Vous êtes sur la page 1sur 59

OFICINA NACIONAL DE NORMALIZACIÓN

MINISTERIO DE CIENCIA, TECNOLOGÍA Y MEDIO AMBIENTE

GUÍA
PARA LA

IMPLEMENTACIÓN
DE LA

NC-ISO 14001

La Habana, 2000-01-15
Introducción

El éxito alcanzado mundialmente por la serie de normas ISO 9000 sobre Sistemas
de Gestión de la Calidad dio lugar a la creación de la serie de normas
internacionales ISO 14000 que abarca los Sistemas de Gestión Ambiental (SGA) y
las herramientas asociadas a la gestión ambiental.

Eventualmente la serie de normas ISO 14000 consta actualmente de unos 20


documentos, no concluidos aún en su totalidad, entre los que figuran los
relacionados con la evaluación de los SGA, el análisis del ciclo de vida de los
productos y el etiquetado ambiental. Estas normas serán evaluadas periódicamente,
previéndose la primera revisión de la ISO 14001 a partir del año 2000, haciéndola
coincidir con la próxima revisión de la ISO 9001/9002.

En Cuba, el Comité Técnico de Normalización sobre “Gestión Ambiental” (NC/CTN


3), ha venido trabajando en los últimos años en la adopción de las normas de la
serie ISO 14000 como Normas Cubanas. De estas ya hay 6 publicadas que fueron
aprobadas en 1998, encontrándose otras en proceso y que serán concluidas entre
1999-2001.

Para encauzar los trabajos de implementación de las Normas NC-ISO 14000 este
propio Comité Técnico elaboró la “Estrategia para la Implementación de las
Normas ISO 14000”, sobre la base de la cual se está trabajando siguiendo un plan
de acción, en el que se contempla, entre otras tareas, la elaboración de la presente
“Guía para la Implementación de la NC-ISO 14001” que ponemos a disposición de
todos los interesados en la aplicación de este importante documento normativo.

La NC-ISO 14001, Sistemas de Gestión Ambiental. Especificación y directrices


para su uso, fue una de las primeras normas de la serie NC-ISO 14000 en ser
concluida. Proporciona una estructura total para la gestión ambiental en cualquier
organización y la integra a su sistema de gestión global.

La NC-ISO 14001 es una norma de requisitos. Contiene un conjunto de


requerimientos para definir la operación de los SGA. Puesto que dichos requisitos
son flexibles y expresados de forma general para que puedan ser aplicados a
cualquier tipo y tamaño de organización, la NC-ISO 14001 no puede proporcionar
una guía específica para un sector dado. Por esta norma se certifican los SGA.

Por su parte la NC-ISO 14004 es la norma acompañante de la NC-ISO 14001.


Proporciona una guía e ilustraciones sobre “qué hacer” y “cómo hacerlo” para
aquellas organizaciones que implementen el sistema de gestión especificado en la
NC-ISO 14001.

La NC-ISO 14004 sigue la misma estructura y respeta los mismos principios que la
NC-ISO 14001. De modo que muchas organizaciones utilizan la NC-ISO 14004 para
entender mejor e implementar los requisitos generales que aborda la NC-ISO 14001.

2
Para cumplir con la norma NC-ISO 14001 tienen que implementarse los requisitos
que ella contiene en su sección 4.

Los requisitos del sistema NC-ISO 14001 están basados en la estructura de gestión:
“planificar, implantar, verificar y revisar”, de modo que las fases de verificación y
revisión dan paso a una nueva fase de planificación y a su vez a la implementación
de los cambios o implantación.

Los aspectos ambientales constituyen uno de los conceptos básicos de la NC-ISO


14001. Ellos no se restringen solamente a los de carácter humano, por lo que es
necesario que las organizaciones que implementen un sistema de este tipo tengan
presente que sus operaciones deben ser tratadas en el contexto de todas las
especies y todas las consecuencias ambientales.

El Anexo A de la NC-ISO 14001 contiene una guía adicional sobre cómo


implementar el SGA especificado en la norma. Dado que esas observaciones tienen
sólo ese carácter, no son apropiadas para su inclusión en la sección de requisitos
del texto principal de la norma. Esa información está destinada sólo para ser usada
por las organizaciones que implementan el sistema y no puede ser utilizada como un
conjunto de requisitos por un organismo de certificación al evaluar el SGA.

¿ Cómo se vincula la NC-ISO 14001 con la NC-ISO 9001 o NC-ISO 9002 ? La NC-
ISO 14001 comparte con la NC-ISO 9001/9002 muchos principios comunes a los
sistemas de gestión. Por ello, la organización puede y debe desarrollar el SGA NC-
ISO 14001 sobre los elementos de cualquier sistema existente, lo cual ayudaría
significativamente a la evolución de este proceso. Algunos de estos elementos
comunes del sistema son: la capacitación, el control de procesos críticos, el control
de documentos, los registros, las auditorías internas (y las vías para corregir los
problemas identificados), y las revisiones por la dirección.

En este sentido, es conveniente alertar a las organizaciones que de existir algún


problema en el sistema NC-ISO 9001/9002, tales como los referidos a la
documentación o a la falta de compromiso, no utilicen estas partes en su sistema
NC-ISO 14001 sin antes corregir tales deficiencias.

La experiencia en la implementación de programas ISO 14001 indica que esta es


significativamente más larga para un proyecto ISO 14001 que para un proyecto ISO
9001 o ISO 9002. Ello se debe a que muchas de las organizaciones que incursionan
en ISO 14001 parten usualmente desde un punto mucho más bajo en su experiencia
con los SGA que cuando comienzan un proyecto ISO 9001 o ISO 9002. No es
inusual para un proyecto ISO 14001 tomar el 50 % más de tiempo que para un
proyecto ISO 9001 si la organización no tiene experiencia previa con sistemas
certificados, pero tampoco tan largo como un proyecto ISO 9001 si ya se tiene un
sistema ISO 9001 o ISO 9002 implantado satisfactoriamente. En todo caso no es
posible fijar escalas de tiempo realistas para este proceso.

3
En la presente Guía, los cuadros encabezados por NORMA NC- ISO 14001
contienen los requisitos de esta norma, los de trazos interrumpidos recogen
ejemplos, tomados en su mayoría de estudios de casos reales y los restantes
destacan acciones claves que deben ser acometidas por la organización.

Cómo implementar la norma


NC-ISO14001

No existe un proceso oficial de implementación de esta norma. No obstante, los


pasos típicos que podría dar una organización para implementar un SGA NC-ISO
14001 pudieran resumirse del siguiente modo, atendiendo al ciclo de gestión referido
en la Introducción de esta Guía.

Planificación

1. Evaluar el sistema existente contra los requisitos de la NC-ISO 14001 para


determinar su estado actual e identificar las deficiencias.

2. Establecer una metodología para identificar y evaluar todos los aspectos


ambientales e impactos ambientales de los productos, procesos o servicios de la
organización.

3. Desarrollar o revisar la política ambiental. Hay que asegurarse de que la política


ambiental es aplicable en la organización y de que está vinculada a los objetivos
de mejoramiento del SGA que se persiguen.

4. Definir de forma realista los objetivos y metas alcanzables, así como los planes
para la implementación y mejoramiento. Los objetivos y metas emanan de la
política ambiental. Establecer la línea base a partir de la cual debe medirse el
mejoramiento del SGA.

Implementación

1. Ejecutar los programas elaborados para cumplir los objetivos y metas de la


organización. Este es un proyecto típico de gestión e incluirá la asignación de los
recursos y el apoyo necesarios que requiera el programa de mejoramiento.

2. Analizar los sistemas de gestión existentes, por ej: sobre capacitación,


comunicación, documentación, control de documentos, etc., para determinar
cómo la organización cumplirá los requisitos de la NC-ISO 14001. Evaluar las
necesidades de capacitación de la organización.

3. Formalizar el SGA mediante documentación, capacitación, educación, etc.

4
4. Decidir si la organización hace alguna declaración pública sobre los impactos
ambientales significativos y registrar cuál es dicha decisión.

5. Cumplir con los requisitos legales, políticas, procedimientos, códigos, etc.

6. Responder las comunicaciones de las principales partes interesadas. No


obstante, la organización no puede simplemente ser reactiva a las principales
partes interesadas. Como establece la NC-ISO 14001, la organización tomará
en cuenta los puntos de vista de esas partes interesadas en su programa de
mejoramiento.

Verificación

1. Monitorear el mejoramiento y su cumplimiento con los requisitos legales.

2. Conducir auditorías internas del SGA. Programar estas sobre la base de los
riesgos ambientales que están presentes.

Revisión

1. Llevar a cabo acciones correctivas y preventivas basadas en el monitoreo y en


las auditorías del SGA, además de cualquier otro informe de fallas que la
organización pueda tener.

2. Revisar la política, los objetivos, los programas y los sistemas tantas veces como
sea necesario, para asegurar que se mantiene la eficacia del SGA.

Cómo comenzar

La implementación de la NC-ISO 14001 es un proceso cuyo primer paso es:


Obtener el compromiso de la más
alta dirección de la organización
para mejorar la gestión ambiental
de sus actividades, productos o
servicios.

Conseguir este compromiso es fundamental para asegurar el éxito del Sistema de


Gestión Ambiental (SGA). En rigor y según lo demuestra ampliamente la
experiencia práctica, dicho éxito “depende del compromiso de todos los niveles y
funciones” de la organización, pero especialmente de su más alta dirección.

5
Los beneficios potenciales de una gestión ambiental efectiva para la organización
pueden ayudarla a incrementar las ventas, a reducir los costos y a obtener ventajas
competitivas. Estos beneficios potenciales pueden utilizarse en la búsqueda y
concreción de tales compromisos y es posible agruparlos del siguiente modo:

• Legislación – La legislación ambiental cubana se ha venido perfeccionando e


incrementando en los últimos años. Así ha ocurrido igualmente en el resto del
mundo. Un enfoque proactivo en este sentido por parte de la organización
reduce los riesgos de prácticas ilegales y sus consecuentes multas y demás
contravenciones.

• Reducción de los costos – Una buena gestión ambiental de la organización


puede identificar oportunidades para la reducción de los costos, por ejemplo, a
través de medidas dirigidas al incremento de la eficiencia energética y la
minimización de los residuos.

• Exigencias de los clientes – Para incrementar los negocios de una


organización no es conveniente arriesgar su reputación o adquirir
responsabilidades legales como resultado de un pobre desempeño ambiental
por parte de sus suministradores.

• Inversiones y seguros – El incremento de las inversiones en la organización se


dificultaría al asegurar éstas contra riesgos debidos a un insuficiente desempeño
ambiental. Los bancos y compañías de seguros incrementan cada vez más los
requisitos ambientales en las auditorías a realizar y/o exigen sistemas de gestión
implantados como una condición para las inversiones.

• Oportunidades en el mercado – Un buen desempeño ambiental de la


organización puede ser un factor clave en la búsqueda de una posición
competitiva en el mercado.

• Imagen corporativa – Un adecuado registro ambiental que demuestre mejoras


sostenidas por parte de la organización puede mejorar la imagen corporativa y
crear mejores relaciones con las partes interesadas (clientes, autoridades
ambientales, juristas, empleados, inversionistas, la población y otros). Una
imagen adversa ante la opinión pública sobre el desempeño ambiental de la
organización puede ser muy dañina.

Es muy importante asimismo para la organización que, como una de sus decisiones
primarias, se proceda a:

Designar la persona que tendrá a


su cargo la implementación.

Es recomendable en esta fase inicial de comienzo que la organización establezca


contactos con los expertos pertinentes de la Oficina Nacional de Normalización,

6
del Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente, y del Comité Técnico
de Normalización de Gestión Ambiental, a los efectos de intercambiar
experiencias y, eventualmente, según se dispone en la “Estrategia para la
Implementación de las Normas NC-ISO 14000”, aclarar los procedimientos a utilizar
y los aspectos de contenido que sean necesarios en las Normas Cubanas NC-ISO
14001, NC-ISO 14004 y otros documentos.

Estas acciones, ejecutadas oportunamente por parte del personal competente de la


organización coadyuvarían a:

Conocer, entender e interpretar


adecuadamente los requisitos de
la NC- ISO 14001.

Ello resulta indispensable para poder acometer eficazmente el proceso de


implementación y evitaría tropiezos y pérdidas de tiempo y recursos innecesarios.

Una vez satisfechas estas condiciones de partida destacadas anteriormente, es


necesario conocer la situación ambiental actual de la organización. Es por ello que
en este sentido la norma NC-ISO 14004 en su apartado 4.1.3 se refiere a la
Revisión ambiental inicial y recomienda algunas técnicas para su realización. Esta
Guía amplía y adapta a nuestro contexto nacional estas recomendaciones.

¿Cuál es la importancia de acometer este trabajo con el mayor rigor y calidad


posibles en esta primera fase? Ello se debe a que la Revisión ambiental inicial
permite conocer los impactos ambientales de la organización, información que
resulta básica para el posterior establecimiento y fundamentación de su política
ambiental, documento que desempeñará el papel más importante en todo el
proceso de implementación de la NC-ISO 14001. Se trata de que la organización
establezca la línea base o situación de partida, o sea, desde dónde comenzar.

A partir de esta línea base la organización puede desarrollar su Sistema de Gestión


Ambiental (SGA). Este sistema constituye un conjunto integral de prácticas y
procedimientos para asegurar el cumplimiento de los requisitos legales y de política
de la organización de una forma efectiva y consistente.

Nótese que la NC-ISO 14001 en su versión actual no comprende la revisión inicial


como una de sus partes esenciales, dado que aquellas organizaciones que ya
operen un SGA, no tienen necesidad de acometerla. Sin embargo, es necesario:

Conocer los requisitos ambien-


tales que debe cumplir la organi-
zación, particularmente los fijados
en la legislación ambiental vigen-
te.

7
Revisión ambiental inicial
La revisión ambiental inicial, según establece la NC-ISO 14004, puede abarcar los
siguientes aspectos:

¾ Identificación de los requisitos legislativos y regulatorios.

¾ Identificación de los aspectos ambientales de sus actividades, productos o


servicios, para determinar cuáles tienen, o pueden tener, impactos ambientales
significativos y responsabilidades.

¾ Evaluación del desempeño comparado con los criterios internos pertinentes,


normas externas, reglamentaciones, códigos de práctica y conjuntos de
principios y directrices.

¾ Consideración de procedimientos y prácticas de gestión ambiental existentes.

¾ Identificación de políticas y procedimientos existentes referidos a compras y


actividades contratadas.

¾ Retroalimentación, a partir de la investigación, de incidentes previos de no


conformidad.

¾ Oportunidades de ventajas competitivas.

¾ Puntos de vista de las partes interesadas.

¾ Funciones o actividades de otros sistemas organizativos que puedan facilitar o


dificultar el desempeño ambiental.

El propósito de la revisión inicial es determinar las relaciones e interacciones de la


organización con el medio ambiente y proporcionar una base de datos ambientales a
partir de los cuales puedan medirse las mejoras ambientales futuras. Este proceso
de revisión, como se recoge en el Manual 10 para el Desarrollo, de la ISO, puede
resumirse en los seis aspectos siguientes, los cuales deben acometerse en este
orden:

1. Decidir cuándo es necesaria una revisión inicial.

Siempre que la información ambiental existente en la organización no esté


actualizada, no sea la necesaria a los efectos de implementar un SGA, o no sea
la suficiente para cumplir los requisitos de la NC-ISO 14001, habrá que realizar
la revisión ambiental inicial.

8
2. Determinar el alcance de la revisión inicial.

Este aspecto consiste en decidir los límites tanto físicos, como organizativos y
funcionales que abarcará la revisión, dado que ésta puede comprender, por
ejemplo, una empresa completa, uno o más talleres, un laboratorio, etc.

Igualmente debe incluirse aquí una evaluación de los impactos ambientales


que son objeto del control directo de la organización, así como de aquellos
sobre los que puede ejercerse una influencia, por ejemplo, a través de la
cadena de suministro o por medio de actividades subcontratadas.

3. Preparación para la revisión inicial.

Una buena preparación de la revisión inicial es esencial para el desarrollo


eficiente de este proceso. Es recomendable para ello seguir un conjunto de
pasos, entre los que pueden destacarse resumidamente los siguientes:

• Considerar los métodos de obtención de información, tales como


cuestionarios, listas de control de auditorías, entrevistas, inspecciones
directas y mediciones, benchmarking (tanto interno como externo), entre
otros.

• Revisar las fuentes de información disponibles.

• Revisar la idoneidad del equipo que realizará la revisión.

• Determinar si es necesario contar con asesoría externa para guiar la


revisión o si se requiere entrenar al personal que la ejecutará para
garantizar que éste posea los conocimientos y habilidades necesarias.

• Definir el plan de trabajo correspondiente.

• Fijar las reuniones necesarias.

• Comunicar las razones de la revisión inicial y los hallazgos que esta vaya
originando, como retroalimentación al equipo de revisión y al resto de la
organización que corresponda.

4. Obtención de la información y datos.

Una vez cumplidos los pasos anteriores se debe proceder a obtener las
informaciones y datos sobre los siguientes aspectos:

• desempeño ambiental de la organización, incluyendo facilidades o barreras


para mejorar el desempeño ambiental, por ejemplo, disponibilidades de
técnicas de producciones limpias o uso de materiales o productos
peligrosos;

9
• examen de todas las prácticas y procedimientos de gestión ambiental
existentes, tales como minimización de residuos, iniciativas de reciclaje u
otros;

• evaluación de retroalimentaciones producto de investigaciones de


incidentes anteriores o no cumplimiento de la legislación u otras
regulaciones ambientales;

• aspectos ambientales de las actividades, productos o servicios de la


organización;

• significación de los impactos ambientales asociados;

• requisitos legales y regulatorios que debe cumplir la organización.

5. Consideraciones generales.

Con el objetivo de alcanzar los objetivos de la revisión inicial, debe prestarse


atención a los siguientes aspectos:

• diseño, uso, manipulación y disposición de productos;

• operaciones normales y anormales;

• situaciones de puesta en marcha y paradas;

• situaciones de emergencia potenciales (incluyendo los aspectos


ambientales de los planes de emergencia, como por ejemplo, disposición de
agua para extinción de incendios);

• pasado, presente y futuro probable de las actividades, productos y servicios;

• oportunidades de ventajas competitivas;

• estimados de recursos requeridos para desarrollar, implementar y mantener


el SGA;

• puntos de vista de las partes interesadas; e

• impactos ambientales de inversiones, obtención y contratación de políticas y


procedimientos.

6. Informe sobre el proceso de revisión inicial.

Con independencia del alcance de la revisión, el informe resultante de este


proceso debe contener:

• Introducción
• Contexto de la revisión

10
• Alcance de la revisión
• Aspectos y objetivos
• Metodologías empleadas
• Fuentes de información
• Suposiciones y limitaciones del estudio
• Sumario de los hallazgos
• Identificación de las acciones
• Recursos requeridos
• Conclusiones y recomendaciones

Finalmente es conveniente añadir aquí algunas consideraciones de orden práctico y


organizativo, así como informaciones que resultarán de utilidad para las
organizaciones que acometan este proceso de revisión ambiental inicial.

Resulta fundamental en esta primera etapa:

Conocer y mantener archivada


toda la legislación ambiental
relacionada con las actividades de
la organización.

Este es un trabajo minucioso y se recomienda que sea realizado por especialistas.


Si la organización posee una persona responsable de la actividad jurídica o una
unidad organizativa encargada de este frente de trabajo, es muy importante que el
o los juristas que la integran conozcan dicha legislación.

En aquellos casos en que no se disponga en la organización de estas posibilidades,


resulta conveniente contratar una consultoría jurídica con el objetivo de ayudar en la
localización y ordenamiento de la legislación ambiental, así como analizar, en
coordinación con el personal técnico correspondiente, la aplicabilidad de la misma
por parte de la organización.

Es aconsejable asimismo durante este proceso establecer las consultas que se


requieran con las Unidades de Medio Ambiente (UMA) en los territorios, las
Direcciones Jurídica (DJ) y de Política Ambiental (DPA), así como con los Centros
de Información, Gestión y Educación Ambiental (CIGEA) y de Inspección y Control
Ambiental (CICA) de la Agencia de Medio Ambiente (AMA), pertenecientes todos al
Ministerio de Ciencia, Tecnología y Medio Ambiente.

En el caso de las Normas Cubanas Obligatorias lo indicado es hacer las búsquedas


y consultas pertinentes en el Centro de Información del Instituto de Investigaciones
en Normalización (ININ) de la Oficina Nacional de Normalización (ONN).

11
Inicialmente es importante recuperar toda la documentación relacionada con la
obtención de licencias ambientales concedidas o en fase de tramitación. Es
conveniente igualmente tener localizada y ordenada la correspondencia entre la
organización y los órganos de gestión y política ambiental antes referidos.

Con el objetivo de facilitar esta tarea, en el Anexo A se ofrece una relación de la


legislación ambiental vigente en Cuba hasta el momento de la publicación de la
presente Guía y en el Anexo B una lista con los datos referidos a las entidades en
las que podría obtenerse información sobre este tema.

Al hacer la identificación de los aspectos ambientales hay que tener presente la


diferencia existente entre Aspecto ambiental e Impacto ambiental, cuyas
definiciones aparecen en los apartados 3.3 y 3.4 de la NC-ISO 14001. Aunque más
adelante se muestran otros ejemplos que contribuyen a ilustrar dicha diferencia, ésta
se observa en el siguiente caso, tomado de la NC-ISO 14004:

ACTIVIDAD ASPECTO IMPACTO


Manipulación de Posibles derrames Contaminación de suelos o
materiales peligrosos accidentales aguas

La evaluación del desempeño contemplada dentro de la revisión ambiental inicial se


refiere al análisis que debe hacerse comparando los indicadores del desempeño
ambiental de la organización con los requisitos correspondientes establecidos tanto
internamente como en documentos normativos externos y en otras regulaciones.
Para ello el trabajo puede organizarse a través de la formación de grupos de trabajo
especializados por área de actividad, contactos con las partes interesadas,
consultas con órganos externos especializados o de otra forma.

Es recomendable también en esta fase preparar, al menos de forma preliminar una


relación o lista de verificación que permita determinar dónde se encuentran las
posibilidades de mejoramiento del desempeño ambiental de la organización, aspecto
importante en el diseño o remodelación del Sistema de Gestión Ambiental de la
organización.

Definición de la política ambiental

En el cuadro siguiente se presentan los primeros requisitos contemplados en la


NC-ISO 14001:

12
NORMA NC-ISO 14001:

4. Requisitos del sistema de gestión ambiental

4.1 Requisitos generales

La organización establecerá y mantendrá un sistema de gestión ambiental cuyos


requisitos se describen en este capítulo.

4.2 Política ambiental

La más alta dirección definirá la política ambiental de la organización y asegurará que la


misma:

a) sea apropiada para la naturaleza, la escala y los impactos ambientales de sus


actividades, productos o servicios;

b) incluya un compromiso para el mejoramiento continuo y la prevención de la


contaminación;

c) incluya un compromiso de cumplir con la legislación y reglamentación ambiental


pertinentes y con otros requisitos a los que se adhiera la organización;

d) provea el marco para establecer y revisar los objetivos y metas ambientales;

e) sea documentada, implantada, mantenida y comunicada a todo el personal;

f) esté disponible para el público.

Para poder definir o diseñar la política ambiental, debe partirse de los resultados de
la revisión ambiental inicial y en consecuencia:

Conocer, al menos de forma gene-


ral, los impactos ambientales que
causa la organización.

Una política ambiental bien fundamentada debe apoyarse además en resultados de


encuestas, entrevistas y otras formas de obtención de información entre los clientes,
la población, las autoridades ambientales y otras partes interesadas acerca de las
actividades de la organización y de sus efectos ambientales.

El texto de la política ambiental no debe ser innecesariamente extenso. Muchas de


las políticas conocidas actualmente en corporaciones y empresas de alto prestigio
por su desempeño ambiental ocupan desde un párrafo hasta un par de páginas a lo
sumo. A continuación se muestran ejemplos, algunos de ellos adaptados a los
efectos de su inclusión en la presente Guía.

13
EJEMPLO 1
(*)
Declaración de Política Ambiental

Nuestra Política Ambiental es aplicable a todas las unidades de


producción y servicios de la Empresa RAFI S.A. ubicadas en Ciudad
de La Habana y es de conocimiento de todos sus trabajadores.

Nos comprometemos a desarrollar las actividades de la Empresa


observando los siguientes principios:

➨ Mejorar continuamente nuestro desempeño ambiental, reduciendo


al máximo posible las emisiones en las operaciones de producción
y servicio.

➨ Cumplir rigurosamente los requisitos de las regulaciones


ambientales que nos son aplicables.

➨ Mantener informados a nuestros clientes sobre la marcha del


desempeño ambiental de la Empresa.

➨ Promover el ahorro de energía y el consumo de agua en todos


nuestros talleres.

➨ Reducir en lo posible los impactos ambientales de nuestros


productos durante su producción, uso y disposición.

➨ Fijar y revisar anualmente nuestros objetivos y metas ambientales


de modo que den respuesta a la presente Política y ponerlos a
disposición de todas las partes interesadas.

N. Pérez B. Díaz
Gerente General Director
Ambiental
RAFI. S.A. 1999-07-01

(*) Adaptado de la Guía Implementación de la Norma NTC ISO 14001,


ICONTEC, Colombia

14
EJEMPLO 2
(*)
Política Ambiental

Nuestro compromiso es conducir a la Empresa dentro del concepto de


desarrollo sostenible, apoyados en los siguientes principios:

➩ Reconocimiento de la gestión ambiental como una de nuestras prioridades.


➩ Promoción del desarrollo del ser humano para que actúe de forma
ambientalmente responsable.
➩ Perfeccionamiento de los procesos, productos y servicios, buscando la
mejora continua del desempeño ambiental y la prevención de la
contaminación.
➩ Cumplimiento de la legislación relativa al medio ambiente.
➩ Disposición al diálogo con las partes interesadas sobre nuestras actividades e
impactos ambientales

Nuestro Sistema de Gestión Ambiental abarca todas las etapas de


producción de calzado.

Nuestros objetivos y metas ambientales son actualizados anualmente y


publicados en el Boletín Oficial de la Empresa, estando disponible para
todas las partes interesadas en el Departamento de Relaciones Públicas.

H. González M. Rodríguez
Director General Vice-Director
Calidad y Medio Ambiente

(*) Adaptado del Manual de Implantação ISO 14001, CNI, Brasil.

EJEMPLO 3
(*)
Declaración de Política Ambiental

Nuestra corporación reconoce sus responsabilidades respecto a la


preservación del Medio Ambiente y su Dirección se compromete a
minimizar el impacto ambiental de sus operaciones, productos y servicios,
para evitar efectos adversos sobre sus empleados, clientes, contratistas, la
Comunidad y el Medio Ambiente.

Principios

1. Cumplir con toda la legislación y normativa ambiental aplicable.

2. Considerar a la gestión ambiental como una de las principales prioridades


empresariales.

3. Prevenir o minimizar emisiones y descargas nocivas, al aire, agua o suelo.

15
EJEMPLO 3 (cont.)
(*)
Declaración de Política Ambiental

4. Reducir, dentro de lo posible, la generación de residuos, reciclando todo


cuanto sea razonable y asegurando un manejo responsable de los residuos
peligrosos.

5. Operar las instalaciones haciendo un uso racional de la energía.

6. Controlar permanentemente el desempeño ambiental y establecer


programas de mejoras ambientales continuas.

7. Evaluar los impactos y riesgos ambientales en nuevos proyectos e


inversiones.

8. Desarrollar programas de prevención y control de emergencias


ambientales.

9. Capacitar y motivar al personal respecto del cuidado del medio Ambiente.

10. Evaluar, periódicamente, el desempeño ambiental de las empresas y el


cumplimiento de la Política y los Objetivos Ambientales.

(*) Revisión cero


Tomado de Pérez Companc – Informe Ambiental 1998.

EJEMPLO 4
(*)
Política Ambiental de DNRA

DNRA trabajará para asegurar que el personal sea usado apropiada y


eficientemente con vistas a minimizar los impactos ambientales y los
recursos de consumo. En este sentido, el ferrocarril puede hacer una
contribución considerable para resolver uno de los mayores problemas del
sector de transporte: no incrementar nunca el daño ambiental.

Conjuntamente con otros actores en el sector de transporte y la sociedad


en general, DNRA buscará nuevas vías para alcanzar la movilidad
sostenible.

DNRA trabajará para asegurar que los ferrocarriles mantengan y exploten


su posición como el mayor amigo ambiental del transporte. DNRA desea
ser vista como una organización que líder en el campo en los asuntos
ambientales, porque el reto de los ferrocarriles en el futuro es la posibilidad
de proporcionar una forma de transporte que sea tanto competitiva como
ambientalmente sana.

DNRA ve como su deber impulsar a los operadores de ferrocarril de


Dinamarca a incorporar la conciencia ambiental en sus operaciones. La

16
EJEMPLO 4 (cont.)
(*)
Política Ambiental de DNRA

propia organización proporcionará las rutas que son operadas y ampliadas


teniendo en mente la naturaleza y el medio ambiente.

DNRA evaluará las consecuencias ambientales de todos los servicios que


oferta y recibe, integrando los aspectos ambientales a sus operaciones
como un todo. Este es el por qué la DNRA está involucrando a sus
clientes, a las autoridades y al público en general en un diálogo activo
sobre los aspectos ambientales.

(*) DNRA: Danish National Railway Agency.


Tomado de DRAFT ISO TR 14032.2

El siguiente es un ejemplo de Política integrada que abarca los tres campos de


Seguridad, Salud y Medio Ambiente:

EJEMPLO 5
(*)
Política de Seguridad, Salud y Medio Ambiente de UTC

UTC no estará satisfecha hasta que sus puestos de trabajo estén


asegurados contra peligros, sus empleados libres de riesgos, sus
productos y servicios sean seguros y sus compromisos y registros en la
protección del medio ambiente natural sean únicos.

Compromisos

♦ Eliminar todos los riesgos laborales haciendo los lugares de trabajo


libres de peligros y acciones inseguras.
♦ Reducir los contaminantes en los procesos productivos a los niveles
más bajos alcanzables.
♦ Conservar los recursos naturales en el diseño, producción, uso y
disposición de productos y prestación de servicios.
♦ Establecer normas de seguridad y protección ambiental que cumplan
con las leyes locales y externas, cuando sea necesario, para alcanzar
las metas de esta política.
♦ Mantener a los jefes de operación responsabilizados por la seguridad y
el desempeño ambiental y promover el liderazgo y los recursos
requeridos.
♦ Exigir a todos los empleados el cumplimiento de estas normas.

Apoyo

♦ Cuantificar las metas de seguridad y ambientales, medir regularmente

17
EJEMPLO 5 (cont.)
(*)
Política de Seguridad, Salud y Medio Ambiente de UTC

el progreso e informar al Consejo de Directores de UTC, empleados y


comunidades; y responder a las sugerencias y necesidades de otros.
♦ Desarrollar tecnologías y métodos para garantizar puestos de trabajo
seguros mundialmente y proteger el medio ambiente, y promulgar estos
fuera de UTC.
♦ Priorizar las consideraciones de seguridad y ambientales en el
desarrollo de nuevos productos y decisiones de inversión, y en nuestros
negocios con contratistas y suministradores.

(*) UTC: United Technologies Corporation.


Tomado de ISO/TC 207/SC4 N283.

En el ya referido Manual 10 para el Desarrollo, de la ISO, aparece un “enfoque de


sentido común” para diseñar la política ambiental, denominado “principio de las 5 A”
(Attitude, Accuracy, Adequate resources, Awareness, Action), que se ha
considerado conveniente extractar aquí, para que las organizaciones cubanas lo
tomen en cuenta:

➨ Actitud: establecer una política efectiva, dondequiera que la actividad de la


organización necesite de una actitud ambiental positiva. Involucrar a los jefes de
línea en la definición de la política y asegurar que ellos entienden tanto la política
como sus implicaciones para la organización, son tareas esenciales. Es vital
asegurar que el jefe ejecutivo firme la versión final.

➨ Precisión: los objetivos y metas deben ser fijados de un modo abierto y


honesto. Los implicados en la política, tanto clientes como empleados
necesitarán ver que lo establecido por ésta es realista para la organización.

➨ Recursos adecuados: la implementación de la política requiere recursos


adecuados, cuya asignación dependerá de las prioridades que deben fijarse.

➨ Conciencia: deben asegurarse las líneas de comunicación apropiadas, tanto


internas como externas, de modo que se puedan obtener las sugerencias
pertinentes. Una importancia particular posee la comunicación con las
autoridades ambientales y la comunidad local.

➨ Acción: la política deberá reflejar cómo será monitoreada, auditada y ejercida.

Una vez elaborada la Política Ambiental de la organización cumpliendo los requisitos


antes expuestos y dada a conocer a todos los interesados (trabajadores, clientes,
socios y demás partes interesadas) puede pasarse a la fase de PLANIFICACIÓN.

18
Identificación de los aspectos am-
bientales

La definición y análisis de los aspectos ambientales significativos de una


organización poseen una importancia de primer orden, dado que junto con la
identificación de los requisitos legales y de otra índole, constituyen la base decisiva
sobre la cual se debe implementar el SGA. Los problemas que no se detecten en
esta etapa, pueden poner en peligro los efectos deseados del SGA, ya que
quedarían fuera de cualquier análisis posterior y consecuentemente fuera del
alcance del SGA que se proyecta.

Debe aclararse que muchas organizaciones acometen una revisión completa de sus
aspectos ambientales y sus impactos ambientales asociados durante el proceso de
revisión inicial, mientras que otras sólo lo hacen en dicho proceso de una forma
preliminar, con vistas a hacer posteriormente una evaluación más completa.

Como puede verse en el siguiente cuadro la NC-ISO 14001 no especifica una


metodología de evaluación, pero el método debe ser suficientemente completo y
balanceado:

NORMA NC-ISO 14001:

4.3 Planificación

4.3.1 Aspectos ambientales

La organización establecerá y mantendrá uno o más procedimientos para identificar los


aspectos ambientales de sus actividades, productos o servicios que pueda controlar y
sobre los que se pueda esperar que tenga influencia, para determinar aquellos que
tienen o pueden tener impactos significativos sobre el medio ambiente. También
asegurará que se consideren los aspectos relacionados con tales impactos
significativos al fijar sus objetivos ambientales. La organización conservará esta
información actualizada.

Al establecer el procedimiento para identificar los aspectos ambientales y los


impactos ambientales de los productos, procesos y servicios la organización, debe:

Tener presente que la relación


aspecto → impacto es de causa →
efecto. Los aspectos ambientales
son las causas y los impactos
ambientales son los efectos.

19
Otros ejemplos que ilustran esta relación son los siguientes:

ASPECTOS AMBIENTALES IMPACTOS AMBIENTALES


Emisiones al aire Contaminación atmosférica
Descargas de aguas residuales Contaminación del agua
Aplicación de herbicidas Contaminación del suelo y las aguas
subterráneas
Mantenimiento de Agotamiento de la capa de ozono
refrigeradores

Para la determinación de los aspectos e impactos ambientales deben considerarse


las actividades normales de operación, las actividades anormales, tales como las
paradas generales por mantenimiento y las condiciones de emergencias potenciales.

En el Anexo A de la NC-ISO 14001 se sugiere considerar, cuando sea apropiado, los


siguientes aspectos:

a) emisiones al aire;
b) descargas al agua;
c) gestión de residuos;
d) contaminación de suelos;
e) consumo de materias primas y recursos naturales;
f) otros temas ambientales locales y de la comunidad.

Esta relación no es obligatoria ni exhaustiva, corresponde a cada organización


definir y valorar sus aspectos e impactos ambientales.

Es importante:

Definir los límites del sistema,


tomando en cuenta la localización
de las actividades, los productos o
servicios propios de la organiza-
ción y el área de influencia de sus
impactos ambientales.

Al hacer esta determinación de los límites del SGA, es necesario prestar una
especial atención a lo relacionado con la dispersión de las actividades. Por
ejemplo, talleres ubicados fuera del área propia de producción o servicio, depósitos
o tanques de almacenamiento situados en los alrededores de la planta de
producción, instalaciones arrendadas o compartidas con otras organizaciones, etc.
En este último caso, si se efectúan exigencias a terceros, éstas deben incluirse
dentro del alcance del SGA.

20
Resulta conveniente tener a mano al realizar la identificación y análisis de los
aspectos e impactos ambientales, entre otros, los siguientes documentos:

➨ Informes de monitoreos ambientales.


➨ Balances de materias primas y energía.
➨ Planos de los procesos de la organización.
➨ Reclamaciones de los clientes.
➨ Opiniones de sectores o partes interesadas.
➨ Resultados de inspecciones ambientales.
➨ Resultados de investigaciones de impactos ambientales.

Asimismo puede utilizarse un plano de las instalaciones de la organización como


ayuda para identificar los puntos en los cuales se está impactando al medio
ambiente.

Se sugiere también promover discusiones en grupos, donde estén representados


varios sectores de la organización y en la medida de las posibilidades, involucrar a
las partes interesadas de la comunidad (por ejemplo, representantes de los
Consejos de la Administración Municipal y/o Provincial), autoridades ambientales
(por ejemplo, funcionarios de las UMA), representantes de las Universidades, etc.

Durante sus sesiones de trabajo, estos grupos pueden orientarse por un flujograma
que en general debe contemplar los cuatro pasos que conforman este proceso,
según la NC-ISO 14001, a saber:

➨ Paso 1: Se selecciona una actividad, producto o servicio.

➨ Paso 2: Se identifican los aspectos ambientales de la actividad, producto o


servicio.

➨ Paso 3: Se identifican los impactos ambientales.

➨ Paso 4: Se evalúa la significación de los impactos.

Un método que suele emplearse con frecuencia es asignar valores numéricos a los
aspectos e impactos ambientales con el objetivo de organizarlos de manera
sistemática y en forma de matrices para cada una de las condiciones normales,
anormales y de emergencia. De este modo, pueden considerarse en una primera
etapa tres criterios de selección: la amplitud, la intensidad y la probabilidad de
ocurrencia del impacto. Así, por ejemplo, la amplitud reflejaría su extensión
(puntual, local o global), la intensidad representaría el grado del impacto negativo al
medio ambiente, que podría ser alto, medio o bajo; y la probabilidad estimada (alta,
media o baja) de ocurrencia del efecto sobre el medio ambiente.

De esta forma se asignan los valores: 1 (nivel bajo), 2 (nivel medio) y 3 (nivel alto)
conforme a la tabla que se ilustra a continuación. La suma de estos valores de
amplitud e intensidad (o probabilidad para el caso de riesgo ambiental) tiene un valor
nominal que varía entre 2 y 6, lo cual da el nivel de importancia o grado de
calificación del efecto.

21
Intensidad
1 2 3
2 3 4
1
3 4 5
Importancia 2 2 2
4 5 6
3

A su vez este nivel de importancia del aspecto o impacto ambiental puede


clasificarse, por ejemplo, como despreciable (2), moderado (entre 3 y 4), crítico
(entre 5 y 6) y no aplicable.

También podría elaborarse una matriz para establecer la relación aspecto-impacto,


al definir el nivel de significación o importancia (baja, media o alta) de donde puede
resultar un esquema para la valoración ambiental de las áreas de actividad de la
organización, como se muestra en el ejemplo siguiente:

AREAS RECURSOS EMISIONES Materia-


DE les Acci-
peligro- dentes
ACTIVIDAD Materia Agua Energía Aire Agua Suelo Ruido Resi-
sos
Prima duos
Desarrollo 2 2 2 2 2 2 2 2 3 1
Suministros 1 1 1 1 1 1 2 1 1 1
Elaboración 2 2 2 3 2 1 2 3 2 2
de metales
Producción 2 2 2 3 2 1 2 3 2 2
mecánica
Tratamiento 1 2 3 3 3 2 2 2 3 3
superficial
Ensamblaje 1 1 2 3 2 2 2 2 3 2
Almacena- 1 1 2 2 2 2 2 1 2 1
miento
Venta y distri- 3 1 1 2 2 2 1
bución
Mantenimien- 1 2 3 3 3 2 2 2 2 2
to
Servicios 1 2 2 2 2 1 2 2 2 1
1: Importancia baja 2: Importancia media 3: Importancia alta
Adaptado de la Guía Implementación de la Norma NTC ISO 14001, ICONTEC, Colombia

El ordenamiento anterior le permite a la organización:

Determinar cuáles son las áreas


que se deben tomar en conside-
ración y qué se debe evaluar
detalladamente en cada una de
ellas.

22
Los niveles de importancia podrían calificarse en este caso del siguiente modo:

EXIGENCIAS DE
NIVEL DE VALOR DEL POTENCIAL DE IMPACTOS LAS PARTES
IMPORTANCIA PARÁMETRO RIESGO AMBIENTALES INTERESADAS
BAJA No existe o se
1 presenta en pequeña Ninguno No No se
cantidad manifiestan
Existe por debajo del
MEDIA valor límite y en Medio Limitados Son
2 cantidades modera- reconocibles
das
Existe por encima o
ALTA en la zona del valor Se
3 límite en grandes Alto Importantes manifiestan
cantidades

En el análisis de los aspectos ambientales que tienen o pueden tener impactos


significativos hay que tomar en consideración que este proceso no es un fin en sí
mismo, sino que se debe:

Concretar sistemáticamente, al
final de cada paso dentro del
análisis de los aspectos ambien-
tales, la acción que se va a tomar
y la prioridad para su ejecución.

Así, de las 10 áreas de actividad indicadas en el ejemplo anterior, puede observarse


por simple inspección que la de tratamiento superficial es la que genera el mayor
impacto ambiental, ya que la suma de los puntos a ella asociada es la mayor. Esto
significa que debe prestársele el máximo de atención al conjunto de acciones que
deberán desarrollarse en esta área de actividad, con el fin de mitigar dicho impacto.
Tales acciones pudieran vincularse, en este caso específico, por ejemplo, con
medidas para el mejoramiento en la composición de los productos químicos
empleados, revisión de los métodos de control de los pasos que componen este
proceso, mejoramiento del aprovechamiento de calor, revisión de las instrucciones
de trabajo y otras.

En la práctica, lo más frecuente es encontrar que para cada área de actividad de la


organización existen varios aspectos ambientales y uno o más impactos respectivos
asociados, tal como se muestra en el siguiente ejemplo, tomado de una industria de
hierro y acero:

23
ACTIVIDAD ASPECTO ASOCIADO IMPACTO
1) Agua de enfriamiento Consumo de agua con baja
circulación.
2) Gas natural Consumo de recursos natu-
rales. Efecto invernadero
Proceso de reducción del (CO2).
mineral de hierro 3) Flujo de descarga Flujo con contenido de sóli-
dos en suspensión
4) Movimiento de material Partículas de material en la
atmósfera.
1) Generación de energía Consumo de recursos natu-
eléctrica rales.
2) Reutilización de chatarra Recuperación de chatarra
Hornos de arco eléctrico – como proceso de reciclaje.
Procesos de fundición con- 3) Emisiones y residuos Generación de residuos
tinua sólidos.
4) Agua de enfriamiento Consumo de agua con baja
circulación.

En aras de la sencillez, en los ejemplos hasta ahora citados se han tomado sólo tres
niveles de significación o importancia para los impactos ambientales. No obstante,
en ocasiones esta clasificación convencional suele hacerse más amplia atendiendo
a la probabilidad de ocurrencia del impacto, la probabilidad de detección del mismo y
la severidad o intensidad de su consecuencia. De este manera se incrementa la
precisión en la determinación de los impactos significativos. Un ejemplo de este tipo
de clasificación es el siguiente, donde se fijan 6 niveles:

Probabilidad de ocurrencia Probabilidad de detección Severidad de la


consecuencia
Criterio Valor Criterio Valor Criterio Valor
Muy alta 5 Segura 0 Ninguna 0
Alta 4 Muy alta 1 Menor 2
Moderada 3 Alta 2 Baja 4
Baja 2 Moderada 3 Moderada 6
Muy baja 1 Baja 4 Alta 8
Ninguna 0 Muy baja 5 Muy alta 10

En cualquiera de los procedimientos utilizados la fijación del nivel de significación de


los impactos puede estar determinado por un conjunto de factores que la
organización debe tener presente. Estos factores son:

♦ Legislación y requisitos regulatorios aplicables.


♦ Percepción del público.
♦ Códigos de prácticas industriales.
♦ Conocimiento científico del impacto.
♦ Escala del impacto.

24
♦ Sensibilidad del medio ambiente local.
♦ Espectativas de las partes interesadas.
♦ Contribuciones relativas al impacto total.
♦ Aspectos de la salud.
♦ Tipo de recurso consumido.
♦ Implicaciones financieras.

Como puede observarse del texto de la NC-ISO 14004 la evaluación de la


significación de los impactos ambientales se facilita si se consideran factores de este
tipo, que en dicha norma aparecen agrupados en Preocupaciones ambientales y
Preocupaciones comerciales.

Una vez concluida la evaluación de la significación de los aspectos e impactos


ambientales de la organización, puede iniciarse el siguiente paso.

Identificación de los requisitos


legales y de otro tipo

El apartado 4.3.2 de la NC-ISO 14001 es el referido a los requisitos legales y de


otro tipo, el cual expresa:

NORMA NC-ISO 14001:

4.3.2 Requisitos legales y de otro tipo

La organización establecerá y mantendrá un procedimiento para identificar y tener


acceso a los requisitos legales y de otro tipo que ella suscriba, que sean aplicables a los
aspectos ambientales de sus actividades, productos o servicios.

Este aspecto de los requisitos legales, ya había sido abordado anteriormente en la


presente Guía, en cada uno de los capítulos precedentes, por lo que la organización
deberá iniciar este paso hacia la implementación de la NC-ISO 14001, con los
elementos que le permitirán desarrollarlo con éxito; como por ejemplo, “conocer y
mantener archivada toda la legislación ambiental relacionada con las actividades de
la organización”, acción contemplada dentro de la revisión inicial.

Esta nueva fase va más allá: La organización debe ser capaz de:

25
Demostrar que están implantados
los procedimientos para identifi-
car y tener acceso a toda la legis-
lación y demás regulaciones (par-
ticularmente la ambiental) aplica-
ble a los aspectos ambientales de
las actividades, productos y ser-
vicios de la organización.

Es conveniente puntualizar que en el Anexo A de la NC-ISO 14001 se dan ejemplos


de lo que debe interpretarse por “otros requisitos” (códigos de prácticas industriales,
acuerdos con autoridades públicas, directrices no regulatorias).

Por otra parte, en la NC-ISO 14004 se ilustran las diversas formas que pueden tener
estos requisitos legales, así como las fuentes que pueden utilizarse para
identificarlos. Sobre esto último puede utilizarse el Anexo B de esta Guía.

Teniendo en cuenta estas características que igualmente están presentes de forma


general en la legislación ambiental cubana (Anexo A), es necesario prestar una
especial atención a este punto por parte de la organización.

Hay que tener presente que la relación de documentos legales que aparecen en el
Anexo A, como bien allí se aclara, no es exhaustiva; sólo comprende la legislación
ambiental que se encontraba vigente y registrada en la Gaceta Oficial al concluir la
elaboración de la presente Guía. Además, actualmente se desarrolla un amplio plan
legislativo con vistas a implementar eficazmente la Ley No. 81 “Del Medio
Ambiente” aprobada en julio de 1997, por lo que la organización debe mantenerse
al tanto de su evolución.

Si a la organización se le han concedido licencias, permisos u otras autorizaciones


ambientales por parte de las autoridades cubanas correspondientes (dependencias
del CITMA, del Ministerio de Salud Pública (MINSAP), del Ministerio de la Agricultura
(MINAGRI), del Instituto Nacional de Recursos Hidráulicos (INRH) u otras), los
compromisos así adquiridos son de obligatorio cumplimiento y estarán dentro del
primer orden de prioridad con respecto a este requisito de la NC-ISO 14001.

Si se trata, por ejemplo, de una empresa subordinada a otra entidad, como un


ministerio o corporación, la cual ha contraído determinados compromisos
ambientales, dicha empresa deberá también considerar los que les sean aplicables.

Estos factores obligan a las organizaciones cubanas a:

26
Mantener un exhaustivo control y
actualización de toda la documen-
tación jurídica ambiental, inclu-
yendo las Normas Cubanas Obliga-
torias que conciernen a las activi-
dades, productos o servicios de la
organización.

En tal sentido la organización elaborará un registro sobre toda la legislación


ambiental que le es aplicable, así como una lista de control que contenga los
requisitos que la misma debe cumplir y demostrar que los cumple ante las
autoridades ambientales. Esta lista debe estar disponible para consulta rápida por
parte de todo el que la necesite en la organización y debe hacer referencia al
procedimiento (puede ser más de uno) documentado que permite identificar y tener
acceso a esa información.

Entre las personas de la organización que necesitan tener acceso a la información


legal pueden estar incluidas aquellas que tienen responsabilidades en las áreas de
información, operaciones, investigación y desarrollo, relaciones públicas,
manipulación y disposición de residuos, entre otras.

No deben pasarse por alto que en Cuba existe una Estrategia Ambiental Nacional
como expresión de la política ambiental cubana, en la cual se plasman sus
proyecciones y directrices principales, y en base a la cual se elaboran las
correspondientes Estrategias Ambientales Ramales o Sectoriales, en las cuales
las organizaciones pueden tener compromisos ambientales que cumplir y que no
deben obviarse en este análisis.

Es conveniente igualmente prestar atención al apartado 4.2.4 de la NC-ISO 14004,


referido a los criterios de desempeño internos utilizables “en el caso de que las
normas externas no satisfagan las necesidades de la organización, o cuando
directamente no existan”, dado el estadío de desarrollo, perfeccionamiento y
completamiento en que se encuentran las normativas ambientales cubanas.

Se recomienda hacer uso de una base de datos computarizada y de softwares


apropiados que permitan organizar con eficiencia el proceso de identificación,
búsqueda y acceso de la legislación ambiental y de otro tipo, así como de los
requisitos ambientales que dentro de ella conciernen a las actividades, productos o
servicios de la organización.

27
Esta etapa concluye con la identificación de los requisitos legales y de otro tipo que
se aplican a la organización, y su comunicación a todas las personas que
corresponda dentro de la misma.

Bajo estas condiciones puede pasarse a la próxima fase.

Establecimiento de los objetivos y


metas ambientales

Los objetivos y metas ambientales son objeto del apartado 4.3.3 de la NC-ISO
14001, el cual establece:

NORMA NC-ISO 14001:

4.3.3 Objetivos y metas

La organización establecerá y mantendrá los objetivos y metas ambientales


documentados, en cada función y nivel pertinentes en la organización.

Cuando establezca y revise sus objetivos, cada organización considerará los requisitos
legales y de otro tipo, sus aspectos ambientales significativos, sus opciones
tecnológicas y sus requisitos financieros, operativos y comerciales, así como los puntos
de vista de las partes interesadas.

Los objetivos y metas serán compatibles con la política ambiental, incluido el


compromiso de prevención de la contaminación.

La organización llega a esta fase del proceso con una política ambiental bien
definida, con un adecuado dominio de sus aspectos e impactos ambientales
significativos y con un conocimiento claro de los requisitos legales y de otro tipo que
le competen. Resulta ahora necesario:

Establecer los objetivos y metas


ambientales para implementar la
política ambiental de la organi-
zación.

28
Para ello hay que tener presente que los objetivos son metas globales del
desempeño ambiental identificadas en la política ambiental y al establecerlos
deben tomarse en consideración los impactos ambientales significativos y los
requisitos legales determinados. Las metas ambientales se establecerán para
alcanzar los objetivos, y deberán ser específicas, medibles y cumplibles para un
período dado de tiempo. A su vez a las metas pueden estar asociados los
indicadores de desempeño ambiental. La NC-ISO 14004 presenta ejemplos de
compromisos que pueden formar parte de objetivos ambientales, así como de
indicadores mediante los cuales se puede medir su progreso.

Se presentan a continuación varios ejemplos que ilustran la relación política-


objetivo-meta-indicador.

EJEMPLO 6

Política – Objetivo – Meta – Indicador

➢ Política: Operar las instalaciones haciendo un uso racional de la


energía (tomado del EJEMPLO 3).

➢ Objetivo: Minimizar el uso de la energía en las plantas de


producción.

➢ Meta: Reducir en un 8 % el consumo de electricidad en el taller


de tratamiento térmico durante 1998 con respecto al año
anterior.

➢ Indicador: Consumo de electricidad (kW-h) por tonelada (t) de


producción.

Nótese como, tanto en este como en los ejemplos siguientes, existe una estrecha y
coherente relación entre lo expresado en la política ambiental de la organización y el
objetivo trazado. A partir de dicho objetivo se ha fijado una meta ambiental
especifica, cuantificada y medible a través de un indicador concreto que en este
caso es el consumo de electricidad en kW-h por tonelada de producción.

29
EJEMPLO 7

Política – Objetivo – Meta – Indicador

➢ Política: Perfeccionamiento de los procesos, productos y


servicios, buscando la mejora continua del desempeño
ambiental y la prevención de la contaminación (tomado del
EJEMPLO 2).

➢ Objetivo: Reducir gradualmente las emisiones de dióxido de


carbono (CO2) en el proceso de cocción.

➢ Meta: Instalar la primera cámara recuperadora de gases en el


proceso de cocción y ponerla en marcha antes de septiembre
de 1998.

➢ Indicador: Cantidad de CO2 emitido (dm3) por unidad de masa


producida (t).

EJEMPLO 8

Política – Objetivo – Meta – Indicador

➢ Política: Disposición al diálogo con las partes interesadas sobre


nuestras actividades e impactos ambientales (tomado del
EJEMPLO 2).

➢ Objetivo: Asegurar el diálogo con las partes interesadas sobre


el desempeño ambiental de la compañía, con vistas a reducir
sus quejas y exigencias.

➢ Meta: Eliminar las quejas de la comunidad local sobre el


desempeño ambiental de la compañía al concluir 1998.

➢ Indicador: Número de quejas de la comunidad local sobre el


desempeño ambiental de la compañía.

Sucede que en ocasiones para cumplir uno de los compromisos de la política


ambiental se requiere formular varios objetivos, igualmente puede ocurrir en el caso
de las metas respecto a los objetivos, así como los indicadores con relación a las
metas.

30
Para un estudio más detallado sobre los indicadores ambientales puede consultarse
la norma ISO 14031, la cual se encuentra en proceso de adopción como Norma
Cubana.

Los objetivos y metas ambientales pueden abarcar la organización en su totalidad o


enmarcarse en un ámbito más estrecho de la misma, como ilustran los ejemplos 8 y
7 anteriores, respectivamente.

Además, la organización deberá:

Revisar y actualizar periódica-


mente los objetivos y metas am-
bientales, a la luz de las revi-
siones ambientales que se acome-
tan, los cambios de prioridades de
las partes interesadas o cualquier
otra causa que lo justifique.

Una vez que la organización ya tiene definidos y documentados sus objetivos y


metas ambientales siguiendo los pasos y premisas aquí indicados, se puede pasar a
la próxima etapa.

Establecimiento del Programa de


Gestión Ambiental

De este aspecto se ocupa el apartado 4.3.4 de la NC-ISO 14001, que expresa:


NORMA NC-ISO 14001:

4.3.4 Programa(s) de gestión ambiental

La organización establecerá y mantendrá uno o más programas para lograr sus


objetivos y metas. Ellos incluirán:

a) la designación de la responsabilidad por el logro de los objetivos y las metas en


cada función y nivel pertinentes de la organización;

b) los medios y los plazos para que ellos sean logrados.

Si fuera apropiado, el programa o los programas serán enmendados para asegurar que
la gestión ambiental también se aplicará a los proyectos relacionados con nuevos
desarrollos, y con actividades, productos o servicios, nuevos o modificados.

31
Debe tenerse presente que una misma organización puede decidir desarrollar e
implementar mas de un programa para alcanzar el mismo objetivo. Similarmente
puede ser posible fijar un solo programa que tenga un efecto positivo sobre varios
aspectos o impactos al mismo tiempo.

Dado que el objetivo esencial del Programa de Gestión Ambiental es lograr el


cumplimiento de los objetivos y metas ambientales definidos en la etapa anterior, es
necesario que si estos últimos sufren cambios, se modifique dicho Programa
consecuentemente.

En la NC-ISO 14004 se proporciona un ejemplo de proceso iterativo para desarrollar


un Programa de Gestión Ambiental. Nótese cómo debe partirse de la política
ambiental, de ella extraer el compromiso, de éste los objetivos, a los que se
asocian las metas respectivas y finalmente las acciones que les correspondan a
estas últimas.

Se inserta aquí un ejemplo contentivo de un fragmento de un Programa de Gestión


Ambiental, incluyendo responsables, plazos de cumplimiento y ahorros esperados.

EJEMPLO 9

FRAGMENTO DE UN PROGRAMA DE GESTIÓN AMBIENTAL

1. Política Ambiental/Compromiso: Reducir el consumo de


recursos naturales.
1.1 Objetivo 1: Minimizar el consumo de agua industrial.
1.1.1 Meta 1: Reducir el consumo de agua industrial en el proceso
de lavado desde 1,0 m3/tonelada de producción hasta 0,6 m3/t
para el 1998-12-31.
1.1.1.1 Acción 1: Realizar un monitoreo de los consumos de agua
industrial en cada una de las secciones del proceso de
lavado y preparar y presentar el informe y el plan de ahorro
correspondientes.

32
EJEMPLO 9 (cont.)

FRAGMENTO DE UN PROGRAMA DE GESTIÓN AMBIENTAL

Responsable: Jefe de la Planta de Lavado.


Cumplimiento: 1997-10-31
1.1.1.2 Acción 2: Actualizar el plan de sustitución de contadores
de agua industrial aprobado en 1996 y concluir la
instalación de los nuevos equipos.
Responsables: Jefes de Metrología y Mantenimiento.
Cumplimiento: 1998-01-01
1.1.1.3 Acción 3: Elaborar y analizar mensualmente en el
Consejo de Dirección de la Empresa el informe sobre la
marcha del Plan de Ahorro derivado de la Acción 1.
Responsable: Jefe de la Planta de Lavado.
Cumplimiento: Mensual (según calendario de reuniones
del Consejo de Dirección), a partir de febrero de 1998.
Ahorro esperado: $ 2 500.00/trimestre (evaluado el 1997-
06-30).
1.2 Objetivo 2: Reducir al mínimo posible el consumo de energía
eléctrica.
1.2.1 Meta 1: Reducir el consumo de energía eléctrica en el Área
administrativa en un 7 % para 1998-02-15 con respecto al
nivel reportado en 1997-12-01.
1.2.1.1 Acción 1: Culminar el plan de instalación de tejas
traslúcidas en los pasillos del Bloque A de Oficinas y
eliminar los 50 bancos de lámparas acordados.
Responsables: Jefe de Mantenimiento y Electricista
Principal.
Cumplimiento: 1998-01-01.
1.2.1.2 Acción 2: Instalar un nuevo lote de bombillos ahorradores
en los pantrys y comedores de los niveles 4, 5 y 6 del
Bloque B de Oficinas, en sustitución de las lámparas
actuales.
Responsables: Jefe de Mantenimiento y Electricista
Principal.
Cumplimiento: 1998-01-20.
Ahorro esperado: $ 1 200.00/mes (evaluado el 1997-06-
30).

El ejemplo anterior puede ser suficiente para ilustrar a las organizaciones la forma
en que debe conformarse un Programa de Gestión Ambiental.

Si el programa elaborado está en línea con los objetivos y metas de la organización;


si han sido designados los responsables de cada una de las acciones y si se han
precisado los recursos necesarios, la organización concluye la fase de
PLANIFICACIÓN y estará en condiciones de pasar a la próxima fase de
IMPLANTACIÓN Y OPERACIÓN.

33
Estructura y responsabilidad

El requisito sobre estructura y responsabilidad aparece en el apartado 4.4.1 de


la NC-ISO 14001:

NORMA NC-ISO 14001:

4.4 Implantación y operación

4.4.1 Estructura y responsabilidad

Se definirán, documentarán y comunicarán roles, responsabilidades y autoridades de


modo de facilitar la gestión ambiental efectiva.

La dirección proveerá los recursos esenciales para la implantación y el control del


sistema de gestión ambiental. Ellos incluirán recursos humanos y habilidades
especializadas, tecnología y recursos financieros.

La más alta dirección de la organización designará uno o más representantes


específicos de la dirección, quienes, independientemente de otras responsabilidades,
tendrán roles, responsabilidades y autoridad definidos para:

a) asegurar que los requisitos del sistema de gestión ambiental estén establecidos,
implantados y mantenidos de acuerdo con esta norma;

b) informar sobre el desempeño del sistema de gestión ambiental a la más alta


dirección para su revisión y como base para el mejoramiento del sistema de gestión
ambiental.

La implantación y operación del SGA de una organización debe considerar los siete
elementos referidos en la norma NC-ISO 14001. El primero, referido a la estructura
y responsabilidad, tiene que ver con el hecho de que el éxito en la implementación
del SGA depende del compromiso de todos los empleados de la organización, que
cada uno de ellos sepa lo que debe hacer y lo que hacen los demás que le
corresponda, que estén bien definidas las líneas de responsabilidad y disponibles los
recursos necesarios para ello.

El objetivo es, en resumen:

34
Establecer un conjunto de respon-
sabilidades de gestión y recursos
suficientes para implementar y
apoyar el sistema de gestión am-
biental.

Es muy importante que exista una adecuada correspondencia entre el tipo de


función o responsabilidad que se le asigne a cada cual en la organización y su nivel
de autoridad y competencia, con el fin de implementar y mantener el SGA. La NC-
ISO 14004 sugiere un modelo de responsabilidades ambientales que conviene ser
consultado. La designación del representante de la dirección o gerencia es clave.

El aspecto de los recursos (humanos, físicos y financieros) puede imponer


limitaciones a algunas organizaciones, sobre todo a las Pequeñas y Medianas
Empresas (PyME), por lo que en este sentido es procedente prestar atención a la
ayuda práctica que contiene el apartado 4.3.2.1 de la NC-ISO 14004 sobre
estrategias cooperativas para superar estas restricciones.

Por otra parte, el precedente de tener un Sistema de Gestión de la Calidad (SGC)


implementado o en vías de implementación, ofrece también la oportunidad de
integrar sus elementos comunes con los del SGA. Por ejemplo, en una empresa
mediana o pequeña, el representante por la dirección para el SGC puede ser el
mismo para el SGA, o en última instancia es conveniente que trabajen muy unidos,
con el fin de que el proceso resulte lo más racional y eficaz posible, y desprovisto de
gastos y burocracia innecesarios. Este principio puede generalizarse, como sugiere
la NC-ISO 14004 en su apartado 4.3.2.2.

En cualquier caso la organización deberá:

Asignar un nivel de recursos para


la implantación del SGA según la
significación de los impactos ge-
nerados por una actividad, pro-
ducto o servicio y priorizar en el
programa de gestión la reducción
de tales impactos y la mejora del
desempeño ambiental.

35
Es necesario además que la organización tenga una cabal comprensión de sus
beneficios y costos ambientales, dónde estos se producen, cómo incidir sobre ellos y
cómo evolucionan con el tiempo y bajo qué circunstancias. Es por ello que la
organización deberá asimismo:

Desarrollar los procedimientos


que permitan a la organización un
control sobre los beneficios y cos-
tos de sus actividades ambienta-
les.

Finalmente, si las responsabilidades y autoridades han sido bien definidas,


documentadas y comunicadas, incluyendo una adecuada designación del
representante de la dirección, y además se han dispuesto los recursos (humanos,
financieros y tecnológicos) esenciales, entonces la organización podrá acometer el
siguiente paso.

Entrenamiento, conocimiento y
competencia

El requisito sobre entrenamiento, conocimiento y competencia reviste una gran


importancia, pues el mismo comprende todos los niveles o funciones pertinentes de
la organización y de su cumplimiento depende en gran medida el éxito de la
organización en la implementación del SGA, el mismo se encuentra en el apartado
4.4.2 de la NC-ISO 14001:

36
NORMA NC-ISO 14001:

4.4.2 Capacitación, toma de conciencia y competencia

La organización identificará las necesidades de capacitación. Requerirá que todo el


personal cuyo trabajo pueda originar un impacto significativo sobre el medio ambiente
haya recibido una capacitación apropiada.

La organización establecerá y mantendrá procedimientos para hacer que sus


empleados o miembros, en cada nivel o función pertinentes, tomen consciencia de:

a) la importancia del cumplir con la política y los procedimientos ambientales, y con los
requisitos del sistema de gestión ambiental;

b) los impactos ambientales significativos, reales o potenciales, derivados de sus


actividades laborales, y los beneficios ambientales de una mejora de su desempeño
personal;

c) sus roles y responsabilidades para lograr el cumplimiento con la política y los


procedimientos ambientales, y con los requisitos del sistema de gestión ambiental,
incluyendo los requisitos para la preparación y las respuestas antes situaciones de
emergencias;

d) las consecuencias potenciales del alejamiento de los procedimientos operativos


especificados.

El personal que lleve a cabo tareas que puedan causar impactos ambientales
significativos será competente sobre la base de educación, capacitación y/o experiencia
apropiadas.

Como bien expresan algunos manuales – entre ellos el de la ISO ya citado – existe
una estrecha relación entre el contenido de este requisito que trata sobre
capacitación, toma de conciencia y competencia y el anteriormente abordado,
referido a la estructura y responsabilidad. Ello se debe a que de nada vale
invertir tiempo y esfuerzos en la creación de una estructura organizativa en la que se
distribuyan las responsabilidades específicas y autoridades a cada individuo en la
organización, si el personal no ha sido capacitado adecuadamente y no posee las
habilidades necesarias para desempeñar sus tareas en el campo ambiental. Hay
que tener en cuenta los niveles de preparación, habilidades y experiencias
necesarios en los empleados que garanticen el cumplimiento de los objetivos y
metas ambientales de la organización.

La norma NC-ISO 14004 recomienda los elementos de los programas típicos de


adiestramiento y brinda ejemplos de algunos tipos de entrenamientos ambientales
que puede garantizar la organización.

Tales programas parten de la identificación de las necesidades de capacitación de


los empleados y concluyen con la evaluación del entrenamiento recibido, a lo que
puede añadirse las modificaciones o enmiendas del programa que deben dirigirse a
llenar aquellas lagunas identificadas durante el proceso evaluativo.

37
Puede ser útil a la organización tomar como ayuda el siguiente esquema:

Etapas de un programa de entrenamiento

Política, objetivos y Criterios de los


metas jefes

Identificación de
Requisitos Auditorías internas
las necesidades
regulatorios
de entrenamiento

Calificadores de Acciones
cargos preventivas y
correctivas

DESARROLLO DE UN PLAN DE ENTRENAMIENTO DIRIGIDO A


ALTA TODOS LOS RESPONSABLES OTROS
DIRECCIÓN EMPLEADOS AMBIENTALES
...

Verificación de la conformidad
del programa de entrenamiento
con los requisitos regulatorios
de la organización

ENTRENAMIENTO A GRUPOS ESPECIALES DE EMPLEADOS

Documentación del
entrenamiento recibido

Evaluación del
entrenamiento recibido

Modificaciones y enmiendas al
programa de entrenamiento

38
Esta labor de capacitación requiere disponer de un adecuado nivel de información.
Por otra parte, en Cuba hay diversas organizaciones, además de algunas de las
citadas en el Anexo B de esta Guía, que ofertan servicios de consultoría en la esfera
ambiental, las cuales se relacionan en el Anexo C. Corresponde a cada organización
elegir para ella la mejor opción.

El procedimiento para identificar las necesidades de capacitación a las que se refiere


este requisito puede incluir entrevistas, informes de los jefes de las unidades
organizativas de la organización, o utilizar los comités o grupos de trabajo sobre
gestión ambiental que pudieran existir en la misma.

Debe lograrse que todos los empleados de la organización conozcan como mínimo
la política ambiental, así como los objetivos y metas ambientales.

El siguiente requisito de la norma NC-ISO 14001 es el referido a la comunicación.

Comunicación

El requisito sobre comunicación aparece en el apartado 4.4.3 de la NC-ISO


14001:

NORMA NC-ISO 14001:

4.4.3 Comunicación

Con respecto a sus aspectos ambientales y su sistema de gestión ambiental, la


organización establecerá y mantendrá procedimientos para:

a) la comunicación interna entre los diferentes niveles y funciones de la organización;

b) recibir, documentar y responder a la comunicación pertinente de las partes


interesadas externas.

La organización considerará procedimientos para la comunicación externa respecto de


sus aspectos ambientales significativos, y registrará su decisión.

Los procedimientos a que se refiere este requisito pueden incluir un diálogo con las
partes interesadas sobre los aspectos relevantes para la organización desde el
punto de vista ambiental. Las comunicaciones pueden llevarse a cabo asimismo a
través de llamadas telefónicas, buzones de quejas y sugerencias, informes
periódicos (por ejemplo, anuales), boletines, carteles, murales, artículos en la
prensa, etc.

39
Estos procedimientos deben también incluir las comunicaciones necesarias con las
autoridades públicas (por ejemplo, las UMA del territorio donde se encuentre la
organización) respecto a los planes de emergencia y otros aspectos relevantes.

En resumen, la organización debe tener claro qué debe informar, a quién informar y
cómo informar. A estos efectos, la norma NC-ISO 14004 ofrece ejemplos que
pueden ayudar a la organización en la implementación de un sistema de
comunicaciones internas y externas adecuado.

La comunicación debe establecerse, siempre que sea posible, en dos sentidos. La


organización debe informar e informarse sobre su desempeño ambiental, hacia y
desde sus empleados y socios, y las partes externas interesadas que comprenden
las autoridades ambientales, la población circundante, los clientes, los proveedores y
subcontratistas, los accionistas, los aseguradores y el público en general, entre
otros.

Puede concluirse que la organización debe:

Disponer de los procedimientos


para las comunicaciones internas
entre los diferentes niveles de la
organización y los que contemplen
el recibo, y la respuesta a las
comunicaciones de las partes
interesadas externas.

En aras de facilitar la exposición en la presente Guía, a continuación se tratan los


dos próximos requisitos de la NC-ISO 14001, referidos ambos a la documentación.

Documentación del sistema de


gestión ambiental y control de
documentos

El requisito de la documentación del SGA se aborda en el apartado 4.4.4 de la


NC-ISO 14001:

40
NORMA NC-ISO 14001:

4.4.4 Documentación del sistema de gestión ambiental

La organización establecerá y mantendrá la información, en papel o en formato


electrónico para:

a) describir los elementos centrales del sistema de gestión ambiental y su interacción;

b) proporcionar orientación para la documentación relacionada.

Es recomendable para la organización, aunque la norma NC-ISO 14001 no lo exige


en todos los casos, que todo lo relacionado con el SGA esté escrito, especialmente
los procedimientos, entre otras razones, porque estos últimos constituyen la base
fundamental para la realización de las auditorías ambientales internas, sirven como
fuente valiosa de consulta y es útil para la capacitación y adiestramiento del
personal.

Es muy importante:

Garantizar que toda la documen-


tación sea legible, esté fechada
(con fechas de revisión en un
lugar visible), sea fácilmente iden-
tificable, esté organizada y acce-
sible para todos los interesados y
sea conservada durante un tiempo
especificado.

El requisito del control de documentos se trata en el apartado 4.4.5 de la NC-


ISO 14001:

41
NORMA NC-ISO 14001:

4.4.5 Control de documentos

La organización establecerá y mantendrá procedimientos para controlar todos los


documentos requeridos por esta norma, para asegurar que:

a) puedan ser localizados;

b) sean periódicamente examinados, revisados cuando sea necesario y aprobados por


el personal autorizado para su adecuación;

c) las versiones vigentes de los documentos correspondientes estén disponibles en


todos los puntos en los que se lleven a cabo operaciones esenciales para el
funcionamiento efectivo del sistema de gestión ambiental;

d) los documentos obsoletos sean retirados rápidamente de todos los puntos de edición
y uso, o asegurarse que no ocurra su utilización no intencional;

e) todos los documentos obsoletos retenidos con finalidades legales y/o de


preservación de los conocimientos sean identificados convenientemente.

La documentación será legible, fechada (con fechas de revisión) y fácilmente


identificable, mantenida en forma ordenada y retenida por un periodo especificado. Se
establecerán y mantendrán procedimientos y responsabilidades concernientes a la
creación y modificación de los distintos tipos de documentos.

Los procedimientos en particular deben cubrir, entre otros aspectos, los siguientes:

✒ localización de la documentación;
✒ comprobación, revisión y aprobación por el personal autorizado;
✒ disponibilidad de las versiones actualizadas en los puntos esenciales;
✒ eliminación de los documentos obsoletos de los puntos de edición y uso;
✒ creación y modificación de los documentos.
Los documentos obsoletos pueden ser conservados para propósitos legales o para
mantener los registros históricos sobre el desempeño del SGA.

En todos los casos los documentos pueden estar en papel o soporte informático.

La documentación del SGA puede estar integrada con documentos de otros


sistemas implementados por la organización y no necesariamente tiene que
recogerse en forma de un manual único.

No obstante, aunque la norma NC-ISO 14001 no lo especifica, si la organización


opta por confeccionar un manual de gestión ambiental, se recomienda que el
mismo siga la siguiente estructura:

42
✏ Introducción de la organización.
✏ Política ambiental.
✏ Organigrama de responsabilidades.
✏ Interrelación con otros sistemas.
✏ Enfocado a los requisitos de la norma NC-ISO 14001.

Dicho manual debe abarcar las condiciones normales y anormales de


funcionamiento de la organización, los incidentes, accidentes y posibles situaciones
de emergencia.

La documentación puede incluir:

✑ información sobre los procesos;


✑ diagramas organizativos;
✑ normas internas y procedimientos operacionales;
✑ planes de emergencia del lugar.
Si la organización posee un SGC implementado o en vías de implementación puede
utilizar el mismo procedimiento para el control de documentos, requiriéndose
solamente la ampliación del alcance del mismo al tema de la gestión ambiental.
Como establece la norma NC-ISO 14001 este sistema de control de documentos no
debe ser complejo.

Conviene enfatizar que la organización deberá:

Asegurar que todos los proce-


dimientos han sido implementa-
dos de forma adecuada y que los
implicados en su conocimiento y
aplicación están informados, do-
minan las versiones vigentes de
los mismos y además son capaces
de demostrarlo.

Asimismo es conveniente insistir en que:

➨ Los documentos del SGA (política ambiental, objetivos y metas ambientales,


programas de gestión ambiental, procedimientos operacionales, instrucciones de

43
trabajo) deben ser revisados y aprobados antes de circularlos a cualquier
instancia.

➨ Asegurar que dichos documentos sean actualizados periódicamente y por las


personas autorizadas.

➨ Es conveniente que en cada documento se consigne el nombre de la persona


que responde por su actualización, así como el autorizado para su distribución.

➨ Se sugiere elaborar un lista de los documentos para su control, indicando


aquellos que deben ser numerados o codificados, pudiendo existir documentos
no controlados para propósitos informativos.

Control operacional

NORMA NC-ISO 14001:

4.4.6 Control operacional

La organización identificará aquellas operaciones y actividades que estén asociadas


con los aspectos ambientales significativos identificados, de acuerdo con su política,
objetivos y metas. Planificará estas actividades, incluyendo el mantenimiento, para
asegurar que se realizan de acuerdo con las condiciones especificadas, mediante los
puntos siguientes:

a) establecer y mantener procedimientos documentados para cubrir situaciones en las


que su ausencia podría llevar a desviaciones de la política, objetivos y metas
ambientales;

b) estipular criterios operacionales en los procedimientos;

c) establecer y mantener procedimientos relacionados con los aspectos ambientales


significativos identificables de bienes y servicios utilizados por la organización, y
comunicar los procedimientos y requisitos pertinentes a los proveedores y contratistas.

El requisito sobre el control operacional aparece en el apartado 4.4.6 de la NC-


ISO 14001, el cual establece:

44
Es conveniente tener en cuenta que si la organización posee un SGC de acuerdo
con las normas NC-ISO 9000, el control operacional ambiental puede integrarse
al control de procesos, que viene a ser su equivalente en materia de calidad.

Los controles operacionales a que se refiere este requisito son los procedimientos
que utiliza la organización para ejecutar sus actividades u operaciones de acuerdo
con los requisitos especificados, como es el caso del procedimiento de operación de
una planta de tratamiento de residuales o de un electrofiltro para el control de las
emisiones atmosféricas.

Si se tiene en cuenta, como plantea la norma NC-ISO 14001, que estos controles
operacionales son los vinculados a los aspectos ambientales significativos, su
identificación por parte de la organización reviste una gran importancia.

La norma NC-ISO 14004 en la ayuda práctica correspondiente a este requisito


relaciona algunas operaciones y actividades que puede considerar la organización
como que contribuyen a sus impactos ambientales significativos y que es
conveniente resumir a continuación:

➽ investigación y desarrollo;
➽ diseño e ingeniería;
➽ compras;
➽ contrataciones;
➽ manipulación y almacenamiento de materias primas;
➽ procesos de producción y mantenimiento;
➽ laboratorios;
➽ almacenamiento de productos;
➽ transportación y distribución;
➽ comercialización y publicidad;
➽ servicio al cliente;
➽ disposición, uso o reciclaje de productos;
➽ adquisición, construcción o modificación de propiedades e instalaciones.
La organización, en resumen, deberá:

Tener identificadas y planificadas


aquellas operaciones y activida-
des asociadas a los aspectos am-
bientales significativos, disponer
de los procedimientos necesarios
para ello y comunicarlos a pro-
veedores y contratistas.
45
El próximo requisito del SGA está referido a la preparación y respuestas ante
emergencias.

Preparación y respuestas ante


emergencias

El requisito sobre preparación y respuestas ante emergencias aparece recogido


en el apartado 4.4.7 de la norma NC-ISO 14001:

NORMA NC-ISO 14001:

4.4.7 Preparación y respuestas ante emergencias

La organización establecerá y mantendrá procedimientos para identificar su potencial


para enfrentar y responder ante accidentes y situaciones de emergencia, y para
prevenir y mitigar los impactos ambientales que puedan estar asociados con ellos.

La organización examinará y revisará, cuando sea necesario, sus procedimientos de


prevención y respuesta ante emergencias, en particular después de que ocurran
accidentes o situaciones de emergencia.

La organización también probará periódicamente tales procedimientos cuando ello sea


factible.

Al abordar el examen de este requisito, lo primero que debe preguntarse la


organización es si se encuentra preparada para enfrentar adecuadamente una
situación de emergencia ante condiciones anormales de operación, si conoce las
consecuencias ambientales de una situación de este tipo, si sabe cómo mitigar sus
impactos y si como parte de su programa de gestión ambiental se encuentran
contempladas las acciones correspondientes que deberían ejecutarse.

La norma NC-ISO 14004 sugiere un conjunto de aspectos que pueden incluirse en


los planes de emergencia de la organización ante incidentes ambientales. Los
procedimientos y controles para poder dar respuesta a estas situaciones potenciales
de emergencia y accidentes, deben incluir, cuando sea apropiado, la consideración
de:

➨ emisiones accidentales a la atmósfera;


➨ descargas accidentales al agua y al suelo; y
➨ efectos específicos al medio ambiente y al ecosistema producto de la ocurrencia
de accidentes.

46
Igualmente en estos procedimientos la organización debe:

Tomar en cuenta los incidentes


que ocurran o puedan ocurrir co-
mo consecuencia de condiciones
anormales de operación y acciden-
tes y situaciones de emergencia
potenciales.

Es muy importante para la organización tener designada a la (o las) persona


encargada de controlar una emergencia, así como su sustituto; y que ésta posea los
conocimientos, habilidades y destreza necesarias para enfrentar de forma apropiada
un evento de esta naturaleza.

Con este requisito se concluye el apartado 4.4 de la norma NC-ISO 14001 referente
a la fase de IMPLANTACIÓN Y OPERACIÓN, por lo que corresponde abordar a
continuación la fase de VERIFICACIÓN Y ACCIONES CORRECTIVAS.

Monitoreo y medición
NORMA NC-ISO 14001:

4.5 Verificación y acciones correctivas

4.5.1 Monitoreo y medición

La organización establecerá y mantendrá procedimientos documentados para medir y


monitorear en forma periódica, las características claves de sus operaciones y
actividades que puedan tener un impacto significativo en el medio ambiente. Se incluirá
el registro de la información para seguir el desempeño, los controles operacionales
pertinentes y la conformidad con los objetivos y metas ambientales de la organización.

Se calibrará y mantendrá en buen estado el equipamiento de medición, y se


conservarán los registros de esos procesos de acuerdo con los procedimientos de la
organización.

La organización establecerá y mantendrá un procedimiento documentado para evaluar


periódicamente el cumplimiento de la legislación y las regulaciones ambientales
pertinentes.

47
El requisito que trata sobremonitoreo y medición se contempla en el apartado
4.5.1 de la norma NC-ISO 14001:

El propósito de este requisito es medir los indicadores de desempeño para


determinar cómo los programas ambientales puestos en práctica por la organización
están cumpliendo las metas trazadas. Como podrá observarse la norma NC-ISO
14001 establece que el sistema de monitoreo y medición debe incluir las
características principales y controles operacionales relacionados con los impactos
ambientales significativos, así como el progreso alcanzado en el cumplimiento de los
objetivos y metas ambientales de la organización.

Debe notarse que si bien las normas NC-ISO 9000 incluyen un conjunto detallado de
requisitos referidos a la calibración, la NC-ISO 14001 sólo establece que los equipos
de medición sean calibrados y mantenidos, y que los registros sean conservados.
No ofrece otros detalles. Tampoco es explícita en lo referido a los requisitos para el
cumplimiento de las regulaciones sobre el monitoreo.

Por otra parte, la norma NC-ISO 14004 no ofrece “ayuda práctica” con respecto a
este requisito. Son estas las razones por las cuales se ha tratado de profundizar en
el tratamiento de este requisito en la presente Guía.

No obstante, en Cuba existen varias organizaciones que pueden brindar servicios de


consultoría y asesoría en materia de monitoreo y medición del desempeño
ambiental. Algunas de ellas se relacionan en el Anexo C de esta Guía. Existe
asimismo una red de laboratorios a los cuales se puede recurrir para gestionar la
posibilidad de solucionar los problemas que debe resolver la organización para la
implementación de este requisito del SGA.

El hecho de que en el texto de este requisito se exprese que la medición y el


monitoreo se realizarán “en forma periódica”, que la calibración se hará “de acuerdo
con los procedimientos de la organización” y que la evaluación del cumplimiento de
la legislación se hará mediante un “procedimiento documentado” y
“periódicamente”, conduce a la organización a establecer procedimientos, procesos
y cronogramas basados en sus propias necesidades internas.

El establecimiento de un sistema de monitoreo y medición implica un conjunto de


pasos que pueden ordenarse y resumirse del siguiente modo:

➲ Selección de indicadores.
➲ Definición de responsabilidades.
➲ Definición de los procedimientos documentados.
➲ Definición de las necesidades de calibración.
➲ Medición y monitoreo del desempeño ambiental.
➲ Revisión de los indicadores.

Así, el primer paso y uno de los más complejos para la organización es:

48
Determinar con precisión qué de-
be ser monitoreado y medido por
la organización.

Hay que destacar que cada organización tiene sus propios procesos, actividades,
productos y servicios, y consecuentemente tendrá un conjunto propio de indicadores
para medir su desempeño ambiental.

A modo de información, la organización debe conocer que la norma ISO 14031,


referida a la evaluación del desempeño ambiental, proporciona algunas
indicaciones sobre el establecimiento de un sistema para la medición del
desempeño ambiental, dividiendo ésta en tres áreas generales: el sistema de
gestión, el sistema operacional y el estado del medio ambiente.

La evaluación del SGA incluye las mediciones relativas al propio sistema,


abarcando el progreso en el cumplimiento de los objetivos, la capacitación y
comunicación, y la distribución de recursos.

Las mediciones sobre el sistema operacional comprenden las instalaciones y


sistemas de la organización, como por ejemplo, uso de energía y materiales, gestión
de residuos, impactos de los suministradores, emisiones al aire, descargas al agua,
etc.

Las mediciones sobre el estado del medio ambiente comprenden la calidad del
aire, el agua y el suelo, y sus impactos sobre los ecosistemas.

Como puede observarse, a los efectos del monitoreo y medición del desempeño
propio de la organización, los dos primeros conjuntos de mediciones son los de
interés en este caso, y la ISO 14031 puede contribuir como documento de consulta a
este objetivo, sobre todo en la etapa inicial de análisis de los aspectos ambientales
significativos.

■ Indicadores

La selección de los indicadores que deben ser monitoreados y medidos tendrán en


cuenta un conjunto de factores, tales como:

❖ Política ambiental.
❖ Objetivos y metas ambientales.
❖ Aspectos ambientales significativos.
❖ Requisitos regulatorios.
❖ Controles operacionales.

Todos ellos, aspectos ya abordados en la presente Guía. Por ejemplo, a partir de


los requisitos para el control operacional, la organización puede determinar qué
parámetros dentro de sus funciones necesitan ser controlados. Ellos a su vez están
directamente relacionados con los aspectos ambientales significativos y con la
política, objetivos y metas ambientales.

49
Además, dado que los requisitos regulatorios fueron considerados ya de conjunto
con los aspectos e impactos significativos, su inclusión en el proceso de monitoreo y
medición queda asegurada por la organización. Asimismo, dado que las metas ya
fijadas deben ser cuantificables, la organización puede seleccionar los indicadores
de desempeño.
Si se parte del hecho de que la organización no sólo deberá determinar qué medir,
sino cómo medir, es conveniente asegurar que:

❐ Se dispone (o se puede desarrollar) de un método confiable de medición.


❐ El método producirá resultados repetibles.
❐ La efectividad del costo de la medición respecto a la información que se obtendrá
es la adecuada.
❐ El método, dentro de las alternativas posibles, es el menos costoso o el más
confiable, produciendo una información similar.

■ Responsabilidades

Dado que la medición ambiental no necesariamente se efectúa como parte de la


práctica diaria de la organización, ésta debe de:

Designar responsables específicos


para ejecutar, analizar, compilar e
informar los datos relacionados
con el desempeño ambiental de la
organización.

■ Procedimientos

Los procedimientos documentados para medir el desempeño ambiental de la


organización deben definir claramente lo siguiente:

▲ Qué indicadores serán monitoreados/medidos.


▲ Cuál es la frecuencia del monitoreo/medición de cada indicador.
▲ Quién es le responsable de hacerlo.
▲ Cómo serán compilados y analizados los datos.
▲ Cómo se informarán los resultados.

Es conveniente que si la organización posee un SGC según las NC-ISO 9000


aplicado a las mediciones de la calidad, éste puede hacerse extensivo a las
mediciones ambientales.

50
Calibración

En el contexto del requisito de monitoreo y medición es recomendable para la


organización:

Tener un sistema de calibración


implantado para los equipos usa-
dos en el monitoreo y medición del
desempeño ambiental.

Tanto el Anexo informativo de la norma NC-ISO 14001, como la NC-ISO 14004 dan
algunas orientaciones en este sentido.

En este caso debe entenderse la calibración como la medición que debe hacerse
para determinar cuándo un equipo o instrumento está midiendo con la exactitud
requerida. Se persigue que estas mediciones sean confiables.

La organización podrá hacer extensivo al monitoreo y medición ambientales,


cualquier sistema de calibración que tenga implantado y funcione de manera
apropiada. Este pudiera ser el caso de algunas organizaciones con SGC
implantados según las NC-ISO 9000, o bien con programas para el mantenimiento
preventivo.

Si estas opciones no son posibles, es decir, si la organización no tiene un sistema de


calibración formalmente implantado o no dispone del programa de mantenimiento
apropiado, entonces deberá establecerse, sin otra alternativa, un programa, o
sistema de calibración, que contemple como mínimo los siguientes pasos:

1. Identificar las mediciones que deben realizarse (aspecto ya abordado


anteriormente).

2. Identificar los equipos, instrumentos, hardware y software que deben usarse


para cada medición, considerando medios de laboratorio, equipos del proceso,
instrumentos convencionales, etc.

3. Identificar los métodos de ensayo que deben utilizarse, definiendo cómo debe
hacerse cada medición en base a normas u otros procedimientos escritos.

4. Determinar la exactitud y precisión requerida o deseada para cada medición.

5. Determinar la exactitud y precisión posibles a alcanzar considerando la


capacidad del equipamiento y los métodos a utilizar.

51
6. Comparar la exactitud y precisión deseada contra la posible y hacer los
cambios que se requieran. Si la deseada es mayor que la posible, existen tres
opciones: Mejorar los métodos o equipos alternativos para mejorar a su vez la
confiabilidad de los datos; aceptar las condiciones actuales posibles con la
limitante de que los datos son menos confiables y no deben ser usados como
factores primarios en decisiones críticas; y finalmente vías alternativas para
obtener la información necesaria usando mediciones diferentes.
7. Definir los procedimientos de calibración. Pueden obedecer a normas u otros
documentos, incluyendo responsabilidades y frecuencias.

8. Usar el sistema durante un tiempo apropiado para poder demostrar su


efectividad para la organización.

9. Conservar los registros en papel o soporte electrónico.

10. Ejecutar las acciones correctivas necesarias si el equipo o instrumento se


encuentra no apto para el uso. Aquí hay tres tipos de acciones: Ajustar o reparar
el equipo; examinar la validez de los datos y desde cuándo está el equipo no
apto; y finalmente determinar por qué el equipo estuvo fuera de calibración y
tomar las medidas preventivas necesarias.

11. Mejorar el sistema según sea necesario, de acuerdo con la retroalimentación


y resultados de las mediciones y calibraciones.

■ Legislación

La norma NC-ISO 14001 también plantea que la organización debe:

Evaluar periódicamente el cumpli-


miento de la legislación y las regu-
laciones ambientales pertinentes.

El tamaño y complejidad del programa de monitoreo de la organización dependerá


de la extensión de las regulaciones que les son aplicables y que ya han sido
identificadas.

La evaluación del cumplimiento de la legislación y las regulaciones ambientales


puede ser llevada a cabo por dos vías:

➨ monitoreo continuo; y/o


➨ auditorías periódicas.

El monitoreo de los parámetros que resultan críticos a los efectos del cumplimiento
de la legislación, forman parte del programa de monitoreo y medición antes descrito.
Estos parámetros pueden incluir efluentes, controles operacionales relacionados
directamente con las emisiones reguladas, y la composición de residuales.

52
Estas auditorías periódicas (internas o externas) comparan el desempeño ambiental
actual de la organización contra requisitos específicos (detallados) incluidos en la
legislación y otras regulaciones ambientales (por ejemplo, normas obligatorias).
Incluyen por ejemplo, manipulación de residuos, descargas al agua, emisiones al
aire, etc. De modo que este tipo de auditoría ambiental difiere de la auditoría del
SGA que se aborda más adelante en la presente Guía. No obstante, sus etapas de
ejecución fundamentales son las mismas para todos los tipos de auditorías
ambientales.

Datos

De acuerdo con todo lo anterior ahora la organización ya ha determinado las


mediciones necesarias, ha establecido un sistema de calibración para asegurar la
validez de los datos, ha evaluado el estado del cumplimiento de la legislación y las
regulaciones. ¿Qué hacer entonces con todos los datos e informaciones generados
por estas acciones?

La norma NC-ISO 14001 no es muy explícita en este sentido. En primer lugar esta
información, que le permite a la organización tener el resultado de su desempeño
ambiental, del estado de sus procedimientos operacionales, así como del
cumplimiento de sus objetivos y metas ambientales, puede ser utilizada para vincular
su desempeño ambiental con el desempeño financiero.

Por ejemplo, la organización puede calcular los beneficios y ahorros alcanzados en


un período de tiempo dado, producto de la reducción de sus emisiones en una
cuantía determinada. Sin un sistema adecuado de monitoreo y medición esto sería
muy difícil de lograr. Además, este sistema puede ayudar a prevenir la ocurrencia
de fallas, incidentes o no conformidades con los objetivos y metas ambientales.

De modo que es importante para la organización:

Vincular directamente el sistema


de monitoreo y medición con el
sistema de acciones preventivas,
con el objetivo de utilizar los da-
tos obtenidos y evitar fallas, inci-
dentes o no conformidades am-
bientales.

Los datos de las mediciones pueden ser utilizados también para distribuir los
recursos e identificar las soluciones alternativas a aplicar en determinadas áreas
para el mejoramiento del desempeño ambiental de la organización.

53
Igualmente los datos sobre el desempeño ambiental pueden ser muy útiles para
mantener comunicaciones adecuadas tanto interna como externamente. Por
ejemplo, los empleados pueden conocer la marcha del SGA. Igualmente, las
autoridades ambientales, los funcionarios del CITMA, del MINSAP, del Gobierno
local, la población circundante y otras partes interesadas pueden conocer los
esfuerzos y resultados de la organización en el cumplimiento de su desempeño
ambiental.

No conformidades, acciones correc-


tivas y preventivas

El requisito sobre las no conformidades, acciones correctivas y preventivas se


aborda en el apartado 4.5.2 de la norma NC-ISO 14001, el cual establece:

La norma NC-ISO 14004 ofrece cuatro elementos básicos que la organización debe
incluir en el establecimiento y mantenimiento de los procedimientos para investigar y
corregir las no conformidades. Es recomendable que la organización aplique la
secuencia de pasos allí indicadas.

NORMA
La NC-ISOdebe
organización 14001:
documentar los hallazgos, conclusiones y recomendaciones
derivados del monitoreo, las auditorías y otras revisiones del SGA e identificar las
4.5.2 No correctivas
acciones conformidades, acciones
y preventivas correctivas y preventivas
necesarias.

La organización
Sólo habría queestablecerá
añadir queylamantendrá procedimientos
organización debe: para definir la responsabilidad
y la autoridad en el manejo y la investigación de las no conformidades, tomando
medidas para mitigar los impactos causados, y para iniciar y completar acciones
correctivas y preventivas.

Cualquier acción correctiva o preventiva tomada para eliminar las causas de no


conformidades reales o potenciales, será apropiada a la magnitud del problema y
proporcional al impacto ambiental detectado.

La organización implantará y registrará en los procedimientos documentados, todos los


cambios que resulten de acciones correctivas y preventivas.

54
Asegurar que las acciones correc-
tivas y preventivas han sido imple-
mentadas y que existe un segui-
miento sistemático para asegurar
su efectividad.

Registros

El requisito sobre los registros es objeto del apartado 4.5.3 de la NC-ISO 14001
cuyo contenido es el siguiente:

NORMA NC-ISO 14001:

4.5.3 Registros

La organización establecerá y mantendrá procedimientos para la identificación, el


mantenimiento y la disposición de los registros ambientales. Estos registros incluirán
datos relativos a la capacitación y los resultados de auditorías y revisiones.

Los registros ambientales serán legibles, identificables y trazables hasta la actividad,


producto o servicio involucrados. Los registros se archivarán y se mantendrán
actualizados de modo que se puedan recuperar de inmediato y que estén protegidos
contra daño, deterioro o pérdida. Se establecerá y se registrará el tiempo que se
conservarán.

Los registros se mantendrán, como sea más apropiado para el sistema y la


organización, para demostrar la conformidad con los requisitos de esta norma.

Los registros ambientales tienen una importancia vital, pues constituyen una de las
bases más importantes para demostrar la conformidad con los requisitos de la
norma NC-ISO 14001 y el estado del SGA.

El Anexo A de la norma NC-ISO 14001 y la norma NC-ISO 14004 contienen listas de


aspectos que deben comprender los registros como evidencia de la operación
continua del SGA. Dichos aspectos pueden agruparse en los referidos a la gestión,
a la legislación y a la norma NC-ISO 14001.

Bastaría sólo añadir que es conveniente:

55
Auditorías del Sistema de Gestión
Ambiental

El requisito referido a las auditorías del SGA aparece en el apartado 4.5.4 de la


norma NC-ISO 14001, el cual expresa:

NORMA NC-ISO 14001:

4.5.4 Auditorías del sistema de gestión ambiental

La organización establecerá y mantendrá uno o más programas y procedimientos para


realizar auditorías periódicas del sistema de gestión ambiental que permitan:

a) determinar si el sistema de gestión ambiental:

1) satisface las disposiciones planificadas por la gestión ambiental, incluyendo los


requisitos de esta norma;

2) ha sido adecuadamente implantado y se mantiene;

b) suministrar a la dirección información sobre los resultados de las auditorías.

El programa de auditorías de la organización, incluyendo cualquier cronograma, se


basará en la importancia ambiental de la actividad involucrada y los resultados de
auditorías anteriores. Para ser abarcadores, los procedimientos de auditorías
comprenderán el alcance, la frecuencia y la metodología de las auditorías, así como las
responsabilidades y los requisitos para conducirlas e informar sus resultados.

Como puede observarse los objetivos de las auditorías del SGA se encuentran
reflejados en el propio texto del requisito. Las auditorías pueden ser realizadas por
auditores internos y/o externos a la organización. En cualquier caso ellos deben
adoptar una posición imparcial y objetiva y deben estar entrenados adecuadamente.

La organización deberá:

Fijar la frecuencia de auditorías según los tipos


de operaciones, los impactos ambientales
signifi-cativos, los resultados del moni-toreo y la
medición y auditorías previas.

56
Mantener los registros ambienta-
les en un lugar que posea condi-
ciones adecuadas de seguridad y
conservación, y puedan ser ubica-
dos fácilmente.

Los informes de la auditoría del SGA deben ser emitidos en correspondencia con las
fechas y requisitos del plan de auditoría trazado en la etapa de preparación de la
auditoría.

Las normas NC-ISO 14010, NC-ISO 14011 y NC-ISO 14012 contienen


respectivamente los principios generales de las auditorías ambientales, el
procedimiento para las auditorías de los SGA y los criterios de calificación de los
auditores ambientales. Es recomendable que la organización las estudie.

Conviene señalar que si la organización posee un SGC certificado según las NC-ISO
9000, ella puede considerar la posibilidad de utilizar los auditores de la calidad
como auditores ambientales, con la condición de que los primeros sean
entrenados en los temas ambientales, ya que los principios que rigen a ambos tipos
de auditorías son los mismos.

La norma NC-ISO 14001, en su Anexo A, contiene un conjunto de aspectos que


deben ser abordados por el programa de auditoría, así como los procedimientos
de auditoría.

Es importante para la organización:

Superar oportunamente las defi-


ciencias encontradas en las audi-
torías del SGA y documentar las
acciones que correspondan.

Con este paso concluye la fase de IMPLANTACIÓN Y OPERACIÓN.

57
Revisión por la dirección

En el apartado 4.6 de la norma NC-ISO 14001 aparece el requisito revisión por la


dirección, el cual expresa:

NORMA NC-ISO 14001:

4.6 Revisión por la dirección

A intervalos determinados, la más alta dirección de la organización revisará el sistema


de gestión ambiental, de modo de asegurar su conveniencia, su adecuación y su
eficacia continuas. El proceso de revisión por la dirección asegurará que se pueda
recoger toda la información necesaria para permitir que la dirección lleve a cabo esta
evaluación. La revisión será documentada.

La revisión por la dirección considerará la posibilidad de que sea necesario hacer


modificaciones en la política, los objetivos y otros elementos del sistema de gestión
ambiental, a la luz de los resultados de la auditoría del sistema de gestión ambiental,
cambios en la circunstancias y en el compromiso para el mejoramiento continuo.

En el Anexo A de la norma NC-ISO 14001, así como en el apartado 4.5.2 de la


norma NC-ISO 14004 se resumen los elementos que deben comprender las
revisiones por la dirección, así como algunas otras consideraciones que la
organización debe tener en cuenta para implementar este requisito. Esto puede ser
suficiente para ayudar a la organización en dicho empeño.

Es necesario además que se proceda a:

Implementar los resultados de la


revisión por la dirección con el
objetivo de asegurar el mejora-
miento continuo del desempeño
ambiental de la organización.

58
Finalmente la organización debe estar preparada para llevar a cabo un proceso
iterativo de aprendizaje derivado de las experiencias adquiridas durante el proceso
de Implementación del SGA, de sus propios aciertos y errores, y de los de otras
organizaciones.

59