Vous êtes sur la page 1sur 23

itrae desarrollos urbanisticos SL

Pág. 1

ANEJO nº 9. REDES DE EVACUACIÓN DE AGUAS PLUVIALES Y RESIDUALES.

1. Introducción.

1.1. Conceptos básicos.

1.2. Tipos de red.

1.3. Periodo de retorno de la red de aguas pluviales.

1.4. Trazado de las redes de pluviales y residuales.

1.5. Perfil de las redes de pluviales y residuales.

1.6. Diámetro y material de las tuberías.

1.7. Otras características de las nuevas redes de colectores.

1.8. Infraestructuras accesorias de las redes.

2. Caudal de aguas pluviales.

2.1. Introducción.

2.2. Caracterización estadística de la lluvia.

2.3. Método Racional Modificado: Caudal en los colectores.

2.4. Proceso de cálculo y resultados.

3. Determinación del caudal de aguas residuales.

4. Cálculo hidráulico de los colectores.

4.1. Formulación.

4.2. Colectores de aguas pluviales.

4.3. Colectores de aguas residuales.

5. Puntos de vertido de los colectores.

5.1. Vertido del colector de aguas pluviales.

5.2. Vertido del colector de aguas residuales.

itrae desarrollos urbanisticos SL

Pág. 2

1. INTRODUCCIÓN.

La redes de evacuación de aguas pluviales y residuales son una infraestructura que tiene por objeto: 1) La evacuación de las aguas negras después de su uso, por lo que su función es claramente higiénica, y 2) Evitar inundaciones transportando el agua generada por un aguacero o proceso de lluvia, desde la urbanización al cauce o colector receptor (punto de vertido).

1.1.- Conceptos básicos.

Sin perjuicio de lo señalado en la Ley Urbanística Valenciana de la Generalitat Valenciana, (referente a la condición de solar), a los efectos técnicos de este Proyecto de Urbanización, se tendrán en cuenta los siguientes conceptos básicos:

Aguas procedentes de usos residenciales / domésticos: se verterán direc- tamente a la RED DE AGUAS RESIDUALES a través de las acometidas a los pozos de registro.

Aguas atmosféricas y de escorrentía: se procurará que el caudal de precipita- ciones vierta en cunetas, cauces naturales, riberas de ríos, zonas verdes, etc. En este Proyecto, se prevé que una parte de estas aguas serán recogida por la RED DE AGUAS PLUVIALES, independiente (red separativa) de la de evacuación de residuales. El resto, será retenida por el terreno (sobre todo, en zonas verdes), o se evacuará por escorrentía.

1.2.- Tipos de red.

Una red de saneamiento puede definirse como la infraestructura hidráulica ne- cesaria para conducir el agua residual o de lluvia al punto de vertido o tratamiento. Esta estará compuesta por una infraestructura principal denominada red de colectores y una serie de infraestructuras accesorias que tienen por finalidad permitir el acceso del agua a la red o bien facilitar su funcionamiento, mantenimiento y limpieza.

Dentro de los tres tipos de redes de alcantarillado por el que se puede optar (unitaria, separativa, seudoseparativa) se dispondrá una red separativa con vertido por gravedad (en los dos casos) por su economía y simplicidad constructiva. En la red de aguas pluviales propuesta, se prevén imbornales sifónicos, con diámetros adecuados para que en caso de fuertes lluvias se colapsen antes que la red general, evitando el retorno de las aguas hacia parcelas privadas

1.3.- Periodo de retorno de la red de aguas pluviales.

La frecuencia, periodo de retorno o tiempo de recurrencia de una precipitación, es el numero de años en que se supera una vez como promedio la intensidad media de

itrae desarrollos urbanisticos SL

Pág. 3

dicha precipitación en lluvias de análoga duración. Representa el período medio entre ocurrencias de eventos de magnitud superior al cuantil correspondiente.

El periodo de retorno a adoptar en el cálculo depende de los daños que pudieran crear las inundaciones producidas por lluvias con caudales superiores al de cálculo. El nivel de riesgo adoptado para las aguas pluviales es el correspondiente a un periodo de retorno de 25 años. La razón fundamental de este valor, que podría considerarse eleva- do para una red de drenaje urbano, es la especial característica de los chubascos ex- tremos mediterráneos, con muy bajas intensidades para bajos periodos de retorno, pero muy altas para periodos de retorno medios y altos. Un diseño con un nivel de riesgo tradicional produciría demasiado frecuentemente graves insuficiencias en la red.

1.4.- Trazado de las redes de pluviales y residuales.

El trazado de las nuevas conducciones viene fijado por el de la red viaria y to- pografía de la zona de estudio. A pesar de que ésta última provoca algunas dificulta- des, se ha tratado de evitar el uso de bombeos, así como que los colectores entren en carga, para ello las redes arrancan en los puntos altos y se dirigen hacia los bajos. La saturación de servicios que discurrirán por las nuevas aceras (media tensión, baja ten- sión, telecomunicaciones, agua potable, gas y alumbrado) hace necesario optar por un trazado siguiendo los ejes de los viales y zonas verdes.

Se define como colector principal aquella conducción cuya misión principal es el transporte de agua residual o pluvial. Se define como colector secundario aquella conducción cuya misión principal es la recogida de agua residual o pluvial que accede a él desde el exterior, teniendo como misión secundaria la conducción de dicha agua al colector principal. De esta forma, en la red se cuenta con los colectores principales de mayor tamaño y longitud que los secundarios, conduciendo el agua residual o de lluvia a su punto de vertido. Para asegurar el adecuado funcionamiento hidráulico de los mismos, se evita en lo posible el diseño de las intersecciones a 90º, siendo el en- cuentro de los colectores secundarios con los primarios suaves y nunca en contraco- rriente.

En los Planos de este Proyecto de Urbanización se muestran los trazados de las redes de evacuación de las aguas pluviales y residuales, y la localización de los puntos de vertido, que en ambos casos se sitúa en el paso inferior existente bajo la carretera CV-50, donde conectarán con colectores de desagüe de la urbanización del nuevo Polígono Industrial Norte.

1.5.- Perfil de las redes de aguas pluviales y residuales.

La característica más importante del perfil de un colector es la pendiente. La pendiente elegida debe producir unas velocidades tales que aseguren que sea un co- lector autolimpiante, que es aquel en el que la velocidad del agua es suficiente para

itrae desarrollos urbanisticos SL

Pág. 4

impedir la deposición de los sólidos. En el caso de la red de residuales, la velocidad mínima de circulación del caudal de agua asociado será de 0,6 m/seg, y la máxima de 3,5 m/seg.

En la red de evacuación de aguas pluviales, se exige, que la velocidad del cau- dal de agua asociado al chubasco cuyo periodo de retorno es de 2 años será igual o superior a 0,9 m/seg. La velocidad máxima, cuando el caudal que circula por la con- ducción corresponde a la tormenta cuyo periodo de retorno es el de diseño del colector (en este caso de 25 años), se establece en 4,5 m/seg para las tuberías de Polietileno y en 5,5 m/seg para las tuberías de hormigón armado. Según las especificaciones técni- cas de varios fabricantes, las tuberías (PEAD y Hormigón Armado) pueden admitir hasta 7 m/seg sin presentar problemas de abrasión. No obstante, se decide mantener el límite superior de la velocidad (para 25 años de periodo de retorno) en 5,5 m/seg.

Un segundo factor importante al establecer el perfil de la red es la distancia mínima entre la clave del colector y la superficie del pavimento. En condiciones norma- les, se eligen valores en torno a 1 – 1,5 m buscando un compromiso entre protección del tubo y economía de construcción; sin embargo, en situaciones especiales, pueden elegirse valores en torno a 50 cm con refuerzos adecuados. En este Proyecto se ha diseñado la nueva red de colectores con un recubrimiento de unos 130 cm, que se reduce hasta los 90 cm solamente en aquellos tramos (de la red de aguas pluviales) en los que la pendiente del colector es menor que la pendiente de la rasante del vial.

1.6.- Diámetro y material de las tuberías.

Generalmente para la construcción de redes de alcantarillado se utilizan tube- rías. Es de aplicación el Pliego de Prescripciones Técnicas Generales para Tuberías de Saneamiento de Poblaciones. En este caso los materiales admitidos son:

Hormigón en masa y armado. Policloruro de vinilo no plastificado (UPVC). Polietileno de alta densidad (PEAD). PVC corrugado.

Las nuevas redes de aguas residuales y pluviales contenidas en este Proyecto estarán constituida por:

800 mm: Tubos de hormigón armado con junta elástica y enchufe campana. < 800 mm: Tubos de polietileno de alta densidad (PEAD) corrugado.

armado con junta elástica y enchufe campana. ∅ < 800 mm: Tubos de polietileno de alta

Acometidas a parcelas (residuales y pluviales) y a imbornales: Conductos de

PVC corrugado de nom = 315 mm, con RCM = 8 KN/m 2 .

Independientemente de los resultados de los cálculos hidráulicos, el diámetro nominal mínimo a emplea en los tubos es de 400 mm (en las redes de pluviales y resi- duales).

itrae desarrollos urbanisticos SL

Pág. 5

1.7.- Otras características de las nuevas redes de colectores.

A los colectores se les dotará de una pendiente determinada de manera que la velocidad de circulación del agua esté en una horquilla establecida.

Los colectores discurrirán aprovechando las pendientes naturales del terreno.

La zanja tipo será recta, con ancho mínimo de 80 cm (para tuberías de 400 mm de diámetro, con una holgura de 20 cm por lado) y constará de una cama de arena de 10 cm de espesor, un relleno de protección a base de arena hasta 10 cm por en- cima de la generatriz del tubo y zahorras compactadas hasta alcanzar la cota infe- rior del paquete de firme. Como en la mayoría de los casos la conducción discurre por debajo de las calzadas abiertas al tráfico de vehículos, se añadirá un refuerzo a base de 15 cm de hormigón en masa HM-20. Puede verse grafiada la zanja tipo en el plano de detalles de saneamiento.

1.8.- Infraestructuras accesorias de las redes.

Estas infraestructuras tienen por finalidad permitir el acceso del agua a evacuar a la red o bien facilitar su funcionamiento, mantenimiento y limpieza.

1. Pozos de registro.

Su misión principal es la de permitir la comunicación de los colectores con el exterior, permitiendo el acceso para la inspección y limpieza. Como misión secundaria tienen la de ser elemento de unión de colectores secundarios. Se adoptará una red de pozos situados en todos aquellos puntos que supongan un cambio de dirección, pen- diente o cuando se produzca un cruce o unión entre colectores.

Para facilitar las operaciones de limpieza se deben colocar pozos de registro uniformemente separados. Incluso en tramos rectos de gran longitud la separación adoptada es, como norma general, de 30 m para la red de evacuación de aguas plu- viales, y de 24 m para la red de aguas residuales.

Los pozos de registro serán de 100 cm de diámetro, de tal forma que el pozo quede centrado respecto del colector, construidos a partir de anillos de hormigón pre- fabricados, todos ellos enfoscados y bruñidos interiormente con mortero MH-450. Se colocarán pates de polipropileno para acceso interior. Las tapas de registro y los cer- cos de los pozos serán circulares, de fundición dúctil, de tipo reforzado, con sistema de apertura tipo bisagra e inscripción normalizada por el Ayuntamiento.

2. Sumideros - Imbornales

Su finalidad es recoger parte del agua que corre en la superficie y pasarla a la red de colectores de pluviales. Para evitar malos olores, los sumideros – imbornales deberán llevar un pequeño depósito para almacenar los sólidos arrastrados, y un sifón.

itrae desarrollos urbanisticos SL

Pág. 6

Se emplearán sumideros de polipropileno de dimensiones interiores 570x305 mm, y altura 600 mm con salida adaptable para tubería de 200 mm. Llevarán reja arti- culada con marco de fundición dúctil de dimensiones 620 x 390 x 40 mm, enrasada al pavimento.

3. Acometidas a parcelas

Las acometidas permiten la unión de los usuarios con las redes de pluviales y residuales. Constan de una arqueta y conducción hasta el alcantarillado. La arqueta es un pequeño pozo de registro situado generalmente en la acera, al cual accede la tube- ría interior de las parcelas y de la cual parte la que se comunica con el colector. Esta- rán provistas de un sifón para evitar los olores provenientes de la red de alcantarillado.

La conducción hasta el alcantarillado entroncará con un pozo de registro. Es importante que la pendiente de esta conducción no sea muy elevada, máximo del or- den del 3 %, para evitar el riesgo de erosión.

Las acometidas son un punto débil de la red de alcantarillado porque pueden soportar fuertes cargas de tráfico para las cuales no han sido diseñadas, por este mo- tivo conviene que cuando alcance la clave se encuentre a una profundidad mínima de 1 m. Si esto no fuera posible, se preverán los refuerzos necesarios. El material em- pleado para las acometidas será el polietileno de alta densidad (PEAD) corrugado, en tuberías apoyadas sobre un lecho de hormigón, de diámetro nominal 315 mm (271 mm interior).

2. CAUDAL DE AGUAS PLUVIALES.

2.1.- Introducción.

La determinación del caudal de aguas pluviales a evacuar por la nueva red en un punto determinado supone seguir los siguientes pasos:

1.- Caracterizar estadísticamente la lluvia de la zona sobre la base de los da- tos disponibles hasta llegar a una expresión o gráfica que relacione intensidad con duración y periodo de recurrencia y retorno. Este método es independiente del método de caudales a evacuar utilizado.

2.- Calculo del caudal a evacuar. Este método incluye implícitamente la se- lección del chubasco más desfavorable que se realiza de forma distinta en función del método de cálculo del caudal utilizado.

Para la caracterización estadística de la lluvia se han utilizado la Función de Distribución propuesta por la Dirección General de Carreteras del Ministerio de Fo-

itrae desarrollos urbanisticos SL

Pág. 7

mento y el CEDEX (Centro de Estudios Hidrográficos del Centro de Estudios y Expe- rimentación de Obras Públicas) del mismo Ministerio:

F (x ) = exp [k (1 +

α x )exp (α x )]

[ − k ( 1 + α ⋅ x ) exp ( − α ⋅ x
[ − k ( 1 + α ⋅ x ) exp ( − α ⋅ x

La ley SQRT-ET max, ha sido la seleccionada por las siguientes razones:

a) Es el único de los modelos analizados de la ley de distribución, que ha sido

propuesto específicamente para la modelación estadística de máximas lluvias diarias.

b) Está formulado con sólo dos parámetros lo que conlleva una completa defi-

nición de los cuantiles en función exclusivamente del coeficiente de variación con lo que se consigue una mayor facilidad de presentación de resultados.

c) Por la propia definición de la ley proporciona resultados más conservadores

que la tradicional ley de Gumbel.

d) Demuestra una buena capacidad para reproducir las propiedades estadísti- cas observadas en los datos, lo que se comprobó mediante técnicas de simulación de Montecarlo.

Para el cálculo del caudal a evacuar se utiliza el Método Racional Modificado, el cual se caracteriza por ser un método conceptual que no precisa una gran cantidad de información sobre las características de la cuenca.

2.2.- Caracterización estadística de la lluvia.

Conocido el valor de la precipitación esperable para el periodo de retorno es- cogido, se pasará a continuación a la obtención de la curva Intensidad – Duración para el periodo de retorno prefijado. La expresión utilizable en España es:

siendo:

I

t

=

I

d

(

I

1

I d

)

28

0.1

D

0.1

28

0.1

1

I t (mm/h) = Intensidad media correspondiente al intervalo de duración D horas.

I d (mm/h) = Intensidad media diaria de precipitación correspondiente al periodo de re- torno considerado. Es igual a P d / 24.

P d (mm/h) = Precipitación total diaria correspondiente al periodo de retorno estimado.

I 1 / I d = Cociente entre la intensidad horaria y la diaria, independiente del periodo de retorno (para la Comunidad Valenciana el valor es 11,5).

itrae desarrollos urbanisticos SL

Pág. 8

itrae desarrollos urbanisticos SL Pág. 8 Mapa de isolíneas I 1 / Id La frecuencia, periodo

Mapa de isolíneas I 1 / Id

La frecuencia, periodo de retorno o tiempo de recurrencia de una precipita- ción, es el número de años en que se supera una vez como promedio la intensidad media de dicha precipitación en lluvias de análoga duración. El periodo de retorno a adoptar en el cálculo depende de los daños que pudieran crear las inundaciones pro- ducidas por lluvias, que produzcan caudales superiores al de cálculo. Aunque existen publicaciones que defienden que el caudal de aguas pluviales se evaluará para un periodo de 10 años, los técnicos que redactan este Proyecto de Urbanización han es- timado conveniente elevar este dato hasta los 25 años. Por tanto, en este caso, se ha adoptado un periodo de retorno de 25 años.

Para el cálculo de la I d, hay que conocer la precipitación máxima diaria (P d ), pa- ra ello se recurre al Manual de Máximas Lluvias Diarias en la España Peninsular. A partir de mapas, en los que se representan, los valores del coeficiente de variación C v y del valor medio P. Una vez localizada la zona (dentro del término municipal de Tu- rís), se procede a la determinación de sus coordenadas UTM referidas al Huso 30:

Coordenadas HUSO 30:

X = 698.000 m,

Y = 4.363.100 m.

Luego se estima, mediante las isolíneas representadas, el coeficiente de varia- ción Cv y el valor medio P de la máxima precipitación diaria anual. Con la ayuda del programa, se obtienen los valores de C v y P con más precisión:

C v = 0.51

P (mm/dia) = 73

itrae desarrollos urbanisticos SL

Pág. 9

Turís
Turís

Para el periodo de retorno deseado y el valor de Cv, se obtiene el cuantil re- gional Yt (también denominado “Factor de Amplificación KT” en el “Mapa para el Cál- culo de Máximas Precipitaciones Diarias en España”), mediante la tabla siguiente.

T = 25 años. C v = 0.518

mediante la tabla siguiente. T = 25 años. C v = 0.518 Y t = 2,068

Y t = 2,068

siguiente. T = 25 años. C v = 0.518 Y t = 2,068 Anejo nº 9.

Anejo nº 9. Redes de evacuación de aguas pluviales y residuales. Proyecto de Urbanización del Sector Industrial Sur en Turís (Valencia).

itrae desarrollos urbanisticos SL

Pág. 10

A continuación, se realiza el producto del cuantil regional Yt por el valor medio P obteniéndose Xt, es decir, el cuantil local buscado (también denominado PT en el “Mapa para el Cálculo de Máximas Precipitaciones Diarias en la España Peninsular” de 1997): X t = Y t x P:

T = 25 años

X t = P d = 151 (mm/día)

De la misma forma, para un período de retorno T = 2 años, se obtiene: Y t = 0,883

T = 2 años

X t = P d = 64,5 (mm/día)

A continuación se muestran los datos de pluviometría de la estación meteoro- lógica de Turís (Mas de Calabarra), elaborados con medidas recogidas en el periodo 1.961 – 1.990. En este cuadro se puede apreciar que los valores de P d para periodos de retorno de 2 y 25 años no coinciden con los obtenidos a partir del mapa de isoli- neas (C v y P). En efecto, los valores de las máximas precipitaciones diarias, según el periodo de retorno considerado, son un 25% superiores en el caso de los datos de la estación meteorológica. Pueden ocurrir dos cosas: 1) Que los datos de la estación meteorológica estén desfasados debido al método empleado para la obtención de las máximas lluvias diarias, y 2) Que se produzca un fenómeno local en Turís no recogido por el “Mapa para el Cálculo de Máximas Precipitaciones Diarias en la España Penin- sular” por el que son más frecuentes las lluvias torrenciales.

por el que son más frecuentes las lluvias torrenciales. Finalmente, se decide incrementar un 25% los

Finalmente, se decide incrementar un 25% los resultados obtenidos del mapa de isolineas (C V y P), con lo que los resultados finales son:

Para T = 25 años Para T = 2 años

P d = 188,8 (mm/día) P d = 80,6 (mm/día)

La curva Intensidad – Duración - Frecuencia (IDF) adoptada (la propuesta por el Profesor Temez), según se ha expuesto, tiene la siguiente expresión:

itrae desarrollos urbanisticos SL

Pág. 11

I

t

=

I

d

(

I

1

I

d

)

28

0.1

D

0.1

28

0.1

1

I 1 / I d =11.5 para Comunidad Valenciana

Para T = 25 años Para T = 2 años

I d = P d / 24 = 7,87 mm/hora I d = P d / 24 = 3,56 mm/hora

D es la duración de la tormenta de diseño, que es igual al tiempo de concentra- ción (T C ) en horas. El tiempo de concentración en un punto de una cuenca es el tiem- po empleado por la lluvia caída en el lugar de la cuenca más alejado de dicho punto para llegar hasta él. Debe puntualizarse que “el lugar más alejado” se refiere a un pun- to de vista temporal: el lugar desde el que más tarde el agua caída en llegar al punto de concentración considerado.

La fórmula que recomienda la Norma de Drenaje Superficial para obtener el tiempo de concentración es una modificación de la del US Army Corps of Engineers:

T c

=

0,3

J

L

0,25

0,76

donde T C es el tiempo de concentración de la cuenca en horas, L es la longitud del cauce principal en Km, y J es la pendiente del cauce principal en tanto por uno.

Sin embargo, esta formulación es únicamente válida para entornos rurales. En cuencas urbanas, tal como la que se analiza en el presente documento, el cálculo del tiempo de viaje del agua deberá basarse en criterios hidráulicos que analicen las conducciones por las que circula el agua y la velocidad que es previsible que alcance en las mismas. Los cálculos basados en criterios hidráulicos serán, por tanto, mucho más aproximados a la realidad en áreas urbanas que la anterior formulación, puesto que ésta se adapta bien al recorrido del agua en ladera pero no por el interior de con- ducciones. La fórmula a aplicar que se propone es la siguiente (el tiempo de concen- tración, T C se compone de dos sumandos: tiempo de escorrentía, T E y tiempo de reco- rrido, T R ):

T C =T E +T R

El tiempo de escorrentía (T E ) es el que tarda la lluvia más alejada en llegar al cauce o red de alcantarillado. Depende de la distancia a recorrer por la lluvia, y de la pendiente y grado de impermeabilidad del terreno. Varía en la práctica entre un míni- mo de 3 minutos y un máximo de 20 minutos con valores normales entre 5 y 10 minu- tos. Conforme aumenta la superficie desaguada disminuye el peso del tiempo de esco- rrentía en el total del tiempo de concentración. Se considera finalmente en este trabajo

itrae desarrollos urbanisticos SL

Pág. 12

que el recorrido en superficie del agua, hasta su entrada en la red de colectores es de 5 minutos (se incluye el tiempo de viaje por tejados, bajantes de edificios, viales, etc).

El tiempo de recorrido (T R ) Es el tiempo que tarda el agua que discurre por un cauce, o por la red de alcantarillado, en alcanzar el punto de vertido. Depende de las condiciones hidráulicas del cauce o de los colectores. Si en el momento de evaluarlo no se conocen la totalidad de estas condiciones, se puede fijarlas de antemano de forma aproximada. El tiempo de viaje en el interior de las conducciones se puede cal- cular según criterios hidráulicos en flujo uniforme a sección llena.

Siendo:

T =

R

1.2

60

Li

Vi

Li: Longitud en metros de los tramos de colector situados aguas arriba del que se calcula a lo largo del recorrido principal (aquel que marca el tiempo de con- centración por ser el más largo en términos de tiempo).

Vi: Velocidad en m/seg de cada uno de estos tramos de colector calculada se- gún la hipótesis de flujo uniforme y sección llena. La fórmula empleada en el cálculo es la de Manning, con la expresión que se da a continuación, donde “n” es el número de Manning, “D” el diámetro de la conducción y por último “i” la pendiente.

Vi =

2 3 1 D i n 4
2
3
1 D
i
n
4

Se aplica un coeficiente mayorante de 1,2 para tener en cuenta que los colecto- res no van a circular durante toda la recesión del hidrograma a sección llena.

De esta forma, el tiempo de concentración se calcularía como la suma de la escorrentía en superficie del agua más el recorrido en el interior de las conducciones. En cualquier caso, no resulta recomendable utilizar tiempos de recorrido menores de 10 minutos, puesto que esto supondría aumentar excesivamente las intensidades de cálculo para lluvias con una precipitación total muy escasa. En este tipo de precipita- ciones, el efecto laminador de la propia superficie sobre la que cae la lluvia produce una importante reducción del pico de caudal. Por lo tanto, en el cálculo se adopta una duración mínima de la tormenta de 15 minutos, aunque el tiempo de concentración obtenido según la fórmula anterior sea inferior.

T C = 0,25 horas = 15 minutos.

Finalmente, aplicando la curva IDF

I

t

=

I

d

(

I

1

I d

)

28

0.1

D

0.1

28

0.1

1

, se obtiene:

itrae desarrollos urbanisticos SL

Pág. 13

I t = 173.04 mm/hora I t = 78,28 mm/hora

para T = 25 años para T = 2 años

Existe un coeficiente de reducción areal K A . Dicho valor reduce la intensidad obtenida en el punto anterior en función del área de la cuenca.

K A = 1 -

log A

15

Siendo A el área de la cuenca expresada en Km 2 . Para valores de A iguales o inferiores a 1 Km 2 no se considera ninguna reducción siendo el valor de K A igual a 1. En este caso, K A = 1, por ser de superficie inferior a 1 Km 2 .

2.3.- Método Racional Modificado: Caudal en los colectores.

Para la conversión de la lluvia en escorrentía se va a emplear el método pro- puesto por el Prof. D. José Ramón Témez Peláez, del Centro de Estudios Hidrográfi- cos del CEDEX. Este método es el recomendado por la "Instrucción 5.2-IC de drenaje superficial" del MOPU, pero con modificaciones posteriores. La metodología de Témez se basa en el método racional, aplicable a pequeñas cuencas (como es el caso de la que afecta al ámbito de la actuación).

Este método de cálculo se basa en una teoría no lineal que supone que los pi- cos de los hidrogramas de las lluvias para las diferentes cuencas no se dan simultá- neamente, esto quiere decir, que para el dimensionamiento de los colectores, si se suman de forma lineal los caudales procedentes de las áreas de influencia de cada colector se estará del lado de la seguridad en los cálculos, y por ello se procederá en el cálculo a diseñar con las hipótesis del método, que son:

1. La precipitación es uniforme en el espacio y en el tiempo.

2. La intensidad de lluvia es la correspondiente a un aguacero de duración el tiem- po de concentración de la cuenca, ya que se considera que esta duración es la más desfavorable.

3. Existe un coeficiente de escorrentía constante para cada tipo de uso del suelo.

4. No se considera la posible laminación de la cuenca vertiente y de la red, ya que se asume que se compensa aproximadamente con la no existencia de picos en la precipitación.

5. Cada tramo de colector se calcula a partir de toda la cuenca vertiente al punto fi- nal del mismo.

La expresión de cálculo básica del método racional que permite el cálculo del caudal a evacuar en un punto de una cuenca es:

itrae desarrollos urbanisticos SL

Pág. 14

siendo:

Q =

C I A K

3.6

C : coeficiente de escorrentía o relación entre el agua no retenida por el terreno y el agua de lluvia.

I : intensidad uniforme en mm/h

A

: superficie de la cuenca en Km 2 (el método de Temes es válido para A < 150 Has.)

K

: coeficiente para tener en cuenta la no uniformidad de la lluvia

A continuación se exponen los valores de las distintas variables que intervienen en la obtención del caudal de cálculo.

Coeficiente de escorrentía (C).

El valor de C varia con las características de la superficie sobre la que llueve y la cantidad de lluvia caída. Representa el cociente entre el caudal que discurre por una superficie y el caudal total precipitado sobre ella. Se utiliza la siguiente fórmula (P d es la precipitación diaria en mm, y P 0 es el umbral de escorrentía en mm):

C =

[(

P

d

/

P

o

)

1

]

×

[(

P

d

/

P

o

)

+

23

]

 

[(

P

d

/

P

o

)

+ 11

]

2

En estudios de tipo urbano, la práctica habitual es adoptar unos valores fijos para el umbral de escorrentía en función de los usos de suelo. En efecto, el valor de P 0 depende de las características de la superficie y los valores más usuales se muestran en la siguiente tabla:

Valores de P 0 en función del tipo de superficie

Tipo de superficie

Po (mm)

Asfaltos, hormigones, tejados

4

Adoquinados

6

Jardines

20

Áreas urbanas

6

Áreas residenciales

10

Áreas industriales

5

Con estos valores de P 0 y los valores de P d obtenidos para los periodos de re- torno de 2 y 25 años se calculan los siguientes coeficientes de escorrentía:

itrae desarrollos urbanisticos SL

Pág. 15

Valores de C para T= 2 y T= 25 años en función del tipo de superficie

Tipo de superficie

C (T = 2 años)

C (T = 25 años)

Asfaltos, hormigones, aceras

0.79

0.92

Adoquinados

0.68

0.90

Jardines – Zonas Verdes

0.28

0.61

Áreas urbanas

0.68

0.90

Áreas residenciales - parcelas

0.74

0.92

Áreas industriales

0.74

0.92

En la determinación de las superficies de las cuencas que aportan agua de escorrentía a los diferentes colectores se distingue entre el área del vial (calzada + aparcamiento + acera), el de las zonas verdes, y el de las parcelas residenciales. Para cada una de estas tres tipologías de áreas (calculadas en cada colector), y para los dos casos de periodo de retorno considerado (2 y 25 años) se les aplica el coeficiente de escorrentía que le corresponda, según la tabla anterior.

Intensidad media de lluvia (I).

Este valor corresponde a la máxima precipitación para una frecuencia y una du- ración del aguacero determinados. Especialmente en el caso de cuencas pequeñas, como son las de cada uno de los colectores que están siendo objeto de estudio, el caudal máximo corresponde a tormentas intensas y de corta duración. Hay que tener en cuenta que la intensidad media de una tormenta aumenta con el periodo de retorno considerado (cuanto mayor es la intensidad, con menos frecuencia ocurre), y que dis- minuye con la duración de la misma (cuanto más larga es la tormenta, menor es la intensidad media).

El periodo de retorno a adoptar en el cálculo depende de los daños que pueden crear las inundaciones producidas por lluvias. Al elegir un caudal de cálculo (asociado a un periodo de retorno), no existe garantía absoluta de que ese caudal no vaya a ser rebasado al menos una vez dentro de un periodo de retorno determinado, en cuyo caso pueden haber inundaciones locales que generen daños en las propias obras de urbanización, en las propiedades adyacentes, o molestias en los accesos.

En este caso por las características del Proyecto, se adopta un periodo de re- torno de 25 años. Además, para comprobar la condición de velocidad mínima en los colectores, se va a obtener el caudal de diseño para un periodo de retorno de 2 años.

Con estas premisas, tal y como se ha demostrado en un apartado anterior de este Anejo, la intensidad media del chaparrón es I = 173,04 mm/hora para T = 25 años y I = 78,28 mm/hora para T = 2 años, y para un tiempo de concentración de 15 min.

itrae desarrollos urbanisticos SL

Pág. 16

Coeficiente punta (K).

El coeficiente de uniformidad temporal es función del tiempo de concentración, y tiene en cuenta el error introducido en la hipótesis de uniformidad temporal de la pre- cipitación a medida que crece el tamaño de la cuenca. El valor de este coeficiente se obtiene de la siguiente expresión:

1.25 T c K = 1 + = 1,018 1.25 T + 14 c
1.25
T
c
K =
1
+
= 1,018
1.25
T
+ 14
c

Superficie de la cuenca (A).

La superficie total del Área de Reparto es de unos 124.480 m 2 (12,45 Ha). Se parte de la hipótesis de que toda esta superficie es vertiente a la nueva red de pluvia- les, a excepción de determinadas zonas limítrofes del sector que, por condiciones to- pográficas, evacuan (en la actualidad) y evacuarán las aguas de escorrentía a las obras de drenaje longitudinal existentes en las carreteras de la Fonteta del Poll, CV- 415 y CV-50.

La zona de actuación se ha dividido en una serie de sectores o cuencas parcia- les que irán recogiendo paulatinamente agua de lluvia y la irán incorporando a la red de recogida de pluviales. Esta división se realiza para poder dimensionar los colecto- res de recogida de aguas progresivamente, desde un diámetro inferior cuando la su- perficie de cuenca es pequeña, hasta un diámetro superior cuando la superficie acu- mulada es mayor.

Efectivamente, en los cálculos se utilizan unas áreas contributivas para cada uno de los tramos de los colectores. Estas áreas se han obtenido sumando a la super- ficie de los viales la parte proporcional de la parcela edificable, zonas verdes, y apar- camientos que recaigan a dicho vial. Como se ha dicho, se tendrán en cuanta el tipo de superficie a los efectos de aplicarle un determinado coeficiente de escorrentía. Así por ejemplo, en el vial nº 6 se dispone el colector 6 (con tramos 6.1, 6.2, y 6.3) que recoge las aguas pluviales de las zonas con el mismo nombre (cada una de esas zo- nas se componen de áreas pavimentadas, jardines y parcelas edificables).

En el siguiente plano se muestra la distribución de las áreas de aportación a cada colector. Existirán un total de 18 colectores (algunos de ellos divididos en tra- mos), que discurren por las calles 1 a 17 (excepto la nº 7), y también los viales peato- nales P1 y P2.

Además, como uno de los objetivos es dimensionar correctamente el colector general (eje 15) atendiendo tanto a las aguas pluviales procedentes del nuevo Sector Residencial como a las que discurren por la cuenca exterior y desaguan en los terre-

itrae desarrollos urbanisticos SL

Pág. 17

nos objeto de esta actuación, hay que considerar el caudal de aporte de la cuenca exterior del sector (analizado en el Anejo nº 8 “Estudio Hidrológico”).

2.4. Proceso de cálculo y resultados.

Según lo visto, el proceso de cálculo del caudal de aguas pluviales a evacuar en un punto de la red de colectores (de aguas pluviales), tras efectuar la caracteriza- ción estadística de la lluvia y fijar el periodo de retorno de diseño de la red, ha exigido los siguientes pasos:

1. Obtener los datos físicos de la cuenca.

2. Calcular el coeficiente de escorrentía.

3. Calcular el tiempo de concentración.

4. Calcular la intensidad del chubasco más desfavorable, según el periodo de retorno considerado.

5. Calcular el coeficiente de punta.

6. Calcular el caudal a evacuar.

En las siguientes tablas se pueden apreciar los resultados obtenidos siguiendo esta metodología y aplicando la formulación del Método Racional Modificado. Para cada uno de los tramos de los colectores (definido en los planos de planta y perfiles longitudinales del Proyecto) se asignan superficies de aportación de aguas de esco- rrentía (diferentes tipos con diferentes coeficientes de escorrentía), que permiten obte- ner (una vez conocida la intensidad de la lluvia y el coeficiente punta) el caudal esti- mado en ese tramo del colector.

Pero la red de tuberías de recogida de aguas pluviales es una red ramificada, con entradas y salidas de/a otros colectores. Por lo tanto, en cada tramo de colector, el caudal de cálculo no es el Q* obtenido considerando el área de aportación a ese tra- mo, pues hay que sumar el caudal de los colectores precedentes que desaguan en él. De esta manera se obtiene el Q acum . De esta manera, se obtienen los caudales de cál- culo para un periodo de retorno de 25 y 2 años.

Los resultados se muestran en las siguientes tablas, donde:

Q 25 es el caudal correspondiente a la tormenta con periodo de retorno de 25 años. Sirve para comprobar la capacidad de las tuberías y la condición de velocidad máxima del flujo.

Q 2 es el caudal asociado a la lluvia con periodo de retorno de 2 años. Con este valor se comprobará la condición de velocidad mínima en los colectores.

itrae desarrollos urbanisticos SL

Pág. 18

3. DETERMINACIÓN del CAUDAL de AGUAS RESIDUALES

En principio, la totalidad del agua residual presente en el alcantarillado proviene de la red de distribución de agua potable. Por tanto una cota superior del caudal medio de aguas residuales es el caudal medio de aguas potables. Este caudal medio de aguas potables no es aplicable directamente al diseño de la red de alcantarillado pues- to que debe diseñarse para el caudal máximo instantáneo. No puede utilizarse el cau- dal punta de agua potable puesto que al estar funcionando la red de alcantarillado en lamina libre se produce una laminación que reduce dicho caudal punta. A falta de da- tos conocidos puede utilizarse para la estimación del caudal punta de aguas residuales la siguiente expresión:

Q

max

= D S K K

S

P

donde D es la dotación, (estimada en 0,7 litros/seg. por hectárea), S es la superficie total de la zona a servir (en hectáreas), K s es un coeficiente mayorador que se estima en 1,2 y K p es el coeficiente punta (2,4).

Cálculo según normativa de obras de saneamiento de la ciudad de Valencia

 

Q

r =K r *A*f

Q

r: Caudal de aguas residuales (l/s)

K

r: Caudal de aguas residuales medio, dependiente del uso del suelo (l/s/Ha) áreas urbanas: 1,2 l/s/ha áreas residenciales: 0,6 1,2 l/s/ha áreas industriales: 7,5 a 15 l/s/ha

 

A: Superficie de la Cuenca (ha)

 

f:

Factor de punta. Para superficies inferiores a 1 Ha vale 3,648. Para superficies mayo-

res el factor punta se reduce según la siguiente fórmula:

 
 

f=3,697*(K r *A) -0,07333 A

39,70 ha

 
 

K r

7,5 l/s/ha

 

f

0,243

 

Q

r

72

l/s

 

Para el cálculo de los caudales individuales de cada uno de los colectores que componen la red de aguas residuales, se podría partir del dato de la superficie de cap- tación de cada una de estas tuberías, para llegar a un resultado individualizado de cada tramo de colector. No obstante, se avanza que, independientemente del número de acometidas que se realicen a cada tramo de la red de evacuación de aguas resi- duales, el caudal máximo es de escasa importancia y, por lo tanto, el diámetro de las tuberías será el mínimo recomendado, que es de DN 400 mm (diámetro interior 343 mm), para tuberías de PE de alta densidad. Con este diseño se evitarán atascos por deposiciones o introducción de objetos extraños.

itrae desarrollos urbanisticos SL

Pág. 19

En este caso no se ha optado por la disposición de cámaras de descarga. Sí se ha contemplado la construcción de un total de seis desagües para conectar la nueva red de agua potable a la de colectores (evacuación de aguas residuales), y con la fina- lidad de vaciar (en caso de que fuese necesario) parte de las tuberías de agua potable

a la red de alcantarillado. Como medida de mantenimiento se recomienda hacer perió-

dicamente una limpieza de la red, aplicando un caudal importante (con camión cister- na, por ejemplo) en el pozo de registro que se sitúa en la punta de todos los extremos de la red, para solucionar los problemas que pueda ocasionar la falta de velocidad en estos tramos concretos.

4. CÁLCULO HIDRÁULICO DE COLECTORES.

4.1.- Formulación.

Para el cálculo hidráulico de las tuberías y colectores de las nuevas redes de

aguas pluviales y residuales se utiliza la formula de Manning, que permite el cálculo de

la velocidad en un colector funcionando a sección llena mediante la expresión:

V =

1

n

R

H

2

3

I

0

1

2

siendo:

R: radio hidráulico (Sección ocupada por el agua/Perímetro mojado) en metros. Para conductos circulares que funcionen a sección llena su valor es D/4, donde D es el diámetro del conducto. Para el caso de que funcionen en lámina libre (la mayoría de los casos), este parámetro se calcula mediante iteraciones.

i : pendiente del colector en m/m.

n: coeficiente de Manning, cuyo valor para distintos materiales se toma de:

Valores del coeficiente de rugosidad de Manning, n en función del tipo de material.

Valores del coeficiente de rugosidad de Manning, n en función del tipo de material.

Tipo de material

P.V.C.

Hormigón Armado

Polietileno de Alta Densidad

n

0.010

0.013

0.007

En este Proyecto de Urbanización, todos los colectores de recogida de aguas residuales serán tubos de Polietileno de Alta Densidad y por tanto la rugosidad de Manning es n = 0,007. En el caso de la red de aguas pluviales, se emplearán tubos de Hormigón Armado (n = 0,013) para diámetros iguales o mayores de 800 mm, y de Polietileno de Alta Densidad (n = 0,007) en caso de diámetros menores.

itrae desarrollos urbanisticos SL

Pág. 20

En este caso al ser colectores circulares el diámetro necesario para evacuar el caudal Q, en m 3 /s, se obtiene mediante la expresión:

D

=

1.548

n Q

i

1 2

3

8

El diámetro elegido finalmente será el normalizado inmediatamente superior o mayor. A continuación se muestra la serie de diámetros (con la relación entre diámetro interior, y el nominal) de las tuberías de Polietileno de Alta Densidad, y las de Hormi- gón Armado.

Materia

Hormigón Armado

Polietileno de Alta Densidad

Diámetro Interno

D

i

2.400

800

535

427

343

Diámetro Nomi- nal

DN

2.400

800

630

500

400

Finalmente, es necesario comprobar si el colector elegido es capaz de evacuar el caudal que se le ha asignado y si la velocidad del agua cumple con las limitaciones expuestas en el apartado 1.5. La comprobación de las limitaciones de la velocidad del agua en la tubería se realiza para cada tramo de los colectores. En el caso de las tu- berías de evacuación de aguas pluviales, se debe realizar para los periodos de retorno de 2 y 25 años. Si la comprobación es satisfactoria, el colector es valido. Si no es así, debe modificarse el diámetro del colector hasta cumplir las restricciones expuestas en este punto. Las velocidades exigidas se resumen en la siguiente tabla:

Colector de aguas pluviales:

Caudal

Velocidad máxima (m/seg)

Velocidad mínima (m/seg)

Q

25

4,5 para tuberías de PEAD 5,5 para tuberías de hormigón

-

Q

2

-

0,9

Colector de aguas residuales:

Caudal

Velocidad máxima (m/seg)

Velocidad mínima (m/seg)

Q

r

3,5

0,6

itrae desarrollos urbanisticos SL

Pág. 21

4.2.- Colectores de aguas pluviales.

Para cada uno de los colectores, se ha realizado el cálculo matemático del diámetro comercial necesario, para un caudal y una pendiente dada, comprobando además que la velocidad del fluido esté dentro de los límites señalados. A continua- ción se exponen en una tabla todos los parámetros que intervienen en el cálculo hidráulico, que conduce a determinar un valor del diámetro comercial, y la velocidad que lleva el agua (considerando el caudal de diseño) para ese diámetro comercial, y siempre teniendo en cuenta la pendiente en cada tramo de los colectores.

De esta forma, la comprobación de las limitaciones de la velocidad del agua en la tubería se realiza para cada tramo de colector, y para los periodos de retorno de 2 y 25 años. Se ha utilizado el coeficiente de Manning que corresponde a cada caso.

El límite de velocidad máxima (4,5 m/seg para tubos de PEAD y 5,5 m/seg para tubos de hormigón armado) con valores de caudal para periodo de retorno de 25 años se cumple para todos los casos, aunque en algunos tramos (en la tabla son los que tienen la casilla de pendiente sombreada), el colector debe reducir la pendiente de la rasante de la calle para evitar velocidades elevadas.

El límite de velocidad mínima (0,9 m/seg) con valores de caudal para periodo de retorno de 2 años se cumple para todos los casos. El colector que más se aproxi- man a esa velocidad es: colector P2 (0,97 m/seg para tubería de 400 mm de diámetro nominal con un caudal de 5 litros/seg y una pendiente del 0,63%).

Se exponen a continuación los resultados del dimensionamiento de los colecto- res, cuyo diámetro comercial se ha obtenido como el inmediatamente superior al de cálculo. Los caudales de cálculo, para periodo de retorno de 25 y 2 años, son los ob- tenidos en un apartado anterior de este anejo. Para cada diámetro (y coeficiente de rugosidad) dado, se proponen unas pendientes y se obtienen las velocidades máximas y mínimas en relación con el caudal de cálculo.

4.3.- Colectores de aguas residuales.

Como se puede ver en los planos, los colectores de evacuación de aguas resi- duales tienen un trazado y una configuración similar a los de pluviales. Su cálculo hidráulico se realiza de la misma manera que para los anteriores, teniendo en cuenta que el caudal máximo a desaguar en toda la Unidad de Ejecución es de 39,5 l/seg en el Colector 15, y de 26,3 l/seg en el resto de los colectores. El cálculo de la velocidad mínima se realiza para un caudal estimado de 2 l/seg.

Independientemente del número de acometidas que se realicen a cada tramo de la red de evacuación de aguas residuales, el caudal máximo es de escasa impor-

itrae desarrollos urbanisticos SL

Pág. 22

tancia y, por lo tanto, el diámetro de las tuberías será el mínimo recomendado, que es de DN 400 mm (diámetro interior 343 mm), para tuberías de PE de alta densidad.

Por aplicación de la fórmula de Manning, para la conducción más desfavorable (la que acumula la totalidad de la nueva urbanización), puede observare que un tubo de PE de Alta Densidad de 400 mm de DN con las pendientes propuestas para los viales es suficiente para evacuar el caudal total de aguas residuales. Por este motivo, se diseña toda la red de evacuación de residuales con esta tubería, ya que diámetros inferiores no son recomendables por el riesgo de obstrucción y no es necesario empe- lar diámetros superiores.

Dado que los viales tienen, en muchos casos, pendientes muy elevadas, las velocidades serán relativamente altas, lo que redundará en un mejor funcionamiento de las conducciones ya que se evitará la acumulación de sedimentos. No obstante, se recuerda a continuación el rango de velocidades recomendado para este tipo de in- fraestructuras:

Caudal

Velocidad máxima (m/seg)

Velocidad mínima (m/seg)

Q

r

3,5

0,6

Con los datos de caudal (horquilla) y diámetro interior (343 mm), se obtiene el rango de pendientes que se admiten para las tuberías de evacuación de aguas resi- duales, que son:

- Pendiente necesaria para obtener V 0,6 m/seg con un caudal de 2 l/seg 0,4%

- Pendiente necesaria para obtener V 3,5 m/seg con caudal de 26,3 m/seg 7 %

- Pendiente necesaria para obtener V 3,5 m/seg con caudal de 39,5 m/seg 5 %

En el diseño de la red, SE CUMPLEN todos los requisitos de velocidad en to- dos los colectores (diámetro 400 mm). Con esta comprobación, se puede decir que, en todos los casos (salvo una excepción que se indica a continuación), las pendientes de las tuberías de evacuación de aguas residuales serán iguales que la pendiente de la rasante del vial por donde discurren, de manera que se simplifica enormemente el pro- cedimiento constructivo al llevar casi en todos los casos una profundidad de zanja constante, y al no tener que enfrentar a distinta cota los tubos en los pozos de registro.

itrae desarrollos urbanisticos SL

Pág. 23

5. PUNTOS DE VERTIDO DE LOS COLECTORES.

5.1.- Vertido del colector de aguas pluviales.

El vertido de las aguas pluviales se realizará al barranco de Teixería, afluente del Rio Magro. Los puntos de acometida se indican en el plano del trazado de la red de aguas pluviales del presente proyecto.

Al adoptarse una red de alcantarillado separativa, se garantiza la ausencia de vertidos contaminantes (aguas residuales) al cauce - barranco, puesto que las aguas residuales no se mezclarán en ningún momento con las pluviales para acabar en la red de evacuación de aguas pluviales. A este respecto, sí se puede dar la situación contraria, es decir, que en la conexión de las edificaciones a la red de saneamiento de aguas residuales (aguas negras) eventualmente se produzcan vertidos de las aguas pluviales recogidas en terrazas, deslunados y azoteas. Para garantizar que no hay vertidos de aguas residuales en la red de colectores para la evacuación de aguas plu- viales se dispone en este Proyecto que se construirán arquetas de conexión en acera para las aguas residuales, de manera que todas las edificaciones a construir deberán conectar su red de saneamiento (aguas negras con vertidos eventuales de aguas plu- viales) a estas arquetas.

5.2.- Vertido del colector de aguas residuales.

Las aguas residuales se llevarán mediante colector a la nueva depuradora a ejecutarse en el ámbito sur del sector. El colector principal se entroncará al la tubería que discurre por el extremo sureste del sector, ubicado sobre la carretera cv-415 y que se dirige a la depuradora EDAR TURIS-3

La nueva depuradora, ejecutada por el sector industrial norte, se ubicará al sur de la actuación, distante a unos 1000 mts., y verterá las aguas depuradas a el barran- co de Teixería y finalmente al Rio Magro.