Vous êtes sur la page 1sur 2

TEMA 12.

- EL RENACIMIENTO: LA NOVELA Y EL TEATRO

LA NOVELA.
La prosa se desarrolla en cuatro direcciones: prosa didáctica, histórica, religiosa y narrativa.
Encontramos dos tendencias narrativas:
1) De carácter idealista (aventuras, fantásticas) que incluye diferentes tipos de novela:
- Libros de caballerías (Amadís de Gaula, de Garci Rodríguez de Montalvo)
- Novela corta italiana de intriga, temas cómicos o burlescos.
- Novela pastoril de tema amoroso en naturaleza idealizada.
- Novela bizantina de intriga sentimental, con viajes, recias y final feliz.
- Novela morisca de historia sentimentales entre moros y cristianos al final de la Reconquista.
2) De carácter realista en la que destaca la picaresca: visión realista de la sociedad (El
Lazarillo); y El Quijote.
La novela picaresca se inicia en 1554 con La vida de Lazarillo de Tormes y de sus fortunas y
adversidades. La obra consta de un prólogo y siete tratados (ciego, clérigo, escudero...) de
extensión variable que forman una carta dirigida a un personaje desconocido (vuessa merced)
en la que el protagonista trata de justificar su “caso”, una situación de deshonor, relatando en 1ª
persona su historia. El tema es la historia de un aprendizaje, aunque aparecen otros como el
hambre, la hipocresía, la falsa honra, la pobreza o la mendicidad. Los rasgos esenciales de
pícaro son: actitud antiheroica, origen bajo, criado de muchos, capacidad de adaptación, código
del honor deformado. Los personajes no son descritos formalmente, sino que cobran vida
actuando. Todos son arquetipos, sólo Lázaro evoluciona a lo largo de la obra.
En cuanto al estilo, el lenguaje es sencillo, claro y esencializador.
La obra tuvo mucho éxito ya que reflejaba problemas reales e incluso históricos.
(leer páginas 286 y 287 libro de texto)
Cervantes. Es sobre todo un maestro de la prosa y eso le lleva a experimentar con la mayor
parte de modelos narrativos anteriores (novela pastoril, bizantina y corta). Su primera
novela, La Galatea, es una novela pastoril (tema de los amores entre pastores en el marco
ideal del locus amoenus). Su obra póstuma, Los trabajos de Persiles y Segismunda es
una novela bizantina que gira en torno del amor. Publicó también una colección de doce
novelas cortas agrupadas bajo el título Novelas ejemplares en las que pretende “enseñar
deleitando” (algunas de ellas son idealistas).
La obra maestra de Cervantes es El Quijote. Consta de dos partes: la primera apareció en 1605
y la segunda diez años más tarde. El eje argumental es la historia de un pobre hidalgo que
pierde la cabeza por leer muchos libros de caballerías. Su locura le mueve a salir al campo con
armas de caballero a “desfacer entuertos”, siempre guiado por el amor de su dama (se narran
tres salidas, dos en la primera parte y una en la segunda). La acción es lineal y cronológica,
interrumpida por relatos intercalados.
Podemos encontrar varios temas: el caballeresco (objeto de parodia), el amor (enfocado como
“amor cortés”), el literario (ofrece una crítica de autores, obras y tendencias de la época), la
lucha existencia entre los ideales del hombre y la realidad, el prestigio de las armas o de las
letras (debate típico en el Renacimiento), y el humor.
En cuanto a los personajes, son una imagen de lo que era España a principios del siglo XVII.
Aparecen tipos sociales y étnicos: pastores, campesinos, venteros, mozas, estudiantes,
hidalgos... Los dos personajes centrales, Don Quijote y Sancho Panza, tienen un diseño
complejo. El primero es un modesto hidalgo que, loco debido a la lectura de libros de
caballerías, decide convertirse en caballero andante y el rasgo esencial de su carácter es la
pertinaz defensa de sus ideas; el segundo, Sancho, es el escudero que acompaña al caballero.
El propósito de Cervantes es, sin duda, la parodia de los libros de caballerías, pero es también
un retrato de la sociedad de la época y también es una obra de crítica literaria.
El lenguaje de la obra combina el estilo elevado con el habla cotidiana, o los razonamientos
eruditos con el uso de refranes.
La obra se puede considerara la primera novela moderna por el empleo de técnicas novedosas
como el perspectivismo (distintos puntos de vista de varios personajes), la metanovela (se
plantean en el relato las dificultades en su elaboración) o el contrapunto (acciones simultáneas
sin relación). Hay que destacar también parte del artificio del manuscrito encontrado, truco que
le permite el empleo de sucesivos narradores.

EL TEATRO

EL oficio del teatro comenzó a ser una profesión estable en el siglo XVI. Había dos clases de
compañías teatrales: las reales (con autorización oficial y actuaban en ciudades) y los cómicos
de la lengua (actuaban en pueblos).
En el teatro popular encontramos tres géneros dramáticos: los pasos (breve, se centra en la
burla, diálogo coloquial, destaca Lope de Rueda), los entremeses (breve y carácter cómico,
destacan los entremeses de Cervantes) y el teatro de tema nacional.
Cervantes, además de los entremeses, escribió obras según las normas clásicas (Numancia) y
comedias (Los baños de Argel).