Vous êtes sur la page 1sur 7

ARQUIDIÓCESIS DE CIUDAD BOLÍVAR

SEMINARIO MAYOR
“JESÚS, BUEN PASTOR”
CIUDAD BOLÍVAR – EDO. BOLÍVAR

PASTORAL JUVENIL

Proyecto de Comunidades Juveniles

FACILITADOR: ELABORADO POR:


Pbro. Marco Pavel López. José Alexander Gamarra
III de Teología.

Viernes, 11 de diciembre de 2.009


Pág. 2

PROYECTO DE PASTORAL JUVENIL


Por José Alexander Gamarra

PRESENTACIÓN DE LA REALIDAD

Situación de los Jóvenes del Sector “La Corobita I” (capilla filial “San Clemente”)
de la Parroquia “San Ireneo de Lyon” conforme al censo parroquial 2009.

Lugar: Sector “La Corobita I” – Ciudad Bolívar – Venezuela.


Habitantes: 6.000
Población Joven: 4.000
Hombres: 2.500
Mujeres: 1.500
Católicos: 2.000 (Practicantes 70)
Cristianos: 3.500
No-católicos: 1.500
No-cristianos: 500

Perfil del joven promedio.


El joven “no-practicante” que vive en “La Corobita I” está altamente influenciado por el
Raeggetón, en todas sus presentaciones, y en todos los sentidos, (dialecto, forma de
vestir, de relacionarse, etc). Se reúnen en grupos no mayores de 15 miembros, a los que
llaman hermandad, con los cuales escucha música, mientras consumen licor y
estupefacientes.

De estos el 25% no comete crímenes delictivos, pues la economía de sus padres es de


alguna manera estable. El otro 75% necesita cometerlos para poder adquirir drogas.

Entre los practicantes están los jóvenes que provienen de una familia devota tradicional,
cuyos abuelos y padres han sido siempre laicos comprometidos y participan en grupos
de apostolado (Legión de María, Renovación Carismática Católica, Movimiento de
Cursillos de Cristiandad).
Pág. 3

Desde hace algún tiempo viene surgiendo una especie de cultura underground que aún
no se define de forma completa, sino que se ve entremezclada con el estilo de las
hermandades, sin embargo, algunos jóvenes, muy contados, se van contagiando. Sus
características son:
- Visten ropa oscura.
- Usan peinados llamativos.
- Estilo de música preferido: Raeggetón, metálica, estilo Evanescense.
- Tienden a ser aislados y solitarios

Situación académico-laboral.
El Sector “La Corobita” tiene dos institutos educativos con un total de 2.500 estudiantes
distribuidos así:
- Unidad Educativa Estatal “Andrés Bello”: donde se cursan la Primaria (1º-6º
grado). Con una población de 1.000 estudiantes, distribuidos en dos turnos (7:00
am – 11:30 m y 12:30 pm – 5:00 pm)
- Unidad Educativa “Mariano Picón Salas”: donde se cursa el Básico y el
Diversificado Técnico (Mecánica, Dibujo, Electrónica y Electricidad). Con una
población de 1.500 estudiantes, distribuidos en dos turnos (7:00 am – 11:30 m y
12:30 pm – 5:00 pm)

Existen 2.500 jóvenes que trabajan que los podemos distribuir así:
Profesionales: Constituyen el 10% de la población joven, es decir, unos 250
jóvenes, mayores de 23 años.
Informales: Constituyen el 40% de la población joven, para un total de 1000
muchachos y muchachas que se ganan la vida con puestos de ventas en las
aceras, empacando en los supermercados, limpiando casas, etc.
Contratados: Sólo el 25% de los que trabajan son contratados, 300 jóvenes.
Estudiantes: De los 2.500 estudiantes, 1.500 son trabajadores informales, que
deben hacer medio turno de trabajo.

Problemática fundamental.
Los dos problemas más urgentes que tiene este sector son la delincuencia y el consumo
de drogas, que van mermando la conciencia del joven hasta convertirse en valores.
Ciertamente es notable que estas dos dificultades se ven cultivadas en las hermandades,
Pág. 4

pero no es allí donde radica el núcleo de la situación, sino más concretamente en la


disfuncionalidad de la familia, y en el hecho de que la mayoría son madres solteras que
tienen que trabajar para mantener a sus hijos, teniendo que dejarlos sin cuidado durante
el día, lo que los hace presa fácil del los líderes de los grupos delictivos.

OBJETIVOS

1. Proporcionar al joven una alternativa a las hermandades que sea llamativa,


coherente y participativa.
2. Propiciar momentos de encuentro en los que se pueda ir creciendo de forma
humano-cristiana.
3. Desarrollar con los jóvenes el método experiencial-litúrgico como camino de
madurez y de fe.

Un hecho fuertemente arraigado entre los jóvenes esta comunidad es el de las


hermandades, desde la visión pastoral queremos aportar al joven una alternativa dichas
grupos, a la que se pueda sentir atraído, que le parezca que se puede “estar allí”, luego
esta debe ser participativa, en la que el joven pueda escuchado, en la que pueda ser
protagonista de su vida y de la sociedad de una manera coherente con los valores
humanos y sociales. De allí, entonces, se podrá aportar la clave cristiana como elemento
fundamental y trasversal para la madurez, sólo así se podrá llevar al joven a la
conciencia de que no sólo es parte de un grupo si no de una “comunidad de vida” en la
que no solo se está, sino que se “es” de una manera concreta, con un ritmo de
crecimiento, que sigue el ritmo de la Iglesia, la gran comunidad de Cristo en la que se
puede tener experiencia de Salvación.

PROYECTO

Nivel preciso
Hay dos niveles que precisan atención urgente, y que deben ser prioritarios en la
elaboración y aplicación de este proyecto. Estos son:
Pág. 5

- Preadolescente, que comprende las edades de 12 -13 años, para quienes se debe
abrir el proceso de fe con miras a la confirmación, concentrándonos en la
sensibilización de los jóvenes en torno a la realidad de la fe.
- Adolescentes, 14-15 años, abriendo el proceso de maduración. Es el momento
de las iniciativas vocacionales, por ello se abrirá el paso hacia el conocimiento
de las áreas de desenvolvimiento humano.

A su vez, se debe comenzar a captar las siguientes etapas:


- Jóvenes, 15-17 años, ofreciéndoles la clave del testimonio que han dado otros.
- Jóvenes Adultos, 18 años en adelante, adentrándolos en la dinámica de la
militancia, bajo la clave del compromiso bautismal.

Etapas
El proyecto se llevará a cabo en tres etapas sucesivas de manera progresiva:
1. Convocatoria. Es la etapa del llamado, en el que se abre la invitación para
formar parte de la comunidad. Tiene una duración de tres meses (septiembre –
noviembre [finales del Tiempo Ordinario]) durante los cuales se anuncia la
disponibilidad y se reciben los integrantes informándoles de que va y en qué
consiste la comunidad juvenil.
2. Iniciación. Inicia con el cierre de la etapa anterior y tiene como finalidad
provocar la apertura del joven para conocer la novedad de la comunidad, será de
suma importancia que el joven pueda participar en las actividades y se sienta
parte importante en la marcha del equipo. Tiene una duración de 4 meses
(Diciembre – Marzo aprox.) iniciando con el Adviento y culminando con la
Pascua.
3. Profundización. Es la etapa de la introducción al Misterio de la fe y de la
profundización en la misma, para lograr un verdadero compromiso bautismal
nacido desde la misma experiencia de la Pascua de Cristo. Tiene una duración
de 5 meses (Abril [aprox.] – Agosto) desde el inicio de la Pascua hasta mediados
del Tiempo Ordinario.

Estas etapas serán trasversales a los distintos niveles, adecuándolos a cada uno de
manera procesual, de tal modo que los jóvenes, conforme a la edad, vivirán un máximo
Pág. 6

de dos ciclos litúrgicos en las tres primeras etapas, y darán la vuelta completa a los 3
ciclos (A, B y C) en la última etapa.

Proyecto formativo.
Dimensión Objetivos Convocatoria Iniciación Profundización

Proveer al Joven
las herramientas
Espiritual para que se Jesús es Chevere Jesús es mi amigo Jesús es el Señor
encuentre con el
Cristo Pascual

Proporcionar a los
muchachos los
El trabajo
Laboral - recursos para que El estudio prepara El hombre es co-
construye un
Intelectual mejoren en el la vida creador
mundo mejor
colegio y en el
trabajo
Infundir en los
jóvenes la realidad Llamados para Enviados a hacer
Apostólica No estamos solos
del en envío estar juntos comunidad
cristiano
Facilitar al
muchacho las
herramientas de Vivir es una Llamados para la
Vocacional ¿Llamados?
discernimiento del aventura vida
proyecto de Dios
para su vida
Aportar a los
muchachos claves
¿Cómo soy?
Humano – para ir creciendo Soy “quién”, no
¿Soy? Mis “in” y mis
Personal como persona “qué”
“out”
desde el encuentro
consigo mismos.
Aportar a los
muchachos claves
“soy-con-los-
Humano - para ir creciendo
¿Somos? Viviendo juntos demás-en-el-
Comunitaria como persona
mundo”
desde el encuentro
con los demás.

ASESORES DE PROYECTO
Para la ejecución de este Proyecto de Pastoral Juvenil contaremos de la ayuda de:
- Un Psicólogo.
- Un Sociólogo.
Pág. 7

- Una Religiosa Profesa.


- Un deportista.
EQUIPO EJECUTOR
Lo llevarán a cabo un grupo de matrimonios comprometidos y formados en el
acompañamiento de jóvenes.
A estos matrimonios le asistirán, con contacto directo y permanente con las
comunidades, otros jóvenes comprometidos, quienes coordinarán las actividades
externas y moderarán la participación de los jóvenes en las actividades externas.
Todos ellos deberán conocer y manejar el método experiencial – litúrgico.