Vous êtes sur la page 1sur 6

31 marzo 2020 proces

El Govern abre la vía para


enviar a los presos del ‘procés’
a casa por la crisis sanitaria
Las cárceles decidirán si los internos
beneficiados por el 100.2 pasan el
confinamiento en sus domicilios

JESÚS GARCÍA
https://twitter.com/jesusgbueno
BARCELONA - 31 MAR 2020 - 09:50 CEST
Los nueve dirigentes independentistas encarcelados por el procés podrán pasar la
crisis sanitaria, con toda probabilidad, en casa. El Departamento de Justicia de la
Generalitat ha abierto una vía para que los internos catalanes a los que se aplica el
artículo 100.2 del reglamento penitenciario -que permite salidas diarias para
trabajar, hacer voluntariado o cuidar de familiares, entre otros- puedan estar en sus
domicilios durante el confinamiento.
 Junqueras y Romeva piden la suspensión de su condena por el coronavirus
 Las UCI catalanas se acercan a su límite con el 84% de ocupación
La consejera de Justicia, Ester Capella, ha llamado a los directores de las cárceles
catalanas para que analicen fórmulas que permitan reducir la población
penitenciaria para minimizar el riesgo de contagio. Una de ellas pasa por analizar si
los 101 presos que ahora mismo disfrutan de los beneficios del 100.2 pueden ser
trasladados a sus casas. La medida estará en vigor mientras dure la crisis sanitaria
por el coronavirus y será decidida en cada caso por los técnicos de las cárceles.
Justicia señala que deben darse al menos dos premisas: los presos deben presentar
un riesgo bajo de reincidencia y disponer de domicilio. Dos requisitos que, según los
informes de las juntas de tratamiento que concedieron el 100.2, cumplen
sobradamente los dirigentes independentistas. El departamento no indica en ningún
momento que la decisión esté vinculada a los afectados por la sentencia del
Tribunal Supremo, sino que tiene que ver con la crisis sanitaria provocada por el
coronavirus.
En opinión del departamento, es necesario “reducir la población encerrada en las
prisiones” para permitir más “distancia social” y “respetar las indicaciones de la
autoridad sanitaria”. Más ahora que el Gobierno ha “endurecido y alargado el
confinamiento”. Señala, no obstante, que las decisiones se tomarán “después de un
escrupuloso análisis jurídico”. Justicia subraya que sigue la senda ya aplicada a los
presos en tercer grado o régimen de semilibertad, o sea los que solo regresan a
prisión a dormir: el 69% de ellos está confinado en casa frente al 19% que dormía
en su domicilio antes de la crisis por la Covid-19.
“Nos lo pide Naciones Unidas y hace días que estamos recorriendo caminos que
hasta ahora no habíamos recorrido”, explica la consejera en un vídeo difundido por
la Generalitat. “Necesitamos que haya menos gente en las prisiones (...) Hemos de
preservar más que nunca la salud y la vida de las personas privadas de libertad”,
subraya Capella.
https://elpais.com/espana/catalunya/2020-03-31/el-govern-abre-la-via-para-
enviar-a-los-presos-del-proces-a-casa-por-la-crisis-sanitaria.html

EL Supremo advierte
de que excarcelar a
líderes del ‘procés’
podría ser delito
 El Gobierno catalán busca resquicios legales
del reglamento penitenciario para poder enviar a
confinarse en su casa a todos los reclusos que
podían salir para ir a trabajar o por voluntariados

Agencias, 31-3-2020.

El Tribunal Supremo ha advertido a las autoridades


de las prisiones catalanas donde se encuentran
los líderes del procés que si les excarcelan para cumplir el
confinamiento en sus domicilios podrían incurrir en
un delito de prevaricación, según han informado
fuentes jurídicas a Efe
La consellería de Justicia de la Generalitat
estudia resquicios legales del reglamento
penitenciario para poder enviar a confinarse en su
casa a los presos que podían salir de día a trabajar o
hacer voluntariado por el artículo 100.2, entre ellos
los del procés.
Pero desde el Supremo avisan de
responsabilidad penales si la Junta de Tratamiento
de las cárceles acuerda su excarcelación para
cumplir el confinamiento en sus respectivos
domicilios.
Si se da el caso, el Alto Tribunal se dirigirá a cada
una de esas juntas de régimen general y a la
dirección de los centros respectivos para que a la
mayor brevedad expliquen el fundamento jurídico
que justifica esa decisión e identifiquen de forma
nominal a los funcionarios que han apoyado ese
acuerdo, por la posible comisión de un delito de
prevaricación.
Suspensión de los permisos
Los líderes independentistas condenados por el
Supremo, entre ellos el líder de ERC, Oriol
Junqueras, se encuentran confinados en la cárcel,
después de que se les suspendieran sus salidas
para trabajar en virtud del artículo 100.2, que se les
ha ido aplicando en los últimos meses.
Desde el Departamento de Justicia catalán justifican
que la excarcelación de los presos sujetos al artículo
100.2 sería una “medida excepcional en una
emergencia sin precedentes” y se aplicaría solo a
los reclusos con un bajo riesgo de reincidencia y
que dispongan de un domicilio fijo.
La decisión sería de aplicación inmediata, si
bien tendría que ser avalada después por el juez
de vigilancia.
Según ha explicado el Departamento de Justicia en
un comunicado, la consellera, Ester Capella, ha
dado instrucciones a las juntas de tratamiento de las
cárceles para que estudien si la ley permite que los
reclusos del 100.2 puedan permanecer en sus
domicilios mientras dure el estado de alarma, como
sucede con parte de los que están en tercer grado.
El escollo legal que dificulta mandar a sus casas a
los presos con el 100.2 -que actualmente
permanecen día y noche en la cárcel, dado que con
el estado de alarma se suspendieron sus salidas- es
que el reglamento penitenciario solo permitiría en
principio el confinamiento domiciliario de los
reclusos en tercer grado, no de los que están
clasificados en segundo.
El objetivo de la medida, según el Departamento de
Justicia, es “esponjar” las cárceles para evitar la
propagación del coronavirus entre la población
reclusa: hasta el momento, se han
confirmado nueve casos positivos de internos –
otros 34 están en estudio– y 20 de funcionarios.
La excarcelación de los presos del 100.2,
una “medida excepcional en una emergencia sin
precedentes” según el Departamento, se aplicará
solo a los reclusos con un bajo riesgo de
reincidencia y que dispongan de un domicilio fijo y,
aunque de aplicación inmediata, tendrá que ser
avalada después por el juez de vigilancia.
Actualmente, 101 presos de las cárceles catalanas
tienen autorizadas las salidas del artículo 100.2.
Antes del estado de alarma, eran 157, pero 56 han
pasado a ser clasificados en tercer grado en las
últimas semanas.

https://www.diariodesevilla.es/espana/Supremo-advierte-excarcelar-lideres-
proces_0_1451255379.html