Vous êtes sur la page 1sur 4

Comentario de la fábula de Félix María Samaniego

Félix María Serafín Sánchez Samaniego y Zabala (1745-1801) fue un escritor


destacado en la literatura de la Ilustración, al igual que músico, ensayista y
dramaturgo. Gran parte de su obra estaba ligada a la Real Sociedad Bascongada de
los Amigos del País (sociedad que formo su tío abuelo, el conde de Peñaflorida y un
grupo de amigos amantes de la cultura), así como al innovador Real Seminario
Patriótico de Vergara, del que fue director en dos ocasiones.
En algunas ocasiones intercambiaba pullas y epigramas con Iriarte, que había sido
su amigo durante largo tiempo; sin embargo esta se rompió debido a su publicación
de su colección de fábulas en 1777, ya que esta tenia plasmado como "Advertencia
del editor" que "era la primera colección de fábulas enteramente originales que se
había publicado en castellano", labrando así una enemistad llena de polémicas
públicas que duró décadas.
Como poeta, fue autor de fábulas y de un manual educativo, obras que se
convirtieron en un excelente vehículo para la transmisión de su ideario reformista de
la sociedad, la política, la moral y la literatura de su tiempo.

¿Qué es una fábula?


Una fábula es una composición literaria generalmente breve, escrita tanto en prosa
como en verso y personificada por animales, objetos animados o personas, que a
efectos del relato poseen capacidades comunicativas similares a las del ser humano.
Es un subgénero de la literatura narrativa que tiene el propósito de moralizar e
ilustrar mediante situaciones imaginarias las costumbres, vicios o virtudes de una
región humana específica o, incluso, de toda la humanidad.
Los dos amigos y el oso
A dos Amigos se aparece un Oso:
El uno, muy medroso,
En las ramas de un árbol se asegura;
El otro, abandonado a la ventura,
Se finge muerto repentinamente.
El Oso se le acerca lentamente;
Mas como este animal, según se cuenta,
De cadáveres nunca se alimenta,
Sin ofenderlo lo registra y toca,
Huélele las narices y la boca;
No le siente el aliento,
Ni el menor movimiento;
Y así, se fue diciendo sin recelo:
«Este tan muerto está como mi abuelo.»
Entonces el cobarde,
De su grande amistad haciendo alarde,
Del árbol se desprende muy ligero,
Corre, llega y abraza al compañero,
Pondera la fortuna
De haberle hallado sin lesión alguna,
Y al fin le dice: «Sepas que he notado
Que el Oso te decía algún recado.
¿Qué pudo ser?» «Diréte lo que ha sido;
Estas dos palabritas al oído:
Aparta tu amistad de la persona
Que si te ve en el riesgo, te abandona.»
Análisis de la fabula
Argumento: En esta fábula se observa la amistad de dos jóvenes que se
encontraban en un bosque, donde se encontraron con un oso, un joven se escondió
en la cima del árbol abandonando a su amigo, quien se hizo el muerto y el oso se
fue. Después de ese percance el joven bajo del árbol.
Tema: La amistad entre dos jóvenes en un percance con un oso.

Personajes
•Principal: -El amigo abandonado-El amigo que abandona
•Secundario: -El oso
Narrador: Esta fábula está siendo narrada por un narrador omnisciente.
Tiempo: Atemporal ya que la fábula no tiene tiempo definido.
Espacio: En esta narración se observó que es un espacio abierto, ya que la historia
se desarrolla en un bosque.
Motivos para publicitarlo: Los motivos que tuvo el autor en escribir esta fábula es
transmitir enseñanzas o consejos para la comunidad, sobre todo a los niños,
enseñándole los principales valores de una amistad verdadera.
Formas de expresión: Al leer esta fábula observamos que su forma de expresión
es en prosa y verso, tiene un vocabulario cotidiano, ya que al leer y razonar
podamos comprender realmente la fábula y su moraleja.
Trama en los personajes: El amigo abandonado. Él pensaba que su amistad con
su amigo era verdadera y que no lo podrían traicionar, pero al ver las reacciones de
su amigo lo hace cambiar de opinión. -El amigo que abandona. Él es un joven muy
egoísta, ya que solo se interesaba en el mismo, no importándole los acontecimientos
a su alrededor, siendo capaz de dejar cualquier cosa por su bienestar creyendo que
es lo mejor para él.
Moraleja: Esta fábula me llamo mucho la atención ya que tiene una moraleja muy
cierta, porque no siempre las cosas que consideramos tener en verdad existen ,en
este caso, en la amistad, dándonos una enseñanza de que cuando en verdad
necesitemos en una situación a un amigo ,no siempre nos brindan el apoyo que
buscamos.
Entre sus obras más destacadas, se menciona una lista extensa de fábulas,
como son:

“La gallina de los huevos de oro”, “La zorra y las uvas”,


“La lechera”, “La zorra y las uvas”, “El zagal y las ovejas”,
“Las moscas”, “La zorra y la cigüeña”, “La tortuga y el águila”,
“La cigarra y la hormiga”, “El hombre y la culebra”.
Por aludir algunas muy populares, la lista es grande. En todas, el autor, termina
con una moraleja como mensaje didáctico para los amantes de la lectura y a los
pequeños que incursionan en el aprendizaje de un buen legado (aprender a leer y
a escribir).
Análisis de La cigarra y la hormiga:
Terminada la lectura de la fábula “La cigarra y la hormiga”, aprecio mucho lo
expresado por el autor, pues, sucede a menudo a las personas haraganas,
inutilizan su tiempo en actividades importantes, es decir, no se preocupan ni por
ellas mismas ni por el momento que viven. Siendo el tiempo el mejor amigo de su
“juventud divino tesoro” para crear labores fructíferas, como: estudiar, trabajar,
ayudar a otros, visitar iglesias, viajar a otros países, conocer culturas, hacer
turismo interno, etc. Y, más tarde, terminan arrepentidas de haber perdido su
mejor oportunidad en pequeñeces o cosas triviales.
En el caso de la cigarra, “la pobre se quedó sin alimentos, pasando calamidades, y
mucho frío; por su propia negligencia. Ser tan floja y descuidada.”

Moraleja: Cuida bien de tu tiempo y de las actividades que realices; al final de


camino, ellas te pasarán registro por todo lo que celebraste en tu mejor momento.
Se firme siempre en tus buenas convicciones.