Vous êtes sur la page 1sur 16

LAS INDELEBLES HUELLAS DEL SÁBADO EN EL

APOCALIPSIS
Rolando G. Bernhardt

CONSIDERACIONES

Cuando nos referimos al sábado, no solo lo hacemos como séptimo y último día de la semana,
sino especialmente como día de reposo, entregado al hombre, independientemente de las opi-
niones que él mismo tenga respecto de ese día. Creemos que es un legado sagrado a la huma-
nidad, Mar. 2:27 y 28.

Estas pocas líneas intentarán mostrar que el sábado como día de reposo es solicitado por
Dios a cada habitante de este mundo ... ¡Cómo un reclamo!

Cuando hablamos de Apocalipsis, aludimos al último libro de la Biblia, que comienza así:

”La Revelación de Jesucristo que Dios le dio para


manifestar a sus
siervos lo que ha de suceder pronto y lo declaró
enviando a su ángel
a su siervo Juan” (Apoc. 1:1).

En el Apocalipsis está expresada la firme voluntad de Dios respecto de si, de su iglesia y su


destino final: el encuentro definitivo entre Dios y su pueblo.

Digamos también que el Apocalipsis, como libro profético por excelencia, usa términos, concep-
tos e ideas obtenidas del Antiguo Testamento (AT) como tribu, sacerdote, santuario, etc. El
Apocalipsis se alimenta de ideas y conceptos preexistentes en conocimiento del pueblo de
Dios. Esto nos habilita e impele a usar el AT como referencia necesaria en la comprensión del
2

tema entre manos. Sabemos que estas pocas páginas están lejos de agotar el tema, porque
hay mucho más.

EL ORIGEN DEL SÁBADO

De los albores del tiempo, es decir, al comienzo de lo que somos y tenemos, se registra que:

“Y acabó Dios, en el séptimo día la obra que hizo y


reposó en el séptimo
día de cuanto había hecho ..... Entonces bendijo
Dios el séptimo día
y lo santificó, porque en él reposó de cuanto había
hecho en la creación”
(Gén. 2:2,3).

Si bien no identifica a priori cuál es el séptimo día con nombre, así como se conocen hoy los
días de la semana, sí lo hace Dios mismo y lo escribe con su dedo, no sobre arena sino sobre
piedra. Dios lo escribe junto con los otros nueve mandamientos ... ¡Allí están los Diez Manda-
mientos, también conocidos como la Ley Moral de Dios! El registro bíblico no se priva nada de
mencionarlos y exponerlos a lo largo de todas sus páginas. La ley sobre La Roca debía revelar
su carácter.

Pero el cuarto mandamiento, el del sábado, clarificado en Éx. 20:11 y Deut. 5:14 nos informa

... “pero el séptimo día es sábado, dedicado al


Señor tu Dios”.

Nos vemos en la necesidad de creer en lo que Dios dice ya que fue Él quien trajo a existencia la
semana y no el hombre. Por lo tanto es el Creador y Autor del sábado como día de Reposo.
3

Entendemos que el Profeta Abrahán (Gén. 20:7), patriarca y padre de la fe, quinientos años an-
tes de la promulgación escrita, ya guardó los mandamientos de Dios. Leemos:

... “porque Abrahán oyó mi voz y guardó mi


precepto, mis mandamientos,
mis normas y mis leyes” ... (Gén. 26:5).

Creemos que por transmisión oral se conoció la voluntad de Dios. Fue de padres a hijos, de
abuelos a nietos (Deut. 4:9), y luego por escrito.

Sin embargo la perpetuidad o eternidad del sábado, se expresa con insistencia así:

... “Guardarán pues el sábado los israelitas,


celebrándolo (1º) de genera-
ción en generación (2º) por pacto perpetuo (3º) es
señal para siempre” ...
(Éx. 31:16 y 17).

Esta triple reiteración de su perpetuidad es altamente significativa ... Recordemos que Israel ha
evidenciado memoria temporaria; de ahí el

... “Acuérdate del día de sábado” ... (Éx. 20:8).

El profeta Ezequiel se suma en revelar la voluntad de Dios:

... les di también mis sábados, para que fuesen una


señal, para que
supiesen que YO SOY el Señor que los
santifica” ... (Eze. 20:12).
4

El sábado es el vehículo para saber respecto de la santidad del pueblo de Dios ... Además:

... para que sepáis que yo el Señor soy vuestro


Dios” ... (Eze. 20: 20).

Sin duda que debemos saber quién y por qué es nuestro Dios ... El sábado nos lo informa.

El profeta Isaías entrega en nombre de Dios Bienaventuranza para aquel que en el tiempo del
fin

... “guarda el sábado sin profanarlo” ... (Isa. 56:2).

Pero el profeta además se introduce en los gloriosos tiempos por venir. En los tiempos eternos,
en los cuales permanecerán ... ¿Qué es lo que permanecerá?

... “los cielos nuevos y la nueva tierra” ... (Isa. 66:22 y 23).

Además el “sábado para adorar” (Isa. 66:23).

Hacemos notorio aquí que el SÁBADO y la ADORACIÓN están íntima y estrechamente relacio-
nados. Y lo será por toda la eternidad.

Veamos el recuadro:

“Así como los cielos nuevos y la tierra nueva permanecerán ante mí


dice el Señor, así permanecerán vuestros descendientes y vuestro
nombre y de mes en mes y de SÁBADO EN SÁBADO vendrán

todos a ADORAR ante mi dice el Señor (Isa. 66:22 y 23).

Se destaca en este texto: 1. Cielos nuevos y tierra nueva.


5

2. Relación sábado – Adoración.


3. Permanencia – Eternidad.
4. Reiterada voluntad de Dios : “Dice el Señor”.

I. PRIMERA CONCLUSIÓN

a. El sábado viene desde el Edén.


b. El sábado es el 7º día.
c. Permanecerá eternamente.
d. El sábado está relacionado con la adoración.

Por supuesto que en estas consideraciones no debiera estar ausente la opinión de Jesu-
cristo; si bien es cierto que Él mismo inspiró a los profetas del AT a expresar lo ya referi-
do (1 Ped. 1:10 y 11).

Pero veamos su opinión en el año 31 de nuestra era:

... “Rogad que vuestra huída no sea en invierno


o en sábado” ... (Mat. 24:20).

Nuestro Señor Jesucristo dio valor o vigencia a posteriori de su muerte al sábado, porque
quien huye difícilmente puede tener el debido espíritu de adoración. De allí el consejo en
imperativo de nuestro Señor.

Jesús hablaba de la destrucción de Jerusalén acaecida en el año 70 de nuestra era; en


el contexto de las señales del fin y su 2ª venida.

La iglesia en tiempos de los apóstoles se reunía en sábado para estudiar las Escrituras.

... “entraron en la sinagoga un día sábado y se


sentaron”... (Hech. 13:14).

... “les rogaron que el sábado siguiente les


hablasen de estas co-
6

sas”... (Hech.13:42).

... “el sábado siguiente se juntó toda la ciudad


para escuchar
la Palabra de Dios”... (Hech. 13:44).

... “Pablo por tres sábados consecutivos razonó


con ellos
sobre las Escrituras”... (Hech. 17:2).

... “y cada sábado Pablo razonaba en la


sinagoga”... (Hech. 18:4).

Es necesario aquí, y antes de entrar en Apocalipsis, ver juntos este siguiente aspecto:

“Tanto el Antiguo Testamento (AT) como el Nuevo Testamento (NT) señalan


que:

Los mandamientos de Dios

Son la

Norma del Juicio

LOS 10
MANDAMIENTOS
7

NORMA O BASE DEL JUICIO

“Porque el que guarda to-


da la ley y ofende en un
solo punto es culpable de
“El fin de todo el discurso todos. Porque el que dijo
oído es este; venera a ‘No cometerás adulterio’
Dios y guarda sus MAN- también ha dicho ‘No ma-
DAMIENTOS porque “Así que todos los tarás’.
esto es todo el deber del que pecaron sin
hombre...” ley, sin ley también Si no cometes adulterio
perecerán, y todos pero matas ya eres trans-
¿¿POR QUÉ?? los que pecaron gresor de la ley.
bajo la ley por la
“Porque Dios traerá toda ley serán JUZGA- Hablad y obrad como los
obra a JUICIO incluyen- DOS.” (Rom. 2:12). que habéis de ser JUZ-
do toda cosa oculta bue- GADOS por la ley de la
na o mala” (Ecle. 12:13 Libertad.” (Sant. 2:10-12)
y 14).
El salmo 119:44,45 señala
que los mandamientos
son la ley de la libertad.

Si con curiosidad nos hacemos la pregunta ¿por qué los mandamientos o la ley es la nor-
ma o base del juicio?

El apóstol San Juan nos responde

“Todo el que comete pecado quebranta la ley,


pues el pecado es la
transgresión de la ley” (1 Jn. 3:4).
8

II. SEGUNDA CONCLUSIÓN

a. La ley de Dios o Diez Mandamientos no solo son vigentes sino que constituyen la
base o norma del juicio divino.

b. Las expresiones:

“... el todo deber del hombre...”


“... todos los que pecaron bajo la ley...”
“... cualquiera que guardare la ley...”

permiten llegar a la conclusión de la universalidad del juicio –es decir, para todo
ser humano.

c. El sábado por ser parte de la ley de Dios (es el 4º mandamiento) estará en las
consideraciones de Dios a la hora del juicio.

d. El juicio se realiza por la presencia del pecado o transgresión de la ley.

COMENTARIOS RESPECTO DE MATEO 22:36-40.

¿Cuál es el mayor mandamiento de la ley?

Jesús respondió

“Amarás al Señor tu Dios con todo tu corazón, con


toda tu alma
y toda tu mente”.

“Este es el primero y el mayor mandamiento


“y el segundo es semejante a éste:
amarás a tu prójimo como a ti mismo.

“De estos dos mandamientos penden toda la ley los


profetas”.

El apóstol Pablo auxilia a nuestra comprensión cuando afirma:

“Así el amor es el cumplimiento de la ley” (Rom. 13:10).


y el contexto menciona la segunda ley, la cual contiene parte de los últimos seis mandamientos
de la Santa Ley.
9

El primer mandamiento (A) o el mayor es de Relación vertical, es decir de hombre a


Dios. El sábado está en el 1er mandamiento. Jesús dijo “El
amor a Dios” es primero “Así el amor es
el cumplimiento de la ley” (Rom. 13:10).
El segundo mandamiento (B) es de Relación horizontal, es decir hombre a hombre.
“Amarás a tu prójimo como a ti
mismo” (Mat. 22:39).
(La disposición de los mandamientos y las tablas de la ley son presentadas así por razones didácticas).

III. TERCERA CONCLUSIÓN

a. La transgresión de la ley de Dios es ausencia de amor a Dios o desconocimiento


de Dios.
10

b. El juicio en base a la ley de los mandamientos así como refiere el AT y NT conlle-


va un veredicto divino que el amor o la falta de amor determinará.

c. Para los que no tienen ley, su conciencia es ley (Rom.2:14 y 15).

Ya Jesucristo expresó

“el que tiene mis mandamientos y los guarda,


ése es el que me ama” (Jn. 14:21).
Con lo expuesto hasta aquí en relación a la Ley de Dios y al Sábado, nos atrevere-
mos a ingresar en APOCALIPSIS.

¡VEAMOS!

Apoc. 14:14 es una descripción de la Segunda Venida de Cristo.

“Entonces miré y vi una nube blanca, y sobre la


nube uno sentado
semejante al Hijo del Hombre con una corona de oro
en su cabeza
y en su mano una hoz aguda”
El registro que antecede al verso 14 es el mensaje de Dios antes de la segunda venida.

Observemos este mensaje y preguntemos: ¿PARA QUIÉN ES EL MENSAJE?

RESPUESTA: Es“... para los que habitan la tierra, a toda


nación, tribu, lengua y pueblo” (Apoc. 14:6). (El
subrayado es nuestro).

Es un mensaje de “alto voltaje” ya que es para todo habitante de la tierra. Nadie queda excluido
en esta convocatoria Divina. Se abre paso en nuestra mente la siguiente pregunta:
11

¿EN QUÉ CONSISTE EL MENSAJE?

Dios responde la pregunta por medio de su mensajero:

“Decía a gran voz, reverenciad a Dios y dadle gloria


porque ha llegado
la hora de su juicio y adorad al que hizo el cielo y la
tierra, el mar y
las fuentes de las aguas” (Apoc. 14:7). (El subrayado es nuestro).
El Juicio y la Adoración son los temas álgidos del mensaje.

¿A qué alude este mensaje? ¿Qué concepto nos recuerda?

Veamos el siguiente cuadro y sus aspectos de interés:

... Los mandamientos en relación


al juicio (Ecle. 12:13 y 14).

Porque ha llegado la hora de su ... Por la ley serán juzgados


juicio (Apoc. 14:7). (Rom. 2:12).

... Habéis de ser juzgados


por la Ley de la libertad (Sant.
2:10-12).
Clarificado en Sal. 119:44 y 45.

Y de mes en mes y de sábado en


Y adorad al que hizo (Apoc. 14:7) sábado vendrán todos a adorar
ante mi (Isa. 66:23).
12

IV. CUARTA CONCLUSIÓN

El mensajero advierte del juicio. La Ley de Dios está implicada – implícita. En imperativo
ordena adorar. El sábado es implícito – implicado.

Dios no solo lo ha hecho explícito, explicado, en Éxodo 20:8-11 sino que ahora al mensa-
je lo da como implícito, implicado.

“El Nuevo Testamento no promulga de nuevo la


ley del diezmo,
como tampoco la del sábado, porque la validez
de ambas se da por establecida y su
profundo significado espiritual se considera
explicado.” 1
Pero aún hay más. El paralelismo absolutamente claro y entendible a partir de los versos
siguientes, no permite dudas:

APOC. 14:7 HACE ALUSIÓN A ÉX. 20:8-11

“Reverenciad a Dios y dadle “Acuérdate del día sábado


gloria porque ha llegado la para santificarlo ........
hora de su juicio y ADORAD porque en seis días hizo el
al que hizo Señor

1- el cielo 1- el cielo
2- la tierra 2- la tierra
3- el mar 3- el mar
4- las fuentes de las aguas 4- todas las cosas
Las aguas contienen todas
las cosas
(ver 2 Ped. 3:5)

REITERAMOS LA CUARTA CONCLUSIÓN

a. La Santa Ley de Dios es la Norma del Juicio Divino y el Sábado aparece como re-
querido por Dios a cada ser humano que habita este planeta.

b. Es decir, Apocalipsis 14:7 vuelve la mente de todo habitante de la tierra a los man-
damientos y al sábado, en el contexto del Evangelio eterno.
13

En el contexto inmediato leemos:

“Aquí está la paciencia de los santos, los que


guardan los mandamientos

de Dios y la fe de Jesús” (Apoc. 14:12).

... Una tercera pregunta viene a nuestra mente ...

¿ Cuál mandamiento de la ley de Dios tiene las palabras

1- cielo
2- tierra
3- mar
4- las fuentes de las aguas o todas las cosas?

Respuesta: Sólo el 4º mandamiento, el relativo al sábado.

Veamos el siguiente paralelismo:

DIOS EL HOMBRE

1º día Obró 1º día Trabajar

2º día Obró 2º día Trabajar

3º día Obró 3º día Trabajar

4º día Obró 4º día Trabajar

5º día Obró 5º día Trabajar

6º día Obró 6º día Trabajar

7º día SÁBADO Reposó 7º día SÁBADO Reposar


Cesó su tarea y lo santificó Cesar de trabajar para santi-
(Gén. 2:3). ficarlo (Deut. 5:12).

Fuimos creados a su semejanza en el SER y en el HACER . El apóstol Juan nos lo


dice:

“En esto se perfecciona el amor en nosotros,


para que tengamos
14

plena confianza en el día del juicio. Porque


como él es, así somos
nosotros en este mundo” (1 Jn. 4:17).
Se percibe en Apoc. 14:7 al 11 un conflicto que gira alrededor del tema de la Adoración y
el contexto inmediato anuncia un compromiso al cual están sumados todos los habitan-
tes de la tierra sin excepción.

Conforme a lo visto hasta ahora, podría expresarse de la siguiente manera:

Mensaje para todo 2da Venida


habitante de la tierra

Adoren en sábado
al Creador. Juicio

Apocalipsis 14: 6 y 7 . . . . . . . 9 al 11 . . . . . . . . . 14

No adoren en forma diferente de la expresada


en el vers. 7 y en relación al sábado.

Habrá trágicas consecuencias.

CONCLUSIÓN FINAL
15

1. El sábado fue creado e instituido como parte final de la creación y como un recurso pre-
sente cada séptimo día para la edificante relación con Dios.

2. Una relación cuyos propósitos eran perpetuarla por toda la eternidad.

3. Dios amonesta sobre la necesidad de volver sobre los pasos de la voluntad de Dios
adorando al verdadero Dios en el verdadero día, y advierte de las trágicas consecuencias
de no hacerlo. (Apoc. 14:6-11). Ver Jer. 6:16 e Isa. 48:17-19.

4. El Dr. Hans K. LaRondelle advierte acertadamente de esta manera ...

“El triple mensaje de Apocalipsis 14:6-12


representa el llama-
miento final de Dios a un mundo que se ha
rebelado contra
su Creador,mensaje que constituye la carga
central de todo el
libro del Apocalipsis y transmite una señal de
alerta a la gene-
ración que vive en el tiempo del fin.” 2
5. Lo expuesto, se entiende de la simple lectura del Registro Sagrado.

6. Finalmente, Dios mismo testifica, cerrando el Apocalipsis

“Si alguno añadiere a estas cosas, Dios traerá


sobre él las plagas
que están escritas en este libro y si alguno
quitare de las palabras
del libro de esta profecía , Dios quitará su parte
del libro de la vida,
y de la santa ciudad y de las cosas que están
escritas en este libro.”
(Apoc. 22:18 y 19).

De manera amigo lector ... que siendo integrante de los referidos a “toda nación, tribu, lengua y
pueblo”, Apocalipsis 14:6 recuerda que es Dios mismo quien INVITA a que contemples la Ley
de Dios como norma de Juicio y al Sábado como día de Reposo y Adoración.

. . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . PARA MEDITAR . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . . .
16

“Por fin Jesús descansaba. El largo día de oprobio y tortura había terminado. Al llegar el sábado con los
últimos rayos del sol poniente, el Hijo de Dios yacía en quietud en la tumba de José. Terminada su obra,
con las manos cruzadas en paz, descansó durante las horas sagradas del sábado.

Al principio, el Padre y el Hijo habían descansado el sábado después de su obra de creación. Cuando
‘fueron acabados los cielos y la tierra, y todo su ornamento,’ el Creador y todos los seres celestiales se
regocijaron en la contemplación de la gloriosa escena. ‘Las estrellas todas del alba alababan, y se rego-
cijaban todos los hijos de Dios’. Ahora Jesús descansaba de la obra de la redención y aunque había pesar
entre aquellos que le amaban en la tierra, había gozo en el cielo ... Una creación restaurada, una raza
redimida, que por haber vencido el pecado, nunca más podría caer, era lo que Dios y los ángeles veían
como resultado de la obra concluida por Cristo. Con esta escena está para siempre vinculado el día en que
Cristo descansó. Porque su ‘obra es perfecta’ y “todo lo que Dios hace, eso será perfecto”... El sábado de
la creación, el día en que Cristo descansó en la tumba de José, será todavía un día de reposo y regocijo. El
cielo y la tierra se unirán en alabanza mientras que ‘de sábado en sábado,’ las naciones de los salvos
adorarán con gozo a Dios y al Cordero”. 3

Vuestro en Cristo,

_______________
Referencias
1
Elena G. de White, Consejos sobre Mayordomía Cristiana 70.
2
Hans K. LaRondelle, Las Profecías del Fin, p. 276.
3
Elena G. de White, El Deseado de todas las Gentes, p. 714.

Se utilizó la Biblia Reina Valera revisión 2000 de Asociación Casa Editora Sudamericana.