Vous êtes sur la page 1sur 1

16 :ev 6 al 12 de febrero de 2011

por las diócesis Año de Jesucristo

HEIDY Marrero Pérez sí mismo, creyendo que alejándose de la casa


paterna iba a encontrar felicidad. En realidad
h.marrero@elvisitante.net se topó con la infelicidad y la soledad y el
Con motivo del inicio del segundo semes- abandono. Buscando realizarse y enriquecerse,
tre académico, la comunidad de la Pontificia se empobreció.
Universidad Católica de Puerto Rico (PUCPR) Para ilustrar la validez del binomio de la
recibió a Monseñor Félix Lázaro para la cele- ciencia y fe, razón y fe, Benedicto XVI recuer-
bración de la Eucaristía. da “las famosas dos fórmulas con las que San
El Obispo de Ponce resaltó en su intro- Agustín expresó esta síntesis coherente entre
ducción al mensaje que la misa fue celebrada razón y fe: “cree para comprender”, creer abre
“en un ambiente estudiantil, frente al Centro el camino para cruzar la puerta de la verdad;
de Estudiantes, en este hermoso templo de co- pero también de manera inseparable, “ com-
lumnas formadas por árboles frondosos cuyas prende para creer”, escruta la verdad para po-
hojas nos cobijan”. der encontrar a Dios y creer.

Además, resaltó la celebración de la fiesta Esta fórmula de San Agustín me recuerda


de Santo Tomás de Aquino, patrón de las uni- aquello que decía Santa Teresa: actúa como si
versidades católicas. “Y a este propósito se me todo dependiera de ti; pero al mismo tiem-
ocurre, con la venia de todos ustedes, consti- po actúa como si todo dependiera de Dios (
tucionalizar el 28 de enero, como el día para la A Dios orando, pero con el mazo dando, que
celebración de la Eucaristía al inicio del segun- reza el dicho popular).
do semestre”, expresó. ‘La armonía entre fe y razón significa sobre
Asimismo, subrayó que también en esa fe- todo que Dios no está lejos’, recalca el Papa,
cha fue instalado el duodécimo Presidente de (…)
la PUCPR, el doctor Jorge Iván Vélez Arocho. “La presencia de Dios en el hombre es
Su homilía recordó la doble misión que profunda y al mismo tiempo misteriosa; pero
tiene la universidad: puede reconocerse y descubrirse en la propia
intimidad”, pues como dijo San Agustín: “Nos
“Quisiera recordar que la finalidad de la
hiciste, Señor para ti y nuestro corazón no está
PUCPR no es la de formar sólo buenos ciuda-
quieto, hasta que descanse en ti”.
danos y buenos profesionales, meta ya de por
sí honrosa. La Universidad Católica se propone Concluye el Papa: ‘quien está lejos de Dios
formar hombres y mujeres íntegros, excelentes también está lejos de sí mismo, alienado de sí
ciudadanos y profesionales cristianos, católicos mismo y sólo puede encontrarse a sí mismo si
conscientes y consecuentes con la dignidad se encuentra con Dios. De este modo logra lle-
humana, y de su vocación de hijos de Dios, gar a su verdadero yo, su verdadera identidad’.
llamados a ser lámparas portadoras de la luz Querida facultad, queridísimos estudian-
divina, caminantes del camino nuevo y vivo tes, os invito a trabajar durante el semestre
abierto por Cristo con su sangre. con alegría, con entusiasmo, con dedicación y
Hoy se nos quiere hacer creer que la cien- vocación en nuestras clases y laboratorios, en
cia está reñida con la fe, o que es incompatible vuestras tertulias y espacios de esparcimiento;
el binomio ciencia- fe, razón y fe. Que el hom- y os invito con vehemencia y premura.
bre es más hombre cuando se aleja o se inde- La invitación está abierta a todos los hom-
pendiza de Dios. Nada más lejano u opuesto bres y mujeres de buena voluntad, que desa-
a la verdad. Estas dos dimensiones: fe y razón, rrolléis la asignatura más importante de nues-
fe y ciencia, no deben separarse ni contrapo- tra carrera: la que ilumina, da sentido u abre
nerse, sino que deben caminar siempre unidas. camino nuevo y vivo en vuestras vidas: Jesu-
‘Cuando el hombre se aleja de Dios se ale- cristo, a quien os propongo como asignación
ja de sí mismo’, nos advierte el Papa Benedicto permanente, conocer profundamente, amar
XVI. El hijo pródigo del que nos habla Lucas intensamente, vivir apasionadamente e irradiar
“Fe y razón, fe y ciencia, no deben separarse ni contraponerse, sino que deben caminar siem- en una de sus parábolas, lo experimentó en plenamente.
pre unidas”, dijo Monseñor Lázaro.