Vous êtes sur la page 1sur 2

Boletín Nº 7.

373-07

Proyecto de ley, iniciado en Moción de los Honorables Senadores señora Matthei y


señor Rossi, que despenaliza la interrupción del embarazo por razones médicas.

Considerando que:

1.- Desde hace años nuestra sociedad ha debatido respecto del derecho de una mujer a
decidir la interrupción de su embarazo en determinadas circunstancias, así como
también las consecuencias familiares que conlleva la pérdida de la vida de la madre o
el riesgo vital a que se vea expuesta durante el embarazo.

2.- La existencia de patologías que se agravan, descompensan o aparecen durante el


embarazo poniendo en riesgo la vida de la madre, como la infección ovular y sepsis
materna, el síndrome trombocitopénico, la hipertensión portal, algunas enfermedades
autoinmunes, etc.

3.- El artículo 26 del Código de Ética del Colegio Médico de Chile, cuando señala "el
aborto procede solamente cuando se cumplen las condiciones siguientes: a) se efectúe
como medida terapéutica b) la decisión sea aprobada por dos médicos escogidos por
su competencia; y c) la operación sea efectuada por un médico especialista.

4.- Una gran cantidad de patologías y anomalías genéticas que provocan la


inviabilidad fetal, como por ejemplo algunas trisomías, la anencefalia, la pentalogía
de Catrell, etc.

Proyecto de Ley

Artículo 1°: Agréguense los siguientes incisos finales al Art. 345 del Código Penal:

“No se considerará aborto cuando se produzca la muerte del feto como consecuencia
de una intervención, tratamiento o administración de algún fármaco que sea
indispensable para salvar la vida de la madre, lo que deberá ser certificado por un
grupo de tres médicos.

No será punible la interrupción de un embarazo cuando se haya certificado por un


grupo de tres médicos la inviabilidad fetal.

Un grupo de tres médicos del hospital o del Servicio de Salud correspondiente deberá
otorgar en forma unánime e inequívoca las certificaciones de los dos incisos
anteriores. Los médicos que otorguen la certificación no podrán formar parte del
equipo tratante de la madre.

Copia de las certificaciones, sus fundamentos y antecedentes serán mantenidas en el


respectivo Servicio de Salud por un período de tiempo de 5 años. Será
responsabilidad del Jefe del Servicio de Salud custodiar dichos documentos por el
período de tiempo indicado.

Los médicos que otorgaren certificaciones falsas o que intervengan sin cumplir con
las exigencias anteriores serán sancionados con pena de presidio menor en su grado
máximo”.
Artículo 2°: Modifíquese el Art. 119 del Código Sanitario, agregando luego de la
expresión “aborto”, la frase “sin perjuicio de lo dispuesto en el Art. 345 del Código
Penal”.