Vous êtes sur la page 1sur 343

Créditos

Traducción Inglés-Castellano

Akaridxd
E d i c i ó n

Esteban108
B e t a R e a d e r

Darkhellsing
B eta Reader

DarkMosco
Cleaner/Redrawer

Decimenach

E d i c i ó n e n c a s t e l l a n o por
http://lntdnf .wordpress .com/

2
Capítulo 1

Cuando nos dimos cuenta, ya había empezado

Septiembre es un mes donde la mayoría de los estudiantes de


secundaria japoneses, regresan a sus vidas normales de sus exóticas
vacaciones de verano.

La Preparatoria Yamaboshi está situada en una ciudad designada por


el gobierno1. La escuela se caracteriza por su ambiente de aprendizaje libre
de preocupaciones, mientras que mantiene las buenas calificaciones.

Aquí, los estudiantes básicamente están empezando a sentar cabeza,


y a regresar a sus estudios.

Sin embargo, en la Preparatoria Yamaboshi, hay un festival cultural


que se celebra anualmente a comienzos de septiembre. Por lo tanto, la
escuela siempre es abrazada por una abrumadora atmosfera para el final
del festival cultural.

A mediados de septiembre la atmosfera en la escuela se desvanece


y es reemplazada por una calmada, pero aun así bulliciosa, vida escolar
habitual.

1
Son las ciudades japonesas que tienen una población de más de 500.000
habitantes y han sido designadas como tal por una orden del Gabinete de Japón bajo
el artículo 252, sección 19 de la Ley de Autonomía Local.

5
Yaegashi Taichi es una de esas personas que viven una vida escolar
habitual. De hecho, debería ser así.

Taichi ni siquiera durmió durante sus seis clases, así que después de
terminar sus labores de limpieza en los baños con su grupo se marchó hacia
el edificio de recreación.

Él fue desde su salón de clases, ese sería el salón 1-C en el edificio


Este, pasó a través del edificio Norte y luego entró en el edificio de
recreación.

Se había predicho que el edificio de recreación, de cuatro pisos, va a


colapsar si se siguen retrasando las labores de reparación.

Su destino es el cuarto piso del edificio. Por supuesto, no hay


ascensores en el edificio de recreación así que debe subir por las escaleras
para llegar a la parte superior.

Él es enviado a este indeseado lugar—

“A los estudiantes de secundaria en realidad no les interesan los


bonitos decorados o la buena iluminación, no tener que subir por las
escaleras es de hecho la mejor opción.”

—debido al hecho de que Taichi pertenece a un club que fue creado


este mismo año; y sólo hay cinco miembros que conforman este pequeño
club.

El club se llama “Club de Investigación Cultural” el cual estudia


brevemente la cultura de los distintos lugares alrededor del mundo… en todo
caso.

6
Después de subir las escaleras, Taichi estaba un poco cansado.
Observó las palabras: “Club de Investigación Cultural” impresas en una hoja
de papel de tamaño A4, y se dirigió al interior del salón 401.

El viento soplaba desde las ventanas abiertas, suavemente rozando


las mejillas de Taichi y agitando su cabello. Cuando se llega al cuarto piso,
la ventilación se vuelve bastante buena. Se siente bastante agradable
en esta temporada.

Había un miembro al interior de la habitación. Dos largas mesas


fueron acomodadas en el centro, la vicepresidenta del Club de Investigación
Cultural, Inaba Himeko, estaba sentada en la esquina de una de las mesas,
operando su computadora portátil.

– ¿Oh Inaba, donde están los demás?

– Míralo tú mismo. -, Inaba, sin siquiera mirar el rostro de Taichi,


respondió en una linda y femenina voz baja.

Taichi se sentó en la silla plegable y se posicionó a si mismo hacia


Inaba, fue entonces cuando Inaba finalmente levanto su cabeza para mirar
a Taichi.

Como si brillara en la oscuridad, su medio largo cabello lacio y negro


se veía meticulosamente cuidado. Lustroso, brillante y suave. Su fino cabello
oscuro probablemente haría muy buen juego con un Kimono.

Entrecerrando esos delgados pero largos ojos, sus inusualmente


largas pestañas le daban una misteriosa aura sagrada.

Su madura apariencia, daba la impresión de que era diferente de la


mayoría de estudiantes de último año. Junto con su aura indiferente, era
fácil creer que era una persona difícil de tratar.

7
– ¿Taichi, reuniste todo el material para la próxima edición de “Bunken
News”?

– Sí, sólo necesito organizar cierta información restante y estaremos


bien. Por cierto: “La Historia de la Lucha Libre desde el punto de vista de un
German Suplex2”, en verdad debería ser desde el punto de vista del que
recibe el German Suplex.

– Cállate.

– ¿Eh? ¿Pensé que habías preguntado primero?

– Te pregunté si tenías toda la información organizada y tu respuesta


debería ser solamente Si o No. No te pregunte nada más y no quiero
escuchar sobre ello.

– Eres tan directa como siempre. Creo que deberías hablar con
eufemismos… de hecho, te suplico que hables con eufemismos3.

Después de que Taichi se sentó, sus ojos estaban al nivel de los de


Inaba. Considerando que Taichi es un poco más alto que el estudiante de
último año promedio. ¿Acaso Inaba es realmente alta? No, era solo porque
Inaba se encontraba sentada realmente recta, con su espalda tan derecha,
que los demás no pueden evitar preguntarse si hay algún aparato especial
detrás de su espalda.

2
Un Suplex es un movimiento ofensivo usado en la lucha libre profesional.

3
Un eufemismo es una palabra o expresión políticamente aceptable o menos
ofensiva que sustituye a otra palabra de mal gusto o tabú Ej: Enano – Persona
pequeña.

8
Por cierto, las piernas de Inaba son largas y esbeltas, de hecho, ella
es bastante alta comparada con las demás chicas. “Delgada y Esbelta” son
los adjetivos adecuados para describirla.

La puerta se abrió de un golpe, y una alegre voz resonó al interior de


la habitación:

– ¡Que hay de nuevo! Perdón por llegar tarde.

Brillando de alegría, un rostro sonriente trajo consigo una cálida brisa


y luz al interior de la habitación.

Era sólo esa persona de pie sonriendo, no obstante, trajo la sensación


de que el momento en el que las radiantes flores de primavera empiezan a
florecer, había llegado.

– Mmmm ¿Son solo Taichi e Inaba hoy?

La persona inclinando ligeramente su cabeza mientras murmura, era


la presidenta del Club de Investigación Cultural, Nagase Iori.

Taichi, Inaba y Nagase son compañeros de clase en el salón 1-


C.

– Ah… maldición, hoy incluso vine corriendo— que desperdicio de


energía.

Nagase se quejaba, mientras saltaba hacia el estropeado sofá negro


al interior de la habitación. Luego, levanto su brazo y dejo descansar su
cabeza sobre él, justo como lo harían los hombres mayores que ven
televisión durante los fines de semana.

9
A pesar de que subió corriendo por las escaleras, su respiración se
sentía muy calmada y tranquila.

– Nagase, tus bragas van a estar a plena vista si dejas que tu falda
se suba de esa manera. -, Inaba miró a Iori, tranquilamente señalando el
problema.

– ¿A quién le importa?

Mientras hablaba, Nagase enseñó una prodigiosa cantidad de sus


artísticamente blancas y esbeltas piernas. A pesar de lo que Inaba había
mencionado, a ella parecía no importarle lo que los demás vieran. Ella
incluso golpeo su muslo haciendo sonidos iguales a “Pat, Pat”.

– Estoy aquí ¿Sabes? -, Esta vez Taichi habló.

– ¥120 por vistazo.

– ¡¿Tengo que pagar?! Bueno, eso suena justo…

– Taichi, te das cuenta de que lo que acabas de decir delimita en lo


ilegal, ¿verdad? Deberías dejarlo ahora que puedes. -, Contestó Inaba
rudamente.

Nagase, sonrió igual que un niño que acababa de triunfar en una


travesura y se sentó nuevamente sobre el sofá.

10
Ella tiene unos enormes ojos brillantes de doble parpado4, una nariz
recta y un rostro ligeramente ovalado que no tenía ningún rastro de
maquillaje. A pesar de esto, su blanca y permeable piel era suave.

Cayendo ligeramente sobre sus hombros, su suave y fino cabello que


era tan delicado como la seda, no parecía tener algún producto sobre él, y
solo estaba atado sin gracia alguna atrás de su cabeza.

Aunque Nagase no parecía llevar ningún tipo de maquillaje, esto


resaltaba su belleza natural. Esto hacía creer a los demás que quedarse de
la forma en que estaba la hacía lucir aún más hermosa.

– Oh por cierto. Nagase, ¿qué vamos a hacer para nuestra próxima


edición? -, preguntó Taichi.

– Mmmm… De hecho, justamente estaba pensando en que es lo que


le hace falta a Bunken News.

– ¿Entonces…?

– Mi conclusión es, debido a que Inaba es la responsable de los


escándalos, puedo estar segura que esta sugerencia será tomada en
cuenta. Lo que nos hace falta es más violencia y contenido sexual.

- ¡¿Quién buscaría ese tipo de cosas en un periódico?! De hecho, nos


estamos desviando de lo que es un periódico al tener solo artículos
negativos.

4
Tipos de parpados más comunes en los occidentales que en los asiáticos.
http://img.alibaba.com/img/pb/875/758/332/332758875_718.jpg

11
En la última edición de Bunken News, Inaba expuso a dos profesores
teniendo una relación entre colegas (Fuente Desconocida).

Como consecuencia, en el Festival Cultural de este año, el club que


las personas debían ignorar, tuvo la oportunidad de colarse en diversas
actividades, y se convirtió en la comidilla del pueblo.

Poco después, en medio de la vibrante atmosfera del Festival


Cultural, una noche, los dos maestros se comprometieron.

Resumiendo, el ambiente de ese entonces era bastante enérgico.


Incluyendo otros profesores, todo el mundo estaba lanzando una atmosfera
llena de felicitaciones sobre los dos maestros.

Aunque se decía que sería final maravilloso, había mucha presión al


tener que llevar una relación enfrente de todos.

Sería imposible imaginar cuan embarazoso sería si tuvieran que


romper. Este es un aspecto muy preocupante dentro de la preparatoria
Yamaboshi.

– Bueno, ese artículo fue exclusivo para el Festival Cultural, así que
no planeo escribir ese tipo de artículos en este momento. Además, detesto
exponer la información que consigo. Esa vez fue solo un impulso repentino.

El pasatiempo de Inaba Himeko es recolectar y analizar información


(Aunque detesta hacerla pública)

¿Dónde pensaba usar toda esa información? Esa pregunta hace


crecer mi curiosidad.

– ¡Muy bien, vamos a usar esa impulsividad y a desafiarnos a


nosotros mismos escribiendo un artículo erótico! -, Dijo Nagase, con sus
pulgares arriba.
12
– No trates de presionar a una chica pura de primer año para que
escriba artículos sexuales. -, Contesto Inaba,

Aunque, su rostro no mostraba ninguna timidez parecida a la de una


chica pura de primer año.

– ¡Tranquilos, esta vez yo me encargo! Así que, si Inaba me dejara


tomarle unas cuantas fotos de alta tensión erótica entonces…

– ¡No hay manera de que estuviera de acuerdo con eso! ¡¿Porque


tengo que darte material que los chicos usarían para lidiar con sus deseos
sexuales?!

– La idea que tiene Inaba sobre “Cuales son los límites en el contenido
sexual que se pueden aprobar en un periódico escolar” me causa
curiosidad…

Independientemente de si Inaba podía oírlo o no, Taichi continúo


murmurando para sí mismo.

En base a su tono, parece que su imaginación es bastante sexual, lo


suficiente como para contradecir su afirmación de que es una chica pura de
primer año.

- Sí, Nagase, te vez como una chica mucho más linda que yo, sería
mejor que tomaras fotos de ti misma. -, Concluyó Inaba, después de haberlo
pensado seriamente por un momento.

– De ninguna manera. Ya que soy el tipo de “Idol” que no puede


desnudarse. Aunque mi lindura me da una ventaja, si quieres algo realmente
erótico, Inaba sería la mejor opción.

– Ellas dos… en verdad están considerando desnudarse.

13
Debido a que Nagase parecía no animarse a sí misma, parece que
ella no se interesa mucho en su apariencia; sin embargo, ella por casualidad
está analizando su propia ventaja.

Parece ser que el no llevar maquillaje es tan solo una táctica para
parecer más del tipo “chica inteligente.”

Esa es la respuesta correcta, sin embargo, podría ser que ella ni


siquiera ha pensado en ello.

– Entiendo… pero antes de eso. ¿Por qué necesitamos tener atractivo


erótico? Creo que los chicos de secundaria no tienen ese tipo de deseos.
Siendo realistas, las del tipo “Fresco” serían más populares. -, Dijo Inaba.

– No, teniendo en cuenta a los estudiantes de secundaria de hoy en


día, las personas con interés en lo maduro y erótico son sorprendentemente
populares… de acuerdo a mis instintos.

– Instintos, ¿eh? -, Contestó Taichi a Nagase con una fría respuesta


en voz baja.

Fue entonces cuando las dos chicas se giraron para ver a Taichi.

– ¿Hablando de chicos, no tenemos uno justo aquí? ¿Taichi, que tipo


de chicas prefieres? -, Preguntó Inaba.

– Sí, si fueras a escoger, ¿a quién quisieras ver desnudándose? ¿A


Inaba o a mí?

La pregunta de Nagase estaba completamente fuera de contexto.

– En definitiva, ¿tiene que haber una respuesta?

14
Con esto en mente, Taichi cerró sus ojos y medito por unos segundos,
entonces respondió.

– En nombre de todos los estudiantes de secundaria, yo diría “Ambas


si es posible…”

Justo al decir esas palabras, Nagase interrumpió.

– 3:55pm. Yaegashi Taichi pidió a dos miembros femeninos del Club


de Investigación Cultural que se desnudaran… Inaba, ¿lo anotaste todo?

– Por supuesto, lo pondremos en la editorial de la próxima edición. -,


Inaba sonrió traviesamente mientras escribía.

– Mmmm… en verdad dije eso, así que no puedo refutarlo.

No importa que tan duro lo intentara, Taichi no puede ser más listo
que ellas solamente con palabras. Él tristemente bajó su cabeza,
reconociendo la diferencia de poderes al interior del club.

Después de eso, Nagase empezó a leer manga, mientras que Inaba


seguía usando la computadora y Taichi se preparaba para las lecciones del
día siguiente.

Los tres continuaron de manera relajada durante los siguientes 30


minutos. Hoy es el día que los cinco miembros del club han acordado
reunirse para tener una discusión, sin embargo, dos de estos miembros aún
no habían llegado.

– Hablando de eso, Aoki parecía un poco extraño durante la clase de


Ed Física de hoy…

De repente Taichi detuvo su lápiz, solamente murmurando para sí


mismo, sin esperar ninguna respuesta.
15
A pesar de que Aoki está en una clase diferente a la de Taichi, él
estaría junto a Taichi en Ed. Física, debido a que esas lecciones se llevan a
cabo entre dos clases juntas.

Inaba comentó con una mirada pensativa—

– —Yui tampoco estaba actuando como ella misma en la clase de


gimnasia de hoy.

– ¿Ya veo…Tal vez ocurrió algo? ¿Crees que Aoki finalmente empezó
a salir con ella?

– Imposible. Analizando la situación, incluso si Aoki pasara toda su


vida intentándolo, ellos jamás tendrían una relación. Si Aoki prestara
atención a los detalles que pasa por alto, sólo entonces tendría una
oportunidad.

Justo cuando Taichi y Nagase habían empezado a hablar acerca de


los dos ausentes. La puerta rechinó suavemente mientras que era abierta.

Los dos miembros faltantes del club, Aoki Yoshifumi y Kiriyama Yui,
entraron tambaleándose al interior de la habitación.

El cabello de Aoki es un poco largo y rizado. Él siempre tiene una


adorable (Si es negativa, alegre) sonrisa. Da la impresión de ser alguien
perezoso, pero fácil de tratar (Igual que antes, si es negativo, frio). También
es alto y delgado, teniendo la figura de un adolecente interesado en la
literatura.

El cabello de Kiriyama, dependiendo del brillo sobre él, usualmente


tendría un lindo y radiante tono castaño.

16
Su cabello también es suave y lustroso, sus erguidas pestañas están
ligeramente inclinadas hacia arriba y la expresión en sus ojos es realmente
severa.

Aunque tiene una figura pequeña, no es la de una niña, y es más que


obvio que ha estado ejercitándose, ya que tiene un firme pero a la vez
flexible cuerpo. En general, es un personaje muy animado.

Las apariencias de los dos encajan perfectamente, ya que ambos


normalmente son muy alegres. Sin embargo, por ninguna razón aparente,
no parecían tener mucha vitalidad el día de hoy. Lucían completamente
débiles.

Taichi, Nagase e Inaba se sentaron a un lado de la mesa mientras


que Aoki y Kiriyama se sentaron en el lado opuesto.

– Así que… umm… ¿Qué les pasó a los dos?

Nagase comenzó las averiguaciones en medio de esta increíblemente


pesada atmosfera.

– Eh… tengo la intención de decirlo, de acuerdo, pero ¿Cómo lo


hago…?

Aoki rasco su cabello, mientras que titubeantemente comenzó a


hablar. A pesar de que normalmente lleva su uniforme deliberadamente
desordenado, el día de hoy lucia particularmente desaliñado.

A su lado, Kiriyama bajó su cabeza y miró a la esquina de la mesa,


mientras que sin sentido alguno jugaba nerviosamente con su cabello.

– ¿Qué pasa con ustedes dos? Si hay algún problema, deberían


decírnoslo. ¡Podríamos ayudarlos, hasta cierto punto! -, Taichi les insistió
que hablaran.
17
– Oh, eso en un alivio… ¡Hmm! ¡Ok! ¡Entonces vamos a empezar!
Aunque los dos decidimos decirles ahora, es bastante difícil intentar
explicarlo. Es algo muy difícil de explicar—

– —Así que, realmente necesitaremos mucha confianza para decirles


esto—

– ¡Dinos! -, Con voz fuerte interrumpió Inaba.

Aoki estaba un poco asustado. El asentía con la cabeza y respondía


“¡Sí, sí!”

No importa cuál sea la condición del oponente, Inaba jamás muestra


misericordia.

Aoki inhaló profundamente y busco la confirmación en el rostro de


Kiriyama. A pesar de que Kiriyama parecía estar bastante en contra del
asunto, ella, aun así, asintió con su cabeza para mostrar su consentimiento.

Después de confirmarlo, Aoki reanudó su discurso…

– —En realidad, anoche nosotros dos…

Todos contuvieron el aliento. El cuarto entero estaba en silencio. Aoki


los mantuvo en suspenso, y permitió que el silencio se esparciera al interior
de la habitación. Después…

– ¡Nuestras almas se intercambiaron! -, Gritó Aoki.

– ¿Qué? -, Dijo Inaba.

– ¿Eh? -, Dijo Taichi.

– Hahahahaha… ¿ah? -, dijo Nagase.


18
Hubo tres respuestas simultáneas. En resumen, todos mostraron
sorpresa.

– Como dije, Yui y yo intercambiamos almas, como en un manga…


¡Ouch!

– Ohoh, impacto directo a la cabeza usando su mano como espada.


-, Taichi estaba muy impresionado con la precisión y definición del golpe de
Inaba.

– ¡¿Inaba, por qué hiciste eso?!

– Es triste ver cómo estás tan metido es esto, pero esta broma es
totalmente aburrida.

– ¡No es así! ¡No estoy bromeando, estoy hablando muy en serio!

– En comparación a dejar un silencio muerto después de una broma


cuando todos tenían altas expectativas, ser agredido por Inaba es mucho
más dramático. -, dijo Taichi en voz baja.

19
– Además, si sus almas en verdad se hubieran intercambiado, ¿justo
ahora, Aoki en realidad debería ser Yui? Sin embargo, la forma en la que
hablas, tus palabras siempre suenan tan tontas. Además, tu estupidez
tampoco ha cambiado mucho.

– Es por eso que describí el “intercambio” en tiempo pasado. ¡Ahora


hemos vuelto a la normalidad! Además, ¡Iori, no seas tan directa! La escuela
no te enseño que la violencia verbal sin restricciones es la más peligrosa.

Después de esto, Aoki, con una indescriptiblemente exagerada pose,


trató de persuadir a los demás de que “Kiriyama y él habían intercambiado
almas”.

A pesar de que ese intrépido espíritu en verdad se dispersó, lo que él


decía era demasiado absurdo. Taichi y los demás sólo se sentían
desconcertados.

– ¡Bien, entiendo lo que dices…Cielos! ¿Así que, Yui que tienes para
decir? Aoki dice que su alma estaba contigo. -, Preguntó Inaba a Kiriyama,
quien aún no hablaba, pero tenía una cara de preocupación.

Yui sostuvo su cabeza y miró hacia abajo, ella giraba la cabeza como
si no pudiera aceptar la verdad.

Cuando su usualmente brillante y arreglado cabello castaño se había


convertido en un desastre, decidió abrir sus largos y cerrados labios.

–…Por supuesto que no es verdad. ¿Cómo podría pasar algo como


eso en la vida real? ¿No es muy extraño? Que Aoki sea yo, y yo sea Aoki…
¡Sí, de ninguna manera!

21
Mientras que hablaba, su voz se amplifico como un crescendo 5, y fue
entonces cuando se puso de pie súbitamente y declaró:

– ¡Eso sólo fue una pesadilla!

Kiriyama se colocó en una posición de pelea que casi se podía


acompañar con un sonido de *Pong* ♪

– ¡No creo en cosas sobrenaturales que no pueden ser explicadas por


la ciencia! Sí, eso es lo que he decidido. Así que, Aoki, deja de arrastrarme
dentro de tus locas fantasías. ¿Intercambio de alma? Las cosas
sobrenaturales están tan fuera de moda.

– ¡Yo, yo estoy siendo traicionado! ¿No confirmamos esto juntos hace


un momento?

– ¡Solo estaba confundida! ¡En ese momento mi nivel de juicio era


cero!

– Aunque en realidad no entiendo, creo que esa fue una manera


genial de volverse en contra. -, Taichi habló aunque pensaba que era
innecesario.

– ¿Estás diciendo que sólo fue un sueño?

– ¡Correcto! ¡Solo fue un poco más realista de lo usual! ¡Vamos, Aoki,


ya deberías reaccionar!

5
Crescendo es un término que se utilizan en notación musical para indicar que se debe
aumentar gradualmente la intensidad del sonido, es decir, un matiz dinámico de transición.
La indicación opuesta es decrescendo.

22
El rostro de Yui se volvió un poco extraño, como entrando en modo
furia.

–…Entonces lo que quieres decir es que, ¿tuvimos el mismo sueño,


y sentimos el “intercambio de alma” al mismo tiempo e incluso aunque no
hemos estado en la habitación del otro, pudimos ver las habitaciones
perfectamente, y cuando cambié con Yui, las cosas que moví en su cuarto,
coincidencialmente también se movieron en el mundo real?

– ¡Eso es lo que pasa cuando coincidencia tras coincidencia son


apiladas juntas! ¡Sí, en otras palabras, es un milagro!

– ¿Así que estás diciendo que fue un milagro lo que causo que
nuestras almas se intercambiaran—?

– ¿Por qué tuvimos que ser Aoki y yo? -, Yui rugió como si fuera a
morir.

– ¿Sí, ya veo es así? ¿Deberíamos llamarlo destino? Por eso digo,


deberíamos dejarnos llevar por la voluntad del mundo. Ah—

– ¿Cómo saltaste a esas conclusiones? -, Taichi dio una brusca


respuesta, aunque los implicados no lo oyeron.

– ¡Eeeerrrgghh! ¡Es porqué dices esas cosas que te odio tanto! -,


Kiriyama tembló violentamente mientras regresaba a la esquina de la
habitación.

– Entonces, ¿Qué paso con ustedes dos? Si son extrañas fantasías


o ilusiones, aún puedo escuchar su historia. -, Inaba murmuró esas palabras
que sonaron completamente extrañas.

23
– ¡Inaba, no hay necesidad de eso! ¡Eso es porque el alma de Aoki y
la mía nunca se intercambiaron! Si intercambiara con Iori, entonces estaría
bien. Pero si es Aoki ¡Jamás voy a admitirlo! ¡Lo rechazo firmemente!
¡Denegado! ¡No! ¡No hay posibilidad de que pasara! ¡Ese pervertido quiere
obligarme a cumplir sus desagradables fantasías! -, Kiriyama lloraba,
mientras saltaba a los brazos de Nagase.

Nagase, como si acariciara un perro furioso, acaricio la espalda de


Kiriyama, y dijo, “Ya, ya, no llores.”

– ¿Eh? ¿La razón por la que no lo admite es porque quiere señalarme


como blanco…?

Aoki dejó caer sus hombros como si estuviera profundamente


conmocionado. Taichi le dijo que no se lo tomara tan enserio.

A pesar de que no es algo que en verdad fuera a ocurrir, el deprimente


estado en el que se encontraba Aoki era claro para Taichi.

De todas formas, Aoki y Kiriyama continuaron con su riña de “nuestras


almas fueron intercambiadas” y “no fueron intercambiadas”.

Justo cuando Taichi y Nagase intentaron tomar esta oportunidad para


iniciar una conversación casual “¿Comerían algo en mal estado?”, Inaba
finalmente habló de forma violenta.

– Como sea, todos vayan a tomar un poco de aire. ¡Terminamos por


hoy!

Gracias al llamado de la vicepresidenta, se decidió que la reunión del


club se posponía hasta el día siguiente.

24
Capítulo 2

“Eso” que empieza con “Pe”

Para llevar a cabo la reunión atrasada, los miembros del Club de


investigación cultural, corrieron al salón del club. Por supuesto, Taichi es
uno de esos miembros.

Los cinco miembros del club se sentaron alrededor de la mesa


rectangular. A pesar de que aún se podía sentir un ambiente incomodo
gracias a Aoki Yoshifumi y Kiriyama Yui, por lo menos se encontraban
obedientes y guardando silencio.

Taichi aún no había tocado el tema del día anterior, porque sentía que
se había convertido en un tema bastante sensible. La atmosfera era algo
rígida al interior del salón 401 del edificio de recreación.

La vicepresidenta, Inaba Himeko, no prestó atención a la terrible


atmosfera y decidió empezar con la reunión.

– ¡Cielos! ¡Empecemos nuestra reunión! Primero—

– ¡Ah! Dejé algo en el salón de clases.

La presidenta, Nagase Iori, de repente interrumpió el procedimiento.

– ¡Hmm! ¡Justo cuando en verdad quería tener seriamente una


reunión, lanzas agua fría sobre mí! -, Inaba estaba exasperándose.

– Inaba-chan, cálmate, contrólate un poco~~


25
– ¿Sabes que eres la causante, no es así?

– Entonces, Inaba-chan, ¿puedo ir por eso?

Una inocente e infantil sonrisa fue dibujada sobre Inaba.

Su cabello que estaba atado atrás de su cabeza lucia como si


estuviera brincando y saltando… por supuesto, esto posiblemente pudo no
haber pasado.

– Deja ese tipo de cosas para después… No, olvídalo, ve a traerlo…


rápido.

– ¡Si Señor!

– No soy un señor… Ella no está escuchando, verdad.

Sin esperar a que Inaba terminara, Nagase ya había salido corriendo


a toda prisa del salón del club.

– Haha, incluso Inaba no puede controlar a Nagase. -, Después de


llegar al club, una aliviada Kiriyama hablo por primera vez.

– Aunque, el punto no es que no pueda controlarla… aun así, ella


puede ser algo difícil de tratar. -, Inaba suspiró.

La atmosfera parecía haberse calmado un poco.

Con eso, Aoki regreso a la normalidad y empezó a bromear sin


sentido. Kiriyama y Taichi respondieron a esto contestando fuertemente.

El salón del club estaba regresando a su temperatura normal.

26
–…Siento que esa chica hizo eso, porque sintió esta atmosfera, es
por eso que creo que es difícil de tratar.

En el momento en que las delicadas palabras de Inaba fueron


transferidas a los oídos de Taichi…

– —Todo se volvió completamente negro.

Cuando recobró el sentido, su mundo se había vuelto horizontal.

– No, debe ser porque me encuentro recostado.

—Taichi inmediatamente pensó en una respuesta adecuada.

Él no estaba sentado en la silla en la que se encontraba hacia solo


unos segundos. Además, su cara estaba firmemente contra una mesa.

Se levantó y miro a su alrededor.

Un salón de clases.

No era el salón del club.

No hay nadie aquí. Gritos de la práctica de algún club venían desde


el patio de la escuela. También había sonidos de bateos.

Taichi se sintió un poco mareado. Él se aferró a la mesa para


estabilizar su cuerpo. Su visión no estaba muy coordinada… ¿Es por el
mareo? No, parecía ser que había una razón mucho más grande detrás de
todo esto.

– —Justo ahora debo estar en el cuarto piso del edificio de recreación.


Estoy seguro porque hasta hace poco estaba hablando con Inaba y los
demás. Sin embargo, en este momento estoy en un salón de clases.
27
¿Ha pasado algo?

Para comprender la situación, Taichi nuevamente miró alrededor del


salón de clases.

La forma en que estaban acomodadas las mesas, los carteles en el


tablero, los nombres escritos es la esquina de la pizarra, y la pequeña
biblioteca en la esquina del salón de clases— todo era familiar para Taichi.

En pocas palabras, este es el salón de Taichi, la clase 1-C.

Si el tuviera que venir desde el salón del club, no importa lo mucho


que lo intentara, hubiera necesitado por lo menos un par de minutos.

Taichi tembló ligeramente, sintió que algo malo estaba a punto de


pasar.

– ¿—Me teletransporté instantáneamente al salón de clases desde el


salón del club? ¿O acaso caminé desde el salón del club por mi propia
cuenta, pero por alguna razón, mi memoria se desvaneció? ¿O tal vez el
tiempo que pase en el salón del club fue solo un sueño y todo este tiempo
estuve tomando una siesta en el salón de clases? ¿O será… otra cosa?

– ¿Así que en realidad, que está pasando…Eh?

Eso fue demasiado impulsivo.

Taichi estaba tan sorprendido que su cuerpo entero tembló cuando


puso su mano junto a su boca.

–…Esto tiene que ser una broma.

Mientras hablaba en voz baja, movió su mano hacia su cuello.

28
Ni siquiera podía sentir la prominente manzana de Adán en su cuello.
Su cuello era tan suave como el de una chica.

– —Debí haber escuchado mal.

Taichi, trato de negarla desde su corazón, la voz que salió desde su


boca.

Aunque lo intentó, no lo logró. Su lado racional le decía que no había


escuchado mal.

– ¿Por qué mi voz se volvió tan suave como la de una chica?

¿Esto es un sueño?

No, no puede ser… esta sensación y textura no debe ser la de un


sueño, sino en cambio, de la realidad.

– ¡Ya, cálmate!

Taichi repetía estas palabras en el interior de su corazón.

Él intentó evitar que sus fantasías se desviaran en direcciones


extrañas. Sin embargo, por más que lo intentara, sus fantasías fueron
imposibles de parar o controlar.

Las palabras que dijo Aoki el día anterior, pasaron a través de su


mente.

En cualquier caso, no confirmarlo podría no llevarlo a ninguna parte.


Así que Taichi, inhaló profundamente y después de exhalar, lentamente miro
hacia sus pies.

29
Desde sus caderas hasta sus rodillas, había una prenda, de forma
cilíndrica.

Mirándola detenidamente, esta parecía una prenda que las mujeres


usarían… en otras palabras, sus rodillas fueron cubiertas por una falda.

Luego, al final de la falda, Taichi podía ver una pizca de unos blancos
y esbeltos muslos.

Mirando aún más abajo, se reveló un par de suaves piernas cubiertas


por medias blancas hasta las rodillas.

– ¡Ahh—!

Taichi lloró. Pero esa no era la voz de Taichi… No, ¿deberíamos decir
que esa ahora era la voz de Taichi?

Taichi bajó su cabeza y para confirmar usó sus manos para tirar de la
“cosa” que cubría la parte superior de su cuerpo.

Indudablemente, ese era el uniforme escolar de la preparatoria


Yamaboshi. Lo único era que… se trataba de un uniforme femenino.

Taichi estaba muy confundido.

Él no podía asimilar su grave situación actual.

No, pensándolo mejor, “No será eso”, ese tipo de conclusión trajo
consigo una abrumadora existencia que flotaba en su mente. Aun así, una
larga conciencia desarrollada en base a las costumbres humanas
continuaba creciendo en su mente y trababa de cubrir su repentina
conclusión.

30
Era la realidad, sin embargo, brutalmente forzada ante los ojos de
Taichi.

Si él es un hombre, si es Taichi, entonces eso no debería existir… ese


objeto, que había aparecido frente a los ojos de Taichi desde un comienzo.

El pecho de Taichi había crecido.

A tal grado era imposible que fuera una inflamación. No importa que
tan grande sea la fuerza a la que someta su pecho, este tipo de crecimiento
obviamente no es igual al que darían los pectorales de un chico.

Indudablemente, esto originalmente pertenecía a una mujer, esto es,


“Eso” que empieza con “Pe”.

Si esto es verdad, él debe reconocer que “Esto es lo que paso”

Taichi nerviosamente tragó saliva en un esfuerzo por tranquilizarse.

Entonces finalmente decidió poner sus manos sobre su pecho, y usó


su mano derecha para agarrar la montaña derecha y su mano izquierda para
agarrar la montaña izquierda. Entonces empezó a acariciarlas.

Frotar, frotar, frotar, frotar…

A pesar de que era tan flexible que incluso parecía como si fuera a
derretirse, al mismo tiempo era firme y elástico.

Era como si pudiera deslizarse entre sus dedos pero al mismo tiempo
no. Esta era una indescriptible y asombrosa sensación.

De hecho, esta es una experiencia desconocida. Aunque Taichi no ha


tocado un par autentico en sus dieciséis años de vida, el creía que sería así
con todo el corazón
31
—Estas deben ser auténticas, “Eso” que empieza con “Pe”.

Y cada vez que frotaba “Eso” que empieza con “Pe”, podía sentir esa
sensación.

En otras palabras, esto no era una simple decoración colgando en su


cuerpo— Justo cuando Taichi empezó a pensar así…

Un *Click* vino de la puerta del salón de clases y fue abierta. La


persona entrando al salón de clases encontró sus ojos con los de Taichi.

La condición de ahora había hecho sentir mareado a Taichi, hasta el


punto en que él no podía responder a este inesperado desarrollo en los
acontecimientos.

Manteniéndose rígidamente en la misma postura que al caminar,


había una persona que mantenía su sedoso cabello tras ella y que llevaba
un par de lentes de marca— Fujishima Maiko, presidenta de la clase 1-C.

Mirándose entre sí, en silencio por unos segundos, Fujishima


lentamente empezó a hablar.

– Yo… esto… vi que la ventana del salón estaba abierta, así que volví
para cerrarla. Porque los del pronóstico del tiempo dijeron que esta noche
podría llover… así que… 【Nagase-san】, ¿que… haces aquí?

—Fujishima llamó a Taichi 【Nagase】

El debería ser Yaegashi Taichi y no “Nagase” ¿Pero, ahora él es


Nagase Iori?

– Si tuviera que decirte lo que vi, parecías estar acariciando tus


propios pechos…

32
Habiendo escuchado esto de Fujishima, Taichi se dio cuenta de que
el aún estaba apretando sus pechos con sus manos.

El rápidamente desapretó sus manos. Aunque sintió que su cerebro


no podría funcionar gracias a la falta de información, aun así entendió lo
mala que era la situación en la que estaba.

–…

–…

Fujishima observó a Taichi y agrandando sus pupilas tras sus lentes


para tener una mejor vista de Taichi.

Taichi no podía escapar. Él solo podía mantenerse rígido.

Un profundo silencio se esparció por toda la habitación. Pero,


Fujishima lo ataco con una impredecible pregunta.

– ¿Quieres que te ayude a frotarlas?

– ¿…Eh?

Qué clase de acontecimiento es este.

– Lo que digo es, mejor que hacerlo tú misma, ¿no sería mejor que
alguien las frotara por ti? En muchas maneras.

– No, no hay necesidad.

A pesar de que la parte de “muchas maneras” era bastante


interesante, Taichi aun así rechazó la oferta.

33
– No tienes que contenerte. Tengo un poco de confianza cuando se
trata de estas cosas. -, Fujishima dio un paso adelante.

– ¿Fuji…Fujishima?

Fujishima parecía haber sido encendida por algún interruptor


milagroso.

La presidenta de la clase, que normalmente era una estudiante


modelo, por primera vez tenía una erótica expresión en su rostro, lo que hizo
que Taichi no estuviera seguro de qué hacer.

Fujishima gradualmente se fue acercando a Taichi.

¿Quizás esto es una crisis de virginidad? Sin embargo, bajo estas


circunstancias, ¿Quién es el dueño de la virginidad…? No, no vale la pena
pensar en cosas como esas justo ahora. Taichi empezó a entrar en pánico.

– ¡Primero cálmate, Fujishima! ¡Si nos calmamos y hablamos,


podríamos entendernos correctamente!

– De acuerdo, entonces vamos a hablar… ¡Usando nuestros cuerpos!

– ¿Cu…Cuerpos? ¡Esp…Espera!

En realidad, ¿Qué fue lo que pasó para terminar en esta situación?

Taichi no podía asimilar la fuerza que causo esto.

Ahora, otra persona corrió al salón de clases con un impulso


sorprendente.

– ¡Tai—chi!

34
Respirando y gritando fuertemente estaba— 【
Yaegashi Taichi 】 … No espera, debería “ser alguien en el cuerpo de
Yaegashi Taichi”, ¿verdad?

Taichi usó su aún confundida mente para descartar cualquier


posibilidad.

Fujishima llamó 【Nagase】 a Taichi… Entonces, si no ignoramos los


fenómenos paranormales, pensando todo de forma directa, la persona
entrando al salón de clases en 【 el cuerpo de Taichi 】 ¿Debería ser
Nagase?

- Yae… 【Yaegashi-kun】

Entrando de repente, 【Taichi】encontró a Fujishima en aprietos.

– ¡Fujishima-san! Si tienes que hablar con Taichi… No, ese soy yo,
no… con 【Nagase Iori】, entonces, ¡Lo lamento! ¡Por una situación de
emergencia, tengo que llevármela! De acuerdo. ¡Ahora ven conmigo!

La persona moviéndose como 【Taichi】, que parecía más como 【


Nagase】, vino junto a Taichi y tiró de su mano, planeando llevarlo fuera.

En ese momento, Fujishima tomó la otra mano de Taichi.

– ¿Cu…Cual es el problema? ¿【Yaegashi Taichi】, no ves que


estamos en algo importante?

– Sí, ¡Casi sucede algo grave! ¡Fujishima, déjame ir! ¡Tengo que ir!

Dijo Taichi 【Nagase】

36
– Mira, eso es lo que incluso Taichi… No, lo que incluso 【Nagase】
está diciendo.

T a i c h i
Dijo Nagase.

– ¿Por qué el tono de sus voces suena tan extraño? ¿De todas
formas, si quieres llevarte a Nagase-san, dame una buena razón?

Fujishima aún mostraba señales de rechazo.

T a i c h i
– ¡Entonces, prueba un poco de esto! -, Nagase saltó llorando sobre
Fujishima.

– Cuchi, cuchi, cuchi…

– ¿Eh? ¿Ah? ¡Detente…! Mi abdomen no puede resistirlo…


Hahahaha. Y 【Yaegashi Taichi】, lo que estás haciendo ahora es aco…
acoso sexual… Ahahaha, detente, para, por favor…

El salón de clases 1-C se hundió en agudos gritos del infierno.

□■□■□

– ¿Díganme, a qué tipo de broma están tratando de arrastrarme esta


vez?

Inaba observó a Taichi y a los demás con una fría mirada.

37
【 Taichi 】y 【 Nagase 】 , habiendo regresado al salón del club,
inmediatamente confirmaron su estado actual. Aunque gritaron al ver sus
caras en el espejo, y fueron encontrados hechos un desastre, ahora los dos
ya se habían calmado.

De acuerdo con Nagase, ella estaba en el salón de clases cuando de


repente su visión se volvió completamente negra. Luego, cuando se puso
de pie, estaba en el salón del club mirando a Inaba y los demás.

Por cierto, de acuerdo con los que vieron toda la situación (Inaba y
los demás), el 【Cuerpo de Taichi】 que originalmente estaba sentado, de
repente cayó vibrantemente hacia adelante como si perdiera la conciencia,
entonces, a los pocos segundos nuevamente levantó su cuerpo.

Fue entonces cuando Nagase temporalmente entro en un frenesí, sin


embargo, ella recordó las palabras de Aoki el día anterior y pensó “No sería
una situación similar”. Con eso en mente, voló al salón de clases donde
estaba 【Nagase】…esto debe ser lo que pasó hasta ahora.

- ¡Ah…en lugar de almas, parece más como si mi personalidad y la


de Taichi hubieran sido intercambiadas!

T a i c h i
Ahaha... Nagase habló en un increíblemente dulce tono y rio
alegremente.

– ¿Ta-Taichi teniendo una sonrisa tan refrescante no es un poco


extraño? Sus risas son bastante retorcidas. -, Kiriyama, sorprendida,
parpadeó mientras hablaba en voz baja.

– Sí, mejor dicho, no luce nada mal. ¡Si sonriera así todo el tiempo,
podría ser amado por muchas chicas! -, Aoki también intervino con ellos

– ¿Mi sonrisa es tan mala…? Creo que sonrío normalmente…

38
– ¡…Esas cosas no importan! ¡No cambies el tema!

Un *Pong*♪ podía escucharse mientras Inaba golpeaba la mesa con


su puño.

– —Ouch…

– Ese golpe justo ahora, ¿en verdad debió doler?

– Taichi, podrías por favor… -, Inaba planeaba darle un golpe mortal


a Taichi 【Nagase】

– Dejar de hablar…

Pero justo antes de golpearlo, ella giró sobre su cuerpo y dejo que su
6
nukite se desviara de la dirección para golpear a Taichi.

Posando igual que una bailarina de ballet, sostuvo su mano en el aire


y permaneció aún de pie. Su rostro continúo retorciéndose, sin saber si era
debido a la vergüenza o a la rabia.

T a i c h i
– ¡Inaba se ve bastante feliz! -, Nagase ferozmente atacó con un
golpe mortal.

– Creo que esto fue lo que pasó— Inaba fue atacada por las
habilidosas e indeseadas respuestas mordaces de Taichi y como siempre,
quiso contraatacar a Taichi con ataques físicos, pero se encontró con que

6
Nukite: Es una técnica utilizada en artes marciales como el karate, que consisten en
golpear al oponente con los dedos. Un nukite puede utilizar de 1 a 4 dedos, cuando se dirige
a la garganta, se llama una puñalada del infierno.

39
su apariencia es la de Nagase… entonces se detuvo a sí misma en mitad
del ataque.

– Inaba fue incluso criticada por un chico como Aoki, que triste… -,
Aoki y Kiriyama se pasaron el bastón de mando y tristemente describieron a
Inaba.

Inaba retorció su rostro, pero aun así manteniendo una buena


postura, como si autónomamente respirara profundo.

– ¡Esta es la primera vez que veo una Inaba tan interesante!

Taichi 【Nagase】 sacaba las palabras desde su corazón. Inaba miró a


Taichi ferozmente.

–…Espera y veras, Tai…

Justo cuando hablaba, Inaba giro sus ojos y se quedó en silencio.

T a i c h i
Nagase como esperando por este momento, sonrió malévolamente.

– Inaba, la llamaste Taichi cuando cambiaste a 【 Nagase 】 ,


¿Verdad?

Nagase Iori— es quizás la única persona que puede repeler a Inaba


dentro del club.

– Hmm—

Inaba mostró una amarga expresión.

– Eso es porque… ustedes dos tienen unas extrañas habilidades de


actuación…
40
– ¿Crees que Taichi puede actuar como yo— Nagase Iori tan bien?

Nagase, teniendo la 【 apariencia】 de Taichi, irrumpió cerca de


Inaba. Su voz y apariencia eran las de 【 Taichi 】 , sin embargo, sus
acciones y forma de hablar eran características de Nagase.

– Inaba, probablemente no puedes creer esto… incluso yo aún no lo


creo, ¡Pero debes confiar! Yo soy Taichi, y este 【Taichi 】de aquí es
Nagase.

A pesar de sentirse incómodo y descoordinado con su agudo tono,


Taichi 【Nagase】 aún se defendía.

Después de morderse las uñas, Inaba preguntó a los demás.

– ¿Aoki y Yui como ven esto? Ayer ustedes dos… No, era solo Aoki,
¿Alegó que ocurrió algo como un intercambio de almas?

– Sí, Taichi y Nagase deben haber intercambiado sus almas. ¡Hablo


por experiencia propia! ¿Yui está de acuerdo conmigo?

– Hmm… parece que… sólo puedo admitir que en realidad pasó…

– ¿Creí que habías negado eso tan firmemente ayer? -, Refutó Inaba.

– ¡Porque esa es una experiencia horrible!

Kiriyama plantó sus manos en la mesa con un *Pong* mientras se


levantaba, lo que causo que su cabello castaño se agitara vibrantemente.

– Oh. Eso significa que Yui admite que intercambio su alma conmigo
ayer en la noche, ¿Verdad?

41
Siendo interrogada con una juguetona sonrisa, Kiriyama expresó su
extremo disgusto, pero aun así suavemente contestó “Si…” y asintió
mostrando su aceptación.

– Eso es porque… si fuera a decir que fue un sueño, sería realmente


extraño, y Nagase y Taichi dijeron que también habían intercambiado…

– ¿Oigan…Hablan enserio? El intercambio de almas ocurre en los


cuentos de hadas, no en la vida real…

Es entendible que Inaba no pueda creerlo, después de todo, este


“fenómeno del intercambio de almas” no puede ser admitido únicamente con
palabras.

Por más extraño y desviado del sentido común y por más


conocimiento que haya sobre ciertas cosas, aquellos que son
accidentalmente alcanzados por estos fenómenos, pueden aceptarlo
sorprendentemente fácil como la verdad.

Incluso si se trata de “Un mundo imposible con sólo pensarlo”, una


vez que estás dentro, vas a sentir que no es la gran cosa y que hace parte
de nuestro mundo normal.

Inaba miró el rostro de los cuatro miembros. Todos estaban


mostrando su consentimiento.

– ¿Entonces, chicos aceptan esto tan francamente…? ¿No podrían


por lo menos asustarse o algo?

– Ayah… una vez que haces parte de esto, vas a sentirlo, ¿ah, eh?
¡Sí!

【 Nagase 】
– Nagase, no explicaste absolutamente nada. -, Taichi
contestó con una mordaz repuesta.
42
– Empiezo a sentir dolor de cabeza… pero si seguimos así, esto
nunca se resolverá… Déjenme confirmar esto de nuevo, ustedes dos no
están bromeando, Nagase y Taichi en verdad intercambiaron sus almas…
¿O puedo decir, intercambiaron personalidades?

– Es por eso que soy Taichi a pesar de que me veo como 【Nagase

– Eso quiere decir que tú, teniendo el 【 Cuerpo de Nagase 】 ,


deberías saber solo cosas que Taichi sabe; y tú, teniendo el 【Cuerpo de
Taichi】, deberías saber solo cosas que Nagase sabe, ¿verdad?

Ella, quiso identificarlos a partir de lo que saben.

– Esa en realidad es la forma más sencilla, no hay ningún problema,


vamos, pregúntame, voy a estar encantado de responder… a pesar de esto,
descubrir algo que Inaba y yo sabemos pero Nagase no, ¿no será
demasiado duro…?

Sin embargo, Inaba no se interesaba mucho en el dilema de Taichi.


Ella confiadamente agitó su mano y dijo:

– Ah, no te preocupes por ese problema.

– De acuerdo, de ahora en adelante debes responder a mis


preguntas. Solo admito “Respuestas inmediatas”

Inaba se levantó e inclinó acercándose a Taichi. A pesar que su


corazón latía con fuerza debido al inconcebible encanto sexual de Inaba,
Taichi 【Nagase】 aun así sostuvo su mirada con firmeza.

– ¡Vamos!

43
– Tienes que responderme en un par de milisegundos.

– Bien, lo entiendo.

– ¡De acuerdo, entonces empecemos!

Dicho esto, Inaba inhaló profundamente…

¡Ella en un solo respiro rápidamente hizo la pregunta!

– ¿Cuál es el nombre de la última película para adultos que te prestó


Aoki?

– Chica de secundaria con grandes pech… espera, ¡¿Qué


estás tratando de hacerme decir?! Y, y además, Inaba, ¡tú ni siquiera
sabes la respuesta!

Nagase
Taichi, quien casi por accidente dice el nombre del video, empezó a
entrar en pánico.

– ¡Ohoh!, es bastante raro que Taichi hable tan fuerte y después se


sonroje… pero dejando eso de lado, ¿porque Inaba sabía de nuestro
intercambio?

– Eso no importa. Aoki también va a ayudar a saber si las respuestas


coinciden. Así que, ¿Taichi, la respuesta es…?

Aunque Inaba se veía seria, podías ver un poco de placer y alegría


en algún lugar en lo más profundo de sus ojos.

T a i c h i
Taichi dio un vistazo a Kiriyama y Nagase, y confirmo sus rostros.

44
Kiriyama miraba a Taichi con un rostro resplandeciendo en color rojo.
Y Nagase murmuró, – Grandes pechos ah… -, mientras miraba a Taichi con
el blanco de sus ojos.

Junto con Nagase teniendo 【la apariencia de Taichi】, Taichi estaba


en sumido en la preocupación.

– Entonces, Inaba-san, ¿Podrías darme un respiro y dejarme


susurrarle al oído la respuesta a Aoki?

Después de estar un rato en silencio, Inaba levantó la barbilla hacia


Aoki.

Sintiéndose aliviado, Taichi 【 Nagase】 rápidamente se movió junto a


Aoki y le dijo la respuesta en caso de que Inaba cambiara de parecer.

– ¿Cuál es la respuesta, Aoki?

– ¡Completamente correcto, capitana Inaba! Además, escuchar esas


pervertidas palabras de 【Nagase】 me hace sentir bastante afortunado.

T a i c h i
El estúpido discurso de Aoki, hizo pensar a Nagase:

– ¿Eh? ¿Qué es esto? Siento que tuve una gran pérdida. ¿Debo
pedirle una compensación?

Y tenía una sensación de inseguridad.

– Entonces, después de saber que tenemos dos idiotas fetichistas


amantes de los pechos grandes en nuestro club, vamos a confirmar que la
persona que tiene la 【Apariencia de Taichi】 sea 【Nagase】.

45
– ¿Podría ser que Inaba, mientras confirma si lo que decimos es
cierto, en realidad está tratando de cobrar venganza por burlarnos de ella?
Nagase
-, El terrible susto causó que Taichi gimiera estremeciéndose.

– Deben abstener oponerse a Inaba… -, Kiriyama lucía como si se


hubiera vuelto aún más temerosa de Inaba.

T a i c h i
Inaba se puso de pie, caminó hacia Nagase y le susurro algo al oído,
entonces…

– ¡Pfff! *Cough…cough* Espera… ¿Ina-Inaba-san, eso es verdad?

– Verdad. -, Dijo Inaba claramente.

– ¿Por qué…? No tienes que decir esas cosas ahora.

T a i c h i
Nagase cubrió sus ojos con su mano mientras se deslizaba bajo la
silla. Parecía que ella le había susurrado algún contenido impulsivo.

– ¡Pero… en realidad ahora somos adultos… ¿Verdad?...*Sollozo*!

¿Qué fue lo que dijo para dejarla de esa manera? Esto realmente
despierta curiosidad.

Inaba regresó a su asiento sin inmutarse. Entonces dejo salir toda su


tensión, y luego alzó la vista y miró fijamente al techo, murmurando:

– El intercambio de personalidad… lo acepto.

Ohoh… los otros cuatro miembros celebraron el compromiso de


Inaba.

46
– Incluso si se trataba de un acto, la posibilidad de ver a Taichi
haciendo tan diversas expresiones y la posibilidad del intercambio de
personalidad, si es considerado cuidadosamente, esta última parece ser
más convincente.

– Como debo responder a esa opinión… y además, ¿Por qué esas


tres personas están diciendo “Oh, así que eso fue lo que paso” con tal
sentimiento y asintiendo mostrando su conformidad?

Taichi realmente quería preguntar a los demás acerca de cómo lo


veían.

– Entiendo muy bien el cambio de personalidad de Nagase y Taichi…


bien, supongo que lo entiendo… Entonces, ¿qué piensan hacer los dos de
ahora en adelante?

Aunque un poco tarde, Inaba había determinado el problema más


importante

– Hmm… Ha… ¿Qué hacer?

T a i c h i
Nagase sonrió con desdén.

– Por qué pareces tan libre el día de hoy…

Inaba también se sorprendió.

– Antes de eso, déjame escuchar de Aoki y Kiriyama acerca de su


intercambio. Ustedes cambiaron de nuevo más tarde, ¿no es así?

– Sí, ¿cómo puedo decirlo? ¿Debió ser en algún momento alrededor


de las 3:00 a.m. de la noche? Cuando estaba durmiendo en mi habitación,
de repente desperté y me sentí un poco inseguro de mi sueño. Luego, mire
47
alrededor de la habitación y me di cuenta que estaba en una habitación que
jamás había visto antes. Aunque tenía miedo cuando estaba revisando la
habitación, ¡Fue una agradable sorpresa cuando vi a Kiriyama en el
espejo!—

– —Ah… esto me dejo aún más confundido, sin embargo, cuando no


estaba prestando atención volví a ser yo mismo y regrese a mi cama. Ese
fue el tipo de sensación que tuve. ¿Yui, tuviste una sensación parecida?

– Sí, similar, pero la diferencia es que, creí que era una pesadilla
cuando me vi al espejo, así que me encogí entre la cama. En realidad, ni
siquiera me importaba si esa era mi propia cama. Además, después de que
regrese a mi habitación… Nop, después de que regrese a 【Mi cuerpo】,
encontré un gran desastre en mi habitación.

Kiriyama miró a Aoki con desprecio.

– So-Sobre eso, estoy realmente arrepentido. -, Aoki se disculpó.

– Oh… ¿qué tan largo fue su intercambio?

T a i c h i
Preguntó Nagase a Aoki.

– Creo que no fue más de una hora. ¿Cerca de treinta a cuarenta


minutos?

– Solo cerca de treinta a cuarenta minutos… que extraño, claro que


el fenómeno en si es realmente extraño… -, Inaba frunció el ceño.

– ¿Así que realmente tiene que ver con el tiempo? O es afectado por
algo más—

48
Antes de terminar su discurso, la visión y conciencia de Taichi fueron
repentinamente detenidas, como si hubiera sido desenchufado.

– —chi! ¿Estás bien?

Con tan fuertes voces amontonándose desenfrenadamente en su


mente, Taichi frunció el ceño y reabrió sus ojos. La oscuridad de repente se
había desvanecido, y la consistente vista del club volvió a entrar en sus
ojos… Nop, no está bien.

Hasta hace unos segundos, Inaba debía estar al otro lado de la mesa
sentada a su derecha. Ahora ella está justo enfrente. Los asientos de Aoki
y Kiriyama también habían cambiado. Y 【 Nagase 】 ahora tiene 【la
apariencia de Nagase】 y estaba mirándolo fijamente.

Eso significa que…

– ¡¡Volvimos a la normalidad!!

Taichi gritó simultáneamente con Nagase, cuyo rostro de repente se


iluminó.

– Esto es en serio…

Murmuró Inaba mientras se deslizaba fuera de su asiento.

Al final, la reunión de ese día terminó con una orden de la


vicepresidenta Inaba:

– Este fenómeno del intercambio de personalidad es temporalmente


confidencial y no debe ser comentado con nadie.

49
Capítulo 3

El chico que estaba interesado

Después de llegar a la escuela en la mañana, Yaegashi Taichi no


pasó a través del salón de clases, sino que fue directamente al salón del
club en el cuarto piso del edificio de recreación. Esto se debía a que en el
camino a la escuela, recibió un mensaje:

“¡Después de llegar a la escuela, diríjanse de inmediato al salón del


club! (Obligatorio)

De: Kiriyama”

Después de todo, sería extraño si tuviera una sensación de placer


después del incidente donde intercambio su personalidad con la de Nagase.

Justo después de entrar al salón, descubrió a Nagase Iori con


confusos y desenfocados ojos, tendida sobre el sofá.

La abrumadora aura que usualmente desprende parecía haber sido


oculta. No estaba seguro de si era porque estaba demasiado cansada o algo
por el estilo, pero se sentía como si la existencia misma de Nagase fuera
ilusoria.

– Buenos días. ¿Eres Nagase, verdad? -, Taichi la saludó con un tipo


de pregunta que el normalmente nunca haría.

– ¡Hola, Taichi! Taichi es Taichi… ¿Verdad?

50
Era una extraña conversación.

Los demás miembros del club llegaron a la habitación alrededor de


un minuto después.

– Buenos días, Ao… -, Nagase contuvo sus palabras.

Eso es porque Aoki parecía un paciente anémico cuando entró al


salón del club.

Parecía una repetición de la escena del día antes de ayer.

– ¿Estás bien…? -, Pregunto Taichi estremecido.

– Si…bien… ¡¿Cómo puedo estar bien?!

Por supuesto, Aoki (Dejando a un lado su inusual expresión de


cansancio) lucía igual a un frío, alto y delgado joven interesado en la
literatura, sin embargo, su tono—

– ¿Es que acaso…eres Yui? ¡¿Cómo puede ser?!

Nagase preguntó intencionalmente con una brillante voz

Hace tres días, Kiriyama Yui dijo que había intercambiado con Aoki.
¿Es otra vez el “Intercambio de almas”?

– ¡Sí! ¡Soy Kiriyama Yui! Ahaha… ya he tenido suficiente de esto…


no puedo soportarlo más…

A o k i
Kiriyama Yui temblaba apasionadamente.

51
No importa como gritara “Yo soy Kiriyama Yui”, porque ella tenía la
apariencia de 【Aoki】, era muy difícil verla como Kiriyama.

Se sentía como si 【 Aoki 】 hablara intencionalmente como un


transexual. Sin embargo, su sentimiento de urgencia demostró que no era
en lo absoluto una broma.

– Por favor cálmate, Kiriyama, sabemos que intercambiaste con Aoki.

Era desconocido si se debía a que su paciencia había alcanzado el


límite o algo más, pero los consuelos de Taichi eran inútiles y las emociones
A o k i
de Kiriyama estallaron de repente.

– ¡¿Qué demonios, por qué debe ser Aoki?! ¿Por qué tengo que
intercambiar con este “cuerpo para nada lindo”? ¿Por qué no puedo
intercambiar con Iori?

– De lo que se queja es un poco extraño…

En realidad, era… muy extraño.

– Buenos días~ ~

El frío tono con el que saludó la persona entrando, congeló a los tres
miembros del club.

– Arghh, teniendo semejantes reuniones tan temprano. Parece que


mi suerte no es muy buena el día de hoy… ¿Hmm? ¿Qué? ¿Qué pasa?
¿Chicos, porque las caras largas?

【 Inaba Himeko 】 estaba hablando descuidadamente en una


femenina voz baja. Esa es una forma de hablar perteneciente a 【Aoki】
que era desconocida en Inaba, hasta ahora.
52
*Pong* El último miembro irrumpió con sus hombros temblando
mientas respiraba con dificultad.

Después de tragar su saliva, esa persona con la 【apariencia de


Kiriyama】 gritó.

– ¡Lo que has dicho es cierto…! ¡M-Me he convertido en 【Yui】!

– Esto― -, Taichi levantó la cabeza.

– También― -, Nagase continuó.

– Puede suceder… -, Taichi terminó la frase.

Al ver los riesgos que trae la personalidad de Kiriyama 【dentro del


cuerpo de Aoki】, la personalidad de Aoki 【dentro del cuerpo de Inaba】 y
la personalidad de Inaba 【dentro del cuerpo de Kiriyama】, todos los
miembros el club de investigación cultural decidieron saltarse la primera
clase juntos.

□■□■□

Esa tarde, Taichi, Nagase e Inaba fueron llamados a la sala de


profesores.

El maestro sabía que los cinco miembros del club de investigación


cultural se habían saltado las dos primeras clases y que solo habían llegado
cuándo inició la tercera hora.

– Hmm… Cómo digo esto, es que… aunque no creo que sea


necesario, aún tengo que mantener mi reputación, así que voy a
53
interrogarlos mientras como mi almuerzo… es soba 7, ya saben, soba, se
pondrán suaves si los dejo por mucho tiempo.

El profesor de física de la clase 1-C, Gotou Ryuusen (Go, para


abreviar), dejó a los tres estudiantes pararse a su alrededor y emocionado
quitó la película plástica aferrada a la caja de almuerzo que le fue entregada
de la cafetería.

– Mi panza también se muere de hambre… -, murmuró Nagase,


parada junto a Taichi.

– Después de todo, ustedes chicos suelen ser bastante serios, así


que me preocupa lo que pasó… ¡Ahha! *Tos, tos*…Ah~ me atoré. De todas
formas, cuando comes cosas calientes, te ahogas con el primer bocado,
¿no? ¿Eh? ¿Ustedes no?

– Por favor haz tu pregunta ya, Gotou.

– Inaba, déjame repetirlo. Espero ser un casual y amigable maestro,


dejo que mis estudiantes me llamen “Go”, sin embargo, no recuerdo
permitirle a nadie que me llame por mi nombre directamente.

Gotou era como él dijo, trata a los estudiantes amigablemente y por


lo tanto, era bastante popular entre ellos.

Él estaba alrededor de los 25, tenía gustos similares a los estudiantes,


esto tuvo cierto efecto, después de todo.

7
Soba: Soba es la palabra japonesa para el trigo sarraceno, sin embargo, se
utiliza más comúnmente para referirse a los fideos finos empleados en la cocina
japonesa elaborados con harina de alforfón

54
– ¡Después de que realmente hagas lo que debes hacer, entonces
puedes continuar con tu palabrería! Me pregunto quién hizo todo el trabajo
contable del último festival cultural, Gotou.

– Ah, Gracias por tu ayuda, Inaba-san, hahaha… y si pudieras, por


favor no menciones eso en frente de los demás maestros.

A pesar de que su actitud era bastante amigable, es realmente


problemático como maestro.

Gotou sorbió un fideo, y bebió algo de sopa mientras dejaba el fideo


dentro de su boca.

El estómago de Nagase chilló adorablemente. Taichi le dio un vistazo


de lado, solo para verla sacando su lengua juguetonamente, aunque él no
estaba seguro si esto era para cubrir su timidez. Sus acciones eran
extremadamente lindas, realmente, nadie podría manejarla.

– Entonces, ¿Qué tengo que decir…? Ah, cierto, ¿qué hicieron


mientras se saltaban las clases? Aoki y Kiriyama dijeron que también se
habían saltado las dos primeras clases y que habían regresado en la
tercera… todos ustedes son miembros del club de investigación cultural.
¡Así que, como el consejero del club de investigación cultural, esta es una
situación grave! Bien, primero voy a decir esas conocidas palabras que
deben ser dichas por los maestros.

Gotou también era el consejero del Club de Investigación Cultural. De


hecho, el creó el Club de Investigación Cultural este año.

– La razón no es la gran cosa. Ayer, los cinco comimos un poco de


pan de chocolate que estaba en mal estado y hoy llegamos tarde debido a
los dolores de estómago… eso es todo.

55
Inaba respondió claramente en un tono formal. Por cierto, ella le
ordenó a Taichi y a Nagase que se mantuvieran silencio y se abstuvieran de
decir algo ridículo.

– ¿Voy a recibir la misma respuesta de Aoki y Kiriyama? Parece que


están siendo interrogados por Hirata (Profesora) de la clase 1-A.

– Por supuesto.

Los miembros del club de investigación cultural ya habían llegado a


un consenso sobre este punto.

– Hmmm… -, Gotou, aún masticando su soba, levantó su vista hacia


el aire como si estuviera pensando en algo.

– De todas formas, no hay nada para probar que esto es un fraude, y


ustedes lo dijeron, así que vamos a pretender que es justo así. ¡Ahora
pueden irse!

Gotou señaló a la salida con sus palillos en su mano.

– Entonces nos vamos. Adiós.

Inaba fue la primera. Taichi y Nagase la siguieron fuera después de


despedirse.

Justo cuando estaban a punto de irse, Gotou habló detrás de ellos.

– No lo hagan tan obvio la próxima vez que vayan a saltarse las


clases, ¿De acuerdo?

– ¿Deberíamos entender esto como consideración o simplemente


como una alusión al asunto? -, Los espectadores parecen tener diversas
opiniones.
57
Lo lamento… Aunque no los escucharon, aun así los tres se
disculparon formalmente antes de salir de la sala de profesores.

En el corredor, Nagase rápidamente comentó.

– Como esperaba de Inaba, solo tú puedes salir con una mentira tan
audaz.

– Solo ella miente con una cara de póquer8mientras mantiene esa


actitud arrogante…

— Parece como si fuera a ser una maestra del fraude en el futuro o


una de esas personas que causan un accidente de tránsito solo para pedir
la compensación.

– ¡Si no me están elogiando, guarden silencio!

Inaba interrumpió y terminó con los comentarios de Nagase y Taichi.

– ¿Eh, en realidad queríamos elogiarte? -, Contestó Nagase.

— Tu tono era bastante serio… ¿No es así?

Viéndolo de esta manera, si el “intercambio de cuerpo y el intercambio


aleatorio de almas entre las tres personas” se hicieran públicos. (Por
supuesto, bajo la premisa del que estuviera dispuesto a creerlo) se
convertiría en una situación que no terminaría con sólo un gran clamor.

8
Cara de póquer: Es una expresión seria y sin emociones que se utiliza al jugar póquer
para que los demás no sepan si tienes buena o mala mano.

58
Por lo menos, Taichi y los demás parecen no estar experimentando
dichos cambios… pero explícitamente, esto era sólo una percepción
inmediata. Las cosas que no pueden ser vistas en la superficie, ya pueden
estar siendo sometidas a cambios. Sin embargo, si tan solo no son inducidos
a un daño real…

—En un abrir y cerrar de ojos, cayó la oscuridad.

Cuando regreso la luz intermitentemente, dos chicas desconocidas


estaban frente a él. A pesar de que parecía estar sentado, sintió como si su
nivel de visión fuera más bajo de lo usual.

– ¿Qué pasa, Yui? Sólo quedaste aturdida. Eh, tu esparrago cayó


sobre la mesa.

Tal vez, el daño real ya se ha aproximado.

– N-Necesito ir al baño.

– ¿Hmm? ¿Qué pasa? Aún estamos comiendo. ¿No te sientes bien?

– No… no es eso… pero.

– Déjame ir contigo.

– ¡N-no pasa nada! ¡Iré por mi cuenta!

El cambio de personalidad ocurrió de repente entre Taichi y Kiriyama.


Kiriyama
Taichi evitó la crisis yendo al baño.

De repente, el teléfono celular de Kiriyama sonó. Era Inaba. Justo


cuando Taichi decidió contestar la llamada, regresó de nuevo a su cuerpo.

59
La duración fue alrededor de tres minutos más o menos.

Aunque esta vez pasó tan rápido como el viento… No, debe ser
porque esta vez pasó tan rápido como el viento, con un aplastante y
pulverizador poder, que cambió a Taichi y los demás.

□■□■□

El medio día cayó y la última clase había terminado.

Tan simple como podía ser― no importa que le sucediera a Taichi y


los demás, si esos problemas no afectan los lugares fuera de la escuela, el
mundo podía seguir como si nada hubiera sucedido.

Mientras tenían una charla con amigos cercanos y se preparaban


para empacar e irse a casa, el profesor, Gotou, entró y llevo a cabo una
corta reunión de la clase.

Después de haber dado alguna información de contacto y confirmar


los estudiantes para las labores de limpieza, la agenda del día terminó.

Los deberes habituales de hoy seguían como de costumbre.

A pesar de que Taichi y los demás experimentaron la peor tormenta


hasta ahora, eso por sí solo no cambiará el mundo.

Taichi y sus amigos, estando en el mismo grupo, fueron a limpiar el


baño y dejaron el salón de clases juntos.

Entonces, un escalofrió se apodero de él.


60
Justo cuando Taichi estaba a punto de salir, sintió la fuerte sensación
de estar siendo observado, y giró su cabeza en esa dirección. Lo que vio,
fue la presidenta de la clase misteriosamente correlacionando el cambio de
personalidades de Taichi y Nagase el día anterior.

Ella era Fujishima Maiko. Nagase estaba a su lado, tenía una


expresión avergonzada e inquietamente señaló a Taichi, quien rápidamente
se iba haciendo un gesto con la mano.

¿Los deberes habituales de hoy aún no han cambiado, y siguen como


de costumbre…?

– Lamento llegar tarde… ¡Uwaghhh!

En el momento en que Taichi llego al salón del club y abrió la puerta,


Nagase rápidamente apareció desde el lado.

– ¡Taichi…! ¡Tú… tengo algo que decirte…!

De pie frente a él y bloqueando su camino, Nagase como si estuviera


reprimiendo sus emociones a punto de explotar, estaba temblando con todo
su cuerpo y mostró una expresión llena de confusión, inquietud y
nerviosismo.

– ¿C-Cómo estás, Nagase?

– Ayer, antes de que entrara corriendo al salón de clases… ¡¿qué


pasó entre Fujishima-san y tú?! ¡Ahahaha!

¿Debía esperar esto? El asunto parece más complicado ahora.

– Eh, no fue nada importante…

– Soy yo quien decidirá si es importante~ ~


61
Era bastante raro que se ponga así de furiosa… los ruidos de Aoki
alcanzaron a Taichi, sin embargo, Taichi no tenía la energía para
preocuparse por eso, porque Nagase estaba agresivamente propagando
una sensación de opresión.

¡Si fuera a evadir el tema, sólo agravaría la situación! Taichi decidió


escupirlo todo sin contenerse. En otras palabras, él le dijo que Fujishima lo
vio frotando sus senos.

– ¡Whaaaa~! ¡He sido manoseada~! ¡Ya no puedo casarme~! -, Por


los ojos de Nagase fluían las lágrimas.

– ¡Eso, eso fue sólo para confirmar mi estado, era inevitable! Eso fue
sólo para confirmar si me había convertido en una chica o no―

– No… ni que decir, esas cosas no importan ahora, así que, así que,
Fuji, Fuji, Fuji, Fuji, Fuji, Fujishima-san, ella… ¡Ahhhhh! -, Nagase se
estremeció extraordinariamente.

¿Tal vez esto es lo que llaman estar en estado de pánico?

– ¿Estas bien, Nagase? ¿Qué sucedió que te dejó en ese estado? Y


lo más importante, ¿Quién y que es Fujishima?

Taichi sintió un extraño temor… es increíble que alguien pueda forzar


a Nagase, quien sonreía aún después del intercambio de personalidad, a
este estado.

– ¡Espera! ¡Antes de eso, tengo una pregunta para Taichi! -, Dijo Aoki
ferozmente.

– ¿Cuál es el tamaño de los senos de Iori?…¡Uwaghhh! -, Inaba


golpeó a Aoki.

62
Ver a los estudiantes de secundaria siendo golpeados, se sentía muy
triste.

– ¡No hay tiempo para esas tonterías! ¡Te lo diré si es que quieres
saberlo! Iori es una copa C, ah y por cierto, yo soy B y Yui es A.

– ¡Por qué dijiste también la mía! -, Kiriyama se puso de pie y pateó


la silla mientras gritaba.

– Lo lamento, sólo seguía la corriente.

– Decir la de Iori está bien, pero ¿por qué dirías la mía sólo porque
estás siguiendo la corriente? ¡Eso obviamente fue con mala intención! -,
Kiriyama se puso roja de la vergüenza.

Ella quejándose furiosamente golpeó la mesa. Inaba rio alegremente


ante la furiosa Kiriyama.

– Está bien, Yui. Incluso si tienes que aceptar el hecho de que tus
pechos no satisfacen, ¡aun tienes tu encanto!

Aoki sonrió de alegría, mostrando una parte de sus dientes blancos.

– ¿A qué te refieres con aceptar el hecho? ¿Qué hecho hay que


aceptar? ¡A veces diminutas y pequeñas son más valiosas!

– Oh, ya veo. Nunca antes estuve seguro de cómo funcionaban las


tallas de los sostenes, así que Inaba es B y Kiriyama es A…

– ¡Taichi~~! Como puedes seguir observando tan calmadamente…


*Tosido… tosido, tosido* -, Kiriyama se atoró a causa de sus excesivos
gruñidos.

63
Muchas cosas habían sucedido, y probablemente muchas más
ocurrirán en el futuro, sin embargo, el hecho de que “el Club de Investigación
Cultural es ruidoso” no ha cambiado en la actualidad.

A pesar de que Taichi y los demás miembros del club jugaron durante
un rato, comenzaron a discutir seriamente sobre el asunto, ya que era
demasiado grave para ellos quedarse así.

– ¡Bien, vamos a recapitular lo que ha estado ocurriendo hasta ahora!


La primera vez fue la noche hace tres días… para ser exactos, ¿debió ocurrir
hace dos días? Yui y Kiriyama intercambiaron sus personalidades mientras
dormían. -, La secretaria Inaba habló mientras fijaba sus ojos en el pizarrón.
-, Luego fue el intercambio entre Iori y Taichi ayer después de la escuela,
cuando las actividades del club acababan de empezar. Después de eso, fue
el intercambio aleatorio esta mañana donde yo me convertí en 【Yui】, Yui
se convirtió en 【Aoki】, y Aoki se convirtió en 【mi】. Además esta tarde
hubo también un intercambio entre Yui y Taichi… eso es todo.

– Si reflexionamos sobre esto, nos vamos a dar cuenta de que es una


situación terrible… intercambiando luego volviendo a la normalidad,
después intercambiando de nuevo… estoy bastante paralizada. -, Nagase,
confundida bajó su cabeza mientras que murmuraba.

– ¡Entonces, vamos a resumir lo que es el intercambio de


personalidad! Antes de empezar, debemos agregar la premisa de que
nuestras conclusiones se hacen a partir de observaciones temporales que
hemos hecho hasta ahora… Bien, primero, ocurre de repente. No hemos
descubierto ninguna regla que haga que se active el evento. No sabemos
cuándo ocurrirá.

– Segundo, la duración del intercambio es no-rítmica. El más corto fue


hoy al medio día, el cual duró tres minutos, y el más largo fue esta mañana
que duró una hora y media. Sumando las cuatro veces y sacando el
promedio, debe ser alrededor de unos cuarenta minutos.
64
– Tercero, el intercambio solo ocurre entre nosotros, los cinco
miembros del club… En realidad, esto aún no está confirmado. Después de
todo, es bastante extraño que este fenómeno sólo ocurra entre nosotros. Es
muy probable que se propague a otras personas en el futuro. Por otra parte,
a pesar de que esto es un intercambio, algunas veces ocurrirá entre tres
personas. Vamos a confirmar esto de nuevo. ¿Algún comentario?

– Ah, en realidad hay algo que realmente me molesta. -, Kiriyama


habló estremeciéndose.

– De todas formas, ya que casi no hay evidencia, adelante -, Inaba la


empujó a continuar, sin importarle los sentimientos de Kiriyama.

– Tal vez es porque yo… ya he estado en esto unas cuantas veces,


por lo que me hace sentir incomoda. Cuando Iori intercambio con Taichi, 【
el cuerpo de Taichi 】 de repente cayó y estuvo inconsciente por un
momento, ¿Verdad? Luego, al día siguiente, cuando intercambié con Inaba
y Aoki―eso es cuando cambie con 【Aoki】, aunque me senté en el suelo,
mi cuerpo no cayó por completo, entonces… -, Taichi cruzó los ojos con
Kiriyama antes de responder,

— Es verdad, caí sobre la mesa cuando intercambié con Nagase,


pero, seguía sentado cómodamente cuando intercambié con Kiriyama, e
incluso estaba sosteniendo los palillos… aunque deje caer el esparrago
sobre la mesa.

– Sí, esa vez mis piernas sólo se doblaron un poco, no caí al suelo…

– ¿Esto significa que… nuestros cuerpos se están acostumbrando a


esto? -, Propuso Nagase inciertamente.

– Ya veo. ¡Siendo así… probablemente es así! Bien, Yui… pero,


¿deberíamos estar contentos de ser utilizados para esto?

65
La implicación de Inaba cayó pesadamente sobre Taichi y los demás
miembros.

¿Cuánto tiempo continuará este fenómeno?

¿Si continua así, cómo terminará?

– Entonces, si no hay más comentarios, vamos a discutir las medidas


a tomar en términos pragmáticos.

A pesar de no haber estado muy cómoda con el fenómeno al principio,


Inaba finalmente había empezado a tomar su propio ritmo.

“Captar toda la situación” ―este parecía ser el credo de Inaba.

“Encontrar la información crítica para comprender y analizar la


situación” —es la ocupación de su vida.

– Lo primero que debemos aclarar es “¿Por qué ha sucedido esto?”


un fenómeno tan extraordinario debe ser causado por algunas razones
comprensibles… si no, esto se volvería muy complicado.

– ¿Ustedes ya tienen sus propias explicaciones? No recuerdo haber


hecho nada que me arrastrara a este evento sobrenatural.

– Por cierto ¿Cuál es la razón para el intercambio de almas? Si


fuéramos a encontrar la razón que causó este extraño fenómeno entonces,
¿deberíamos haber sentido algo diferente cuando se cumplía esa
condición?

– ¡Estúpido Taichi! ¡Es porque no sabemos la razón qué estamos


discutiendo!

66
Ella tenía razón, pero aun así, no había necesidad de llamarme
estúpido -, pensó Taichi.

– Hmm… el intercambio de personalidad en los mangas,


generalmente sucede cuando dos personas chocan ferozmente entre sí
mientras corren.

– Estúpido Aoki ―para abreviar, Estoki― que opiniones tan estúpidas


tienes… No, esta condición de por sí ya es lo suficiente estúpida y bizarra,
así que no puedo decir que tu opinión es completamente irrelevante…

De hecho, alguien había planteado opiniones relevantes, pero fue


tratado peor.

– Maldición, cuando admites algo anormal, tienes que admitir otras


cosas anormales.

Inaba irascible, mordió la uña de su dedo índice izquierdo.

– Si miramos más profundamente, deberíamos encontrar una razón―

Justo en ese momento.―

La puerta fue abierta desde fuera.

Por lo general, a excepción de los miembros del club de investigación


cultural, nadie visitaría el salón 401 en el edificio de recreación.

No había ninguna razón en especial para venir, e incluso si la hubiera,


hasta la fecha, todas las veces sería uno de los miembros del Club de
Investigación Cultural visitando a los demás.

67
Al menos en la memoria de Taichi, solo los cinco miembros del Club
de Investigación Cultural visitan esta habitación desde que fue asignado
para ser el salón del club esta primavera.

De cierto modo, el salón del club era sagrado para los cinco
presentes, sin embargo, otra persona había abierto la puerta al sagrado
lugar.

La habitación de repente fue bombeada con ansiedad.

Algún tipo de tragedia estaba a punto de caer sobre ellos.

Algo “inusual” estaba a punto de suceder.

¿Qué va a ocurrir?

La persona oculta detrás de la puerta es―

―el profesor de la clase 1-C y supervisor del club de investigación


cultural, Gotou Ryuuzen.

–…Hola… hola a todos…

Su voz carecía completamente de dureza.

– ¡Gotou! ¡No sólo irrumpas con esa extraña sincronización! ¡Casi me


muero del susto!

La usual confianza de Inaba también parecía desconcertada por la


situación, sin embargo, era inútil gritarle a Gotou.

– *Bostezo, Ayyygahhh* esto no es de mi incumbencia…

68
El rostro de Gotou era un poco extraño. Él se veía falto de vitalidad,
incluso sus ojos sólo estaban medio-abiertos.

– ¿…Que pasa contigo? ¿No te sientes bien?

Debido a que se veía pálido y demacrado, incluso Inaba preguntó.

– No es nada, estoy muy saludable… después de todo, “esta persona”


es extrañamente adecuada, es por mi culpa que hay una falta de vitalidad,
ímpetu, confianza, perseverancia, etc.

La forma de hablar de “Gotou” parecía claramente diferente de lo


usual, y lo que dijo también era bastante milagroso.

Increíbles pensamientos salvajes lentamente se propagaron entre


Taichi y los demás miembros.

– ¿Quién eres?

Nagase empezó con una fría y penetrante mirada.

No importa como se mire, la “cosa viviente con la apariencia de Gotou


Ryuuzen” estaba hablando.

–…Es de gran ayuda que Nagase-san lo entendiera tan rápido… esto


es porque, explicarlo todo es demasiado problemático…

– Oye, ¿qué estás tratando de decir…? ¿Ah?

Inaba empujó sus palabras, como si tratara de encontrar otras


posibilidades.

– Ayyyhh, esas no son las palabras que deberías estar buscando,


especialmente en esta extraña condición…
69
– Espera, “Go”, ¿Qué pasa contigo…?

No estando segura de si iba a la par con la situación a no, Kiriyama


preguntó.

– ¿Qué pasa conmigo? Esto, por supuesto, es por ver las interesantes
caras que ponen cuando ustedes son desconcertados por el “intercambio
de personalidad”. En realidad, no quería venir aquí… Ah, así que ¿podrían
por favor no llamarme “Go” o Gotou? Después de todo, no soy él… Aunque,
en realidad no me molesta en lo absoluto.

Las palabras de la 【cosa viviente con el cuerpo de Gotou】 fueron


una declaración, que derrumbó la “usual” vida de los cinco miembros del
club y dejó una profunda cicatriz en su pecho.

Aunque alguien (Principalmente Inaba) propuso que Gotou dejara


esta broma porque él estaba escuchando su conversación a escondidas,
ellos no podían simplemente reconocer que era así.

Después de todo, ese tipo describió exactamente las acciones que


Taichi y los miembros del club tomaron durante el intercambio de
personalidad―incluyendo los detalles que los miembros no discutieron―era
simplemente difícil no creer que era verdad.

Además, su personalidad y su 【 cuerpo 】 realmente habían


cambiado, por lo que sería irracional decir que no le iba a ocurrir a otras
personas.

–…Lo sé, “tú eres un anormal”, y “no eres el Gotou que conocemos”…
Entonces, ¿Quién eres?

【Gotou】ligeramente meditó la pregunta de Inaba.


70
– Qué persona… Qué tipo de persona, debería decir… aunque, tengo
un nombre llamado “Fusen Kazura9”

– ‹Fusen Kazura› ¿Por qué tendrías el nombre de una planta tan


extraña? -, murmuró Inaba con desagrado.

–…Ah… ¿Quién sabe? Hmm, así que mi posición, yo estoy algo así
como “observando su presencia”… Ah, olvídenlo. Bien, solo véanme como
alguien insignificante.

– ¿Observando nuestra presencia…? Entonces… eso… ¿Qué hay


del verdadero Gotou? ¿Fue enviado a 【otro cuerpo】?

– Ah… con Yaegashi-san aprendiendo tan rápido es una gran ayuda


aquí… No, de hecho, no hice algo tan complicado como el 【intercambio de
personalidad】… o debería decir algo como, ¿hice algo similar a “pedir
prestado su cuerpo”? pero no hay necesidad de que ustedes entiendan este
punto… Ah, así que, ¿Por qué hablo de esas cosas…? ¿Podríamos
empezar con el tema principal ahora? Bien, permítanme empezar así puedo
irme a casa… gracias.

‹Fusen Kazura›, con la 【apariencia de Gotou】 se veía realmente


flojo, el seguía su propio ritmo al hablar y no le importaba ni un poco lo que
los demás sintieran y pensaran.

– Eh… ¿esto significa que estás dispuesto a explicarnos esta


situación en detalle?

9
Fuzen Kazura es el nombre japonés para la “Cardiospermum” una especie de
planta trepadora que se caracteriza porque sus frutos, de forma circular, tienen un
corazón de color blanco sobre ellos.

71
Las palabras de Aoki fueron inesperadamente formales.

– Ah… tal vez… pero eso no sería lo que ustedes esperaban…


Después de todo, responder a sus anticipaciones no tiene sentido… así
que… ahora…—

– —Ah, ¿realmente importa si no toman nota? Sí, no habría


importancia, mientras que Inaba quien tiene la súper memoria este aquí.

– ¿Por qué sabes incluso esas cosas…?

‹Fusen Kazura›, con la 【apariencia de Gotou】, ignoró el murmullo


de Inaba y empezó a hablar.

– Eh… Así que de ahora en adelante, y por un largo tiempo, entre


ustedes cinco… aleatoriamente, ocurrirá un intercambio de personalidades.
En primer lugar, déjenme expresar mi simpatía hacia todos ustedes, ustedes
trabajaron duro… Aunque, personalmente no creo que sea así… ¿Ayyah?
¿Dije algo innecesario justo ahora? Ah… metí la pata de nuevo ¿es por
culpa de mi habitual soliloquio? Realmente quiero cambiar este hábito… no,
de hecho, en realidad no he pensado en ello tan profundamente, así que lo
dejare así…

– ¿Las personas y los momentos del intercambio son escogidos


aleatoriamente? -, Preguntó Nagase, después de haber estado realmente
silenciosa e inesperadamente calmada.

O digámoslo, ella permaneció más calmada que de costumbre, y su


voz era realmente fría.

– Ahh… tienes razón. Sin duda eres Nagase-san… entonces, voy a


observar su estado durante el intercambio de personalidad… solo eso. Ah…
no se preocupen, no voy a entrometerme en su privacidad desde el día hasta
la noche, solo voy a observar cuando algo especial suceda… Después de
72
todo… realmente no quiero ver… Además, es bastante tedioso… Así que,
¿Comprenden la situación? Incluso si dicen que no pueden, no planeo dar
más explicaciones.

– Este tipo de explicaciones no son suficientes… -, Taichi murmuró


sus pensamientos.

– Fu… por lo general, te gritaría y diría “¿De qué rayos me estás


hablando? Pero en realidad caímos en una nublosa situación. Así que
déjame preguntarte sobre lo que dijiste. “¿Por qué nos escogiste para el
trabajo?” “¿Esta situación está bajo tu control?” “¿Cómo le ponemos fin a
esta situación?” “¿Cuál es tu intención?”…déjame hacer estas preguntas
primero, a pesar de que en realidad tengo más preguntas. -, Inaba continúo
después de Taichi.

‹Fusen Kazura›, con la 【apariencia de Gotou】, débilmente observó


a Inaba y la miró fijamente durante un rato.

– Inaba sabe muy bien como escoger las preguntas… especialmente


no preguntando “¿Cómo hacemos ese tipo de cosas?”…A pesar de que esa
es una pregunta que se haría cuando caes en una situación algo
complicada… pero si lo pensamos profundamente, eso en realidad no
importa en lo absoluto… Ah… mi insignificante charla fue muy larga…

‹Fusen Kazura› aún mantenía su habitual indiferencia y lentitud.

– De todas formas, tienes toda la razón… En primer lugar, con respeto


a la primera pregunta, sólo puedo decir “Por casualidad”. Ah… De hecho, es
porque ustedes son “realmente interesantes”.

– ¿Qué quieres decir con “realmente interesantes”…? -, Taichi habló


en voz baja.

73
– Aryyyu, ¿no son ahora sus vidas más interesantes que las de la
gente normal? Sin embargo, hay algunas personas que son conscientes de
esto, mientras que hay otras que no.

Las palabras de ‹Fusen Kazura› parecían estar dirigidas a Taichi,


Nagase, Inaba, Kiriyama y Aoki.

¿Qué significa esto?

– ¿Cuáles fueron las otras preguntas? ¿Está bajo mi control, como


puede terminar, y mi intención…? Entonces, ¿cronológicamente… eh?
¿Realmente tengo que responder a estas preguntas? Ah… en realidad no
tengo que. Casi se me escapa… ¡Eso estuvo cerca! Así pues, solo puedo
decir que ustedes tan solo tienen que acostumbrarse al intercambio de
personalidad, cuando sienta algo como “Ah, esto es bastante interesante”,
la situación se detendrá. La duración no será muy larga… aunque, no sé
cómo definirían “larga”, y no quiero saberlo…

– Cuando sientas que “Es interesante”… ¡Eso es completamente


desde tu perspectiva! Esto significa que “cuando terminara” está bajo tu
control… También significa que tú desencadenaste esta situación. -, Dijo
Inaba con fuerza.

– Ah… Lo desencadene… ¿O debe ser que la frase “lo desencadene”


realmente desencadeno las cosas? De cualquier forma, no le presten
demasiada atención, y continúen normalmente con sus vidas, porque ser
demasiado consciente de ello es inútil. Por favor, véanlo como “al final las
cosas se arreglaran de todos modos, así que no hay necesidad de
quejarnos”. No se preocupen, esto no va a hacerle daño a sus vidas…
Además, no se molesten en averiguar cómo funciona el “intercambio de
personalidades” o asuntos relevantes… puesto que no van a entender de
todos modos… si realmente tienen tiempo que gastar sólo piensen en los
problemas acerca de ustedes mismos, eso será útil para ayudar a terminar
74
con esto… ustedes estarán contentos y también yo. Ah… esto es realmente
gratificante.

¿La idea de decirnos “acepten todas las condiciones hasta el


momento…? ¿…es para que aceptemos esta extraña situación?

– ¿Me he olvidado de algo…? Ah, cierto, por favor mantengan el


fenómeno del intercambio de personalidad de forma confidencial y eviten
que personas ajenas se enteren… ustedes deben entender. Si se les
escapa, habrá más problemas para ustedes que para mí. Permítanme
personalmente hacer que ustedes entiendan este punto.

‹Fusen Kazura› rascó su cabeza, como si tratara de recordar algo, y


luego dejó que su visión fluyera por el aire.

– Así que… creo que ya he dicho todo lo que debía… Además, he


decidido irme fingiendo que no ha pasado nada… ¡Esfuércense! Voy a
apoyarlos a todos ustedes desde la superficie de mi corazón… Oh, por lo
general, debería decir “desde el fondo de mi corazón” incluso cuando estoy
mintiendo…

“Gotou”― ‹Fusen Kazura› les dio la espalda y lentamente se acercó


a la puerta del salón del club.

Se alejó sin prestar ninguna atención a Taichi y los otros miembros


del club, el sólo dijo su parte y se retiró de la manera que él quería.

– Oye, espera un momento.

―Teniendo la capacidad de comprender toda la situación, Inaba no


podría haberle permitido que se fuera así, Inaba rápidamente se acercó a
‹Fusen Kazura› y agarró su hombro.

75
– He escuchado en silencio lo que has dicho, pero aún tengo un
montón de preguntas por hacer. ¡Además, no has respondido a ninguna de
mis preguntas!

No había miedo en sus palabras.

– ¿Cómo podríamos, dejarte ir tan fácilmente, después de haber sido


arrastrados a esta estúpida situación?

Nagase quebró sus nudillos detrás de Inaba.

La habitual Inaba ambiciosa, junto con la ardiente atmosfera y la


incontrolable Nagase… cuando ambas unen sus fuerzas, se vuelven
imparables.

– Así que… les digo, estas nos son el tipo de cosas que deben
hacer… no planeo oponerme a ninguno de ustedes… esto es verdad… pero,
tampoco quiero ser su amigo… Oh, es mejor si no lo digo.

‹Fusen Kazura›, quien parecía estar molesto con Inaba, giró un poco
hacia atrás y luego simplemente se dirigió a ella.

– ¡No actúes como si todo fuera a salir como quieres!

Inaba usó aún más fuerza para intentar girar a ‹Fusen Kazura›

Los ojos de ‹Fusen Kazura› brillaron ferozmente en un instante.

*¡Bam!*

Sonidos de carne, piel y huesos crujiendo al mismo tiempo, dieron


vueltas por el aire. Al mismo tiempo, el cuerpo de Inaba salió volando en
medio del aire. Ella rebotó contra Nagase, quien estaba parada detrás de
76
ella, e incluso Aoki fue atrapado en el camino. Era como si se tratara de la
escena de una película de acción.

Sillas y mesas cayeron al suelo y fueron destrozadas.

Surgieron gemidos.

Inaba aterrizo sobre Aoki, ella presionó su pecho, tosiendo, e incluso


empezó a vomitar. Al parecer había recibido un codazo cerca de su pecho.

– Kyaaaaaaa…

Nagase recibió un fuerte golpe contra el suelo. Ella frotó su cintura


para aliviar el dolor. A pesar de que lo que hizo fue un poco extraño, después
de todo parecía estar bien.

– No quería hacer esto, aunque dejándoles ver mi poder, en realidad


resolvería el problema más simplemente… Ah, no quiero hacer esto…
Después de todo, es muy problemático.

En el instante en que ‹Fusen Kazura› comenzó a hablar, la aguda


atmosfera regreso de nuevo a ser lenta y normal.

Ese fue un tremendo shock.

Si alguien preguntara donde y que era eso tan impactante, Taichi no


podría responder, pero definitivamente reconocería que fue.

Inaba, tratando de suprimir su dolor, dejo salir una ronca voz en medio
de esta calamidad.

– ¡Chicos…*Tos, tos, tos* no dejen que este tipo… se vaya!

77
– Inaba, no te esfuerces demasiado. -, Aoki se ocupó de Inaba
mientras hablaba.

–…Aunque básicamente rechazo el uso de la violencia física, creo


que ahora es necesaria. -, Taichi caminó hacia adelante mientras hablaba.

‹Fusen Kazura› repentinamente observó a Taichi y se mantuvo


completamente inmóvil.

Él creó una sensación de incomodidad e incomprensibilidad, incluso


cuando tiene la apariencia de 【Gotou】.

Pero justo como dijo Inaba, ellos no debían dejar que ‹Fusen Kazura›,
con la 【apariencia de Gotou】 se fuera. Él tenía una enorme relación con
su condición anormal.

Si sólo lo dejan ir, podrían no volverlo a ver. Además, parecía que era
imposible negociar con el verbalmente. Por lo tanto, la violencia física era
necesaria.

―Entonces, Taichi pensó que debía asumir toda la responsabilidad


de la situación.

Su apariencia de 【Gotou】hacía imposible hacer esto. Pero sin


embargo, por más insoportable que fuera esto, era crucial.

Con esto en mente, Taichi caminó hacia adelante, pero un brazo se


extendió delante de su pecho.

– Espera, Taichi, yo me encargo.

Estirando su brazo vestido de blanco para detener a Taichi―estaba


Kiriyama.

78
– Pero, si no lo hago―

– Taichi, no hay ninguna razón por la que debas hacerlo. -, Kiriyama


trató de sonreír gentilmente para cubrir el ligero ceño fruncido de sus cejas.

Ella era como un niño pequeño pidiendo lo irracional.

– Además, yo soy más fuerte que tú, ¿verdad? Todo va a estar bien,
¡me encargare de él ahora mismo!

Taichi quería refutar eso, pero se quedó en silencio y mordió su


lengua.

Kiriyama era, de hecho, más fuerte que él. Taichi, como chico tiene
más fuerza que Kiriyama. Pero si es en un combate real, Kiriyama, la
campeona femenina de karate full contact 10 , quien es incluso llamada
prodigio del karate, sería más fuerte.

Pero su voz estaba temblando.

Así que…

– Entonces, hagamos esto juntos…

– No interfieras. -, la sugerencia de Taichi fue rechazada antes de que


pudiera terminarla.

10
El full contact, también llamado Kick Boxing americano o full contact karate, es un
deporte de combate similar al boxeo y otras artes marciales, donde los participantes,
además de los golpes de puño, emplean patadas y barridos del taekwondo y del karate

79
– ¡Yui! Entonces déjame apoyart…

– ¡Lárgate!

Ella en ningún momento tiene piedad con Aoki.

Inclinando ligeramente la punta del pie, Kiriyama equilibró su peso


hasta la cintura y asumió una posición de combate. Su cabello castaño voló
por los aires por unos cuantos milisegundos antes de ser atraído por la
gravedad y gradualmente empezar a caer.

La atmosfera que Kiriyama emanaba, vibrantemente cambió.

Con una altura de solo 150cm o menos, Kiriyama, a pesar de ser tan
pequeña, emanaba una atmosfera que parecía que se iba a abalanzar de
inmediato sobre el que hiciera el más ligero movimiento.

Su postura era como la de un toro en una tienda china11

Pero ‹Fusen Kazura› no mostró señales de miedo y la miró fijamente.

– Lamento hacerte esperar tanto… O debería decir, ¿Por qué estabas


dispuesto a esperar por mí? En ese momento, ¿no mostraste ninguna señal
de querer escapar? -, preguntó Kiriyama y redujo la distancia entre ellos.

11
Las tiendas chinas se refieren a cacharrerías, la expresión se traduce como elefante
en cacharrería, pero decidí dejarla así para darle mejor sentido
http://s3.amazonaws.com/rapgenius/filepicker%2F9sc9yRbSBi1RmaSH5Qx6_bull-in-a-
china-shop.jpg

80
–…Ah, en verdad… estaría bien si lo hiciera… pero tengo que ver
algo interesante, así que yo… pero eso es sólo algo tan trivial como para
hacer que la gente comente “¿Eso es todo?”…

– Haré que dejes de estar tan tranquilo y calmado.

Al mismo tiempo, Kiriyama dio un paso adelante. Luego, ella pisó


fuertemente el suelo durante su segundo paso y saltó hacia adelante.

– ¡“Go”, lo lamento–!

Su patada voladora era como un águila estirando sus garras para


atrapar a su presa. A pesar de que había una diferencia de más de 20 cm
de altura, la patada voladora golpeó directamente en el rostro de ‹Fusen
Kazura›– pero fue detenida por el brazo de ‹Fusen Kazura› justo antes de
que la patada estuviera a punto de impactar.

Kiriyama había apuntado a su rostro y le dio una patada voladora a


una velocidad extrema. Casi como si esto hubiera estado destinado a
ocurrir, ‹Fusen Kazura› detuvo la sibilante patada.

Para la gente normal como Taichi, la situación frente a sus ojos ya era
impactante, pero su batalla estaba más allá de su imaginación—como si no
pudieran luchar después de que ella aterrizó en el suelo.

Kiriyama lanzó un golpe bajo a ‹Fusen Kazura› mientras aterrizaba.


Su agraciado cabello en el aire sirvió como contraste para su hermosa
postura igual a la de un ave.

Pero…

81
‹Fusen Kazura› actuó como si nada hubiera pasado y uso su otra
mano libre para agarrar la muñeca derecha de Kiriyama.

Aunque ‹Fusen Kazura› hizo esto fácilmente, incluso Taichi sabía que
este tipo de acciones eran imposibles.

Cuando Kiriyama aterrizó con ambos pies, agotada, se sentó en el


suelo sin poder hacer nada. Solo su mano derecha fue capturada, pero
mirando a su palidez, ella ya había perdido toda su moral. Ella bajó la cabeza
y empezó a lloriquear como un ciervo recién nacido que no podía hacer nada
más que llorar.

Su poderosa imagen se había desvanecido en un instante.

– ¡Yui! ¡Kiriyama!

Nagase y Taichi volaron hacia Kiriyama.

Justo en ese instante—

— la visión de Taichi se retorció y desvaneció.

Al momento siguiente, estaba arrodillado y aferrándose al cuerpo de


Inaba.

Él se confundió por unos segundos. Entonces, entendió lo que había


sucedido.

Si él estaba aferrándose a Inaba, ¿eso quería decir que había


intercambiado con “Aoki”?

A o k i
【Inaba】 vibrantemente tosió en los brazos de Taichi.

82
– Oye, ¿te sientes bien?

– *Tos, tos, tos*…Inaba-san, esto es realmente doloroso.

【Inaba】 dijo Inaba-san. Dentro de los miembros del club… no, en


toda la escuela, la única persona que llamaría a Inaba por ese nombre sería
Nagase.

Taichi levantó la cabeza para confirmar el estado a su alrededor. En


una esquina, podía ver a alguien con 【la apariencia de Taichi】 tendido
impotentemente en el suelo.

Poniendo en consideración los eventos que acaban de ocurrir, esa


debería ser Kiriyama ¿verdad?

Estando agarrada de la muñeca por ‹Fusen Kazura› y aún sentada en


el suelo, se encontraba 【Kiriyama】, quien aún no podía moverse, por lo
que permanecía rígida.

Taichi vio que su rostro estaba tan pálido como una hoja de papel.

Entonces, alguien con la 【apariencia de Nagase】 cruzó las manos


y se paró bruscamente.

– Ayyahh, ¿no será que… ocurrió el intercambio de personalidad justo


ahora? Esto tal vez… es un poco interesante.

‹Fusen Kazura› miró este caos y habló de una manera en la que no


mostro su interés en absoluto.

– Ah… parece que es el momento adecuado, tengo que irme… -,


‹Fusen Kazura› soltó la mano de “Kiriyama” y estiro sus manos hacia la
puerta.

83
– ¡Oye, al menos respóndeme una pregunta antes de irte!

La persona que interrumpió a ‹Fusen Kazura› tenía la 【Apariencia


de Nagase】

– Sabemos que no podemos detenerte, así que quiero preguntarte…


¿podemos, por casualidad… volver a ver a ‹Fusen Kazura›?

–…Es difícil de decir. Cuando esta situación se detenga, deberíamos


reunirnos de nuevo. Pero, no puedo asegurarles nada. Ah, por eso digo,
¿Esta persona es 【El señor Gotou】, verdad? Por favor, no sean duros con
el… Además, no quiero que ustedes desperdicien su tiempo en esas cosas.

– ¡Um… esto significa que es difícil devolver el golpe…Hmmph! Tal


vez ese no es el realmente el caso… ‹Fusen Kazura›, a pesar de que
realmente quiero destruirte, no puedo… esto es muy lamentable. ¿Así que
puedo decir lo que observe al final?

【Nagase】 rio sin miedo, y uso un tono cortes mientras hablaba.

Sin embargo, su personalidad interior—para decir tales cosas en un


lugar así, sólo podía ser la de Inaba.

– Cuando empezaste, dijiste que habías venido porque nuestras


caras asustadas cuando intercambiamos personalidades, eran divertidas.
En otras palabras, si no fuéramos tan interesantes después de que
intercambiamos, no habrías venido. Además, teniendo en cuenta que estás
bastante impresionado con mi tipo de preguntas, esto implica que has hecho
esto unas cuantas veces, ¿verdad? Por otro lado, si tienes un nombre
especial llamado ‹Fusen Kazura›, esto implica que hay más gente como tú
allí afuera ¿verdad?

Incluso cuando estamos atrapados en este lío, Inaba logro averiguar


los motivos del oponente utilizando estos pequeños trozos de información.
84
A pesar de tener la simple 【apariencia de Nagase】, su rostro estaba
dibujado con una sonrisa maligna. Esto era, de hecho bastante aterrador.

– ¿…Quién sabe?

Escuchando las palabras de Inaba, ‹Fusen Kazura› simplemente


respondió.

‹Fusen Kazura›, por primera vez, curvó las esquinas de su boca. Esta
era una cara que nunca había aparecido en “Gotou”… una cara sombría con
una sonrisa extraña.

Nagase
Amenazas invisibles fueron desatadas entre Inaba y ‹Fusen Kazura›.
Pero, ‹Fusen Kazura› luego recupero su habitual lentitud.

– Así que… les deseo suerte a todos… Ah… yo no tengo moral alguna
y no planeo elevar la de ustedes, pero hablé debido a la atmosfera… Tal vez
solo quería decir estas palabras.

‹Fusen Kazura› dejó salir esas palabras, dejando un montón de tareas


irracionales a Taichi y los demás miembros del club, y luego sólo salió del
salón del club.

Hasta ahora, Taichi por proceso de eliminación descubrió que Aoki


era la persona con la 【apariencia de Kiriyama】.

En ese sentido—

Debido a que su estado aún debía ser confirmado, Taichi y los


miembros del club fueron al salón de profesores después de un rato, y vieron
al habitual consejero del club de investigación cultural y profesor de la clase
1-C, Gotou Ryuuzen allí.

85
Cuando le preguntaron “¿Qué has estado haciendo hasta ahora?” Él
respondió, “¿Qué? Justo ahora quería completar este document… ¿Qué
extraño? ¿Por qué el tiempo pasa tan rápido sin que haya ningún avance?
¡Que misterioso es esto! ¡Ustedes deberían incluir esto como uno de los
siete misterios de la escuela y publicarlo en la próxima edición de ‹Bunken
News›!”

Luego, Inaba parecía incapaz de soportarlo.

Entonces….

– ¿Hmmm? Mi mano izquierda parece estar un poco adolorida…


¿Oh? ¡Se ha puesto roja! Esperen, si combinamos estos dos elementos y
sacamos una conclusión… ¡lo entiendo! ¡Es porque usé mi mano izquierda
como almohada para dormir, que me provoque este dolor! ¡Eso… eso fue lo
que ocurrió! Ayahh… que dolor de cabeza… que dolor de cabeza…

Estas suaves palabras volvieron loca a Inaba quien, a pesar de estar


en el salón de profesores, uso una llave al cuello12 sobre Gotou (25 años,
ocupación: profesor) y giraba su puño para empujar su cabeza hacia abajo.

- ¡Ou, ou, ou…Ouch, Inaba! ¡Sigo siendo un maestro! ¿Sabes?

– ¡Si realmente eres un profesor, deberías pensar y actuar como tal!


¡No tengo más energía para ayudarte a encontrar más pruebas, porque eso
es solo una pérdida de tiempo!

12
Llave de lucha libre. http://www.entravity.com/wp-
content/uploads/2013/06/oreimo-9-8-kirino-headlock.jpg

86
Taichi parecía entender porque ‹Fusen Kazura› usó 【el cuerpo de
Gotou】, aunque él solo podía especular si ‹Fusen Kazura› tenía el mismo
pensamiento.

87
Capítulo 4

La semana de las relaciones fomentadas y las bombas


detonantes

En la Secundaria Yamaboshi, participar en las actividades del club es


obligatorio—esta es la única cosa que reconocen es problemática en esta
escuela. Básicamente, las reglas de las demás escuelas son muy flojas.

Desde la perspectiva de la escuela, los estudiantes deben poner más


esfuerzo en sus actividades del club y menos en malas actividades. Las
reglas flojas dan la autonomía a los estudiantes para volverse
independientes.

Aun así, esto no les gustaba a algunos estudiantes.

Ellos pensaban que tener actividades del club obligatorias, era


simplemente insensible. Aunque, viéndolo por el lado bueno, los fondos del
club y las instalaciones en la escuela sobrepasaban las de los demás.

Lo más atractivo de esta escuela era el gran número de clubes.


Cuando había suficientes miembros en él, el club podía hacer lo que
quisiera. Gracias a los flojos procedimientos de admisión, los clubes fueron
hechos uno por uno y rápidamente se volvieron una cifra enorme.

El número total de clubes establecidos era incluso mayor a los cien.


A pesar de esto, la mayoría de clubes eran abandonados después de unos
cuantos años. Si se filtraban los clubes que actualmente estaban activos,
los números caerían a la normalidad.

88
Incluso si el club no estaba activo, seguía existiendo su nombre. Por
lo tanto, los de primer año aún debían hacer una elección de entre los
cientos de clubes en la lista.

Algo que hay que resaltar, es que hay una regla que dice “si no hay
un máximo de cinco miembros, el club no puede realizar actividades bajo el
nombre del club”

En la Secundaria Yamaboshi, debido a la participación obligatoria de


los clubes, los recién llegados deben entregar la solicitud del club antes de
una fecha estipulada. Cuando ellos eligen un club activo, entrarían
directamente a él. Pero cuando eligen un club que existe gracias al nombre,
entonces tendrían que encontrar otros recién llegados o estudiantes de
segundo o tercer año que se quieran transferir, con el fin de alcanzar los
cinco miembros.

A pesar de esta regla, la mayoría de los estudiantes quieren entrar a


los clubes que aún están funcionando. Después de todo, la mayoría de las
opciones eran bastante normales y sus números eran suficientes.

Aunque había estudiantes que querían unirse a clubes que seguían


vivos gracias al nombre, esos estudiantes por lo general encuentran otros a
los que unirse primero.

Por lo tanto, no había una sola vez en la que alguien no quisiera unirse
a un club, pero no había suficiente gente para hacer cinco.

Sin embargo, hay excepciones.

Después de todo, no importa cuando ni donde, donde hay una


corporación, hay quienes actúan fuera de la ley.

Por ejemplo, alguien que tiene un entusiasmo extremo frente a la


lucha profesional, no sabía sobre la regla de las cinco personas, y entregó
89
su solicitud al “Club de Estudios de la Lucha Profesional” inmediatamente
después de ver el nombre del club en la lista, ese fue un chico llamado
Taichi.

Otro ejemplo, fue alguien que invirtió mucho tiempo en el karate hasta
la escuela media, pero se desconoce si esta fue la razón que la volvió
especialmente consiente de las cosas lindas. Y así, ella encontró el “Club
de Fantasía” en la lista, pero no tenía idea de que el club sólo estuvo activo
durante dos años, seis años atrás, y no tenía ninguna información sobre esta
situación.

Ella creyó que esta era una revelación que venía desde arriba, e
incluso cuando los demás le dijeron que no habría cinco personas, ella aun
así defendió tontamente ese punto diciendo que todo saldría muy bien
porque había un montón de chicas lindas ese año y escribió “Club de
Fantasía” en su carta de solicitud. Quien hizo todo esto fue una chica
llamada Kiriyama Yui.

Otro ejemplo, fue alguien que describió su pasatiempo como


recolectar y analizar información, era alguien que planeaba originalmente
unirse al Club de Computación. Pero debido a una fuerte discusión con el
presidente del club (Que fue atribuida a su arrogancia y a la poca tolerancia
del presidente del club) durante el último día de las actividades del club, ella
obtuvo de vuelta su carta solicitud por parte del profesor en un intento por
escabullirse, así que planeó revitalizar un club que se había separado del
club de computación—el Club de Procesamiento de Datos. Quien hizo todo
esto fue una chica llamada Inaba Himeko.

Otro ejemplo más, fue alguien que tenía información sobre una
leyenda urbana, eso era algo que se alegaba en la Secundaria Yamaboshi,
que existía un club llamado “Club de Juegos”. Estaba bien que las
universidades tuvieran dichos clubes, pero estos no existen en las escuelas
secundarias. Él pensó que podía unirse a un club al escribir el nombre en la
solicitud, incluso cuando no había dicho club en la lista (y claro, ya que no
90
existía) fue tratado como si estuviera solicitando formar un nuevo club. El
nombre de este chico era Aoki Yoshifumi.

Un último ejemplo, era una chica que pensó que escoger de un


montón de clubes era difícil y molesto. Pensando eso, dejar la elección al
destino sería más excitante y emocionante, y pensando que haría
fantásticos recuerdos (o quizás sólo era su propia opinión), quien escribió
“Lo dejo al profesor ♥” en su elección de club, fue una chica con una actitud
de “dejo la decisión final al profesor”, llamada Nagase Iori.

Las leyes de esta sociedad llamada “Escuela” unirán a dichos


bandidos, especialmente a aquellos que son simples estudiantes de
secundaria, forzándolos a cooperar en todo.

Pero este punto tenía que ser marcado con un anexo de “Por lo
general”

En efecto, en la mayoría de los casos, los bandidos bien podrían


perecer ante aquellos que tienen el gran poder. Pero algunas veces los
bandidos se revelan.

Por ejemplo, Yaegashi Taichi, Nagase Iori e Inaba Himeko en la clase


1-C de la Secundaria Yamaboshi quienes respondieron con–

– “Profesor, no sabía que no funcionaba si no había cinco personas.”


-, “Kyaa, así que dije, voy a dejar que “Go” decida… ¡estoy esperando su
elección!” y “Entonces ¿Podrías ampliar el plazo un poco? Voy a encontrar
otros cuatro.”

O por ejemplo, Kiriyama Yui y Aoki Yoshifumi de la clase 1-A de la


Secundaria Yamaboshi quienes dijeron:

– “¡Profesor! ¡Tiene que haber algo mal! Por favor ¿podría tratar de
convocar gente de nuevo? ¡A todas las chicas de secundaria les gustan las
91
cosas lindas, por lo que no debería haber ningún problema!” y “¿Eh? ¿Ese
club no existe? Entonces, ¿puedo tratar de establecer uno? ¿Necesita cinco
personas? No puedo reunirlas tan rápido…” respectivamente.

Pese a estos rebeldes, casi ninguno de ellos pudo conseguir lo que


quería al final, debido a que el mundo no era lo suficientemente simple o
débil como para que una rebelión iniciada por cualquier persona, lo cambiara
tan fácilmente.

En la mayoría de los casos, aquellos que abogan en defensa son


directamente suprimidos o pulverizados por la regla. Pero sin duda, hay
excepciones.

Los rebeldes a veces causan cambios inesperados.

Por ejemplo, alguien que era básicamente descuidado, lento y


superficial. Por un lado, no atado a las reglas, y por el otro, despistado.
Pensó que persuadir a Taichi, Nagase e Inaba para que se unieran a un club
ya existente seria problemático. Así que pensó - “¡Déjenme poner a estos
tres juntos y crear un club que los deje disfrutar libremente de sí mismos!”

Esta persona estaba del lado de la ley, pero escuchó a los rebeldes.
Quien propuso esta nueva e inusual idea, fue el profesor llamado Gotou
Ryuuzen.

Otro ejemplo, era una hermosa e ingenua mujer que era bastante
descuidada, le gustaba unirse a la diversión, y alegaba haber sido popular
en sus días de escuela. Los chicos la reconocen como “Bien, muy moe” y
apreciaban su prestigio, aunque otros pensaban que en el lado educativo,
esto aún tenía que ser confirmado.

Cuando escuchó que Gotou dijo “Debido a esto, planeó crear un


nuevo club”, ella propuso, “Bueno, hay dos estudiantes perfectos en mi
92
clase” Así, ella decidió dejar que Kiriyama y Aoki se unieran al club por medio
de esta breve conversación.

También, del lado de la ley, estaba la profesora de la clase 1-C, Hirata


Ryouku.

Pasando por estas múltiples coincidencias, se creó el Club de


Investigación Cultural.

En otras palabras, el Club de Investigación Cultural es una clara


muestra de la victoria de los que actúan fuera de la ley. Es el producto
químico producido por aberrantes estudiantes y profesores.

Esto último parece más significativo ahora… o no… como sea, este
es sólo un problema trivial después de todo.

El objetivo del recién creado club era “Romper todas las leyes y
restricciones, así como ver e investigar todo con otros ojos”. O para
abreviar “Hacer lo que queramos”

Por lo tanto, Taichi y los otros cuatro utilizaron los fondos del club de
acuerdo con el objetivo—básicamente, para hacer lo que quisieran.

Sin embargo, un club de secundaria no podía dejarse solo tan


fácilmente, así que la escuela pidió a cada club que entregaran un reporte
mensual de sus actividades y que mantuvieran un registro, con el fin de
mantener los clubes en orden y evitar que fueran disueltos.

El Club de Investigación Cultural reorganiza el registro de actividad


en el “Bunken News” y lo anuncian y distribuyen en la escuela. (El contenido
desconocido y descabellado parecía ser bastante popular entre un puñado
de estudiantes)

Pero, un día en septiembre—


93
El Club de Investigación Cultural enfrento una situación de vida o
muerte… No, la existencia del club realmente no importaba, lo importante
era el impacto que esto puede tener en cada una de sus vidas.

“Esto”, por supuesto, es el “fenómeno de intercambio de personalidad


que ocurrió entre los cinco” y “el encuentro con ‹Fusen Kazura›”.

□■□■□

– ¡Creo que todos ustedes deben entender que nuestra reunión es en


retrospectiva de la semana!

Taichi, Nagase, Kiriyama y Aoki respondieron diferente a las


apasionadas y de alguna forma furiosas palabras de Inaba.

El encuentro con ‹Fusen Kazura› fue el pasado viernes, una semana


atrás. Hoy es sábado y los cinco miembros del Club de Investigación Cultural
se reunieron en la casa de Inaba.

– Así que ¿Empezamos…Hmm?

Un timbre de teléfono sonó en una de las habitaciones.

– Perdón, déjenme contestar el teléfono primero. Por favor esperen


aquí hasta que vuelva.

Inaba les habló alegre y juguetonamente, como si fueran niños.


Después salió de la habitación.

94
– ¡Hmm… la habitación de Inaba realmente es “igual a humor”! la
última vez que vinimos fue cuando tuvimos que decidir el itinerario para el
“campamento recreativo”, ¿verdad?

Aoki miro alrededor de la habitación mientras hablaba. En efecto, toda


la habitación era monocromática y parecía tranquila y madura.

Artículos de primera necesidad como una cama, una mesa, una


biblioteca, una televisión y una computadora estaban allí, pero no había
nada más que eso.

La habitación estaba pensada para productividad y eficiencia—sin


duda era coherente con el estado de animo de Inaba.

– Nyaa, Inaba es tan afortunada de tener una habitación tan grande


que cabemos nosotros cinco. Tengo una habitación para mí misma, pero
debido a que es pequeña y a algunas de mis necesidades, no hay ningún
espacio libre. Y como mi hermana no tiene una televisión en su cuarto,
siempre viene a quedarse al mío… O debería decir, ¡¿Cómo se hizo tan
grande y alta?! Ella es incluso más alta que yo… aunque creo que ser
pequeña me hace más linda. -, Kiriyama se sentó en el suelo y murmuró
mientras comía las golosinas que estaban sobre la mesa.

– ¿Hablas de tus pechos? -, dijo Taichi de todo corazón. Luego…

– ¡Ay! ¡Duele! -, Los panecillos se despedazaron al llegar al rostro de


Taichi, causándole un dolor insoportable.

– ¡¿De dónde sacaste eso?! ¡Estaba hablando de mi estatura! Oh, lo


entiendo. ¡Es porque siempre estás pensando cosas sobre pechos, así que
llegaste a esa conclusión…! Pensé que Taichi sería diferente a los demás…
no puedo creer que serias un pervertido igual a esa persona sentada allí.

– No, es porque dijiste que ser pequeña es lindo…

95
– ¿También tratas de eludirme? Tengo que negar eso.

– Rechazado.

Es lamentable ver a Aoki sufrir este trato tan injusto.

– ¡Oye! ¡Recoge esos panecillos del suelo, o de lo contrario Inaba se


va a enojar! Después de todo, ella es bastante ordenada.

– ¡Bien! No quiero que me griten por culpa de esos pervertidos.

Adscrito al recordatorio de Nagase, Kiriyama se arrastró en el suelo y


empezó a recoger las migajas.

Su largo cabello castaño cayó hacia el suelo. Acompañada de su


pequeño cuerpo y su confuso vestido de una pieza con bordados en forma
de loto, su sombra despertaba cierto encanto.

Kiriyama también descubrió las migajas de las golosinas que había


estado comiendo, y cuando decidió recogerlas—

– Dos chicos estaban mirando firmemente y anticiparon ver subir la


falda de Yui, quien estaba muy ocupada recogiendo las migajas.

Nagase arremetió con un dialogo al estilo de una telenovela.

– ¡Na-Nagase! ¿De qué estás hablando? Jamás haría algo como es—

– ¡Maldición, estaba tan cerca!

El chico junto a Taichi sin duda era un tipo torpe y estúpido.

Kiriyama rápidamente cubrió su falda y se sentó en el suelo sonrojada


y con su cuerpo temblando.
96
Taichi sintió una sensación de incomodidad, pero no pudo encontrar
ninguna medida para hacerle frente al problema.

Kiriyama acercó poco a poco el plato de panecillos con sus manos.

– ¡Yui, no lo hagas! ¡Si fueras a lanzarlos, Inaba se pondrá muy


furiosa!

Nagase había causado el problema, pero aun así trataba de


resolverlo en vez de solo reírse.

– ¡Así que, usa esta “Almohada de la Perdición” en cambio!

O no.

– ¡Nagase, creo que usar eso es mucho más doloroso! Además, ¡la
“Almohada de la Perdición” suena demasiado serio!

Pero los bramidos de Taichi no fueron escuchados. Mientras que reía


en voz alta, Nagase arrojó la “Almohada de la Perdición” a Kiriyama quien
giró su cuerpo y pateo la almohada justo antes de que estuviera a punto de
tocar el suelo.

– Oh, puedo ver su ropa interior ahora.

………Kiriyama empujo más fuerte después de oír eso.

– ¡Fuego––––––––!

La patada giratoria de Kiriyama impacto justo en la “Almohada de la


Perdición”, que pasó rápidamente a través del aire hacia Aoki con un
espantoso *Boom*

– ¡Awwwaaghh!
97
Incluso con sus manos en posición defensiva, Aoki fue golpeado y
enviado lejos por la almohada.

La puerta se abrió en ese mismo momento—

– Oigan, que están gritando usted…

– *¡Bam!*

A pesar de que había disminuido el impulso, ya que reboto en Aoki,


la “Almohada de la Perdición” aun así pasó rápidamente por el aire con una
abrumadora velocidad y hermosamente golpeó en la cara de Inaba— la cual
parecía chocar perfectamente.

La cabeza de Inaba cayó hacia atrás debido al sorpresivo impacto.


Mientras que transfiriendo el impulso, la “Almohada de la Perdición” no cayó,
sino en cambio, se aferró al rostro de Inaba.

Parecía como si el tiempo fuera comprimido— unos pocos instantes


parecía eternos. Inaba finalmente se enderezo, y la “Almohada de la
Perdición” cayó al suelo.

Inaba estaba de pie, allí, con una torcida y feroz cara. Los otros no
podían hacer nada más que temblar repetidamente.

–…Levanten sus manos y confiesen sus pecados, si han tomado su


decisión…

Como consecuencia, Nagase y Taichi fueron golpeados con el dedo


en la frente una vez, mientras que Aoki y Kiriyama dos. Aoki también fue
recompensado con una bofetada en el rostro.

98
Después de reunirse con ‹Fusen Kazura› quien estaba en el 【cuerpo
de Gotou】, Taichi y los demás miembros no podían hacer nada más que
aceptar el reto del intercambio de personalidad.

Primero, no podían menospreciar esto. El intercambio podía ocurrir


en cualquier momento, ellos no podían sólo quedarse en casa.

Segundo, no podían oponerse al fenómeno. Aunque incluso ellos


realmente querían oponerse, no tenían idea de cómo podían hacerlo. Lo
único que podían hacer era encontrar a ‹Fusen Kazura›, la persona que
estaba estrechamente relacionada con el fenómeno, y obtener más
información. Pero, por mucho que observaron a 【Gotou】, no había un solo
rastro de ‹Fusen Kazura›.

No pudieron llegar a ningún plan para contrarrestar este fenómeno.

Lo único que tenían que comprender en la oscuridad, era la poca


información objetiva que ‹Fusen Kazura› les había dado.

No había ninguna razón para negar sus palabras. En otras palabras,


ellos tenían que aceptar este destino y tener la esperanza de que terminara
un día u otro.

Su reunión retrospectiva finalmente comenzó después de una serie


de obstáculos. Inaba era, sin duda, la anfitriona y la que tomaba las
decisiones.

– Entonces, primero vamos a revisar lo que aprendimos la semana


pasada. Eso es, qué hacer cuando nuestras personalidades se han
intercambiado. La regla fundamental es contactar a la persona con la que
intercambiaron para confirmar su estado. Entonces simula que eres esa
persona y actúa como él/ella para evitar que los demás se den cuenta. Con
esto en mente, podemos usar algún trabajo… ¡¡Concéntrense!!

99
Sentada con las piernas cruzadas, Inaba miró fijamente a todos. Su
espalda seguía recta aún estando sentada. De hecho, ella lucia más como
si estuviera meditando que como si estuviera sentada con las piernas
cruzadas.

– Primero, empecemos con lo básico. Cualquiera que alguna vez


haya entrado al baño del sexo opuesto durante el intercambio, ¡levante la
mano!

- Sí, sí, sí, sí.

Todos habían ido al baño equivocado excepto Inaba.

– ¿Por qué habrían de ir al baño equivocado? ¡Si se trata de un


intercambio entre sexos opuestos, deben ser más cuidadosos! ¡Este es
material de la vieja escuela, chicos!

– Es simplemente difícil cambiar mis hábitos de repente… y en la


mayoría de los casos, escapamos al baño para evitar ser descubiertos…
¿Yor?

– Kiriyama, a que te refieres con ¿Yor? ¡Es debido al intercambio que


se hizo más y más incómodo ir al baño!

Estudiantes de secundaria ¿Quién se equivocaría en el sexo del baño


al que va a entrar? Más que ser la burla, estas personas eran más propensas
a ser aisladas. Sobre todo cuando eran personas como Inaba o Taichi las
que entraban en el baño equivocado, los testigos no pudieron evitarlo.

Solo si fuera una persona con la apariencia de 【Aoki】, la gente


gritaría, “¡Pervertido!” “¡Hentai!” (Kiriyama era esa persona, ella fue enviada
con la profesora para manejar la situación. Ella estuvo a punto de llorar
debido a esto)

100
– Oigan, tengo una sugerencia. ¿Y qué tal si vamos al baño de
antemano, cuando aún no hemos intercambiado? -, Kiriyama levantó su
mano y preguntó.

– ¿No acabas de decir que se ha vuelto incomodo ir al baño? -,


murmuró Inaba sin poder hacer nada.

– Pero si nosotras, las chicas, cambiamos con “Taichi” o “Aoki”,


¡entonces tendremos que ver esa cosa aterradora cuando entremos al baño!
¡Yuck~ ~!

Kiriyama acaricio su brazo, como si tratara de calmarse por el impacto


que se dio a ella misma al recordar lo que había experimentado.

– Creo que no hay ninguna razón para ser tan sensible. Después de
todo, es sólo algo en tu cuerpo. Además, vas a ir al baño para evitar tocar
eso ¿verdad? Pero ahora de lo mencionas, Aoki y yo vamos a tener mucho
cuidado con eso.

– De acuerdo. Gracias, Taichi.

– Oye, Taichi, ¿Por qué sólo aumentas tu popularidad? Yo también


seré más cuidadoso, Yui.

– Está bien si no eres tan sensible. Mira, Yui, ¡incluso yo puedo orinar
de pie! -, Nagase rio.

– Eso es demasiado. Y además, no deberías decirlo con tanto júbilo.

Taichi respondió con una mordaz respuesta. Él se volvió bastante


indeciso cuando es contrarrestado por la sonrisa pura de Nagase.

101
– Es cierto, las “cosas” de estos chicos no es que sean la gran cosa.
En ese sentido, la “cosa” de Taichi es más grande. -, Inaba sonrió
malévolamente.

– ¿Por qué te interesas en esas cosas?… ¡y no compares, ¿Quieres?!


¡Además, Aoki! ¡Por favor, no seas tan pesimista sobre esto!

– Bien, vamos a dejar esto entonces. Lo que pasa es, ¿está nuestra
virginidad… o cuerpo a salvo? -, Inaba paró las bromas y preguntó
seriamente.

Taichi podía diferir en este punto.

– Está bien. ¿Verdad, Aoki?

– Bueno, me convertí en alguien con el “cuerpo de una chica”… así


que es inevitable no querer intentar esas cosas… ¿Eh? ¿Qué? ¡No me
mires con esos ojos! Realmente no hice eso… porque no es ético y no hubo
momento en que pudiera ir al baño para hacerlo… Ayahh… ¡hablo enserio!
Por favor, deja de mirarme tan duramente, hahaha…

Las risas vacías de Aoki reverberaron al interior de la habitación.

– No hice nada por el estilo.

– Taichi… Hm, si tú lo dices... -, Inaba estaba inclinándose en


aprobación.

– Por supuesto que yo también…

–… ¿Estás seguro? -, Inaba inspecciono a Aoki con ojos suspicaces.

– ¡Estoy diciendo la verdad! La confianza es importante en estos


momentos, ¿verdad? Así que no haría esos actos tan despreciables.
102
– —Si tú lo dices.

Inaba dudo por un momento antes de expresarse con ironía.

Taichi quiso preguntarle “¿Cuál es el problema?” pero antes de él,


Kiriyama le habló a Aoki.

– Nyaa, hablando de eso, cuando te convertiste en “mí”, en mi casa,


llamaste a mi madre “Mamá” en vez de “Madre” que es lo que generalmente
digo. Y tú siempre confundes que cuarto es “mi” cuarto. Eso es
imperdonable.

– Lo siento. Pero sin duda me preguntaron unas cuantas veces “¿Qué


pasa contigo hoy, Nee-san?”

– ¡Este es un gran problema!

Inaba tosió dos veces para interrumpir en medio de su conflicto.

– Eso es algo que debe ser debidamente atendido. Por otro lado, ya
hay rumores de que está pasando algo extraño entre nosotros. Aun así,
sería raro de que pudieran descubrir que la razón detrás de esto es el
intercambio de personalidades.

Cierto, si no es la intención de uno, sería difícil para otros imaginar lo


que pasa. Es por eso que esas “Partes peligrosas” usualmente son
consideradas como parte de la personalidad de esa persona.

– Hablando de estar en nuestras casas… Iori, cuando cambie


“contigo", no había nadie en casa incluso a la media noche, ¿Qué ocurrió…?
Bueno, solo creo que una chica de secundaria quedándose sola por la noche
es un poco peligroso…

103
Kiriyama poco a poco fue disminuyendo su voz, probablemente
porque lo que estaba mencionando no podía decirse tan fácilmente.

Nagase quedó estancada por un momento y no respondió.

Un completo silencio cayó sobre la habitación.

– Oh… bueno… eso… eso es porque no tuve una oportunidad para


hablar sobre ello. En realidad, mis padres están divorciados. Ahora vivo con
mi madre, que está muy ocupada… algo así. Tengo gas lacrimógeno de
defensa personal para hacerles frente a los chicos normales. Luego, puedo
mandarlos al diablo. Así que, no es algo de lo que debamos preocuparnos…

– ¡Ese es un gran problema! ¡Incluso si fueran chicos normales,


tratarlos descuidadamente, es lo más peligroso! ¡Si no haces buenas
preparaciones de antemano, será demasiado tarde!

Agitada e indignada, Kiriyama gritó con todas sus fuerzas.

– ¿Eh…? Oh, uh… pe-perdon.

Nagase, atónita, se disculpó.

Esto es muy raro… No, esto es algo que nunca antes había ocurrido.

Después de que Nagase se disculpó, el elevado ánimo de Kiriyama


también se calmó. Luego, ella también bajó su cabeza a modo de disculpa.

– Hm, ah, yo debería ser la que pida perdón.

La atmósfera se volvió tensa y pesada.

—Pensándolo bien, eran bastante afortunados en cierto sentido.

104
Incluso, aunque algo tan aberrante como el “intercambio de
personalidad” había ocurrido, nada en especial cambió entre ellos.

Por supuesto, aún existía alguna incomodidad.

Pero hasta ahora—lo que puedes observar en la superficie son las


únicas cosas que han cambiado.

Cuando la personalidad de las personas es intercambiada


aleatoriamente, ¿es posible que alguna vida no resulte dañada o arruinada?

No. De todos modos, eso es imposible.

Es sólo que esos eventos aún no han llegado.

¿Pero, que tanto resistirá su suerte?

Entonces, si “esos eventos” realmente vienen, ¿Qué haremos?

Cuando las personas se conectan entre sí, ¿Cómo sucederán las


cosas?

Inaba aplaudió para hacer un sonido *Bam*

– Para terminar, la duración del intercambio de personalidad, que es


el momento en que alguien más se queda 【en tu cuerpo】, dura poco
menos de un par de horas, así que, si cada uno usa 【otro cuerpo】
cuidadosamente, carga con sus responsabilidades y soluciona cualquier
problema tan pronto como sea posible, mitigará los efectos del fenómeno.
Claro, sólo estas medidas son insuficientes para solucionar el problema…
No, es inútil esta conversación ahora.

Aunque un poco de mala gana, Inaba se las arregló para apaciguar la


atmosfera.
105
Todos pasaron la tarea de controlar la escena a Inaba, no solo por su
innata exigencia y actitud subjetiva, sino más por su habilidad para manejar
dichas situaciones. Esto fue lo que pensó Taichi.

Luego cambió a un tono irónico.

– El problema ahora se atribuye al daño real que se ha hecho. ¿Cierto,


Aoki?

– ¿Eh, que daño? -, Aoki la miró con su mandíbula bien abierta.

Inaba cayó hacia atrás en shock.

– ¿Cómo pudiste olvidarlo? ¡Obtuviste un puntaje lamentable en mi


examen de inglés!

– Ah… eso, pero realmente trabaje duro para conseguirlo.

– ¡Siete de treinta y dices que trabajaste duro para conseguirlo!


¡Gracias a ti, voy a ir a las próximas clases suplementarias! Y eso junto con
mis usualmente buenas calificaciones, crean una razón para que sea
cuestionada… ¡Qué demonios! Incluso si eres estúpido, causar problemas
a los demás aún te hace culpable.

– No puedo evitarlo. No quiero ser, ya sabes, estúpido.

Aoki jugó con su cabello descontentamente.

– Bien, Inaba, no seas tan dura con él. Después de todo, ese examen
no afectara tus calificaciones finales, además, incluso si alguien estúpido
trabaja y hace su mejor esfuerzo, sigue siendo estúpido.

Taichi trató de reconciliarlos, pero entonces…

106
– Es verdad, Inaba, las persona estúpidas no pueden ser curadas ni
siquiera muriendo.

Nagase habló.

– Sí, Inaba, las personas estúpidas solo pueden morir estúpidamente.

Kiriyama siguió la corriente.

– Chicos, ¿no se dan cuenta que no están ayudándome? O debería


decir, ¡¿sus palabras han ido muy lejos?!

Aoki era tan amado por todos.

– Aunque puedes pensar que esto no es algo serio, realmente lo es.


No sabemos que tanto va a durar este intercambio de personalidad. Si dura
hasta los exámenes parciales o finales…

Las tres personas (Taichi, Nagase y Kiriyama) exhalaron e hicieron


un *Ahhh* en unísono. Ellos empezaron a imaginar las palabras que Inaba
deliberadamente dejo sin terminar y se convirtieron en miedo.

La persona estúpida y el núcleo del problema, comenzaron.

– ¿Eh? ¿Qué quieres decir? ¡Si me vuelvo 【alguien más】 durante


mis exámenes, y alguien se convierte en “mi” entonces mis asignaturas
reprobadas van a disminuir! Phew~

– Entonces relativamente, ¡Alguien más tendría más asignaturas


reprobadas! O debería decir, ¡nadie en esta habitación fracasa en los
exámenes a excepción de ti!

Las irónicas palabras de Inaba no eran simpáticas para Aoki.

107
– Vamos a pensar positivamente… ¡y me refiero a positivamente!
Creo que este fenómeno va a terminar muy pronto.

Kiriyama jugó con su cabello y apretó su cabeza mientras murmuraba.

Luego, continuaron con su retrospectiva ruidosamente, (la cual inició


para convertirse en una mera charla a mitad de camino), pero cuando
transcurrió la tarde, Inaba dijo “mis padres están por volver” y la reunión fue
forzada a terminar.

En el camino de vuelta a casa, Taichi, Kiriyama, y Aoki se despidieron


de Nagase cuyo camino era diferente, y empezaron a caminar de vuelta a
casa. En teoría, eso fue todo. Cuando los tres llegaron a la terminal central,
Aoki y Nagase intercambiaron personalidades.

Así que se pusieron en contacto y confirmaron su ruta antes de


avanzar. En caso de que no se recuperaran, entonces encontrarían un lugar
al azar para matar el tiempo.

– Ah, así que esta es la perspectiva de 【Aoki】… ¡es bastante alto!


Es mi primera vez siendo 【Aoki】. Bueno, su altura está por encima de los
170cm.

A o k i
Nagase estaba contenta y no mostraba señales de nerviosismo.

– Guarda silencio… No, aun cuando te escucharan, nadie sabe de


qué estás hablando.

Taichi quería recordárselo, pero luego cambió de idea.

– Oh… Yui se ve tan pequeña y linda.

108
A o k i
Nagase mientras le tomaba del pelo, extendió su mano para tocar a
Kiriyama. Kiriyama ahí desvió la mano e inmediatamente agachó la cabeza.
Ella además mantuvo su distancia de Nagase.

– ¿Eh?

– Ah…

Ambas repentinamente cayeron en silencio.

Ellas querían decir que no había sido la gran cosa, pero una
atmosfera sutilmente incomoda voló a su alrededor y las dejo indispuestas.

A o k i
Luego, Nagase sonrió irónicamente en vergüenza.

– No. No es lo que piensas, Nagase. ¡No me estoy quitando porque


te odie! Es porque te convertiste en 【Aoki】. Así que…

– Entiendo, Yui. Debería ser yo quien ser quien se disculpe… fui un


poco imprudente hace un momento.

– Si Aoki ve esto, las probabilidades de que llorará serían de ochenta.

Pensando en su amigo, Taichi suspiró.

109
– Eso es porque Aoki siempre tiene una actitud extraña y saltaría de
repente sobre mí, así que entonces lo esquivaría por el reflejo condicional13.
¡Realmente no lo odio como tú piensas! Él es estúpido, pero no es malo…

– Oh, bien, tienes razón.

A pesar de que respondió con unas cuantas bromas, Kiriyama usó un


tono muy serio. Esto confundió bastante a Taichi.

Luego, el tren de Kiriyama llegó y los otros dos sólo pudieron decir
adiós en medio de esta rígida atmosfera.

Eventualmente, llegaron a la estación más cercana a la casa de Aoki,


pero debido a que la personalidad interior de 【Aoki】 aún era la de Nagase,
Taichi decidió bajarse en esta estación para pasar su tiempo con Nagase.

En la etapa actual del intercambio de personalidad, incluyendo a los


cinco miembros del Club de investigación Cultural, el promedio de
intercambios era de una a ocho veces al día y el tiempo de los intercambios
varía de algo tan corto como un minuto a algo tan largo como dos horas. La
duración no era tan larga como parecía.

A o k i
Taichi y Nagase fueron a la sala de espera de la estación. No había
otros pasajeros en la sala.

13
La ley del reflejo condicional es una teoría del fisiólogo ruso Iván Pávlov, que fue
confirmada en humanos con el experimento del pequeño Albert.

110
Taichi miró a su derecha y vio un rostro que le resultaba familiar, el
de su amigo. Pero él no era quien era. En cambio, otro amigo, una amiga,
estaba sentada allí.

– Fui demasiado descuidada…

A o k i
Nagase estuvo en silencio a lo largo del viaje en tren. Pero empezó a
murmurar debido al aburrimiento.

– ¿Hablas de tu conversación con Kiriyama? Hmm, creo que fue por


el mal momento. No tienes que sentirte tan arrepentida por eso.

– Esta bien pensar así… pero no puedo… no quiero hacer cosas que
los demás odian… no puedo… no debí hacerlo.

Nagase quedo extrañamente silenciosa. Pero parecía como si otro


tipo de remordimiento estuviera torturándola, uno incluso más grande que el
remordimiento por lo que le hizo a Kiriyama.

– Kyaaa~…

A o k i
Nagase encorvó su cuerpo y cubrió su rostro con sus manos.

Sintiendo su débil y tenue presencia, Taichi estaba determinado a


apoyarla para evitar que se hiciera añicos.

– ¿Estás bien, Nagase? ¿Hay algo que pueda hacer para ayudar?

A o k i
Nagase no respondió y se quedó estática.

El tiempo transcurrió por unos instantes.

111
Taichi sintió que no estaba bien mirar fijamente a alguien por mucho
tiempo, así que decidió poner sus ojos en el paisaje exterior.

–…Taichi.

A o k i
Poco después, Nagase comenzó ligera y suavemente.

– ¿Qué pasa?

Taichi respondió lentamente.

– Bueno, después del intercambio de personalidad, fui a la antigua


tienda de libros para echarle un vistazo a algunos también llamados mangas
de “intercambio de personalidad”

– Oh, así que tú también lees manga.

Taichi no podía ver lo que estaba tratando de decir.

– La mayoría de los mangas hablan sobre intercambios entre chicos


y chicas. ¡Además, en ese manga había una alta posibilidad de que la chica
que se había convertido en “chico”, jugará con la “cosa” en el cuerpo del
chico! -, dijo Nagase con una brillante y alegre sonrisa.

– Así que estoy pensando si yo también debería jugar con esa cosa
en un chico…

– Espera, espera un momento. ¿Esto que tiene que ver con la


conversación con Kiriyama?

– Hehehe, hohoho, ¿Qué dices, Taichi? ¿Cómo puede haber alguna


correlación?

112
– Oye, ¿A dónde fue esa solemne atmosfera? Estaba pensando si
había alguna implicación importante en tus palabras, así que me concentré
y escuché lo que dijiste… ¡devuélveme mis esfuerzos!

Nagase cambió su humor muy rápido. Ella parecía haber agonizado…


pero, realmente ¿Cuándo empezó a pensar en esas cosas estúpidas?

– Sólo dije “hacer algo con esa cosa en un chico”. Pero no sé cómo
hacer eso en términos prácticos. Así que quiero que Taichi me ayude a hacer
“eso” a “esa cosa” en un chico…

– ¡Deja de hablar de eso! ¡Además, aunque no sé qué quieres decir,


pero no pienso ayudarte a hacerle “eso” a “esa cosa” en un chico!

– Pero si fuera a hacer eso en un chico, siendo inexperta, en caso de


que algo como eso suceda, sería… como eso.

– Basta, así que, no deberías hacerle eso a esa cosa en un chico,


entonces eso no sucederá porque no le hiciste eso a esa cosa en un chico.

– Cierto, si no le hago eso a esa cosa en el cuerpo de un chico,


entonces quizás eso no pasará porque no le hice eso a esa cosa en un
chico. Pero al mismo tiempo, no voy a poder hacerle eso a esa cosa en un
chico para luego despertar esa situación que es llamada eso… ¿Kyaaa?

– Nagase, déjame decir, tú en realidad sólo querías decir eso y esa


todo el tiempo.

– Mi secreto fue revelado~

– ¡Incluso tienes las agallas para decir eso!

– Pero, Taichi también se excitó por nuestro juego, ¿verdad?

113
…Taichi no podía negar eso. De hecho, él estaba excitado por su
juego.

– Hmmm… En serio, jamás le haría “eso” a “esa cosa” en un chico. Si


lo hiciera, seria odiada, ¿verdad?

– Definitivamente…

– Si eso es “eso”, entonces no lo haría.

A o k i
Nagase rio. Debido a que la sonrisa fue llenada de satisfacción y
alegría, Taichi de repente pensó en—

– ¿Es porque querías investigar qué acciones tomar durante un


intercambio de personalidad que hojeaste esos mangas acerca de
“intercambio de personalidad”?

– ¡Ahora es el momento de Nagase Iori para interrogar a Taichi! -,


Nagase intencionalmente interrumpió a Taichi.

Ella parecía avergonzada mientras que hacia sonidos de un timbre


*Ring, ring*

Aparentemente deprimida, pero emocionándose en un instante.


Pareciendo como si no estuviera pensando demasiado y sólo haciendo lo
que quería, pero en realidad pensando y planeando indefinidamente antes
de todas sus acciones. Diciendo chistes eróticos sin sonrojarse o respirar
pesadamente, pero avergonzándose con cosas extrañas… las
multitudinarias expresiones de Nagase se convirtieron en una atractiva perla
ante los ojos de Taichi.

Luego, Nagase tuvo otra expresión, una expresión que era diferente
y difícil de colocar.

114
– Todos creemos que los humanos usamos nuestras almas, o
nuestras consciencias, o nuestras “personalidades” como la cruda evidencia
de que “somos lo que somos”. O en otras palabras, este 【cuerpo de Aoki
】 que contiene el alma de Nagase, está pensado para ser Nagase Iori.
Aunque, esto llevaría a un problema, nuestras almas, o lo que llamamos
consciencia o personalidad, son vagas existencias. A lo que me refiero con
vagas es que no podemos ni verlas ni tocarlas.

Como si mantuviera la distancia de lo que estaba sucediendo, una


A o k i
sonrisa apareció en el rostro de Nagase.

– Es por eso que a pesar de todo, nuestros conocimientos nos dicen


que “somos lo que somos” debido a la existencia de almas, o consciencias,
o personalidades. Pero, por lo general usamos nuestros 【cuerpos】 para
determinar que “esa persona es quien es”. Mira, estamos experimentando
los intercambios de personalidad todos los días, pero incluso cuando alguien
sienta que estamos actuando extraño, ellos no sabrán la verdad. Sólo
nosotros lo haríamos, ¿verdad?

Nagase, igual a un anfitrión de un show dando un bien preparado


discurso, habló calmadamente.

– Es cierto. En otras palabras, nuestros 【cuerpos】 son nuestros


pilares de soporte. ¿Pero qué pasaría si el 【 cuerpo 】 , debido al
intercambio de personalidad, también se convierte en algo vago? ¿Podemos
seguir viviendo con nuestras identidades? Sólo estoy dejando salir ideas.

Ella sacó una juguetona sonrisa—justo en ese momento, 【Aoki】


momentáneamente cerro sus ojos y luego los abrió de nuevo.

– ¿…Ayahh? Oh, Taichi.

【Aoki】 habló y revisó su cuerpo.


115
– Hm… Oh, parece que me he recuperado… Phew~ finalmente he
vuelto a mi 【cuerpo】…Hm, si lo pensamos detenidamente, ¿lo que dije
acerca de regresar a mi cuerpo suena un poco extraño?

Parece que el intercambio de personalidad ha terminado. A lo que dijo


Aoki de recuperarse, Taichi sólo respondió a sus palabras sin pensar
realmente en ello. Él ni siquiera sabía de qué estaba hablando.

Él simplemente estaba sobresaltado.

A o k i
Su mente aún estaba ocupada por las sombras de Nagase.

Sin ninguna expresión en absoluto, mientras claramente contemplaba


e interpretaba ideas filosóficas, Nagase era muy diferente a la Nagase de
siempre.

¿Qué era lo que Nagase quería que Taichi supiera?

Fue debido a su comportamiento calmado, que hizo parecer su


llamado como un llanto trágico… eso fue lo que Taichi pensó, pero era sólo
lo que él pensaba, después de todo, hay algunas cosas que él sabía y otras
que no.

Él no fue capaz de comprender lo que Nagase quería decir.

Sin embargo, el básicamente quería entender.

116
Capítulo 5

La reflexión del Jobber

El lunes siguiente, la primera clase había terminado y el receso había


llegado. Yaegashi Taichi trató de discutir calmadamente el “extraño aspecto
en Nagase Iori” con Inaba Himeko.

Él pensó que si parecía muy serio, seria problemático para Iori. Así
que intento hablar en un tono ligero. Pero Inaba lo escuchó con
determinación.

– Oh… ¿se ha vuelto así? -, dijo Inaba profundamente sosteniendo


su mentón contra su mano.

– ¿Qué quieres decir con volverse “así”?

– Así es así… en serio, tenía la esperanza que no fuera a un lugar en


el medio.

– ¿Y qué quieres decir con “un lugar en el medio”?

– ¡~ ~Ir a un lugar en el medio es ir a un lugar en el medio! ¡Usa el


cerebro! ¡O pregúntale tú mismo!

Inaba alocadamente empujó a Taichi hacia adelante. Taichi caminó


hacia adelante pisando el aire una cuantas veces, luego fijó su visión en Iori
quien simplemente estaba de pie.

117
Con una sonrisa llena de satisfacción, Iori saltaba arriba y abajo y
luego saltó junto a Taichi.

– ¿Hm? ¿Qué sucede? ¿Algo divertido?

– No, nada… por cierto, Iori, sobre eso que dijiste el sábado pasado
cuando volvíamos a casa…

– ¿Qué? ¿Algo anda mal?

Iori tenía una impecable sonrisa extendiéndose por su rostro,


pretendiendo que no tenía idea de lo que Taichi estaba hablando.

Ver esa sonrisa le causó un poco de mareo, y Taichi empezó a sentir


que lo que se preguntó en la mente era quizás algún tipo de mal entendido.
Tal vez, fue sólo producto del impulso repentino de su mente, pensó él.

– Ah… No, nada.

No había nada que valiera la pena preocuparse— Concluyó Taichi,


luego abrogó el tema… sin embargo, Inaba detrás de él parecía chasquear
deliberadamente su lengua con disgusto, como queriendo que Taichi
escuchara su insatisfacción.

□■□■□

Hoy era otro aburrido y común día a mediados de septiembre.


Después de que la quinta lección había terminado y el receso había
comenzado, una peligrosa atmosfera descendió sobre la clase 1-C.

118
Como de costumbre, todos estaban jugando o conversando
placenteramente. A pesar de estar jugando por su cuenta, ellos algunas
veces echaban un vistazo a cierto punto en el salón de clases.

En ese punto, o lo que ellos llamaban la “Zona de la Muerte”, se sentó


Inaba. Siendo reconocida unánimemente como la causa de la mortal
atmosfera, Inaba estaba propagando un aura de “Estoy muy enojada. No te
acerques. Si lo haces, no estoy segura de lo que voy a hacerte” (Por
supuesto que no lo escupió)

En donde tuvieras el más mínimo contacto con la “Zona de la Muerte”,


se podían inducir explosiones. Por lo tanto, teníamos que tratar la situación
con máximo cuidado.

– Dilo, Inaba. No solo pongas esa sucia mirada en tu rostro.

Nagase sacudió su silla frente a Inaba.

Sus agallas y sus valientes acciones, dejaron atónitos a sus


compañeros de clase.

– “¡Se está poniendo serio!” “¡Eso es demasiado impetuoso!” “¡Iori…


eres una persona tan maravillosa!” “¡Cielos! ¡Qué estaba haciendo el
escuadrón antiexplosivos!”

Palabras divergentes se propagaban en todos los rincones del salón


de clases. Las inesperadas acciones de Nagase causaron que los suaves
susurros se amplificaran.

En ese sentido, el “Escuadrón antiexplosivos” debe ser en alusión a


Taichi, que estaba de pie cerca del centro de la Zona de la Muerte… de
hecho, Taichi fue empujado allí por la persona que habló de él.

119
Lo que sucedió era simple. Al inicio de la primera clase, clase de
estudios clásicos, las personalidades de Inaba Himeko y Aoki Yoshifumi se
intercambiaron.

In a b a
Durante la clase, Aoki cayó en un profundo sueño en el salón de
clases 1-C. Cuando el profesor se dio cuenta, la golpeó con el libro de texto
en la cabeza *Bam*. Cuando despertó, la personalidad de Inaba había
regresado al 【cuerpo de Inaba】. Esto fue lo que paso. (Aunque es incierto
si el cambio ocurrió cuando estaba dormida o en el momento en que fue
golpeada)

– ¿Yo… siendo golpeada en la cabeza por un simple maestro? ¡Eso


es tan humillante!

¿Quién se creía Inaba? Realmente quería preguntárselo de una vez


por todas.

– Tranquilízate, Inaban 14. Tienes que entender que algunas cosas


sólo pueden aceptarse. Lo que puedes hacer es contener esta ira y tirarla
sobre el culpable.

– Nagase, sabes que ese es un anuncio de muerte para Aoki,


¿verdad?

– Tienes razón. *Fufufu*…el precio que tiene que pagar es demasiado


alto.

14
Es un juego de palabras de Nagase, en vez de llamarla Inaba-chan le quita el “cha”
dejando solo Inaban.

120
Inaba sonrió con una audaz sonrisa, luego saco su lengua y lamio su
labio superior.

Su feroz aspecto criminal causó gemidos en el salón de clases.

– “¡Ehhh!” “¡Tranquilícenla, rápido!” “¡Esta bien, ella no nos hará


daño!” “¡¿El escuadrón antiexplosivos no piensa hacer nada en lo
absoluto?!”

Parece que todo el mundo se interesó en lo que iba a suceder.

– Creo que acabó de escuchar algo de mierda malintencionada…

Al darse cuenta de los murmullos, Inaba giró la cabeza para mirar


alrededor del salón de clases.

– ¡Es sólo tu imaginación, Inaba!

Para salvaguardar el prestigio del escuadrón antiexplosivos, Taichi


detuvo a Inaba. Justo en ese momento, sonó la campana, señalando el fin
del receso y el comienzo de la sexta clase—reunión de clase. Al mismo
tiempo, el supervisor, Gotou Ryuuzen, irrumpió en el salón de clases. Se
veía un poco diferente. Por lo general, él habría llegado un poco tarde debido
a su pereza.

– ¡Oi! ¡Ya regresen a sus asientos!

Gotou claramente apresuró a los estudiantes para que regresaran a


sus asientos. Después de que Taichi y Nagase le dijeron adiós a Inaba,
quien aún tenía una sucia mirada, regresaron a sus asientos.

Aparentemente sin razón, Gotou despejó su garganta con unos


cuantos tosidos. Su presencia se sentía muy extraña.

121
– Eh… bien, escuchen bien.

El tono de Gotou era extrañamente formal. Luego lo anunció como si


lo hubiera preparado de antemano:

– Creo que algunos de ustedes saben esto, pero nuestra escuela lleva
a cabo actividades voluntarias de limpieza en zonas pequeñas. Debido a
que casi nadie participa activamente, en la mayoría de los casos, el Club de
deportes toma turnos para hacerlo. Pero debido a las próximas
competencias que se avecinan y a fallas de planeación en el itinerario,
estamos cortos de participantes. En nuestra reunión de personal, decidimos
escoger tres estudiantes de tres clases de primer y segundo año para
participar en esta actividad obligatoria de limpieza. Los de tercer año son
excluidos porque están en exámenes.

Aunque un fuerte e inquietante presentimiento estaba burbujeando,


los estudiantes de la clase 1-C aún se aferraban a la más ligera esperanza
y esperaron a que Gotou terminara.

– Entonces, para decidir cuáles serían las tres clases elegidas,


llevamos a cabo un juego de Piedra-papel-tijeras. Debido a que en el juego,
yo, el profesor, hermosamente…

Gotou lentamente miró alrededor del salón de clases, desperdiciando


mucho tiempo para mantener a los oyentes en suspenso.

–…perdí…

– ¡Tú, cerebro de guisante!

– ¡Como puedes perder!

– ¿Por qué nos mantienes en suspenso?

122
– ¡No podemos soportarlo!

El cursi final enfureció a los estudiantes. Desde todos los rincones,


ellos atacaron verbalmente a Gotou con vigor.

– ¡No perdí intencionalmente! ¡Así que, nuestra clase tiene que enviar
a tres personas! ¡Ustedes pueden elegir a los participantes! ¡Sí, y no hagan
una huelga! Si lo hacen, la clase entera va a tener que participar en la
próxima actividad de limpieza como castigo…

– Entonces, Fujishima, ¡ayúdame a terminar con esto! ¡Reúnanse


frente a la entrada principal después de clases!

Gotou voló fuera del salón de clases justo después de terminar su


discurso.

– ¿Pro-Profesor?

La presidenta de la clase 1-C, Fujishima Maiko, sintió confusión y


nerviosismo después de haber sido llamada tan de repente.

– ¡Oigan, se escapó!

– ¡Él abdicó sus deberes!

– ¡¿Es siquiera un profesor?!

Los estudiantes se quejaron uno detrás del otro. Sin embargo, las
quejas sólo podían resonar en el vacío del salón de clases, ya que Gotou ya
se había ido.

– Ah… conque es así. Entonces, para aquellos que quieran


participar… ¿Nadie, verdad? Para aquellos que están dispuestos a
participar, levanten la mano.
123
Después de haber sido cargada con la responsabilidad, Fujishima, a
pesar de mostrar una cara llena de insatisfacción y renuencia, aun así se
paró en frente de la mesa del profesor para cargar con ella.

Por supuesto, no había nadie que levantara la mano. Solo aquellos


que tienen problemas psicológicos participarían en una no lucrativa y
aburrida actividad como esta.

– “Deberías ir.” “Lo lamento, estoy demasiado ocupada con mi club.”


”Por cierto, todos en la escuela tiene sus propios clubes, ¿verdad?” “Los
clubes de deportes por lo general ayudan en estas ocasiones” “¿Quizás los
clubes culturales puedan ayudar esta vez?” “Eso no tiene que ver con
nuestro problema, ¿cierto?”

Aunque todos encontraban diferentes excusas, ellos, al final en


realidad sólo querían evadir sus responsabilidades. Fujishima originalmente
planeó considerar seriamente lo que todos pensaban, pero debido a la
enorme disputa, se dio por vencida frente a esa idea.

– Fiu~… entonces, vamos a discutir cómo elegir a nuestros


participantes. Si aún no podemos conseguir suficientes personas,
decidiremos esto con un juego de Piedra-papel-tijeras.

– ¿Oye, así que tú también vas a renunciar a tus labores como


presidenta de la clase?

Los estudiantes tiraron a un lado sus problemas y empezaron a


criticar a Fujishima.

– ¡Sí, Sí, entiendo! Así que déjenme ser uno de esos tres. Entonces,
nos hacen falta dos. ¿Está bien?

Sin duda, ella es Fujishima. Todos empezaron a aplaudir esta vez—


la actitud de los estudiantes ciertamente cambió rápidamente.

124
Por cierto, Fujishima es una persona impresionante… es importante
tener en mente que Fujishima tiene un lado de su personalidad distinto al
que hace temer a Iori.

Entonces, Taichi empezó a pensar.

Si solo las actividades voluntarias fueran un poco más interesantes…


pero, en cualquier forma que pudiera decirlo, no habría nadie dispuesto a
participar en dichas actividades de limpieza. Entonces, tiene sentido que
evadir las responsabilidades fuera inevitable.

Si fuéramos a decidir por medio de una discusión, las personas


débiles serian en su mayoría forzadas a participar. En este caso, tendríamos
que decidir por medio de un juego de Piedra-papel-tijeras. Ahora, cuando
elegimos a alguien que tiene cosas importantes que hacer en ese momento,
sólo le causara más problemas a esa persona. O quizás alguien sugerirá
que aquellos que tienen cosas realmente importantes que hacer en su
agenda, pueden volverse la excepción.

Si seguimos así, alguien tendrá dolor de cabeza, no importa qué tipo


de medida sea introducida.

Sin importar cuál sea el caso, tiene que haber una forma para evitar
que suceda, ¿no es cierto?

Taichi pensó en una forma… aunque era una que él ya conocía desde
un principio—

Era simple e inocente.

A través de esta forma, todo sería solucionado.

Claro, aun nos hace falta una persona. Pero al menos podemos salvar
a una persona más.
125
Taichi resopló. Él cerró los ojos y levantó su mano derecha.

– Yo me ofrezco.

Pero su voz no estaba bien. El instantáneamente se dio cuenta.

Abrió sus ojos.

Su distancia de la mesa del profesor… No, la posición en que estaba


sentado había cambiado.

Esto implica que—

– Ah, umm… así que 【Inaba-san】 está dispuesta a participar,


¿verdad?

Fujishima preguntó con una increíble expresión en su rostro.

Taichi y los demás ya estaban muy acostumbrados al intercambio de


personalidad, así que incluso cuando estaba un poco sorprendido con los
recientes intercambios, aun podía hacerles frente calmadamente. Pero
volviendo al tema, el momento del intercambio esta vez fue demasiado
exacto, ¿verdad?

Taichi giró su cabeza para confirmar por sí mismo, que esta, donde
【Yaegashi Taichi】 se sentó.

– Yo… yo también me ofrezco.

Con tensas mejillas, 【Taichi】, muy probablemente siendo Inaba,


señalo hacia abajo desde su pecho con el dedo medio de su mano izquierda
y levanto su mano derecha hacia arriba.

126
Después de regresar al salón de clases y siendo regañado por los
furiosos estudiantes, Gotou anunció el término de la reunión de la clase.

– Puedo entender porque Yaegashi Taichi se unió, pero, ¿Inaba es


una persona que haría esas cosas?

– Inaba-san está realmente rara hoy, ¿verdad?

– Para decirlo correctamente, esos chicos parecen un poco extraños


últimamente.

In a b a Taichi
En el vibrante salón de clases, Taichi fue junto a Inaba para discutir
lo que acababa de pasar.

– Ah… ¡Ya fue suficiente! El día de hoy realmente apesta.

Taichi
Inaba estaba furiosa, pero ella pensó en la condición del salón de
clases y se quejó en voz moderada.

– Um… sobre eso, como dije antes, lo lamento. Esta vez sólo culpa
al intercambio de personalidad que milagrosamente ocurrió cuando levante
mi mano.

– Bien, incluyendo el intercambio con Aoki, la sincronización de los


intercambios de personalidad de hoy fue bastante maliciosa. Aun así, estoy
enojada contigo.

Inaba miró fijamente a Taichi con ojos crueles.

Taichi
Taichi pensó que era bastante fresco. No esperaba que su cuerpo
pudiera exudar tanto atrevimiento.

127
– Encontraré una oportunidad para recompensarte. Por favor, déjame
ir esta vez,

– Hmph. ¿Cómo debería tomar venganza?

En lugar de estar de acuerdo con la compensación, Inaba parecía


mirar más adelante buscando como devolver la pérdida… ella era así de
perversa.

– Bien, bien. 【Taichi】, por favor, no la mires fijamente con odio. ¡Si
lo haces, te convertirías en sospechoso! Aquí, sonríe.

Iori, que parecía tener otro motivo aparte de lo que dijo,


Taichi
agradablemente pellizcó las mejillas de Inaba, como si tratara de sacar una
sonrisa de su expresión.

– ¿Que? Esto se ve un tanto extraño y enfermo. ¡Cierto! Es porque


Taichi es una persona que usualmente no sonríe.

– Entonces, detente por favor. Nadie se beneficia de esto.

Viendo a alguien más jugando con 【su】 rostro, Taichi estaba un


poco avergonzado y sintió acides.

– Dejando las bromas a un lado, Fujishima parece estar mirándonos


justo ahora.

Taichi
Mientras aún se frota las mejillas por culpa de Iori, Inaba le advirtió.
In a b a
Taichi giró para mirar hacia atrás. Fujishima estaba allí de pie con sus
brazos cruzados y sus ojos fijos en ellos.

128
Aunque Fujishima era usualmente gentil y amigable, su expresión
ahora era extremadamente aterradora.

Fujishima empujó a Taichi e Inaba fuera del salón de clases para


hacer el trabajo. Nagase fue al salón del club después de dejarles algunas
palabras, “Chicos vayan y recojan esa basura diligentemente, adiós~”

Los tres dejaron sus pertenecías en el salón de clases y se reunieron


en la puerta principal. Fujishima iba delante y los otros dos la siguieron
detrás.

Taichi
En el camino, Inaba ligeramente dio un codazo en el abdomen de 【
Inaba】 con su brazo, y preguntó modestamente.

– ¿Fujishima es tan poco amigable contigo todo el tiempo?

– Si. Desde la primera vez que mi personalidad se intercambió con la


de Iori, la confusión resultante causó esta situación.

– Entiendo. Conseguir ser tocado frenéticamente por un desconocido


compañero de clase no es algo fácil de superar.

– Además, Fujishima parece tener ese gusto peculiar y estar


enamorada de Nagase. Es entendible para ella estar enamorada de Nagase
después de verla, inocente y linda, frotando sus senos ella sola. Sin
embargo, ella tomándote como su rival por Nagase puede ser muy
interesante después de todo.

– Esto no es para nada interesante.

Fujishima de repente giró su cabeza hacia Inaba y Taichi.

– ¿Inaba, puedo pedirte prestado a Taichi por un minuto?

129
In a b a
– Oh, ¿qué suced— -, justo cuando Taichi quiso responder.

Taichi
– ¿Qué sucede? -, Inaba lo interrumpió en voz alta.

In a b a
Taichi
Inaba golpeó fuertemente a Taichi con su codo, y caminó hacia
Fujishima con grandes pasos. En el camino, ella insensatamente miró hacia
atrás a Taichi y articuló “Idiota”.

Eso estuvo muy cerca… era simplemente imposible no responder


cuando dicen mi nombre. Por otro lado, Inaba fue mucho más brillante. Ella
incluso ayuda a otros a corregir sus problemas mientras que no hace nada
por sí misma. Dicha mano amiga, era Inaba sin duda.

– Realmente me he preocupado por esto, así que lo pondré simple—


¿Cuál es la relación entre Iori y Taichi?

In a b a
– ¿Eh…? -, Taichi, quien escuchó a sus espaldas, estaba aturdido y
sin palabras.

Hacer preguntas directamente sin darle vueltas al asunto, e ignorar a


las personas a su alrededor que podrían escucharla—ella era Fujishima, una
venerable persona.

– Oigan, oigan. Ustedes también parecen estar muy unidos hoy. Y


además, ese día, incluso te llevaste a Iori contigo…

– Aun si me preguntas en qué relación estamos…

Taichi
Aunque Inaba habló titubeante y giró para mirar a Taichi, parecía
haber pensado en algo y de repente mostró un rostro lleno de esperanza. A
pesar de la esperanzadora cara, lo que Taichi podía ver era sólo
desesperación.
130
– ¡Sin duda, es una relación entre un chico y una chica!

… Ella era valiente.

– Mientes.

…Y su mentira fue descubierta inmediatamente.

– Qué demoni… ¿Cómo supiste que estaba mintiendo?

– No me subestimes. Una vez que alcanzas el mismo nivel que yo,


podrás saber si una chica ha sido tocada por un chico solo con verla.

El inconcebible potencial de Fujishima envió un escalofrió por mi


espalda mientras que ella reacomodaba sus anteojos en su nariz, aunque
no estoy muy seguro si debo elogiarla por esto.

– ¿En serio? Entonces, déjame ser directo.

Taichi
Los emotivos murmullos de Inaba eran inexplicables. Taichi quiso
interrumpir y cesar sus palabras, pero era demasiado tarde. Además, incluso
si tratara de desmentir a Inaba, esto no persuadiría a Fujishima a menos de
que el que hable no sea Taichi por sí mismo.

– ¡La relación entre Nagase y yo… e-es cercana a la relación entre


un chico y una chica!

– Cercana… estoy sorprendida. ¡Esto puede ser una crisis!

– ¡Así son las cosas, así que por favor no te acerques a Nagase!

– Eso era lo que tenía que decirle a alguien que frenéticamente toca
el cuerpo de una chica…

131
– ¡Bien, detente! ¡Por favor!

Taichi se deslizó entre los dos para terminar su tema con el fin de
prevenir que algo peligroso sucediera. Inaba chasqueó descontentamente
con su lengua mientras que Fujishima resopló. Taichi solo pudo suspirar
ante sus respuestas.

Un profesor estaba (a la fuerza) explicando a los estudiantes reunidos


frente a la puerta lo que había que hacer. Lo que tenían que hacer, en
resumen, era recolectar una determinada cantidad de basura cerca de la
escuela. Si alguien era descubierto recolectando la basura de los
contenedores para alcanzar la cuota, él o ella será severamente castigado.
Después de explicarlo, ella ordenó a los estudiantes que se distribuyeran
entre sí un par de guantes y una bolsa para la basura (e incluso algunos
tenían una larga pica para recolectar basura). Los estudiantes fueron a
trabajar después de eso.

Debido a que Fujishima entró en acción con sus amigos de otras


clases, Taichi e Inaba fueron dejados a su suerte conforme avanzaron fuera
de la escuela. Bajo un despejado y brillante cielo, los dos estaban dando un
paseo por un aberrante y amplio parque cerca a la escuela.

– Arghh… ¿Estoy en una cita contigo recogiendo basura?

T a iInaba
chi hizo sonar la basura que sostenía en medio del aire con sus
manos y perezosamente murmuró.

En efecto, el brillante clima era bastante apropiado para caminar. Si


el hecho de que tenían que recoger basura era excluido (aunque esto es
inevitable), ellos parecían estar en una cita.

– Esto no se puede evitar. Yo—

132
En ese instante, el escenario se volvió completamente negro y su
posición había cambiado—o había cambiado de nuevo.

La personalidad de Taichi regresó al 【Cuerpo de Taichi】 mientras


que la personalidad de Inaba regresó al 【Cuerpo de Inaba】 —todo había
vuelto a la normalidad.

– ¿…Regresar de nuevo a mi cuerpo con esta extraña sincronización?


La vida apesta… Oh, así que Taichi, dame tú recogedor de basura.

Inaba se quejó furiosamente y le arrebato el recogedor de basura a


Taichi de las manos.

– Vamos, no importa.

– ¿Cómo puede no importarme? Gracias a ti, mi imagen, la que tarde


medio año en establecer, fue pulverizada en sólo un par de horas.

– La forma en que terminaste la oración sonó igual al acento español


utilizado para presentar a los luchadores cuando Japón emite “American
Professional Wrestling”

– ¿Podrías usar una metáfora que alguien más aparte de ti


entendiera? Idiota.

Aunque sabía lo estúpidas que son las metáforas, a veces no puedo


evitar decirlas.

– Pero dejar que otros conozcan los otros lados de ti, como cuando
duermes y también cuando demuestras que eres realmente buena persona,
¿No te hace eso más popular?

– No cuento con eso. Eso es solo un pretexto para mis enemigos—


esto me enfurece.
133
– ¿Quiénes son tus enemigos?

– Básicamente todos a excepción de mi misma.

Inaba sonrió audazmente, dijo “Oh, encontré un gran objetivo.”, usó


el recogedor de basura para sujetar el objetivo y lo tiró dentro de su bolsa.
El objetivo parecía ser una revista mensual aplastada y empapada por la
lluvia.

– Tu definición de “enemigos” es bastante desagradable, pero


primero, dejando eso de lado… ¡Qué demonios pasó cuando hablaste con
Fujishima! ¿Puedes por favor hablar con eufemismos? No quiero hacer
enemigos en la clase.

Taichi enfatizó sus palabras, pero Inaba sólo resopló en respuesta.

– ¡Oye, estaría bien si me lo agradecieras, pero no recuerdo haber


hecho nada que merezca que me culpes! ¿No establecí una explícita
oposición con Fujishima? Si pudieras trabajar duro, apuesto a que podrías
salvar a Iori de las malvadas manos de Fujishima.

– No entiendo lo que quieres decir.

– ¿Qué estás diciendo? ¿No es esta situación buena para ti? Cierto—

Inaba se detuvo temporalmente a sí misma y encontró sus ojos con


los de Taichi. Sus ojos se llenaron con simpatía, compasión, gratitud, ira y
ansiedad. Si Taichi no había adivinado mal, también había un poco de
envidia.

Luego continuó hablando.

134
– —Eres un idiota que ama sacrificarse a sí mismo.

- ¿…Qué quieres decir con un idiota que ama sacrificarse a sí mismo?

Taichi no comprendió lo que Inaba quería decir. Aunque no entendía,


empezó a sentir un poco de dificultad para respirar.

– Eso es lo que significa, literalmente. ¿No son mis términos muy


exactos? -, Inaba observó a Taichi inclinando la cabeza, y habló
confiadamente.

– No me parecen de todos modos exactos—

– Entonces déjame preguntarte, ¿porque te unirías voluntariamente a


esta desagradable actividad?

–…Porque nadie quería hacerlo, pero alguien tenía que hacerlo. Si


tomo el trabajo, entonces los demás no estarían obligados a unirse—

– ¿Por qué no te pones dentro del grupo de personas a los que llamas
“los demás”? ¿Seguramente tú tampoco querías hacerlo? Si este fuera el
caso, ¿no eres tú quien está siendo forzado a unirse?

– Bueno…

Taichi estaba sin palabras. Quiso decir algo, pero no pudo encontrar
las palabras que quería. Esas palabras deben haberse ocultado en un
espacio brumoso.

– No cabe duda de que eres un idiota al que le gusta sacrificarse a sí


mismo. ¿Por qué no puedes aplicar las mismas medidas que tomas contigo
para con los demás? ¿Por qué tienes que tratarte tan especialmente? Oh,
no quiero decir que te estás viendo a ti mismo como algo sublime, sino lo
contrario—te desprecias a ti mismo, así que crees que no es la gran cosa
135
sacrificarte a ti mismo. No puedo entender porque alguien no se atesoraría
a él o ella misma. Incluso estoy indignada por esto.

Inaba usó palabras que fueron más picantes, cortando


implacablemente a Taichi.

– ¿Por qué razón te gusta la lucha libre profesional?

Inaba de repente cambió el tema.

A pesar de que fue repentino, era algo que él amaba, por lo tanto
respondió directa y fluidamente.

– Si tuviera que explicárselo a desconocidos, debe ser “La Belleza de


Soportar”, porque la lucha profesional es un espectáculo dirigido desde un
guion, no es una pelea en la que los dos oponentes apuestan sus vidas. Por
el contrario, este es un espectáculo para atraer a la audiencia y “competir
con el público”. La lucha profesional no se trata únicamente de tener un lado
fuerte con habilidades magnificas, sino también sobre necesitar un lado para
“soportar” esos fuertes ataques. Si las habilidades o las competencias serían
atractivas para el público, o si la competencia tendría un final remarcable
depende principalmente del lado que aquellos que “soportan” esos ataques.
La forma de la lucha libre profesional podría ser completada sólo cuando un
lado soporta los ataques. Me gustan especialmente esos que actúan como
perdedores, de ahí su nombre, “capítulos15”. Si tuviera que hablar de las
ventajas, en sus rostros de perdedo—

15
Los Jobbers son luchadores de bajo nivel cuya función es perder (por lo general de
forma contundente) contra otro luchador para darle fama o popularidad.

136
– Cállate, vergonzoso otaku16 de la lucha libre.

Inaba groseramente arremetió contra Taichi sin ningún intento de


esconder su desprecio hacia él.

– Fuiste tú quien me dijo…

– Nadie te dijo que explicaras con tanto detalle, tú, vergonzoso otaku
de la lucha libre.

Ella repitió su voz de insatisfacción con desprecio.

– N-No tienes que repetir “vergonzoso otaku de la lucha libre” dos


veces…

– Entonces, lo que quiero decir es que lo que tu llamas “La Belleza de


Soportar”, si lo implementamos sobre ti, debería llamarse “La Belleza de
Auto-sacrificarse”

– Inaba, no estás del todo bien, “La Belleza de Soportar” es—

– No me malinterpretes. No me refiero a ningún luchador profesional


regular sino a tu caso.

– Mi caso no es tan…

16
En la jerga moderna del japonés, el término otaku a menudo es usado como
equivalente a «geek» o «nerd». Sin embargo, puede referirse a un fanático de cualquier
tema en particular, en este caso de la lucha libre.

137
¿Fue debido a mi existencia siendo abrumada por la violenta actitud
de Inaba lo que causo mi respuesta confusa…? ¿O fue porque entendió el
punto crucial del asunto?

– Hmph, esto es difícil de decir.

Inaba suspiró, miró hacia el suelo, levantó una caja de almuerzo vacía
y la tiró dentro de su bolsa de basura. No estaba seguro si era debido a que
ya había terminado de decir lo que había querido. Comparado con Inaba,
quien ha estado recogiendo exitosamente basura desde un principio, la
bolsa de Taichi seguía completamente vacía.

– Entonces, volviendo al tema… te gusta Iori, ¿verdad?

– ¡Arghh! -, Taichi no pudo evitar resoplar.

– Tus respuestas se han vuelto bastante exageradas. Hace un


momento eras una persona sin emociones.

– Gwahaha. -, Inaba sostuvo su estómago mientras reía.

138
Era obvio que sabía que Taichi respondería de esa manera cuando le
preguntó.

– ¡Solo estoy siendo obligado a hacerlo! Por otra parte, ¿a qué tema
fue al que volviste? No volviste a ningún tema en absoluto.

– Lo que digo es para alentarte a ir por Iori lo más pronto posible,


antes de que ella te sea arrebatada por Fujishima.

– ¿Cómo terminó de esta forma? No entiendo el significado de


competir con Fujishima. Y antes de eso, “Debo tener a Nagase” ya era un
punto extraño.

– ¿No entiendes? ¡Entre los cinco miembros de club de investigación


cultural, La más débil es Iori! Jamás vi alguien tan inestable como ella.

A o k i
La escena de cuando charlé con Nagase destelló en mi mente.
Expresando una gran cantidad de emociones en un corto periodo de
tiempo… ¿ella estaba llena de emociones, o era inestable?

– Además, te gustan aquellos que son débiles, ¿verdad? Después de


todo, tú debes ser quien se convierta en la pared que se interpone sobre el
viento, el hombre que aguante sus heridas con el fin de proteger a sus
compañeros. ¡Si no lo haces, ella podría volverse loca! Para alguien que es
devoto a auto-sacrificarse, ella es la mejor opción.

–…No deberías decidir las cosas por ti misma, Inaba. Ni siquiera he


pensado en eso.

Reconozco que Inaba es más inteligente que yo, pero yo soy la única
persona que conoce más de mí mismo, por lo que era irrazonable de su
parte criticarme con su imaginación.

140
– Esto es difícil de decir— -, Inaba habló modestamente, y le dio
vueltas al recogedor de basura.

– Fue Taichi quien no entendió, así que las cosas empeoraron.


Además, déjame decirte primero, a Iori también le gusta Taichi.

– No, eso no puede ser posible. -, contestó Taichi con una respuesta
mordaz.

– Tsk, tu respuesta es tan aburrida. Debería haber sido mejor la


segunda vez.

Inaba prefería establecer estas extrañas reglas.

– ¡No me importa! Sólo fue Inaba organizando las cosas.

– Que cruel eres. Yo, por supuesto, tengo evidencias reales antes de
decir eso. ¡Iori, esa chica necesita un poco de apoyo! Ella lo necesita para
confirmar su propia existencia en el caso de que suceda algo. ¿No es esto
perfecto para el desagradable tú, que desea pagarlo todo por los demás?
Taichi, es debido al distorsionado y roto aspecto en ti, que hace que Iori y tu
encajen juntos es la misma lógica aplicada a los engranajes trabajando
juntos, ¿verdad?

Ella ha ido demasiado lejos.

– Has ido demasiado lejos—

– Además, tienes mucha más vitalidad cuando estás con Iori.

Esta fue la única línea que groseramente escupió donde Inaba apartó
los ojos.

– ¿Es así?
141
Era debido a que ella solía aclarar con tanta ironía, que me sorprendió
cuando repentinamente se quitó y habló normalmente.

– Cualquier cosa esta bien para mí. Este es un problema entre Iori y
tú, hagan lo que quieran. No tiene nada que ver conmigo.

– Fue sólo una pequeña intromisión en sus asuntos -, Le ocurrió a


Inaba también, que este tipo de líneas no concuerdan con ella, así que
apresuró el paso después de comentar avergonzada.

A pesar de que ella era el tipo de persona que por lo general diría
imprudente y directamente sus pensamientos a los demás en un tono
irónico, esta era la primera vez que las palabras de Inaba fueron grabadas
en su memoria. Esto, de alguna manera, tenía algo que ver con el
intercambio de personalidad.

– Pero sigo pensando que—

Inaba murmuró preocupadamente. Y eso junto con su magnífica


postura la hizo parecer igual a un mosaico mal emparejado.

– Iori corre el mayor peligro.

– Peligro… ¿Qué quieres decir?

– Lo que quiero es, en este “intercambio de personalidad”, Iori parece


ser la persona más propensa a pulverizarse o destruirse. Y la persona que
va a experimentar los impactos más negativos es ella.

Ella habló francamente.

– ¿Los impactos negativos del intercambio de personalidad?


Ciertamente habría ese tipo de problemas, pero ¿no es ser pulverizado
demasiado serio? No sabemos con exactitud cuándo surgirán los
142
verdaderos problemas, pero hasta ahora ha habido sólo una pequeña
cantidad de problemas. ¿Deberíamos tomarlo tan seriamente? Después de
todo, el intercambio de personalidad sólo se mantiene por dos horas, y en
la mayoría de los casos, mucho menos. Si lo ponemos como “es tan solo
eso”, no es realmente algo tan grave, por lo menos no hemos visto nada
serio hasta ahora.

Taichi respondió fácilmente sin pensarlo demasiado.

– ¡Eres tan idiota!

Inaba furiosamente lo regañó con un tono lleno de burla.

Ella bajó la cabeza y paró de moverse. Tembló agitadamente mientras


que continuó.

– ¿Hablas enserio? ¿Cómo puedes actuar como si fuera nada para


ti? No puedo estar equivocada— la persona más aburrida y torpe de
nosotros eres tú, Taichi. Tal vez se debe a que eres un idiota que ama auto-
sacrificarse, por lo que te volviste insensible al dolor. Pero nuestra condición
actual es la más grave— ¡una crisis que es llenada con absoluta
desesperación! Cualquiera podría salir herido o destruido en cualquier
momento, en cualquier lugar o por cualquier cosa que pudiera ocurrir. ¿Te
das cuenta de esto? ¡En este intercambio de personalidad, no hay nada que
no sea serio o sin importancia!

Inaba levantó la cabeza y miró fija y duramente a Taichi con sus largos
y finos ojos, como si quisiera matarlo. Inaba se enoja fácilmente, pero nunca
se enoja tanto como para ahogar sus emociones en ira trascendiendo su
cordura. Sin embargo Inaba ahora estaba siendo impulsada por sus
emociones. Este era un indicio de su extrema ira. Aunque esto era
razonable— Ella señaló la situación con completa desesperación, e incluso
dio una advertencia. Sin embargo, Taichi aun así habló sin pensar como un
idiota.

143
Mi yo del pasado una vez reconoció el intercambio de personalidad
como una condición que era demasiado peligrosa. Tuve la oportunidad de
pensar como Inaba, pero tal vez fue porque quería persuadirme a mí mismo
para pensar correctamente, que diría esas ingenuas y tontas palabras.

–…Lo lamento, Inaba. -, Taichi espontáneamente dijo las palabras de


disculpa.

Inaba sonrió irónicamente con una avergonzada expresión en su


rostro.

– Ahhh… No, yo debería ser quien pida disculpas. Parece que he ido
muy lejos hoy. Mi humor no ha sido muy bueno después de todo lo que me
ha pasado… perdón.

Inaba cerró los labios y miró inseguramente a Taichi. Sus cejas


enfatizaban su melancolía. Ella murmuró con una inestable voz, como si
temiera de algo.

– ¿Estás dispuesto a… perdonarme?

Inaba parecía tímida y débil, muy diferente a la Inaba de siempre. Los


latidos de Taichi se aceleraron debido a la inimaginable figura de Inaba, pero
aun así, consiguió arreglárselas para decir sus palabras.

–…No hay nada que lamentar o perdonar. Además, creo que Inaba
tenía razón en lo que dijo… Hey, no importa, no tienes que estar tan
preocupada.

Escuchado las confortables palabras de Taichi, Inaba se tranquilizó,


aflojó sus mejillas y tuvo una natural y confortable expresión que fue
suficiente para desconcertar a Taichi en lo profundo de su corazón.

144
– ¡Cierto, debemos ponernos en marcha! Si nos quedamos aquí,
nunca vamos a terminar nuestra tarea.

Taichi estaba un poco avergonzado. Él avanzó hacia adelante sin


mirar a Inaba.

– —Sin duda eres una aburrida y torpe persona.

El murmullo de Inaba fue llevado por el viento al oído de Taichi.

– Porque… ni siquiera te diste cuenta que tu bolsa de basura se fue


volando.

–… ¿Eh? -, Taichi miró su mano.

La bolsa de basura que debía haber estado en su mano cubierta con


el guante de trabajo, se había ido.

– Inaba, ¿sabes cuándo se fue volando?

Inaba sonrió tímida y coquetamente, como sintiéndose alegre en lo


más profundo de su corazón.

– Fue en el momento en que dije “te gusta Iori, ¿verdad?” y Taichi


hizo “¡Arghh!”

– ¿No fue hace mucho tiempo? ¿Por qué no me lo dijiste entonces?

– Porque… es más interesante de esta manera.

Inaba, quien siempre molesta maliciosamente a los demás para


divertirse igual que un sádico… se quedó allí plenamente.

145
Capítulo 6

La teoría más poderosa del golpe bajo

Unos pocos días después de la actividad de limpieza voluntaria,


seguimos a nuestros personajes principales de vuelta al salón del Club de
Investigación Cultural.

Allí, tenemos a Yaegashi Taichi quien se había trasferido a 【Inaba


Himeko】 y a Yoshifumi Aoki que se había transferido a 【Kiriyama Yui】.
Ambos ahora tenían traviesas sonrisas mientras disfrutaban viendo el video
que acababan de tomar en el teléfono.

En la pantalla del teléfono…

– Y-Yo… simplemente no puedo llegar a ser tan directa como para


actuar cruel… De hecho, mi corazón… mi corazón se ha enamorado
profundamente de Aoki, perdón… por decir tales palabras de repente…

【Kiriyama】 dijo esa línea con resplandecientes ojos.

– Yo, yo, eh… yo, mi corazón… eh, de hecho… yo realmente te


amo… si estás dispuesto… por favor… sal conmigo.

【Inaba】 bajó la cabeza, avergonzada.

146
Los miembros femeninos del club de investigación cultural salieron
para pensar en sus asuntos. (Para ser exactos, los miembros que tienen
trabajo que hacer, deberían ser Nagase Iori, Taichi y Aoki, pero ahora
Kiriyama estaba en el 【Cuerpo de Taichi】 e Inaba en el de 【Aoki】)
Después de haber cambiado con las 【 dos chicas 】 , los miembros
masculinos, ahora llevaban a cabo un plan para revelar lo que las chicas
querían decir por medio de sus cuerpos.

Este estúpido plan, por supuesto, fue pensado por Aoki.

– ¡Arghh, esto es fantástico! 【 Inaba 】 era incisiva, masculina,


apática y desagradable para la mayoría de los estudiantes… pero cuando
ella se confiesa asiduamente como una joven adolecente… esta disparidad
es simplemente tan… moe!

Aunque era embarazoso para Taichi haber actuado de esa manera, a


Aoki parecía gustarle las habilidades de actuación de Taichi.

– Aoki, tu… transmitiste por completo tus deseos más íntimos.

– ¡Cierto! Ahhh~~ desearía que un día ella dijera esas palabas por sí
Kiriyama
misma -, murmuro Aoki .

En los ojos de Taichi, era un milagro escuchar tales palabras de 【


Kiriyama】

– Por cierto, Aoki. En verdad eres fiel a Kiriyama.

Aoki no pierde su corazón ni tampoco se desespera cuando es tratado


sin piedad. Para ser franco, realmente lo respeto en ese sentido.

– Sí, fui hipnotizado por ella sin ninguna razón… ¡No, debe haber
alguna razón detrás de esto! Por ejemplo, ella es linda, llena de vida, pura e
147
infantil. Cuando algo viene a su mente, ella actúa sin pensar en las
consecuencias. Además, es una Tsundere.

El que ella fuera una Tsundere era más como el deseo de Aoki.

– ¡Pero mis instintos son lo más importante! Es por eso que dije que
fui hipnotizado.

Aoki asintió con la cabeza mientras hablaba de su amor hacia


Kiriyama
Kiriyama.

– Como sea, ahora estoy feliz. Vamos a borrar esos videos.

In a b a Kiriyama
Escuchando las palabras de Taichi , Aoki rápidamente interrumpió
con un “¡Oye!” y encogió sus hombros igual a esos actores americanos en
las películas de comedia.

– Acabamos de empezar.

Kiriyama
Aoki sonrió maliciosamente.

– Pero…

– ¿Vamos a detenernos ahora?

Aoki persuadió a la fuerza a Taichi para que grabara el primer video,


Kiriyama
pero sin ninguna razón aparente, Aoki dejó de ser tan persuasivo como
antes y parecía estar esperando algo… No, más bien, el parecía estar
apresurando a Taichi comenzando a tararear una canción.

–…Si insistes, entonces está bien para mí.

148
Una vez dicho esto, Taichi sentía que estaba perdiendo algo
importante en su humanidad. Sus espíritus se habían vuelto locos cuando
nuevamente comenzaron a filmarse a sí mismos. En teoría, ellos debieron
tener tiempo suficiente para disfrutar de sí mismos antes de que todos
llegaran. Sin embargo, los dos se dejaron llevar.

Fueron demasiado descuidados.

La puerta rechinó.

【Taichi】y 【Aoki】 regresaron mucho antes de lo esperado.

(Si no hubo intercambios desde la última vez que tuvieron contacto,


Kiriyama e Inaba deberían ser Taichi y Aoki respectivamente.)

In a b a Kiriyama
Observando su llegada, Taichi y Aoki se congelaron
inmediatamente.

Lo que ellos acababan de decir no debería haber sido escuchado, de


modo que si tratan esto con calma, deberían salirse con la suya. Sin
embargo, ellos perdieron por completo sus sentidos (debido a que estaban
tan agitados, habían olvidado esto).

Unos cuantos segundos de silencio fueron inevitables.

Además, los dos recién llegados miembros del club de investigación


cultural no eran tan ingenuos como para desperdiciar esos cuantos
segundos.

– ¡Yui! ¡Agarra ese teléfono!

Aoki
Inaba inmediatamente la dirigió.

149
– ¡Déjamelo a mí!

Hubo un inmenso cambio en el físico cuando ella cambió a otro


Ta i c h i Kiriyama
cuerpo—Kiriyama aturdidamente corrió hacia Aoki .

– ¡Rayos!

Kiriyama
Aoki se encogió, agachándose a sí mismo. En un parpadeo,
Ta i c h i Aoki
Kiriyama ya había arrebatado el teléfono y se lo entrego a Inaba.

– Déjenme ver que han hecho con mi teléfono… ¿Eh? Un video,


¿huh?

En el silencioso salón del club, los únicos sonidos provenían del video
que había sido tomado con el teléfono, y estos resonaron en el salón. Líneas
cursis continuamente volaron dentro del silencioso salón del club.

Aoki
Taichi observó a Inaba , sólo para verla carente de emociones
mientras que aún seguía de pie como una piedra. Él incluso podía escuchar
sus vasos sanguíneos desgarrándose… eso, por supuesto, era sólo su
imaginación.

– Hehe… parece que han estado jugando un juego bastante


interesante.

Aoki
Mientras hablaba, Inaba se quitó el suéter, aflojo su corbata y
desabrochó los botones de su camisa.

Aoki
Mientras todos aún seguían jadeando con asombro, Inaba arrojó lejos
su camisa y se quitó su camiseta de cuello redondo. Dejando la parte
151
superior de su cuerpo desnuda, ella empezó a mover sus manos hacia el
cinturón en sus pantalones.

– E-Espera. ¿Qué estás haciendo?

Ta i c h i
Kiriyama finalmente gritó. Él ya tenía un rostro sonrojado.

– ¿Qué estoy haciendo? Sólo quiero correr desnudo alrededor de la


escuela para tomar un poco de aire.

– Tú, estás bromeando, ¿Verdad, Inaba?

In a b a
Taichi se sintió atónito frente a las ideas de un plan de venganza de
Inaba.

– Quién sabe si estoy bromeando o no… *Fufufu*

– ¡Para, por favor detente, Inaba! ¡Si haces eso, 【Yo】 sin duda
estaré muerto!

– Es cierto Inaba. Sin importar lo que hagas, una pena de muerte


parece ser demasiado…

Incluso si se trataba de Inaba, ella aun debería tener un poco de


conciencia—

– Muere.

—Parece que ella no tiene conciencia en absoluto.

– ¡Por favor, te lo ruego, Inaba-san! ¡No puedo seguir viviendo con


este cuerpo si haces esto!

152
Aoki se arrodilló enfrente de Inaba, sin embargo, fue sorpresa
suficiente ver a 【Kiriyama】 arrodillársele a 【Aoki】

– ¡Cállate! ¡Este es tu castigo por hacer esas cosas tan humillantes


con 【mi cuerpo】!

Al final, después de un poco de persuasión, los tres (Después de todo,


ya que esto era importante, Kiriyama también se inclinó hacia el lado de
Taichi y Aoki) finalmente calmaron a Inaba, quien aún seguía enojada.

Cuando la atmosfera del salón del club se tranquilizó, todos


regresaron a sus 【cuerpos】

(Mejor dicho, todos se calmaron porque Inaba regresó a su 【propio


cuerpo】)

– Tú… si vuelven a hacer eso, conocerás tu destino.

– Sí, realmente lo sentimos, Inaba-san.

Taichi y Aoki se inclinaron a modo de disculpas.

– Aparte de eso, yo también estoy enojada. Si te encuentro haciendo


esto de nuevo, te voy a dar una lección usando la violencia.

Kiriyama sonrió (sin embargo, estaba fingiendo)

– Sí, sí… entiendo.

Taichi estaba asustado. Si Kiriyama habla enserio, podría incluso


tener que ir al hospital— pensó Taichi.

153
– ¡Esto se siente extraño, pero en realidad quiero aprender una
lección!

Aoki seguía hablando sin sentido.

–…Ah, cierto. Hay algo que me preocupa bastante. Podría ser que…

Aoki vaciló como si fuera algo difícil de hablar, pero luego se las
arregló para continuar.

– ¿Podría ser que Yui tiene miedo de nosotros? Cuando me volví 【


Yui】, si nosotros… o debería decir, los chicos, cuando se acercaron a mí,
sentí que mi 【cuerpo】 empezaría a temblar.

Taichi no podía entender completamente lo que Aoki quería decir. Él


dijo “¿Eh?” con su cabeza inclinada.

Sin embargo…

Las palabras de Aoki parecían haber dado en el núcleo del asunto.

Kiriyama se congeló, con su rostro en blanco. Sus ojos apuntaron a


cierto punto y no se movieron un milímetro.

Ella ni siquiera parpadeó.

Era como una muñeca con su cuerda rota.

Entonces, Kiriyama saltó, como si de pronto hubiera sido enchufada.


Ella dejo salir forzosamente una sonrisa y algunas palabras, como si tuviera
problemas mecánicos.

154
–…Ah… ¿Eh? Como pudo pasar… ¿Tener miedo incluso de una
persona como tú? ¡Deja de bromear! ¡Eso es porque… soy muy fuerte! Soy
más fuerte que ustedes… así que… así que, yo no les temo a los chicos.

Sin embargo, quien quiera que fuera el oyente, cualquier persona


sabría que la verdad era lo contrario a lo que ella había dicho. Kiriyama
sostuvo su hombro con su mano para reprimir su temblor, por lo que vi,
causado por el helado clima de invierno. Al mismo tiempo, ella agarró su
largo cabello castaño y su camisa blanca con la misma mano, frotando
juntos esos colores. Su cabello estaba firmemente aferrado a su mano.
Moviéndose ligeramente hacia adelante, su cabello cayó sobre su cabeza
de tal manera que cubrió completamente las expresiones de su rostro. Su
cuerpo parecía incluso más pequeño de lo usual.

Viendo a esa chica desdichada y sola, Taichi supo que tenía que
hacer algo… algo, él debía hacerlo. Pero hasta ahora, él nunca supo que el
lado que Kiriyama acababa de mostrar, existía.

Kiriyama nunca había mostrados tales expresiones… No, tal vez fui
yo quien nunca las había visto. Tal vez fui yo a quien no le importo.

– ¡Perdón!

Aoki repentinamente se puso de pie y se disculpó con una larga


reverencia.

– Nos conocemos desde hace algún tiempo, e incluso dije que te amo,
sin embargo, si no fuera por este extraño fenómeno, ni siquiera sabría algo
sobre ti… Tal vez te hice demasiado daño… ¡Yo… soy el peor de los
bastardos!

Lo dijo con toda su fuerza y generosidad.

Kiriyama abruptamente levantó su cabeza.

155
Sus habituales fuertes y ambiciosos ojos, fueron llenados con
lágrimas; sus cejas fueron apretadas dolorosamente. Tenía el cabello
despeinado, pegado a sus labios parecidos a un botón de flor color cereza.

Ella encontró sus ojos con Inaba, Aoki y Taichi en ese orden
cronológico. Confirmando sus expresiones, ella entonces, escapó.

Ella de pronto giró su cuerpo, dejando que su cabello castaño y su


falda volaran alrededor, usó la fuerza elástica acumulada en sus piernas en
un segundo y corrió hacia la puerta. Nadie tuvo tiempo para detenerla.

– ¡Yui!

Aunque un poco lento, Aoki aun así gritó y comenzó a ir tras ella.
Inaba, sin embargo, puso su mano derecha frente a Aoki para detenerlo.

– ¿Inaba?

– Fue amable de tu parte que notaras eso, aunque, deberías haber


considerado el momento en que vas a decir tus palabras antes de hacerlo…
Sin embargo, por lo que acabo de observar, el momento fue lo más
insignificante… O bien puedo decir, ese tipo de sentimientos se hundirán
dentro del 【cuerpo】. A pesar de que lo sabía, no tuve realmente esa
sensación cuando era 【Yui】. ¿Así que era un problema de su cuerpo?
Aoki, tu no piensas demasiado, pero no cabe duda de que eres bastante
sensible con tus sentimientos.

Inaba murmuró mientras rascaba su cabeza con su otra mano.

– ¿Inaba, sabías esto? Entonces, por qué Kiriyama…

Taichi le preguntó a Inaba para saber más al respecto, a pesar de que


esto fue llevado frente a sus narices todo el tiempo.

156
– Sería bastante extraño que no lo notáramos… aunque, esto puede
sonar cruel chicos. Después de todo, ella lo ocultó meticulosamente. Es
imposible pensar en cosas como esas con tan sólo con nuestra
conversación habitual… sin embargo, no me di cuenta. ¡De hecho, su
problema es bastante serio! Ah, no quiero explicar mucho aquí. Si quieres
saber más, pregúntale tú mismo.

– Digo… ¿Primero, podrías dejarme ir?

Aoki apartó la mano de Inaba e intento pasar a través de ella.

– Déjala. Incluso si vas ahora, dudo que puedas hacer algo. Yui es
del tipo de persona agitada. Será mejor que vaya y la calme un poco en vez
de que vayas tú y la estimules imprudentemente.

Ellos se miraron fijamente por un par de segundos, después de eso,


Aoki cedió.

–…Entiendo… mis esperanzas están contigo, Inaba.

– Lo único que puedo hacer es consolarla, tú tienes que pensar en


que hacer después… Taichi, también te considero dentro.

– L-Lo sé.

Taichi asintió en consentimiento, aunque, estaba un poco asustado


de la fría y fija mirada de Inaba. Inaba miró fijamente a Taichi dudando por
un momento, y luego tomó su teléfono y dejo el salón del club. Ella habló a
Taichi y los demás dándoles la espalda.

– Sabía que alguien saldría herido… No, eso depende de la persona.

Inaba cerró la puerta después de eso. Sólo Taichi y Aoki quedaron en


el salón del club.
157
– Ah… estoy harto de mi estupidez… mi lento ingenio está
empezando a enfurecerme… Waa, creo que voy a odiarme a mí mismo…
no puedo creer que Yui tuviera ese sentimiento todo este tiempo… por qué
no lo note hasta ahora… sólo me di cuenta gracias a mi intercambio con 【
Yui】… esto está rompiendo las reglas.

Aoki descuidadamente pegó su rostro sobre la mesa y se lamentó.

– Algunas cosas son inevitables. Además, ella lo ocultó tan bien que
incluso ganó el elogio de Inaba… O también puedo decir… incluso cuando
me volví 【Kiriyama】, no vi esto… ¿Cómo pudo ser?

– Ayahh, esto también depende del momento y lugar del intercambio.


Sólo me acabo de dar cuenta ligeramente. Ahhh… aunque es verdad,
literalmente…

Taichi y los demás, descubriendo el secreto que Kiriyama trataba de


ocultar, pueden causar grandes cambios en el mundo. ¿Podría ser que no
descubrirlo o no darse cuenta hubiera sido mejor? Taichi tuvo este
pensamiento por un momento, pero entonces rápidamente sintió que era
erróneo pensar de tal manera. Debido a que era el compañero de Kiriyama,
este secreto habría sido descubierto un día u otro de alguna forma aleatoria.
Es imposible no hacerle frente. El problema es cuando ocurriría. En este
caso, sin embargo, no fue de la forma ideal.

– ¡Pero si lo pensamos profundamente, sin duda había


irregularidades! Por ejemplo, ¿Taichi había tocado alguna vez el cuerpo de
Kiriyama o había sido tocado por ella? Claro, no cuenta cuando estás en un
intercambio.

– ¿…No… verdad? No hay nada extraño ya que somos chicos y


chicas de preparatoria.

158
– Oye, este puede no ser el caso. Toma el club de Investigación
Cultural como ejemplo. Inaba quien fácilmente se enloquece o se pone
violenta, tiene contacto corporal de vez en cuando. A Iori también le gusta
el contacto íntimo… ¿Por lo que hay bastantes casos?

Sin duda, los miembros del club de Investigación Cultural eran


bastante cercanos entre ellos, así que no había mucha división entre los
chicos y las chicas. “Tocar y ser tocado” eran cosas triviales que no eran
extrañas.

– En esta atmosfera que permite tal contacto íntimo, Yui, quien es una
chica llena de vida, no lo hizo. ¿No es esto extraño? Por otra parte, Yui, una
chica que mantenía firmes sus sentimientos, podía haber reemplazado en
rol violento que jugaba Inaba. Pero no lo hizo. No es esto extraño o que.

– Yui es tan solo alguien que no pelearía… No, esto no está bien.
Después de todo, ella me había lanzado panecillos antes.

– A mí también me arrojaron la “Almohada de la Perdición”.

Esto fue algo que sucedió en la casa de Inaba.

– No estoy tratando de decir que ella es normal sólo si “hace esas


cosas”. Sólo me siento raro cuando pienso profundamente en ello.

Aparte de esto, hay algunos otros ejemplos que pueden explicar esto.
A o k i
Por ejemplo, cuando Kiriyama estuvo a punto de ser tocada por Nagase…

– Aoki… eres bastante sensible.

– ¡Porque esto tiene que ver con la chica de la que estoy obsesionado!

Aoki lucía radiante cuando dijo esas palabras.

159
– Incluso cuando pasa esto, sigues siendo el de siempre.

Taichi no pudo evitar hablar.

– ¡Es por qué ese es mi estilo de vida! Es “Bien cuando soy feliz en el
presente”

– Tu estilo de vida es envidiable.

– ¡Cierto! -, Aoki sonrió infantilmente. Esto hizo sonreír a Taichi


irónicamente.

– Hehe, sé lo que quieres decir. Después de todo lo que pasó con el


intercambio de personalidad y ese tipo llamado ‹Fusen Kazura›… la
situación en que estamos ahora es impredecible. ¿Así que quieres decir “Por
favor trata esto con seriedad”, verdad?

– Esa línea debería pertenecer a Inaba, ¿verdad?

Permítanme contestarle con una respuesta mordaz primero.

– Pero no podemos tratarlo seriamente. Debido a que mi estilo de vida


es tan bueno y firme, no puede ceder por esas cosas.

– ¿Pero acaso no dijiste que “Tu estilo de vida que no puede ceder”
está “Bien cuando eres feliz”?

– Porque mi estilo de vida lo representa todo. Sin embargo, mi


objetivo, si uso toda mi fuerza para cumplirlo, lo reconozco desde ya como
un triunfo.

Las afirmaciones de Aoki no mostraban señal alguna de ceder ante


las críticas de Taichi.

160
– Si puedo vivir una vida en la cual cuando muera aún pueda decir
“Ah, esto es alegre”, estaré feliz y satisfecho. Así que si es posible, espero
que este intercambio de personalidad sea algo que pueda manejarse con
una sonrisa. Aunque este es un deseo que tal vez nunca se haga realidad,
además, también le he hecho daño a Yui…

¿Podría ser que la persona en nuestro club, que está más cerca de
alcanzar la verdad de la vida, era Aoki? Por supuesto, Taichi no entendía la
verdad, así que no podía asegurarlo en realidad.

Aoki tuvo una repentina revelación y gritó.

– Wahh~ ¿por qué de pronto me puse tan serio? Esto no es como


soy.

– ¿Eh, Aoki de hecho es una persona magnifica? Me siento un poco


triste con esto…

– Cierto… Espera, ¿No es extraño que estés triste por eso?

– No, es porque todo este tiempo pensé que Aoki era estúpido.

– Taichi, eres demasiado malvado… ¡Oye! ¡Ah, es eso! Ser


sobrepasado por alguien a quien has humillado todo este tiempo… ¡¿Es
este ese sentimiento?! Maldición, era sólo Inaba al principio. Como pasó
esto…

– Hablando de eso, últimamente también he sido criticado tan


tétricamente como siempre.

– ¿Por lo general no era así?

Era bastante inusual que pudiera decir tales líneas tan fluidamente.

161
– No… es más tétrica que de costumbre, ya que señala mis errores
en muchos lugares…

– Heh~ es extraordinario que Taichi se volviera deprimente. No luces


como el tipo de persona que se obsesiona con asuntos pequeños. Inaba,
sin embargo, es bastante dura… puedo oírte si quieres.

Con una ligera vacilación antes de aceptar su buena voluntad, Taichi


le conto como fue criticado por Inaba como un “Tonto al que le gusta
sacrificarse a sí mismo”

(Por supuesto, omitió la parte de Nagase)

– Ha~ así que eso fue lo que pasó… Hmmm, ah~ ¿es eso cierto? Oh~
oh~

Después de escuchar a Taichi, Aoki mostró una expresión que


demostraba que había entendido completamente lo que había sucedido
mientras asentía con la cabeza.

– Ahaha~ ¡Puedo entender porque Inaba diría eso! Honestamente,


“Un tonto que ama sacrificarse a sí mismo” es de hecho bastante adecuado.
Inaba es realmente única.

– Incluso Aoki lo cree…

Taichi sintió que en realidad podría deprimirse.

– Sí. Escúchame, Taichi. Pienso que mi estilo de vida está bien, a


pesar de que algunos piensen que mi estilo de vida es asqueroso y que
debería apreciar muchas más cosas importantes. Sin embargo, digan lo que
digan, ¡no cambiaría lo que hago! O bien puedo decir, honestamente,
aunque pretenda ser genial por lo que digo “mi estilo de vida no cederá por
tales cosas”, a decir verdad, debería ser “imposible de ceder” más que “no
162
cederá” porque yo soy esta clase de persona. Los humanos cambian
insensatamente en la superficie, aun así, nuestra “naturaleza” no cambia
fácilmente incluso si queremos que sea así. Inclusive, cuando la naturaleza
de alguien parece haber cambiado, es tan sólo un cambio que se limita a la
superficie, después de todo. Es sólo que mi naturaleza tiene una
característica, la cual es, “muy difícil de cambiar en la superficie”. Eso es
todo.

Aoki se explicó de una manera tan impredecible, pero al mismo


tiempo, le dio al núcleo del problema. En efecto, Aoki no parecía haber
cambiado mucho, incluso cuando se vio involucrado en esta extraña
situación. Pero fue gracias a que él no ha cambiado mucho, que su
impresión parecía incluso fluctuar más que la de las personas normales.

– Aunque justo ahora empecé a decir cosas que normalmente no


diría, todo lo que quería decir es que “El problema es entenderte a ti mismo
y descubrir tu propio estilo de vida”. Aunque cambiar esa personalidad de
Auto-sacrificio es lo mejor, hay cosas que solo se pueden hacer con esa
personalidad, ¿verdad? Además, en la mayoría de los casos, es difícil
cambiar incluso cuando así lo quieres, ¿verdad?

Por lo que escuché, sus palabras parecían que estuvieran


renunciando a algo, pero el punto principal de sus palabras tenía una clara
diferencia frente a eso a lo que renunciaba.

En otras palabras, debemos aceptarlo y confrontarlo en nuestra


mente, por lo tanto, podemos avanzar hacia adelante.

– Tú… sin duda eres genial.

Parece que Aoki ya había encontrado algo que Taichi y muchos otros
para descubrir deben emplear una gran cantidad de tiempo.

163
– ¡Si hablas sobre esto seriamente, voy a avergonzarme! O podría
decir, pienso que Taichi es mucho más magnifico. Hablando de “Potencial”,
estás muy por delante de mí.

– ¿Qué tipo de potencial?

– Aye. Es porque eres tan casto que quizás no sepas, pero es


verdad— ¡Tú sin duda eres único! Es gracias a esto que alcanzarías ese
sobrenombre “un tonto que ama sacrificarse a sí mismo”. Como decir esto…
el asunto con Yui, siento que tú, Taichi, eres el más capaz de manejarlo.
Cuando me di cuenta de eso, no estaba seguro de cómo enfrentarla… no
sabía que hacer...

¿Qué pasaría después de que Taichi y los demás se enteraran del


secreto que Kiriyama había estado tratando de ocultar todo este tiempo?
Además, ¿Cómo deberíamos actuar?

– Si… ¿Qué deberíamos hacer para salvar a Kiriyama?

– Como decía… eres realmente único cuando suceden cosas como


estas… ¡Esto es demasiado para mí! ¿Estas tratando de salvarla
radicalmente? Me está dando dolor de cabeza de solo pensar cómo debería
lidiar mi relación con ella.

– No, no estaba pensando en nada así de magnifico…

– Es porque te ves como si realmente fueras a hacerlo lo que te hace


tan temible… por cierto, si las cosas realmente pasan como tú dices, ¿Yui
será cautivada por Taichi? ¡Mierda, siento que las cosas realmente pasaran
de esa manera!

Aoki entro en agonía por su propio engaño.

□■□■□
164
El intercambio de personalidad repentinamente visitó a Taichi, de la
misma forma que habría ocurrido normalmente.

Después de la cena, Taichi debería haber estado viendo la televisión


sin rumbo fijo junto con su hermana en la sala de estar.

Él levantó su cuerpo, el cual yacía sobre la cama, se sentó a sí mismo


en la cama, y miró alrededor de la habitación.

Su visión era vaga, como si estuviera sumergido en agua. Sintió que


algo estaba a punto de gotear por su nariz, así que rápidamente lo succionó
de vuelta; al mismo tiempo, se dio cuenta que sus mejillas estaba todas
mojadas. Él secó las lágrimas que goteaban bajo sus mejillas con el cuello
de su camiseta color rosa, y ahogo su llanto.

El no entendía del todo, aunque, su pecho sufría de un intenso dolor


que se sentía como si estuviera siendo exprimido.

Parece ser que de nuevo había intercambiado su personalidad con


alguien. La desigualdad de su estatura, le tomo un cierto tiempo a Taichi
para sentirse cómodo. Después de eso, él se bajó de la cama y miro al
espejo con forma de corazón y con borde de color rojo que estaba en un
estante cercano. Se dio un vistazo a sí mismo en el espejo.

Su nariz y sus ojos estaban rojos. A su cabello castaño parecía faltarle


el habitual brillo y vitalidad. Su rostro se veía pálido, e incluso más inmaduro
de lo habitual. El rostro parecía invocar a las personas para que protegieran
a su dueño.

【Kiriyama Yui】 estaba en el espejo.

—Nuestra condición actual es la más grave ¡Una crisis que es llenada


con absoluta desesperación!—

165
—Cualquiera podría salir herido o destruido en cualquier momento,
en cualquier lugar o por cualquier cosa que pudiera ocurrir—

La voz de Inaba empezó a sonar en la cabeza de Taichi.

Sólo hasta ahora Taichi se ve obligado a tener en cuenta los efectos


del intercambio de personalidad.

¿Kiriyama no paro de llorar después de llegar a casa? ¿Cesó sus


lágrimas en cierto punto, pero fue incapaz de detenerse a sí misma y rompió
en llanto de nuevo? ¿O acaso lloro por alguna otra razón?

A pesar de que me volví 【Kiriyama】 y estoy llorando en su lugar, ni


siquiera sé la razón. A pesar de que continuamente somos sometidos a
intercambios entre nuestros cuerpos y personalidades, eso no significa que
podamos conectar nuestros corazones entre sí.

Taichi secó de nuevo sus ojos, se recostó sobre la cama, y empezó a


pensar que hacer. La luz emitida por la lámpara fluorescente era demasiado
brillante, así que levanto su mano derecha para bloquear los rayos de luz.
Aunque blancas, y entrenadas en artes marciales, sus manos… el sabia,
que eran demasiado pequeñas para bloquear algo.

Las lágrimas que Kiriyama derramó sola, fueron lágrimas que no se


suponía que fueran vistas por los demás, aunque pude sentirlas con mi
propio cuerpo de una forma que trasciende incluso al espía más cercano.
¿Esto realmente estaba bien?

Bajo el sentido común, esto no debería estar bien, ya que esto no


podría pasar en circunstancias normales.

Sin embargo…

¿Hay también algunas cosas buenas, no?


166
Por ejemplo, al menos pude cargar el dolor de su cuerpo en su lugar—
su pecho, sus ojos, su nariz. Aunque esto no era nada comparado con el
dolor de su corazón, aun así, ella en teoría, debería estar mejor que
soportando todo esto por sí misma.

¿Qué era lo que pensaba mal?

Las personas constantemente lloran sus desgracias. Se quejan de


que “es todo culpa de esto”. Odian lo que sucedió. Sueñan con un mundo
virtual en el cual las cosas no fueran lo que son ahora. Porque, si ellos
evaden sus errores, y dicen que era imposible para ellos corregirlos, serían
perdonados.

Eso, sin embargo, es sólo un escape. A eso se le llama darse por


vencido. Ellos parecen haberle hecho frente a la realidad, y haberlo pensado
en sus mentes, aunque, fue inútil.

Sin embargo, con nuestras pruebas, podríamos descubrir la luz en el


interior—Esto es lo que llamamos luchar, ¿no es así? Más aún, luchar es
totalmente diferente de ser sencillamente libre y optimista. Es diferente de
la irresponsabilidad, y pensándolo optimistamente “Las cosas van a
arreglarse al final”

Tenemos que dar nuestro mejor esfuerzo para encontrar soluciones.

Si fuera a pensar de esta manera por mi conocimiento y


entendimiento de la desesperación, ¿Inaba podría perdonarme?

El teléfono timbró con el tono de una caja musical.

Taichi se levantó para buscar la fuente del sonido. Encontró un


teléfono de color cereza claro sobre la cama, y rápidamente lo tomó,
confirmando a la persona que realizaba la llamada entrante. Las palabras
“Yaegashi Taichi” fueron mostradas en la pantalla.

167
Contestó la llamada de inmediato. Él ya se había acostumbrado a
escuchar su propia voz, pero aún se sentía extraño.

– Hola, eres… ¿eres Taichi?

Esa era la voz de “Yaegashi Taichi”

– Sí, tienes razón.

– ¡Tal vez ya lo sabes, pero soy Kiriyama! Y… esto… aunque parece


que estoy llorando, me gustaría que… no lo tomaras tan en cuenta… o bien
podría decir, ¡por favor olvídalo!

El sonido de Taichi, que fue tejido por sus palabras, fue enviado junto
con la firme voluntad de Kiriyama.

Teniendo la esperanza de que alguien olvidara algo, porque no se


suponía que debía ser visto—esto es normal y se veía venir. Si puedo
desviar mi atención de esto, entonces, puedo desde la superficie, pretender
olvidar esto. Pero lo que esto crearía no sería más que una falsa estabilidad.

Taichi no tenía la intención de condenar la hazaña de tratar de ganar


esa clase de estabilidad, porque esto podría alcanzar la estabilidad frente a
sus ojos. Si no encubrimos las cosas, en el mundo habría demasiado que
resistir o sobrepasar.

Él entendió este punto.

Sin embargo…

– Es imposible que lo olvide.

Taichi sabía que la verdad debía ser aceptada antes de que pudiera
dar el siguiente paso.
168
Ta i c h i
La escena de Kiriyama inhalando a través del teléfono, fue mostrada
claramente ante sus ojos.

– Relativamente, ¿No sería mejor si Kiriyama se olvida de esas


lágrimas?

Taichi continuó hablando, pero ahora tenía que pensar rápido.

Aunque no se le había ocurrido ninguna medida para “Esa cosa” y


simplemente dijo lo que deseaba, estaba bien para empezar a partir de
ahora.

– ¿Eso qué significa? ¿Qué tratas de decir… esas tontas palabras…?

Ta i c h i
La voz de Kiriyama sonaba como si estuviera llorando.

– ¿Kiriyama, podemos vernos más tarde?

Por lo menos sabía que no podía solucionar el problema de Kiriyama


sólo con sus palabras. Así que Taichi le dijo que quería verla en persona.

Vamos a avanzar poco a poco desde aquí.

No podemos confirmar como luce el oscuro camino que nos aguarda


adelante; tal vez caeremos y nos haremos algunos cortes y raspaduras. O
tal vez pisaremos sobre el aire y caeremos por un precipicio.

A pesar de esto, aun creo que si podemos avanzar, habrá luz


esperándonos. Sin duda es algo que solo un tonto haría.

Sin embargo, aun así, sin duda, quería “salvar” a Kiriyama.

169
La hora actual era las 8:30 de la noche. El cielo ya se había vuelto
completamente negro.

Debido a que Kiriyama dijo “No quiero reunirme en sitios con mucha
gente”, decidimos encontrarnos en un desolado parque que ambos
conocíamos. El parque está en algún lugar entre nuestras casas, aunque un
poco lejos, pero aun podíamos llegar con nuestras bicicletas. Pese a que
nos dirigíamos hacia allí desde lugares que no nos resultaban familiares,
aun así podíamos averiguar el camino hacia el parque, así que no era mucho
problema.

Una larga silla, un sube y baja y una caja de arena estaban dispersas
por el parque. Las lámparas del camino iluminaban dichas instalaciones. El
parque se creó como para remediar las grietas causadas por las
urbanizaciones, así que era un poco incómodo para los niños jugas béisbol
o a las escondidas aquí.

Durante este tiempo, casi no había peatones o autos alrededor.


Aunque tampoco se había convertido en el lugar de reunión para los
delincuentes juveniles. Este parque únicamente existía allí, como si
estuviera olvidado por mucho tiempo.

En este momento, en el parque había dos sombras de personas sobre


sus bicicletas.

Pertenecían a Yaegashi Taichi y Kiriyama Yui, quienes habían


intercambiado sus personalidades.

Aunque Taichi tenía un poco de miedo de que siguiera llorando,


Kiriyama tenía
T a i una
c h i apariencia de imperturbabilidad. Ella vestía las mismas
ropas que Taichi usualmente lleva en casa—una camiseta de cuello redondo
acompañada de una delgada chaqueta con capucha de color azul y unos
pantalones deportivos.

170
– Taichi, lo siento… tu hermana podría pensar que esto es extraño.

Ta i c h i
Kiriyama comenzó.

– Hm, ¿Qué sucedió?

En este momento del día, estar asustado era sin duda inevitable
después de todo lo que sucedió cuando ella estaba llorando.

– Debido a que fue repentino… aunque fue usualmente repentino,


estaba especialmente asustada esta vez… así que tu hermana me dijo,
“Onii-chan17” te ves bastante extraño últimamente ¿Hay algún problema?
¿Quieres que te hagan un chequeo en el hospital?

–…Ya está en la etapa de “Deberías ir al hospital”

Estas son malas noticias, debo pensar en algo para remediarlo luego.

– Olvídalo. Hablemos de eso más tarde. Kiriyama—

– ¿Piensas hablar de lo que sucedió hoy?

Ta i c h i Kiriyama
Kiriyama interrumpió a Taichi.

– Sí… lo que pasó hoy.

– Justo cuando Taichi intercambió conmigo, Aoki me llamó y dijo que


quería hablar algunas cosas en detalle cuando nos encontráramos; pero

17
Uno de los muchos términos para referirse a un hermano o primo mayor, o en el caso
de niños pequeños para referirse a cualquier hombre mayor como forma de respeto.

171
entonces, quería decir algo realmente rápido y empezó a disculparse como
un loco… se disculpó un gran número de veces.

Mientras que Taichi aún estaba decidiendo que hacer, Aoki parecía
haberlos puesto realmente en acción.

– Todo es mi culpa… de ahora en adelante, Aoki y Taichi van a tener


especial cuidado con mis sentimientos… Cuando pensé en eso, sentí que
era una buena para nada… Además, tal vez no pueda volver a reír con
ustedes igual que lo hacíamos antes… cuando pensé en eso, me sentí triste
y lloré. Lo lamento… soy demasiado débil.

A pesar de que su apariencia era la de 【 Taichi 】 , su cuerpo


emanaba una sensación de transitoriedad y tristeza que se sentía como
Kiriyama. Taichi pensó que esa era una atmosfera que no podía crear por sí
mismo.

– Entonces, deja de decir “lo lamento”. Creo que Kiriyama no tiene


necesidad de disculparse… pero déjame decirlo una sola ves… lo lamento.

Aunque había muchas cosas que decir, Taichi pensó que no había
necesidad de escucharlas una por una.

Ta i c h i
Taichi no sabía si Kiriyama en realidad estaba de acuerdo con él.
Kiriyama tan solo asintió simplemente en consentimiento y contesto con un
“Hmm”.

– Eh, así que… Kiriyama sufres de androfobia18, ¿verdad?

18
Fobia a los hombres.

172
Kiriyama
Después de que habló, Taichi descubrió que sus palabras eran
mucho más pesadas de lo que esperaba. Eran demasiado pesadas para
que una sola persona las cargara.

–…Mmm. No hay problema con charlar normalmente a menos que


haya intimidades innecesarias o contacto físico… entonces se volvería
incomodo—algo así como escalofríos.

Kiriyama
– Hahaha -, Kiriyama rio ligeramente. Sus risas parecían como si
tratara de convencerse a sí misma de que “no era la gran cosa” tratando de
paralizarse a sí misma.

– ¿Cuándo comenzó…? debe haber una razón detrás de esto,


¿verdad? Si no te importa, ¿podrías decirme?

Kiriyama
Taichi permaneció derecha y miró fijamente directo a los ojos de 【
Taichi】, como si tratara de transmitir su mensaje entero por medio de sus
palabras.

Ta i c h i
Kiriyama rio ligeramente y apartó sus ojos de Taichi.

– Taichi en verdad se metió en mi asunto de inmediato.

– ¿Tienes algún problema?

– No, pero estoy preocupada.

Ta i c h i
Kiriyama habló vagamente con una apariencia sombría— una
implicación que Taichi no podía entender.

173
– Sin embargo… esto es lo que tú, Taichi, harías… ¡Si es Taichi,
entonces está bien decirte! En ese sentido, la única persona en la escuela
a excepción de Inaba que me ha escuchado mencionar lo del incidente es
Taichi.

Ta i c h i
Dijo Kiriyama con un tono levemente más brillante, luego se inclinó
como un payaso.

– O debería decir, aunque la introducción me tomo bastante tiempo,


no es algo tan terrible. Si sólo tenemos en cuenta el incidente, no es nada
especial—es algo frecuente que puedes encontrar en cualquier parte.

Ta i c h i
Después de mencionar las premisas, Kiriyama comenzó.

– Sucedió cuando estaba en secundaria—Estuve a punto de ser


abusada por un chico— ¡Pero no es realmente serio! Después de todo,
“estuvo a punto” de abusar de mí. En realidad él no me hizo nada; antes de
eso, ya había puesto resistencia y escape.

Ta i c h i
Kiriyama continúo sin mirar a Taichi.

– Si fuera a decir eso que me impactó tanto… soy una vigorosa chica
que practica karate, ¿cierto? Así que estaba bastante confiada de mis
habilidades. Para empezar, desde la escuela primaria, jamás había perdido
contra ningún chico en una pelea, así que siempre supe que si fuera atacada
tomaría represalias. Pero, cuando realmente me encontraba en esa
situación, las cosas no salieron como quería—Sólo pude escapar…
¿Sabías? La fuerza del hombre es extremadamente enorme, tan grande que
está cerca a la desesperación de las chicas. Entonces pensé, “Ahaha, nunca
podre ganar contra los chicos”.

174
Kiriyama levantó la cabeza y miró hacia el cielo de la noche. Taichi la
siguió e hizo lo mismo. La luna en cuarto creciente colgada en el cielo
oscuro— era exactamente media luna.

– Hasta ahora, aunque he perdido un par de veces contra oponentes


mayores en mis peleas, nunca he tenido un pensamiento como “No voy a
ganar contra esta persona, incluso si paso la vida entera entrenando”. Pero
contra chicos normales puedo encontrarlo en cualquier lugar, este
pensamiento creció en mi interior. En aquel tiempo, fue cuando los chicos
superaron a las chicas en etapa de crecimiento. Fue por esas cosas apiladas
juntas que cada vez que pienso “las chicas nunca podrán ganar contra los
chicos” empiezo a sentir miedo. Entonces, empecé a pensar que los chicos
y las chicas eran criaturas diferentes y sentí incluso más miedo. Cuando
tuve conocimiento de la disparidad entre chicos y chicas, empecé a salir con
cualquier disparidad entre ellos. Encontrar esas disparidades me hizo sentir
aún más miedo… soy tan tonta.

– No eres una tonta—tener esos pensamientos no es extraño.

Por supuesto, Taichi, como chico, no planeaba decir algo presuntuoso


como “Simpatizo contigo”, aun así él podía imaginar lo que pasó.

–…En todo caso, es por culpa del incidente que los chicos se
volvieron completamente ajenos a mi corazón. Hubo una época en la que
podía sentirme enferma al acercarme a los chicos. Esa época, sin embargo,
fue corta y ahora puedo charlar y jugar normalmente. Pero, el contacto físico
y en distancias extremadamente cortas, debería… ser más específica,
cuando me doy cuenta del hecho de que, él (Un chico) está a la ofensiva, y
ha entrado a una distancia que no puedo manejar, un fuerte sentimiento de
reacción empieza a crecer en mi interior.

– Es decir… ¿la distancia en la que usualmente te comunicas con


nosotros, es la distancia que puedes manejar incuso si eres atacada?

175
– Al menos, es una distancia en la que puedo esquivar.

En teoría, Taichi frecuentemente debería haber llegado a una


distancia normal de conversación con ella.

– Esto a que se debe… aunque no creo que el incidente se volviera


el trauma en sí mismo… pero sin duda se debe a ese momento, en el que
fui sostenida por mis muñecas, y él me domino, así que mi subconsciente
pensó que “perdería en el momento en el que un chico me sostuviera”… no
cabe duda de que ese fue mi problema, pero no entiendo del todo—lo
extraño que es.

Ta i c h i
Esto fue lo que pasó— Kiriyama hizo una reverencia para terminar
con su rol de payaso.

Su trauma parecía haberse grabado más profundo de lo que


esperaba, y estaba en una posición difícil de observar.

En el corazón de Kiriyama, aunque ella no evitaría intencionalmente


a los “Hombres”, sus instintos parecen tomarlos como una peligrosa
existencia—en otras palabras, a pesar de que entendía que ese no era el
caso, su cuerpo no podía actuar de la manera que ella quería. Esta no era
una situación ideal para que ella lograra superar el incidente.

Superarlo… -, Taichi pensó en esto al mismo tiempo. ¿Aoki e Inaba


lo criticarían como a un optimista por tener dichos pensamientos?

No importa lo que suceda, lo primero que hay que hacer es relajar mi


estado de ánimo.

– ¿Eh, Kiriyama, como te gustaría lidiar con esto? Eso es… acerca
de la androfobia.

176
Aunque no debería haber preguntado, aun así Taichi quería tenerlo
claro.

– Sobre esto… Realmente no quiero hacer comentarios sobre esto.

Ta i c h i
Kiriyama frunció el ceño y sonrió irónicamente—mostrando un
aspecto molesto. Taichi también había visto este aspecto antes—él debe
haber visto a la misma 【Kiriyama】 por sí mismo teniendo este aspecto.

– ¿Esta bien si pudieras decir simplemente en lo que esperas que se


convierta?

– Pero…

Esta vez ella mostró un aspecto de total disgusto. Ella quería hablar
pero no podía.

– Necesito tu ayuda -, dijo Taichi firmemente.

– —Ese es el problema.

Ta i c h i
Kiriyama señaló el problema concisa y bruscamente y luego suspiró.
Ese suspiro contenía más que sólo sorpresa o rechazo; era algo cercano a
la dulzura.

– Decirle esas cosas a Taichi es igual a decirle “ayúdame”

177
¿Era debido a su existencia en mi cuerpo— Una existencia igual a un
doppelgänger19, que sus palabras se aferraron a la parte de mi corazón que
estaba menos expuesta?

— ¿Es esa mi “naturaleza?

– ¿Está mal?

– No está mal… pero no me gusta. Me hace sentir mal cuando le


causo problemas a otras personas por culpa de mi debilidad…

Ta i c h i
Kiriyama sonrió irónicamente, como si estuviera extremadamente
preocupada.

Viéndola, Taichi pensó, “los humanos son criaturas tan molestas”. A


pesar de que ambos estaban pensando por el otro, no podían entenderse
entre sí, así que la gentileza, siempre pasaba con facilidad junto a ellos.
Incluso si uno piensa que era bondad, el otro podría pensar todo lo contrario.

A pesar de que sus personalidades se intercambiaron con sus


cuerpos, y de estar tan cerca el uno del otro, este punto no cambió mucho;
porque “El corazón humano” no se puede ver— si no lo decimos, nadie lo
va a saber.

¡Así que dilo!

19
Doppelgänger es la palabra alemana para definir el doble espiritual de una
persona, generalmente el doppelgänger hace referencia al “Gemelo malvado” o a
la bilocación, que es estar en dos lugares distintos al mismo tiempo.

178
¡Dilo y sigue hacia adelante!

– En mi opinión, sería problemático si Kiriyama siguiera teniendo


androfobia.

Taichi también sintió que lo que dijo había sido un demasiado directo.

Pero ciertamente teína que volcarse de esta forma si la verdad tiene


que ser dicha.

Por lo que él la dijo.

Realmente no me importa si Kiriyama tiene androfobia. Podemos


solucionar el problema poco a poco protegiéndola a su lado y dándole
calidez. De esta forma, a pesar de que el problema probablemente no sea
resuelto, aún podemos mantener la paz en la superficie.

Pero Taichi ya había dicho que era “problemático” así que no podía
cambiar su plan ahora. Si no podía solucionarlo, el fracaso era lo único
esperando por él.

Ta i c h i
Como era de esperarse, Kiriyama tembló agitadamente mientras que
la ira llenaba su cuerpo.

– ¿Qué dijiste... no es demasiado? ¡No quise volverme así! ¡Soy


consciente de que esto es repugnante! Y tú incluso dices que es
problemático—

– Entonces, déjame ayudarte.

– Que—

– Tú también lo dijiste claramente, no te gusta.

179
Vamos a dejar de usar cualquier medida de seguridad y enfrentemos
esto directamente.

Esto no es negar el hecho, sino aceptarlo y lanzarme al campo de


batalla.

– ¿Qué… significa eso? ¿Qué pasó contigo...? No te entrometas más,


por favor.

Ta i c h i
Kiriyama se detuvo inmóvil y habló con sonidos temblorosos.

En la opinión de Taichi, los obstáculos que no han sido tacleados


hasta ahora, no podrán ser tacleados si no les hacemos frente. Incluso si allí
hay grandes riesgos, tenemos que pasar por este camino—esta era su
forma de hacer esto— una forma que no podía y no iba a ser cambiada.

Y aún más importante, Taichi había pensado en algo.

Si hay “cosas que solo pasan bajo esta condición”, también debería
haber “cosas que solo pueden hacerse bajo esta condición”

– Kiriyama, tienes miedo de ser suprimida por la fuerza de los chicos


y de ser inútil por no saber qué hacer; en otras palabras, tienes miedo de
ser liquidada, y vencida si tu oponente usa la fuerza bruta, ¿verdad?

– ¿Eh? C-Correcto.

– Además, Kiriyama, a pesar de que tu cerebro lo sabe, no puedes


actuar de la forma que quieres… aunque no sabes si se trata de tu cuerpo
o de tu subconsciente—así que en resumen, has creado una especie de
reacción repulsiva— ¿es esto lo que dijiste?

Kiriyama Ta i c h i
Taichi lentamente acortó su distancia con Kiriyama.
180
– Correcto… ¿oh y por qué sigues acercándote a mí?

– En otras palabras, si dejas que tu subconsciente entienda que en


realidad no es algo como para ser liquidada por los chicos, puedes superar
tu androfobia—esta explicación es correcta ¿verdad?

–…En términos simples, puede que lo sea… Hey, tus ojos lucen un
poco peligrosos.

Su distancia era tan corta, que podían escuchar la respiración del otro
si prestaban atención.

Aunque tengamos en cuenta a los estudiantes en su primer año de


secundaria, la estatura de Taichi era sólo un poco mayor al promedio,
cuando Taichi revaluó 【su cuerpo】 desde la perspectiva de 【Kiriyama】
, se veía realmente largo.

– De ahora en adelante, voy a decírtelo “nunca perderás contra los


chicos” con mi cuerpo. Esto se llama terapia de choque, ¿estás lista?

– Umm… desde hace un momento luces un poco peligroso… y se


siente incluso aún más aterrador ser abordada por 【mi misma】.

Ta i c h i
Como ella dijo, Kiriyama se acobardó y retrocedió, su rostro se estiró
un poco.

– Entonces déjalo en mis manos, Kiriyama. Ahora, intenta aferrándote


a 【mi cuerpo】

– Ok, bien.

Ta i c h i Kiriyama
Kiriyama se aferró al hombro izquierdo de Taichi con un escalofrío.

181
Después de escuchar el pasado de alguien más y teniendo tal
conciencia, Taichi se sintió incomoda cuando 【Taichi】, como chico, la
tocó… Taichi tuvo ese tipo de sensación.

Ta i c h i Kiriyama
Kiriyama espió el rostro de Taichi con una mirada inquieta. Taichi
entonces mostró una deliberada sonrisa.

Él tomó un poco de aire y se preparó a sí mismo.

A pesar de que iba a torturar su 【cuerpo】, en realidad no importaba.

¡Así que déjame mostrarte esto Kiriyama!

Kiriyama Ta i c h i
Taichi apuntó a “la parte más importante del cuerpo” de Kiriyama y
usó su rodilla para golpearla fuertemente.

La “Parte suave” sobre la rodilla se transformó y retorció.

– ¡Ouch!

Kiriyama
Taichi gritó sin razón.

Aunque no fue un ataque con todo su poder (cuando pensó en el


dolor, no pudo usar todo su poder), la precisión del objetivo fue tan brillante,
que el pateador también sintió un poco de miedo.

– ¡Tu…!

Ta i c h i
Kiriyama gritó desde lo profundo de su garganta, pero ningún sonido
fue escuchado. Ella parecía perder la conciencia y dobló su cuerpo, no
manteniendo más una postura defensiva y estaba situada hacia él.

182
¿…Está muerta? Taichi lo pensó seriamente.

No, no hay problema, aún se mueve.

Ta i c h i
Kiriyama , estaba haciendo gemidos que Taichi raramente había
escuchado en su vida (o que incluso nunca había escuchado) como “Uwa~”
o “Gwa~” o “Wuha~”, se arrodilló en el suelo y raspó el piso con su mano
izquierda; probablemente era debido las náuseas que usó su otra mano para
cubrir su boca.

Kiriyama
El rostro de Taichi también se retorció. Después de todo, estaba mal
ver 【su cuerpo】 sufriendo de tan inmenso dolor. Por supuesto, comparado
al infierno de dolor que estaba sufriendo Kiriyama, eso no era nada.

Ta i c h i
Las acciones de Kiriyama lentamente se calmaron. Ella ahora estaba
encogida en el suelo, inhalando y exhalando potentemente.

Kiriyama
Taichi vio esta oportunidad y se agachó junto a Kiriyama.

– Mira, Kiriyama. Puedes noquear al oponente con un solo golpe a


través de esto, ¿verdad?

Kiriyama vibrantemente levantó su cabeza y miró fija y severamente


a Taichi. Gotas de sudor caían por su frente, y sus ojos fueron llenados de
lágrimas.

– Tú… tú… sin importar la circunstancia… tú deberías ser claro…


sobre qué hacer… y que no.

– Pero gracias a esto—

183
Justo cuando Taichi estaba a punto de decir la razón—

Al principio pensó que era una broma.

Taichi levantó su cabeza y vio a 【Kiriyama】 frente a él. Hasta ahora,


él debería ser 【Kiriyama】, quien estaba mirando hacia abajo el cuerpo de
【Taichi】.

Esto significa que.

––– ¿Volvió a la normalidad? En el mismo momento que Taichi


entendió esto, se encontró con un punzante dolor que venía de entre sus
piernas.

– ¡Ouch Ouch Ouch Ouch Ouch Ouch Ouch Ouch Ouch!

¡Se transformó, no cabe duda! Pensó Taichi.

Él rápidamente hizo presión sobre su abdomen con sus manos y


sacudió su cuerpo hacia atrás repetidamente para lentamente calmar el
dolor.

Sin embargo, su resistencia fue en vano—fue incluso como si usaran


humo para apagar el fuego. Los ojos de Taichi se llenaron de lágrimas de
nuevo.

– ¿Hm? ¿Eh? ¡Ah, estoy de regreso a mi cuerpo! ¡Haha, estás


condenado!

– Ahora es insignificante.

Por ahora, Taichi no podía hablar normalmente.

184
– ¿Cuál es la “importancia”? ¡Importancia! Fiu~ esta puede que sea
la experiencia más dolorosa de mi vida… pensé que moriría del dolor… raro,
¿no…? Eh, Taichi, alguien viene hacia aquí.

Aunque escuchaba la asustada voz de Kiriyama, Taichi no estaba de


humor para importarle, lo único en lo que piensa es en como aguantar este
intenso dolor—

– ¡Eh, préstame atención! Esa persona está caminando directamente


hacia aquí. ¡Rápido, huyamos…! A pesar de que no estamos haciendo nada
malo, si alguien nos descubre en esta lamentable condición, va a ser
problemático. ¡Así que, larguémonos de aquí…!

Después de todo, en ese momento gemidos y gritos se escuchaban


venir de allí, así que Kiriyama tiene un punto, pero…

– Entonces… por favor, déjame solo… vete… creo que no puedo


resistir más…

– ¿Por qué estás actuando como “el drama cliché de esas películas
de acción”? ¡Ah! ¡Ponte de pie, rápido!

Aunque Taichi no pretendía actuar de esa manera.

– No, creo que tal vez no pueda soportarlo más… además, no creo
que pueda ponerme de pie por mí mismo…

– ¡¿Que están haciendo?!

Un sonido vino de la distancia. El sonido de reproche parecía


pertenecer a una mujer.

– ¡Qué fastidio! ¡Oh diablos, por favor ponte de pie ahora!

186
Kiriyama fuertemente jaló las mangas de la chaqueta de Taichi,
tratando de levantarlo; por lo que se levantó—aunque aún con la espalda
doblada.

– Ouch Ouch Ouch, por favor, déjame descansar…

– ¡Silencio! ¡Tranquilízate y corre!

Kiriyama mantuvo firme su posición y empezó a correr, arrastrando a


Taichi con ella.

– ¡Wuaahhhh…!

Eran unos aterradores caballos de fuerza—una ex-karateka sin duda.

– ¡Heeahhhhh!

Kiriyama gritó para aumentar su entusiasmo, también la velocidad de


giro de sus piernas y la fuerza de tracción de sus brazos, los cuales aún
estaban jalando a Taichi… al final, usaron treinta minutos para escapar.

Cuando volvieron en sí, ya habían corrido hasta el rio más largo de la


ciudad.

– ¡Kiri-Kiriyama…! Ya… todo está bien… -, dijo Taichi jadeando con


fuerza. Él ya había alcanzado su límite.

Kiriyama lo tomó y corrió una distancia bastante grande. La mujer que


ambos pensaron que era sospechosa, parecía no haberlos perseguido
(Aunque desde el principio no planeaba perseguirlos)

– ¿Eh? Ah, cierto.

187
Kiriyama finalmente detuvo sus pasos y respiro con fuerza. Sus
pequeños senos se sacudían con sus profundos respiros, los cuales eran
rápidos, pero rítmicos—Ella incluso parecía calmada.

Taichi tomo algo de aire, calmó su corazón, y lo envió a su cabeza. Él


tenía algo que debía decir ahora.

– Kiriyama… mira tu mano izquierda. -, le dijo a Kiriyama.

– ¿Eh?

Kiriyama movió su vista lentamente hacia su mano izquierda.

Su mano izquierda estaba apretando fuertemente la mano derecha


de Taichi.

Durante su huida, Kiriyama parecía haber movido inconscientemente


su mano de la manga a la mano de Taichi. Ciertamente no era conveniente
jalar a alguien de las mangas y huir.

– ¿Eh… podría ser?

Kiriyama inmediatamente soltó su agarre, abrazó su pecho y


retrocedió dos o tres pasos.

– Kiriyama… mira… ¿No crees que está bien? -, dijo Taichi con una
sonrisa.

– Es porque… estaba corriendo por mi vida, así que lo hice…


Además, se trataba de Ta-Taichi… esto también era relevante.

Kiriyama desvió su vista a un lado y frotó su mano izquierda con su


mano derecha junto con un rostro sonrojado.

188
– Pero ahora podemos confirmar eso… por lo menos… la androfobia
de Kiriyama… no es algo que no puede ser superado.

Aunque desde el puro principio, él sabía que con estar preparado


solemne y conmovedoramente podría solucionar cualquier problema.

Porque… ¿Acaso Kiriyama y Gotou, quien estaba poseído por ‹Fusen


Kazura›, no habían tenido antes una pelea?

Aunque esas condiciones fueron gracias a una emergencia que


rompió sus límites internos, eso había probado que esto no era imposible.

La respiración de Taichi finalmente se calmó.

– Además… el golpe bajo fue muy efectivo, ¿verdad?

El rostro y las orejas de Kiriyama se pusieron rojas de repente.

– ¡Cierto! ¡Eso fue lo que pasó! ¿Qué pasa contigo? ¡Deberías tener
más ideas! Además, si fueras a actuar, por favor dímelo de antemano,
¿bien?

– ¿No te lo dije? Esta es una terapia de choque— ¿Acaso no funciono


bastante bien?

– ¿Por qué una chica como yo tiene que experimentar el dolor del
trauma de un chico? ¡Uwaghh~ Gracias a ti, incluso cuando regrese a mi 【
propio cuerpo】, esa sensación seguía deslizándose sobre mí…Te odio~~!
¡¿Cómo puedo decir cosas tan eróticas como esta…!? ¡Quiero morirme!

Ella parecía que jugaba alegremente.

– Bien, tranquilízate. Kiriyama.

189
– ¡E-Es culpa de Taichi que las cosas terminaran así!

Kiriyama habló en un tono que usó todas sus fuerzas. Sus húmedos
ojos y su sonrojado rostro creaban un lindo aspecto en ella—tan lindo que
las personas no tenían más remedio que acariciar su cabeza. Hubo un
momento en el que Taichi quiso decir esto, pero sintió que Kiriyama podría
gritar, debido a eso decidió quedárselo para sí mismo.

– Haha, haha -, Kiriyama respiró agitadamente. Después de un


momento, volvió a empezar.

– Pero ese movimiento causa muchísimo dolor… ese ataque…


¿Funciona con cualquier chico?

– Sí, no soy la excepción. Por favor no te preocupes.

–…Oh, entiendo. Mmm… si un chico fuera golpeado con eso, no


podría hacer nada al respecto… Aunque sé esto en teoría, no esperaba que
doliera tanto… Mmm… Solo un golpe y tendría la victoria asegurada…

Kiriyama empezó a confirmar sus posiciones de rodilla y puño (Sin


ninguna razón en específico)

–…Funciona desde cualquier posición en la que estés, si no estás


agarrado por la espalda o si no estás contra el suelo… Hmm… simplemente
estar atrapado no representa ningún problema…

Por supuesto, el movimiento que piensa utilizar siempre tendrá como


blanco “el punto más débil del hombre”

– Acaso… ¿He creado un arma aterradora que hará temblar de miedo


a cada uno de los hombres del mundo…?

190
Kiriyama aflojó sus manos y desarmó su posición—por lo visto, estaba
satisfecha—

– Lo practicaré en casa más tarde.

– Pero, este movimiento causa mucho dolor, así que es muy


peligroso… Eh… ¿Taichi, porque querrías ayudarme hasta este punto…? Y
además hasta el punto de hacerle daño a 【tu propio cuerpo】…

El viento de otoño sopló en el cabello castaño de Kiriyama, el mismo


con el que Kiriyama jugaba mientras esperaba una respuesta con una
apariencia melancólica—una apariencia que tenía tanto significado, que
Taichi no podía especular.

Pero incluso al ser interrogado tan seriamente y tratando de pensar


en una respuesta nuevamente, lo que vino a la mente de Taichi fueron unas
simples palabras.

– Porque quiero, ¿Está bien esa respuesta?

Taichi trató de responder con una expresión seria en su rostro.


Kiriyama no tuvo más remedio que reírse ante él.

–…Sin duda, eres Taichi.

Kiriyama se acercó a Taichi paso a paso después de hablar.

Ella entonces levantó su puño izquierdo frente a sí misma y sopló su


aliento sobre él,

El puño sonó ligeramente y se pegó en algún lugar cerca al corazón


de Taichi.

—Su puño estaba temblando.


191
Pero Kiriyama le sonrió alegremente a Taichi. Su sonrisa era tan
brillante que podría salvar a las personas que la vieran. Luego ella dijo.

– Gracias, Taichi.

Sigue adelante, Kiriyama.

Taichi te apoya espiritualmente.

192
Capítulo 7

Final y un nuevo punto de inicio

En la mañana siguiente, Yaegashi Taichi conoció en un lugar


inesperado al testigo de la turbulencia que habían experimentado junto con
Kiriyama el día anterior.

Esto se debe a que la presidenta de la Clase 1-C, Fujishima Maiko, le


preguntó directamente a Taichi, “¿Tú estabas con una chica en el parque
ayer?” Eso afirmaba que el parque hacía parte de la ruta del perro de
Fujishima. (Un Bulldog)

– ¿Q-Que estás diciendo, Fujishima? No fui allí ayer.

Por supuesto, Taichi decidió salirse con la suya. Taichi sintió que
últimamente estaba en una pésima relación con Fujishima.

– ¿…En serio? ¿No estaban Yaegashi-kun y una pequeña chica de


cabello largo peleando ayer en el parque?

– No estábamos peleando.

– ¿No estábamos peleando…?

Los ojos de Fujishima detrás de sus anteojos, brillaron agudamente.

– N-no. Ese fue un simple error gramatical.

193
– ¿…Oh? Quizás no pude claramente por culpa del cielo oscuro.
Podría haberte confundido; si ese él es caso, lamento mi acusación.

Aunque él no quería jugar con Fujishima, Taichi sintió remordimiento


por mentirle y dejarla disculparse.

–…Pensé haber visto un asunto extra-marital… -, Dijo suavemente


Fujishima girando la cara hacia un lado.

Había mucho en sus palabras para enojarse, así que esto alivió el
remordimiento de Taichi.

– Olvídalo. Cierto, quería preguntarte… Yaegashi-kun, ¿últimamente


has estado un poco raro?

– ¡Oh! ¿Es así…? He sido así desde antes.

– Oh… además, ¡Inaba-san y Nagase-san también parecen un poco


extrañas! Y ustedes pertenecen al mismo club, así que como presidenta (De
la clase), quiero saber que pasó.

–…No pasó nada. Mmm… Después de todo, nuestro primer año ya


paso la mitad, nuestras relaciones resultaron ser buenas así que mostramos
diferentes facetas de nosotros mismos… ¿Es esto lo que sucede?

– ¿En serio? Entonces está bien… bueno, voy a asegurarme de


atrapar a Yaegashi-kun en algo malo, después de eso, estás condenado.

Señalando a Taichi para enfatizar, Fujishima se fue. Tal vez, en


verdad debería considerar corregir sus puntos de vista del malentendido.

En ese momento, Nagase Iori vino y acomodo su asiento frente a


Taichi.

194
Ella fijo sus ojos sobre Taichi sin ninguna razón aparente.

– ¿…No sería ese Taichi? ¿Una pequeña chica de cabello largo…


sería Yui?

– ¿T-Tu escuchaste todo? Ayahh, hay chicas pequeñas de cabello


largo en todas partes…

Viendo para donde iba esto, Taichi sólo pudo defenderse para
despacharla.

– Si eso es todo, entonces habrá que dejarlo. No tiene nada que ver
conmigo incluso si el chico fuera Taichi o no… esa chica… ¿que acabo de
decir?

Haciendo pucheros de mala gana con sus labios, Nagase no parecía


estar de buen humor.

Si ahí no había nada especial, todos los miembros del Club de


Investigación Cultural se reunieron en el salón del club justo después de la
escuela. La única forma de prevenir más problemas, es poniendo a las cinco
personas que intercambian personalidades en un solo cuarto.

Lo que hacen en la habitación es diferente—Inaba Himeko en la


computadora como siempre; Nagase estaba leyendo manga, últimamente
Kiriyama ha estado haciendo las cuentas, Taichi estaba haciendo una
revisión y preparándose para sus clases; Aoki se quedó sin hacer nada
excepto interferir con los demás—desearía que alguien jugara con él.

Ese día, Taichi trabajó en su trabajo escolar a un ritmo para lograr que
se convierta en un hábito; Aoki también prestó atención a su trabajo escolar
(Tal vez era porque tenía que entregar un reporte al día siguiente) Inaba le
dio un vistazo a los dos, y siguió escribiendo en el teclado.

195
Después de un rato, Nagase y Kiriyama entraron al salón del club.

– ¡Hola~!

Nagase arrojó su bolsa sobre el sofá, y se dirigió al sofá.

Ella gritó “¡Hola, Taichi!” en el camino y le dio un palmada a Taichi en


la espalda.

– ¿…Porque usas esa forma de “¡Esta es la primera vez que nos


vemos hoy!” para saludarme? Nos vimos hace quince minutos.

– Pero por esta atmosfera, siento como si nos viéramos por primera
vez en el día.

– No dije nada, ¿Esto no debería ser un problema de tus


sentimientos?

Esta chica es demasiado despreocupada… esto incluso puede ser


envidiable ante los ojos de Taichi.

– ¡Hola…Taichi!

Esta vez la misma parte de su espalda recibió una palmada incluso


más fuerte.

– ¡Ouch!

Taichi no tuvo más remedio que gritar y girar su cabeza, únicamente


para ver a Kiriyama, parada frente a él sonriendo avergonzada.

–…Hola, Kiriyama. -, Taichi contestó con una sonrisa.

196
Ellos se miraron las caras por un momento. Al mismo tiempo,
Kiriyama siguió dándole palmadas a la espalda de Taichi.

– … Está bien que pares ahora.

Dicho esto, Kiriyama detuvo su combo. Taichi estaba seguro de que


su espalda se había puesto roja.

– Déjame decirte, Taichi. Puede que me vuelva a interesar en las


artes marciales y en la lucha profesional; hablemos con más calma cuando
tenga tiempo libre. -, dijo Kiriyama con una débil voz, como si estuviera
apretando los dientes mientras hablaba.

– ¡Déjamelo a mí! Si lo quieres, podemos empezar ya mismo—

– ¡N-No ahora… espera la próxima vez!

Kiriyama agitó potentemente la cabeza y cesó a Taichi quien


agitadamente venia hacia ella.

No había necesidad de ser tan amable, pensó Taichi.

Viendo a Kiriyama, Taichi repentinamente sintió que su amor por las


cosas lindas tenía algo que ver con su androfobia… tal vez, queriendo
escapar a un mundo al que los hombres no pueden entrar.

En ese momento, Taichi se dio cuenta que las otras tres personas—
Nagase, Inaba y Aoki lo estaban mirando asombrados.

– ¿…Que pasó entre Taichi y Yui?

Preguntó Aoki poniendo una severa expresión.

– Eh, sobre eso…

197
Taichi espió a Kiriyama y reflexionó sobre con que empezar.

– ¡Nada! ¡Nada en absoluto!

Sonrojada y negándolo agitada, Kiriyama ágilmente se sentó en la


silla que estaba diagonal a Taichi, y empezó a buscar cosas dentro de su
bolso.

Los tres la miraron fijamente por un rato.

Después de eso, Aoki giró su cabeza y examinó los rostros de Taichi


y Kiriyama.

Nagase cubrió la mitad de su cara con un manga mientras que miraba


fija y sutilmente a Taichi.

La atmosfera era bastante embarazosa.

Taichi, sin embargo, no podía decirles lo que Kiriyama no quería que


supieran, así que tosió dos veces y encaró a la mesa nuevamente.

Kiriyama también parecía sentir la embarazosa atmosfera, así que


dijo,

– ¡V-Voy al baño!

Y escapó del salón del club.

Viéndola irse, Nagase comenzó,

–…Acabo de ver a Yui ir al baño.

– ¡Que está pasando, Taichi! ¿En realidad pasó algo ayer? Siento que
Yui es diferente a la Yui con la que hablé ayer por teléfono.

198
– Solo tuvimos una charla— ¡¿Cómo puede eso crear una relación
tan buena?! No tengo idea… Maldición, ¿Es Taichi sin duda mi más grande
rival? ¡Y es tan grande la amenaza que no eres consciente de esto…!

Aoki gemía de la angustia.

– ¡Si ese es el caso…Iori, empecemos una batalla/reunión!

– ¡Y-Yo no tengo relación alguna con esto! ¡O bien podría decir, esto
no tiene nada que ver conmigo!

Nagase gimió junto con Aoki. Esta vez Inaba, al frente, se arrojó a sí
misma en medio.

– ¿Honestamente, que pasó entre ustedes dos?

Aunque reacia, Taichi podía sentir “No dejare que te salgas con la
tuya tan fácilmente” de los ojos de Inaba.

– Ayahh… ¡Realmente no hice mucho! Sólo le estaba dando a


Kiriyama un pequeño empujón y ella marchó hacia adelante por sí misma.

Sí, eso fue lo único que pasó.

– ¡Entonces… tal vez el intercambio de personalidad pueda ser útil!


Pero quizás es porque fue Taichi, que dicho milagro pudo cumplirse.

Ella se veía como si tuviera una mirada llena de pensamientos.

Sonriendo calmadamente de nuevo a Taichi, Inaba se apoyó contra


la espalda de la silla, le dio un vistazo al cielo, y cubrió sus ojos con la mano
derecha, murmurando:

– Para mí… lo único que pude ver fueron vacíos.

199
Inaba se veía anormalmente débil.

Luego, Taichi inmediatamente supo que sus instintos estaban en lo


correcto.

Fue porque ese día—Inaba colapsó.

– Entonces, déjame hacer unas cosas mientras que duermes aquí


obedientemente. Si Gotou-san viene antes de que yo regrese, ayúdenme a
darle las gracias.

Dicho eso, Yamada Touka (30 años, divorciada una vez), la maestra
de enfermería, dejo la habitación.

– Inaban… pensé que estabas muerta…

– Idiota, sólo estaba mareada. Aun no voy a morir.

Acostada sobre la cama, Inaba le contestó a Nagase, quien aún


estaba preocupada y parecía a punto de llorar, ligeramente.

Desde su caída en el salón del club hasta que fue llevada a la


enfermería, Nagase pareció vacilar extremamente.

– ¡Yah, casi me matas del susto… realmente colapsaste en un bong!

Kiriyama también mostró una expresión extremadamente


desgastada.

– Mi cuerpo se ha sentido un poco mal últimamente… Pero no es la


gran cosa. De hecho, no había necesidad de venir a la enfermería.

– ¡No, Inaba! ¡Tienes que tener cuidado con tu cuerpo!

200
Siendo esto denunciado por Aoki (y probablemente esta era la
primera vez), Inaba, con una irritada expresión, sólo dijo “Sí, sí” para
despacharlo.

Después de cierto tiempo, el profesor de la clase 1-C y también


consejero del Club de Investigación Cultural… en otras palabras, el
representante de todas las cosas que están relacionadas con Inaba, Gotou
Ryuusen, entró a la enfermería.

– Oye~ Inaba~ ¿Te encuentras bien? Oh, todos están aquí.

Una estudiante colapsó—como podía hablar él tan fácilmente.

– Te he dado muchos problemas, Gotou. Ya puedes regresar.

–…Deberías tener más respeto con los maestros… Déjalo así.

Realmente no le importaba.

– Eh~ ¿Dónde está la señorita Yamada?

– Ella está ocupada… Eh, de acuerdo con ella, “la razón por la que
Inaba colapsó, es debido a que acumuló demasiado estrés, así que va a
estar bien con suficiente descanso.”

– Entiendo, Yaegashi. ¿Entonces, cual es el asunto ahora, Inaba?

– No hay problema. -, declaró Inaba sin vacilar.

– Entonces… si eso fue lo que dijo la señorita Yamada, entonces no


hay problema. Eh~ es raro que ustedes cinco estén aquí, ¿tienen algo que
decir…Mmm?

– ¡Ah!

201
– ¡…No hice el Bunken News de esta semana…!

– *Ah*

Los cuatro miembros del Club de Investigación Cultural gritaron al


mismo tiempo.

Aparentemente, ellos se reúnen todos los días en nombre del Club de


Investigación Cultural, pero olvidaron por completo hacer el trabajo… El
único trabajo que les permite a los demás confirmar la existencia y
significado del club.

Entonces Gotou también dijo gritando:

– Ah, bueno, de hecho, no recibí su proyecto antes del plazo límite.

– Perdón, Gotou. Es porque recientemente hemos estado ocupados


con una entrevista a gran escala. Parece que nuestro proyecto de esta
semana no lo podremos tener antes del plazo límite. El próximo mes vamos
a añadirle más jugo, ¿Bien?

Inaba inmediatamente lidió con eso. ¿Cómo podía mentir tan


fácilmente?

– ¿Una entrevista a gran escala, eh? Pero “Bunken News” se hace


mensualmente para ganar el reconocimiento como club… olvídenlo.

A él realmente no le importaba.

Sólo en momentos como este Taichi querría agradecerle a Gotou por


su dejadez.

Después de eso, a pesar de que ella rechazó nuestra amabilidad, aun


así decidimos llevarla a casa en caso de que algo sucediera. Gracias a que
202
Inaba había propuesto “¡Que cuatro personas me lleven a casa es
demasiado molesto! ¡Por lo menos déjenlo en dos!”, así que solo Taichi y
Nagase, quienes ganaron en piedra-papel-tijera, la llevaron a casa.

Los tres charlaron de temas aleatorios mientras cambiaban de trenes,


iban a la estación más cercana a la casa de Inaba, y caminaban 10 minutos
hasta la misma. Aunque ella no se veía bien, Inaba aun así actuaba como si
nada hubiera pasado.

– Entonces, ya es hora de que lo expliques claramente. Taichi, ¿Qué


pasó ayer entre tú y Kiriyama? -, dijo Inaba de repente a mitad de camino.

– ¿¡Que de que!? No hubo relación.

– La relación no importa. En pocas palabras, si no me dices, voy a


estar muy molesta e incluso podría colapsar de la agonía~

Inaba débilmente se apoyó sobre Taichi y pasó su brazo sobre su


hombro, exactamente igual a un ebrio problemático.

– Hm, usar tu cuerpo para negociar… eso es demasiado astuto…

– Además, Iori, tú también estás interesada, ¿Verdad?

– Sí, como buena amiga de ellos dos, estoy en la obligación de saber.

Viendo a Nagase hablar con un tono pretencioso, Inaba susurro


“¿Yah?” y se sintió confundida. Parece ser que la reacción de Nagase fue
diferente a la que esperaba.

–…Ah, no es que sea tan extraño… olvídalo, Iori también lo dijo.

– Pero Kiriyama no quiere que lo diga…

203
– ¡Ah~ te estás poniendo fastidioso! ¡Si fue algo que no es bueno
decir, no lo haremos, sin importar como lo vea creo que puede ser
escuchado! ¡Así que, dínoslo!

– S-Sí. Si no lo dices, también puedo salir gravemente herida e incluso


se sentirán mal los lazos que nos unen a nosotros cinco… y entonces
quedare tendida enferma en una cama~

– I-Incluso Iori quiere escucharlo con tantas ganas. ¡Oye!

– Como… ella dice, yo también…

Fue Nagase, quien estaba acompañando a Inaba; pero Inaba debilitó


su voz y no siguió hablando. Ella mostro una expresión de depresión… ¿Su
cuerpo se sentía mal de nuevo? Pero ese no parecía ser el caso.

Taichi quiso preguntarle a Inaba sobre esto, pero antes de hacerlo,


Inaba rápidamente cambió a su apariencia habitual.

– En conclusión, si no nos dices, voy a gritar “¡Ayahh~ Es un


pervertido~!”

…Parece que no puedo soportarlas más.

Taichi no mencionó los detalles. El sólo les dijo de forma concisa lo


que hizo que Kiriyama superara su trauma.

– ¡¿Bahahahaha, cómo se te ocurrió eso?! Idiota que ama sacrificarse


a sí mismo… ¡Esa es una sorprendente terapia de choque! Nyaaa~ estoy
impresionada.

La reacción de Inaba era como lo esperaba.

204
Pero la reacción de Nagase fue diferente a la de Inaba, lo que
confundió a Taichi.

– Aunque sabía que Yui no manejaba bien a los chicos… no pude


imaginar que tuviera una fobia tan seria que incluso no puede tocar a los
chicos… Realmente no me di cuenta…

Nagase bajó e hizo girar la cabeza. Su sedoso cabello se volvió un


total desastre.

– Ni siquiera puedo… volverme amiga de alguien… de una vez por


todas…

¿En verdad ella tiene que decirlo a este punto?

¿Qué causó que se hundiera tan profundo?

Aunque Taichi no sabía la razón, dijo:

– Nagase, préstame atención.

Taichi espió la expresión de Nagase, tan solo para verla


vibrantemente alzando la cabeza. Después de confirmar sus ojos llorosos,
que eran tan bellos como gemas y reflejando su propia imagen, él le dijo.

– Creo que lo que Kiriyama menos quiere… es tener que ver a


alguien, agonizando, preocupado o avergonzado por sus asuntos.

Fue porque vi la cara llorosa de Kiriyama cuando Aoki le pidió


disculpas, pensó Taichi.

– Así que Nagase, por favor no te preocupes demasiado. Trata a


Kiriyama de la misma forma que lo hacías antes. Si lo haces, Kiriyama estará
más que alegre.

205
Este método también debería ser usado en Taichi.

– De la misma forma que antes… ¿A qué te refieres…?

Esa era una temblorosa voz, como si buscara por ayuda.

– De la misma forma que antes… igual que antes… No, no hay


necesidad de pensarlo tanto. Nagase, trátala sin prejuicios, así estaría bien.

– ¿Realmente está bien… para Kiriyama?

– Sí, eso es suficiente.

No era para consolarla. Taichi lo creyó profundamente.

– *Kukuku* Sin duda ustedes dos encajan perfectamente.

Inaba interrumpió.

– Ambos se necesitan entre sí, esto no puede estar mal.

– ¡Inaban! ¿Puedes dejar de decir cosas insensatas y sin sentido?

– ¿Hmm? ¿Insensatas…?

Esta parte puso un poco al tanto a Taichi.

– ¡Entonces, como decía! Inaban también dijo que Taichi y yo


éramos… la… combinación perfecta.

Inaba le dijo a Taichi algo acerca de cómo él y Iori hacían buena


pareja; ¿Quizás ella también le dijo a Iori lo mismo, así que la actitud de Iori
se volvió un poco extraña?

206
– De hecho ustedes son la “Combinación Perfecta”; esto no se puede
evitar… Ah~ pero Yui debe haber sido cautivada por Taichi.

– ¡Baha!

Taichi resopló

– I-Inaban… fuiste muy directa…

– Este es el hecho. No hay nada que pueda hacer. Lo más tramposo


de los tontos que aman sacrificarse a sí mismos, es que sus personalidades
siempre cautivan a las personas, ¿Cierto? Después de todo, estar dispuesto
a ayudar a alguien a hacer cualquier cosa, puede causar malentendidos.

– En pocas palabras, Taichi, por favor no hieras a Iori o Yui. Si lo


haces, voy a darte una lección que jamás vas a olvidar… y no olvides que a
veces la amabilidad puede herir a los demás.

– Sobre eso… lo entiendo.

Taichi se inclinó ante Inaba.

– Pero si quieres volverlo un triángulo amoroso… Ahah, ¿Incluyendo


a Aoki se volvería una relación cuadrilateral...? Si sus relaciones no se
ponen tan enredadas, entonces está bien para mí.

Ella ahora estaba en un modo en el que podría decir cualquier cosa


que quisiera.

Mientras que hablaban despreocupadamente, habían llegado a la


casa de Inaba. A pesar de que Inaba dijo que no tenían que seguirla hasta
el final, Taichi y Nagase aun así insistieron en caminar todo el camino hasta
la puerta de su casa.

207
– Perdón por darles tantos problemas, Taichi, Iori.

– Por favor, olvídalo. Que tengas un buen y tranquilo descanso.

– Hablando de eso, Inaba, no importa que estás pensando para


nosotros esta vez; pero ahora realmente deberías olvidarte de nosotros y
cuidar de tu cuerpo.

– Estoy bien… estoy bien.

Inaba apartó su mirada de ellos y sonrió irónicamente. Su sonrisa


también cargó con algo de auto-sadismo.

Ella caminó a través de un lujoso jardín al estilo occidental y se dirigió


hacia la puerta… pero ella giró hacia atrás la cabeza a mitad de camino y
dijo en un tono extremadamente intencional,

– Oh~ cierto. Por poco lo olvido… Iori, deja que Taichi solucione tu
trauma.

Aunque sus palabras fueron arrojadas sin ningún presagio, aun así,
si miramos la atónita expresión de Iori, podemos entender que este era un
tema de extrema importancia.

– Inaban… ¿No habíamos quedado en que no le íbamos a mencionar


eso a nadie…?

Iori, con una helada apariencia, que se veía como una hermosa
escultura de hielo, habló con una voz tan fría que podría congelar nuestras
espaldas.

Viendo la apariencia de Nagase, Taichi fue tomado fuera de base.

– Taichi, si puedes ayudarla, por favor hazlo.

208
La recta sombra de Inaba se desvaneció dentro de la casa. En el
último momento, de hecho, ella aún se preocupaba de los problemas de los
demás.

Así que, ellos tenían que haber ido a la estación y despedirse después
de dejar a Inaba en casa… pero había una extraña atmosfera entre Taichi y
Nagase.

Todo se debía a las últimas palabras de Inaba.

¿Debería preguntarle o no? ¿Debería hacerle frente o no? ¿Debería


resistirlo o no?

Honestamente, Taichi sólo podía ver una respuesta.

– Oye, Nagase, ¿cuál es tu trauma?

A pesar de estar siendo interrogada, Nagase no dio repuesta y


empezó a caminar más rápido.

Taichi no continuó y cayó en silencio.

¿Acaso planea no decir nada sobre esto? Si es así, entonces debería


dejar de preguntar -, cuando Taichi formó ese pensamiento, Nagase
comenzó:

– ¡Inaba es demasiado caprichosa! A pesar de que sé que lo hizo por


nosotros y también que sus palabras en su mayoría estaban bien…

Nagase no encontró sus ojos con los de Taichi y se quedó mirando


hacia al frente.

– Taichi, ¿quieres saber sobre mi caso? Si prometes que me vas a


tratar igual que antes, sin importar lo que escuches, voy a decirte.

209
Como si tuviera miedo de mirar la expresión de Taichi, Nagase se
apartó por completo de él. Su rostro era tan frágil como un cristal que parecía
romperse incluso si era tocado ligeramente.

¿Qué le ocurrió a Nagase que los demás no saben?

Taichi no podía estimar que tan abismal y oscuro era su verdadero


lado, pero sintió que si iba demasiado profundo, él estaría en peligro; porque
una vez que espías en la oscuridad, no puedes actuar como si nada hubiera
pasado.

Sin embargo, por más grande que fuera el riesgo—

– Entiendo. Te lo prometo. Quiero dar mis esfuerzos si se trata de


algo que puedo manejar.

Si no lo acepto, no podría hacer nada al respecto.

–––Ni siquiera capaz de pensar por los demás en su lado

–––por miedo, no podría salvarlos porque sería imposible.

– Taichi sin duda diría algo como esto.

Dicho esto, Nagase finalmente alivió su tensión y mostró una sonrisa


compasiva, pero un poco irónica—una sonrisa que era familiar, una sonrisa
que Kiriyama también había mostrado, una sonrisa que transmitía una
sensación de misterio.

– ¿Quieres sentarte por un momento? -, sugirió Nagase.

Taichi estuvo de acuerdo y se sentaron en la pequeña pared de


concreto, cerca al estacionamiento.

211
Nagase estiró sus piernas. *Yahhh~* ella suspiró profundamente.

– No quiero decir esto, y sé que no debería… pero después de que


Inaban lo dijo, si no te lo digo, vas a sentirte ansioso y molesto, ¿Verdad?

– Por otra parte, Inaban incluso dijo “Si puedes ayudarla, por favor
hazlo”, si te digo que no estoy ansiosa, estaría mintiendo.

– Entonces, como te decía~ -, dijo Nagase mientras pateaba las


piedritas alrededor de sus pies. Las pequeñas piedras brincaron hacia
adelante, pero se desviaron a la derecha y cayeron en el drenaje.

– Así que, déjame decirte.

Nagase fijó sus ojos negros iguales a una perla sobre Taichi. Esta fue
la primera vez que Taichi supo que cuando un hermoso y perfecto rostro se
muestra totalmente sin expresiones, los seres humanos se volverían presos
del completo temor. Nagase parecía como si estuviera confirmando alguna
existencia en lo profundo de los ojos de Taichi, y luego empezó a hablar.

–…Pero antes de eso, ¡déjame contarte un chiste!

–……… ¿Eh?

¿Qué está diciendo esta chica? -, Pensó Taichi.

– Nyaaa~ estuvimos solos antes… para ser más precisa, cuando me


volví 【Aoki】… cuando la atmósfera se puso tensa, también dije una broma
para calmarla. Así que estaba pensando si deberíamos empezar primero
con una broma.

– ¡No hay necesidad, ¿de acuerdo?! ¡No estaba esperando por eso!
¿Qué pasa con tu “Romper la tensa atmosfera” cuando únicamente estamos
los dos?

212
Lo que ella dijo no era sólo un problema de ser serio o no.

– Pero, en este momento… ¡No puedo pensar en ninguna broma!

– ¡Oye, entonces deberías dejarlo así!

– Estaba bromeando~ Quiero decir una broma que era mi intento de


decir una broma, pero fallando… ¿Qué tal?

– ¡¿Qué quieres decir con “que tal”?! ¡Incluso si quieres decir una
broma que era tu intento de decir una broma, pero fallando, no querría
escucharla desde un principio!

– ¡Tal vez Taichi no quiere escuchar bromas, pero espero que


entiendas que una broma que era mi intento de decir una broma, pero
fallando, no era porque no pudiera pensar en una broma, sino porque yo
deliberadamente escogí esta broma que no tiene chiste!

– ¡Estoy~ muy consiente que tu “una broma que era mi intento de


decir una broma, pero fallando” no fue debido a que no pudieras pensar en
una broma, sino a que tu deliberadamente escogiste bromear sin chiste!

– También puedo decir que la broma que era un intento de broma


pero fallando no es meramente una broma que era un intento de broma pero
fallando, pero eso sigue diciendo “broma”, “broma” para correlacionarla
deliberadamente con la broma que dijiste antes; por lo tanto, hacer una
broma que es difícil de hacer… ¿Nyaa? Mi sufijo sonó raro…

– ¡Ya lo había adivinado vagamente desde un principio!

– Por cierto, Taichi es inesperadamente cooperativo con la atmosfera


que lo rodea.

213
– Si estoy frente a Nagase, yo, sin razón alguna, me vuelvo así…

¿Por qué nos sentamos afuera, en un estacionamiento abierto a


discutir semejantes cosas?

– Ahora, volvamos al tema principal—

Entonces, la alegre sonrisa de Nagase desapareció y lo que quedo


fue un rostro sin expresiones.

– Yo… de hecho tengo cinco padres… Ah, pero sólo hubo tres
legalmente registrados. Sí, entonces esto fue lo que pasó.

Antes de que Taichi estuviera preparado, Nagase ya había dejado a


Taichi fisgonear en su lado oscuro.

Por supuesto, Taichi se sintió confundido.

– ¿Eh… entonces eso significa que tu mama se divorció… y se volvió


a casar?

– Sí, algo así, pero realmente no es nada. A pesar de que conocí a


diferentes tipos de personas, no hubo ninguno que fuera atroz. No importa
la clase de tipo que fuera— un tipo que intento llevarse bien conmigo, un
tipo que me odiaba, o uno que llevó niños consigo… Sin importar el tipo de
persona, me llevaba bastante bien con él.

Taichi ciertamente no tenía ninguna experiencia similar, así que no


podía decir claramente si su caso era aterrador o no. Cuatro padres y
hermanos que originalmente fueron unos completos extraños… Nagase
podría tratar a esas multitudes de personas como familia sin ningún
problema.

214
– ¡Pero es cierto que me llevaba bien con ellos! Eso es porque me
mantenía cambiando a mí misma para llevarme bien con ellos.

– ¿Cambiando… a ti misma…?

Nagase continuó mientras miraba fijamente al piso de concreto del


estacionamiento.

– Mi segundo padre— o mi primer “Padrastro”, fue un poco


problemático. Eso fue cuando estaba en primero o segundo de primaria…
poniéndolo en términos simples, el usaba la violencia. ¡Ah, pero no fue él
quien causó mi trauma! Puede que esté bien decir que en mi opinión el
trauma no existe.

– Así que lo que inaban dijo sobre “Por favor ayúdala a solucionar
esto” tal vez, de alguna forma es diferente a esto. -, complementó Nagase.

– Aunque lo llamé violencia, no era el tipo de violencia que haría que


me llevaran a servicios infantiles. También puedo decir que no deje que lo
hiciera… No, más bien debería decir ¿lo deje que no lo hiciera?

Taichi sólo podía escuchar atentamente.

– He jugado el rol de mi misma, el rol que acompaña las


verosimilitudes de los demás.

No importaba si eran sus ojos, nariz, boca u oídos, todos se


mantenían en la condición en que naturalmente había nacido y crecido. Ella,
quien no necesitaba ningún cambio, hizo surgir una sonrisa que no llevaba
consigo niebla ni bruma, y debido a su perfecta claridad, ella parecía incluso
aún más mística y de ensueño.

215
–…Traté de ser genial, pero yo, en aquel entonces, no había pensado
en algo como “jugar un rol”; sólo entendí lo que yo debía hacer y en lo que
yo me debía convertir, para así no ser regañada… así que lo hice. Sin
embargo, no sé si fue suerte o mala suerte lo que me ocurrió para hacer
sobresalir esta habilidad e incluso a tal grado que entendí “Si hago esto y
me convierto en esto, no sólo voy a evitar ser regañada, sino también llegare
a ser elogiada”… así que lo hice. Incluso seguí sus gustos y disgustos… lo
sobrelleve con todo lo que podía cambiarme.

Usar una actitud falsa para complacer a otros, es un acto que todo el
mundo, en mayor o menor medida, debería haber hecho, ¿Qué fue lo que
hizo Nagase para crear un extravagante y anormal ejemplo de esto?

– Justo cuando me convertí en eso por un tiempo, ellos se divorciaron


de nuevo. Me quedé con mi madre, y ella inmediatamente dejo a otro padre
convertirse en nuestro “Miembro de la familia”. El nuevo padre no estaba tan
mal. De hecho, él era bueno, así que no tuve que hacer esto… ¿Pero por
qué? Tal vez a pesar de que era una niña, tenía la obligación de jugar un
buen rol. Yo, nuevamente, jugué el rol de mi misma como él lo quería.

Nagase sonrió como si se riera de ella misma mientras que


balanceaba la cabeza.

– Entonces parecía que no podía dejar de jugar a ser diferentes “Yo”


para adaptarme a diferentes personas. Uno después de otro, uno después
de otro… mis días poco a poco se fueron volando, y en mi tercer año de
escuela media —Eso fue la primavera pasada— mi quinto padre… murió de
una enfermedad. Él fue un hombre de pocas palabras, pero era una
remarcable y excelente persona; así que el en realidad descubrió que yo
sólo estaba jugando un rol. Antes de morir, él me dijo “vive con más libertad”.

Su voz era clara y transparente como un limpia corriente, y vibró como


si la persona hablando estuviera sollozando. Tal vez sus padres pasados y
sus momentos volvieron a ella.

216
– Mi madre también parecía amarlo. No estoy segura de en qué nivel
ocurrió el cambio, pero cuando el murió, mi mama me dijo, casi llorando, “Lo
lamento, mi capricho de antes te trajo problemas. De ahora en adelante,
mama va a esforzarse para darte la vida que has deseado.” Después de
eso, aunque fuéramos una familia de un solo padre, no vivimos diferente a
como lo harían las personas normales… Al final, mi historia estuvo llena de
cambios drásticos; aunque, ¡Aun así fue un final feliz! Ves, ahí no hay ningún
trauma, ¿verdad?

Nagase vio a los ojos a Taichi mientras se inclinaba.

La luz del sol de otoño poco a poco se sumergió hacia el lado oeste,
tiñendo su suave cabello que flotaba con el viento, a un color dorado.

– Pero, después de eso— los más feos y peores días empezaron.

El rostro de Nagase cambió a una cara inexpresiva que era como una
exquisita estatua.

– Actuar libremente y hacer lo que quisiera… dicho esto, traté de


cambiar, pero yo… me sentí extremamente sorprendida, porque, lo que vino
a mi mente fue “¿Qué es lo que me gusta?” o “¿Qué es lo que quiero hacer?”
o “¿Cuál es mi verdadero yo?”, esas preguntas tan tontas. Debido a que
actué como el yo que esperaban, durante casi diez años de vida, parece
que olvidé… a mi verdadero yo.

Esos diez años deben ser el periodo íntegro para formar una
personalidad. En esos años, sin embargo, una chica continuamente se
cambió a sí misma para hacer frente a los demás. Al final, esta chica se
convirtió en la Nagase actual.

– Entonces… me metí en problemas. Aunque quería ser libre y ser yo


misma como quería, no supe que hacer, estaba totalmente… indefensa. Así
217
que decidí jugar un rol que afrontara adecuadamente la atmosfera actual, y
continúe así hasta ahora.

¿Entonces, por eso se volvió así? -, Taichi de repente tuvo ese


pensamiento.

¿Entonces por eso es que Nagase dejo que el profesor eligiera el club
al que se iba a unir?

Porque ella no tenía una “ella” que pudiera escoger alguno.

¿Y la Nagase que se llevaba bien con los demás miembros del club,
era de hecho un rol jugado por la Nagase, que piensa que Nagase no es su
verdadero yo?

¿Fue a causa de los múltiples “yo” que podía elegir, lo que hizo que
mostrara tan diversas expresiones?

– La única forma en que con seguridad podía creer “esta es mi


verdadera personalidad” era a través de mi habilidad de “poder ver a través
de lo que los demás quieren”, que fue lo que me hizo convertirme así.
Aunque irónico, esta fue la última barrera que podía prevenir que mi yo real
se perdiera por completo… en teoría, así debería ser… pero ahora tal vez
estuve confundida con lo de “Puedo hacer todo libremente” y ese tipo de
cosas… que recientemente… incluso mi habilidad… empezó a
desvanecerse… tuve un sentimiento como ese.

Dejando de lado el hecho de que ella no notó que Kiriyama tenía


androfobia, Nagase se veía asustada.

– Que debería hacer… pensé. Si pierdo mi habilidad, realmente voy


a perder lo que crea mi yo… ¿y cómo debería, de ahora en adelante…
llevarme con todos…? ¿Dónde y que rol debería jugar… está bien…?
Últimamente, el rol que trato de jugar… parece… estar fuera de mi control…

218
Inaba reconoció que Nagase era la más inestable y que era la que
estaba en el mayor peligro.

– Entonces este yo… experimentó el intercambio de 【cuerpos】 y


personalidades... aunque estuve a punto de perder la existencia del yo que
tenía una personalidad, aun así, todavía puedo vivir como Iori Nagase.
¡Porque, todos me llamarían Iori Nagase cuando vieran mi 【cuerpo】…!
No importa lo que haya cambiado por dentro… sólo mientras tenga este 【
cuerpo】… Pero, si por culpa de este intercambio de personalidad, incluso
mi cuerpo se convierte en algo vago… voy a perder al yo que tiene una
personalidad… voy a perder al yo que tiene un 【cuerpo】… si se mantiene
esta situación… gradualmente nadie podrá estar seguro de que yo soy
quien soy… ni siquiera yo podría… ¿Voy… a desaparecer del mundo de
esa manera?

Después de alejarse sin control del pasado durante un rato, lo que


notó al final, era que su mundo ya había perdido su forma original.

Para su frágil mundo que ya ha empezado a colapsar, el enorme


terremoto del “Intercambio de personalidad” era demasiado fuerte.

De estar originalmente anclada al puerto a ser arrojada fuera, Nagase


ahora se estaba hundiendo profundamente en la oscuridad; hundiéndose
profundamente en una abismal oscuridad. Taichi quiso ayudarla, incluso si
tuviera que saltar en su oscuridad el aun quería hacerlo; pero no pudo. No
porque estuviera asustado, sino porque incluso si realmente hiciera algo, no
podría ayudarla— lo que hiciera seria insignificante.

Debo pensar rápido.

Que puedo hacer ahora por Nagase—

– Tú jamás vas a desaparecer del mundo.

219
Taichi firmemente aseveró.

– ¿Por qué? -, Nagase interrogó a Taichi con sus puros e impecables


ojos.

– Porque sin importar lo que pase, sin importar en lo que te conviertas,


yo siempre voy a saber que Nagase es Nagase.

Para Nagase que estaba ahogada, incluso Taichi no pudo lanzar una
soga para salvarla. Lo único que podía hacer era “dejarla ver el resplandor”

Nagase momentáneamente parpadeó en sorpresa, y luego murmuró


suavemente,

– Eso… es imposible…

– No es imposible. -, Taichi miró a Nagase a los ojos mientras


hablaba.

– ¿Por qué…Taichi puede estar…tan seguro…?

Nagase parecía temerosa y asustada; al mismo tiempo, ella interrogó


a Taichi como si esperara algo.

– Esto es porque… Nagase para mí—

En ese momento, la voz de Inaba pasó rápidamente a través de mi


mente.

–––Un idiota que ama sacrificarse a sí mismo.

Esta frase empujaba a Taichi hacia abajo con fuerza.

¿Qué planeaba decir justo ahora?

220
Además, ¿para qué fue que lo dije?

¿Fue sólo para ayudar a Nagase y para dejarla ver la esperanza del
resplandor? ¿O acaso fue por algo más?

Taichi no lo sabía.

Pero él estaba seguro de que, aquel que no sabe, no tiene derecho a


decir “esas palabras”

Así que Taichi habló evasivamente, y dijo de nuevo.

– Eh… A-Así que, puedo hacerlo. Por favor cree en mí, realmente no
importa.

Lo que dijo era absurdo y ridículo. Alguien que tiene la perplejidad en


el corazón de sí mismo nunca podría salvar a Nagase.

Su piel pura y clara como el cristal, junto con sus ojos como gemas
eran demasiado brillantes, tanto que hacían que Taichi evitara sus ojos.

– Si eso es lo que Taichi dice, voy a tratar de creerlo…

Nagase parecía un poco alegre, pero aun así solitaria.

221
Capítulo 8

Ella nació con eso

– Buenos días, Taichi.

Después del fin de semana, encontrarse nuevamente con Nagase,


inevitablemente iba a ser un poco embarazoso.

–…Buenos días, Nagase.

Hubo un incómodo periodo de tiempo en blanco.

Nagase, como si tratara de elevar su espíritu, usó ambas manos para


apretar sus blancas, elásticas, y suaves mejillas, y darles palmadas— *Pat,
pat*

– “Mantener la misma actitud sin importar lo que escuches” ¡¿no fue


este el acuerdo hombre a hombre que hicimos?!

– ¿Qué pasa con tu tono?

Taichi contestó con una mordaz respuesta.

– “Mantener la misma actitud sin importar lo que escuches” ¡¿no fue


este el acuerdo hombre a hombre que hicimos?!

222
– ¿Por qué tienes que decirlo dos veces? Además, tú no eres un
hombre… ¿Acaso planeabas hacer que te contestara con una respuesta
mordaz?

Aunque Taichi no sabía si estar era la respuesta correcta, Nagase rio


con un *Hahaha*

– Pero, ¿Por qué el encuentro se llenó de pasión extrema, cuando


añadí la premisa de que debería ser entre hombres? ¡Si fuera entre una
mujer o entre hombre y mujer, no habría posibilidad de que hubiera esa
pasión!

– Como voy a saberlo… Por cierto, ¿te encuentras bien?

Aunque lo que dijo fue incoherente, repentinamente Taichi quiso


preguntar.

–… ¡Oh, estoy bien!

Nagase entrecerró los ojos y usó sus dedos para hacer un gesto de
victoria “V”.

¿Puedo tomar esa sonrisa como lo que está en la superficie?

– Entonces, en resumen, si tienes algo que necesite mi ayuda,


házmelo saber.

– Sí, gracias. Taichi es tan gentil -, Nagase bajó la cabeza y murmuro


avergonzada.

Pero luego, Nagase parecía haberse dado cuenta de algo y de


repente se puso seria.

223
– Pero… la verdadera persona que necesita que le preguntes “¿Te
encuentras bien?” no soy yo.

Taichi siguió los melancólicos ojos de Nagase para ver a Inaba


Himeko simplemente entrando al salón de clases con un aspecto cansado y
parándose allí.

□■□■□

A pesar de que era el inicio de una nueva semana, la condición del


cuerpo de Inaba no había mejorado, sino por el contrario, empeorado.

Taichi estaba preocupado por Nagase; pero al mismo tiempo, se


estaba preocupando por Inaba. Después de todo, la apariencia de Inaba se
desalentaba día tras día. Preocuparse por ella era concebible.

Dejando las palabras de lado, Taichi no había hecho nada. Los días
pasaron como de costumbre. El viernes, durante la clase de historia mundial,
eso ocurrió.

A pesar de que era “Habitual”, cuando su visión cambió


momentáneamente a un sombrío color negro, Taichi de repente sintió
extremas ganas de vomitar.

– ¡Wuahhh!

Él rápidamente usó una de sus manos para cubrir su boca y bloqueó


esas cosas que su estómago quería derramar.

224
No tuvo tiempo para confirmar en “Quien” se había convertido, por lo
que inmediatamente se puso de pie y corrió fuera del salón.

Fue al baño en una carrera.

Él pudo ver una media negra y un vestido en sus muslos, así que
decidió entrar en el baño de chicas.

Taichi irrumpió en el sanitario más cercano y escupió todo el vómito


acumulado; al mismo tiempo, escupió todas las otras cosas que seguían
saliendo. Debido a los jugos gástricos, su garganta dolía como si estuviera
siendo quemada, y una incómoda sensación, tan fuerte que uno podría
desgarrarse el pecho, vino a él. Incluso su cabeza estaba bajo un enorme
dolor.

Él notó que alguien irrumpió en el baño tras su espalda.

– ¡Inaban! ¿Te encuentras bien?

Escuchando la voz de Nagase, Taichi reconoció que se había vuelto


【Inaba】

– ¿Fue realmente Taichi quien se convirtió en mí? Ah~~ ¿Es en serio?


¿No podías aguantarlo? Que poca fuerza de voluntad tienes.

Esta vez fue la voz enojada de 【Taichi】. 80% de ella era Inaba. No
podría equivocarme acerca de esto.

– Sí… soy Taichi… por cierto… ¡¿Cómo puede alguien soportar este
dolor con su fuerza de voluntad...?!

In a b a
Taichi se enjuagó la boca con agua del grifo mientras gemía.
225
Taichi
Aunque el maestro se reunió con ellos rápidamente, Inaba dijo, “Ella
sólo se siente un poco mal, no se estaba sintiendo muy bien esta mañana.
Voy a llevarla a la enfermería.” El maestro no pidió más confirmaciones y se
apresuró de regreso al salón de clases (quizás porque quería retomar su
clase lo más pronto posible)

– Iori, tú también deberías regresar a clases. Yo voy a manejar 【esto


】.

– Bueno como decía… Inaba deberías cuidar más de tu cuerpo…


¿Acaso esto casi no me mata del susto?... Taichi, ¿en verdad estás bien?

In a b a
Nagase preocupada le preguntó a Taichi.

–…Oh, me siento mucho mejor después de haber vomitado… Tal vez


ahora puedo regresar al salón de clases.

– Taichi, no olvides que ahora estás usando el 【cuerpo de Inaba】

Dijo ella con severidad, como si le estuviera enseñando.

–…Tienes razón, lo lamento. Después de todo, estoy en 【el cuerpo


de alguien más】, tengo que ser más cuidadoso…

Taichi profundamente hizo una introspección a algo que era obvio.

– Se trataba del 【cuerpo de alguien más】, cierto…

Taichi
Inaba lo dijo como si quisiera decir algo más.

226
– Sólo estoy preocupada de si pueden manejarlo ustedes mismos…
Y tú no te preocupas de tus propias cosas… realmente deberías ir a la
enfermería y descansar; si no puedes soportarlo, no te fuerces demasiado,
vete temprano. ¿Entendido? ¿Algo que decir?

Nagase lo dijo a ambos como si estuviera dándoles órdenes; y luego


regresó al salón de clases.

– ¿Para qué fueron las ordenes? ¿Acaso nos vemos carentes de


confianza?

In a b a Taichi
A los murmullos de Taichi, Inaba respondió.

– Tienes razón. Entonces, vamos al salón del club.

–…Simplemente se siente que lo que dijiste antes contradice lo que


acabas de decir…

Por supuesto, nada más que decir— su destino era el salón del club.

En el momento en que casi habían alcanzado el salón del club, el


intercambio de personalidades entre Inaba y Taichi terminó.

–…Regresé.

Murmuró Taichi suavemente.

– Sí.

Contestó Inaba.

227
– ¿Qué hacemos ahora? ¿Deberíamos ir a la enfermería? Aunque no
podríamos decir que es imposible si ocurre otro intercambio…

Inaba estaba preocupada de que otros que no estuvieran en su rango


de visión pudieran entrar en 【su cuerpo】, por lo que decidió entrar en el
salón del club y no en la enfermería.

– Si vamos al salón del club, podría haber situaciones fuera de


nuestras expectativas… no importa, si sólo necesitamos dormir, el sofá en
el salón del club es suficiente.

Inaba tomó el descansabrazos como almohada y se recostó sobre el


sofá. A pesar de que si se estiraba, sus muslos terminarían fuera del sofá,
aun así, era bastante cómodo.

– Ahah, te di muchos problemas, Taichi. Deberías apresurarte y volver


a clases.

– Oh, tienes razón… ¡¿Cómo podría decir eso?! Te ves tan mal—
¿Cómo podría abandonarte? A pesar de que no tuve más esa sensación
vomitiva, mi cuerpo aún se sentía pesado y mi cabeza aún dolía.

– ¡Aparentemente, le dijiste a Iori que estabas bien! Y por favor deja


de responderme de manera sutil y de hacer otra respuesta mordaz— es
desagradable.

– ¡No me llames desagradable! Y por favor mejórate.

Los dos levemente cayeron en silencio.

228
– Si estoy así, voy a causarle a los demás problemas innecesarios…
¿no? Perdón… -, Inaba aun miraba al techo y dijo eso en una desvanécete
voz, que parecía estar llorando.

– No, no le das a los demás problemas innecesarios… pero tú


también te sientes intranquila ¿verdad? De acuerdo al momento del
intercambio de personalidad, todos podrían caer en circunstancias como en
la que estuve hoy… o bien podría decir, la salud es lo básico, no tiene nada
que ver con el intercambio de personalidad.

– Mmm… Sí.

Inaba vagamente respondió y cubrió sus ojos con su mano derecha.

Era raro que Taichi se enfureciera.

– Oye, Inaba… tienes que mejorarte. Has estado obviamente extraña


últimamente. Antes, también colapsaste; hoy pasó esto. Aunque te
defendiste diciendo que está bien y que no deberíamos preocuparnos, todos
saben que claramente sabes que no está bien— ¿Realmente nos
convertiremos en 【Inaba】, verdad? Es más, Inaba estaba saludable hasta
ahora, pero la condición de tu cuerpo empeoró después de que empezara
el intercambio de personalidad, ¿acaso no es esto preocupante? Si hay
alguna razón, dinos; y entonces podríamos ayudarte… si no tiene relación
con el intercambio de personalidad y es sólo algún tipo de enfermedad, por
lo menos dinos que estás “enferma”, ¿Bien? Si no quieres decirnos, puedes
omitir el nombre de la enfermedad.

Quizás yo no tengo el derecho a decirle esto; pero viendo su


apariencia y actitud, simplemente no podría dejarla sola.

–…Por favor deja de gritar tan fuerte, esto sólo hará que mi cabeza
duela incluso más.
229
Ella quería evadir el problema de nuevo usando una respuesta vaga.

– Inaba, yo quiero ayudarte.

No estoy seguro de si mi pasión fue enviada a Inaba, pero ella se


levantó y se sentó erguida— A pesar de que su cuerpo no estaba bien, su
pose aún era elegante— ella levantó la vista y me miró, diciendo:

– ¿Por qué quieres ayudarme?... Por favor no me digas que es porque


“Quiero hacerlo” o “Porque somos compañeros”

– Oh…

Debido a que originalmente planeó decir eso, pero dicho esto por
Inaba, él no pudo decirlo, instantáneamente y rápidamente pensó en otros
temas.

–…Porque Inaba siempre está pensando en nosotros y


preocupándose por nosotros ¿verdad? Aunque por lo general te ves
haciendo esto por nosotros voluntariamente, pero en momentos críticos
siempre nos ayudaras, así que esto es para devolvértelo.

¿Qué tal esto? -, Taichi bajó la mirada hacia Inaba como diciendo
esto.

Sin embargo, su discurso fue rechazado por el sonido nasal de la risa


de Inaba.

– ¿Entonces, si no te ayudara a ti y a los demás, entonces no me


ayudarías?... Además, por favor no digas cosas tan vergonzosas, idiota.

230
– No, aun así voy a ayudarte… pero tu forma de hablar suena
demasiado despreciable.

– No es despreciable.

Dijo Inaba claramente, sin permitir que Taichi llorara.

–…Uh.

Corrección: él sólo podía llorar.

– ¿Pero, por qué tú y los demás serían tan amables? Jamás podré
entenderlo… si puedes ser más “malvado”, puede haber otros cambios…
No, cierto, quien necesita cambiar soy yo, ¿verdad?

Inaba habló de sus emociones como si nada hubiera pasado; su


sentimiento era el aspecto más importante.

Entonces Taichi pensó en algo.

Hablando de eso, Inaba ha mostrado múltiples veces la brecha en su


corazón, ¿cierto?

Hasta ahora, Inaba ha hecho advertencias continuamente, pero


Taichi… No, no solo Taichi, todos los miembros del club, excluyendo a
Inaba, sólo tomaron sus advertencias como una advertencia dirigida a ellos
mismos.

Debido a que quien hablaba era Inaba; debido a que Inaba era esa
clase de persona; debido a que Inaba era tan excelente que no necesita a
alguien que agonice por ella, y debido a que Inaba siempre puede señalar
las cosas malas en Taichi y los demás… ¿Acaso una persona que puede
231
dirigir a todos a un lado mejor, en realidad puede tener una impresión
seriamente estereotipada?

Taichi lentamente comenzó; él también tenía temblando su propia


voz.

– Inaba… ¿Te… encuentras bien?

– ¿…Que es bien? Si estás hablando de mi cuerpo, todo lo que


necesito es algo de descanso.

– No eso… Estoy hablando de la condición a la que nos ha llevado


este intercambio de personalidad.

¿Justo ahora tal vez mostré una expresión casi llorando aun llena de
solemnidad? Pensó Taichi.

Para Taichi, Inaba de repente alivió la expresión de su rostro.

Esa fue una extremadamente tierna, gentil, imperturbable, tranquila,


y agraciada sonrisa.

Aunque Inaba en realidad expresa sus emociones en su rostro, su


expresión habitual era como si estuviera enmascarada— básicamente, ella
sólo muestra cambios en sus emociones sobre la superficie. Ese tipo de
Inaba en cambio, mostró su verdadera faceta, la cual estaba llena de
lagunas y sin mascaras. Quizás había muchas cosas que notar en ella.

Y entonces Inaba dijo:

– —Como podría estar bien.

232
En efecto.

Sí, lo que dijo Inaba también contenía consejos para Taichi y las otras
personas.

Pero comparado con esos, ¿quizás ella quiere revelar su lado frágil?
¿Ella quiere decirnos que fue su inteligencia lo que la llevó a esta
incomodidad?

Inaba una vez dijo que esta situación era desesperanzadora.

En otras palabras, ¿esto quería decir que Inaba considera que la


situación no tiene remedio?

Pero, a pesar de que Taichi la escuchó decir, el no pudo llegar a


ninguna conclusión. Inaba llego a ser tan herida, Taichi aún seguía
confinado en la ilusión de “Ya que Inaba es tan fuerte, eso no importa”

Como Inaba dijo, él, el “Tonto que ama sacrificarse a sí mismo” es


demasiado aburrido. La razón por la que Inaba podría volverse así, era
debido al intercambio de personalidad y además a no reconocer a sus
compañeros en el club.

Ella era más astuta que nadie; pero era debido a que todos sabían
que ella era astuta, que nadie fue capaz de desatar el lado frágil de ella.

En este momento, la expresión de Inaba fue teñida con un color de


sorpresa.

– Espera… lo que acabo de decir no cuenta… olvídalo.

¿Por qué no cuenta?

233
– No… eso… lo que quise decir con “Como podría estar bien” quiere
decir que no podría no estar bien en esta situación extrema, y no de como
manejo el problema.

Viendo a Inaba quien estaba buscando rebuscadas excusas, Taichi


supo, forzosamente, las cosas crueles que hasta ahora él le había hecho a
Inaba.

– ¿Porque, acaso no es Inaba quien sufrió el mayor dolor con el


intercambio de personalidad?

Como puedo hacerme llamar su compañero si ni siquiera fui capaz de


darme cuenta de esto.

Las rodillas de Taichi vibrantemente se doblaron y se sentó en el


suelo impotentemente.

– Parece ser que… hubo un intercambio de nuevo… ¡Ah~ que mala


suerte! Parece que la situación de hoy fue mala… incluso expuse mi
debilidad a semejante “enemigo”

Inaba mordió sus uñas como si se sintiera irascible.

– ¿En la opinión de Inaba, yo soy… un “enemigo”?

– No, no quise decir eso, ustedes chicos—

Inaba se detuvo y sus ojos fueron de aquí para allá, claramente


indicando vacilación.

Aunque Inaba podría decir lo que quisiera, no podía desnudar


completamente sus sentimientos.

234
– —Para mí, ustedes son los “Compañeros” más importantes en el
mundo, y por lo tanto, mis más grandes “enemigos”.

Quizás esta era la primera vez que Inaba expuso “algo” que jamás
dejaría ver a los demás. La puerta del corazón de Inaba gradualmente se
abrió. El significado de “enemigo” en su frase era—

– ¿Qué significa eso—?

– Este tema termina aquí.

Después de que Inaba dijo claramente esto, cerró la puerta abierta de


su corazón de golpe.

– Has llegado hasta aquí… No deberías huir con esto, Inaba. Bueno,
ya que has dicho que somos compañeros y que estás dispuesta a decírmelo,
por lo menos comparte conmigo un poco de tu dolor. ¡No quiero ver ese
doloroso aspecto en un compañero!

– Entonces cierra los ojos.

– Este no es el problema.

¿Inaba planea soportar el dolor por si sola en el futuro?

Taichi no podía condenarla a hacerlo. Taichi ya había visto la verdad.

Cerrar tus ojos, huir del problema o tratar de hacerse el de la vista


gorda— ¿Qué podría hacer esto?

235
El problema ha estado existiendo, por lo que debemos aceptarlo y
enfrentarlo con nuestra mente; por lo tanto, podemos avanzar hacia
adelante.

Esto debe ser lo que deberíamos hacer.

Taichi puso sus manos sobre sus rodillas y se levantó.

– Personas que ni siquiera pueden decir o saber las razones del dolor
de los demás, no deberían ser llamados “compañeros”.

El rostro de Inaba se retorció como si estuviera a punto de llorar.

– Pero si lo digo… entonces todo va a terminar, así que—

– A pesar de que no sé lo que hay debajo, estoy seguro de que todo


no terminara debido a ello; por favor para de despreciar a las personas,
Inaba.

Hasta ahora, Taichi realmente pudo sentir que Inaba en verdad era
una chica de su edad.

Ella era fuerte, pero al mismo tiempo tenía su lado débil.

– ¡Tus palabras no pueden ser afirmadas…! ¡Ustedes y yo… somos


diferentes, somos completamente diferentes! Además, eso es… inútil.

Inaba tembló agitadamente y agarró el cuero del sofá tan


intensamente que parecía como si fuera a desgarrarse. Si ella llegara a usar
un poco más de fuerza, creería que sus blancos y tiernos dedos se
romperían.

236
¿Realmente está bien?

Taichi se cuestionó a sí mismo.

Quizás esto es… Sin embargo, debemos seguir adelante. Si no


sabemos cuál fue la razón, no podremos tomar alguna medida. Incluso si
fuera herido al final, Taichi aun quería pararse en el punto de partida.

Así que tenía una cara con absolutamente nada de miedo.

Él dijo:

– Inaba, no va a haber absolutamente ningún problema. Déjame


salvarte.

¿Debería alguien ser considerado un tonto ignorante por decir cosas


que no puede hacer? Pero después de su confesión, Taichi supo que estaba
un poco más cerca a la realidad.

Inaba miró a Taichi, fuertemente apretó sus puños, y los estrelló


contra la pared, como si tratara de destruir su cuerpo.

– ¿Por qué puedes decir que no hay problema con cosas vagas que
aún no conoces? En verdad no puedo entenderlo… Bien, déjame decírtelo.

Los ojos de Inaba fueron fuertes y agudos— hasta en punto que


incluso uno mismo podía sentir en odio en su interior.

237
No va a haber problema. Taichi se convenció a sí mismo.

– Yo… Yo… No hay forma de que confié en ustedes.

Ella dijo algo inesperado.

– El intercambio de personalidad entre personas… en otras palabras,


eso significa que “nuestro cuerpo” y su 【rol en la sociedad】 va a ser
poseído por alguien más, ¿sabes lo que esto implica?

La agresiva voz de Inaba hizo retroceder a Taichi.

– Durante el intercambio de personalidad, no importa si es un crimen


o cualquier cosa, toda la responsabilidad cae sobre “el dueño del cuerpo”.
Uno puede hacer cualquier cosa y evadir las responsabilidades para que
caigan sobre alguien más; uno podría matar a una persona; uno podría
robar; uno podría violar; y todas las consecuencias no caerían sobre ellos
mismos.

– Pero… si fuéramos a hacer esto, le daríamos problemas al dueño


del cuerpo.

– A quién le importa lo que le suceda a alguien más.

Inaba fríamente interrumpió a Taichi.

–…Tal vez los ejemplos de crímenes que acabo de decir fueron un


poco exagerados; pero, si intercambiamos en nuestras casas, aun
podríamos buscar libremente en su casa y husmear en sus secretos o
robarles dinero, ¿verdad?

– Cierto… quizás esto podría pasar…

238
– No puedo evitar imaginar lo que ustedes estarían haciendo. Cuando
【mi cuerpo】 fue poseído, ¿Podría haber sido tocado? Cuando pienso en
esto, me asusto tanto que no puedo dormir en la noche.

Sus bolsas bajo los ojos parecían aún más profundas y agudas.

– Y lo más importante es que, yo, desde el fondo de mi corazón— me


odio a mí misma por imaginar esto. Creo que sería mejor si fuera a morir…
sé que ustedes son mis compañeros, así que no me harán esas cosas,
pero… en realidad. Tal vez esto suene incomodo, pero espero que lo
entiendas… aunque conocer y pensar son dos cosas diferentes. A pesar de
que creo que puedo entender, no puedo dejar de pensar en el aterrador “En
el caso de que”. Así que cada vez que regreso a mi cuerpo después de un
intercambio, quiero confirmar si algo me sucedió. Tengo miedo… por dejarte
ver este horrible lado de mí.

El soliloquio de Inaba continuó como si se estuviera desbordando.

– O puedo decir, he pensado que los humanos tendrían más o menos


ese tipo de lados. A pesar de que sus fachadas les dicen a los demás “Creo
en ustedes chicos”, habría cierto grado de incredulidad en sus corazones
¿verdad? Pero, después del intercambio de personalidad, supe que ustedes
realmente creen en todos incluyéndome a mí. Desde mi punto de vista,
ustedes no se sienten ni siquiera un poco asustados… Entonces ¡¿que soy
yo?!

Yo no estaba “No” creyendo, pero “No podía” creer; ella quería


“Confiar en los demás” y que “Confiaran en ella”. Por supuesto, Taichi sólo
podía imaginar lo que ella estaba pensando. Debe ser mucho más doloroso
para ella.

– Pero Inaba, a pesar de eso, aun así no vamos a odiarte.

239
Eso era cierto. A pesar de que pensara así, no podía cambiar el hecho
de que ella era Inaba—

– A pesar de eso, tú no empezarías a odiar de repente, no te vas a


llevar bien conmigo igual que antes, ¿verdad?

– Sobre esto…

– Al menos no puedo. No soy lo suficientemente loca para decirle a


aquellos que confían en mi “No puedo confiar en ustedes” y actuar como si
nada hubiera pasado.

Sin importar la forma en que Taichi y los demás pensaran, si Inaba


dice que eso era lo que ella reconoce, entonces, no había forma de salvarla.

Inaba respiró lenta y profundamente; y luego puso su mano en su


pecho, como si sus palabras necesitaran mucha preparación.

– Yo no confío en nadie en este mundo, ni siquiera en los miembros


de mi familia. Así que todo el mundo es mi “enemigo”. Y ustedes chicos son
el más grande “enemigo” de todos, quizás porque… si no fuese mi capricho,
ustedes confiarían en mi más de lo que nadie lo hará en el mundo… si no
confío totalmente en las personas, entonces, quizás esto va a ser lo mejor;
pero a pesar de que no confío en las personas, no las odio. Creo que sí
puedo actuar como una persona normal y si me puedo llevar bien con los
demás alegremente, entonces todo podría estar bien… Pero por culpa de
mi indecisa personalidad, es que sufro todos y cada uno de los días.

– Ah~Ah, Finalmente lo dije -, complementó Inaba y se rio de sí


misma.

– Así que—

240
Desde ese momento Taichi quedo si palabras. Justo cuando él no
podía hablar, Inaba a propósito levantó la esquina de su boca. Esa fue una
sonrisa que milagrosamente podía poner triste a alguien.

– Además de eso, por mucho que busques, no encontraras ninguna


forma de salvarme… ya que yo, desde un principio, era ese tipo de persona.

Metiéndonos en una extraña dirección, Inaba continuó hablando


imprudentemente.

– No tengo ningún trauma como Iori o Yui... Con frecuencia, los


personajes en las historias se vuelven pesimistas después de pasar por
terribles experiencias en sus vidas, ¿verdad? Viéndolos, uno podría
simpatizar con ellos. Pero para mí, creo que aún son bendecidos, porque
ellos en realidad tienen una razón para volverse así, ¿no? Si se trata de que
todavía podrían ser salvados, porque sólo tenemos que pensar en formas
de resolver sus traumas— es sólo así de simple. Pero, ¿Cómo podemos
ayudar a personas que no tienen traumas? La razón es “Nací con eso”. Si
este fuera el caso, entonces uno estaría indefenso. Después de todo, sus
problemas vienen con ellos desde el nacimiento. Si quieres corregirlo, la
única forma es dejar que uno se convierta en alguien que ya no es más uno
mismo… ¿No crees que esto es más deprimente que cualquier otra cosa?

– No creo que yo sea ninguna protagonista femenina de una historia


trágica -, dijo Inaba y agitó su mano frente a su rostro.

– Lo que voy a decir, aunque contiene muchas de mis opiniones


personales, creo que en realidad, la mayoría de las personas no tiene
traumas dramáticos y explícitos que puedan ser escritos en historias. Por
supuesto, no puedo decir que no hubo influencias externas que me hicieron
convertirme así, pero la mayoría de las personas no sufren cambios
tremendos, es sólo la forma en que nacieron. Si fuese una historia, el escritor
preparará “La forma de tumbar el obstáculo” para dejar que las razones se
241
vuelvan explicitas y se mezclen con la historia; pero de hecho, creo que en
la mayoría de los casos, en el mundo real no tuvieron forma de solucionarse,
y fueron “historias que no pudieron ser historias”. No hay muchas
salvaciones en este mundo… en este sentido, tal vez esa personalidad tuya
de amar sacrificarte a ti mismo también es inútil. ¿Acaso no eres así desde
que naciste?

De acuerdo con la teoría de Inaba, las cosas, de hecho, van a llegar


a ser como ella dijo. Cosas como rescates y salvaciones deben ser casos
raros.

Además, Taichi también era—

– Tienes razón… puede que no hayan cosas tales como salvaciones


para aquellos que no tienen traumas.

Taichi no creía que lo que dijo Inaba estaba mal, pero—esto no


significa que el pensara que estaba bien.

No, hay que decir, que él no quería pensar que estaba bien, porque
si así fuera, el mundo sería demasiado vacío.

Sin embargo, Taichi de pronto pensó en algo.

Si digo esto, ¿quizás Inaba se enoje?

A pesar de que él pensó esto, Taichi aun así decidió continuar, porque
él sabía que sin importar como terminaran las cosas o sin importar en que
se convirtieran, debían seguir adelante.

Después de todo, Taichi dejo a Inaba hablar honestamente todas las


cosas que ella intento ocultar con todas sus fuerzas— incluso después de
colapsar. Así que, él debía cargar con la responsabilidad.
242
– Pero, eso es porque “no hay necesidad de ser salvado”, ¿verdad?

¿Realmente soy demasiado optimista?

– ¿Ah?

Inaba afinó sus ojos y observó a Taichi sorprendida.

– Así que estaba diciendo, creo que si los seres humanos tuvieron
esa clase de personalidad desde el principio, no causarían ningún problema,
¿correcto?

Cierto, porque esta era una personalidad que Dios decidió darle a los
humanos desde su nacimiento.

Inaba momentáneamente no pudo entender lo que él insinuó, pero


como Taichi esperaba, lo que él dijo parecía haberla enfurecido de
inmediato.

Ira— todo su cuerpo fue cubierto momentáneamente con ira.

– Oh… en otras palabras, estás diciendo que no vale la pena agonizar


por estas cosas triviales, ¿no? Además, las personas que colapsan por esto
no son más que simples idiotas, ¿verdad?

244
Taichi sintió un miasma20 más fuerte que jamás había experimentado
en su vida.

– E-En realidad no dije eso tan malo, ¿verdad?

Él quería ceder de forma instantánea.

Pero él debía confrontarlo.

Este mundo no era tan inocente como para que uno pudiera ganar sin
resultar herido.

–…Pero tal vez al final, esto es lo que es.

– ¡Taichi!

Inaba se puso de pie, avanzó un paso adelante con un movimiento


rápido, y atrapó el cuello de la ropa de Taichi.

Rodeados por eróticas y largas pestañas, sus pequeños y largos ojos


estaban ardiendo. Aunque sus labios fueran pálidos, sus mejillas estaban
completamente rojas. Su apariencia que no cubría sus fuertes emociones,
acompañada de su belleza innata, produjeron una increíble cantidad de
fuerza incluso con su cuerpo en malas condiciones.

20
Los miasmas eran, según se creía, un conjunto de emanaciones que
desprendían cuerpos enfermos, materias corruptas o aguas estancadas,
emanaciones a las cuales se les atribuían enfermedades.

245
Hasta ahora, Taichi había pensado unilateralmente que el lado interno
de Inaba era tan fuerte como su fachada, pero ahora era diferente; él supo
que incluso si ella era Inaba, aun así tenía su lado frágil.

Su cuello fue apretado con tanta fuerza que su respiración se estaba


dificultando, pero a Taichi no le importo y continuó hablando.

– O bien podría decir… ¿Qué tiene de malo… una Inaba como esa?

Inaba se veía golpeada.

– No… es deprimente que no estés dispuesta a confiar en nosotros,


pero creo que no necesitas cambiar debido a esto… creo que todos podrán
aceptar esa clase de tú… incluso si nuestra forma de comunicarnos se ve
alterada.

El cuello de Taichi fue jalado incluso más fuerte.

– ¡Esa clase de persona… si soy yo, entonces no puedo aceptarlo…!

Inaba mostró un aspecto doloroso, como si estuviera siendo forzada


hacia la desesperación.

Así que Taichi le dijo sin lugar a dudas.

– Yo lo acepté.

Sus manos se aflojaron.

– De… que estás hablando…

246
– Como decía, ¿Acaso no te acepté ya? Además… Nagase, Kiriyama
y Aoki van a estar bien con ello. Todo el mundo va a aceptarte; sólo inténtalo,
¿quieres? Entonces tu agonía va a aliviarse. Aparte, si cambias tu actitud
con determinación, también podrías adoptar medidas de autodefensa, ¿no?
Después de eso, todo puede ser solucionado.

– ¿E-E-Eres idiota? ¡Cómo podrían fluir las cosas con tanta facilidad!

Inaba gritó sorprendida con un fuerte temor en lugar de ira.

– Pero quizás fluyan fácilmente.

– Tú… pero para hacer cosas con semejantes riesgos… ¿Cómo


podría llegar a hacerlo? Si todos no me aceptan, entonces ¿Qué debería
hacer?

A decir verdad, la respuesta correcta debería ser “Tendrás que seguir


con ello”

Pero, Inaba ahora pedía con franqueza ayuda y opiniones, a pesar de


que habitualmente alardea; Taichi cree que debe pensar en una manera de
ayudarla. Pero no podía encontrar con éxito una respuesta que se sintiera
como “¡Eso es!” para él.

– Incluso si es así, tú aún me tienes a mí; ¿No está bien?

– ¡…Que!

Inaba estaba sin palabras; al mismo tiempo, ella retrocedió dos pasos.

– ¿Realmente… dijiste estas cosas inconscientemente? ¡¿…Esto es


innato…?!

247
Inaba agrandó sus ojos como si estuviera viendo a un fenómeno.

Pero Taichi pensó, “No deberías estar tan impactada, ¿verdad…?”

– En pocas palabras, primero debes aceptarte a ti misma; nadie


puede ayudarte con eso.

No importa lo que uno planea, para cambiarse a uno mismo, el punto


de partida es “Aceptarse a uno mismo”

–…No puedo creerlo, Taichi me dio una lección.

Inaba retrocedió unos cuantos pasos de nuevo, y cuando sus muslos


chocaron contra el sofá, ella se sentó como si hubiera colapsado. Yendo con
el fluir de su cuerpo, ella se recostó horizontalmente en el sofá y oculto su
rostro entre sus brazos.

Esta fue la primera vez que Taichi vio a Inaba claramente sin
protección.

Taichi pensó, “Dejémosla descansar un poco ahora”, y se sentó en


una silla.

Sintió que Inaba y él iban a saltarse directamente la cuarta clase.

Había unos cuantos cientos de estudiantes recibiendo clases en la


escuela. Y en esta habitación había sólo dos personas, así que era
extremadamente relajante. Aunque Taichi no sabía la razón y no podía
expresarlo claramente con palabras, él pensó, “Si Inaba comparte el mismo
pensamiento que yo, entonces será agradable”

248
En ese instante, Inaba de repente se levantó de un salto de su
posición enroscada.

– Ciertamente… ¡eso no funcionaría!

– ¿Por qué?

– Como dije… No puedo exponer mi lado horrible a los demás. Sin


importar lo que haga, sólo puedo ver los resultados negativos.

Inaba cubrió su rostro y bajó su cabeza. Su arrogancia de siempre y


su confianza desaparecieron.

– Pero, por mi está bien—

– Para tomar el ejemplo de Taichi como todo el mundo es demasiado


avaro.

…Siento que indirectamente estoy siendo tratado como “Fenómeno”

¿Entonces que debería hacer?— en este momento, Taichi tuvo otra


idea.

–…Oye, Inaba, creo que si uno tiene que pensar “Si esto tiene que
saberse, entonces soy hombre muerto”, algunas veces uno podría tomarlo
muy seriamente.

– Tus palabras de consuelo—

– Así que decidí contarte un secreto que originalmente tenía planeado


llevármelo a la tumba.

249
– ¿Eh?

Inaba mostró una temerosa expresión por novena vez el día de hoy.

– Este secreto, si se sabe, va a perturbar mi vida como estudiante de


secundaria; voy a ser sentenciado a muerte por la sociedad o a perder mi
identidad como ser humano— es un secreto súper peligroso que es lo
suficientemente loco para asustarme a este nivel… yo tengo este
sentimiento.

Dije esto obviamente, pero, no podía evitar que mi voz temblara.

¿Realmente estaba bien elegir este camino? Si fallo, podría


convertirse en una tragedia en lugar de una comedia. A pesar de que era
demasiado tarde, Taichi empezó a sentirse un poco inseguro.

–…Por cierto, ¿de qué me sirve a mi desvelar tu secreto…? ¿Planeas


decir “Yo también dije mi secreto, así que tú deberías decir el tuyo…”?

– Tenía completamente ese plan.

Inaba se puso de pie mientras que tenía espasmos en sus


expresiones, caminó directamente hacia Taichi.

– ¡Ouch!

¡Ella empujó la larga mesa ferozmente!

– ¡Wuah!

¡La larga mesa impactó en el estómago de Taichi! ¿Qué estás


haciendo?

250
– ¡De que esta hecho~ tu cerebro~!

Ese fue un aullido que congelaría a las personas en un instante.

–…Tu voz es muy ruidosa, Inaba. Aunque hay cierta distancia desde
el edificio de recreación hasta departamento escolar, después de todo, los
estudiantes aún siguen en clases…

Inaba golpeó la mesa *bam* con su puño.

– Ayahh~ ¿Cómo lo digo?, hay varias cosas que empezaron a


enfurecerme, así que acumulé mucho estrés, lo que acaba de pasar me llevó
a mi extremo.

Sus sádicos ojos brillaron con ferocidad.

– Así que, ¡Por favor dime tu secreto primero…!

Una amarga sonrisa flotó sobre Inaba; este era su verdadero yo…
¿No sería mejor si ella no regresara a su yo de siempre? Taichi quería creer
enormemente que sus sentidos eran una percepción errónea.

– Ahora… tú debes prometerme que también vas a ser honesta con


los demás miembros del club—

– Tú dime tu secreto primero; y voy a juzgar según eso. Por lo menos


ya te dije cierta clase de mi secreto.

Taichi nerviosamente trago saliva con fuerza. Para ser franco,


desvelar este secreto era demasiado aterrador, porque este es un tema tabú
que jamás debería ser discutido con las chicas.

251
Taichi quería escapar… a pesar, de que se convenció a si mismo de
tomar este primer paso.

Déjenme primero resolver el problema en cuestión. No me interesa lo


que vaya a pasar después.

– Entonces… voy a decírtelo ahora…

Este era el más fuerte nerviosismo que jamás haya experimentado en


mi vida. Todo mi cuerpo se sentía entumecido. Sentí que todas las cosas en
mi estómago iban a derramarse.

Taichi no sabía si Inaba estaba impactada ante la inusual apariencia


de Taichi, pero vio un rostro tenso en Inaba, un rostro que estaba listo para
enfrentar una batalla.

Taichi se preparó.

– Me… he masturbado contigo antes.

El tiempo se detuvo.

El aire en la habitación se heló, como si la temperatura de la


habitación estuviera en unos absolutos cero grados.

El cuerpo de Taichi no podía moverse ni un milímetro; porque si fuera


a moverse, el entumecido aire iba a derretirse y a dispersarse. Él quería que
Inaba reaccionara un poco después.

Pero sin duda el tiempo no podía detenerse.

252
– ¿…Que dijiste acerca de mastúrbate conmigo? ¿…Te refieres a ese
tipo de masturbación? -, Preguntó Inaba.

–…………Sí, es esa masturbación.

– ¿Oh, en serio? Ya veo… así que me tomaste como tu… ¿entonces


eso significa que Iori y Yui también fueron tomadas como…?

…aunque sus intestinos dolían como si estuvieran desgarrándose,


Taichi no podía hacer nada sino asentir para admitirlo.

– ¿Es así? Entonces Taichi trata a las chicas de su grado de esta


forma, y las explota…

Con un tono tranquilo y una mente organizada, Inaba era más


aterradora que cualquier cosa viviente que jamás haya existido.

–…Me tomaste como… ¡Bah! ¡Gegege, gahahahahaha!

Inaba sostuvo su estómago y estallo en carcajadas. Ella se rio tan


fuerte que desordenó su respiración, mientras se sentaba inversamente
sobre el sofá y le daba palmadas *Pang, pang*

– Oye… oye… ¡Rara vez lo hago! Y casi nunca he hecho eso… ¿Me
estás escuchando?

Aunque Taichi no se vio en un espejo, él supo que su cara se había


puesto completamente roja.

– Ah~ hahaha… Ah… Me he reído demasiado esto se está poniendo


doloroso… Gegege.

253
Inaba finalmente dejo de reír. Ella secó sus lágrimas y jadeó como si
acabara de terminar una maratón.

Secó sus lágrimas nuevamente un par de veces y respiró


profundamente. A pesar de esto, ella parecía no haber reído lo suficiente y
no podía contenerse a sí misma cuando piensa en ello. Pero al final, ella, a
regañadientes, calmó su cuerpo.

Luego, ella habló en un tono ruidoso y lleno de disgusto, desagrado y


desprecio.

– ¡Per~~~~~~~~~~~~~~~~vertido!

Esta palabra trajo un impulso como el de un corte limpio hecho por


una enorme hacha.

– ¡Tu, pervertido, sucio perro, psicópata, mierda, larva, bruto, perra


de corazón!

Estos ataques verbales podrían simplemente clavarme en la muerte,


pensó Taichi.

–…Guwaguuu…

Él ni siquiera podía hablar como un ser humano.

Soy hombre muerto; este método ciertamente es—

– Pero…

Pero en ese momento, el frío aspecto de Inaba de repente se alivió,


como si estuviera complacida.

254
– — ¿Qué hay de malo con un Taichi como ese? -, dijo ella y sonrió.

– No, bien podría decir, Taichi es así… si eres un chico en la pubertad,


esto es natural. Por cierto, eres intrépido como para decir semejantes
cosas… Si no lo haces bien, vas a ser suprimido… Es sólo conmigo que
estás bien. Por favor, no le digas esto a otras chicas, idiota.

– Entonces, como decía… ¡El secreto que estaba ocultando esta en


extremo peligro! Y sólo podría decirte estas cosas a ti.

– ¿Sólo a mí, eh…? ¿Debería estar feliz por eso…? Por cierto, ¡tú
eres estúpido en tantas formas! Dejar salir ese secreto fue tan estúpido;
Pensar en dejar que los demás lo escucharan y que sintieras que todo iba a
estar bien fue estúpido; el hecho de escucharlo pero creer que todo va a
estar bien también fue estúpido… y lo más estúpido fue sentirme conmovida
por eso…

Inaba miró hacia arriba, secó sus lágrimas, como diciendo “No debo
llorar”. A pesar de esto, ella parecía haberlo hecho un poco tarde, así que lo
único que podía hacer era frotar sus ojos sin cesar con el cuello de su
camisa.

– ¡E-Esto fue que! ¡Son sólo lágrimas que quedaron en mis ojos
cuando me reí!

Taichi pensó, ¿Eres una niña? Pero luego pensó, ella es, de hecho,
una niña… Inaba aún es solamente una niña.

Así que, habrá muchos lugares en los que vas a agonizar o a sufrir en
dolor; no siempre podremos caminar por nosotros mismos; algunas veces,
necesitamos a alguien que nos dé una mano. Sin embargo, incluso si nos
convertimos en adultos, esto quizás no va a cambiar.

255
– O bien podría decir, tú como la chica que eres deberías traer contigo
un pañuelo.

Taichi caminó junto a Inaba y le entregó un pañuelo.

–…Que estás haciendo… Sólo tú eres capaz de hacer cosas tan


tontas… estás pensando en— ¿hacer que yo también me enamore de ti…?

Ellos querían hacerlo lo más rápido posible, así que rápidamente


decidieron llamar a los miembros del Club de Investigación Cultural.

Decidieron hacerlo en el salón del Club de investigación Cultural


durante el receso de la tarde.

Hasta el receso de la tarde, Inaba, cuyo rostro estaba roja como un


pulpo hervido, le dijo a Taichi, “¡Olvida que lloré y todas las otras cosas sin
sentido que dije! ¡Si quieres seguir viviendo entonces hazlo~~!” ella
forzosamente le dijo a Taichi que olvidara todas sus cosas embarazosas.

Después de eso, cuando la campana sonó al final de la cuarta clase,


la cual marca la llegada del receso de la tarde—

– —Esto fue lo que sucedió.

Inaba contó sus agonías y secretos escondidos por largo tiempo a


Nagase, Kiriyama y Aoki. A pesar de que escapó muchas veces antes, ella
sin duda era Inaba. Cuando se decide, ella hará todo directamente.

Pero dejando las palabras de lado, Inaba en realidad no arrojó fuera


toda su incomodidad y miedo— sus piernas temblaron ligeramente cuando
hablaba.

256
Creo que está bien; le dije que estaría bien, a pesar que incluso Inaba
fuera esa clase de persona, esos tres van a aceptarte— creía Taichi
profundamente, y curioseó ante sus respuestas como si rezara. Si todo no
sale como se espera, y termina en el peor escenario posible, ¿Cómo voy a
disculparme con Inaba? No, antes que eso, ¿En qué se va a convertir el
Club de Investigación Cultural?

Pero, si fuera por estos miembros, estoy seguro—

Los tres guardaron silencio (Debido a que Inaba se los pidió). La


primera en comenzar fue Iori.

– Inaban, en otras palabras, tú quieres decir—

Ella se detuvo.

Inaba nerviosamente sacudió su cuerpo.

¿Escuchando mi confesión, que palabras ira a tejer Iori?

– —Te gusta preocuparte, ¿cierto?

Eso estaba… lejos de mi imaginación.

– M-Me gusta preocuparme… Iori, escuchaste lo que dije… este no


es un problema que se pueda solucionar con un frase…

Inaba murmuró asombrada.

Luego fue Kiriyama quien habló.

257
– Puedo entenderlo~ yo soy igual. Si intercambio con Aoki, y después
regreso a mi cuerpo. Lo primero que voy a hacer será chequear cada rincón
de mi 【cuerpo】 y ver si algunas de mis pertenencias personales se han
ido.

– ¡Estoy herido! ¡Lo que acabas de decir realmente me hirió! ¡Por que
debo ser yo! ¿Qué hay de Taichi?

Kiriyama replicó, “¡Cállate! Estoy juzgando por la conducta habitual.”


Y aplastó a Aoki en voz alta.

– Chicos… ¿Ustedes no tienen otros comentarios…?

– Mmm… los pensamientos de Inaba fueron bastante repentinos—


como lo del crimen y todo eso. Pero no tienes de que preocuparte, yo tengo
conciencia y valores éticos, así que no voy a hacer esas cosas malas. ¡Yo
soy el tipo de persona que ni siquiera cruza la luz roja!

Kiriyama resopló desde su pecho con orgullo, mientras que hacia una
pose que era adecuada para el sonido *Hehe*

A pesar de que había discrepancias entre ellos, después de la charla,


supieron que Kiriyama tuvo un problema similar. Además, ella no negó la
forma de pensar de Inaba y naturalmente la aceptó.

– ¡O puedo decir, es todo el mundo en quien Inaba no puede creer,


no sólo yo!

Inaba dijo esto como si estuviera siendo forzada hacia la


desesperación.

– ¿Deberíamos tomar esto tan seriamente…?

258
– ¡Esto es lo más importante; lo otro no importa!

Aoki estaba tan determinado que a los demás no les importo.

Lo anterior fue la reacción del Club de Investigación Cultural.

– Así que, lo que tengo que decirle a Inaba—Lo más importante es—

Iori usó un tono anormalmente formal, y recibiendo la atención de


todos, ella dijo:

– —apresurarnos de vuelta al salón de clases para traer tu caja de


almuerzo.

Inaba trajo una caja de almuerzo roja y blanca a cuadros, frente a su


rostro, y la agitó a su alrededor; luego ella mostró la más seria expresión del
día de hoy.

– Sí, es cierto.

– Sí.

Kiriyama y Aoki también asintieron en consentimiento.

– Bien, está decidido entonces. ¡Vamos a traerla! Taichi, tú también;


¡Porque estoy empezando a tener hambre!

Nagase empujó a Inaba y Taichi fuera del salón del club a sus
espaldas. Durante esta turbulencia, Nagase le susurro a Inaba algunas
cosas que Taichi no pudo escuchar.

259
Tal vez fue debido a que el ordenamiento de los periodos de su
cerebro no estuvo a la par de la situación, que Inaba tenía una mirada
perdida mientras se tambaleaba al salón de clases; luego ella comenzó
durante el camino.

– Comparado con el almuerzo, ¿Mis agonías que estuvieron a punto


de pulverizarme eran menos importantes? ¡¿No tuvo esto demasiada falta
de seriedad?!

Lo que dijo era cierto.

Pero, de acuerdo a la diferencia con la que se miren las cosas, tal vez
su agonía no era de importancia. Después de todo, algo como “El carácter
innato de una persona” simplemente merece ese tipo de atención.

Si esto era la que Inaba pensaba, “estas agonías” de ahora en


adelante van a convertirse en asuntos triviales.

Esto va a estar bien… pensó Taichi.

–…Olvídalo; después de todo, tengo en mis manos el secreto que


puede manipular tu vida escolar.

…A pesar de que Inaba podía olvidarlo, Taichi no.

– Oye… Inaba, si puedes, espero que puedas grabarlo en un profundo


rincón de tu memoria… No, sería mejor si pudieras borrarlo por completo de
tu memoria—

– No.

260
…Parece que los días que me restan en mi vida como estudiante, sólo
puedo pasarlos con éxito obedeciendo a Inaba.

Ah… -, Taichi suspiró como si fuera a caerse en cualquier momento.


Inaba estalló en risas mientras le daba palmadas a su espalda.

Después de eso, ella se detuvo y puso su mano ligeramente sobre el


hombro de Taichi.

– No voy a olvidarlo, pero relativamente, déjame también contarte un


secreto; entonces vamos a estar iguales.

Inaba acortó su distancia con Taichi e inclinó su rostro cerca a los


oídos de Taichi.

Un dulce aroma como miel exudaba de su cuerpo.

– Yo también— me he masturbado contigo antes.

Ella lo dijo mientras exhalaba un aliento suave y tibio.

– Pero que… tú…

Debido a la vergüenza, ansiedad y el miedo, Taichi entró en un estado


de pánico.

En otras palabras, esto representa… esa cosa… va a volverse esto…


va a convertirse como… esto fue lo que pasó— como si ganara alegría de
la vacilación de Taichi, Inaba continuó crepitando.

261
Capítulo 9

Una confesión y la llegada de la muerte

– Por cierto, ¿en qué situación terminaron Iori y tú?

Justo al llegar a la escuela la mañana siguiente, Inaba se había


recuperado por completo durante los fines de semana y parecía incluso
estar más viva y saludable— al punto que le dio a Taichi un dolor de cabeza.

– E-En nada en realidad.

Incluso después de la confesión de Inaba, no hubo muchos cambios


en el Club de Investigación Cultural.

Además, recientemente, todo el mundo había desarrollado inmunidad


hacia el intercambio de personalidad.

Incluso si los intercambios ocurrían, no representaban un gran


obstáculo. A pesar de que estuvieron nerviosos durante el intercambio y que
las bombas podían explotar en cualquier minuto, aun así ellos tenían algún
tipo de “imperturbabilidad”

¿Era eso lo que ‹Fuzen Kazura› esperaba? Si era eso, entonces esto
significa que esta condición continuará por otro periodo de tiempo. Pero si
no era eso, ¿Entonces que ira a pasar?

Iori era la única persona que preocupaba a Taichi.


262
– Después de que tú y ella me llevaron de vuelta a casa, ustedes
hablaron de un montón de cosas, ¿verdad? Así que estaba pensando que
podría haber algunos cambios después de un tiempo, y esperé… al final,
¡No pasó nada! Mierda. ¡¿Acaso sólo tus deseos sexuales pasan la prueba?!

– Inaba no digas algo como “Deseos sexuales” en una mañana tan


hermosa, ¿de acuerdo? Y pienso que una vez que hablas de esos temas
podrías exponer descuidadamente “Ese secreto.” ¡Así que en cierto sentido,
por favor no lo digas!

Aunque, ella no iba simplemente a detenerse ahora.

– Deberías entender que Nagase está en un extremo peligro.

– Mmm… entiendo… o puedo decir ¿Por qué sabes esto?

– Porque hay secretos entre Iori y yo que no te dije. Cuando el


momento llegue, quizás vaya a decirte. Pero eso no importa ahora. Tsk, en
realidad no quería hacer esto, pero ahora no queda otra opción… ¡Sólo
puedo usar la terapia brutal!

Una terapia brutal que haría sentir a Inaba reacia— que sorpréndete
seria eso… Taichi ni siquiera quería imaginarlo.

□■□■□

Durante el receso de la tarde en algún terreno vacío en la escuela—


debido a su discreta posición geográfica, presuntamente se convirtió en el
263
lugar para las confesiones. Justo ahora, había una serie de siluetas
acechando detrás del edificio Este.

Primero, en orden eran Taichi, Inaba y Nagase escondidos bajo los


arbustos de un árbol. En frente de ellos estaban Kiriyama Yui y Aoki
Yoshifumi quienes tenían planeado un encuentro.

– ¿Inaba… donde escuchaste de esta noticia…?

Taichi, quien bajaba su cuerpo, le preguntó a Inaba quien estaba a su


lado en la misma posición.

– Supe por casualidad cuando intercambié con Yui recientemente…


Ah, dejando eso de lado, ¡Yo no espié intencionalmente en su celular! Es
porque cuando intercambié Aoki envió el mensaje. No tuve más remedio que
echar un vistazo.

– Sin embargo no debes usar eso en estos momentos… Deberías


fingir que no lo viste cuando ya lo habías visto—

– ¡Cada pieza de información que conozco es uno de mis tesoros! Por


supuesto, yo no podría hacer eso en áreas generales del sentido común, y
no debería hacerlo; pero que tiene que ver esto con lo general… asumo.

– Si esto no tiene que ver con lo general ¿Entonces con qué?


Además, ¿Qué asumiste?

– Silencio. ¡Empezaron a hablar!

Nagase detuvo su debate.

264
Ella y Taichi casi fueron arrastrados por Inaba; pero cuando ellos
llegaron, Nagase estaba de muy buen humor y apasionadamente observó
lo que sucedía.

– Que sucede… y llamarme a semejante sitio. Estamos en la misma


clase y en el mismo club. Tenemos tiempo para charlar en cualquier
momento, ¿No es así? Quiero tomar mi almuerzo.

Kiriyama estaba insatisfecha, pero su voz se sentía un poco nerviosa.


A pesar de que había distancia entre Taichi y ellos, debido a la quietud de
los alrededores, escuchar lo que decían era fácil.

– Tengo algo serio que decirte.

El tono de Aoki era mucho más serio y diferente de lo usual.

– ¿Q-Que sucede…?

Sin saber qué hacer, Kiriyama se agitaba nerviosamente y hablaba


como si fuera a escapar en cualquier momento.

Aoki pareció notar la atmosfera y habló determinada y distintivamente,

– Tal vez podrías pensar que es un poco tarde, pero aun así necesito
decir esto de nuevo— Me gusta Kiriyama Yui-san; si quieres, por favor sal
conmigo.

Esta confesión, se podría decir que fue directa y perfecta.

– Ohoh… Aoki por lo general le dice a que le “Gusta”, pero para decir
semejantes cosas tan particularmente, ¡Esto requiere cierta cantidad de
valor…! ¡Esplendido…!

265
Incluso Inaba no pudo evitar sorprenderse. A su lado, Taichi y Nagase
estaban sin palabras.

Daba tantos nervios el sólo observar a un lado… Kiriyama, quien está


involucrada en la confesión, debe haber experimentado un impulso mucho
más grande del que ellos jamás podrían imaginar.

– Wuwu, despacio… ¿Qué estás diciendo…? Awawa—

Escuchando sonidos que no pueden componerse en palabras, el


rostro de Kiriyama instantáneamente se puso completamente rojo.

– ¡Qu~~~~~~Que demonios! ¡Que pasa contigo!

– ¿De qué hablas? Dije que me gustas así que me confesé…

– Pero tú siempre dices que te gusto, así que esto no debería llamarse
una confesión, ¿Verdad? ¡Además, antes, cuando hiciste cosas similares
recuerdo que te rechacé!

– Pero mi corazón no había cambiado en lo absoluto. Además, creo


que tú no habías cambiado el tuyo—

– ¡No! De ninguna manera… ahora… no es el momento…

La voz de Kiriyama lentamente disminuyó y ella dejo caer su cabeza


deprimida.

– Lo sé, pero al menos podemos cultivar nuestra relación poco a poco,


¿no es así?

267
Aoki no sabe que es estúpido o listo; que es chiflado o genio. Él no
pensaba en nada o tal vez ya había visto a través de la esencia de las cosas.

– P-Primero que todo, estaba pensando, ¿Por qué yo? Comparada


conmigo, Iori es mucho más linda; su cuerpo es más fino; ella es preciosa y
optimista; además, Inaba es hermosa. Ella tiene el cuerpo de una modelo y
es inteligente… mucho mejor que yo… pequeña y sin pechos; y además
estúpida… Aunque Taichi una vez me dijo “Creo que tienes mucho potencial
para estar en el mercado loli”…

Inaba y Nagase a su lado rápidamente se giraron hacia Taichi. Ellas


lo miraron fijamente, como si lo criticaran mientras lo pinchaban con varas
de bambú.

– Oigan… esto no significa que soy un lolicon. Lo que dije es sólo una
opinión general…

Ambas, aun así, usaron los mismos ojos sospechosos y miraron


fijamente a Taichi sin palabras. Taichi sintió que no podía evadir sus
sospechas por ahora.

– No, no. ¡Tienes un montón de ventajas! Cómo, eres linda, optimista,


casta, y un poco infantil… hay muchas más, pero no importa, porque es mi
intuición. En el momento en que nos conocimos, sentí que me iba a gustar
Yui, y así fue. Aún me gustas mucho.

– Hmm… Ah… ¿Eh?

Frente a Aoki quien había entrado en modo serio, Kiriyama estaba


nerviosa con su compostura agotada.

Tratando de calmarse a sí misma, ella respiró profundamente dos


veces con todo su cuerpo.
268
– Fu… entonces ¿Por qué lo dices hasta ahora?

– Yui, tú… ¿Qué sientes por Taichi?

– Yo… Wuhu—

Inaba velozmente cubrió la boca abierta de Taichi que estaba a punto


de gritar.

– Este es un desarrollo tan sorprendente… justo como una escena


sanguinaria… Eh, perdóname.

– ¡Baha! ¡T-Tú poder de suprimir a las personas es anormalmente


fuerte! ¡Pensé que iba a sofocarme!

Taichi gritó al mayor extremo que alcanza su voz baja para producir
la gigantesca protesta.

– ¡Cállate! ¡Vamos a ser descubiertos!

A partir de ahí, la persona más callada era Nagase.

– ¿Qué siento? ¿Por qué… debería decir esto…?

– No deberías ser lo suficientemente torpe como para no saber la


razón… ya que tú no eres Taichi.

–…Justo entonces, sentí que sutilmente era herido… ¿fue mi


percepción errónea?

Taichi murmuró a modo de queja.

269
Kiriyama apretaba y soltaba sus cabellos castaños en sus dedos y
repetía esta acción.

Después de jugar un rato con su cabello, ella parecía haber tomado


una decisión y ligeramente puso su mano abajo.

Entonces se paró firmemente diciendo,

– ¡Me gusta Taichi—!

– Hm… Wume—

– Hm… Wumu—

Inaba cubrió ambas bocas a su lado que estaba a punto de gritar.

– —Como amigo.

– ¿Eh?

– ¿Qué quieres decir con “¿Eh?”? ¿Qué opinión tienes?

– Entonces, como decía, ella casi me mata del susto… Yui


deliberadamente me tuvo en suspenso.

Inaba caprichosamente se quejó, a pesar de que era ella quien estaba


invadiendo en la privacidad de alguien más.

– P-Por cierto, ¿Qué piensas de mí? Sólo pregunto…

– Como amigo, te odio.

270
– ¿Hablas en serio?

– ¡Claro que estoy bromeando! Tengo un montón de disgustos, pero


simplemente no voy a odiar a alguien que está dispuesto a decir que le
gusto.

Kiriyama parecía llevar con éxito la conversación a su ritmo y empezó


a volverse elocuente.

– O debo decir… si fuera a escoger entre gustar u odiar, escogería


gustar… ¡Pero en términos de un amigo!

Kiriyama usó todo su cuerpo para enfatizar esta última parte.

– Todo lo que digo ahora… es únicamente esto… así que lo lamento,


al menos por ahora no puedo salir contigo. ¡De hecho, no puedo salir con
nadie en este momento!

A pesar de que Taichi observaba desde la distancia, aun podía sentir


la sinceridad de Kiriyama.

– ¿Es así? Ahora entiendo… gracias por darme una respuesta clara…
¡Sin duda necesitaba una confirmación cara a cara! ¡Por cierto, estoy listo
para seguir después de saber que aún hay una posibilidad!

– S-Sí… Además de eso, si consideramos el ranking de mis amigos


hombres, Taichi está mucho más arriba que tú.

– ¡¿Que?! Taichi ciertamente es mi más grande rival… Yui, sin


embargo, tú has cambiado mucho. Antes, no hubieras dicho esas cosas…

271
– Es debido a que no puedo seguir en el mismo lugar para siempre;
debo seguir adelante… muy bien, aquí terminamos. ¡Vamos de vuelta al
salón por nuestro almuerzo!

Kiriyama se apartó dando la vuelta y caminó de regresó al edificio de


la escuela. Ella dio largos, firmes y seguros pasos. Debido a su pequeño
cuerpo sus pasos no eran tan largos como parecían.

– ¿Eh? ¿Entonces, me estás invitando a comer contigo?

– ¡No! ¡Mis amigas aún están esperando por mí!

Las voces de los dos gradualmente disminuyeron hasta que se


volvieron inaudibles.

La primera persona de los tres que se ocultaron todo el tiempo en


ponerse de pie fue Inaba.

–…Entonces, tuvimos suerte en poder espiarlos gracias a este


intercambio. Aunque, sabía que iba terminar así, es sólo mi especulación
después de todo.

En efecto.

Taichi también se puso de pie.

– Como debería decirlo… lo que esto es…

Nagase aún seguía sentada en el suelo sin moverse. Ella parecía


estar reflexionando sobre algo.

– Vamos, Nagase.

272
Taichi acercó su mano hacia Nagase. Nagase parpadeó sorprendida
y miro fijamente a su mano.

Después de un momento, Nagase sonrió ligeramente; al mismo


tiempo, Taichi sintió como si “Algo importante” empezaba a derretirse y “Eso
importante” había empezado a hervir.

– Estoy bien.

Dicho esto, Nagase se puso de pie por ella misma y no buscó apoyo
de la mano de Taichi.

□■□■□

Ese día después de la escuela, Taichi fue dejado solo en el salón del
Club de Investigación Cultural.

La reunión de la clase de Aoki y Kiriyama, clase 1-C, parecía haberse


extendido. Por otra parte, Nagase e Inaba fueron llamadas como
representantes del Club de Investigación Cultural.

Aunque estaba haciendo revisiones y preparaciones sobre el


escritorio, él estaba un poco fuera de sí; y lo sabía. De hecho, su
conciencia—

En ese momento, alguien abrió la puerta y entró.

Ella era Nagase y echó un vistazo alrededor del salón del club.

– ¿Sólo esta Taichi aquí?

273
– Oh, sí…

Su apariencia era diferente a la de siempre.

– Mmm, después de todo, la reunión de la clase 1-C aún no ha


terminado.

Dijo Nagase, y se sentó sobre el sofá solemnemente con una espalda


recta.

– ¿…Eres Inaba?

El rostro de 【Nagase】 se crispó y sus cejas se levantaron.

– Si…

– ¿Entonces, a donde fue el 【 Cuerpo de Inaba 】 ? ¿Fue su


personalidad intercambiada con Nagase?

– Na…… Iori intercambió conmigo cuando 【Yo】 tuve algo que


hacer. Pero se trataba algo que Iori también podía manejar así que no
debería haber problema.

– Gracias. A pesar de que estamos en semejante club, siendo una de


los líderes, aún necesitas hacer muchas cosas.

– Quizás no. Por cierto—

—Por cierto— 【Nagase】 lo dijo de nuevo. Ella vaciló por un largo


tiempo.

– ¿Qué sentiste de Aoki y Yui durante el receso de la tarde?


274
– Que sentí… ¿Por qué preguntas ahora?

– Por favor, no le des importancia. Además, posiblemente no puedes


no tener sentimientos.

– Mmm… cierto. Pero… tal vez es porque no tengo una oportunidad


como ellos, así que se siente como si ellos estuvieran en un mundo aparte.
Para ser honesto, no tengo ningún pensamiento especial, pero creo que es
bastante fenomenal. Aunque, no sé si estos eran mis pensamientos hacia
los dos o pensamientos en otros temas.

Él tenía una sensación de estar sorprendido, pero la sensación era


demasiado brillante, tanto que no podía comprenderla con éxito.

【Nagase】 no tuvo muchas reacciones hacia las respuestas de


Taichi y solo murmuró.

– Oh…

– O debería decir, ¿Cuál fue tu objetivo en dejarnos ver esa escena?


-, Preguntó Taichi.

【Nagase】 agrandó sus ojos y mostró una mirada que parecía decir
que no podía creer que Taichi no supiera.

– Taichi… ¿En verdad no sabes porque te deje ver eso?

– Eh—

Dicho esto, Taichi tuvo una retrospectiva en sus pensamientos.

¿Realmente no sé para qué fue eso?

275
—Si es así, entonces, ¿Para que fue?

– Arghh… olvídalo. Entonces, vamos directo al punto…

— “Vamos directo al punto”, 【Nagase】 repitió esto y titubeó por un


momento.

– Así que… ¿Qué sientes acerca de Iori?

Esta pregunta pinchó directo en el pecho de Taichi.

–…Inaba, eres igual que antes— tus palabras clavan las uñas directo
en la cabeza… Además cuando usas la apariencia de 【Nagase】 para
hablar, mis sentimientos se vuelven más enredados.

Taichi no sabía si lo que dijo estaba bien, pero aun así trató de usar
un tono casual.

Porque pensó en que si sólo él pudiera hacer que sus heridas


consiguieran ser ligeramente cubiertas.

– ¿No es este el momento perfecto?

【Nagase】 mostró una sonrisa intencional que fue más rígida de lo


usual.

– Donde es perfecto… Como digo esto; yo…

¿Por qué debería responder a semejante pregunta? -, este


pensamiento pasó de repente a través de la mente de Taichi.

Pero cuando se dio cuenta, él ya había hablado.


276
– Creo que nuestra relación ahora va por buen camino. No quiero
destruir nuestras relaciones… pero… sin embargo—

En este momento,

La puerta del salón del club se abrió nuevamente. 【Inaba】 entró y


dijo—

– Hola, Iori. Acerca de eso que me dijiste, ya que el profesor no está


por aquí, entonces vamos a… ¿Qué sucede?

Después de eso, 【Nagase】, quien se auto-proclamó como Inaba y


que estaba sentada en el sofá, dijo:

– Inaban, regresaste demasiado rápido—

【Nagase】 observó el rostro de Taichi con súbita conmoción.

Que está sucediendo—

Taichi se sintió confundido…

Él pensó que la personalidad interior de la persona sentada en el sofá


con la 【Apariencia de Nagase】 era Inaba, tal y como ella había dicho; y
que la persona entrando justo ahora con la 【apariencia de Inaba】 era
Nagase— pero parece ser que la persona en la puerta con 【la apariencia
de Inaba 】 no había experimentado el intercambio de personalidad y
mantenía completamente la actitud de Inaba; y ella, también llamada la
persona con la 【apariencia de Nagase】 como Nagase; y esa persona
quien tenía la 【apariencia de Nagase】 también usó un llamado como
“Inaban”, un nombre con el cual sólo Nagase llamaría a Inaba—

277
En otras palabras, esto significa…

– — ¡Has sido engañado!

【Nagase】, quien estaba sentada sobre el sofá, de hecho no había


experimentado el intercambio de personalidad y era la verdadera Nagase
Iori. Ella salió corriendo junto a Inaba pero Inaba rápidamente cogió su
mano.

– ¿Qué pasa contigo? ¡Iori!

– ¡Inaban! ¡Déjame ir!

– Como podría dejar ir a alguien que está llorando… ¡Hey, ah!

Nagase sacudió la mano de Inaba rudamente y huyó del salón del


club.

Inaba también dejo el salón en un arrebato para tratar de alcanzarla,


pero ella volvió al salón del club después de docenas de segundos.

– ¡Mierda! ¡Si ella corre seriamente, no puedo alcanzarla…! Después


de todo, su habilidad física es anormalmente buena. ¡Por cierto, Taichi~ ~!
¡Qué hiciste!

Inaba ferozmente caminó hacia Taichi y tiró bruscamente de su cuello.

– Wu… ¡Como voy a saber…! No estoy seguro, pero “Nagase fingió


haber intercambiado con Inaba”… y entonces ella…

– Fingir ser yo… ¿Qué es eso?

278
– Entonces como decía, ¡Nagase fingió que su personalidad era la de
Inaba, y me engañó! Después de eso entraste… y eso fue lo que pasó.

Taichi tampoco sabía el por qué— No, no es cierto.

Taichi supo la razón.

¿Acaso no acordó con Nagase que absolutamente podía hacerlo?

¿Y no le había dicho a ella que creyera en él?

¿Acaso el no dijo que “Sin importar la condición en la que estuviera,


él siempre podría saber que Nagase es Nagase?

¿Nagase estaba poniéndolo a prueba?

No, eso no debería estar bien.

¿Prueba?

¿Qué cosa sin sentido estaba diciendo?

¿Cuándo debería dejar de utilizar mi egocéntrica forma de pensar?

– ¡Nagase, ella… tratar de creer que ella no era, ella!

Taichi estaba indignado de su fracaso al responder ante la


anticipación de Nagase.

Él tenía miedo de que su relación se estropeara, por lo que no se


atrevió a avanzar, sino a escapar sin mayor pensamiento. Nagase debe
279
estar, debido a no estar dispuesta a ver a Taichi así, de esa forma, iba a
avanzar en esa dirección.

Inaba aflojó su mano que estaba agarrada del cuello de Taichi y la


bajó.

– Parece que por ti mismo lo sabes claramente.

– Sí… lo tengo muy claro, soy el peor tipo de todos.

– Oh… ¿Debería darte un puño?

– Como se te ocurre… ¡No, por favor un puño— *baho*!

Antes de que Taichi terminara, Inaba ferozmente abofeteó su mejilla


derecha.

– Ouch… T-Tú… No, gracias. Esto puede que me anime.

No tengas miedo y escapes. ¡Confróntalo! ¡Sigue adelante! ¡Debo


resistir con todas mis fuerzas!

Esta vez, era mi turno de avanzar— para usar mi gran sinceridad y


así responder a Nagase quien estaba dispuesta a creer en mí.

¿Los demás se reirían de alguien que había fallado antes?

Pero incluso si se burlan de uno, no es demasiado problema; porque,


no importa como las personas se burlen uno, todavía podría salir adelante
del fracaso.

280
–… ¿Qué tan estúpidos son ustedes? ¡Es tan sorprendente! No puedo
soportarlos más.

Inaba se recostó sobre el sofá.

– Bien, largo de aquí. Después de todo, la persona que ella busca no


soy yo.

Inaba no miró a Taichi y agito su mano como ahuyentando a un perro.

–…Entendido.

Mi error hirió a Nagase, así que debo cargar con este hecho con
gallardía para expresar mis pensamientos claramente. Taichi se preparó a
sí mismo y dejo el salón del club.

Al final, Taichi tuvo un momento en el cual miró hacia atrás.

Pero Inaba había decidido firmemente no mirar al Taichi que se iba.

Apresurándose por las escaleras en una sola bocanada de aire, Taichi


descubrió un enorme problema.

– ¿A dónde… fue Nagase…?

Bien, primero que todo debería correr al edificio escolar.

En ese momento, una persona beligerantemente se quedó mirándolo.

Su cabello se sacudió tras de ella; sus lentes resplandecieron con


brillo; y todo su cuerpo emanaba un estilo sublime.

281
Ella era la presidenta de la clase 1-C— Fujishima Maiko.

Rápidamente se movió y bloqueó el avance de Taichi.

No hay tiempo para lidiar con Fujishima, pensó Taichi…

– ¡Yaegashi-kun!

Pero obviamente ella estaba llamándolo, así que él no podía


simplemente irse.

– Haa… Haa… ¿Qué sucede…Fujishima? Ahora tengo prisa…

– ¿Hiciste llorar a Nagase-san?

Ella clavó las uñas directo en su cabeza.

– Ah, sí…

– Aunque no estoy segura de la razón, pero, los chicos que hacen


llorar a las chicas débiles primero deben sufrir por una bofetada en el rostro.
¿Estás preparado?

Fujishima le dijo a Taichi ciertas reglas como si fueran generales; pero


Taichi nunca había escuchado de ellas.

– Cual es… No, estoy dispuesto a sufrir.

Esta clase de castigo era obvio, y si Fujishima podía dejarme ir si digo


esto…

282
– ¿Nyaaa? ¿No está tu mejilla izquierda roja e inflamada? Ese lado
ya fue golpeado.

– S-Si… esto fue sólo— ¡Wuah!

Su mejilla izquierda fue abofeteada de nuevo.

– Wu~~ Mi lado izquierdo ya estaba rojo e inflamado. Deberías haber


golpeado el lado izquierdo, ¿no? ¡De hecho, me abofeteaste tan fuerte que
creo que estoy llegando a un nuevo nivel de dolor!

Taichi descubrió a través de esto que Fujishima Maiko era súper


sádica.

– Por cierto, ¿las parejas realmente consisten en un chico y una


chica? ¿Qué crees, Yaegashi-kun?

Él no podía entender la intención de su pregunta.

– Sobre eso, Fujishima, no tengo tiempo para discutir esas cosas


contigo…

Taichi se adelantó a su derecha pero Fujishima se movió la misma


distancia para bloquearlo.

– ¿No crees que abandonar esa ética y dicho mundo en el cual


puedes amar a aquellos que quieres, es lo más ideal?

Esta vez Taichi se movió dos pasos a la izquierda… pero Fujishima


se movió la misma distancia y mantuvo su rostro inexpresivo.

283
– ¡Pero pensar eso unilateralmente es imposible! A decir verdad, para
que alguien ame a alguien más, primero debe ser amado por ese alguien—
esto es importante. Por favor recuerda esto.

Fujishima arrojó unas llaves que estaba atada a un ornamento rojo, a


juzgar por su forma, era probable que fuera las llaves de una bicicleta.

– Vienes a la escuela en tren, ¿verdad? Déjame prestarte esto.

– ¿Eh?

– Parece ser que tú eres la persona que Nagase-san necesita, no yo;


así que ve tras ella, ¡Rápido! Ella corrió hacia la izquierda después de salir
por la puerta principal.

Taichi estaba confundido ante su inesperada sugerencia y observó


las llaves en su mano.

– Fujishima… ¿Esto está bien?

– No hay nada de qué preocuparse; ya que esto ahora es crucial para


Nagase-san, así que es obvio, ¿verdad?

– ¿Hay algo más importante que detener sus lágrimas de tristeza? -,


complementó Fujishima y se dirigió al estacionamiento de bicicletas como si
dijera inteligentemente “Sígueme”

Debe haber un límite para su elegancia.

Yo, caSí, caigo enamorado de ella.

284
– Ah… y una cosa más, porque parece ser que me malentendiste así
que déjame decir esto primero. Yo… también estoy bien con los chicos.

Fujishima Maiko declaró que se sentía bien con ambos chicos y


chicas.

Taichi se montó sobre la bicicleta que Fujishima usa para ir a la


escuela y aceleró a través de la ciudad. A pesar de que había llamado por
teléfono a Nagase un par de veces a lo largo del camino, él falló. Ella parecía
haber apagado su teléfono o se había quedado sin batería.

Una hora pasó como el parpadeo de un ojo.

Taichi nunca pensó que encontrar a alguien en la ciudad fuera así de


difícil.

– después de todo, ella caminó a pie, así que no debe haber ido muy
lejos… sus cosas aún están en el salón del club, así que no debe haber
vuelto a casa. Quizás primero debería regresar a la escuela por ahora…

Justo cuando Taichi estaba pensando y cruzaba el rio que divide a la


ciudad, la triste y afligida puesta del sol parecía como si creaba la una silueta
contra una persona.

Esa persona tenía un fuerte sentido de la existencia el cual fue


mostrado debajo de su hermosa vista.

Sus pequeñas extremidades; su cabello atado el cual revoloteaba con


el viento.

Una persona que aparecería como la protagonista de una película—


Nagase Iori.

285
El escaso pero fuerte viento sopló y Nagase retrocedió un poco para
escapar del viento; y luego, como si viera a Taichi en la esquina de su rango
de visión, ella abrió sus ojos con sorpresa.

– Ta-Taich— ¡Wa!

– ¡Cuidado!

Nagase perdió su equilibrio sobre la baranda— y se balanceó a si


misma de nuevo en el momento más crítico.

Taichi se derrumbó en sudor frio. Ella no moriría, pero el agua estaba


bastante lejos de ella y había una pared de concreto contra el rio por lo que
no sería fácil trepar.

– E-Estaba realmente asustada… por cierto, ¿Por qué estás aquí…?

Nagase saltó después de un semi-giro sobre la baranda y se paró en


frente de Taichi.

Había rastros dejados por las lágrimas que habían salido de sus ojos.

El pecho de Taichi empezó a doler.

El estaciono su bicicleta a un lado del camino y con gallardía se inclinó


para disculparse.

– Lamento no haberte notado, a pesar de que te lo prometí… lo dije


tan genial pero fallé tan mal…

– ¿Qué es eso que llamamos humanos… que es eso que llamamos


“Nosotros mismos”? incluso si nuestra personalidad interior cambia, si
286
mantenemos nuestro estatus original, los demás no lo descubrirán. Pensé
de esta forma, pero también me di cuenta que si intentamos de alguna
manera fingir ser alguien más, podríamos llegar a ser alguien que no será
nunca más nosotros mismos… ¡Ah, no estoy culpándote! ¡Tú no has hecho
nada mal! Esto es completamente mi culpa… lo es sin duda alguna, para
alguien que creyera en mí bajo semejante situación; porque; nosotros
creemos en los demás y establecemos una relación basada en confianza…
así que, realmente lo siento. No volveré a hacer eso de nuevo… en serio,
realmente… lo lamento mucho.

Nagase se arrepintió desalentada.

– Pero esa fue tu manera de tratar de seguir adelante, ¿no es así?


Así que, gracias. Y ahora es mi turno.

Hasta ahora, no había confrontado “Eso”

Hasta ahora, no había pensado en “Eso”

Así que “Eso” definitivamente no avanzó hacia adelante.

¿De qué estaba asustado? ¿De qué estaba confundido? ¿Acaso era
porque me encontré con esta situación por primera vez? ¿Realmente era
debido a esto?

¿Pero todo el mundo sería así?— Tener miedo de las cosas que no
conocen; estar al borde de la desesperación debido a esto.

Si se tratara de algo brillante, entre más brillante fuera, mas aterrador


y difícil de manejar se volvería.

Pero si nos mantenemos tímidos y no hacemos nada, nunca


obtendremos “Eso”
287
Incluso podríamos no tener éxito en nuestro avance hacia adelante,
esto aún se mantiene como una verdad.

Quizás podríamos acabar en una tragedia y perder “Eso” que


anhelábamos.

Tal vez podríamos salir heridos.

Pero, “Eso” que podríamos conseguir con cierto tipo de riesgo, tenía
infinitas posibilidades.

¿Por qué no me di cuenta de esto?

¡Acéptalo, confróntalo, piensa en ello, y sigue adelante!

– Recientemente… han pasado muchas cosas… muchas cosas.

Cosas con Aoki, Kiriyama, Inaba y finalmente Nagase— Taichi


recordó esas cosas. Cuando él las había aceptado, confrontado, y pensado
sobre ellas, descubriría que había obtenido de esto su fuerza para seguir
adelante.

– Además, aprendí y entendí mucho… después de eso, me di


cuenta… que hablar con la verdad, parece ser—

Los ojos como gemas reflejaron a Taichi.

– ¡Parece ser que soy un personaje aburrido y sin expresiones!

– Lo sé.

…Taichi originalmente pensó que esta era una impactante verdad.

288
– Eh~ Entonces… yo anhelo mucho ser alguien como tú.

– ¿Anhelas? ¿Anhelas ser alguien… como yo?

– Así es, siempre he pensado que si puedo ser como tú y tener un


repertorio claro de emociones como alegría, ira, encanto, tristeza, y algunas
veces felicidad, algunas veces ser sombría, algunas veces seria, y otras
bromista… si fuera a enumerar los ejemplos jamás terminaría… pero creo
que sería genial si pudiera ser como tú.

Eso era cierto; Taichi anhelaba tener diferentes y espectaculares


expresiones y una vida alegre como Nagase.

– E-Eso es… sólo porque yo… jugué tantos personajes… eso no es


algo para anhelar. Soy un persona… que perdió su “yo” real… un error.

El lado oscuro que Nagase mostró.

Pero, para Taichi ahora, esta era la existencia de una respuesta.

¿Realmente importa? Taichi se preguntó. Tal vez su predicción era


correcta, o tal vez estaba equivocada— había cierto tipo de riesgo. Si
realmente falla de nuevo, la posibilidad de reparar la relación original seria
ciertamente baja.

Pero, si había una posibilidad de que él pudiera salvar a Nagase, el


seguiría adelante por ella.

– ¿Es realmente lo que dices que es?

Dijo él.

289
Al principio, Nagase abrió sus mandíbulas en sorpresa, y mostró una
expresión que decía no entender lo que Taichi quería decir; pero su
expresión poco a poco se volvió dura y fría.

– ¿Qué significa eso? ¿Qué quieres decir? ¿Malentendiste algo?

Dijo Nagase en un tono de reproche con un rostro inexpresivo que


hizo a Taichi retroceder un poco.

Sin embargo, incluso si se trataba de esto—

– Tú bromeas; te conviertes en una tonta; te pones avergonzada;


dices chistes verdes; imprudentemente haces las cosas o haces que otros
las hagan; haces cualquier cosa que diga a tu corazón; eres una persona
que propone buenas ideas y que es sensible a los pequeños detalles; a
veces en realidad no piensas y otras lo haces demasiado; algunas veces
eres optimista y otras pesimista; y cuando hablas de asuntos serios te pones
triste e intencionalmente finges ser una idiota; mientras que algunas veces
discutes seriamente acerca de temas estúpidos; a veces muestras tu lado
sombrío y otras veces tu lado brillante; ocasionalmente tienes una expresión
fría; algunas veces eres infantil mientras que otras madura; a veces eres
gentil, te gusta hacer bromas y cuando parece que realmente no te importan
las personas, de hecho eres bastante considerada—

– ¿…Eh? ¿Qué estás diciendo…?

– Estoy describiendo a la persona, “Nagase Iori”

El cuerpo de Nagase se tensó como si estuviera impactada, y luego


cerró sus labios fuertemente, como si estuviera apretando sus dientes.

– ¿Lo ves? ¿Cuál es mi “yo” real? …No, ninguno de ellos es el


verdadero “yo”—
290
– Cada uno de ellos eres tú.

–… ¿Qué… estás diciendo…?

– Todos ellos… uno y cada uno de ellos… es Nagase Iori—

Tal vez esto en realidad era así.

– No, espera… ¿Cómo puede haber alguien así? Alguien que tiene
tantas caras—

– Esto es normal, ¿verdad? Los seres humanos originalmente tienen


muchas caras. El problema es únicamente la diferencia en la cantidad. Yo
soy una persona que tiene pocas y tú una que tiene muchas— es sólo así
de simple.

— Pero… me convertí en esto para complacer a los demás.

– Cualquiera cambiaría su actitud dependiendo de la atmosfera. Tú,


sólo fuiste un poco exagerada en esta área… ¿no es así? ¿Acaso no dijiste
“recientemente no puedes cambiar tu cara con libertad”?

– Eso fue… pero yo sin duda… debo preparar que actitud voy a usar
para hacerle frente a los demás, y así llevarme bien con ellos…

– No existe una persona que pueda llevarse completamente bien con


los demás sin ninguna preparación y usando su “el” o “ella” original todo el
tiempo, ¿verdad?

– P-Pero incluso las cosas que me gustan van a cambiar…


dependiendo de la atmosfera…

291
– Esto es sólo porque te gustan muchas cosas, así que no puedes
cambiar el orden en que te gustan unas cosas dependiendo de la atmosfera,
¿verdad?

– P-Pero yo… incluso no puedo decidir por mi propia cuenta a qué


club entrar…

– ¿No es eso lo mismo con los que eligen al azar los clubes que son
más relajantes o como los que entran a un club debido a sus amigos?

– … ¿Sólo estás tratando de contradecir todo lo que digo?

– De hecho, eso es exactamente lo que estoy haciendo.

– ¿Qué? ¿Lo dijiste tú mismo? -, dijo Nagase y rio a carcajadas.

Taichi también siguió su risa, así que Nagase lo siguió y rio y Taichi
luego la siguió y se rio de nuevo. Sus risas incitaban al otro y se convirtió en
un vórtice de carcajadas.

Simplemente una sensación placentera; sólo placentera. Un placer


que se sintió como si toda la “felicidad” alrededor del mundo se hubiera
convergido aquí.

Los dos rieron durante un largo periodo de tiempo. Nagase entonces


dijo mientras jadeaba:

– Ahahaha, ha… estoy exhausta… o de hecho, yo también anhelo ser


como tú. Sin importar cuál sea el lugar, el momento, o lo que suceda… para
no titubear, y aferrarse al yo real sin importar a quien estés enfrentando—
Taichi es Taichi. Te mantuviste como Taichi durante todo el tiempo; incluso
si uso diferentes “yo” para enfrentarte, aun así sigues manteniendo la misma
292
actitud; por tanto puedes mantenerme asegurada… realmente anhelo tener
un yo explicito, para así asegurar a otros.

Ahah— Taichi gimió en su corazón; él era muy parecido a Nagase—


sólo que era completamente lo opuesto.

Taichi tiene ligeramente menos emociones que las personas


normales; Nagase tiene ligeramente más y más exageradas que las
personas normales… pero después de todo, era algo leve así que no era un
gran problema incluso si mantenían su forma original. De hecho, Taichi en
realidad no le importaba eso; fue Nagase quien reunió las cosas que forman
su trauma en el cual ella exageradamente confundió su personalidad como
una situación seria… ¿Es esto lo que pasó?

En comparación con “Las cosas que van a agonizar los


protagonistas— como una completa culpa emocional y o una severa crisis
emocional ante problemas grandes”, estos eran unos extremadamente
pequeños problemas, pero la gente tiende a agonizar y preocuparse por
dichos problemas pequeños. Estos pequeños problemas —Como se
aprecia en ellos— eran tan grandes que podrían aplastar a una persona. Si
colocamos todas esas pequeñas agonías juntas, la cantidad debe ser
mucho mayor que inmensas e inmensurables agonías. No hay un significado
especial en esto— sólo significa que el mundo en que vivimos trabaja de
esa forma.

En dicho mundo, nosotros, siendo enredados por pequeños


problemas, debemos hacer algo para vivir—

Ese algo no era auto-sacrificarse— al menos Taichi podía estar


seguro de esto ahora. Esto pareció ser hecho por Nagase, pero también
hecho por el mismo Taichi.

Así que, déjennos perseguir “Eso”


293
– Me gusta Nagase Iori, así que quisiera que salieras conmigo.

Ambos carecíamos de algo que el otro tenia. Si podíamos unir las


manos y seguir adelante juntos, muchas agonías pequeñas podían ser
esclarecidas. Así que, déjennos vivir juntos.

La boca de Nagase se abrió y cerró en sorpresa. Ella se veía sin


palabras. Incluso con la puesta del sol, el rubor de su rostro era claro.

Luego ella continuó parpadeando sus ojos; después de un rato de


parpadeo, ella contrajo su cuerpo y dejo caer su cabeza.

Y entonces, cuando levanto su cabeza—

Pero—

La expresión de su rostro era—

—“Nada”

Sus originalmente sonrojadas mejillas se habían vuelto pálidas de


repente.

Esa era una cara como una máscara Noh.21

21
Las máscaras Noh, son mascaras utilizadas en el No (能) o Nōgaku (能楽), una de las
formas más importantes de drama musical desde el siglo XIII. Las máscaras Noh femeninas
suelen ser pálidas, para dar una mejor idea similares a la pintura facial de una geisha, estas
mascaras tienen una sola expresión pero dependiendo de la forma en que el actor incline el
294
Sus ojos eran sombríos y brumosos.

Ella perdió su vitalidad.

Ella parecía como el 【Gotou Ryuuzen】 que había visto antes.

Y luego “Ese tipo” comenzó.

– Hola… cuanto tiempo sin verte… y perdón. Ahah… viendo tu rostro,


creo que es probable que lo sepas… soy ‹Fuzen Kazura›

—Hasta justo ahora Taichi se olvidó de algo.

Era que el mundo de Taichi y los demás, ahora estaba bajo el control
de ‹Fuzen Kazura›.

No era extraño que cualquier cosa sucediera— no importa lo


surrealista que fuera.

‹Fuzen Kazura› puede poseer a 【Gotou】.

Por supuesto, entonces también puede poseer a 【Nagase】.

– Ahah… primero permíteme disculparme contigo— perdón…


también ayúdame a disculparme con Nagase-san luego… esto es verdad…
lo digo desde mi corazón… Mmm, tal vez sólo lo lamento a un nivel

rostro la máscara puede parecer que está sonriendo o mostrando tristeza, entre otras
expresiones.

295
intermedio… Ahah… permíteme corregirlo desde mi corazón… ¿pero este
es el error en ustedes? Es por esto que ustedes son tan interesantes…

‹Fuzen Kazura› quien tiene ahora la 【Apariencia de Nagase】 arrojó


su teléfono celular y la cartera hacia Taichi; luego se paró sobre la baranda
cercana al rio con una velocidad sorprendente y dio la cara hacia el camino
en que se encontraba Taichi.

Un fuerte viento sopló y su uniforme bailo junto con él.

*¡Betung!*

El corazón de Taichi se precipitó como si estuviera a punto de saltar


afuera.

¿Alguna vez antes había experimentado tan agudo y extraño


presentimiento en su vida?

En ese momento, Taichi descuidadamente lo vio.

El vio a 【Nagase】, quien hace un momento resplandecía y estaba


llena de brillo, emanar una sombría sensación, como una sombra negra que
era exactamente lo opuesto a la “vida”.

– Hey… Que estas…

Debido a que su garganta de repente se volvió tan seca que no pudo


decir una palabra. Taichi lentamente se acercó a ‹Fuzen Kazura› a fin de
evitar estimularlo.

Pero, ‹Fuzen Kazura› parecía no estar consiente de Taichi y concluyó


con no mucha sinceridad.

296
– —Así que, como dije, lo lamento—

【El cuerpo de Nagase】 cayó desde la angosta e inestable postura.

Después de eso.

【Nagase】— ‹Fuzen Kazura› Cayó cabeza abajo en la distante


superficie del agua.

– ¡Hey, esto es en serio!

Justo cuando Taichi se apresuró a la baranda, su visión se volvió


completamente negra.

Cuando su visión regresó a la normalidad, sus nalgas cayeron con


fuerza. Lo que vio era una familiar escena del salón del club.

Y en frente de él estaban Inaba y Aoki.

□■□■□

Los miembros del Club de Investigación Cultural se encontraban


reunidos en una esquina del segundo piso del hospital general de la ciudad.
Esa esquina era una estancia con un largo banquillo y una máquina
expendedora. Todos los miembros estaban allí— excepto Nagase.

Nagase se encontraba ahora en la sala de cuidados intensivos.

297
La expresión de todos era pálida, por lo que era Taichi quien pensaba
esto en su anormalmente calmada y clara mente.

– ¡Maldición…! ¡Nagase está prácticamente muriendo, pero, por que


no podemos hacer nada…!

Las palabras nasales de Aoki parecían ser dichas con extremo dolor
mientras que golpeaba sus muslos con fuerza.

– No te culpes, Aoki. En realidad no podemos hacer nada.

Inaba lo convenció en voz baja. Su inexplicable voz era áspera pero


confortante.

– Lo lamento… chicos… si me hubiera… animado un poco… cuando


me volví 【Taichi】… debería haber saltado para salvarla… pero escuche
que el que salta también puede resultar ahogado… así que la forma correcta
de ayudarla era encontrando ayuda o algo que pudiera flotar… así que yo…

Kiriyama empezó a sollozar.

Inaba, a su lado, abrazó a Kiriyama, quien parecía tan débil que


podría colapsar en cualquier minuto, firmemente. Ella dejo a Kiriyama poner
su rostro entre su pecho mientras que acariciaba su castaño cabello.

– Yui, no has hecho nada malo— ¡Debo felicitarte por estar tan
calmada incluso en semejante situación! Si no lo haces correctamente,
podría resultar siendo más trágico… lo has hecho bien.

La última frase puso a Kiriyama incluso más agitada, tanto que sollozó
incluso más fuerte, como si tratara de decir que lo único que quería era llorar
en voz alta. Inaba por otra parte sobrellevaba sus frenéticas emociones.

298
– Ciertamente… soy yo— ¡Ouch!

Justo cuando Taichi quería hablar, Inaba pateó su pantorrilla


ferozmente.

Tenía sus ojos húmedos de lágrimas, Taichi observó a Inaba y vio su


expresión retorciéndose de dolor.

Inaba inclinó su boca cerca al oído de Taichi y apretó su voz,

– Por favor, no te arrepientas también… por favor… aguántalo. No


hay manera de que siga resistiendo esto; incluso me estoy sintiendo un poco
deprimida… así que, quiero que puedas, por lo menos, ser un poco más
fuerte… por favor…

Caer, ser salvada, ser enviada al hospital y ser forzado a escuchar de


la enfermera que “La situación es extremadamente crítica”. ¿Por qué puedo
soportar de mala gana esa desbordante presión? Taichi sabia la razón—
Porque Inaba sobrellevaba parte de esas retorcidas emociones.

Taichi miró con firmeza a los ojos de Inaba y asintió. Todo el mundo
estaba en su límite, e Inaba no era la excepción.

Inaba también asintió y sus tensas expresiones se relajaron un poco.

Nadie ha hecho nada malo aquí. Todos saben que fue “Ese tipo” quien
hizo esto. A pesar de eso, aun no podemos evitar reprocharnos a nosotros
mismos, debido a que queremos ocultarlo y deshacernos de nuestra
impotencia.

Sólo estaban los cuatro miembros de club en la estancia. La mamá


de Nagase parecía no estar en casa así que ella no fue contactada. Gotou
parecía ir a toda prisa desde la escuela.
299
Taichi levantó su cabeza y contempló el techo. El tenue techo se
propagó a través de su visión. Una de las dos lámparas fluorescentes de la
parte superior se había roto y sólo tenía un débil resplandor.

—Gok, gok.

Sonaban pasos a lo lejos. Estos se volvieron más ruidosos con cada


pisada— gradualmente acercándose a la estancia.

Una extraña quietud cubrió la estancia. Por supuesto, ellos no sabrían


quien venía solo por escuchar esos pasos; pero todos pensaron “Quizás
“Ese tipo” ha venido” y retuvieron su aliento mientras esperaban.

Y entonces, “Ese tipo” se mostró en la estancia.

Ellos podían saberlo sólo con mirar su rostro. Después de todo,


humanos normales no podrían tener una expresión que parecía haber
perdido toda su vitalidad.

Esta era la segunda vez que se habían encontrado con ‹Fuzen


Kazura› en el cuerpo de 【Gotou Ryuuzen】

– Hola, un placer verlos… Ahaha… todos tienen unos ojos tan


peligrosos… por favor no hagan nada problemático… pido su cooperación
desde lo más profundo de mi corazón.

Como si no tuviera conciencia de que él era el responsable, ‹Fuzen


Kazura› 【Gotou】dijo eso con un tono sencillo.

Él incluso mostró una actitud que demostraba que no estaba


interesado en la “lamentable situación”; eso hizo sentir a los miembros del
club incluso más confundidos.

300
¿Debería estar enojado? ¿O debería estar asustado? ¿Debería
reprocharle? ¿Deberíamos dejarlo que explicara nuestra situación?
¿Debería entrar en pánico? ¿Debería antagonizar? ¿Debería escapar?
¿Debería golpearlo? ¿Debería estar asustado? ¿Debería quejarme?—
¿Qué decisión debería tomar?

Cada vez que fallo en ver las emociones de ‹Fuzen Kazura›, empiezo
a perderme frente a qué actitud usar para confrontarlo; esto haría que mis
perplejos sentimientos parezcan ser aún más perplejos.

– ¿Para qué estás aquí? ¿Qué quieres hacer?

Mientras que los demás no podía preparar su mente para pensar que
hacer, Inaba ya había mostrado su ira en voz baja; la sensación de
tranquilidad que ella dio fue como un presagio de feroces erupciones.

–…Preguntar las razones inmediatamente en verdad me es de ayuda,


Inaba-san… Ahaha. ¿Así que Yaegashi-kun me ayudó a describir lo que
hice? Ahaha… Es raro que yo pudiera entrar en el tema principal, pero luego
me desviara… de nuevo… olvídenlo. Eh… en cerca de treinta minutos—

– —【El cuerpo de Nagase Iori】 va a morir.

Él se veía como si estuviera diciendo algo sin importancia.

Tiene que haber un límite cuando bromeas, pensó Taichi.

– ¡… Qué demonios estás diciendo! ¿Dices que puedes controlar la


vida y muerte de las personas?

Por supuesto, Inaba rugió.

301
– No, no, Inaba-san… como puedo hacer semejantes cosas… yo soy
sólo ‹Fuzen Kazura› eso no vale la pena mencionarlo… por lo menos sé que
es verdad… eso es que— 【El cuerpo de Nagase-san】 va a morir; ¿Lo
entienden todos?

– Como podríamos… ¡Acaso crees que vamos a creer en ti!

La voz de Kiriyama estaba a punto de llorar, pero aun así dijo eso con
gallardía.

Es verdad, no podemos confiar en él.

– A pesar de que depende en si ustedes me creen o no… aun así


espero que crean en mi… vine aquí especialmente por ello, de modo que si
no recibo mi paga, no puedo llegar a ser realmente energético… Ahah, en
realidad no tuve ninguna energía desde el principio… sin embargo, para ser
honesto, tengo un poco de energía ahora… porque ustedes son muy
interesantes… Ahah, acabo de decir algo perjudicial de nuevo… cuando hay
algo más importante que decirles. Eh, entonces ¿todos están
preparados…? Inaba-san… ¿puedes ayudarme recordando lo que estoy a
punto de decir? No tengo la energía ni la paciencia para repetirlo de nuevo
varias veces.

Después de una ligera pausa, ‹Fuzen Kazura› habló planamente sin


entonación.

– Sus personalidades ahora están moviéndose libremente entre 【


sus cuerpos】… Indudablemente, cada 【cuerpo】 va a contener una
personalidad… esto significa que si un 【cuerpo】 muere, una personalidad
va a ser destruida junto con él. Pero… esto es muy importante— la
302
personalidad que muere no tiene que morir con el mismo 【cuerpo】…
Mmm… de hecho, incluso si la personalidad es diferente del 【cuerpo】 que
la contiene, esa persona aún puede vivir satisfactoriamente… así que tengo
una sugerencia— ¿Todos ustedes podrían por favor elegir la personalidad
que va a morir junto con 【el cuerpo de Nagase Iori】? También les estoy
dando un servicio extra… el cual es, desde ahora, y durante treinta minutos,
voy a dejarlos intercambiar con la persona que quieran una vez me lo
pidan… entonces esto es todo lo que tengo que decir…

¿Qué está diciendo?

– Por cierto, Umm… ¿Esto no quiere decir que tú puedes controlar


deliberadamente el intercambio de personalidad…? ¿Así que de hecho no
era… aleatorio…? -, Murmuró Aoki con extrema sorpresa.

– Ayahayah, ser capaz de intercambiar personalidades


aleatoriamente pero incapaz de designar quien intercambia… ¿Crees que
es eso posible bajo el sentido común? Ahah… pero hasta ahora el
“Intercambio de personalidad” fue aleatorio… porque si no lo establezco de
esa manera, sería problemático…

Inaba vehementemente se puso de pie, corrió hacia ‹Fuzen Kazura›


quien se veía lento y estaba diciendo cosas auto-odiosas.

– ¡Deja de bromear!

Inaba lloró y atacó a ‹Fuzen Kazura›

– Ahah… cuanta energía…

En el instante en que ‹Fuzen Kazura› murmuró, Inaba detuvo su


ataque. Ella paró y miro a su alrededor confundida.

303
– ¿Eh…? ¿Un intercambio de personalidad… mmm?

Viendo su sorprendido aspecto y la forma en que hablaba— Taichi


sospechó que Nagase había intercambiado con Inaba. ¿Era el alma de
Nagase dentro 【del cuerpo】 de Inaba quien estaba frente a él?

I n a b a
Nagase se alejó de 【Gotou】paso tras paso y se dirigió hacia Taichi
y los demás miembros del club.

– Eh, ¿Por qué…Taichi está aquí? Justo ahora, deberíamos estar…


en el puente.

Siendo poseída por ‹Fuzen Kazura› y luego cayendo en coma, la


memoria de Nagase se remitía hasta el puente cuando se encontró con
Taichi.

No importa cómo se vea, ‹Fuzen Kazura› ha ido demasiado lejos—


¿Quién cree que somos?

Una ira repentina corrió a través del pecho de Taichi. Él siguió su ira,
se acercó a ‹Fuzen Kazura› y estiró su mano.

– Para ya tú— ¿Eh?

El cuerpo de Taichi flotaba con el peso de una pluma en medio del


aire.

Todo su cuerpo inmediatamente cayó boca abajo. Por un instante


Taichi vio los sombríos y oscuros ojos de ‹Fuzen Kazura›. Al siguiente
instante, su espalda experimentó un fuerte impulso.

– ¡Wuah!
304
Cuando él recobró la conciencia, el dolor de su espalda se fue;
contemplando el techo, el sólo se sentía deprimido por su inhabilidad para
detener el caos que, ‹Fuzen Kazura›, un habitante de un mundo aberrante,
había causado.

Insignificante, él era incapaz de tomar represarías contra el poderoso


enemigo, ni era capaz de proteger a aquella que dijo que le gustaba.

– Ayah, como decía… estas no son las cosas que deberían estar
haciendo… así que… acabó mi tiempo de hablar aquí. Regresare luego. Por
favor tomen su decisión antes de que regrese.

Nadie podía detener su retirada.

Todos sólo podían mirarlo fijamente irse.

– ¡Tai-Taichi! ¿Estás bien? ¿Por qué estaba Go aquí?

I n a b a
Nagase se abalanzó hacia el lado de Taichi y estiró su mano para
levantarlo.

Taichi no podía mirar directamente a su confusa y ansiosa mirada.

Taichi no quería creer lo que sucedió, así que intentó murmurar, “Por
favor deja que Nagase intercambie con Inaba.” Aunque ‹Fuzen Kazura› dijo
que el intercambio se estableció manualmente, cosas como estas deberían
ser imposibles bajo el sentido común… pero—

– ¿…Porque estoy tomada de las manos con Taichi? ¿Y a donde fue


ese imbécil de ‹Fuzen Kazura›?

305
La personalidad de Inaba había regresado 【al cuerpo de Inaba】
mientras que la personalidad de Nagase había regresado al 【cuerpo de
Nagase】 dentro de la unidad de cuidados intensivos.

Entonces, sólo podemos aceptar esto.

Taichi, Inaba, Kiriyama y Aoki temporalmente confirmaron su estado


actual.

– En otras palabras, esta “dejándonos elegir a quien asesinar”…


¿verdad? ¿En que estaba pensando ese tipo…? ¡Qué… demonios…!

Inaba se quejó con una voz llena de odio.

– ¡Pero Iori no moriría tan fácilmente… porque el doctor… está


haciendo su mejor esfuerzo… para salvarla…!

Kiriyama dijo su deseo desesperadamente.

– Si… quizás ese imbécil de ‹Fuzen Kazura› estaba hablando sin


sentido todo el tiempo… pero, tal vez no. Debemos hacerle frente desde que
hay una posibilidad— no importa que tan cruel suene. Si fue lo que él dijo,
las cosas van a ir más allá de nuestro control y no habrá vuelta atrás, así
que debemos obedecerlo… aunque me enfurece este hecho.

Como Inaba había dicho—no podíamos escapar incluso si realmente


lo queríamos.

Porque, no había forma de decir si lo que dijo ‹Fuzen Kazura› era


cierto o falso.

– ¡…A la mierda~~! ¡Cómo puede terminar así estando yo aquí!

306
Inaba ferozmente dio un puño al banquillo que estaba cubierto sólo
por una delgada pieza de cuero.

– Parece que alguien va a morir… o a sacrificarse a sí mismo…


¿verdad?

Aoki cubrió su cabeza y murmuro.

Asumiendo que lo que Fuzen Kazura dijo sea verdad.

Entonces 【el cuerpo de Nagase】 iba a morir. Al mismo tiempo,


habría una personalidad entre los cinco —o un alma— que iba a morir.

Por lo menos nadie quiere morir entre los cinco.

Así que esta va a convertirse en un debate de “a quien sacrificar” tal


y como Aoki dijo.

Muerte.

Esta era la muerte definitiva que era completamente inimaginable.

Para dejar que alguien más cargara con el dolor— ¡No voy a permitir
que pase eso!

Entonces…

– Si alguien tiene que sacrificarse, dejen que sea yo.

—Quiero sacrificarme—

—Así que, déjenme sacrificarme—

307
– Yui… por favor golpea su cabeza con la intención de matarlo. -, dijo
Inaba.

– Entendido, voy a hacerlo con toda mi fuerza.

– Eh, no es bueno que Yui utilice todo su poder…

Mientras que Aoki estaba en medio de su oración— Kiriyama había


venido en frente de Taichi.

Los vasos sanguíneos de sus ojos se expandieron; su expresión se


volvió aterradora; su largo cabello castaño se había despeinado… Kiriyama
se estremeció como un tigre furioso.

Prácticamente no vi su puño.

Cuando recobre mi conciencia; el crujiente sonido de los huesos


reverberaba en mi cerebro; mi cabeza se sintió como si fuera enviada a volar
lejos— al igual que mi cuerpo. Vibrantemente rodé por el suelo, lo que causo
un increíble dolor en mis mejillas.

Puse mi mano en mi mejilla izquierda y gemí.

– ¡Que estupidez dices… deja de bromear!

Inaba se arrodilló y tiró de mí, que aún seguía gimiendo, hacia arriba
y violentamente agarró el cuello de mi camisa.

– ¡¿Qué pasa contigo?! ¡Que es “déjenme sacrificarme”! ¿Has


siquiera… siquiera considerado los sentimientos de las personas que dejas
atrás por culpa de tu sacrificio? Parece como si estuvieras pensando por los
308
demás, pero sólo estás pensando en ti mismo— ¡Un verdadero bastardo
egocéntrico!

Inaba rugió ante mí a una extremadamente corta distancia, como si


fuéramos a quedar pegados el uno al otro.

Kiriyama me había golpeado directamente con un puño que contenía


las verdaderas palabras y sentimientos de su corazón; así como las palabras
de Inaba. Ambos me conmovieron.

Luego algo en mi corazón colapsó.

–…Si… ¿Eso está mal? ¡Yo…Yo sólo no quiero ver que nadie salga
herido frente a mí! Cuando alguien es herido o siente dolor o disgusto no
puedo dejar de imaginar el dolor que están sufriendo… Entonces mi
imaginación se expandiría y convertiría en un dolor incurable— ¡No puedo
soportarle! Lo detesto de esta manera… así que, es mejor si puedo
soportarlo por mí mismo, porque conozco el límite del dolor… y puedo
soportarlo… tienes razón, ¡No estoy haciendo esto por nadie… me estoy
“Sacrificando” sólo por mí mismo!

El vago mensaje una vez en mi cabeza, fue ahora claramente dicho…


¡Finalmente fui capaz de decirlo!

Mi mejilla izquierda se volvió tan caliente como si estuviera siendo


incinerada bajo flamas, pero había algo que las humedeció cálidamente.

Estaba llorando.

En mi vaga visión, Inaba mostró una atónita expresión, pero ella


rápidamente cambió a una expresión llena de benevolencia y dejo ir la mano
que estaba agarrándose al cuello de mi camisa.

309
– Así que piensas de esa forma, Taichi. Eres una persona tan extraña.
¡Aunque extraño, tienes una loca forma de amabilidad! Sintiendo los
sentimientos de los demás como si estos fueran tuyos y diciendo que “será
fácil para ti soportar todo ese dolor…” Eres un… torpe tan gentil y tonto.
Pero si realmente pudieras sufrir el dolor de otros, ¿no podrías decir que
cuando hieres a las personas a tu alrededor tú también sales herido? Incluso
si está bien para ti salir herido, va a ser doloroso para nosotros… y
especialmente para aquellos que piensan que eres más que un amigo.

– Aunque eres bastante frívolo para decir eso en esos momentos,


escuchar las palabras de tu corazón es maravilloso -, dijo Inaba. Luego ella
torpemente secó mis lágrimas.

– ¡Perdón, Taichi!

Kiriyama, a mi lado, cayó al suelo llorando.

– Perdón, estás adolorido. Perdón, estás adolorido. Perdón, estás


adolorido… -, ella continuamente repitió eso.

– No importa… Kiriyama, ¿Acaso no querías que reaccionara?


Además… tus manos y corazón también duelen… yo debería ser quien pida
perdón… Gracias.

– ¡Hay solo una cosa… que espero puedas entender… si tú…


mueres, entonces vamos a sufrir un dolor que será decenas y centenas más
grande que el que sufrimos justo ahora…! ¡Así que… así que por favor no
digas eso!

– No es necesario que digas eso ahora que lo entendió… -, murmuró


Inaba junto a Kiriyama.

310
Taichi profundamente sintió la gentileza de todos; y al mismo tiempo
entendió cuán egoístas fue antes. En teoría sus acciones están
sencillamente ayudando a otros; pero a veces no.

Si no existiera el “intercambio de personalidad”, quizás nunca habría


enfrentado ese lado de mí mismo.

Supe un poco más de mí mismo.

Y supe mucho más de las personas a mí alrededor.

Al aceptar, pensar, y avanzar, pude ganar muchas cosas para ahora


en adelante.

Aunque puede haber una gran cantidad de cosas dolorosas, siempre


habrá una innumerable cantidad de cosas alegres— este tipo de vida está
esperando por mí.

—Pero seguramente alguien debe renunciar a ese tipo de futuro.

Esa era una desesperación que no podía ser descrita completamente


por crueldad, tristeza, y desolación.

– ¡Entonces… que deberíamos hacer…!

No tenía más opción que gemir.

En ese momento, Aoki habló.

– Pienso el único que debe morir con 【el cuerpo de Nagase Iori】 es
ella misma…

311
El tiempo, corriendo con naturalidad, parecía resistirse.

No quería pensar en nada; no era capaz de hacerlo.

– ¡Q-Que estás diciendo! ¡Por favor… por favor no digas que Iori
debería morir!

Kiriyama agitadamente jadeó como una bestia salvaje.

– ¡…Yo… no quiero decir eso…! Sólo creo que esto debe ser dicho
por alguien…

A lo último, Aoki agregó con una débil voz que fue casi inaudible,
“…No podemos solamente dejar que Inaba juegue el papel de mala.”

– Tsk, chicos… ustedes son demasiado gentiles…

Dijo Inaba con una titubeante voz.

Este hecho un mutuo acuerdo tácito entre ellos.

Si dejan que Nagase viva, esto significaría que Nagase va a vivir en


【el cuerpo de alguien más】. No había manera de justificar que Nagase
debería usar 【el cuerpo de alguien más】 y vivir como 【otra persona】.

Pero incluso así—

Mi pensamiento entró en bucles infinitos.

No había progreso en mi pensamiento.

312
– No es correcto tomar una decisión cuando Nagase está ausente…
pienso que tenemos que hacérselo saber… ¿Qué creen…?

– ¡Tienes razón… no hay ninguna manera… realmente apesto por


sólo ser capaz de decir “no hay ninguna manera” y nada más…!

– Después de todo, yo lo dije, así que déjenme hacer el intercambio…


-, Aoki continuó, – Por favor déjenme a mi— Aoki Yoshifumi, intercambiar
con Nagase Iori.

Después de sólo un instante, 【Aoki】 parpadeó con sorpresa y miró


a Taichi, quien estaba en el suelo sorprendido, Inaba y Yui les preguntaron
qué sucedió.

– Eh… incluso yo realmente no entiendo la situación en la que


terminamos.

A o k i
En resumen, Inaba dio una breve explicación a Nagase sobre lo que
sucedió.

– Vas a estar sorprendida sin importar el momento en que te lo


digamos… así que decidí hacerlo claro para ti sabes, Iori, tú…
probablemente mueras.

A o k i
Inaba miró directamente a Nagase y le hablo con firmeza. En realidad,
sería difícil incluso decirlo, pero fue gracias a la fuerza de Inaba para
esconder su lado débil.

A o k i
Nagase debería haber entendido por la actitud de Inaba que no
estaba bromeando en lo absoluto, porque la expresión de su rostro
313
obviamente se tensó y sus ojos eran sagrados como los de un cachorro—
ella vaciló por un momento, como si estuviera temblando.

Sus ojos se movieron y pararon cuando se dirigieron a mí.

A o k i
Por un momento, aunque sólo un instante, la expresión de Nagase se
calmó.

Tal vez podría darle algo a Nagase para su profunda angustia. Por
esa razón, la miré directamente de vuelta.

Siento remordimiento por no ser capaz de hacer nada más por ella.

Ella entonces apartó su mirada de mí y observó a Kiriyama.

Una gran lágrima corrió por el rostro de Kiriyama, pero ella


fuertemente mordió su labio para no gemir o llorar.

Nagase luego giró su vista nuevamente hacía mí, cerró sus ojos, y
cerró sus labios formando una línea recta.

– Bien, por favor continúa.

Después de un par de segundos de silencio, ella abrió nuevamente


los ojos.

En mi memoria, nunca había visto a un ser humano con tal conciencia.

Luego Nagase se mantuvo en silencio durante la explicación de


Inaba. Ella a veces asentía en respuesta.

La explicación de Inaba terminó poco después de eso.


314
A pesar de esto, Nagase aun mantuvo silencio.

¿Qué pensaba ella en el fondo de su corazón? No podía imaginarlo.

¿Entonces, cuanto tiempo necesita? Todos podrían tener ese


pensamiento. Sin embargo, al siguiente instante,

Ella sonrió.

Entonces dijo,

– Si ese es el caso, entonces déjenme morir.

Ese fue un radiante sonido que no sentía pesadez.

– Ah… ¿realmente voy a morir? …Hehe, sé que voy a morir pero aun
así puedo hablar con todos tan casualmente— esto se siente como un
milagro.

– Tal vez… no…

Kiriyama intentó negarlo con una voz extremadamente débil.

– Mmm, quizás tienes razón… pero aun así me gustaría actuar como
si “fuera a hacerlo”; después de todo, no quiero arrepentirme.

Debido a que su tono no era diferente de lo habitual, esto estimuló


mis glándulas lagrimales.

– Nagase… pero es posible que no vayas a…

– Esa no es la forma de tomarlo, ni tampoco es posible.

315
La franca y directa sonrisa de Nagase perforó a través de mi corazón.
Su apariencia era indudablemente la de 【 Aoki 】 , pero su sonrisa
obviamente pertenecía a Nagase.

– ¡Todo, incluyendo mi apariencia hace parte de mí! Mi personalidad


o apariencia soy yo— la suma de estas lo es. Además, estoy orgullosa de
que soy “yo misma”…Estuve a punto de perderme a mí misma, pero alguien
me recordó esto.

Nagase observó los rostros de todos y mantuvo a todo el mundo en


suspenso. Su rostro se veía segura de su éxito y a punto de jugar su carta
de triunfo.

– Además, asesinar una personalidad y vivir en su 【cuerpo】 es un


pecado demasiado pesado como para que yo lo pueda soportar.

Nadie podía refutarla.

A o k i
Entonces Nagase les pidió a todos que escucharan su último deseo.

– ¿Puedo… hablar con todos por separado?

Entonces, los miembros del club siguieron el deseo de Nagase y la


dejaron hablar con cada uno en la estancia del hospital, por los últimos
momentos de su vida.

Los últimos momentos de su vida.

Nadie quería admitirlo, e inclusive algunos querían oponerse, pero a


medida que cada minuto y segundo pasaba, todos eran incapaces de hacer
algo.

316
‹Fuzen Kazura› dijo que volvería en treinta minutos, así que no había
mucho tiempo.

Al principio, Nagase fue enviada al 【cuerpo de Kiriyama】 para


encontrarse con Aoki, quien había regresado al 【cuerpo de Aoki; después
de eso, ella continuó usando el 【cuerpo de Kiriyama】 para encontrarse
con Inaba. Cuando Aoki pasó por Inaba, había lágrimas en sus ojos.

Y ahora Nagase estaba usando el 【 cuerpo de Inaba 】 para


encontrarse con Kiriyama.

Me senté con Aoki sobre largo banquillo en el corredor que estaba un


poco lejos de la estancia; pero no hablamos. Observé la puerta de la unidad
de cuidados intensivos.

【 El cuerpo de Nagase Iori 】 estaba en esa habitación y la


personalidad que estaba dentro de ese cuerpo pertenecía a Inaba. Por
supuesto, el cuerpo de Nagase Iori no tenía conciencia, por lo que Inaba
ahora debería estar en una vasta oscuridad sin conciencia o sentimientos.

Podía escuchar los sonidos de alguien sollozando y caminando a lo


largo del corredor.

– Ta-Taichi… Iori te llama…

Kiriyama se ahogó con los sollozos.

Yo asentí si decir una palabra. Luego pasé a través del corredor y


entré a la estancia.

317
Su medio largo lustroso, y negro cabello, sus esbeltas y pequeñas
extremidades, y una tierna y dulce atmosfera que usualmente no sería
emanada por ella…

En frente de mí, había un ser viviente con la apariencia de 【Inaba】


pero sin la existencia de Inaba.

La clase de atmosfera que permitía el envío de mensajes sin palabras,


confirmaba la existencia de Nagase.

– Hola, Taichi.

I n a b a
Nagase me saludó igual que cualquier otra mañana.

– Hola, Nagase.

Contesté con la misma actitud.

Mi corazón estaba increíblemente calmado. En vez de hundirme en la


tristeza, decidí, con toda mi fuerza, sentir este instante ahora.

– ¿No es extraño que sólo Taichi actúe como siempre…? Los demás
tenían una expresión como si estuviesen participando en mi funeral.

– ¿…Quieres que tenga esa expresión?

– No, No, Por favor no. ¡Por favor! ¡Si lo haces, va a ser difícil
conversar y me va a dar dolor de cabeza! Además a partir de ahora, el
momento de nuestra última reunión está pasando volando… en resumen,
Taichi, gracias, porque no tuve la oportunidad de agradecerte en el puente.
Después de escuchar tus palabras, creí que mis agonías… aunque no
puedo decir que se hayan ido por completo… me siento mucho más
318
confortable ahora, y se me ocurrió que puedo incluir un montón de cosas en
“Mi” como ese tipo de “Yo”.

Nagase finalmente se aceptó a si misma— esta parece ser una


declaración correcta. Para seguir avanzando uno, tal vez, va a pagar más
tiempo, pero empezando por “eso” está bien; después de todo, el punto de
partida es “Aceptarse a uno mismo”.

Aunque no había tiempo para eso ahora.

– Además, tú también dijiste… que te gustaba, y te confesaste,


¿verdad? …no te respondí en aquel entonces, así que voy a hacerlo ahora.

I n a b a
Nagase mostró una nerviosa pero determinada y seria expresión.

Yo también usé una expresión sincera a la espera de las palabras que


Nagase iba a tejer.

– —Pero antes de eso, ¡Aún estás anticipando que te cuente un


chiste, ¿verdad?!

– ¡No estoy anticipando, pero imaginé que dirías un chiste!

Incluso en estas circunstancias ella aún era graciosa… debe haber


un límite para la flexibilidad de su alegría.

I n a b a
– He, he, he -, Nagase sonrió con una expresión que estaba
completamente dentro de su plan —Pero eso se detuvo ahora—

Las expresiones de Nagase de repente se retorcieron.

319
– —Que… Que sucede… porque puedes mantener tu naturalidad a
este nivel… los demás, por otra parte, se veían muy tristes…

Por supuesto que estaba triste y que tenía muchas ganas de llorar,
pero si realmente lloro—

– Por supuesto que estoy triste. Estoy tan triste que quiero morir…
pero, ¿no estás más triste tú que yo?

– — ¿Así que Nagase podría no llorar?

La pregunta que hice finalmente hizo a Nagase romper en llanto; sus


lágrimas corrieron afluentemente.

Era indudable que iba a llorar; sería extraño si no lo hiciera en todo


este tiempo.

Después de todo, ella estaba a punto de morir.

Debe estar tan triste que quería llorar en desesperación, gritar, o


gemir; pero no lo hizo.

Quizás era su forma de mostrar gentileza para así no poner a todos


aún más tristes, porque yo haría lo mismo si fuera ella.

Pero, eso no importa ahora.

Caminé hacia ella y la abracé.

Fue extremadamente suave.

Cálido.

320
Y triste.

A pesar de que ese 【cuerpo】 pertenecía a Inaba.

– Ah~…Aún no quiero morir…Quiero vivir un poco más ¡…Mi vida


acaba de empezar! ¿Por qué…? ¿Por qué… tengo que… pasar a través de
tales cosas…? ¿Qué he… hecho de malo...?

Nagase desesperadamente gritó en lo profundo de su corazón este


obvio hecho. Sus lágrimas se desbordaron fuera de control.

Yo soporté sus lágrimas.

Así que, no deje caer una lágrima por mí mismo.

¿Sería criticado como “Un idiota que ama sacrificarse a sí mismo?

No, no lo sería. Lo que hice no fue para mí mismo, sino para ayudarla
y cuidar de ella; por lo que no sería criticado. No era capaz de hacer una
clara diferenciación, pero siento que levemente empecé a entender algo.

–…También te confesaste…y dijiste que te gustaba…

Un cálido sentimiento corrió a través de mi pecho; resistí el momento


antes de que se convirtiera en una lagrima; y al mismo tiempo deje que mi
odio por ‹Fuzen Kazura› se hundiera en lo más profundo de mi corazón. En
este, el más precioso y sagrado momento de mi vida, no quiero pensar en
esas cosas.

I n a b a
Después de un momento, Nagase se apartó de mí mientras limpiaba
sus lágrimas.

321
– Después de todo, esta es mi última vez… debo… decir esto
claramente.

I n a b a
Nagase inhaló y exhaló como si se estuviera preparando. Ella sonrió
con sus rojos e hinchados ojos.

Podía ver un futuro en esa sonrisa.

Era un brillante y resplandeciente futuro.

Incluso en esta condición, esa sonrisa fue suficiente como para ser
llamada un milagro.

– A mí también me gusta Yaegashi Taichi, así que por favor… no


salgas conmigo.

– Sería un place… ¿Qué?

¿Qué estaba sucediendo?

– Fufufu, ¿no voy a morir ahora? No puedes salir con una persona
así, o de lo contrario te va a dar dolor de cabeza, ¿verdad?

– ¿Aún estás pensando en eso?

Ella bloqueó el grito de mi boca con su mano izquierda.

Ella era tan amable, mi pecho estaba a punto de desgarrarse.

– En cambio, por favor dame un recuerdo… así que, ¿besémonos?

322
– Si sólo se trata de un beso, Inaban probablemente me lo perdonaría
-, murmuró Nagase en voz baja.

– Eh… tengo que preguntar ahora… ¿a quién eligen?

¿Quién va a morir?

‹Fuzen Kazura› hizo cansadamente una pregunta tan profunda,


estaba más allá de las circunstancias normales. En frente de ‹Fuzen Kazura›
I n a b a
estaban Nagase, Taichi, y Aoki quienes se sentaron en el largo banquillo
silenciosamente.

– Soy yo… Nagase Iori va a morir junto con el 【cuerpo de Nagase


Iori】.

I n a b a
Sin ningún titubeo, Nagase se puso de pie y dijo. Su increíble
comportamiento dejo a Taichi y los demás completamente sin palabras y
entumecidos.

– Mmm… esa es la mejor conclusión… Ahah… ¿Así que no hubo


ningún cambio milagroso?

– Pero, ¿puedo preguntar una cosa más antes de morir?

I n a b a
Nagase miró fijamente a la persona que causó su muerte y preguntó.

323
Tenía una expresión creada únicamente para ese caso.

– ¿Así que, qué es realmente esto…?

Gastar cerca de un mes dejando que Taichi y los demás


intercambiaran personalidades aleatoriamente y hacer que alguien muera al
final— ¿Qué es realmente esto?

–…Que es esto…grandes palabras cortas…por favor no se


preocupen por esto desde ahora y tampoco en el futuro…

‹Fuzen Kazura› se sintió molesto ante la sincera pregunta de Nagase


y la escatimó.

– ¿Cómo puede aceptar alguien esa respuesta— Mm?

I n a b a
Nagase detuvo a Kiriyama quien trataba de levantarse y debatir.

– ¿Es así…? En efecto, no planeas responderme directamente…


entonces olvídalo, pero hay una cosa a la que nunca podría ceder ni permitir;
déjame preguntarte—

Dijo con una expresión suficiente como para mantener el aliento de


uno con su belleza y determinación.

– —Jamás vas a hacerle esto a nadie más, ¿verdad?

El asunto que ella quería confirmar sin importar que era este.

Esto sin duda era algo que debía ser considerado. De ahora en
adelante, ¿Taichi y los demás van seguir experimentando estas ridículas
situaciones? Esta pregunta es de vida o muerte.
325
¿Pero eso era algo de lo que Nagase necesitaba preocuparse?

¿Era eso lo que le importaba?

Ella era una persona a punto de enfrentar a la muerte…

Escuchando sus palabras, ‹Fuzen Kazura› temporalmente quedó


estático; no había cambios en su expresión, pero lo que Taichi veía era que
parecía un poco sorprendido.

– …Por supuesto.

Su tono fue un poco honesto.

– —Ahaha, ¿ha llegado el momento?

Dijo de repente ‹Fuzen Kazura›.

Ni siquiera le dio tiempo a nadie para prepararse a sí mismo o sí


misma.

【El cuerpo de Inaba】 instantáneamente se hizo más rígido, y luego


【Inaba】 ligeramente agitó su cabeza.

– Que demon—

【Inaba】 quien estaba a punto de hablar captó en su visión a ‹Fuzen


Kazura› el cual estaba justo en frente de ella.

– ¡Tu…! No, más importante, Iori—

326
‹Fuzen Kazura› no mostró respuesta especial alguna, porque Taichi
sabía que había terminado el “Intercambio de personalidad”

Al mismo tiempo, cuando Inaba gritó, la puerta de la unidad de


cuidados intensivos se abrió.

En ese momento—

Lo que ‹Fuzen Kazura› dijo fue—

Todos contuvieron el aliento y contemplaron la puerta abierta.

Todos rezaban para que no ocurriera.

Por favor no termines ahora.

Por favor no dejes que se termine.

Por favor déjanos soñar un poco más que Nagase no morirá.

Pero el tiempo pasaba sin misericordia.

No mucho después, el doctor que se acercó a ellos dijo—

– Felicitaciones. Ella ahora está fuera de peligro. Está bien.

□■□■□

327
El doctor, sorprendido, le contó a Taichi y los demás, que fueron
realmente afortunados esta vez. Ellos no tenían que preocuparse por los
efectos secundarios y que más tarde sería transferida a otro pabellón
médico y que podrían verla entonces.

El doctor estaba un poco sorprendido porque no mostraban mucha


respuesta, pero él parecía haberlo explicado cómo “Porque exageraron su
relajación”. Así que el doctor dejo unas palabras —En resumen, es
demasiado bueno para ser verdad— y se fue.

Cuando todos estaban aturdidos, Inaba logró hablar de mala gana.

– Oye… tú… ¿Qué es esto…?

– Sí, si… gracias a todos…

‹Fuzen Kazura› lo dijo como si nada hubiera pasado.

– Ahah… y por favor acepten este pastel como su compensación…


Ahah… podría ser incluso mejor si también pudieran llevar este pastel a
Nagase-san como regalo cuando la visiten… para mi principalmente eso es.

‹Fuzen Kazura› ligeramente levantó su mano la cual sostenía una


bolsa de papel.

Inaba retrocedió hacia la pared y estrelló su cabeza *Bong* contra la


pared.

– Me engañó… aunque esto es posible… y de hecho lo había


sospechado… pero… Ah~~~ por cierto… ~~~ ¡¿Qué es esto en realidad?!

– ¡Eh…entonces…Iori…está bien…ella…aún vive! Wu-Wuah~ ~

328
Kiriyama apretaba sus dientes y murmuraba palabra tras palabra. Ella
luego cubrió su rostro y empezó a llorar.

– ¿…Es así? E-Es tan genial… Wuah… me siento impotente…

Aoki dejo que su cuerpo se deslizara hacia abajo lentamente y


finalmente se sentó en el suelo.

En cuanto a Taichi… su cerebro aún seguía funcionando mal porque


se preguntaba qué hacer con eso que él hizo con Nagase… o bien podría
pensar en cómo debería llevarse con ella de ahora en adelante… Mmm,
quizás el debería sólo llevarse bien con ella como siempre.

– En resumen, lo lamento… Inaba.

Taichi se disculpó con Inaba por aquel momento, y rezó para que ese
no fuera su primer beso.

–…Hey, sobre esto… de principio a fin— ¿formaba parte de tu plan?

Preguntó Inaba a ‹Fuzen Kazura› como si de repente estuviera


perdiendo todo su poder.

– Mmm… si fuera a decirlo, todo, de la cabeza a los pies hacia parte


de mi plan… lo que sucedió fue similar a lo que esperaba… porque lo que
puedo hacer está muy lejos de lo que ustedes pueden imaginar… Después
de todo, pudimos intercambiar personalidades entre personas; ¿pueden
entenderlo si lo pongo de esta forma…? Ahah… esto no tiene nada que ver
con ustedes…

–…Entonces, ¿estás diciendo que desde un principio no planeabas


hacerle nada a Nagase?

329
–…Por supuesto, como puedo causarle problemas a un ciudadano
tan amable como ella… aunque hubo suficientes problemas causados en
sus vidas cotidianas… pero espero compensar eso con este pastel… Así
que, no planeo decir algo como espero que ustedes me perdonen, pero
espero que no me odien. De hecho… ustedes… se han topado con algunas
cosas buenas, ¿no es así?

Su última frase parecía contener el primer sentimiento que ‹Fuzen


Kazura› tiene por Taichi y los demás, aunque esto fue tan escaso que podría
ser una percepción errónea.

– Entonces… tengo que irme ahora y regresar. Ahah… parece que


ustedes parecen entender, pero por favor no penalicen a 【esta persona】
… porque sería malo si hubiera secuelas; además de eso, o debería decir,
si pudieran, por favor no piensen demasiado en mis cosas o simplemente
sólo olvídense de mi… ¿O posiblemente no pueden? Ahah… he dicho
demasiado después del “Entonces…” Así que, los veo después.

Cuando él terminó, la cabeza de 【Gotou】cayó igual a cuando Taichi


y los demás experimentaban el “intercambio de personalidad”— luego, él
inmediatamente despertó; él levantó su cabeza y reabrió los ojos.

El “drama” llegó como una repentina tormenta y los sorprendió con un


increíble poder, pero el llamado al telón de ello era sin embargo calmado y
tranquilo.

– ¿…Mmm? ¿Esto es…? Recuerdo que irrumpí en una tienda de


autos rentados porque escuché que Nagase cayó al rio y fue enviada al
hospital… ¿Extraño no? Este es el hospital. Oh, todos los del Club de
Investigación Cultural a excepción de Nagase ya están aquí, es tan
impactante— Así que usé toda mi fuerza para llegar aquí, que incluso perdí
la conciencia durante el camino… cielos, realmente quiero elogiarme a mí
mismo por mi poder desatado cuando hago cosas por mis estudiantes… ¿Y
330
que hace esta bolsa de papel en mi mano derecha…? ¡Ohoh… son bolas
de arroz con fresas…! ¿Mmm? ¿Pero por qué estarían aquí? Olvídenlo, de
todas formas me gustan las fresas… cierto, sobre la condición de Nagase—
¡Ooouch Ouch Ouch Ouch! ¡Duele! ¡Realmente duele, Inaba-san!

Inaba aplicó un Cobra Twist22 en Gotou.

– ¡Cállate! Tengo que dejar que esa estúpida y extraña cabeza tuya
recuerde firmemente que “¡Si no piensas profundo, tendrás un fúnebre final!

Justo cuando lo dijo, ella había cambiado su Cobra Twist a un


interrogativo Cobra Twist (el cual consiste en usar el Cobra Twist
mordazmente mientras se presiona la cabeza del oponente hacia abajo con
una mano) y a un cruel grado de mordacidad.

22
El Abdominal stretch o es una técnica la cual consiste en que el usuario, situado al
lado y ligeramente detrás del oponente, mete una pierna entre las de él y bloquea su brazo
bajo la axila del usuario, tirando de él para hiperextender sus músculos abdominales. Esta
técnica es bastante popular en Japón, donde es conocida como cobra twist.

331
Epílogo

—Luego, después de una semana.

Ese tipo mintió, e incluso su existencia fue tan vaga que al final
seguíamos sin saber quién era, pero lo que dijo acerca de las secuelas fue
cierto. Nagase no experimentó ningún efecto secundario y regresó
inmediatamente a la escuela. Y un mensaje parecía haber sido enviado
directamente al buzón de su casa.

El dinero de los gastos médicos estaba dentro del mensaje— ‹Fuzen


Kazura› sin duda cuidó detalladamente de las medidas correctivas. (Aunque
Gotou mencionó en una reunión de clases un par de días después,
“Obviamente recuerdo que no retiré el dinero, pero cuando miré los ahorros
en mi banco algo de mi dinero había desaparecido… ¿Qué crees? ¿Esto
significa que caí en algún tipo de fraude? ¿Debería llamar a la policía?”)
Pero el Club de Investigación Cultural decidió omitir por completo lo que dijo.

– Por lo menos ‹Fuzen Kazura› no tenía intenciones maliciosas hacia


nosotros. O tal vez él no es un tipo malo. -, pensó Taichi y honestamente
dijo. -, pero Inaba lo reprendió, “¡Tu excesivamente buena forma de pensar
las cosas es tan vergonzosa!”

Al final, ellos finalmente escaparon de la turbulencia que empezó


cuando Nagase entró en el hospital. Y hoy era el inicio de una nueva semana
de las actividades que el Club de Investigación cultural extrañaba tanto.
Actividades, sin embargo, no eran cosas fantásticas o sorprendentes.

332
Después de la escuela, Taichi estaba en la labor de limpiar el salón
de clases. Después de terminar, empacó sus cosas y se dirigió al cuarto piso
del edificio recreacional. Los demás miembros deberían haberse reunido
allí, ¿verdad?

De aquí en adelante, no hubo “Intercambios de personalidad”

Aunque extraño, cuando intentamos recordar que sucedió, lo que


quedó grabado en nuestras mentes durante el intercambio de personalidad
era muy poco. No lo entiendo, era un fenómeno anormal después de todo…
o bien podría decir, a medida que el tiempo pasa, aunque en verdad ocurrió,
gradualmente se desvaneció como si estuviera un poco desviado de la
realidad. Parecía como si todo hubiera ocurrido en nuestros sueños.

Y para mí, lo más importante es, que habían sucedido cosas más
importantes.

El mundo del Club de Investigación Cultural cambió.

El intercambio de personalidad fue como una tormenta para nosotros,


exponiendo nuestras agonías una por una. Sin embargo, algunas agonías
que se sentían terriblemente grandes, cuando son sacadas fuera, uno podía
encontrarlas inesperadamente pequeñas e insignificante.

Incluso cada insignificante individuo podía manejar tales problemas.

Por supuesto, uno podría salir lastimado, y puede que no tenga una
oportunidad absoluta de ganar.

Pero los problemas que existen en un insignificante individuo deberán


ser pequeños y más insignificantes, ¿verdad? Esto es lo que quiero decir.

333
Pero levantarse y luchar— confrontar, aceptar y pensar en ello,
ciertamente no es algo que pueda hacerse con facilidad.

Va a ser demasiado difícil de hacer por uno mismo.

Va a ser demasiado difícil si no hay oportunidades.

Pero, incluso si va a ser difícil, si podemos hacerlo—

Los mundos de los insignificantes cinco podrían cambiar, y cambiar a


cualquier mundo que quisieran.

Podrían seguir existiendo problemas, y asuntos que no podrían ser


erradicados desde las raíces.

Por ejemplo, Taichi, quien tiene una personalidad de sacrificarse por


los demás no tuvo ningún cambio en absoluto… por supuesto, esto se debía
a que esta era una personalidad que existía dentro de él, así que pienso que
esto no iba a cambiar.

Pero, si confrontamos el problema…

Durante el fenómeno, los miembros del Club de Investigación Cultural


experimentaron muchas cosas entre ellos, y muchas cosas habían
cambiado. Esas cosas son irreversibles.

¿Pero deberíamos decir que esto fue buena o mala suerte? Al menos
desde lo que vio Taichi, ninguno había cambiado hacia el mal. Ellos se las
arreglaron para hacer esto.

Eso fue porque cada uno de ellos estuvo aquí y ninguno estuvo
ausente… esto es algo que los cinco consiguieron para hacer.

334
Comparado con el pasado, Inaba parecía amable.

Comparado con el pasado, Kiriyama se veía más activa a la hora de


encontrar chicos con que charlar.

Comparado con el pasado, Aoki se veía más inteligente.

En cuanto a Nagase… ya que estaba demasiado avergonzada


después del incidente, no nos miramos a los ojos ni hablamos.

Comparado con ellos, algo más importante era que Taichi ahora
anticipaba en gran medida las reuniones con los miembros del club. Muchas
cosas sucedieron, pero sólo si los cinco podían reunirse y sonreír... quizás
estaba bien de ahora en adelante. Taichi no podía evitar pensar así.

Pensar así ya era un tesoro; y este tesoro representaba todo.

¿Hoy, Inaba seguiría enojándose por cosas triviales y recurriendo a


la violencia?

¿Hoy, Kiriyama seguiría poniéndose roja, gritona, y titubeante cuando


es molestada con “Tu reacción es la más interesante”?

¿Hoy, Aoki sería tratado indudablemente como el idiota y jugaría su


papel como todo un profesional?

¿Hoy, Nagase actuaría tontamente por voluntad propia y sin cesar ya


sea que estuviera en sus planes o no?

Así que, era hora de someternos seriamente en nuestras actividades


del club— ¡Para hacer un artículo que muestre completamente nuestro
interés!

335
Aunque Taichi lo creía en su corazón, al mismo tiempo sabía que el
día de hoy no saldría muy bien. ¿Era por la celebración de todos? Además,
en realidad él deseaba que los demás fueran más retozados.

¡Go, lo que yace delante de mi es la puerta del salón del club!

Mi vista estaba bastante bien.

Si tuviera que decir algo que todavía me tenía pensando, era a Inaba
usando una inimaginablemente cruel sonrisa para decir “Lo escuche de Iori.
Tú… pareces haberme robado mi primer beso. ¿Qué crees que deberías
darme para compensar mi perdida…? Fufufufu.

La compensación no debería matarme… o eso esperaba.

336
Notas del Autor

Hola a todos. Mi nombre es Sadanatsu Anda.

Fue una fortuna que esta novela ganara el 11th Premio Especial de
los Entertainments Awards, y gracias a eso hice mi debut.

Muchas gracias a la gran cantidad de personas que me ayudaron,


aunque siga siendo insignificante, para hacerme escribir a regañadientes las
“Notas del Autor”. Mi corazón ahora está lleno de gratitud para todos y cada
uno.

Debido a que el editor una vez me dijo, “¡Tú eres nuevo, pero tener
gracias en todo el texto es aburrido!” y que a pesar de que era una ignorante
y aburrida nueva persona, tal vez un no auto-proclamado escritor, quiero
hablar acerca de la dulzura y amargura cuando empecé a escribir la novela.

Para conseguir algo, uno debe soportar una dura etapa.

Por supuesto, escribo novelas porque amo hacerlo.

Aunque, éste es un amor diferente a “¡Me gustaba leerlas desde hace


mucho tiempo, así que quise escribir novelas!”, aspiré a ser novelista, y
ahora tengo la fortuna de escribir algo llamado “Notas del Autor”, así que por
lo menos no odio escribir novelas.

337
Aunque no era perfecto, aún tenía la pasión y las ganas de escribir
novelas. Pero si me preguntaras si podría perseverar con la misma tensión
todo el tiempo, te diría, sin duda es difícil.

Terminar de escribir una novela, para aquellos que son inteligentes y


brillantes podría superarse fácilmente. Pero si se trata de alguien como yo,
que siempre encuentra problemas, se siente aburrido, piensa “¡No puedo
seguir escribiendo~! ¡Escribir novelas es molesto~!”, la motivación para
escribir novelas bajara, y por tanto, agonizaras.

Sin embargo, alguien que siempre se queja “¡No puedo seguir


escribiendo!” o “¡Es agotador!” no va a terminar una novela —Aunque esto
no se limita sólo a escribir novelas— En esos momentos uno debe
perseverar y lazarse encima; o sino nada podría ser hecho.

Sin embargo, aunque digo uno debe perseverar, no soy una de esas
personas que podría manipular sus emociones con éxito— no puedo
ordenarme a mí mismo “Bien, vamos a hacer esto” para incrementar mi
propia motivación.

Por tanto, intenté de varias formas de aumentar mi motivación. Hubo


excelentes formas que fueron baratas y efectivas.

Cierto, esto es lo que conoces como— “Engañar (Soñar)”

Por ejemplo, “Las novelas que escribo van a ser muy populares y
podré poner una sonrisa en mi rostro cuando reciba esas regalías” o “¡Esto
se convertirá en una película!” o “¡Esto incluso se convertirá en un fenómeno
social!” o “¡Incluso habrá un premio con mi nombre por la novela!”. Cuando
me hacía creer eso a mí mismo (¡Sólo puros engaños!) sentiría “¡Sí!
¡Prosperé!” y gradualmente tendría el “push-and-go” (Lamento mi
vulgaridad)

338
En los momentos en que presenté mi proyecto al premio a la nueva
persona, me ayudó mucho el Sr. Engaño.

De ahora en adelante voy a necesitar más ayuda de él.

Hablando de eso, cuando presenté mi proyecto, sólo había una cosa


que podía hacer para aliviar la tensión cuando quedó atascado.

Correcto, es lo que ya sabes— pensar en mi seudónimo.

Honestamente, no soy tan cabeza dura cuando se trata de elegir el


seudónimo, pero pensar en que seudónimo escoger fue placentero y resulté
con diferentes ideas.

Después de eso, aunque no estoy seguro de la razón, cuando estaba


a punto de presentar mi proyecto, pensé que algo “Como Allan Poe →
Edogawa Ranpo, como nombre de pluma sería algo genial, ¿eh?

No había ninguna razón en especial.

Era sólo mi sentimiento.

Por lo tanto, estaba pensando en “¡Encontrar a una persona que


quiera o respete; luego copiar su nombre para convertirlo en mi seudónimo!”;
entonces debido a esto (Después de todo esto es para aliviar mi estrés)
consideré un par de seudónimos.

¿Entonces qué sucedió? ¡No sé porque, pero lo que estaba en mi lista


eran nombres de luchadores profesionales!

339
Aunque sé que al tener como objetivo ser un escritor, usar semejantes
nombres era inapropiado, pensé “De todos modos no voy a convertirme
inmediatamente en escritor profesional, así que realmente no importa,
¿eh?”. Así que decidí copiar a mi respetado luchador profesional y resulté
con este seudónimo después de repetidas deliberaciones.

Para ser franco, fue algo que disfruté hacer.

…Pero jamás pensé que usaría este seudónimo…

Ah, de hecho no tengo ningún arrepentimiento por usar este


seudónimo.

Finalmente…

Por cierto, no soy un otaku de la lucha libre profesional.

Si alguien como yo se auto-proclama como un “Otaku de la lucha


profesional”, debería ser demasiado engreído.

Estoy diciendo la verdad.

La lucha profesional es tan profunda.

Ah, tú no debes estar interesado en tales cosas, perdón.

¡Entonces, aquí vienen mis palabras de agradecimiento!

Primero, son aquellos los que están involucrados con el premio


ENTAME en Famitsu Bunko, quienes me dieron la oportunidad de hacer mi
debut. Gracias.

340
Segundo, están aquellos que dieron su mejor esfuerzo para publicar
este libro (Especialmente el editor.) Gracias.

Tercero, esta Shiromizakana-sensei que dibujó fantásticas


ilustraciones incluso en los momentos más ocupados. Muchas gracias.

Por último, gracias a todos ustedes los lectores que estuvieron


dispuestos a tomar y leer este libro.

Si piensan que este libro es bueno después de haberlo leído, me


sentiría profundamente honrado.

Junio 2010, Sadanatsu Anda.

341
Palabras del Traductor

Primero que todo quiero darle las gracias a Esteban-senpai XD por


dejarme participar en la sección de novelas de Twin Dragons, también
gracias a los readers y demás miembros, y por supuesto muchas gracias a
los lectores por elegir esta versión.

La traducción de esta novela debí haberla terminado hace cuatro


meses xD sí, así como lo oyen cuatro meses. Pero nunca faltan los
inconvenientes y los tropiezos, así que después de tener que volver a
empezar tres veces, por fin pude terminar el primer volumen.

Si se preguntan porque elegí esta novela, voy a decírselos. De entre


todos los géneros sin duda mi favorito es el Harem-Comedia-Acción-
Romance, entonces un día buscando la novela de Date a Live me topé con
una página en la que alababan a Yaya y que además tenía una excelente
traducción de Date a Live, curioseando por la página encontré una sección
en la que decían “Si quieres ayudar y aprender cómo ser un vago más,
únete…” mandé el E-mail para la prueba, de cierta forma la pasé, y aquí me
tienen.

Que viene ahora, diez volúmenes más, esperemos que a medida que
avancemos con la traducción al español, la traducción al inglés también lo
haga para así algún día terminar esta serie de novelas.

Para terminar, quiero decir tres cosas.

Primera, Inaba best girl. Segunda, Inaba best girl. Y tercera, Inaba
be… xD nos vemos en el vol. 2

— Akaridxd
342