Vous êtes sur la page 1sur 17

1

REALIDAD ECONÓMICA DE LA INDUSTRIA PETROLERA VENEZOLANA Y


DE SU CASA MATRIZ PDVSA
(Versión: 27 de Octubre de 2010)

Objetivo
El presente ejercicio de Auditoría Social, tiene por finalidad determinar la realidad
económica actual de la Industria Petrolera Nacional y de su casa matriz, Petróleos de
Venezuela, S.A.(PDVSA), así como también, evidenciar la incierto que resulta la renta
petrolera como base para la Formulación del Presupuesto Nacional para 2011.

Introducción

Es del conocimiento público la negativa del ministerio del poder popular para el Petróleo
y la Energía y de las autoridades de PDVSA, de cumplir con su obligación de informar al
pueblo venezolano y a los órganos de representación en ejercicio de la soberanía del
pueblo, Asamblea Nacional y Contraloría General de la República, de manera veraz y
oportuna, sobre los resultados de sus ejercicios económicos, y de su capacidad técnica,
económica y gerencial para garantizar la renta petrolera, como motor del desarrollo
económico y social del país. Por el contrario, los diferentes voceros gubernamentales se
encargan de difundir cifras que no se ajustan a la realidad, con la intención de esconder la
terrible situación en que está sumida PDVSA, y por ende, la economía del país.

Ante la irresponsabilidad del gobierno, se ha considerado necesario hacer los cálculos y


proyecciones necesarias, con la poca información y conocimiento divulgado y decantado
por la OPEP y la Agencia Internacional de Energía (AIE); de los informes no auditados
de PDVSA; de experiencia y análisis de reputados investigadores y comunicadores
sociales.

Está abierta a la crítica constructiva y al debate público, con miras a confirmar, negar y/o
corregir la información, que permita al pueblo venezolano en su calidad de dueños de su
riqueza petrolera, como reza el eslogan “PDVSA es de todos”, de reclamar de las
autoridades correspondientes, las explicaciones del caso, para ratificarlos en sus cargos o
en su defecto, exigir la renuncia pública por sus actuaciones, como se desprenderá del
análisis de las cifras aquí presentadas.

¿Qué es PDVSA hoy?

Hoy, más que nunca, se sienten los efectos de la malintencionada acción del presidente
Chávez, a comienzo del 2002, de provocar la crisis política dentro de PDVSA, como
públicamente reconoció su autoría…“Les nombré a Gastón Parra Luzardo y provoqué la
crisis y ellos cayeron. …Y los voté a toditos, con un pito …”. Con esa vil acción
descapitalizó a PDVSA y causó un trauma social en toda la sociedad venezolana, y
2

económico al país, del cual todavía no se ha recuperado. Es triste la utilización de un


venezolano insigne e ilustre para tamaña canallada y dejarlo revelado para la historia,
como si fuera un comodín .esa historia que no lo perdonará ni lo absolverá.

Queda documentada por el Dr. Maza Zavala en su libro “Yo, el Banco Central y la
Economía Venezolana”, su malicioso actuar, para la historia y para la rendición de
cuentas cuando se restituya el Estado de Derecho y de Justicia en el país. En dicho libro
el doctor Maza Zavala señala, .... “Me consta por que me lo consultó a mi, que el doctor
Parra (Gastón Parra Luzardo) renunció a su cargo el propio 11 de abril en la mañana.
Pero el presidente Chávez no informó al país. PDVSA era el meollo del asunto, el centro
nervioso de la crisis, y el hecho de que el presidente de la compañía renunciara era un
dato relevante. Hubiera sido oportuno que lo informara. El me consultó a mí, si era
conveniente u oportuno que renunciara, y yo le dije que sí. Pero el Presidente se guardó la
renuncia del doctor Parra en el bolsillo”

De esa aberrante manera, despidió más de 20.000 trabajadores, entre profesionales,


técnicos y empleados, y le incrementó la carga burocrática desde 45.000 (cifra para el
2002 antes del masivo despido) a más de 91.900 trabajadores a la fecha.

PDVSA y sus cientos de Empresas Filiales y Mixtas, ha estado dirigida por una Junta
Directiva y una Gerencia de Primera Línea, caracterizada por muy poca capacidad
gerencial, por no decir nula. Seleccionados más en base a la militancia política y la
sumisión al jefe supremo, que a sus competencias profesionales, quedando subordinadas
las decisiones técnicas y gerenciales a los caprichos políticos.

Todos son “rojos rojitos” como lo afirma el Presidente de PDVSA, Rafael Ramírez, para
agradar a su comandante en jefe y avasallar a los empleados. Actúa además como
ministro del poder popular para el Petróleo y la Energía, Presidente de la Asamblea de
accionistas de PDVSA, y Vicepresidente del PSUV para la Región Occidental. Con carta
blanca para manejar ingentes recursos monetarios sin entregar cuenta alguna.

Por otra parte, PDVSA por instrucciones del comandante presidente, fue apartada de su
“misión”, cual era: la exploración, explotación, refinación, industrialización,
transporte, almacenamiento, comercialización de los hidrocarburos, así como lo
referente a los productos refinados y a las obras que la realización de las actividades
que requiera, de la manera más eficiente posible, y asignarle además, funciones tan
disímiles como: misiones educativas y sociales, embellecimiento de áreas públicas
sociales, construcción de viviendas de interés social, producción, importación,
almacenamiento y distribución de alimentos, producción y suministro de bienes y
servicios conexos con su misión, que venían siendo ejecutadas con eficiencia por otras
empresas, operación de empresas nacionalizadas y/o estatizadas y pago de los
compromisos derivados, que nada tienen que ver con el objeto de su misión y distraen la
poca gerencia existente en éstos problemas que son de incumbencia de otros ministerios y
empresas del estado. De igual manera, se le exoneró de entregar todas las divisas que
genera la actividad petrolera al Banco Central de Venezuela, quebrantando la unidad del
tesoro, y transformando a PDVSA en un ente inauditable.
3

A manera de ejemplo, es caso público y notorio, la pésima administración de PDVAL,


filial de PDVSA, y el extravío de más de trescientas mil toneladas de alimentos; y la
pérdida por descomposición de más de doscientas mil toneladas más. Lo cual refleja la
incapacidad de PDVSA en atender actividades distintas a su misión original.
Descuidando además la esencia misma de la producción eficiente del petróleo, lo más
importante para el mantenimiento y crecimiento del país.

Deudas de PDVSA

Para el año 2005 PDVSA tenía una deuda que alcanzaba a 23.270 millones de dólares,
equivalente a menos de la tercera parte del monto de sus activos.

En el Informe de PDVSA correspondiente al 2009, se registra en los pasivos totales una


deuda de 75.212 millones de dólares, en dos renglones de pasivos, no corrientes, y
corrientes. Los primeros terminaron el 2009 en 33.171 millones de dólares, mientras que
los segundos finalizaron en 42.040 millones de dólares.

Las deudas se desglosa en:


(millones US $)
1
Deuda Financiera (PDV y petrobonos)( ) 18.489
Beneficios empleados y post retiros 7.000
Pago ISRL diferido 2.156
Provisiones: Retiro Activos 2.288
Litigios(2) 2.000
Otras 3.145
Financiamiento largo plazo 2.930
Proveedores 7.016
ISLR sin pagar 2.545
Acumulaciones y otros pasivos 25.581
Deuda Regalía 2.062

TOTAL PASIVO 75.212


TOTAL PATRIMONIO 74.389
Relación PASIVO/PATRIMONIO 0,98

(1) Con la emisión de bonos hecha el 25 de octubre de 2010 por 3.000 millones de dólares
y el préstamo de 1.500 millones de dólares del grupo de bancos encabezados por el China
development Bank Corporation y el Banco del Espirito Santo, el pasivo se ha
incrementado a 79.712 millones de dólares.
(2) Esta provisión es considerada irrisoria para cubrir los casos en litigio.

Si tomamos en cuenta que el patrimonio a 2009 llegó a ser de 74.389 millones de dólares,
no cubriría ese patrimonio la cuantía de deuda que tiene al presente.
4

Todo esto sin contar las deudas contingentes para pagar las nacionalizaciones y
estatizaciones de una buena parte de las 200 empresas que le han sido cargadas por el
gobierno a PDVSA, y que recientemente incluyen a Fertinitro, Agroisleña y la Owens
Illinois.

Por otra parte, los acuerdos firmados por PDVSA, a través de su filial la Corporación
Venezolana del Petróleo (CVP), para la explotación de la Faja Petrolífera del Orinoco
(FPO), firmados recientemente y aprobadas por la Asamblea Nacional, han representado
ingresos por concepto de bonos y préstamos por el orden de 6.000 millones de dólares, de
los cuales se los ha apropiado el gobierno central, y PDVA no ha podido hacer uso de los
mismos para mejorar su caja, incrementar la producción de crudos, y/o acometer
proyectos. Esta anormalidad se debió a que en los contratos correspondientes no se
especificó el destino y usos de los fondos. Salvo el contrato con China, quienes si
detallaron el destino de los 900 millones de dólares, que a través del China Development
Bank Corporation (CDBC), conjuntamente con el Banco Espirito Santo, S.A. (BES) y
otras instituciones bancarias le otorgaron un préstamo a PDVSA por 1.500 millones de
dólares, con amortizaciones mensuales de capital, y vencimiento a 3 años, y un período
de gracia de 9 meses.

Deudas con el Fisco Nacional.


Es oportuno significar que de acuerdo con el Reporte de resultados de PDVSA de 2009,
la Oficina Nacional del Tesoro, BANDES, Banco del Tesoro, FOGADE y BCV le han
estado “sacando las patas del barro” a PDVSA, la cual ha adquirido con ellos deudas por
un monto de 11.312 millones de $ como sigue:

Oficina Nacional del Tesoro 4.456


FOGADE 1.000
Banco del Tesoro y BANDES 856
BCV 5.00
_______
Total 11.312

Lo cual revela que con sus operaciones comerciales de venta de petróleo y sus derivados,
PDVSA no produce divisas para el Fisco Nacional. Mucho menos para seguir
acometiendo las obligaciones sociales que le impuso el Gobierno, y menos aún, saldar las
deudas con sus empleados y jubilados; con sus socios en Empresas Mixtas; con las
empresas que le suministran bienes y servicios; y con los exdueños de las empresas
expropiadas. Es decir, de ser una empresa caracterizada por honrar oportunamente sus
compromisos, se transformó en empresa “maula”.

BALANCE PETROLERO PDVSA 2011 (Octubre 2010)

Del Cuadro Nº1, “BALANCE PETRÓLEO (Producción-Consumo-Ventas) Octubre


2010”, hecho a un precio promedio de la cesta petrolera de 70 $/barril, podemos observar
5

que PDVSA tiene un déficit operacional de 20,18 mil millones de dólares, sin contar
con una deuda documentada de 78.212 millones de dólares, señalada anteriormente, y
otra deuda contingente que se incrementa cada día, agravada por las que no contabiliza,
como la que tiene con sus socios extranjeros de las empresas mixtas, que aquellas no se
arriesgan a señalar, toda vez que la misma será cobrada con creces en su oportunidad.
Hechos de por sí bastante graves para la que llegó a ser considerada como empresa
modelo de responsabilidad por todos los empleados y allegados a la misma.

Cuadro Nº1

QuickTime™ and a
decompressor
are needed to see this picture.

QuickTime™ and a
decompressor
are needed to see this picture.
6

QuickTime™ and a
decompressor
are needed to see this picture.

Este déficit que presenta PDVSA repercute en su aporte al Banco Central y al Fisco
Nacional, a los cuales también les debe. Lo que ha forzado a limitar drásticamente las
asignaciones de divisas a CADIVI, y obligado a la empresa privada a tener que recurrir al
mercado prohibido, con el consiguiente aumento de costos de los productos tanto
nacionales como importados y una inflación galopante que el gobierno no logra controlar.

¿Cuál es la realidad de la operación de PDVSA?

Del Balance de Ingresos y Gastos se desprende que PDVSA, con un precio promedio de
la cesta petrolera de 70 dólares el barril como ha sido durante lo que va transcurrido del
2010, los Ingresos Netos de la factura petrolera por las actividades propias de la
industria, alcanzaría a 47,51 mil millones de dólares, siendo además los costos de la
operación petrolera y los pagos a sus socios en las empresas mixtas, de 47,34 mil
millones de dólares.

Es oportuno significar que al precio actual promedio de la cesta petrolera venezolana de


70 US$/b, los ingresos netos de divisas se igualan a los costos de operación y refinación y
los pagos a las empresas mixtas por lo correspondiente a su participación en las
operaciones.

Tal situación refleja que el balance negativo (170 millones de dólares) no le permite a
PDVSA pagar los impuestos de regalía y explotación, estimados en 20,26 mil millones
de dólares; y el ISLR, estimado en 80 millones de dólares y mucho menos para atender
las obligaciones sociales que le ha impuesto el gobierno (equivalente al 40% del margen
bruto); sus deudas con las estatización y nacionalización de empresas (deuda
contingente); ni sus obligaciones financieras. Por lo que presenta un déficit de 20,18 mil
millones de dólares.

Del análisis del Cuadro Nº1, queda evidenciado que PDVSA se encuentra inmersa en
una terrible crisis de caja y que el Gobierno negligentemente mató a la gallinita de los
7

huevos de oro. Es decir, PDVSA genera divisas solamente para pagar sus costos de
operación, refinación y el pago a las empresas mixtas. Por lo que no tiene divisas para
pagar más nada. Es por eso, que el ministro del poder popular de Finanzas, Jorge
Giordani, en su presentación del Presupuesto de la Nación para el 2011, señaló que la
renta petrolera no será la principal fuente de ingresos, sino los impuestos recaudados por
el SENIAT, bastante mermados por las expropiaciones y falta de garantías de divisas para
importar los insumos, y los recursos del FONDEN, estimados en unos 25.000 mil
millones de dólares.

Si tomamos en consideración que el Ingreso Neto es de 47,51 mil millones de dólares,


y la disponibilidad de petróleo para exportación es de 2,659 millones de barriles diarios,
equivalentes a 0,97 mil millones de barriles al año, el precio promedio de realización
del barril es de 48,95 US$, mientras la cesta petrolera venezolana actual se sitúa en 70
US$/barríl, es decir una reducción del 30%.

¿Qué queda de la renta petrolera?

Tomando en consideración el concepto de renta petrolera que se refiere a la diferencia


entre el precio de realización de la cesta petrolera venezolana, los ingresos reales
percibidos por la Tesorería de PDVSA, como ente ejecutor de la operación de la industria
petrolera, y los costos asociados a las actividades que le son propia a la industria
petrolera, aplicados a los volúmenes realmente vendidos e ingresados a la Tesorería de
PDVSA.
La diferencia positiva, si existiese, le permitiría al Estado cubrir parcialmente las
necesidades económicas y sociales expresadas en el Presupuesto Nacional.

La situación actual de la industria petrolera nacional es como sigue. El precio promedio


de realización de 48,95 $/b, debe ser suficiente para cubrir los siguientes costos y gastos:
- un costo de producción de 12 $/b;
- una incidencia del costo de refinación de 1,23 $/b;
- un gasto por participación de los socios en las empresas mixtas de 8,79 $/b;
- una regalía e impuesto de explotación de 21,70 $/b;
- un subsidio a los combustibles cuya incidencia es de 13,11 $/b.
para un total de 56,83 $/b. Lo cual hace obvio que queda un déficit de 7,43 $/b, por lo
que no deberá pagar el ISLR. Lo que indica claramente que no hay divisas suficientes
para que PDVSA honre sus compromisos de su misión como empresa petrolera y mucho
menos honre la carga que le ha impuesto el gobierno.

Presupuesto de la Nación para 2011

Para la formulación del Presupuesto de la Nación para 2011, el gobierno está


estableciendo un precio promedio de la cesta petrolera de 40 dólares el barril, por lo que
los resultados serán como sigue:
8

Cuadro Nº 2 (@ 40 dólares por barril)

QuickTime™ and a
decompressor
are needed to see this picture.

Pero como los pronósticos del precio del petróleo para el 2011 sitúan la cesta petrolera
venezolana en valor entre 70 y 80 dólares el barril, el resultado esperado es el indicado en
el Cuadro Nº1.

El panorama futuro luce incierto

Luce paradójico, pero al nivel actual de producción y a cualquier precio razonable de la


cesta petrolera venezolana, PDVSA no logrará igualar sus ingresos a sus costos más los
impuestos.

Como cosa curiosa, PDVSA necesitaría producir conjuntamente con las empresas mixtas
más de 9 millones de barriles de petróleo por día para que al precio de la cesta petrolera
de 70 US$/b tenga ingresos suficientes para cubrir como industria petrolera, sus gastos de
operación y los impuestos al Fisco Nacional, sin que le quede divisas alguna para el pago
de las deudas y de las obligaciones que le ha impuesto el gobierno.

Ya dejo de ser la proveedora de ingresos al estado y pasó a ser una empresa maula, no
solo de sus proveedores de bienes y servicios, sino también a sus empleados y jubilados,
así como también del Estado.

¿Cuál es la realidad de PDVSA?

Si tomamos en cuenta que el Presupuesto de Ingresos y Gastos para el 2010 es igual al de


2009, ya que fue reconducido, y en las bases de cálculo se estimó un precio de la cesta
petrolera venezolana de 40 $ por barril, y siendo que el ejercicio muestra que el precio de
realización del petróleo venezolano es de 48,95 $ el barril, es decir 80% del valor de
realización actual, se entiende el por qué la Asamblea Nacional ha aprobada
endeudamiento que se aproxima al autorizado en la Ley de Financiamiento
correspondiente.

Lo más triste es que se estima que para finales de año la deuda externa puede rondar los
120 mil millones de dólares. Y que el riesgo país de Venezuela es uno de los más altos
9

del mundo, se tienen serias dudas que pueda honrar sus compromisos de pagos del
servicio y el principal de la deuda, como hasta ahora lo ha hecho.

El mito de la Faja Petrolífera del Orinóco

El gobierno ha tenido que recurrir a prestamos con pago en petróleo a mediano y largo
plazo, en condiciones de cantidad y precio que no se conocen en detalle, pero que
conspiran contra el futuro de nuestras generaciones, y dada la declinación violenta de la
producción convencional del petróleo, tendrán que ser honrados con petróleo de la Faja.
Y sobre éste hecho se ha creado un mito que conviene evidenciar.

Tal y como lo han señalado las autoridades gubernamentales, se han celebrado convenios
de Empresas Mixtas entre PDVSA (60%) y diversas empresas extranjeras (40%) para la
explotación de ciertos bloques en que se ha dividido la Faja. El hecho de ser las empresas
extranjeras socias de PDVSA le otorga el derecho de considerar las reservas de los
bloques asignados como activos, mejorando la capacidad de endeudamiento de las
mismas. Tal hecho deberá ser demandado por PDVSA para que sean ellas las encargadas
de obtener todos los recursos para los grandes financiamientos que requerirán los
proyectos de la Faja, explotación, mejoramiento y transporte, almacenamiento y
despacho de los crudos, así como también la infraestructura física y de servicios que
requerirán las poblaciones que se desarrollaran alrededor de las inmensas instalaciones,
toda vez que PDVSA carece de la capacidad para endeudarse para el aporte de su capital.
ñEn consecuencia, el recobro de esas inmensas deudas la harán los socios con los
productos obtenidos de la operación de sus proyectos, una vez acuerden los verdaderos
valores de la regalía y otros impuestos (explotación e ISLR). No es absurdo pensar que
éstos en su conjunto podrían llegar a contabilizar solo el 20% de la producción de la Faja,
acogiéndose al Artículo 46 de Ley de hidrocarburos vigente, y siendo que los proyectos
apuntan hacia una cifra cercana a los cinco millones de barriles diarios hacia el 2015, el
resultado para la Nación se limitaría a 1.000.000 barriles diarios. Cantidad ésta que no
alcanzará a cubrir las deudas que hoy ha contraído el gobierno socialista y mucho menos
las necesidades de los Presupuestos Nacionales.

Queda claro que la Faja, que en el mejor de los casos podrá empezara dar sus frutos
dentro de cinco (5) años a partir de la fecha en que inicie los proyectos, es un espejismo
para hacer creer al pueblo que es la solución para seguir usufructuando la renta petrolera
que ya dilapidó este gobierno incapaz, irresponsable y corrupto. Es por ello que avanza
como caballo desbocado para destruir la democracia representativa y la instauración de
un gobierno vitalicio autoritario y militarista.

No es factible que PDVSA pueda mantener su actual producción por la poca inversión
hecha en el mantenimiento de pozos, al igual que con la inversión en exploración, la cual
disminuyó a 247 millones de dólares solamente, cuando en el 2008 invirtió 4.000
millones de dólares. Por el contrario, tiene una declinación del 10% anual. En
consecuencia, para la recuperación PDVSA ha cifrado sus esperanzas en un repunte de
10

los precios del petróleo, y posteriormente en la explotación de la Faja por los nuevos
socios.

Este ejercicio revela la situación real de PDVSA, que conjuntamente con las evidencias
documentadas en los medios de comunicación que el gobierno “socialista” ha sumido la
industria petrolera en un desastre económico. Que PDVSA dejó de ser la gran
suministradora de divisas para el país, y que se ha transformado en una institución
“maula”. Debe la friolera de 79.712 millones de dólares, que supera su patrimonio de
74.389 millones de dólares.

Se puede afirmar que este gobierno socialista “mató a la gallinita de los huevos de oro”
y la transformó en una pesada carga para el país y el horizonte se vislumbra negro.

¿Quiénes son los culpables de este desastre y por qué?

En primer lugar, el presidente Hugo Rafael Chávez Frías, quién en su propósito de


hacerse con la renta petrolera, no escatimó fuerzas en demoler la estructura organizativa
de la industria petrolera, y ocasionó un cisma para despedir cerca de 20.000
profesionales, gerentes, técnicos y personal administrativo, y sustituirlos por una
Dirección y Gerencia de Primera Línea, compuesta de personas de su entorno,
identificados plenamente con su proyecto Castro–Chavista, con el objetivo primordial de
destrucción de la democracia representativa e instauración de un régimen, militarista y
totalitario, de tendencia claramente comunista.

En segundo lugar, una Asamblea Nacional, espuria, que no representa a nadie, elegida
con más del 80% de abstención y un 8% de votos nulos. Legal, pero no legítima, que le
facilitó, mediante la promulgación de leyes y delegando en el presidente la facultad
legislativa, para que se apropiara, de manera directa y sin tener que rendir cuenta a nadie,
del excedente de la renta petrolera. Así como también, facilitó la elección de los restantes
poderes públicos, integrados por funcionarios afines al proceso, quiénes por incapacidad
y negligencia, han permitido que los recursos generados por la industria petrolera hayan
sido desviados hacia objetivos ajenos al retorno eficiente al pueblo, propietario de esa
inmensa riqueza. Y otros quiénes han preferido callar ante los atropellos y el despilfarro
inmisericorde de esa inmensa riqueza, un millón de millones de dólares en once años.

El Contralor General de la República, inexistente, insensible, irresponsable, que no tiene


clara la inmensa responsabilidad que le corresponde como guardián de la correcta
utilización de los recursos que le son confiados a todos los administradores públicos.

Los ministros del poder popular de Planificación, Finanzas y Petróleo y Energía, a


quienes compete la formulación de las políticas económicas y de desarrollo y la
implementación de las mismas a través de los órganos del Estado.
11

Al directorio del Banco Central de Venezuela, por permitir sin resistencia que se le
quitaran las funciones primordiales del Banco, y se le transformara en un organismo
secundario.

Al Directorio de Petróleos de Venezuela y sus empresas afiliadas, por no cumplir


cabalmente con sus deberes y obligaciones de gerenciar las empresas con apego a las
normas y necesidades del país, quiénes además permitieron la desviación de las normas
para jugar con las divisas en custodia, y obtener ingentes beneficios monetarios que no se
saben donde fueron a parar, y algunos sirvieron para la conformación de una nueva clase
social de sabandijas, que se ha dado a llamar “boliburguesia”, y que seamos juzgados
como uno de los países más corruptos del mundo.

Epílogo

Queda la esperanza del pueblo engañado y burlado, de que los delitos de corrupción no
prescriben. Queda además en los venezolanos honestos y de buena voluntad, que tales
delitos no queden sin castigo.

Queda además la “providencia”, acompañada de ese personaje trajeado de negro y con


una filosa guadaña, que suele llevarse la vida del mundo terrenal a otro donde la
administración de justicia es inmediata y no está secuestrada, y donde se sopesan en la
balanza los actos buenos y malos para la decisión final.

Por último, aquí en la tierra queda la Historia, que no perdona, para dejar registro de los
inmerecidos hijos de la patria de Simón Bolívar, personajes que contribuyeron con su
actuación, o inacción, a despilfarrar en perjuicio de los meas necesitados, los recursos que
el Libertador les legó como propiedad de todos los venezolanos, y pasar a figurar en la
lista de los inmerecidos de haber habitado temporalmente este bello mundo llamado
Tierra, y a este gran país llamado Venezuela.
12

Notas al Cuadro No1

(1) Bases de calculo:


precio cesta petrolera venezolana = 70$/b;
costo de producción = 12$/b (aún cuando en el informe 2009 PDVSA indica un costo de 6,33
$/b);
- costo de refinación = 5$/b;
- precio venta promedio combustibles mercado nacional = 9$/b;
- costo de gasoil y/o fueloil de importación = 90 $/b;
- costo de gasolina y sus componentes = 95$/b;
- costos seguro y flete marítimo a Asia = 10$/b (puede significar el descuento
que deberá hacerse al petróleo y sus derivados que se estén pagando a Japón y
China, y/o compensándose con petróleo y/o derivados).
Como Ingresos Netos se contabilizan aquellos ingresos, en efectivo, que realmente se
deberían recibir en la Tesorería de PDVSA.
Como Egresos Netos se contabilizan aquellos que debería estar honrando PDVSA con sus
socios en empresas mixtas, sus suplidores de bienes y servicios, y con el Fisco Nacional,
consistentes estos en los impuestos de regalía, explotación y sobre la renta.

(2) Corresponde a la información reportada por OPEP (2.400.000 bpd para Sep. 10,2010, pg
40, October 2010, Montlhy Oil Market Report) y la Agencia Internacional de Energía (AIE),
la cual al parecer no toma en cuenta la producción del petróleo extrapesado de la Faja del
Orinoco (394.000 bpd), ni los condensados (158.000 bpd) , según lo expresa el economista
Rafael Quiróz en el diario La Razón del 16.05.2010, pg A5. Sin embargo, la data estadística
de la AIE señala que se incluye 460.000 s que se producen en esta
zona. Este ejercicio toma en cuenta ésta observación de AIE.

(3) PDVSA tiene convenios con empresas extranjeras, bajo la modalidad de empresas mixtas
para la explotación de crudos livianos y medios, y en los pesados y mejoramiento de la Faja,
proporción de 60% a su favor. Recientemente la empresa mixta Petrosivén (PDVSA – China
Nacional Petroleum Corporation-CNPC-) opera en el estado Zulia el campo Bachaquero. De
igual manera, PDVSA le entregó las áreas del yacimiento de hidrocarburos de Tia Juana, en
el municipio Simón Bolívar de la Costa oriental del Lago de Maracaibo (COL) a las
empresa brasileña Odebrecht y a la china CNPC, quienes operarán conjuntamente con
PDVSA bajo el esquema de empresa mixta. En el pasado esa área llegó a producir 300.000
barriles diarios de petróleo.
La cifra para el petróleo pesado fue tomada del Reporte de PDVSA 2009. La capacidad
instalada de las Empresas Mixtas y PDVSA es de 620.000 bpd. Los problemas operacionales
solo permiten producir al 70% de su capacidad instalada. El 40% de esa producción
pertenece a los socios extranjeros y según los contratos el mercadeo lo efectúa PDVSA y
reintegra el producto de la venta menos los costos de comercialización a la empresa mixta.
Conviene señalar que pudiese estarse dando la situación que PDVSA tenga deudas de
varios ejercicios con esas empresas mixtas, pero no se cuenta con los balances auditados
para conocer la realidad financiera, ni las empresas mixtas han manifestado disconformidad
quizás por que tienen esperanzas que cobrarán en su oportunidad con sus correspondientes
intereses.

(4) Estos condensados se producen conjuntamente con la producción petrolera y son separados
en las plantas criogénicas de gas. Fundamentalmente etano, propano, que van a la industria
petroquímica, butanos y pentanos que se destinan al pool de gasolinas para el mercado
interno. Parte del propano se destina al mercadeo de gas en bombonas, el cual hoy en manos
13

de PDVSA es bastante deficiente. En resumen, no se están exportando y se consumen


internamente en el país. Se asumen que los mismos se venden a 9$/b y paga 40% de regalía.

(5) La capacidad de refinación del circuito refinador nacional de PDVSA es de 1.250.0000 bpd,
mas 320.0000 bpd (nafta: 49.600) de la refinería ISLA, alquilada al gobierno de Curazao, en
estos momentos con problemas de suministro de electricidad y agua por parte del gobierno
curazoleño. Se anuncia que pronto estará en operación nuevamente. Parte de la producción
de fueliol, gasolina y nafta reformada, se importa a Venezuela para compensar el déficit del
país, el cual se ha visto incrementado en 140.000 bpd de fuel oil y gasoil para cubrir el
correspondiente aumento de la generación eléctrica térmica dejada de producir por la
generación hidráulica en Guayana. Desde esta refinería se está exportando crudo y
combustible a China.

(6) Los continuos problemas que vienen experimentando las diferentes refinerías del país (El
Palito, Amuay y Cardón) y la refinería ISLA en Curazao, han impedido que PDVSA produzca
las necesidades de gasolinas y gasoil del país, y para exportación. Por otra parte, el
consumo nacional de gasoil y fueloil se ha incrementado por el aumento de la generación
térmica de electricidad, lo que ha obligado a importar unos 340.000 bpd de estos productos y
de componentes de la gasolina (etanol y MTBE) a un costo promedio de 90 a 95$/b. Los
mismos se venden en el mercado interno a un precio promedio de 9$/b, siendo por cuenta de
PDVSA la diferencia para el subsidio de los combustibles, con el agravante de las cuantiosas
fugas hacia los países vecinos. Este subsidio a los combustibles importados se estima en
10,40 mil millones de dólares al año. Por otra parte, PDVSA establece el consumo de
gasolina para automotores en 290.000 bpd. En lo que se refiere al petróleo que se refina en
el país y se vende en el mercado doméstico el subsidio comprende un costo de producción de
12&/b y de refinación de 5$/b, más la proporción de regalía, para ser vendido localmente a
solo 9$/b, lo cual se estima en mil millones de dólares al año.

(7) Venezuela como dueña de las refinerías de CITGO en los Estados Unidos (Lake Charles,
Corpus Christy y Lemont, así como copartícipe en Hovensa en las Islas Vírgenes, debe
suministrar el petróleo necesario para su operaciones.
El compromiso de suministro a USA es como sigue:
Lake Charles (230.000 bpd, Leona o Mara 22ºAPI);
Corpus Cristy (234.000 bpd, Mara o Lago 22API);
Lemont-Chicago(160.000 bpd, 22º a 24ºAPI);
Paulsboro-New Jersey y Savannah-Georgia(65.000 bpd, Boscán 10ºAPI o Bachaquero
13ºAPI);
Lyondell (225.000 bpd, CBF 17ºAPI o CBF 22ºAPI);
Sweeney (157.000 bpd, (Merey 16ºAPI);
Chalmette (80.000 bpd, sint. 16ºAPI);
Hovensa USA-I.V. Valero,Maratón, Chevron y Conoco (134.000 bpd).
Resumiendo, PDVSA tiene compromisos de: 490.000bpd de Merey 16ºAPI y BCF 17ºAPI,
que equivale al 44% de los cargamentos. Coloca 385.000 bpd de mezclas de crudo de 18 a
28ºAPI, representando el 35% y de livianos por 174.000 bpd de Mesa 30ºAPI y Santa
Bárbara 39ºAPI, que representan el 15% de las exportaciones. El resto el 6% lo constituye
los crudos pesados Boscán.
Sus compromisos montan a 1.517.000 bpd, pero solo suministra 977.000 bpd. Los mismos
forman parte de los 977.000 bpd que se derivan del 66,5% del total de las exportaciones a los
Estados Unidos. Parte del resto lo deben compensar las refinerías con petróleo importado.
Como quiera que el país no dispone de la calidad del petróleo que requieren esas refinerías,
gran parte de sus necesidades la adquiere PDVSA de México, Ecuador y Argelia.
El Balance Operacional de CITGO, no reporta beneficio monetario alguno para Venezuela,
por el contrario, acusa una pérdida neta para el 1er trimestre de 2009 de 127,7 millones de
dólares, por lo que para el presente análisis se compensan la compra venta con las
14

exportaciones a CITGO. Adicionalmente se le suministran unos 45.000 bpd para pagar el


préstamo hecho a PDVSA.

(8) La cifra supera lo señalado por el gobierno al incorporar las compras de petróleo para
CITGO y otros (como por ej., 25.000 bpd de gasolina para Irán).

(9) Se refleja con ésta designación los volúmenes de petróleo que el gobierno ha destinado para
ganarse de los países caribeños el apoyo a su revolución, los compromisos derivados de los
acuerdos de San José y de Caracas, y los socios del ALBA. Es oportuno señalar, que las
condiciones de venta de los mismos contempla el pago del 60% de la factura a 90 días de la
fecha de embarque y el 40% de saldo a 25 años con los dos primeros de gracia y a un interés
del 1%, siendo éste último pago aplicable a un “Fondo Social” en cada uno de los países. En
consecuencia Venezuela estaría recibiendo solo el 60% de la factura, cuando cobra y le
pagan. Véanse los caso de República Dominicana, Uruguay, Argentina y la condonación de
la deuda de Haití, la cual queda ampliamente justificada. La deuda acumulada por la falta de
pago del 60% de la factura se estima en 6.000 millones de US$. Recientemente Chávez indico
que parte de la factura petrolera puede ser pagada en alimentos. Los cuales, por la
contabilidad de “pulperos” que emplea la administración Pública, no pasarán por la
Tesorería de PDVSA.

(10) El caso de Cuba es patético. Venezuela sufragó los costos de modernización y puesta en
marcha de la refinería Camilo Cienfuegos de 63.000 bpd, dentro del acuerdo de asociación
estratégica con CUBA. El consumo de la isla se estima en unos 80.000 bpd. No obstante de
las restricciones al consumo que aplica el gobierno cubano, por lo que Cuba estaría
exportando petróleo, tanto parte del aporte de Venezuela como el de producción propia, el
cual mejora con crudo Merey venezolano, sin pago alguno a Venezuela y cargándolo a la
factura por “asistencia técnica”. En otras palabras, Venezuela no recibe pago alguno por
ésta exportación. Por otra parte, Chávez explicó que existe un proyecto ya anunciado, de
fortalecer la refinación en Cuba, y contempla elevar el suministro de crudos a 365.000
barriles diarios para el 2014. Cienfuegos subirá la refinación a 165.000 barriles diarios, la
nueva refinería de Matanzas, al norte de Cuba procesará 150.000 barriles diarios, y la
ampliación de la refinería de Santiago (al suroriente de Cuba) subirá a 50.000 barriles
diarios, para un total de 365.000 bpd. Aquí solo estamos considerando un suministro de
solo 100.000 bpd.

(11) Aquí se incluyen los acuerdos con los países miembros de Petrocaribe, y los acuerdos de San
José (Costa Rica) y de Caracas, así como también con Uruguay y Bolivia y Argentina. No
están claras las cifras tanto de exportación como de recobros de ésta “diplomacia
petrolera”, por lo que la cifra es estimada, no obstante, pudiera ser más alta. Caso de que
los países beneficiarios honraran sus compromisos, el ingreso diferido (90 días) sería de
3,25 mil millones de US$. Al regreso de su gira por Europa y África, Chávez anunció el
mecanismo de intercambio de Venezuela con los países del arco caribeño Petrocaribe, que
permite financiar parte del crudo con productos agrícolas.

(12) Ante la grave crisis de disponibilidad de divisas (ingresos y reservas operativas), el gobierno
ha venido solicitando préstamos con pagos a futuro de petróleo, mejor conocido como ventas
a futuro. Es así como, adquirió deudas con empresas de Japón por (3,5 + 1,5) mil millones
de US$; Fondo Chino por 8 mil millones de US$; un nuevo préstamo con el gobierno Chino
por 20 mil millones de US$ (10.600 millones de dólares en yuanes y 10.000 millones en
US$); y otro préstamo con el gobierno de Brasil por 4,3 mil millones de US$ (que estarían
siendo aplicados a la línea 5 del Metro de Caracas y los puentes sobre el Orinoco que
construye Odebrecht, y que a corto plazo deberá honrar en petróleo), del cual Venezuela,
hasta el presente, no ha honrado pago alguno, y Brasil sigue honrando los desembolsos. Los
pagos a China se están haciendo con precio y descuentos especiales, el primero debe
compensar los intereses del mismo que en el caso del último préstamo tiene una tasa Libor a
15

tres meses y un aumento entre dos límites (el inferior con más 50 puntos básicos y el superior
con más 285 puntos básicos), y el segundo descuento debe compensar los gastos de
transporte y seguros a los países de destino (unos 10 US$ a los destinos de Asia), con el
agravante que esos países hacen uso de los mecanismos de triangulación y desvían los
embarques a destinos más cercanos, logrando beneficios adicionales. Para el país representa
volúmenes adicionales de petróleo para no desembolsar efectivo.
He aquí la información ofrecida a los medios de comunicación por un vocero autorizado del
gobierno; “Hemos diversificado bastante nuestros mercados, de manera que estamos
enviando petróleo a todo el mundo”, señaló el pasado 22 de abril, el ministro del Poder
Popular para la Energía y Petróleo y presidente de Petróleos de Venezuela (Pdvsa), Rafael
Ramírez. De acuerdo con el funcionario, Venezuela embarca un promedio de 40 mil barriles
diarios hacia Uruguay, 12 mil para Bolivia, 25 mil a Nicaragua, 460 mil hacia China, 200
mil para India y 80 mil a Bielorrusia. No obstante, esta información parece no ser del todo
cierta.

(13) De acuerdo con lo señalado por el ministro Ramírez, el país al presente, debe a China del
primer préstamo, solo 3,5 mil millones de US$, que están siendo pagados con 260.000 bpd de
petróleo y combustibles. Lo que no dice es cuanto es el interés, precio, descuentos y como se
está pagando.

(14) La necesidad de encarar la difícil situación económica del país, obligó al gobierno a solicitar
y obtener un nuevo préstamo al gobierno Chino por 20 mil millones de $ (en yuanes y
dólares). La tasa de interés se detalló en (12), un plazo de 10 años, y un precio de referencia
de la cesta petrolera venezolana de 70 $/b, le deberemos estar entregando a China un
promedio de 200.000 bpd adicionales para el 2011, y casi un millón para 2012 para honrar
éste compromiso. Lo que colocaría al país en una difícil situación, toda vez que PDVSA no
está haciendo las inversiones necesarias para mantener el potencial de producción petrolera
y mucho menos las inversiones para nuevos campos y pozos, por lo que para honrar este
compromiso deberá recurrir a la producción adicional de la Faja del Orinoco, disponible a
partir del 2015.

(15) Nos se conoce cuanto es el saldo de la deuda con ese país, por lo que la cifra es estimada.

(16) A finales de 2007, Citgo se endeudó para transferir 1.000 millones de dólares en préstamo a
PDVSA, su casa matriz, que debido a la carencia de fondos está pagando desde Octubre de
2008 con dos cargamentos mensuales de crudo a razón de 50.000 bpd, luego que el crédito
se reestructurara dos veces. con un descuento a hoy de 6,12 $/b. El saldo del préstamo es de
529 millones de dólares los cuales deberían quedar saldados en el presente año. Es oportuno
significar como lo ha reconocido el gobierno, que por las operaciones de CITGO, Venezuela
no obtiene beneficio económico alguno. Citgo en el ejercicio económico de 2007-2008 tuvo
ganancias por 1,2 millones de dólares, gran parte de los cuales fueron producto de la venta
de importantes activos en USA. Arrojó pérdidas netas por 201 millones de dólares en el
2009, frente a ganancias de 801 millones de dólares en el ejercicio de 2008, y acumula
pérdidas de 127,7 millones de dólares en el 1er trimestre de 2010, según los estados
financieros incluidos en el prospecto para la última emisión de bonos por 1.500 millones de
dólares. Estos resultados reflejan lo mal económicamente que le está resultando a CITGO.
Pero sí representa un beneficio estratégico toda vez que permite la valoración de nuestros
crudos, unos 750.000 bpd, que en caso contrario deberían ser vendidos en los mercados
internacionales con grandes descuentos. El Presidente ha pedido una reunión urgente con la
directiva de esa empresa y hoy ha planteado que ha tomado acciones para dejar de suplir
petróleo aciago y poder venderla. A efectos del ejercicio, consideramos que CITGO no
ingresa divisas a PDVSA, toda vez que su operación es deficitaria.

(17) Se sabe que Brasil prestó a Venezuela 4,3 mil millones de US$ para proseguir los trabajos de
la empresa Odebretch. No obstante, se sabe que algunos proyectos que estaban en ejecución
por esa empresa han sido paralizados por falta de recursos. No obstante, en conocimiento de
16

la difícil situación económica por la que pasa el país, no ha demandado pago alguno hasta el
presente y ha proseguido con las obras de la línea 5 del Metro de Caracas.

(18) La información de prensa menciona la llegada al puerto de Odesa en Ucrania (mar Negro)
de un cargamento de petróleo liviano “Santa Bárbara” (por lo menos un millón o más de
barriles) desde Venezuela, el cual será transportado por tren (1.300 vagones) desde ese
puerto y hasta la refinería de Mozir de Bielorrusia para hacer los ensayos de factibilidad
económica de procesamiento, con miras a establecer un flujo continuo. Es conveniente
pensar en los costos que deberá asumir Venezuela para hacer factible la operación
comercial. Hoy está anunciando el presidente bieloruso, Lukashenko, que importará diez
millones de toneladas de petróleo desde Venezuela para el 2012. Hoy se conoce que el
gobierno venezolano, a pedido de Lukashenko, le concedió una rebaja del 30% en el precio
del petróleo para igualar el precio del que le suministraba Rusia, pero no pagaba. En su
última visita a Bielorrusia se comprometió a subir la entrega a 200.000 bpd.

(19) La cifra ha sido calculada tomando en cuenta la referencia hecha por Venacham para el
primer trimestre de 2010, con un precio promedio de la cesta petrolera venezolana de 70$/b.
Tomando en consideración que gran parte de esa exportación (691.000 bpd) se compra a
México, Ecuador y Argelia para cumplir con las exigencias de calidad de las refinerías de
CITGO. El promedio de las últimas seis semanas hasta 04 de octubre de 2009 fue de 920.000
bpd.

(20) No se conoce el desglose a cuales países se dirigen las ventas, ni por cuales canales se están
vendiendo, pero muy probablemente las estén adquiriendo “brockers” asociados a la
“boliburgesía petrolera”. Con el tiempo se sabrá. La operación estaría dejando un saldo
para el país de 10,78 mil millones de US$.

(21) Es conveniente destacar que éste Saldo de Ingresos Netos se obtiene tomando en
consideración los siguientes elementos:
(i) Volúmenes realmente vendidos y “cobrados”;
(ii) Pago a socios Empresas Mixtas de la Faja (40% del petróleo vendido por PDVSA y
descuento de la regalía y cuotaparte del ISR) por 4,13 mil millones $. No obstante se
tienen noticias no confirmadas que Venezuela les debe el pago desde hace varios
ejercicios fiscales;
(iii) Subsidios a los combustibles para mercado nacional (1,08 mil milones de US$ a los
producidos en las refinerías nacionales -diferencia entre los costos de producción y
refinación de 17 $ y el precio de venta de 9 $-; y 10,40 mil millones de US$ a gasolina y
componentes importados);
(iv) Gompras a terceros para suministro a refinerías de CITGO por 17,66 mil millones de
US$.

(22) En lo que respecta a la operación netamente petrolera, excluyendo todas las otras
actividades que PDVSA desarrolla producto de la imposición que le hizo el gobierno y ajenas
a su objetivo fundamental de explorar, producir, transportar, almacenar, refinar y
comercializar el petróleo y sus derivados, como son: misiones educativas y sociales,
producción, importación, almacenamiento y distribución de alimentos, suministro y
operación de servicios e insumos conexos con la actividad básica petrolera, mejoramiento de
la infraestructura física del país y otras, PDVSA y sus Empresas Mixtas de la Faja, incurren
en costos y son objeto de impuestos de regalía y explotación (30% y 1%, respectivamente, de
la producción en boca de pozo), lo que le debería reportar a la Nación unos 19,57 mil
millones $.

(23) PDVSA es sujeto del Impuesto sobre la Renta de sus operaciones petroleras consolidadas.
Dato muy difícil de obtener. Por lo que se ha adoptado por calcular la porción sobre las
operaciones petroleras en el país como una primera aproximación. El calculo se ha basado
17

en la Ganancias Brutas (Facturación – Costos operacionales), lo cual arroja una cifra de


0,19 mil millones $. Por ley, sobre la ganancia Bruta se debería pagar el 50%, es decir unos
0,10 mil millones $.

(24) El costo de producción se ha estimado en 12 $/b, y se aplica a toda la producción (PDVSA +


Empresas Mixtas.