Vous êtes sur la page 1sur 2

Aportes para la discusión

Compañeros,

Transitamos un año electoral que nos abre, una vez más, la posibilidad de generar los cambios que
nuestro Pueblo necesita. Nuestras propuestas reflejan lo que pensamos y queremos para nuestro
país; una política de inclusión para todos, enfocada decididamente en terminar con el hambre y la
marginación. Que los pobres superen esa condición para ser parte de una clase media que se
consolide como tal, sostenida con políticas sustentables, transparentes, honestas, con respeto por
las instituciones y con nuestra firme lucha de ser una república de iguales como meta.

** Sabemos lo que queremos. Nuestro objetivo central es el EJE SOCIAL basado en la justicia,
sobre el que teoriza la mayoría de los partidos políticos pero no pasan de ser meras propuestas
discursivas, el mismo que nos enfrenta a una sociedad desesperanzada, descreída de los políticos,
y de la política como herramienta para lograr la libertad, la equidad y el bienestar de todos. La
desesperanza es generalizada, la pobreza, la indigencia y la marginación siguen en aumento
carcomiendo la dignidad de millones de argentinos a pesar de años de "crecimiento", de arcas
rebalsadas de riqueza y de contundentes índices de recaudación. En paralelo, también crece la
imposibilidad de pensar un país con futuro próspero e inclusivo. El gobierno es adicto a dividir y a
estimular la violencia en todas sus formas, lo que evidencia que aún no fuimos capaces de superar
nuestros fantasmas ni aprender de los errores de nuestro pasado reciente.

** Tenemos con que lograrlo. El otro eje es CÓMO y CON QUÉ. Sin duda alguna la herramienta es
la estructura partidaria. En este camino nos encontraremos con dificultades ya conocidas pero
posibles de superar:

_la FALTA DE RECURSOS ECONÓMICOS. Un viejo conocido nuestro pero NO de nuestros


contrincantes, una diferencia de fácil identificación en las cataratas de publicidades callejeras y en
los medios de comunicación. Pero lo que hace la gran diferencia es el orgullo, solo nuestro, de
sabernos libres e independientes de poderes políticos y económicos, que nos permite explotar al
máximo la mejor de las formas de hacer campaña, el contacto directo con la gente en los barrios,
el boca a boca, las volanteadas casa por casa, para lo cual debemos disponernos a redoblar
esfuerzos.

_las OPERACIONES POLITICAS. Aquellas que buscarán hacernos creer que no podemos solos,
aludirán a nuestra mezquindad e individualismo hablando de nuestra política de "saco roto"
desconociendo a una amplia franja de argentinos que como nosotros conserva principios y valores
éticos y morales.

_la TRAMPA ELECTORAL. Sabemos que nuestra provincia es decisiva en una elección nacional. La
trampa se hace fuerte como metodología para sumar, el robo de boletas, el robo de votos, el voto
en cadena y una amplia gama de artilugios. Esto nos obliga a optimizar nuestra capacidad de
fiscalización sin perder de vista que además de ir por todos los espacios electivos posibles también
se juega instalar definitivamente las PRACTICAS por las que tanto luchamos, para que sean
realidad en nuestra Argentina.

_la POLITICA DE ALIANZAS. Distintos espacios nos señalarán como la única opción para "jugar el
juego adulto de la política". Debemos cuidarnos de no terminar pactando con aquellas
corporaciones que solo defienden sus intereses y no los de sus representados, simulando buscar
un cambio pero sin hacer lo necesario para producir ese cambio.

_el PARTIDO. Somos los artífices de un Partido instalado, respetado, creíble y comprometido. Lo
construimos inclaudicable e intachable. Nosotros, los militantes, debemos ser generadores de
propuestas y el vehículo para transmitirlas a la sociedad. Por lo tanto, en la principal provincia del
país por población, por actividad económica y por relevancia a nivel electoral tenemos el desafío
de ensamblar y trabajar ambos ejes respondiendo con esfuerzo e imaginación para superar el
segundo pero debemos tener muy claro que la matriz vertebral por la que estamos en este Partido
es para cambiar definitivamente el primero de los ejes, el social.

Con esta herramienta tenemos por delante una elección donde los mejores aliados son nuestra
propia capacidad, el compromiso militante, nuestros valores y nuestros principios. El rumbo
asumido se basa en la inclusión con justicia social, la seguridad ciudadana, el apoyo a los
emprendedores, el estímulo a las Pymes y la lucha sin descanso contra la corrupción y la
impunidad.

En este marco, nuestra provincia es fundamental para construir una República Argentina de
Iguales que nos garantice a nosotros y a las generaciones que vendrán un futuro mejor. Todos
somos necesarios. Todos somos parte de este proyecto. Actuemos con el convencimiento de que
podemos lograr el cambio.