Vous êtes sur la page 1sur 26

ESTRATIGRAFÍA Y ESTUDIO SEDIMENTOLÓGICO

PRELIMINAR DE DIVERSOS AFLORAMIENTOS


EN BARRANCO LEÓN Y FUENTE NUEVA
(ORCE, GRANADA)

PERE ANADÓN* Y RAMÓN JULIÁ* CON LA COLABORACIÓN DE O. OMs**

INTRODUCCIÓN

Los trabajos objeto de esta memoria, y efectuados con motivo del "Estudio sedimentológico de diversos
afloramientos en el Barranco León y Fuente Nueva (Orce, Granada)" comprenden los siguientes aspectos:

Trabajo de campo

En esta fase se ha contado con la colaboración del Dr. Oriol Oms.

Barranco León: Se ha efectuado un reconocimiento de los niveles objeto de excavación arqueológica


efectuados hasta Agosto de 2002. Inicialmente, en Julio de 2000, se levantó un perfil estratigráfico deta-
llado de la sección situada en las inmediaciones de la cata (Perfil BL-EX). Se recogieron y posiciona-
ron en la correspondiente columna 33 muestras de sedimento y además, en vistas a su posterior estudio
petrográfico. también se recogieron 23 cantos del nivel del yacimiento arqueológico (nivel BL-5 en
Turq et al.. 1996; Oms et al., 2000 a) y se tomaron fotografías digitales para documentar posteriormente
la posición de las muestras.

Se procedió a un reconocimiento detallado del perfil levantado con vistas a su correlación con otros per-
files estratigráficos en este barranco con motivo del presente trabajo (BL-S y BL-E; O. Oms) y de otros
trabajos estratigráficos, paleolimnológicos o paleomagnéticos previos. Se ha efectuado un seguimiento
de los niveles de la excavación arqueológica, a lo largo de unos 70 m, en dirección S-N a lo largo de la
vertiente oeste del Barranco León.

= je Ciencias de la Tierra "Jaume Almera" CSIC. Barcelona.


- :-.-sjdad Autónoma de Barcelona.

47
El Pleistoceno inferior de Barranco León y Fuente Nueva 3, Orce (Granada)

Fuente Nueva: Se ha efectuado el reconocimiento de niveles expuestos con motivo de las excavaciones
arqueológicas efectuadas hasta Agosto de 2002, aunque básicamente los muestreos se hicieron en Julio
de 2000. En dicha campaña se procedió al levantamiento de diversos perfiles estratigráficos y cortes
para determinar la disposición de las diversas facies y situar exactamente la posición de las 39 muestras
que se consideraron necesarias para el presente estudio. Se tomaron fotografías digitales de las diversas
secciones de la excavación.

Trabajo de laboratorio

Tras la fase de ordenación y estudio preliminar de las muestras se procedió a la separación de las mis-
mas en diversos tipos litológicos y a la segregación de diversas submuestras para diversos tipos de pro-
cesados. En consecuencia se han confeccionado 60 láminas delgadas de sedimentos y rocas de diversos
niveles, incluyendo 23 láminas delgadas de cantos del nivel BL-5 de Barranco León.

En las muestras de sedimentos disgregables (51 muestras), se ha efectuado el lavado, tamizado y sepa-
ración de fracciones (tamices de 0.125, 0.300 y 1 mm) para obtención de microfósiles de invertebrados
(principalmente ostrácodos y moluscos) y carofíceas.

Para el control mineralógico-petrológico, tanto de las muestras de sedimentos y rocas como de los
cantos muestreados, se ha efectuado 102 análisis de difracción de rayos X sobre polvo del material
a estudiar (46 muestras de BL y 56 de FN), con la obtención del correspondiente difractograma.

Trabajo de gabinete

Ha consistido en la elaboración de los datos de campo y de los resultados analíticos, en la transferencia,


ordenación y ensamblaje de las fotografías digitales, y en la confección de gráficos y columnas, y redac-
ción de la presente memoria.

ENCUADRE GEOLÓGICO DE LOS NIVELES DE LAS TRINCHERAS


DE BARRANCO LEÓN Y FUENTE NUEVA 3

Los niveles de las trincheras de las excavaciones de Barranco León y de Fuente Nueva 3 se localizan en el
seno de la unidad litoestratigráfica denominada "Miembro calizo superior" de la Formación Baza.

La Fm Baza, fue definida inicialmente por Vera (1970), y está constituida fundamentalmente por los depó-
sitos lacustres que ocupan la parte oriental de la Depresión de Guadix- Baza (fig. 1). En la zona de Galera-
Orce-Venta Micena, la Formación Baza comprende un conjunto de materiales predominantemente lutítico
rojos (Miembro detrítico rojo de Vera et al., 1985), a los que se superpone un conjunto de materiales car-
bonatados, con intercalaciones de lutitas y de arenas silíceas y/o bioclásticas, que localmente pueden llegar
a predominar (ej. Yeseras de Orce). Este conjunto, de origen fundamentalmente lacustre ha recibido el
nombre de Miembro limoso-calizo superior (Vera et al., 1985). Aunque diversos autores han propuesto
otras subdivisiones litoestratigráficas para los depósitos Plio-Pleistocenos que rellenan la depresión de

48
ESTRATIGRAFÍA Y ESTUDIO SEDIMENTOLÓGICO PRELIMINAR DE DIVERSOS AFLORAMIENTOS EN EL BARRANCO LEÓN Y FUENTE NUEVA...

MAR MEDITERRANEO
SISTEMAS ALUVIALES

Transversal
externo
Transversal
interno
Axial er)
UNIDADES
GEOLOGICAS
Cuenca de
Guadix-Baza
Zonas externas
Zonas internas

Figura 1. Localización de la zona de Orce Fuente Nueva-Venta Micena en el contexto de la Cuenca de Baza y de las unida-
des &ticas.

Baza, en el presente trabajo seguiremos la subdivisión de Vera et al (1985) por ser la que se adapta mejor
a las características de las sucesiones de la zona de Orce-Fuente Nueva-3 (Oms et al., 1998). En esta zona,
localmente (a 1.2 km al oeste de la población de Fuente Nueva), por debajo del Miembro detrítico rojo
aflora una serie de materiales fundamentalmente calizos que ha sido denominado Miembro calizo inferior
(Vera et al., 1985), y en el que se localiza el yacimiento de Fuente Nueva 1, de edad Plioceno superior
(Moyá-Soiá et al., 1987).

En el seno de los tramos carbonatados del Miembro calizo superior se localizan diversos yacimientos de
micromamíferos (fig. 2) que han permitido datar como Pleistoceno inferior los niveles objeto del presente
trabajo. Más concretamente los niveles fosilíferos de la trinchera de BL (BL-5 de Oms et al., 2000 a; loca-
lizados entre los niveles L 1 y L 2-3 de Agustí et al., 1987) pertenecen a la biozona de Allophaiomys plio-
caenicus mientras que los niveles de las excavaciones de FN 3 han proporcionado fauna de micromamífe-
ros de la biozona, mas reciente, de Allophaiomys burgondiae (Turq et al., 1996; Oms et al., 2000 a y b). A
este respecto cabe destacar que en varias muestras de las excavaciones de Fuente Nueva 3 hemos recogi-
do dientes de micromamíferos entre los que destaca por su interés una pieza de Mimomys savini (mues-
tra 8 ) que indicaría una edad congruente con dicha biozonación (cf. Oms et al., 2000 b).

Desde el punto de vista paleogeográfico y paleoambiental, ambas sucesiones pertenecen a la gran fase de
expansión lacustre del Pleistoceno inferior en la zona de Galera-Orce-Fuente Nueva (GOF), cuyo registro
es el Miembro limoso calizo superior. Dentro de esta gran fase se pueden reconocer fases menores de
expansión retracción, así como diversos cambios de salinidad registrados en estas sucesiones marginales
Anadón et al.. 1986, 1987, 1994). Por otra parte, los depósitos lacustres de agua dulce que se localizan en
las zonas marginales de la cuenca (por ejemplo Orce-Venta Micena), se produjeron más por aportes impor-
tantes de agua dulce en esas zonas que por expansiones, con su posible correspondiente dilución, del
sistema salino central de la cuenca (Anadón et al. , 1987; Gabás y Anadón, 1998).

49
El Pleistoceno inferior de Barranco León y Fuente Nueva 3, Orce (Granada)

- E
Orce Fuente Nueva

• Hiato - - - - --- —..- ---


- --------___ - - FN-3
.O
___—:----:-17-:""
, --
1 i i MIEMBRO—
---
' _,
1
I— '
--7 r 1 L 2- 3 1,4,1 BL-5i -7 1 SUPERIOR
i —
1 i 1 1--

.,„

MIEMBRO MEDIO

10m 1k , - \\.
MIEMBROn i 1 „-"\.\
INFERIOR _,,,,-,-<•,.•\\,..' ‘p j lis'to ....\

carbonatos
.:1 areniscas
pelitas y limos
pelitas oscuras
J pelitas y
1 ---i areniscas

Figura 2. Esquema litoestratigráfico de los materiales del Plioceno superior y Pleistoceno inferior de la zona de Orce-Fuente Nueva
(NE de la Cuenca de Baza).

Estratigrafía de los niveles de la excavación de Barranco León

En el Barranco León la sucesión observable desde el fondo del barranco hasta la llanura correspondien-
te al glacis (fig. 3 y fig. 4A), comprende un conjunto de materiales predominantemente lutítico-margo-
sos rojizos y blancuzcos (Miembro detrítico rojo), que ocupan las partes bajas del barranco en su parte
más septentrional, y un conjunto de materiales carbonatados con intercalaciones de arenas cuarzosas y
lutitas que constituyen los escarpes más pronunciados del barranco (Miembro limoso calizo superior).
En el seno de estos tramos se localiza el denominado nivel BL 5 (fig 4A y fig. 5) que ha proporcionado
restos de grandes vertebrados, como Hippopotamus antiquus, Equus cf. altidens, entre otros, e industria
lítica (Turq et al., 1996).

50
ESTRATIGRAFÍA Y ESTUDIO SEDIMENTOLÓGICO PRELIMINAR DE DIVERSOS AFLORAMIENTOS EN EL BARRANCO LEÓN Y FUENTE NUEVA...

Figura 3. Mapa topográfico y


esquema geológico de las cerca-
nías del yacimiento del Barran-
co León. Los puntos 1, 2 y 3
señalan la posición de: 1) el
Aluvial reciente Río o canal
Carretera principal corte de la zona de excavación,
I _....
Costra de caliche
Otras carreteras-caminos 2) el corte a 120 mal S del corte
Miembro superior Coordenda UTM 1, y 3) el corte a 80 m al Este del
L

Miembros inferior y medio 1


corte I, al otro lado del Barran-
Secciones estudiadas
co León. Estos cortes están
--771 Basamento mesozoico 1* Sección longitudinal
representados en la figura 8.

Barranco León

6:,,c> 2 Glacis ETA. `2tr...

mal 7- 1Meres celase E cr7.171r.,

paredes de la excovación
Fuente Nueva -3

NEM
20m
1
%Mece»
EX (......LOón
EL MIL
/
[" * 5 !I BL - 5

<---IL 2 1 3 :17'1 15 .,.:'?


15 m i IsN14 „„pr,
rir 15 m Miembro
iBLIV
limoso-calizo
superior
I BL-11

L
I I Tramos
de la zona
de excavación
10 ro_ 10 m
AL-1 Perfil
Miembro sintético
FN
-2
limoso-calizo
superior AL -3

Figura 4. Columnas estratigráicas


1111~—
sintéticas de las zonas donde se
1.,
localizan los yacimientos de 5 5 --r

Barranco León (A) y de Fuente


Nueva-3 (B1. En las columnas de Miembro
detrítico
Baranco León se ha señalado la rojo
posición de los yacimientos de
O rn
mamíferos fósiles de L-1 y L 2-3, o

que se localiza más al S de la A B


posición del perfil estratigráfico.

51
El Pleistoceno inferior de Barranco León y Fuente Nueva 3, Orce (Granada)

La sucesión estudiada

En la trinchera de la excavación y afloramientos próximos se pueden observar los siguientes tramos, de


abajo a arriba (figs. 5, 6 y 7):

A) Tramo de potencia variable, de alrededor de un metro en la zona al S de la excavación (fig. 5, foto


izquierda), formado por calcarenitas-calcisiltitas con abundantes gasterópodos. Este tramo se corres-
ponde con la base del tramo "d" del perfil LB descrito en Anadón et al. (1987). El tramo A yace sobre
otro de arenas y lutitas negruzcas y rojizas, de gran extensión lateral en la zona (niveles del
yacimiento L 2-3 ver Anadón et al., 1987).

B) 0.25-0.32 m, variable, formado por niveles arenosos de colores diverso, gris, verde, negruzco, con
intercalaciones de lutitas arenosas cuarzosas. Las arenas poseen fundamentalmente granos de cuarzo
y feldespato. Algunos niveles poseen laminación y manchitas ferruginosas

C) 0.2-0.23 m, calcisiltitas a calcarenitas beiges con abundantes restos de ostrácodos y bivalvos (Sphae-
riidae). Localmente existen trazos verticales de bioturbación y algún hueso de vertebrado disperso.

D) 0.05-0.65 m. Este tramo es el correspondiente al nivel BL-5, inicialmente excavado por Gibert y
colaboradores en 1995, y descrito en Turq et al. (1996) y Gibert et al. (1998). En la zona de la exca-
vación se pueden considerar dos subtramos, uno inferior, (D 1), caracterizado por gravas más o menos
arenosas, de potencia variable (fig. 7), y contacto basal irregular erosivo (fig. 6). Por encima en con-
tacto transicional yace un subtramo, (D,), de 0.22 m de arenas cuarzoso-bioclásticas grisáceas con
parches irregulares amarillentos en la base que culminan en un nivel de caliza cretosa blanca con
abundantes restos de ostrácodos, moluscos y girogonitos de carófitas. Este tramo será objeto de des-
cripción especial.

E) 0. 32 a 0.35 m. Tramo formado por un nivel basal de arenas de granos predominantes de cuarzo y fel-
despato, de grano fino a medio, de colores rojizo, ocre y verdoso, de 5 a 8 cm de potencia (E 1 ). A este
nivel se le superpone otro de 0.27 m de margocalizas grisáceas con abundantes restos de gasterópodos,
ostrácodos y girogonitos de carofíceas (E,).

F) 0. 22m. En contacto neto con el inferior, yace un tramo de lutitas arenosas negruzcas con gasterópo-
dos (F / , 0.12 m) que hacia techo pasa a arenas cuarzoso-bioclástica con estratificación fina (F 2, 0.1 m)
de color verde grisáceo. A techo presenta un nivel de nodulitos cretosos blancos, en contacto con el
tramo suprayacente.

G) Arena beige bien seleccionada, calcarenítica de bioclastos, aunque con elevado contenido en silici-
elásticos, de aspecto masivo, con conchas enteras de ostrácodos dispersos.

52
ID

39 rn Figura 5. Columna detallada de la sección del Barranco León junto a la trin-


chera de la excavación del yacimiento BL-5 y fotografía de la sección maes-
treada (foto derecha). La fotografía de la izquierda corresponde a una vista
de la sucesión que incluye el nivel del yacimiento BL-5 en las cercanías del
yacimiento L-1, unos 39 m al S de la trinchera de la excavación.

F2
Fi

(5 - 5 E;

D2
Trinchera
de la
BL5 L. excavación

—a C

B
MIEHEIIIIENEMIE
IEIMIEZIEUEMI
MEIREMMENIEllE
IME111121INEUEZOI
MIEIIIENESIONEM
ICUMENIZEUEUN
1111121101EUEUEIE
IEIMIEBEUEZZEI
EMIEZWIZI111211E
112111=112111131~1
NIIIMIEMZERME

Figura 6. Barranco-León. Trinchera de la excavación en Agosto de 2002. Ver explicación en el texto.


ESTRATIGRAFIA Y ESTUDIO SEDIMENTOLÓGICO PRELIMINAR DE DIVERSOS AFLORAMIENTOS EN EL BARRANCO LEÓN Y FUENTE NUEVA...

Om 1 2 3 4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14
E I 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 I 1

.. . . - ------ - -- -

, G: areniscas F1: pelitas - D: areniscas B: pelitas y areniscas


blancas oscuras conglomerados oscuras
1 [E: arenas rojizas C: calcarenitas A: calcarenitas pardas
F2: limos y areniscas I, y margas grises pardas y subyacente
1
1

14 15 16 17 18 19 20 21 22 23 24 25 26 27 28
1 1 1 1 1 1 1 I 1

r tes_ —

28 29 30 31 32 33 34 35 36 37 38 39 40 41 42
1 1 1 1 1 1 I I 1 1 1

trinchera de

Ammaimmaimmemii

42 43 44 45 46 47 48 49 50 51 52 53 54 55 56
1 1 1 1 1 1 1 1 1 1 1

1 a e cavacion

111■11111■Y

56 57 58 59 60 61 62 63 64 65 66 67 68 69 70
1 I 1 I I 1

nivel de
referencia
cero de
excavación

Fieura Geome-,±a del nivel con industria BL-5 (nivel D) y niveles estratigráficamente relacionados, a lo largo de una sección S-N
paralela al cauce Barranco León. Obsérvese la posición de la zona de la excavación.

55
124 m
BL - E
BL - EX Aprox 80 m
BL - S
zr• mis I
Maa-

CD
CD
o
o
CD
o,

k: 2 MIM.I•1■■ rn

1
F1 z

1 5 1 CD

E2 CD
D2 o
CD

o
D2
Di Di

wammi
.---
---u

Figura 8. Correlación de perfiles del Barranco León. Véase localización en la figura 3.


ESTRATIGRAFIA Y ESTUDIO SEDIMENTOLÓGICO PRELIMINAR DE DIVERSOS AFLORAMIENTOS EN EL BARRANCO LEÓN Y FUENTE NUEVA...

Variaciones laterales

La sucesión descrita, que corresponde a las inmediaciones de la trinchera de la excavación, muestra


grandes variaciones laterales, como puede apreciarse en las figuras 5 a 8. En una dirección N-S, se apre-
cia el acuñamiento de algunos niveles (por ejemplo C, F 1 ) y el carácter lenticular de las gravas del nivel
D (o nivel BL-5). Estas geometrías, además con frecuentes acuñamientos y aparentes clinoformas, son
también muy evidentes en la zona del yacimiento L 2-3 (ver fig. 5 en Anadón et al, 1987), unos 100 m
al S de la trinchera de la excavación. También en sentido E — W se observan variaciones notables (fig. 8).

El nivel con industria lítica (tramo D o BL-5)

En las inmediaciones de la zona de la excavación arqueológica el nivel (D 1 ) (BL-5) está caracterizado por
gravas finas, de guijarros angulosos a subredondeados, de composición fundamentalmente calcárea (calci-
ta, XRD), con textura de soporte de canto y matriz arenosa mal seleccionada en la base del nivel, pasando
a arenas con cantos dispersos en la vertical. En otros puntos del afloramiento de este nivel los cantos son
generalmente subangulosos a angulosos, muy irregulares, especialmente los de tamaño mayor. Localmen-
te (zona del yacimiento L -1) los cantos poseen pátinas ferruginosas. La matriz de las gravas está formada
por arena mal seleccionada, con abundantes gránulos, de caliza o margocaliza, y en menor proporción gra-
nos de cuarzo angulosos. En escasa proporción se encuentran también algún grano redondeado mate de
cuarzo. En el seno de esta matriz y en las arenas suprayacentes abundan los restos de gasterópodos (Mela-
noides, Valvata, opérculos de Bithynia, etc). Destaca la presencia de dientes de pez (EX 10).

Tanto al N como al S de la zona de la excavación el tramo D, y especialmente la base (D 1), pasa de facies de
gravas con soporte de canto y contacto inferior erosivo muy marcado a unos niveles de arenas
margosas con cantos dispersos y contactos más o menos gradacionales entre margas o margocalizas (figs. 7
y 8). También localmente (fig. 5, foto izquierda, zona del yacimiento paleontológico L-1) se observa que el
nivel de gravas está formado por un pavimento de cantos generalmente gruesos, del espesor de un canto.

Dado el interés de este nivel se muestrearon los cantos en dos localidades adicionales:

La muestra BL-5 C consta de 16 cantos recogidos unos 6 m al N de la trinchera de la excavación. La com-


posición es fundamentalmente de calizas (algunas son ligeramente dolomíticas y en algún caso con escasos
contenidos de cuarzo, feldespato o arcillas). Únicamente el canto C-14 es de caliza dolomítica arcillosa. La
mayor parte de los cantos corresponden a calizas palustres con notables texturas de edafización (ver la des-
cripción de muestras BL-5 L). Un sólo canto (C-7) es claramente de caliza grainstone oolítico-oncolítico,
correspondiente a facies mesozoicas, mientras que otros (C7, C10, C13) poseen facies de tipo wackestone
con granos de cuarzo y bioclastos dispersos y con escasas trazas de edafi-zación o modificaciones palustres.
En varios cantos existen fantasmas de microcristales lenticulares de yeso microsparitizados, y trazas de
dolomita. Otros cantos (C10. C14. C16) poseen abundantes microforaminíferos (menores de 100 um), aun-
que corresponden a facies de calizas palustres. con texturas originadas por edafización.

La muestra BL-5 L consta de 7 cantos y corresponde al tramo D en la zona del yacimiento L -1 (fig. 5, foto
izquierda ). situado a unos 39 m al S de la trinchera de la excavación. En esta zona, el nivel D está representa-
do únicamente por un pavimento de cantos. a veces sin contacto entre sí. de tamaño guijarro grueso o mayor
(hasta 15 cm de lulo ). La composición es fundamentalmente de calizas ( algunas son ligeramente dolomíti-
cas v en algún caso con escasos contenidos de cuarzo. feldespato o arcillas). Todos los cantos de esta mues-
tra son de calizas palustres. presentan notables muestras de edafización (facies grumoso-nodulosas, local-

57
El Pleistoceno inferior de Barranco León y Fuente Nueva 3, Orce (Granada)

mente pisolíticas, vetas de calcita, trazas de fisuración y microsparitización, y de pseudo-microkarst) y muy


raramente se observan restos de conchas de ostrácodos. En varios cantos existen fantasmas de microcristales
lenticulares de yeso microsparitizados, y trazas de dolomita. Un canto está constituido por caliza wackestone-
packstone de grumos de granos de micrita con abundantes microforaminíferos (de hasta 100 1,tm de diáme-
tro). Los cantos son muy angulosos, irregulares, aunque a menudo poseen bordes subredondeados. Los can-
tos de esta localidad poseen generalmente una pátina ferruginosa y sobre ellos se sitúan unas arenas verdosas
y ocráceas con frecuentes ferruginizaciones.Por lo tanto, aparte de los artefactos líticos de composición silí-
cea (chert o cuarcita), se pueden considerar dos tipos litológicos principales en la composición de los cantos:

Tipo A) cantos de calizas nodulosas, veteadas claras y oscuras, algo arcillosas, algunas ligeramente
dolomíticas correspondiendo a litofacies de calizas palustres, Constituyen la casi totalidad de los cantos
estudiados. En algunos cantos se ha observado la presencia de fantasmas de cristalitos de yeso lenticular
microsparitizados y otros cantos, aparte de estas texturas presentan microforaminíferos. Todas estas
características apuntan a un origen endogénico de la cuenca, probablemente por erosión de algún nivel o
niveles de caliza palustre sometido a emersión en la zona de más al borde de cuenca. La presencia de
microforaminíferos en estas litofacies lacustres someras no es de extrañar, dada la abundancia de fora-
miníferos en algunos niveles de esta zona marginal de la cuenca de Baza (Anadón et al., 1986, 1987) y
en otros medios lacustres (Anadón, 1989, 1992).

Tipo B) Calizas grainstone oolíticas muy compactas (calcita pura, XRD) asimilable a litofacies meso-
zoicas de fuera de la cuenca. Constituye un solo canto de los 23 estudiados en lámina delgada.

Ensayo de interpretación paleoambiental


Algunas sucesiones observables en el Barranco León, correlacionables con los de la trinchera de la
excavación y niveles supra e infrayacentes, fueron objeto de estudio paleoambiental en otros puntos de
este barranco (Anadón et al., 1987; Anadón y Juliá, 1990). Todos estos tramos se originaron durante
una fase mayor de expansión lacustre que afectó la zona de Orce-Venta Micena durante el Pleistoceno
inferior y que se caracterizó por fases menores de expansión retracción y fases de salinidad diferente
(cf. Anadón et al., 1987).

En la sucesión de la zona de la excavación estudiada con motivo del presente trabajo y en base al conte-
nido en microfósiles (fig. 9), se pueden deducir las siguientes fases en la evolución paleoambiental.

Fase inicial (fase 1; Tramo B; muestras 1 a 4). Arenas y lutitas arenosas con fragmentos de conchas
de moluscos y opérculos de Bithynia, localmente abundantes, y en alguna muestra (en otras ausentes) esca-
sísimas valvas de ostrácodos o bien estériles. Esto sugiere que la microfauna, cuando está presente,
es arrastrada y probablemente se trataría de un depósito fluvio-lacustre.

Fase 2 (Tramo C; muestras 6 a 8). Calcarenitas a calcisiltitas bioclásticas especialmente de conchas de


ostrácodos y moluscos y opérculos de Bithynia más o menos fragmentados. Algunos niveles poseen gran
abundancia de opérculos de Bithynia. Las partes inferior y media del tramo están caracterizadas por ostrá-
codos que indicarían aguas de baja salinidad (formas nodosas de Cyprideis torosa) junto a formas que pue-
den tolerar salinidades moderadas (aguas oligosalinas-mesosalinas). La parte superior del tramo (muestras
8 a y b) contiene abundantes formas lisas de C. torosa junto a formas nodosas, indicando probablemente un
ligero aumento de la salinidad respecto a las muestras infrayacentes. Todo ello sugiere un depósito de pla-
taforma litoral en un lago de aguas bicarbonatadas, con notable contenido en sulfatos y cloruros.

58
Barranco León: zona de la excavación (EX)

Distribución de microfauna (invertebrados)

EX
30-32
Niveles
superiores
de la
excavación

Ex
operc conch liso nodos
32 ( ) (+)
31 (+) (+) ++ (*) * (°)
30 + (+) (*)
20 + (+) (+) (2)
19 19 +++ + (+) (+) ( )
18a-5 + (+) (+)
18a-4 + (moldes) + +++ (+) (+)
o
18a-3
18a-2
18a-1
7 frag hueso
5 +++
14b frag hu. +diente pez
14a (+) frag hueso
12 frag hueso
frag hueso
dientes pez + hu.
frag hueso
s
8b ° ( ) ( ) (+)
8a + + frag hu +v nebro
7 ( ) (+) frag hueso
6 +++ (*) (+) +frag + ( ) ( )
4 (+)
3 ( ) f ag 1frag hueso
2 + + frag hueso
1 (+) (+) (3)* frag hueso

Barr a n(() León. Perfil de la zona de la excavación. Distribución de microfósiles.


El Pleistoceno inferior de Barranco León y Fuente Nueva 3, Orce (Granada)

Fase 3 (Tramo D; muestras 9 a 12). Gravas y arenas que culminan en un nivelito de carbonato blanco. Estos
niveles poseen una fauna relativamente variada de moluscos (Bithynia, Valvata, Melanoides, planórbidos
etc) y una fauna de ostrácodos con una diversidad muy baja, constituida casi exclusivamente por formas
nodosas de C. torosa. El conjunto indicaría aguas oligosalinas de baja salinidad. Mientras
las características sedimentológicas de los niveles inferiores del tramo (muestras 9 y 10) apuntan a una rese-
dimentación de la fauna, la fauna fósil del nivel superior, aunque de características muy semejantes a las
inferiores, parece haberse formado "in situ". Cabe destacar en este tramo la presencia de abundante Mela-
noides tuberculata. Este gasterópodo es característico de zonas cálidas del norte de África, capaz de coloni-
zar biotopos diversos (desde aguas dulces a aguas de cierta salinidad; Rosso in Anadón et al., 1987).

Fase 4 (Tramo E; muestras 14 a y b, y 15). Este tramo está formado en la base por arenas cuarzosas y el resto
margas gris beiges con agregados ferruginosos. Está caracterizado por la presencia de restos de moluscos
muy abundantes y con una buena diversidad de formas, y abundantes ostrácodos, entre los que predominan
Ilyocypris y candónidos, con la práctica ausencia de Cyprideis, y también abundancia de girogonitos e in-
crustaciones de tallos de carofíceas. El conjunto de fósiles indica un ambiente ligado a praderas de carofíce-
as en un medio lacustre de aguas dulces o ligeramente oligosalinas, con predominio de bicarbonato cálcico.

Fase 5 (Tramo F1 + F2 inf; muestras 17, 18 al, 18 a2 y 18 a3). Lutitas negruzcas y arenas finamente estratifi-
cadas. Este conjunto de muestras se caracteriza por las escasas riqueza y diversidad de formas, especialmen-
te en lo que respecta a ostrácodos, e indica probablemente un transporte o re-sedimentación de la fauna fósil.

Fase 6 (Tramo F2 sup., muestras 18 a4 y 18 a5). Arenas finamente estratificadas. Este tramo se caracte-
riza por la presencia de opérculos de Bithynia, con ausencia de conchas de moluscos y por la presencia
de una fauna de ostrácodos de alta diversidad, destacando la presencia de algún limnocythérido. El con-
junto de la ostracofauna indicaría aguas dulces a oligosalinas, destacando la abundancia de Herpertocypris
que poseen afinidad por aguas oligo a meso-salinas, junto a Ilyocypris y C. torosa con formas nodosas que
indicarían aguas oligosalinas.

Fase 7 (Tramo G, muestras 19 y 20). Este tramo, de arenas bioclásticas más o menos cementadas, está
caracterizado por la presencia de opérculos de Bithynia, con ausencia de conchas de moluscos y la pre-
dominancia de formas lisas de C. torosa junto a frecuentes Herpetocypris. Las características de la
ostracofauna indicaría un aumento de la salinidad con respecto al tramo infrayacente.

Muy por encima de estos niveles, los tramos altos del perfil EX (muestras 30 a 32), de margocalizas y
biocalcarenitas, poseen una fauna de ostrácodos caracterizada por la dominancia de formas lisas de C.
torosa y frecuentes Herpetocypris. Destaca la presencia a abundancia de foraminíferos (Ammonia bec-
carii) y, en las muestras más altas, de abundantes girogonitos de carofíceas. El conjunto indicaría unas
aguas de cierta salinidad (oligosalinas altas a mesosalinas bajas).

A modo de conclusión cabría destacar que los tramos muestreados en la zona de la excavación (tramos
B a G; figs. 5 y 6) se originaron en un ambiente lacustre somero, localmente con emersiones e influen-
cias de aportes fluviales y resedimentaciones. El sistema lacustre representado en estos tramos sería de
aguas fundamentalmente oligosalinas, aunque con variaciones de salinidad, desde aguas más dulces
(Fase 4, tramo E) a algunas que se podrían considerar casi mesosalinas bajas (Fase 7, tramo G). Este
conjunto contrasta con el formado por los tramos más altos de la zona de excavación (muestras 30 -32)
que se formaron en un medio lacustre de cierta salinidad, (probablemente mesosalino). Ambos tipos de
medios lacustres (dulces-oligosalinos y mesosalinos) están representados por diferentes asociaciones de
microinvertebrados fósiles, que son típicas de esta zona marginal de la cuenca de Baza (Anadón et al.,
1986, 1987; Anadón y Juliá, 1990; Anadón et al., 1994).

60
ESTRATIGRAFÍA Y ESTUDIO SEDIMENTOLÓGICO PRELIMINAR DE DIVERSOS AFLORAMIENTOS EN EL BARRANCO ',EÓN Y FUENTE NUEVA...

Cabe destacar que el nivel con industria lítica yace en contacto erosivo sobre un tramo de calcarenitas
que registra el paso de aguas dulces a aguas oligosalinas. Dicho nivel y los inmediatamente suprayacen-
tes se caracterizan por fauna con cierto grado de retrabajamiento, entre la que destaca el gasterópodo
Melanoides tuberculata, de carácter africano y termófilo. La fauna de dichos niveles sugiere su origen
en aguas dulces u oligohalinas. Por otra parte, Turq et al. (1996) indican que el nivel BL 5 (nuestro
tramo Dl) constituye un yacimiento de concentración, en el que los fósiles (especialmente huesos de
vertebrados y artefactos) están mezclados e indican una redeposición, por lo que las interpretaciones
paleoecológicas deben efectuarse con gran prudencia. Nuestras observaciones, referidas a la sedimento-
logía y a los invertebrados fósiles son compatibles con la anterior apreciación.

ESTRATIGRAFÍA DE LOS NIVELES DE LA EXCAVACIÓN


DE FUENTE NUEVA - 3
Los niveles de las excavaciones en Fuente Nueva-3 (figs. 4B y 10) se localizan en el seno del Miembro
limoso-calizo superior, en tramos altos del mismo (Martínez Navarro et al., 1997).

552
71'76-.--3 i 5 11
M

\____
Excavación

1 4

e, 4

ti
<175- Fu n ueva "--
o
\ ". 900

Fue..„,
.. ' ' 'Z-
.."-'-: --

111 .---,—._ , Ca. /lada de ues tMe" N


a u- eva

'\
\ /

~■
\I \nri
lar
55 552? 553 Ilyceen2
76

Excavación

( /
P
'1.
./.-,4
5 \f\uente Nueva.`
..: ,

---'-' ----7\ ) 7 -; '


1s'
-----,.
4o r • .;:-.--,

Marfa--
--
4 t a de F NO}71

-■

4 ,
74 k
..
\
1
\I km

Aluvial reciente Basamento mesozoico


Costra de caliche ------ Río o canal
---,-- Carretera principal
Figura 10. Mapa topográfico y esquema geo-
Miembro superior
i s ica reo --------- Otras carreteras-caminos lógico de las cercanías del yacimiento de
Miembros inferior y medio 41 74 Coordenda UTM Fuente Nueva-3. La fecha señala la zona de
excavación de este yacimiento.

61
El Pleistoceno inferior de Barranco León y Fuente Nueva 3, Orce (Granada)

Las excavaciones efectuadas (fig. 11) han permitido la observación de una serie de niveles (fig. 12) para
cuya descripción efectuaremos referencias a diversas trincheras. Para una mayor comprensión de la dispo-
sición estratigráfica de estos niveles, se ha procedido a agruparlos por tramos de afloramiento. De base a
techo se han diferenciado:

Calizas
3
superiores

P-5
'11:1 P-4

,5
P-2 .

inferiores

1Poste
1éctrico

Figura 11. Posición de las trincheras y cortes estud ados en el de Fuente Nueva 3.

62
ESTRATIGR.AFT ESTUDIO SEDIMENTOLÓGICO PRELIMINAR DE DIVERSOS AFLORAMIENTOS EN EL BARRANCO LEÓN Y FUENTE NUEVA...

5m

27

Calizas superiores

26

39

38

37

36
az.nuaramso
0•7001112ZE 35
Pared superior
P-9
34

33

WIZIII=ZEZZEZZ
.11121112110E5121 32
31
=0111ZZIIMEI
25

WORM=
a a a a a
30 P-8
-----u 23
■••••••-- 22 24
P-7
13 ami CD CID
20
19 12
Niveles de las
14 11 P-5 excavaciones
rn 15 - 16
10
9j
P-6
17
18 5
3-4
1-2 Calizas basales

Figura 12 Perl de excavación del yacimiento de Fuente Nueva-3.

63
o

1:»

os

co

CI
co
co
co

Figura 13. Cortes de las excavaciones en el Yacimiento de Fuente Nueva-3 (P-1 a P-3). Julio 2000. Ver situación en fig. 11.
ESTRATIGRAFÍA Y ESTUDIO SEDIMENTOLÓGICO PRELIMINAR DE DIVERSOS AFLORAMIENTOS EN EL BARRANCO LEÓN Y FUENTE NUEVA...

Las calizas basales

Los niveles más bajos, de calizas basales, o inferiores (fig. 13), corresponden a un nivel calcáreo blan-
co, (capa 15 de Turq et al., 1996), de estratificación difusa, con abundantes grietas y cavidades tapizadas
de calcita fibroso-radiada, de aspecto exterior botrioide- estalagmítico. En algún caso, las antiguas cavi-
dades están completamente obturadas por este tipo de calcita. El material calcáreo que constituye este
tramo basal, en realidad se trata de 1) calizas noduloso-brechoides, de textura grumoso peloidal, con
abundantes trazas de pedogénesis y microkarst (incluyendo cavidades con relleno geopetal de limo cal-
cáreo probablemente vadoso), y 2) calizas conglomeráticas a brechoides, formadas por cantos hetero-
métricos, de subredondeados a angulosos, poligénicos, predominantemente calcáreos, aunque de diver-
sas litofacies, y en menor proporción silíceos (cuarcita, chert, etc) de tamaño gránulo. La matriz presenta
una composición similar, aunque los granos silíceos poseen una mayor proporción y pueden predomi-
nar. Las calizas conglomeráticas también presentan zonas con modificaciones palustres, pseudo-micro-
karst y rellenos geopetales de cavidades, de limos calcáreos, con relleno final de esparita. La composi-
ción de los cantos calcáreos es diversa, existen cantos de varias litofacies palustres, predominando las
calizas grumoso-nodulosas con peloides, y también cantos de calizas mesozoicas con foraminíferos.
Localmente la matriz arenosa contiene fragmentos de conchas de moluscos.

Por encima yace un tramo de margocalizas nodulosas blancas, de aspecto cretoso, con algún grano de
cuarzo disperso (muestra 5) equiparable a la capa 14 de Turq et al. (1996).

Niveles de los cortes de la excavación


Los niveles observables en los frentes de avance y rellanos de las excavaciones, en conjunto abarcan
1.5 m observables en diversos cortes y trincheras (perfiles P1 a P7; figs. 13 y14).

El contacto entre las calizas basales y los niveles suprayacentes es irregular, con huecos y bolsadas de
materiales en el seno de las calizas basales, como puede observarse en el corte P-1 (fig. 13) y en el rella-
no exhumado de la zona S de las excavaciones.

Los niveles de los perfiles P-1 a P-3 (fig. 13) constan de margas y arenas más o menos alteradas por eda-
fizaciones y al parecer afectados por contaminaciones y remobilizaciones posteriores. Poseen frecuentes
huesos de vertebrados, cantos angulosos y redondeados de calizas, aunque es de destacar la práctica
ausencia de restos fósiles de invertebrados. Los escasos fragmentos de conchas de moluscos, opérculos
de Bithvnia y valvas de ostrácodos que presentan las muestras de estos niveles parecen corresponder
a contaminaciones. De hecho el contenido en carbonatos de las arenas es muy bajo. El origen de los
niveles de este perfil por el momento permanece incierto.

Por otra parte, como se ha comentado anteriormente, en este perfil destaca la presencia de cantos redon-
deados. La muestra 6 corresponde a dos cantos, el mayor (6-1), de 12 cm de diámetro, es un canto
redondeado, de caliza grainstone de grano de micrita, con abundantes foraminíferos y restos de molus-
cos, y de algas. de facies mesozoica. Algunas zonas presentan neomorfismo a esparita. Este canto pre-
senta una pátina ferruginosa, especialmente notable en la parte superior. El canto 6-2, es
de tamaño menor. de 6 cm, y aunque presenta unas características litológicas semejantes a las del canto
6-1. posee un aspecto más micrítico, con miliólidos y moldes de gasterópodos, y con parches esparíti-
cos. Presenta una cubierta externa alterada, formada por una franja más porosa, especialmente en la
parte superior. mientras que en la parte inferior presenta un crecimiento de aspecto estalagtítico.

65
o
o
CL

td

o
o

o
o
rn
z
ro

0
o

op

Figura 14. Cortes de las excavaciones en el yacimeinto de Fuente Nueva-3 (P-6 a P-9). Julio de 2000. Ver situación en Fig. 11.
ESTRATIGRAFÍA Y ESTUDIO SEDIMENTOLÓGICO PRELIMINAR DE DIVERSOS AFLORAMIENTOS EN EL BARRANCO LEÓN Y FUENTE NUEVA...

Los niveles de los cortes P-1 a P-3, de aspecto alterado y con probables remobilizaciones, son de difícil
correlación con los que se observan en la zona central de las excavaciones.

Los niveles suprayacentes a las calizas basales, en la zona entre los cortes P-1 y P-6, se observaron en
planta en los trabajos de 2002. Los trabajos de nivelación mostraron la sección horizontal de unas
estructuras concéntricas (secciones de domos, que recuerdan el corte horizontal de cebollas). Estos nive-
les deformados corresponden a los observados en el perfil P-6. Los niveles con estructura en domo pare-
cen corresponder a deformaciones o estructuras de carga, producidas por liquefacción o tluidificación,
inducidas por terremotos (sismitas), y muy similares a algunas estructuras descritas por Alfaro et al.
(1997) en niveles lacustres marginales de la cuenca de Baza, en las cercanías de Cúllar Baza.

Perfil P-6 (muestras 13 a 18). Este perfil muestra un conjunto de materiales fundamentalmente calcáreos
con escaso contenido en siliciclásticos y arcillas que muestran deformaciones y fracturas (fig. 14). Se trata
de calizas y margocalizas que localmente incluyen cantos angulosos de calizas mesozoicas. Por ejemplo, la
muestra Fn-14 corresponde a un canto de caliza micrítica, con vetas de espanta de relleno de fracturas
complejas, y litofacies mesozoica. Algunos niveles margo calcáreos nodulosos contienen ostrácodos y con-
chas de moluscos. Las características de este nivel permiten correlacionarlos con los materiales que pre-
sentan deformaciones en domo y localizados en las cuadrículas de la zona occidental de la excavación.

Los perfiles P-4 y P-5 (muestras 9 a 12) y el perfil P-7 (muestras 19 a 23) en conjunto representan los
niveles suprayacentes a las calizas y margocalizas con deformaciones y en domo. Los materiales
expuestos en estos perfiles son fundamentalmente margocalizas y margas más o menos lutíticas. El
contenido fosilífero de estos materiales es muy abundante, desde huesos y esqueletos de vertebrados a
abundantes restos de molusco y ostrácodos. Han sido objeto recientemente de la recuperación de un
esqueleto de proboscídeo.

Perfiles de la pared superior


Los niveles más altos, observables en las paredes superiores de la excavación (perfiles P-8 y P9; fig. 14),
están constituidos fundamentalmente por margocalizas y margas más o menos lutíticas que en ocasiones
presentan trazas abundantes de bioturbación y pedogénesis (modificaciones palustres). Contienen restos
de moluscos y de ostrácodos, en casi todos los niveles, siendo localmente abundantes.

Perfil P-8 inf (muestras 24-25). Estos niveles, visibles en la parte inferior de la pared del perfil P-8, se
correlacionan por una parte con el perfil P-7, y por otra parte con la base del perfil P-9. En el perfil P-9
( muestras 30 a 39) se observa una sucesión de tramos fundamentalmente margo-calcáreos, con una
potencia de unos 2.5 m, que además constituyen el yacente de las calizas superiores (muestras 26-27).

Las calizas superiores


El techo de la sucesión de la zona de las excavaciones está formado por unas calizas compactas, de casi
un metro de potencia (calizas superiores), que se pueden observar por encima de la pared superior
(perfil P-9: figs. 11 y 14).

Las calizas superiores (muestras 26 y 27) están constituidas por dos bancos de caliza compacta, de aspecto
masivo. con trazas de bioturbación. En lámina delgada se trata de calizas nodulosas, con texturas grumoso-
pisoidales. ligeramente oquerosas y con rellenos geopetales de limo "vadoso" en algunas antiguas cavida-

67
El Pleistoceno inferior de Barranco León y Fuente Nueva 3, Orce (Granada)

des. Todo ello indica su origen como litofacies palustres, es decir calizas formadas por litificación de fangos
carbonatados originados en zonas litorales sometidas a frecuentes episodios de emersión y pedogénesis.

Ensayo de interpretación paleo-ambiental


En la sucesión de la zona de la excavación de Fn-3, estudiada con motivo del presente trabajo, en base al
contenido en microfósiles (fig. 15), se pueden deducir las siguientes fases en la evolución paleoambiental.

Fase inicial, representada por las calizas basales, caracterizada por la sedimentación de carbonatos lito-
rales en un medio lacustre somero con frecuentes emersiones y períodos de edafización, erosión y
re-sedimentación, dando origen a una gran diversidad de litofacies palustres (incluyendo las de calizas
conglomeráticas).

Fase 1. Representada por calizas y margocalizas con deformaciones en domo, probablemente originadas
por liquefacción o fluidificación, inducidas por terremotos (sismitas). Estos materiales, que en ocasiones
presentan alteraciones postdeposicionales (diagenéticas), presentan algunos niveles de margocalizas con
abundantes ostrácodos y carofíceas que indican un medio lacustre oligosalino. La presencia de opércu-
los de Bithynia, con ausencia de las conchas de estos moluscos indicaría cierto grado de diagénesis que
habría causado la desaparición del aragonito de las conchas de los moluscos. Destaca la presencia de
limacellas de Limax sp., congruente con el carácter somero del medio lacustre ligado a períodos
de emersión y al establecimiento de una vegetación palustre.

Fase 2. Representada por los tramos visibles en los cortes del rellano de la excavaciones (P-5, P-7 y
P-8 en parte). Esta fase corresponde a los depósitos de un medio lacustre somero con sedimentación carbo-
natada y lutítica. El carbonato en gran parte es de origen biogénico, por acumulación de restos de carofíce-
as, y conchas de ostrácodos y moluscos. La asociación de restos de invertebrados indica un medio lacustre
somero de aguas oligosalinas (fijado por Ilyocypris cf. gibba, que se presenta junto a especies tolerantes de
aguas mesosalinas como Candona angulata y Heterocypris salina), con algún período de emersión o cerca-
nía de zonas emergidas, que justificaría la abundancia de limacellas de Limax sp., que son localmente muy
abundantes. Algún nivel (ej. Fn-19), que presenta una fauna de moluscos bastante diversificada y presencia
de limnocythéridos, parece representar un episodio de agua típicamente dulce o bien oligosalina baja.

Fase 3. Representada por los tramos visibles en las paredes superiores (perfiles P-8 y P-9). Esta fase corres-
ponde a los depósitos de un medio lacustre somero con sedimentación carbonatada y lutítica. El carbonato
en buena parte es de origen biogénico, por acumulación de restos de ostrácodos y de moluscos y también
abundan los nódulos de carbonato, probablemente de origen edáfico. Los restos de carofíceas son escasos.
Son frecuentes las trazas de bioturbación y pedogénesis que junto a la asociación de restos de invertebrados
indica un medio lacustre somero sometido a emersiones. Las aguas serían de baja salinidad, oligosalinas.

Fase 4. Representada por las calizas superiores que, de un modo similar a las calizas basales, registran
un episodio de sedimentación carbonatada palustre caracterizada por la formación de carbonatos litorales
en un medio lacustre somero con frecuentes emersiones y períodos de edafización.

Conclusiones
Los resultados preliminares del estudio estratigráfico, sedimentológico y paleoambiental de los niveles
objetos de las excavaciones arqueológicas en el Barranco León y en Fuente Nueva -3, pueden resumirse
del modo siguiente:

68
ESTRATIGRAFIA Y ESTUDIO SEDIMENTOLÓGICO PRELIMINAR DE DIVERSOS AFLORAMIENTOS EN EL BARRANCO LEÓN Y FUENTE NUEVA...

Las sucesiones de Barranco León y Fuente Nueva-3, que incluyen los niveles con restos arqueológicos,
corresponden a depósitos lacustres someros a palustres, fundamentalmente carbonatados, localizados en
el Miembro limoso calizo superior de la Formación Baza en una zona marginal de la cuenca. Esta uni-
dad se originó como consecuencia de una fase mayor de expansión del sistema lacustre de Baza durante
el Pleistoceno inferior.

En ambas sucesiones destaca la presencia de notables aportes terrígenos, especialmente de cuarzo y en


menor proporción feldespatos y micas, ya sea dispersos en materiales lutíticos o carbonatados, o bien en
forma de niveles de arena de granos siliciclásticos.

En ambas sucesiones, varios niveles presentan evidencias de edafización y están originados en ambien-
tes lacustres litorales y palustres con emersiones. Los niveles de caliza, especialmente en Fuente Nueva-
3, presentan numerosas evidencias de modificaciones palustres. En este yacimiento, los niveles con
mayor contenido en arcillas (lutitas, margas o margocalizas), también presentan texturas atribuibles a
suelos hidromorfos, afectando a los materiales lacustres someros.

Los tramos muestreados en la zona de la excavación de Barranco León se originaron en un ambiente


lacustre somero, localmente con emersiones e influencias de aportes fluviales y resedimentaciones. El
sistema lacustre representado en estos tramos sería de aguas fundamentalmente oligosalinas, aunque con
variaciones de salinidad. Este conjunto contrasta con el formado por los tramos más altos de la zona de
excavación que se formaron en un medio lacustre de cierta salinidad, (probablemente mesosalino).
Ambos tipos de medios lacustres (dulces-oligosalinos y mesosalinos) están representados por diferentes
asociaciones de microinvertebrados fósiles, especialmente ostrácodos.

En la sucesión del Barranco León, el nivel arqueológico BL-5 corresponde a una fase de remoción de
depósitos palustres, probablemente ligada a una retracción menor del sistema marginal. El nivel de gra-
vasse interpreta como resultado de una erosión y redeposición, en forma de tapiz o bolsadas de gravas
intraformacionales. de unos depósitos de carbonatos palustres emergidos a causa de una fase menor de
retracción. Junto a estos cantos, mayoritarios, se depositaron otros procedentes de materiales mesozoi-
cos del borde de cuenca y artefactos silíceos. El conjunto fue recubierto por depósitos de una fase menor
de expansión lacustre.

Cabe destacar que el nivel con industria lítica en el Barranco León yace en contacto erosivo sobre un
tramo de calcarenitas que registra el paso de aguas dulces a aguas oligosalinas. Dicho nivel y los inme-
diatamente suprayacentes se caracterizan por fauna con cierto grado de retrabajamiento, entre la que
destaca el gasterópodo Melanoides tuberculata, de carácter africano y termófilo. La fauna de dichos
niveles indicaría su origen en aguas dulces u oligosalinas, aunque las interpretaciones paleoecológicas
deben efectuarse con gran prudencia dadas las evidencias de transporte en este nivel.

En Fuente Nueva-3. los tramos muestreados en la zona de la excavación se originaron en un ambiente


lacustre somero. con frecuentes emersiones. El sistema lacustre representado en estos tramos sería de
aguas fundamentalmente oligosalinas, aunque con ligeras variaciones de salinidad. En comparación con
los niveles lacustre-palustres de Barranco León, los niveles de Fuente Nueva 3 se originaron en aguas
más dulces.

En Fuente Nueva 3 los niveles con artefactos se localizan ya sea en el techo de las calizas basales, pro-
bablemente relacionados con la fase de emersión y pedogénesis ligado a las mismas, o bien en el seno
de niveles de margas y margocalizas palustres. Los otros niveles con artefactos también se localizan en
niveles palustres con evidentes signos de edafización.

69
5 ni)

2 FN zona excavación
Catas
superiores Perfil sintético

26
Distribución de microfauna (invertebrados)
4

Foram Moluscos Ostrácodos Carofíceas


39 /
38
O 4, ,
au
37
crD
3, rt-, 4 36 Ze r61"
35 operc concha liso nudos
Pared P-9 39 (+) (1)
superior +
38 (5) +++ (+) moldes (+) (+) 7 + (1) (2)
34 37 (+) gri s (1) (+)
36 Est di
35 + (e) os (1)
33 UN
34 (+) + (+) gris (+) (+)
33 (+) (1) gris (e) (+) (1)
32 + (+) gri s (+) (+) (+) (+) (+)
32 31 ea H gris (u) rg hu. + diente
31 30 (+)9(is (+) ce (+)
25 (u) (+) gris (+ /mut uta)
25 (+)
24 rg hueso
7 P-8 (+) t+) (+) (+) (+) +
• 23 + (+ 7) (+) (+) ea
23 3°
22 24 *c Il 22
20 (7)
+ gris
+++, hel, Ancvlus (,)
+
+ (Lim ocythere)
(2)
rg hu, helic, Ancylidae

20 P-7 19 (+) + + ++ (4) ea ++ + (+ 7) ++ ++ (+) rg hueso


19 12 (e) ue +++ + (+ 7) + rg hueso
12 +++ +++ + +

11 P-5 10 +++ (l) +


Niveles de las 9 + rg hu. + diente
excavaciones 10, el)
(e) (+ ?) ce ce (e) rg hueso
moldes (+) (+)
17P-6
CII18
C III
Calizas n)
Vp 3-4
desales
1-2

Figura 15. Fuente Nueva-3. Perfil sintético de la zona de las excavaciones con la distribución de los microfósiles (foraminíferos, moluscos, ostrácodos y restos de carofíceas: girogoni-
tos e incrustaciones). Se ha señalado ( 4) la posición de las capas arqueológicas de Turq et al. (1996).
ESTRATIGRAFIA Y ESTUDIO SEDIMENTOLÓGICO PRELIMINAR DE DIVERSOS AFLORAMIENTOS EN EL BARRANCO LEÓN Y FUENTE NUEVA...

BIBLIOGRAFÍA

AGUSTI, J., MOYA SOLA, S., MARTÍN-SUÁREZ, E., MARÍN, M. (1987): Fauna de mamíferos en
el Pleistoceno inferior de la región de Orce (Granada, España). Paleontologia i Evolució, Mem.
Esp.,1, 73-86.

ALFARO, P., MORETTI, M., SORIA, J. M. (1997): Soft-sediment deformation structures induced by
earthquakes (seismites) in pliocene lacustrine deposits (Guadix-Baza Basin, Central Betic Cordillera).
Eclogae geol. Hely. 90: 531-540.

ANADÓN, P. (1989): Los lagos salinos interiores (atalásicos) con faunas de afinidad marina del Ceno-
zoico de la Península Ibérica, Acta Geologica Hispanica, 24: 83-102.

ANADÓN, P. (1992): Composition of inland waters with marine-like fauna and inferences for a Mioce-
ne lake in Spain. Palaeogeography, Palaeoclimatology, Palaeoecology, 99: 1-8.

ANADÓN, P., Y JULIA, R. (1990): Hydrochemistry from Sr and Mg contents of ostracodes in Pleisto-
cene lacustrine deposits, Baza Basin (SE Spain). Hydrobiologia, 197: 291-303.'

ANADÓN, P., DE DECKKER, P., JULIA, R. (1986): The Pleistocene lake deposits of the NE Baza
Basin (Spain): salinity variations and ostracod succession. Hydrobiologia 143: 199-208.

ANADÓN, P., JULIA, R., DE DECKKER, P., ROSSO, J. C., SOULIÉ-MÁRSCHE, I. (1987): Contri-
bución a la Paleolimnologia del Pleistoceno inferior de la cuenca de Baza (sector Orce-Venta Micena).
Paleontologia Evolució, spec. mem. 1, 35-72.

ANADÓN, P., UTRILLA, R., JULIA, R. (1994): Palaeoenvironmental reconstruction of a Pleistocene


lacustrine sequence from faunal assemblages and ostracode shell geochemistry, Baza Basin, SE Spain.
Palaeogeography Palaeoclimatology Palaeoecology, 111, 191-205.

GABÁS, M., ANADÓN, P. (1998): Plio-Pleistocene paleoenvironmental evolution of the marginal


lacustrine zone of the NE Baza Basin (Southern Spain). Comunications book 15th International Sedi-
mentological Congress, Alicante. p. 353-354.

GIBERT, J., GIBERT, L., IGLESIAS, E., MAESTRO, E. (1998): Two "Oldowan" assemblages in the
Plio-Pleistocene deposits of the Orce region, southeast Spain. Antiquity, 72: 17-25.

MARTÍNEZ NAVARRO, B., TURQ, A., AGUSTÍ, J., OMS, O. (1997): Fuente Nueva-3 (Orce, Grana-
da, Spain) and the first human occupation of Europe. Jour. Human Evol., 33, 611-620.

MOYA-SOLA, AGUSTÍ, J., MARÍN, M. (1987): Fuente Nueva-1: nueva localidad con mamíferos del
Plioceno superior de Guadix-Baza (Granada, España). Paleontologia i Evolució Mem. Spec..1. 87-93.

OMS. O., GABÁS, M., ANADÓN, P. (1998): Lithostratigraphy of the Galera-Orce-Fuente Nueva sec-
tor (NE of the Guadix Baza basin). En J. Agustí, O. Oms and E. Martín-Suárez ( eds.) Ercursion ro the
Guadix Baza basin. II Euromam (INQUA-SEQS) field seminar guidebook. Granada. 4- - juns-I FA by
Junta de Andalucía. pp. 11-14 y anexo.
El Pleistoceno inferior de Barranco León y Fuente Nueva 3, Orce (Granada)

OMS, O., Y PARÉS, J. M. MARTÍNEZ NAVARRO, B., AGUSTÍ, A., TORO, I., MARTÍNEZ
FERNÁNDEZ, G., TURQ, A., (2000a): Early human occupation of Western Europe: Paleomagnetic
dates of two paleolithic sites in Spain. Proc. Nat. Acad. Sci., 97, 10666-10670.

OMS, O., AGUSTÍ, J., GABÁS, M., ANADÓN, P. (2000 b): Lithostfatigraphical correlation of micro-
mammal sites and biostratigraphy of the Upper Pliocene to lower Pleistocene in the Northeast Guadix-
Baza Basin (southern Spain). Jour. Quat. Sci., 15 (1): 43-50.

TURQ, A., MARTINEZ NAVARRO, B., PALMQVIST, P., ARRIBAS, A., AGUSTI, J., RODRIGUEZ
VIDAL, J., (1996): Le Plio-pleistocéne de la région d'Orce, Province de Grenade, Espagne : Bilan et
perspectives de recherche. Paleo, 8: 161-204.

VERA, J.A. (1970): Estudio estratigráfico de la Depresión de Guadix-Baza, Boletin Geológico Minero
84, 429-462.

VERA, J. A., FERNÁNDEZ, J., LÓPEZ-GARRIDO, A. C. Y RODRÍGUEZ-FERNÁNDEZ, J., (1985):


Geología y estratigrafía de los materiales plio-pleistocenos del sector Orce-Venta Micena (Prov. Grana-
da). Paleontologia Evolució, 18 (1984), 3-11.

72