Vous êtes sur la page 1sur 2

La palabra magnetismo procede del nombre de una región griega llamada Magnesia, en

la que abundaba un mineral, la magnetita, que es un potente imán. Un imán es un cue


rpo que tiene la propiedad de atraer objetos metálicos.
IMANES NATURALES Y ARTIFICIALES:
La magnetita, o piedra imán, es un imán natural.
Los imanes pueden ser naturales o artificiales. Teniendo un imán natural es muy se
ncillo conseguir uno artificial: frotando, por ejemplo, un clavo contra un imán, s
iempre en el mismo sentido y sobre el mismo extremo del imán, al cabo de cierto ti
empo de frotarlo, el clavo se ha convertido en otro imán (aunque solo durante unos
segundos). Este proceso se llama imantación.
Si enrollamos un alambre alrededor de un clavo de hierro, y conectamos los extre
mos del alambre a una pila, tenemos un electroimán. El clavo se comportará como un i
mán mientras permanezca el alambre conectado a la pila, o hasta que esta se descar
gue.
En el interior de muchos aparatos eléctricos hay electroimanes, como en un teléfono,
o en un timbre eléctrico.
POLOS DE UN IMÁN:
Si espolvoreamos limaduras de hierro sobre una hoja de papel, en cuyo centro hem
os depositado un imán, observamos cómo se concentran en los extremos del imán, que es
donde la fuerza de atracción es mayor: se les llama polos magnéticos.
Cualquier imán tiene un polo norte y un polo sur, y si lo partimos en dos trozos,
cada trozo conserva los dos polos magnéticos.
Cuando acercamos el extremo de un imán al extremo de otro, pueden darse dos situac
iones: que se atraigan o que se rechacen. Si lo que acercamos son dos polos de d
istinto signo (norte-sur o sur-norte), los imanes se atraen, y si no los contene
mos, se juntan.
Si se trata de polos del mismo signo (norte-norte o sur-sur) los imanes se repel
en y se separan.
LA TIERRA ES UN IMÁN:
Se llama campo magnético a la zona en la que un imán es capaz de atraer los objetos
metálicos. La Tierra se comporta como un gigantesco imán, cuyo polo norte magnético se
encuentra cerca del polo sur geográfico y al revés, el polo sur magnético está cerca de
l polo norte geográfico.
La brújula es un pequeño imán que, atraído por el campo magnético terrestre, gira sobre su
eje y se orienta en la dirección de los polos magnéticos de la Tierra, indicándonos l
a dirección norte-sur, ayudando, por ejemplo, a los navegantes a mantener su ruta.
RELACIÓN ENTRE LOS FENÓMENOS ELÉCTRICOS Y MAGNÉTICOS:
En 1819, el físico danés Hans C. Oersted llevó a cabo un importante descubrimiento al
observar que una aguja magnética podía ser desviada por una corriente eléctrica. Más tar
de, en 1831, el científico británico Michael Faraday descubrió que el movimiento de un
imán en las proximidades de un cable induce en éste una corriente eléctrica; este efe
cto era inverso al hallado por Oersted.
Así, Oersted demostró que una corriente eléctrica crea un campo magnético, mientras que
Faraday demostró que se puede emplear un campo magnético para crear una corriente eléc
trica. En definitiva, quedó demostrado que los fenómenos eléctricos y magnéticos están rel
acionados entre sí, no son independientes.