Vous êtes sur la page 1sur 24

R"* : 16 '670

.P

n0 \+ t-tlY'b 36 )

ORGANIZACIóN IVTTTEOROTóGICA MUNDIAT .

r_\

é-;d\

: ffin:fu,_

6u"r"o[[ff,

*, 3

Guíq

de lnstrumentos y Métodos

de Observoción Meteorológicos

r

/-¡ ;t

':.*

Sexto ed¡c¡ón

É

OMM-NN B

Secretorío de lo Orgonizoción Meteorológico Mundiol - Ginebro- Suizo

1996

CUADRO DE ANOTACIONES DE LOS SUPLEMENTOS RECIBIDOS

Supplemento

N"

1

2

J

4

5

6

7

8

9

l0

ll

12

l3

t4

l5

l6

17

l8

t9

20

2L

22

23

24

25

Fecha

Incluído en la publicación fecha

po/

:¡

'-f

NOTA SOBRE LA SEXTA EDICIóN

La sexta edición de la Guía de Instrumentos y Métodos de Observación Meteorológicos consta de tres partes:

Parte I

Medición de variables meteorológicas, Parte

-

  • II Sistemas de observación, y Parte III

Garantía

-

-

de calidad y gestión de sistemas de observación.

Las tres partes contienen capítulos sobre temas

tratados en la quinta edición, complementados con otros sobre temas que no han aparecido anteriormente en esta Guía. Todos los capítulos de la Parte I, con excepción de

los Capítulos l6 y l7 sobre la medición del ozono y

sobre la composición de la atmósfera, respectivamente, son versiones revisadas de los capítulos correspondientes que figuraban ya en la quinta edición. Los otros capítu-

los de la quinta edición se mantendrán hasta que sean sustituidos por los capítulos revisados de las Partes II y

III de la sexta edición. También procede señalar que las Partes I y II de la sexta edición contendrán cinco capítu- los adicionales sobre materias importantes.

Las técnicas de las mediciones meteorológicas

evolucionan constantemente. Por lo tanto, las revisiones

de los distintos capítulos de la nueva edición dela Guía

se publicarán en forma de hojas cambiables cuando exis-

tan modificaciones significativas que así lo justifiquen.

La Comisión de Instrumentos y Métodos de Observa-

ción examinará constantemente la Guia y tomará dis-

posiciones para redactar las revisiones. Se espera que los

miembros de la Comisión, los grupos de trabajo y los

ponentes sometan propuestas de enmiendas, aunque

también se acogerán con agrado las sugerencias de todos los usuarios dela Guía, de otras comisiones de la OMM,

de los Miembros de la OMM y de otras organizaciones interesadas en las mediciones meteorológicas con fines operativos. Todas las sugerencias deben dirigirse a:

Secretario General

Organización Meteorológica Mundial P.O. Box 2300

CH-lzll Ginebra 2

Suiza

Fax: (+41 22)7342326

¡

PREEACIO

Una de las finalidades de la Organización Meteorológica

Mundial, según se dice en su Convenio, es fomentar la normalización de las observaciones meteorológicas y asegurar la publicación uniforme de observaciones y

estadísticas. Por lo tanto, el Congreso Meteorológico Mundial ha venido adoptando, en el transcurso del

tiempo, un Reglamento Tifonico en el que se estipulan las prácticas y los procedimientos meteorológicos que deben

seguir los países Miembros de la Organización. Ese

Reglamento Técnico está complementado por una serie de Guías y Manuales en donde se describen con mayor

detalle las prácticas, los procedimientos y las especifica- ciones que los Miembos deben seguir o aplicar.

La primera edición de la Guía de lnstrumentos y Métodos de Obsemación Meteorológfcos se publicó en

1954, y constaba de l2 capítulos. La Comisión de

Instrumentos y Métodos de Observación ha revisado periódicamente el contenido de la Guía, formulando

recomendaciones,

adiciones y enmiendas. La presente

edición es una versión totalmente revisada, y com- prende temas adicionales que reflejan la evolución reciente. Su finalidad, así como la de ediciones ante- riores, es proporcionar una orientación completa y

actualizada de los medios más eficaces de llevar a cabo

observaciones y mediciones meteorológicas, incluidas las realizadas con sistemas tales como radares meteo- rológicos y estaciones meteorológicas automáticas. Es

de esperar que los datos obtenidos con esos sistemas

sean de una calidad y exactitud estándar

comparable

en el espacio y en el tiempo

-

y apropiados para la

-

prestación de servicios meteorológicos y el mante-

nimiento de registros climáticos.

En la Guía se describen los instrumentos, los

sistemas y las técnicas utilizados regularmente, desde los

más sencillos a los más complejos y sofisticados, pero no se tratan los métodos utilizados úicamente con fines

de investigación experimentales. Además, no se

pretende que s€a un manual de instrucciones detallado

para uso de observadores, sino que está destinado más bien a servir de base para la preparación de manuales en

cada Servicio Meteorológico de acuerdo con sus propias necesidades. Tampoco se trata dc especificar el diseño detallado de instrumentos para no obstaculizar la evolu-

ción de las mejoras. Más bien, se ha considerado

preferible circunscribir la normalización a los requisitos

esenciales de los instrumentos, y limitar las recomenda- ciones a las características generalmente comunes a las

diversas configuraciones de un sistema de instrumentos o de medición.

La Guía está destinada fundamentalmente a los Servicios Meteorológicos Nacionales. Sin embargo,

muchas otras organizaciones e instituciones, que efec-

túan mediciones meteorológicas, la han enconrado útil, y también se han tenido en cuenta sus necesidades al preparar la Guía.

Deseo dejar constancia, en nombre de la Orga-

nizacón Meteorológica Mundial de mi gratitud a la tota-

lidad de los Servicios Meteorológicos, comisiones

técnicas, grupos de trabajo y personas que han

contribuido a preparar la presente publicación.

(G. O. P. Obasi) Secretario General

Not¿ sobre la sexta edicién

Prefacio

Íuorce

Pdgirc

v

vii

PARTE I: MEDICIÓN DE VARIABLES METEOROLÓGICAS

CAPÍTULO I

CAPÍTULO 2

CAPÍTULO 3

CAPÍTULO 4

CAPÍTULO 5

CAPÍTULO 6

CAPÍTI.]LO 7

CAPÍTULO 8

-

-

-

-

-

-

-

CAPÍTI.JLO 9

-

CAPÍTULO IO-

-

CAPÍTULO II-

CAPÍTULO 12-

CAPÍTULO 13-

CAPÍTULO 14-

CAPÍTULO 15-

CAPÍTULO 16-

CAPÍTULO 17-

GENERALIDADES ..

MEDICIÓN DE LA TEMPERATI.]RA .

MEDICIÓN DE LA PRESIÓN

MEDICIÓN DE LA

ATMOSF]íRICA .

HUMEDAD

MEDICIÓN DEL VIENTO EN SI.IPERFICIE

MEDICIóN DE LA PRECIPITACIÓN

.

MEDICIÓNDELARADIACIÓN

MEDICIÓN DE LA DURACIÓN DE LA INSOLACIÓN

. . .

.

MEDICIÓN DE LA VISIBILIDAD

. .

.

MEDICIÓNDELAEVAPORACIÓN

.

MEDICIÓN DE LA HUMEDAD DEL SUELO MEDICIÓN DE LA PRESIÓN, LATEMPERATURA Y LA HUMEDAD

ENALTITUD ...

MEDICIÓN DEL VIENTO EN ALIITUD

TIEMPO PRESENTE Y TIEMPO

PASADO; ESTADO DEL TERRENO

OBSERVACIóNDELANUBES

MEDICIÓNDEL OZONO

MEDICIÓN DE LA

COMPOSICIÓN ATMOST'ÉNICE

.

.

I.1_I

1.2_T

I.3_1

1.4_I

I.5-1

I.6_1

1.7_I

I.8_I

I.9-I

I.1O_1

I.I1-I

I.I2_I

I.I3_1

I.14-1

I.I5_1

I,16_1

T.N_T

PARTE II: SISTEMAS DE OBSERVACIÓN

CAPÍTULO I

CAPÍTULO 2

-

-

CAPÍTULO 3

CAPÍTULO 4

CAPÍTULO 5

-

-

-

CAPÍTULO 6

CAPÍTULO 7

-

CAPíTULO 8

-

CAPÍTULO 9

-

CAPÍTULO IO-

-

MEDICIONES DEESTACIONES METEOROLÓGICAS AUTOMÁTICAS

. . . . . .

.

MEDICIONES Y OBSERVACIONES EN ESTACIONES METEOROLÓCICES

AERONÁUTICAS .

OBSERVACIONES DESDE AERONAVES

. ..

.

OBSERVACIONES MARINAS

TÉCNICAS ESPECIALES DE PERFILAMIENTO

Y LA TROPOSFERA

PARA LA CAPA LÍMNE

MEDICIONES CON COI{ETES EN LA ESTRATOSFERA Y

LOCN-IZACIÓN DE LOS FOCOS

OBSERVACIONES DESDE

LA MESOSFERA

DE PARÁSITOS ATMOSTÉNICOS

.

SATÉLTTES

MEDICIONES POR RADAR

TÉCNICNS DE GLOBOS

.

[.I_1

IT.2_I

II.3_I

II.4-I

II.5_1

II.6_1

II.7_I

II.8-I

II.9-1

II.IO-I

PARTE III: GARANTÍA DE CALIDAD Y GESTIÓN DE SISTEMAS DE OBSERVACIÓN

, CAPITULO 1

MUESTREO DE VARIABLES METEOROLOGICAS

 

m.l-t

/CAPÍTI.JLO 2

REDUCCION DE DATOS

III.2_I

/CAPÍTULO 3

GESTIÓN DE LA CALIDAD

III.3_I

/ CAPÍTULO 4

CAPACITACIÓN DE ESPECIALISTAS EN INSTRIJMENTOS

[I.4_I

I CAPÍTI.JLO 5

PRUEBA,CALIBRACIÓNEINTENCOMPARACIÓN

..

III.5_I

Apéndice I

Bibliografía

sobre instrumentos meteorológicos y prácticas de observación

Ap. I-l

Apéndice II

Lista de colaboradores de la Guía

............

Ap- II-l

cuÍe os INSTRIJMENTOs v tr¿Bronos DE oBSERVActóN tu¡rnoRor-ócrcos

PARTE I: MEDICTÓN PB VARIABLES METEOROLÓGICAS

Generalidades

Medición de la temperatura

Medición de la presión atrnosférica

Medición de la humedad

Medición del viento en superficie Medición de la precipitación

Medición de la radiación

Medición de la duración de la insolación

Medición de la visibilidad

Medición de la evaporación

Medición de la humedad del suelo

Medición de la presión, la temperatura y la humedad en altitud

Medición del viento en altitud

Tiempo presente y tiempo pasado; estado del terreno

Observación de las nubes

Medición del ozono Medición de la composición atmosférica

cuÍe os TNSTRUMENTos v ruÉronos DE oBSERVActóN wreonolócrcos

PARTE I: MEDICIÓN DE VARIABLES METEOROLÓGICAS

Generalidades

I

Medición de la temperatura

Medición de la presión atmosférica

Medición de la humedad

Medición del viento en superficie

Meclición de Ia precipitación

Iyledición cle la racliación

Medición de la rfuración cle la insolación

h4edición de la visibilidacl

l{¡:rlicií¡n dc la evapcración

Vlediciiin rle l¿: humedad clc:l srielo Medición de la presión. la iempcriitulit v la humedad c'n aititurl

illciliciíll'r del vi*¡:i<.r t-:n aItiiLlr-l

'l'ic;1ip¡'¡ prei{:rrt* v tieniiro ¡:rastrio; t:stacio del te r¡:eno

Clbservación cle las nuhes

Mr'd ició n rle] ozr:nr"r

fui*iliciil¡¡ dr,: |;i cr;rnpr;sició¡l ;rf nroi;féric¡r

CAPÍTULO 1 _ GENERALIDADFS

Pógina

  • 1.1 Observaciones meteorológicas

l.l.l

..........

- ...

 

Ll-l

Generalidades ...................

 

I.l-l

t.r.2

Representatividad

-

.....

I.

t-l

1.1.3

Metadatos ....

I.l-l

1.2

Sistemas de observación meteorológica ..............

 

t.t--2

  • 1.3 Requisitos generales que debe cumplir una estación meteorológica

...................

t.t-2

1.3.1

Estaciones meteorológicas automáticas ...................

 

t.t-2

  • 1.3.2 Observadores ...................

 

l.t-2.

  • 1.3.3 Emplazamiento y exposición ...............

 

I.l-3

1.3.3.1

Elección del emplazamiento ............

r.l-3

t.3.3.2

Coordenadas de la estación

 

I.l-3

t.3.4

Cambios en el empleo de instrumentos y homogeneidad ..........

 

I.l-4

1.3.5

Inspección y mantenimiento .............

 

I.1-4

1.3.5.1

Inspección de las estaciones ...............

I.l-4

t.3.5.2

Mantenimiento ..................

I.l-4

1.4

Requisitos generales que deben cumplir los instrumentos ..................

 

I.1-4

1.4.1

Características convenientes ...............

 

I.l-4

t.4.2

Instrumentos registradores

I.l-4

1.5

Normas y defi niciones de medición

........

- ..........

r.1-5

1.5.1

Definiciones de los patrones de medición ..................

 

I.l-5

t.5.2

Procedimientos de normalización ............

 

I.l-ó

1.5.3

Unidades y constantes.

 

I.l-ó

1.5.3.1

Unidades

I.l-6

1.5.3.2

Constantes ...

I.l-6

1.6

Exactitud de las mediciones .............

 

I.l-ó

1.6.1

Mediciones meteorológicas ................

I.l-6

1.6.1.1

Generalidades , ..................

 

I.l-6

t.6.1.2

Fuentes y estimaciones de error

...

;

............

 

I.l-:7

t.6.2

Defi niciones de mediciones y sus errores .................

':.:

...........

I.l-7

1.6.3

Características de los instrumentos

 

I.l-8

1.6.4

Incertidumbres de medición de un solo instrumento ...............

 

I.l-9

t.6.4.1

Distribuciones estadísticas de las observaciones

 

I.l-9

t.6.4.2

Estimación del valor verdadero

.....

I.l-9

r.6.4.2.t

Estimación del valor verdadero

 

cuando n es grande

..

I.l-lo

 

-

t.6.4.2.2

 

cuando n es pequeño

 

I.1-10

-

t.6.4.2.3

Estimación del valor verdadero Estimación del valor verdadero

 

comentarios adicionales ...................

 

L1-10

1.6.5

Exactitud requerida .....

 

-

I.l-l I

1.6.5.1

Generalidades ........

-

..........

I.1-l I

t.6.5.2

Rendimiento requerido y alcanzable.

 

I.

1-l I

Referencias

I.

l-l I

Anexo l.A

Centros Regionales de Instrumentos (CRI)

 

Ll-13

Anexo l.B

Requisitos de exactitud operativa y rendimiento de los instrumentos típicos

 

I.l-14

Anexo l.C

Especificación de necesidades de datos de observación para los datos del Sistema Mundial de Proceso de Datos

......

..

Ll-17

CAPITULO I

GENERALIDADES

l.t

l.l.t

Observaciones meteorolégicas

Generalídades

Las observaciones meteorológicas (así como las ambien- tales y geofísicas conexas) se realizan por diversas razo-

nes. Se utilizan para la preparación en tiempo real de

análisis y predicciones meteorológicos, para el estudio

del clima, para operaciones locales dependientes del

tiempo (por ejemplo, operaciones locales de vuelos en

los aeródromos, trabajos de construcción en tierra y en el

mar), para la hidrología y la agrometeorología, y con fi- nes de investigación meteorológica y climatológica- La

finalidad de la Guía de Instrumentos y Métodos de

Obsemación Meteorológicos es apoyar esas actividades

proporcionando asesoramiento sobre buenas prácticas pa- ra realizar mediciones y observaciones meteorológicas. Por supuesto, existen muchas otras fuentes para tal asesoramiento, y se remite a los usuarios al apéndice de

esta Guía, que es una amplia bibliografía de la teoría y la práctica de los instrumentos y métodos de observación. En el apéndice figuran asimismo referencias a prácticas nacionales, a normas nacionales e internacionales y a la

literatura en general. También comprende una lista de

informes sobre conferencias técnicas, instrumentación y

comparaciones internacionales de instrumentos, publica-

dos por la Organización Meteorológica Mundial (OMM)

para la Comisión de Instrumentos y Métodos de

a

Observación (CIMO). Los otros manuales y guías publi- cados por la OMM se refreren a aplicaciones particulares de observaciones meteorológicas (véanse especialmente los relativos al Sistema Mundial de Observación (OMM, l98la y 1989), meteorología aeronáutica (OMM, 1990),

hidrología (OMM, 1994), meteorología agrícola (OMM, l98lD) y climatología (OMM, 1983)).

Por recomendación de la CIMOI, varias asocia-

ciones regionales de la OMM han establecido Centros Regionales de Instrumentos (CRI) con el fin de man-

tener normas y de proporcionar asesoramiento. Su

mandato y sus ubicaciones se indican en el Anexo l.A. A lo largo de esta Guía,la incertidumbre, cuando

se expresa estadísticamente,

se da al nivel de probabili-

dad de 2o o del 95 por ciento, salvo cuando se indica

otra cosa (véase la sección 1.6).

1.1.2 Representativídad

La densidad o resolución requerida de datos observados está relacionada con las escalas temporales y espaciales apropiadas para los fenómenos que han de analizarse, y

con la aplicación. En OMM (1981a) se clasifican las

escalas horizontales de los fenómenos meteorológicos

como sigue:

f

f-.otuOu por ta Comisión de Instrumentos y Métodos de

Observación en su novena reunión, 1985-

  • a) pequeña escala (menos de 100 km); por ejemplo, tormentas, vientos locales, tornados;

  • b) mesoescala (100 a 1.000 km), por ejemplo, frentes y formaciones de nubes;

  • c) gran escala (1.00G5.000 km); por ejemplo, depre- siones y anticiclones;

  • d) escala planetaria (más de 5.000 km); por ejemplo, ondas largas en la troposfera superior. Las escalas horizontales están estrechamente rela-

cionadas con las escalas temporales de los fenómenos; por tanto, para las predicciones meteorológicas a corto

plazo se requieren observaciones más frecuentes desde

una red más densa en una zona limitada, con el fin de

detectar cualquier fenómeno en pequeña escala y el

desarrollo subsiguiente. Cuanto más largo es el período

de predicción, mayor es la zona sobre la que se requieren observaciones. La observación meteorológica debe ser representa-

tiva de una zona conforme a su aplicación. Por ejem-

plo, las observaciones sinópticas deben ser normal-

mente representativas de una zona de hasta l0O km en

torno a la est¿ción, para definir la mesoescala y las esca-

las mayores. Para las aplicaciones de pequeña escala o

locales, la zona puede tener dimensiones de 10 km o mucho menos. La exposición de la estación es esencial (véase la sección 1.3.3), y los errores de representativi-

dad pueden ser mucho mayores que los previstos para el

sistema de inst¡umentos aislado. Una estación situ¿da en terreno accidentado o en la costa probablemente no

sea representativa en gran escala o mesoescala. Sin

embargo, incluso en estaciones no representativas la homogeneidad de lhs observaciones en el tiempo puede permitir a los usuarios emplear eficazmente los datos.

En la sección 1.6 se trata de las exactitudes requeri- das y alcanzables de los sistemas de instrumentos. Las exactitudes alcanzables especificadas pueden obtenerse con buenos sistemas de instrumentos operados debida- mente, pero en la práctica no siempre se consiguen. Las

buenas prácticas de observación requieren aptitudes, formación, equipo y apoyo, de los que no siempre se

dispone en medida suficiente. También es difícil lograr

una buena exposición y representatividad en escalas de

entre unos pocos metros a l0O km.

1.1.3

Metodalos

Las observaciones meteorológicas deben tener en cuenta siempre la exposición, el tipo y la condición del equipo y las operaciones. Tal vez los usuarios deban conocer las circunstancias de las observaciones; ahora esto es parti-

cularmente importante en el estudio del clima, en el que

deben examinarse los historiales detallados de la es-

tación. Hay que llevar metadatos (datos sobre datos) de todas las cuestiones relacionadas con el establecimiento

r.l-2

GUÍA DE INSTRUMENTOS Y MÉToDos DE 0BSERVACIÓN

METEoRoLÓcICoS

y el mantenimiento de la estación, según se describen en

la sección 1.3, y de los cambios que se producen, inclu-

sive el historial de la calibración y el mantenimiento

(cuando proceda) y los cambios en la exposición y de

personal. Los metadatos son importantes sobre todo

para los elementos particularmente sensibles a la exposi-

ción, como precipitación, viento y temperatura.

Una forma especialmente importante de metadatos

son los datos sobre la existencia y la disponibilidad de datos meteorológicos y los metadatos sobre ellos.

  • 1.2 Sistemas de observación meteorológica

Los requisitos de los datos de observación pueden cumplirse utilizando sistemas de medición in situ o

teledetección (incluso a bordo de vehículos espaciales),

según la capacidad de los diversos sistemas de teledetec-

ción para medir los elementos necesarios. En OMM

(l98la) se describen los requisitos en términos de

escalas mundial, regional y nacional, y según las aplica- ciones. El Sistema Mundial de Observación, concebido

para cumplir estos requisitos, se compone del subsistema de superficie y del subsistema espacial. El subsistema de superficie comprende una amplia variedad de tipos de estaciones según las aplicaciones particulares (por ejem- plo estación sinóptica de superficie, estación de observa-

ciones en altitud, estación climatológica, etc.). El

subsistema espacial comprende varios vehículos espa-

ciales con misiones de observación a bordo y el

segmento terrestre asociado para el mando, el control y

la recepción de datos. Los párrafos y capítulos si-

guientes de esta Guía'tratan sobre el subsistema de

superficie y, en menor medida, del subsistema esiracial.

  • 1.3 Requisitos generales que debe cumplir una estación meteorológica

En OMM (1981a) se indican en forma pormenorizada los requisitos de los elementos que deben observarse

según el tipo de estación y la red de observación. En

esta sección se consideran los requisitos de observación de una estación climatológica'típica o una estación de la

red sinóptica de superficie.

En una estación que realiza observaciones de super- ficie se observan los siguientes elementos (los capítulos

hacen referencia a la Parte I de esta Guía):

Tiempo presente

(Capítulo 14)

Tiempo pasado Dirección y velocidad

(Capítulo 14)

del viento

(Capítulo 5)

Nubosidad

(Capítulo 15)

Tipo de nube

(Capítulo 15)

Altura de la base de la nube (Capítulo 15)

Visibilidad

Humedad

(Capítulo 9)

Temperatura

(Capítulo 2)

relativa

(Capítulo 4)

Presión atmosférica

(Capítulo 3)

Precipitación

(Capítulo 6)

Capa de nieve

(Capítulo 6)

Temperatura del suelo Evaporación

(Capítulo 2)

(Capítulo l0)

Existen instrumentos que pueden medir todos estos

elementos, salvo el tipo de nube. Sin embargo, con la

tecnología actual, los instrumentos para osbservar el

tiernpo presente y pasado, la nubosidad y la altura de las nubes y la capa de nieve, no permiten hacer las observa- ciones de toda la gama de los fenómenos como las puede efectuar un observador humano.

Algunas estaciones meteorológicas realizan medi- ciones en altitud (Capítulos 12y 13 de la Parte D, medi-

ciones de la humedad

del suelo (Capítulo I I de la Parte

I), ozono (Capítulo 16 de la Parte I) y composición de la atmósfera (Capítulo 17 dela Parte I), y en algunas se recurre a sistemas de instrumentos especiales que se

describen en la Parte L de esta Guía.

Los detalles de los métodos de observación y los

instrumentos apropiados se recogen en los capítulos

siguientes de esta Guía.

  • 1.3.1 Estaciones meteorológicas automáticas

La mayoría de los elementos requeridos para fines sinópti-

cos, climatológicos o aeronáuticos pueden medirse con

instrumentos automáticos (Capítulo I de la Parte II).

A medida que aumentan las capacidades de los

sistemas automáticos, también lo hace constantemente la

relación entre las estaciones meteorológicas meramente automáticas y las estaciones meteorológicas dotadas de

observadores (con instrumentos automáticos o sin ellos).

Las orientaciones que se dan en los siguientes párrafos sobre el emplazamiento y la exposición, los cambios de instrumentos y la inspección y el mantenimiento se apli-

can igualmente a las estaciones meteorológicas auto-

máticas y a las estaciones meteorológicas atendidas.

  • 1.3.2 Observa.dores

Los observadores meteorológicos son necesarios por

varias razones:

  • a) para efectuar las observaciones sinópticas y clima- tológicas con la debida precisión, utilizando los instrumentos apropiados;

  • b) para mantener los instrumentos y los emplazamien- tos de observación en buen estado;

  • c) para codificar y enviar las observaciones (a faltade sistemas automáticos de codificación y comuni- cación);

ü

para mantener dispositivos de registro in situ, in-

cluido el cambio de mapas, dado el caso;

  • e) para hacer o cotejar registros semanales y/o men- suales de datos climatológicos cuando no se dispo- ne de sistemas automáticos o éstos son inadecua- dos; para proporcionar observaciones suplementarias o

fl

de reserva cuando el equipo automático no hace

observaciones de todos los elementos requeridos, o cuando está fuera de servicio. Los observadores deben estar especializados o tener

GENERALIDADES

I.l-3

acredite su competencia para efectuar observaciones con

arreglo a las normas exigidas. Deben tener aptitudes para interpretar instrucciones sobre el uso de instrumen-

tos y técnicas manuales aplicables a sus propios sistemas

particulares de observación. Las orientaciones sobre los requisitos de formación en instrumentos de los obser- vadores figuran en el Capítulo 4 de la Parte IIL

  • 1.3.3 Emplazamiento y exposición

1.3.3.1 ElrccróNDELEMpLAzaMTENTo

Las estaciones meteorológicas de observación están

concebidas para poder efectuar mediciones (u observa- ciones) representativas según el tipo de la estación en

cuestión. Por tanto, una estación de la red sinóptica debe hacer observaciones que se ajusten a los requisitos de la

escala sinóptica, en tanto que una estación de obser-

vación meteorológica para la aviación debe hacer obser- vaciones que describan las condiciones específicas del

emplazamiento local (aeródromo). Cuando las esta-

ciones se utilizan con diversos fines, por ejemplo,

aeronáuticos, sinópticos y climatológicos, los requisitos más estrictos determinarán la ubicación precisa de un

emplazamiento de observación y sus sensores asociados.

Por ejemplo, las siguientes consideraciones se

aplican a la elección del emplazamiento y a los requisitos de exposición de los instrumentos de una estación sinóp-

tica o climatológica típica en una red regional o nacional (en los capítulos siguientes se da información pormeno-

rizada sobre los instrumentos y mediciones específicos):

  • a) los instrumentos exteriores deben instalarse en un terreno llano, aproximadamente

de l0 metros por 7

metros (el recinto), cubierto de hierba baja, o en una superficie representativa de la localidad, rodeada de

una cerca o estacas para impedir la entrada de perso-

nas no autorizadas. En el recinto se reserva una par- cela de unos 2 metros por 2 metros para las observa- ciones referidas al estado del suelo y su temperatura

a profundidades inferiores a su 30 centímetros;

  • b) no debe haber laderas inclinadas en las proximida- des, y el emplazamiento no debe encontrarse en una hondonada. Si no se cumplen estas condiciones, las observaciones pueden presentar peculiaridades de significación puramente local;

  • c) el emplazamiento debe estar suficientemente aleja- do de árboles, edificios, muros u otros obstáculos. La distancia entre cualquiera de esos obstáculos (incluidas las vallas) y el pluviómetro no debe ser inferior al doble de la altura del objeto por encima del borde del aparato, y preferentemente debe cuadruplicar la altura;

  • d) el registrador de luz solar, el pluviómetro y el ane- mómetro han de encontrarse en emplazamientos con exposiciones que satisfagan sus requisitos, y en el mismo lugar que los otros instrumentos;

  • e) debe señalarse que el recinto puede no ser el mejor lugar para estimar Ia velocidad y dirección del viento; tal vez convenga otro punto de observación,

Í)

más expuesto al viento;

los emplazamientos muy abiertos, satisfactorios pa- ra la mayoría de los instrumentos, son inapro-piados

para los pluviómetros. En tales lugares, la captación

del agua de lluvia es reducida, salvo con vientos

débiles, y se necesita algún grado de protección;

  • g) si el recinto de los instrumentos no permite una visión suficientemente amplia del paraje circun- dante, deben elegirse otros puntos para las observa- ciones de visibilidad;

  • h) el lugar desde donde se realice la observación de las nubes y de la visibilidad debe ser lo más despejado posible y permitir la visión más amplia posible del cielo y del paraje circundante;

  • t) en las estaciones costeras, conviene que la estación domine el mar abierto, pero no debe estar demasiado cerca del borde de un acantilado porque los remo- linos de viento creados por éste afectarán a las me- diciones de la cantidad de precipitación y del

viento;

  • j) la mejor manera de realizar observaciones de nubes y visibilidad durante la noche es desde un emplaza- miento no afectado por luces extrañas.

1.3.3.2 Coonnnxenes DE LA EsracróN

La posición de una estación debe conocerse y registrarse con precisión. Las coordenadas de una estación son:

  • a) la latitud, redondeada al minuto más

próximo;

  • b) la longitud, redondeada al minuto más próximo; y

  • c) la altura de la estación sobre el nivel medio del mar, es decir, la elevación de la estación, redondeada al metro más próximo. Estas coordenadas se refieren a la parcela desde la

que se efectúan las observaciones y pueden no ser las mismas que las de la ciudad, el pueblo o el aeródromo

que dan el nombre a la estación. Para algunos fines

puede requerirse mayor precisión.

La elevación de la estación se define como la altura

sobre el nivel medio del mar del terreno en que se en-

cuentra el pluviómetro o, cuando no lo hay, el terreno si-

tuado bajo la garita meteorológica. Si no hay pluvió-

metro ni garita, es el nivel medio del terreno en las prox-

imidades de esta estación. Si la estación proporciona

datos sobre la presión, la elevación a la cual se refiere la

presión de la estación ha de especif,rcarse por separado.

Se trata del nivel de referencia a que se refieren los infor- mes barométricos en la estación; esos valores barométri-

cos se denominan "presión en la estación", y se sobren-

tiende que se refieren al nivel indicado para dar continui- dad a los registros de presión (OMM, 1993). Si la estación se encuentra en un aeródromo, han de especificarse otras elevaciones (véase el Capítulo 2 dela

Parte II, y OMM, 1990). En OMM (1992) se dan defini-

ciones de medidas de la altura y del nivel medio del mar.

  • 1.3.4 Cambios en el empleo de instrumentos

y homogeneidad

Las características de un emplazamiento de observación

cambian generalmente con el tiempo; por ejemplo,

CENERALIDADES

I.l-5

los cojinetes, sino también entre la pluma y el papel. Se debe disponer de algún medio para ajustar la presión de

la pluma sobre el papel, aunque dicha presión debe

reducirse al mínimo que permita lograr un trazo

continuo legible. En los registradores accionados por un aparato de relojería debe disponerse también de medios

para registrar las horas. Al diseñar instrumentos

registradores para utilizarlos en climas fríos hay que

cuidar especialmente de que su funcionamiento no

resulte afectado adversamente por fríos extremos y por

la humedad, y de que los observadores puedan realizar

los procedimientos habituales (registro de las horas,

etc.), aunque lleven guantes.

Los instrumentos registradores deben compararse frecuentemente con instrumentos de lectura directa. Cada vez es mayor el número de instrumentos que utilizan registros electrónicos en cinta magnética o en microcircuitos de semiconductores. Muchas de las con-

sideraciones especificadas para los cojinetes, la fricción

y el funcionamiento con tiempo frío se aplican también a

los componentes mecánicos de estos instrumentos.

  • 1.5 Normas y definiciones de medición

t.5.1

DeJíniciones de los patrones de medición

Con los términos "patrón" y otros similares se conocen diversos instrumentos, métodos y escalas utilizados para

determinar la exactitud de las mediciones. La

Organización Internacional de Normalización (ISO,

1993a), en colaboración con la Organización Inter- nacional de Metrología Legal, la Oficina Internacional

de Pesas y Medidas, y otras, ha elaborado una nomen- clatura para los patrones de medición. A continuación

fi guran algunas defi niciones:

Patrón (de medición): medida material, instrumento de medición, material de referencia o sistema de medi-

ción para definir, realizar, conservar o reproducir una

unidad o uno o más valores de una magnitud para que

sirvan de referencia.

Ejemplos: patrón másico de I kg; resistor patrón de l0O O.

NOTAS: l. Una serie de medidas materiales o instrumentos de

medición similares que, utilizados conjuntamente,

constituyen un paEón se denomina "patrón colectivo".

2. Un conjunto de patrones de valores elegidos que,

individualmente o combinados, proporciona una

serie de valores de cantidades de la misma clase se denomina "patrón de gupo".

Patrón internacional.' patrón reconocido mediante un

acuerdo internacional a fin de que sirva internacional-

mente de base para asignar valores a otros patrones de la magnitud de que se trate. Patrón nacional: patrón reconocido mediante decisión nacional a fin de que sirva de base en un país para asignar valores a otros patrones de la misma magnitud.

Patrón primario: patrón designado o reconocido

ampliamente como poseedor de las mayores calidades metrológicas, y cuyo valor es aceptado sin referencia a

otros patrones de la misma magnitud.

Patrón secundario: patrón cuyo valor se asigna por

comparación con un patrón primario de la misma

magnitud. Patrón de referencia.' patrón que tiene generalmente

la más alta calidad metrológica de que se dispone en un

lugar dado o en una organización dada, del que se

derivan mediciones realizadas allí.

Patrón de trabajo: patrón utilizado rutinariamente para calibrar o comprobar medidas materiales, instru-

mentos de medición o materiales de referencia.

NOTAS: L Un patrón de trabajo se calibra normalmente

con un patrón de referencia.

  • 2. Un patrón de rrabajo utilizado rutinariarneDte para tener la seguridad de que las mediciones se realizan correctamente se denominan "patrón de verifi- cación".

Patron de transferencra.' patrón utilizado como inter- mediario para compÍuar patrones.

NOTA: Cuando el intermediario no es un parón debe utiliza¡se el término "dispositivo de transferencia''.

Patrón itinerante: patrón, a veces de una construcción especial, destinado al transporte entre diferentes lugares.

Patrón colectivo: serie de medidas materiales o

instrumentos de medición similares que cumplen, me- diante su uso combinado, la función de un patrón. Ejemplo: La Referencia Radiométrica Mundial.

NOTAS: l. Un patrón colectivo está destinado normalmente a proporcionar un solo valor de una magrriod.

  • 2. El valor proporQonado por un patrón colectivo es una media apropiada de los valores proporcionados por cada uno de los instrumentos.

Trazabilidad: propiedad del resultado de una