Vous êtes sur la page 1sur 3

Basándonos en un estudio realizado sobre 78 aplicaciones secuenciadas con App-V y

probadas sobre Windows 7, hemos llegado a los siguientes resultados:

• 52 de estas aplicaciones fueron secuenciadas correctamente, se probaron en una


máquina cliente y funcionaron satisfactoriamente sin mayores problemas.
• 26 aplicaciones secuenciadas fallaron, no pudiéndose ejecutar satisfactoriamente.

El porcentaje de éxito fue del 66,6%.

Como parte del análisis de la viabilidad de App-V se revisaron los siguientes tipos de
formato de aplicación:

• Microsoft Setups (EXE's)


• WinInstall Setups
• Paquetes de instalación de Installshield (EXE and ISS)
• Paquetes de instalación Wise (WSI, WSE and EXE)
• Paquetes MSIs (MSI, MST, MSP)

Como consecuencia de este estudio sobre secuenciación de aplicaciones hemos llegado


a una serie de conclusiones sobre los tipos de aplicaciones que pueden dar problemas a
la hora de virtualizarse y que habría que tener en cuenta a la hora de afrontar un proyecto
de virtualización en clientes. Estos problemas pueden englobarse en 9 +grupos que
pasamos a describir:

Aplicaciones sin shortcuts

Este tipo de aplicaciones no son necesarias a la hora de realizar la secuenciación


ya que no hay manera de probarlas, el shortcut es necesario para ejecutar la
aplicación. Este tipo de aplicaciones pueden ser incluidas en otras
secuenciaciones si son pre-requisito de la aplicación principal.

Reinicios del sistema requeridos por la aplicación y no soportados

Si una aplicación requiere reinicio de la máquina como parte del proceso de


secuenciación, algunos elementos del proceso de reinicio pueden no ser
capturados debido a la naturaleza del entorno de virtualización.
Bajo algunas condiciones de ejecución, la aplicación puede fallar.

Referencias a Paths (Hardcoded)

Las referencias hardcoded pueden causar errores en aplicaciones en las que esos
paths pueden cambiar. Una solución puede ser volver a secuenciar la aplicación.
Drivers no soportados

Debido a la naturaleza del proceso de virtualización de App-V los drivers no


pueden ser instalados en la burbuja de la aplicación. Estos drivers pueden causar
problemas durante la instalación y la ejecución de la aplicación.
Para solventar este problema se recomienda desde Microsoft instalar en la
máquina cliente el driver que la aplicación necesita.

Instalaciones de servicios no soportadas

Debido a la naturaleza de la tecnología de virtualización, el acceso al entorno de la


máquina local no siempre es viable o está permitido. Los servicios requieren un
acceso total a la máquina y si no se puede realizar la aplicación fallará.

COM+ y COM Dll

Aplicaciones que usan COM+ o COM Dll (dll´s que corren Dllhost.exe) no se
registran bien y pueden fallar al ejecutarse.

Actualizaciones de aplicaciones secuenciadas

Las aplicaciones que se actualizan por si mismas no deben secuenciarse, se debe


desactivar esta opción antes de realizar el proceso, una vez desactivada esta
opción y secuenciada la aplicación hay dos formas de gestionar las
actualizaciones de las aplicaciones:

• Actualizar el paquete ya secuenciado (recomendado para pequeños


updates tales como hotfixes)
• Volver a generar un nuevo paquete con la nueva versión (recomendado
para actualizaciones mayores)

Aplicaciones que su licencia está ligada al hardware

Por ejemplo, licencias ligadas a la MAC address.


Este tipo de aplicaciones no deben secuencializarse ya que pueden dar errores de
licencia al ejecutarse

Aplicaciones que contienen carpetas o directorios vacíos

Los directorios (o carpetas) vacíos que son capturadas durante el proceso de


secuenciación, pueden causar fallos en la ejecución de las aplicaciones.
Algunas de las aplicaciones que estén englobadas dentro de estos grupos anteriormente
mencionados pueden ejecutarse en App-V si los componentes que no pueden ser
virtualizados son instalados en la máquina cliente.

Esta solución puede solucionar el problema pero no es una garantía de que la aplicación
vaya a funcionar correctamente. Se recomienda probar la aplicación de forma intensiva
para asegurarnos de que la funcionalidad de la misma es la deseada.