Vous êtes sur la page 1sur 1

Para realizar un culto familiar

Oración de ofrecimiento
Himno: 24 al Rey de los Reyes
Lectura devocional:
Himno: 341 Vivir por Cristo
Contemplen el modelo
Por tanto, no desmayamos; antes aunque este nuestro hombre exterior se va desgastando, el
interior no obstante se renueva de día en día. .2Corintios4:16.
Hay un poder para el bien en el intelecto, si éste se conforma a la mente de Cristo y es santificado
y controlado por el Espíritu de Dios. Pero el intelecto por sí solo no puede proporcionar idoneidad
para el cielo ni capacitarnos para alcanzar la norma divina. Si el hombre ha de ser como Dios
quiere que sea, debe tener un carácter puro y noble. El derecho que se tiene de pretender ser
hombre, está determinado por el uso que se haga del intelecto. Antes que un hombre pueda ser
reconocido como colaborador con Dios, debe abandonar la confianza en sí mismo que demanda
mucho y da poco... Los seres humanos no tienen el derecho de pensar que hay un límite para los
esfuerzos que han de hacer en reflejar la bondad y el amor de Dios en la obra de salvar almas. ¿Se
cansó Cristo alguna vez en su obra de salvar almas? ¿Se apartó alguna vez de la senda de la
abnegación y del sacrificio? Cuando los miembros de iglesia introduzcan en sus vidas la abnegación
que Cristo manifestó en la suya, cuando ejerzan los esfuerzos continuos y perseverantes que El
ejerció, no tendrán tiempo ni inclinación para introducir en su experiencia las hebras falsas que
echen a perder el diseño... Debemos vigilar, trabajar y orar, y no dar nunca ocasión para que el yo
obtenga el dominio.
Debemos estar listos, mediante la vigilancia y la oración, para lanzarnos a la acción en obediencia
al mandato del maestro. Dondequiera veamos que una tarea está esperando que se la haga,
debemos tomarla y hacerla, contemplando constantemente a Jesús.
La abnegación significa mucho. Significa negarse a los deseos naturales y a la disposición natural.
Significa negarse a la inclinación a encontrar faltas y acusar... Por amor a Cristo, velen y oren, y
durante el año en el cual hemos entrado y está transcurriendo, esfuércense para evitar toda
palabra áspera. Resuelvan no hablar palabras que arrojen una sombra sobre la vida de otros. No se
detengan a preguntar a quienes los rodean si aprecian sus esfuerzos abnegados. Abran las
ventanas hacia el cielo. Piensen en Cristo, y traten de complacerle... Satanás usará toda treta
posible para asemejarlos a él y apartarlos de Aquel que dio su vida por ustedes. Mas los ángeles
lucharán por lograr el dominio de sus vidas. Si no tienen toda la armadura de Dios, serán
derrotados. ¿Ocurrirá esto con Uds., o firmarán el voto de que no serán intemperantes en
palabras o en espíritu, y que mantendrán siempre el Modelo divino ante Uds.? El apóstol no dio
esta advertencia sin un propósito. Todos debiéramos sentir que es nuestro deber mantenemos en
nuestro puesto vigilándonos a nosotros mismos, no sea que los instrumentos del mal, guerreando
contra nosotros, tengan éxito en llevamos a decir y hacer aquello que complazca al enemigo.—

Himno: 346 Me guía Él


Oración final y el Padre nuestro

Nota: Seguimos en cuarentena, y deseamos que Dios nos sensibilice para alzar nuestro rostro a él.
Pasando tiempo con la familia puedes leer un libro de la Biblia, un libro con enfoque cristiano, es
un tiempo para conocer a nuestro extraordinario Dios, es una gran oportunidad que tenemos.

Les pedimos orar por nuestros hermanos desempleados, por los enfermeros, por los médicos, por
nuestras autoridades civiles y nuestras autoridades eclesiásticas