Vous êtes sur la page 1sur 2

LA EDUCACIÓN COMO LA RAÍZ DE LOS MALES

“No soy descendiente de esclavos. Yo desciendo de seres humanos que fueron esclavizados.”

Makota Valdina

Si me preguntaran cuál es el principal problema que dificulta las oportunidades de los jóvenes
afrodescendientes diría que es la FALTA DE EDUCACIÓN, la cual es la raíz de todos los males: la falta de
identidad, la deserción escolar, la falta de oportunidades, la discriminación, los embarazos adolescentes y
muchos más.

Un pueblo que ignora su pasado, es un pueblo que va en decaída. Conocer la historia del lugar de donde vienes
es nuestro reto como jóvenes. Quizás muchos adultos podrán decir que ya están viejos para datos académicos
y que ahora se dedican a trabajar. En los jóvenes está cambiar este mundo. En los jóvenes afrodescendientes
está el luchar por un pueblo invisibilizado por cientos de años por parte del Estado y de los mismos hermanos
peruanos. Como alguna vez dijo el gran Martin Luther King: “Tengo un sueño, un solo sueño, seguir soñando.
Soñar con la libertad, con la justicia, con la igualdad y ojalá no tuviera la necesidad de soñarlas”.

La historia, a lo largo del tiempo, solo se resignó a hablar de africanos y descendientes en la época virreinal
cuando hombres, mujeres, niños y niñas eran vendidos e intercambiados en sus lugares de origen por
productos o secuestrados ante la necesidad de mano de obra en América para satisfacer las necesidades de los
más poderosos. ¿Sólo allí estuvieron presentes? La respuesta es rotundo NO. La historia olvidó a aquellos y
aquellas que en plena guerra con el país del sur, sacrificaron sus vidas en honor a la patria. En el recuerdo
quedaron el Grumete Medina, Catalina Buendía de Pecho, el Cabo Maldonado Arias y muchos más. ¿Acaso en
los colegios se enseña este tema? Otro rotundo NO. La malla curricular de la educación básica regular no
contiene estos datos. ¿Qué pasa si un niño afro no tiene con quién identificarse dentro de su historia? ¿Cómo
crear una identidad dentro de la escuela? ¿Cómo pedirle a una niña de una comunidad afro que se reconozca
como tal si en el colegio jamás vio un ejemplo con el que se identifique aparte del nombre de ‘esclavo’? El
Ministerio de Educación, dentro de sus lineamientos educativos, debe crear estructuras con temas que
involucren a la población afro dentro de las escuelas de todo el país, en especial donde hay mayor presencia de
estos.

Un ejemplo: Un niño afroperuano de doce años cursa el 1 de secundaria, solo le enseñaron que los negros
servían para trabajar en las haciendas y que fueron usados como esclavos y que los libertos se reunían para
delinquir. El niño puede sufrir de bullyng si el tema de la trata negrera no es tocado adecuadamente. Además al
crecer también está expuesto a otros problemas, en especial la discriminación. Si toda su vida, él ve que los que
tienen la piel más oscura no reciben un trabajo adecuado, no tiene las oportunidades para estudiar, cuando
pasa por la calle las mujeres agarran su cartera como si fuera un delincuente, ¿cómo se va a sentir? Según
algunas encuestas, solo el 3% de afroperuanos tiene educación superior. ¿Y los demás? Esto nos lleva a otra
interrogante que muchos y muchas olvidamos ¿Por qué la mayoría de la población que se encuentra presa en
penales, es afroperuana? ¿QUÉ ESTÁ MAL?

¿El Estado? ¿La sociedad? Quizás cuando nacimos, el mundo ya estaba así. Es momento de alzar nuestra voz y
hacernos escuchar, porque si no lo hacemos ahora, nos arrepentiremos más tarde. Nosotros representamos a
todo un pueblo que se saca la mugre trabajando y no recibe las condiciones que debería. El principal reto es
que el Estado reconozca en la constitución a la población afroperuana, porque si no lo hace seguiremos siendo
invisibles y jamás se crearán las políticas que velarían por nuestros derechos. Los medios de comunicación aun
nos discriminan, el caso del Negro Mama fue el más relevante pero aún quedan muchos donde aparte del
racismo, está la exposición de la mujer negra hipersexual. ¿Qué hacer? Por qué no presentar demandas ante la
Sociedad Nacional de Radio y Televisión, dicen que a mayor sea la presión podrán tomar medidas. Si no hay
estadísticas ni censos, jamás sabremos realmente las necesidades de los afrodescendientes. ¿Qué hacer? El
INEI como institución responsable junto con los ministerios debe realizar estudios descentralizados porque los
afros de zona rural no son iguales a los de zonas urbanas, las necesidades son similares pero no iguales.
Quitémonos ese chip que el ‘negro’ o la ‘negra’ solo sirven para cocinar, bailar o hacer deportes. Nosotros y
nosotras somos mucho más que eso: somos líderes y de nosotros depende este cambio. Como alguna vez leí
una frase: PUEDE QUE YO NO CAMBIE EL MUNDO, PERO SÍ ENCENDERÉ LA LLAMA DE QUIENES SÍ LO HARÁN.

MILAGROS DE LA CRUZ YUCRA 