Vous êtes sur la page 1sur 3

GUÍAS PARA MANEJO DE URGENCIAS

CAPÍTULO X

Heridas de las extremidades.


Síndrome compartimental

Rodrigo Pesantez, MD
Departamento de Ortopedia y Traumatología
Fundación Santa Fe de Bogotá

E n el manejo de las heridas de las extremi-


dades, la patología mas importante a te-
ner en cuenta es el síndrome compartimental,
También se presenta en pacientes sometidos
a reemplazos articulares que estén recibien-
do anticoagulación.
que es el objeto de esta guía.

VASCULAR
DEFINICIÓN
Se presenta generalmente asociado con lesio-
El síndrome compartimental agudo es una nes isquémicas y por reperfusión, luego de
condición en la cual se aumenta la presión tratamientos para revascularizar una extremi-
dentro de un compartimiento fascial cerrado dad, en lesiones hemorrágicas y en alteracio-
que reduce la perfusión capilar por debajo del nes como la flegmasia cerulea dolens.
nivel necesario para la viabilidad tisular.
1. Iatrogénico: al realizar punciones vascu-
lares en pacientes anticoagulados o al co-
ETIOLOGÍA locar medicamentos por vía intravenosa/
arterial o en drogadictos.
ORTOPÉDICO 2. Lesiones de tejidos blandos: las lesiones
por aplastamiento o los traumas de tejidos
Generalmente por fracturas de tibia y antebra- blandos por alta energía presentan síndro-
zo en adultos, y por fracturas supracondíleas mes compartimentales que pasan desaper-
de codo en niños. En fracturas cerradas de la cibidos fácilmente.
tibia su incidencia es de 1,5-29% y en fracturas 3. Trauma abdominal: cerrado o abierto
abiertas de 1,2-10,2%. La incidencia es igual
en fracturas abiertas y fracturas cerradas.
SIGNOS Y SÍNTOMAS
Ocurre luego del tratamiento de fracturas,tanto
en forma no operatoria como en forma quirúr- El principal síntoma es dolor fuera de propor-
gica, con la simple manipulación de un hueso ción con la gravedad de la lesión que lo pro-
y con la inmovilizaciones con yesos. duce. Debe mantenerse un alto índice de sos-
pecha para poder realizar el diagnóstico en
forma precoz. El segundo síntoma en impor-

168
CAPÍTULO X: HERIDAS DE LAS EXTREMIDADES. SÍNDROME COMPARTIMENTAL

tancia es la parestesia en la extremidad afec- Hg, y por esta razón se ha tomado el valor de
tada. 30 mmHg como la presión indicativa para rea-
lizar fasciotomía. Otro método comúnmente
Otros signos y síntomas son compartimentos usado es la diferencia entre la presión arterial
tensos, edematizados, dolor a la extensión de media y la presión intracompartimento; si ésta
los dedos en las extremidades y cambios en es mayor de 40 mmHg, se debe realizar
la sensibilidad. La ausencia de pulso es un fasciotomía.
signo tardío en el síndrome compartimental y
su presencia sugiere lesión arterial.
TRATAMIENTO
Uno de los signos para diferenciar el síndro-
me compartimental del aumento de la presión Descomprimir el compartimiento con prontitud
en un compartimento es la discriminación de y en forma efectiva. En caso de vendajes o
dos puntos, la cual se encuentra alterada en yesos, éstos deben ser aflojados o en los ye-
forma notable en el primer caso. sos, bivalvearlos.

En todos los casos la descompresión quirúr-


DIAGNÓSTICO gica por medio de fasciotomía es vital para el
pronóstico de la extremidad. La fasciotomía
La identificación de todos estos signos y sín- se debe realizar en todos los compartimentos
tomas para el diagnóstico requieren un pacien- de la extremidad.
te conciente y colaborador; pero la mayoría
de los pacientes severamente traumatizados Antebrazo:
tienen algún grado de compromiso de su es- • Compartimento volar (anterior)
tado de conciencia. • Compartimento dorsal (posterior)

En estos casos la medición de la presión intra- Muslo:


compartimental con alguno de los métodos • Compartimento anterior
que se enumeran a continuación es de gran • Compartimento posterior
utilidad: • Compartimento medial

1. Catéter tipo Wick. Pierna:


2. Manometría con aguja. • Compartimento anterior
3. Técnica de infusión. • Compartimento lateral
4. Catéter tipo Slith. • Compartimento superficial
5. Manómetro de PVC.
La fasciotomía debe ser amplia y se debe rea-
Estas medidas deben ser usadas en pacientes lizar en las primeras seis horas después del
con compromiso del estado de conciencia, trauma para así mejorar el pronóstico. Nunca
niños, pacientes politraumatizados o en dudas debe ser hecha en forma percutánea. Siem-
diagnósticas. pre se deben incidir ampliamente la piel, el
tejido celular subcutáneo y todas las fascias
La presión normal de un compartimento en de los compartimientos musculares. Las heri-
reposo es de 0-8 mmHg. Las parestesias co- das se dejan abiertas para hacer cierre prima-
mienzan a aparecer entre los 20-30 mm de rio tardío una vez hayan cedido los síntomas,

169
GUÍAS PARA MANEJO DE URGENCIAS

usualmente en una semana, o, en casos ex- 3. McQueen MM. Acute compartment syndrome in
tremos, cierre por segunda intención. tibial diaphyseal fractures, J Bone Joint Surg 1996;
78: 95–98.
4. Ovre S, Hvaal K, Holm I. Compartment pressure
in nailed tibial fractures. A threshold of 30 mmHg
LECTURAS RECOMENDADAS for decompression gives 29% fasciotomies. Arch
Orthop Trauma Surg 1998; 118:29–31.
1. Gelberman RH. Acute compartment syndromes of 5. Perron AD, Brady WJ, Keats TE. Orthopedic pitfalls
the forearm: diagnosis and treatment. Clin Orthop in the ED: acute compartment syndrome. Am J
1981; 161:252–261. Emerg Med 2001; 13:413-416.
2. McQueen MM. Compartment monitoring in tibial 6. Tiwari A. Acute compartment syndromes, Br J Surg
fractures: the threshold pressure for decompre- 2002; 89:397–412.
ssion. J Bone Joint Surg 1996; 78: 99–104.

170