Vous êtes sur la page 1sur 2

Hablemos de color

En los años que llevo dedicada a la enseñanza de la cátedra de Laboratorio de color,


(perteneciente a las carreras de Diseño), me he topado con la noción errónea, y muy
difundida entre los alumnos, de considerar al color por los significados que la sabiduría
popular le atribuye.
Esta cuestión muchas veces les impide
comprender el color como un elemento vivo … error de ka al transcribir
comprender el color como un elemento visual subjetivo y ubicarlo dentro del campo de la
comunicación.
Todo esto me inició en una búsqueda muy particular.
Comencé a incursionar en la teoría sensible de Goethe, quien adjudicó valores
universales e inmutables al color, desde su sensibilidad de poeta. Rechacé esta hipótesis
por la contradicción implícita que la atraviesa: si el significado del color depende de
factores culturales, religiosos, políticos y psicológicos, hasta qué punto podemos
universalizar su significado?
Para dilucidar esta incógnita he buscado en cuantos libros y revistas, que trataban sobre
estos temas y he notado con mucha alegría que la historia, la mitología o las creencias
mágicas son ricos ejemplos.
Por ello me pareció interesante contarles:
Qué se dice del amarillo?
Que es un tinte cálido, provoca energía, que para nosotros es el color de la envidia y para
los norteamericanos de la esperanza. Este dato me fue dado por un amigo, ex aviador
militar de la Phantom en Vietnam que, durante la guerra, los familiares que tenían a sus
seres queridos en combate ataban una cinta amarilla a los robles de sus jardines como
símbolo de la esperanza de que volvieran vivos…
También es el color de la cobardía y la traición.
Es utilizado para designar el veneno, esto nos hace pensar en una posible conexión con la
creencia de algunas culturas orientales que representan el infierno (peligro y muerte) con
la combinación del amarillo y el negro.
En la antigüedad, a los muertos se les pintaba el cuerpo de ocre para protegerlos de la
muerte definitiva, porque éste era el color de la esencia del ser.
No se les ocurra mandarles a los artistas el día de estreno flores amarillas, si son amigos
dejarán de serlo, ya que es signo de malos augurios. También significa la gloria y la
verdad oculta.
En la china los libros amarillos son los de temática pornográfica. Nosotros decimos
prensa amarilla cuando es sensacionalista.

Ahora veamos el negro. Significa duelo, muerte, está ligado al demonio (magia negra).
Pero para los romanos las rosas rojas tenían ese significado.
Ha sido una constante en los jóvenes revolucionarios en los años 50, expresaba rebeldía,
transgresión.
Como contraste polar el blanco es símbolo de la pureza, la virginidad y determinante de
lo celestial. Las jóvenes occidentales lo eligen para sus trajes de novia, mientras que las
japonesas cuando a sus bodas van vestidas de este color muestran que han muerto para
sus familiares.
Para los budhistas es expresión de amargura y melancolía.
En la religión católica es el color de la luz, de la gloria, es la vestimenta de los ángeles.
El rojo, más allá de significar amor y pasión, desde la antigüedad ha determinado peligro,
tal vez esta reminiscencia ha originado que en la actualidad la señalética utilice el rojo
para determinar zonas prohibidas y de stop en los semáforos.
Quién no tuvo alguna vez una cinta roja en la muñeca para ahuyentar el mal de ojo.
En la india es el color de la caballerosidad.
Es el color de los samurais.
La empresa Mitsubishi utiliza los rombos rojos porque proceden del escudo familiar de
sus fundadores (samurais).
Los guerreros triunfantes romanos llevaban la cara y el pecho pintados de rojo en los
desfiles de la victoria, que se realizaba en honor de Marte, dios de la guerra.
Thor, el dios germánico de rayos y truenos tiene la barba roja.
Rudiano, dios guerrero celta se lo identifica con el rojo y los daneses ante las contiendas
bordeaban sus cascos con hilos rojos.
En el siglo XV este color se transformó en el símbolo de la prostitución, ya que en
Colonia y Berna se decretó que todas las prostitutas se cubrieran con un velo o sombrero
rojo. De alguna manera esto persistió en el tiempo, nombremos como ejemplo los
famosos burdeles de Pichincha que en sus descripciones aparece el rojo como el
dominante, o la misteriosa calle roja de Ámsterdam.
Con él se nombra a los que, desde lo ideológico se ubican en la izquierda y la bandera de
la ex URSS era de este color en recordatorio de la sangre derramada durante la
revolución bolchevique.

El azul se relaciona con la confianza, reserva, armonía, afecto, amistad, fidelidad. Denota
seguridad.
Es el color de la dignidad, de la autoridad y el poder; de allí deriva que haya sido el
favorito de las clases reales.
Se lo asocia con la meditación y la relajación. Con el infinito, obviamente por el cielo.
Representa la limpieza. En la cromapatía, este es el color del éxito.

El verde significa vida, esperanza. Para algunas culturas veneno, envidia, celos.
Es el color del crecimiento y la prosperidad.

Creo que todos estos datos son suficientes como para descubrir que:
Todas las civilizaciones, no solamente asociaron el color con la belleza, sino que le
dieron una fuerza psicológica y simbólica. Una estrecha relación entre el sentimiento y la
acción.
El color puede comunicar una idea, supliendo el lenguaje oral y escrito y la respuesta
emocional es frecuentemente impredecible.
El color despierta las respuestas emocionales específicas…
El mensaje que emite el color no tiene el mismo significado para todos o sea que un color
envía mensajes de inagotable variedad…

Revista dobleqlik || diseño gráfico y comunicación || publicación bimestral || año 1|| no. 2
|| julio 1996 || rosario, argentina.