Vous êtes sur la page 1sur 13

INTRODUCCION

El neoliberalismo ¿Acierto o desacierto? ¿Bueno o malo? ¿Fortuna o


desgracia?.

Este ensayo es una aproximación, al neoliberalismo en México debido a que es


un tema que se ha abordado continuamente, pero de manera imprecisa lo que
ha provocado muchas conclusiones, sobre todo entre la gente común y
corriente. Estas reflexiones pretenden, en primer lugar, aclarar mi propia razón
¿qué se entiende por neoliberalismo?, ¿cuáles son sus antecedentes teóricos?
¿es lo mismo el modelo neoliberal que la política neoliberal?

Este trabajo lo he dividido en cuatro apartados, el primero se refiere a los


aspectos teóricos del neoliberalismo, el segundo a las características del
neoliberalismo en el país, el tercero a los resultados de la aplicación de
medidas de política económica neoliberal en México y el cuarto a una
propuesta que hago de una política económica que no esté basada en la
corriente neoliberal; esto es, un proyecto estratégico nacional.

I.ASPECTOS TEÓRICOS DEL NEOLIBERALISMO

EI neoliberalismo económico es una corriente que se basa en el liberalismo que


surgió en la segunda mitad del siglo XIX, su principal representante es Adam
Smith, quien en su obra: “Investigación sobre la naturaleza y causa de la
riqueza de las naciones”,mejor conocida como “La riqueza de las naciones”,
publicada en 1776, nos presenta los tres principios fundamentales del
liberalismo económico:

a) Libertad personal.
b) Propiedad privada.
c) Iniciativa y propiedad privada de empresas.

Adam Smith decía que cada capitalista al buscar su propio beneficio buscaba el
de los demás por lo que no se requería de la intervención del Estado en la
economía. Pensaba que la economía estaba regida por una “mano invisible”,
es decir, tenía un orden natural, por lo cual el Estado lo que debía hacer era no
intervenir en asuntos económicos. Así mismo afirmaba que las actividades del
Estado debían reducirse al mínimo y su política propiciar el “laisser faire, laisser
passer”(el dejar hacer, el dejar pasar).

De esta forma los deberes del Estado, según el propio Smith, deberían ser:

A.Proteger a cada miembro de la sociedad de la injusticia y opresión de otro


miembro de la sociedad, es decir una auténtica administración de justicia.
B.Sostener a las instituciones públicas.
C.Realizar obras de infraestructura que por no ser de lucro no interesan a la
iniciativa privada.

Esto significa que el liberalismo económico, también conocido como “laisser


faire”, tiene algunas restricciones económicas por parte del Estado, e inclusive
hay intereses superiores a los del individuo coma la defensa del país de
cualquier agresión externa, la salud publica y la moral publica.

Debido a la crisis capitalista de l929 y sus efectos a nivel mundial en 1936,


John Maynard Keynes critica las ideas de Adam Smith; en su libro “Teoría
general sobre la ocupación, el interés y el dinero” recomienda la intervención
del Estado en la economía, con la finalidad de propiciar y fomentar la inversión
y en consecuencia la producción, el empleo y la demanda con el objeto de
retardar la llegada de la crisis económica. A sus ideas se Ie conocen como
“keynesianismo” y estuvieron en boga desde 1936 hasta la década de los 60.

El keynesianismo fue refutado por varios autores (como Milton Friedman)


quienes, basados en el neoliberalismo, se oponían a la intervención del Estado
en la economía porque tenia, y continua teniendo, muchos efectos negativos
para la sociedad, en especial la política económica keynesiana.

A esta nueva corriente de pensamiento económico, que se opone a la


intervención del Estado en la economía, se le conoce como “neoliberalismo
económico”. Su principal planteamiento afirma que el libre mercado es el único
mecanismo que asegura la mejor asignación de recursos en la economía y, en
consecuencia, promueve el crecimiento económico; por lo tanto, se debe
fomentar el libre mercado sin restricciones estatales.

En las décadas de los 80 y 90 el neoliberalismo se reafirma como una clara


oposición a los excesos, abusos y corrupciones del intervencionismo estatal,
que por otro lado no tiene limitaciones o controles por parte de la sociedad. En
los 80 Margaret Tatcher en Inglaterra y Ronald Reagan en Estados Unidos,
ponen de moda al neoliberalismo al aplicar en sus países políticas económicas
basadas en esta corriente; es decir políticas económicas neoliberales.

Algunas características teóricas del modelo neoliberal provienen de F. Hayek y


M. Friedman, entre ellas destacan:

Se basa en el principio de “laisser faire” (dejar hacer).


La libre competencia del mercado.
El Estado no debe intervenir en la economía, solo debe garantizar a libre
competencia del mercado y estimularla.
La libre circulación de las mercancías, capitales y personas entre los países y,
en consecuencia, evitar tanto el proteccionismo como estimular la apertura
hacia el exterior del comercio y las nuevas inversiones.
El Estado debe deshacerse de sus empresas y por lo tanto debe venderlas a
los empresarios del país y del extranjero.
Tiene prioridad el mercado mundial, más que el mercado interno.
Los objetivos básicos de la política económica son el crecimiento económico,
pero con equilibrio financiero, comercial y gubernamental.

Otro planteamiento importante del neoliberalismo económico es la apertura


comercial; esto es la libertad de comerciar entre los distintos países sin ninguna
restricción o limitación de tipo económico o de otro tipo, que es el mismo
planteamiento del Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio
(GATT), ahora Organización Mundial del Comercio (OMC).

Con base en estos planteamientos teóricos, así como cuestiones ideológicas y


de mercadotecnia, cada país, o más bien el grupo gobernante de cada país, ha
ido construyendo su modelo neoliberal. En este caso se habla de este modelo
no desde el punto de vista teórico científico, sino como un modelo ideal; es
decir del deber ser, que no explica la realidad sino la justifica; pretende hacer
pasar corno real, lo que no es real y muchas veces se queda en el discurso de
quienes elaboran el modelo.

II.CARACTERISTICAS DEL NEOLIBERALISMO EN MEXICO

Con base en las características teóricas de la corriente neoliberal, se ha ido


estructurando el o los modelo(s) neoliberales, lo que a su vez ha permitido a los
diversos
países aplicar medidas de política económica basadas en este tipo de modelo;
en consecuencia a esta política económica se califica de neoliberal.

Características de la política económica neoliberal.

En el caso mexicano se habla de neoliberalismo a partir del sexenio de Miguel


de Ia Madrid (1982-1988); que continua en el de Carlos Salinas de Gortari
(1988-1994) y en lo que fue el de Ernesto Zedillo (1994-2000) al igual que en el
periodo de Vicente Fox (2000-2006) y en lo que va del Calderinismo (2006-
2009).

Con base en estos planteamientos se puede hablar del neoliberalismo


mexicano que es la corriente que predomina en los círculos gubernamentales y
que se ha aplicado en forma puntual y rigurosa en el país. Es decir, el modelo
económico neoliberal se manifiesta en la política económica neoliberal a la
mexicana.

Por otra parte, nuestro país en la década de los 80, deseaba insertarse en la
economía mundial, por lo cual necesitaba abrir la economía al mercado
mundial; la estrategia que se siguió fue la incorporación de México al GATT
(Acuerdo General sobre Aranceles Aduaneros y Comercio) y después al TLC
(Tratado de Libre Comercio) con Estados Unidos y Canadá.

Otro elemento estructural de la economía mexicana de las tres ultimas


décadas, además de la globalización, es la exagerada dependencia externa, en
particular de Estados Unidos. Una de las graves manifestaciones de esta
dependencia es la elevada deuda externa, debido a ello nuestro país ha tenido
que recurrir al Fondo Monetario Internacional (FMI) y al Banco Mundial (BM),
instituciones con las que el gobierno mexicano ha firmado cartas de intención
en las que se compromete a seguir una política económica de corte neoliberal y
dar concesiones al capital externo.
De esta forma, de acuerdo con las investigaciones realizadas, el neoliberalismo
económico que se aplica en México tiene varias características entre las que
destacan:

A.En buena medida es impuesto por el exterior y en especial por el FMI.


B.Es un neoliberalismo autoritario porque lo aplica el Estado, sin consultar a los
principales grupos económicos del país.
C.Es centralizado porque el gobierno no toma en cuenta las necesidades y
características económicas de las diversas regiones y estados del país.
D.Favorece en primera instancia a los grandes capitales externos y en segundo
lugar a los grandes inversionistas nacionales, especialmente del área
financiera.
E.Es un neoliberalismo incompleto porque no deja en libertad todas las fuerzas
del mercado, el Estado ejerce controles y limitaciones en los aspectos que
considera conveniente. Por ejemplo los salarios están sujetos a controles y por
lo general no rebasan cierto porcentaje, en tanto que el gobierno aumenta en
forma desproporcionada los precios de los bienes y servicios estatales.
F.El gobierno se convierte en juez y parte y decide qué bienes y servicios están
sujetos a control y cuáles se liberan. El ejemplo son los salarios mínimos que
no están fijados al libre juego de la oferta y la demanda.
G.Se basa en una apertura comercial indiscriminada, dejando sin ninguna
protección a muchas actividades productivas y comerciales internas. Ejemplo:
la industria juguetera.
H.Depende en exceso del capital externo y en especial de la inversión
extranjera, a la que tiene que darle muchas facilidades. Revísese el caso del
sistema financiero.
I.Favorece una privatización y reprivatización de prácticamente todas las
actividades económicas que realiza el Estado, sin tornar en cuenta las
características de las empresas a privatizar, ni de los grupos adquirientes. Se
ha favorecido a grupos ligados a la esfera política.
J.Ha polarizado a la sociedad mexicana porque el ingreso se ha concentrado
en muy pocas manos en tanto que la mayoría no cuenta con ingresos
suficientes para satisfacer sus necesidades. El número de mexicanos en la
extrema pobreza se ha incrementado en los últimos años, de acuerdo con
cifras del INEGI.
K.Se basa en la corriente neomonetarista la cual afirma que al resolver los
problemas monetarios del país se ayuda a resolver todos los problemas
económicos.
L.Es injusto porque favorece a los grupos e individuos económicamente más
poderosos en perjuicio de los millones de personas que se encuentran
desprotegidos y que no tienen capacidad adquisitiva suficiente para intervenir
ni en el mercado ni en decisiones económicas importantes. Más de 45 millones
de mexicanos están fuera del mercado porque no tienen capacidad de compra.
M.A través del neoliberalismo el Estado pretende impulsar la modernización del
país sin tomar en cuenta las consecuencias negativas.
N.El neoliberalismo económico aplicado en México se basa en un modelo
teórico concebido por la burocracia estatal que choca contra la realidad en que
vivimos más de 96 millones de mexicanos y no la realidad de unos cuantos que
tienen el poder económico. Es una visión parcializada de la realidad.
Esta política económica neoliberal lleva más de 25 años de aplicarse en el país
y con base en las criticas que ha hecho el presidente Calderón al
intervencionismo estatal, lo más seguro es que se sigan aplicando por lo
menos durante lo que resta del sexenio.

Para hacer un análisis más puntual de estos veinticinco años de neoliberalismo


en México, a continuación se señalan las que a mi juicio son los principales.

III.RESULTADOS DE LA APLICACIÔN DE MEDIDAS DE POLITICA


ECONOMICA NEOLIBERAL DE MEXICO DE 1982 A LA FECHA

Para revisar los resultados se analizan algunos indicadores macroeconómicos


del periodo neoliberal y se plantean algunas características que se observaron:

En primer lugar, la producción nacional, medida por el Producto Interno Bruto


(PIB), sólo aumento 1.9% en promedio anual de 1983 a 2004, en tanto que la
población creció en 3.2% promedio anual, lo cual significa que el producto per.
capita disminuyo en el mismo periodo El crecimiento económico fue muy bajo y
no hubo desarrollo.

La producción agropecuaria incluida a agricultura, la ganadería, la silvicultura y


la pesca solo se incremento en 1.5% en promedio anual, en el mismo periodo
de 1983 a 2004, por lo que no alcanza para satisfacer las necesidades de la
creciente población y se tienen que importar miles de toneladas de productos
agropecuarios, en especial alimentos. Se habla en la actualidad de una gran
crisis agrícola.

El abandono del campo por parte de la estrategia neoliberal se refleja en un


bajísimo crecimiento de la agricultura, solo 0.8% en promedio anual en el
mismo periodo.

El sector industrial, que tradicionalmente había sido el más dinámico de la


economía nacional con tasas de crecimiento superiores al 7%, solo crece 3.4%
en promedio anual en el periodo neoliberal.

Algunos autores hablan incluso de un proceso de desindustriatizacion porque


muchas empresas en especial las micro, pequeñas y medianas han quebrado
debido a la fuerte competencia que no han podido enfrentar.

Destrucción de la planta productiva y exagerada explotación de muchos


recursos naturales, ya que la producción y explotación de recursos se basa en
las necesidades del exterior, sin importar las consecuencias para el país como
puede ser la destrucción y contaminación del medio ambiente. Ejemplo: ventas
masivas de petroleo al extranjero a precios bajos.

Orientación de la economía nacional hacia el sector externo, con lo que se


descuidan las necesidades del mercado interno. Se fomentan actividades que
tengan potencial exportador y se apoya a las empresas exportadoras quo no
pasan de ser más de 200 grandes empresas, aunque esto no sucede con miles
de empresas que producen para el mercado interno. Tal pare ce que la política
económica neoliberal solo funciona para estas empresas.

Se depende mucho del capital extranjero, en especial de la inversión extranjera


directa que paso de 11,470 millones de dolares en 1983 a 978,271 en 2004,
con lo cual tuvo un crecimiento de 982.4 %, o sea creció 9.82 veces. Existe
cada vez mayor necesidad de capital externo debido a que mucha inversión
extranjera es especulativa y va a dar a la bolsa de valores.

La deuda externa total del país paso de 84,800 millones de dolares a fines de
1982, a más de 165,700 m.d.d. en diciembre de 1997, con lo cual tuvo un
crecimiento del 95.45 por ciento en ese periodo.

En el periodo de fines de 1982 a 1997, el país pago 208,765 m.d.d. por


concepto del servicio de la deuda; es decir, prácticamente ya se pago la deuda
externa, aunque continuamos debiendo más de 165,700 millones de dolares.

Existe una mayor dependencia económica con respecto a Estados Unidos, por
lo que la economía mexicana se esta desnacionalizando al entregar una parte
importante del patrimonio nacional al capital extranjero, representado por
grandes compañías transnacionales que tienen diversas formas de
penetración, incluyendo inversión extranjera en bancos.

La economía nacional se ha privatizado y reprivatizado, pasando recursos y


patrimonio del Estado a la iniciativa privada como es el caso de Teléfonos de
México y los bancos; lo que a su vez ha provocado una mayor concentración
económica y una creciente monopolización en manos tanto nacionales como
extranjeras.

Aumento del desempleo y subempleo, lo que ha provocado el incremento de la


economía informal, en especial del comercio ambulante. Más del 50% de la
población económicamente activa se encuentra en la economía informal.

Polarización del ingreso, lo que ha ocasionado el aumento de la pobreza y la


marginación debido a que unos pocos han acaparado mucha riqueza y
recursos, en tanto que muchos pobres cuentan con muy pocos recursos.

Las crisis económicas son recurrentes y más frecuentes, causando mayores


daños, como la de diciembre de 1994 que provoco graves problemas en 1995 y
de la que todavía no se recupera del todo el país y las tendencias apuntaban
que habría una nueva recesión a fines de 2008.

Se han establecido topes salariales que reducen la capacidad adquisitiva de


miles de asalariados, lo que ha disminuido el mercado interno y además ha
provocado disminución de la producción y las ventas y, en consecuencia, baja
de ganancias para productores y comerciantes. Se descuida el mercado interno
y se apoyan las actividades relacionadas con el exterior.

El sector publico ha buscado reducir sus gastos y aumentar sus ingresos sin
importar los costos sociales, lo que ha provocado que baje el déficit publico a
costa del aumento de impuestos y precios de los bienes y servicios públicos y
de la baja del gasto social en educación, salud, vivienda, ecología e
infraestructura. Situación que ha empeorado por los recortes al presupuesto
publico en 1998 hasta pasando el 2006.

Debido a la creciente injusticia social, mucha gente se ha manifestado en


contra de las políticas neoliberales, lo que se ha traducido en marchas, mítines,
paros, protestas, huelgas de hambre y otro tipo de manifestaciones.

El gobierno ha dado muchas facilidades al capital financiero no productivo tanto


nacional como extranjero que ha incrementado sus ganancias pero que realiza
inversiones de corto plazo en forma especulativa y que no benefician al país.

La política económica neoliberal ha sumido en el atraso a muchas actividades,


regiones, grupos y personas y solo ha beneficiado a unos cuantos, sobre todo
a los que están insertados en actividades de exportación para el mercado
externo. Véase el gran atraso de Oaxaca y Chiapas.

A pesar de todo lo que so ha dicho, somos Un país de grandes contrastes


como lo demuestran los indígenas de Chiapas y otras partes del país, por un
lado; y por el otro el avance de zonas como Monterrey, Guadalajara y el D.F.

Padecen desnutrición 24 millones de personas que representan el 26.3% de la


población total, además es una de las principales causas de muerte en el país.
Aunque según otras investigaciones 45 millones de mexicanos no cuentan con
capacidad para cubrir los requerimientos mínimos alimenticios; mas de 20
millones de mexicanos están en pobreza extrema.

Las fuerzas de mercado y la política económica neoliberal por si solas han sido
incapaces de promover la modernización, la productividad, a competitividad y el
desarrollo tecnológico que tanta falta hacen en el país.

Aunque se ha disminuido la inflación, gracias a las políticas de estabilización,


no se ha recuperado la capacidad de crecimiento económico que este año
sufre los efectos de la calda del precio del petróleo.

La liberación económica, la desregulación y la privatización se han dado en un


contexto que no ha permitido el desarrollo de la producción con estabilidad de
precios. Asimismo, la política del tipo de cambio es muy incierta y no hay
condiciones favorables que propicien inversiones productivas de largo plazo,
por lo que están retrasando la recuperación económica. Sigue habiendo
diferencias entre la política monetaria y cambiaria del Banco de México y la
política económica de la SHCP.

El libre mercado no ha logrado que los sectores y ramas productivas que se


han privatizado se modernicen y desarrollen. Las inversiones privadas no han
generado mayor competitividad, además de que no invierten en capacitación
de la mano de obra. El ejemplo son los bancos y las carreteras que no han
mejorado por ser privados.
Por su parte, el sector publico ha disminuido en forma drástica sus inversiones,
la que ha provocado estancamiento y deterioro en obras de infraestructura que
son fundamentales para que el país se modernice y aumente su competitividad.

La economía nacional se ha vuelto muy vulnerable y muchas decisiones en


materia económica so toman en el corto plazo, dejando de lado proyectos de
largo plazo que tiendan a revertir las tendencias negativas en lo
macroeconómico y en lo macroeconómico. Se debe aprender de experiencias
negativas como la caída del precio del petróleo.

En síntesis, la aplicación del modelo neoliberal en México no ha permitido que


el desarrollo socioeconómico del país se traduzca en mejores condiciones de
vida para un mayor numero de mexicanos.

Es importante señalar dos opiniones de destacados autores que han estudiado


el fenómeno neoliberal en México.

“Los problemas actuales de la economía mexicana se derivan no solo de


modelos fallidos de crecimiento que han predominado en el país, sino que han
sido agudizadas por las políticas de ajuste y de apertura comercial y financiera
que se han venido instrumentando en los últimos años” (Arturo Huerta).

“El modelo neoliberal ha llevado al país en 25 años, al desmantelamiento de la


planta productiva, al agotamiento de las reservas económicas y a la ruina
generalizada de las clases laborantes” (Raymundo Ramos).

Con los elementos aportados hasta ahora se puede responder a las preguntas
iniciales afirmando que el neoliberalismo en México es un modelo inviable y
que su aplicación ha sido un fracaso porque no ha propiciado el desarrollo
socioeconómico del país.

IV.PROPUESTA DE UN PROVECTO ESTRATEGICO NACIONAL

Con base en estas ideas, que buscan reflexionar acerca de nuestra realidad
económica, queda claro que la aplicación de políticas y modelos neoliberales
que se han realizado en nuestro país desde hace por lo menos 25 años no son
una respuesta a los graves problemas económicos que padece nuestra nación
y que inclusive han agravado dichos problemas. Pero tampoco pensamos que
el estatismo autoritario, centralizado, corrupto y burocrático, que se aplicaba en
el país antes de 1982, tenga que volverse a poner en práctica.

La discusión no debe plantearse entre libre mercado y estatismo en forma


absoluta y abstracta, pues ambos extremos son peligrosos y han causado
muchos problemas e injusticias que a se siguen padeciendo. Por esta razón
muchos estudiosos, empresarios, inversionistas y publico interesado nos
preguntamos ¿no hay otra salida? ¿No es posible aplicar otro tipo de medidas
que reactiven la planta productiva, la inversión, los salarios? ¿Cuales son las
opciones que se tienen? ¿Es cierto que el único camino es el que ha
emprendido el gobierno?
Pienso que si hay otras salidas y otras opciones, aunque para ello se requiere
una profunda transformación del modelo de política económica que se ha
aplicado en los últimos años en nuestro país.

Por lo expuesto anteriormente, en este apartado intento hacer una propuesta


de aplicación de una nueva política económica en el que tengan cabida los mas
de 110 millones de mexicanos que somos; una política económica que tenga
como objetivo prioritario el desarrollo socioeconómico del país, que busque
mejorar las condiciones de vida (alimentación, educación, salud y vivienda) de
mayor número de mexicanos. Las bases de esta nueva política económica
alternativa que propongo, son las siguientes:

1.Medidas de impulso, protección y desarrollo de la planta productiva, tanto la


que se destina al mercado interno como al externo.

2.Medidas para proteger e impulsar el empleo, en especial en el sector


agropecuario y en el industrial con énfasis en la micro, pequeña y mediana
empresa. Políticas fiscales y salariales.

3.Medidas para fortalecer el mercado interno, es decir, sin descuidar el fomento


a las exportaciones, es necesario impulsar y expandir un mercado nada
despreciable de mas 110 millones de personas.

4.Medidas para evitar la concentración y acumulación de ingreso en pocas


manos y medidas que propicien la redistribución del ingreso a favor de las
capas más desfavorecidas de la sociedad.

5.Medidas para evitar la fuga de capitales de mexicanos.

6.Canalización de mayores recursos a la educación, la salud, la vivienda, la


ecología, es decir incremento del gasto publico social sin recurrir al déficit.

7.Medidas para incrementar la eficiencia productiva que permita elevar la


productividad y competitividad y que mejore el nivel de vida de los trabajadores.

8.Renegociar el pago del servicio de la deuda externa de acuerdo con la


capacidad de crecimiento de la economía.

9.Apoyo a un proyecto de desarrollo sustentable e incluyente.

Todo esto se debe y se puedo hacer con una visión de largo alcance,
reflexionando como queremos que sea nuestro país dentro de 30 años para
empezar a trabajar por ese México que deseamos. Para esto se requiere, más
que buena voluntad, acciones concretas a partir de ahora para que lo deseado
se haga realidad.

En este sentido, me uno a la propuesta del Sr. Alejandro Marti, presidente del
Grupo Marti que plantea”... ¡si no pueden renuncien! ¿votar? si, pero por
candidatos que se comprometan ante notario publico en donde establezcan un
proyecto estratégico nacional de gran visión y largo alcance, claro, sostenido y
congruente para desterrar la inestabilidad e incertidumbre social y las crisis
económicas recurrentes”.

Lo que propongo es que los mexicanos nos pongamos a trabajar desde ahora
para lograr el país que queremos para el 2020 o el 2030. En primer lugar se
tiene que definir un proyecto estratégico nacional que contenga puntos
mínimos en los que estamos de acuerdo la mayoría de los mexicanos, respecto
a la economía, la política y la sociedad. Para poder realizar este proyecto se
debe cambiar la mentalidad de nuestros gobernantes y, sobre todo, se debe
modificar el espectro político del país que permita tanto una mayor participación
ciudadana como una mejor democracia.

Además de los elementos ya mencionados, el proyecto debe abordar los


siguientes aspectos:

a.Combate frontal a la corrupción y deshonestidad en todos los niveles, en


especial en el sector público

b.Basarse en el nacionalismo que parta de la satisfacción de las necesidades


de todos los mexicanos sin perder de vista nuestra participación internacional
en los distintos frentes (globalización).

c.Aplicar medidas de política económica que permitan el crecimiento y


fortalecimiento de la planta productiva. Tener como uno de los objetivos
prioritarios del proyecto, el crecimiento del sector agropecuario y del sector
industrial, en especial en la micro, pequeña y mediana empresa. Para lo cual
se debe fomentar la inversión productiva a través de medidas de política fiscal,
crediticia y otras.

d.Realizar una profunda reforma fiscal que permita al Estado captar mas
recursos y canalizarlos a actividades prioritarias. Se sugiere gravar las
actividades especulativas de la Bolsa, gravar a los que se encuentren en la
economía informal y dar subsidios directos a los que producen para el mercado
nacional, asi como a los asalariados y campesinos do bajos ingresos.

e.Renegociar la deuda externa con los acreedores, de tal forma que se pague
conforme a las condiciones reales de la economía.

f.Poner en práctica un control de cambios flexible, de tal manera que se evite la


salida de divisas del país hacia el exterior.

g.El proyecto debe contemplar un profundo cambio al sistema educativo


nacional, que se cree uno nuevo, que permita elevar la calidad de la educación
y la capacitación en todos los niveles. Por ello será importante involucrar a la
iniciativa privada.

Basarse en un desarrollo sustentable e incluyente en el que tengan cabida


todos los mexicanos y se realice una explotación racional y adecuada de los
recursos naturales que permita elevar el nivel de vida de todos los habitantes
del país, en especial los mas desprotegidos.
Algunas personas interesadas en el tema, pensamos que es conveniente que
este proyecto estratégico nacional este plasmado en la Constitución; es decir,
que también hace falta una transformación de la Constitución política así como
de leyes principales y secundarias, de tal forma que se adecue a la realidad y,
principalmente, a las aspiraciones de los mexicanos.

En fin, pienso que la solución esta en nuestras manos: del gobierno, partidos
políticos, universidades, organismos no gubernamentales y sociedad en
general. Algun dia en la clase de “Historia del pensamiento economico y
politico” que tome con el profesor Jorge Cossio Alarregorreta nos decía: “Las
metas de la política económica a largo plazo deberían ser: crecer mas y
distribuir mejor”.

De nosotros depende qué tipo de país queremos para el siglo XXI y, sin duda
alguna, queremos un México democrático, justo, desarrollado y seguro, con
mejores condiciones de vida para todos los mexicanos y que entre por la puerta
grande al concierto de naciones. La política económica debe ser el hilo
conductor para lograr estas aspiraciones. La política económica neoliberal
mexicana es: centralizada, incompleta, injusta y depende en exceso del capital
externo.

A TITULO PERSONAL

En algún tiempo en el me paseaba por la FES Acatlan , a la que cada vez iba
menos, veía las paredes llenarse de montones de papelitos y mantas a favor
del socialismo, otros más diciendo que el neoliberalismo ha destruido a México
y al mundo. Lo que me hacia preguntar ¿Qué tanta verdad hay en esa
premisa? Pues según mi muy particular punto de vista ¡ninguna!!! porque en
primera, México no ha tenido ningún gobierno neoliberal, es más, ni siquiera
han llegado liberales al país. Se nos enseña en la escuela y en la televisión que
el período neoliberal comenzó con el presidente Miguel de la Madrid, que
recibió al país atacado por la sombra de la hiperinflación debida a la economía
tan exageradamente petrolizada en el sexenio anterior, con la banca recién
nacionalizada, y con los salarios aumentados por decreto (…no me refiero a
Venezuela aunque lo parezca) con lo que se disparó la inflación y la pobreza al
mismo tiempo. Principalmente lo que hace este presidente es privatizar muchas
empresas públicas y comenzar con una apertura del mercado; México se unió
al GATT. En teoría esto parece muy liberal, pero una economía liberal no es
sólo una que se abre al mercado y que privatice todo: lo mismo hacen los
socialdemócratas ahora, muchos están a favor de la privatización de ciertas
empresas. De cualquier forma la banca seguía nacionalizada, lo cual implicaba
que el gobierno tendría forzosamente gran participación en los procesos
económicos; esto lejos de ser "neo" liberalismo parece más keynesianismo o
capitalismo de Estado.

Luego llegó Carlos Salinas, el demonio para muchos mexicanos, que siguió
con las privatizaciones y con la firma del Tratado de Libre Comercio con
Estados Unidos y Canadá. Se privatizó la banca nuevamente y ya para finales
de su sexenio los bancos internacionales llegarían a establecerse a México.
¿Dónde está el fallo? Sucede que para ese tiempo se tenía algo llamado el
"precio pacto", un libro podía costar realmente $100, pero el precio pacto era
de $90: un control de precios bastante agradable. Por otro lado, al peso
mexicano se le tenía controlado, "pendiendo de unos alfileres", para que éste
no se devaluara, o al menos para que la gente no lo notara, y mucho menos
con el furor de los nuevos pesos donde al peso viejo se le quitaron unos
cuantos ceros (lo mismo pretende hacer Chávez en Venezuela). Cuando
Salinas se va y entra Zedillo el nuevo presidente decide informar a los
inversionistas que se venía una devaluación inevitable, ante eso
automáticamente hubo una enorme fuga de capital en el país que se quedó sin
dinero para pagar sus deudas. La inflación que estaba en 10% para diciembre
del 94, para diciembre de 95 se dispara a 51%.

Según lo que sé sobre liberalismo económico en ningún postulado se habla de


controlar precios o de maquillar a la moneda para que no se vea que se está
devaluando a pasos agigantados. Se plantea el Estado mínimo, y una
característica muy fuerte en México incluso hasta la fecha, es que ni en el
período "neoliberal" el Estado ha dejado de meterse en la economía. Los
impuestos siguen ahí y se han venido creando nuevos gravámenes en todos
los sexenios. A mí más bien me parece que México ha sufrido de un
capitalismo de Estado endulzado, light, del cual nuestros gobernantes no se
quieren despegar. Por ejemplo, aquí en la capital se va a implantar el seguro
de desempleo, una de las tantas características del Estado de bienestar que
tanto predican los "neoestatistas" de Europa. Aquí se están expropiando
muchos predios. Se acaba de crear un impuesto sobre la gasolina y otro para
los depósitos bancarios mayores a $25,000.

¿Dónde está el mentado neoliberalismo? Si así fuera me parece que el


gobierno no estaría tan metido en la economía, no se estaría fortaleciendo de
manera tan absurda al ejército y la fuerza pública, no se hubiera controlado el
precio de las tortillas, no se planearía una reforma fiscal que tiene como único
propósito recaudar más por medio de más impuestos, no habría reformas
electorales que atentaran contra la propiedad privada. El "neoliberalismo" no es
sólo económico, es social también. En la década de los 80 México estaba a la
merced de la clase política, las elecciones eran un constante fraude, una
dictadura por parte de un partido de Estado muy bien maquillada para que
pareciera democracia, la burocracia (al igual que ahora) era terriblemente
fuerte, la televisión estaba controlada por el gobierno así como las opiniones, el
servicio militar era (y es) obligatorio. Y si los gobernantes están convencidos de
que eso es neoliberalismo, pues qué poca capacidad mental tienen, porque de
ser neoliberales estaríamos discutiendo sobre una reducción en el gasto
público, de un ISR de taza única, de una verdadera competencia privada y no
monopólica como la de ahora. Por eso, que no sorprenda que sigamos
creciendo a un pírrico 3% y eso a duras penas. Claro, un crecimiento enorme
tampoco es garantía de nada, miren a Venezuela que ha crecido como 8.8% en
la primera mitad del año (controles de precio, aumento por decreto de los
sueldos, economía dependiente del petróleo, inflación de 20%, crisis segura de
aquí a unos años), y aún así los venezolanos medianamente pensantes saben
que es un castigo vivir bajo esas condiciones, pero eso es harina de otro costal.
Así que para mis profesores, compañeros, y gente que aún crea que México
alguna vez ha sido neoliberal (haciendo gala de la pérdida de la sutileza): no
jodan... Mientras, mejor me pongo a buscar el tema de “Neoliberalismo en
México” que es de lo que me pidieron hablar según alguna bibliografía y eso
haré, pido disculpas de ante mano si al final de mi comentario me conduzco
con una falta de tacto que pueda ofender o agredir a algún lector.