Vous êtes sur la page 1sur 8

Cómo identificar una Secta o Culto religioso

Una de las principales señales que nos indican que estamos en los "últimos días" es el
aumento de las sectas religiosas. Recuerden que en Mateo 24, cuando los discípulos
abordaron a Jesús con la siguiente pregunta: "Queremos que nos digas cuándo va a ocurrir
esto. ¿Cuál será la señal de tu regreso y del fin del mundo?"; a lo que Jesús respondió,
primeramente y antes que todo…"Tengan cuidado que nadie los engañe. Porque vendrán
muchos haciéndose pasar por mí. Dirán: 'Yo soy el Mesías', y engañarán a mucha gente…"
Mateo 24: 3-5.

Si usted continúa leyendo a partir del versículo 6, usted notará que Jesús menciona varios
factores que debíamos tener en cuenta para saber la proximidad de "de su regreso y del fin
del mundo". Sin embargo, note que Jesús da prioridad al hecho de que se levantarían líderes
reclamando tener la capacidad de traer salvación a través de su mensaje, dejando a un lado
la exclusividad salvadora del Verdadero mensaje del Mesías, Jesucristo.

¿Cómo reconocer una secta religiosa o un culto?


Prácticamente todos las sectas o cultos tienen ciertas características que muestran al
observador que algo no está bien, que hay algo erróneo acerca de tal o cual grupo religioso.

Una de las formas más simples de identificar una secta o un culto es preguntase:

1. ¿Qué cree tal grupo acerca de Jesús?


Jesucristo es Dios, Señor de todo lo que hay, la única fuente de salvación. Pues sin
excepción, una secta religiosa o un culto siempre acompañarán esta Verdad con algo más
que, según ellos, es tan necesario para lograr la salvación, como lo es Jesucristo. En otras
palabras, tendrán algún rito, doctrina o costumbre que es igual a Cristo; o dicho grupo
tendrá un líder religioso que es igual o semejante a Cristo. O sea que, aun cuando reconocen
a Cristo como Salvador, siempre reclamarán que algo más es necesario para lograr llegar al
cielo.

Ejemplos de algunos prerrequisitos para llegar al cielo establecidos por estos grupos:, el
sábado, las obras, María, sólo Jehová, Buda, Tú mismo eres tu dios, etc. Las sectas
religiosas enseñan que la salvación se obtiene a través de Cristo, más su pequeña variación
o doctrina. ¡Algunas sectas no reconocen a Cristo en lo absoluto! Es posible que igualen a
Cristo con sus maestros o con algún "gran hombre en la historia". La forma más eficiente de
reconocer a una secta o culto religioso es identificando la forma en la que ellos consideran a
Jesucristo.

2. Lo segundo es que los cultos frecuentemente intentan inculcar miedo a sus seguidores. A
los 'creyentes' se les enseña constantemente que su salvación sólo se obtiene
permaneciendo en dicha secta. (Comience a comparar y analice si usted está en una de
estas sectas religiosas). A menudo enseñan a sus seguidores
· "Si nos abandonas, perderás tu salvación";
· "Si no guardas el sábado pierdes tu salvación";
· "Jehová es un sólo Dios y nadie más es Dios, ni siguiera Jesucristo",
· "Sólo entrarán al cielo 144,000,",
· "Si comes ciertas carnes estás pecando", etc.

3. La tercer área tiene que ver con la exaltación del líder del culto. Los cultos con frecuencia
se centran alrededor de un hombre o de una mujer quien intenta ganar poder, dinero o
influencia mediante la manipulación de los miembros del grupo. Casos como este lo
encontramos en

1. Creciendo en Gracia.

2.pare de sufrir

3. lideres que han llevado a la muerte a sus seguidores.

Ahora bien, existe una gran diferencia entre los motivos y orientaciones de los líderes de
estos grupos y los líderes realmente cristianos. Un líder auténticamente cristiano, uno que le
sirve a Jesús tiene una meta, y esa meta es exaltar, revelar y poner de manifiesto a Jesús.
Cuando alguien dice que tiene otra revelación de Dios, que ha recibido otra profecía o que él
o ella es el enviado especial de Dios para salvar al mundo, usted se enfrenta con un grupo
religioso clasificable como una secta o un culto.

Un detalle final con respecto a estos grupos es el tenaz interés por no dejar crecer en el
conocimiento de la Palabra a sus miembros. Un pastor verdadero hará todo lo posible para
que los miembros de su congregación logren madurez tan pronto como sea posible, para que
entonces ellos a la vez se conviertan en pastores. Muchos de estos grupos solamente
estudian los materiales enviados, o por lo menos basan la gran parte de sus estudios en
ellos. A veces perpetúan la dependencia espiritual de forma que los miembros pierdan la
habilidad de tomar decisiones independientes y racionales. A menudo se usan técnicas de
lavado de cerebro para logra comportamientos de los miembros como si fueran robots.

Existen muchas otras características que podríamos mencionar de estos grupos, pero estas
mencionadas exteriormente parecen ser las más prominentes.

¿Puede un católico ser salvo?


)
Esta es una pregunta que muchos se hacen. Después de todo se dice que en
Latinoamérica, por ejemplo, un 86% de las personas son "Cristianos", cuando
en realidad una inmensa mayoría de estos no son cristianos, sino "Católicos".
Cuando una enciclopedia se refiere a las principales religiones del mundo, se
clasifican a los Católicos, protestantes y hasta a los miembros de sectas Neo
protestantes como "Cristianismo". Pues ahora parece que la pregunta siguiente
sería pertinente:

¿Son los Católicos Cristianos?


De acuerdo con el Diccionario oficial de la Real Academia Española, "Católico"
se define como una persona que profesa la religión Católica. Pero debemos
hacer un alto aquí para poner algo en claro. No todos los que profesan ser
católicos en realidad lo son, ni todos los que profesan ser musulmanes en
realidad lo son. De hecho, si usted va a una cárcel latinoamericana y pregunta
a los presos a qué religión pertenecen, sólo los que profesen ser católicos
dirán que lo son. Sin embargo, sería la excepción que alguien le diga: "Yo soy
Cristiano", excepto si esa persona aceptó a Cristo como su salvador después
de ingresar a la cárcel. Pero el católico dirá hasta con orgullo que lo es. ¿Por
qué esta diferencia?

Porque el catolicismo que hoy conocemos es tan liberal que cualquiera, sin
importar su condición, puede profesar ser católico. Es muy difícil que un
católico diga: "Yo soy cristiano". En vez, ellos dicen: "Yo soy Católico". Es que
ser cristiano conlleva una responsabilidad mucho mayor que ser simplemente
"Católico". Los cristianos tenemos a la Biblia como el instrumento a través del
cual podemos conocer la voluntad de Dios. Los católicos, en cambio, aunque
también alegan tener la Biblia, tienen otras fuentes que contradicen la Biblia
abiertamente como fuente para conocer la voluntad de Dios.

El Catolicismo y la homosexualidad
En la religión católica existen aquellos que apoyan la homosexualidad en la
iglesia, incluso existen miles de casos conocidos de sacerdotes que practican
abiertamente la homosexualidad. Esas personas pueden abiertamente decir
"Yo soy católico", pero no pueden decir "Yo soy cristiano". ¡UN CRISTIANO
VERDADERO NO PUEDE CONDONAR LO QUE
DIOS CONDENA!

El Catolicismo y el aborto
En la religión católica existen aquellos que apoyan el
aborto (¡no tantos como los que apoyan la
homosexualidad!). Esas personas pueden
abiertamente decir "Yo soy católico", pero no pueden
decir "Yo soy cristiano". ¡UN CRISTIANO
VERDADERO NO PUEDE CONDONAR LO QUE
DIOS CONDENA!.

El Catolicismo y la idolatría
En la religión católica existen aquellos que en vez de acudir a Cristo para
salvación, redención, regeneración, etc., acuden a María, o a una amplia
variedad de santos. Sin embargo, Dios austeramente prohíbe la idolatría. ¡UN
CRISTIANO VERDADERO NO PUEDE CONDONAR LO QUE DIOS
CONDENA!.

El Catolicismo y el Papa
En la religión católica existen aquellos que creen en al infalibilidad del Papa.
Sin embargo la Biblia enseña que todos estamos en condición de pecado. Que
no existe ni un sólo que sea infalible en la raza humana. El único que fue
infalible fue Jesús. Si usted dice que alguien es infalible, usted lo estaría
igualando a Dios. ¡Eso sería idolatría! Dios austeramente prohíbe la idolatría.
¡UN CRISTIANO VERDADERO NO PUEDE CONDONAR LO QUE DIOS
CONDENA!

El Catolicismo y la Biblia
En la religión católica existen aquellos que abiertamente niegan la historicidad
y autenticidad de la Biblia y ensenan su propio catecismo, compuesto a su
manera.

De esta misma forma, el católico ignora adrede cientos de enseñanzas


claramente establecidas en la Biblia. ¡UN CRISTIANO VERDADERO NO
PUEDE CONDONAR LO QUE DIOS CONDENA! UN CRISTIANO
VERDADERO NO PUEDE IGNORAR LO QUE DIOS ENSEÑA Y CONTINUAR
PROFESANDO SER CRISTIANO.

¿Pero acaso no creen los


católicos en Dios?
Si usted llama "Cristiano" a todo el que cree
en el Dios de la Biblia, entonces habría que
incluir como Cristiano a los Testigos de
Jehová, a los Mormones, y a muchas otras
sectas. ¡Pero no lo son!

¡TODO EL QUE CONDONA O IGNORA LO


QUE DIOS CONDENA NO PUEDE SER
CRISTIANO!

¿Puede ser salvo un


católico que reza a María
o a los santos?
Analicemos, por ejemplo, el contenido de la oración más común hecha a María.

Santa María, madre de Dios


Ruega por nosotros los pecadores
Ahora y en la hora de nuestra muerte, Amén.

Si usted reza a María o a algunos de los santos, usted está abiertamente


ignorando y rechazando lo que la Biblia categórica condena.

¿A quién debemos rezar para alcanzar el favor


del Padre… A María o a Jesús?
Pues usemos la Biblia para responder:

"No me escogieron ustedes a mí, sino que yo los escogí a ustedes y los
comisioné para que vayan y den fruto, un fruto que perdure. Así el Padre les
dará todo lo que le pidan en mi nombre" Juan 15:16.

¿En qué pecado incurre una persona que


ignorando la Biblia, use un intermediario que
no sea Jesús?
Todo el que use a una persona que no sea Jesús para alcanzar a Dios, está,
no sólo incurriendo en un pecado deliberado, sino que está colocando a esa
otra persona en el lugar que Dios dio a su Hijo Jesús, y por tanto esa persona
está incurriendo en idolatría. Veamos:

"Cristo Jesús…6 quien, siendo por naturaleza Dios, no consideró el ser igual a
Dios como algo a qué aferrarse. 7 Por el contrario, se rebajó voluntariamente,
tomando la naturaleza de siervo y haciéndose semejante a los seres humanos.
8 Y al manifestarse como hombre, se humilló a sí mismo y se hizo obediente
hasta la muerte, ¡y muerte de cruz! 9 Por eso Dios exaltó a Jesús hasta lo
sumo y le otorgó el nombre que está sobre todo nombre, 10 para que ante el
nombre de Jesús se doble toda rodilla en el cielo y en la tierra y debajo de la
tierra, 11 y toda lengua confiese que Jesucristo es el Señor, para gloria de
Dios Padre." Filip. 2:5-11

Pues gracias al texto bíblico, es claro que una persona que use algún otro
intermediario entre Dios y el hombre que no sea Jesús, llámase María,
Mahoma, San Atadeo, etc. no puede lograr la salvación, porque esta persona
está incurriendo en idolatría.

Idolatría se define de la siguiente forma: "Adorar a ídolos. Adorar con


exaltación a una persona o cosa que no sea Dios. Esta persona o cosa puede
ser una persona admirada o un objeto de culto, tal como una piedra, una
estatua, una imagen." Diccionario Grolier.

¿Y qué dice la Biblia que le pasará a los


"idolatras"? Leamos:
"¿No sabéis que los injustos no poseerán el reino de Dios? No erréis, que ni
los fornicarios, ni los idólatras, ni los adúlteros, ni los afeminados, ni los que se
echan con varones, 10 Ni los ladrones, ni los avaros, ni los borrachos, ni los
maldicientes, ni los robadores, heredarán el reino de Dios." 1 Cor. 6:9-10

Por otro lado, la Biblia dice:

"Si confesares con tu boca al Señor Jesús, y creyeres en tu corazón que Dios
le levantó de los muertos, serás salvo." Romanos 10:9

¿Cómo sabe usted que Jesús es nuestro


intercesor?
"El Dios de nuestros padres levantó a Jesús, al cual vosotros matasteis
colgándole de un madero. 31 A éste ha Dios ensalzado con su diestra por
Príncipe y Salvador, para dar… arrepentimiento y remisión de pecados."
Hechos 10:30-31

Una mujer anciana creyente en una religión


católica y enferma de alzhéimer ¿puede ser
salva?
De acuerdo con la Biblia, toda persona, religiosa o no, que peque y no se
arrepienta de su pecado, "no heredará el reino de Dios". De acuerdo con la
Biblia, Dios no tiene favoritos. Sea niño, joven, adulto, anciano… sea argentino,
cubano, canadiense, alemán, chino… sea rico o pobre, sea educado o inculto,
¡sea quien sea!, tiene que confesar a Cristo como su Señor y Salvador. Tiene
que usar el nombre de Jesús para alcanzar al Padre y al alcanzarlo a Él,
alcanzar el perdón de sus pecados. De acuerdo con la Biblia, sin importar que
una persona sea devota a su religión, que sea ancianita, que no falte a la
iglesia, que ayude a los pobres, que no le ofenda a nadie. NADIE puede entrar
al cielo si no es a través de la única y exclusiva puerta… ¡Jesús de Nazaret!

Muchas personas son sinceras en sus creencias, pero están "sinceramente


equivocados". ¿Sabía usted que los islámicos que estrellaron los aviones
contra las torres gemelas sinceramente creían que irían al paraíso a disfrutar
de decenas de vírgenes por la eternidad? ¿Acaso ser sinceros les garantiza la
salvación? ¿Acaso ser devotos les garantiza el perdón de sus pecados?
¿Acaso seguir al pie de la letra las enseñanzas de su religión le garantiza un
boleto al cielo?

Si usted es Católico y por ir a la iglesia usted cree que se salvará, debe


reconsiderar su interpretación de la Palabra la Dios.

Si usted es Católico y por rezar a la virgen, la madre de Jesús, usted cree que
se salvará, debe reconsiderar su interpretación de la Palabra la Dios.

Si usted es Católico y por rezar a los santos usted cree que se salvará, debe
reconsiderar su interpretación de la Palabra la Dios.

Si usted es Católico y por confesar sus pecados al cura usted cree que se
salvará, debe reconsiderar su interpretación de la Palabra la Dios.

Si usted es Católico y por aceptar las pólizas de tolerancia de la


homosexualidad de la Iglesia Católica usted cree que se salvará, debe
reconsiderar su interpretación de la Palabra la Dios.

Si usted es Católico e ignora las enseñanzas literales de la Palabra de Dios y


aún así usted cree que se salvará, debe reconsiderar su interpretación de la
Palabra la Dios.

La Biblia nos dice:

"Si confesamos nuestros pecados, Dios, que es fiel y justo, nos los perdonará
y nos limpiará de toda maldad. 10 Si afirmamos que no hemos pecado, lo
hacemos pasar por mentiroso y su palabra no habita en nosotros. " Juan 1:9-
10

"Jesús dijo: Yo soy el camino, y la verdad, y la vida: nadie viene al Padre, sino
por mí (eso flagrantemente excluye a María y a Mahoma)" Juan 14:6

"Jesús dijo: Yo soy la resurrección y la vida. El que cree en mí, aunque muera
vivirá (Note que no se dice que el que crea en María o en Mahoma vivirá. ¡No!
Sólo el que crea en Jesús vivirá.)" Juan 11:25

Si usted, ignorando las enseñanzas del mismo Jesús; echando a un lado las
doctrinas más claramente establecidas en la Palabra de Dios; descartando
como inútiles los mandamientos establecidos para alcanzar la salvación,
quizás usando como excusa su cultura, su edad, su educación, su respeto por
una institución humana, etc., y así por el estilo, aún cree que se mantiene
"salvo", yo me echo a un lado y le deseo lo mejor. Sin embargo,
encarecidamente le pido… ¡QUE RECONSIDERE SU POSICIÓN!

"He aquí, yo estoy á la puerta y llamo: si alguno oyere mi voz y abriere la


puerta, entraré á él, y cenaré con él, y él conmigo.21 Al que venciere, yo le
daré que se siente conmigo en mi trono; así como yo he vencido, y me he
sentado con mi Padre en su trono.22 El que tiene oído, oiga" Apocalipsis 3:20-
22