p.38.

Almaráz, Félix D., Jr. (1971), Tragic Cavalier: Governor Manuel Salcedo of Texas, 1808–1813 (2nd
edición), College Station, TX: Texas A&M University Press, ISBN 0-89096-503-X

del la Teja, Jesus (1991), A Revolution Remembered: The Memoirs and Selected Correspondence
of Juan N. Seguin, Austin, TX: State House Press, ISBN 0-938349-68-6

Edmondson, J.R. (2000), The Alamo Story-From History to Current Conflicts, Plano, TX: Republic of
Texas Press, ISBN 1-55622-678-0

Morón Villarreal, Jesus; Gutiérrez and Magee, Tex-Mex heroes; Houston, Tex. : J. Morón Villarreal,
1995. OCLC 39126265

Walker, Henry P; William McLane's narrative of the Magee-Gutierrez expedition, 1812-1813;


Austin, Tex. : Texas State Historical Assoc., 1962–1963. OCLC 30688594

Enlaces externos

La expedición en el Handbook de Texas (inglés)

El gobernador Salcedo (inglés)