Vous êtes sur la page 1sur 10

ASPECTOS A TENER EN CUENTA FRENTE A LOS COMPORTAMIENTOS CONTRARIOS A LA

CONVIVENCIA LEY 1801 DE 2016:

CAPÍTULO I. NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES.

ARTÍCULO 36. FACULTADES DE LOS ALCALDES PARA LA RESTRICCIÓN DE LA MOVILIDAD


O PERMANENCIA DE NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES EN EL ESPACIO PÚBLICO O EN
LUGARES ABIERTOS AL PÚBLICO. Con el fin de prevenir la ocurrencia de eventos que puedan
poner en peligro o afectar la vida, la integridad o la salud de los niños, niñas y adolescentes,
excepcionalmente el alcalde podrá restringir su movilidad o permanencia en el espacio público o en
lugares abiertos al público, de manera temporal y en forma motivada.

Parágrafo. En la implementación se contará con el acompañamiento del Instituto Colombiano de


Bienestar Familiar y del Ministerio Público con el fin de determinar que la medida no atenta contra
los derechos de los niños, niñas y adolescentes consagrados en el Código de la Infancia y
Adolescencia.

ARTÍCULO 37. REGLAMENTACIÓN PARA LA PROTECCIÓN DE NIÑOS, NIÑAS Y


ADOLESCENTES. El alcalde distrital o municipal determinará mediante acto motivado las
actividades peligrosas, las fiestas o eventos similares, a los que se prohíbe el acceso o participación
de los niños, niñas y adolescentes.

Así mismo, los niños, niñas y adolescentes deberán cumplir lo establecido en la Ley 1554 de 2012
con respecto a la edad permitida para participar o ingresar a establecimientos que prestan el servicio
de videojuegos.

ARTÍCULO 38. COMPORTAMIENTOS QUE AFECTAN LA INTEGRIDAD DE NIÑOS, NIÑAS Y


ADOLESCENTES. <Artículo corregido por el Artículo 4 del Decreto 555 de 2017. El nuevo texto es
el siguiente:> Los siguientes comportamientos afectan la integridad de los niños, niñas y
adolescentes y por lo tanto no deben realizarse. Su incumplimiento da lugar a medidas correctivas,
sin perjuicio de lo establecido por la normatividad vigente sobre la materia y de la responsabilidad
penal a que haya lugar:

1. Permitir, auspiciar, tolerar, inducir o constreñir el ingreso de los niños, niñas y adolescentes a los
lugares donde:

a) Se realicen espectáculos o actividades cinematográficas aptas solo para mayores de 18 años.

b) Se preste el servicio de videojuegos salvo que sean aptos para la edad del niño, niña o
adolescente, en las condiciones establecidas por la Ley 1554 de 2012.

c) Se practiquen actividades peligrosas, de acuerdo con la reglamentación establecida por el


gobierno nacional.

d) Se realicen actividades sexuales o pornográficas, o se ejerza la prostitución, o la explotación


sexual.

e) Se realicen actividades de diversión destinadas al consumo de bebidas alcohólicas y consumo de


cigarrillo, tabaco y sus derivados y sustancias psicoactivas.
f) Se desarrollen juegos de suerte y azar localizados.

2. Inducir, engañar o realizar cualquier acción para que los niños, niñas y adolescentes ingresen o
participen de actividades que les están prohibidas por las normas vigentes.

3. Permitir o inducir a los niños, niñas y adolescentes a utilizar las telecomunicaciones, publicaciones
y documentos para acceder a material pornográfico.

4. Emplear o inducir a los niños, niñas y adolescentes a utilizar indebidamente las


telecomunicaciones o sistemas de emergencia.

5. Facilitar, distribuir, ofrecer, comercializar, prestar o alquilar, cualquiera de los siguientes


elementos, sustancias o bebidas, a niños, niñas o adolescentes:

a) Material pornográfico.

b) Bebidas alcohólicas, cigarrillo, tabaco y sus derivados, sustancias psicoactivas o cualquier


sustancia que afecte su salud.

c) Pólvora o sustancias prohibidas.

d) Armas neumáticas o de aire, o que se asimilen a estas, elementos cortantes, punzantes,


contundentes o sus combinaciones.

6. Inducir a niños, niñas o adolescentes a:

a) Consumir bebidas alcohólicas, cigarrillo, tabaco y sus derivados, sustancias psicoactivas o


cualquier sustancia que afecte su salud.

b) Participar en juegos de suerte y azar.

c) Ingresar a fiestas o eventos similares en los cuales exista previa restricción de edad por parte de
las autoridades de policía, o esté prohibido su ingreso por las normas vigentes.

d) La explotación laboral.

7. Permitir que los niños, niñas y adolescentes sean tenedores de animales potencialmente
peligrosos.

8. Ejercer, permitir, favorecer o propiciar el abuso, los actos y la explotación sexual de niños, niñas
o adolescentes.

9. Utilizar a niños, niñas y adolescentes para evitar el cumplimiento de una orden de policía.

10. Permitir que los niños, niñas y adolescentes hagan uso de piscinas y estructuras similares, de
uso colectivo o de propiedad privada uní habitacional, sin el cumplimiento de los requisitos
establecidos por la Ley 1209 de 2008 y las normas que la adicionen o modifiquen.

11. Permitir que los niños, niñas y adolescentes sean parte de confrontaciones violentas que puedan
derivar en agresiones físicas.
Parágrafo 1o. En los comportamientos señalados en el literal b) del numeral 1 del presente Artículo,
se impondrá sólo la medida correctiva de suspensión temporal de actividad y se pondrá en
conocimiento de manera inmediata a la autoridad competente para aplicar lo establecido en la Ley
1554 de 2012 y las normas que la adicionen o modifiquen.

Parágrafo 2o. En los comportamientos señalados en el literal d) del numeral 1 del presente Artículo,
será procedente también la medida correctiva de suspensión definitiva de la actividad.

Parágrafo 3o. En los comportamientos señalados en el literal d) del numeral 1 y en el numeral 8, se


impondrán las medidas correctivas en el presente Código y se pondrá en conocimiento de manera
inmediata a la autoridad competente para aplicar lo establecido en las Leyes 679 de 2001, 1236 de
2008, 1329 de 2009 y las normas que las adicionen o modifiquen.

Parágrafo 4o. En los comportamientos señalados en el numeral 10, se impondrán las medidas
correctivas en el presente Código y se pondrá en conocimiento de manera inmediata a la autoridad
competente para aplicar lo establecido en la Ley 1209 de 2008 y las normas que la adicionen o
modifiquen.

Parágrafo 5o. En los casos en los que los derechos de los niños, niñas y adolescentes se encuentren
amenazados, inobservados o vulnerados se aplicará lo dispuesto en la Ley 109 2006.

Parágrafo 6o. A quien incurra en uno o más de los comportamientos antes señalados, se le aplicarán
las siguientes medidas correctivas:

COMPORTAMIENTOS Y MEDIDA CORRECTIVA A APLICAR

Numeral 1 Multa General tipo 4; Suspensión temporal de actividad; Destrucción de bien.


Numeral 2 Multa General tipo 4; Suspensión temporal de actividad.
Numeral 3 Multa General tipo 4; Destrucción de bien.
Numeral 4 Multa General tipo 1.
Numeral 5 Multa General tipo 4; Suspensión temporal de actividad; Destrucción de bien.
Numeral 6 Multa General tipo 4; Suspensión temporal de actividad; Destrucción de bien.
Numeral 7 Multa General tipo 2.
Numeral 8 Suspensión definitiva de actividad.
Numeral 9 Multa General tipo 4.
Numeral 10 Suspensión temporal de actividad.
Numeral 11 Multa General tipo 4.

Parágrafo 7o. Al menor de 18 años que cometa cualquiera de los anteriores comportamientos se le
aplicarán las medidas previstas en el Código de Infancia y Adolescencia.

Parágrafo 8o. Quien, en el término de un año contado a partir de la aplicación de la medida, reincida
en alguno de los comportamientos prohibidos en el presente capítulo que da lugar a la medida de
suspensión temporal, será objeto de suspensión definitiva de la actividad.

ARTÍCULO 39. PROHIBICIONES A NIÑOS, NIÑAS Y ADOLESCENTES. Además de los


comportamientos prohibidos en el presente Código y en las normas vigentes, se prohíbe a niños,
niñas y adolescentes:
1. Comercializar, distribuir, tener, almacenar, portar o consumir sustancias psicoactivas o tóxicas,
alcohólicas o demás sustancias estimulantes que puedan afectar su salud o que produzcan
dependencia, que estén restringidas para menores de edad.

Parágrafo 1o. A quien incurra en el comportamiento antes señalado se le aplicará la siguiente medida
correctiva: Para los menores de 16 años, amonestación; para los mayores de 16 años, participación
en programa comunitario o actividad pedagógica de convivencia.

Parágrafo 2o. El niño, niña o adolescente que incurra en el comportamiento antes descrito será
objeto de protección y restablecimiento de sus derechos de conformidad con la ley.

Parágrafo 3o. <Parágrafo CONDICIONALMENTE exequible> Las administraciones municipales o


distritales determinarán los sitios adecuados a los que se podrán trasladar los niños, niñas y
adolescentes que incurran en el comportamiento señalado en el presente Artículo, para su protección
e imposición de la medida correctiva correspondiente.

ARTÍCULO 218. DEFINICIÓN DE ORDEN DE COMPARENDO. Entiéndase por ésta, la acción del
personal uniformado de la Policía Nacional que consiste en entregar un documento oficial que
contiene orden escrita o virtual para presentarse ante autoridad de Policía o cumplir medida
correctiva.

ARTÍCULO 219. PROCEDIMIENTO PARA LA IMPOSICIÓN DE COMPARENDO. Cuando el


personal uniformado de la Policía tenga conocimiento comprobado de un comportamiento contrario
a la convivencia, podrá expedir orden de comparendo a cualquier persona.

Sin perjuicio de la aplicación de las medidas correctivas que sean competencia del personal
uniformado de la Policía Nacional, este deberá informar a la autoridad de Policía competente para la
aplicación de las demás medidas correctivas a que hubiere lugar.

Parágrafo 1o. Las medidas correctivas por los comportamientos contrarios a la integridad urbanística,
o a la organización de eventos que involucren aglomeraciones de público, no se impondrán en orden
de comparendo. El personal uniformado de la Policía Nacional pondrá en conocimiento de la
autoridad competente, los comportamientos mencionados mediante informe escrito.

Parágrafo 2o. Las autoridades de Policía al imponer una medida correctiva, deberán de oficio
suministrar toda la información al infractor, acerca de los recursos que le corresponde y los términos
que tiene para interponerlos. (REPÚBLICA, s.f.)

RESOLUCIÓN 03253 DEL 12 JUL 2017 MINISTERIO DE DEFENSA NACIONAL POLICÍA


NACIONAL DIRECCIÓN GENERAL:

Por la cual, se adopta el formato único de Orden de Comparendo y/o Medida Correctiva,
contemplando en el Artículo 218 de la Ley 1801 del 29 de julio 2016, y se establece la numeración
consecutiva del mismo.
Artículo 1. ADOPTAR EL FORMATO ÚNICO DE LA ORDEN DE COMPARENDO Y/0 MEDIDA
CORRECTIVA. El formato único de comparendo y/o medida correctiva de conformidad con lo
establecido en la Ley 1801 del 29 de julio de 2016, tendrá los siguientes componentes que en su
conjunto y diligenciado por el uniformado de Policía, se constituye en un documento público. A la luz
de lo establecido en el Artículo 243 del Código General del Proceso.

ESTRUCTURA DEL COMPARENDO

Casilla 3. DATOS DEL PRESUNTO INFRACTOR: espacio para registrar los nombres y apellidos
del presunto infractor; solicitando el documento de identidad, con el fin de comparar la
correspondencia de datos fidedignos, así mismo se solicita dirección, teléfono fijo y/o celular; edad,
municipio, departamento, país de residencia, correo electrónico y se indaga sobre la pertenencia a
población vulnerable

Casilla 3.1. DATOS DE QUIEN DETENTE LA CUSTODIA O PATRIA POTESTAD: Espacio


para colocar los nombres y apellidos completos de quien detente la patria potestad del presunto
infractor en caso de tratarse de niño, niña o adolescente; con el fin de verificar mediante
documento de identidad la correspondencia de datos fidedignos, así mismo se solicita
su dirección, teléfono fijo y/o celular, edad, municipio, departamento, país de residencia,
correo electrónico y determinar si pertenece a población vulnerable. En caso de comparecencia
del adulto responsable de la custodia del menor de 18 años, se tomará la impresión dactilar del
adulto pues será este el responsable de pagar la multa en caso que proceda.

Casilla 11. OBSERVACIONES DEL UNIFORMADO DE LA POLICÍA NACIONAL: Espacio para


registrar circunstancia de tiempo, modo y lugar que dieron origen al comportamiento contrario a la
convivencia. De igual forma corregir cualquier error involuntario que se haya cometido durante el
diligenciamiento de la orden de comparendo y/o medida correctiva siempre y cuando no se haya
hecho entrega de las respectivas copias, caso en el cual se deberá diligenciar el informe aclaratorio
dirigido al comandante de estación, subestación, CAI de Policía.

Diligenciada la Orden de Comparendo y/o Medida Correctiva, el uniformado de la Policía Nacional


firmará bajo la gravedad de juramento y solicitará al presunto infractor o adulto responsable, la
respectiva firma y huella, sin que este acto constituya de alguna forma, la aceptación del
Comportamiento Contrario a la Convivencia o la posterior medida correctiva, toda vez que, firmar
dicho documento, significa que este quedo debidamente notificado y que se iniciará una actuación
en la cual se establecerá o no su posible responsabilidad. Si el presunto infractor se negare a firmar,
se tomará la firma de un testigo, el cual deberá identificarse plenamente con el número de su cédula
de ciudadanía o pasaporte, dirección de domicilio y teléfono si lo tuviere, para el caso de la huella si
el presunto infractor se negare a registrarla el uniformado podrá hacer uso de los medios de policía
para lograr su plena identificación. Esta actuación termina con la entrega en forma obligatoria de una
copia de la respectiva Orden de Comparendo y/o Medida Correctiva.

Si el infractor es menor de 18 años y el comportamiento admite multa, la impresión dactilar será la


del adulto responsable que ejerce la custodia del adolescente.

En el caso de no hacer presencia quien ostente la patria potestad, tomar la impresión dactilar al
adolescente y dejar la observación en la casilla 11.
El formato Orden de Comparendo y/o Medida Correctiva, su anexo 1 es el documento
interinstitucional en el que se informa sobre la utilización de los medios de policía y será el acta para
imponer medidas correctivas de competencia del uniformado. (PONAL, Resolución 03253 del 12 Jul
2017 Por la cual, se adopta el formato único de Orden de Comparendo, 2017)

CAPÍTULO II. LEY 1098 DE 2006 MEDIDAS DE RESTABLECIMIENTO DE LOS DERECHOS.

ARTÍCULO 50. RESTABLECIMIENTO DE LOS DERECHOS. Se entiende por restablecimiento de


los derechos de los niños, las niñas y los adolescentes, la restauración de su dignidad e integridad
como sujetos y de la capacidad para hacer un ejercicio efectivo de los derechos que le han sido
vulnerados.

ARTÍCULO 51. OBLIGACIÓN DEL RESTABLECIMIENTO DE LOS DERECHOS DE LOS NIÑOS,


LAS NIÑAS Y LOS ADOLESCENTES. El restablecimiento de los derechos de los niños, las niñas o
los adolescentes es responsabilidad del Estado en su conjunto a través de las autoridades públicas,
quienes tienen la obligación de informar, oficiar o conducir ante la policía, las defensorías de familia,
las comisarías de familia o en su defecto, los inspectores de policía o las personerías municipales o
distritales, a todos los niños, las niñas o los adolescentes que se encuentren en condiciones de
riesgo o vulnerabilidad. Cuando esto ocurra, la autoridad competente deberá asegurarse de que el
Sistema Nacional de Bienestar Familiar garantice su vinculación a los servicios sociales.

ARTÍCULO 52. VERIFICACIÓN DE LA GARANTÍA DE DERECHOS. <Artículo modificado por el


Artículo 1 de la Ley 1878 de 2018. El nuevo texto es el siguiente:> En todos los casos en donde se
ponga en conocimiento la presunta vulneración o amenazada los derechos de un niño, niña y
adolescente, la autoridad administrativa competente emitirá auto de trámite ordenando a su equipo
técnico interdisciplinario la verificación de la garantía de los derechos consagrados en el Título I del
Capítulo II del presente Código. Se deberán realizar:

1. Valoración inicial psicológica y emocional.


2. Valoración de nutrición y revisión del esquema de vacunación.
3. Valoración inicial del entorno familiar, redes vinculares e identificación de elementos protectores
y de riesgo para la garantía de los derechos.
4. Verificación de la inscripción en el registro civil de nacimiento.
5. Verificación de la vinculación al sistema de salud y seguridad social.
6. Verificación a la vinculación al sistema educativo.

Parágrafo 1o. De las anteriores actuaciones, los profesionales del equipo técnico interdisciplinario
emitirán los informes que se incorporarán como prueba para definir el trámite a seguir.

Parágrafo 2o. La verificación de derechos deberá realizarse de manera inmediata, excepto cuando
el niño, la niña o adolescente no se encuentre ante la autoridad administrativa competente, evento
en el cual, la verificación de derechos se realizará en el menor tiempo posible, el cual no podrá
exceder de diez (10) días siguientes al conocimiento de la presunta vulneración o amenaza por parte
de la Autoridad Administrativa.

Parágrafo 3o. Si dentro de la verificación de la garantía de derechos se determina que es un asunto


susceptible de conciliación, se tramitará conforme la ley vigente en esta materia; en el evento que
fracase el intento conciliatorio, el funcionario mediante resolución motivada fijará las obligaciones
provisionales respecto a custodia, alimentos y visitas y en caso de que alguna de las partes lo solicite
dentro de los cinco (5) días siguientes, el funcionario presentará demanda ante el juez competente.
ARTÍCULO 53. MEDIDAS DE RESTABLECIMIENTO DE DERECHOS. Son medidas de
restablecimiento de los derechos de los niños, las niñas y los adolescentes las que a continuación
se señalan. Para el restablecimiento de los derechos establecidos en este código, la autoridad
competente tomará alguna o varias de las siguientes medidas:

1. Amonestación con asistencia obligatoria a curso pedagógico.


2. Retiro inmediato del niño, niña o adolescente de la actividad que amenace o vulnere sus derechos
o de las actividades ilícitas en que se pueda encontrar y ubicación en un programa de atención
especializada para el restablecimiento del derecho vulnerado.
3. Ubicación inmediata en medio familiar.
4. Ubicación en centros de emergencia para los casos en que no procede la ubicación en los hogares
de paso.
5. La adopción.
6. Además de las anteriores, se aplicarán las consagradas en otras disposiciones legales, o cualquier
otra que garantice la protección integral de los niños, las niñas y los adolescentes.
7. Promover las acciones policivas, administrativas o judiciales a que haya lugar.

Parágrafo 1o. La autoridad competente deberá asegurar que en todas las medidas provisionales o
definitivas de restablecimiento de derechos que se decreten, se garantice el acompañamiento a la
familia del niño, niña o adolescente que lo requiera.

Parágrafo 2o. En el caso de niños, niñas y adolescentes víctimas de desastres naturales u otras
situaciones de emergencia, las autoridades tomarán cualquiera de las medidas establecidas en este
Artículo y las demás que indiquen las autoridades encargadas de la atención de los desastres para
la protección de sus derechos.

VIOLENCIA INTRAFAMILIAR:

LEY 1257 DE 2008 (diciembre 4) Diario Oficial No. 47.193 de 4 de diciembre de 2008
CONGRESO DE LA REPÚBLICA: Por la cual se dictan normas de sensibilización, prevención y
sanción de formas de violencia y discriminación contra las mujeres, se reforman los Códigos Penal,
de Procedimiento Penal, la Ley 294 de 1996 y se dictan otras disposiciones.

ARTÍCULO 2o. DEFINICIÓN DE VIOLENCIA CONTRA LA MUJER. Por violencia contra la mujer
se entiende cualquier acción u omisión, que le cause muerte, daño o sufrimiento físico, sexual,
psicológico, económico o patrimonial por su condición de mujer, así como las amenazas de tales
actos, la coacción o la privación arbitraria de la libertad, bien sea que se presente en el ámbito público
o en el privado.

Para efectos de la presente ley, y de conformidad con lo estipulado en los Planes de Acción de las
Conferencias de Viena, Cairo y Beijing, por violencia económica, se entiende cualquier acción u
omisión orientada al abuso económico, el control abusivo de las finanzas, recompensas o castigos
monetarios a las mujeres por razón de su condición social, económica o política. Esta forma de
violencia puede consolidarse en las relaciones de pareja, familiares, en las laborales o en las
económicas.

ARTÍCULO 3o. CONCEPTO DE DAÑO CONTRA LA MUJER. Para interpretar esta ley, se
establecen las siguientes definiciones de daño:
a) Daño psicológico: Consecuencia proveniente de la acción u omisión destinada a degradar o
controlar las acciones, comportamientos, creencias y decisiones de otras personas, por medio de
intimidación, manipulación, amenaza, directa o indirecta, humillación, aislamiento o cualquier otra
conducta que implique un perjuicio en la salud psicológica, la autodeterminación o el desarrollo
personal.

b) Daño o sufrimiento físico: Riesgo o disminución de la integridad corporal de una persona.

c) Daño o sufrimiento sexual: Consecuencias que provienen de la acción consistente en obligar a


una persona a mantener contacto sexualizado, físico o verbal, o a participar en otras interacciones
sexuales mediante el uso de fuerza, intimidación, coerción, chantaje, soborno, manipulación,
amenaza o cualquier otro mecanismo que anule o limite la voluntad personal. Igualmente, se
considerará daño o sufrimiento sexual el hecho de que la persona agresora obligue a la agredida a
realizar alguno de estos actos con terceras personas.

d) Daño patrimonial: Pérdida, transformación, sustracción, destrucción, retención o distracción de


objetos, instrumentos de trabajo, documentos personales, bienes, valores, derechos o económicos
destinados a satisfacer las necesidades de la mujer.

CAPÍTULO III DERECHOS

ARTÍCULO 7o. DERECHOS DE LAS MUJERES. Además de otros derechos reconocidos en la ley
o en tratados y convenios internacionales debidamente ratificados, las mujeres tienen derecho a una
vida digna, a la integridad física, sexual y psicológica, a la intimidad, a no ser sometidas a tortura o
a tratos crueles y degradantes, a la igualdad real y efectiva, a no ser sometidas a forma alguna de
discriminación, a la libertad y autonomía, al libre desarrollo de la personalidad, a la salud, a la salud
sexual y reproductiva y a la seguridad personal.

ARTÍCULO 8o. DERECHOS DE LAS VÍCTIMAS DE VIOLENCIA. Toda víctima de alguna de las
formas de violencia previstas en la presente ley, además de los contemplados en el Artículo 11 de
la Ley 906 de 2004 y el Artículo 15 de la Ley 360 de 1997, tiene derecho a:

a) Recibir atención integral a través de servicios con cobertura suficiente, accesible y de la calidad.

b) Recibir orientación, asesoramiento jurídico y asistencia técnica legal con carácter gratuito,
inmediato y especializado desde el momento en que el hecho constitutivo de violencia se ponga en
conocimiento de la autoridad. Se podrá ordenar que el agresor asuma los costos de esta atención y
asistencia. Corresponde al Estado garantizar este derecho realizando las acciones correspondientes
frente al agresor y en todo caso garantizará la prestación de este servicio a través de la defensoría
pública.

c) Recibir información clara, completa, veraz y oportuna en relación con sus derechos y con los
mecanismos y procedimientos contemplados en la presente ley y demás normas concordantes.

d) Dar su consentimiento informado para los exámenes médico-legales en los casos de violencia
sexual y escoger el sexo del facultativo para la práctica de los mismos dentro de las posibilidades
ofrecidas por el servicio. Las entidades promotoras y prestadoras de servicios de salud promoverán
la existencia de facultativos de ambos sexos para la atención de víctimas de violencia.

e) Recibir información clara, completa, veraz y oportuna en relación con la salud sexual y
reproductiva.
f) Ser tratada con reserva de identidad al recibir la asistencia médica, legal, o asistencia social
respecto de sus datos personales, los de sus descendientes o los de cualquiera otra persona que
esté bajo su guarda o custodia.

g) Recibir asistencia médica, psicológica, psiquiátrica y forense especializada e integral en los


términos y condiciones establecidos en el ordenamiento jurídico para ellas y sus hijos e hijas.

h) Acceder a los mecanismos de protección y atención para ellas, sus hijos e hijas.

i) La verdad, la justicia, la reparación y garantías de no repetición frente a los hechos constitutivos


de violencia.

j) La estabilización de su situación conforme a los términos previstos en esta ley.

k) A decidir voluntariamente si puede ser confrontada con el agresor en cualquiera de los espacios
de atención y en los procedimientos administrativos, judiciales o de otro tipo. (República S. d., 31).