Vous êtes sur la page 1sur 4

PROVIDENCIAS PRECAUTORIAS Y EJECUCION DE LAS OBLIGACIONES

TRIBUTARIAS
UNAH Derecho Administrativo Especial

MEDIDAS CAUTELARES

PROCEDENCIA Y REQUISITOS.
En cualquier proceso el demandante o el demandado reconveniente podrán solicitar las
medidas cautelares necesarias y apropiadas para asegurar la efectividad y el cumplimiento de
la sentencia que recayera. Sin perjuicio de lo dispuesto en este Código respecto de los
procesos no dispositivos, las medidas cautelares se decretarán siempre a petición de parte; se
adoptarán, además, bajo la responsabilidad de quien las solicite y sólo podrán afectar a bienes
o derechos de las partes del proceso.

MOMENTO PARA SOLICITAR LAS MEDIDAS CAUTELARES.


Las medidas cautelares se podrán solicitar y adoptar en cualquier estado del proceso, e incluso
antes de haberse iniciado. En este último caso, las medidas cautelares caducarán de pleno
derecho si no se presentare la demanda dentro de los diez (10) días de cumplidas,
condenándose en tal caso al peticionario al pago de todos los gastos del proceso y de los
daños y perjuicios causados.

MEDIDAS CAUTELARES ESPECÍFICAS.


Podrá solicitarse la adopción de las siguientes medidas cautelares:
1. El embargo preventivo de bienes;
2. La prohibición general de disponer o de celebrar actos y contratos sobre bienes específicos;
3. La intervención o la administración judicial de bienes productivos;
4. El secuestro de cosa mueble o semoviente;
5. La formación de inventarios de bienes, en las condiciones que el tribunal disponga;
6. La anotación preventiva de la demanda, y otras anotaciones regístrales si la publicidad
registral es útil para garantizar el cumplimiento de la ejecución;
7. La orden judicial de cesar provisionalmente en una actividad, abstenerse temporalmente de
realizar una conducta, o de prohibición temporal de interrumpir o de cesar en la realización de
una prestación que viniera llevándose a cabo;
8. La intervención y depósito de ingresos obtenidos mediante una actividad que se considere
ilícita y cuya prohibición o cesación se pretenda en la demanda;
9. El depósito temporal de ejemplares de las obras u objetos que se reputen producidos con
infracción de las normas sobre propiedad intelectual e industrial, así como el depósito del
material empleado para su producción y la consignación o depósito de las cantidades que se
reclamen en concepto de remuneración de la propiedad intelectual;
10. La suspensión de acuerdos sociales impugnados.

EJECUCION FORZOSA

DERECHO A LA EJECUCIÓN FORZOSA.


La ejecución forzosa tendrá la finalidad de hacer cumplir el contenido de un título y dotar de
efectividad a la tutela judicial otorgada. El litigante que hubiera obtenido a su favor ejecutoria,
podrá solicitar su cumplimiento forzoso de conformidad con las reglas que se establecen en
este Código.

2
UNAH Derecho Administrativo Especial

PRINCIPIO DE COMPLETA SATISFACCIÓN DEL EJECUTANTE.


La ejecución forzosa se llevará a efecto en los propios términos que figure en la ejecutoria. El
ejecutante tendrá derecho a ser indemnizado en los daños y perjuicios sufridos por
incumplimiento, dolo, negligencia o morosidad del ejecutado, así como por cualquier
contravención al contenido de la obligación que se ejecute. Sólo se pondrá fin a la ejecución
cuando haya quedado completamente satisfecho el derecho del ejecutante.

LÍMITES DE LA ACTIVIDAD DE EJECUCIÓN.


El contenido del título de ejecución determina los límites de la actividad ejecutiva. Serán nulos
los actos de ejecución que se extiendan a cuestiones no integradas en la pretensión debatida
en el proceso en que se constituyó el título o que contradigan su contenido. La nulidad de estos
actos se hará valer mediante los recursos de reposición y de apelación.

TÍTULOS DE EJECUCIÓN.
Son títulos de ejecución:
1) Las sentencias judiciales firmes de condena.
2) Las sentencias arbítrales firmes de condena.
3) Los acuerdos y transacciones judiciales aprobados y homologados judicialmente.
4) Las multas procesales impuestas por un tribunal.
5) Cualesquiera otras resoluciones judiciales que conforme a éste código u otras leyes, lleven
aparejada ejecución.

TÍTULOS NO EJECUTABLES.
Las sentencias de mera declaración y las constitutivas no podrán ser objeto de ejecución
forzosa. Cuando lo requieran por su contenido serán inscritas o anotadas en los Registros
Públicos correspondientes. No obstante lo anterior, podrá solicitarse la ejecución forzosa de los
pronunciamientos de condena contenidos en sentencias meramente declarativas o
constitutivas.

PROCEDIMIENTO PARA LA EJECUCIÓN FORZOSA

SOLICITUD DE EJECUCIÓN.
1. La ejecución forzosa se habrá de iniciar a instancia de parte ejecutante, por medio de un
escrito en el que se identificará suficientemente la persona contra la que se pretenda seguir la
ejecución, el título en que se funde, lo que se pretende obtener y las actuaciones ejecutivas que
se interesan. Se podrá añadir la mención de los bienes del ejecutado que puedan quedar
afectos a la ejecución si fueran conocidos por el ejecutante. Si no conociera bienes o no
conociera suficientes, podrá solicitar del juez las medidas de localización de los bienes
previstas en este Código.
2. En el caso de ejecución de dinero, se deberá indicar además la cantidad por la que se
pretende la ejecución, incluyendo en ella los intereses legales y pertinentes devengados hasta
el momento de la solicitud. Esta cantidad se podrá incrementar hasta un veinticinco por ciento
(25%) para cubrir el pago de los intereses devengados y las costas ocasionadas durante la
ejecución.

3
UNAH Derecho Administrativo Especial

DOCUMENTOS QUE DEBEN ACOMPAÑAR A LA SOLICITUD.


1. Deberá acompañarse el título cuya ejecución se pretenda, salvo que se trate de resolución
dictada por el propio juez, o de un acuerdo o transacción aprobada u homologada por él, en
cuyo caso bastará señalar el procedimiento del que derive.
2. Igualmente se acompañarán cuantos documentos exija la ley, y los que el solicitante
considere que son necesarios, útiles o convenientes para el adecuado desarrollo de la
ejecución.
3. Se acompañará el documento acreditativo de la representación si fuera otro el representante
que actuó en la primera instancia, y si se trata de la ejecución de títulos arbitrales. En otro caso,
bastará con remitirse a la representación ya acreditada.

ADMISIÓN DE LA EJECUCIÓN.
1. Se dictará mandamiento de ejecución si el juez estima que concurren los presupuestos
procesales, el título no presenta ninguna irregularidad y las actuaciones que se solicitan son
conformes con el título. Esta resolución no será susceptible de recurso alguno.
2. Si la solicitud no se ajustara a alguna de las condiciones expresadas en el numeral anterior,
se dictará auto expresamente motivado rechazando la ejecución.
3. Si los defectos observados en la solicitud fueran subsanables, se dará plazo no superior a
cinco (5) días para que el ejecutante las subsane. Si lo hiciera en el plazo, el juez dictará
mandamiento de ejecución. En otro caso el juez confirmará el auto rechazando la solicitud.
4. El auto que rechace la ejecución será apelable sin perjuicio que el ejecutante podrá hacer
valer su derecho en vía judicial si ello fuera posible conforme a derecho.

CONTENIDO DEL MANDAMIENTO DE EJECUCIÓN.


El mandamiento de ejecución determinará con precisión la persona contra la que se dirige, la
cantidad por la que, en su caso, se sigue, las actuaciones que se ordenan, incluido el embargo
de bienes, las medidas de localización de elementos patrimoniales del deudor, y cuantas
precisiones estime oportunas el juez para el mejor desarrollo de la ejecución.

NOTIFICACIÓN AL EJECUTADO.
El mandamiento de ejecución se notificará al ejecutado junto con una copia de la solicitud y de
sus documentos, quien podrá comparecer en cualquier momento, entendiéndose con él las
sucesivas actuaciones.

EFECTOS DE LA NOTIFICACIÓN AL EJECUTADO.


1. La ejecución supondrá la orden judicial al deudor de no poder disponer, limitar o gravar sus
bienes o derechos sin autorización judicial, orden que se anotará en los registros públicos
correspondientes, si a ello hubiere lugar. Cumplida la obligación de manifestación de bienes
suficientes, se levantará la prohibición general de disponer.
2. No surtirá efecto alguno en perjuicio del ejecutante, o de los responsables solidarios o
subsidiarios del ejecutado, la disposición a título gratuito, o la renuncia de los bienes o derechos
embargados, hecha por el ejecutado titular de aquéllos durante la subsistencia del embargo.
3. De no existir bienes suficientes, serán nulos todos los actos de disposición o renuncia
efectuados por el ejecutado desde el momento en que se solicite el inicio de ejecución.