Vous êtes sur la page 1sur 25

"rHEsocto\o}ffAyáll;il?

#,
. voL 37,1996 PAG..699_719.

Yo deseo plantear er
de ¡,,^
arolrmént^ ria
el arsumento
iry§::T3ryI*{3g1
,uri*##{r
Esto
que r.^._
h¿ry .una
_

)\
se refieréá las formas en
int"n"¡e i;ñcñ"l: i#s.ffi:-+:S-dspll9s oeeran, J menudo sin ra 4,.^\ -

rechazada u
humanidad. No obstante, este
ataque
pr9 et progreso oe É razOn y oe iJ
t-1u
(rr,r"'lpi,
?Ig-]!§ j¡telenglss nunca ha sido

#:HH.ffi#ffi
completamente

conocimientos esctavizados un poco irónico que tos


activamente, de configurar ta v
,"" árrii¡jii"Jib ii. nunca han cesado,
oe su inevitabte
de
?ñ..,-:;#ff:=^il^]
j::T:Tfi :':3oo humanas, en parte a través
rnev¡tabte oroducrián
nrooüccián y
parte, través oe su lgualÁánte";¿i;,r-iü
il;;'l::'ff.i'r."as,
9:§.ciencias
inevitable movilización 0L,"]:n"'". humanas y, en
-a
su estatus marginariza-do con retao.ón_a en t¡empo contra
Esto es una historia r n#;::lo"
tas ciencias

ry33i.1"!-,-",i';$'li.1,;,llXfi!ñü:"#,f
auto-tímitantes Xil.f ¿?§[lX,i#;::::,,1:
::_p-9ctos de ta óutiura oi..,piirár¡á',#i
)
fijaciones cutturates
sufrimiento humáno.
d; ;-;;^''
renudo, sin
-1"":-:nll:'1$¡dental v liberarnos de tas
saberlo, inffigen oano social y
ocasionan
Sste lado oscuro del Drórire§.r ¡ta ta ^i^-^:^ {.,
,

(,,, r,,,
I

i,, [ü!.^5.,f=J*1 5!#]3,H?ffi;"*':;-;;iii 5]glilrarynente


;i;;'É";á;:
¡¿ llustración con respecto
;ff1"...:rlÍ#fJl";;;,0;=.d: ;i ;;i;; ;' ;ñ ar

,)

)
)

) r::;
)
)
) ;#."Jl1i'"lg:;
e*
naturaliza
jil
)

occ¡dental. :omo una estrategia de lucha


) o"i
"ü""J"tr¡I_á
)

)
"imi:F*i,j^*",,,{Fru-T:¡iiÉ##.xi.iiü'#f,rI
)
_)
(

(
)
( Es aún más convincente s¡ se liga a una crítica de rol ideológico de las nanativas
)
de la llustración legitimando y encubriendo una historia de rep=resión oe o¡terenáál
(, epistemológicas y sociates (G. Jardín 1985; Said 1979). -¿l
(, Estas narratirás
del occidente, simultáneamente, han-d-esriiicadenaOo- un
(
9gqeo de ahogar tas
(,
(r :pi:i:T9loS¡qs -una computsión dis¡mutada detrás det totdo sagraOo Oé-É
llustración y et progreso, pero también reverada por ra ilamada rr"gti;;;.ci";J;
() política de las ciencias humanas (FN 1). yo deseo contribuir
a coáar et lazo ánirá
( el conocimiento y una política represiva de identidad.
( - Este €s el tema que exploraré tentativamente aún cuando lo exponga en
una forma rigurosa. una prudente recomendación es pertinente. Esto no aü"uu
(, interpretar como un resumen contra la ciencia, mucho menos contra
el occidente o
() 'la llustración. a la ciencia a la sino a una cierta cultura
( dq§le¡gA.¡asta tat punto que - y - hasta tal punto que esta
con buenas intenciones tarves, ha sido construida sobre la represión de drfe;;;;:
(
sociales y de la ciencia sino el fin
(l de sus
(r en una historia de dominaciónJdemás, esfbmbre ae-ns vároréi áé?rffi"r-á,
-mcl¡vidúálldádlFlúralisrno
('l de lilrustración que yo crít¡co esta cuttura de la ciencia.
Este artículo esta dividido en cuatro secc¡ones-
('
(t 'En la primera sección, recomiendo una estrategia conceptuar foucardiana
para analizar el conocimiento como una fueza política y-social.
1) . :La siguiente sección elabora esta estrategia en el contexto de una nanativa
() de enfrentamiento-llustración del desanollo dé las ciencias humanas en las
sociedades occidentales. Lo central para esta nanativa es la visión oe que át
() binario ciencia-no ciencia opera como un límite y un poder social.
()
'En la tercera sección, propongo que este binario descansa en un discurso
t) fundamental que por sí mismo es lógicamente incoherente d inestable-
)
(' . .'E1 la sección finar, tentativamente, considero algunas impricaciones para
) las -
ciencias humanas_. por abandonar el binario ciéncia_no
'
d""¿i.:-r"i;;
t ;pos!
I
)
lund€ciones. e-p¡stemolog¡cas seguras. propongo el concepto
disciplinariedad" como contra parte de la 'postmodemización, del conocimiento
de
(
) social-
)
(.
)
t)
') ALGU'VAS OBSERYAC'O'VE S CO NCE PTU ALES PRELIMIN ARES
')
t) . La tradición llustración ha
( )- del conocimiento, la Por otro lado,
sucesores
{

( ; (la
.rd rgresrai los numants¡as,
iglesia, tos humanistas, toslos seudoclent¡stas,
seudoc¡enliiiás, los metafísicos)
( la exoosición rie In< intoracoc .^-i-ló6 ,, r^
exposición de los intereses sociales y de la ^^.-..-
estructura ideológica de
^^
1,

! t," ( t {-v C¡* t ;> l+.,.>

ll, úr",
(
(
(
(

(
nrósoros criticaron ra jerarquía
(
:ñn:::Hiü'li;.§l,lii,?:,ros crericar, y reveraron
(
_r1",:l","gi;Il j:ji"Jii:i jiiü:,i"-,tJl jJ,i:?{ff :"Jjl'";".,
( otro lado,
rado, a pesar oel ro¡
ü;;iffi"H;#
..*L1 :,',::lt:',1"-":l-su
ror sáda'i y;; por
historia potitica y
Jf:l.política sociat.
p;
tlust"rados mantienen q,,e
I
(
)
)
pa
",
rtisqra¡
{gdadero.
*"r*;. ffiH:H:tffi:Eü&[.1t""ü.1"":
st
*-" '\af1-Psrq refl§glntar un
( . entra t^a ia|^- 9"¡Oo OSlSolT
) PaÉ-soste-ener que la unión
( !
^^_ - - - .

( ,l
(
de las
( P!q¡99[§§9Érr""
"
¡rt"ffi;?*:Ü;;
( . , .- ¿@écr,tdiciones hace
( ñ_eoJógi@?
)
Dos posiciones o modelos
( ) r conocimiento, sociedad y poder
han eminentetae¡t"
nnenternertte ¿"s""áaJá-e;ü';ü.lH:
desanolarto
o¿"i' *áir "::"tTl3'3:^Oe
( )
r*á'á'ffi}1uire',
( teoruffio,ffi
,iñJfu"n.Y*?fJ?,fl:'r,ff
enr¿tiza ra ú nica rós ice
::8""*.,:?:1''r::1y!1I1y',r.";L:"Tffi ,'; 1. l
(
experimentación, en ta Ouónr - i l? :.lEl:lllennai¡s
wJ' er enrasls en
en ia oL#I#*,:?T
la observación, tl"Ci
( científicas. , :acron y en la falsiñcaciónl es ¿irerente en la
oiiil¿§,;; \
( ) .,4tlQt
,,
(
I
ü"rüffi s:qr,"*n,1,'y""ff*1tr#y?.[ur.Tj-i?r"-_Eq]qq"ra,,."
iJffjff;":ffi T:Jt:^*jr-Fñe"ilñJ:';.tiT.",TJ,',!""1i:.,5."Xffi ':
I

*,_*, ¡v rd es(nrcruru¡ pa.t¡arür- de áá.iáffi,ür"§:


afi rmación ;;"y::"1
( ,
numanos. La a'rmac¡ón
humanos. los intereies
( oo¡euvo por la
gbjetivo : 'rvv ¡q 1?^11,^".!Tgro llrtacula.r
puáe
vrsr rurir so¡a puede prooucii
producir ;;ii}i;ñ;
n" su ?.1.1u^11^1:l-"11,t:'"
ta virtud oe conocimienlo
::l,r :":rs5 j:jI
condorcet o r¡on üJoii",l",, bs ica-em pírica, u n"
I
pgi":f;:¡f,¡,;Tg:_*::*lijxnHffillñ;,,l"L1l.Tijii:ffi
Kant, el positivismo iogi"o, er "l ",
pi,t",n J,
transcendentatismo
(
para á
;ñiü§;'"0""?;omG' v la teoría axiomáüca de
{
-.. Hempel.
_./_socia!es.-e§_rarhetat), gfuEiffi*mg
¡r más-áiñ'.";":::l::':"-^'::oPf'
*ieeprr¿ j.?I',0?iE,*-. de
unayersiéosoealG¿t
fr -ro
(
¡ carácler trasceaao^+J¡^= ili--
I

i ')' "ñáiL*affilffiñffif
normas t"to *.ó J.ceoticismo
fi'il:"ffi8i:ffi;áiffi"3
v ,,ñivóraár;ñ_^l"1l"i
§fr:,,#'ff ,Hffi;g"x.6"lii:"m5m ;:!r53E{"J[:ñH:: [:i _ !ri:* históricamente, (ej:

,
I

ffi?yi.*X*::"_soeb.n¡ca;;;";ü',li;ó",,T$1ñi:^:H#?,j:,- .
(
(
,x'"*bEil-ii;ffiJ:::"üi:ij3fl:H:1ffi#;;:gíg:"H:.;:§T
) matriz disciprinaria de ra ó¡ená¡a, il ;;;. #í;,-rd"¡
-ni"'il-ü og ri""ná r,rlrtliiill="ll*
.'
I

(
' Qu€ ras condiciones muy. normativas
crearon er espacio ,ntáecruat
qr" ,
L" ciencia occidentar posibre.
,,

"-r;ttü#;i"'rr. qu" ta rogica emDírica


(
:;Ht H".?i:"":",.""
op"rr,." ino"p"i-ii"nilni"nt" o"
,
tos intereses soc¡ates. , . I'
(
t
ros 6o's ;;.= irt "iJ,-J l§.'"*"9?;; de
versiones,ramateriaristayra,oearis-üc"o;;ffi
ra ciencia. E;l;;il;il;
.r"/:r"?::ljff
I 1

I
ff #ril:,l:
(
(

(,
(¡ de la ciencia figurada sus conceptos básicos y profundamente
""1I^,,ld.y:o
sociares' críticos der mcdelo
(r Mary Hesse @nreslaron
cientÍfico *ro
rn-árJ. Kuhn, paur Feyerabend.
(r "l_"on"upió-Jui".
límite entre conocimienro ,.creencü.
ré¡ü'i. ciencia, que marcaría ei
Contra;l';;;lJ científico, eltos subrayaron
(, et contexto teórico de ¡as ábservac¡on;;,
;i;;ilfiísu,s,camente
() ra rearidad, ra su*etermina"i*,0"-tloii"I''r"oi' ¡nmed¡ato de
últimamente se había retirado de ras n""n*, etc. Mientras Kuhn
t) sociología de ra creencia ores¡onaba ha=c¡"
imprid;;;u". o" .,
crít¡ca, ra nueva
Já1"""tJ,?sañando ra.separación de
() sociedad y conocimiento. 'Estos sociólogo.
." JürJ,Jntiaron a través de estudios
etnogÉficos detarados de ra ciencia pr"¿r"¡jj'l#"imente;
() oe ra infruencia de
factores sociates no soto en ta matriz
() conceptos centrales; de explicacion-e"
;;i;i;";;;'1"
ta ciencia sino en tos
() v oU."riá.ilnis. Sin embargo, algunos de
estos sociórogos tueron aonósticos' *;
*"p*ü;r'-"-srtr" epistemorógico de ra
¡¡encia; otros concruveron-que estos.estuo¡ollrórüü"n
l.) er colapso de ra división
ciencia/no ciencia dmo bs bases.de
(\
Mientras argunos ¡nterpretaron ra rogica
,, ;;úG;ñ'¡io conocimiento/creencia.
(¡ otros críticos (feministas, principañent§- de una rógica sociar.
"ñál;';Jüción
áiáüáiJ""'p"oerosas críticas det roi
1l sociat de la ciencia. Este óriüciémo t.óñltñ;j'tio
() ciencia se aproximó t"ntóá'rn,.¡,üJ
orig"n a un .paradioma
!:IiTi !? en
como enredado
o" ünflicto sociat comprenáido
(' las relaciones sociales Oe Oám¡naián
V subordinación.
Un sesundo modeto-_de sjj;á
(' estrechamente con er maaismo y :."d:rÉ"t"; v oüJr"-""ta rig"oo
ta soc¡orüi"'aJiá]io",r,"nto. su
( en la lógica sociar der *no.irie.to,-p"ro-.i,.-1rñür"" énfasis está
,) de ta producción oJ3"ñ*i*til'iJfra no son ros aspectos
)
H[y9"3,"..
clenqa o su sistema de re@mpensa) sino curtrr" normativa de ra
los ¡ntereses sociares oe ros intereáráÉ. ,¿" "ñiir. posición socio-histórica
( la
v
(
.)
porque enfatiza que er conocimiento iffi#':
este modero .historic¡sta;,
) se aesanáirá-áái" un punto de vista
históricamente. por ejemplo, lll"o situado
(

I
l rmprde o hace posible una percepción "rgure;i;É;:
ó"¡"r ,áiü,Éra.
' G;
pos¡ción de ctase social
) AS¡ pues, él propone que solo el proletariado
por su ncábiO"n socio_histórica
unlca' puede arcanzar ra verdad totar oa
')
t)
capitár¡smJ-mane¡aao
de clase y ra rósica inacionar o9r *liái-ü."ñt'""-"agrandó_ por ra exprotación
() insistiendo en er princioio oenerar la tesis de Max
de ¡b .*¡áir".i""situaoo, carácter perspectivo
de todo conocimiento sociai incruyend".i;;;ü;.
,) rüavia Mannheim exctuvó ra

ciencia naturat y tas matemática" ou
la lógica sociar de su oosición, ér .*t""áiñ'"Tü,ltr,"n,o
""ú
rógiü;;;ü¿;;;ffi1:'"=;;i:;3
(, posibte a través de rós extraordinari"" soc¡a¡ objetivo es
libres. su marginaridad res oermite
;¿;;;;efos ¡n¿ec¡sos interectuares
-pun."o" üjiihlirl ro¡", verdades sintéticas
') generales de pluralidad
la dL percepciones locales parc¡ales.
() Er modero historicista se
r) .¿esanolio
en el lado marxista er con4s¡rnis¡16, "üi r;iü
o"s notabres direcciones:
¡;Jrvá'rolr'rl'"iEnc¡"
ideología o una tueza oorírica y"od¡.i,-"-,iüu-"-uirná"o,.ro abordó como una
r) "efue exento de tares
expresiones ideoróoicas con ra
t) tüiüüJ-i"i'
.áo¡"ro occidentar Jurgen
(l H::flX."lf,i1
cotocó una unión intrinseca
fu;ü;;ü¡"j.L'iil""
sus rímites rósicos Er
^.,::*1.-:1enrre conocimie"t" v p.áár'l ;§,X1':i""i::.* ;
' Aqnosticismo: Docrrina que decrara
r) ioacccsibre ar cntcndimiento humano Ioda noc;ón
de Io absohrro
.t
)

)
(
(
'- .: i: ..
(
)
tr
(
)
"'
(
.)
los intereses humanos p"l:.irJ9
las implicaciones particulares de este
construyendo inlereses humanos como movimiento
(
') trasó-náentales, y represenlando
(
. conocimiento, a fin, como.casi objetivo.
O".0" ü'p"op.aiva de la sociología el
conocimiento, et modeto_.histo¡"iii, del
¡
p;i";"ü"yó,
j" .ü;ogi" del conocimiento
(
¡
Thomas Luckmann (1967).. Ellos "rlri.rua'ilet.trauajo;; y
(r teoría sociat generat de ta ba; "lá0"ür* eñ una
realidad. Sin embaroo, su propia
Gi-;;;ürt'"',", construcción sociat de ta
(r .
particurarizante de conltruir
teoriác¡jn estuvo exenta de tóqica
(r n.ó"¡i.
pudo-expricar su propia tesis.de
H".iá'iáil'punto er moderolhistoricista-no
rá *ñ"iü¡l^lsociar
-ieninc¡anoo de ra
(, su propia losica teorética- - rearidad,
- en los
(, ::ru:§"h ., Jüü,i.n"¡u
"
Ambos moderos. er cientista y er
( .r forma: .et conocimiento
historicista, garant¡zan que ra sociedad
(r M: -róiriá"i"
'embargo' ras conexiones.son observadaa
"j irüL esrar vincutado al poder. sin
(t y más extrínsecas oue intrínseca.. -il;a contingentes que necesarias
ei ó"ñ¡ry'áiiá'"" oo.u."do como capaz
de
(
tograr una "autonomía' ,"r"tirá-áá
u-'#,§jül'n
conocimiento y er poder es e-n última ¡ñánc¡a, c¡erta med¡da, ra reración oer
(l @ntrastante para'conocimie¡_tg'"^'ogáná:.:,ii'áar
áriting"nt" y extrínseca. Er término
(r todas las ideas que se imaginan ser profundamentáLvidenc¡adas significa prácticamente oue
por los intereies
(¡ sociares creen que su autoidad o"r¡i"
,"ñü i" - L
(' reatidad que de su rot potÍtico, sociat " representación o reflejo de ra


Ambos moderos han. sido guiaaos ";üj;tir".
poi ántradictorias tensiones hacia
posición que afirma un intrínseco-hil una
l. l c¡entista der positivismo togico evotuáo-n"
d;;;;i"/poder. Así pues, et modelo
li"
otros' hacía un paradigma "porítico' áu ü.'*it¡*s. de \Mttgenstein, euine y
() ü"nál'un Kuhn Feyerabend. La
y
socrbtogía mertoniana ¿é n .,¡énáá,
( .,) l" a h_ ciencia como sociar y
,)
trascendente, ha dado en una "u"rlá'"é*
,¡a-a I"
'rormación
foucaurdiana de Ia
ciencia como poder de eruno cátour--direccion,
Mientras er maxismo expone er part¡cur"ri"ro
á' ,&ioi,"toricista no re ha ido mejor.
ll ie rnteréses de
I . conocimientos universatistas oe la crases en ros
(
et concepto indudabremente.
uurgue;ü:;ñ;;"r_raistas han descubierto
(
l
rg-ualmente ros.sociórogos ¿er
uái l-rá"-i"i""rálJ""o" estructura der marxismo.
) conoc¡'nr¡eñto';;;;;rn escapado a ra incoherencia
,, de su incapacidad oara explicar prop¡"" para el
(
I Am6os moderos, er c¡entista'y er n¡sto¡üs1l-ü-ün'l¡dg¡ao
"u. "l*áciones hacia unaconocimiento.
r que er conocimiénto, incruye;il- posición que
)
"on""de estructurado i; ;n"a, está necesariamente
en ta perspect¡va -¿e" tos intereses
(

l3l:=9:,,1
)

t. ' - -rn*nsecamente envuerto en er quehacei der munao,


humanos e
(esto es un modo de poder).
( Los cambios oarareros én ras oisciprinás-iue
imprican ra revisión de ra
')
) retación entre n **:1,. li. ;ffii.;iü"
disertaciones 'postd¡sc¡Drinarias',
yr"er poder, <.........> nuevas
() culturates, teorías oost_cotoniales,
tares como temií¡smo, teorías curiosas,
estudios
(t han hecho de ta retác¡ón
á,i!i"üáii
o" el llamaoo postmodernismo,
g1;pr,;,tri{;::,üliJ,
central' Estas disertaciones nan anat¡zaoo -ür-io*".. un asunto teorérico y potítico
{

(
\ especialmente las ciencias-f,rman"s,
Á*
en que ra ciencia,
prn¡iprO" en el quehacer de mundos
sociales y ierarouías sociales. El
conociÁiento.áJ anal¡zaoo como una fueza
( rndependiente, socrar porítica pá¿rLiJ"
v j.'ññ* g" vida sociar v sub.jetiva. y
contraria a la tradición de la llustración
Oorn¡n"nü, nl=lempre benéfica.

)
r
(
(
I
(
) En resune¡ lag disertaciones dentro y fue¡¿ de las disciprinas converger¡
() arrededor
(,)
de lanoción de que el conocimiento no puede ser separado det poder.
uni, ""ino"im"nio
y el poder en un modo intlnseco, implica'na noción de inconsciencia "t p;iíti;;-;;l
() conocimiento que gira alrededor de disputas enbe conocimienlos
() (P.N2).
dominantes i ilt"gJj;
(¡ Pero, ¿.cómo podríamos nosotos visuarizar el nexo poder/conocimieato?.
(t. Mi orooia
recomendación es foucaurdima Desde esta perspectiva las sociedades
."-1""t"*-rrLi"r*
(¡ parle, por regfmeries domina¡tes de la verdad. Estos regfmenes
se caracterizan poi lo
(¡ siguiente:

(r l. !^ *gtry especlficas están ¡¡¡¡6¡iz¡d¡q pa'a producir y varidar et conocimiento-


() 2. Las prácticas específicas de laproducción dei conocimiénto está¡ institucionalizadas.
() 3- Ias- agentes especfficos con habiritrades váridas sociatnente, tienen *t"¡a"¿
(.t institucional.
4- I¡s costumbres sociales especrficas son legltimamente pnibricag en virtr¡d de
() conexión con los conocimientos. y'ominantes, por ejemplo, ia
su

() unioo ¿e r.
medicina o la psiquiahra y la pÉctica terapéutica. Á¿em:is, cada égimen
ii"*i. y i^
¿" r.
(.) produce conocimientos subordinados o ..subyugadod,,
ñrgioados.""rá.¿,
B"tü
(l conocimientos -y prácticas de ra producción det cóno-cimiento- ,"tñ ¡"r"hJ;-;
reprimidos pero permar¡ecetr efectivos sociar y históricame¡te. por consiguiente,
( ei
conocimiento siemprc está implicado con el poder, anbos en su rot
de agrno,
(' conocimientos a sus hacedores y a ros mundos de dqqde prcviesen" "oPdif
y *" *i[. *
() "i,
gr1lyctivo socialmente -por ejemplo, produciendo identidades, i"rrnal¿" p*"-U"á
I institucionales, y generando normas y normaliza¡do está¡<tares.
(

(- I
I¡s comenlarios de Foucault sobre conocimiento/pocler en.Dos
conferenciad, en 19g0
() son especlficamente rerevantes. cítico de la hisioria de
ra Ilustsación q";"rp;
(.) v progreso de la razón con ra cienticidad del conocimiento, poucaurt
,]rr.. "l
) cienticidad está conec'tada a la eraboración de uu sistema disciplinario ir" r"
( ¿e co¡rtrot iociá.
.orden disciplinario f¡nciona creando y diri'i;A; p"UfU"r"r-'y'-.*
) Este
t' sin emborgo ..1 de producir jera"qufas sociates hace posbte la
) l^"¡11fj:o-,ort .pro."."r9
ro[naclon de nuevos trpos de. identidades
(
sociales y modos de movili"^.,,ión pólttica En
) el.mundo de Ia post-guerra los pueblos subyugÁs y los
( conocimientos iguarmente
) nlbyugados esh sublevados mundialmente. Bta <linámica
de subyulción y
sublevación sería vish. como- un enfoque rbucaurdiano de ra inconscienci,
')
reafirmación de los conocimientos subyugados, ro cual Foucault ñrtr"l ií
') observa en el
,) i
renu"gimionto de nuevas voces conectadas la rebolión desde
las
(por ejernplo, pri§oneros, sujetos descornpensados psicológicamente,
rrrginrd*
() "t""""
t oror"lul"i
_i^rJ-"::., T.¡g-tes
clencra coo,o
y pueblos no colonizados)
"*poo.n
el lrogreso i" lu Vü
') un proceso polftico. Hasta cierto punto, este ensiyo ayuda a "-Oo
dernos-bar
(1 algunas de las implicaciones de una porftica foucar:ídia¡ra
de conocimiento pora ras
(., ciencias humanas-

(\
(
(
(
(' ! .-r t, .-.,,, ,
(
) políticas culturales
(, de la ciencia
()
() La teorfa ¡noderl¡a social no ha sido, y lodavfa
no está,
unifornra.da como una teorl¿
científica Ejempros de ras teorías ,o.iul.,
() oo incruyeu a Rousseau, de
Bonald, Hegel, Grafysci, Marcuse,_Arend! "i;"if;;Bá.bu¡u
Mumford, Etr
(l Harriogtor¡, Foucaurr, corner weq Ed*-d Michael
(¡ es asonlbroso es que mucha.teoria sociar
s;;;;;]ull *,"t Sin"nembargo "ich,
Io quo
-"d"á;-;;'ilrmuracra con¡o ciencia
(r "I¿viarharf' de Thc¡¡as Hobbes, ..spirit or
Nationd' Ce Adar¡s Smirh,
u," ü*J¿l M;ildi;t, .ilffi ;i Er

(r Bourdieu' Bto es paticurarmente


Mrr", M;;;;,.!"ri,
r_.onr, Da.hrendorf y
^_-?Ttel
cierto a ra r.o de la discu¡ón que ha evorucionado
(, bajo el nombre de la..sociologí"1
(r .lrr-.;;iót;;;árri"
previeron la teoríasociorógica co'-mo cientifica- gr cor* hasta Cotomar¡
i"kñ"",u"
.,:rrffiri: sociológico de la teoría social y ta sociologa J" a la cienci4 que dice
() l* orras cliscusiooes de
lo'¿."
()
(r ¿Por qué la inquielud por los
propongo que er símbolo "ciencia" {isc,rsos de ró sociar paa reivindicar a ra ciencia? yo
() fir¡¡ciona ,ri ,Áo¿*
a" rr,ri[.. §ig"ir*.
que hablar de ro social cuenta como.conocinüen,", "onop*
(l y recursos uacionales. Todos los.disc.rsos ;*,;
n¡erece autoridad orrblica
() socidás,,"
u,:*"ty social y ffifJsubordinado. Dirr;;i;;;;enores "i;;tlfi;;;;;.rár*;;ff.Id;;':""
esctavizadas de to
{' :fi* d'*ll.hajo lafigura de ideorogía,;ril;;;;;, mitos,
l¡terah,.4 rerórica- La ciencia conñe¡e i"galii"d religiór¡ filosofia,
l' ;t*iá;
y a uaa disertacióo. En una
r' palabr4 la ciencia es ooder -er poder no-
discursos no cientf,cos sino. tam'bién,
;;.-r;;;;;
sólo
para;ó;#;;il;bucción
o marginalizar todos los
{r de los mundos sociales, Foucault h" ;;;;;; -'u*ñl
de ros mismos y

t) feministas en sus críricas "omo


ooríticas o"
en sus genealogías y las
por tanto, que cuando ros
() sociólogos recla¡ua¡¡ er estarus ¿" "¡.o"¡"--io
ti.riiq l;,# ñill"L" esrar. asegurado en esa
afimración..es 'ocasiona
() .un .acto poliüco,. que necesaria.mente una binariedad de
I lerarquización <ie ciencia/no cienciq que ti*" .e"iá. a" f"der, -esto
(
urt:::: y ,us corr"pondiuntes práctiÁ -ir"ít es. el discr¡rso
(
) li_r:lfi".:yr
como creíbles o váliCa-s. en vir&¡d.de
.iooul*. son arforizadas
zu registro .orno ,"Ju¿, mientras el
, científi co, sus autores y practicas rtiscÁi;il;; discurso no
( ;J;;;margina.lizadas
I
(
Laciencia ha circurado en ras curturas occide¡tales
(r )
verdad/falsedad de idee leglrimas/¡f --i como ¡¡n marcador
de conocimientos
de
(, . . i-nicial ¿" "glti;*
creíblevdesacreditados. En er o¿riodo.
río,"+*i¿"i,
ciencia ñ¡e en¡endida .ouro ü .onn¡"to .ou."'I";ffi"* ra rucha alrededor ae ra
(, quie¡ cot¡¡o un conocimiento,
tiene.el poder para hablar y qué clase de socie.t^d
(l prevalecerá por ejenrplo, en
crertas nacioox europeis
(¡ s en Ldados Uoiaor, airl,L'más tarde y
antaqonismo), las figura.s de la Iglesia con menos
turron *tuá."nüierta¿a-* de que el reclarno
() oe crenc¡a para er conocimiento, cargaba
(FN3) si la '¡crdad estaba arraigar.ra en loslmenqa potenciar u ., "riorioJ .o"iá.
una
( hechos y Ia razón p*-4 ra t-undación
epistenroló.qica rle ra rcresia
y
-reve-iación t.oai"ioi, rridr;i.- y su poder sccurar sería¡r
( ilegítimos. (iomo .n hi-s'toriador había ..a ¡nJ".
avocaron a la ciencia...por un criterio "r"¡to,
i"i.rgr" XVII los filósofos se
( de ,ercla. y usaron I¿cie,cia.oro un
ntonta¡ ci priin'-'r alaqrre sr'rio qlre t-! cristiarisrno n,;;;;;
nri,,mo hrtria i-crst.-ni(ro iresire qrrt, Ia
(
(
(
)
(
) civilizecióo e,ropea apaució, Desde ese tienrpo, el cristia¡isn¡o
() talgencial ¡ los i¡teresee de ra rida de la ciüüzación u*op"o,
se ha hecho más
(\ y ra ciencia aun mós
cenra.l mionbas asrme la capa qua el ,no ,u, *t,, Oúostf?¡ll iSg.;riiJ
() La Iglesia no estaba sora en su sospecha
'istianismo
de ra ciencia r* t di"ioo", der forcklor
() regional, las tradiciones humanistas y litersrias y r*
Jirui." filosoflas metafsicas,
lucharon su propia deslegiümízaci¿n coÁ
(¡ :olra.
reclamo de la ciencia de ser el rnedio exclusivo ¿" la"oo*i,,i.oro,
."fbl; ;;;;i
ver¿ra (sobre la lucha entse ra
(l literahrra y las ciencias sociales, ver Lepenies fpSA;
(r
Shunway, lpC¿). i
(r contrario a los q¡e¡tos de whiggish de la nuskaciór¡ de una época de oscuridad
sr¡cedida por La edad de ra Razóq una curtr¡ra cienttfica-
(r riJ abruptamente ¿lseoz-rra
(l *H:::-"f:*,..jT Lo^I.:' p,ropa. A pesar
auror¡oiures seculares, Ia cienticidad del conocimiento
de ¡" i**"*ii" lJ';i.t,al,;r;
ha sido resistida y ha al"rÉaao
(l solo éxito parcial instituoiorar. Desds or siglo XVII h*t";;;
to monos a ra mitad der
() XE ha habido u¡a pr,ralidad de. radiciones ae tejtimia i"
productores de conocimiento y siüos de produ""iOn ""o0.¡rni"ri"r,
ae
(t "orTcir¡.nto.
(t En parte la continua credib idad sociar anlE Io rerigioso,
huma¡ista y &-adiciones
(i folklóricas en las sociedados occidenhles, impiden la ciátü:cióu
del conocimienro. No
creo que estarla terribremonto equivocado en decir <¡re no
(' es sino nasu posterior,o"ntu
a,la segunda. Guerra ivfirndial, a¡ menos en Estados uniooq que
(' ra ciencia u.pi.= o
alcanzar dominacióa institucional entre los co¡ocimientos
conpetidores.
('
(l La cientización de los esürdios ht¡mauos ftre inseparabre de la
consolidacióu de ra.
universidad como el mayor sitio para la proórcción del conocimie¡to.
f) debemos ser conscientas, sin embago, ae
Nosokos
I iue nra retaivamente recieate que los
(
esfudios huma¡os ha¡ eoco¡bado su m¿xima rocalización
t sociar eu la universid;d- Las
( figura's de ta fadición moderna de ros esh¡dios tu**o.
no eran profesores
.) universitarios (e.9 Montesquieu, Simooq Condorcet,, r)omte, tr{arx, Hertert
laint
Spencer y-Iester Ward). Ia universidad no se co¡virtió en_ua
)
creación de conocirniento social hasta la mitad det sido
i;p",1-ir;;
lugar h
)
Uni<ios, las univemidades no
fr foi e¡empto, ., ÁtJo,
{

) .fir9ron-
un sitio piincip;rt.para la producción de
conocimientos sociales a tsav6 de ras décadas iniciales áe es.ie siglo. i* igr".i"", r^
(r ¡
uniones de hab{o, los encuentros
de las sociedades apehendidas, librerías, -cult¡¡rares
feministas y bohemios-y Ia curnía públici
periódicos, r""¡"t * y libios, sirvieron como
() una_ fuente social para el hacer del conocimier¡to
social. (F.N4) Muchos de los discursos
(r sociales ereados en estos sitios no académicos, resistieron
la cienüzación sin renunciar
al compromiso ds un elaborado a¡ráIisis sociar, manejando empfrica y
amallticamenie
'¡ (ej. el pensamiento sociat feminista de charlore -perkin-s,
t) economías socialistas-cristiasas de Richard Ely, el nacionalismo
Girmrn Emma Gotdma¡, ras
y
negro de W. E B. Du
') Bois, la cultura.rzdical de Man< Eastnan o nÁidotph r-r",1, teoio
so"ial-Jtica de
.\ Thorsteir¡ \¡eblen o l,ewis Muntbrd, o el pensrmiento social público
de Walter
Lippman y'John Deu'ey), como sea er destino del diso¡rso
cieniífióo ae ra ¡atura.rez¡.
por ejemplo las tsadiciones americanas narivas, ras firosofias
tle Ia naturale¿a romántica i¡lealista ñreron para exlsnmentar un masivo
e
folklóricas ;l* ;;i"*;
düclir)rr¡¡iiLrlto ¿, srr c¿oita.l tre cultura o un virt¡lal
brir.r.ón en ll cultu.a oúr¡lica err la
cl.a (i'.r¡ 'po(iü r1,.' col.¡ri::acirir iie i-¿s crcencia-s nah,,íües, io nrisrno no ha
sitio v¿r<iaJ

)
(
(
( ' -r '-: "
( "''
¿n las ciencias hunlanas. En \".Li".,
-- *-;:1_"ilTjff::H"fi*:,HT::
¡

( el crnso de este siplor\,lln


t prosramas de ras ciencios socior.es,.
(, silenci¡u y desacreditü a sus riváss
(, vigor de las bases sociales no
no cientffiiis. #r*., esto refleia er contin.o
conbario a Io que Russer Jacoby i""dé"*^ ;;i"iráLu" de conocimiento socia.l.
(¡ habra drr.#;;"."The L¡st Interectuard,, una
vital y diversiticada culhr¡a tle ;i"f
(r vida estadounidense desde lo, ne ""tr.f "ipiiiiilr, ,ilu*"
o"onsrrr'J"..r
una parre intesal de Ia
(, organizados alrededor de "'i"l"r".tales públicos überares
() p
",i
**,"ai ;
ódi
"
;; L,; ;i ü\áñb,
Iesbianas, y homosexuales,
ffI iiffi i""ii;, *,:::'# Jl *H, #ff
i i ,
(, gente de
_r'J"¡-rí"."rágélicos (F.N5).
""i",
(r claro está que ras cieocias sociares hao sido considerabreme.te
() ' Ias ciencias nah¡rares en desacreditar
,* ;;;;';;.i*rta*r. n¡eoos exitosas oue
El resrrtado es,
() - "
:.distiotas badiciones de esudios humano.;;;;üil;r,
,;
que
popurares ..t"¿""o¡¿"*'. europeas,
(l v
e¡oCe*€B€l*]dc¡. Un eiemplo ¿" ,.l,rr¡¡"Tr;;il,*"J,X'Hlilffiiryaqiti-#
y se enfrenbron
(, circurado dentro y ri:eri de- ra acarternia- social popular, sue ha
(t estamos familiarizados con versiones
r ;i-;;r*" por supuesto, que
nosotros
.i""tm""" Arii.#
(i afirmaciones no científi cas ¿e¡ mar¡smo]i-ilffiffilI:iT
europea' (ej'Luckacs Gramsci, Korsch, r" **il"
;ii,ff ,;',:',lliT
(
orsrxismo existenciai de serbe- y
a'r ilrlc*t,
."The praxis
school. el
,iÁr,,o rt-r"i"rñog*1. Muchos intetect¡ares
( nrarxistgs fueron ta¡to * "r
*_rdt.i"o,
( \ntefdisciprinarias y dirieitas. - a partidos
i@-ñ;fesores;
pirbtic[s.
sus ideas fteron
(' elites culhrares' activistas e :,. rrtu,
interectuales púui*"J'Eir..*smo,
iaeotogicos no académicos,
.¿¡.,^",",i
es tarvéz er caso aun
(

,
Tf"flil:":lj:,il;,;."1ff *.,o ",
r o.'e*tJl.'uii a'".1
a" * Jliil"
rnterectuares,¡*,
""i* üjfl"l'^X"tü:ffi ,,inT¿Tt, ili#n i;
(

(
I
B¡árba'a Ehrenreich, be,hooks, ara."
r.ra", "tJffi
c¡"i",üátor, , Groria Steinem
)
un prominenre rugar en la cultura púbrica ocuoan
{
"r,"¿"rui"rñ.'riár.." ..rtiili$r
(,
I
. ha sido alcanzado en algunos esturiios
reciente;;;-ñ;* ".üi "
y g¿ys ], en mucho de lo
que se llama estudios culh¡¡a.les.
.Estos
i*¡"¡", ;;r;o, sociales, muchos de los
(
)
.
i:*i::riffr"n
a la cienticidad, ,i.r.n uru úI"-;;; público <renb.o v fi:era de
(
I
",
(
) trfi irnpresión es aue comparanao rrarógicamente,
() disciplinas en el período de ra progresiva cienticidarr <re Ias
postguerra en lás Éstados Unidos,
.la
movimientos de critica En particura', ha habido
(
rii r"u"ri"*r *cl"s y morimi"ntos sociales
tt nuevos, eo los sosenhs v los setóntas,

conocimientos disciolinarios. por " n,..rrao- *ti"aron(Nuevos
.j.*pto,i'N"*'i.-n:i¡,"""og,
Ia cienticidad dE
Izquierda) y arguoas feminiras Teoristas .e
a menuio cuestion*on i.
(¡ un estatus cientrfco, y objeta'orr ou,i.ion de las disciprinas, de
ra adoprada
(i
ll-01"1- flgy'T críricas "qffi;;;ái" de ciencia y conocinriento.
porrticas. afir¡¡anclo ra innig;
ras cienci¡s humanos en la
(
cons.r¡ccrón de las iera¡oufas sociares. A mediaaos ae-ros
socio'/crfticos consb-r¡veron su setentas esros conocimi¿ntos
senticra presen"¡""r.," IJn dinamismo
(
rle resisrencia a la cicnrici.ia.t
a"' ..ñ-"*;;;;'N,,"""
".rl'"i¡a Derecho) paralero
( ^n1t"3 y ,-_ríticos
e¡rli¿nr:uo¡t a l:' ti"'rtiiirl,rlpio,""*¿" qr" urn,ío"rr',u"
( ;:fii:liil:ffic¡rcs "rrn
(-)
(,
(i
()
Yo creo qué estos cient,ficos polrticor de tas ciencias
() pública en desarroro de ra inhigo d" l*;;ip'r-i; hu¡¡aoas y uoa percepción
(r provocado verdaderos probiemas par-a las dinámicas poderosas, han
rñ**. ospecialmente para la
() sociologla A diferencia de ra economrq q* "¡ro.i"-"'t
poi¿u ,¡Ái que difunde conocimientos
vastos, eseocia.les, para exDlicar
(r Io.gTiru.lOq o Ia psicologla oryo va.lor puede
(r
rcdimido por sus lazos con una curtura".. rlogrior'i.fiiq ra sociologra carece deser un
uso social claro várido en la imaginación púbrica
r\nie rina sospecha pública de intsica
(' enke ciencia y poder, una ruidosa critica
de ú,i;üil];',;'ffiil:ti;
' económica prorongada desde- finares ds los
( dos ,utur,a +oao, ros cuar.ss presentan
serios robre¡nas propios de tas c.rencial hu*uoo-,
( ;;;"s sociórogos han redoblado
(
sus esfuerzos psra asegurar uo:*"ty: .i.fi¡il.1" ;;;;ibo rura coneüón ¿nbe estos
esrerzos para devolver el orestigio aisciplinrio y
( Ia vida pública en uoa discipliía .rooáü ¡á.oG"
i."r";-i*t" ¿" i", .".]i[.e* i.
"r
.¡*ut"* por ejemplo, mucha
( - tsorfa sociológicq desde msdiados ¿e ros setenas1a
siáo proauciaa excrusivameñte
por y para sociólogos (seidnran r994). rvf-uy
( la teorla sociológicá der compromiro pturií
interesaote; yo conraskfa la retirada de
( *lurl üoa" antropológica reciente.
"onn olol¿o,
'Antropólogos rales como James crirrórd n n"ro cieorge Marcus, Talaa -Asad
(' y Peggy sanday' no son ciestíficos '", pi"p¡.-i¿-*,ü"*¡oo"
* rp¡rt"-*i&;;;;
(' esü¡diados a havés cre ras disciplinas p"r;"
v
peusadores sooiales son el indicalivo dL
;;;;;;Iltico
iuterectuar. Tarvéz estos
(' *, ,or¡m¡unio .onkario que está oc,rriendo
disciplinorias que 8e mueven hacia un deliberado
( :1 "llh""r
huma¡as cou la literatur4 la retórica y Ia éüca.
puente de las ciencias

('
(' Persríranme una observación *§ -"rá con relación a ra recr¡rrente reorgaaización
I ds los conocimientos occideniaies. si ¿sta no es¡li toáu.,r-i-uiirn
( para iodos nosohos
para aguellos que no pueden o oo *"n
(
l f¡.:ql"
disciplinarios), las ciencias hunm:¡as están siendo
;ár ;d "t.-o
de sus esbechos horizontes
desariadas por nuevos Ienguajes de lo
)
soci"l- Nfuchos de ellos han emeryido rr"o ¿r
(
Iiterari* eo la t.oría del cine, en-estudios
lr" huma¡ras, en la teoría
) "¡rncias
( et feminismo, ea teorías
I excénkicas, y en esiudios post_coloniales. ".il*.rr",;;
f"tou áir". o, habla¡on menos .de
(r Durkheim, Webber, parsons'y yead -priirriafirir,
(.) Lue
senriótica y teoria ringulstica I¡an desarroüado
o" p;;_#r"-h"J"r;
¡,,
a su erfoque del cuerpo huma¡o,, la.sexualidad
* prop;*o."urrario social. E¡ cua¡lto
() y gé"il;r_ y-"ñ",
en sus imágenes textuales de- lo social, "i,n"n'gl{uy -ru a;i -
() poder/conocimenüo y procesos ae normalización
infr"¡s-
"o i.girirr
- J"
() y disciprina, al"* ri¡*i"
t¡adiciones alternari'as de cuesrionami"oto .o.iJ
(, Seidman 1994). De este modo, yo anticipo rn
1"J*i-"'cr""it rsl+,".i,a il;;'i'gü
escaramu¡,¿u¡ desa¡¡adables v
(.¡ batallas cultuales contael rnonópolio ¿e'ta"¡"n"la "u-i*
" enil'f"gai¿r¿ ¿JAr;F;;;;.,
(t En lugar de seguir este tema, yo. quiero retornar pensar
a acgrca de Iaciencia como
(l creadora de lfnrites y para unir ií.;.nt;"i¿J
J"i-.orJ.iñi"nto socia.r con Ia represión
(r de los conocimientos no cienlificos. Lo cenhal
p.,fr-irfro, de límite .",,.$;;;-;
polftico, envuelto en diGrenciar ciencia y
( n"'"¡J*;"'f,u'.ido el rol ele lm primeras
disertaciones.
(

t,

)
(
(

(
(
)
() " Fundacionalisnro» r privilegio e oisténlico
() y poder sociBl
(t
(.) El término foundocione.rismo'se refiere a
ros esfuerzos por suminish-ar un' garartfa
a Ia pretensión del conocimiento, de una
(r tradición
(i
información' Er pensamiento 'fundacional" ".0;;ñ;. deque
;;l;;'."Jgr**ntos
pensamiento o tipo .e
pafiorlares y tipos de discr¡rsos como autoriza¡ está¡aares
conocimientos liarding 19g6;
(l contexto de las curturas occidentares Rorú l9?9). E¡ el
,o¿"-* i.J¡"nl"¡on de un dis"ur*o
(r figrnativq o ra concordancia de ra parabra y
,r"üir'ria" la
para la verdad
norma para aprecia ra
val-idez del.discru.so. Además, para-el.alcan'ce"i
(r conoclmrento, muchas teorías .,fundaciona*r.se
d;;; l;;;;,,, ha sido el paradigma del
() adj;dic; i; i,nportancia de da¡ a conocer
cdmo Ia ciencia es posible y de determinar
el iÁrJ"rl"'";"""i a y no ciencia-
(i
(! En-las ciencias hunlanas .findacionalismo,,,
se ¡e,,E¡.'¿r
refiere a e$¡e
u las premisa-s,
-iustificar premisa-s- los .;"";;;;: r, t:.
1." co ''v
r^- modelos tzos por especilicar
§'ruerzos especificar yy
(¡ anáIisis soci¡t r,crin^-- ,_:,1::1"-LI -^r^r-- explicarivos qu" puectal g,¡*
(t ilfl ;:, ff":'* *ll :::ltl' :; :+'d; 1 .c:;iiÉ" ;:" §"18 #: "X,fl :I ;J"i
(' il#ü"Ji:l':"H",h#"q:x:,:^::Hrá;:;;;ü";:io?"1L"'""&il,,ll
"

(' ;:::ny.L""jii:l*:-::3,:"::r{^t;,i;íá#i".'x"l1,::"""JffiHfr
por sus vertiades ügr:rativas. lo -''-- -''-: 'vr §ur¡i¡rs§ son Juzsados
qr: nosobos podemos indi,:ar a ravés de *í.áo.."
err¡ofricn" D^. .;^--r^ ^- _- -, T:J:r
(
if,ffff ,lT:,"",T*,"i: j:::"ll;,X=*,;l-';;;";;ñH;:':ffi :q,TrT:'T,fr :i
( '\ Durkheim,
j*1,:*':i:Tt^:i5.i^;4;'Fñx";;ff"""01","T':1;::::';;
§$i'#il'il'la esu-uctura de acción p"i"rl,
.""ia ¿l de la teoría social
(l Colvrran y la lógica teorética eu sociologla de
j de
(
) como uo ejempro «re te_orización consi<rere ra i&otogía
( al emana, la crítica de rma
tra'dición idearista de pensarniento
) acerca tre ro soa¿ ¿" ¡,iai y E'gers.
l un set de suposiciones v categorras alternativas
Elros recomienaan
Si el renguqió fundarional ¿J ¡J.Jiñ" or".' caracterizan como
)
m_ateria'lisrno- "r.,.r"a
I
) como mente, razón. curtura- v rerrexión
.'l"ilorr¿ -r;.ü.;;d;l:
arre.edor de carecorrss
(, habajo, modos de procluccióí y conflictos
crrtica, er ¿et materialismo
'"t^"-.-
( a" gii"'categorías son hrndacionales"
porque es por su significado
) o.re.conocemos la sociedad y ra historia-
I
)
ofrece e[ maleriatismb?. para tomar un ,qrJ¡,"i'ñ;"i;"",
ejernpto, t{Á I engrt. sostienen que
() ürdividuos prinrero rienen oue reproducir .u' los
ar ar ites de poc.rer producir
() ::tg1 d: ahl que .el t.i4o, .orno "*ii;;";;;
esa práctica material a t avés cte la cual
comprometemos aetivamenre co-n la nos
(¡ epistemológica -de por sí ontorógica-.
nuüolrro .rG.i
ti"r," ,,o" .upJI¡i.J
(,) Todas las justificaciones racionares
sobre i;;;"g;rr*';e
ra n.ente y ra conciencia.
<ie Marx .";-;:-;.;; ipo
(.) abevidos, lógicamente convenientes- -.gur"ntos nacionales
p..",'r"' ;;";:" ür,*
reclama la prioridad
() :l:::T"]os:" para et mareriari.ry
rsrc& a havés del medio laboral. pero +"i*io ;-,";;il"#
onrológica <te ra reducción
() t" r""u.;aJ"rpori *te iilpliá;:;;;.;;
es impensabte .in o"r*-i.'d'"o*o. una
(r i:i,:,",:ñ:il"ti!§:'J;"j,,T$;," pr-áctica
",pou-u.o
,.¿u.";rn'i"l il;;'r:,: il:.!:i,L"l!?Ji_,T1"
(
las dinfuricn". ..',r"i." ... ri- c:r¿r.o -i.,,,,...,,cc
"rimfl:]."r:,.X,*,il lXl,"r,Lffl
l;"",'l^ J'n...iúri" ,,, r..r.o(iucrivo- sll
(,
ti
L)

)
(
(
(
(r
es'uct¡¡ra der trabqio como la categoría "ñ¡ndacionar,,
(r diflcilmente convincente, incluso co¡ una revisión
de una teorra sociar nlaleriarista es
rápida.
(,
{, Los argumentos "fun<raciooareg' entonces, pretenden
estipular un set de premisas y
categorias y j usti§carlas pretextando que son cierüs.
(, metzleoéticas han sido centrales en ra producción
semejantes esu-aregias argumenhtivas
(r ¿._ de ciencia_ Elros han'";;drd;;;i;
au "'.rrt,r."
suministrado una garantía por los reclamos exclusivos
(, hnto, por la formación de una cultura cientlfica gr"
i.n"io i.
po, t
no ,ólo'"*"tuye o ma¡gina toclos los
discr¡'sos sociales no cientfficos sino que ¿esacre¿¡ta
(i ioáo Lo¿"ro fuera de .aerdad, en
valora¡ id¿as socia.les. Esta oosición irnprica ra
(* nrora.les par.a dxarrollar v 'conoci,o¡erito,
"*"turr¿n-¿"
consideraciones p;I,i"^-;
(r valora. JiJp,,n**.
Los arguruentos
se han desplegado en la lucha sobre
() _lili:,:"r*', v cuáes
er <terecho de r""uá.. "ono"irrie¡tos
práctrcas, para proórcir conocimiento, son
xYE y hubo una multiplicidad de conocimientos "rt"rial
pt üri"" r" r . .irili
() IT
esfera. polltica de luchq la p_retensión ¿"
;;.id"r. EI conocimisnto fi¡e una
(' conocimiento t'ue rechazad¿ l.os primeros pauaario. -á.
f.
,¡"r.¡u ¿" ser el pabón exclusivo de
() Condorcet, Smitl¡ Saint-Simon, Comte,
- l"s
' y a*r.ñ .i;;;
tA. hrJ*'*
desplegaron argumentos
(' "fundacionales" para autorizar sus propios dücu"soí
deslegitimiaban los conocimientos.sociates rivales,
ciencia, mientras
{' .grrr"t""a" "omo
que soro sus ideas eran
váiidas porque erabur basadas en hechos y un t.
(' '¡ura".
;;; ;;
ln ra radición o en ra razón
I
(l Los argumentos "fundacionaleJ, no han desaparecido
reunido un¿ serie de victorias en er siglo »r
a{¡n cuando - la ciencia ha
{) uo".uzon las batallas conba Io que
para "r
cuent¿ como conocimiento, quién tieno el.derecho
I
)
convenciooes sociales admisibles an ra pro.uccioo
prortuc'lo.; ;"á;;;ñ;';
)
En la época de les contiouss lucr¡as sobre
¿ui .*i.i*usto,
no han desapa-ecido.
{
) para la cisnticidad del conocimiento, ros "l "ooo"i.i.nio
so;id, incluyendo ra resisteneia
( argumentos G"J*i"r¿"g,, continúan pa-a
) como un sitio de conllicto cultural. sewir
()
( La rivalidad entse pa-adigmas
científicos del conocimiento social ha suminish-ado
(..
)
^ para los discursos 'tmdacionared'.
una fuerza
ror
') adjudicar conflctos disciplinarios internos. r"t"
,'gr."nro, 'fundacionoresr ñ,J;;
() ¡"t"rit"'"r'."du!ar para entender el giro
metateoÉtico, indudable, de muchas teorías disciplinarias. poi
() ejemplo, mu"r," t"oi,.roT¡J

achral es 'fundacionar" en orre aplica un núcreo
a" pr"ri* y categorías con er propósito
de articular niveles epistémicos. i;".-ri-r* erto para crarilicar.
(., "-pñ#;;;'a.
(.¡ [a sociologla es una disciplina ,ena de altercados emprricos
^. endémico no soramente
conflicto
e interpretalivos. Tal
amenaza ra coherencia de la disciplina sino que pone
(¡ Iegitimidad, y.con eso, su garantía de ar¡toridad púbtica y
en
(r fl:*-:
:::lll1T^
como
ta..s.ociologIl cuyo rol social un
recr¡rsos. Las
mejor'de i;;-;^*,
( ),.
amDr\aleotemente recibido oor el p[¡[[is6, "r, los confíictos ai."ipfirJ...
apunta.a.minin¡izar "i
De acuerdo con ésto. tos so.ciélogos
(, disciplinaria- una respuesra ai cresord-en
;;;; i;;
;ffiegias que prometen uni<ta.
aisciprinario rra s;Jo supti"- por rur método .n
(: h-cho oa¡a :stipulr el orcen. I_a prornesr v
I.i Itlenos' u¡la deG¡isa crciblt' dc sus
Cg !a teoría
",
*,,", ¡n:i" í;r."; ;;;;il :';i
¡rosibilida.des. t-e cstrarelia'de los teól.icos e,,.. irl¿rrtillca¡-
un iintiiado ser rie presuposicir.:res v pro.olernlx
¡) centr-ales qr¡e se asu¡r1(rr
i):lr.ir ,.,sl¡.ricr ririü_
,)
(
(
( ! J-, ...,,.j
(
) análisis inrcrprctativos enrpfricor
(
\ I -qu" pueden representar una g¡nla de discordias
disciplinarias. tá teoría sp'"¡ra tr mminis'r"ar'una
( lóBiJi";;;u"" g"r"á ;";;J;;;i;;
') los sociólogos en st¡s decisiones. Ia. esperzrza ír q,,u -
( premisas centrales se b-a'ducirá en nivelesitos
en ras caregorras y
d" "i' rnlerprerahvos
".,,.rrro
(
)
que ejecute tales disputas más lógicamente y ";;;;r;; o ,.no. y emprricos o
a" roOo.*"i.i
)
y entonces más disputas empfricas circuncritas. ",
( Este es oioyecto que inspira muchas de
I las m:is impresion¡ntes declaraeiones teoréticas *;;'en "i
( sociorogía, por ejcmplo,
) '?roblemas cenbares en la Teorí¿ social- de oia+ns;;1¡,r¡ca
(
Teorética ensociologf d, de
Alexander; "Estrutr¡¡a de la Interacción Social,, de
)
Teorla Social" de rloleman
ff,*liif un¿""iones Teoréticas de ta
(
( )
El giro .trndaciona!,'. de..la teorfa sociológica achral ha pronrovido
.ju.ploü p-blema del ."r¿", ."J"1, l"
) preoctpación con debates metateo,é!;os, po, una
( mtur¿leza do Ia acción sociar, rarerrción urr"
)
a.n"i. y "rtir"*r, o ra interreración entre
los micro/macro oiveres de la socieda4 .-pri;ió;;.-;;Lndi¡niento,
( I
conocimiento y conflictos vs. modelos oidemrd", como modos de
( ¿a .o"i"ü. Subral,¿¡1¿6 esta teorización
)
"lrndacior¡al" es [a esperaua_ para ,evar r. pr;;-;;roporcionar
( unidad disciplinaria o, al menos, guías p-" rnotivos para la
)
,n" decisron empírica y cooceptual
( ) disminuyendo la discordia (F.N6
).
( I
sin enlbargo ros argumentos "fundacionared' no. .
( han tenido éxito en rograr tal
consenso en socioloda_ No haq virüralmente,
( I
los problemas cents:ares, y
una estanda.izaciOn Oet tengu4e, ,#rd";
en ros criterios paÁ-ev-¿ua¡ nues'as preferencia^s
"o*"nro
empíricas y concephrales. por
( I ejernplo, con respecto ;;a;;,
que gobiernan afirmaciones
empíricas, ¿el criterio principal debe. ser prrA""¡U1",--"¡plicatorio.global;
( ) .
precisión cuantitaliva- economra conceptuar, ricr¡ra debe tener
( )., descriptiva rtamaao estético, o utilidad
prártiea?, -1' qué. después de todo, c.uenü como
"ro e*nrrili';, quién está para crecidir ásto
d" t"l j"IJd;; .t
( ) y de acuerdo con qué criterios?- En [a cara
) menudo, han tlama<to a
ira""¡"rJ,I,l*-ü"#;;,';
los'cl'ísicog'a srvir como
"j"rpr;r, ypor
(
tanto, como criterios
) .de conocimiento social. Tales lla¡nados ,on
( .oo"io'".ntlur-r-_óto
acuerdo.en cuáJes.tipos, curíles textos Boo .lári"o;r;;r'qré. pero,
; ñ;;;*ü';:
)
(
nosobos' que cieciden el estat¡s clásico y.por ¿quienes son..los
) rye á po, ;r" ,; ,;;
( ehocenbistay excrusionista?. parsons c-onil a webbeiy "r¿1", "rit#o,
aDurkheim como el nr¡cleo de
) la'adición c,ísica, uo movimie.nto que acareaba er
( despráo de comte y spencer
principa.les figuras clásicas de .?re.personian -las dos
i
)
a."¡"oí so"¡ology',. Giddens, entre oh_os,
(
l
urrr¡ra¡L. i
H:1T y.* at canoq pero prescindiendo de W.E.B. », noi. y
d" Ch*totd i"J,;;
)
Ltam?f a los crásrcos para resorver las dispüas ,Tundacionared,
simplemente
lugar de respuesta.""t *t
(

(
) -nf l*bl áirpru^ á¡.Lpiir* *,.of r_*i"
"1"" y siiencia obas.
clertos textos y por autoriur ciertas voces
p;;'J;;;;
')
(
Yo no deseo indisponer-n¡ás el caso enplrico con[a ..fi¡ndacionalisnto,,,
(
)
,
que, Io que se toma colno "fun«lacional,,
e¡ puesto
J
éxiio "ñrndacionar", en ras
v lo qu".se to¡¡u **o
indicadores enpíricos de
(
huma¡as,';n #eniado razonablemente. Iue
(
I:" n:" lo emplrico no"iencias "--J aJ cual adjuclicarle
provee uo terreno seguo
disputas
lnterpretativa-§ llo pttede
Porql¡e ..conve
escapar nr¡nca d¿ srr propia
( quteren, ul eslatr¡s cr_r¡rstrr¡i<lo socialnle¡¡t¿ ncional icla¡i', o si usterles
1, rl rol qrre *J no.,rolia" Iln oll.ls Dallrbras, ha-stÍr
ci(:l¡io Prtrrto lrr
¡;cticir)rr para io "crr¡rir icc't ro,,,o .l iu.bitro tlral rle ilispuias adnrinisl¡.alir,¡rs
i )

)
(
(
(
(
)
sin'e pa-a regular cuaies aIi¡:¡raciones -y qué clase de
( afirmaciones- pasar) conlo váridrs;
I lmsa queda un lugar de respuests- Entonces, permftanme
( 31i
tema del éxito emplrico, al de la lógica def ..n,n<fa"iorirli..mol
cambiu. nri olención der
)
(

Yo intento intsoducir una serie de provocaciones que


está! enbabando er proyecto
)
"li¡ndacionalista', y por lo tanro er binario ci"".ir;;-.i;;;
I y blvé2, manipular aspectos
) de las culbras occidentales de la ciencia-
(

(
)
' Mi propia provocación: el 's¡ndaciona.lis¡no,, en las
I
atrapado en una inestab idad inescapabre.o
hu.-1" parece estar
( ) alguna "i"n"ir"
vurner¿bitidad ini,"rr. pÁ
revertirse. -en
( {asq aqur los rgr:nrentos "ñ.rndacionajeji están implicado. .,
ciencia/no cienciE elros inexorablemeote provocnr¡
(
)
*propio r^to-o. cada esfuerzo "i'-u¡r[i¡"
oor
\ imponer una lengua universal sacai(una rect,ra
( "o;Jn;:hri"-i;;ii"I". i"
Max cuestiona la afirmación de la ciencia por lo, oonorirt"" clásicos li"'J":á"
)

silencio alrededor de las crases es si¡tomático a" unn ñ;;


pretextan;;
( )
socialistas no marxistes vuelcan la
ú;;.;J i;;
iáuorogr" ,o"irr
( I Íüg"
colapso global de lo social en la lucha
g" r. ia"oiág. *"F,
Mar4 interpretando su
de crases, .o*o1into.¿t"o a" io i,r"irogái"
( clase habajadora Las feministas critican amLos, ar io
-r"""i"r"g¡.,
¡
marxismo y
ü
( ) argumentando que el corazón de los conceptos de "
io social natr¡raliza y universaiza"un
t ¡
punto de victa masculino. La teorla social nofeminista lo social con la esfera
OO*:1 una.3rd1 .de .género dominmte masculina, naturalizq.ta r.-q feministas. a
i
t ruenuoo> ¡rar¡ srdo criücadas por su s encio ideotógico
ahededor de ra ¡aza, .t*",.¡- to
sexualidad' Esto es una alegoria críüc4 estándar
desacreditanos r¡na teoria reverando sus significarros
in
tas i¡unc;as huran"s. ñr;"'F";
)

una frrerza epistémica sóro por ra autoridad der


ideotogr'cos. *t.
o,o";,n¡"nto-ú""o
binario cienci"dideorogía; p"r"
,spT'.+" ineütable, Áro ffi'tune, de una ".o"'i¡rJ"
)
L::1"_.:::y:f:,
Inconsclente movrendo las disciplinas.
computsión
,
) una segunda provocación: Los are.umentos 'fundacionalistai,
están inspirados por
r¡na esperarza utópica de fin teorético. Esh esperanza
)

y casi nunca es d*rurud"


entonces, todos los esfuerzos "fundaciooared' son vuínerabres
oluJifi;;;
) ,,t pr*
).
incompletos. Los ar, gumeotos "fundacionared'
-
estioulan riiustifica, "".í.-1".-t
;ñ-, ;;;;ir*;
calegolas deben guiar er anárisis sccial. pero,
¿cómo sabemos que"debe ser incluido en ei
)
vocabulario social?. En ausencia de dicha estipuraciórq
convienen en r¡n acuerdo: ninpuna
). propuesta'§rndacional" puede ser criticada por
se. le pide.tabaja en lo que es su silencio
sus omisiones, o"
"o"
,"J", ¿i ,;1;
) áer genero;
esbuchralisoro de Blau no permite medición; Miad
ó*i,i"i. ¿".Ji"ii¿l ;r ñ;;,;'i
l carece de una teoría macrosocia.l, etc.
)
)
.. A{rn si pudiéramos erar de acuerdo en cuáres reglamentos ..fundacionared,
adoptar,

)
§i*::,1::y,ryI- nuesbas_decisione"
la pregurlta de si ..lo social,, era
"onc"ptui"si.
io. u.i.*pro, tor rri*iu._y
firnCa¡nentaln¡ente ..»¡ateri¡j,,
"n o ..ideal,, á
:,.,l:t.:9n"-1tT
stnlDotlco", tüe debalido como tema ..fundacional,,
r clave. l,os sociólogos propu.i"ro,
diGrent'es modetos: nlarxista. parsoniano y
funo,,",rorogi"o. Er res*rtado de esta disputa

) l. j

)
(
(
(
(
) L,_tir,-.ii
( I fue una irunensa ,r",,T::l:i
( g" estrategias concepruales, charlas innecesarias, pequeños
) consensos' Ar final, los teoristas
se ariiearon detlrás,no a. ot o
i" gu,,
(
(
(
:'r ffiIlt:1y,*y"ffff:lf:';ilfr*",[:;liiio,. uu*uu", "onrtñr;;;il
i","ü"j,.i"; ;",**
Hov día, * i'gu' i,pn-i. J. !";;;ü;:i,H,i"H*".T".::ffi':.Tiro:ilr,ilil,"ir
conrlguración de esta "reoría" en
disputa repiteis debates idearistavmateriatistas.
(
(
(
;' ij,
1'ü,3',iL i:Jill, f ,:;;.1f" *UÉ.X;il1.:9iur",""ü',ñ*"or,,ii*, i",,",
decir correspondiente pil;';;ü;;;*;H:i",fii§"r::;"::;iff:"§:
a ro iear.
tr,l¡

( , :HlXffilthfi::'it9'especificos "'"pil;;*.,n13_**o,,.r.piácticos.
en un regisEo Esto, sin
pragmático que dificilmente requiere
( r justificación ..ñ,ndaciorl:f,utas una
(
( _ Una tercera y final orovocación; yo repetidamente.he recurrido ..nosotros-
:) especifican fun,aciones.
¿quier.r rá" ;;;':ñ;ffi',? a qüenes
( ' los "nosotros", qri"n.s ioio."n ;i-ñ;;,;;;
En ra tradición de ra lrusiración
ser productores de conocimienro
( r y sobresalienre. No somos usr"a yá
o
( ) x sexual, con género, racisra
¡a.ucrJar
*_.gi.
q*i;ituü:ooo",i*iiio"$#.ü,:l;;:.""r"
""r,r*itiu,rionul,
''''
e3emplos de una agencia uniy=¡
( de ras line¿s de ra institución rotal , "-*01á
Ir,"-lü"," La ciencia se imagina a lo largb
de.Goftnan. i.J;;,n"n ausrero transfor¡ca
( ' civ,es que están satu¡adas *, r"l;;-;;;;r.".* "i_*"r*"s las meates
( r científicos inspirados oor la bsueü
i'ro.i
á" r,
tp"ro dentro de pensamientos
, ri los ma¡icomios y militares
(
fraca-san en rehacer Ia persona.ridai,
e***r, irrñü" Ia ciencia fracasa.
( ) Lu' ciencias hrrma¡as no pueden asumir que
er ser es produci<ro sociarmente y que
mente es autónoma v.ienu-¿s r*-iririár*
(
'I tradición culhual, clase y rá24, rambién Jil configurados por su naciónalid¿d,Ia
I,

(
¡', ciencias r'u**o' ron i'p"nsaúres
sin
to *n,
pa'rrá"I;T:ffi"r#n#H'rfi*:
", "t
acr-'',ulmente las imaginarnos con
esla "o.
presunción. ¿uomo podemos
''.
( iit¡manos actuan v oiensan en la a'rrnar que tos
forma qo" to üdn por:ní"*.I"ir",ir*r*rrro"r*
-o'urrno.
históricas particritáres y, en er
,ir*o "o áo*"nto
(

(
) sociat,,*":-:::!:.il;;,;;;'it*
casualidad . q.e podemos escapar a tar
;i;",,,;;"ii* r";iiil'r.u*.
¡ pueden ros sociórogos, cuya
competencia es a¡arizar ioeotogas
(
) t aceprar inocentemente áutoenteno.i"*" i.l"r-J"ntstas gnrpares e institucionales,
er
como no ideológicol?
(
) Precisamente, como
( O"T::-^:l: que..las personas consewan mucho
de su
-O"scubrió
.ti:*Tfl
:lrtjitir= :: *.f;media,
(
;
(
) ",, e-stadounidense, ;3¡¡¡;¡,*.i'*#*
cla-se
gay, blanco y A" nnAi_¿"1 siglo XX
J:;i.::.A,:;
(
)
{

(
)
( )
(

( I l5
)

)
(
(
(
(

(l
(,
( Hacia una cultura post_disciplinaria de
estudios hunranos
(, si hay pocos consensos acerca. de cuáres problemas
son centrales y cuáres criterios deben
(l guiar los juicios de validez,.- a lo-mejor
propuestas ..fundacionales'.
;"*;;;;;dcos
l"; no son ellpropósito de las
(' ..funAu"i;i;;;;".;;;i.
qo"-"1
(
intenciones y fuerza moral a traves Io .h" .sugerido.
iu
de volütariedad y productividad _para la
inteligenci4 ros discursos "tundacionarest'
( conocimiento/no conocimiento. Ellos contribuyen
,*ü'- r.iá 'al--
.i.r""r.nllii 'v

( poder' Tares intervenciones discrusivas d;;;;;;;;,"


a i'a"erj"rarquius
y
y priülegiar algunas voces
( -mien'as que a desacreditar y si.lenciar "pu;;;;;;;zar
;"*. EJ-;, en parte, lo que significa la
inconsciencia política de t*.¡¡!,i¡^ f,"--r"'v[ü"il]* *
( que esta diniimica política
explica' en pane, er compursivo mecanismo
para éstabr-il, fund""iono
(,
(' I¡s recuerdo que yo no intentaba hacer un escrito
en conúa de Ia ciencia. craro, es
parte la reflexibilidad critic¿-de una en
(r curtura cienün*q* i1*
posible la exposición de su
inconsciencia política. Mi mensaje ,; ;;; If,n",". Anres, más bien, esta
( "deconst¡ucción" apunta a presionar
i,a. Lr uiri" ciencia/anticiencia con er fin de
(
y postdisciplinaria- pero
*
imaginar, si usted desea' uná curtura det "u¿
ñ;"'ü;e estuaos bumanos posunodema
( ¿qué pareccría tal
,) cleconstrucción para la sociologia?. "rrtr- v "'"aL son las impricaciones de esta
(i
j ' Un impulso guiadoJ de este ens¡yo es defender,
en el terreno
-lr'u"aoo,o
lógico y en el empírico, una
( garantia para una currura organizada arrededlr
aá epistemorógico. con
I respecto a [a fuerza lósica de esn¿_ propuest¿"
{ yo he áiscutido q,i" I"
I
inestable rógica del "nñcionalismo- en
i;;;;;;;Ís,
una política represiva' dan credibilidad int"r""tuJ-l y,srs enmarañamientos en
"án,i"ai","#"
"fundacionalismo" y rechazar el. binario moral para abandona¡ er
ciencia/anii.'iJ.¡á. -yo había arudido, ademrás,
la reconfiguración empírica de tor a
Jn unu ¿¡r"""ión, sugiriendo una
"ono"i-i"ntoslo"¡uj"]
cultura modificada, y tar vez,-postd.iscip.linaria- p;;;j-".pi", ra formación de nuevas
(
de conocimiento social tares como esttrdios áreas
) curturarer,
() literatura compa¡ativa" teoíaexcén*ic" y 'ñ.i"r"*,,ffij
"oá*¡*"ion"s,
p"lt-üi"ri"ür.
estudios de sénero
indican la corsoüdación institucional aá ""rrái", .*;
') las lineas entre las ciencias humanas, la """*iÁi""i"-üinao
qr" subraya lo borroso de
I literatura, tu ,"im"", la éüca, v ra firosofia
la erudicción y el partidismo. y entre
tomo ,ur* ¿"*-Ji"t .o-,oo qu".rgi"r.n una
-yo curtura del
') postdisciplinario -T9
ilñ;;;;;;
() {, crencl4 no esructurada a lo largo de la to
¡.9¡alimiento org.ni,uáo-uri.aea'or ¿ei
múltiples conocimientos v se bie *"nor
línea disciplinaria actwrt, p";;, ;ril;";;;;:
') Ái*"-"*io, de la verdad como el a¡bitro
"o*u
')
¿cuáles son algunas de ras impricaciones de tal cultura post-disciprinaria
para la sociorogía y ras disciprinas <Jer conocimiento
de ras ciencras h;;;;;,en generar? Rehusando ras

,
t(,

)
(
(
(
(i ,.1
)
(

) jrstificaciones de la sociotogía que


( se af.oyan en las afin
",:,i:f
(
)
:::,á"i"J j:il:,*¡Í"*]r,,i,u,"t,,t-á"i;;ffi 'lHif;'ff jffi :,i::
a corto plaz, r, 66¡¡6 una rradición
(
I
S, ,¡* ,"L",.jl#¡utsrd, ieterogéirá",:ü;;i#."
práctica s discursivas permidéndonos'á;;;
(
.)
"r.*pü,t* J*;;;"1;"":1"-t:n, ñ.";';t
dlscripcione. *",J". r,lñTf":::,i.
(l
) sus
su justificación
H:Jl#yt"r,,T".: i:Xtr;iltTff
i^' ¡*,i"r"i",r",*', ,* soluciones propr"rt*,
del desconienio a" iT:
() utitidad de sus conocimientos soci"r"G*i*p..;;i;ü; (", por ll
fu¡cionarios púbricos' ciudadanos. creadores de poríticas,
(,
(, Iegislación social, racionariza"i¿n "drü;l;;;'iiuro"ou.¡ orientados a (decir)
instiiutiorli-"ñL" í.,"'*r o moürización porítica.
resumen' ros juicios acerca del valor En
(r de que son verdaderos en el sentído
de ros crr;;;i*;il;;*rorógicos dependerías menos
(r de *. o coherencia, entre la Daiabra
-y el mundo que er¡ su oropósito r*ta ".rrr"apor¿'."*ia, un
l- .""rár""'ü.

::"#:i,tr";Xtff*r"
a'ireia"
"o"
h;;¿ñ;ffi;§ cambio de una iultura
p"agrnatica signincaría que ros
(r a:itpiri"i,it*i;li;""*#;ff [T#"¿T|litr,Trffi
(r sociologia permitiria, y por supuesro, tffi *:lí'*;t#l[Til
animarrí4 la integración de ética y,
(t aproprado, reflexión politica en
sus pri"ti.* ai*"üir"r.
''. donde sea
(J
( )ÍiiHT ilTa:**;H"nciones v pnicdcas de la sociología probarían ser vatiosas y
(,
(l rnmghffffiffiffi:ffiffi"?.' ::"::l*,m*
¡) -disciprinarios;"*,;ffiiÍ;"";::T'iJ:1,::'üX.r:::y,fl:ff
"escola¡'' y lo "ciudadano".-
ún oueuo;;;,ií',r,iioo
,#ff m,:i:lfi,;
1) convenciones de las ciencias sociales
con (d;t ;-
"*'* "o,,uinaría
libremente las
(,' liter¿rias de argumentación filosófic¿s_
v retóricas ren sociotogía, vea
t' l99l; Lemert 1995: Richardsonlsbrl- &ilíüñ1fr"h
v;;;
1986, Brox¡ 1992; Denzin
los estudios humanos. Completamente
oioi'.üir¡"noo.una nueva onodoxia para
(' -Js-tlteg,^,-ñ-ffi
a o. ,o ñ"'i
"¿"#"
(.,,
que varoraría múrtipres "oneari
ü; jilfJ",ffi ,:tffnffTtr
tradiciones y propósitos sociaJes]
n"tíri.rtrr"":ii!. aig¡a*
() de información para racio¡arizar "ñ,* pr*.ro, sociares, a ta necesidad conünua
t;*irr-"irir.ii"j'
(
) rnterpretaüvos orientados hacia
ra
comunic".ió;
sociales narr¿tivos de cambiot ., - i;.i;;;;;*r inrensificada, hacia estudios
intenros
(
) l.r ;;"üioies p,iuucas y hacia estudios
comprometidos ética y poríticamente
) apunhdos a'formar er resultado de los
( conflictos
,
(
I Desde la posición ventaiosa
( de.la ínconsciencia porítica de ras ciencias
') ii"*.,"¡i humanas, una
( ::'H.""THXtHJ#,Idj':inli"T í," *comendarie. r.¡" r,"v r" iri,,i*
*",inconsciencia política en r"t
l
) Hasla ciero punto una i""i::'^':* "t*iio'. ffiil:
(,
) ,uuyug"ao,-y'";;ffi ill?Jff§["rJ:,';1*:::ffi ;:J¿"r,ffi $:r::,,:roxj
algunas clases de límires ae
(r argumentación y justiricación.
; ;i;;:stablecieron
a<rentroráfuei;
convenciones dc
(
srn ernbargo, ,"á.rii ,r"l"L.ctuar que susriruye crirerios

I l7
(
(
(
(
)
(
) multidimensionales por unidimensplll:: de justificación
( y favor local, ad hoc, negociaba
) temporalmentg estrategías discursivas.pragnáticas
que áono."
'iiu,*,"n,o el juego de intereses y
( )' en los conocimientog imputsa.i-a ; frr-il;
'arores
subyugada v üsibiridad oúbricá y un juego entre invisibilidad
( aiii"ncias
)
La inco¡sciencia porítica perdería,,¿ *allg""ur"."'ü discu¡sivas y sociares.
( )
trecuentemente expuesta a. la crítica;-
a" *;r;ii* eficacia y sería más fácil y
(
tor dominantes estarían
) continuamente presionando a. justificarse "on*i.,"ntos que
.irrnl.-.ientras
( ) "ifo,
subyugado estaría menos rí9iáamente ,nr.grrári*á'". " ól conocimiento
culhrra posbnoderna v post áisciptinaria
Én ,"r,r."n Ia defensa de una
( )
intelectuar, democnítica debe inóruir,
d"';;1_;#",0n
-ru a" qu" una cultura viral,
( *r"l"o, Lnoc,m¡ento de diferencias
esto sea posible"i
)
epistémicas y sociales. Yo no creo que "n
sin haber considerado inicialmente
( I el funcionamiento de ra inconscienu" poritro'"i'-l" pr"¿"o¡0"
de ros conocimientos
( ) -sociales.
( )
Prr:'.:lr9 puede preguntarse si una democr¿tizaóión
de Ia cultura interectual socavaría la
_( )
posibilidad de apreciar vocabularios sociales?
s"¡-* r"¿* i^ conversaciones igualmente
i válidas' y de este modo, deiándonos rin
( ,nu ¡*"-oti;J
disputas pacíficamente? pár supuesto, er criticismo
p.r" critica¡ o lrevar a cabo
( )
y disputas de mediación social
ocurririan. El abandonar el "fundacionalismo"
( )
rrir"r.i":de jücio politico v *ora, r-"
;;üftá ;*""nocimiento del criticismo
(
I :-9r !r
permrte una defensa razonada- de los criterios fi.ffiü rJi et pturatismo
-eo, epistemológico
)
deic¡ticismo.
-'-'- ,upr"rtá, q* _,i"t á
( depende de lo que significa defensa de crítica
razonaü.
( )
)
Yo no creo que los llamados a lo "empírico', puedan
( hoy servir como terreno convincente
para resolver disputas entre declaraciónes
) que tales disputas van más ará de oraciones
¿"i co"o"iÁi'"rto, a *"oof n"rá;i.il;il;
(
*p""in*. para ensanchar desacuerdos
(
) interpretadvos o imolicar co¡rflictos ¿iÁ'..iio*r"gimenes de conocimienro.
"nr" to-"rniij*
Permítanm.e, nipidaménte, .cr^.g1r^::: utunaon",
_.o un sitio privitegiado
para adjudicarre disputas interpretativas
) no sigrrifica qu" ,onu""*oa ros argumentos
( empíricoq solamente que ta.res a¡gumentos
) son reconocidós óomo convencionares, y por
tanto' valorados por lo que las esn-ategias *r""p*r¡;; to
) ;;;í-nco-anaríticas específicas nos
permiten decir o hacer. Los argumentos
empíricos están siempre abienos a las ruchas
t
) \' las comunidades explicativas que pueden.,igua[
no J" _ue.¿o sobre consideraciones
de
(
t/ lffernretativas
"stu,cánuercio"o
particulares, mientras que pompartien¿o
o
( asrrse de lo empírico para iiferentes ¡o".rria.on "*pia"."'""""r..
)
Feyerabend 1975: Rostv t9g2). .convenciones rs,l ó"-J'ñ0,
.Además ri p"á"il'".' recurrir a to empirico para
(

(
) garantizar las af¡rmaciones exclusivamente ".
¿" a*'-r"iüuá"ros varores, ros criterios de
)
1"tr*::roll0i"oto (ej. coherenci. consistencia rógica o .n,*ai*tn o¡ no son más una
garantía
, del éxito en un acuerdo segufo en Iur iirpuu.'qu"
( comunidades interpretativas. Los citerios -son'igr"l*""i"-,*"*ñil;
se manejan a través de
) ,azonaaás
pueden permitir acuerdos locares
( pero son ..ro" piár""r,áros en desacuerdos
) través de comunidades. v enron;es, quedarse mundiares a
(
) Rosly 1982; Winch tgeiiwingensrern t958).
..il";J;;; urgumenro (Davidson 1990;
{ )

( )

I I t

)
(
(
(,
(¡ _ -: t.. _-l .,
(¡ ¿Es sólo nuestra decisión esráblecer las disputas
;r"" "ñ;'
(¡ universalismo, o bien como poder? - sociales o epistémicas,
bien como
() pragmática. Los criterios áe iríti"u
No l"
o *lol"i¿,i *n'li r#,r::roTi rffi;;"Il."tr::
(¡ iffi:H*:x"":?:,':J;'j;:q'* o" r*
(r "';i;;;;;;; ""on"'u'n"io,. de ros propósiros e
r..'";;;;;.;;;;;¿:":3l,X1,,",,ff.1i::r;;:l,Hrr[:1,*tiB,J:[,ix]n:i
-_;;;;;;:'ilr,o
(l eskategias discursivas ad hoc.
Mucho, d"
(r europeos)' impliciramenta va empreamos ., ,nglo*stadounidenses y
¡*iiiü"ii""s. Mientras podamos recurrii
(,
a lo universal llamando (digo).r"
[y *t*ui,"*,
o uuhtarias' ¿no hemos rerativizaáo ".,riiá"r]roio*.r,i,,*,yo razones kantianas
urir"olf,.'|iii"rru.",r
() nuestro discurso moral --crítico, ".ot -mJirliiro-J''ápi¿u*."te, si renemos, o no.
arbitrario,
() discurso de fundamentos y razones universares
po, *o
cambíemos de un
-pragmáticas, esto es, raótores situaao;*;ffi#;nes
de fundamenlos y razones
1) identificados aesae ra¿icionl. resulrantes, elementos
(, :áÍ,r:li,'r". ;';;',.ü* ad hoc improvisadas, en
)

1) Material agregado
()
Steven Seidman
() State University of New york at Albary
(
(' Esta parte del documento fue
traducida por fod
('
)
(
)
(
)
(
)
(l
(
)
(l
)

()
()
(1
(i
(l
(.r
()
(r
(,
(,

l9
(
(
(
(
() Notas al pie
()
(, Dirija toda conespondencia a Stevet) Seidma¡. Deparlment
University at Albany'. Ny 12222.
of Sociology, Stale
(

( l' El término inconsciencia porílica es tomado de Tomenson (19g1).


Tomenson interpretó
(, la literah:ra con relaciór¡ en rarlistóricanrente
de crasps basada en lo
socioeconóruico. La inconsciencia polrtica ".p"ii""l,n*rca
(
litera¡ios en Ia perpetuación de la dominación de
r" r"n.r" n ru p-ti.ffiio;;i#.
( una participación que fi:e
disimulada mediante la figuración de ra riterattua como "1a"",
una pnictica artística para ser
(, aprociada a iravés de un
() .análisis estético formal. La incorscien"ia
reprimida y enierrada realidad de esta historia funá*"ot¿
p;iiil';;"i;
lucha de. clases) esa ñ¡e sino ra base d¿ la
(ejempro, ri rrirt"r¡. ¿. i,
(1 - estetización (Tomeoson 19gL p.2o)- Los te.xtos"on.r"n"L
del texto y ocurlada en su
(, litr*.i"r son po,ticos oo sóro porque
esüán irnplicados en la rucha de.crases, sino p<irque
to que ros textos autorizan como
( literahra.-y e'.o por supuesto implica la,.it¡.á t¡t".á.,
deularcar liter¡h:rarno literat*a y buena de m"diocre "ry"
."1,r;;'ñ;-;;;
(
-asegura'sireociar
(r obos textos badicion¡res v conocimientos- oros esfuerzoslt 'i;;i;
"
,portoot.slrr"-ro-rirJri
polltica del conocimieniol¡crry".1aron"rüúpásl,
() H;"*"y (1989) y shapin (r99a).
Recientes aproximaciones genearógicas u tor .orá"imrntos
áiscijríari"i ,rü.*í
( una seria reexaminación de.la historia y políticas de
conocimiento tr;.rpl"; nr"""
( '
1993, craft' 1987, Hohendal tegZ, O"ri,l.oo, nfesser,
Shumway.í-§iffi "i;ü:
Shumrvay 1994).
('
() 2' l¿ teoría sociar moderna ha reralado una simpre historia mágica de ra
relación de la
I' ciencia y la religión en las- sociedaces occidentares
*odu*^. La ciencia ñ¡e descrita
(
) antagónica a la religión. El progreso del conocimie¡to
1om3 ocasioua su cieutización.
Recientes estudios históricos srponen una historia
() conflicto social-culh*ai. Al
más compleja aun ;;;;;;;;
menos con re"pe"to a I¿ historia",;";.il";;";;
)
( educa¡ionales más altas. parece que hasta ñnes
del siglo XX erq ¿ ."""r,
-rr"
)
historia de ccnbate entre !a religión y la cieoci4 qru
(
) combinarla con e*i'u¿rzo" .o"*i.t""n"io
-'- ''' ur" de co¡rfrictos rocares
(
"n "uti*J.
( Aguí nu¡do hacer poco miás que gesticular hacia historia
l. m:ás compleja Las
() universidades modernas occidentales ti"nen sr¡s rafces
en ra E,ropa ,"di;"á tr.;á
() (aproximadamente dEsde los siglos xI y XIII). r¿s universidad", *"¿ir*r", -o-
g'a,denrente seculares en su cr¡ricurum. El pioposito
() Griego y Ar¿be cientifico y textos literarios. El currículunr
era tmducción s¡ T.¡rfr¡ dsl
() consis,¿ ,rr*i;;
()
retóricq aritnéticq rógica, música, geomeb-ía, astrología y
éticay la filosofia natural de Aristóteies fueron cenbo
firosofia r"",p"i;i"l*-il
I las universidadr";ráirr"rr.;.
(¡ ¿cómo fue j ustilicado un curricurum conshr¡ido alrededor de
el corazón de la cristiandad?. Tares conoeimi¿rt". i'r.., "ono"in,iurto.l"go; ";,
( extenditros como acuerdo
para revelar la crerión de. Dios; y como esencial"" prru .or.,fr"J"r'tri
loit :*^i$ll "l.ti-ii,io
( verdades teolóqicas "
lma¡. ut pror.y:á ,no -¡n-ón
(r por lo q*e lr¡e h¡ndamentalmente r¡n c.n-icr¡lr,rn -prr.;;;
moral_relisiosa
h'bo conllictos sr''[¡r¿ las implicaciones .e ros
.""u1* , .i"rl¡", ffi1á.;
(¡ conoci¡nieí,o, png*.,r, t'n parricuiar ros
(,
lj
r)
\
(
(
(
(

( a+ectos anti-cristianos der aristoterisnr"- ,i,


la firosofla natru.ar de
( "',rulrg"
Aristóteles penna¡eció en er corazón de ras universidudes ácidenta.les hasta finales der
siglo XVIL El cambio en esto punio ñro menos anti-cirstiano quo una
( rebolión en conka
de una cosmologla ptolemica "teológicd' aristotélica a favor de
( la nueva visión cle
mun do "mecani cisla'' cientifi co l¡el iocéntrico.
('
( I¡rq di¡ámigas de ras universidatres ¡nodemas varia¡.on
considerablemente tle nación
en na¡ión. Pur ejemplo, ras universidades fancesas emergieron
( ini.ia*át" ru"." allo
iglesia,.todas instih¡ciona.l y culturalmente en antagonismi aelt¿
( En su brilla¡rto esbozo
de la historia del pensamiento v práctica educacional en Francia, Durkheim
( (199?);;
docu¡¡¡enta la profirnda hostilidad .le la Iglesia hacia las ,riuurri¿o¿.r,
ei ü;;;;ri;
( que sólo después de la refor:»q la educación religiosa como tal,
aparecii en las
universidades. Dur¿nte er antiguo régimen ra Iglesii ejerció
( un .ontát .on.i¿"r.t,r"
sobre colegios y universidades (Anderson ll75l-sarndá 196g).
( Aún
teología. leyes, medicina y artes liber¿les pen,uanecieron ordenadamente
il fh";ii;;-á;
(' orient^das hacia asuntos de crrera Las universidad",
seculares v.
(' durante la Revolución Fra,cesq sólo para ser resucitartas "irtuJ;;;;;;ñ;;;";
b"j" Nrp"¿;r,-;;;;
( controlada-s formalmente por el estado. En el curso del siglo
KX huúo a"rd!
cnstianismo nacional de educación superior hacia un ¿nfasis en ,t "" -lir"
(' n-;oina;"rno y ""
ui
hacer de ciutladanos [ea]es.
(

(
, E, cont aste a F'e,cia. las r¡iiversidades <!e Estados ünidos fueron tipicarnente
( fi¡ndadas por Igl:sias y tuvieron r¡na misión exprfcitr.rnente cristia¡a-
I-.."1igi¿o i,,"
integral a la edr¡cación superior des<re la fimdación de la universida¡l
( de Háard en
163tí por p*ntanos ingleses a través der periodo de eiaansión en la
( mitatr del sigto xrx.
Por ejemplo, los presidentes ,je las universidades
-y a menudo ¿e tas a"ulta¿"s1 ti¡"ron
{ típicanr:nte sacardotes, !a asisteneie a.l servicio dirio tle !a capilta
era a menudo
( obligatorio y cristiandad suminisró ra organizrción moral para t"
sin
t
)
embar3o el curricr¡lum era normarmente secuia¡.
¿cómo jtstíicaron, to. "¿r"u"¡on.
prot"J*i",
I evangélicos, una institución cristiana que promoviera la cientización
( ¿rt
) "ono"imunloi.
Aunque los contlictos no estuvieron ausente', la elite protestante visualizó la ciencia
(
como.un jorró' divino cuvo valor era proveer la eride.nóia <.rel orden perfección
!
-v de ia
( creacidn de Dios (ejempio. Hovenkamp 197g, \{arsden 1994). Éi protest.ntsmo
( norteamericzno y la ciencia posaron en arrnonía. airn cua¡ldo sienco f{gil'e
inestable. A
(
I
finales del siglo )lX
la armonía dio pa-so al antagonismo conforme la ciencia
incrementadamente se libcraba de sr¡ ancla religiosa- y empujó ta religión
(
I
a los
márgenes.
(
i
Para considera¡ la relación enh'e reli_eión y ciencia en las sociedades occidentales
modemas, debemos tener en mente que hasta finales del siglo )cX, las
universiclades no
lberon los u)¡vores sitios de co»ócir¡iento y producciin cultt¡-al. En Fra,cia-
ra
Revolución abolió tod¡s las vei¡tidós universirJades. La educación superior
(
no s,-
dehtve, p¡¡ss las iircrriiarles rle l¿oloqízr_ <ierecho y nrerlicina coniinr¡aron para
dispensa;
grados profLsionliles ¿ritn si l{ls estfu;aru: lirrrr,.rr i,aios v los
esnrtliantu.s fireran
Fl lnpcl1nnt: lrlb;',jc ci::llil-tco. :::!:!.;lil::r! ,.,.,-l:ltllr:1.:r.>mo ¡-i!.mpf:.. o.--lrrrÍa fi:r,r: ".sca-sos.
Cs
I:rs.I¡rivi-r':irl:rr[:. -'\t¡¡i r!i':frrr': (rr. (!ny Na,r)i)rr:t)!r:sl:rll!r'ciri t!l] esr:rdo br¡:-:lr!o.
lii:irc:¡t:r
[]r¡i',','r,-it:ulr, \.:rt¡,,r¡:ri ii;i l' ,, i . ;; i I i;11t,:;Ilri"} siri<¡r¡i,.-. st,cicllnrlts
,¡¡r , - : r¡ i
cuit:rs v l:r.*
(
(

t.

( cientllicas fueron los cenb'os culturales y Ias grandes escuelas se


acaderni'".¡-
( convirtieron en las mayores institucioles de educación superior (Vaughan a¡d Archer
(
l9?l¡ Fox 1980).
(
El sitio primario, er¡tonces para la ]ucha entre religión y ciencia está bien en la vida
( pública -+n los salones y las sociedades cultas y e, los conllictos políticos sobre
( tolerancia y ce nsru.a- Y si creemos a la historiadora ivfargaret Jacobs (l9gg p.IO5), aun
( mienbas la lglesia ejercía consider¿blemente control sobre las rmiversidádes en el siglo
(
XVtr y xvlli, las culturas pirblicas de las sociedades europeas occidentales estaba¡r
siendo rápidamente s¿cularizadas y cientizadas (cI Wesfall 1986). La gradual
(
secularización de las culh¡'as occidentales sugiere qui,rt" un rnucho ¡nás intenso
( contlicto cultrual fuera de las paredx de la acadenri4 u¡r conflicto sobre la r¡rera alnla
( de las naciones er¡ropeas.
(
3. Las universidades en los Estados unidos fueroo marginales a la producción de cr¡ltrra
( hasta el inicio de este siglo. Lavida intelectual estaba centrarla en cafeterfas, socieda{es
( cultas, asociaciones cientificas, bibliotec."-*, conl]rencias públicas, museos, clubes,
( sociedades semanales, sociedades para conocimientos útiles y en el siglo )(IX en una
( desarolla¡rte cultura de periódicos y revistas semanal y mensualmente (Bender l9g4l
Greene 1976; Kohlstedt l9?6). Esta cultura intelectual no unive.rsitaria fte
a
deeisivamente uloldeada por una elite. protestante interesada en crea una nació¡r de
I ciudadanos educados y de respeto cultru.al nacional (cf Bender l9g4: l9g?). por otra
f pafe, serios gsh¡dios científicos y humanisticos ocr¡rrieron en las institt¡ciones ta.les
como laAcademiá Americana <le Artes y Ciencias (l?S0), El krstitr¡to Franklin (1824),
I
y la Academia de Ciencias Nahraies de Filadelfia (i8i2).

l,a expansión de la educación superior a finales del siglo XD( y a havés de las
décadas iniciales de este siglo, perrnanecía limitada en su'impacto sobre la vida
intelectr¡al. En 18?0 había sólo 52,286 estudiantes ragish-ados en todos los colegios ,v
universidades norteamericanas. Esto equivale a cerca del 1.68,0./o de la poblacióir con
edades e.nb'e 18 y 2l ailos. En 1900 sólo el 4-7o de esta población con edad <le
runiversitarios se enroló en la edi¡cación superior (Larson 1984, p.al). Dura¡te gl.arl parie
del .siglo XX, lafacullad en un colegio típicanente numeraba menos de 10, por ejemplo
en 18I7. la. llniver¡idad de Yale eúoló 2?5 subgraduados con r¡na facultad <le 10. En
1860 la Universidad de Colrrn'oia .q'aduó a 69 con grado de bachiller, con sólo jl
profesores. La Universidad de Standlord abrió sus puertas en I869 con nueve l-aculta¡les
y 40 estudiantes.
(
(
(

(
.. ,-t ,J : :'5
(
( EI cambio de sigro atestiguó considerabremente
ejemplo, en t898 la U¡ riversidad d. --"'"'"iru
canrbios en ia eduqrción superior. por
( Colo;;i; _
Dhs y su f'acultad c«.ció a jj9. qu"-r
grados de Bachiiler, 2l pH.
(
economía política en,o. o .Mie;;;f 'iíii"o,,ro sólo veinte cáredras en
SSO;, hubo
1900 pasO u l-,
( "t Tf:il
intelectual' ros años enrr e toi, tgó0's
r órii, ,i"., 'r:¡r.."i0"en un cambio en ta culrura
.y ¡" de asociaciones basadas
( en la disciplina, incluve:rdc ta¿sociáciOn
ülriJ¡.r' n,l.ri..na (tgS4) v las Sociedades
( 'l:-'^':]:-glt', Americanas (le0s). E.i; ;;,;.;;;;"i:,,.,
pefspectlva' por ejemplo, mientras deben ser<mantenidas en
( Ia. población Je
de 1i000 en 1920' esro e.? rodavia.soio ".*aiun,.. subgraduados
ü;1.";;iu",on ¿"
sarto a sobre
(
saltó a 5 miilones (Todar ía bajó det "r 18 a 2l años. En 1940
lSy" á" ñpáUfij'án oe t8 a
( cambio ocurrió en el perio. to ai¡9;,ey9á, 2l años). El mavor
obluvo educación supenor en r óso-
;;IJILü de ta población r:e I 8 a 2l aáos
(
-srgro ueron un arza en ed ucación.para
simita;;*, ;ñ;"s ras décadas iniciales de este
( graduados en los Estados
desde tas perspectivas ¿e ros-196-0's. "i,;ü;ü,;00 unidos, fue dramática
( superior ofrecieron progra mas para instiruciones de educación
graduadásr ,i"-'lóó0, pero
amencanos fueron produciclos por el 90% de doctores
(

( esrudiantes estuvieron en nr,og?mas


sórJ 14 i;,tr;";;. orra vez en rg20 sobre 1500
para graduados pero esro acumulaba
menos que un
(
5% de ra pobración de r 8 á :r+-anos.
de la población de l8 a 24 añ. rs (Lrrro",
§;il;;;;; .?i"Y ,n mirón
en re60, o zsyo
( ii-S¡;."' "uii
( Aunque la universidacl modema
üene sus raíces en el período entre
1920's su <resarroilo e impacro.fueron lg90 y los
(
Amerrcana (ASS) no fue forrn ada.sino
liril;;;
p"rri",np,..
--É"1szó ra sociedad socioráeica
( t r.tu r sói.
casi Ia misma' mientras que :i0. doctoret-"r'.J"rü"',ir"ron l, ..ñü;;ffi.i;"d;r;
(
( I umer y Tumer 1990, pp. otorgodos er mismo año
(
63 i r g+). l_u
de postguerra. En r g60 ra men rbresía. *"y";;t;;:;
socrología ocunió en et período
a. r" ids J.r"u o. 7000, en r g70 sobre 600
doctorados en sociologia fueron
(
otorgado, tfurr". "*""¡i
iu*", I990,, pág. 139).
V
(

La vida intelectual no u¡iversitaria permaneció vital y


I
fueron considerabremente empai- iadas l¿s líneas entre las dos
r*dá;';;;G0,s.
La proriferación
( periodicos' crubes de libros r"ra
rr"a.r"u* " r-*ir;;'í;;", de revistas
y una currura de conferencias
públicas permiridas por ra continr
(
racio" o" ," l*.i""," ,r.rl",o"
las humanidades pcro autoapoyac'os en ras ciencias humanas v
( a través ¿".r"riior'o
los_más imponanr(:s pensadores '
"onferencias
públicas, de hechó
I l]Toot,9.
indep€ndíenres
,o"iuÉ,
1e.p, Herbsrtv cr,,rr, rr¿"* É'*t"*" *..u"ü',]';t""J_::HJl,3:ijH§:
I watter Lipurmann. Lincoln'S¡en"n'.p-|.*ir,"ü;,liffi
sanger) Además académicos rarq Edmond wirson y
(
como J"h.;";;,'ó;rrres Beard; v charrótteMarqarer
peikins
I
i.l',li#;].jlllL'.i"*1",'l;.":i l no¡"t pu,r' É;' ;"*, w¡i' ñ""1","' i,#".
(

(
que J acobv ( r e 8 tt

vida pública.
i i; ; il,:.TX, :$Hi::i., §
j:lT,T§ :H:"T:;*,,li,:¡,"
;::i I :
(

{' La consiticración crc ra unive rsidad


(
(iuerra Mtrntiial en r.s Esrados rJnidrs posrcrior
(
no arcsrrqu. er fin . rc r.r l'i","i".,ii"p1lrri". a ra Scguntra
t-.s sitios no acadér¡ic.s
(

I
de producción de conocimiento sociar siguieron
siendo una parte vital de América.
críticos tales como Jacoby (r9g?) fa aron
láecuadamenre ra extensión hasra
""" "o".,¿.r"r
la cual una multipricidad de culturas p,iuti"as
trauian' ,iÁ'
¡nrritu"ionorizadas en Aménca
de la poslguena. Estas culturas funciánaron
uu*1o"ior para ra producción cultural
de conocimíentos sociales y a veces independiente
"o,no
d"-u u""", interdependiente, con
colegas universitarios.

, l-f l'eministas cay Afroamericanas, Latinas, Asiamericanas,


v descalificadas culturales públicas han esrabrecido su, propiu, evangélicas
"nr,luno
a"
y cultura de conocimientos públicos incruvendo utguJ", "o*ponio, ñiiil;"
sus propias disciprinas
académicas' Muchas de estas curturas públüs ".".,
han evorucionado diferentes
conocimientos, con sus propias epistemolog;ás
1e¡empto, e,frocentrisrno, f"*i¡r."
-radical, teorías exlmñas, cristianismo evangério) y i*'propro.
(sobre culturas públicas afroamericanas, ,ei'The conocimientos sociares
úhck iuutic sphere,,, una publicación
especial de cu.ltura púbrica (1994)- Además,
¿stois cono"il,i.ntor'"*pr"run-i; ;;;;;j^
particular, r'alores e intereses de sus proáuctor"r:1'
pueden
individuos que no participan,:n .sl* "o .r,oy ser
f,iUii*r.'\o
compartidos por
diciendo que no hay
traslape entre las culturas oúbricas sino "rt,rru,
que ¿"uoir*o, Lu.i, ru á-pituá pl"i*árá"a
de tal traslape. Deberíamos reconocer puntos o
de ayudas, divergencias epistemológicas.

-5' Hay diferencias en ros discursos tundacionales con respecto, por ejemplo,
que ellas están unidas ar cientismo: po¡ ar grado en
presuposiciones normativas,, Giddens "iempro, -.áiu* la demostración teorética y ras
( r 9i4)'y Á1.*una.i t r sa2j-á;ñ;1",r'i];lrr"
social fundacional que está en algunas i";*
problemas a la bina¡iedad
ciencia'/no ciencia- En contraste co¡lins (1975) "r;;;lo
binariedad ciencia,rno ciencia, pero, y este punto
r aiuu 1,zs¡ defienden una rígida
necesila ser subrayado, toda teonzación
sociológica iundacional ha estado ésrrechamente
uni¿u u un" curtura de conocimiento
científico que presiona la teorización a derinear
proveer un fundamento general para el conocimiento.
;i.;;r.J" .á"i"il'ür"
para "r¡r"r.^i¿.-r"
delinear los conocimientos
legítimos de los ilegítimos sobie las bases de
rr..t"i'no"ion", de la verdad como
correspondencia de la palabra y el ,rundo y para
respardar una noción aet progreso ae-ia
razón y la historia.

6 A e¡1e respecto, mucha.teoría sociológica ha asumido no sóro ra constancia


uni'ersalidad.del tema (sujeto) entendido siná aet o
ou¡eio áel conocimiento ..ro ,""i"i;.-s"
cree que el objeto del conocimieoro es_constante
a iue ra reflexión sobre ro ,*i"r,,; ..
qo,, lu ,j:Tu. lógica científica o ,.n"*idn-ru.ionat sosrenida, enfrentará
:.:::Tid"
rs'E ue prooremas rdentlcos produciendo un diálogo común una
a través «re los siglos. Los
teóricos sociológicos han imaginado que
et probt#a J"'i" u".¡¿n y el orden, Ia relación
medio/estructura o micro estructura y ra
división entre ras estrategias positivistas y ras
estrategias conceptual interprerativas marcan
precisamente er teneno universal del
conocimrento social.
(
(

(
( "' ':i: :':'6
( .. Los conocimientos sociales hles como cl fcmi
ii:l'i".:n:ff i".:''';::i:.*l'*";;;;;;"-*J,lil'li'fi?;,illliii,1,1,ix,[x'i';l
sr:ciórogos ,.;;;;;",;';i;*:::"i,4![f
(
.t"i:J[:]1,i":l"f',::,:ll;"**"*'f:
::i'J'ffi,ft',"|#,fo3:T, 1''.,'* r*1ontl'"i,i,, 01".",,,", si uno puede aún habrar
f

(
!:#T:,.:í"T:,',y.Tl.r jliiT:'::::,i":i'dr;:F1:!lf ,,:.xxi:;x!ri:,*,
jr
( a"."o, .i. ''ii,,ir;L.11i1",1.,.*i;lli,"*.:L""i"lJr"".l;ti"r,,.,tn"**:m::::
I
"r
acción y el orden, la divis¡on mrcrolmacro
.
nootógico, sino cuesriones acerca o si el cor
de ra ¡orr"c;on ¿.".ñ:"Ji,,l',:?l:Jl
e identidades de identidad v diferenres
y Jel';;ü.;
["T:.r,,":,J.".":
(
sexualidades una concrusión es- que il:" hza y rahistórica en producir
ra teoria so"ioi¿s". ;. simpremente
( hablar de Io social, un lenguaje una trad]ción de
( cuesr¡ones para clases oarticllres
a"'1" r*Llir*j#';=;ñ útil en dirigir ciena ctase de
'p.rroriolnor.
d" pr."p"ru* Tal relativización de la
sociorogía no denigra o disminuye
( su varoi, m¿s d! lo qu-e Ia rerativización
(
o los estuciios curturares britáíicas a.r"irri"" "a.*"y.rrudicion.s,,. der feminismo
pensamiento simpremente Esta línea de
,.girtru un. g.;üi?.#"d. ..ra
(

( ffi"i'r1l,l:Xl ¿ffiT""':Jlt'*. ;il;il; ;ffi;; teoría,,, siendo argo más


por su renguaje ¡, esrrategias
una tradición particular r"
eue

(
o decir. para ulg*o, ::*t "
ifll,
ñ""íitá ,"" q'
pragmárica. r" ,-""i" y"r¡r"rj,lT::: ,"" .p,*i'..;¿"
(
"l "l]i':':T:If":ffii#:"Til;.9.:."",r"i
Joas (1993), Ril B;ül;;; (1986) v shalin (1992). 'l)'
Fraser v Nichoison (le94),
(

\
(