Vous êtes sur la page 1sur 9

kausis

REVISTA DE LA ESCUELA TALLER DE RESTAURACIÓN DE ARAGÓN

noviembre 2005

3
kausis LA ESCUELA TALLER DE RESTAURACIÓN DE ARAGÓN

EDITA 4 SEGUIMOS CRECIENDO


ESCUELA TALLER DE José Manuel López Gómez
RESTAURACIÓN DE
ARAGÓN
8 FASE FORMATIVA DE LA ESCUELA TALLER DE RESTAURACIÓN DE ARAGÓN
Avda. San José, nº 5. Nave 6. Romina Luesma González e Irene Villalba Barrio
50410 Cuarte de Huerva, 10 CURSOS Y CONFERENCIAS REALIZADOS EN LA FASE FORMATIVA DE LA
ZARAGOZA.
ESCUELA TALLER DE RESTAURACIÓN DE ARAGÓN
Teléfono: 976 46 38 42
Fax: 976 46 38 43 Romina Luesma González e Irene Villalba Barrio
E-mail: etrestauracion@aragon.es 13 VISITAS FORMATIVAS
Maite González Sariñena
CONSEJO DE REDACCIÓN Y 17 PARTICIPACIÓN DE LA ESCUELA TALLER DE RESTAURACIÓN DE ARAGÓN EN
CORRECCIÓN DE TEXTOS
José Manuel López Gómez EL I SALÓN DE EDUCACIÓN, FORMACIÓN Y EMPLEO
Susana Morales Ramírez Alicia Payueta Martínez
Alicia Payueta Martínez
Carlos Sáenz Preciado
Beatriz Ausejo Gutiérrez
LA CIUDAD ROMANA DE BILBILIS (ZARAGOZA)
Alberto Sevilla Conde
20 TRABAJOS ARQUEOLÓGICOS DE LA ESCUELA TALLER DE RESTAURACIÓN
EQUIPO DE REDACCIÓN DE ARAGÓN EN BILBILIS (CALATAYUD-ZARAGOZA)
Mónica Arcusa Rubio J. Carlos Sáenz Preciado, José Fabre Murillo, María Lasuén Alegre
Beatriz Ausejo Gutiérrez
Romina Luesma Gónzalez, Alberto Sevilla Conde e Irene Villalba Barrio
Irache Bellosta Ordóñez
José Fabre Murillo 32 COOPERACIÓN ENTRE ARQUEÓLOGOS Y RESTAURADORES
Nuria Ferrer Santolaria Susana Morales Ramírez
Maialen Gallégo-Careaga
Larrañaga
Raúl Godina Barroso LABORATORIO DE LA ESCUELA TALLER
Maite González Sariñena
Raquel Lacasta Arrieta 37 DETERMINACIÓN VARIETAL DE UN CONJUNTO DE SEMILLAS DE OLIVO
María Lasuén Alegre
Romina Luesma Gónzalez
(OLEAEU ROPEA L.) DEL YACIMIENTO ROMANO DE "LA LOMA DEL REGADÍO"
Ana Belén Rodríguez Muñoz- EN URREA DE GAÉN. CONSIDERACIONES ECONÓMICAS Y PRODUCTIVAS
Torrero Jordán Esteso Martínez
Eva Sanmartín Martínez
46 LOS MORTEROS ANTIGUOS
Alberto Sevilla Conde
Irene Villalba Barrio Ramiro Alloza Izquierdo y Paz Marzo Berna
53 IDENTIFICACIÓN DE MATERIALES DE ORIGEN ORGÁNICO EN RESTOS
EQUIPO QUÍMICO Y BIOLÓGICO ARQUEOLÓGICOS Y OBRAS DE ARTE
Ramiro Alloza Izquierdo
Mª Paz Marzo Berna Jorge Gálvez Sánchez
Jordán Esteso Martínez
Nieves Laborda Lobe COLABORACIONES
Jorge Sánchez Gálvez

MAQUETACIÓN
59 UN CASO PRÁCTICO DE PREPARACIÓN PALEONTOLÓGICA: LOS MATERIALES
Beatriz Ausejo Gutiérrez DE LA PUEBLA DE VALVERDE
Alberto Sevilla Conde Mª Dolores Marín Monfort, Estrella Gemma González Santiago, Jorge Ortiz
Robla y Bernardo Añaños Cáncer
PORTADA
Raúl Godina Barroso 66 CAMPAÑAS DE RESTAURACIÓN DE OBJETOS ARQUEOLÓGICOS DE HIERRO
DEL YACIMIENTO “LA CARIDAD” (CAMINREAL, TERUEL)
IMPRIME Pilar Punter Gómez
COMETA, S.A. 73 EXCAVACIONES ARQUEOLÓGICAS EN EL CONJUNTO ALFARERO DE
Ctra. Castellón, Km. 3,400 "LA NEVERA" (TERUEL). UNA PRIMERA APROXIMACIÓN
50013 Zaragoza
E. Javier Ibáñez González
77 EL ABRIGO DEL ARENAL DE LA FONSECA EN LADRUÑÁN (CASTELLOTE,
DEPÓSITO LEGAL
Z. 3178-05 TERUEL): PROTECCIÓN DE UN CONJUNTO RUPESTRE Y SU YACIMIENTO
ARQUEOLÓGICO
ISSN José Ignacio Royo Guillén
1885-6071

kausis 3 3
Kausis 3, diciembre 2005

CAMPAÑAS DE RESTAURACIÓN DE OBJETOS


ARQUEOLÓGICOS DE HIERRO DEL YACIMIENTO
"LA CARIDAD" (CAMINREAL, TERUEL)

Pilar Punter Gómez


Museo Provincial de Teruel

ntre 1984 y 2004 el Museo Provin- cido. En cifras se descubren por término

E cial de Teruel ha llevado a cabo en


el yacimiento de "La Caridad" 24
campañas de excavación, que han permi-
medio en torno a 400 elementos de hie-
rro, aunque lo significativo es el carácter
de cada uno de ellos, y su contexto, lo que
tido conocer restos de un asentamiento permite establecer dos grupos:
fundado con toda probabilidad a finales
del S. II a. E. y destruido entre los años – 1. Elementos de pequeño tamaño,
80-72 a. E. a menudo incompletos, o simples frag-
mentos aislados. Son los más abundantes
"La Caridad" se encuentra en las pro- y se localizan generalmente en el estrato
ximidades del municipio de Caminreal, originado por el derrumbe de las estruc-
provincia de Teruel. El núcleo habitado, turas arquitectónicas.
de planta aproximadamente rectangular,
ocupa una plataforma de 12,5 Hectáreas, – 2. Objetos de medio y gran tama-
en la margen izquierda del río Jiloca. Los ño, completos o casi completos. Apare-
trabajos de excavación se han centrado cen depositados en los pavimentos de las
principalmente en el sector N.O. revelan- distintas estancias, formando parte del ni-
do una trama urbana de calles perpendi- vel de destrucción. Numéricamente son
culares que delimitan insulae integradas menos abundantes pero en volumen pue-
por varias viviendas. La regularidad en el den ser más relevantes que el conjunto
trazado revela una rigurosa planificación anterior. Desde todos los puntos de vis-
a partir de modelos romanos. ta es el grupo más complejo y constitu-
ye uno de los aspectos decisivos a la hora
La mayoría de los ámbitos que se co- de planificar y ejecutar los trabajos de ex-
nocen hasta ahora ofrecen asociados al ni- cavación.
vel de destrucción ajuares de cerámica y
metal en abundancia, como testimonio del Destaca la diversidad funcional de es-
abandono forzoso y precipitado del sitio. tas piezas que sin embargo presentan una
Entre los útiles metálicos aparecidos des- clara uniformidad tipológica. Como co-
tacan por el número de hallazgos los de rresponde a tal variedad sus dimensiones
hierro sobre aquéllos fabricados en plo- oscilan entre 2,5 y 180 cm.
mo o aleaciones de base cobre.
Entre los hallazgos se cuentan:

CARÁCTER DE LOS HALLAZGOS – Útiles agrícolas: azadas, hoces, picos


y piquetas, podaderas, rejas de ara-
El conjunto de materiales de hierro do y horcas de diversos modelos.
que aporta cada campaña de excavación – Útiles para el trabajo de la madera:
supone en volumen aproximadamente un hachas, sierras, cuchillas, gubias y
35% respecto del total de material apare- formones.

66 kausis 3
CAMPAÑAS DE RESTAURACIÓN DE OBJETOS ARQUEOLÓGICOS DE HIERRO DEL YACIMIENTO
"LA CARIDAD". CAMINREAL, TERUEL

– Útiles ganaderos: tijeras y esquilos. están compuestos de hierro propiamen-


– Útiles domésticos: parrillas, llares, te dicho sino de minerales producto de
cazos, placas de cerradura, llaves, la corrosión. Se trata de un fenómeno ha-
cuchillos, clavos y otras piezas aso- bitual en contextos similares: La inesta-
ciadas a elementos constructivos. bilidad de este metal y unas determina-
das condiciones del entorno, como los
– Herramientas de herrero: yunques,
cambios de humedad, presencia de sales,
tenazas, compases y mallos.
acidez o agentes biológicos, han desen-
– Armamento: una catapulta tipo es- cadenado una serie de procesos químicos
corpión, una falcata, dos espadas, y electroquímicos que tienen como con-
puñales, puntas de lanza, puntas de secuencia cambios fundamentales en la
pilum, tachones de escudo y boca- materia. Es lo que en líneas generales de-
dos de caballo. nominamos mineralización y comporta la
– Transporte: dos ruedas de carro. pérdida de las propiedades metálicas:

Concentración de útiles metálicos en proceso de excavación.

– Otros: numerosas argollas, abraza- elasticidad, resistencia mecánica, con-


deras, pletinas, barras, placas de dis- ductividad, maleabilidad, brillo o color
tintas formas, remaches, clavos y característico.
objetos varios de uso todavía inde-
finido. Las alteraciones que presentan las
piezas de "La Caridad", como consecuen-
cia de la transformación experimentada
ESTADO DE CONSERVACIÓN pueden considerarse bajo varios aspectos:

Salvo tal vez un par de casos que se – Alteraciones visuales: apariencia pé-
hayan detectado, puede decirse que la to- trea, ni superficialmente ni en corte bri-
talidad de objetos de hierro aparecidos llan, y su color es entre marrón, ocre y
en "La Caridad" carecen de núcleo me- amarillo en el exterior y generalmente par-
tálico; por lo tanto en la actualidad no do negruzco en el interior.

kausis 3 67
Pilar PUNTER GÓMEZ

– Alteraciones morfológicas: sin duda Por último, se deben mencionar las


el efecto más notable de los procesos de fracturas y pérdidas de materia, conside-
corrosión es el incremento de volumen radas más que alteraciones "accidentes",
que experimentan los objetos afectados. A y las abundantes adherencias.
pesar de que este hecho puede conside- – Alteraciones estructurales: directa-
rarse una constante, se observan modelos mente relacionadas con la merma de las
de alteración diferentes y si bien estas di- propiedades mecánicas, se observan:
ferencias en principio se consideran deri- – Rigidez y friabilidad, lo que su-
vadas del proceso de fabricación, es difí- pone una elevada fragilidad y esca-
cil establecer si la causa es ésta o más bien sa resistencia a la presión y a los
debería relacionarse con el uso que tuvie- impactos.
ron o con las condiciones del abandono. – Deleznabilidad: consistencia dé-
bil, a causa de la intensa fisuración
Los casos más típicos son: y exfoliación.
1. Crecimiento de los productos de Éste es a grandes rasgos el cuadro que
corrosión externa invadiendo superficies presentan los objetos de hierro en "La Ca-

Tratamiento de tijeras de hierro: Aspecto inicial, radiografía y aspecto final

que permanecen in situ y se muestran poco ridad" cuando se produce el hallazgo.


accidentadas aunque extremadamente dé- Ante una situación tan delicada el mo-
biles, ya que al buen estado de conserva- mento crítico de la puesta al descubierto
ción de la textura original acompaña la supone graves riesgos: para las piezas por-
completa desaparición de la materia sub- que pueden ver alterada su integridad;
yacente. para el registro arqueológico porque pue-
den perderse datos fundamentales.
2. Proceso expansivo de la corrosión
interna desplazando la superficie y alteran-
do los contornos sin que exista una barre- PLANIFICACIÓN DEL TRABAJO
ra definida entre el núcleo y los produc-
tos de corrosión externa. Este modelo de Desde el momento en que la aparición
alteración es el más habitual y plantea se- masiva de materiales arqueológicos de hie-
rios problemas de interpretación respecto rro empezó a considerarse algo más que
a la morfología de los objetos, debido a previsible, se replanteó en "La Caridad" la
que las superficies aparecen completamen- organización de las campañas, mediante la
te desvirtuadas. Como contrapartida pre- incorporación de nuevos recursos de per-
sentan mayor solidez que los anteriores. sonal y equipamiento, consistentes en:

68 kausis 3
CAMPAÑAS DE RESTAURACIÓN DE OBJETOS ARQUEOLÓGICOS DE HIERRO DEL YACIMIENTO
"LA CARIDAD" (CAMINREAL, TERUEL)

1. Formación de un equipo de tres a reas. Por lo demás, cuando su presencia


siete técnicos en conservación-restaura- no es requerida en el campo se dedican al
ción por campaña. Sus competencias son: tratamiento de objetos en el taller, lo que
• Intervenciones de conservación de hecho les ocupa la mayor parte del
preventiva en la excavación: extrac- tiempo.
ción del material y confección de
embalajes.
• Tratamiento de conservación-res- INTERVENCIONES EN LA
tauración de material arqueológico EXCAVACIÓN
en el taller.
El objetivo es extraer los hallazgos
con el menor riesgo y dotarlos de unas
2. Disponibilidad de un local donde
condiciones que les permitan llegar al ta-
se centraliza la actividad del equipo técni-
ller en estado semejante al que presenta-
co. El equipamiento y las condiciones del
ban en el momento de su aparición. La
local cubren las necesidades de:
intervención orientada a esta finalidad no
a. Manipulación del material recién sólo debe ser por definición reversible,
extraído con vistas a su correcto dado su carácter transitorio, además ha de
traslado al Museo Provincial. ser mínima pero suficiente.

Tratamiento de parrilla de hierro: aspecto anterior y posterior a la intervención

b. Almacén con carácter temporal. Las operaciones que integran esta fase
c. Sede de ejecución de los tratamien- son la extracción y el embalaje, que de-
tos de piezas generalmente extraí- pendiendo de las características de los ha-
das en campañas anteriores. llazgos adoptan distintas versiones:

El plan de trabajo se basa en la coor- Los objetos morfológicamente más


dinación entre equipos: el desarrollo de la sencillos y con poco peso precisan de un
excavación determina el momento de las refuerzo simple para su extracción, con-
actuaciones de conservación y cuando és- sistente en la aplicación de gasa de algo-
tas tienen lugar, los arqueólogos adaptan dón con adhesivo de nitrato de celulosa
el ritmo a los procesos en curso. La exis- diluido en proporción 1:2 en acetona. La
tencia de un equipo de restauradores de rápida evaporación del disolvente permi-
forma simultánea a la campaña arqueoló- te terminar de separar las piezas del sue-
gica viene justificada por la necesidad de lo en poco tiempo. Se trata del refuerzo
su intervención a lo largo de la misma, y más comúnmente utilizado en excavacio-
esto se considera prioritario entre sus ta- nes y su objetivo es mantener la unidad

kausis 3 69
Pilar PUNTER GÓMEZ

Croquis de confección de embalaje rígido

70 kausis 3
CAMPAÑAS DE RESTAURACIÓN DE OBJETOS ARQUEOLÓGICOS DE HIERRO DEL YACIMIENTO
"LA CARIDAD" (CAMINREAL, TERUEL)

de los objetos que internamente se en- Caminreal, ha sido la intensificación del


cuentran descohesionados. trabajo de laboratorio. La posibilidad de
ampliar esta actividad más allá de la du-
Provisionalmente todo lo extraído se ración de las campañas de excavación ha
traslada a bandejas de rejilla que perma- permitido en los últimos años avanzar en
necerán almacenadas en el taller mien- el tratamiento de las piezas de hierro, sin
tras se produce el completo secado. Para duda el sector más costoso de los que in-
el transporte al Museo y posterior alma- tegran la restauración de materiales de "La
cenaje se utilizan cajas de cartón acondi- Caridad".
cionadas interiormente con capas de
espuma de poliuretano adaptadas a la Los objetivos son comunes a la ma-
forma de los objetos, generalmente en- yoría de las intervenciones en materiales
vueltos en bolsas de polietileno. Las pie- arqueológicos:
zas de gran tamaño, complejidad o peso
1. Mejora de la legibilidad, revelando
necesitan, además del refuerzo anterior
datos hasta ahora no disponibles.
un soporte indeformable que permita ex-
traerlas formando un bloque compacto 2. Mejora de las propiedades mecáni-
y a la vez resulte eficaz como embalaje. cas para una manipulación sin riesgos.
El material utilizado en esta operación es 3. Garantías de conservación con pos-
la espuma de poliuretano de dos compo- terioridad a la intervención.
nentes (Poliol e Isocianato), vertida en
un contenedor fabricado a la medida de El examen visual, por supuesto, y el
cada caso y que puede ser de diversos radiográfico de forma especial, resultan
materiales, aislados o no, dependiendo de fundamentales en el diagnóstico, pero no
la decisión de incorporarlos al embalaje son concluyentes para definir de antema-
o separarlos después; antes del vertido, no los tratamientos, sobre todo en el as-
el hierro engasado es protegido con una pecto más comprometido: el grado de
película de polietileno o aluminio. Una limpieza. La intensidad de la corrosión ex-
vez hecho el bloque se procede a sepa- terna a menudo impide establecer de for-
rarlo del suelo y darle la vuelta; la tapa ma definitiva el alcance de la intervención,
se convertirá en la base y el embalaje se hasta que las primeras "prospecciones" re-
completa colocando otra tapa en la cara velan con mayor exactitud el estado de
que inicialmente estaba en contacto con conservación y lo que a partir de él se con-
el suelo; esto último cuando el conteni- sidera el tratamiento más adecuado.
do haya perdido la humedad.
Resumiendo mucho, el proceso que se
sigue es:
TRATAMIENTOS DE CONSERVACIÓN
RESTAURACIÓN EN EL TALLER
1. Apertura de embalajes y elimina-
Consecuencia importante de la dilata- ción de refuerzos: estos elementos o par-
ción de las campañas de restauración en te de ellos, se mantienen hasta que resul-
tan innecesarios, es decir hasta que los ob-
jetos han adquirido suficiente solidez o
bien los fragmentos pueden separarse sin
perjuicio para recuperar de nuevo la con-
tinuidad.

2. Limpieza I: despejar la superficie y


las fisuras de las adherencias más leves,
por medios manuales.

3. Fijación y unión de fragmentos: an-


Taller de restauración de Caminreal tes de proceder a la limpieza más exhaus-

kausis 3 71
Pilar PUNTER GÓMEZ

tiva se recolocan las láminas separadas, o 6. Protección final: aunque el baño de


partes fracturadas, aunque si las piezas son resina acrílica deja una película protecto-
muy grandes no necesariamente se re- ra, se aplica finalmente una ligera capa de
construyen al completo desde el comien- cera microcristalina diluida.
zo, con el fin de facilitar su manipulación.
Se utiliza adhesivo epoxídico de dos com- Finalmente y como es habitual, los
ponentes. tratamientos se documentan mediante re-
dacción de informe relativo a cada obje-
4. Limpieza II: esta fase es la más to, lo que se acompaña de fotografías y
compleja, fundamentalmente porque se gráficos ilustrativos de los procesos.
trata de indagar en la forma de los distin-
tos utensilios a partir de datos general- La planificación del trabajo en régi-
mente confusos. La principal dificultad re- men de campañas está sujeta a una dura-
side en que aquello que los distorsiona tie- ción limitada en el tiempo, la eventuali-
ne la misma composición que lo que, dad del personal, o el carácter provisional
siempre en términos relativos, permane- de las instalaciones, por citar algunas con-
ce in situ. Los métodos de limpieza son diciones. Al finalizar, todos los objetos
mecánicos, generalmente combinando di- quedan embalados para su ingreso en el
versos procedimientos; los más usados Museo, donde serán almacenados o ex-
son además del bisturí, la abrasión me- puestos.
diante micromotor y la aeroabrasión.
A excepción del mobiliario básico, el
5. Consolidación: con esta finalidad se taller se desmonta en cuanto al instrumen-
aplica resina acrílica por inmersión y se tal específico que puede ser trasladado al
inyectan las fisuras más abiertas con resi- Museo o almacenado en el mismo local,
na epoxídica. previsto como sede de futuras actuaciones.

BIBLIOGRAFÍA

BERDUCOU, M.C. (coord.), "La conservation en archéologie: Méthodes et practique de la conservation-restaura-


tion des vestiges archéologiques", Masson, 1990.
MEYER-ROUDET, H. (coord.), "A la recherche du métal perdu: Nouvelles technologies dans la restauration des
métaux archéologiques", Paris, Errance, 1999.
MOUREY, W., "La conservation des antiquités metalliques".
PUNTER, M.P., "Informe sobre la restauración de materiales arqueológicos del yacimiento La Caridad (Caminre-
al, Teruel)", Arqueología Aragonesa, volúmenes publicados entre 1989 y 1997.
PUNTER, P., "La conservación-restauración en yacimientos arqueológicos: La Caridad, Caminreal (Teruel)", Ac-
tas de la IV Reunión Nacional de Restauradores de Bienes Culturales arqueológicos", Teruel, 2001.
VICENTE, J., PUNTER, M.P., ESCRICHE, C. y HERCE, A.I., "La Caridad (Caminreal, Teruel)", Ponencia en
La casa urbana hispanorromana, Zaragoza, 1991.
VICENTE, J. y EZQUERRA, B., VICENTE, J., PUNTER, M.P., ESCRICHE, C. y HERCE, A.I., "La Caridad
(Caminreal, Teruel)", Ponencia en La casa urbana hispanorromana, Zaragoza, 1991.
VICENTE, J. y EZQUERRA, B., "XI Campaña de excavaciones arqueológicas en «La Caridad» (Caminreal, Te-
ruel)", Arqueología Aragonesa, 1993, Zaragoza, 1997.
VOLFOVSKY, C., "La conservation des métaux", Paris, 2001.

72 kausis 3