Vous êtes sur la page 1sur 5

LEY QUE REGULA EL FUNCIONAMIENTO Y OPERACIÓN DE LOS CENTROS

DE ATENCIÓN Y CUIDADO INFANTIL PARA EL DISTRITO FEDERAL.

Con su venia Diputada Presidenta:

El Dictamen que se aprobó recoge gran parte de las propuestas


realizadas por la suscrita, con el objeto de regular las bases,
condiciones y procedimientos mínimos para la apertura, operación y
funcionamiento de los Centros de Atención y Cuidado Infantil, ahora
denominados por Ley “CACI”, para que estos se conviertan en
espacios seguros para el cuidado y atención de los niños y niñas que
radican en el Distrito Federal.

Los centros de atención infantil se han convertido en servicios de


primera necesidad para los padres jóvenes y las mujeres trabajadoras,
quienes por su particular situación desempeñan una doble jornada:
trabajar y atender el hogar y a los hijos. Conscientes de ello, la
iniciativa busca que las y los niños cuenten con un mínimo de
garantías para su atención y cuidado.

En la iniciativa materia del presente dictamen se expone la necesidad


de que los niños y niñas se les garantice un desarrollo integral; no solo
dentro y fuera del seno familiar, sino también, en las instituciones
públicas, privadas y comunitarias que brinden servicios de cuidado y
atención infantil.

1
Es así, que de conformidad con la iniciativa presentada por una
suscrita se acotaron las atribuciones de las diferentes autoridades que
tendrán la responsabilidad de la operación de los CACI, como son: el
Jefe de Gobierno, el DIF DF, la Secretaría de Salud, la Secretaria de
Protección Civil y el Instituto de Verificación Administrativa, a fin de
garantizar que los servicios que se presten en los Centros de Cuidado
y Atención Infantil sean óptimos.

Asimismo, se propuso la creación de un Comité Interinstitucional


que será el encargado de coadyuvar con las políticas que en materia
de atención y cuidado infantil se expidan, así como el de entregar a la
Asamblea Legislativa del Distrito Federal un informe anual de las
condiciones en las que se encuentren los CACI.

También se retomó de nuestra iniciativa la creación del Padrón Único


de Centros Atención y Cuidado Infantil, el cual es necesario para
mantener el control de los lugares en los que se brindan servicios de
cuidado a los niños y niñas; mismo que será integrado por el DIF DF.

Se establece un gran avance en materia de protección a la infancia, ya


que el dictamen atiende a las MEDIDAS DE SEGURIDAD propuestas
por una suscrita, las cuales fueron retomadas de la NOM-EM-001-
SSA3-2010 publicada en el Diario Oficial de la Federación el 27 de
mayo de este año, con lo cual se logra que los CACI sean lugares
seguros y se reduzca el riesgo de que los menores sufran accidentes.

2
Entre las medidas mínimas de seguridad contempladas en el dictamen
encontramos que los CACI deberán contar con extintores, señalización
de avisos de protección civil, definición de rutas de evacuación,
instalación de detectores de humo, la obligación de contar con botiquín
de emergencia, protección infantil para los mecanismos eléctricos,
salidas de emergencia y zonas de estacionamiento seguras.

Asimismo, el personal ahora tendrá la obligación de realizar simulacros


de evacuación al menos una vez cada tres meses con diferentes
hipótesis, por ejemplo en caso de temblor o de incendio.

Se establece la organización física y funcional del CACI, ya que


deberá estar distribuido en áreas como son de alimentación, de
desarrollo de actividades físicas, y sobre todo un espacio en
promedio de dos metros cuadrados por niño, a fin de que los
infantes se desarrollen en espacios adecuados a sus necesidades.

De la misma manera se ha contemplado que todo CACI este bien


iluminado y ventilado, que sus instalaciones, de preferencia se
encuentren en la planta baja, que todos los acabados sean lisos, y
sobre todo QUE NO SE ENCUENTREN CERCA DE LUGARES QUE
PONGAN EN RIESGO LA INTEGRIDAD DE LOS NIÑOS Y NIÑAS.

Nuestra propuesta original también contempló los requisitos mínimos


para la admisión de los niños y niñas en los CACI, así como las
obligaciones que el usuario deberá observar. Por ello, el dictamen

3
retomó las propuestas que homologan los requisitos y coadyuvan a la
organización de los CACI.

Se establece la obligación del personal del CACI, de trasladar al niño o


la niña al servicio médico de urgencia, y permanecer con él hasta que
se presente el usuario.

Otra propuesta fue la de dictar como obligación primordial del CACI el


cumplir con la normatividad vigente en materia de protección civil, y
que el Instituto de Verificación Administrativa lleve a cabo el hacer
públicas en su página de Internet las verificaciones y los resultados de
éstas, de conformidad con la normatividad que en materia de
transparencia, así como ordenar y ejecutar las medidas de seguridad
que estime necesarias en los CACI.

Se retomaron algunos de los requisitos propuestos por la suscrita para


expedir la autorización de apertura de los CACI, entre los que se
encuentran, el llenado de un formato, y la entrega de documentos
como son: Constancia expedida por la Secretaría de Protección Civil,
así como los documentos que acrediten la representación legal del
solicitante, constancia de no antecedentes penales, y un proyecto de
reglamento operativo, de acuerdo con las edades y número de los
niños y niñas que atenderá.

Asimismo, propuse que en uno de los artículos transitorios se


estableciera que el Jefe de Gobierno incluya en el presupuesto anual
los recursos necesarios para la ejecución de la Ley que regula el

4
funcionamiento de los CACI, y que se destinara una partida suficiente
para la ejecución del fondo de Apoyo para la Regularización de los
Centros de Cuidado y Atención Infantil, mismo que será entregado de
manera prioritaria a los CACI que ya se encuentren en operación para
mejoras urgentes en su infraestructura y para capacitación de su
personal.

Por lo anterior, y toda vez que fue una preocupación de la suscrita la


presentación de una iniciativa de ley que promoviera la regularización
de las actividades llevadas a cabo por los Centros de Atención y
Cuidado Infantil, así como el establecimiento de medidas mínimas de
seguridad que garanticen la integridad física de los menores, solicitó el
voto del pleno de esta Asamblea a favor del Dictamen de referencia.

No omito mencionar el esfuerzo hecho por la Comisión de Desarrollo


Social y de los asesores a fin de dictaminar y aprobar esta Ley por
unanimidad, lo que demuestra una vez más que esta Asamblea es
capaz de trabajar y legislar a favor de garantizar espacios de atención
y cuidado infantil en beneficio de los habitantes de esta Ciudad.

Es cuanto Diputada Presidenta.