Vous êtes sur la page 1sur 213

Estrategia nacional

para la vida silvestre


LOGROS Y RETOS PAR A EL DESARROLLO SUSTENTABLE
1995-2000

I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA


D IRECCIÓN G ENERAL DE V IDA S ILVESTRE
Ernesto Zedillo Ponce de León
Presidente Constitucional de los Estados Unidos Mexicanos

Julia Carabias Lillo


Secretaria de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca

Enrique Provencio
Presidente del Instituto Nacional de Ecología

Felipe Ramírez Ruiz de Velasco


Director General de Vida Silvestre

Leonel Lozano Domínguez


Director de Manejo, Monitoreo y Proyectos

José María Reyes Gómez


Director de Promoción, Desarrollo Regional y Operaciones de Campo

Pedro Esteban Díaz Díaz


Director de Gestión y Atención a Usuarios

Ma. Eugenia Mondragón Paredes


Coordinación de Información

Heriberto Martínez López


Coordinación Administrativa

AGR ADECIMIENTOS:
Fernando Tudela
Anthony Callenger
Hortensia Santiago
Omar Romero
Alejandro Mohar
Ileana Villalobos
Víctor Ramírez
Benjamín González

Ilustración portada: Juan Sebastián


Fotografías: Fulvio Eccardi
Javier de la Maza Elvira
Patricio Robles Gil

Primera edición: julio de 2000.


D.R. Secretaría de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca
Instituto Nacional de Ecología
Av. Revolución 1425, Col Tlacopac,
Delegación Álvaro Obregón, C.P. 01040, México, D.F.

Impreso y hecho en México.


Í NDICE

PRESENTACIÓN .................................................................................................... 7

I. ANTECEDENTES ............................................................................................... 9
1. Diversidad, patrimonio amenazado ........................................................... 12
2. El desarrollo sustentable como proyecto institucional .................................. 17
3. El Instituto Nacional de Ecología y las nuevas tareas ................................ 18
4. La constitución de una Dirección General de Vida Silvestre....................... 19

II. UN PROGR AMA DE LARGO PLAZO ................................................................... 23


1. Su objetivo ................................................................................................ 26
2. Sus instrumentos ....................................................................................... 27

III. UNA VISIÓN SOBRE LAS ESTR ATEGIAS, SUS LOGROS Y AVANCES ....................... 31
1. Las Unidades para la Conservación, Manejo y
Aprovechamiento Sustentable de la Vida Silvestre
y su integración en un sistema .................................................................. 31
Las UMA, una alternativa para la producción, diversificación,
preservación y obtención de recursos económicos ......................... 32
La integración de los elementos del SUMA,
el mejor esfuerzo para impactar positivamente
en la conservación .......................................................................... 35
La sustentabilidad para el otorgamiento
de tasas de aprovechamiento .......................................................... 40
2. Complementariedad con el Sistema Nacional
de Áreas Naturales Protegidas (SINAP) .................................................... 41
3. Conservación y recuperación de especies prioritarias ................................... 44
I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

4. Adecuación de instrumentos jurídicos ........................................................ 53


Ley General del Equilibrio Ecológico
y la Protección al Ambiente ............................................................ 54
Normas Oficiales Mexicanas ............................................................. 55
Reglamento Interno de la Secretaría .................................................. 56
Manual de Procedimientos para Autorizaciones,
Permisos, Registros, Informes y Avisos Relacionados
con la Conservación, Manejo y Aprovechamiento
Sustentable de la Vida Silvestre y Otros Recursos Biológicos ........ 56
Manual de Procedimientos para la Importación
y Exportación de Especies de Flora y Fauna Silvestre y Acuática,
sus Productos y Subproductos, así como para la Importación
de Productos Forestales, Sujetos a Regulación por parte de la
Secretaría de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca .......... 56
Acuerdos Secretariales ....................................................................... 57
La Ley General de Vida Silvestre ....................................................... 58
4
5. Modernización administrativa ................................................................... 61
La principal riqueza de la DGVS, sus recursos humanos ................... 63
Los recursos materiales ...................................................................... 66
Gestión pública y mejora regulatoria ................................................. 67
Desconcentración de funciones ......................................................... 71
Unidades que dependen de la DGVS ..................................................... 71
Desarrollo de programas interinstitucionales ................................... 74
6. Creación y consolidación de mercados ....................................................... 75
Circuito 1: aprovechamiento cinegético, pies de cría, mascotas
y aves canoras y de ornato .............................................................. 77
Circuito 2: actividades industriales y artesanales .............................. 80
Circuito 3: ecoturismo, espectáculos y exhibición ............................. 85
El valor de los servicios ambientales .................................................. 86
7. Cooperación y participación ...................................................................... 88
Las capacidades de vigilancia,
un ejemplo de participación social ................................................. 91
8. El desarrollo de convenios
de cooperación internacional .................................................................... 96
Convención México-Estados Unidos de América
para la Protección de las Aves Migratorias
y Mamíferos de Interés Cinegético ................................................. 96
C APÍTULO
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

Comité Conjunto México-Estados Unidos de América


para la Conservación de la Vida Silvestre ...................................... 96
Comité Trilateral Canadá-México-Estados Unidos
de América para la Conservación y Manejo
de la Vida Silvestre y Ecosistemas .................................................. 97
Comité Tripartita
México-Canadá-Estados Unidos de América .................................. 98
Plan de Manejo de Aves Acuáticas de Norteamérica (NAWMP) ........ 98
Programa Frontera XXI
México-Estados Unidos de América ............................................... 99
Comisión de Cooperación Ambiental (CCA) .................................... 99
Convención de Diversidad Biológica (CBD) .................................... 100
Convención Relativa a la Conservación de Humedales
de Importancia Internacional, Especialmente
como Hábitat de Aves Acuáticas (Ramsar, 1971) ......................... 101
Convención sobre el Comercio Internacional de Especies 5
Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES) ......................... 102
Algunas otras actividades de cooperación internacional ................. 103
9. Información, difusión y capacitación ....................................................... 103
El Sistema Automatizado de Trámites (SAT) .................................... 105
El Sistema de Información Básica (SIB) ........................................... 106
El Sistema de Información Documental (SID)................................. 107
Difusión de la información .............................................................. 107
Capacitación .................................................................................... 110

IV. RETOS Y PERSPECTIVAS ............................................................................... 111


1. Consolidación y beneficios ambientales y socioeconómicos ........................ 112
2. Hacia una gestión moderna y el uso sustentable ...................................... 113
Integralidad ..................................................................................... 114
Coordinación de proyectos e instrumentos
en un mismo programa y complementariedad
con programas paralelos y convergentes ...................................... 114
Fijación de un objetivo claro, metas específicas y medición
de resultados mediante indicadores apropiados ........................... 115
Corresponsabilidad en la aplicación de la política
y el desarrollo de las estrategias .................................................... 115
Aplicación efectiva de la legislación y normatividad ........................ 116
I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

Promoción de un nuevo federalismo a través


de la descentralización y la desconcentración ............................... 116
3. Recomendaciones particulares ................................................................. 116
Participación social y coordinación interinstitucional ..................... 117
Sistema de información ................................................................... 118
Nueva legislación ............................................................................. 118
Cultura, educación y capacitación ................................................... 119
Cuentas económicas y ambientales .................................................. 119
Participación de los poderes territoriales ......................................... 120
Política fiscal e instrumentos económicos ....................................... 120

ANEXOS ......................................................................................................... 123

6
C APÍTULO
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

PRESENTACIÓN
7

L
a vida silvestre de México, patrimonio de incalculable valor…
sentencia tantas veces dicha que nos obliga a ref lexio-
nar en torno a este recurso que no sólo pertenece a
los mexicanos de esta generación sino a la humanidad de to-
dos los tiempos. La mención de esta inmensa riqueza nos
obliga a pensar en complicados y milenarios procesos bioló-
gicos que han determinado la evolución humana y permiti-
do su permanencia como especie. De ahí la trascendencia de
su conservación.
Este legado biológico, producto de múltiples factores,
se caracteriza por una inmensa diversidad cuya variabilidad
y cuyas características colocan a nuestra nación como una
región especial. El alto grado de endemismos que presentan
las especies que conforman su biodiversidad aumentan aun
más la importancia de concentrar esfuerzos que deriven en
su preservación.
Pero esto no es todo. Por otro lado nuestro país ha
sido crisol de distintos esfuerzos del desarrollo social y eco-
nómico, que lo han llevado a un importante crecimiento
poblacional y a la búsqueda de alternativas productivas que
garanticen el bienestar de los mexicanos. Esta situación ha
enfrentado históricamente a la vida silvestre con la expan-
sión humana lo cual a su vez ha puesto en serios aprietos
a muchas especies y sus hábitat naturales.
I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

Al analizar esta circunstancia observamos dos esferas que


en principio se identifican como antagónicas por excelencia: por
un lado el desarrollo socioeconómico y por otro la permanen-
cia de natura, en donde el cuestionamiento por décadas ha sido
cómo permitir el desarrollo de una sin destruir a la otra.
De tal controversia surge el esquema de la sustentabi-
lidad, el cual asume como principio que dichas esferas no son
necesariamente contrarias y que ambas requieren estar inte-
rrelacionadas para garantizar su permanencia. Por un lado
la sociedad humana ha sido principio y evolución de esta di-
versidad biológica y, por otro, la vida silvestre necesita del
esfuerzo humano para subsistir, tomando aspectos como con-
trol de la contaminación, regulación de la producción, con-
trol de incendios, modificación de cuerpos de agua y
caudales, control de cambios climáticos, etcétera.
En esta inteligencia, la conservación de la biodiversidad
se identificó a partir de 1997 con un programa integral in-
8
merso en el escenario de los planes de SEMARNAP en don-
de destacan como una conexión permanente las siguientes
metas: la búsqueda del desarrollo productivo se debe fincar
en un ordenamiento claro que establezca límites para que las
esferas se integren y no se opongan; deben existir regiones
específicas en donde se pondere la protección al desarrollo;
la esfera de vida silvestre debe ser también partícipe del de-
sarrollo productivo como lo es la agroforestería y la pesca;
deben existir instituciones e instrumentos jurídicos suficien-
tes que resuelvan contradicciones, dictaminen sanciones y re-
gulen con claridad; la administración debe ser eficiente y
expedita; es imprescindible que la toma de decisiones se re-
suelva por consenso de la sociedad y que la integralidad de
los distintos proyectos contemple la coherencia y la efectivi-
dad en su realización.
De ese modo, el Programa de conservación de la vida sil-
vestre y diversificación productiva en el sector rural, México 1997-
2000, rinde a continuación un informe detallado sobre la
problemática, su génesis, sus logros, avances, retos y perspec-
tivas, mismos que ponemos a consideración del lector.
A pesar de la complejidad y densidad del tema, el do-
cumento ha sido diseñado para que sea accesible al público
en general, buscando establecer una comunicación ágil y sen-
cilla. En espera de que la lectura sea de su agrado, lo invita-
mos a analizar lo expuesto.
I. A NTEDCEDENTES
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

I . AN T E C E D E N T E S
9

L
a sociedad humana, desde su origen, ha estado estre-
chamente ligada a la vida silvestre, en tanto debe a ella
su existencia y con la cual comparte sus diversos há-
bitat. Ha obtenido de ella recursos para su desarrollo y su
presencia ha sido fundamental en múltiples expresiones de
la cultura, el arte, la ciencia y la historia de los pueblos.

Vida silvestre comprende a los organismos que subsisten


sujetos a los procesos de evolución natural y que se desa-
rrollan libremente en su hábitat, incluyendo sus poblacio-
nes menores e individuos que se encuentran bajo el control
del hombre, así como los ferales.1

Haciendo una retrospectiva del origen de la sociedad


mexicana, se puede afirmar que gran parte de su desarrollo
se debe a la manera en que los recursos naturales han inf lui-
do en su conformación. La naturaleza de su inmenso mosai-
co cult ur al concuerda con la diversidad de climas,
ecosistemas y especies, las cuales han marcado su existencia.

1 Ley General de Vida Silvestre. Publicada en el Diario Oficial de la Fe-


deración el 3 de julio del 2000. Los datos presentados en el documen-
to fueron obtenidos por análisis de la DGVS, a excepción de los que
expresamente se señalen y hagan referencia a otras fuentes.
I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

Es por tanto imposible pensar la pluriculturalidad dejando de lado la biodi-


versidad.

El concepto de biodiversidad se refiere en general a la variabilidad de las formas


de vida; incluye los ecosistemas terrestres y acuáticos, los complejos ecológicos
de los que forman parte, así como la diversidad entre las especies y dentro de
cada una de ellas. La biodiversidad abarca, por lo tanto, tres niveles de expre-
sión de variabilidad biológica: ecosistemas, especies y genes.

Otro aspecto de gran importancia es que al poseer esta inmensa riqueza


se tuvo la oportunidad de manejar y domesticar especies con características par-
ticulares, lo que convirtió a la región en uno de los nueve centros de origen de
especies cultivadas del mundo.2
Paralelamente al desarrollo de la agricultura, el uso de diversos recursos sil-
vestres siguió siendo importante, debido a su gran variedad que se reproducía de
manera natural y que hacía muy accesible la caza, pesca y recolección. Esto per-
mitía cubrir gran parte de las necesidades aún en las zonas urbanas. Por otro lado
10
la inexistencia de ciertas especies impedía que se modificaran las necesidades. Tal
es el caso de la ausencia de animales para tiro que pudieran haber sido domesti-
cados, lo que limitó en ciertas regiones el desarrollo intensivo de la agricultura.
Un ejemplo del continuo uso de la diversidad biológica mexicana es la vasta
riqueza gastronómica, medicinal, ritual y artesanal.
Sin embargo, a partir del encuentro del viejo y el nuevo mundo, muchas
de las prácticas extractivas y productivas prehispánicas fueron sustituidas, rele-
gadas e incluso prohibidas, como consecuencia de la introducción de nuevos
métodos, formas de acceso a los recursos naturales y especies diferentes a las
existentes en los ecosistemas de América. Esta modificación desconocía la fun-
cionalidad de las prácticas tradicionales, además de que buscaba excedentes y
tenía implícito el control de los recursos introducidos. Esto aceleró no sólo la
destrucción de innumerables ecosistemas y la disminución en la distribución de
diferentes especies, sino también la desaparición de grupos étnicos que depen-
dían de su conservación y uso, entre otras cosas.
Con el correr de los siglos, al no encontrar otra alternativa, numerosas
prácticas productivas tradicionales relacionadas con la vida silvestre se torna-
ron ilegales, furtivas o simplemente mal vistas. Mientras que, paralelamente,
se buscó con insistencia y en forma exclusiva desarrollar el campo mexicano
a partir de la agricultura y la ganadería de especies domésticas, la mayoría de
ellas exóticas o ajenas a los ecosistemas naturales del país.

2 En México existen 427 variedades de frijol, 32 de maíz, además de un número inmenso de


variedades locales. Se estima que en Mesoamérica se han domesticado unas 110 especies
distintas de plantas.
I. A NTEDCEDENTES
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

En las diversas etapas históricas de México, a las comunidades o propie-


tarios de la tierra se les ha limitado o prohibido —a través de vedas, reglamen-
taciones, normas y controles culturales— aprovechar gran parte de los recursos
silvestres existentes en sus predios y defender el derecho de dominio sobre
ellos. Esto generó discriminación social, segregación productiva y, en suma,
pérdida de biodiversidad. De haberse aplicado esquemas ordenados de apro-
vechamiento, regulando el acceso racional a los recursos e impulsando la co-
rresponsabilidad en el cuidado de éstos, seguramente se hubiera obtenido un
mejor desarrollo y la permanencia del capital nat ural. Cabe aclarar que esta
sit uación no es exclusiva de México, sin embargo, por las características de
nuestro país, es mucho más clara.
Por otro lado, la necesidad de abastecer a una sociedad cambiante y en
crecimiento impulsó el desarrollo agropecuario en todo el territorio nacio-
nal, dándole poca importancia a la modificación de los diversos ecosistemas
y a la afectación de las especies silvestres. Esta estrategia era necesaria, pero
los excesos cometidos han tenido altos costos, baste señalar que del siglo XVII
a la fecha, posiblemente México haya perdido 15 especies de plantas, 32 de
11
vertebrados y 300 de invertebrados, sin tomar en cuenta el deterioro de los
ser vicios ambientales,3 producto de la destrucción de grandes extensiones
de vegetación nat ural. En la década pasada, la deforestación de bosques, sel-
vas y zonas áridas en México se estimaba en cerca de 700 mil hectáreas al
año, extensión superior a la de todo el estado de Aguascalientes. Se ha per-
dido más del 95% de los bosques tropicales húmedos, más de la mitad de
los bosques templados y seguramente una cantidad mayor a la mitad del acer-
vo original de la biodiversidad de las zonas áridas.
Si bien es cierto que las instituciones mexicanas emitieron diversas dis-
posiciones con la intención de proteger los recursos silvestres, sus alcances
fueron muy limitados ya que nunca tuvieron una observancia global y siem-
pre carecieron de medidas de prevención, mitigación y restauración; además
de que las políticas de uso racional y regulado se mantuvieron a la zaga. Esto
generó una contradicción que no detuvo el proceso de destrucción, de presión
negativa y de extinción (Véase Cronología de hechos en los Anexos).

3 Se entiende por servicios ambientales el conjunto de beneficios de interés social que se de-
rivan de la vida silvestre y su hábitat, tales como la regulación climática, la conservación de
los ciclos hidrológicos, la fijación de nitrógeno, la formación de suelo, la captura de carbo-
no, el control de erosión, la polinización de plantas, el control biológico de plagas o la de-
gradación de desechos orgánicos, entre otros.
I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

1. D IVERSIDAD , PATRIMONIO AMENAZADO

México está catalogado entre los doce países con mayor diversidad biológica, ya
que reúne una elevada proporción de la f lora, fauna y otros recursos silvestres
del mundo.4 Pero esto no es todo, ya que también está considerado como un país
en donde gran parte de la diversidad mundial, que alguna vez existía en diferentes
regiones, se concentra como muestra relictual de un pasado no muy lejano, en
verdaderas islas de inmensa riqueza, que son producto de la presión humana
ejercida al destruir o modificar los ecosistemas y reducir drásticamente la distri-
bución natural de las especies, concentrándolas en pequeños hábitat o territo-
rios de difícil acceso. Esto hace que a México se le incluya dentro de las 15 áreas
mundiales denominadas hot spots o puntos críticos, que en conjunto ocupan el 1%
de la superficie del planeta y albergan del 30 al 40% de la biodiversidad rema-
nente del mundo. Y se estima que aporta entre 10 y 15% del total de la diversi-
dad biológica mundial, inmensa riqueza sin duda, pero en una precaria situación.
Es importante mencionar que como en todas las regiones del orbe, en dichas
áreas se registran también elevados procesos de degradación que afectan direc-
12
tamente a los ecosistemas y a las especies.
Este enorme patrimonio en riesgo, junto con su mosaico de climas, suelos
y ecosistemas no ha sido aún reconocido cabalmente por sus valores globales,
es decir, los ambientales, biológicos, socioeconómicos, culturales y estéticos.
Igualmente tampoco somos plenamente conscientes de los múltiples beneficios
continuos que de manera directa o indirecta se reciben de la vida silvestre y los
diversos ecosistemas, mismos que generan los servicios ambientales indispensa-
bles para la supervivencia humana.
Un ejemplo de ello es lo que se refiere al aire y al agua, servicios ambien-
tales de los cuales todos hacemos uso. Deseamos tenerlos con excelente calidad
y fácil acceso, estamos reacios a pagar por ellos y más renuentes aun para com-
pensar a los dueños de las tierras que mantienen el equilibrio en los ecosiste-
mas, que a su vez generan la cantidad y mantienen la calidad en estos servicios.
De valorar en su justa dimensión el origen de estos beneficios se podrían,
entre otras cosas, efectuar labores de conservación y aseguramiento del servi-
cio ambiental en el largo plazo e incentivar el desarrollo de prácticas que se fin-
quen en el respeto a la vocación nat ural del suelo y que no modifiquen o
fraccionen las áreas con propósitos agrícolas o ganaderos, entre otros.

4 En solamente el 1.3% de la tierra emergida del mar, el país concentra una impresionante bio-
diversidad: ocupa el primer lugar mundial en cuanto al número de reptiles con 717 especies
diferentes, el cuarto lugar en anfibios con 295, el segundo lugar en mamíferos con 500, el
décimo primero en aves con 1,150, y posiblemente el cuarto lugar en angiospermas (plan-
tas con f lor) ya que se calculan 25,000 especies. En lo referente a invertebrados no se tiene
actualmente la información precisa, pero se reconoce que su diversidad es incontable.
I. A NTEDCEDENTES
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

Múltiples ejemplos de mínima consideración a los valores globales de la


riqueza biológica se observan en la destrucción o modificación de los sistemas
lagunares costeros, de por sí ricos en especies silvestres y de incalculable va-
lor por los servicios ambientales que prestan. Entre las muchas agresiones a
estos ecosistemas se pueden contar: la desviación de sus cursos naturales, la
aplicación de proyectos de monocultivo, el desarrollo de centros urbanos y
turísticos o bien la práctica de actividades de caza y captura mal reguladas.
En este orden de ideas, la sociedad mexicana, al subvalorar los recursos sil-
vestres, ha entrado en una profunda contradicción, ya que desde siempre ha
hecho gran uso de ellos, pero con la ausencia de una regulación clara y ordena-
da. Prueba de esto es el continuo deterioro de este recurso y los mínimos ejem-
plos de conservación y de aprovechamiento realmente sustentable del mismo.
Es importante resaltar que el común de la población desconoce e incluso
es inconsciente de la manera en que las distintas prácticas productivas y no pro-
ductivas afectan al ambiente y mucho más de cómo frenar y revertir estos pro-
cesos.
Resulta contradictorio que países con menor patrimonio biológico y tradi-
13
ción de uso hayan sabido aplicar políticas para aprovechar de mejor manera y
en su beneficio los recursos naturales renovables, y los disfruten sustentablemen-
te para impulsar su desarrollo nacional.
La riqueza biológica de México y sus variados ecosistemas son patrimonio
de las generaciones presentes y futuras, con un valor global de tal magnitud que
supera con mucho las estimaciones económicas de todo el petróleo que pudie-
ra existir en el país. Esto es comprensible, en tanto cada una de las especies es
un eslabón en la cadena que genera los servicios ambientales, además de que en
potencia representa un bien que podría estar sujeto a algún tipo de uso o apro-
vechamiento. Cuando ello sea completamente entendido y se desarrollen prác-
ticas productivas con alta consideración a la variable ambiental, entonces se habrá
reconocido el valor de la biodiversidad y asegurado su existencia.
En términos generales, las condiciones de topografía, disponibilidad de
agua, tipos de suelo y climas dejan sólo una pequeña fracción de la superficie
del país apta para el desarrollo de actividades agropecuarias que pudieran ser
rentables y sustentables. La falta de mejores ofertas socioeconómicas y de mer-
cado, con frecuencia es la motivación principal para la ampliación de las fron-
teras agrícolas y ganaderas en un esfuerzo por maximizar el ingreso, a costa de
la pérdida de biodiversidad, perjuicio de la cubierta vegetal natural y afectación
de los servicios ambientales.
Lo que en el corto plazo parece una oportunidad al incorporar más terre-
no a la agricultura o ganadería, se convierte en el mediano plazo en pérdidas para
la sociedad, puesto que ésta tiene que absorber económicamente, vía subsidios
mal enfocados, la pobre rentabilidad de las actividades productivas agropecua-
rias, los costos de la prevención, mitigación, restauración y recuperación; ade-
I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

más de que pierde también en cantidad y calidad de servicios ambientales al re-


ducirse las áreas naturales que los proveían.

Contexto biológico de México 5

Catalogado como uno de los 12 países que juntos albergan entre el 60


Megadiversidad y 70% de la biodiversidad total del planeta. México tiene al menos 10%
de la diversidad biológica del mundo.
Entre otras están la topografía, los factores biogeográficos, la variedad
Causas de su gran
de climas y una compleja historia tanto geológica, biológica como
diversidad
cultural.
México tiene los cinco tipos de ecosistemas del planeta: 1) Bosques
tropicales de hoja ancha; 2) Bosques de coníferas y bosques templados
de hoja ancha; 3) Pastizales, sabanas, matorrales; 4) Formaciones
xéricas y 5) Manglares. Hábitat terrestres o zonas ecológicas que se
encuentran en México: zona árida-semiárida 50% de la superficie del
país, zona templada 19.7%, zona tropical cálido-subhúmeda 17.5%,
Importancia ecológica
zona cálido húmeda 11%, zona templada húmeda 1.1% y la zona de
transición mar-tierra que ocupa 0.9%. También posee 9 de los 11 tipos
14 de hábitat (82%) y 51 de las 191 ecorregiones identificadas en el
planeta. De las 13 ecorregiones correspondientes a los manglares, en
México se encuentran representadas 5. Catorce de las 51 ecorregiones
presentes en México (27.4%) son prioritarias a nivel mundial.
La cobertura natural en México y su uso es el siguiente: Bosque
templado (16.4%), Bosque mesófilo (0.9%), Selva húmeda (5.6%),
Selva subhúmeda (12.6%), Manglares (0.6%), Vegetación halófita y
gipsófila (2.6%), Matorrales de zonas áridas (29.2%), Otras
asociaciones (0.7%, que incluye vegetación de galería, páramos de alta
Vegetación y uso
montaña, dunas costeras y vegetación acuática), Tierras ganaderas
del suelo
(13.7%, que incluye pastizales inducidos y naturales), Tierras agrícolas
(15.8%), Otros usos (1.9%, que incluye zonas urbanas y aguas
anteriores). Se estima que el territorio de agostaderos es de 36.3% y
los matorrales de zonas áridas con ganadería extensiva es de 22.8%
del total nacional.
Arrecifes de coral Se han registrado 152 especies de corales pétreos en México.
Segundo lugar en reptiles (717 especies), segundo en mamíferos
Diversidad biológica (500), cuarto en anfíbios (295), posiblemente el undécimo en aves
(1,150) y el cuarto en plantas con flores (25,000).

5 Conabio, Estudio de país. 1998. El apartado referente a “Vegetación y uso del suelo” tiene
como fuente: INE. Ordenamiento ecológico general del territorio, 1999; complementado con
información de Challenger, Utilización y conservación de los ecosistemas terrestres de México,
pasado presente y futuro, 1998. Los datos referente a “Diversidad biológica” provienen de: INE-
Semarnap, Programa de conservación de la vida silvestre y diversificación productiva en el sector
rural. México 1997-2000, pueden existir diferencias en este punto en relación a otros estu-
dios, producto de la divergencia en los análisis sobre todo en la determinación de especies
o subespecies.
I. A NTEDCEDENTES
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

Se ha demostrado que estas prácticas en lugar de dar solución a problemas


ligados con el desarrollo, además de impactar negativamente al ambiente, han
aumentado la marginalidad de la población rural.
La creciente demanda de empleo rural y el abandono del campo no podrán
ser atendidos si no se modifican las políticas aplicadas, las cuales se han basado
primordialmente en el impulso de proyectos productivos que impiden la diver-
sificación al centrarse en productos y esquemas que si bien tienen una alta po-
tencialidad en el mercado, generan una creciente tendencia al monocultivo y por
ende un desequilibrio de los ciclos biológicos, el empobrecimiento y la erosión
de la tierra y la degradación de los sistemas acuícolas, lo que a la larga reduce
sustancialmentre su capacidad productiva.
Otro de los graves problemas es el crecimiento demográfico, que además,
producto de la carencia de opciones en el campo, concentra en pocas regiones
un hacinamiento desmedido de la población, lo que encarece los beneficios, dis-
minuye la calidad de vida de los pobladores y son inmensos focos demandantes
de bienes y servicios tanto económicos como ambientales, amén de ser perma-
nentes generadores de una contaminación incalculable. Dentro de estos centros
15
urbanos y por el desconocimiento de lo que sucede en el campo, se genera la idea
de que los recursos silvestres son afectados por la negligencia de los trabajado-
res rurales, sin observar en su justa medida la problemática global que envuel-
ve esta situación. Con apoyo en este discurso, se trata de impedir el desarrollo
de esquemas alternativos y de aprovechamiento sustentable de los recursos na-
turales, la transferencia equitativa de capital financiero para llevarlos a cabo y
la posibilidad de elevar el nivel de discusión y análisis en torno a esta proble-
mática.

Círculo vicioso del subdesarrollo y la pérdida de biodiversidad

Pérdida de
biodiversidad

Pobreza
creciente
Distribución inequitativa
de oportunidades
y beneficios
I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

Algunos datos socioeconómicos se presentan a continuación. Éstos se in-


terrelacionan con los procesos productivos, los que a su vez impactan en la per-
manencia de los recursos naturales y los servicios que ellos prestan. Motivan a
la ref lexión los relativos a crecimiento demográfico, migración, distribución de
la población rural-urbana y Producto Interno Bruto (PIB).

Contexto socioeconómico de México 6


31 estados y un Distrito Federal. 17 de estos tienen litoral y 10 son fronterizos
con otras naciones. En total existen 2,417 municipios heterogéneos en
División política tamaño, situación político-económica y capacidad administrativa y de
infraestructura. El número de habitantes por municipio varía de un mínimo
de 121 habitantes, a un máximo de 1.6 millones.
Población 100 millones de habitantes.
Anualmente, se registran 2.1 millones de nacimientos y 420,000 defunciones.
Cada año se incorporan a la fuerza de trabajo entre 950 mil y 1.3 millones
de personas, y a la tercera edad 150 mil. México se encuentra entre las
Crecimiento
naciones más habitadas ocupando el lugar número 11 y el 8º en términos de
demográfico
16 densidad poblacional con 46.7 habitantes por km2. Es de notarse que algunas
de las naciones más densamente pobladas corresponden con las de mayor
biodiversidad.
Migración Negativa, por 290 mil personas anuales, esto obedece principalmente a la
internacional falta de oportunidades de trabajo en sus centros de origen.
Índice de
66 de cada 100 individuos son menores de 15 años o están en la tercera
dependencia de la
edad. Se estima que para el año 2010 este índice será de 49.2.
población
Población urbana 73.5%
14 millones (15.4%) tienen limitaciones para satisfacer sus necesidades
Nivel de bienestar
básicas.
Esperanza de vida 71 para el hombre y 77.6 para la mujer.
Alfabetismo de 95.9%
personas entre 15 y
19 años
Distribución del PIB
5.6% del PIB nacional. Aún cuando la población ocupada en este sector
en el sector
representa el 22.65%.
primario
Al país lo caracteriza una gran pluriculturalidad. Ocupa el segundo lugar
después de la India (65), con cuando menos 62 lenguas indígenas vivas y
Mosaico cultural
más de 100 dialectos. Existen 5.5 millones de personas que hablan una
lengua indígena, de los cuales 800 mil no hablan español.

En la siguiente figura se muestra un ejemplo gráfico de la degradación del


ambiente y sus consecuencias:

6. Conabio, Estudio de país, 1998 y CONAPO, 2000.


I. A NTEDCEDENTES
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

Vida silvestre y alteraciones ambientales

Consecuencias irreversibles en los corto y mediano plazos Consecuencias irreversibles


(15-50 años) en el largo plazo
(50 a 100 años)
Pérdida
de hábitat
Pérdida
de biodiversidad Pérdida
de recursos forestales
Degradación
de suelos
Pérdida de ciclos
hidrológicos
Erosión
moderada
Erosión severa

Extinción de especies
y de ecosistemas 17

Pérdida parcial de recursos


bióticos y servicios ambientales
Pérdida total de recursos bióticos
y servicios ambientales

2. E L
DESARROLLO SUSTENTABLE
COMO PROYECTO INSTITUCIONAL

El 28 de diciembre de 1994, el Gobierno Federal, reconociendo la importancia


estratégica que representan la conservación de los recursos naturales para el país,
los riesgos en torno a estos, así como la integración de las políticas y funciones
en las materias relacionadas, publicó en el Diario Oficial de la Federación el acuer-
do que da lugar a la nueva Secretaría de Medio Ambiente, Recursos Naturales
y Pesca (SEMARNAP), misma que concentró las atribuciones que para f lora y
fauna silvestres estaban dispersas en la SEDESOL y la SARH.
A partir de esa fecha, la SEMARNAP asume la responsabilidad de adminis-
trar, regular y fomentar la conservación, así como normar y controlar el uso de
los recursos de vida silvestre y las Áreas Naturales Protegidas, a través de la
Dirección General de Aprovechamiento Ecológico de los Recursos Naturales,
perteneciente al Instituto Nacional de Ecología (INE).
Sus esfuerzos en la materia se orientaron en la búsqueda de opciones eco-
lógicamente sustentables, socialmente estimulantes, económicamente rentables
y legalmente reconocidas, dirigidas a frenar y revertir las tendencias negativas.
I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

3. E L I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA


Y LAS NUEVAS TAREAS

Con la creación de la nueva Secretaría se dio un paso más en la reestructura-


ción y adecuación del sector público involucrado en la administración de los
recursos naturales y se fortalecieron consecuentemente las políticas ambienta-
les del INE.
Durante 1995, esta institución se dio a la tarea de definir sus nuevos prin-
cipios y orientaciones, que se concretaron en octubre de ese año con la publi-
cación de la Agenda de Trabajo, de donde se derivaron las siguientes
conclusiones útiles para la definición de principios y la adecuación de la nue-
va organización interna, mismas que quedarían ref lejadas en el Reglamento
Interior de la SEMARNAP.
• La promoción y adopción de prácticas de desarrollo sustentable entre la so-
ciedad mexicana exige observar criterios de integridad y operatividad per-
manente en los ecosistemas naturales, que al menos mantengan constantes
los elementos del acervo o capital biológico nacional, así como garantizar
18
la salud de las funciones y los servicios ambientales que éste presta, y de
los cuales depende la continuidad de los procesos evolutivos.
• En consecuencia se definió que la conducción de la política ambiental y de
los mecanismos de regulación y fomento de la f lora y fauna silvestres, en
el futuro inmediato serían responsabilidad de una nueva unidad adminis-
trativa que tuviera una visión más integral.
• Parte del deterioro ecológico existente se relaciona con fallas de merca-
do e institucionales, uso de modelos tecnológicos inapropiados, circuns-
tancias de libre acceso a recursos valiosos, precios distorsionados,
información técnica insuficiente y sesgada, indefinición de derechos de
propiedad, limitaciones en el marco regulatorio e incumplimiento de la
legislación, entre otros.
• La sustentabilidad del desarrollo requiere cambios institucionales de fon-
do que abarquen a la administración pública, al sistema de precios, al marco
normativo y regulatorio, a patrones culturales y a la estructura de partici-
pación y corresponsabilidad de toda la sociedad, de tal forma que se tien-
da a modificar el esquema general de incentivos y el conjunto de
oportunidades que enfrentan los organismos sociales y los propios indivi-
duos, para converger agregadamente hacia el objetivo de la conservación de
la biodiversidad nacional, la sustentabilidad del desarrollo y el aprovecha-
miento de oportunidades de diversificación productiva en el sector rural.
• Contribuir a los esfuerzos de conservación en las regiones de significativos
endemismos y biodiversidad, reconocimiento al conf licto de intereses pú-
blicos y privados en torno a la conservación, mayor pluralidad en el tiem-
po y tipo de actores sociales involucrados en la conservación, incentivación
I. A NTEDCEDENTES
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

del mercado para el desarrollo de alternativas productivas y comerciales para


bienes y servicios que involucren ecosistemas y elementos de origen silves-
tre, que a su vez financien y estimulen la conservación.
• Y finalmente la promoción de una Ley General de Vida Silvestre que re-
suelva carencias, elimine contradicciones, modernice la legislación en la ma-
teria y estimule la participación social, y que dé prioridad a los sectores
productivos que pueden hacer conservación.

De ese modo fue como estos principios dieron fundamento a la creación


de la Dirección General de Vida Silvestre (DGVS).7

4. L A
CONSTITUCIÓN
DE UNA D IRECCIÓN G ENERAL DE V IDA S ILVESTRE

La Dirección General de Vida Silvestre (DGVS) surgió el 8 de junio de 1996 y


con ello se logró consolidar las funciones específicas, así como restituir su jerar-
quía perdida años atrás.
19
El quehacer central de la DGVS consiste en contribuir al desarrollo de
México a partir de la conservación y el uso sustentable de su biodiversidad. Por
ello en sus actividades se reconoce como necesarios el logro de tres propósitos
generales:
1. Una mayor y más activa participación social, con equidad de oportunida-
des y acceso a los beneficios que el proceso de desarrollo genere, con pri-
mordial atención a los legítimos poseedores de la tierra.
2. Frenar y revertir el proceso de degradación de los recursos naturales reno-
vables, así como mantener la diversidad biológica y con ella la calidad de
los servicios ambientales.
3. Alcanzar eficiencia económica en las actividades productivas, con la idea
de que este éxito estimule el interés y proporcione las medidas necesarias
que deriven en conservación.

En su interrelación, algunos de los propósitos podían ser interpretados


como interdependientes o discordantes por distintos sectores sociales, lo que en
todo caso, para lograr el éxito en el cumplimiento de la misión central, ha obli-
gado a acercar a todos los actores involucrados al establecimiento de acuerdos
que deriven en consensos.

7 La constitución de la DGVS surge de la transformación de la Dirección General de Apro-


vechamiento Ecológico de los Recursos Naturales, ya que de ésta se creó por un lado la Uni-
dad Coordinadora de Áreas Naturales Protegidas y por otro la Dirección General de Vida
Silvestre. Es importante señalar que ambos organismos son complementarios, ya que los dos
administran, regulan y fomentan la conservación, una dentro de las áreas protegidas y la otra
en los territorios restantes a lo largo del país.
I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

Lo anterior se expresa gráficamente en la figura siguiente, la cual señala a


manera de ejemplo algunas de las estrategias principales en apoyo a los tres pro-
pósitos básicos:

Visión y aporte de la DGVS al desarrollo sustentable,


generador de conservación y bienestar social

Propósito
Participación,
cohesión y equidad
social
P Estrategia Estrategia P
r Identificación y Marco legal moderno r
o aprovechamiento que dé seguridad; o
es

Int
y de los valores instrumentos que y
ial

erd
e económicos generen incentivos, e
soc

epe
c de la biodiversidad. esquemas de c
participación con
os

Y participación en los

nde
t t
erd

o mercados “verdes”. Nuestra misión corresponsabilidad. o

nci
Acu

s Contribuir al desarrollo s
as
sustentable, vía la
conservación y uso de
Propósito la vida silvestre Propósito
20 Eficiencia Estabilidad
económica Divergencias ecológica

Estrategia
Desarrollo científico y tecnológico formación
de cuadros técnicos; modelos productivos
alternativos y competitivos.

P r o y e c t o s

Derivado de las atribuciones que le confieren las disposiciones establecidas


en el Artículo 32 bis de la Ley Orgánica de la Administración Pública Federal
del 28 de diciembre de 1994 y el Artículo 57 del Reglamento Interior de la SE-
MARNAP, esta Dirección General inició su gestión con el desarrollo de un diag-
nóstico acerca de la situación que guardaban los recursos de vida silvestre, sus
hábitat así como su administración, que a continuación se muestra:

Síntesis del diagnóstico 8

Marco jurídico
El marco jurídico en torno a la vida silvestre se definió en dos grupos: el básico
y el relacionado. El primero se refería al conjunto de instrumentos que regula-
ban de manera directa los recursos, su manejo y aprovechamiento; mientras que
el segundo reunía diversas leyes y reglamentos que apoyaban la aplicación de nor-
mas y actividades particulares.

8 SEMARNAP/INE. Programa de conservación de la vida silvestre y diversificación productiva en


el sector rural, México, 1997-2000.
I. A NTEDCEDENTES
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

El marco jurídico básico en ese momento contaba con doce instrumentos;


entre leyes, convenciones, reglamentos, normas y acuerdos. El relacionado cons-
taba de diez leyes, cuatro reglamentos y un convenio internacional.
Sin embargo, se diagnosticó que estos 27 instrumentos dificultaban la ope-
ración de actividades relacionadas con la conservación, el manejo y el aprovecha-
miento de la vida silvestre, pues la legislación específica era reducida, dispersa,
poco articulada y en ocasiones contradictoria.

Prácticas no reguladas
Las prácticas ilegales que afectaban los recursos silvestres frecuentemente están
asociadas con problemas culturales y de educación, con la falta de opciones de
desarrollo socioeconómico, con la insuficiencia y el desconocimiento del marco
legal vigente, así como con la escasa o nula vigilancia, con la inadecuada admi-
nistración y con la limitación de mercados legales.
Las principales prácticas ilícitas y no reguladas fueron diagnosticadas como:
tráfico y comercio clandestino; cacería furtiva y usos inadecuados con fines de
subsistencia; destrucción y transformación del hábitat derivados de la tala, que-
21
ma y desmonte con fines agropecuarios y a la disposición clandestina de dese-
chos en hábitat y ecosistemas frágiles, principalmente acuáticos.

Políticas públicas
Históricamente, las políticas públicas para el desarrollo rural han favorecido pre-
ferentemente las actividades productivas basadas en la agricultura y la ganade-
ría, lo que en mucho ha contribuido al deterioro ambiental. Por ejemplo basta
recordar que la superficie ganadera pasó de 50 millones de hectáreas en 1950 a
cerca de 130 millones en 1995, a costa de los ecosistemas naturales. La f lora y
la fauna silvestres se han mantenido a la zaga de los beneficios y apoyos deriva-
dos de las políticas públicas y ello obedece a que no han sido debidamente valo-
rados como elementos de primer orden para el desarrollo socioeconómico de
México.
Por otra parte, México no había contado con un programa definido que
promoviera, orientara y garantizara a largo plazo la conservación y el aprovecha-
miento sustentable de la vida silvestre. Lo anterior había provocado la dispersión
de políticas e iniciativas; proyectos y estrategias de mediano y largo plazos; esca-
sez de estudios e inventarios prácticos; falta de capacitación; insuficiente identi-
ficación de mercados; limitaciones en el marco jurídico y carencia de incentivos
y estímulos.

Aspectos administrativos
Se identificó que los servicios al público relacionados con la materia estaban so-
brerregulados con trámites y requisitos innecesarios, tiempos de respuesta am-
I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

plios y que además tenían un alto costo institucional por la falta de un marco
legal efectivo, de infraestructura informática y por el traslape de funciones y
actividades. Además los usuarios con frecuencia tenían que trasladarse a la Ciu-
dad de México para efectuar sus trámites ante la falta de claridad en los proce-
dimientos y funciones en proceso de desconcentración a las Delegaciones
Federales de la SEMARNAP, lo que implicaba altos costos para los usuarios.

Convenios internacionales
El tratamiento eficaz de los problemas globales del medio ambiente requiere del
concurso no solamente de actores nacionales, sino también de todos los países,
a través de acuerdos y convenios de cooperación internacional que establezcan
cada vez mayores compromisos. Desafortunadamente en México no se habían
aprovechado todas las oportunidades existentes a nivel internacional para la
captación de recursos, capacitación y transferencia de tecnología a proyectos
nacionales de conservación, manejo y aprovechamiento sustentable de la vida
silvestre.
22
Pérdida de la biodiversidad
Las altas amenazas que enfrenta la riqueza biológica nacional no habían tenido
correspondencia con el bajo nivel de respuesta en acciones de conservación y eran
pocas las medidas para atender eficientemente el aprovechamiento racional de
los ecosistemas, recursos nat urales, especies silvestres, producción de acervos
genéticos y funciones ecológicas. Esta gran riqueza estaba siendo sobreexplota-
da y desaprovechada, y de ese modo se estaban perdiendo oportunidades pre-
sentes y fut uras de desarrollo rural ligado a la conser vación y utilización
sustentable de la misma.
La pérdida de la vida silvestre y los bienes y servicios que prestan al am-
biente, irreversible en muchos casos, ha estado ligada a su utilización excesiva,
a la conversión de hábitat naturales para propósitos agrícolas, ganaderos y acuí-
colas entre otros y a la falta de mercados legales que permitan un aprovechamien-
to sustentable.

A partir de este diagnóstico se definieron los instrumentos y estrategias que


conformarían la política federal en la materia, por lo que el 3 de abril de 1997
en Hampolol, Campeche, el C. Presidente Constitucional de los Estados Uni-
dos Mexicanos, Dr. Ernesto Zedillo Ponce de León, presentó el Programa de con-
servación de la vida silvestre y diversificación productiva en el sector rural, México
1997-2000, primero en su tipo que ha tenido el país.
II. U N PROGRAMA DE LARGO PLAZO
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

I I . UN PROGRAMA
D E LARGO PLAZO
23

E
l Programa de conserva ción de la vida silvestre y diversi-
ficación productiva en el sector rural, México 1997-2000,
surge dentro del marco propuesto por el Plan Nacio-
nal de Desarrollo que establece:

Nuestro reto es, sociedad y Estado, asumir plenamente las


responsabilidades y costos de un aprovechamiento dura-
dero de los recursos naturales renovables y del medio am-
biente que permita mejor calidad de vida para todos,
propicie la superación de la pobreza, y contribuya a una
economía que no degrade sus bases nat urales de susten-
tación. En los próximos años requeriremos una expansión
productiva que siente bases para crear empleos y ampliar
la oferta de bienes y servicios demandados por una po-
blación en crecimiento. Por ello la política ambiental y de
aprovechamiento de los recursos irá más allá de una ac-
titud estrictamente regulatoria y se constituirá también en
un proceso de promoción e inducción de inversiones en
infraestruct ura ambiental, de creación de mercados y de
financiamiento para el desarrollo sustentable. Así logra-
remos hacer compatible el crecimiento económico con la
protección ambiental.
El Plan hace del desarrollo sustentable un compromi-
so ineludible que condiciona, orienta y norma todas las
I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

acciones en materia de crecimiento económico. Es un compromiso ético, ya que


está de por medio la sobrevivencia de las generaciones futuras, y también eco-
nómico, pues sin recursos naturales y sin un medio ambiente sano, el crecimiento
económico no sería viable.

Paralelamente, el Programa de Medio Ambiente 1995-2000 fundamenta los


lineamientos específicos por donde debe transitar la política en materia de vida
silvestre:

El ensamble de ecosistemas representa la base natural de la economía nacio-


nal, al mismo tiempo que constituye recursos que el país debe conservar y res-
taurar con base en el valor que representa la nat uraleza en sí misma. Con este
sentido, su manejo no debe transgredir las reglas que organizan su funciona-
miento, por lo cual, se debe prever la existencia de ciertos umbrales, más allá
de los cuales se rompe su capacidad de autorregulación u homeostasis. Tales
condiciones de estabilidad significan un riguroso código de intervención y
manejo que debe respetarse para no quebrantar sus bases de permanencia y
24
continuidad, a través de criterios de conservación y uso sustentable del terri-
torio y de sus recursos.
Por otra parte, los ecosistemas como recursos también pueden verse como
capital ecológico, lo que permite de esta manera incorporar a los ecosistemas
como concepto dentro de la lógica de asignación de recursos para la inversión,
la producción y el consumo, que son fuerzas importantes que orientan nuestra
relación con la naturaleza. La idea del capital ecológico puede facilitar la funcio-
nalización de nuevas relaciones conceptuales, institucionales y prácticas entre el
aparato productivo y el medio ambiente.
…la conservación de la diversidad y el aprovechamiento máximo de la pro-
ductividad natural de los ecosistemas requieren un uso múltiple e integrado, y
mantener la estructura y las relaciones básicas entre f lora, fauna y elementos fí-
sicos; de lo contrario, simplemente se desestructuran y destruyen los ecosiste-
mas y, en el mejor de los casos, se subutilizan.
El aprovechamiento de la enorme biodiversidad incluye aquellas activida-
des tanto de cacería, crianza y recolección, como de cultivo de aquellas especies
silvestres animales y vegetales que pueden ser domesticadas y que tienen valor
comercial. La abundante existencia de especies silvestres comestibles, de interés
cinegético, para uso medicinal, cosmético e industrial debe ser objeto de fomento
y diversificación como parte de una estrategia complementaria a otras activida-
des económicas tradicionales en el medio rural. En este sentido deberá promo-
verse el establecimiento de un Sistema Nacional de Producción de Flora y Fauna
Silvestres, consistente en una red integrada de unidades de cría intensiva o ex-
tensiva, vinculadas a procesos de comercialización doméstica y externa.
II. U N PROGRAMA DE LARGO PLAZO
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

Metas:
– Ofrecer nuevas oportunidades de desarrollo económico a través de la diver-
sificación productiva en la actividad ganadera y agrícola en México, con base
en la conservación de germoplasma y el aprovechamiento de especies de in-
terés ecozootécnico, cinegético y f lorístico.
– Establecer incentivos para la configuración de intereses privados y públicos
en favor de la conservación de la f lora y fauna silvestres, a través del aprove-
chamiento sustentable.
– Generar divisas, nuevas fuentes de ingresos y empleo en las áreas rurales del
país, de manera compatible con la protección de los ecosistemas.
– Promover y facilitar la conservación de grandes extensiones de hábitat para
la vida silvestre a través de especies de interés ecozootécnico, cinegético y
f lorístico.
– Impedir la extinción y fomentar la recuperación de especies conspicuas de
alto significado ecológico, ético y simbólico para la identidad regional y na-
cional, aprovechando el Sistema Nacional de Áreas Naturales Protegidas.
25
Este marco fue la referencia inicial para el desarrollo de un ambicioso pro-
yecto que permitiera conciliar los intereses y necesidades que plantea la conser-
vación de la naturaleza frente a las exigencias crecientes de desarrollo; que tomara
en cuenta la diversidad de actores, enfoques y temas; que propusiera una solu-
ción integral a los retos identificados; y que además se insertara clara y oportu-
namente dentro de los diversos esquemas de trabajo de la SEMARNAP, el INE y
los diversos programas y proyectos que dentro de estas instituciones ya se esta-
ban desarrollando.
Desde el comienzo, el equipo de trabajo observó que los temas socioeco-
nómicos, ambientales, técnico-científicos y legales formaban parte de un conjunto
de estrechas interrelaciones, pero que sin embrago se mostraban en su mayoría
antagónicas. Fue evidente que el tratamiento oportuno de estos temas delimita-
ría con rapidez la búsqueda de un modelo con elevada armonía interna y soli-
dez estructural, dirigido a conciliar conservación con desarrollo o bien ecología
con economía. Todo bajo el principio de lograr participación, cohesión y equi-
dad social.
El reto permanente fue y sigue siendo el aprovechamiento de las ventajas
comparativas que tiene México a nivel mundial por su rica biodiversidad, para
generar conservación y desarrollo a partir de su uso sustentable, y cómo ser com-
petitivos en los mercados globalizados, a efecto de lograr la captación de recur-
sos necesarios para fortalecer los procesos que el desarrollo demanda. Éstos son
sólo algunos de los aspectos que no habían sido abordados en las políticas pú-
blicas anteriores, que parten de procesos fundamentados históricamente y que
responden a características socioeconómicas particulares del país.
I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

1. S U OBJETIVO

Todos los esfuerzos de la presente administración en la aplicación de las políti-


cas en materia de vida silvestre se han centrado en buscar alternativas que fre-
nen las tendencias de deterioro de los ecosistemas y los recursos nat urales,
además de sentar las bases para un proceso de prevención de las tendencias de
deterioro, de combate a la pobreza, de diversificación de la producción, de iden-
tificación y promoción de nuevos mercados, además de la restauración y recu-
peración que permitan promover el desarrollo socioeconómico de México con
criterios de sustentabilidad.
Contribuyendo a esa gran misión y en el marco de las atribuciones y res-
ponsabilidades, la DGVS se propuso lograr la protección, el manejo integral9 y
el aprovechamiento sustentable de elementos de la f lora y fauna silvestres y sus
hábitat, en todo el territorio nacional, con la participación de la sociedad, para
lograr su conservación en el largo plazo, en beneficio de las presentes y futuras
generaciones.
De esta manera, en el Programa de conservación de la vida silvestre y diversi-
26
ficación productiva en el sector rural, México 1997-2000, se planteó como objeti-
vo general:

Conservar la biodiversidad de México y generar oportunidades de diversificación


socioeconómica para el sector rural.

Para lograr el cumplimiento de éste y partiendo del diagnóstico realizado,


se identificaron diversas necesidades que sirvieron para desarrollar los siguien-
tes objetivos particulares:
• Establecer incentivos para la configuración de intereses privados y públi-
cos en favor de la conservación de la f lora y fauna silvestres a través de su
aprovechamiento sustentable.
• Promover y facilitar la conservación de grandes extensiones de hábitat para
la vida silvestre, y de ese modo reducir las probabilidades de extinción y
fomentar la recuperación de especies de alto significado ecológico, simbó-
lico y económico para la identidad regional y nacional.
• Fortalecer el marco normativo institucional apegándose al cumplimien-
to de la ley y de las normas vigentes en materia de aprovechamiento de
vida silvestre.
• Garantizar las acciones administrativas necesarias que repercutan en la pro-
tección de las especies listadas en la NOM-059-ECOL-1994.

9 Manejo integral es aquel que considera de manera relacionada aspectos biológicos, sociales,
económicos y culturales vinculados con la vida silvestre y sus hábitat.
II. U N PROGRAMA DE LARGO PLAZO
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

• Contribuir a la continuidad de los patrones y procesos naturales en todos


los ecosistemas, a través de esquemas de aprovechamiento sustentable, fin-
cados en información técnica y científica sólida, y generar con ello: divisas,
nuevas fuentes de ingresos y empleo en las áreas rurales del país, de ma-
nera entrelazada con la protección y conservación de los ecosistemas.

Círculo virtuoso de desarrollo


y conservación de la biodiversidad

Pérdidad de
biodiversidad
Generación de incentivos
para la prevención, restauración,
conservación, protección y uso
Pobreza sustentable de la biodiversidad.
creciente
Distribución inequitativa 27
de oportunidades
y beneficios

2. S US INSTRUMENTOS

Como se ha observado en el transcurso del presente documento, la conserva-


ción de la vida silvestre es garante de la sustentabilidad, la cual en el tema que
nos ocupa puede lograrse mediante el desarrollo de esquemas de aprovechamien-
to ordenados, administrados y enérgicamente regulados, lo que constituye un
sistema funcional y de reciprocidad entre la conservación-aprovechamiento, el cual
ha sido el vehículo para cumplir los objetivos señalados.
De esta manera, una vez elaborado el diagnóstico y establecidos los objeti-
vos a cumplir se identificaron una serie de instrumentos clave cuya operación
tuviera las siguientes virtudes:
• Que fueran el componente empleado en cada una de las estrategias que
conformarían la labor administrativa de la Dirección General de Vida Sil-
vestre.
• Que pusieran en práctica y demostraran la viabilidad de un concepto tan
complejo como es el desarrollo de una alternativa sustentable.
• Que su funcionalidad fuera viable, universal, vanguardista y cuya perma-
nencia se mantuviera independientemente de cambios y transformaciones
políticos y sociales.
I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

Los instrumentos, su función y elementos

Instrumento Función Elementos


Administrar, regular y hacer la ges- Permisos, certificados, licencias,
Regulación directa
tión eficiente. registros, refrendos y autorizaciones.
Normar y adecuar las conductas a Leyes, reglamentos, normas, decre-
Instrumentos
los objetivos de conservación, mane- tos, y acuerdos.
normativos y
jo integral y aprovechamiento
jurídicos
sustentable.
Analizar, integrar, sistematizar y di- Sistemas de información, investi-
Información y
fundir los esfuerzos, problemas gación, prevención, comunicación,
comunicación
y resultados. capacitación, difusión e informática.
Optimizar esfuerzos y recursos para Comunicación e información per-
Coordinación entre el diseño y aplicación de políticas. manente entre los tres poderes terri-
poderes territoriales10 toriales (ejecutivo, legislativo y
judicial; federal, estatal y municipal).
Involucrar a la sociedad en esque- Programas, proyectos, convenios y
Concertación social
mas de corresponsabilidad. acuerdos.
28 Asegurar el ordenado y eficiente Participación pública y privada.
Vigilancia desarrollo de las actividades produc-
tivas y de conservación.
Generar las estrategias de manejo Estudios, métodos y técnicas que
Desarrollo integral que derivan en la conser- permiten conocer el estado en que se
tecnológico vación y aprovechamiento susten- encuentran las poblaciones silves-
table. tres.
Generar beneficios a los productores Cultivo y crianza en cautiverio, desa-
Producción e interés en la conservación. rrollo de poblaciones, mejoramiento
de ejemplares y conservación de las condiciones de
hábitat.
Concretar las políticas, programas y Aportaciones fiscales, inversiones
proyectos y generar nuevas opciones privadas, autofinanciamiento gene-
Financiamiento
de desarrollo. rado por los productores y recursos
internacionales.

Los instrumentos empleados y detallados en el cuadro anterior no son sim-


ples elementos descriptivos, sino son la estructura que le ha dado funcionalidad,
coherencia y movimiento a cada una de las estrategias que a continuación se
enlistan. En el capítulo siguiente se evaluarán las bondades, los logros y los avan-
ces de cada una de ellas.
1. Las unidades para la conservación manejo y aprovechamiento sustentable
de la vida silvestre y su integración en un sistema

10 Los poderes territoriales son aquellos instituidos constitucionalmente para ejercer jurisdic-
ción sobre una zona geográfica determinada; incluye a los poderes ejecutivo, legislativo y ju-
dicial tanto federales como estatales y municipales.
II. U N PROGRAMA DE LARGO PLAZO
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

2. Conservación y recuperación de especies prioritarias


3. Complementariedad con el Sistema Nacional de Áreas Naturales Prote-
gidas
4. Adecuación de instrumentos jurídicos
5. Modernización administrativa
6. Creación y consolidación de mercados
7. Fortalecimiento a las capacidades de vigilancia
8. Cooperación y participación
9. Convenios de cooperación internacional
10. Información, difusión y capacitación

A manera de síntesis, podemos observar a continuación de qué manera los


instrumentos aplicados en el Programa ejercen su funcionalidad para revertir las
tendencias negativas identificadas.

Retos del desarrollo sustentable


y la conservación de la biodiversidad 29

Pérdida de Regulación directa Conservación


biodiversidad Legislación de la
Información biodiversidad
Coordinación
Intergubernamental
Pobreza Concertación social Desarrollo
creciente Vigilancia sustentable
Distribución Desarrollo tecnológico Justo reparto
inequitativa Producción de ejemplares de oportunidades
de oportunidades Financiamiento y beneficios
y beneficios
I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

30
III. U NA VISIÓN SOBRE LAS ESTRATEGIAS , SUS LOGROS Y AVANCES
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

I I I . UN A VISIÓN SOBRE
L A S E S T R A T E G I A S,
S U S LOGROS Y AVANCES
31

L
os logros y bondades de los aspectos planteados en la
presente administración solamente se pueden evaluar
a partir de la funcionalidad de cada una de las es-
t rategias propuestas, las cuales se describen detallada-
mente a continuación, incluyendo los avances de cada una
de ellas:

1. L AS U NIDADES PARA LA C ONSERVACIÓN,


M ANEJO Y A PROVECHAMIENTO S USTENTABLE
DE LA V IDA S ILVESTRE Y SU INTEGRACIÓN
EN UN SISTEMA

Con el propósito de contribuir a compatibilizar y a reforzar


mutuamente las acciones de conservación de la biodiversidad
con las necesidades de producción y desarrollo socioeconó-
mico en el sector rural, en 1997 se estableció el Sistema de
Unidades para la Conservación, Manejo y Aprovechamien-
to Sustentable de la Vida Silvestre (SUMA).
Este sistema integró bajo un concepto los sitios que
hasta 1996 se conocían sólo y de manera dispersa como: vi-
veros, jardines botánicos, zoológicos, criaderos y ranchos
cinegéticos, entre otros.
Para comprender mejor este sistema es necesario enten-
der primero los componentes que lo integran, o sea las Uni-
I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

dades para la Conservación, Manejo y Aprovechamiento Sustentable (UMA), su


filosofía, funcionamiento y finalidad:

Las UMA, una alternativa para la producción,


diversificación, preservación y obtención de recursos económicos
Las UMA promueven esquemas alternativos de producción compatibles con el
cuidado del ambiente, a través del uso racional, ordenado y planificado de los
recursos naturales renovables en ellas contenidos, y que frenan o revierten los
procesos de deterioro ambiental. Modifican sustancialmente las prácticas de
subvaloración, el uso abusivo y los modelos restrictivos tradicionalmente emplea-
dos en el país para la gestión de la vida silvestre. La intención es crear oportu-
nidades de aprovechamiento que sean complementarias de otras actividades
productivas convencionales, como la agricultura, la ganadería o la silvicultura.
No sólo buscan ser una propuesta hacia una nueva alternativa de activida-
des de producción sustentable, sus aspiraciones van más allá, en el sentido de
lograr en los propietarios y legítimos poseedores de tierras una nueva percepción
32
en cuanto a los beneficios derivados de la conservación de la biodiversidad.
Las demandas de la sociedad respecto de las alternativas viables de desa-
rrollo socioeconómico en México, son en parte respondidas por las UMA, las
cuales buscan promover la diversificación de actividades productivas en el sec-
tor rural, basadas en el binomio conservación-aprovechamiento de los recursos
naturales, a efecto de lograr otras fuentes de empleo, de ingreso para las comu-
nidades rurales, generación de divisas, valorización de los elementos que con-
forman la diversidad biológica y el mantenimiento de los servicios ambientales
focales que prestan al lugar y a sus áreas aledañas.
Pueden funcionar como centros productores de pies de cría, como bancos
de germoplasma, como alternativas de conservación y reproducción de especies,
en labores de investigación, educación ambiental, capacitación, así como unida-
des de producción de ejemplares, partes y derivados que puedan ser incorpora-
dos a los diferentes circuitos del mercado legal.

Tipos de aprovechamiento más comunes


que se pueden realizar dentro de las UMA

Extractivos
• Cacería deportiva
• Mascotas
• Ornato
• Alimento
• Insumos para la industria y la artesanía
III. U NA VISIÓN SOBRE LAS ESTRATEGIAS , SUS LOGROS Y AVANCES
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

• Exhibición
• Colecta

No extractivos
• Ecoturismo
• Investigación
• Educación ambiental
• Fotografía, video y cine

Una de las características más sobresalientes de estas Unidades es la adhe-


sión convencida de sus dueños (comuneros, ejidatarios o pequeños propietarios)
a la protección y el manejo de los hábitat y la vida silvestre, al comprobar que
la conservación es rentable en términos sociales, económicos y ambientales y que
pueden acceder legalmente a esos beneficios cuando cumplen la normatividad
establecida, a través de técnicas específicas de manejo y monitoreo.

Principales intereses que generan las UMA 33


• Por el hecho de que los recursos de vida silvestre obtenidos de una UMA tie-
nen (además del valor ecológico, cultural o histórico) un interés económico,
se propicia su cuidado y se obtienen los recursos necesarios para hacerlo. Esto,
paralelamente impacta positivamente en la inversión del erario público ya que
el financiamiento destinado a la conservación es más eficiente.
• El interés económico promueve una mayor participación social y la subsecuen-
te corresponsabilidad de las comunidades locales, y fortalece con esto los
esquemas de vigilancia participativa.
• Al corresponsabilizarse los poseedores de los recursos del cuidado y la aten-
ción de éstos, se abre la posibilidad de obtener el apoyo efectivo de diversos
sectores, principalmente el rural, en el desarrollo de los diversos programas
públicos y privados, dirigidos a la conservación y preservación de nuestro
patrimonio natural.
• Al estar organizados los productores y trabajar con programas sostenidos y
sustentables se vuelven sujetos de crédito tanto nacionales como internacio-
nales, inversión que finalmente se aplica en actividades específicas para la
conservación.
• Es una opción de empleo e ingreso que reduce riesgos económicos para los
productores, vía la diversificación y contribuye a la conservación de la biodi-
versidad.
• En general requiere bajos costos de inversión.
• El propietario de la tierra, sin importar el régimen de la tenencia, es quien
propone (de acuerdo con su experiencia y avalado por estudios técnicos) y
quien recibe los beneficios.
I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

• Es una estrategia orientada a largo plazo, cuyo establecimiento presenta fru-


tos a corto y mediano plazos.
• Incluye usos no convencionales como cacería de subsistencia o recolección.
• El manejo y la conservación, pueden iniciarse incluso con el aprovechamiento
de una sola especie.

El titular de una UMA es el propietario de la tierra o legítimo poseedor en


donde se establece ésta, sin importar cuál sea el tipo de tenencia: ejidal, comu-
nal o pequeña propiedad.
El Ejecutivo, a través de la SEMARNAP, otorga a los titulares de las UMA
el derecho al aprovechamiento y la corresponsabilidad en la preservación del
hábitat y las especies que ahí habitan. Todo esto se logra mediante el riguroso
cumplimiento de un programa de trabajo definido como Plan de Manejo, el cual
es elaborado por el responsable técnico de la UMA y requiere, después de su
análisis, de la autorización la SEMARNAP para iniciar su funcionamiento.
Para que el Plan de Manejo sea aprobado y autorizado debe garantizar la
conservación de los ecosistemas, de sus elementos y la viabilidad de las pobla-
34
ciones de especies existentes dentro de la UMA, con especial énfasis en aqué-
llas que serán sujetas a algún tipo de aprovechamiento.
El cumplimiento de las especificaciones técnicas establecidas en cada Plan
de Manejo aprobado tiene un seguimiento constante por parte del titular respon-
sable de cada unidad y de las autoridades normativa y verificadora, lo que garan-
tiza su adecuada operación.
Los titulares de las UMA son los responsables de realizar las diversas acti-
vidades de manejo, de darles seguimiento permanente, de aplicar tareas de vigi-
lancia y de solicitar aprovechamiento, captura, extracción o colecta dentro de
las UMA.
Para un aprovechamiento sustentable es necesario que se desarrolle un
adecuado manejo del hábitat, que existan eficientes mecanismos de vigilancia y
que se asegure un mantenimiento sano de las poblaciones. El número de espe-
címenes que se pretende aprovechar, invariablemente debe ser menor a la canti-
dad que se reproduce naturalmente11 y esto debe ser avalado por estudios que
así lo demuestren.
Para conocer la relación reproducción-aprovechamiento, los responsables
técnicos de las UMA desarrollan estudios sobre la dinámica poblacional de las

11 El Artículo 87 de la Ley General del Equilibrio Ecológico y Protección al Ambiente establece: El


aprovechamiento de especies de f lora y fauna silvestre en actividades económicas podrá au-
torizarse cuando los particulares garanticen su reproducción controlada o desarrollo en cau-
tiverio o semicautiverio o cuando la tasa de explotación sea menor a la de renovación natural
de las poblaciones, de acuerdo con las normas oficiales mexicanas que al efecto expida la Se-
cretaría.
III. U NA VISIÓN SOBRE LAS ESTRATEGIAS , SUS LOGROS Y AVANCES
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

especies, sustentados técnica y científicamente. Gracias a éstos año con año se


ha obtenido una mejor información del estatus de las especies, el número de
individuos, sus ciclos biológicos, hábitos alimentarios, condiciones de su hábi-
tat y estado de salud de la población dentro de cada unidad.
Los ejemplares, partes y derivados provenientes de una UMA deben certi-
ficarse mediante algún sistema de marcaje (microchips, anillos, tatuajes, grapas,
etc.), los cuales varían según la especie de que se trate, de igual modo deben ir
acompañados de la documentación que acredite su legal procedencia, para final-
mente incorporarlos a los circuitos de mercado tanto nacionales como interna-
cionales.
Otro punto importante a señalar es que muchas de las UMA han sido re-
gistradas con la intención exclusiva de desarrollar conservación, sin la búsque-
da de efectuar manejo de especies con fines de aprovechamiento o uso.
La operación de las UMA ha demostrado, hasta ahora, con resultados con-
tundentes que se trata de un buen mecanismo a seguir, ya que no solamente
desarrollan conservación y economías, sino además concientización social.
Es importante resaltar que el titular de la UMA, en principio no necesa-
35
riamente es consciente de los beneficios que genera al ambiente, ya que su per-
cepción es limitada y su interés se centra en la remuneración económica que
ofrece el uso de los distintos elementos que conforman los recursos silvestres
de su unidad. Conforme observa que sus beneficios se fincan en el mantenimien-
to de las condiciones de los hábitat, comienza un proceso de meditación sobre
la importancia de su labor en beneficio de la conservación. Con el crecimiento
de diversas UMA y la integración complementaria de las mismas, su nivel de
percepción es más amplio, lo que lo invita a relacionar su esfuerzo con otros igua-
les. Comienza entonces a comprender que la conservación es necesaria para lo-
grar sus beneficios.
A nivel micro, las UMA impactan pues, de manera local, cuando se visua-
liza el conjunto de éstas, a nivel macro se adquiere finalmente plena conciencia
del inmenso potencial que representa este mecanismo como sistema.

La integración de los elementos del SUMA,


el mejor esfuerzo para impactar positivamente
en la conservación
El SUMA contribuye en la conservación ya que integra al conjunto de unidades
que diversifican propósitos y actividades y que cada una ellas genera un tipo de
sinergia específica, complementaria a las demás.
I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

Contribución del SUMA


a la conservación de los recursos naturales

• Los beneficios que origina el mantenimiento del hábitat a partir del interés
por mantener en buen estado las poblaciones silvestres a aprovechar, sin
importar que se conozca la importancia social de conservar, se suman a lo
largo y ancho del país, y conforman una gran superficie de ecosistemas que
se mantienen y se renuevan.
• Identifica, valoriza produce y mantiene de manera global los bienes y servi-
cios ambientales necesarios para la vida, ya que con ecosistemas y hábitat
saludables se garantiza bienestar social, sobre todo, la viabilidad de la espe-
cie humana en el planeta.
• Al impactar positivamente en los hábitat, se logra mantener la riqueza gené-
tica en prácticamente todos los ecosistemas de México, asegurando así el
futuro acceso a otros usos potenciales, derivados de la biodiversidad en be-
neficio de las generaciones presentes y futuras.
• Al proteger el hábitat, no sólo se protege a las especies de interés comercial
36
sino también a todas las que cohabitan con éstas.
• Con el desarrollo del SUMA se conforman corredores biológicos que per-
miten el desplazamiento y el mantenimiento de la diversidad genética de las
especies.
• Genera la corresponsabilidad en la conservación y el derecho de usufructo
de la vida silvestre de un importante grupo social.
• Promueve la organización social y el rescate del conocimiento tradicional
sobre el entorno natural, uniéndolo al conocimiento moderno de la ciencia.
• Educa y capacita en la conservación, el manejo y el aprovechamiento susten-
table de la vida silvestre.
• Sus aprovechamientos están fincados en la sustentabilidad de tal manera que
garantizan la permanencia de hábitat y especies.
• Combate el tráfico ilegal y el furtivismo, al fomentar el comercio legal tanto
nacional como internacionalmente.
• A través del aprovechamiento integral se genera una inmensa diversificación
productiva que impacta positivamente en la conservación, al no incidir en un
solo recurso.

El SUMA incorpora las formas básicas de manejo aceptadas para conser-


vación y producción, que se dan dentro de las UMA: a) de hábitat y desarrollo
de poblaciones en vida libre y b) de poblaciones o individuos de especies en
cautiverio.
Ambos esquemas generan conservación, ya que: al buscar el mejoramien-
to y mantenimiento del hábitat se beneficia no sólo la especie que se pretende
aprovechar, sino un sinnúmero más que convive con ésta; por otro lado al re-
III. U NA VISIÓN SOBRE LAS ESTRATEGIAS , SUS LOGROS Y AVANCES
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

producir ejemplares en criaderos o viveros se mantienen los individuos de las


especies que se reproducen.
Cuando se pretenden manipular especies silvestres exóticas es necesario
contar con el registro de la UMA, para lo cual se exige que los ejemplares se
manejen única y exclusivamente —y en todos los casos— en estricto confinamien-
to. Para obtener la aprobación de su manejo se deben incluir medidas de segu-
ridad preventivas y emergentes para incidentes que pudieran desplazar a otras
especies (plan de contingencia). Al mantenerlas cautivas, éstas no compiten con
las nativas ni se afecta o modifica el hábitat natural, lo que repercute en una
conservación directa.
Parte del éxito del SUMA ha sido el esfuerzo aplicado en insistir sobre la
importancia y las ventajas de manejar especies nativas, las cuales: tienen millo-
nes de años de adaptación a los ecosistemas mexicanos; es mucho más econó-
mico su manejo; se obtienen más fácilmente los pies de cría, semillas y ejemplares
para iniciar la producción; inician un proceso de revalorización de los elemen-
tos derivados de la biodiversidad mexicana y sobre todo, con esto se garantiza
el mantenimiento de la variabilidad genética de nuestros recursos naturales.
37
Bajo el esquema del SUMA se han incorporado más de 3,000 unidades, que
representan una extensión superior a los 14 millones de hectáreas. Existen más
de 700 especies silvestres mexicanas que se aprovechan, al tiempo que son mi-
les de especies las que se conservan.

Número de unidades registradas


e incorporación de superficie al SUMA

Nota: de 1994 a 1996 se regularizaron los ranchos cinegéticos y otras unidades productivas (500
mil ha), para integrarlos en 1997 al SUMA. Las barras indican número de UMA y los puntos
millones de hectáreas.
I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

Otro aspecto relevante es que el SUMA se encuentra integrado en su ma-


yoría por tierras con tipo de propiedad social, esto es: ejidal y comunal.
El SUMA contempla prácticamente todos los ecosistemas mexicanos, ya que
existen unidades registradas en cada uno de los tipos de vegetación que se pue-
den encontrar en el país: bosques de coníferas y encino, bosque mesófilo de
montaña, bosque tropical caducifolio, bosque tropical subcaducifolio, bosque
tropical perennifolio, bosque espinoso, matorral xerófilo y pastizal, así como
vegetación acuática y subacuática.
Cubre el 7.23% del territorio nacional total. Se estima que la superficie
forestal de México es de 140.7 millones de ha,12 de las cuales 56.5 millones re-
presentan zonas arboladas de bosques y selvas, 58 millones son de vegetación
de zonas áridas, 4.1 millones de vegetación hidrófila y halófita y 22.1 millones
son forestales con diversos grados de perturbación.13 Si no se tomaran en cuenta
las hectáreas forestales con cierto grado de perturbación, quedarían como po-
tenciales para el aprovechamiento de especies silvestres 118.6 millones de ha,
en donde el SUMA está actuando ya sobre el 12%.
A pesar de ser una estrategia muy joven (tres años), este sistema ha logra-
38
do una participación amplia y activa de los diferentes sectores involucrados, par-
ticularmente en el norte del país, por razón de la existencia de la ganadería ligada
a la cacería; los predios de gran superficie que propician el desarrollo de prácti-
cas de manejo de hábitat; la existencia de mayor experiencia técnica relacionada
con la vida silvestre; la presencia de organizaciones de productores interesados
en desarrollar actividades productivas diversificadas bajo criterios ambientales;
y una cultura de desarrollo basada más en la producción que en la extracción,
entre otras.
Actualmente la DGVS trabaja en conjunto y coordinadamente con más de
50 grupos de los diversos sectores involucrados, con especial énfasis en servi-
dores públicos, técnicos y productores. Este esfuerzo se ha visto ref lejado en la
realización de una campaña de capacitación sobre el manejo y la operación de
las UMA a diferentes niveles, que contempla más de 100 cursos y que inf luye
en una cantidad mayor de 5,000 personas.

12 Algunos análisis refieren que la vegetación natural del país se distribuye en 135.1 millones
de hectáreas. En este documento se utiliza la cifra de 140.7 tomando en cuenta las áreas po-
tenciales para el desarrollo de esta vegetación, incluyendo las regiones perturbadas.
13 INEGI, 1997, Estadísticas del medio ambiente, p. 209
III. U NA VISIÓN SOBRE LAS ESTRATEGIAS , SUS LOGROS Y AVANCES
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

Logros del SUMA

Ambientales
• Conservación y enriquecimiento de hábitat natural en más de 14 millones
de hectáreas.
• Las tierras antes consideradas como ociosas son dedicadas a la conservación
y revaloradas por su biodiversidad.
• Operación de programas de reproducción y recuperación de especies consi-
deradas en algún estatus de riesgo como borrego cimarrón, berrendo, oso
negro, cocodrilos, lobo mexicano, cactos, orquídeas, palmas, entre otras.
• Se inició una amplia estrategia de monitoreo de especies y poblaciones, se
conocen estatus poblacionales de varias de ellas (algunas a nivel nacional,
otras a nivel regional y otras más a nivel poblacional) sujetas a conservación
y manejo.
• Ofrece la mejoría y asegura la permanencia de servicios ambientales.
• Dentro de 3,225 UMA se manejan, conservan y aprovechan más de 700 es-
pecies silvestres mexicanas.
39
• Evaluación permanente del estado de conservación de los diversos hábitat y
de su población que permiten dictaminar tasas de aprovechamiento, bajo
conocimientos técnicos sólidos, lo que incide en la prevención, mitigación,
restauración, recuperación y conservación.
• Sienta las bases para la generación de cuentas ambientales ligadas a la con-
servación y los usos de la vida silvestre.

Económicos
• Compatible con todo tipo de actividad (silvícola, agrícola, ganadera e inclu-
so industrial), siempre y cuando se reconviertan las prácticas productivas
usando métodos ambientalmente más amigables.
• Promueve la diversificación productiva.
• Contribuye al desarrollo económico de las zonas rurales, validando aquellas
actividades productivas relacionadas con la vida silvestre, bajo un Plan de
Manejo.
• Permite la revaloración en términos económicos de la propiedad rural que
produce bienes y servicios para los mercados.
• Ha iniciado la incorporación de la vida silvestre mexicana a mercados lega-
les y ha conformado un sistema de precios.
• Disminuye los costos de inversión del erario público en la prevención, miti-
gación, restauración, recuperación y conservación.

Sociales
• Se ha logrado una rápida diversificación de opciones de manejo, técnicas de
muestreo, investigación aplicada y aprovechamiento sustentable.
I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

• Se generan beneficios directos que estimulan a productores a hacer conser-


vación, mantener sus tierras y no emigrar.
• Permite la toma de decisiones para desarrollar proyectos productivos, debi-
do a que se pueden unificar objetivos tanto de conservación como de apro-
vechamiento, lo que favorece la autogestión, autocapacit ación y la
autoeducación.
• Contribuye al conocimiento de la naturaleza y de la educación ambiental.
• Se unifican de criterios en la aplicación de políticas.

Legales
• Promueve el conocimiento y la actualización del marco regulatorio.
• Representa una buena opción en contra de aprovechamientos y mercados
ilegales.
• Estimula y da seguridad al desarrollar prácticas económicas ambientalmente
sanas, a través de registros y certificaciones gubernamentales.

A nivel micro, las UMA impactan positivamente en la permanencia de in-


40
dividuos de ciertas especies, mientras que a nivel macro el SUMA beneficia a
las especies y su diversidad.

La sustentabilidad para el otorgamiento


de tasas de aprovechamiento 14
Desde el punto de vista técnico, un avance importante impulsado por el SUMA
es el relativo a la dictaminación de las tasas de aprovechamiento, las cuales se
autorizan a través del análisis de la información que se obtiene de los estudios
poblacionales que se integran a los planes de manejo de cada UMA. Esto per-
mite garantizar la viabilidad de las poblaciones y sus hábitat dentro de las uni-
dades y por tanto la permanencia de las especies y los beneficios que ellas generan
(Véase Formatos para el registro de UMA y de Planes de Manejo en el Anexo).
Con base en la importancia de este aspecto, el INE, a través de la DGVS
se dio a la tarea de modificar progresivamente la manera en que se autorizaban
tasas libres15 de aprovechamiento tanto cinegético como de aves canoras y de
ornato, establecidas a través de los acuerdos secretariales que se emitían con estos

14 Se entiende como tasa de aprovechamiento el número de individuos aprovechables en un


área delimitada durante un periodo determinado. La tasa de aprovechamiento en la actuali-
dad es autorizada por medio de estudios poblacionales claros, precisos, técnica y científica-
mente sustentados.
15 A diferencia del procedimiento que se sigue dentro de las UMA, con anterioridad se esta-
blecían tasas libres de aprovechamiento a partir de supuestos no siempre avalados por un
estudio específico que indicara el estado de la población y mucho menos el compromiso, por
parte del usuario de aplicar cualquier tipo de técnicas de manejo. Los supuestos se obtuvieron
III. U NA VISIÓN SOBRE LAS ESTRATEGIAS , SUS LOGROS Y AVANCES
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

fines, reconocidos por todos como calendarios. Este procedimiento fue muy útil
por un tiempo, sin embargo, con el desarrollo de mejores políticas ambientales
e instrumentales derivadas de las crecientes exigencias por salvaguardar la bio-
diversidad mexicana, generar nuevas oportunidades de ingreso así como de di-
versificación productiva, resultaron mejores prácticas para mantener saludables
las poblaciones de este patrimonio. La única manera de lograr lo anterior es a
través del conocimiento real y efectivo de cuánto se tiene para poder hacer uso
de él. Este aspecto sólo puede determinarse mediante de estudios específicos que
son la base para una solicitud de aprovechamiento dentro de una UMA. Ade-
más de que el beneficiario directo de este uso es el legítimo propietario del pre-
dio, y por tanto tenedor de los recursos, quien se convierte en el más interesado
en conservarlos.
La política de autorizar o negar los aprovechamientos de vida silvestre atien-
de, entre otras disposiciones, a lo señalado por el Artículo 87 de la LGEEPA, sin
embargo este cumplimiento de la legislación generó inconformidades, principal-
mente en aquellas personas acostumbradas a tener un acceso casi libre al uso de
los recursos naturales. En la actualidad cualquier aprovechamiento autorizado
41
por medio de la DGVS no afecta las poblaciones de la especie que se trata, y por
tanto garantiza la reproducción, permanencia y viabilidad de la misma, al mis-
mo tiempo que se legitiman los mercados y los precios comienzan a perder sus
distorsiones. Curiosamente, esta última situación del todo benéfica para la con-
servación y la sociedad, también ha generado inconformidades en algunos sec-
tores que se dicen conservacionistas, por razón de que la vida silvestre comienza
a ser valorada en términos económicos.
Es importante señalar que el incumplimiento de cualquiera de los criterios
que se requieren para registrar y desarrollar una UMA reciben como sanción
inmediata la cancelación, suspensión o en su caso revocación de la tasa de apro-
vechamiento.

2. C OMPLEMENTARIEDAD CON EL S ISTEMA N ACIONAL


DE Á REAS N ATURALES P ROTEGIDAS ( SINAP )
El SINAP integra quizá las estrategias de conservación de nuestros recursos na-
turales más reconocidas por todos y cuyos esfuerzos se concentran en áreas que

en reuniones abiertas, realizadas básicamente con cazadores, convocadas por las delegacio-
nes federales en cada estado, a las cuales asistían también algunos interesados en el tema.
Como resultado de estas reuniones se regionalizaba cada uno de los estados y se emitía una
cuota o tasa específica para cada región y un límite de posesión diario y por temporada. Es-
tos procedimientos y la normatividad existente permitían a los aprovechadores del recurso
aplicar su autorización sin la necesidad de obtener el permiso expreso del propietario del
predio, lo que evitaba que los beneficios por el uso los recibiera éste.
I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

han representado un gran interés y preocupación por su cuidado a lo largo de


los años. Los logros de SEMARNAP en esta materia han sido contundentes, lo
que ha permitido consolidar y definir programas concretos en los espacios anti-
guamente decretados, así como el desarrollo de nuevas áreas que cubren gran
parte del territorio nacional. Su administración había dependido de una unidad
coordinadora, perteneciente al INE, hasta que el 5 de junio del 2000 se estruc-
turó la Comisión Nacional de Áreas Naturales Protegidas como un órgano des-
concentrado.
Las Áreas Naturales Protegidas (ANP) se han decretado, entre otras cosas,
con la plena intención de conservar zonas y elementos representativos de los
diversos ecosistemas presentes en el país, los cuales se caracterizan por una con-
siderable riqueza de f lora o fauna, o por la presencia de poblaciones, especies,
subespecies o hábitat que se encuentran en alguna categoría de riesgo y que re-
quieren un control más estricto por la importancia de su preservación.
A partir de la conceptualización de que gran parte del territorio nacional
estaba sujeto a drásticos procesos de deterioro y cuya total integración al SINAP
era literalmente imposible. Esto generó la búsqueda e identificación de alterna-
42
tivas de conservación ligadas al desarrollo que entre otras cosas: incorporara de
manera urgente superficies cuya creación inmediata persiguiera fines similares;
que también contara con planes de manejo; que igualmente fueran aceptadas y
promovidas por los legítimos propietarios de las tierras como un paso previo a
la comprensión de la importancia y oportunidades que generan las áreas prote-
gidas, pero sin la necesidad de la publicación de un decreto que las conforma-
ra. Estas premisas fundamentaron y consolidaron la creación del SUMA, que en
la práctica ha demostrado su capacidad de integración de una superficie similar
en tamaño al del SINAP, en donde ambas, por la forma en que se complemen-
tan, sinergizan y potencian los procesos de conservación. Claro ejemplo de esto
se observa en los evidentes corredores biológicos conformados por la fusión de
estos dos sistemas, como lo muestra el mapa de la siguiente página.
No sólo la complementariedad del SUMA y el SINAP se ref leja en el incre-
mento significativo de la proporción del territorio nacional objeto de un proce-
so de conservación: la forma en que interactúan ambos sistemas para beneficiarse
mutuamente también fortalece su accionar. A diferencia de otros países,16 son
mínimas las superficies continentales nacionales de propiedad federal, estatal
o municipal, por lo que el decreto, previamente consensuado, que protege un
área natural, incluye a los propietarios que se encuentran en su interior, sin

16 En EUA los decretos de protección para áreas naturales, en su gran mayoría, se han efec-
tuado en regiones de propiedad federal o estatal, lo que implica la ausencia casi total de asen-
tamientos humanos, con lo cual se simplifica a su vez la toma de decisiones por parte de la
autoridad respecto de las medidas para la conservación, al no tener que consensuarlas ni
someterse a presiones humanas que pudieran contravenir éstas.
III. U NA VISIÓN SOBRE LAS ESTRATEGIAS , SUS LOGROS Y AVANCES
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

modificar el tipo de tenencia. Los lineamientos que se establecen dentro de cada


área, para garantizar la conservación, tienen al menos que restringir el uso del
suelo y junto con esto, las actividades productivas convencionales, lo que pro-
voca conf licto de intereses, que no siempre se resuelve vía el ordenamiento. Es
por tanto necesario crear alternativas productivas bajo criterios de sustentabili-
dad, que el SUMA ofrece, que permitan diluir la permanente presión que ejer-
cen los grupos humanos tanto en la zona de inf luencia como dentro de estas
importantes áreas conservadas.

Mapa de Sonora
y la península de Baja California

43

Nota: En azul se pueden identificar las ANP, mientras que en rojo las UMA y en contorno ver-
de las áreas prioritarias determinadas por la Conabio

Se ha demostrado que cuando se instalan UMA dentro de estas áreas pro-


tegidas, además de disminuir presión social, se impulsan aun más los beneficios
ambientales producto de los dos sistemas. Este tipo de complementariedad for-
talece notablemente el accionar del responsable de la zona protegida o director
de la reserva, ya que al ser reconocida su autoridad y aceptadas sus propuestas
se logra una participación más activa en la aplicación del Plan de Manejo, ade-
más de que aumenta en forma importante su inf luencia fuera del polígono que
establece los límites de la ANP.
Por otro lado el SUMA, al operar fuera y dentro de las áreas protegidas,
fortalece el desarrollo de mejores estudios, técnicamente más sustentados, que
a todas luces contribuyen a generar mayor información y por tanto un conoci-
miento más amplio de especies, hábitat y ecosistemas.
I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

Otro ejemplo de esta complementariedad se observa en los esfuerzos que


se aplican en las áreas protegidas, a través de la instrumentación de los Proyec-
tos de Conservación y Recuperación de Especies Prioritarias ( PREP). La aplica-
ción de las políticas en esta estrategia se ha consolidado de manera relevante a
partir del trabajo conjunto, directo y permanente.

3. C ONSERVACIÓN Y RECUPERACIÓN DE ESPECIES


PRIORITARIAS

Antes de la presente administración los programas orientados a conservar y


manejar las poblaciones de especies silvestres se habían concentrado funda-
mentalmente en aquellas que tenían importancia cinegética o comercial, bas-
te señalar que el único instrumento regulatorio existente era la Ley Federal de
Caza. Esta situación se presentó como producto de una inf luencia mundial:
la demanda internacional de ciertas variedades cotizadas sin importar su ori-
gen. Con esto la mayoría de las especies nativas quedaron relegadas a un se-
gundo término.
44
Por otro lado, de manera opuesta, aplicando grandes esfuerzos pero con
escasos resultados, se implantaron distintos programas con la intención de pre-
servar innumerables especies bajo una visión conservacionista y cuyos métodos
nunca consideraron de manera integral y dinámica a las especies, poblaciones,
comunidades ecológicas y ecosistemas, junto con la omnipresencia del ser hu-
mano, sus intereses y sus necesidades. Prueba de esto es toda la historia de ve-
das, prohibiciones y algunas normas, las cuales se elaboraron o decretaron con
la mejor de las intenciones, pero con la esperanza de que estos instrumentos,
por sí mismos, normaran los criterios, regularan actividades y ordenaran los pro-
pósitos.
Con la intención de subsanar estas dificultades, la DGVS a partir del Pro-
grama de conservación de la vida silvestre y diversificación productiva en el sector rural,
México 1997-2000, se dio a la tarea de identificar especies clave17 que cubrieran
gran parte de los ecosistemas mexicanos y que garantizaran que su recuperación
beneficiara a un porcentaje importante de muchas otras especies. Por otro lado,
era esencial concretar los esfuerzos en relación directa con la limitación que exi-
gían los tiempos políticos y la cantidad de recursos humanos y materiales exis-
tentes.
De esta manera y en un primer momento, se identificó un enorme listado
de especies potencialmente sujetas a un programa de recuperación. Este lista-

17 Se entiende como especie clave en este documento a aquella cuyos esfuerzos aplicados para
lograr su presencia y abundancia derivan en la conservación de su hábitat natural y el res-
to de sus elementos.
III. U NA VISIÓN SOBRE LAS ESTRATEGIAS , SUS LOGROS Y AVANCES
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

do inicial, tuvo que pasar por filtros que concretaran e hicieran viables las ta-
reas propuestas, lo que obligó a reducir el número de especies al hacer una se-
gunda selección más rigurosa, bajo nuevos criterios en donde destacaban las
siguientes características: que las especies seleccionadas estuvieran incluidas en
alguna categoría de riesgo reconocida internacionalmente; por la factibilidad de
recuperarlas y manejarlas en el corto plazo y con la información existente; por
producir un efecto de protección indirecta que permitiera conservar a otras espe-
cies y sus hábitat; por ser especies carismáticas o por poseer un alto grado de
interés cultural o económico.
Es así que el Programa planteó, como uno de sus principales ejes de tra-
bajo, el desarrollo de proyectos específicos que derivaran en la recuperación de
especies definidas como prioritarias. Entre éstas se incluyeron tanto especies (Oso
Negro, Jaguar, Berrendo, Borrego Cimarrón, Lobo Gris Mexicano, Manatí,
Vaquita Marina, Águila Real, Liebre Tropical, Ballena Gris, Palo Fierro y Cirio)
como grupos de especies (Orquídeas, Cactáceas, Agaváceas, Palmas, Zamias,
Cocodrilos, Guacamayas y Tortugas), las cuales requieren atención particular para
su conservación y recuperación, de acuerdo con sus condiciones locales y la pro-
45
blemática asociada.
Este conjunto de especies no excluyó, de ninguna manera, a otras que ya se
han incluido producto del interés generado por el Programa. De esta forma
se han apoyado iniciativas por parte de diferentes sectores sociales con el obje-
to de impulsar la recuperación de otras especies no consideradas en el primer
listado. Es el caso de los Pinnípedos, las Palomas, el Perrito llanero (Cynomys mexi-
canus) y el Cóndor de California (Gymnogyps californianus).
Por otro lado, los proyectos de guacamayas roja y verde (Ara macao y A.
militaris, respectivamente) se han integrado en uno solo, tomando en cuenta
además a todos los psitácidos nacionales, dado que la problemática de estas es-
pecies es similar a la del grupo taxonómico al cual pertenecen. De la misma ma-
nera el proyecto de recuperación de la ballena gris (Eschrichtius robustus) se
modificó para incluir también a la ballena jorobada (Megaptera novaengliae).
La relación entre los proyectos de recuperación de especies prioritarias y
la instrumentación de Unidades para la Conservación, Manejo y Aprovechamien-
to de Vida Silvestre (UMA) es la mezcla de dos enfoques incluyentes y complemen-
tarios, que como concepto dan el soporte fundamental para el logro de los
objetivos. Además de que la inmensa mayoría de las poblaciones de las especies
catalogadas como prioritarias se han visto beneficiadas con la conservación de
los diversos hábitat que genera el SUMA, lo que está siendo un factor más de
evaluación de la correcta aplicación de los planes de manejo de cada unidad.
Las acciones de conservación y recuperación de estas especies han parti-
do de conocimientos técnicos y científicos sólidos, con claros principios de ma-
nejo, desde una perspectiva territorial que privilegia el mantenimiento del hábitat
o en su caso sus nichos ecológicos.
I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

Un aspecto imprescindible y de gran importancia es el referente a la nece-


sidad de que el desarrollo de los diversos proyectos cuente con la participación
activa y destacada de la sociedad, lo que garantiza la consolidación y permanen-
cia de los mismos. De esta forma se trabaja, en cada uno de ellos, de manera
conjunta con instituciones y organizaciones públicas y privadas, creando meca-
nismos de cooperación y corresponsabilidad, con base en acuerdos y convenios
que proporcionen oportunidades y alternativas de financiamiento, transferencia
tecnológica y capacitación.
En general, para la instauración de los proyectos de rescate se ha hecho un
análisis y diagnóstico de la situación que guardan sus poblaciones, de la proble-
mática de cada especie y sus posibilidades reales de permanencia y conservación,
así como de las capacidades técnicas humanas y materiales disponibles para ins-
trumentar y alcanzar en el mediano plazo los objetivos propuestos.
La elaboración de proyectos para cada una de las especies ha contado con
la participación de los diferentes actores sociales. Con el fin de crear un marco
institucional que facilitara la coordinación y el trabajo colegiado que esto impli-
ca se creó, mediante acuerdo secretarial, en junio de 1999 el Comité Técnico
46
Consultivo Nacional para la Recuperación de Especies Prioritarias.
En este marco, cada una de las especies consolidará, a través de un subco-
mité técnico específico, todos y cada uno de los empeños y voluntades de parti-
cipación. Hasta julio del 2000 se tenían estruct urados los de las siguientes
especies: Berrendo, Águila Real, Psitácidos, Pinnípedos, Cocodrilos, Lobo Gris
Mexicano, Perrito llanero Oso Negro, Manatí, Jaguar, Palmas, Palomas, Zamias
y Cóndor; y antes del 2001 los relativos a Borrego Cimarrón, Palomas, Orquí-
deas, Cactáceas y Vaquita Marina.
La conformación de los subcomités ha permitido que en cada caso se ex-
presen, discutan, analicen y propongan las diferentes alternativas para la con-
servación o recuperación de la especie en cuestión, y en algunos casos, la
preparación de un documento técnico que establezca la diagnosis, estrategias,
objetivos, acciones para la conservación de la especie y su hábitat en México y
el posible tipo de aprovechamiento para cada uno de los casos.
La publicación del primero de estos documentos fue el referente al Águila
Real, al cual le siguieron en el 2000 los proyectos de Cocodrilos, Lobo Gris
Mexicano, Borrego Cimarrón, Oso negro, Berrendo, Zamias, Tortugas Marinas,
Pinnípedos y Psitácidos. Se recomienda su lectura y análisis. La complejidad que
envuelve cada una de las especies prioritarias y exige contar con una información
más amplia en lo relativo a sus lineamientos concretos y diversos avances.
A continuación se presenta un cuadro que muestra los esfuerzos aplicados
para cada una de las especies, así como sus logros y grados de avance:
Avances por cada uno de los proyectos
E STRATEGIA

Problemática Participación Proyecto


Especie o familia Conformación Reuniones Creación del
Identificación Diagnóstico Elaboración Publicación
de grupos periódicas Subcomité
Águila real
✔ ✔ ✔ ✔ ✔ ✔ ✔
(Aquila chrysaetos)
Cóndor de California (Gymnogyps californianus) ✔ ✔ ✔ ✔ ✔ En proceso En proceso
Psitácidos ✔ ✔ ✔ ✔ ✔ ✔ ✔
Ballena Gris (Eschrichtius robustus)
✔ ✔ ✔ ✔ En proceso En proceso En proceso
y Jorobada (Megaptera novaengliae)
Vaquita marina (Phocoena sinus) ✔ ✔ ✔ ✔ En proceso En proceso En proceso
NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

Lobo fino de Guadalupe (Arctocephalus townsendi),


Lobo marino de California (Zalophus californianus
✔ ✔ ✔ ✔ ✔ ✔ ✔
californianus), Foca común (Phoca vitulina),
Foca elefante del Norte (Mirounga angustirostris)
Paloma de alas blancas (Zenaida asiática),
Paloma suelera (Leptotila verreausi),
Paloma morada (Columba flavirrostris), ✔ ✔ ✔ ✔ ✔ En proceso En proceso
Paloma huilota (Zenaida macroura)
y Paloma de collar (Columba fasciata)
Borrego cimarrón (Ovis canadensis) ✔ ✔ ✔ ✔ En proceso ✔ ✔
Oso Negro (Ursus americanus) ✔ ✔ ✔ ✔ ✔ ✔ ✔
Berrendo (Antilocapra americana) ✔ ✔ ✔ ✔ ✔ ✔ ✔
Cocodrilos (Crocodylus acutus) y (C. moreletii)
✔ ✔ ✔ ✔ ✔ ✔ ✔
III. U NA VISIÓN SOBRE LAS ESTRATEGIAS , SUS LOGROS Y AVANCES

Caimán (Caiman crocodylus fuscus)


47
48
Problemática Participación Proyecto
Especie o familia Conformación Reuniones Creación del
Identificación Diagnóstico Elaboración Publicación
de grupos periódicas Subcomité
Tortugas marinas: Blanca o verde (Chelonia midas),
Negra (C. agazzi), Golfina (Lepidochelis olivacea),
Lora (L. Kempii), Carey (Eretmochelis imbricata), ✔ ✔ ✔ ✔ ✔ ✔ ✔
Caguama (Caretta caretta)
I NSTITUTO N ACIONAL

y Laud (Dermochelis coriacea)


DE

Lobo Gris Mexicano (Canis lupus baileyi) ✔ ✔ ✔ ✔ ✔ ✔ ✔


Perrito llanero (Cynomys mexicanus) ✔ ✔ ✔ ✔ ✔
Jaguar (Pantera onca) ✔ ✔ ✔ ✔ ✔ En proceso En proceso
E COLOGÍA

Manatí (Trichechus manatus manatus) ✔ ✔ ✔ ✔ ✔ En proceso En proceso


Palmas y zamias ✔ ✔ ✔ ✔ ✔ ✔ ✔
Palo fierro (Olneya tesota) ✔ ✔ ✔ ✔ En proceso En proceso En proceso
Cactos y agaves ✔ ✔ ✔ ✔ En proceso En proceso En proceso
Orquídeas ✔ ✔ ✔ ✔ En proceso En proceso En proceso
Cirio* (Fouquieria columnaris) ✔ ✔ ✔ En proceso En proceso En proceso En proceso

* En el caso del Cirio, su conservación se deriva del manejo que se efectúa vía el borrego cimarrón, además de que gran parte de su área de distribución son ya
L OGROS

Áreas Naturales Protegidas y se decretarán otras más en el corto plazo.


Y RETOS
1995-2000
III. U NA VISIÓN SOBRE LAS ESTRATEGIAS , SUS LOGROS Y AVANCES
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

El único proyecto que se ha visto prácticamente sin avance es el referente


a la Liebre Tropical (Lepus flavigularis). Esto se ha debido a la falta de organis-
mos, personas e investigadores interesados, así como de información actualiza-
da sobre esta especie, lo que ha impedido desarrollar un grupo de trabajo y
estrategias concretas. Sin embargo, se ha restringido la cacería fuera de UMA
en todo el estado de Oaxaca, que incluye el área de distribución de esta especie.
El mayor logro y la mayor virtud de todos los subcomités es que han podi-
do integrar organizadamente interés, esfuerzo y recursos de personas e institu-
ciones del sector privado social y gubernamental alrededor de una especie o
grupo de especies. La participación gubernamental en los subcomités cumple
la función de enlace y coordinación general entre los demás miembros del gru-
po, en los cuales recae la mayoría de las acciones operativas.
Otro mérito importante es que el Comité Técnico Consultivo Nacional para
la Recuperación de Especies Prioritarias y los diferentes subcomités, garantizan por
su forma de constitución multisectorial y multinstitucional, su operación conti-
nua y permanente a largo plazo, independientemente del riesgo por cambios
administrativos en el sector gubernamental.
49
Como se ha sido mencionado, el desarrollo de proyectos de recuperación
de especies prioritarias ha partido desde un punto de vista ecosistémico, es de-
cir, se ha pensado en instrumentar acciones de protección sobre una determi-
nada especie que propicia de manera indirecta la protección y conservación de
otras que se encuentran asociadas o bien generar condiciones que faciliten la per-
manencia de las mismas. En el anexo se presentan una serie de tablas que con-
tienen información sobre algunas de las especies de f lora y fauna silvestres que
se ven beneficiadas de manera directa e indirecta con la implantación de los PREP,
asimismo, en algunos casos se ha identificado el servicio ambiental generado a
nivel de comunidad o grupo de especies (Véase Algunas especies beneficiadas por
los PREP en el Anexo).
50
Especies prioritarias de f lora

Familia Nombre común Nombre científico Estatus (NOM-059-ECOL-1994) Estatus CITES


Agavacea* Toa Agave victoria reginae En peligro de extinción, endémica II
Despeinada Beaucarnea recurvata Amenazada –
I NSTITUTO N ACIONAL

Pata de elefante Beaucarnea gracillis Amenaza, endémica –


DE

Cactacea* Ariocarpus agavoides En peligro de extinción, endémica I


Viejito Cephalocereus senilis Amenazada, endémica II
E COLOGÍA

Peyote Lophophora williamsii Protección especial II


Orquidacea* Orquídea Encyclia kienastii En peligro de extinción, endémica II
Manuelito Encyclia vitellina Protección especial II
Flor de Mayo o Monjitas Laelia anceps En peligro de extinción, endémica II
Palmae Palma Brhea edulis Protección especial –
O Arecaceae* Palma camedor Chamaedorea metalica En peligro de extinción, endémica –
Palma chit Thrinax radiata Amenazada –
Zamicaceae o Cicadaceae* Palma de la virgen Dioon edule Amenazada II
L OGROS

Dioon rzedowski Amenzada, endémica II


Palmilla o camotillo Zamia furfuraceae Amenzada, endémica II
Y RETOS

Leguminosae Palo fierro Olneya tesota Protección especial, endémica –


Fouquiriacea Cirio Fouquieria columnaris II
1995-2000

* Para estas familias sólo se mencionan algunos ejemplos de las numerosas especies que se encuentran enlistadas en la NOM-059/ECOL-94 y en la CITES.
Especies prioritarias de fauna
E STRATEGIA

Nombre común Nombre científico Estatus (NOM-059-ECOL-1994) Estatus CITES


Berrendo Antilocapra americana En peligro de extinción I
Lobo gris mexicano Canis lupus baileyi En peligro de extinción II
Perrito llanero Cynomys mexicanus En peligro de extinción y endémica I
Oso negro Ursus americanus En peligro de extinción II
Borrego cimarrón Ovis canadensis Protección especial II
Águila real Aquila chrysaetos En peligro de extinción II
Jaguar Panthera onca En peligro de extinción I
Liebre tropical Lepus flavigularis En peligro de extinción y endémica No
NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

Psitácidos Varias especies La mayoría en alguna categoría de La mayoría enlistada en alguno de los
riesgo apéndices
Cocodrilo de río Crocodylus acutus Rara I
Cocodrilo de pantáno Crocodylus moreletii Rara I
Caimán Caiman crocodilys fuscus Protección especial II
Manatí del caribe Trichechus manatus manatus En peligro de extinción I
Vaquita marina Phocoena sinus En peligro de extinción I
Ballena gris Eschrichtius robustus
Protección especial I
y jorobada y Megaptera novaengliae
Tortuga blanca o verde Chelonia mydas En peligro de extinción I
Tortuga golfina Lepidochelys olivacea En peligro de extinción I
III. U NA VISIÓN SOBRE LAS ESTRATEGIAS , SUS LOGROS Y AVANCES

Tortuga lora Lepidochelys kempii En peligro de extinción I


51
52
Nombre común Nombre científico Estatus (NOM-059-ECOL-1994) Estatus CITES
Tortuga carey Eretmochelys imbricata En peligro de extinción I
Tortuga prieta o negra Chelonia agassizi En peligro de extinción I
Tortuga caguama Caretta caretta En peligro de extinción I
Tortuga laud Dermochelys coriacea En peligro de extinción I
I NSTITUTO N ACIONAL

Cóndor de California Gymnogyps californianus En peligro de extinción I


DE

Lobo fino de Guadalupe Arctocephalus townsendi


Lobo marino de California Zalophus californianus californianus
Protección especial I
Foca común Phoca vitulina
Foca elefante del Norte Mirounga angustirostris
E COLOGÍA

Paloma de alas blancas* Zenaida asiática


Paloma suelera* Leptotila verreausi
No
Paloma morada* Columba flavirrostris No
Paloma huilota* Zenaida macroura
Paloma de collar* Columba fasciata

* Si bien las palomas no se encuentran en ninguna categoría de riego, sus poblaciones se hallan sometidas a intensas presiones de aprovechamiento y sus áreas de
anidación a destrucción y fragmentación.
L OGROS
Y RETOS
1995-2000
III. U NA VISIÓN SOBRE LAS ESTRATEGIAS , SUS LOGROS Y AVANCES
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

4. A DECUACIÓN DE INSTRUMENTOS JURÍDICOS

A principios de la presente administración, el marco jurídico para la gestión


de la vida silvestre en México adolecía de enormes vacíos en cuanto a la con-
sideración de múltiples temas relacionados con los usos, el manejo, el conoci-
miento y la conservación de estos recursos. Se contaba solamente con los
preceptos establecidos en la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protec-
ción al Ambiente (LGEEPA) de 1988, la obsoleta Ley Federal de Caza de 1952,
los Acuerdos Secretariales por los que se establecían el Calendario Cinegéti-
co y el Calendario de Aves Canoras y de Ornato y la Norma Oficial Mexica-
na que Determina las Especies y Subespecies de Flora y Fauna Silvestres
Terrestres y Acuáticas en Peligro de Extinción, Amenazadas, Raras y las Suje-
tas a Protección Especial y que Establece Especificaciones para su Protección
(NOM-059-ECOL-1994).
Históricamente, la ausencia de instrumentos jurídicos sobre la gestión de
la vida silvestre intentó abordarse a partir de actividades productivas y recreati-
vas relacionadas con una muy limitada parte de la biodiversidad, tales son los
53
casos de la Ley de Pesca, la Ley Forestal y la Ley Federal de Caza.
La Ley de Pesca pretende abarcar el ámbito de los organismos cuyo ciclo
de vida parcial, temporal o total es agua, es decir, no sólo los peces arrecifales,
los moluscos, artrópodos y celenterados, sino también las aves acuáticas, los
mamíferos marinos, las tortugas marinas, los cocodrilos e incluso los anfibios,
insectos, plantas acuáticas, algas y microorganismos de todo tipo, no considera-
dos en la realidad como pesquerías, acuacultura, ni pesca de fomento; esto des-
de una perspectiva más dirigida a la producción, sin tomar en cuenta criterios
ambientales más integrales.
La Ley Forestal, elaborada con el objetivo primordial de regular el aprove-
chamiento por parte de la industria maderera, abarca con el concepto de recur-
so forestal no maderable a toda la f lora silvest re, sin otorgar la suficiente
importancia y atención a los recursos que no son del interés de la industria an-
tes mencionada, incluyendo su germoplasma. Aunque a esta Ley han sido incor-
porados criterios tendientes al desarrollo sustentable y a la conservación de la
biodiversidad, es claro que el objetivo principal sigue siendo el mismo, y que los
recursos que quedan fuera de la industria maderera deberán ser regulados con
una visión más integral.
La Ley Federal de Caza, pese a la amplitud del objeto señalado en el artí-
culo 1°, fue enfocada a establecer las bases para la realización del deporte cine-
gético, sin embargo nunca estableció fundamentos sólidos que permitieran la
regulación de la conservación, el manejo y el aprovechamiento sustentable de los
recursos de vida silvestre del país. Algunas de sus disposiciones representaban
incluso un obstáculo para la conservación y el conocimiento de este recurso, tal
es el caso del tema de la captura de ejemplares de fauna con fines de investiga-
I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

ción o repoblación, misma que de acuerdo con esa Ley sólo se podría permitir
en casos excepcionales y previo acuerdo del C. Presidente de la República.

Ley General del Equilibrio Ecológico


y la Protección al Ambiente
Las primeras adecuaciones a este marco jurídico durante la presente administra-
ción fueron las realizadas el 13 de diciembre de 1996, que adecuan el marco
general para la gestión y administración de los asuntos relativos a la vida silves-
tre de México. Entre los cambios destacables se pueden mencionar la elimina-
ción de la distinción entre f lora y fauna silvestre y acuática, así como la
incorporación plena del concepto de desarrollo sustentable, suscrito por Méxi-
co en la Cumbre de Río en 1992. Esto último se deriva de la posibilidad de rea-
lizar aprovechamientos de f lora y fauna silvestres en actividades económicas
cuando los particulares garanticen la sustentabilidad de las mismos, en su caso,
mediante tasas de extracción menores que las tasas de renovación natural de las
poblaciones; la posibilidad de realizar aprovechamiento sobre poblaciones natu-
54
rales de especies amenazadas y en peligro de extinción queda abierta en tanto
se garanticen además el desarrollo de poblaciones y la reproducción controla-
da. Estos planteamientos tienen como finalidad involucrar a los propietarios y
poseedores legítimos de los predios en donde se distribuye la vida silvestre en
la conservación de su hábitat y de las poblaciones naturales de interés con la con-
secuente conservación de las especies asociadas.
El articulado del capítulo de la LGEEPA que se refiere a la f lora y fauna sil-
vestres es, en forma muy resumida, el siguiente:

79.- Sobre los criterios para preservación y aprovechamiento sustentable.


80.- Sobre la definición de acciones a ser llevadas a cabo por el gobierno
federal de acuerdo con los criterios del Art. 79.
81.- Sobre el establecimiento de vedas.
82.- Sobre la aplicación de las disposiciones de la Ley.
83.- Sobre el aprovechamiento de recursos naturales en áreas que consti-
tuyan hábitat de especies silvestres.
84.- Sobre la expedición de normas oficiales mexicanas para preservación
y aprovechamiento sustentable.
85.- Sobre importación, exportación y tránsito de ejemplares.
86.- Sobre las atribuciones de la Secretaría en materia de autorizaciones para
aprovechamiento y disposiciones de preservación.
87.- Sobre aprovechamiento sustentable y colecta científica.
87 BIS.- Sobre aprovechamiento con fines de utilización en biotecnología.
87 BIS 1.- Sobre ingresos por concepto de otorgamiento de autorizaciones.
87 BIS 2.- Sobre la regulación del trato digno y respetuoso a los animales.
III. U NA VISIÓN SOBRE LAS ESTRATEGIAS , SUS LOGROS Y AVANCES
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

Cabe destacar que a partir de estas modificaciones, la LGEEPA se instituye


de manera mucho más firme como la ley marco en materia ambiental, a la que
deben sujetarse también las actividades forestales y pesqueras.

Normas Oficiales Mexicanas


Derivadas de lo establecido en la Ley Federal sobre Metrología y Normalización
y en los artículos 84 y 87 de la LGEEPA, esta administración ha trabajado tres
normas oficiales mexicanas cuya expedición obedece a diferentes necesidades:
1. Norma Oficial Mexicana que Establece Lineamientos y Especificaciones
para el Desarrollo de Actividades de Observación de Ballenas, Relativas a
su Protección y la Conservación de su Hábitat (NOM-131-ECOL-1998).
2. Norma Oficial Mexicana que Establece las Especificaciones para la Rea-
lización de Colecta Científica de Material Biológico de Flora y Fauna Sil-
vest res y Ot ros Recursos Biológicos en el Ter r itor io Nacional
(NOM-126-ECOL-1998).
3. Modificaciones a la Norma Oficial Mexicana que Determina las Especies
55
y Subespecies de Flora y Fauna Silvestres Terrestres y Acuáticas en Peligro
de Extinción, Amenazadas, Raras y las Sujetas a Protección Especial y que
Establece Especificaciones para su Protección (NOM-059-ECOL-1994).

La NOM para regular las actividades de observación de ballenas debió su


expedición a la necesidad de actualizar y hacer vigentes los criterios técnicos es-
tablecidos en su momento en la norma emergente que había surgido para regu-
lar estas actividades, como una forma de aprovechamiento no extractivo.
La NOM para regular las actividades de la colecta científica sobre material
biológico proveniente de especies silvestres responde a la inquietud de las ins-
tituciones académicas y las asociaciones de científicos especializados sobre la
definición clara de los criterios para la emisión de las correspondientes autori-
zaciones. De forma paralela, con la expedición de este instrumento se impulsa
el desarrollo de conocimientos sobre dicho patrimonio y se garantiza el acceso
a los resultados de la investigación, conforme al artículo 87 de la LGEEPA, me-
diante la aportación de información por parte de los colectores y el depósito de
parte del material colectado en instituciones o colecciones científicas mexicanas,
ya que se había identificado la necesidad de proteger los conocimientos y los
recursos genéticos de la biodiversidad mexicana, de su posible apropiación y
utilización por parte de terceros, sin beneficios para el país.
La necesidad de revisar, actualizar y modificar la NOM-059-ECOL-1994
derivó principalmente de la identificación de deficiencias notables en cuanto a
criterios claros y definidos para la asignación de las especies a las diferentes ca-
tegorías de riesgo. Durante el largo y amplio proceso de revisión se propusieron
modificaciones en cuanto a:
I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

• La definición estricta de riesgo de extinción en sus diferentes niveles, dis-


tinguiéndolos de las características naturales de distribución y abundancia;
• El énfasis particular en la consideración de las poblaciones de dichas espe-
cies como los entes biológicos sobre los que recaen las acciones humanas y,
sobretodo, los que constituyen propiamente la vida ecológica de las especies;
• Los criterios objetivos para la inclusión, exclusión y cambio de especies y
poblaciones a categorías de riesgo.

Reglamento Interno de la Secretaría


Se han propuesto importantes modificaciones relativas a las atribuciones con
respecto a la emisión de autorizaciones para aprovechamiento sustentable y rea-
lización de colecta científica, con el objeto de definir con claridad los límites de
las atribuciones de las diferentes instancias de la Secretaría, principalmente en-
tre la Dirección General de Administración de Pesquerías de la Subsecretaría de
Pesca, la Dirección General Forestal de la Subsecretaría de Recursos Naturales,
la Procuraduría Federal de Protección al Ambiente (PROFEPA) y la propia Direc-
56
ción General de Vida Silvestre del INE, las cuales por diferentes razones no fue-
ron incluidas en el reciente Reglamento Interior, expedido el 5 de junio del 2000.

Manual de Procedimientos para Autorizaciones, Permisos,


Registros, Informes y Avisos Relacionados con la Conservación,
Manejo y Aprovechamiento Sustentable de la Vida Silvestre
y Otros Recursos Biológicos

Dada la carencia de disposiciones reglamentarias que den a los particulares certeza


en relación con los trámites que se realizan ante la DGVS, distintos a la importación
y exportación, se expidió este Manual de Procedimientos, que establece los requisi-
tos, formalidades y tiempos de respuesta de cada uno de ellos. Dicho Manual tam-
bién incluye los formatos establecidos tras la mejora regulatoria acordada con la
Secretaría de Comercio y Fomento Industrial, en los que se integra la información
técnica indispensable para la solicitud de las respectivas autorizaciones, los per-
misos y registros, y para la entrega de los informes y avisos correspondientes.

Manual de Procedimientos para la Importación y Exportación


de Especies de Flora y Fauna Silvestre y Acuática, sus
Productos y Subproductos, así como para la Importación de
Productos Forestales, Sujetos a Regulación por parte de la
Secretaría de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca.

Para atender los compromisos adquiridos con la firma de adhesión a la CITES,


además de los diversos acuerdos relativos a la clasificación y codificación de
III. U NA VISIÓN SOBRE LAS ESTRATEGIAS , SUS LOGROS Y AVANCES
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

mercancías cuya importación y exportación están sujetas a regulación por parte


de la SEMARNAP y con la finalidad de precisar la actuación y los pasos a seguir de
las autoridades y los particulares al efectuar movimientos procedentes y desti-
nados al extranjero, el 31 de julio de 1996 se publicó en el Diario Oficial de la
Federación el Manual de Procedimientos para la Importación y Exportación de
Especies de Flora y Fauna Silvestre y Acuática, sus Productos y Subproductos,
así como para la Importación de Productos Forestales, Sujetos a Regulación por
parte de la Secretaría de Medio Ambiente, Recursos Naturales y Pesca.
Posteriormente, en el marco del Programa de Mejora Regulatoria derivado del
Acuerdo para la Desregulación de la Actividad Empresarial coordinado por la
SECOFI, el manual de procedimientos fue revisado y modificado, y se publicó
el 26 de marzo de 1999 en el Diario Oficial de la Federación, integrando forma-
tos e información actualizada a las necesidades de las empresas importadoras o
exportadoras vigentes.

Acuerdos Secretariales
57
Se han emitido diversos acuerdos secretariales como una manera de instrumentar
las formas de regulación a que las leyes vigentes han dado lugar, pero sobre todo,
como una forma accesible a la autoridad administrativa de ordenar internamen-
te su relación con los particulares en lo que respecta a actividades específicas vin-
culadas con el aprovechamiento de vida silvestre que, desde hace muchos años,
se realizan en nuestro país: la caza deportiva y la captura y venta de aves cano-
ras y de ornato. Por otro lado se ha fomentado, mediante este tipo de instrumen-
to, la creación de cuerpos consultivos técnicos con el fin de establecer formas
de corresponsabilidad en la coordinación de estrategias, proyectos y acciones para
la protección, conservación y recuperación de especies en riesgo, bajo la incor-
poración de los diversos sectores sociales interesados. Lo anterior formaliza la
participación activa de la sociedad y da oficialidad a la corresponsabilidad en la
preservación del patrimonio de la biodiversidad mexicana.
Los Calendarios Cinegético y de Aves Canoras y de Ornato, en su momen-
to, surgieron por la ausencia de un reglamento de la Ley Federal de Caza y por
la inexistencia de disposiciones que regularan otros tipos de aprovechamiento
que se realizan en el territorio nacional. Desde 1998, a efecto de proporcionar
una visión más integral y de diversificación productiva, un solo acuerdo secre-
tarial aglutina el calendario cinegético, el de aves canoras y de ornato y las ba-
ses para el establecimiento y la operación del SUMA. Los cambios graduales que
se han ido incorporando a los calendarios en los últimos tres años están basa-
dos fundamentalmente en la experiencia que la administración actual ha adqui-
rido. Impulsan consecuentemente la sustentabilidad en el aprovechamiento de
la vida silvestre, tomando en cuenta la complejidad biológica del entorno y su
relación con la sociedad en el sector rural.
I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

El tema de la recuperación de especies se ha abordado desde el punto de


vista jurídico-administrativo con la emisión de un acuerdo secretarial mediante
el cual se establece el Comité Técnico Consultivo Nacional correspondiente,
publicado en el Diario Oficial de la Federación el 23 de junio de 1999. La crea-
ción de dicho Comité es fundamental para la participación la participación de
la sociedad en las urgentes tareas de la conservación, particularmente de espe-
cies consideradas como Prioritarias. El Comité está estructurado de manera tal
que pueda operar sin depender de la buena voluntad, disposición o disponibili-
dad de recursos de las administraciones futuras, en estricto apego a la política
sectorial de compartir, precisamente, con la sociedad civil las responsabilidades
en dichas tareas.

La Ley General de Vida Silvestre

A pesar de los avances jurídicos hasta aquí expuestos existían aún grandes va-
cíos que hacían evidente la necesidad de contar con un marco jurídico de alta
jerarquía que abordara, desde una perspectiva más integral, amplia, profunda y
58
clara, las cuestiones fundamentales relativas al aprovechamiento y la conserva-
ción de la f lora y fauna silvestres, así como otros organismos y componentes de
la biodiversidad mexicana.
Por esta razón, la C. Secretaria de Medio Ambiente, Recursos Naturales y
Pesca convocó a una reunión con la finalidad de desarrollar una iniciativa en la
materia, misma que fue celebrada el 4 de mayo de 1999, con la participación de
miembros de diversas comisiones legislativas de ambas Cámaras, entre las que
se encontraban las Comisiones de Medio Ambiente y Recursos Naturales; de
Agricultura, Ganadería y Desarrollo Rural; y de Silvicultura y Desarrollo Hidráu-
lico, del Senado de la República; así como las Comisiones de Ecología y Medio
Ambiente; y de Bosques y Selvas, de la Cámara de Diputados.
En esa reunión se examinó la necesidad e importancia de contar con una ley
de vida silvestre y se acordó la elaboración conjunta de una iniciativa sobre la
materia, y se constituyó para ese efecto un Grupo de Trabajo Conjunto SEMAR-
NAP-Congreso de la Unión, cuyo primer producto fue sometido como antepro-
yecto, durante los meses de enero y febrero del presente, a un proceso de consulta
en el seno de los Consejos Consultivos Regionales para el Desarrollo Sustentable,
así como en foros de consulta realizados en instalaciones del Senado.
En los Consejos Consultivos Regionales se escuchó la opinión de represen-
tantes de organismos sociales, ONG, instituciones de educación superior e in-
vestigación, organizaciones empresariales, miembros de los Congresos y de la
Administración Pública de las cuatro grandes regiones del país. Asimismo, a los
foros de consulta asistieron especialistas, académicos, productores y ONG selec-
cionados por estar directamente involucrados con la conservación y el aprove-
chamiento sustentable de la vida silvestre.
III. U NA VISIÓN SOBRE LAS ESTRATEGIAS , SUS LOGROS Y AVANCES
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

Así, la iniciativa final fue el resultado de una amplia revisión, hecha por
el grupo antes mencionado, a la luz de las propuestas y los comentarios realiza-
dos en las consultas aludidas y de los puntos de vista expresados por las diver-
sas fracciones políticas participantes. Misma que fue aceptada por unanimidad
en el pleno del Congreso de la Unión el 27 de abril del 2000, y de ese modo se
promulgó la primera Ley General de Vida Silvestre en nuestro país y publicada
en el Diario Oficial de la Federación el 3 de julio del mismo año.
La vida silvestre es definida en esta Ley como “los organismos que subsis-
ten sujetos a los procesos de evolución natural y que se desarrollan libremente
en su hábitat, incluyendo sus poblaciones menores e individuos que se encuen-
tran bajo el control del hombre, así como los ferales”. El concepto de vida sil-
vestre comprende entonces no sólo a los organismos que tradicionalmente fueron
considerados f lora o fauna silvestres, sino además otros de difícil clasificación,
como los microorganismos, que sin embargo forman parte de los ecosistemas
en que viven y se desarrollan los ejemplares de la f lora y fauna silvestres, inte-
ractuando y dependiendo de manera permanente de ellos.
El párrafo segundo del artículo 1º establece que el aprovechamiento susten-
59
table de los recursos forestales maderables y de las especies cuyo medio de vida
total sea el agua quedará excluido de la aplicación de esta Ley, salvo que se trate
de especies o poblaciones en riesgo.
Lo anterior implica que:
• Esta ley regula la conservación de la vida silvestre en su conjunto y el apro-
vechamiento de los mamíferos terrestres, aves, reptiles y anfibios, así como
de los invertebrados, hongos, microorganismos y todas las plantas que no
son árboles actualmente consideradas por la Ley Forestal como recursos no
maderables.
• El aprovechamiento sustentable de los organismos que viven permanente-
mente en el agua y de los árboles seguirá sujeto a la regulación de las leyes
de pesca y forestal, respectivamente, con el fin de no afectar las activida-
des de estas industrias, mientras no afecten la viabilidad de las poblacio-
nes y los hábitat naturales.
• El aprovechamiento de mamíferos marinos y de otras especies que forman
parte de los dos grupos mencionados, queda sujeto a la regulación de esta
Ley por encontrarse en estatus de riesgo.

Este instrumento trata temas que son fundamentales para la conservación


de estos recursos naturales renovables, y que hasta ahora habían estado ausen-
tes en la legislación mexicana, tales como: los deberes que todos tenemos en
cuanto a la conservación de la vida silvestre y los derechos sobre su aprovecha-
miento; el sistema de concurrencias; la política nacional en la materia; la valo-
ración de los servicios ambientales; la capacitación, formación, investigación y
divulgación; los conocimientos, innovaciones y prácticas de las comunidades
I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

rurales; la sanidad de ejemplares de especies silvestres; el manejo de ejemplares


y poblaciones exóticos; los centros de conservación e investigación; las unida-
des de manejo para la conservación; los planes de manejo; los estudios de po-
blaciones y muestreos; el subsistema nacional de información; la demostración
de la legal procedencia; la identificación de las especies y poblaciones en ries-
go; los proyectos de recuperación; los hábitat críticos para la conservación; el
manejo y control de poblaciones y ejemplares que se tornen perjudiciales; las
especies migratorias; la liberación de ejemplares al hábitat natural; la repobla-
ción; la reintroducción; la traslocación; el aprovechamiento de subsistencia; el
aprovechamiento no extractivo; la colecta con propósitos de enseñanza y la res-
ponsabilidad por daños a la vida silvestre y sus hábitat.
El tratamiento de estos temas también es fundamental si se considera el
principio de que los poderes públicos sólo pueden actuar en virtud de atribu-
ciones expresas.
Asimismo, a efecto de dar mayor claridad y seguridad jurídica, la Ley pro-
fundiza en la regulación de temas ya contenidos en la LGEEPA, como son: la
coordinación entre los distintos órdenes de gobierno y entre dependencias; la
60
concertación y participación social; el trato digno y respetuoso a la fauna silvestre;
los movimientos transfronterizos; las áreas de refugio para proteger especies
acuáticas; los programas de restauración; las vedas; el aprovechamiento extrac-
tivo de ejemplares, partes y derivados; la caza deportiva como una forma más de
aprovechamiento extractivo; la colecta científica y la inspección y vigilancia,
medidas de seguridad y sanciones.
Así pues, se desarrollaron importantes y decididos esfuerzos en la búsque-
da de un consenso social suficiente que permitió la promulgación de este ins-
trumento jurídico de gran alcance, el cual es una valiosa herramienta que
responde a la problemática y a las necesidades y oportunidades que presenta la
megadiversidad mexicana. Para esto se tomaron en cuenta los conocimientos y
aportaciones generados en las últimas décadas, así como la realidad ambiental,
social, económica y cultural act ual de México. Esto permitirá enfrentar con
mayor claridad y seguridad los retos que plantean la conservación de la vida sil-
vestre y las crecientes exigencias de desarrollo del país.
La existencia de una Ley General de Vida Silvestre requiere además una
reglamentación adecuada. Es importante que los reglamentos y normas que de
ella se deriven no pierdan de vista los propósitos de política que se establecen
en la materia, ni el sentido original de sus disposiciones. El manual de procedi-
mientos, las normas oficiales mexicanas y los acuerdos secretariales ya publica-
dos serán de gran utilidad para el desarrollo de los instrumentos reglamentarios
y, en general, administrativos en el corto, mediano y largo plazos.
Por otra parte, quedan pendientes el acceso a los recursos genéticos y la
bioseguridad, temas que por su amplitud y complejidad, así como por la falta de
consenso en torno a ellos, no fueron regulados detalladamente junto con los
III. U NA VISIÓN SOBRE LAS ESTRATEGIAS , SUS LOGROS Y AVANCES
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

demás relativos a la conservación y el aprovechamiento sustentable de la vida


silvestre.

5. M ODERNIZACIÓN ADMINISTRATIVA

A través del tiempo, los programas encaminados a lograr la modernización de


la administración pública federal han sido componentes básicos de los Planes
de Desarrollo de todos y cada uno de los gobiernos de nuestro país, sin embar-
go, tuvieron poca trascendencia a pesar de ser elementos clave en el funciona-
miento de las dependencias gubernamentales, sobre todo en aquellas encargadas
de normar, regular y administrar los recursos f lora y fauna silvestres.
Como consecuencia del poco interés y de la falta de voluntad mostrados
por las administraciones anteriores para mejorar los niveles de la gestión públi-
ca se registró un atraso y un estancamiento de alrededor de 15 años en el desa-
rrollo de los principales componentes de la modernización administrativa en la
materia, y en consecuencia una excesiva regulación (trámites y requisitos) que
en algunos casos degeneraba en la inconstitucionalidad. Se carecía de un mar-
61
co jurídico que diera certeza a los promoventes; los procedimientos no eran cla-
ros y no estaban al alcance de los usuarios del recurso; la gestión debía realizarse
a nivel de oficinas centrales; faltaban programas de difusión y capacitación; existía
la carencia de una estruct ura orgánica básica para atender los asuntos en la
materia; y, finalmente, la atención al público era lenta y deficiente.
Otra de las causas por las cuales los programas de simplificación y moder-
nización administrativa no pudieron aplicarse de manera permanente y continua
en las dependencias responsables de administrar, normar y regular la vida sil-
vestre fue la inestabilidad en los diferentes periodos sexenales; por ejemplo en
un periodo de doce años, de 1982 a 1994, fueron cinco Direcciones Generales
de cuatro Secretarías de Estado las responsables de la vida silvestre en México
(Véase Cronología de hechos en el Anexo).
Con la creación de la SEMARNAP, el 28 de diciembre de 1994, se integran
las funciones que mantenían dispersas la desaparecida SARH y la SEDESOL. Con
ello se generó mayor certidumbre para el establecimiento de programas renova-
dos en materia de modernización administrativa. En ese sentido la SEMARNAP
adopta en sus líneas de acción y metas los objetivos establecidos en el Programa
de Modernización de la Administración Pública 1995-2000 (PROMAP), el cuál se-
ñala puntos críticos y presenta planteamientos para orientar el sentido y las lí-
neas del cambio.
Como objetivos principales del PROMAP podemos mencionar los siguientes:

• Conseguir la transformación de la Administración Pública Federal en una


organización eficaz, eficiente y con una arraigada cultura de servicio para
coadyuvar a satisfacer cabalmente las legítimas necesidades de la sociedad.
I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

• Combatir la corrupción y la impunidad a través del impulso de acciones pre-


ventivas y de la promoción ágil y efectiva de acciones correctivas.

En ese sentido, la participación y atención ciudadana, la desconcentración


y descentralización, la medición y evaluación de la gestión pública, la dignifica-
ción, capacitación, profesionalización y la ética del servidor público, entre otros,
son aspectos importantes y básicos que se deben tomar en cuenta para lograr
un aparato burocrático eficiente en materia de vida silvestre.
Es por eso que la DGVS se planteó como retos en materia de administra-
ción y gestión:
• Garantizar los derechos del ciudadano y facilitarle el cumplimiento de sus
obligaciones.
• Conformar una dependencia de calidad en los servicios y difundirlos a la
población objetivo.
• Elevar el nivel profesional, la ética y la dignidad de sus servidores públicos.

62 Líneas de acción para afrontar los retos

Información y participación de los ciudadanos


• Intensificar las acciones y fortalecer la participación social para retroalimen-
tar la gestión pública.
• Establecer mecanismos más eficientes de comunicación con la población
objetivo, para informar sobre cada uno de los servicios que presta la DGVS,
además de brindar información clara, precisa, veraz y oportuna.
• Definir estándares realistas y transparentes de calidad en los servicios y di-
fundirlos con amplitud.

Organización con base en procesos de trabajo


• Identificar y simplificar los procedimientos y procesos de gestión interna.
• Apoyar la desconcentración y la descentralización.
• Implantar una estructura organizacional basada en procesos y responsables
únicos.
• Elaborar manuales de organización y de procedimientos.

Medición y evaluación de la gestión pública


• Establecer objetivos claros y metas cuantificables por Unidad Administrativa.
• Crear indicadores que permitan a la DGVS evaluar los resultados de su acción.
• Apoyar el combate a la corrupción para lograr una administración honesta
y eficiente.

Integración y desarrollo del personal


• Programa de inducción a la SEMARNAP.
III. U NA VISIÓN SOBRE LAS ESTRATEGIAS , SUS LOGROS Y AVANCES
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

• Fomento cultural, deportivo y social.


• Diseño y aplicación de procedimientos de selección para el ingreso de los ser-
vidores públicos.
• Formación para el servicio público.
• Capacitación específica.
• Planes de carrera.
• Evaluación del desempeño
• Fomento al desarrollo académico.

En el contexto general podemos entender que temas como los recursos


humanos y materiales, la mejora regulatoria y gestión pública, la actualización
del marco jurídico, la desconcentración y descentralización, la difusión y capa-
citación, entre otros, han sido centrales en la política de la materia y que, si bien
son independientes, en conjunto han contribuido a obtener una mayor eficien-
cia en la administración.
Desde su fecha de creación la DGVS se ha reorganizado y ajustado al diná-
mico contexto social y normativo. Ha pasado por cinco etapas claves:
63
1. Constitución de la Dirección General
2. Identificación de la problemática y elaboración del programa rector
3. Desarrollo interno, administrativo y financiero para la aplicación del Pro-
grama de conservación de la vida silvestre y diversificación productiva, México
1997-2000
4. Fomento y promoción
5. Cualificación y consolidación que garantice la aplicación de las políticas a
largo plazo

La principal riqueza de la DGVS, sus recursos humanos

Todos los esfuerzos por desarrollar y aplicar el Programa hubieran sido infruc-
tuosos de no haber contado con la riqueza del personal que conforma la DGVS.
Las cualidades que presentan los trabajadores adscritos a la Dirección Ge-
neral han permitido que se genere un creciente interés en el conocimiento y la
aplicación de las distintas estrategias planteadas en el Programa.
El trabajo cotidiano permitió clarificar los criterios que día con día se apli-
caban en lo referente a gestión y administración, lo que a su vez fortaleció el
desarrollo de las políticas en la materia.
Para hacer un uso eficiente de los instrumentos y arribar satisfactoriamen-
te a los objetivos y metas se requería un conocimiento pleno de las temáticas
propuestas y las implicaciones posibles, además de la constante comprensión y
el involucramiento del 100% de las capacidades del personal.
I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

Escolaridad del personal de la DGVS

Educación superior Medio superior o técnico


49% 51%

Medio básico
4%

Gracias a la diversidad profesional y de especialización se pudo tener una visión


mucho más completa de la realidad; esto permitió la clarificación de los proble-
64
mas y las propuestas de solución. Este importante cúmulo de conocimientos
amplió el espectro de visión; además, inf luyó profundamente en la sistematiza-
ción y aplicación de metodologías.

Perfil profesional del personal de la DGVS

Otros
20% Biólogos
58%

Ingenieros
11%

Veterinarios
11%

Nota: otros incluye antropólogos, sociólogos, abogados, economistas, etc.

Al hacer un análisis de la plantilla operativa del personal de la DGVS se


desprende que 45% del personal se orienta a atender los procesos de promoción,
establecimiento y seguimiento a la operación del SUMA, 30% a los Proyectos para
la Protección y Recuperación de Especies Prioritarias y 25% a la gestión y aten-
ción al usuario.
III. U NA VISIÓN SOBRE LAS ESTRATEGIAS , SUS LOGROS Y AVANCES
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

Distribución del personal por su intervención temática


en las estrategias del programa de vida silvestre

Servicios
25% Suma
45%

Prep
30%

El constante crecimiento de las necesidades de administración y gestión, y


la variación negativa del número de empleados adscritos a la DGVS han obliga-
do a que el personal aplique mayores esfuerzos en su desempeño laboral. 65
Fluctuación del personal adscrito a la DGVS

223 220 196


177
175

1996 1997 1998 1999 2000

Si bien disminuyó el número total de plazas (21.53% de 1996 al 2000), se


mejoró notablemente la calidad de las mismas al incrementarse los sueldos en
la mayoría de los casos . Sin embargo se requiere una plantilla mayor que per-
mita la operación óptima de los Centros Integrales para la Conservación y
Manejo de la Vida Silvestre y los Campamentos Tortugueros. Recordemos que,
con anterioridad, la mayoría de estas plazas se contrataban vía financiamientos
internacionales.
I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

Evolución de la plantilla de personal

160
146
140
N0. de empleados

115 112 129


120
112
100
108 108 84
80

60
48
40
29
20

0
1996 1997 1998 1999 2000
ESTRUCTURA HONORARIOS
66
Los recursos materiales
A diferencia de lo que sucedió con los recursos humanos y como una muestra
de la importancia que adquirió el Programa dentro de las estrategias de la SE-
MARNAP, en lo referente a las asignaciones se experimentó un crecimiento sos-
tenido durante toda la administración. Esto ha propiciado una tendencia
equilibrada entre necesidades y recursos. El presupuesto autorizado en el año
2000 es 384.22% mayor que el de 1996.
Este aspecto ha permitido mantener sin interrupción los requerimientos
relativos a material de oficina, alimentación de personas y animales, refacciones
automotrices, combustibles y lubricantes, insumos de informática, artículos de
campo y construcción, productos químicos, vestuarios, blancos y prendas de
protección. Los viáticos y pasajes, a pesar de ser recursos restringidos, han sido
fundamentales para la aplicación de las estrategias.
Hasta 1999 fue posible sustituir sólo parcialmente el mobiliario, mas se es-
pera que en el ejercicio 2000 se adquiera el restante.
En lo que se refiere a informática, la administración inició con seis com-
putadoras personales de tipo 286 y 486; a mayo del 2000 ya había 110 equipos
mucho más veloces y de mayor capacidad. Este incremento arroja un promedio
de 0.7 computadoras por empleado.
La f lotilla vehicular hasta diciembre de 1999 únicamente creció en cuatro
unidades sedán; se contempla que para el ejercicio del 2000 se adquieran 32
unidades, entre vehículos sedán, pick up y cuatrimotos, en apoyo a la operación
de las diversas estrategias del Programa.
III. U NA VISIÓN SOBRE LAS ESTRATEGIAS , SUS LOGROS Y AVANCES
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

Producto del incremento en la necesidad de prestación de servicios, se con-


templa construir infraestructura en el año 2000 en los siguientes proyectos:
• Readaptación del Centro Integral para la Conservación y Manejo de la Vida
Silvestre Los Reyes, estado de México.
• Construcción del muelle para la observación y preservación del hábitat de
la Ballena Gris en la Laguna Ojo de Liebre, Baja California Sur.
• Readaptación del Centro Integral para la Conservación y Manejo de la Vida
Silvestre Tekax, Yucatán.

En cuanto a la composición porcentual de la aplicación de los recursos, éstos


se han distribuido de la siguiente manera: para el desarrollo del SUMA 45%,
para lo referente a los PREP 30% y para los servicios 25%.

Gestión pública y mejora regulatoria


Cabe recordar que antes de constituirse la DGVS, muchos de los trámites resul-
taban complicados y engorrosos por la excesiva cantidad de requisitos, además
67
de que los procedimientos no eran claros, lo que resultaba en tiempos de ges-
tión muy largos.
Un claro ejemplo de ello era la expedición de permisos de caza deporti-
va, actividad muy importante en nuestro país por la derrama económica que
genera a la federación y a las áreas donde se desarrolla. En el pasado, para
obtener un permiso de caza era necesario presentar entre cinco o seis requisi-
tos, algunos de ellos innecesarios (fotografías, transportación de armas, cre-
dencial de club de caza, etcétera). La entrega de los permisos tomaba de cinco
a veinte días hábiles y muchas veces el cazador tenía que viajar a la Ciudad de
México para solicitar un permiso. Todo lo cual daba lugar a la corrupción.
Otro caso más era el que se refería al registro de unidades de producción,
ya que los productores o manejadores de vida silvestre tenían que cubrir al me-
nos 25 requisitos para acceder a un reconocimiento oficial de sus instalaciones,
en las cuales se promovía la conservación y se garantizaba la reproducción o
propagación de ejemplares de f lora o fauna silvestres. Además, el tiempo de ges-
tión estaba en el orden de los 30 ó 40 días por no existir un procedimiento cla-
ramente definido.
En cuanto a los trámites, éstos eran indefinidos por la falta de claridad en
los asuntos que se atendían. Sólo 23 de los más de 100 estaban inscritos en el
Registro Federal de Trámites. El resto se aplicaban a discreción y sin ningún fun-
damento legal.
Derivado del Acuerdo para la Desregulación de la Actividad Empresarial
(ADAE)18 se conformó un grupo de trabajo con funcionarios de la Secretaría de

18 24 de noviembre de 1995, Diario Oficial de la Federación.


I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

la Contraloría y Desarrollo Administrativo, la Secretaría de Comercio y Fomento


Industrial y la DGVS para trabajar conjuntamente en la búsqueda de una mejo-
ra regulatoria. Como resultado se obtuvo una reducción de los más de 100 a 32
trámites diversos con su respectiva simplificación en requisitos y publicación de
sus procedimientos en el Diario Oficial de la Federación.
Es importante resaltar que el hecho de lograr una simplificación y la reduc-
ción de trámites y requisitos no significa que se pierda control ni autoridad so-
bre el uso de los recursos naturales, sino que todo ello está encaminado a contar
con esquemas que permitan que la atención de los asuntos en la materia sea ágil,
expedita y eficiente, pero no por ello más laxa.
Retomando el ejemplo de la cacería deportiva, en la actualidad la persona
que desee practicarla tiene que obtener un registro de identificación cinegética
(RIC), instrumento administrativo implementado para agilizar el otorgamiento
de permisos. Para la obtención de este registro basta con manifestar el domici-
lio y presentar fotografías y, de acuerdo con el procedimiento, la entrega puede
ser en el momento o al día siguiente. Una vez que se cuente con este documen-
to y se realice el pago de derechos por concepto de aprovechamiento, la entrega
68
del permiso de caza es inmediata, ya que se trata de una estampilla autoadheri-
ble que se pega en el RIC y que no requiere más trámites. Ahora bien, éste pue-
de solicitarse en la representación de la SEMARNAP en los estados e incluso en
oficinas de organismos no gubernamentales autorizados para expedir RIC y per-
misos, con lo cual se acerca más el trámite al usuario.
En el caso del registro de unidades de producción, también es significa-
tivo el cambio en el proceso de mejora regulatoria. Con anterioridad, como
ya se mencionó, para obtener el registro había al menos 15 requisitos. Con la
simplificación aplicada y los nuevos procedimientos, ahora basta con cumplir
con cinco (una reducción cercana al 70%) y el tiempo de gestión es de 15 días
hábiles.
Otro gran avance es el que permitió la definición y estructuración del con-
cepto de las UMA, ya que incluyó bajo un solo esquema las diversas unidades
que manejaban especies silvestres, tanto exóticas como nativas, así como de f lora
o fauna (zoológicos, criaderos, unidades extensivas, ranchos cinegéticos, viveros,
jardines botánicos, circos, espectáculos, etc.), modalidades que anteriormente
significaban un trámite por cada una. Con el proceso de mejora regulatoria se
redujo a uno solo: “Registro de UMA”.
Otro ejemplo muy ilustrativo es el referente a las autorizaciones para im-
portación o exportación de ejemplares, partes o derivados, las cuales en pro-
medio tardaban cuatro meses en su dictaminación. Ahora se tramita en
48 horas.
Con la finalidad de acortar tiempos, tener un mejor control de expedien-
tes y archivos, y generar beneficios directos a los usuarios, la información, recep-
ción y entrega de documentos se concentró en una sola área. Se hicieron intentos
III. U NA VISIÓN SOBRE LAS ESTRATEGIAS , SUS LOGROS Y AVANCES
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

de desarrollar una ventanilla única que cumpliera estos objetivos, sin embargo
nunca se pudo concretar este esfuerzo. No fue sino hasta 1997 cuando se creó
un área especial diseñada para atender al usuario, misma que más tarde se inte-
gró a la Ventanilla Única del INE.
Al mismo tiempo, y producto del esfuerzo del personal y de la actualiza-
ción paulatina del equipo de cómputo, se ha buscado la sistematización de la in-
formación generada por el manejo y aprovechamiento de la vida silvestre. En este
sentido se instauró un Sistema de Control de Gestión que permite evaluar la
eficiencia de la gestión interna.
Además, con la intención de mantener una comunicación sana y eficiente
con los usuarios, se diseñó una página WEB en internet, en donde se pueden
consultar los requisitos y formatos para iniciar un trámite y los diversos proyec-
tos y programas que se han desarrollado (http://www.ine.gob.mx).
Paralelamente, y con la finalidad de dar a conocer, actualizar y capacitar a
productores, académicos, estudiantes y personal técnico, en lo referente a los
nuevos cambios y modificaciones administrativas y regulatorias, se han organi-
zado anualmente más de 15 reuniones regionales, nacionales y locales.
69
En junio del 2000 la DGVS, que es una unidad administrativa orientada a
proporcionar servicios a la población, realizaba los siguientes trámites y servi-
cios al público usuario en la materia:

Trámites que realizaba la DGVS en junio del 2000

1. Obtención de Certificados de Importación, Exportación y Reexportación de


la Convención Sobre el Comercio Internacional de Fauna y Flora Silvestres
(CITES).
2. Cartas de No Inconveniencia para la Importación, Exportación y Re-expor-
tación de Fauna y Flora Silvestres, sus Productos y Subproductos de Espe-
cies Listadas en CITES.
3. Autorización de Importación y Exportación de Flora, Fauna y Hongos Silves-
tres, Ejemplares, Productos y Subproductos.
4. Aviso de funcionamiento de Comercializadora de Fauna Silvestre Nacional
y Exótica a Tiendas de Mascotas.
5. Informe de Comercialización en Empresas Comercializadoras Fauna Silves-
tre Nacional y Exótica.
6. Inscripción al Padrón de Tenerías, Curtidurías y Establecimientos de Taxider-
mia.
7. Libro de Registro y Control de Tenería, Curtiduría y Establecimiento de Taxi-
dermia.
8. Autorización para Realizar Actividades de Observación de Ballenas.
9. Informe de Actividades de Temporada de Observación de Ballenas.
I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

10. Inscripción en el Padrón de Colecciones Científicas y Museográficas de Flo-


ra y Fauna Silvestres, Terrestre y Acuática.
11. Autorización de Investigación y Colecta Científica de Flora y Fauna Silvestres.
12. Informe Final de Actividades de Colecta Científica, anexando lista de espe-
cies por nombre científico y cantidad de ejemplares colectados.
13. Registro para el Establecimiento y la Operación de Unidades para la Con-
servación, Manejo y Aprovechamiento Sustentable de la Vida Silvestre (UMA).
14. Aviso de Modificación de Registro para el Establecimiento de Unidades para
la Conservación, Manejo y Aprovechamiento Sustentable de la Vida Silves-
tre (UMA, superficie, especies y responsable técnico).
15. Aviso para Traslado de Especies Silvestres.
16. Informe de Actividades sobre Traslado de Flora y Fauna Silvestres.
17. Informe Anual de Actividades de las Unidades para la Conservación, Manejo
y Aprovechamiento Sustentable de la Vida Silvestre (UMA).
18. Aviso para el Control de Ejemplares de Especies que se Tornen Perjudiciales.
19. Autorización para el Aprovechamiento de Flora y Fauna Silvestres.
20. Informe de Actividades de Aprovechamiento.
70
21. Informe de Cacería.
22. Expedición del Registro de Identificación Cinegética (RIC).
23. Expedición de Autorizaciones y Refrendos de Organizadores Cinegéticos.
24. Autorizaciones y Refrendos de Asistentes Cinegéticos.
25. Permisos de Caza Deportiva.
26. Registro y Refrendo de los Clubes o Asociaciones de Cazadores.
27. Expedición de Registro de Aprovechadores de Aves Canoras y de Ornato
(R ACO).
28. Permisos para la Captura y Venta de Aves Canoras y de Ornato.
29. Informe de Captura y Venta de Aves Canoras y de Ornato.
30. Registro de Fauna Silvestre como Mascota.
31. Autorización para poseer Aves de Presa.
32. Autorización y Registro de Colección Particular de Fauna Silvestre.

En 1997, al estar concentrados los trámites, a pesar del gran número de


ellos, se atendían alrededor de 10,000 en todo el país. En 1999 sólo la DGVS
atendió más de 15,000 mientras que la cifra nacional llegó a 70,000.
Gran apoyo para la optimación de los aspectos administrativos ha sido la
comprensión de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, ya que gracias a las
modificaciones referentes a los pagos de derechos, se ha impulsado una mayor
participación y junto con ello la generación de nuevas fuentes de empleo, cap-
tación de divisas y derrama económica directa a los lugares en donde se realiza
la conservación y el aprovechamiento sustentable de la vida silvestre.
III. U NA VISIÓN SOBRE LAS ESTRATEGIAS , SUS LOGROS Y AVANCES
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

Desconcentración de funciones

Otro aspecto que ha permitido la optimación de recursos y esfuerzos, además


de pluralizar y renovar permanentemente los métodos en el desarrollo de las
estrategias, ha sido la desconcentración de funciones. Ésta, además de adqui-
rir una gran importancia, ha sido muy necesaria dada la multuplicidad de trá-
mites que involucra aún la posesión, el manejo y el aprovechamiento de f lora
y fauna silvestres. De esta manera, al transferirse paulatinamente diversos ac-
tos de autoridad a las Delegaciones Federales, se han obtenido excelentes re-
sultados e innumerables beneficios.
En ese sentido, fue posible la desconcentración de 12 de los 32 trámites
reconocidos y como fundamento se tiene el Manual de procedimientos para auto-
rizaciones, permisos, registros, informes y avisos relacionados con la conservación,
manejo y aprovechamiento sustentable de la flora y fauna silvestres y otros recursos
biológicos, publicado el 10 de agosto de 1998 en el Diario Oficial de la Federación.
Para fortalecer aun más el marco jurídico de las funciones desconcentradas
a las Delegaciones Federales de la SEMARNAP se publicó, el 14 de septiembre de
71
1999, un acuerdo que formaliza las facultades de los delegados en la materia.

Unidades que dependen de la DGVS


C ENTROS I NTEGR ALES PAR A LA C ONSERVACIÓN
Y A PROVECHAMIENTO DE LA V IDA S ILVESTRE

En esta administración se reorganizaron los centros de rescate y rehabilitación


de fauna silvestre administrados por el INE, conocidos como: UEMBIS, UDERE-
RES y CERERES. Se mantuvo la operación de todos bajo el único nombre de
Centros Integrales para la Conservación y Aprovechamiento de la Vida Silves-
tre dentro del SUMA.
En el mantenimiento de algunos de estos Centros se ha contado con finan-
ciamiento de diferentes organizaciones no gubernamentales, interesadas en la
conservación y protección de los recursos naturales de México, además de la par-
ticipación de universidades y centros de investigación, y de otras dependencias
de la administración pública federal, estatal y municipal, así como de los secto-
res social y privado, a efecto de coordinar acciones e inversiones, tendientes a
desarrollar programas de recuperación de especies en riesgo, actividades de in-
vestigación científica, monitoreo ambiental, capacitación, educación y asesoría
técnica.
I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

L ocalización y área de inf luencia de los centros integrales


para la conservación y aprovechamiento de la vida silvestre

Estado Campamento Nombre científico Nombre común


Eretmochelys imbricata Carey
Campeche Chenkán
Chelonia mydas Blanca
Lepidochelys olivacea Golfina
Chiapas Puerto Arista
Dermochelys coriacea Laúd
72
Lepidochelys olivacea Golfina
Colima El Chupadero
Dermochelys coriacea Laúd
Piedra de Tlacoyunque Lepidochelys olivacea Golfina
Guerrero
Tierra Colorada Dermochelys coriacea Laúd
Lepidochelys olivacea Golfina
Chalacatepec
Jalisco Dermochelys coriacea Laúd
Mismaloya
Chelonia agassizi Negra
Lepidochelys olivacea Golfina
Michoacán Mexiquil o Dermochelys coriacea Laúd
Chelonia agassizi Negra
* La edificación de este Centro nunca se concretó.
III. U NA VISIÓN SOBRE LAS ESTRATEGIAS , SUS LOGROS Y AVANCES
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

Los centros también llevan a cabo la recepción, rehabilitación, reintroduc-


ción y canalización de ejemplares de vida silvestre producto de aseguramientos,
rescates o entregas voluntarias.
De 1995 a 1999 han ingresado en estos centros más de 10,200 ejempla-
res. Alrededor de 1,500 de éstos fueron canalizados como pies de cría a diver-
sas UMA registradas. Por otro lado, poco menos de 3,300 fueron liberados.
Desafortunadamente muchos de los ejemplares llegan en muy malas condicio-
nes por lo que su recuperación es imposible. En este periodo se calcula que cer-
ca de 3,300 fueron registrados como bajas.

C AMPAMENTOS TORTUGUEROS

Actualmente operan de manera coordinada con la SEMARNAP 129 campamen-


tos tortugueros en el país, de los cuales 21% están bajo administración directa de
la SEMARNAP (con la participación del Instituto Nacional de la Pesca, la Procu-
raduría Federal de Protección al Ambiente, la Dirección General de Zona Federal
Marítimo Terrestre, la Dirección General de Administración de Pesquerías y el INE)
73
y 79% restante es operado por diversas ONG, sociedades cooperativas de produc-
ción pesquera, instituciones de educación y dependencias gubernamentales, esta-
tales y municipales, así como por personas físicas interesadas.
El INE, a través de la DGVS, administra directamente 13 de los campamen-
tos operados por la SEMARNAP,19 los cuales se enlistan a continuación:

Campamentos operados por la DGVS

Estado Campamento Nombre científico Nombre común


Eretmochelys imbricata Carey
Campeche Chenkán
Chelonia mydas Blanca
Lepidochelys olivacea Golfina
Chiapas Puerto Arista
Dermochelys coriacea Laúd
Lepidochelys olivacea Golfina
Colima El Chupadero
Dermochelys coriacea Laúd
Piedra de Tlacoyunque Lepidochelys olivacea Golfina
Guerrero
Tierra Colorada Dermochelys coriacea Laúd
Lepidochelys olivacea Golfina
Chalacatepec
J a lis c o Dermochelys coriacea Laúd
Mismaloya
Chelonia agassizii Negra
Lepidochelys olivacea Golfina
Michoacán Mexiquillo Dermochelys coriacea Laúd
Chelonia agassizii Negra

19 La SEMARNAP administra en total 29 Campamentos, 13 a través del INE y 16 por el Insti-


tuto Nacional de la Pesca.
I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

Estado Campamento Nombre científico Nombre común


Nayarit Platanitos Lepidochelys olivacea Golfina
Lepidochelys olivacea Golfina
Oaxaca Chacahua Dermochelys coriacea Laúd
Chelonia agassizii Negra
Caretta caretta Caguama
X'Cacel
Quintana Roo Chelonia mydas Blanca
Mahahual
Eretmochelys imbricata Carey
Lora
Lepidochelys kempii
Veracruz Barra de Tecolutla* Blanca
Chelonia mydas

* Opera con una ONG, mediante un convenio.

Como se puede observar, los campamentos tortugueros trabajaron en ge-


neral con más de una especie. Cada temporada se obtienen importantes regis-
tros de protección y conser vación, investigación, inspección y vigilancia,
educación ambiental y capacitación, mismos que se describen en la publicación
referente al Programa de conservación y recuperación de tortugas marinas.
74
Desarrollo de programas interinstitucionales
A partir del año de 1997, se destinaron recursos del Programa de Desarrollo
Regional Sustentable (PRODERS), para apoyar a las Comunidades en la imple-
mentación y ejecución de proyectos y estudios al Programa de Conservación de
la Vida silvestres y Diversificación Productiva en el Sector Rural 1997-2000 en
regiones prioritarias, durante este periodo, se apoyaron 100 proyectos comuni-
tarios y 36 estudios de preinversión por un monto de $7’451,403.00 (Véase Cua-
dros de inversión en el Anexo).

Inversión de PRODERS y número de proyectos apoyados

Año Proyectos Comunitarios Estudios de Preinversión Monto


1997 28 9 2’214,774.42
1998 33 11 2’473,570.88
1999 39 16 3’098,970.00
TOTAL 100 36 7’787’495.30

Estos recursos permitieron el registro de 100 comunidades al SUMA,


que en el periodo aumentó a 300,000 ha. Asimismo se ejecutaron 36 planes
de manejo para el aprovechamiento de aves canoras y de ornato, venados,
reptiles, orquídeas, tepezcuincle, huaqueque, ocofaisán, temazate, iguana y
ecot urísticos.
III. U NA VISIÓN SOBRE LAS ESTRATEGIAS , SUS LOGROS Y AVANCES
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

Por otra parte, en el año de 1999, el Programa de Empleo Temporal ( PET)


asignó a la DGVS un monto de $2’792,595.00. El total de estos recursos, incluido
el PET-PRODERS-VS ($2’091’791.00) ascendió a un total de $5’971,458.00 (Véase
Cuadros de inversión en el Anexo).

Inversión PET número de proyectos apoyados


Año Proyectos Monto
1999 38 5’191.494.33
2000 47 5’971,458.00
TOTAL 85 11’162,952.33

En 1999 se apoyó a 14 entidades federativas que generaron 71,592 jorna-


les y en el 2000 se apoyó a igual número de estados de la República y se genera-
ron 153,384 jornales, mismos que contribuyeron al fortalecimiento de las metas
y acciones propias del SUMA. Además, este trabajo permitió la restauración y
75
conservación del hábitat, construcción de aguajes, centros de acopio, torres de
monitoreo, senderos interpretativos, operación de campamentos tortugueros,
bebederos, comederos, saladeros y nidos artificiales, entre otros.

6. C REACIÓN Y CONSOLIDACIÓN DE MERCADOS

Junto a las consideraciones técnico-científicas, sociales y jurídicas que han sopor-


tado el binomio aprovechamiento-conservación, el desarrollo de mercados de
bienes y servicios derivados de la vida silvestre ocupa también un lugar de pri-
mer orden por razón de que permite la generación del interés social producto
de los recursos económicos que fundamentan y mantienen las políticas dirigi-
das a garantizar la preservación de la biodiversidad mexicana.
La importancia del desarrollo ordenado del mercado de bienes y servicios
ligados a la conservación de la vida silvestre y sus hábitat ha sido reconocida y
utilizada por numerosos países en el mundo para generar procesos de desarro-
llo social con una alta consideración ecológica. México apenas comienza a in-
cursionar en este campo con un alto reconocimiento a los productores rurales
y a amplios sectores de la academia y de la iniciativa privada.

Sin embargo, en lo que se refiere a algunas pocas organizaciones no guber-


namentales persisten aún en este tiempo posiciones que excluyen toda posibili-
dad de uso de la biodiversidad. Esta posición, como la opuesta a ella y que es la
de corte netamente utilitarista, son las que mayor daño han causado a la biodi-
versidad nacional, ya que impiden los esfuerzos en la búsqueda y práctica de
políticas y estrategias que armonicen conservación con desarrollo.
I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

Valores globales de la biodiversidad


Uso de flora y fauna silvestre para alimento, medicina, vestido,
vivienda, etc.
V Recreación.
Valor de uso
a directo1 Agricultura, ganadería y silvicultura.
l
Transporte.
o
Energía.
r
Retención de nutrientes.
e
s Control de inundaciones.
Protección contra tormentas.
d Valor de uso Prevención de la erosión.
e indirecto2 Captura de carbono y oxigenación.
Recarga de acuíferos y purificación del agua.
u Estabilización climática.
s Otros.
76 o Posibles usos futuros.
Valor de opción3
Valor de información en el futuro (ejemplo la biotecnología).
Biodiversidad para hoy y el futuro.
4
Valor de existencia Cultural, patrimonio y conocimiento.
Valor de legado.

1
Se pueden consumir, intercambiar o usar directamente en actividades comerciales.
2
Funciones ambientales de beneficio directo a la sociedad local, regional o global.
3
Valor que se deriva de poder tomar decisiones en un futuro u opciones que se tomarían al
cambiar las preferencias.
4
Valor por el hecho de estar o por la posibilidad de mantener la diversidad biológica para
generaciones futuras.

De las actividades económicas ligadas a la vida silvestre del país que en la


actualidad cuentan con mercados formalmente establecidos o que participan en
otros segmentados y precarios, pueden señalarse entre otras las siguientes:
• Actividades cinegéticas o cacería deportiva
• Comercio de pies de cría, mascotas y plantas de ornato
• Actividades industriales y artesanales diversas a partir de insumos de vida
silvestre (textil, peletera, cosmética, gastronómica, medicinal, etc.)
• Prospección fármaco-química aplicada
• Investigación técnica, científica y de educación ambiental
• Exhibición (zoológicos, circos, espectáculos, jardines botánicos, museos na-
turales, colecciones, acervos fotográficos, videotecas, etc.)
• Ecoturismo
III. U NA VISIÓN SOBRE LAS ESTRATEGIAS , SUS LOGROS Y AVANCES
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

La dinámica en la demanda de bienes y servicios que muestran las activi-


dades antes descritas ha ejercido un estimulante impulso sobre el desarrollo del
SUMA, a través del cual se ofrecen la mayoría de los bienes y servicios ligados
al recurso silvestre, y se cubre un importante mercado tanto nacional como in-
ternacional en pleno crecimiento.
Sin embargo, puede percibirse cierta diferencia, apenas sugerida, entre ac-
tividades comerciales, formas de producción, tipos de aprovechamiento y uso,
que hace que se generen ciertos circuitos económicos que conectan la demanda
de recursos y productos con la oferta de los generadores de los mismos.
De esta manera, han podido identificarse tres circuitos básicos que eslabo-
nan a consumidores y productores, en donde, en muchos casos, la oferta y la
demanda no siempre aparece como el principal organizador de los mercados:
Circuito 1: aprovechamiento cinegético, pies de cría, mascotas y aves canoras
y de ornato.
Circuito 2: actividades industriales y artesanales (incluye cultivo de plantas).
Circuito 3: ecoturismo, espectáculos y exhibición (incluye investigación, edu-
cación ambiental y capacitación).
77
El estímulo generado por estos circuitos de mercado impulsa el desarrollo
del SUMA en sus dos modalidades, 1) de manejo en cautiverio de los ejempla-
res de especies y 2) de mejoramiento de las condiciones del hábitat y desarrollo
de poblaciones. Pero esto no es todo, ya que también favorecen e inciden positi-
vamente en el desarrollo de muchos de los Proyectos de conservación y recupera-
ción de especies prioritarias (PREP).

Circuito 1: aprovechamiento cinegético, pies de cría, mascotas


y aves canoras y de ornato

En este circuito destaca la cinegética como la actividad de mayor proyección en el


mercado tanto nacional como internacional, además de ser la práctica cuya estruc-
tura formal se encuentra mucho mejor organizada y, a diferencia de lo que muchos
piensan, es un deporte que cuando se realiza en forma ordenada y racional impacta
muy positivamente sobre especies, hábitat y ecosistemas.
A continuación enlistamos una serie de datos relevantes en torno a esta
actividad en México, válidos para el año de 1999:
• Padrón de 36,000 cazadores, 60% nacionales. Se integran anualmente 7,000
nuevos cazadores al Padrón .
• Los ingresos a la Federación por la temporada cinegética 1998-99 se estimó
que fueron de alrededor de 18 millones de pesos.
• La cinegética dentro de las UMA posiblemente genera 186 millones de pe-
sos, con ganancias netas del 26.8%. La mayor parte de la inversión se des-
tina a la conservación, el manejo integral y el mejoramiento del hábitat.
I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

• La cacería de aves (acuáticas migratorias, palomas y otras) genera casi 43


millones de pesos.
• Esta actividad ha generado no menos 4,000 empleos permanentes y 8,000
event uales. No se toman en cuenta los empleos producto de la derrama
económica derivada por este deporte, lo que seguramente aumentaría los
datos en alrededor de un 1000 por ciento. A lo que hay que sumar los be-
neficios directos que reciben los legítimos propietarios del terreno por di-
versos conceptos (prestación de servicios, renta de la tierra, venta de
ejemplares, entre otros).
• Por concepto de derrama económica diferente al servicio prestado en la ca-
cería, pero derivada de esta actividad, se estimó en alrededor de 23 millo-
nes de pesos.
• La tercera parte de los cazadores se acompañan de una persona que no prac-
tica la cinegética, que sin embargo desembolsa una cantidad por su estadía,
lo que representa un total, por este concepto, de 15.5 millones de pesos.
• El 96% de los que practican la actividad son del sexo masculino. De estos
el 5% son de 16 a 30 años, 40% de 30 a 50 años y el 55% restante son
78
mayores de 50.
• El 70% de los cazadores son profesionistas y tienen percepciones mayores
a los 20 salarios mínimos.
• El porcentaje de éxito de ejemplar cazado es del 88%.
• El porcentaje de satisfacción en la visita o en la cacería es del 96%.
• Las especies con mejor relación costo-beneficio tanto para el aprovechamien-
to sustentable como para la conservación son: el borrego cimarrón, los ve-
nados cola blanca y bura y las palomas.

En relación con las cifras anteriores y conociendo el desarrollo alcanzado


en este campo por otros países con mucho menor dotación de biodiversidad que
México, puede señalarse que esta forma de aprovechamiento, sobre la cual exis-
te la mayor sistematización de información, aún tiene un enorme rezago.
Una actividad que se ha practicado desde tiempos remotos en México es
el aprovechamiento de aves canoras y de ornato. El país es un generador natu-
ral de una impresionante diversidad de estas especies, con características únicas
en el mundo y donde muchas de éstas pueden alcanzar extraordinarios precios
en los mercados tanto nacional como internacional.
Sin embargo, la práctica tradicional de esta actividad, tanto en la captura
como en el traslado y la venta había carecido de un control efectivo que garan-
tizara la no afectación de poblaciones silvestres de las diversas especies que se
aprovechaban. Este aspecto impedía participar en el comercio internacional de-
bido a los convenios suscritos por México a nivel regional y mundial.
A partir de esta problemática se han desarrollado estrategias paulatinas
que permitan generar formas más eficientes de aprovechamiento, vigilancia e
III. U NA VISIÓN SOBRE LAS ESTRATEGIAS , SUS LOGROS Y AVANCES
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

información de la distribución, abundancia y salud de las poblaciones de aves


silvestres, de manera tal que se afecte lo menos posible a las familias que tra-
dicionalmente se han dedicado a esta ancestral actividad. Con esto se ha per-
mitido generar la autorización de tasas de aprovechamiento con plena
sustentabilidad.

Ejemplos comparativos de aprovechamiento 20

EUA

• 77 millones de personas (arriba de 16 años) participaron en actividades de recreación relacionadas con


la vida silvestre

• Esto generó 704,600 empleos directos

• En el estado de Texas (EUA) 911,000 cazadores/año. Derrama económica = 5,000 millones USD

79
COSTA RICA
ESPAÑA
Ecoturismo en ANP = 614,000 visitantes
(en 1,266,400 has.) Cacería = 35,000 cotos
de caza, empleando a
10 personas por coto en
promedio y en una
KENYA superficie nacional
equivalente a la 4a.
Ecoturismo en el Parque Nacional Nairobi parte de México:
(uno de sus 26 parques y de sus 22 Sinaloa, Sonora y
reservas, que tiene una extensión de Chihuahua)
11,400 has.) = 166,455 visitantes por año

De esta forma, los ejemplares que se aprovechan dentro de las UMA pue-
den ser comercializados fuera del territorio nacional, después de haber cubierto
la tramitación correspondiente. Este aspecto genera una mayor ganancia en la
venta del producto, beneficia principalmente a los propietarios de los predios
en donde se encuentra el recurso, y garantiza de esta manera la conservación de
estas importantes zonas.
Por otro lado aún no se ha detenido el aprovechamiento de aves canoras y
de ornato a través de tasas libres, cuyos ejemplares se venden en el mercado na-
cional. Sin embargo la tendencia es convertir en forma paulatina en UMA las
áreas en donde se efectúan este tipo de capturas, ya que este esquema permite
generar información técnica para sustentar la emisión de tasas a aprovechar y
determinar las medidas de conservación con mayor precisión.

20 Datos obtenidos mediante análisis de documentos del Banco Mundial en 1997.


I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

A manera de ilustración, a continuación se enlistan algunos puntos rele-


vantes del aprovechamiento de aves canoras y de ornato ( ACO) en México para
el año 1999:
• Se estima que el aprovechamiento de ACO en todo el país, generó 34 mi-
llones de pesos.
• Con una sola especie aprovechada en las UMA del estado de Tamaulipas
se generaron 1.8 millones de pesos, que corresponde a un 5% del total del
aprovechamiento fuera de UMA.
• El aprovechamiento de ACO dentro de las UMA genera en proporción tres
veces más ingresos que fuera de ellas, producto de los precios que alcan-
zan los ejemplares fuera del país, siendo actualmente bajo UMA el único
esquema por el que se pueden exportar. Conservadoramente, se puede afir-
mar que de aplicar el aprovechamiento de este recurso únicamente dentro
de UMA se podrían generar, además de la conservación de enormes exten-
siones de hábitat, más de 100 millones de pesos por este concepto.

Dentro de este circuito se contempla también el aprovechamiento de otras


80
especies cuyo uso es el de mascotas. Este mercado es también muy atractivo, sin
embargo es cubierto principalmente por animales importados. Este fenómeno
no se debe a que los ejemplares extranjeros sean mejores que los mexicanos, sino
a que la oferta de éstos sigue siendo escasa e irregular. Sin embargo se están
desarrollando diversas UMA en todo el país, interesadas en la producción de
mascotas, en donde se espera que en un futuro no solamente se produzcan para
satisfacer el mercado interno sino también el externo.

Circuito 2: actividades industriales y artesanales


Se desconoce el volumen y la compleja composición de las materias primas y de
los insumos provenientes de la vida silvestre utilizados en actividades industriales
y artesanales. Sin embargo, dichas actividades demandan cada vez más estos
recursos debido a su diversidad, calidad y variabilidad, como ejemplo destaca la
peletería, la industria textil, la generación de alimentos y bebidas; la producción
de químicos, cosméticos, productos farmacéuticos, abonos, fertilizantes y plagui-
cidas, entre otros. Se calculó en 1997 que gran parte de esta demanda se satis-
fizo con la importación de alrededor de 24 millones de pesos en productos y
subproductos de f lora y más de 200 millones de pesos en productos y subpro-
ductos de fauna.
III. U NA VISIÓN SOBRE LAS ESTRATEGIAS , SUS LOGROS Y AVANCES
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

Destino y número de autorizaciones de exportación


de productos y subproductos de f lora
y fauna silvestres en 1999
Lugar de destino Número de autorizaciones
EUA 4,429
Europa 369
Canadá 313
Asia 204
América del sur 132
América central 69
Chile 3
China 3
África 2
TOTAL 5,524

Destino y número de autorizaciones 81


de importación de productos y subproductos
de f lora y fauna silvestres en 1999
Lugar de destino Número de autorizaciones
DF 1,335
Guanajuato 888
Edo mex 242
Chihuahua 178
Baja California 161
Nuevo León 160
Quintana Roo 129
Morelos 109
Jalisco 74
Tamaulipas 54
Puebla 51
Coahuila 48
Sonora 32
Durango 18
Veracruz 12
Hidalgo 10
Aguascalientes 10
Otros estados 43
TOTAL 3,555
I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

De las industria ligadas al aprovechamiento de la vida silvestre, la más so-


bresaliente en México es la peletería, o al menos es la que presenta un carácter
de mayor formalidad en su estructura, la cual utiliza especies de reptiles, aves,
peces y algunos mamíferos. Es interesante observar que esta industria importa
básicamente materia prima y exporta productos terminados.
Balanza comercial relativa a los productos de piel
derivada de especies silvestres para 1999
Cantidad exportada Cantidad importada
Descripción
(piezas) (piezas)
Piel 217,012 2’651,186
Artículo manufacturado* 800,537 144,042
Calzado 277,956 2,662

* Los artículos manufacturados incluyen chamarras, billeteras, bolsas, llaveros, etc. Se contem-
pla por separado el calzado (botas y zapatos) por número de pares.

82 La balanza comercial con respecto a piezas de piel es negativa, mientras que


la relativa a artículos manufacturados y pares de calzado, es a favor.
El comercio nacional e internacional de pieles y productos se calcula que
representa un movimiento de aproximadamente 410 millones de pesos en todo
el país. Es importante señalar que del 30% al 40% de los artículos manufactu-
rados y el calzado se destinan al comercio nacional.
Balanza comercial relativa a los productos de piel
por grupo de especies en 1999
Grupo Cantidad exportada Cantidad importada
Descripción
de especies (piezas) (piezas)
Ave Artículo manufacturado* 39,927 5,048
Ave Calzado 89,721 1,950
Ave Piel 0 652,700
Mamífero Artículo manufacturado 710,768 64,298
Mamífero Calzado 37,487 354
Mamífero Piel 191,753 1’059,655
Marina** Artículo manufacturado 24,117 64,764
Marina Calzado 60,177 0
Marina Piel 17,555 348,166
Reptil Artículo manufacturado 24,565 7,932
Reptil Calzado 90,571 358
Reptil Piel 7,704 584,664
* Los artículos manufacturados incluyen chamarras, billeteras, bolsas, llaveros, etc. Se contempla por
separado el calzado (botas y zapatos), por número de pares.
** Se refiere a especies de origen marino.
III. U NA VISIÓN SOBRE LAS ESTRATEGIAS , SUS LOGROS Y AVANCES
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

Otro tipo de comercio internacional aún no desarrollado completamente


por México es el relativo a las plantas de ornato. El balance de número de pie-
zas es positivo en este rubro, sin embargo se desconoce la balanza comercial.

Balance del número de piezas relativo a plantas en 1999


Descripción Cantidad exportada (piezas) Cantidad importada (piezas)
Planta 1’470,146 122,179

Se calcula que el comercio anual nacional e internacional relativo a plan-


tas definidas como silvestres puede alcanzar más de 200 millones de pesos.
Se conoce que en el mercado ilegal internacional se da un tráfico anual de
9 a 12 millones de plantas de orquídeas y de 7 a 8 millones de cactos, de acuer-
do con la CITES, por lo que podemos asegurar que la demanda de estos produc-
tos es muy grande. De aprovechar esta situación, bajo mecanismos sustentables
se podrían alcanzar recursos por más de mil millones de pesos por concepto
exclusivamente de comercialización y junto con esto se lograría un conocimien- 83
to que generaría un control más eficiente.
Por otro lado y analizando otro tipo de mercado, actualmente se conocen más
de 250 productos vegetales no maderables incluyendo hongos, hojas, frutos, rizo-
mas, gomas, ceras y cortezas, de los que 70 se utilizan comúnmente y su aprove-
chamiento es regulado. Se ha estimado que los bosques templados tienen alrededor
de 613 especies consideradas actualmente como útiles, que podrían generar hasta
1.2 millones de toneladas de productos con un valor de 5,280 millones de pesos;
mientras que los bosques tropicales tienen 574 tipos de plantas usadas localmen-
te, las cuales podrían generar 1.6 millones de toneladas de material vegetal con
valor de 7,290 millones de pesos. Hay que tomar en cuenta que los usos en bio-
tecnología y los posibles beneficios no se han estimado.
Desafortunadamente aún persisten claros ejemplos de una mala utilización
de los recursos naturales que impacta no sólo al comercio sino a la conservación
de los recursos. A pesar de los esfuerzos realizados al respecto, no se han logra-
do reorientar a prácticas sustentables. Un ejemplo de esta mala utilización es el
caso del Palo Fierro (Olneya tesota), el cual a pesar de las apreciadas cualidades
de su madera y la gran cotización que pudiera alcanzar en los diversos merca-
dos, es principalmente utilizada para producir carbón. En 1998 se obtuvieron,
en Sonora, 11,000 toneladas de carbón derivado de esta especie. Se calcula que
de 5 m3 de madera se obtiene una tonelada de carbón con un valor de mil pe-
sos, lo que da un resultado de tan sólo 11 millones de pesos. Por otro lado, se
estima que sólo el 7% de la madera de palo fierro que se utiliza para artesanías
es legal, pues en muchos casos se usa madera verde que se pone a secar. En 1997
se estimaba que el precio por m3 de leña de palo fierro tenía un valor de 1,200
pesos, se producían legalmente 576 m3 de leña, esto es 691 mil pesos.
I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

Animales vivos que participaron en el comercio internacional


en 1999 por grupo de especies

Grupo Cantidad exportada (cabezas) Cantidad importada (cabezas)


Ave 1,674 42,031
Invertebrado 6,081 7’649,509
Mamífero 181 19,788
Marina* 832,078 13,124
Reptil 179,649 1’421,454

* Se refiere a especies de origen marino, no contempla a los mamíferos marinos.

La importación de las aves se concentra en avestruces para pies de cría y


aves canoras, principalmente finches. Las especies marinas son utilizadas para
acuarios y los reptiles como mascotas. En el caso de los mamíferos, en su ma-
yoría se importan como mascotas y la exportación es para zoológicos y acuarios.
Es importante señalar que con el tiempo y un adecuado programa de fo-
84
mento se podrán sustituir una buena parte de las importaciones a través del
desarrollo de las UMA y la diversificación de la producción dentro de éstas, so-
bre todo después de contabilizar la inmensa biodiversidad del país. Con ello se
disminuirá el enorme riesgo ambiental que se corre al introducir y posiblemen-
te establecer poblaciones de especies exóticas. Actualmente se cuenta con 786
comercializadoras de ejemplares, productos y subproductos, las cuales van en au-
mento. Tal crecimiento fortalecerá el mercado y promoverá el aprovechamiento
sustentable y la conservación.
Otros productos que participan en el mercado internacional son la carne;
trofeos, cuernos, patas, colas y plumas de animales; insectos; larvas; exoesque-
letos marinos; raíces; hojas; productos deshidratados y congelados, etcétera.
El creciente interés de los mercados internacionales en el campo de la ge-
nética y la bioprospección obliga a reconsiderar los sistemas de aprovechamien-
to de los bosques, selvas y regiones áridas que hasta hoy se han orientado
básicamente a prácticas extractivas de madera, menospreciando a las plantas
consideradas no maderables, así como el desarrollo de un marco regulatorio
específico que resuelva las discusiones alrededor del tema del acceso a los re-
cursos, el conocimiento y la distribución justa de beneficios derivados de su
aprovechamiento.
Solamente el 11%de todas las patentes de origen biotecnológico desarro-
lladas a partir de recursos y productos silvestres de países latinoamericanos son
propiedad de los mismos. El 89% restante, pertenece a Japón, Estados Unidos
y a países miembros de la Unión Europea. Si se desea que los beneficiarios rea-
les del potencial genético de la vida silvestre existente en el país sean las actua-
les y futuras generaciones de mexicanos, entonces es necesario empezar a valuar
III. U NA VISIÓN SOBRE LAS ESTRATEGIAS , SUS LOGROS Y AVANCES
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

en forma adecuada los acervos y bancos genéticos de vida silvestre nacional, así
como aprender a utilizarlos racionalmente y generar patentes nacionales.

Circuito 3: ecoturismo, espectáculos y exhibición

El ecoturismo es una alternativa de diversificación productiva relativamente nueva


y en creciente desarrollo en todo el mundo.
En el caso de México se calcula que el 5% del turismo receptivo interna-
cional corresponde al ecoturismo, lo que permite estimar que cerca de 2,149
millones de pesos se generan por este concepto a nivel nacional. Lo referente a
exhibición y espectáculos está incluid en este estimado.
A continuación se presenta un cuadro comparativo referente al total de la
derrama económica estimada por los tres circuitos de mercado de vida silvestre
en 1996 y 1999:

Cuadro de derrama económica total


85
Monto de la derrama en 1996 Monto de la derrama en 1999
Circuitos
(miles de pesos) (miles de pesos)
Circuito 1 155,917 386,880
Circuito 2 331,398 660,107
Circuito 3 1’916,000 2’149,000
TOTAL 2’402,315 3’195,987

La derrama total actual —estimada conservadoramente— alcanza los 3,195


millones de pesos anuales. Además, se calcula que los beneficiarios directos e
indirectos en esta materia, en regiones consideradas como prioritarias por el
Gobierno Federal, es de alrededor de 230,000 personas.
Es importante señalar que en el aspecto de promoción de mercados se
ha mantenido un estricto respeto a las tradiciones culturales de los grupos ét-
nicos mexicanos. Esta labor se lleva a cabo coordinadamente con el Instituto
Nacional Indigenista, el cual a su vez ha identificado en el SUMA una estrate-
gia que permite compatibilizar el desarrollo, no sólo con el respeto, sino tam-
bién con la recuperación de las estructuras de cohesión de estos grupos. En
este sentido destaca el trabajo instrumentado con la comunidad Kon Kaak
(Seri), la cual por el aprovechamiento de diversos recursos ha obtenido ganan-
cias anuales de alrededor de 2’500,000 pesos, cantidad que ha integrado un
fideicomiso administrado por la misma comunidad y que dedica inversiones
del 50% a beneficios sociales y lo restante en el desarrollo y la aplicación de
estudios para la conservación e identificación de otros recursos potencialmente
aprovechables.
I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

El valor de los servicios ambientales

La SEMARNAP y el INEGI, a través del Sistema de cuentas económicas y ecológi-


cas de México 1988-199621 desarrollaron por primera vez en nuestro país un
esquema que permite identificar y dar valor económico a los recursos naturales
renovables, así como estimar los costos de su degradación y su agotamiento.
Desafortunadamente la clasificación que hace ese sistema de cuentas no incluye
la vida silvestre ni los servicios que presta al ambiente y a la producción.
Sin embargo, siguiendo el marco teórico planteado en el sistema mencio-
nado se han estimado los siguientes valores:
• Los 3,195 millones de pesos, producto de la derrama económica que gene-
ra el aprovechamiento silvestre, son originados en tal sólo el 20% del terri-
torio nacional potencial para este tipo de actividades, ya que el 80% restante
no aplica este tipo de producción, ya sea por desconocimiento, falta de in-
terés, indefinición en la posesión de la tierra o aspectos culturales o socioeco-
nómicos que impiden su expansión.
• La superficie potencial nacional para el desarrollo de esta actividad es del
86
orden de 120 millones de hectáreas. Ya que no se toman en cuenta las áreas
perturbadas o con esquemas productivos que se contraponen a la genera-
ción de hábitat silvestre.
• En estas 120 millones de hectáreas, o sea 100% de la superficie potencial
nacional para el desarrollo de esta actividad, se podrían generar ingresos a
la economía de hasta 16,000 millones de pesos.22

Esto significaría en una primera aproximación y tomando en cuenta exclu-


sivamente los valores que se generan en la actualidad, que la afectación poten-
cial anual de los recursos silvestres por cambio de uso de suelo para propósitos
agrícolas, ganaderos o por incendios podría estar representada por un factor de
$133/ha23 de pérdida, suma que podría ser enormemente mayor si se contabili-
zaran pérdidas o costos económicos derivados del deterioro o desaparición de
hábitat, especies y servicios ambientales. De esta manera las 81.4 millones de
hectáreas pertenecientes al territorio nacional que se encuentran perturbadas y
bajo diferentes regímenes productivos han destruido los recursos silvestres, pro-

21 INEGI. Sistema de cuentas económicas y ecológicas de México, 1999.


22 Es importante mencionar que este dato considera tan sólo los tipos de producción que se
desarrollan actualmente, los cuales son aún muy limitados, ya que en su mayoría estas zo-
nas de producción aprovechan una especie, sin hacer uso del inmenso mosaico que ofrecen
los hábitat en toda su integralidad. Este dato debe elevarse “n” veces en relación directa con
el número de especies que se aprovechen.
23 Este factor se obtiene de dividir los 16,000 millones de pesos que generaría la vida silvestre
si se aprovechara en todo el territorio nacional potencial entre los 120 millones de estas hec-
táreas potenciales.
III. U NA VISIÓN SOBRE LAS ESTRATEGIAS , SUS LOGROS Y AVANCES
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

vocando una depreciación del orden de 10,826 millones de pesos anuales, que
deberán restarse al Producto Interno Bruto ( PIB) del país, de la misma manera
como se restan los distintos conceptos de Costos por agotamiento de los recursos
naturales y Costos por degradación del medio ambiente.24
Por otro lado, en la clasificación que hace INEGI referente a los costos
por agotamiento y degradación, los que interesa analizar bajo la perspectiva de
la vida silvestre son los segundos, ya que éstas son las estimaciones moneta-
rias requeridas para restaurar el deterioro del ambiente, ocasionado por acti-
vidades económicas. Estos costos se estimaron para 1996 en 236,107 millones
de pesos, lo que significa que por hectárea se aplica un costo de recuperación
del orden de $2,900.00/ha.25 En este orden de ideas se podría decir que el valor
correspondiente generado por hectárea en relación con los servicios ambien-
tales es igual al valor de su recuperación o sea $2,900.00/ha, según uno de
los métodos usados por INEGI para asignar valor a los activos no producidos
que determinan el Costo de mantenimiento, donde el valor de un recurso es igual
a los gastos en que se incurriría si se deseara evitar el deterioro o restablecer
las cualidades del recurso de acuerdo con estándares de calidad considerados
87
aceptables.26
De tal suerte y como un elemento adicional relativo a la producción de la
vida silvestre, podemos agregar que las UMA como promotoras de conservación
son garantes en el mantenimiento y suministro de servicios ambientales en donde
las 14.1 millones de hectáreas que se distribuyen en todo el país adquieren un
valor adicional por este concepto de 40,890 millones de pesos.27

24 INEGI. Sistema de cuentas económicas y ecológicas de México, 1999, p. 10.


25 Este factor se obtiene de dividir los 236,107 millones de pesos entre 81 ha que representan
para INEGI el número de hectáreas con cierto daño y en las cuales se invierte para su recu-
peración.
26 INEGI. Sistema de cuentas económicas y ecológicas de México, 1999, p. 8.
27 Es importante señalar que los costos por agotamiento y degradación que efectúa INEGI con-
sideran solamente los valores para actividades agropecuarias, de la misma manera que apli-
ca costos por afectación de especies consideradas como maderables, pero de ninguna manera
contempla el costo por destrucción de la inmensa diversidad biológica además de los altísi-
mos costos por la fractura de las cadenas bióticas, que son prácticamente el insumo básico
de donde se derivan los servicios ambientales. Esto implica que utilizando la misma fórmu-
la, los costos por su recuperación pudieran ser directamente proporcionales al número de
especies desaparecidas, esto es que dicho valor debería ser multiplicado por “n”, en donde
este coeficiente representa el número de especies afectadas o desaparecidas. Para ejemplifi-
car, si se calcula que los bosques templados tienen alrededor de 613 especies de plantas úti-
les, se deberán multiplicar los $2,900.00/ha por 613, el total del valor por hectárea con
respecto a especies sólo por este tipo de plantas será entonces de aproximadamente 1 mi-
llón 700 mil pesos, pero si a este dato se le agregaran el total de especies existentes en el
ecosistema, tanto de f lora como de fauna, el resultado se incrementaría seguramente en más
de un 1,000 por ciento, por lo que a todas luces, cada hectárea conservada no tiene precio.
I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

A continuación ofrecemos una síntesis de los principales datos referencia-


dos con el PIB nacional.
• Los 3,195 millones de pesos del total de la derrama económica en los tres
circuitos de mercado, representan poco menos del 0.1% del PIB (en rela-
ción con los datos preliminares de INEGI para 1998, los cuales refieren que
el PIB nacional para ese año fue de 3,687 miles de millones de pesos).
• Recordemos que la aportación al PIB por el sector agropecuario es tan sólo
de 5.6% del PIB nacional anual. De esta manera la vida silvestre aporta una
cantidad igual al 1.5% del total de participación del PIB del sector primario.
• Hay cerca de 120 millones de hectáreas potenciales para el aprovechamiento
de especies silvestres. Con un aprovechamiento muy conservador, éstas
podrían generar ingresos mínimos por 16,000 millones de pesos, cerca de
un 1% del PIB, o bien más del 14% del PIB del sector primario.

El valor calculado por los servicios ambientales (exclusivamente en datos


de INEGI) que prestan las UMA representa en valores relativos al PIB, un aho-
rro del 1% del valor total de éste (sin tomar en cuenta el incalculable valor de
88
hábitat y especies y la aportación que prestan cada una de ellas en la generación
de servicios ambientales), tomando en cuenta que no es necesario aplicar nin-
gún gasto por parte del Estado por degradación o agotamiento en la producción.
Aquí los costos de la conservación de la biodiversidad y el mantenimiento de los
servicios ambientales son cubiertos por los dueños o legítimos poseedores de las
tierras, razón por la cual deben ser compensados económicamente vía los mer-
cados por quienes se benefician de manera directa o indirecta de ese esfuerzo
de conservación.

7. C OOPERACIÓN Y PARTICIPACIÓN

El rápido desarrollo que ha tenido el Programa de conservación de la vida silvestre


y diversificación productiva en el sector rural, México 1997-2000, a tres años de su
nacimiento, se debe en gran medida a la aceptación y el apoyo brindado por or-
ganizaciones de productores rurales, prestadores de servicios en materia de vida
silvestre, instituciones de educación superior y buena parte de las organizacio-
nes conservacionistas. Los limitados servicios y capacidades de la DGVS y de las
Delegaciones Federales de la SEMARNAP para promocionar y sostener el Pro-
grama han sido de muy buena manera fortalecidos y complementados con la
participación social, actividades que se han formalizado con diversos instrumen-
tos de cooperación.
Durante los años 1995 a 1999 se formalizaron un total de 75 instrumen-
tos de cooperación con los distintos sectores del país, en materia de investiga-
ción, manejo y aprovechamiento sustentable de la vida silvestre. Como puede
observarse en el cuadro anterior, durante el año de 1997, a partir del inicio del
III. U NA VISIÓN SOBRE LAS ESTRATEGIAS , SUS LOGROS Y AVANCES
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

Programa de Conservación de la Vida Silvestre y Diversificación Productiva en el Sector


Rural, México, 1997-2000, se concretaron la mayor cantidad de convenios y acuer-
dos, ya que éste contempla como eje central de su implementación la obligada
necesidad de fortalecer los vínculos y mecanismos de cooperación social (Véase
Convenios firmados en el Anexo).

Número de convenios concertados por año

25

20

15

10

0
1995 1996 1997 1998 89
1999

El objetivo fundamental que se persigue con la firma de estos instrumen-


tos es consolidar la corresponsabilidad de la sociedad en la conservación, el ma-
nejo y el aprovechamiento sustentable de los recursos silvestres. A continuación
se presenta un cuadro que muestra un comparativo de los objetivos particula-
res de cada convenio:

Comparativo por objetivo o finalidad del instrumento

Aprovechamiento Conservación
73% 67%

Investigación
43%

La gran mayoría de los acuerdos y convenios suscritos muestran el interés


por participar en más de una actividad u objetivo, es decir, existen instrumen-
tos encaminados no sólo al aprovechamiento sustentable, sino además a desa-
rrollar proyectos de investigación o implantar medidas de conservación.
I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

La mayor parte de los convenios contribuyen con los distintos niveles de


gobierno en aspectos que involucran el aprovechamiento con fines cinegéticos,
esto es, del total de instrumentos registrados entre los años de 1995 y 1999, un
73% de ellos consideran alguna forma de aprovechamiento relacionado con la
cinegética.
En segundo lugar y con respecto a ese total acumulado, sabemos que el 67%
de los convenios busca la participación dirigida a impulsar y desarrollar accio-
nes de conservación, principalmente de especies prioritarias, destacándose en-
tre ellas las tortugas marinas.
Por último y no menos importante, se registra que existe un 43% de los
convenios y acuerdos encaminados al desarrollo de proyectos de investigación
que contribuyen a ampliar el conocimiento necesario para efectuar un adecua-
do manejo y aprovechamiento de la vida silvestre, cubriendo aspectos tan im-
portantes como la capacitación y formación de cuadros técnicos para el manejo
de los mismos.
Los sectores participantes en estos instrumentos de cooperación institucio-
nal pueden analizarse a partir de los siguientes datos:
90
Comparativo de los sectores firmantes
Académico
Social 15%
51% Privado
9%

Público
32%

De la misma manera que en el análisis de datos por finalidad de los ins-


trumentos y basándonos en el total acumulado, observamos que el sector que
más ha participado es el social (51%), gracias a esto se ha propiciado un esque-
ma de corresponsabilidad con los productores y organizaciones sociales en el
manejo, la conservación y el aprovechamiento sustentable de la vida silvestre.
En segundo término, podemos asegurar que se ha logrado mayor involu-
cramiento y participación de los distintos niveles de gobierno en las acciones
encaminadas al manejo y la conservación de la vida silvestre (32%). Es de des-
tacar que los gobiernos estatales son los que ahora muestran un mayor interés
en el tema, mediante la conformación de Consejos Consultivos Técnicos de Vida
Silvestre en las entidades, y han generado además una mayor participación de
los ayuntamientos en temas específicos relacionados con la conservación.
III. U NA VISIÓN SOBRE LAS ESTRATEGIAS , SUS LOGROS Y AVANCES
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

Finalmente, se observa que el sector académico (15%), seguido del priva-


do (9%), ha mostrado un menor interés en participar, sin embargo se puede afir-
mar que las instituciones que tradicionalmente colaboran con el tema ahora lo
hacen bajo esquemas más fortalecidos.
Es de destacar que la generación y ampliación del conocimiento sobre los
distintos aspectos que intervienen en el manejo, la conservación y el aprovecha-
miento de la vida silvestre constituye una herramienta objetiva que permite la
adecuada toma de decisiones que a su vez derivan en un tránsito hacia la sus-
tentabilidad.

Las capacidades de vigilancia,


un ejemplo de participación social
Uno de los anhelos de los mexicanos es el de vivir en un ambiente sano y ade-
cuado para la vida y el desarrollo de las nuevas generaciones, así como promo-
ver un aprovechamiento sustentable de los recursos naturales. Para dar respuesta
a esas legítimas demandas de la sociedad se han ampliado los márgenes de par-
91
ticipación ciudadana en la gestión ambiental, a través de mecanismos como la
denuncia popular, el acceso a la información ambiental y la posibilidad para
impugnar por medios jurídicos los actos que dañen al medio ambiente en con-
travención de la normatividad vigente.
La Ley General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente esta-
blece dentro de su Título Sexto, Capítulo Segundo, que corresponde a la Secre-
taría del Medio Ambiente, Recursos Nat urales y Pesca realizar los actos de
Inspección y Vigilancia para el cumplimiento de las disposiciones contenidas en
la Ley General antes citada y de los demás ordenamientos que de ésta se deri-
ven, atribuciones que realiza por conducto de la Procuraduría Federal de Pro-
tección al Ambiente.
A efecto de fortalecer los actos de vigilancia, la autoridad Federal ha fomen-
tado en los últimos años la participación en la gestión ambiental de otros secto-
res gubernamentales y no gubernamentales como lo son por una parte los estados
y municipios y la sociedad civil a través de diversos convenios de colaboración.
Dicha gestión es parte relevante de la participación en los esfuerzos de vigilancia,
debido a que en nuestro país para realizar satisfactoriamente esta actividad es ne-
cesario considerar la gran variación topográfica, la megadiversidad existente, la
pluriculturalidad y limitaciones de los recursos humanos y económicos.
La vigilancia participativa ha sido una importante estrategia para obtener
satisfactorios resultados a corto plazo. Esta actividad se ha articulado con las di-
ferentes dependencias gubernamentales en este esfuerzo.
A continuación se exponen breves consideraciones generales sobre las ca-
racterísticas de la articulación de las actividades de inspección y vigilancia en los
tres niveles señalados.
I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

F EDER AL

La tarea de inspección y vigilancia es responsabilidad de la Procuraduría Fede-


ral de Protección al Ambiente (PROFEPA). Las características y el tamaño del te-
rritorio nacional han complicado la operación de las políticas de la inspección,
sin embargo se han obtenido logros importantes que contribuyen a la conten-
ción del deterioro ambiental.
Dentro de las estrategias particulares en materia de vida silvestre, la PRO-
FEPA ha desarrollado las siguientes acciones:
• Inspección y Vigilancia permanentes a mercados públicos fijos y ambulan-
tes, tiendas de mascotas y centros de exhibición como: Zoológicos, Circos,
Viveros, Jardines Botánicos y Criaderos Intensivos y Extensivos que inclu-
yen la actividad cinegética, denominados todos ellos UMA.
• Inspección en puertos, aeropuertos y fronteras para la verificación ocular
del tráfico nacional e internacional de especies de f lora y fauna silvestres
sus productos y subproductos.
• Campañas de concientización contra el tráfico ilícito de vida silvestre, a tra-
92
vés de los diversos medios de comunicación.

En los cuadros que aparecen a continuación se resume el total de actuacio-


nes registradas en el periodo de 1996 a 1999, la actuación en puertos, aeropuer-
tos y fronteras de 1996 al primer trimestre del 2000, así como las referentes a
todo el territorio nacional en materia de f lora y fauna silvestres de 1995 al pri-
mer trimestre del 2000.

Total de actuaciones de la PROFEPA de 1996 a 1999

Total
Actuaciones 1996 1997 1998 1999
1996-1999
Total de inspecciones a turistas
10,503 52,920 34,905 108,284 206,612
internacionales
Total de inspecciones sanitarias a
productos y subproductos 12,629 62,182 47,694 82,084 204,589
forestales
Total de inspecciones a
4977 4,005 2,532 5,624 17,138
autorizaciones y certificados CITES
Procedimientos administrativos en
0 0 1,163 3,678 4,841
puertos, aeropuertos y fronteras
Actuaciones de la PROFEPA en puertos, aeropuertos y fronteras en materia de vida silvestre

Resumen del resultado de la inspección en puertos, aeropuertos y fronteras


E STRATEGIA

1996 Total
Tipo de inspección Productos Unidad 1995 1997 1998 1999
(jul-dic) 1996-2000
Inspección fitosanitaria Inspecciones totales Casos 0 12,629 62,182 47,694 82,084 204,589
3
Madera nueva m 0 25,000 811,725 622,598 821,868 2,281,191
3
Madera usada m 0 69,000 224,036 171,837 226,835 691,708
Manufacturas de madera Piezas 0 17,000,000 55,197,300 42,336,689 55,886,990 170,420,980
Árboles de Navidad Piezas 0 630,379 650,000 600,551 808,319 2,689,249
Plagas encontradas Casos 0 25 0 840 644 850 2,585
NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

Plagas de riesgo
Casos 0 70 263 202 266 801
cuarentenario
Flora y fauna silvestres Inspecciones totales Casos 0 10,500 52,920 34,905 108,284 206,609
Retenciones de productos
Casos 0 150 756 499 1,020 2,425
y subproductos
Rechazos de especimenes
Casos 0 50 252 166 340 80 8
vivos
Regularizaciones de
especímenes vivos para Casos 0 40 202 133 273 648
exportación
III. U NA VISIÓN SOBRE LAS ESTRATEGIAS , SUS LOGROS Y AVANCES

93
I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

Acciones realizadas a nivel nacional durante el periodo


de 1995 a 1999 en materia de f lora y fauna silvestre

1er.
Acciones 1995 1996 1997 1998 1999 trim. TOTAL
2000
Inspecciones en flora
808 2,069 1,833 3,319 1,647 325 9,676
y fauna silvestres
Inspecciones en flora 25 240 249 982 145 26 1,641
Inspecciones en fauna 783 1,829 1,584 2,337 1,502 299 8,035
Especímenes de flora
5,804 26,623 10,070 11,795 15,473 2,347 69,765
y fauna asegurados
Especímenes de flora
554 15,499 4,740 4,989 4,330 375 30,112
asegurados
Especímenes de fauna
5,250 11,124 5,330 6,806 11,143 1,647 39,653
asegurados
Productos de flora y
398 1,711 1,615 1,337 27,692 1,439 32,753
94 fauna asegurados
Productos de flora
244 461 —- 14 905 28 1,624
asegurados
Productos de fauna
154 1,250 1,615 1,323 26,787 1,411 31,129
asegurados
Subproductos de flora
1,889 3,152 10,158 3,362 4,184 1,397 22,745
y fauna asegurados
Subproductos de flora
—- 13 —- —- 26 —- 39
asegurados
Subproductos de
1,889 3,139 10,158 3,362 4,158 1,397 22,706
fauna asegurados

Aseguramientos de ejemplares y productos de tortuga marina


a nivel nacional durante el periodo de 1995 a 1999
Acciones 1995 1996 1997 1998 1999 Total
Especímenes de
Tortuga Marina 1 51 71 685 11 819
asegurados
Huevos de Tortuga
Marina 568,740 701,280 430,634 439,777 315,571 2,456,002
asegurados
III. U NA VISIÓN SOBRE LAS ESTRATEGIAS , SUS LOGROS Y AVANCES
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

E STATAL Y MUNICIPAL

A nivel de los estados y municipios, la capacidad en materia de vigilancia es más


limitada, debido principalmente a la escasa disponibilidad de recursos y al des-
conocimiento y la falta de información sobre el ejercicio de esta atribución.
Autoridades estatales y municipales concentran generalmente sus escasos
recursos y su interés en problemáticas características de las áreas urbanas, dejando
un mínimo de capacidades para acciones de vigilancia en zonas rurales. Temáti-
camente la acción de vigilancia se direcciona a problemas de abigeato, campa-
ñas de control de armas y de drogas.
Los asuntos referentes a delitos ambientales, como el tráfico de especies
silvestres, la cacería furtiva o daños al hábitat, raramente se consideran priori-
tarios, por lo que la descentralización se ha visto condicionada a la capacidad
de acción de la autoridad que la reciba.
En la Ley general de vida silvestre se prevén con toda claridad los sistemas
de concurrencia que definen las competencias específicas para los tres órdenes
de gobierno.
95
S OCIEDAD CIV IL

La participación de la sociedad civil en la vigilancia de la vida silvestre cobra


forma mediante la participación de organizaciones no gubernamentales, comi-
sariados ejidales, asociaciones de usuarios, clubes, motivados en el cumplimien-
to de la normatividad vigente, concretamente en relación con la conservación,
el manejo y el aprovechamiento sustentable de vida silvestre.
Como se señaló con anterioridad, en el desarrollo de los logros obtenidos
por el SUMA esta estrategia genera el interés de los poseedores por cuidar y vi-
gilar los recursos naturales renovables de donde obtienen beneficios. De esta
manera el crecimiento en la disposición por participar en esquemas de vigilan-
cia está vinculado al desarrollo del SUMA. Se tiene la percepción de que el más
interesado y mejor vigilante de los recursos naturales renovables es el dueño
mismo de las tierras donde éstos se encuentran.
Actualmente se cuenta con una vigilancia de la sociedad en una superfi-
cie de más de 14 millones de hectáreas. Lo anterior confirma la hipótesis de que
el más interesado y mejor vigilante de los recursos naturales renovables es el
dueño mismo de las tierras donde éstos se encuentran. Es importante insistir
en que una condición esencial para el éxito de esta actividad es que los propie-
tarios conozcan los recursos que tienen sus tierras como sus hábitat, los benefi-
cios que de su existencia y buen uso se pueden obtener y de conformidad con
la normatividad vigente. Ejemplo claro de esto fue lo acontecido durante los
desastres provocados por los incendios forestales en 1998, en donde únicamente
se registraron cuatro incendios dentro de áreas manejadas por el SUMA que en
I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

su totalidad no lograron abarcar más de 200 ha y se lograron controlar éstos de


manera oportuna y en ninguno de los casos implicando pérdidas graves.
En resumen, una efectiva aplicación de la legislación en materia de conser-
vación y uso sustentable de la vida silvestre sólo será posible en la medida en
que cada uno de los sectores y actores descritos asuma su responsabilidad y di-
rija sus esfuerzos a un propósito común, a partir del conocimiento claro del papel
que juegan las comunidades locales que poseen los recursos y los beneficios que
aportan al patrimonio biológico y los servicios ambientales.

8. E L
DESARROLLO DE CONVENIOS
DE COOPERACIÓN INTERNACIONAL

No menos importante ha sido el campo de las relaciones internacionales, en


donde han preponderado los programas de cooperación con los Estados Uni-
dos de América y con Canadá, dada la vecindad geográfica y la existencia de es-
pecies e intereses regionales compartidos. Pero paralelamente a éstos se ha
promovido el desarrollo de convenios con países de Centroamérica, América del
96
Sur, Europa, África y Asia, identificando temas de interés mutuo que desarro-
llen la colaboración.
Los avances de algunos de los acuerdos, convenios y convenciones de ma-
yor relevancia para la cooperación internacional en materia de vida silvestre se
describen a continuación:

Convención México-Estados Unidos de América


para la Protección de las Aves Migratorias
y Mamíferos de Interés Cinegético
En esta convención las partes se comprometen a establecer zonas de refugio y
regulaciones para el aprovechamiento de especies en épocas determinadas; a
prohibir la cacería de aves migratorias insectívoras, la cacería con vehículos aé-
reos y la transportación fuera del territorio mexicano-estadounidense de aves
migratorias vivas o muertas, sus productos y subproductos, sin la debida auto-
rización de cada país.
En este contexto, las regulaciones establecidas por México se habían inclui-
do hasta la fecha en los acuerdos que establecen los calendarios de aprovecha-
miento, asimismo han sido una norma permanente en el desarrollo del SUMA.

Comité Conjunto México-Estados Unidos de América para la


Conservación de la Vida Silvestre

Conformado en 1972. Dentro de este comité, en 1994 se creó el Programa de


Cooperación para la Conservación de la Biodiversidad México-Estados Unidos
III. U NA VISIÓN SOBRE LAS ESTRATEGIAS , SUS LOGROS Y AVANCES
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

de América el cual apoya propuestas encaminadas al fortalecimiento de la capa-


cidad local para resolver problemas relacionados con la conservación y los re-
cursos naturales a través de:
• Desarrollo de recursos humanos;
• Manejo de poblaciones de vida silvestre, hábitat y ecosistemas; y
• Transferencia de información relacionada con la conservación de la biodi-
versidad.

Número de proyectos apoyados de 1994 al 2000,


por el programa conjunto de cooperación México-EUA
para la conservación de la biodiversidad

Ciclo Nº. Proyectos apoyados Monto asignado (USD)


1994/1995 35 640,361
1995/1996 24 622,000
1996/1997 24 622,000
1997/1998 24 622,000 97
1998/1999 18 486,923
1999/2000 13 384,817
TOTAL 138 3'378,101

Dado el éxito alcanzado por este Comité y los acuerdos derivados del Tra-
tado de Libre Comercio (TLC), se tomó la decisión de integrar a Canadá, con-
formándose así el:

Comité Trilateral Canadá-México-Estados Unidos


de América para la Conservación y Manejo de la Vida
Silvestre y Ecosistemas

En 1996 se firmó en Oaxaca un Memorándum de Entendimiento que da ori-


gen a este Comité Trilateral, cuyo propósito es mejorar la coordinación, la co-
operación y el desarrollo de asociaciones entre las entidades encargadas de vida
silvestre de los tres países en lo que se refiere a proyectos y programas para la
conservación y el manejo.
México se compromete, en el marco de este Memorándum, a desarrollar
proyectos de investigación científica, vigilar el cumplimiento de la ley e instrumentar
acciones de capacitación, protección y uso sustentable de la vida silvestre.
Este Comité se reúne anualmente y opera a través de nueve mesas de tra-
bajo: Ejecutiva, Aplicación de la Ley, Humedales y Aves Migratorias, Informa-
ción sobre Biodiversidad, CITES, Especies Compartidas, Asuntos Indígenas, Vida
Silvestre sin Fronteras y Uso Sustentable.
I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

A la fecha se han llevado a cabo cinco reuniones, la primera en Oaxaca,


México, del 8 al 12 de abril de 1996; la segunda en Phoenix, Arizona, del 11 al
13 de febrero de 1997; la tercera en Vancouver, Canadá, del 8 al 11 de marzo
de 1998; la cuarta en Manzanillo, México, del 19 al 23 de abril de 1999; y fi-
nalmente, la quinta en la Isla del Padre, Texas, del 14 al 17 de febrero del 2000.

Comité Tripartita
México-Canadá-Estados Unidos de América
La creación de este Comité se concretó durante 1998 mediante la firma de un
Memorándum de Entendimiento con la finalidad de conservar las especies de
aves acuáticas migratorias y sus hábitat, a través de la participación de agencias
públicas, privadas, e instituciones de investigación y enseñanza superior.
Actualmente México y Canadá forman parte ex oficio del Consejo, pero no
contribuyen financieramente con el fondo.

98 Comité tripartita México-Canadá-Estados Unidos de América


(Consejo de humedales)

Año Nº Proyectos apoyados Monto asignado (USD)


1989 12 124,865
1990 1 Apoyo logístico
1991 4 160,693
1992 1 116,500
1993 5 550,039
1994 4 346,119
1995 3 296,528
1996 15 1’002,270
1997 13 900,124
1998 25 2’497,956
1999 12 2’005,814
2000 12 1’660,428
TOTAL 107 2'066,597

Plan de Manejo de Aves Acuáticas de Norteamérica


(NAWMP)

El Plan es una estrategia trinacional orientada al monitoreo, el manejo y la con-


servación de las poblaciones y hábitat de las aves acuáticas migratorias de Nor-
teamérica, en particular patos, cercetas, gansos y grullas de importancia cinegética.
III. U NA VISIÓN SOBRE LAS ESTRATEGIAS , SUS LOGROS Y AVANCES
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

Los representantes de los tres países (Canadá, EUA y México) han actuali-
zado y publicado el Plan para el periodo 1997-2001 en los tres idiomas oficia-
les (español, inglés y francés).
En la siguiente tabla se muestran los apoyos aplicados por este Comité. De-
bido a que son pocas las instituciones nacionales que trabajan en acciones para
la conservación y el manejo de los humedales y las aves acuáticas migratorias,
se han presentado dificultades para incrementar el número de proyectos finan-
ciados para México.

Programa Frontera XXI


México-Estados Unidos de América
Representa un esfuerzo binacional innovador que agrupa a las diversas entida-
des federales y estatales responsables del medio ambiente fronterizo, tanto de
México como de los EUA, para trabajar en la colaboración hacia el desarrollo
sustentable, mediante la protección a la salud humana, así como el manejo ade-
cuado de los recursos naturales propios de cada país. Se deriva del Convenio
99
Ambiental Fronterizo firmado en 1983.
La estrategia central de este programa considera tres ejes instrumentales
para el cumplimiento de sus objetivos: la participación pública, la descentraliza-
ción de la gestión ambiental y el fortalecimiento de la gestión estatal y local. El
principal objetivo busca promover el desarrollo sustentable de la franja fronte-
riza a través de la búsqueda de un balance entre los factores económicos y so-
ciales y la protección al ambiente en las comunidades fronterizas y en las áreas
naturales.
Dentro de este programa la DGVS participa en el grupo de trabajo de re-
cursos naturales, que tiene entre sus temas principales:
• Mejorar el manejo de recursos naturales a lo largo de la frontera
• Conservación y manejo de ecosistemas compartidos en áreas naturales pro-
tegidas contiguas
• Amenaza de incendios destructivos a lo largo de la frontera
• Proteger e incrementar las poblaciones de fauna silvestre y su hábitat, y el
manejo sustentable de recursos naturales para mejorar la calidad de vida de
las comunidades a lo largo de la frontera
• Contar con indicadores confiables de progreso en el logro de objetivos y la
importancia de tener información sobre recursos naturales en ambos lados
de la frontera

Comisión de Cooperación Ambiental (CCA)

La Comisión para la Cooperación Ambiental (CCA) se creó en 1994 con el fin


de mejorar la cooperación regional, prevenir los posibles conf lictos ambienta-
I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

les y comerciales y promover la aplicación efectiva de la legislación ambiental.


El Acuerdo firmado por Canadá, México y Estados Unidos complementa las
disposiciones ambientales establecidas en el Tratado de Libre Comercio de
América del Norte (TLC).
La CCA creó el Fondo de América del Norte para la Cooperación Ambien-
tal (FANCA) en 1995 con el propósito de financiar proyectos comunitarios en
Canadá, México y EUA que cumplan con los objetivos de la CCA.
A través del FANCA se han apoyado 35 proyectos exclusivos para México,
por un monto total de 1’986,650 dólares canadienses de 1996 a 1999.

Fondo de América del Norte para la Cooperación Ambiental


( FANCA )
Monto asignado
Año Nº Proyectos apoyados
(dólares canadienses)
México 10 662,460
México-EUA 04 346,000
1996
México-Canadá 01 6,675
100
México-Canadá-EUA 06 334,000
México 13 715,180
México-EUA 02 107,030
1997
México-Canadá 01 80,000
México-Canadá-EUA 04 262,700
México 08 437,010
México-EUA 06 355,740
1998
México-Canadá 01 10,000
México-Canadá-EUA 02 88,000
México 04 172,000
1999 México-EUA 07 268,500
México-Canadá-EUA 03 109,500
TOTAL 72 3,954,795

Convención de Diversidad Biológica ( CBD )


Esta Convención se desprende del Programa de las Naciones Unidas para el Me-
dio Ambiente (PNUMA), a partir de los acuerdos de la Cumbre de la Tierra de Río
de Janeiro de 1992. Tiene como objetivos la conservación de la diversidad bioló-
gica, el uso sustentable de sus componentes y la participación, justa y equitativa,
en los beneficios que se deriven de la utilización de los recursos genéticos.
Esta Convención es el primer acuerdo mundial integral que aborda todos
los aspectos de la diversidad biológica: recursos genéticos, especies y ecosistemas.
Desde la creación de la Convención se han realizado tres conferencias de
las partes, en donde se han tratado principalmente los siguientes temas:
• Administración de la Convención
III. U NA VISIÓN SOBRE LAS ESTRATEGIAS , SUS LOGROS Y AVANCES
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

• Instrumentación y análisis del Mecanismo Facilitador del Fondo Mundial


para el Ambiente (GEF)
• Conservación y uso sustentable de la agro-biodiversidad
• Análisis del sistema para la conservación de los recursos genéticos de las
plantas para la alimentación
• Consideraciones para promover y facilitar el acceso a la transferencia de
desarrollo y tecnología
• El impacto de los derechos de propiedad intelectual sobre los objetivos de
la Convención

La posición de México en la reunión de la CBD de noviembre de 1996 en


Buenos Aires, Argentina, se centró básicamente en la preocupación de que al
pertenecer México a la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Eco-
nómico (OCDE), fue aislado del grupo latinoamericano y del Caribe, cuestión
que impide una amplia relación con los países hermanos.
Existe cierta dispersión en la atención de la comunidad internacional en
cuestiones que no son necesariamente prioritarias para los países en desarrollo,
101
lo que puede provocar un desánimo en las delegaciones participantes, porque
consideran que la emergencia de numerosos foros, procesos de negociación y
debates sobre diversidad biológica están provocando un desgaste en el ímpetu
político de la Convención.

Convención Relativa a la Conservación de Humedales


de Importancia Internacional, Especialmente como Hábitat de
Aves Acuáticas (Ramsar, 1971)
La Convención sobre Humedales de Importancia Internacional Especialmente
como Hábitat de Aves Acuáticas se firmó en Ramsar, Irán (de ahí su nombre
genérico de Convención de Ramsar), el 2 de febrero de 1971.
Su principal objetivo es la preservación y rehabilitación de los humedales in-
ternacionales considerando su alta productividad, el papel que juegan en la dinámi-
ca del drenaje entre la tierra y los cuerpos de agua, por ser hábitat de una gran
diversidad de especies y por el aspecto recreacional y científico.
México es parte de Ramsar desde el 4 de julio de 1986, con la inscripción
de la Reserva de la Biosfera Ría Lagartos en Yucatán, como el primer humedal
de importancia internacional para el país.
En 1993 México desarrolló el proyecto Caracterización de los Humedales
Mexicanos de Importancia Internacional: Estrategia para el Desarrollo de una propues-
ta de Inclusión de Humedales Mexicanos a la Convención Ramsar, con el cual se
logró la inclusión de tres humedales más: Marismas Nacionales en Nayarit y
Sinaloa; Pantanos de Centla en Tabasco y Cuatro Ciénegas en Coahuila, los
cuales quedaron inscritos en 1995.
I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

En 1996 dos sitios más se incorporaron: La Encrucijada en Chiapas y el Del-


ta del Río Colorado en Sonora y Baja California. A excepción de Marismas Nacio-
nales los otros cinco sitios Ramsar han sido decretados como Reservas de la Biosfera.

Proyecto presentado al fondo Ramsar


de pequeñas subvenciones en 1998

Monto
Nombre del proyecto
(USD)
Educación ambiental no formal para la Reserva de la Biosfera Pantanos de Centla, Tabasco 38,500

Proyectos presentados para humedales del futuro en 1998


Monto
Nombre del proyecto
(USD)
Capacitación para el manejo y conservación de los humedales costeros tropicales 20,000
Regionalización del programa PIE (Participación Pública y Educación Ambiental) para
48,530
102 los humedales del noroeste de México
Aplicación de un programa de capacitación para el personal de la Reserva de la
20,000
Biosfera “La Encrucijada”, Chiapas
Capacitación para el uso sustentable de los humedales y el fomento de la pesca
5,000
responsable en la Reserva de la Biosfera “La Encrucijada”, Chiapas
Conservación y manejo del sistema lagunar del Municipio de Playas de Catazaja,
18,700
Chispas
The Veracruz Model: an innovative approach of training, public awareness and capacity
20,000
for wetland conservation in Mexico, 1998-1999

Convención sobre el Comercio Internacional de Especies


Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES)
Esta convención se creó en 1973 y regula el comercio internacional de especies
con algún estatus de riesgo.
En el marco internacional, a México se le ha identificado como un distin-
guido miembro que en poco tiempo ha desarrollado los mecanismos legales, fi-
nancieros y administrativos para hacer una adecuada implementación de la
Convención, y se presenta como ejemplo de los esfuerzos hechos por un país con
economía en transición o en desarrollo.
Es importante resaltar que a pesar de la aparente claridad de propósitos con
la que fue creada, la CITES es percibida de una manera distinta por los diferen-
tes sectores que la usan. Se malinterpreta la idea de regulación del comercio por
prohibición en el aprovechamiento, se utilizan sin ninguna consideración sus
listados comerciales para emplearlos erróneamente como normas reguladoras de
manejo, conservación y producción.
III. U NA VISIÓN SOBRE LAS ESTRATEGIAS , SUS LOGROS Y AVANCES
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

Número de certificados Cites de importación, exportación y re-


exportación expedidos de 1995 a 1999
2000
1800
1600
1400
1200
1000
800
600
400
200
0
1995 1996 1997 1998 1999

Animales vivos Productos y subproductos de fauna Trofeos de caza Flora


103

Algunas otras actividades de cooperación internacional

La DGVS ha promovido y participado en la organización de diferentes cursos y


seminarios de capacitación que se han realizado en la región de Norteamérica,
Caribe y Latinoamérica. Lo anterior ha permitido la apertura de nuevas opor-
tunidades de cooperación, donde el intercambio de información tanto técnica
como científica ha sido la herramienta fundamental en torno a la cual se han
afianzado estos estrechos lazos de colaboración.
Como muestra de esto se han realizado en México cursos de capacitación
sobre el manejo de especies de f lora y fauna silvestres amenazadas o en peligro
de extinción, seminarios de la experiencia de México con proyectos de manejo,
dirigidos a funcionarios de España, Cuba, China, Guatemala, Nicaragua y Perú.
Todos estos apoyos internacionales han incidido de manera directa en los
resultados alcanzados para la instrumentación del Programa de conservación de la
vida silvestre y diversificación productiva en el sector rural, México 1997-2000, dado
que en gran medida estos recursos económicos se han encauzado en el desarro-
llo de las estrategias del mismo, ayudados por los convenios de colaboración con
los diversos sectores sociales nacionales.

9. I NFORMACIÓN , DIFUSIÓN Y CAPACITACIÓN

La necesidad impostergable de contar con información fiel, precisa, actual, ac-


cesible y sistematizada que ayude en la toma de decisiones y la adecuada gestión
I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

y administración de los recursos silvestres, obligó a la instrumentación de un


Sistema de información y difusión sobre la vida silvestre (SIVS).
Recordemos que la base material con la que contaba la DGVS era insufi-
ciente, lo que hacía que la generación y difusión de información, al principio
de la administración actual, fuera muy pobre en resultados, debido principal-
mente a las siguientes causas: poco o casi nulo equipo y muy limitado en su
capacidad, información disgregada en distintas oficinas, personal escaso y mal
capacitado, conocimientos superficiales y dispersos sobre la biodiversidad mexi-
cana.
A partir del diagnóstico inicial realizado por la Dirección General de Vida
Silvestre, el cual señala la importancia en el desarrollo de una política de largo
alcance que cubriera estas deficiencias, obligó a la inclusión de una estrategia
específica para resolver esta problemática, la cual también fue considerada en el
marco del Programa de conservación de la vida silvestre y diversificación productiva
en el sector rural, México 1997-2000.
Es importante resaltar que la tarea para establecer una base de conocimien-
tos serios, profundos y exhaustivos sobre la biodiversidad mexicana es obligato-
104
ria, seria y permanente, y día con día se va perfeccionando, en tanto la información
es el cúmulo de conocimientos que se generan cotidianamente, mientras que la
difusión es la capacidad de darla a conocer en forma veraz y oportuna.
Desde marzo de 1992 se creó la Comisión Nacional para el Conocimien-
to y Uso de la Biodiversidad (CONABIO), con la intención de generar informa-
ción útil referente a la diversidad biológica mexicana. Sin embargo, era necesario
estructurar una base sólida relativa a la conformación de instrumentos regula-
torios, normativos, administrativos e informativos en torno a los recursos de vida
silvestre, tomando en cuenta la importancia de su conservación a través del apro-
vechamiento sustentable. De esta forma, la DGVS dirigió sus esfuerzos a refor-
zar la infraestructura humana, material y de equipo a efecto de dar cumplimiento
a las metas planteadas. Como resultado de esta política se estructuraron áreas
específicas que atienden hoy día los asuntos de informática y de difusión, asi-
mismo se dotó de equipo moderno a todas las áreas de la Dirección General, se
capacitó en su uso al personal y se conformó un pequeño equipo profesional de
técnicos especializados que realizaran las tareas de diseño, instrumentación y
operación del Sistema de información.
Actualmente se cuenta ya con una base de datos relacional prácticamen-
te terminada, con un sistema de pantallas que habrán de dar seguridad, efica-
cia y eficiencia al manejo de todos los trámites. Se tienen también —después
de múltiples retrasos debidos principalmente al lento proceso de definición
de éstos ante la Unidad de desregulación económica de SECOFI— los manuales
de procedimientos en su versión informática, la programación de un buen
número de ellos y un primer sistema piloto que habrá de asegurar su estruc-
tura completa en el corto plazo.
III. U NA VISIÓN SOBRE LAS ESTRATEGIAS , SUS LOGROS Y AVANCES
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

Se ha avanzado también en la instrumentación y el desarrollo de aplicacio-


nes que corresponden al diseño de algoritmos de cálculo y asistencia para la ob-
tención de parámetros con referenciación biogeográfica, elementos útiles para
la identificación de regiones específicas del país, que proporcionen datos tales
como: latitud, longitud, altitud, características topográficas, climas cuencas hi-
drográficas, cubierta vegetal, entre otros. Esta herramienta permitirá desarrollar
un monitoreo puntal tanto del SUMA como de los PREP.
La concepción del SIVS contempla la construcción de un solo Sistema que
se integrará por tres subsistemas más específicos:
• Sistema Automatizado de Trámites ( SAT)
• Sistema de Información Básica (SIB)
• Sistema de Información Documental (SID)

El Sistema Automatizado de Trámites ( SAT )


Al iniciar la administración no se contaba con bases de datos integrales, ni su-
ficientes archivos electrónicos, lo que impedía manejar de manera ágil la infor-
105
mación. Conforme se fue obteniendo equipo y se capacitó al personal, se
almacenó ésta en formato digital, permitiendo la sistematización de ésta y una
mayor confiabilidad en el seguimiento.
Sin embargo, aún falta mucho por hacer, sobre todo en lo que se refiere a
perfeccionar los formatos, evitar las redundancias, depurar la información y ase-
gurar la integridad de los datos. Conforme se avance en esto, los trámites se
realizarán en forma más rápida y se obtendrán mejores métodos de control.
El SAT recibe en una ventanilla única general para el INE todos los trámi-
tes dirigidos a las diferentes unidades administrativas de este instituto y garan-
tiza de esta manera que éstos sean evaluados y resueltos en los plazos establecidos.

Nivel de capacitación en informática del personal de la DGVS

Medio Superior
45% 30%

Básico
25%
I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

La Dirección General de Vida Silvestre ha mantenido un proceso de mo-


dernización y capacitación permanente para estar en posibilidades de participar
sin contratiempos en este subsistema, como lo muestra la gráfica anterior.
Como un ejemplo de la respuesta de solicitudes que atiende esta Dirección
General, anualmente en promedio se emiten alrededor de 20,000 oficios. Los
cuales, derivados de la demanda creciente, aumentan año con año.

El Sistema de Información Básica ( SIB )


Este Sistema se integra con varias bases de datos entrelazadas, con información
específica de carácter geográfico, sobre distribución y abundancia de las especies
manejadas en el SUMA, e información económica y de mercados, así como con
un sistema de menús de programas y algoritmos para facilitar los cálculos de las
tasas de aprovechamiento y otros parámetros.
Permite empalmar información geográfica de todo tipo y hacer recomen-
daciones de manejo integral y aprovechamiento sustentable de las especies de
la zona en cuestión, así como una somera prospección de mercado. Además iden-
106
tifica a detalle las UMA o parte de ellas que se hallan dentro de alguna Área
Natural Protegida (ANP).
El SIB está ligado con los siguientes sistemas:
• Sistema de Ordenamiento Ecológico (SIORE) de la Dirección General de
Ordenamiento Ecológico e Impacto Ambiental (DGOEIA).
• Sistema Nacional de Información Ambiental (SINIA) de la SEMARNAP.
• Sistema Nacional de Información Biológica (SNIB) y Red Mexicana de In-
formación Biológica (REMIB) ambos pertenecientes a la CONABIO.
• Banco Nacional de Comercio Exterior (BANCOMEXT).
• Instituto de Ecología e Instituto de Biología de la UNAM.
• Centro de Investigaciones y Estudios Avanzados (CINVESTAV).
• Centro de Investigaciones Científicas y Educación Superior de Ensenada (CICESE).
• Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste (CIBNOR).
• Instituto de Ecología de Jalapa, A.C.
• INEGI y SECOFI, entre otros.

El SIB se alimenta y retroalimenta con información generada a través de


la gestión, los monitoreos, planes de manejo, proyectos de recuperación, movi-
mientos y traslados, comercio, registros e inventarios, impacto ambiental y aná-
lisis económico; así como todo lo que se obtiene de manera externa procedente
de productores, instituciones académicas, ONG y agencias gubernamentales
nacionales y extranjeras.
El objetivo ha sido manejar y perfeccionar un sistema eficiente de bases de
datos, enlazado con otro de asistencia en cálculos, cómputos y manipulaciones
estadísticas, así como de información geográfica, científica y económica.
III. U NA VISIÓN SOBRE LAS ESTRATEGIAS , SUS LOGROS Y AVANCES
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

Conforme se está ajustando el SIB, las expectativas mejoran, van permitien-


do un análisis cada vez más objetivo, profundo y comparado de planes de ma-
nejo. Facilita la elaboración de dictámenes confiables, el acopio y la acumulación
sistematizada de datos en bases ordenadas y dinámicas, el cálculo de variables
compuestas y estadísticas varias, así como la elaboración de tablas y gráficas. Po-
sibilita la confrontación y el empalme de información geográfica o georreferen-
ciada, la búsqueda cruzada de variables relevantes sistematizadas, la disposición
de información clasificada desde otras fuentes, la alimentación y retroalimenta-
ción de información sobre distribución, abundancia y diversidad de la vida sil-
vestre en México y la alimentación de información económica y de mercado sobre
los ejemplares, productos, subproductos y servicios.
Las prioridades del proyecto son alcanzar la capacidad de procesamiento
de información relevante de campo, de análisis profundo, la predicción y el es-
tablecimiento de cotas para las variables referentes al manejo para el aprovecha-
miento sustentable; establecer la calendarización y sistematización de los
monitoreos, así como los patrones de distribución, abundancia y diversidad de
las poblaciones de las especies consideradas como prioritarias y sobre las cuales
107
se ejerce mayor presión; establecer los sistemas algorítmicos de cálculo y cómputo
de las capacidades de carga y las tasas de aprovechamiento que garanticen la
sustentabilidad de dicho aprovechamiento en varios escenarios posibles.

El Sistema de Información Documental ( SID )


Este subsistema se desarrolla en coordinación con la Dirección Ejecutiva de Sis-
temas e Informática del INE, el cual incorpora no solamente bancos de datos,
sino ligas importantes con otras fuentes de información documental, como el
Congreso de la Unión, diversas dependencias del Ejecutivo Federal, bibliotecas
de los principales centros de investigación científica y educación superior, en-
tre otros.
El personal de la Dirección General utiliza este servicio a través de las co-
nexiones de red informática a que tiene acceso.

Difusión de la información

No es sino hasta 1998 que la DGVS pudo contar con presupuesto específico para
la elaboración de materiales de divulgación, sin embargo durante 1997, con la
aparición del Programa de conservación de la vida silvestre y diversificación produc-
tiva en el sector rural, México 1997-2000, se realizaron y difundieron algunos
materiales en colaboración con diversos organismos, en donde destacan la CO-
NABIO, PROFEPA, el Servicio Panamericano de Protección, Naturalia A.C., Bios-
pecies S.A. de C.V., Unidos para la Conservación A.C., TV - UNAM , los
gobiernos de Canadá y EUA y otras dependencias de la SEMARNAP.
I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

Como muestra del esfuerzo aplicado en este renglón, a continuación presen-


tamos un breve cuadro que expone este trabajo calendarizado de 1997 a la fecha:

Material de divulgación elaborado de 1997 al 2000

Año Material
Libro: Programa de Conservación de la Vida Silvestre y Diversificación Productiva en el
1997
Sector Rural 1997-2000, México
Cartel: Programa de Conservación de la Vida Silvestre y Diversificación Productiva en el
1997
Sector Rural 1997-2000, México
1997 Folleto: La Vida Silvestre esquemas de participación
1997 Libro: Guía de Aves Canoras y de Ornato
1998 Tríptico: El Comercio Legal de Vida Silvestre…una alternativa para su conservación
1998 Tríptico: Incendios y Biodiversidad
1998 Tríptico: Organigrama de la Dirección General de Vida Silvestre
1998 Tríptico: Hongo Blanco del Ocote (Tricholoma magnivelare)
108 1998 Folleto en inglés y español: Para conservar las plantas y animales silvestres de México
Folleto en inglés y español: Viajeros Silvestres. Vida Silvestre Compartida por Canadá,
1998
Estados Unidos y México
1998 Video: Vida Silvestre un Recurso Sustentable
1999 Folleto: Lobo Mexicano
1999 Video: Unidades de Manejo para la Conservación de la Vida Silvestre (UMA)
1999 Video: 6 spots para TV sobre algunos Proyectos de Recuperación de Especies Prioritarias
Cartel: México, Biodiversidad que Asombra al Mundo… Águila Real…
1999
Proyectos de Recuperación de Especies Prioritarias
Cartel: México, Biodiversidad que Asombra al Mundo… Lobo Mexicano…
1999
Proyectos de Recuperación de Especies Prioritarias
Cartel: México, Biodiversidad que Asombra al Mundo… Tortugas Marinas…
1999
Proyectos de Recuperación de Especies Prioritarias
Cartel: México, Biodiversidad que Asombra al Mundo… Crocodylianos…
1999
Proyectos de Recuperación de Especies Prioritarias
1999 18 Mamparas: México, Vida Silvestre
1999 Libro: Proyecto de Protección, Conservación y Recuperación del Águila Real
Libro: Proyecto Conservación, Manejo y Aprovechamiento Sustentable de los Crocodylia
1999
en México
1999 Libro: Proyecto de Recuperación del Lobo Mexicano (Canis lupus baileyi)
Libro: Programa Ambiental de México: Resultados del Programa Nacional de Protección
1999
y Conservación de Tortugas Marinas (1992–1997)
2000 Libro: Proyecto de Recuperación del Borrego Cimarrón
2000 Libro: Proyecto de Recuperación del Oso Negro
2000 Libro: Proyecto de Recuperación del Berrendo
III. U NA VISIÓN SOBRE LAS ESTRATEGIAS , SUS LOGROS Y AVANCES
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

Año Material
Libro: Programa Nacional para la Protección, Conservación, Investigación y Manejo de
2000
Tortugas Marinas
2000 Libro: Proyecto de Recuperación de Zamias
2000 Libro: Proyecto de Recuperación de Psitácidos
2000 Libro: Proyecto de Recuperación de Pinnípedos
Libro: Balance de la Dirección General de Vida Silvestre. Estrategia Nacional de Vida
2000
Silvestre Avances y Perspectivas.
2000 Folleto: ¿Qué son las UMA?
2000 Libro: Ley General de Vida Silvestre

Paralelo a este esfuerzo, en 1999 se presentó a los medios de comunicación


la página electrónica del INE (http://www.ine.gob.mx), la cual contiene una sec-
ción informativa sobre vida silvestre que se actualiza semanalmente. En este
apartado el usuario puede consultar y obtener información actualizada sobre:
109
estructura, funciones y servicios ofrecidos por la DGVS, tales como los proce-
dimientos a seguir de los 32 trámites que atiende, así como los formatos de so-
licitud, requisitos y tiempos de respuesta. En esta sección también se encuentra
el Programa de conservación de la vida silvestre y diversificación productiva en el sec-
tor rural, México 1997-2000 y sus avances, el marco jurídico y normativo inclu-
yendo la recientemente promulgada Ley General de Vida Silvestre e información
relevante sobre los PREP, talleres, congresos y cursos, entre otros. Además cuenta
con sitios de interés que lo guían a otras páginas relacionadas con el tema.
La página electrónica ha tenido mucho éxito, es visitada por los diferentes
sectores involucrados, así como por el público en general. Muestra de esto es
que gracias a esta vía se reciben un sinnúmero de solicitudes para ampliar in-
formación técnica y participar en diversos foros de divulgación.
Por otro lado, hasta junio del 2000 se realizaron cerca de 300 presenta-
ciones públicas en diversos foros, tanto nacionales como internacionales, di-
r ig idos a pr oduct ores, comunidades indígenas, cent ros educ at ivos,
dependencias de los tres niveles de gobierno y organizaciones no gubernamen-
tales, con el propósito de divulgar las estrategias contenidas en el Programa,
así como sus logros y avances.
En coordinación con la Dirección Ejecutiva de Participación Social, Enla-
ce y Comunicación del INE se instrumentó un programa permanente de difu-
sión en radio, prensa y televisión a través de entrevistas realizadas a los
funcionarios y técnicos especialistas de la DGVS. De igual modo se participó de
manera activa en la elaboración de diversos artículos para su inserción en pren-
sa escrita, con el objetivo de divulgar información sobre los Proyectos de Con-
servación, Manejo y Aprovechamiento Sustentable de la Vida Silvestre.
I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

Capacitación

En lo referente a capacitación, se ha aplicado un esfuerzo importante, que ha


permitido no sólo generar el desarrollo humano del personal adscrito a la Di-
rección General, sino también inf luir en los diversos sectores sociales.
La mayoría de los beneficiados han sido los productores rurales, a quie-
nes se les han impartido diversos cursos y talleres tanto para clarificar los cri-
terios utilizados en el desarrollo de las estrategias del Programa, como para
impulsar los distintos aspectos que conllevan la conservación y el aprovecha-
miento sustentable.
En la presente administración se participó y se llevaron a cabo más de 220
actividades entre cursos, talleres, congresos, seminarios, conferencias, diploma-
dos, reuniones y simposios, los cuales lograron integrar a más de 12,000 parti-
cipantes. (Véase Cuadro de capacitación en el Anexo).
El mayor logro de este esfuerzo, se puede identificar en la manera en que
han sido conocidas, aceptadas y aplicadas las diversas estrategias planteadas en
el Programa, que ha incidido principalmente en el sector productivo, a quien
110
está dirigida esta política y sus objetivos. Baste señalar el redimensionamien-
to que adquieren las especies silvestres al catalogarse como un recurso indis-
pensable para la vida y cuya conservación requiere forzosamente la intervención
del ser humano.
Otro aspecto relevante es el referente a la ruptura del paradigma fun-
damentalista de la conservación, a partir del esfuerzo de los propietarios de la
tierra en demostrar tangiblemente las bondades del círculo virtuoso participación-
aprovechamiento-conservación, elemento que nos ha motivado a insistir en la im-
portancia de la continuación de esta ambiciosa tarea.
IV. R ETOS Y PERSPECTIVAS
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

I V . RE T O S
Y
PERSPECTIVAS
111

A
lo largo de este documento hemos observado de
qué manera, con la participación social y con el apo-
yo decidido del Ejecutivo, se han logrado importan-
tes avances en lo que a vida silvestre se refiere. Pero además
se ha conseguido con esfuerzo y ánimo identificar los obje-
tivos, manejar los instrumentos y aplicar las estrategias que
nos lleven a la contención definitiva del deterioro ambien-
tal, con un equilibrio permanente de combate a la pobreza
en la búsqueda del desarrollo social.
México no ha sido la excepción ante el acelerado de-
terioro ambiental que se presenta en el mundo. Como pu-
dimos observar en el inicio del documento, la presión sobre
los ecosistemas naturales es más que preocupante, como lo
es también la falta de alternativas productivas que conlle-
ven a esta modificación. Estos elementos hacen reconocer
que la situación es verdaderamente grave, pero que existen
vías que han demostrado su eficacia para dar solución a esta
problemática.
Es por tanto indispensable y de vital importancia que
se consoliden las distintas estrategias establecidas en el Pro-
grama de conservación de la vida silvestre y diversificación pro-
ductiva en el sector rural. Al dejar de hacerlo no sólo se
retrocedería en lo avanzado, sino además dejaría en un vir-
tual desamparo a especies de animales y plantas silvestres
I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

y a un número importante de mexicanos que han cifrado sus esperanzas en


estos esquemas.
Como una muestra de la importancia del Programa, a continuación pre-
sentamos algunas cifras y efectos que invitan a la ref lexión.

1. C ONSOLIDACIÓN
Y BENEFICIOS AMBIENTALES
Y SOCIOECONÓMICOS

La implantación y operación del binomio conservación-aprovechamiento, como


el esquema central de la política en la presente administración, ha demostrado
plenamente su funcionalidad. Podemos afirmar que de continuar con esta ten-
dencia se contribuirá a mitigar el proceso de deterioro ambiental y a dar origen
a la vez a una revalorización de la biodiversidad que se distribuye en el territo-
rio nacional. A lo largo de este documento se pueden analizar y observar los
beneficios tangibles al corto plazo, a largo plazo se pretende no sólo detener los
procesos de deterioro sino revertir éstos y recuperar mucho de lo que hemos
perdido.
112
Como sustento de la importancia de consolidar las políticas planteadas en
este documento, a continuación presentamos algunos datos relevantes.
• Si se considera el incremento logrado hasta este año y con la reciente pro-
mulgación de la Ley general de vida silvestre, se podría esperar que para el
año 2010 aumente un 12.70% (25 millones de hectáreas) de la superficie
del país dentro del SUMA, proyectando, de la manera más conservadora,
hacia el año 2020 un total de 34 millones de hectáreas (17.13%) sujetas a
técnicas de manejo y monitoreo del hábitat, ecosistemas y especies, fomen-
tando la conservación y el uso ordenado y racional de los recursos de vida
silvestre.
• El SUMA en el 2010 podría generar una derrama económica cercana a los
6,000 millones de pesos, que correspondería al 3% del PIB generado por
el sector primario. Se estima también un valor adicional total de 72,500
millones de pesos por concepto de los servicios que generará en el ambiente
la región del SUMA para ese mismo año (manteniendo los datos propor-
cionados por INEGI).
• A la fecha, se manejan dentro de las UMA alrededor de 700 especies de
f lora y fauna dentro de las que podemos destacar aves, mamíferos, repti-
les, anfibios e invertebrados y diferentes especies de f lora que van desde
cactáceas, orquídeas, palmas, etc., por lo que al año 2010 se contempla
aprovechar cerca de 1,200 especies y al año 2020 se tendrá la posibilidad
de manejar y aprovechar más de 2,000 especies.
• En el aspecto de capacitación dirigida a técnicos y productores sobre el ma-
nejo y la operación de las UMA, se calcula que en el periodo del 2000-2010
se podrán capacitar a cuando menos 16,500 personas por lo que al 2020
IV. R ETOS Y PERSPECTIVAS
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

se habrán capacitado cerca de 33,000 individuos tanto técnicos como pro-


ductores, lo anterior sin contar la capacitación no formal que se transmite
de persona a persona durante el trabajo cotidiano.
• Se estima que al 2010, con la conservación de grandes extensiones de di-
ferentes ecosistemas a través de las UMA, se contribuiría de manera impor-
tante a revertir los procesos de cambio climático, impactando positivamente
en la composición, preservación, regeneración, recuperación y productivi-
dad de los ecosistemas naturales, así como en el funcionamiento de los
sistemas socioeconómicos, de salud y de bienestar humano.
• De continuarse la operación de los PREP, se puede estimar que se lograría
descender el estatus de riesgo de por lo menos el 40% de las especies se-
leccionadas o grupos de ellas. Paralelamente existirá un amplio conocimien-
to técnico y científico que permitirá la adecuada toma de decisiones; se
habrán generado varios grupos de especialistas en cada una de las especies,
lo que les permitiría mayores posibilidades de permanencia.
• Al concatenarse los esfuerzos y los resultados se obtendrá un cambio en la
actitud social hacia el valor ecológico de las especies en riesgo, y con ello
113
una mayor participación de todos los sectores en pro de la conservación
de las mismas, y se habrá creado una conciencia ambiental de ref lexión so-
bre la importancia y el respeto hacia la vida silvestre.

2. H ACIA UNA GESTIÓN MODERNA Y EL USO SUSTENTABLE

El interés generado por la aplicación de las diversas estrategias en materia de vida


silvestre y los logros obtenidos con el esfuerzo de todos invitan a ref lexionar en
la importancia de fortalecer los esquemas y políticas aplicados.
Innumerables horas de esfuerzo y tiempo llevaron a definir las herramien-
tas y la forma en que deberían aplicarse, además de la importancia de su acepta-
ción y la viabilidad de su aplicación.
Todo esto obliga a describir los elementos mínimos que como metodolo-
gía aplicada permitieron resolver gran parte de los escollos que paso a paso se
distinguieron a lo largo del proceso. Esta metodología ha sido línea esencial en
la búsqueda de una política transicional a la sustentabilidad, y una gestión mo-
derna, cuyos elementos mínimos han sido los siguientes:
• Integralidad.
• Coordinación de proyectos e instrumentos en un mismo programa y com-
plementariedad con programas paralelos y convergentes.
• Fijación de un objetivo claro, metas específicas y medición de resultados
mediante indicadores apropiados.
• Corresponsabilidad en la aplicación de la política y desarrollo de las estra-
tegias.
• Aplicación efectiva de la legislación y normatividad.
I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

• Promoción de un nuevo federalismo a través de la descentralización y la


desconcentración.

Integralidad

La biodiversidad mexicana y su conservación son asuntos que rebasan por mu-


cho los aspectos meramente biológicos. La vida silvestre y su problemática de-
ben ser identificadas a partir de los múltiples asuntos que se derivan de la
producción y el desarrollo social. Todo este conocimiento se encuentra permeado
además de las condiciones climáticas, geográficas, topográficas, etcétera.
Una vez reconocida la integralidad de ésta y comprender el sinnúmero de
relaciones existentes entre las diferentes especies, se entiende la importancia de
aumentar la inf luencia en el manejo integral dentro de las UMA, ya que éste
generará una diversificación mayor en la producción, un aumento en los bene-
ficios generados y una mejor conservación.
La integralidad también tiene que ver con los resultados obtenidos ya que
su impacto deberá analizarse como una suma de factores que conforman todo
114
un sistema:
• Regulación de ciclos hidrológicos, incluyendo la captación de agua de lluvia.
• Soporte de la biodiversidad; hábitat de vida silvestre.
• Captura de carbono atmosférico; mitigación del cambio climático global.
• Formación y retención de la capa edáfica.
• Paisaje: valores estéticos o culturales en un sentido amplio.
• Regulación microclimática, inhibición de la contaminación y absorción de
la generada en los procesos productivos.

Coordinación de proyectos e instrumentos


en un mismo programa y complementariedad
con programas paralelos y convergentes
La utilización articulada de políticas, estrategias e instrumentos, con objetivos
claros constituye una de las características de una gestión moderna en torno a
la conservación de la f lora y fauna silvestres de México.
Los procesos en los que interviene el hombre impactan de alguna manera
en su entorno. Es por esto necesario consolidar el ordenamiento a niveles micro
y macro (desarrollo de las UMA y ordenamiento global del territorio nacional). Es-
tos aspectos derivarán en una transición efectiva hacia el desarrollo sustentable,
sin olvidar que es importante seguir incidiendo en la transformación de compor-
tamientos sociales, sobre todo en los planos de la producción y el consumo que
afectan gravemente a los recursos naturales del país. Para continuar con esta trans-
formación es necesario echar mano de todas las herramientas legales, administra-
tivas, económicas, técnicas, educativas e informativas disponibles.
IV. R ETOS Y PERSPECTIVAS
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

El Programa de conservación de la vida silvestre y diversificación productiva en


el sector rural fue diseñado con esta visión y muchas de sus estrategias, herramien-
tas y sobre todo alcances se vislumbran a largo plazo. Pero también es impor-
tante resaltar la necesidad de compatibilizar a esta herramienta con los diversos
programas paralelos, nacionales e internacionales, que surgen y surgirán para
generar el desarrollo productivo del país.
Ahora más que nunca, con la decisión de los mexicanos por participar más
democráticamente y con los nuevos reacomodos políticos y sociales, resulta de
vital importancia identificar esfuerzos convergentes, no sólo nacionales sino a
nivel internacional, que conlleven al reforzamiento de estrategias que hayan de-
mostrado su conveniencia y eficacia.

Fijación de un objetivo claro, metas específicas y medición de


resultados mediante indicadores apropiados
El principal cimiento para el despegue de los avances obtenidos fue sin duda el
adecuado diagnóstico desarrollado en torno de la vida silvestre. Éste ha permi-
115
tido identificar el objetivo clave. Pero no sólo esto, sino también trazar la ruta
crítica para alcanzar metas específicas, que con el permanente seguimiento y
monitoreo derivaron en resultados e indicadores que marcaron el rumbo, ajus-
taron estrategias y dirigieron la aplicación de esfuerzos.
Esta metodología ha demostrado su efectividad en éste y muchos otros
campos y cuyas satisfacciones invitan a retomarla, ya que impulsa a un mayor
empeño, simplifica la toma de decisiones, orienta la aplicación de las estrategias
y de esta manera se obtiene más fácilmente el consenso social.

Corresponsabilidad en la aplicación de la política y el


desarrollo de las estrategias
Una vez elaborado el diagnóstico e identificado el objetivo y las metas a cum-
plir, se debe de garantizar que las distintas estrategias y la política en sí misma
cuenten con el conocimiento, la aceptación y el consenso social. De no ser así,
seguramente el avance será nulo.
En lo referente a vida silvestre, solamente con el apoyo decidido del sec-
tor rural, en primer término, y de diversos grupos como empresarios, investiga-
dores, académicos, etc., se pueden estruct urar proyectos que garanticen su
viabilidad. La coparticipación es entonces el elemento mínimo necesario para
llevar a buen término los esfuerzos aplicados, lo que generará una corresponsa-
bilidad en empeños, problemas, soluciones y resultados.
I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

Aplicación efectiva de la legislación y normatividad

Como aspecto relevante se sugiere hacer hincapié en el elemento jurídico. La


aplicación de la ley es orden máximo en una democracia libre y sana, de la mis-
ma manera lo es la obligación en el seguimiento de la norma.
La creación de la Ley general de vida silvestre conlleva una actuación orde-
nada y obliga al participante a dirigirse con elementos técnica y científicamente
sustentados, en donde, además de la conservación, se generen fuentes de ingre-
so para las comunidades y poblaciones poseedoras de los recursos silvestres.
Esta Ley, de carácter federal, impulsa el tránsito a la sustentabilidad, ade-
más de que invita al desarrollo de leyes estatales paralelas que generen un nue-
vo orden federal republicano en materia de vida silvestre.

Promoción de un nuevo federalismo a través de la


descentralización y la desconcentración
El conocimiento en los temas de vida silvestre, su conservación y uso, han ad-
116
quirido un interés creciente, tanto que muchos estados del país comienzan a
utilizarlos como asuntos de mayor jerarquía en sus proyectos políticos, socia-
les y planes de trabajo. De esta manera, en lo que se refiere a descentraliza-
ción se ha fortalecido la información y comunicación en lo referente a esta
materia, teniendo como resultado la posibilidad, no muy lejana, de que algu-
nos de los estados de la República Mexicana reciban la administración total
de este tipo de recursos, a solicitud hecha a la federación, garantizando el buen
funcionamiento administrativo y siempre sin contravenir las leyes y las nor-
mas federales.
Por otro lado, y como muestra de la corresponsabilidad social, la desconcen-
tración de funciones se llevó a cabo con gran éxito y rebasó con mucho las expec-
tativas. La gestión y administración se orientó a niveles no sólo de delegaciones
federales, sino que en muchos de los casos inf luyó en organizaciones civiles.
Este esfuerzo y compromiso por desconcentrar y descentralizar ha fortale-
cido la eficiencia en la gestión; además, ha generado nuevos núcleos de interés,
una mayor participación y tiende a garantizar una mejor vigilancia de nuestros
recursos.

3. R ECOMENDACIONES PARTICULARES

A tres años de operación del Programa existen logros que han superado toda
expectativa, pero también se ha hecho evidente la insuficiencia en el tratamien-
to de aspectos fundamentales, bien por requerirse de un horizonte de tiempo
mayor para ver mejores resultados o bien porque las propuestas requieren ajus-
tes o modificaciones.
IV. R ETOS Y PERSPECTIVAS
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

Sin embargo, la redefinición o el replanteamiento de estrategias e instru-


mentos del Programa debe fundarse siempre en el conocimiento preciso de los
problemas estructurales que limitan la posibilidad de armonizar conservación
con desarrollo a nivel nacional.

Participación social y coordinación interinstitucional


La participación de la sociedad en la toma de decisiones y en la evaluación de
las políticas ambientales es una condición necesaria para dotar a éstas de legiti-
midad y generar condiciones propicias para su aplicación. En todos los casos pa-
recerá insuficiente su promoción, pero queda clara la importancia de su
generación. La operatividad de los esquemas de participación depende en mu-
cho del interés que cada estado o región tenga. Considerando que actualmente
existe una serie de consejos, comités, grupos de trabajo, etc., una forma de po-
der hacer sinergia con éstos es presentar la vida silvestre como un elemento que
combina cabalmente las necesidades de conservación y aprovechamiento que
México reclama en el sector rural, sin olvidar la importancia que el tema mere-
117
ce en términos de poder contar con:
• Definición de áreas, regiones, localidades y temáticas prioritarias en cada
región.
• Proyectos integrales con visión de corto, mediano y largo plazos.
• Búsqueda continua de participación de inversión privada, pública y social.
• Acuerdos locales para desarrollar acciones de capacitación técnica a perso-
nal institucional y productores.
• Proporcionar un ref lejo claro y sistemático de la política estatal, en rela-
ción con la preservación y el aprovechamiento sustentable de la vida sil-
vestre.
• Establecer instrumentos técnicos/administrativos para la aplicación de es-
tas políticas.
• Promover mayor eficiencia en las tareas de las autoridades encargadas, crean-
do seguridad jurídica a todos los sectores involucrados.
• Permitir la creación y el desarrollo de mercados legales de vida silvestre,
como instrumento de apoyo a su preservación.
• Establecer bases más sólidas para la investigación, educación y capacitación.

Si cada grupo, sector o institución asume su responsabilidad y aporta sus


esfuerzos y recursos, habrá la posibilidad de crear órganos integradores de par-
ticipación social a nivel local, regional o nacional —consejos, comités, asociacio-
nes, etc.—, entonces la definición, ejecución y concatenación de políticas y
programas será menos difícil y mayores las posibilidades de éxito. El impulso a
este esfuerzo deberá ser sostenido y de largo plazo hasta lograr la consolidación
y operatividad de dichos órganos integradores de la participación social.
I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

Sistema de información

En lo general, el éxito de la toma de decisiones está fincado en una información


clara, oportuna, veraz y accesible, por lo tanto faltas en la información llevan a fallas
en las políticas o acciones de conservación y uso de la biodiversidad. Una de las
mejores maneras de dar respuesta integral a los asuntos del ambiente comienza con
la definición puntual de qué tipo de información se requiere, para qué propósi-
tos debe ser usada y como debe ser aplicada. En ese sentido, deberá asignarse una
mayor importancia jerárquica y de inversión a las actividades de recolección, siste-
matización y análisis de la información que correlacione y dé seguimiento sistemá-
tico a datos técnico-biológicos, socioeconómicos y de normatividad.
Deberá consolidarse el Sistema de Información Básica e instrumentarse un
sistema de información geográfica para la elaboración de mapas de uso, desde
estratégico hasta turístico, con usuarios desde el alto nivel gubernamental fede-
ral, hasta el público en general, por medio del uso de las redes informáticas
modernas.
Por otro lado, en tanto existan enormes desigualdades en la oportunidad
118
de acceso a los beneficios económicos que se derivan del uso de los recursos de
la vida silvestre, unos no recibirán los estímulos materiales necesarios para ha-
cer conservación y otros no tendrán el contrapeso necesario que les impida ha-
cer un uso desmedido y fuera de toda consideración ambiental y social, de esos
mismos recursos. Si se desarrolla una estrategia de información más profunda
para todos los sectores de interés sobre las posibilidades de participación y los
mecanismos de acceso a los beneficios, particularmente para los propietarios o
legítimos poseedores de tierras, entonces la tarea de la conservación se simplifi-
cará aun más.

Nueva legislación
Con la actualización de la legislación en materia de vida silvestre, es también
fundamental realizar las tareas de divulgación y contar con los instrumentos de
regulación para su correcta aplicación (reglamentos, normas y manuales de pro-
cedimientos), permitiendo a través de este marco generar seguridad, con los
beneficios sociales y ambientales que esto conlleva.
La aplicación de la legislación sólo es posible a través de instrumentos que
incentiven a cumplirla. Ello supone a la vez la existencia de instancias y recur-
sos capaces de crearlos y aplicarlos en una forma tal que equilibren y concilien
las políticas ambientales con las de desarrollo social.
En tanto la aplicación de la ley es de orden público, los tres niveles de go-
bierno deberán en el ámbito de sus contribuciones y responsabilidades habili-
tar las instancias correspondientes que se encarguen de su difusión y vigilancia
en su cumplimiento.
IV. R ETOS Y PERSPECTIVAS
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

Para la aplicación de la Ley General de Vida Silvestre, los estados y muni-


cipios deberán poseer su propia legislación acorde con ésta.
Habrá de consolidarse el marco jurídico mediante la elaboración y emisión
de los reglamentos pertinentes de la Ley General de Vida Silvestre y de la Ley
General del Equilibrio Ecológico y la Protección al Ambiente, así como un buen
número de Normas Oficiales Mexicanas que establezcan especificaciones técni-
cas de manejo, aprovechamiento sustentable y conservación.
Deberán abordarse con prontitud, seriedad y profundidad los temas de
acceso a recursos genéticos, bioseguridad, bioprospección y usos en biotecnolo-
gía moderna, en el marco de los acuerdos internacionales de la Convención de
la Diversidad Biológica y el Protocolo de Cartagena.

Cultura, educación y capacitación

Se requiere que el rezago en el conocimiento, desarrollo tecnológico y científico


en esta materia sea considerado como una prioridad nacional a resolver por
cuanto los recursos naturales renovables de México tienen un alto valor estra-
119
tégico para el desarrollo y que deben ser utilizados de manera responsable, cui-
dando no caer en posiciones extremas como las actitudes utilitaristas y de
extrema conservación. La mejor forma de combatir ambos extremos es impul-
sando de manera sostenida el desarrollo de ofertas curriculares y de capacitación
en todas las instituciones vinculadas al tema, pero fundamentalmente en cen-
tros de educación media y superior.
En tanto más gente comprenda el vínculo estrecho que existe entre las ac-
tividades humanas y el medio ambiente, podrán darse con menor dificultad so-
luciones integradas al reto de conciliar las necesidades de la conservación con
las exigencias de desarrollo. Los centros de educación media y superior e insti-
tutos de investigación deberán hacer un mayor esfuerzo para ampliar sus curri-
cula y catálogos de proyectos de investigación con temáticas referentes a la
conservación y usos sustentables de la biodiversidad. La SEP deberá jugar un
papel clave con especial atención en aspectos de capacitación y sensibilización
de los encargados de tomar decisiones en instituciones públicas y privadas. De-
berá recuperarse la práctica del extensionismo rural con técnicos calificados en
gestión de recursos renovables, reconocidos institucionalmente en un padrón
regional.

Cuentas económicas y ambientales


Sin importar que exista desarrollo tecnológico y científico o bien un marco le-
gal moderno, en tanto no se disponga de métodos para la valoración económi-
ca de la biodiversidad y su participación en los mercados, poco se podrá avanzar
en su conservación y uso sustentable. La mejor conservación es aquella que en
I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

el largo plazo y de manera sostenida es capaz de cubrir sus propios costos a par-
tir del uso de sus elementos. Con la incursión de los bienes y servicios de la vida
silvestre en los mercados, deberá comenzar a desarrollarse un sistema de cuen-
tas nacionales para el sector, de manera tal que ayude a una mejor definición
de políticas y programas. Este tema deberá ser incorporado en las agendas de
trabajo con universidades, institutos o centros de educación media y superior
que disponen de un área en economía.
La conformación del producto interno neto ecológico aún no está termi-
nada en tanto no incorpore el tema de uso de la f lora y fauna silvestres y los
beneficios o pérdidas derivados de los servicios ambientales. En seguimiento a
este tema, el INEGI deberá ampliar sus proyectos estadísticos de investigación
macroeconómica al campo de la conservación y el uso de la biodiversidad y sus
servicios ambientales.

Participación de los poderes territoriales


Dada la complejidad y enorme cantidad de recursos humanos y financieros que se
120
requieren para regular las acciones de conservación y uso de la vida silvestre, es
necesaria la participación de los tres órdenes de gobierno y las diversas entidades
sociales. Más aun con la promulgación de la Ley general de vida silvestre, la cual
establece la concurrencia del gobierno federal, de los gobiernos estatales y de los
municipios, y abre mayores espacios a la concertación y participación social. De
esta manera deberá continuarse con la asunción gradual y sostenida de atribucio-
nes a las entidades federativas y de éstas, según lo determinen sus legislaturas, a
los municipios que las conforman. Por su parte, la Federación conserva facultades
de imperio normativo tendientes a un desarrollo unificado de la política nacional.

Política fiscal e instrumentos económicos


La conservación es rentable en términos ambientales, sociales y frecuentemen-
te en términos económicos. Pero también cuesta y alguien tiene que pagarla.
Para el caso particular de actividades de conservación y aprovechamiento
de vida silvestre, deberán impulsarse a fondo verdaderas reformas fiscales y crear-
se instrumentos económicos que superen las limitaciones de las aplicadas al sector
agropecuario, silvícola o pesquero.
Algunos ejemplos de incentivos económicos que podrían usarse para la
conservación serían:
• Eliminación o reducción de impuestos vinculados a actividades producti-
vas cuando recuperen o conserven la biodiversidad y la calidad de sus fun-
ciones ecosistémicas.
• Esquema de costos compartidos entre el Estado y los propietarios de tie-
rras para la protección de bosques y selvas, donde a los propietarios se les
IV. R ETOS Y PERSPECTIVAS
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

habilita como guardianes, guías y recolectores de productos o subproduc-


tos de vida silvestre en forma regulada y técnicamente planeada.
• Uso de derechos de agua, como incentivos a los propietarios de tierras para
conservación de cuencas, donde los usuarios reconocen el valor del agua y
compensan a los propietarios de tierras por asegurar su suministro.
• Cuotas por uso y conservación escénica, otorgamiento de franquicias y con-
tratos con terceros por parte de quienes poseen este tipo de belleza en sus
propiedades.
• Créditos por reforestación y conservación de suelo a los propietarios de
tierras, pudiendo éstos venderlos a empresarios que tienen impuestos por
pagar.
• Impuestos diferenciados por uso de tierra, los cuales se incrementarían cuan-
do el suelo, ambientalmente hablando, pase a un nivel inferior, o bien se
reduzca o elimine.
• Contratos por captura de carbono y reconocimiento económico de esta
función.
121
En la actualidad es necesario, más que nunca, continuar con los esfuerzos
por revertir prácticas productivas no amigables al medio ambiente, diversificar
las opciones económicas a partir de un mejor uso de los recursos naturales re-
novables; incrementar el conocimiento y las capacidades técnicas; modernizar y
fortalecer el marco legal; lograr mayor eficiencia en los mercados y hacer más
operativa la vinculación y la concurrencia entre los sectores relacionados con el
tema, de manera tal que genere interés, estímulos y beneficios permanentes para
ellos. De esta forma y con la seguridad que demuestra lo concreto en la reali-
dad, las estrategias del Programa de conservación de la vida silvestre y diversifica-
ción productiva en el sector rural han confirmado su efectividad, su aceptación y
la necesidad de su consolidación.
I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

122
A NEXOS
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

A NEXOS

Cronología de hechos sociopolíticos


relacionados con la vida silvestre

S. IV Se edifica Xochicalco, centro ceremonial, en donde se representan in-


numerables figuras de especies de fauna silvestre de diversas regiones,
a manera de guía ilustrativa de las mismas, sin olvidar la importancia
123
ritual que pudieron haber tenido éstas.
S. XIII El príncipe chichimeca Nopaltzin restringe los fuegos en las montañas
y en el campo.
S. XV Nezahualcóyotl crea una reserva forestal.
Junto con otros monarcas ordenan la formación de parques arbolados,
jardines botánicos, zoológicos, aviarios y estanques con peces, para su
recreación.
Varios gobernantes nahuas prohiben a sus súbditos capturar más peces
que los que se puedan comer.
S. XVI Los reyes Carlos I y Felipe II establecen ordenanzas para conservar os-
tras por sus perlas.
1539 El rey Carlos I ordena a los encomenderos plantar árboles para benefi-
cio de la comunidad.
1541 El rey Carlos I declara que todos los bosques, pastizales, y aguas en las
Indias sean comunales.
1550 El virrey don Antonio de Mendoza prohibe el iniciar fuegos cerca de la
comunidad minera de Taxco.
El virrey de Mendoza aconseja a su sucesor don Luis de Velasco hacer
cumplir estrictamente las leyes forestales de las Indias.
1559 El rey Felipe II reafirma que los indios tienen libre acceso a los bosques,
pero añade que no deben de cortar árboles de tal manera que eviten que
crezcan o se regeneren.
1579 El virrey don Martín Enríquez prohibe iniciar fuegos en los bosques y
cortar árboles en su base en la región de Chalco, cerca de la Ciudad de
México.
I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

1582 Fray Bernardino de Sahagún, termina la Historia general de las cosas de


la Nueva España, texto que a partir de la recopilación de textos indios,
entre otras cosas describe algunas especies de f lora y fauna de las nue-
vas conquistas.
1590 El jesuita Joseph de Acosta publica la Historia natural y moral de las In-
dias, documento que contempla también la descripción de plantas y ani-
males de estas tierras.
1592 El virrey don Luis de Velasco, inaugura la Alameda Central, en la Ciu-
dad de México. Primer parque recreativo.
1681 La Recopilación de las Leyes de Indias resuelve que los indios sean re-
ducidos a pueblos y que no vivan divididos y separados por las sierras y
montes. Que una vez reducidos, den tributo al Rey, el cual podía con-
sistir sólo de dinero, trigo, maíz, yuca, gallinas, pescado, ropa, algodón,
grana y otros frutos legumbres y especias. Aspecto que limita el mane-
jo productivo de especies silvestres.
1765 El rey Carlos III exige licencias para cortar árboles y ordena que por cada
árbol que se corte, se planten tres.
124
1803 El rey Carlos IV emite una ordenanza para conservar las maderas pre-
ciosas costeras.
1813 Las Cortes españolas anuncian sus planes para convertir a propiedad pri-
vada casi todos los bosques comunales en la península Ibérica y en el
Nuevo Mundo.
Las Cortes indican que pasarán a funcionarios locales la responsabili-
dad de la conservación y la repoblación de los bosques comunales rema-
nentes.
1824 El gobierno mexicano prohibe a nacionales y extranjeros la cacería y la
captura de animales que pudieran ser sujetos a manufactura de pieles.
1826 El gobernador José María Echeandía de California introduce una cláu-
sula en las licencias de cacería que prohibe la matanza de cachorros de
nutria marina.
1833 Se funda el Instituto Nacional de Geografía y Estadística, conocido des-
pués como Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística.
1834 La comisión territorial de California prohibe la exportación de madera
y exige un permiso para su tala y su transporte de puerto a puerto.
1839 Para disminuir la ocurrencia de sequías prolongadas, el ministro del in-
terior, José Antonio Romero, pide a los gobernadores proteger los bos-
ques de su región y restaurar aquellos que se hayan destruido.
1845 El gobernador de Veracruz, Antonio María Salonio, crea juntas para
protección de los árboles para proteger y restaurar los bosques en su
estado.
Funcionarios de Los Ángeles ordenan que toda la madera que se corte
en terrenos públicos sea usada para el bien público.
A NEXOS
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

1854 El Ministerio de Obras Públicas prohibe matar aves costeras o isleñas a


las tripulaciones que cargan guano en barcos nacionales o extranjeros.
El Ministerio de Obras Públicas exige un permiso para la exportación
en barcos, tanto domésticos como extranjeros, de maderas que se usen
para la fabricación de muebles o para la construcción.
El Ministerio de Obras Públicas ordena a las comisiones mineras en todo
México, realizar levantamientos forestales.
1856 Se decreta reserva forestal al Desierto de Carmelitas (después llamado
Desierto de los Leones).
1861 El presidente Benito Juárez promulga la primera ley forestal nacional en
el México Independiente.
1862 El gobernador de Baja California, Teodoro Riveroll, lanza una ley que
obliga a solicitar permiso del gobierno para cortar árboles, en terrenos
privados o públicos.
1865 La comisión científica de Pachuca hace un llamado para la conservación
de los recursos naturales en el estado de Hidalgo.
1866 Leopoldo Río de la Loza, un profesor de química, redacta una amplia or-
125
denanza forestal.
El emperador Maximiliano ordena la plantación de árboles a lo largo de
todos los caminos en la Ciudad de México.
1868 Se establece la Sociedad Mexicana de Historia Natural.
1870 La comisión Ramírez presenta su informe sobre la conservación de los
bosques en México.
1880 Una circular del gobierno llama la atención sobre el crítico papel que jue-
gan los bosques al mantener un medio ambiente estable.
1894 El presidente Porfirio Díaz promulga una nueva ley forestal que también
contiene disposiciones para la conservación de la fauna.
1895 Los naturalistas mexicanos discuten la necesidad de la conservación y
la reforestación en el Primer concurso de científicos mexicanos.
1898 Díaz destina el Mineral del Chico, en el estado de Hidalgo, como una
reserva forestal.
1898 Alfonso L. Herrera, un profesor de biología, publica una propuesta para
la protección de las aves útiles.
1901 Miguel Ángel de Quevedo habla sobre el valor biológico de los bosques
en el Segundo Congreso sobre Clima y Meteorología.
1901 Los miembros del Congreso votan para crear la Junta Central de Bos-
ques.
1908 Quevedo inaugura los viveros de Coyoacan y la primera Escuela fores-
tal. Inicia la creación de dunas artificiales arboladas en el puerto de
Veracruz.
1909 Quevedo participa en la Conferencia Internacional Norteamericana so-
bre la Conservación de Recursos Naturales, Washington, D.C.
I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

La Junta Central Forestal termina su inventario de los bosques dentro


del Valle de México.
1910 Díaz establece una zona forestal protegida alrededor del Valle de México.
1915 Se crea la Dirección de Estudios Biológicos, nombrando como su direc-
tor a Alfonso L.Herrera.
1917 El Artículo 27 de la Constitución permite la expropiación de terrenos
cuando sea necesario para propósitos de conservación.
1917 Venustiano Carranza crea el primer Parque Nacional en México: Desierto
de los Leones.
1919 La Dirección de Estudios Biológicos establece jardines botánicos en el
Parque de Chapultepec, en la Ciudad de México.
1922 Quevedo funda la Sociedad Forestal Mexicana.
1922 Álvaro Obregón crea el primer refugio de fauna silvestre en México: la
Isla de Guadalupe.
1922 Obregón establece una moratoria de 10 años para la cacería del borre-
go cimarrón y el berrendo.
1923 Se publica el primer número de México Forestal.
126
1923 La Dirección de Estudios Biológicos inicia la construcción de un zooló-
gico en al Parque de Chapultepec.
1926 Plutarco Elías Calles promulga una completa ley forestal que servirá como
arquetipo de otras posteriores.
1931 Se establece el Comité mexicano para la conservación de las aves silvestres.
1932 Se prohibe el uso de baterías de tiro para cazar aves acuáticas.
1935 Lázaro Cárdenas crea el Departamento Forestal, de Caza y Pesca, que pu-
blica la revista de conservación Protección a la Naturaleza.
1936 Una Comisión Internacional de Parques formada por miembros de Méxi-
co y de los EUA se reúne para discutir la posibilidad de crear áreas pro-
tegidas en ambos lados de la frontera.
1937 Los EUA y México firman el Tratado para la protección de aves migrato-
rias y mamíferos cinegéticos.
1939 Cárdenas ordena a la Comisión Nacional de Irrigación hacer un inven-
tario de suelos en distritos de riego, para evaluar la erosión.
1940 Para esta fecha Cárdenas ya había decretado 40 parques nacionales.
Desaparece el Departamento Forestal, de Caza y Pesca.
Se promulga una ley de caza.
1942 El Congreso mexicano ratifica la Convención de 1940, sobre la protec-
ción de la naturaleza y la preservación de la fauna en el hemisferio occi-
dental.
Manuel Ávila Camacho crea el Departamento de Conservación del Suelo.
Eliseo Palacios y Miguel Álvarez del Toro crean el Departamento de Vi-
veros Tropicales y el Museo de Historia Natural, conocido más tarde
como Instituto de Historia Natural de Chiapas.
A NEXOS
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

1946 Ávila Camacho promulga la Ley de conservación del suelo y el agua.


La Sociedad Mexicana de Geografía y Estadística publica las memorias
de una conferencia sobre conservación de recursos naturales en Méxi-
co.
1948 El gobernador Cesar Lara supervisa la construcción de un zoológico en
Parque Madero, en Tuxtla Gutiérrez.
1951 Se crea la Subsecretaría de Recursos Forestales y de Caza
1952 Miguel Alemán promulga una nueva ley de caza.
1964 Se genera el primer esfuerzo por cambiar el marco administrativo al crear
una Dirección General de Fauna Silvestre.
1971 Luis Echeverría promulga la Ley para la prevención y el control de la con-
taminación.
1974 Gonzalo Halffter funda el Instituto de Ecología y junto con el goberna-
dor de Durango, Dr. Héctor Mayagoitia discuten proyectos para la crea-
ción de las reservas de la biosfera de Mapimí y la Michilia.
1975 Se crea el Instituto Nacional para la Investigación de los Recursos Bió-
ticos a cargo de Arturo Gómez Pompa.
127
1978 José López Portillo crea la primera reserva de la biosfera en México: Mon-
tes Azules.
1979 Se crean las reservas de la biosfera de Mapimí y la Michilia.
1982 López Portillo promulga la Ley federal de protección al ambiente.
Miguel de la Madrid crea la Secretaría de Desarrollo Urbano y Ecolo-
gía (SEDUE).
Se crea la Dirección General de Flora y Fauna dependiente de la SARH.
1985 Se crea la Dirección General de Conservación Ecológica de los Recur-
sos Naturales dependiente de la SEDUE.
1986 De la Madrid crea cinco reservas para la mariposa Monarca.
1988 De la Madrid promulga la Ley General del Equilibrio Ecológico y la Pro-
tección al Ambiente.
De la Madrid crea la reserva de la biosfera El Vizcaíno, en la península
de Baja California, así como otras más.
1990 Salinas prohibe la explotación comercial de la tortuga marina.
1991 México firma la Convención sobre el comercio internacional de especies
en peligro (CITES).
1992 Se crea un santuario marino en el Mar de Cortés para proteger a la ame-
nazada vaquita de mar.
Se crea la Dirección General de Aprovechamiento Ecológico de los Re-
cursos Naturales dependiente del INE-SEDESOL.
1993 Se transfieren a la SARH las atribuciones administrativas y de inspec-
ción y vigilancia en materia de f lora y fauna silvestres a través de la
Dirección General Forestal y de la Fauna; mientras que el INE-SEDE-
SOL mantendría las funciones normativas y científicas a través de la
I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

Dirección General de Aprovechamiento Ecológico de los Recursos Na-


turales.
Hasta finales de 1994 ambas dependencias compartieron la gestión en
la materia, de tal modo que se redujo la jerarquía y alcance institucio-
nal de las políticas sobre vida silvestre, disminuyendo las facultades al
tiempo que se duplicaban las funciones administrativas, situación que
se resolvió hasta la creación de la SEMARNAP.
1994 Se crea la SEMARNAP
1995 Se firma el Memorandum de entendimiento entre Canadá, EUA y México
para la preservación y uso sustentable de la vida silvestre.
1997 El Presidente Ernesto Zedillo presenta el Programa de conservación de la
vida silvestre y diversificación productiva en el sector rural, México 1997-2000.
2000 Ernesto Zedillo promulga la Ley General de Vida Silvestre.

Contexto físico de México


128
Extensión territorial 1 953 162 km2 (195 316 200 ha). 14º lugar
mundial en extensión territorial.
Extensión de litorales 11 208 km
Extensión de fronteras 4 310 km
Territorio insular 371 islas, arrecifes y cayos
Extensión del mar territorial 209 000 km2 y la zona económica exclusiva tie-
ne un área de 3’149,920 km2
Topografía Irregular como resultado de una gran actividad
tectónica ocurrida durante el Cenozoico.
Territorio arriba de los mil Más del 65%
metros sobre el nivel del mar
Pendientes superiores al 27% Cerca del 47% de la superficie
Composición geológica
Variada y compleja ya que los tipos de roca abarcan el espectro lítico con
rocas sedimentaria (marina, en zonas de baja profundidad, en la zona cos-
tera y continental); volcánica (continental o marina); intrusiva (superficial
y subvolcánica), y metamórfica (actividad termal regional o local).
Biogeografía
México es una zona de transición entre dos grandes regiones: la neotro-
pical (constituida por Sudamérica y Centroamérica) y la neártica (que co-
A NEXOS
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

rresponde a Norteamérica), las cuales hicieron contacto hace aproxima-


damente seis millones de años.
Clima
Muy variado, contiene prácticamente todos los grupos y subgrupos climá-
ticos posibles. Variaciones de climas secos a húmedos en una distancia
de pocos kilómetros. Producto de la situación latitudinal del país con re-
lación a los grandes cinturones de vientos; su gran complejidad topográ-
fica; la anchura variable del continente a lo largo del territorio; la
temperatura de las corrientes marinas que bañan las costas mexicanas, la
trayectoria de las tormentas de verano y de las masas polares que invaden
el país en invierno.
Zonas áridas y semiáridas 56%
Zonas subhúmedas 37%
Zonas húmedas 7%
Territorio cálido 37% 129
(temperatura media anual
mayor de 22°C)
Territorio semicálido 39%
(media anual entre 18° y 22°C)
Territorio templado (media 23%
anual entre 12° y 18°C)
Territorio semifrío y frío 1%
(media anual menor de 12°C)
Precipitación pluvial
Muy variada: promedio anual de 100 mm en el NE y NW, mientras que
el promedio anual en el sureste y parte de la costa sur del Pacífico es de
3 mil mm.
Régimen de lluvias
66% del territorio son de verano, 31% de otoño y 3% de invierno.
Lagos, lagunas y ríos
14 mil cuerpos interiores de agua lagunaria. Se han catalogado 42 ríos
principales que transcurren en tres vertientes: occidental o del Océano
Pacífico, oriental o del Océano Atlántico (Golfo de México y Mar Cari-
be), y la interior cuyos ríos desembocan en lagunas interiores.
Distribución del agua
Presenta también fuertes contrastes. En el sureste que abarca cerca de 15%
del territorio del país, se concentra 42% de los escurrimientos f luviales;
I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

mientras que en el altiplano del centro y la parte norte del país, 36% del
territorio, se localiza sólo 4% de los escurrimientos.
Volumen de agua
México es un territorio escaso de agua, ya que contiene sólo el 0.1% del
total estimado del agua dulce del mundo, mientras que representa 1.53%
de la superficie emergida del planeta. En el país se obtienen por precipi-
tación pluvial 1.52 billones de m3 anuales; por escurrimiento de ríos 410
mil millones de m3; por almacenamiento en cuerpos naturales (lagos y la-
gunas) 14 mil millones de m3. Adicionalmente, se debe tener en cuenta
que 82% del volumen de almacenamiento de agua está bajo la cota de los
500 m sobre el nivel del mar, mientras que el 76% de la población vive
por arriba de esa altitud.
Volumen de extracción de agua
En todo el país se extrae el 70% del agua que se recarga. Sin embargo a
pesar de que el saldo sea positivo, la mayor parte de la extracción tiene
lugar en las porciones áridas donde la recarga es muy pobre y el balance
130 hidráulico es negativo, factor que está minando drásticamente el almace-
namiento subterráneo. Mientras tanto, en las regiones más lluviosas y
menos desarrolladas, una fracción considerable del volumen renovable
permanece desaprovechado.
Suelos
Gran diversidad de suelos producto de la compleja historia geológica. De
las 28 categorías de suelos reconocidas en el mundo están presentes en
nuestro país 25 y 10 de ellas conforman 74% de la superficie nacional.
Degradación del suelo
Los diversos procesos que propician la degradación de la tierra afectan en
distintos grados al 95% del territorio nacional. Por erosión eólica el 85%,
por erosión hídrica el 60%, por degradación biológica (aumento de la mi-
neralización de la materia orgánica del suelo, debido, entre otros factores,
a la remoción del manto vegetal y al cultivo excesivo) el 80% del territo-
rio nacional.
A NEXOS
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

Formato para el registro de UMA


1. Datos del solicitante
1.1 Nombre o Razón Social _____________________________________
1.2 Nacionalidad _____________________________________________
1.3 Domicilio ________________________________________________
1.4 Ciudad _____________ 1.5 Estado _____________ 1.6 C.P. ______
1.7 R.F.C. ________________ 1.8 Teléfono _______________________
1.9 Correo electrónico: ____________________ 1.9 Fax ____________
2. Tipo de UMA
2.1 Intensiva ___ 2.2 Extensiva __ 2.3 Zoológico ___ 2.4 Espectáculo ___
2.5 Jardín botánico ________ 2.6 Vivero ________ 2.7 Circo __________
3. Especie(s) solicitada(s) en la UMA
3.1 Nombre común ________ Nombre científico _______ Cantidad
M H S/S Total
3.2 Procedencia
Concesionado por la SEMARNAP ________ Por otra dependencia _____
Importación __________________________ Otra UMA _____________
131
(Registro): __________ 3.25 Otras (especificar) ____________________
4. Finalidad de la UMA
4.1 Investigación ______ 4.2 Conservación ______ 4.3 Exhibición _____
4.4 Aprovechamiento comercial 4.5 Aprovechamiento cinegético
5. Datos de la UMA
5.1 Nombre de la UMA: _______________________________________
5.2 Coordenadas: __________ Latitud _________ Longitud _________
5.3 Domicilio ________________________________________________
5.4 Municipio __________________ 5.5 Estado ___________________
5.6 C.P. ___________ 5.7 Teléfono _____________________________
6. Características de la UMA
6.1 Régimen de propiedad:
Federal ________ Estatal _________ Municipal ________ Ejidal ______
Privado _____ Comunal _____ Concesión _____ Otra (especificar) _____
6.2 Tipo de tenencia:
Particular ______ Ejidal _______ Comunal _______ Concesión ______
Arrendamiento __ Comodato __ Privado ___ Otro (especificar) _______
6.3 Uso del suelo _____________ 6.4 Superficie (ha) ________________
Lugar y fecha ________________________________________________

Nombre y firma Nombre y firma


del responsable técnico del representante legal

Formato para el registro de planes de manejo en UMA


I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

I. Datos generales
Nombre o razón social: ________________________________________
Dirección: __________________________________________________
Superficie: ___________________ hectáreas.
Teléfono: ____________________ Fax: __________________________
Correo electrónico: ___________________________________________
Nombre de la UMA: __________________________________________
Tipo de predio: ______ Ejidal _____ Comunal ____ Particular ____
Otro (especifique) ____
Estado: ____________________ Municipio: ______________________
Población más cercana
(nombre y distancia aproximada en kilómetros): _____________________
Nombre y profesión del responsable técnico: _______________________

Zonificación de la UMA:
Deberá realizar y anexar un plano o esquema de la UMA señalando las diferen-
tes zonas de tipos de vegetación y usos del suelo, señalando ríos, pozos, cons-
132
trucciones, caminos, encierros, bardas, espiaderos, comederos, bebederos,
colindancias, etcétera.
Suelo:
Historia de uso del suelo en la UMA:
(indicar actividades o aprovechamientos anteriores en el predio)
Agricultura: _________ periodo: __ años de 19 __ a 19 ____
especies _______________
ha ____________________
Ganadería: __________ periodo: __ años de 19 __ a 19 ____
especies _______________
ha ____________________
Índice de agostadero según COTECOCA: _________
Forestal: ____________ periodo: __ años de 19 __ a 19 ____
especies _______________
ha ____________________
Otros: _____________________________________________________
Observaciones: ______________________________________________
Suelo:
Uso actual:
A NEXOS
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

(indicar actividades o aprovechamiento en el predio)


Agricultura: _________________ especies _______________________
ha ___________________________
Ganadería: __________________ especies _______________________
ha ___________________________
Índice de agostadero según COTECOCA: ________________________
Forestal: ____________________ especies _______________________
ha ___________________________
Otros: ____________________________________________________
Observaciones: _____________________________________________

Agua:
(Indicar presencia [si o no] y número de cuerpos de agua presentes en la UMA-
-Los cuerpos de agua deberán señalarse en el plano o mapa)
Permanente Temporal
Ríos: • _______________________ • ___________________________
Arroyos: • ____________________ • ___________________________
133
Lagos: • ______________________ • ___________________________
Lagunas: • ____________________ • ___________________________
Embalses: • ___________________ • ___________________________
a) Número de pozos en operación: _______________________________
b) Número de depósitos: _______________________________________
c) Número de bebederos: ______________________________________
Observaciones: ______________________________________________

Vegetación:
Bosque de pino, Bosque de encino, Bosque de pino-encino, Bosque de Niebla,
Selva baja, Selva alta siempre verde, Desierto, Pastizal, Chaparral, Hume-
dal, Manglar, Petén, Dunas, Arrecife.
(Indicar número de hectáreas y en su caso las especies presentes)
Total de hectáreas en la UMA: ______________________________ ha
d.1. Vegetación natural en la UMA: __________________________ ha
Tipo de vegetación 1: _____________________________________ ha
Tipo de vegetación 2: _____________________________________ ha
Tipo de vegetación 3: _____________________________________ ha
Tipo de vegetación 4: _____________________________________ ha
d.2. Terreno Desmontado: __________________________________ ha
d.3. Pastizal inducido: _____________________________________ ha

Especies:
d.6. Áreas inundables: ______________________________________ ha
I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

d.7. Hectáreas de vegetación en terreno plano: ___________________ ha


d.8. Hectáreas de vegetación en terreno de monte: ________________ ha
d.9. Hectáreas de vegetación en cañada: ________________________ ha
Profundidad en metros: _____________________________________
Observaciones: ___________________________________________
Especies:
1) Presentar lista de especies de f lora y fauna presentes en la UMA:
-Si se tiene conocimiento de ello señalar además-
b) Especies endémicas presentes: -nombre común-nombre científico-
c) Especies en riesgo presentes: -nombre común-nombre científico-
y categoría de riesgo o protección--según la: NOM-059-ECOL-1994, [en Peligro
de Extinción, Amenazada, Sujeta a Protección Especial, Rara]

Datos de las especies silvestres sujetas a aprovechamiento:


(un formato por cada especie)
Datos de la especie:
Nombre común: _____________________________________________
134
Nombre científico: ____________________________________________
Tipo de aprovechamiento:
cinegético: ____ ornato: _____ alimenticio: ___ investigación: _____
turístico: _____ medicinal: _____ exhibición: _____ comercial: _____
otros: ______________________________________________________
Tipo de marcaje de los productos:
tatuaje: ____ etiqueta: _____ sello: ____ microchip: ____ arete: ____
anillo: ______ cintillo: ______ otros: __________________________

Manejo y ciclo biológico de la especie


A NEXOS
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

Animales Meses
Evento
Reproducción o cortejo:
Gestación o anidación:
Nacimiento o eclosión:
Destete o primer vuelo:
Realización censos:
Aprovechamiento:
Migración salida:
Migración llegada:
Hibernación:
Plantas Meses
Evento
Germinación:
Plántula:
135
Floración anual:
Floración bianual:
Floración perenne:
Fructificación:
Cosecha:
Poda:
Aprovechamiento:

II. Evaluación de los recursos :

1. Programa de Conservación y Manejo:


** Señalar las actividades de conservación y manejo para el hábitat y especies:
• Provisión de alimento y agua (tipo de suplemento, comederos, bebede-
ros, etc.).
• Programa de traslado y movimiento de ejemplares (presentar justifica-
ción técnica).
• Programa de vigilancia participativa (señalar como se llevará a cabo la
vigilancia).
• Modificaciones bióticas (reforestación, desmonte, poda, cultivos, etc.).
• Bardas, cercos y corrales (altura, profundidad, material, longitud, veri-
ficación).
• Señalización (letreros y símbolos que indiquen límites, zonas y servicios).
• Construcciones (zanjas, torres, tinajas, caminos, casetas, saladeros, re-
presas, terrazas,etc.).
I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

• Tipo de contingencias previsibles que afecten a la especie (enfermeda-


des, plagas, depredadores, etc.) y hábitat (incendios, inundaciones, se-
quías, etc), y medidas para enfrentarlas (equipo médico veterinario,
contra incendios, vehículos, etcétera).

2. Programa de monitoreo de la especie:


** Realización de censos o monitoreos poblacionales de las especies autoriza-
das que justifiquen su aprovechamiento sustentable.
** Emplear los FORMATOS de censo que proporciona la Dirección General de
Vida Silvestre.

3. Programa de monitoreo del hábitat:


** Emplear los FORMATOS que proporciona la Dirección General de Vida Sil-
vestre.
** Realización de un monitoreo de hábitat para evaluar la calidad del entor-
no de las especies que se pretende aprovechar.
136
Bitácora:
Se sugiere llevar una bitácora en la que se anotan los datos y eventos de los di-
ferentes programas, así como actividades extraordinarias en relación con el Plan
de Manejo y la operación de la UMA.

Programa de manejo para especies con manejo intensivo

– Programas de alimentación de la especie dentro de la Unidad mencionan-


do dietas específicas por etapa de desarrollo, incluyendo suplementos ali-
menticios y vitamínicos
– Técnicas detalladas para reproducción en cautiverio aplicadas para cada una
de las especies. Para el caso específico de viveros y jardines botánicos, in-
cluir: métodos de cultivo y/o propagación, recipientes y sustratos para ger-
minación y establecimiento de plánt ulas, material y equipo con que se
cuenta, tipo de riego, etc.
– Aspectos sanitarios y programa de medicina preventiva o control fitosani-
tario. (prevención y control de enfermedades, plagas, desparasitación, cua-
rentena, vacunación, etc.).
– Plan de manejo de desechos orgánicos e inorgánicos.
– Programa de traslado y movimiento de ejemplares (presentar justificación
técnica).
– Señalización (letreros y símbolos que indiquen límites, zonas y servicios).
– Se deberá llevar una bitácora en la que se anoten los datos y eventos de los
diferentes programas, así como actividades extraordinarias en relación con
el Plan de Manejo y la operación de la UMA.
A NEXOS
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

– Deberá realizar y anexar un plano, esquema o croquis de la UMA señalando


las diferentes áreas de manejo para los ejemplares de vida silvestre indican-
do, lo siguiente:
– Distribución de las construcciones en el predio, indicando la superficie
cubierta de cada una de estas, tipo de instalaciones y material utilizado.
– Dimensiones y características de los corrales de manejo, exhibidores, en-
cierros, áreas de cuarentena, jaulas, naves, invernaderos, invernaderos de
cuarentena, laboratorios, sombreaderos, cámaras de germinación, bodegas,
salas de incubación, nacimiento, tipo de iluminación, ventilación, densidad
de individuos por metro cuadrado, etc.
– Características de los comederos, abrevaderos, áreas de reposo, cajas nida-
les, etc.
– Técnicas de contención y manejo. Se deberá indicar detalladamente el equi-
po de contención y sujeción química o física de la cual se dispone para la
recuperación de ejemplares en caso de escape.
– Tipo de cercado y programa de mantenimiento para la cerca perimetral e
instalaciones en general, así como las características de obras adicionales
137
programadas o en proceso de construcción.
– Se deberá contar con un técnico capacitado en el manejo de ejemplares de
vida silvestre el cual fungirá como responsable solidario de las actividades
desarrolladas dentro de la Unidad.
– Para el caso de zoológicos, circos y espectaculos, el interesado deberá en-
víar ell listado de las especies que contengan lo siguiente: Familia, Nombre
científico, Nombre común, identificación, sexo (en caso de proceder), plantas
madre e individuos propagados (en caso de proceder), relación machos/hembras
(en caso de proceder), edad, categoria de riesgolas y algunos otros datos informa-
tivos.
– Para el caso de viveros y jardines botánicos, el interesado deberá enviar
una relación de ejemplares sujetos de aprovechamiento, indicando, can-
tidad, familia, nombre científico y común, plantas madre e individuos pro-
pagados, categoría de riesgo, número de etiqueta, identificación y/o
marcaje

Plan de contingencias

Sólo en caso de solicitar el manejo de vida silvestre exótica o nacional que se


encuentre fuera de su área de distribución natural, se debe presentar un Plan
de Contingencia, con la finalidad de identificar, implementar, evaluar y super-
visar las medidas preventivas y de abatimiento del deterioro del ambiente.
El Plan es el instrumento básico que permite anticipar las eventualidades
que pueden en un momento determinado, afectar el entorno y así evitarlos o
reducirlos, minimizando los costos ambientales.
I NSTITUTO N ACIONAL DE E COLOGÍA
L OGROS Y RETOS 1995-2000

En este apartado se enumeraran los posibles riesgos derivados de la ope-


ración de la UMA y las medidas necesarias para evitarlos, así como los planes y
compromisos en caso de contingencia.
La elaboración y presentación de este apartado es responsabilidad del in-
teresado; el alcance y profundidad del estudio será en relación directa a la en-
vergadura del proyecto y a las características naturales y socioeconómicas del área
seleccionada.
Para la presentación conveniente del Plan se proporcionará la siguiente in-
formación de manera concreta.

1. Naturaleza del proyecto.


Se mencionará si el proyecto es comercial, turístico, cinegético, de investigación
u otro, indicando las especies que estarán sujetas a manipulación, explotación,
caza u otras actividades.
Información general sobre las actividades de preparación del sitio donde
se establecerá la Unidad,ponderando posibles efectos negativos sobre el área
circundante
138
Descripción general de las condiciones ambientales alrededor del predio, es
decir, en las colindancias (tipo de vegetación, uso de suelo, etc.) además, describir
las zonas que serán consideradas de protección alrededor de las instalaciones.

2. Plan Integral de contingencias.


Se deberán describir las medidas para atender eventualidades como:
• Fuga masiva de individuos,
• Medidas para evitar la diseminación de enfermedades infecto-contagiosas,
• Equipo con el que se cuenta para el control de incendios,
• Capacitación del personal, y
• Acciones rutinarias para abatir contingencias.

3. Modificaciones de la dinámica natural de flora y fauna exótica.


Evaluar el posible impacto sobre la vida silvestre nativa provocado por la intro-
ducción de f lora y fauna exótica.
Algunas especies beneficiadas por los PREP
Berrendo Peninsular ( A. americana. peninsularis, se distribuye principalmente en la Reserva de la Biosfera “El Vizcaino”)
Grupo beneficiado Especies o grupo de especies relevantes Beneficio extendido y servicio ambiental proporcionado por las es-
E STRATEGIA

pecies de influencia
Flora Incienso (Encelia palmeri vizcanoensis), Torote blanco o Copal- Desde un punto de vista ecológico, estas especies sirven como fi-
quin (Pachycormus discolor) y Cactus barril (Ferocactus penin- jadoras de suelo, mediante su sistema radicular, además de ser
sulae var. Vizcainensis). especies con alta resistencia a la sequía y proporcionar cobertura y
refugio a diversas especies de aves y pequeños mamíferos. Auna-
Es de destacar que la familia Cactaceae se encuentra enlistada en do a lo anterior, son especies endémicas de lento crecimiento y
la NOM-059-ECOL-1994. con un alto potencial como especies de ornato.
Fauna Coyote (Canis latrans) y Zorra (Vulpes velox). La presencia de estas especies en los hábitat de distribución de
Berrendo, representan un importante componente ecológico, ya
Especies incluidas en la NOM-059-ECOL-1994. que funcionan principalmente como especies controladoras de pe-
queños mamíferos, principalmente roedores.
NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

Berrendo Sonorensis (A. a. sonorensis , se distribuye principalmente en la Reserva de la Biosfera “El Pinacate”)
Grupo beneficiado Especies o grupo de especies relevantes Beneficio extendido y servicio ambiental proporcionado por las es-
pecies de influencia
Flora Gobernadora (Larrea tridentata), Saguaro (Carnegiea gigantea) y Especies con alto potencial forrajero y cobertura para aves y pe-
Ocotillo (Fouquieria splendens), entre las mas representativas. queños mamíferos.
Son especies de lento crecimiento y coevolución en la polinización,
además de ser especies fijadoras de suelo y servir como cercos
vivos.
Fauna Mamíferos: A saber, la mayoría de las especies de reptiles se encuentran en-
listadas en alguna categoría de riesgo. Especies como la Serpiente
Coyote (Canis latrans), de cascabel, son de alta importancia en la medicina de la salud
Reptiles: humana, al poseer una serie de precursores bioquímicos.
Ecológicamente hablando, al ser especies depredadoras cumplen
A NEXOS

Monstruo de Gila (Heloderma suspectum) y Serpiente de Casca-


bel (Crolalus spp). un papel importante al fungir como reguladores de otro tipo de
especies de pequeños mamíferos, principalmente roedores.
Especies incluidas en la NOM-059-ECOL-1994.
139
140
Berrendo Sonorensis (A. a. mexicana , se distribuye principalmente en el Desierto Chihuahuense)
Grupo beneficiado Especies o grupo de especies relevantes Beneficio extendido y servicio ambiental proporcionado por las es-
pecies de influencia
Flora A nivel de familia, las más representativas son las Leguminosas Estas especies actúan como fijadoras de nitrógeno con alto poten-
(Fabaceae), las Compuestas (Asteraceae) y los Pastos Húmedos cial alimenticio y comercial, tienen una alta importancia en la acti-
(Cyperaceae). vidad apícola, y sirven como fijadoras de suelo, lo que ayuda a la
contención de la erosión hídrica y eólica.
I NSTITUTO N ACIONAL
DE

Fauna Mamíferos: En el caso de las dos primeras especies, se ubican en la cúspide


de la cadena alimenticia, al ser especies depredadoras y actuar
Coyote (Canis latrans) y Perrito de las Pradaderas (Cynomys lu- como control poblacional de especies de pequeños mamíferos,
dovicianus). como el caso de C. ludovicianus , que actúa como especie precur-
E COLOGÍA

Aves: sora de las condiciones de pastizal.


Halcón (Falco femoralis septentrionalis).
Especies incluidas en la NOM-059-ECOL-1994.
Borrego Cimarrón
Grupo beneficiado Especies o grupo de especies relevantes Beneficio extendido y servicio ambiental proporcionado por las es-
pecies de influencia
Flora Cirio (Fouquieria columnaris ), Ephedra sp., Pastos (Poa san- Al implementar el Proyecto para la Conservación, Manejo y Apro-
dbergi), Agropyron spicatum, Artemisa sp. Y Brumus sp.), Cer- vechamiento Sustentable del Borrego Cimarrón se han obtenido
cocarpus ledifolius, Eurotia lanata y Chrysothamnus sp. beneficios ambientales como son la conservación del hábitat, y
L OGROS

con ello el mantenimiento de las condiciones ecológicas naturales,


Cactáceas (varias especies, la familia se encuentra enlistada en la favoreciendo así la presencia de especies clave en la dinámica del
NOM-059-ECOL-1994). ecosistema (polinizadores, degradadores, entre otros); el mante-
Y RETOS

Agaváceas (varias especies y algunas se encuentran en listados nimiento de los ciclos hidrológicos y de las condiciones macro y
en la NOM-059-ECOL-1994). microclimáticas, así como la captura de carbono. Además algunas
de las plantas asociadas al hábitat del Borrego Cimarrón, que por
lo tanto también han sido protegidas, poseen importancia medici-
1995-2000

nal, artesanal o alimenticia.


Fauna Mamíferos: Al implementar el Proyecto para la Conservación, Manejo y Apro-
vechamiento Sustentable del Borrego Cimarrón se conserva tam-
Puma (Puma concolor), Coyote ( Canis latrans ), Ratón ( Neotoma bién su hábitat, logrando con ello dar protección a otras especies
lepida), Venado (Odocoileus sp.), Ratas (Dipodomys sp.), Liebre de fauna silvestre asociadas al hábitat, muchas de ellas clave para
E STRATEGIA

(Lepus callotis ), Conejo (Sylvilagus auduboni ) y algunas especies el funcionamiento del ecosistema. Ello ha sido posible mediante
de murciélagos. actividades de vigilancia participativa para evitar el furtivismo, tales
Reptiles: como señalización, provisión de agua y alimento a la fauna silves-
tre, construcción de cercos, tinajas, aguajes, entre otros.
Serpientes (Crotalus sp, entre otras)
Los servicios ambientales derivados de la conservación del hábitat
Especies incluidas en la NOM-059-ECOL-1994. y de la fauna silvestre asociada, se traducen en el mantenimiento
de las condiciones ecológicas naturales para la existencia y desa-
rrollo de las comunidades bióticas, el mantenimiento de los ciclos
hidrológicos, entre otros, manteniendo con ello la relación de in-
terdependencia entre los elementos que conforman el ambiente, y
que hace posible la existencia y desarrollo de todos los seres vivos
que se distribuyen en dicho hábitat.
NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

Además, algunas de las especies de fauna protegidas gracias a las


acciones de conservación del Borrego Cimarrón poseen importan-
cia artesanal o alimenticia.
A NEXOS

141
142
Oso Negro
Grupo beneficiado Especies o grupo de especies relevantes Beneficio extendido y servicio ambiental proporcionado por las es-
pecies de influencia
Flora Asociación vegetal de Chaparral: Al implementar el Proyecto de Protección, Conservación y Recupe-
ración del Oso Negro, se ha conservado el hábitat y con ello, las
Barreta (Franixus sp.) (una especie en la NOM-059-ECOL-1994), asociaciones vegetales características de éste.
I NSTITUTO N ACIONAL

Palma ( Yucca sp.) (4 especies en la NOM-059-ECOL-1994), Tas-


cate (Juniperus sp.) (2 especies en la NOM-059-ECOL-1994), Al- Entre los servicios ambientales derivados de la conservación de la
DE

varda (Fouquieria sp.) (varias especies en la NOM-059-ECOL- especie y su hábitat se encuentran la captura de carbono, el man-
1994) y Lechuguilla (Agave lechuguilla ). tenimiento de las condiciones micro y macroclimáticas, de los ci-
clos hidrológicos, así como el mantenimiento de las comunidades
Asociación vegetal de pino-encino: bióticas que allí se distribuyen.
E COLOGÍA

Pino piñonero ( Pinus cembroides), Encino ( Quercus sp.), Guaji-


llo (Acacia sp.), Cedro ( Juniperus sp.) (2 especies en la NOM-
059-ECOL-1994), Palmito (Yucca thompsoniana ), Madroño
(Arbutus xalapensis), Cerezo (Prunus serotina), Pino blanco
(Pinus arizonica), Manzanita (Arctostaphyllos pungens ), Guaya-
cán (Porliera angustifolia ), Sotol (Dasylirion sp.) (2 especies en
la NOM-059-ECOL-1994), Lantrisco (Rhus virens ) y Enebro
(Juniperus flaccida ).
L OGROS
Y RETOS
1995-2000
Fauna Mamíferos: Al implementar el Proyecto para la Conservación, Manejo y Apro-
vechamiento Sustentable del Borrego Cimarrón se conserva tam-
Puma (Puma concolor), Coyote ( Canis latrans ), Ratón ( Neotoma bién su hábitat, logrando con ello dar protección a otras especies
lepida), Venado (Odocoileus sp.), Ratas (Dipodomys sp.), Liebre de fauna silvestre asociadas al hábitat, muchas de ellas clave para
E STRATEGIA

(Lepus callotis ), Conejo (Sylvilagus auduboni ) y algunas especies el funcionamiento del ecosistema. Ello ha sido posible mediante
de murciélagos. actividades de vigilancia participativa para evitar el furtivismo, tales
Reptiles: como señalización, provisión de agua y alimento a la fauna silves-
tre, construcción de cercos, tinajas, aguajes, entre otros.
Serpientes (Crotalus sp, entre otras)
Los servicios ambientales derivados de la conservación del hábitat
Especies incluidas en la NOM-059-ECOL-1994. y de la fauna silvestre asociada, se traducen en el mantenimiento
de las condiciones ecológicas naturales para la existencia y desa-
rrollo de las comunidades bióticas, el mantenimiento de los ciclos
hidrológicos, entre otros, manteniendo con ello la relación de in-
terdependencia entre los elementos que conforman el ambiente, y
que hace posible la existencia y desarrollo de todos los seres vivos
que se distribuyen en dicho hábitat.
NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

Además, algunas de las especies de fauna protegidas gracias a las


acciones de conservación del Borrego Cimarrón poseen importan-
cia artesanal o alimenticia.
A NEXOS

143
144
Águila Real
Grupo beneficiado Especies o grupo de especies relevantes Beneficio extendido y servicio ambiental proporcionado por las es-
pecies de influencia
Flora Especies de bosque abierto: Al tener un amplio ámbito hogareño, la implementación de accio-
nes de conservación de la especie, promueven la conservación de
Encino (Quercus chihuahuensis), ( Q. emorgi), Pino piñonero hábitat de diversas especies de fauna, se logra el mantenimiento
(Pinus cembroides) y Cedro (Juniperus menosperma). de condiciones micro y macroclimáticas, así como el ciclo hidro-
Asociación vegetal de matorral espinoso: lógico, regulando además los factores biológicos dados por las
interacciones entre los organismos de la misma especie o de dife-
I NSTITUTO N ACIONAL

Gatuña (Acacia constricta), Huizache ( A. schaffneri ) y Magueyes rentes especies.


DE

(Agave sp., con 18 especies enlistadas en la NOM-059-ECOL-


1994.
Asociación de vegetación riparia:
E COLOGÍA

Sauce (Salix bonplandiana), Fresnos (Fraxinus sp.), Encino


(Quercus rugosa, Q. Castanea) y Pinos (Pinus engelmanii).
Asociación vegetal de bosque mixto:
Pinos (Pinus chihuahuana, P. Cembroides), Madroños (Arbustos
arizonica), Manzanita (Arctostaphylos pungens), Encinilla
(Quercus depressipes) y Encinio (Q. Crassifolia, Q. Eduardii).
Fauna Mamíferos: Conservación de especies asociadas, del hábitat y regulación de
poblaciones de especies presa, es decir que al mantener este tipo
Liebres ( Lepus sp .) (5 especies enlistadas en la NOM-059-ECOL- de acciones sobre las especies de la parte alta de la cadena ali-
1994), Conejos (Sylvilagus sp) (4 especies enlistadas en la menticia, obligadamente se debe mantener aquellas que repre-
NOM-059-ECOL-1994), Tlacuaches (Didelphis virginianus), Zo- sentan eslabones inferiores, como el caso de los herbívoros, in-
L OGROS

rrillo (Mephitis mephitis) y Ardilla de roca (Spermophillus spilo- sectívoros y carroñeros.


soma ).
Aves:
Y RETOS

Gran garza azul (Ardea herodias ) (2 subespecies enlistadas en la


NOM-059-ECOL-1994), Auras (Catarthes aura), Zopilote negro
(Coragyps atratus ), Águila pescadora (Pandion haliaetus), Abo-
1995-2000

cetas (Himantopus mexicanus), Halcón cola roja (Buteo jamai-


censis) (especie enlistada en la NOM-059-ECOL-1994) y Cuervos
(Corvus corax ).
Psittácidos
Grupo beneficiado Especies o grupo de especies relevantes Beneficio extendido y servicio ambiental proporcionado por las es-
pecies de influencia
E STRATEGIA

Flora Tomando en consideración lo extenso del ámbito de este grupo Se pretende con este Proyecto lograr la protección de hábitat críti-
de especies, se ha identificado a nivel de familia las especies ve- cos, la recuperación de áreas deforestadas a través de acciones di-
getales que son representativas de su hábitat, entre las que des- rectas de reforestación, disminución del nivel de la tala clandestina
tacan: las familias Bromeliacea, Orchidacea , Pinacea, Palmaceas , a través de programas de vigilancia participativa. Habitáculos para
registrando un gran cantidad de especies incluidas en la NOM- la reproducción de especies de anfibios, reptiles, aves y mamífe-
059-ECOL-1994. ros; captación de carbono y retención de agua en los mantos
acuíferos del subsuelo.
Entre oteas especies representativas, se encuentran: Acacia far-
mesiana, Brosimum alicastrum, Bumelia simaruba, Ficus spp.,
Pithecellobium spp., Myrcianthes fragans, Solanum erithanum,
Wimmeria concolor.
Fauna Mamíferos: Recuperación de áreas claves, protección de estratos de anidación
NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

y reproducción, disponibilidad de alimento y cobertura, disminu-


Mapache ( Procyon lotor), Tejon (Nassua narica), Coatí (Nassua ción del furtivismo a través de programas de vigilancia participati-
nasua), Cacomixtle (Basariscus astutus), Ocelote (Leopardus va, incrementos en los índices de reclutamiento a través de un
pardalis), Tigrillo ( Leopardus weidii) y Jaguarundi (Herpailurus manejo integral del recurso. Control de fauna que se puede volver
yaguarundi). perjudicial al mantener estables las poblaciones de depredadores.
Reptiles: Muchas de estas especies, permiten la dispersión de semillas que
contribuyen al repoblamiento de la flora.
Serpiente negra (Drymarchon corais).
Aves:
Pito real (Campephyllus guatemalae), Carpintero listado
(Dryocopus lineatus), Tucán real (Ramphastus sulfuratus ) y Ara-
cari (Teroglossus torquatus).
Especies se encuentran incluidas en la NOM-059-ECOL-1994.
A NEXOS

145
146
Cocodrilos
Grupo beneficiado Especies o grupo de especies relevantes Beneficio extendido y servicio ambiental proporcionado por las es-
pecies de influencia
Flora Mangle rojo (Rizophara mangle), Mangle blanco (Avicenia ger- Como el hábitat donde habitan los cocodrilianos es muy variado,
minans), Mangle negro (Conocarpus erecta), Botoncillo se pueden encontrar en las selvas bajas y medianas, las inunda-
(Laguncularia racemosa), Nenufar (Nynphaea ampla ) y Lirio bles y los esteros; los tipos de vegetación incluyen un buen núme-
I NSTITUTO N ACIONAL

acuático (Eichornia crassipes). ro de especies dentro de algún estatus de riesgo y además juega
DE

un papel de barrera rompevientos, brinda protección contra fenó-


menos naturales tales como huracanes y ciclones, y mantiene las
dunas costeras. Al conservar y manejar el hábitat de los cocodri-
lianos se dan alternativas de desarrollo a las comunidades rurales.
E COLOGÍA

Fauna Hicotea ( Trachemys scripta ), Tortuga blanca ( Dermatemys ma- Por sus características propias, se pueden considerar como orga-
wii), Chiquihuau ( Chelydra serpentina ), Pochitoque (Kinosternon nismos indicadores de la salud de los ecosistemas donde habitan,
leucostomum), Sauyan (Boa constrictor), Cerceta de alas azules ya que con sus heces fecales fertilizan el agua de los cuerpos de
(Ana discors), Garza blanca (Ardea herodias), Gaitan ( Mycteria agua y esto dispara los ciclos de productividad primaria, con lo
americana ), Jabiru ( Jabiru micteria), Pato real (Cairina moscha- que muchas especies de fauna tienen alimento y al ser extraídos
ta), Halcón caracolero (Parabuteo uniccintus), Cotorra guayabera los cocodrilianos estos cuerpos de agua disminuyen su productivi-
(Amazona albifrons), Loro cabeza amarilla (A. Ochrocephala), dad y pueden llegar hasta a perder el agua, con lo que otras espe-
Cotorra de frente roja (A. viridigenalis), loro palencano ( A. fari- cies como aves acuáticas, pequeños y medianos mamíferos y
nosa), Guacamaya roja (Ara macao), Garza (Egretta rufescens), otros reptiles se ven afectados, lo que provoca que en ocasiones
Pejelagarto (Lepisosteus tropicus), Camarones (Penaeus setife- no pueden completar su ciclo de vida. Además son fuente alterna-
rus, P. duorarum , P. aztecus ), Callinectes sapidus, C. similis, tiva de desarrollo para las comunidades rurales.
Manatí ( Trichechus manatus ) y Nutria (Lutra longicaudis ).
L OGROS

La mayoría de estas especies se encuentran incluidas en la


NOM-059-ECOL-1994.
Y RETOS
1995-2000
Manatí
Grupo beneficiado Especies o grupo de especies relevantes Beneficio extendido y servicio ambiental proporcionado por las es-
pecies de influencia
E STRATEGIA

Flora Pastos sumergidos en estuarios y áreas marinas: Ayuda a mantener el macro y microclima, absorción y fijación de
carbono, proporcionan nutrientes, algunas proporcionan materias
Halodule wrightii, Syringodium filiforme, Halophyla spp ( Pastos primas, como la madera en el caso del mangle, siendo también
marinos ), Thalassia testidinum y Ruppia maritima comercial, proporcionan hábitat (refugio temporal) y alimento a
(Fanerogamas) . otras.
Hidrófitas sumergidas-áreas de agua dulce: Ayuda a controlar la maleza, lo que proporciona mejoras en el há-
Hydrilla verticillata (Plaga), Valiseria (Vallisneria americana), Na- bitat y calidad de agua, y mantiene los ciclo hidrológicos de los
jas marina (Najas guadalupensis), (Ceratophyllum demersum), cuerpos de agua.
(Panicum purpurascens), Cola de zorra (Myriophyllum exalbes-
cens), Mil hojas (Potamogeton pectinatus, Potamogeton folio-
sus) y Cabomba (Cabomba palaeformis).
Macroalga bentos-estuario y áreas marinas:
NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

Ulva sp., Gracilaria sp. Y Caulerpa prolifera.


Plantas flotantes-agua dulce:
Eichhornia crassipes (Jacinto de Agua) , Pontederia lanceolata,
Pistia stratiotes (Lechuga de Agua), Salvinia spp. (Panecillo) y
Nynphaea ampla (Ninfa, Nenufar ).
Plantas vasculares emergentes características de los estuarios:
Carrizales (Phragmites communis ),
Popales (Thalia geniculata) y
Juncales ( Typha domingenis ).
Manglares:
Mangle rojo (Rhizophora mangle) y Mangle blanco (Conocarpus
erecta).
A NEXOS

Estas especies se encuentran enlistadas en la NOM-059–ECOL-


1994.
147
148
Fauna Reptiles: Algunas especies son comerciales a nivel regional y nacional, lo
que proporciona recursos económicos, ayudan a mantener el há-
Tortuga jicotea (Trachemys scripta), Chiquigua (Chelydra ser- bitat y producen efectos de protección indirecta en otras especies.
pentina), Pochitoque (Kinosternon leucostomum), Tortrtuga
Blanca (Dermatemys mawii) y Cocodrilos (Crocodylus acutus , y Algunas de estas especies en su papel de depredadores ayudan a
Crocodylus moreleti,). controlar el incremento poblacional de las especies que conviven
entre sí, de igual forma proporciona mejoras en el hábitat y en la
Peces: calidad de agua.
I NSTITUTO N ACIONAL

Pejelagarto ( Lepisosteus tropicus).


DE

Aves:
Cerceta ala azul (Ana discors y Anas acuta), Garza morena
(Ardea herodias ), Cigüeña ( Mycteria americana), Cigüeña jabirú
E COLOGÍA

(Jabiru micteria), Pato golondrino (Anas acuta) y Garza rojiza


(Egretta rufescens ).
La mayoría de estas especies se encuentran incluidas en la
NOM-059-ECOL-1994.
L OGROS
Y RETOS
1995-2000
Tortugas marinas
Grupo beneficiado Especies o grupo de especies relevantes Beneficio extendido y servicio ambiental proporcionado por las es-
pecies de influencia
E STRATEGIA

Flora Mangle rojo (Rhyzophora mangle ), Mangle blanco (Laguncularia Los diferentes tipos de hábitat por donde transitan las tortugas
racemosa), Mangle negro (Avicennia germinans), Mangle boton- marinas son muy diversos. En su etapa reproductiva tienen aso-
cillo (Conocarpus erecta ), Palmas chiit (Thrinax radiata ) y Palma ciación directa con manglares, selvas bajas y medianas, así como
kuka (Pseudophoenix sargentii ). vegetación de duna. Estos ecosistemas representan sitios de ani-
dación, reproducción, alimentación y refugio de una gran variedad
Especies incluidas en la NOM-059-ECOL-1994 de especies de fauna silvestre. Como ejemplo, los manglares son
Entre otras especies de interes, se citan: indispensables en la recarga de acuíferos; en el control de erosión;
en el control de inundaciones y son barres naturales contra hura-
Varias especies de Ceibas, pastos marinos y vegetación rastrera, canes, ciclones, nortes, etc. y representan una gran variedad de
así como pastos halófitos. vegetación asociada.
Durante la etapa de alimentación, las tortugas marinas están co-
múnmente asociadas a arrecifes, los cuales representan una barre-
NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

ra natural contra fenómenos climáticos; aportan material calcáreo


que es indispensable en el mantenimiento de playas y son sitios de
reproducción, alimentación, anidación y refugio de diversas espe-
cies marinas.
Este PREP considera como punto vital, la conservación y monito-
reo constantes de hábitat para las tortugas marinas.
A NEXOS

149
150
Fauna Mamíferos:
Tlacuache (varias especies), Mapache (Procyon insularis y Pro-
cyon pygmaeus), Zorrillo (Conepatu s semistriatus conepatl
y Spilogale pygmaea), Coatí (Nasua nelsoni),
Jaguarundis (Felis yagouarundi) y Oso hormiguero (Tamandua
mexicana, T. mexicana hesperia y T. Mexicana mexicana ).
I NSTITUTO N ACIONAL

Aves:
DE

Gaviotas, varias especies destacando (Larus heermanni ), Garzas,


varias especies ( Ardea herodias occidentalis, A. Herodias santilu-
cae y Egretta rufescens), Fragata, dos especies, Cormoranes,
cuatro especies y Halcón Peregrino (Falco peregrinus ).
E COLOGÍA

Reptiles:
Ccocodrilos (Crocodylus acutus y C. moreleti), Iguanas (Iguana
iguana, (Ctenosaura pectinata, C. acantura, C. similis y C. hemi-
lopha), Serpientes (Crotalus durissus y C. basiliscus).
Tortugas de agua dulce (Rhinoclemmys pulcherrima, R. Rubida
y Kinosternon integrum), Moustruo de Gila ( Heloderma horri-
dum) y Ranas (Hyla smaragdina y Rana forreri).
Invertebrados:
Corales (Antipathes bichitoena, A. grandis, A. ules, Plexaura di-
L OGROS

chotoma, P. homomalla), Crustáceos varias especies (camarón,


langosta, cangrejo), Moluscos, varias especies (caracoles, ostio-
nes, lapas).
Y RETOS

La mayoría de estas especies se encuentran incluidas en la


NOM-059-ECOL-1994.
1995-2000
Pinnípedos
Grupo beneficiado Especies o grupo de especies relevantes Beneficio extendido y servicio ambiental proporcionado por las es-
pecies de influencia
E STRATEGIA

Flora Vegetación Insular y Vegetación costera


Fauna Interacciones por alimentación con peces: Anchoveta del norte Los pinnípedos ocupan una amplia variedad de hábitat y ecosiste-
(Engraulis mordax ), Langostilla (Pleurocodes planipes), Maca- mas, desde el Ártico hasta la Antártida. Algunos de ellos se en-
rela (Scomber japonicus ), pez sapo (Porichthys sp.) y Pez sable cuentran en agua dulce, otros en aguas marinas costeras o en mar
(Trichiurus l epturus). abierto y aguas profundas. Sus dietas incluyen desde krill hasta
peces e incluso animales de sangre caliente, lo que los coloca co-
Interacciones por depredadores naturales del grupo: mo depredadores tope.
Orcas ( Orcinus orca ), Tiburón blanco ( Carcharadon carcharias), En escala evolutiva, la presencia de depredadores determina las
Tiburón chato (Isistius brasiliensis ) y Tiburón lobero características de la historia de vida de un gran número de las es-
(Carcharinus leucas). pecies vivas, en una escala anual o temporal, la depredación
afecta el crecimiento y reproducción de las presas y la abundancia
NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

de otros depredadores.
Como depredadores tope de los ecosistemas marinos, las varia-
ciones en su abundancia, comportamiento o salud pueden ser in-
dicadores de cambios en el ambiente y de la degradación en el
ambiente.
A NEXOS

151
152
Cactáceas
Grupo beneficiado Especies o grupo de especies relevantes Beneficio extendido y servicio ambiental proporcionado por las es-
pecies de influencia
Flora Bosque Tropical Caducifolio: Existen especies de interés comercial con fines principalmente or-
Burseraceae (Bursera arborea y Bursera bonetii); Fabaceae namentales, comestible, forraje y de transformación.
(Bauhinia fryxellii y Eritrina coralloides); Bombacaceae (Bombax Algunas especies son componentes dominantes de la vegetación y
ellipticum); Zamiaceae (Dioon edule; Dioon tomasellii var. Sono- debido a esto sus flores, frutos, jóvenes tallos u hojas son el sus-
rense y Dioon tomasellii var. tomasellii) y Convolvulaceae: tento de una gran cantidad de organismos, desde invertebrados
I NSTITUTO N ACIONAL

(Ipomoea murucoides). hasta aves y mamíferos. Los frutos de algunas especies presentan
dehiscencia nocturna y son el sustento de una gran número de es-
DE

Bosque Espinoso:
pecies de murciélagos nectarívoros y frugívoros. También sirven
Zygopphyllaceae (Guaiacum sanctum) y Burseraceae (Bursera como sitios de anidamiento de diversas especies de aves y ma-
coyucensis). míferos debido a la protección que brindan por su alta densidad de
espinas. Las raíces forman una red que se extiende en ocasiones a
E COLOGÍA

Matorral Xerófilo:
muchos metros de distancia de la planta, a sólo unos pocos cen-
Fabaceae: ( Olneya tesota); Crassulaceae ( Echeverría laui, Echeve- tímetros de profundidad en el suelo, lo cual ayuda a evitar la ero-
rría setosa vars. Ciliata, deminuta, minor, oteroi y setosa; Eche- sión de tipo eólico e hídrico.
verría elegans, Echeverría moranii, Graptopetalum macdougallii,
Sedum frutescens y Sedum suaveolens .); Fouquieriaceae
(Fouquieria fasciculata, Fouquieria leonilae, Fouquieria ochotere-
nae, Fouquieria purpusii, Fouquieria shrevei y Fouquieria colum-
naris); Asteraceae ( Dahlia scapigera, Dahlia tenuicaulis y Senecio
praecox); Agavaceae (Agave guiengola, Agave bracteosa, Agave
dasylirioides, Agave impressa, Agave nizandensis, Agave parra-
sana, Agave parviflora, Agave titanota, Agave victoria-reginae,
Agave vizcainoensis y Furcraea macdougallii ); Nolinaceae:
L OGROS

(Beaucarnea gracilis, Dasylirion palaciosii, Dasylirion longissi-


mum, Yucca endlichiana y Yucca queretaroensis ) y Orchidaceae
(Laelia speciosa).
Y RETOS

Algunas especies de cactáceas se encuentran asociadas a algu-


nas especies de las familias Zamiaceae, Burseraceae; Fabaceae,
Crassulaceae y Fouquieriaceae, así mismo la mayoría de estas
especies se encuentran incluidas en la NOM-059-ECOL-1994 y
1995-2000

en alguno de los apéndices de CITES.


Fauna Mamíferos: Especies de interés biológico debido a que son polinizadores espe-
Murciélago néctarívoro (Leptonycteris nivalis), Murciélago necta- cíficos de varias especies de cactáceas.
rívoro de Samborn (Leptonycteris sanborni), Murciélago Blanco Las semillas son dispersadas por diversas especies de insectos,
E STRATEGIA

(Myotis albescens), Murciélago de frente plana (Myotis plani- aves y mamíferos (murciélagos y roedores).
ceps), y Murciélago pescador del golfo de California Myotis vive- Son utilizadas diversas especies de cactáceas, sobre todo colum-
si). nares y nopales (Opuntia), para la obtención de frutos comestibles;
Nota: los nombres comunes utilizados se deriva de sus hábitos y asimismo son fuente de agua y celulosa para el ganado vacuno y
distribución ya que los murciélagos prácticamente carecen de caprino en épocas de sequía.
nombres comunes. Es importante mencionar que existe una especie de coevolución
Aves: entre los organismos polinizadores y dispersores ya que en el caso
Garza Azul (Ardea herodias), Cerceta de alas azules (Anas di- de extinguirse las especies de cactáceas desaparecen dichos orga-
cors), Halcón cola roja (Buteo jamaicensis ), Chichicuilote nismos o migran con el consiguiente deterioro ecológico.
(Craradrius vociferus), Búho cornudo o lechuza mayor (Bubo
virginianus), Mulato (Melanotis caerulescens) y Águila real
(Aquila chrysaetus ).
NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

Reptiles:
Tortuga del desierto ( Gopherus agassizi), Tortuga del Bolsón
(G. flavomarginatus), Tortuga del desierto Chihuahuense
(G. berlandieri ), Tortuga caja de Cuatrocienegas ( Terrapene coa-
huila), Tortuga caja de Sonora ( T. nelsonii ), Tortuga caja ornada
(T. ornata ), Monstruo de Gila o escorpión ( Heloderma suspec-
tum ), Cascabel de cuernos ( Crotalus cerastes); Cascabel cola
negra (C. molossus), Culebra ratonera (Elaphe gutatta), Falsos
coralillos (Lampropeltis alterna, L. triangulum y L. Mexicana),
Coralillo de Sonora (Micruroides euryxhanthus), Camaleones
(Phrynosoma asio, P. cornutum y P. taurus) e Iguanas
(Sauromalus hispidus; S. klauberi y Sceloporus spp.).
Insectos:
Himenópteros (hormigas y abejas), Lepidópteros (mariposas),
Coleópteros (escarabajos) y Dípteros (moscas y mosquitos).
A NEXOS

La mayoría de estas especies se encuentran incluidas en la


NOM-059-ECOL-1994.
153
154
Orquídeas
Grupo beneficiado Especies o grupo de especies relevantes Beneficio extendido y servicio ambiental proporcionado por las es-
pecies de influencia
Flora Bosque Tropical Perenifolio: Las Orquídeas se encuentran asociadas a especies listadas en la
NOM-059-ECOL-1994 y en la CITES.
Arecaceae, Ericaceae, Fabaceae, Meleacelea, Sapotaceae, Zamia-
ceae y Zigophylaceae. Algunas especies de amplia distribución pueden servir de especies
I NSTITUTO N ACIONAL

paraguas.
Bosque Tropical Subperenifolio:
DE

Existen especies de interés comercial con fines ornamentales.


Agavaceae, Bombacaceae, Burceraceae, Cactaceae, Fagaceae,
Meliaceleae, Sapotaceae y Zamiaceae. Algunas especies de Orchidaceae se pueden considerar como indi-
cadoras de la calidad del hábitat.
Bosque Mesófilo de Montaña:
E COLOGÍA

Habitan espacios poco favorables para otras familias de plantas.


Araliaceae, Arecaceae, Fagaceae, Hamamelidaceae, Lauraceae,
Magnoliaceae, Podocarpaceae, Rubiaceae, Tiliaceae y Zamia-
ceae.
Bosque de Pino y Encino:
Fagaceae y Pinaceae.
Fauna Insectos: Especies de interés biológico debido a que algunas Euglossinae y
Sphyngidae son polinizadores específicos de varias especies de
Euglossinae, Sphyngidae y Formicidae. orquídeas. Algunas especies de hormigas establecen sus colonias
Aves: asociadas a orquídeas myrmecophylas.
L OGROS

Colibríes (Trochilidae). Algunas especies de orquídeas son polinizadas exclusivamente por


colibríes.
Las semillas son infectadas por hongos micorrizicos que estimu-
Y RETOS

lan la germinación y posteriormente colonizan las raíces que a su


vez les brindan protección.
Los pseudobulbos de algunas especies son usadas como fuente de
1995-2000

alimento y agua por algunos herbívoros en época de sequía.


Palmas (Arecaceae)
Grupo beneficiado Especies o grupo de especies relevantes Beneficio extendido y servicio ambiental proporcionado por las es-
pecies de influencia
E STRATEGIA

Flora Selvas Altas Perenifolia: Algunas especies de Palmae se cultivan como flora acompañante
de especies de reconocido interés comercial tales como cafeto, cí-
Sapotaceae, Meleacelea, Leguminuceae y Aricaceae. tricos, vainillales, entre otros.
Selva Mediana Perenifolia: Algunas de sus especies tienen un valor comercial, específica-
Sapotaceae, Meleacelea, Leguminuceae y Aricaceae. mente la Chamaedorea, que su follaje es utilizado con fines deco-
rativos y de estiaje, así como las semillas de este género son al-
Selva Baja Perenifolia: tamente cotizadas en el mercado internacional.
Leguminoceae, Bombacaceae, Cactaceae, Agavaceae y Bursere- Existente especies de interés comercial con fines ornamentales,
ceae. comestibles y de transformación.
Bosque Mesófilo de Montaña:
Rubiaceae, lauraceae, Araliaceae, Magnoliaceae y Tiliaceae.
NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

Bosque de Encino:
Quercus sp.
Bosque de Pino:
Pinus sp
Bosque de Pino y Encino:
Pinus sp y Quercus sp.
Fauna Insectos: Especies de interés biológico debido a que son polinizadores espe-
cíficos de varias especies de palmas.
Coleopteros (Cantarófila) y Dipteros (Mióofila).
Específicas de cierto tipo de vegetación.
Aves:
A NEXOS

Mamíferos:
Rodentia.
155
156
Zamias
Grupo beneficiado Especies o Grupo de especies relevantes Beneficio extendido y servicio ambiental proporcionado por las es-
pecies de influencia
Flora Selvas altas: Algunas especies de Zamiase se cultivan como flora acompañante
de especies de reconocido interés comercial, tales como cafeto,
Sapotaceae, Meleacelea y Leguminuceae, Aricaceae. cítricos, vainillales, entre otros.
I NSTITUTO N ACIONAL

Selva medianas: Existente especies de interés comercial con fines ornamentales,


DE

Sapotaceae, Meleacelea y Leguminuceae, Aricaceae. comestibles y de transformación.


Bosque Mesofilo de Montaña: Las raíces fibrosas de crecimiento hepigeo de algunas Zamias
forman masas colariodes en la superficie del suelo donde entran
Rubiaceae, Lauraceae, Araliaceae, Magnoliaceae y Tiliaceae.
E COLOGÍA

en simbiosis con cianobacterias (algas azulverdes), el resultado de


Bosque de Pino y Encino: la relación es la fijación del nitrógeno, el cual realiza una función
importante en el ecosistema.
Pinus sp. Y Quercusa sp.
Las raíces profundas presentan micorizas vesículo-arbusculares
que facilitan la absorción de nutrientes y agua.
Fauna Insectos: Especies de interés biológico debido a que son polinizadores espe-
cíficos de varias especies de Zamias.
Curculionidae, Languridae, Eumaeus, Lycaenidae, Aulacoscelis y
Melanocera. Las semillas son dispersadas por gravedad y por animales tales
como, aves migratorias, roedores (Peromyscus mexicanus ) y
Aves: cangrejos (Gonyopsis cruentata ).
L OGROS

Migratorias. En el caso de la Zamia ( Dioon edule), sus semillas son usadas


Mamíferos: como fuente de almidones comestibles y para desturizar ropa, en
otras especies como Ceratozamia mexicana, el cono femenino es
Roedores.
Y RETOS

usado como insecticida.


Es importante mencionar que los polinizadores son específicos, en
el caso de la desaparición del polinizador, la especie de Zamia
tiende a extinguirse.
1995-2000
Jaguar
Grupo beneficiado Especies o grupo de especies relevantes Beneficio extendido y servicio ambiental proporcionado por las es-
pecies de influencia
E STRATEGIA

Flora Sombrerete ( Terminalia amazonia) , Guapaque ( Dialium guianen- En todos los casos, se promueve la conservación del hábitat,
se) Zopo ( Guatteria anomala), Ramón ( Brosimum alicastrum), mantenimiento de las condiciones naturales, presencia de especies
Ceiba pochota (Ceiba pentandra), Carne de pescado ( Poulsenia clave en la dinámica del ecosistema (polinizadores, degradadores,
armata) , Chacáh o Mano león ( Dendropanax arboreum), Amate etc). Muchas de las plantas poseen importancia medicinal, artesa-
(Ficus sp.), Chicozapote (Manlikara zapota), Caoba (Swietenia nal, comercial o alimenticia y varias de las especies están incluidas
macrophylla ), Guamuchil (Pithocellobium sp.), Limocillo en alguna categoría de riesgo.
(Trichila sp.), Copal (Bursera sp.), Ovejuela (Cymbopetalum bai-
lonii), Ojoche colorado (Psudolmedia oxyphylaria sp.), Cedrillo Además se debe considerar la producción de oxígeno, la captación
(Guarea sp.), Cedro ( Cedrela odorata), Clavellina roja (Bombax de carbono, el mantenimiento del ciclo hidrológico y de las condi-
sp.), Palo de rosa (Tabebina rosea) , Cacaloxochitl (Plumeria ru- ciones micro y mesoclimáticas.
bra), Guácima ( Guazuma ulmifolia), Tepeguaje ( Lysiloma sp.),
Palo dulce ( Eysenhardtya sp.) y Gallitos (Tillandsia sp.).
NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

Cientos de especies más que incluyen musgos, líquenes y hon-


gos.
Fauna Mamíferos: En todos los casos, se promueve la conservación del hábitat,
mantenimiento de las condiciones naturales, presencia de especies
Puma (Felis concolor ), Liebre (Lepus falvigularis ), Conejo clave en la dinámica del ecosistema (polinizadores, depredadores,
(Sylvilagus sp. ), Tapir ( Tapirus bayrdii) , Ardillas (Sciurus sp.), etc). Algunas de estas especies poseen importancia, comercial
Puerco espín (Coendu mexicanus), Tepezcuientle ( Agouti paca), (cinegética) o alimenticia, además de estar incluidas en alguna
Aguti (Dasyprocta punctata), Coyote ( Canis latrans), Zorra gris categoría de riesgo.
(Urocyoon cineroargenteus), Cacomixtle ( Bassariscus astutus),
Mapache ( Procyoon lotor), Tejón (Nasua narica), Comadreja
(Mustela frenata), Nutria (Lutra canadensis), Pecarí (Tayassu
sp), Venado ( Mazama americana), Mono aullador ( Allouatta pa-
lliata), Mono araña (Ateles geoffrooyi), Ocelote (Leopardus par-
dalis), Jaguarundi ( Herpailurus yagouaroundi) y algunas especies
de murciélagos.
A NEXOS

157
158
Reptiles:
Crotalus sp. y otras especies.
Artópodos:
Varias especies.
Aves:
I NSTITUTO N ACIONAL

Águila (Aquila sp.).


DE

La mayoría de estas especies se encuentran incluidas en la


NOM-059-ECOL-1994.
E COLOGÍA
L OGROS
Y RETOS
1995-2000
Palo Fierro
Grupo beneficiado Especies o Grupo de especies relevantes Beneficio extendido y servicio ambiental proporcionado por las es-
pecies de influencia
E STRATEGIA

Flora 75 especies de plantas perennes se desarrollan bajo su copa, 8 El Palo Fierro junto con el mezquite es una planta nodriza que pro-
especies de cactáceas en peligro de extinción, entre ellas el veen de ambientes homeostáticos, por lo que tienen un importante
Sahuaro, ( Carnegiea gigantea) y la Sina, ( Lophocereus schotii), papel como modificadores del hábitat en cuanto a la disminución
ambas enlistadas en la NOM-059. de temperatura por insolación lo cual favorece el desarrollo de
otras plantas a su alrededor, retención del suelo, así como la re-
Conforma comunidades vegetales importantes con otras espe- tención de agua a través de sus profundas raíces y de gran im-
cies de árboles como el Mezquite (Prosopis glandulosa), los To- portancia en la conservación de las comunidades de flora y fauna
rotes (Bursera microphylla y Bursera odorata), Palo Verde del desierto de Sonora, por esta razón se les considera como es-
(Cercidium microphyllum), Guayacán (Guayacum coulteri), en- pecies clave. La asociación mezquite-palo fierro es una de las más
listada en la NOM-059-ECOL-1994 y diversas especies arbustivas notorias en el desierto por su abundancia, se desarrollan en la
como la Vinarama, (Acacia greggi), la Gobernadora ( Larrea tri- misma fase de sucesión de la vegetación proporcionando hume-
dentata), la Frutilla (Lycium fremontii), Garambullo (Celtis palli- dad, hábitat para especies de fauna, sombra y alimento. Junto con
da), Bachata, (Zizyphus obtusifolia), Sangregado (Jatopha cine- las otras especies arbóreas y arbustivas mencionadas originan
NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

rea y Jatropha cuneata) y el Ocotillo (Fouquieria columnaris ) comunidades vegetales, que enriquecen las formas de vida y la di-
elistada en la NOM-059-ECOL-1994. versidad faunística y florística del desierto. La vegetación del de-
sierto es la base de las cadenas alimenticias tanto para la fauna
como para poblaciones humanas como son los Seris, habitantes
del desierto sonorense.
Varias de las especies mencionadas tienen importancia alimenticia
medicinal y artesanal.
A NEXOS

159
160
Fauna Mamíferos: La fauna del desierto sonorense presenta un alto número de en-
demísmos, es uno de los desiertos con mayor diversidad biológica
Berrendo, ( Antilocapra americana), Borrego Cimarrón (Ovis ca- del mundo, razón por la que es vital mantener sus poblaciones de-
nadensis), Zorrita del Desierto (Vulpes macrotis) y ardillas del bido a la fragilidad de ecosistemas únicos, con distribución res-
género Spermophilus. tringida, por ejemplo el Monstruo de Gila y el Borrego Cimarrón
Reptiles: son endémicos del desierto sonorense.

Monstruo de Gila (Heloderma suspectum), Tortuga del Desierto El Palo Fierro forma parte de comunidades vegetales que propor-
I NSTITUTO N ACIONAL

(Gopherus agassizi) e Iguana del Desierto (Dipsosaurus dosalis). cionan alimento y cobijo para la fauna local, por ejemplo el Be-
DE

rrendo se alimenta de los renuevos del palo fierro y el árbol es co-


La mayoría de estas especies se encuentran incluidas en la bijo y protección para el Borrego Cimarrón, en sus ramas anidan
NOM-059-ECOL-1994. varias aves y es visitado por numerosos polinizadores.
Varias de las especies mencionadas tienen importancia alimenticia,
E COLOGÍA

comercial (cinegética), medicinal y artesanal.


L OGROS
Y RETOS
1995-2000
Lobo Gris Mexicano
Grupo beneficiado Especies o grupo de especies relevantes Beneficio extendido y servicio ambiental proporcionado por las es-
pecies de influencia
E STRATEGIA

Flora Bosque Templado Conservación de hábitat de diversas especies de fauna, manteni-


miento de condiciones micro, macroclimáticas y ciclo hidrológico.
Asociación Pino-Encino
Ocasionalmente chaparral de montaña y matorral espinoso
Fauna Mamíferos: Conservación de especies asociadas, del hábitat y regulación de
poblaciones de especies presa. Vigilancia participativa para evitar
Venado cola blanca (Odocoileus virginianus), Venado bura el furtivismo y muerte incidental, detección de problemas de con-
(Odocoileus hemionus eremicus), Berrendo (Antilocapra ameri- taminación.
cana mexicana ), Bisonte (Bison bison), Borrego cimarrón (Ovis
canadensis), Perrito de las praderas (Cynomys ludovicianus y La visión estratégica del Proyecto implica la previa consolidación
Cynomys mexicanus), Pecarí de collar ( Pecari tajacu), Ratones de acciones de recuperación de las comunidades de herbívoros
(Eutamia dorsalis , E. bulleri, Promyscus sp.), Liebre (Lepus ca- silvestres, asegurando su presencia, abundancia y diversidad. El
NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

lifornicus), Ardillas (Spermophilus madrensis ), Zorra gris papel de depredador máximo contribuye al mantenimiento e in-
(Urocyon cinereoargenteus), Mapache (Procyon lotor ), Gato cremento de la diversidad biológica.
montés ( Lynx rufus ), Tejones ( Nasua nasua), Coyote (Canis la-
trans), Puma (Puma concolor) y Oso negro (Ursus americanus), Dicha visión establece que la recuperación de poblaciones de Lobo
implica la recuperación de las comunidades de herbívoros y el
Aves: mantenimiento de bosques templados en niveles óptimos de pro-
ductividad.
Guajolote silvestre ( Meleagris gallopavo ).
La mayoría de estas especies se encuentran incluidas en la
NOM-059-ECOL-1994.
A NEXOS

161
162
Inversión PRODERS en 1997

Estado / Región / Localidad Acción Inversión (pesos)


I NSTITUTO N ACIONAL

Coahuila $207,300.00
DE

Semidesierto
Alto de Palomillo Aprovechamiento y repoblación de flora local a través del establecimiento de mó- $28,800.00
dulo apícola que consta de 20 colmenas con una alza para aprovechamiento de
flora silvestre temporal y áreas agrícolas aledañas.
E COLOGÍA

Bajío de Ahuichila Aprovechamiento y repoblación de pastizales a través de la construcción de un $33,300.00


cerco para área de temporal, construcción de depósitos para almacenamiento de
agua y construcción de zanja.
Felipe Angeles Infraestructura para aprovechamiento de recursos naturales a través del estable- $25,200.00
cimiento de un apiario, construcción de bebederos, encauzamiento de agua de
manantial, polinización de cubierta vegetal y producción de miel.
Narigua Estudio de preinversión para el aprovechamiento de flora y fauna silvestre y de $50,000.00
viabilidad para el establecimiento de un desarrollo ecoturístico.
Charcos de Risa Estudio de preinversión para el aprovechamiento de flora y fauna silvestre en la $40,000.00
Sierra de las Delicias.
Felipe Angeles Estudio de preinversión para el aprovechamiento de flora y fauna silvestre en la $30,000.00
L OGROS

Sierra de las Delicias.


Chiapas $215,000.00
Marqués de Comillas (municipio de Ocosingo)
Y RETOS

Ejido Adolfo López Mateos Establecimiento de UMA de cocodrilo en el ejido A. López Mateos. $45,000.00
Ejido Flor del Marqués Establecimiento de UMA de Orquídeas en el ejido Flor del Marqués. $80,000.00
Playón de la Gloria Mantenimiento de orquidiario en el ejido Playón de la Gloria. $60,000.00
Comunidad Lacandona (Selva)
1995-2000

Lacanha Estudio etnobotánico para milpa lacandona warkan $30,000.00


Distrito Federal $362,400.00
Sur
San Miguel y Santo Tomás Ajusco Construcción de un criadero de venado cola blanca en una superficie de 4 ha para $135,000.00
E STRATEGIA

una población de 2 machos y 8 hembras.


San Nicolás Totolapan Ampliación del vivero Potreritos con una superficie de 300 m 2 , utilizando malla ci- $54,000.00
clónica y de sombra, para la producción de flora nativa y medicinal.
San Pablo Oztotepec Ampliación de criadero de venado cola blanca. $77,400.00
REGIONAL Estudio de preinversión para la reproducción, repoblamiento y comercialización del $50,000.00
venado cola blanca en las delegaciones de Milpa Alta, Tláhuac, Magdalena Contre-
ras, Cuajimalpa, Xochimilco y Tlalpan.
San Miguel y Santo Tomás Ajusco Estudio de preinversión de avifauna con fines de ecoturismo. $25,000.00
San Miguel y Santo Tomás Ajusco Estudio de diversificación productiva en el sector rural. $21,000.00
Guerrero $185,500.00
Costa Grande
Embarcadero, Barra de Coyuca y el Carri- Aprovechamiento y conservación de flora y fauna silvestre mediante el estableci- $72,000.00
zal miento de un venadario en una superficie de 2,000 M 2 en una zona de encierro,
NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

dividida en una área de manejo y un corral de captura con comedero y bebedero.


Hacienda de Cabañas Aprovechamiento y conservación de flora y fauna silvestre mediante el estableci- $36,000.00
mieento de un campamento de tortuguero provisional con una superficie de 32 m 2
para proteger a una población estimada de 30,000 huevos en el corral de incuba-
ción y con una capa.
Alcozauca Estudio de preinversión para el manejo de fauna silvetsre (venadario). $77,500.00
Hidalgo $185,000.00
Huasteca
San Juan Construcción de camino de acceso a la cresta del cerro del Burrotépetl con una $85,500.00
dimensión de 1.50 m de corona, construcción de oficinas administrativas, alma-
cén y vigilancia en 120 m 2 .
A NEXOS

163
164
Valle del Mezquital
El Cobre Construcción de un cerco perimetral con alambre de púas a 5 hilos con una lon- $31,500.00
gitud de 2,700 m.l. para protección de 44 ha.
Cieneguillas Construcción de un cerco perimetral con alambre de púas a 5 hilos con una lon- $22,500.00
gitud de 1,200 m l para protección de 5 ha, incluye postes de madera de 15 cm de
diámetro.
Mesa de la Cebada Construcción de un cerco perimetral con alambre de púas a 5 hilos con una lon- $27,000.00
I NSTITUTO N ACIONAL

gitud de 2,500 m l para protección de 36 ha, incluye postes de madera de 15 cm


DE

de diámetro.
Cieneguillas Estudio de factibilidad para la instalación de una UMA de viejito. $18,500.00
Jalisco $180,000.00
Manantlán
E COLOGÍA

La Laguna Conservación y regeneración de la cubierta vegetal a través de un cercado perime- $162,000.00


tral en 11 ha.
La Laguna Estudio de aprovechamiento y conservación de flora y fauna silvestre. $18,000.00
Estado de México $110,000.00
Monarca
El Capulín Estudio de preinversión para el establecimiento de una UMA. $50,000.00
Gabino Vázquez Estudio de preinversión para el establecimiento de una UMA. $30,000.00
San Jerónimo Totoltepec Estudio de preinversión para la producción y aprovechamiento de la flora medici- $30,000.00
nal y alimenticia.
Michoacán $217,474.42
Monarca
L OGROS

C.I. San Francisco Serrato Construcción de cercado perimetral para confinamiento de venado cola blanca. $81,000.00
C.I. San Francisco Serrato Aprovechamiento y conservación de flora y fauna silvestre. $18,500.00
C.I. San Francisco Serrato Taller para manejo de UMA y producción de forrajes. $33,000.00
Y RETOS

Meseta Purépecha
San Miguel Pomacuarán Construcción de cercado perimetral para confinamiento de venado cola blanca. $84,974.42
1995-2000
Oaxaca $273,000.00
Chinantla
Santiago Jocotepec Conservación y aprovechamiento de manchones silvestres de pita en 7 ha. $49,500.00
Chimalapas
E STRATEGIA

Chalchijapa Conservación y aprovechamiento de manchones silvestres de pita en 3.5 ha. $24,750.00


San Francisco La Paz Estudio de factibilidad para la cría en cautiverio de venado temazate. $40,000.00
Mixteca
Santo Domingo Tonalá Cría y manejo de venado y señalización contra cazadores furtivos en un área de 50 $49,000.00
ha.
San Sebastián del Monte Conservación y recuperación de suelos mediante el establecimiento de plantacio- $50,000.00
nes de nopal en 10 ha.
Santo Domingo Tonalá E stu di o d e f actib ilid ad p ara in crem ent o d e la cap acid ad f orraj era p ara cría d e ve- $35,000.00
n ado .
Cuicatlán
Lunatitlán del Progreso Conservación y aprovechamiento de cactáceas a través del establecimiento de re- $24,750.00
forestación con 1,700 plantas de pitayo y xoconoxtle en 1.05 ha.
NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

Puebla $22,500.00
Mixteca
Las Nieves Tecomate Construcción de una bodega de 8 m de largo por 6 m de ancho, con una superfi- $22,500.00
cie construida de 32 m 2 ; para el acopio y almacenamiento de las cosechas de
Opuntia sp. y grana cochinilla.
Veracruz $256,600.00
Tuxtlas
Venustiano Carranza Reforestación de áreas utilizando especies no maderables (ixtle) en 10 ha, así co- $68,407.00
mo incremento de la densidad árborea en 20 ha reforestadas previamente.
Zapoapan de Cabañas Reciclamiento de residuos de café para su aplicación en plantaciones agroforesta- $86,650.00
les, a través de la adquisición de maquinaria para procesar 300 toneladas de pulpa
de café.
A NEXOS

165
166
Huasteca
Tenamicoya Producción de abono orgánico por vermicompostaje a través del establecimiento $10,000.00
de 2 unidades de producción.
Tenamicoya Impulso al aprovechamiento sustentable de la palma camedor, a través de el esta- $50,000.00
blecimiento de un vivero semillero de palma y una plantación de 43 ha.
Tenamicoya Control biológico de plagas en pastizales y cultivos (chile chipotle) en 30 ha, a tra- $8,000.00
vés de la aplicación de productos orgánicos, utilizando agua de arroz de hongos
I NSTITUTO N ACIONAL

entomopatógenos.
Tenamicoya Reforestación en zonas comunes y cercanas a fuentes de agua en 30 ha de fondo $15,043.00
DE

común, pozos, arroyos, etc., a través de la siembra de 3,000 plantas de 10 espe-


cies de árboles maderables y frutales.
Regional Huasteca Estudio para el aprovechamiento y conservación de la flora y fauna silvestre. $18,500.00
E COLOGÍA

Total $2,214,774.42
L OGROS
Y RETOS
1995-2000
Inversión PRODERS en 1998
E STRATEGIA

Estado / Región / Localidad Acción Inversión (pesos)


Coahuila $190,000.00
Semidesierto
Sabanilla Reforestación de 13 ha de agostadero con especies nativas. $45,000.00
Tanque Aguilereño Revegetación de arbustos y pastos, construcción de bordería. $35,000.00
Felipe Angeles Adquisición y explotación de módulo apícola. $70,000.00
Bajío de Ahuichila Estudio de manejo cinegético. $40,000.00
Chiapas $292,300.00
Marqués de Comillas (municipio de Ocosingo)
NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

Ejido Adolfo López Mateos Establecimiento de UMA de cocodrilo en el ejido A. López Mateos. $30,000.00
Ejido Flor del Marqués Establecimiento de UMA de Orquídeas en el ejido Flor del Marqués. $30,000.00
Playón de la Gloria Mantenimiento de orquidiario en el ejido Playón de la Gloria. $30,000.00
Nuevo Orizaba Establecimiento de UMA de tepezcuintle en el ejido Nuevo Orizaba. $40,000.00
Quiringüicharo Establecimiento de UMA de tepezcuintle en el ejido Quiringüicharo. $80,000.00
Comunidad Lacandona (Selva)
Frontera Corozal Conservación de flor Schismática. $35,000.00
Lacanhá Establecimiento de viveros de plantas silvestres ornamentales. $31,000.00
Nahá Estudio de preinversión para identificación de flora silvestre. $8,150.00
Metzabok Estudio de preinversión para identificación de flora silvestre. $8,150.00
Distrito Federal $297,400.00
Sur
San Mateo Tlaltenango Construcción de un criadero de venado cola blanca. $170,000.00
San Pablo Oztotepec Ampliación de criadero de venado cola blanca. $77,400.00
A NEXOS

San Andrés Totoltepec Estudio para el aprovechamiento de flora y fauna silvestre. $50,000.00
167
168
Guerrero $265,000.00
Montaña
Alcozauca Construcción de un venadario. $90,000.00
Costa Grande
Hacienda de Cabañas Conservación y aprovechamiento de la tortuga marina e iguana negra. $135,000.00
San Francisco del Tibor Estudio de factibilidad para el aprovechamiento y conservación de la flora y fauna $40,000.00
silvestre.
I NSTITUTO N ACIONAL

Hidalgo $260,000.00
DE

Huasteca
San Juan Proyecto para el establecimiento de un criadero extensivo de fauna silvestre. $64,500.00
Tlamamala Proyecto para el establecimiento de un criadero extensivo de fauna silvestre. $40,000.00
Valle del Mezquital
E COLOGÍA

El Cobre Proyecto para el establecimiento de un criadero extensivo de fauna silvestre. $41,000.00


Cieneguillas Proyecto para el establecimiento de un criadero extensivo de fauna silvestre. $29,000.00
San Andres Devoxtha Proyecto para el establecimiento de un criadero extensivo de fauna silvestre. $33,500.00
Ejido Hermosillo Proyecto para el establecimiento de un criadero extensivo de fauna silvestre. $21,000.00
Mesa de la Cebada Proyecto para el establecimiento de un criadero extensivo de fauna silvestre. $31,000.00
Jalisco $150,000.00
Manantlán
La Laguna Establecimiento de UMA. $80,000.00
Toxín Establecimiento de UMA. $70,000.00
Estado de México $50,000.00
Monarca
L OGROS

Malacatepec Estudio de preinversión para el establecimiento de una UMA. $25,000.00


La Mesa Estudio de preinversión para el establecimiento de una UMA. $25,000.00
Y RETOS
1995-2000
Michoacán $180,000.00
Monarca
C.I. San Francisco Serrato Estab lecimiento de UM A, Ampliació n de venadario e intro ducción de aves cinegéticas. $90,000.00
E STRATEGIA

Meseta Purhépecha
C.I. San Miguel Pomacuarán Ampliación de venadario e introducción de aves cinegéticas. $90,000.00
Oaxaca $238,870.00
Chinantla
San Juan El Arenal Estudio de manejo de manchones silvestres de pita. $33,000.00
Regional Estudio de factibilidad del cultivo de la palma camedor a nivel regional. $35,000.00
Estudio de factibilidad del aprovechamiento de la fauna silvestre. $30,435.00
Estudio de factibilidad del aprovechamiento de la fauna silvestre en condiciones de $30,435.00
traspatio.
Chimalapas
San Francisco La Paz Cría de venado cola blanca en cautiverio. $50,000.00
Mixteca
Santo Domingo Tonalá Establecimiento de UMA para aprovechamiento cinegético. $60,000.00
NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

Puebla $350,000.00
Mixteca
San Miguel Establecimiento de UMA con fines cinegéticos. $350,000.00
Veracruz $200,000.00
Tuxtlas
Venustiano Carranza Conservación y aprovechamiento de flora y fauna silvestre. $40,000.00
San Fernando Aprovechamiento de especies silvestres para producción de madera. $40,000.00
El Pescador Conservación y reproducción de venado cola blanca. $40,000.00
Huasteca
Tenamicoya Conservación y aprovechamiento de flora y fauna silvestre. $40,000.00
Landero y Coss Reproducción y comercialización de flora y fauna silvestre. $40,000.00

Total $2,473,570.00
A NEXOS

169
170
Inversión PRODERS en 1999

Estado / Región / Localidad Acción Inversión (pesos)


Campeche $63,250.00
Calakmul
Xbonil Construcción de infraestructura para la actividad cinegética. $20,000.00
I NSTITUTO N ACIONAL

Xbonil Realización del inventario de vida silvestre. $43,250.00


Coahuila $180,000.00
DE

Semidesierto
Sabanilla Reforestación con especies palatables. $30,000.00
Ej. T. Aguilereño Plan de manejo de recursos faunísticos. $20,000.00
E COLOGÍA

Ej. Ch. de Risa y F. Angeles Plan de manejo de recursos faunísticos. $30,000.00


Ej. Nuevo Delicias Plan de manejo de recursos faunísticos. $20,000.00
Hipólito Plan de manejo de recursos faunísticos. $30,000.00
Cosme Plan de manejo de recursos faunísticos. $30,000.00
La Constancia Plan de manejo de recursos faunísticos. $20,000.00
Chiapas $595,000.00
Marqués de Comillas (municipio de Ocosingo)
Ejido Zamora Pico de Oro Establecimiento de UMA de cocodrilo en Zamora Pico de Oro. $50,000.00
Ejido Flor del Marqués Ampliación de la UMA en Flor del Marqués. $25,000.00
Playón de la Gloria Ampliación de la UMA en Playón de la Gloria. $40,000.00
Nuevo Orizaba Ampliación de la UMA en Nuevo Orizaba. $25,000.00
L OGROS

Quiringüicharo Ampliación de la UMA en Quiringüicharo. $25,000.00


Reforma Agraria Establecimiento de UMA de guacamayas en Reforma Agraria. $40,000.00
Comunidad Lacandona (Selva)
Y RETOS

Frontera Corozal Establecimiento de UMA’s (pita). $55,000.00


Nueva Palestina Establecimiento de UMA’s (venados). $55,000.00
Naha Establecimiento de UMA’s (hocofaisán). $55,000.00
Metzaboc Establecimiento de UMA’s (venado). $50,000.00
1995-2000

Lacanhá Establecimiento de UMA’s (tepezcuincle). $50,000.00


Costa
Acapetahua Establecimiento de UMA’s (iguanas). $45,000.00
Cañadas
El Jardín Establecimiento de UMA’s (tepezcuintles). $80,000.00
E STRATEGIA

Distrito Federal $270,000.00


Sur
San Pedro Tláhuac Apoyo para el establecimiento de una UMA. $70,000.00
San Mateo Tlaltenango Apoyo para el establecimiento de una UMA. $100,000.00
San Nicolas Totolapan Apoyo para el establecimiento de una UMA. $100,000.00
Guerrero $320,000.00
Montaña
San Nicolas Zoyatlán Construcción de iguanario (UMA). $120,000.00
Costa Grande
Los Bajitos Instalación y operación de UMA, para la diversificación de recursos florísticos y $200,000.00
faunísticos.
Hidalgo $60,000.00
NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

Valle del Mezquital


El Cobre Establecimiento de unidades de conservación, manejo y aprovechamiento de vida $30,000.00
silvestre.
Mesa de la Cebada Establecimiento de unidades de conservación, manejo y aprovechamiento de vida $30,000.00
silvestre.
Jalisco $88,000.00
Manantlán
La Laguna Proyecto de aprovechamiento de zonas para visitas guiadas y centros de observa- $88,000.00
ción.
A NEXOS

171
172
Estado de México $120,000.00
Monarca
Amanalco de Becerra Continuar con el equipamiento del centro reproductor de pie de cría de venado $120,000.00
cola blanca.
Oaxaca $240,000.00
Chimalapas
Santa María Chimalapa Cría de Venado Temazate. $20,000.00
I NSTITUTO N ACIONAL

San Francisco de la Paz Cría de Venado Temazate. $30,000.00


DE

Chinantla
Santa Cecilia Cría de ceretes y tepezcuintles. $75,000.00
San Juan del Río Cría de ceretes y tepezcuintles. $75,000.00
Mixteca
E COLOGÍA

Santo Domingo Tonala Cría de Venado. $40,000.00


Puebla $788,000.00
Mixteca
Teotlalco Establecimiento de infraestructura para la creación de una UMA de venado cola $607,000.00
blanca.
Teotlalco Estudio de preinversión para la incorporación al manejo de aves canoras, de or- $30,000.00
nato y cinegéticas a la UMA de los bienes comunales de Teotlalco.
Tecolutla Estudio de preinversión para el establecimiento de una UMA para venado cola $32,000.00
blanca en Tecolutla, municipio de Tehuitzingo.
Quicayán Estudio de preinversión para el establecimiento de una UMA para venado cola $32,000.00
blanca en Quicayán, municipio de Tecomatlan.
L OGROS

Santa Ana Tecolapa Estudio de preinversión para el establecimiento de una UMA para venado cola $55,000.00
blanca en Santa Ana Tecolapa, municipio de Chiautla.
San Jerónimo Xayacatlán Estudio de preinversión para el establecimiento de una UMA para venado cola $32,000.00
blanca en San Jerónimo Xayacatlán, municipio de San Jerónimo Xayacatlán.
Y RETOS
1995-2000
San Luis Potosí $100,000.00
Huasteca
Ejido Unióm de Guadalupe Estudio de preinversión para el establecimiento de UMA de aves canoras y de or- $25,000.00
E STRATEGIA

nato.
Ejido Mantetzulel Estudio de preinversión para determinar el potencial de recursos faunísticos para $25,000.00
el establecimiento de una UMA.
Ejido La Palma Estudio de preinversión para el establecimiento de UMA de aves canoras y de or- $25,000.00
nato.
Ejido Tamazopo Estudio de preinversión para determinar el potencial de chamal y orquídeas para el $25,000.00
establecimiento de una UMA.
Veracruz $194,720.00
Tuxtlas
El Pescador Conservación y reproducción de venado cola blanca. $27,500.00
El Pescador Establecimiento de un vivero de reproducciónde mangle. $27,500.00
Zapopan de C. Construcción de módulos de acopio para el Aprovechamiento y conservación de $27,500.00
fauna silvestre.
NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

Perla de San Martín Construcción de módulos de acopio para el Aprovechamiento y conservación de $27,500.00
fauna silvestre.
Huasteca
Atlalco Construcción de módulos de acopio para el Aprovechamiento y conservación de $35,000.00
fauna silvestre.
Landero de Coss Reproducción y comercialización de aves silvestres. $23,470.00
Tenamicoya Construcción de módulos de acopio para el Aprovechamiento y conservación de $26,250.00
fauna silvestre.
Zacatecas $80,000.00
Semidesierto
Ejido Mazapil Consolidar la operación exitosa de una UMA extensiva, realizando estudios pobla- $80,000.00
cionales, plan de manejo, mejoramiento de hábitat, equipamiento para producción
y promoción de los servicios ecoturísticos.
Total $3,098,970.00
A NEXOS

173
174
Inversión PET en el año 1999

Estado Clave del proyecto Nombre del proyecto Municipio Monto


Baja California Sur INE-VS-BCS-01 Construcción de Aguajes artificiales en áreas de UMA’s borregue- La Paz y Comondú 183,675.00
ras en la Sierra del Mechudo, municipio de La Paz y Comandú.
Subtotal 183,675.00
I NSTITUTO N ACIONAL

Campeche INE-VS-CAMP-03 Protección de tortugas marinas en el municipio de Champotón. Champotón 214,400.00


DE

Campeche CAMP-MA-02 Aprovechamiento sustentable de la vida silvestre en el municipio Calakmul $67,680.00


Calakmul.
Campeche INE-VS-CAMP-01 Protección y recuperación del cocodrilo en el municipio del Car- Del Carmen $222,857.00
E COLOGÍA

men.
Subtotal 504,937.00
Chiapas INE-VS-CHIS-04 Protección de conservación de tortugas marinas en el campa- Tonalá 300,160.00
mento tortuguero de Puento Arista, municipio de Tonalá.
Chiapas CHIS/PRODERS/21 Acciones de restauración. Tonalá 300,108.33
Chiapas CHIS/PRODERS/23 Establecimiento de UMA's Varios 771,890.00
Subtotal 1’372,158.33
Chihuahua CHIH/-MA-VS-01 Creación de infraestructura para el desarrollo ecoturístico en la re- Ocampo 82,592.00
gión del parque nacional de Bassaseachi.
L OGROS

Subtotal 82,592.00
Durango INE-VS-DGO-02 Unidades para la Conservación Manejo y Aprovechamiento Sus- San Juan de 248,704.00
Y RETOS

tentable para la Vida Silvestre(UMA’s) en el municipio de San de Guadalupe


Guadalupe.
Durango INE-VS-DGO-01 Crear Unidades de Producción de Vida Silvestre (UMA’s) y em- Nuevo Ideal 176,328.00
prender acciones de mejoramiento de humedal de la laguna de y Canatlan
1995-2000

Santiaguillo.
Estado Clave del proyecto Nombre del proyecto Municipio Monto
Baja California Sur INE-VS-BCS-01 Construcción de Aguajes artificiales en áreas de UMA’s borregue- La Paz y Comondú 183,675.00
E STRATEGIA

ras en la Sierra del Mechudo, municipio de La Paz y Comandú.


Subtotal 183,675.00
Campeche INE-VS-CAMP-03 Protección de tortugas marinas en el municipio de Champotón. Champotón 214,400.00
Campeche CAMP-MA-02 Aprovechamiento sustentable de la vida silvestre en el municipio Calakmul $67,680.00
Calakmul.
Campeche INE-VS-CAMP-01 Protección y recuperación del cocodrilo en el municipio del Car- Del Carmen $222,857.00
men.
Subtotal 504,937.00
Chiapas INE-VS-CHIS-04 Protección de conservación de tortugas marinas en el campa- Tonalá 300,160.00
mento tortuguero de Puento Arista, municipio de Tonalá.
NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

Chiapas CHIS/PRODERS/21 Acciones de restauración. Tonalá 300,108.33


Chiapas CHIS/PRODERS/23 Establecimiento de UMA's Varios 771,890.00
Subtotal 1’372,158.33
Chihuahua CHIH/-MA-VS-01 Creación de infraestructura para el desarrollo ecoturístico en la re- Ocampo 82,592.00
gión del parque nacional de Bassaseachi.
Subtotal 82,592.00
Durango INE-VS-DGO-02 Unidades para la Conservación Manejo y Aprovechamiento Sus- San Juan de 248,704.00
tentable para la Vida Silvestre(UMA’s) en el municipio de San de Guadalupe
Guadalupe.
Durango INE-VS-DGO-01 Crear Unidades de Producción de Vida Silvestre (UMA’s) y em- Nuevo Ideal 176,328.00
prender acciones de mejoramiento de humedal de la laguna de y Canatlan
Santiaguillo.
A NEXOS

175
176
Subtotal 393,372.80
Michoacan INE-VS-MICH-01 Con strucción de inst alacio nes para la cría de igu ana verde, neg ra la- Aquila 171,520.00
gart ijas, tarán tulas y peceri en la com un id ad ind ígena de Pom aro.
Subtotal 171,520.00
Nuevo Leon INE-VS-NL-01 Aprovechamiento y conservación de hábitat y diversificación pro- Aramberri 514,560.00
ductiva en UMA’s.
I NSTITUTO N ACIONAL

Subtotal 514,560.00
DE

Oaxaca INE-VS-OAX-01 Programa de conservación de hábitat para la recuperación de las Santo Domingo 91,763.20
poblaciones de venado cola blanca en Santo Domingo Tonalá. Tonalá
Subtotal 91,763.20
E COLOGÍA

Puebla PUE-MA-03 Mejo ram iento del háb itat med iante el incremen to de disp onib ilid ad Tecomatlán, 40,350.00
de fu ent es de agu a para la fau na silvest re en la regió n Mixt eca. Teotlalco, Chihautla y
San Juan Xayacatlán
Puebla PUEBLA-MA-02 Alternativa productiva sobre el Cultivo de Pitaya en la Región San Pedro 52,389.00
Mixteca. Yeloixtlahuaca,
Chinantla y Tehiut-
zingo
Puebla PUEBLA-MA-01 Construcción de unidades de producción traspatio (UMA’s) de Zapotitlán;Teotlalco $134,954.00
aves Canoras y de Ornato en la región de Tehuacán-Cuicatlán. y Chiautla
Subtotal 227,693.00
L OGROS

Quintana Roo INE-VS-QRO-01 Establecimiento de una UMA para la construcción y apliación de Solidaridad $175,990.00
las granjas y encierros para fauna silvestre en el Ejido San Juan
municipio de Solidaridad.
Y RETOS
1995-2000
Subtotal 175,990.00
Veracruz INE-VS-VER-01 Conservación y Manejo de un área boscosa como UMA en el mu- Benito Juárez 137,216.00
nicipio de Benito Juárez.
E STRATEGIA

Veracruz INE-VS-VER-03 Construcción de aplicación de las instalaciones para la cría de San Andrés Tuxtla 137,216.00
iguana verde, negra y lagartijas en el municipio de San Andrés
Tuxtla.
Veracruz INE-VS-VER-02 Conservación y Aprovechamiento de flora y fauna silvestre en Zontecomatlán $145,671.00
UMA ejidal (vivero y plantación de ixtle) en el municipio de Zonte-
comatlán.
Veracruz VER-Medioamb-04 Prot ecció n, con servación , rescate y liberación de to rtu gas marin as. Tatahuicapa $69,127.00
Veracruz VER-Medioamb-05 Prot ecció n, con servación , rescate y liberación de to rtu gas marin as. Meyacapan $69,127.00
Subtotal 558,357.00
Zacatecas INE-VS-ZAC-02 Establecimiento de una UMA para la conservación y manejo del Mazapil 171,520.00
hábitat en el ejido Cedros.
NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

Zacatecas ZAC/PRODERS/04 Peoyectos comunitarios de vida silvestre. Mazapilo $68,606.00


El Salvador
Zacatecas INE-VS-ZAC-03 Conservación y manejo de Habitat de los Ejidos de Mesas y Cui- Mazapil 171,520.00
tláhuac.
Subtotal 411,646.00
TOTAL 5’191,494.33
A NEXOS

177
178
Inversión PET en el año 2000
Estado Clave Nombre del Proyecto Región Municipio/ Localidad Vida Silvestre Programas
Marginalidad Regionales
Campeche CAMP-MAVS-O6 Fortalecimiento de las Maya/ Calakmul Hopelchen/Alta Ej. Chenco/ $97, 226.04
actividades operativas del Calakmul/Alta Ej.Pustunich
plan de manejo de UMA
I NSTITUTO N ACIONAL
DE

CAMP-MAVS-07 Fortalecimiento de las Calakmul Calakmul/Alta Ej. 20 de $199, 626.04


actividades operativas del Noviembre,
plan de manejo de UMA Ej, V. Gómez Farias,
Ej, Echeverria
E COLOGÍA

Catellot y Ej. 11 de
Mayo
Subtotal $296, 852.08
Chiapas CHIS-INEVS-01 Conservación y Manejo Selva Ocosingo/ Metzabok $55, 565.00
de hábitat en la subco- MuyAlta
munidad Lacandona de
Metzabok
CHIS-INEVS-02 Conservación y Manejo Selva Ocosingo/ Nahá $147, 085.00
de hábitat en la subco- MuyAlta
munidad Lacandona de
Nahá
L OGROS

CHIS-INEVS-05 Conservación y Manejo Selva Ocosingo/ Nueva Palestina $100, 000.00


de hábitat en la subco- MuyAlta
munidad Lacandona de
Y RETOS

Nueva Palestina
CHIS-INEVS-06 Conservación y Manejo Selva Ocosingo/ Frontera Corozal $100, 000.00
de hábitat en la subco- MuyAlta
1995-2000

munidad Lacandona de
Frontera Corozal
CHIS-INEVS-07 Conservación y Manejo Selva Ocosingo/ Lacanja $99, 999.96
de hábitat en la subco- MuyAlta
munidad Lacandona de
Lacanja
E STRATEGIA

CHIS-MAVS-01 Protección y Conserva- Costa Tonala/Alta Puerto Arista $260, 628.09


ción del Campamento
Tortuguero
CHIS-MAVS-02 Establecimiento de UMA Costa Huixtla Brisas del Huayate $200, 000.00
de cocodrilo
CHIS-INEVS-03 Conservación y Manejo Las Cañadas Ocosingo/ Reforma Agraria $160, 000.00
de hábitat en el ejido MuyAlta
Reforma Agraria
CHIS-INEVS-08 Conservación y Manejo Las Cañadas Ocosingo/ El Jardín $100, 000.00
de hábitat en el ejido El MuyAlta
Jardín
NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

CHIS-INEVS-04 Conservación y Manejo Las Cañadas Ocosingo/ Pico de Oro $160, 000.00
de hábitat en el ejido MuyAlta
Zamora Pico de Oro.
Subtotal $1, 383, 278.05
Chihuahua CHIH-MAVS-01 Construcción y rehabili- La Tarahumara Ocampo/Alta Ejido Bassaseachic y $174, 226.04
tación de senderos eco- Ejido Memeliche
lógicos de 6 km para la
realización de actividades
ecoturísticas en 100 has
CHIH-MAVS-02 Restauración de áreas ri- La Tarahumara Bocoyna/Alta San Ignacio Arareco $79, 126.04
bereñas
Subtotal $253, 352.08
A NEXOS

179
180
Coahuila COAH-MAVS-03 Mejoramiento de hábitat Semidesierto General El Tejocote, La
mediante la construcción Cepeda/Media Casita, San José de
de obras de captación de la Paila, Sierra de la
agua Paila
Subtotal $99, 226.04
Durango DGO-MAVS-01 Mejoramiento de hábitat Semidesierto San Juan de Noria de Rusias
para establecer una Uni- Guadalupe
dad de Producción de Vi-
da Silvestre
I NSTITUTO N ACIONAL

Subtotal $142, 316.04


DE

Guerrero GRO-MAVS-01 Programa de protección Costa Chica Copala/Alta Playa Ventura $207, 226.04
y conservación de la Costa Grande Coyuca de Sta.Cruz de Mitla
tortuga marina, cons- Benítez/Media
E COLOGÍA

trucción de cabañas de
monitoreo y corrales de
protección
GRO-MAVS-03 Construcción de un cen- Costa Grande Tecpan de Bajitos de la Laguna $32, 251.71
tro reproductor de vena- Galeana/Alta
do cola blanca en la co-
munidad de Bajitos de la
Laguna, Municipio de
Tecpan de Galeana.
Subtotal $207, 226.04 $32, 251.71
Michoacan MICH-MAVS-03 Programa de conserva- Costa Aquila/Muy Alta La Placita, Ixtapilla,
L OGROS

ción y protección de tor- Faro de Bucerias,


tuga marina Maruata, Paso de
Noria, Cachan de E.,
Y RETOS

La Ticla, El Tuano,
Pescadores de la
Manzanilla y
Calabazas.
1995-2000

Subtotal $280, 126.04


Nuevo León NL-MAVS-03 Restauración y conserva- Sur-Poniente Aramberri/Alta Agua Delgada y $253, 739.44
ción de hábitat y diversi- Potrero de Zamora
ficación productiva del
E STRATEGIA

sector rural
Subtotal $253, 739.44
Oaxaca OAX-MAVS-02 Programa de Diversifica- Istmo Santa María La Cofradía $169, 714.29
ción Productiva en el Chimalapa/Muy
Sector Rural Alta
OAX-MAVS-06 Programa de Diversifica- Mazateca – San Juan Bautista San Juan Bautista $168, 940.05
ción Productiva en el Papaloapan Atatlahuca/Alta Atatlahuca
Sector Rural
OAX-MAVS-07 Programa de Diversifica- Costa Chatina Santa María Barra de Navidad $129, 226.04
ción Productiva en el Colotepec/Alta
Sector Rural
NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

OAX-MAVS-08 Programa de Diversifica- Costa Chatina Santa María Ventanilla $129, 226.04
ción Productiva en el Tonameca/Muy
Sector Rural Alta
OAX-MAVS-12 Programa de Diversifica- Mixteca San Martín San Martín $168, 940.05
ción Productiva en el Huamelulpam/ Huamelulpam
Sector Rural Alta
OAX-INEVS-02 Conservación y Manejo Mazateca – San Juan Asunción La Coba $139, 226.04
de Hábitat Papaloapan Lalana/Muy Alta
Subtotal $735, 558.22 $169, 714.29
A NEXOS

181
182
Puebla PUE-MAVS-01 Mejoramiento del hábitat Mixteca Chiautla/Media Santa Ana Tecolapa $52, 395.75
mediante el incremento
de la disponibilidad de
fuentes de agua para la
fauna silvestre
PUE-MAVS-05 Establecimiento y Reha- Mixteca San Jerónimo Ejido San Jerónimo $85, 792.00
bilitación de Unidades de Xayacatlán/Alta
Manejo Ambiental para la
fauna silvestre
I NSTITUTO N ACIONAL

Subtotal $138, 187.75


DE

Querétaro QRO-MAVS-01 Construcción de bordos Sierra Gorda Pinal de Amoles / La Tinaja, San José $43, 484.20
para la obtención de agua Muy Alta; Arroyo de las Flores,
para la fauna silvestre Seco / Alta; Soledad de
Jalpan de Serra / Guadalupe, Valle de
E COLOGÍA

Alta; Landa de Guadalupe


Matamoros /
Muy Alta.
Subtotal $43, 484.20
San Luis SLP-MAVS-10 Construcción de un bor- San Luis Zaragoza/Alta Cerro Gordo $140, 000.00
Potosí do de captación de agua
para aves acuáticas y
fauna silvestre
SLP-MAVS-11 Construcción de infraes- Altiplano Cedral/Media Ejido Hidalgo $119, 613.02
tructura (invernadero y
cercado de sitios con
L OGROS

planta madre para el es-


tablecimiento de una
UMA de cactáceas)
Y RETOS

SLP-MAVS-03 Construcción de infraes- Altiplano Catorce/Alta San José de los


tructura (torre de moni- Quintos
toreo y abrevaderos para
el establecimiento de
1995-2000

UMA de venado cola


blanca nativo de la región
SLP-MAVS-07 Infraestructura de acceso Altiplano Venado/Alta Guanamé $141, 026.04
y casetas para monitoreo
y vigilancia de especies
de vida silvestre, así co-
mo para el control de in-
cendios forestales dentro
de una UMA
E STRATEGIA

SLP-MAVS-08 Construcción de inverna- Altiplano Guadalcazar/Muy Los Nuñez $119, 613.02


dero de cactáceas Alta
Subtotal $459, 865.10 $259, 613.02
Veracruz VER-INEVS-01 Conservación y manejo Valle de Uxpanapa/Alta Mizantla II $116, 802.56
de hábitat. Uxpanapa
VER-INEVS-02 Conservación y manejo Valle de Uxpanapa/Alta Ejido Paso del $120, 237.94
de hábitat. Uxpanapa Moral
VER-INEVS-03 Conservación y manejo Valle de Uxpanapa/Alta Ejido Las Margaritas $85, 884.24
de hábitat. Uxpanapa
VER-INEVS-04 Conservación y manejo Valle de Uxpanapa/Alta Ejido Niños Héroes $133, 979.42
de hábitat. Uxpanapa
NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

VER-INEVS-05 Conservación y manejo Valle de Uxpanapa/Alta Ejido Río Azul $31, 911.74
de hábitat. Uxpanapa
VER-INEVS-06 Conservación y manejo Valle de Uxpanapa/Alta Ejido Úrsulo Galván $70, 725.84
de hábitat. Uxpanapa
VER-MAVS-01 Conservación y manejo Sierra de Pajapan/Muy Alta El Mangal $80, 000.00
de vida silvestre Soteapan
VER-MAVS-02 Conservación y manejo Sierra de Pajapan/Muy Alta El Pescador $79, 126.16
de vida silvestre Soteapan
VER-MAVS-04 Conservación y manejo Sierra de Soteapan/ Muy Sierra de Santa $80, 000.00
de vida silvestre Soteapan Alta Martha
VER-MAVS-05 Conservación y manejo Sierra de Tatahuicapan/Alta Venustiano Carranza $80, 000.00
de vida silvestre Soteapan
A NEXOS

VER-MAVS-06 Conservación y manejo Sierra de Soteapan/ Muy San Fernando $80, 000.00
de vida silvestre Soteapan Alta Soteapan
Subtotal $638, 667.90 $320, 000.00
183
184
Zacatecas ZAC-MAVS-01 Programa nacional de Semidesierto Mazapil/Alta y Ejido Mazapil y $98, 000.00
conservación y protec- Melchor Melchor Ocampo
ción del águila real Ocampo/Alta
(Aquila chrysaetos)
ZAC-MAVS-05 Conservación y manejo Semidesierto Mazapil/Alta San José de $160, 000.00
de hábitat Carbonerillas, Santa
Rosa, San José de
I NSTITUTO N ACIONAL

Cuitlahuac, La
DE

Mojonera, San
Antonio del
Portezuelo, Sabana
Grande.
E COLOGÍA

Subtotal $258, 000.00


Total $3, 366, 928.98 $2, 604, 529.02
L OGROS
Y RETOS
1995-2000
Convenios de colaboración firmados en la presente administración
Año de fir- Contraparte Temática Duración
E STRATEGIA

ma
1995 Secretaría de Turismo (SECTUR) En materia de turismo cinegético. Dos años
1995 Asociación de Zoológicos, Criaderos y Acuarios de Investigación, protección, conservación y educación ambiental. Un año
la República Mexicana, A.C. (ASCASRM)
1995 Gobierno del Estado de Nuevo León Coordinación y ratificación del consejo consultivo estatal. Indefinida
1995 Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) Desarrollo sustentable, ecología y aprovechamiento sustentable. Cinco años
1995 Federación de Asociaciones de Organizadores Cine- Distribución de los Registros de Identificación Cinegética (RIC) y Dos años
géticos de México, A.C. (FAOCIMEX) permisos de caza deportiva.
1995 Gobierno del Estado de Coahuila Fortalecimiento de bases, mecanismo y acciones para el cuidado Indefinida
del ambiente y el desarrollo sustentable.
NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

1996 Gobierno del Estado de Texas, EUA Manejo, protección, conservación y aprovechamiento sustentable Indefinida
de la diversidad biológica, y de los ecosistemas de interés mutuo.
1996 Servicio de Vida Silvestre de la Agencia de Protec- Establecimiento del Comité Trilateral Canadá-México-EUA Cinco años
ción al Ambiente de Canadá (CWS) y Servicios de
Pesca y Vida Silvestre de EUA (FWS)
1996 Centro Cinegético Integrado, S.C. Conservación, desarrollo y aprovechamiento sustentable. Cuatro años
1996 Centro Cinegético Integrado, S.C. Distribución de los Registros de Identificación Cinegética (RIC) y Dos años
permisos de caza deportiva.
1996 AVID México, S.A. De C.V. Investigación, protección, conservación, educación ambiental y Un año
desarrollo a base de implantes electrónicos (microchips).
1996 Asociación Nacional de Ganaderos Diversificados Impresión y edición de las estampillas oficiales para permisos de Un año
Criadores de Fauna (ANGADI) caza y litografías de colección.
1996 Universidad de Guadalajara; Municipio de Tomatlán, Conservación, manejo, investigación científica, educación am- Indefinida
A NEXOS

Jal. biental, protección, vigilancia, desarrollo y participación comuni-


taria de la zona de reserva y sitio de refugio para la tortuga mari-
na en Playón de Mismaloya y Chalacatepec.
185
186
1996 Asociación Fronteriza de Organizadores de Expedi- Distribución de los Registros de Identificación Cinegética (RIC) y Dos años
ciones Cinegéticas, A.C. permisos de caza deportiva el tipo I al IV individuales.
1996 Movimiento Alterno de Recuperación de Ecosiste- Administración de la UDERER El Fénix. Indefinida
mas Afectados, A.C. (MAREA)
1996 Universidad Autónoma de Campeche Administración de la UEMBI Hampolol. Indefinida
I NSTITUTO N ACIONAL

1996 Federación Mexicana de Tiro (FEMETI) Distribución de los Registros de Identificación Cinegética (RIC) y Dos años
permisos de caza deportiva.
DE

1996 Estado de Querétaro Descentralización de facultades, funciones, recursos, programas Indefinida


y servicios.
1996 Estado de Morelos Ejecución y operación de obras y la prestación de servicios públi- Hasta la conclusión
E COLOGÍA

cos. de su objetivo
1997 Unidos para la Conservación, A.C. Investigación, protección, conservación, desarrollo y fomento del Indefinida
aprovechamiento sustentable.
1997 Sociedad para el Estudio y Conservación de los Co- Investigación, protección, conservación, educación ambiental y Un año
codrilos de México, A.C. (SECOCOM) desarrollo sustentable en especies de cocodrilos.
1997 Municipio de Jaumave, Tamaulipas y la Asociación Reglamento Municipal para la protección de sitios con Cactáceas. Indefinida
Cactológica Tamaulipeca, A.C.
1997 Ducks Unlimited de México, A.C. (DUMAC) Edición e impresión de estampillas para permisos de caza. Un año
1997 Municipio de Palmillas, Tamaulipas y la Asociación Reglamento Municipal para la protección de sitios con Cactáceas. Indefinida
L OGROS

Cactológica Tamaulipeca, A.C


1997 Municipio de Tula, Tamaulipas y la Asociación Reglamento Municipal para la protección de sitios con Cactáceas. Indefinida
Cactológica Tamaulipeca, A.C
Y RETOS

1997 Asociación Nacional de Ganaderos Diversificados Edición e impresión de estampillas para permisos de caza. Un año
Criadores de Fauna (ANGADI)
1997 Federación de Asociaciones y Organizadores Cine- Edición e impresión de estampillas para permisos de caza. Un año
1995-2000

géticos de México, A.C., (FAOCIMEX)


1997 Municipio de Miquihuana, Tamaulipas y la Asocia- Protección de sitios con Cactáceas. Indefinida
ción Cactológica Tamaulipeca, A.C.
1997 Departamento del Interior de los Estados Unidos de Esfuerzos en torno a las Áreas Naturales Protegidas de la frontera Indefinida
E STRATEGIA

América (DOI) con los EUA.


1997 Gobierno del Estado Libre y Soberano de Baja Cali- Constitución del comité consultivo técnico para el estado. Indefinida
fornia Sur
1997 Instituto de Ecología, A.C. (IDEAC) Asesoría técnica y científica al INE en torno a la CITES. Indefinida
1997 Laura Patricia Martínez Distribución de los Registros de Identificación Cinegética (RIC) y Un año
permisos de caza deportva.
1997 Asociación Nacional de Ganaderos Diversificados Distribución de los Registros de Identificación Cinegética (RIC) y Un año
Criadores de Fauna (ANGADI) permisos de caza.
1997 Federación de Asociaciones y Organizadores Cine- Distribución de los Registros de Identificación Cinegética (RIC) y Un año
géticos de México, A.C., (FAOCIMEX) permisos de caza.
1997 Universidad Autónoma de Chihuahua (UACH) Administración de la UEMBI San José Babícora. Indefinida
NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

1997 Consejo Nacional de Comercio Exterior Bajío, A.C. Tramitación, recepción, evaluación, dictaminación y otorgamiento Indefinida
(CONACEX) de autorizaciones para la importación, exportación y reexporta-
ción.
1997 Municipio de Bustamante, Tamaulipas y la Asocia- Protección de sitios con Cactáceas. Indefinida
ción Cactológica Tamaulipeca, A.C.
1997 Asociación Nacional de Distribuidores de Cartuchos Distribución de Registros de Identificación Cinegética (RIC) y Un año
y Armas Deportivas, A.C. permisos de caza deportiva.
1997 Instituto Nacional Indigenista (INI) Promoción de programas y proyectos en regiones indígenas para Indefinida
el uso y aprovechamiento sustentable.
1997 PEMEX Exploración y Producción Colaboración para prestar ayuda mutua en materia de Impacto Un año
Ambiental.
1997 Gobierno del Estado Libre y Soberano de Baja Cali- Comité consultivo técnico para el estado. Indefinida
A NEXOS

fornia
187
188
1998 Federación de Asociaciones y Organizadores Cine- Distribución de los Registros de Identificación Cinegética (RIC) y Un año
géticos de México, A.C., (FAOCIMEX) permisos de caza deportiva.
1998 Asociación Nacional de Distribuidores de Cartuchos Distribución de los Registros de Identificación Cinegética (RIC) y Un año
y Armas Deportivas, A.C. permisos de caza.
1998 Promotora X’CARET S.A.de C.V. Investigación, conservación, desarrollo y fomento. Indefinida
1998 Yumil C'eh, A.C. Difusión, investigación, conservación, desarrollo y fomento. Indefinida
I NSTITUTO N ACIONAL

1998 Comisión Nacional de Electricidad (CFE) Colaboración y apoyo técnico en materia de protección ambiental. Al 30 de noviembre
DE

del 2000
1998 Fundación Ecológica Selva Negra, A.C. Protección, conservación, investigación, educación ambiental, Indefinida
participación comunitaria y vigilancia en los campamentos tortu-
gueros "Playón de Mismaloya" y "Chalacatepec".
E COLOGÍA

1998 Universidad Autónoma de Chihuahua (UACH) Capacitación en el establecimiento y operación del SUMA. Indefinida
1998 Asociación Nacional de Distribudores de Cartuchos Disrtibución de Registros de Identifcación Cinegética (RIC) y Un año
y Armas Deportivas, A.C. permisos de caza deportiva.
1998 Universidad Autónoma de Campeche Protección, conservación, investigación, educación ambiental, Indefinida
participación comunitaria y vigilancia en el campamento tortugue-
ro de Chenkan.
1998 Patronato Vida Silvestre, A.C. Protección y conservación de la tortuga marina en el centro El Dos años
Chupadero, Tecoman, Col.
1998 Confederación Nacional Ganadera (CNG) y Asocia- Conservación, manejo y aprovechamiento sustentable, y distribu- Un año
L OGROS

ción Nacional de Ganaderos Diversificados y Criado- ción de Registros de Identificación Cinegética (RIC) y permisos
res de Fauna (ANGADI) de caza.
1998 Federación de Asociaciones y Guía Cinegéticos de Distribución de Registros de Identificación Cinegética (RIC), per- Un año
Y RETOS

México, A.C., (FAOCIMEX) misos de caza.


1998 Comisión Nacional para el Conocimiento y Uso de Prospección biotecnológica. Indefinida
la Biodiversidad (CONABIO), Instituto de Biotecno-
logía (IB-UNAM)
1995-2000
1998 Sociedad Ecológica de la Región de los Lagos del Protección, conservación, aprovechamiento sustentable, investi- Indefinida
Valle de México, A.C. gación, educación ambiental, participación comunitaria y difusión
en Zooselva Valle de México y Zooselva Guerrero.
E STRATEGIA

1998 Gobierno del Estado Libre y Soberano de SonoraConsejo consultivo técnico para el estado. Indefinida
1998 SAGAR, SEDESOL, Salud, Comisión Nacional de la Fortalecimiento de la actividad productiva de traspatio. Indefinida
Mujer, DIF, SEP, Procuraduría Agraria e Instituto
Nacional Indigenista
1998 Chalchicueye, A.C. Protección y conservación de Tortugas Marinas dentro del Cam- Dos años
pamento "Barra de Tecolutla".
1998 Asociación Nacional de Ganaderos Diversificados y Capacitación y difusión para la conservación, manejo y aprove- Un año
Criadores de Fauna (ANGADI) chamiento sustentable, distribución de Registros de Identificación
Cinegética (RIC) y permisos de caza.
1999 Gobierno de Texas, Texas Park and Wildlife Depar- Intercambio de stocks de animales de especies de interés mutuo Cuatro años
tement y CEMEX Santa María Cooperativa
NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

1999 Asociación Ecológica Ambiental Boca del Custodio, Para llevar a cabo un programa específico de protección y con- Dos años
A.C. y Asociación Paraíso las Fuentes de las Tortu- servación de tortugas marinas dentro del Campamento Platani-
gas Marinas, A.C. tos, San Blas, Nay.
1999 Wetlands Internacional Protección de los humedales del pacífico mexicano. Dos años
1999 Asociación Ecológica Ambiental Boca del Custudio, Protección y conservación de Tortugas Marinas dentro del Cam- Dos años
A.C. y Asociación Paraiso las Fuentes de las Tortu- pamento Turtuguero "Playa Platanitos".
gas, A.C.
1999 SEDESOL, SECOFI, SCT, SSA, SAGAR, SEP y SRA Fomentar el desarrollo sustentable en regiones de atención inme- Al 30 de noviembre
diata y prioritarias. del 2000
1999 Universidad Autónoma de México, Programa Uni- Colaboración para la conservación de la biodiversidad. Cuatro años
versitario de Conservación de la Biodiversidad
(PRUCOBI).
1999 Asociación Nacional de Distribuidores de Cartuchos Disrtibución de Registros de Identificación Cinegética (RIC) y Un año
A NEXOS

y Armas Deportivas, A.C. permisos de caza deportiva.


189
190
1999 Asociación Nacional de Distribuidores de Cartuchos Distribución de Registros de Identificación Cinegética (RIC) y Un año
y Armas Deportivas, A.C. permisos de caza deportiva.
1999 Asociación Ecológica la Palma, A.C. Protección y conservación del Cocodrilo de Río, dentro del Centro Dos años
Integral "La Palma", San Blas, Nayarit.
1999 Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM) Fomento, difusión y capacitación en materia de conservación, Cuatro años
manejo y aprovechamiento sustentable.
I NSTITUTO N ACIONAL

1999 Asociación Mexicana de Productores de Avestruz, Capacitación y difusión para la conservación, manejo y aprove- Un año
A.C. (AMPA) chamiento sustentable.
DE

1999 PUCK-XIC-KAN Investigación, capacitación, promoción, difusión y aplicación de Indefinida


acciones para la preservación, conservación, manejo y aprove-
chamiento sustentable.
E COLOGÍA

1999 Centro de Investigación Científica y de Educación Protección, conservación, manejo y aprovechamiento sustenta- Indefinida
Superior de Ensenada (CICESE) ble.
1999 Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Conservación, manejo y aprovechamiento sustentable. Indefinida
Tamaulipas
1999 Asociación Nacional de Distribuidores de Cartuchos Distribución de Registros de Identificación Cinegética (RIC). Un año
y Armas Deportivas, A.C.
1999 Asociación Fronteriza de Organizadores de Expedi- Distribución de Registros de Identificación Cinegética (RIC) y Un año
ciones Cinegéticas, A.C. (AFODEC) permisos de caza deportiva.
L OGROS
Y RETOS
1995-2000
Actividades de capacitación
E STRATEGIA

Nombre de la actividad Número de Número de


actividades participantes
Acreditación para prestadores de servicios técnicos forestales 2 55
Actualización de Procesos Administrativos 6 324
Análisis y diseño de programas de educación ambiental 1 15
Anillamiento para vendedores y capturadores de la Unión Nacional de Pajareros 10 170
Aprovechamiento y monitoreo de vida silvestre en el trópico mexicano 1 36
Básico de archivo y correspondencia 1 3
Básico de capacitación sobre la conservación, manejo y aprovechamiento sustentable de los cocodrilos en 4 130
NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

México
Biología de la conservación 3 32
Calidad en el servicio (para personal de la DGVS-PROMAP) 1 10
Capacitación en manejo de aves de presa (Colegio del airea-Fuerza Aérea Mexicana) 4 10
Capacitación para manejo y embalaje de tarántulas (Brachypelma vagans ) 1 51
Capacitación para prestadores de servicios de observación de ballenas con fines recreativos 3 270
Capacitación sobre la aplicación de la CITES en México 4 150
Capacitación sobre vigilancia participativa 3 105
Capacitación y actualización en la identificación de aves silvestres y normatividad cinegética 1 30
Cetrería aplicada a la conservación 1 20
CITES-Aduanas 1996 1 100
A NEXOS

Comunicación y medio ambiente 1 1


Conferencia Magistral de los PREP 1 300
191
192
Creación de páginas dinámicas con PHP3 básico (para personal de la DGVS) 2 8
Cuarta reunión regional del grupo de especialistas en cocodrilos de América Latina y el Caribe 1 180
Cuarta semana académica de biología 1 80
Cuarto ciclo internacional de conferencias sobre alimentación de fauna silvestre 1 80
Cuarto congreso nacional de mastozoología 1 10
I NSTITUTO N ACIONAL

Cultivo de orquídeas y producción de grana cochinilla del nopal 2 60


DE

Curso-Taller de Ganadería Diversificada (ANGADI) 2 110


Curso-Taller de ordenamiento ecológico e impacto ambiental 1 25
Curso-Taller de vigilancia participativa 1 40
E COLOGÍA

Curso-Taller para el aprovechamiento y monitoreo de aves acuáticas 1 25


Curso-Taller para el aprovechamiento y monitoreo de fauna silvestre en el trópico mexicano 1 40
Curso-Taller para el aprovechamiento y monitoreo de psittácidos 1 34
Curso-Taller para el aprovechamiento y monitoreo de venado cola blanca ( Odocoileus virginianus ) 1 25
Curso-Taller para el manejo y aprovechamiento de aves canoras y de ornato 1 30
Curso-Taller sobre diagnóstico comunitario sobre vida silvestre 7 1984
Curso-Taller sobre manejo y aprovechamiento de guajolote silvestre ( Meleagris gallopavo ) 1 30
Curso-Taller sobre manejo y aprovechamiento de venado bura ( Odocoileus hemionus ) 2 59
L OGROS

De actualización para el procedimiento de gestión y control interno de correspondencia (secretarias del INE) 1 27
De capacitación a productores afiliados a ANGADI 4 93
Y RETOS

Del grupo de trabajo de pastizales del desierto chihuahuense 1 25


Del sector forestal, elaboración y evaluación de planes de manejo forestal 1 1
1995-2000
Delphi básico (para personal de la DGVS) 2 4
Desarrollo sustentable 1 1
Diagnóstico comunitario sobre vida silvestre 2 48
E STRATEGIA

Disciplina y metodología de desarrollo de sistemas INE básico (para personal de la DGVS) 1 1


Ecología y manejo de los recursos forestales 3 4
Ecoturismo 1 1
El medio ambiente en las relaciones internacionales 1 3
El uso de las normas prácticas en la evaluación de las Manifestaciones de Impacto Ambiental 1 40
En desarrollo rural 1 2
En desarrollo sustentable 1 2
En ecología, desarrollo sustentable y gestión ambiental 2 6
En educación ambiental 1 40
NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

En impacto ambiental 1 2
En percepción remota y SIG aplicados al manejo y ordenamiento de los recursos naturales 1 2
En política y gestión ambiental (para personal de INE-CIIEMAD) 1 35
Estado de la caoba en mesoamérica y reunión técnica caoba y CITES en mesoamérica 1 60
Formación de promotores campesinos para el medio ambiente 1 50
Foro de actualización y análisis de oferta institucional 1 23
Foro de consulta para la elaboración del calendario cinegético y de aves canoras y de ornato 4 275
Foro nacional de Unidades para la Conservación, Manejo y Aprovechamiento Sustentable de la Vida Silvestre 1 300
Geología ambiental, confinamiento de residuos y contaminación del suelo y subsuelo 1 1
A NEXOS

193
194
Gestión ambiental y desarrollo sustentable 1 2
Identificación de fauna silvestre más comercial 1 90
Incentivos, estímulos y financiamiento para el programa de desarrollo forestal 1 10
Inducción a la SEMARNAP (para personal de la DGVS-PROMAP) 1 152
Inducción al PROMAP (para personal de la DGVS-PROMAP) 1 152
I NSTITUTO N ACIONAL

Inducción para prestadores de servicios técnicos forestales 1 26


DE

Instrumentos de política ambiental y recursos naturales 1 1


Instrumentos de política para la gestión ambiental 1 30
Intermedio de capacitación para el proyecto de conservación, manejo y aprovechamiento sustentable de los 1 35
E COLOGÍA

cocodrilos en México
Introducción a la calidad (para personal de la DGVS-PROMAP) 1 151
Introducción a la informática único (para personal de la DGVS) 2 65
Introducción a los SIG básico (para personal de la DGVS) 1 1
Introducción a Oracle con SQL especializado (para personal de la DGVS) 1 4
Introductorio de Excel para personal de la DGVS 1 40
Introductorio de MS-DOS para personal de la DGVS 1 45
Introductorio de Windows para personal de la DGVS 1 50
L OGROS

Introductorio de Word 6.0 para personal de la DGVS 1 40


Jornadas para la convención internacional de la lucha contra la desertificación y simposium sobre recursos 1 10
forestales no maderables
Y RETOS

La gestión ambiental municipal en el tránsito hacia el desarrollo sustentable 1 10


1995-2000
Manejo Ambiental 1 100
Manejo de cocodrilos en situaciones de emergencias 1 10
Manejo de fauna silvestre (venado cola blanca) en cautiverio 1 100
E STRATEGIA

Manejo de poblaciones de cocodrilos en cautiverio y vida libre 2 110


Manejo de Vida Silvestre Fase 1 1 24
Manejo y conservación de la fauna silvestre 1 10
Manejo, conservación y aprovechamiento sustentable del pecarí de collar (Pecari tajacu ) en UMA intensivas 1 30
Master en gestión, conservación y control de especies sometidas a comercio internacional 1 40
Medicina y Manejo de Vida Silvestre 1 10
Microsoft excel 97 básico (para personal de la DGVS) 1 9
Microsoft power point 97 básico (para personal de la DGVS) 1 4
Microsoft windows 95 avanzado (para personal de la DGVS) 1 2
NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

Microsoft windows 95 básico (para personal de la DGVS) 2 34


Microsoft word 97 básico (para personal de la DGVS) 2 21
Nacional para el cultivo de especies alternativas para el desarrollo de la acuacultura 1 90
Normatividad en materia de colecta científica 1 50
Ordenamiento ecológico costero 1 25
Para el cultivo de especies alternativas para el desarrollo de la agricultura 1 2
Para el cultivo de hongos comestibles 1 30
Para la conservación de pinnípedos en México 1 10
Para la identificación de especies de fauna silvestre más comercializadas 1 75
A NEXOS

195
196
Participación comunitaria sobre el Programa de Vida Silvestre 1 60
Participación comunitaria sobre manejo de vida silvestre 1 20
Pimer taller nacional sobre conservación, manejo y aprovechamiento sustentable de iguanas en cautiverio 1 80
Plática sobre desarrollo sustentable 1 10
Práctico de capacitación de técnicas de muestreo de vida silvestre en zona prioritaria de la selva alta perennifolia 1 10
de Uxpanapan, Veracruz
I NSTITUTO N ACIONAL

Práctico en delitos ambientales 1 30


DE

Primer congreso nacional de ornitología 1 80


Primer curso de capacitación para la identificación de especies amenazadas de flora y fauna silvestre 1 60
E COLOGÍA

Primer curso de cultivo de hongos comestibles 2 90


Primer curso de manejo, conservación y aprovechamiento sustentable del venado cola blanca (Odocoileus 1 30
virginianus ) en UMA intensivas
Primer encuentro de Unidades para la Conservación, Manejo y Aprovechamiebnto Sustentable de la Vida 1 170
Silvestre, modalidad zoológicos
Primer foro nacional de criadores de avestruz 1 300
Primer taller de manejo de fauna silvestre 1 40
Primer taller de participación comunitaria para el disgnóstico de flora y fauna silvestres 1 30
Primera reunión estatal de fauna silvestre 1 50
L OGROS

Primera reunión nacional de criaderos 1 300


Primera reunión para la integración de un plan estratégico de aves de pastizal en la región del desierto 1 10
chihuahuense
Y RETOS

Primera reunión regional de criaderos, región del Golfo 1 70


1995-2000
Primera reunión regional de criaderos, región sur 1 60
Problemática rural en México, balance y perspectivas 1 1
Producción de plantas en vivero 1 1
E STRATEGIA

Programa de actualización académica (para personal del INE) 1 300


Programa de capacitación masiva sobre gestión ambiental y ecología (para personal del INE) 1 300
Pueblos indios, biodiversidad y política ambiental 1 20
Recorridos en parcelas de investigación de hongo blanco del ocote y plática sobre manejo de matzutake 1 10
Reptil skin trade seminar 1 120
Restauración ecológica 1 2
Retos para el manejo sustentable de productos forestales no maderables en el sureste mexicano 1 35
Reunión de promoción de Unidades intensivas y extensivas 1 50
Reunión de trabajo sobre aprovechamiento de hongos silvestres en áreas naturales protegidas 1 10
NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

Reunión regional de criaderos de fauna silvestre, región occidente 1 100


Reunión regional de criaderos intensivos, región Pacífico 1 120
Reunión trinacional sobre la aplicación de la CITES 1 27
S.I.O.R.E. Intermedio (para personal de la DGVS) 1 1
Segunda reunión regional de criaderos, región occidente 1 65
Segunda reunión regional de Unidades para la Conservación, Manejo y Aprovechamiento Sustentable de la Vida 1 74
Silvestre, región Pacífico
Segunda semana de la fauna silvestre 1 40
Segundo congreso internacional sobre manejo y conservación de aves y mamíferos cinegéticos del mundo 1 60
A NEXOS

197
198
Segundo congreso jurídico nacional, Los recursos naturales, aprovechamiento y marco jurídico 1 10
Segundo congreso nacional de acuariofilia 1 150
Segundo congreso nacional de ornitología 1 150
Segundo curso de manejo, conservación y aprovechamiento sustentable del venado cola blanca (Odocoileus 1 30
virginianus) en UMA intensivas
Segundo encuentro de Unidades para la Conservación, Manejo y Aprovechamiento Sustentable de la Vida 1 150
I NSTITUTO N ACIONAL

Silvestre, modalidad zoológicos


DE

Segundo seminario nacional de hongos comestibles 1 80


Segundo taller sobre manejo, conservación y aprovechamiento sustentable de iguanas en cautiverio 1 85
Simposium norteamericano de la piel trinacional (E.U.A. Canadá-México) 1 36
E COLOGÍA

Sistema de registro automatizado 1 2


Sobre alternativas de aprovechamiento que representa la vida silvestre 2 100
Sobre aspectos biológicos y turísticos de la ballena jorobada en Bahía de Banderas Nayarit-Jalisco. 1 98
Sobre captura, alimentación, rehabilitación y liberación de fauna silvestre 1 30
Sobre la producción de grana cochinilla del nopal 1 50
Sobre Manejo de Fauna Silvestre Tropical 1 1
Sobre manejo de venado cola blanca 1 40
Sobre polinización artificial de zamias (Zamia furfuracea ) 1 30
L OGROS

Sobre temas aplicados al manejo integral de la vida silvestre 1 10


Teórico práctico en desarrollo sostenible 1 1
Y RETOS

Teórico práctico para el conocimiento biológico y manejo de cocodrilos en el estado de Tabasco 1 60


Teórico práctico para la captura de venado cola blanca ( Odocoileus virginianus ) y pecarí de collar (Tayasu tajacu ) 1 40
1995-2000
Teórico práctico sobre preparación taxidermica de aves y mamíferos 1 20
Tercer taller nacional sobre manejo, conservación y aprovechamiento de iguanas en cautiverio 1 150
Third wetlands conservation and management, training curse in México 1 36
E STRATEGIA

V congreso nacional de ornitología 1 50


V curso internacional sobre técnicas aplicadas al manejo y conservación de fauna silvestre 1 20
V simposium sobre venados de México 1 170
VI curso taller internacional sobre técnicas aplicadas a la conservación y manejo de fauna silvestre 1 20
VII simposium internacional de fauna silvestre, en la 10ª conferencia de estados fronterizos sobre recreación, 1 10
parques y vida silvestre
XII congreso de a Asociación de Zoológicos, Criaderos y Acuarios de la República Mexicana (AZCARM) 1 120
XIII simposium sobre fauna silvestre "Gral. M.V.Z. Manuel Cabrera Valtierra" 1 200
XVI curso de Áreas Naturales Protegidas 1 25
NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

TOTAL 227 12,188


A NEXOS

199
200
Directorio de productores
Organismo Domicilio Teléfono Fax
UNORCA Juan de Dios Arias # 48, Col. Vista Alegre, México, D.F. 57-04-65 57-41-50-65
(Unión Nacional de Organizaciones
Regionales Campesinas Autónomas)
I NSTITUTO N ACIONAL

CAP Linares #74, Col. Roma Sur, México, D.F. 55-74-17-55,


DE

(Congreso Agrario Permanente) 52-64-88-34 y


52-64-88-94
ALCANO Victoria #711, Planta Alta, Col. Centro, C.P. 85000, (01-641) 7-83-90 (01-647)2-07-17
(Alianza Campesina del Noroeste) Cd. Obregón, Sonora.
E COLOGÍA

CCC (Central Campesina Cardenista) Misantla # 11, Col. Roma Sur, México, D.F. 52-64-10-30 y
52-64-70-32
CNC (Confederación Nacional Mariano Azuela # 121, Col. Sta. María la Rivera, México, D.F. 55-41-19-11, 55-47-63-22
Campesina) 55-41-43-20 y
55-47-36-89
CODUC Edisón #88, Col. Revolución, México, D.F. 55-91-05-60 y
(Coalición de Organizaciones 55-92-25-71
Democráticas Urbanas Campesinas)
UGOCP (G.S.C.) (Unión General Obrera Augusto Rodin # 52 1er. Piso, Col. Nápoles, México, D.F. 55-36-72-59,
Campesina y Popular Grupo Santa Cruz) 55-36-78-51 y
L OGROS

56-82-92-17
CAM (Confederación Agraria Antonio Solis # 156, Col. Obrera, México, D.F. 55-38-68-05,
Campesina) 55-38-70-46 y
Y RETOS

55-38-74-25
CCI (Central Campesina Independiente) Dr. Enrique González Martínez # 101, Col. Sta. María la Rivera 55-47-61-56, 55-41-25-68 y
Ignacio Huepa, México, D.F. 55-47-81-83 y 57-05-41-84
1995-2000

55-29-40-00
CIOAC (Central Independiente de Anaxágoras # 372, Col. Narvarte, México, D.F. 55-43-22-83,
Obreros Agrícolas y Campesinos) 55-43.94-10 y
56-82-79-53
E STRATEGIA

UGOCM (Unión General de Obreros Emiliano Zapata # 103, Col. Portales, México, D.F. 56-72-92-30, 56-72-97-30
Campesinos de México) 56-74-89-07

UNTA (Unión Nacional de Trabajadores Eligio Ancona # 67, Col. Sta. María la Rivera, México, D.F. 55-47-13-55 y
Agrícolas) 55-47-34-71
ANGADI (Asociación Nacional Ganadera Toluca # 3939, Col. México, C.P. 88280, Nuevo Laredo, (01-87) 15-15-24 y 15- (01-87) 14-93-77
y Criadores de Fauna Diversificados) Tamps. 67-82
NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE
A NEXOS

201
202
Directorio de organizaciones no gubernamentales

Organismo Domicilio Teléfono Fax


Agrupación Sierra Madre Prado Norte #324, Col. Lomas de Chapultepec, 55-20-16-80, 55-20-57-17
C.P. 11000, México, D.F. 55-20-8820,
I NSTITUTO N ACIONAL

55-20-08-58 y
55-20-57-17
DE

Amigos de Sian Ka'an, A.C. Avenida Coba #5, Smz. 4, Plaza América, Locales 48 y 50, (01-98) 84-95-83 (01-98)87-10-80
C.P. 77500, Cancún, Quintana Roo
Asociación de Zoológicos, Criaderos y Paseo del Zoológico # 600, Col. Huentitán El Alto, (01-3) 6-74-41-04 (01-3)
E COLOGÍA

Acuarios de la República Mexicana, A.C. C.P. 44100, Guadalajara, Jal. 6-74-38-48


AZCARM.
Bicenósis, A. C. Calle 15 # 210-B x 26 y 28, Col. García Gineres, (01-99) 20-47-50 y 20- (01-99)20-47-50 y
C.P. 97070, Mérida, Yucatán 47-20 20-47-20

Biospecies América # 130-302, Col. Parque de San Andrés, 55-49-53-30


C.P. 04040, México, D.F.
Chalchicüeye, A.C. Calle Benito Juárez # 425, Col. Los Mares, C.P. 91787, (01-29) 34-42-08 y 34-
Veracruz, Ver. 52-82
CIPAMEX Museo de Historia Natural 55-72-96-89 55-15-68-82
L OGROS

2ª Sección Bosque de Chapultepec, Apartado Postal 22-012, 55-16-99-74


C.P. 14091, México, D.F.
CNG Confederación Nacional Ganadera Mariano Escobedo # 714, Col. Anzures, C.P. 11590, México, 52-54-43-45 y
Y RETOS

D.F. 52-54-29-52
DUMAC Ducks Unlimited de México, Vasconcelos # 209 Oriente, Col. Presidencial San Agustín, 53-35-12-12 y
A.C. C.P. 66260, México, D.F. 53-35-12-72
1995-2000
Fantástico Mundo del Mar Eje Central Lázaro Cárdenas # 2, Torre Latinoamericana, Piso 55-21-74-55 55-10-86-86
38, Col. Centro,
C.P. 06070, México, D.F.
E STRATEGIA

Fondo Mexicano para la Conservación Calle Damas # 49, Col. San José Insurgentes, 56-11-97-79 56-11-97-79
de la Naturaleza, A.C. (FMCN) C.P. 03900, México, D.F.
Fundación Ara Antiguo Camino al Diente # 3333, A.P. 2275, Suc. J. (01-8) 3-17-85-88 (01-8) 3-17-85-02
C.P. 64988, Monterrey, Nuevo León.
Gestión de Ecosistemas, A.C. Av. Insurgentes Sur # 1677 despacho 801, Col. Guadalupe 56-62-81-54
(Investigación en la conservación de Inn, C.P. 01020, México, D.F.
ecosistemas)
Grupo Ecológico Sierra Gorda, A.C. Calle Popular # 122-3, Col. Conservatorio, C.P. 76340, Jalpan (01-429) 6-02-42 y (01-429) 6-02-42 y
(educación ambiental y conservación de de la Sierra, Querétaro. (01-421) 3-84-28 (01-421)3-84-28
la flora y fauna) 6-02-29
Grupo Medios Dr. Vértiz No. 1305, Col. Vértiz Narvarte, C.P. 03650, México, 56-88-76-39 56-88-79-75 y
México, D.F. D.F. 56-88-76-39
NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

Naturalia Comité para la Conservación Eje Central # 409, Desp. 101, Col. Portales, 56-74-66-78 56-74-38-76
de Especies Silvestres, A.C. C.P. 03300, México, D.F. 56-74-38-76

Profauna, Protección de la Fauna Morelos Sur # 371, Zona Centro, C.P. 25000, Saltillo, Coah. (01-84) 10-57-14 (01-84)17-36-64
Mexicana, A.C.
Pronatura, A.C. (Oficinas Nacionales) Calle Aspérgulas #22 (antes Pino #115), Col. San Clemente, 56-35-50-54 56-35-50-54
(que hagan participe a las demás) C.P. 01740, México, D.F.
Red de Organizaciones del Sureste para Calle 49 #543-C por 74 y 74 A, Col. Centro, C.P. 97000, (01-99) 23-29-76
el Desarrollo Sustentable, A.C. Mérida, Yuc.
(Rosdesac)
A NEXOS

203
204
Selva Negra, A.C. Manuel Acuña # 3359-B, Fracc. Monraz, C.P. 044670, (01-3) 6-42-65-11
Guadalajara, Jal.
Servifauna, S.A. de C.V. Cerrada Perpetua # 10-16, Col. San José Insurgentes, C.P. , 55 98 40 13
México, D.F.
Sociedad Audubon de México, A.C. Portales Allende No. 4, Piso 2, Col. Centro, C.P. 37700, San (01-461)3-92-46 y (01- (01-461)3-92-46 y
Miguel de Allende, Gto. 415) 2-29-85 (01-415)2-29-85
I NSTITUTO N ACIONAL

Unidos para la Conservación Prado Norte #324, Col. Lomas de Chapultepec, C.P. 11000, 55-20-45-00
México, D.F.
DE

Filmcore Avenida de las Flores #70 A, Col. Tlacopac San Ángel, C.P. 55-20-45-00 y 56-62-19-25 y 56-62-
01049, México, D. F 56-62-19-25 01-12
Yumbalam, A.C. Av. Rojo Gómez # 12, C.P. Puerto Morelos, Q. Roo (01-987) 1-01-60 (01-987)1-01-60
E COLOGÍA
L OGROS
Y RETOS
1995-2000
Directorio de organismos gubernamentales
E STRATEGIA

Organismo Domicilio Teléfono Fax


CONABIO Comisión Nacional para el Liga Periférico e Insurgentes Sur #4903, Col. Parques del 55-28-91-00
Uso y Conocimiento de la Biodiversidad Pedregal, México, D.F.

Secretaría del Medio Ambiente del D.F. Plaza de la Constitución #1, 3er. Pino Suárez, Centro, C.P. 55-10-36-63 y 55-21-26-68
06068, México, D.F. 55-21-35-28
CORENA Comisión de Recursos A Ruiz Cortines # 3313 1er. Piso, Col. San Jerónimo Lídice, 55-68-88-70 y 56-52-63-67
Naturales C. P.10200, México, D.F. 55-68-82-19
SEDENA Av. Miguel de Cervantes Saavedra No. 596, Col. Irrigación, 56-26-59-11
NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

México, D.F. ext. 5721


SAGAR Secretaría de Agricultura, Insurgentes Sur # 476, 13° Piso, Col. Roma Sur, C.P. 06760, 55-84-00-96 y
Ganadería y Desarrollo Rural México, D.F. 58-19-02-71

SAGAR Subsecretaría de Desarrollo Recreo # 51, Col. Barrio Actipan del Valle, C.P. 03230, 55-34-48-38 y 55-34-63-40
Rural México, D.F. 55-34-63-40
Coordinación General de Extensionismo
y Desarrollo Tecnológico
INI Instituto Nacional Indigenista Av. Revolución # col. Tlacopac

Proders Periférico Sur # 4209 4° Piso, Fracc. Jardines de la Montaña, 56-28-06-70


C.P. 05430, México, D.F.
Forestales Dirección General Forestal Av. Progreso # 5, Edif. Principal, Col. Del Carmen, C.P. 55-54-06-25 y 56-58-35-56
A NEXOS

04100, México, D.F. 55-54-26-90


205
206
Pesca Periférico Sur # 4209, Fracc. Jardines de la Montaña, C.P. 56-28-06-10 al 12
Subsecretaría de Pesca 05430, México, D.F.

Pesca Periférico Sur # 4209 5° Piso, Fracc. Jardines de la Montaña, 56-28-07-63


Administración de Pesquerías C.P. 05430, México, D.F.
Pesca Pitágoras # 1320, Col. Santa Cruz Atoyac, C.P. México, D.F. 56-04-91-69 y
Instituto Nacional de la Pesca (INP) 56-04-40-70
I NSTITUTO N ACIONAL
DE

Pesca Pitágoras # 1320, Col. Santa Cruz Atoyac, C.P. México, D.F. 56-04-48-87

PROFEPA Procuraduría Federal de Periférico Sur # 5000, Col. Insurgentes Cuicuilco, (AZ) 55-28-54-09 y 55-
E COLOGÍA

Protección al Ambiente C.P. 04530, Deleg. Coyoacán, México, D.F. 28-54-17


(VR) 56-65-07-57, 56-
65-07-48 y
56-65-07-66
(RG) 56-66-93-11
SECTUR Presidente Mazaryk No. 172, Piso 11, Col. Polanco, México, 52-50-44-25
D.F.
SER Av. Ricardo Flores Magón Nacional Anexo 2 P.B., Tlatelolco, 57-82-41-44
C.P. 06995, México, D.F. ext.4023
L OGROS
Y RETOS
1995-2000
Directorio de organismos académicos
E STRATEGIA

Organismo Domicilio Teléfono Fax


Asociación Mexicana de Mastozoología 55-24-60-04 y 55-22-
35-15
Asociación Mexicana de Orquideología 55-23-50-67 y 56-82-
55-40
Centro de Investigaciones Biológicas del Km 0.5 a la Telefónica, Terrenos el Conchalito, C.P. 23000, (01-112) 5-36-33 (112) 5-36-25, 5-47-15
Noroeste, S.C. (CIBNOR) La Paz, B.C.S. y 5-46-02
NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

Centro de Investigación Científica y Carretera Tijuana-Ensenada Km 107, Ensenada, B.C. (01-617) 4-50-50, 4-50- (01-617) 5-05-74
Educación Superior de Ensenada 53 y 4-51-54
(CICESE)
Centro de Investigaciones y Tecnología Capitán Caldera # 123, Col. Del Valle, C.P. 78250, San Luis
en Cactus, A.C. Potosí, S.L.P.
Centro Iberoamericano de Investigación La Paz, B.C.S- (01-112) 5-28-59
Ambiental y Desarrollo Tecnológico
(CIIADT)
Centro Regional Durango del Instituto Durango, Dgo. (01-18) 12-14-83 y (01-18) 12-36-32
de Ecología A.C. 12-23-94
CIPAMEX Museo de Historia Natural, 2ª. Sección Bosque de 56-22-57-02 al 06 55-15-68-82
Chapultepec, A.P. 22-012, C.P. 14091, México, D.F.
A NEXOS

Colegio de la Frontera Norte Boulevard Abelardo L. Rodríguez # 2925, C. P. 22320, (01-66) 31-35-55 ext. (01-66) 31-35-55
Tijuana, 1401
B. C.
207
208
Colegio de la Frontera Sur ECOSUR Carretera Antiguo Aeropuerto Km 2.5, C. P. 30700, (01-962) 8-10-77, 1- (01-962) 8-10-15
Tapachula, Chis. 1038, 1-11-04 y 1-12- y 8-13-94
44 ext. 147 y 183
Colegio de Postgraduados de Chapingo, Calle Iturbide # 73, C.P. 78600, Sabinas de Hidalgo, S.L.P. (01-496) 3-00-59
Campus San Luis Potosí
Colegio de Postgraduados en Ciencias Carretera México-Texcoco Km 35.5, Montecillo, C.P. 56230, (595) 1-05-67, 1-01-79 (595) 1-02-75, 1-05-49
Agrícolas C. P. Texcoco, Estado de México y 1-01-40 y 1-04-39
I NSTITUTO N ACIONAL

Instituto de Ecología de Xalapa Km. 25 Carretera a Coatepec, C.P. 91000, Xalapa, Ver. (01-28) 18-60-00, 18-
DE

61-10 y 18-66-09
Instituto de Historia Natural IHN Calzada Cerro Hueco s/n, C. P. 29000, Tuxtla Gutiérrez, Chis. (01-961) 2-37-54 3 y (01-961) 2-99-43 y
2-99-43 2-36-6
E COLOGÍA

Instituto del Medio Ambiente y el Reyes y Aguascalientes s/n, Col. San Benito, C. P. 83190, (01-62) 15-98-81 y (101-62) 14-65-08
Desarrollo Sustuentable del Estado de Hermosillo, Son. 10-70-94
Sonora (IMADES)
Instituto Mexicano de Recursos Dr. Vértiz # 724, Col. Vértiz Narvarte, C.P. 03020, México, 55-19-16-33 y 55-45-05 55-38-45-20
Naturales Renovables, A.C. IMERNAR D.F.
Instituto Nacional de Antropología e Moneda # 16, Col. Centro, C.P. 06060, México, D.F. 55-22-41-62 y 55-22- 55-22-35-15
Historia, Subdirección de Laboratorios y 60-04
Apoyo Académico INAH
Instituto Nacional de Investigaciones Serapio Rendón # 83, Col. San Rafael, C.P. 06470, México, 55-46-09-51 y 55-46- 55-92-52-40
Forestales, Agrícolas y Pecuarias, D.F. 09-96 y 55-46-41-35
L OGROS

INIFAP.
Instituto Politécnico Nacional, Centro de Avenida Politécnico Nacional # 2508, Col. Zacatenco, C.P. 57-47-70-00 al 10 y 57-47-70-93
Investigación y Estudios Avanzados IPN, 07000, México, D.F. 57-47-70-91
Y RETOS

CINVESTAV.
1995-2000
Instituto Politécnico Nacional, Centro Avenida Miguel Othón de Mendizábal # 485, Col. Nueva 55-86-08-38, 55-86-72- 55-86-93-70
Interdisciplinario de Investigaciones y Industrial Vallejo, C.P. 07700, México, D.F. 52 y 55-86-85-12
Estudios sobre Medio Ambiente IPN
CIIEMAD
E STRATEGIA

Instituto Tecnológico y de Estudios (01-622) 1-03-64 y


Superiores de Monterrey, Centro de 1-03-15 ext. 115
Conservación y Aprovechamiento de los
Recursos Naturales, Campus Guaymas
(ITESM CECARENA)
ITESM, Campus Querétaro Henry Ford # 10, Col. Parque Industrial, C.P. 76130,
Querétaro, Qro.
Sociedad Mexicana de Mamíferos Guaymas, Son. (01-622) 49-13
Marinos
Universidad Autónoma Antonio Narro Domicilio Conocido, C.P. 253515, Buenavista, Saltillo, Coah. (01-84) 17-39-22 y (01-84) 17-36-64
UNAAGAN 10-57-14
NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

Universidad Autónoma de Baja Km. 103 Carretera Tijuana-Ensenada, C.P. 22800, Ensenada, (01-61) 74-45-70 (01-61) 74-41-03
California, Facultad de Ciencias Marinas, B.C.
UABC FCM.
Universidad Autónoma de Baja Km. 5.5 Carretera al Sur, Ciudad Universitaria, C.P. 23080, La (01-112) 1-28-01 (01-112) 1-28-01
California Sur, Área Interdisciplinaria de Paz, B.C.S.
Ciencias del Mar UABCS AICM
Universidad Autónoma de Chapingo (01 595) 4-22-00 y 4-
00-35
Universidad Autónoma de Chihuahua Escorza y Venustiano Carranza # 900, Col. Centro, C.P. (01-14) 39-15-00, 39- (01-14) 10-11-77
UACH 31000, Chihuahua, Chih. 15-50 y 39-15-60
A NEXOS

209
210
Universidad Autónoma de Guerrero Vicente Guerrero s/n, Centro Escolar Universitario, C.P. Tel. (01-747) 2-25-36 y
39000, Chilpancingo, Guerrero. 2-59-24 Fax 2-29-10
Universidad Autónoma de Nuevo León, Pedro de Alba Y Manuel Barragán, Ciudad Universitaria, C.P. (01-8) 3-76-40-25, (01-8) 3-76-28-13
UANL 66450, San Nicolás de los Garza, N. L. 3-52-39-06, 3-29-4110
y
3-76-28-13
I NSTITUTO N ACIONAL

Universidad Autónoma de Sinaloa, UAS Carretera Culiacán-El Dorado Km 17.5, C.P. 80000, Culiacán, (01-67) 17-31-27 (01-67) 17-31-27
DE

Sinaloa.
Universidad Autónoma de Tamaulipas, Centro Universitario Victoria C.P. 87149, Cd. Victoria, (01-131) 2-17-38
UAT Tamaulipas
E COLOGÍA

Universidad Autónoma de Tlaxcala, Avenida Universidad # 1, Col. Xicotencatl, C.P. 90070, (01-246) 2-42-28 (01-246) 2-11-67
UNAT Tlaxcala, Tlaxcala
Universidad Autónoma de Yucatán, (01-99) 42-32-12 (01-99) 44-72-93
Facultad de Medicina Veterinaria y
Zootecnia, Departamento de Manejo y
Conservación de los Recursos
Naturales, UADY FMVZ PROTROPICO
Universidad Autónoma del Estado de Avenida Instituto Literario # 100 Ote., Col. Centro, C.P. (01-72) 14-42-8, (729) 6-55-53 y 6-55-54
México, Facultad de Ciencias 50000, Toluca, Edo. de México (729) 6-55-56, 6-55-53
y
6-55-54
L OGROS

Universidad Autónoma del Estado de El Cerrillo P.B., Toluca, Edo. de México (01-7) 2-96-55-48
México UAEM,
Facultad de Medicina Veterinaria y
Y RETOS

Zootecnia
1995-2000
Universidad Autónoma Metropolitana, Avenida Michoacán y Purísima, Col. Vicentina, C.P. 09340, 57-24-46-79 56-12-80-83
Iztapalapa UAM I México, D.F.
Universidad Autónoma Metropolitana, Calzada del Hueso # 1100, Col. Villa Quietud, C.P. 04960, 57-24-51-52 y 57-24- 57-23-54-69
E STRATEGIA

Xochimilco UAM X México, D.F. 51-58


Universidad de Guadalajara, Centro de Gómez Farías # 82, C.P. 48980, San Patricio Melaque, (01-335) 5-63-30 (01-335) 5-63-31
Ecología Costera UdeG CEC Jalisco.
Universidad de Quintana Roo, Boulevard Bahía y Comonfort s/n, Col. del Bosque, C.P. (01-983) 5-00-20 ext. (01-983) 2-96-56 y 2-
Departamento de Recursos Naturales, 77000, Chetumal, Quintana Roo 183 y 2-83-88 95-66-90
UQR
Universidad Iberoamericana, Programa Prolongación Paseo de la Reforma #880, Col. Lomas de 52-67-40-00 ext. 4013 y 52-67-42-30
de Investigación Interdisciplinar del Santa Fe, C.P. 01210, México, D.F. 52-67-40-13
Medio Ambiente y Desarrollo
Sustentable
Universidad Michoacana de San Nicolás Ciudad Universitaria, C.P. 58000, Morelia, Mich. Tel. (01-43) 16-74-12 y (01-43) 16-74-36
de Hidalgo, Facultad de Biología, 16-74-36
NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

Laboratorio de Mastozoología, UMSNH


Universidad Michoacana de San Nicolás Santiago Tapia # 403, Col. Centro, C.P. 58000, Morelia, Mich. (01-43) 27-23-51 (01-43) 27-23-50
de Hidalgo, Instituto de Investigaciones
sobre los Recursos Naturales UMSNH
Universidad Nacional Autónoma de Avenida de los Barrios s/n, Los Reyes Iztacala, C.P. 54090, 56-23-12-98, 56-23-12- 53-90-59-00
México, Escuela Nacional de Estudios Tlanepantla, Estado de México. 90 y 56-23-12-92
Profesionales Iztacala- ENEP IZTACALA
Universidad Nacional Autónoma de Universitaria, C.P. 04510, México, D.F. 56-22-48-00 56-22-48-84
México, Facultad de Ciencias,
Departamento de Biología
A NEXOS

211
212
Universidad Nacional Autónoma de Circuito Exterior, Ciudad Universitaria, C.P. 04510, México, 56-22-48-35 56-22-48-28
México, Facultad de Ciencias, D.F.
Laboratorio de Ecología
Universidad Nacional Autónoma de Avenida Guelatao # 66 (Eje 7 Ote.), Esq. Ignacio Zaragoza, 57-44-10-76 57-44-12-17
México, Facultad de Estudios Ejército de Oriente, C.P. 09230, México, D.F.
Superiores Zaragoza UNAM FESZ
Universidad Nacional Autónoma de Circuito Exterior, Ciudad Universitaria, C.P. 04510, México, 56-22-56-92 y 56-22- 55-50-17-60
I NSTITUTO N ACIONAL

México, Instituto de Biología D.F. 56-93


DE

Universidad Nacional Autónoma de Circuito Exterior, Ciudad Universitaria, C.P. 04510, México, 56-22-57-70 y 56-22- 56-16-07-48 y
México, Instituto de Ciencias del Mar y D.F. 58-05 56-16-27-45
Limnología UNAM ICMyL
E COLOGÍA

Universidad Nacional Autónoma de Circuito Exterior, Ciudad Universitaria, C.P. 04510, México, 56-22-89-96 56-16-19-76
México, Instituto de Ecología D.F.
Universidad Nacional Autónoma de Edificio de la Coordinación de la Investigación Científica, 56-22-41-68 y 56-06- 56-06-17-85
México, Programa Universitario de Ciudad 10-43
Medio Ambiente PUMA Universitaria, C.P. 04510, México, D.F.
Universidad Nacional Autónoma de Ciudad Universitaria, C.P. 05410, México, D.F. 56-22-54-95, 56-22-52- 56-22-52-23
México, Proyecto Universitario de 00 y 56-22-52-01
Conservación de la Biodiversidad
Universidad. Veracruzana Río Papaloapan no. 108, Col. Cuauhtemoc, C.P. 91060, (01-28) 15-06-52
Jalapa, Ver.
L OGROS
Y RETOS
1995-2000
A NEXOS
E STRATEGIA NACIONAL PARA LA VIDA SILVESTRE

Estrategia nacional para la vida silvestre, se terminó de im-


213
primir en agosto de 2000, en los talleres de Desarrollo
Gráfico Editorial, S.A. de C.V., Municipio Libre 175, Col
Portales, C.P. 03300, México D.F. La composición tipográ-
fica y el cuidado de edición estuvieron a cargo de
Enkidu Editores, S.A. de C.V.