Vous êtes sur la page 1sur 2

c 

 
u    

  

p 
   

 

  
 


Distintos sucesos familiares marcaron profundas heridas en la vida de Tom Wingo, quien por la
figura dominante y renuente de sus padres hacia el dolor, le inculcaron el guardar silencio y no
profundizar en sucesos traumáticos, causando todo ello en Tom traumas, cuyas consecuencias
directas se detallan a continuación.

Tom creció en el seno de una familia disfuncional, hijo de un padre alcohólico y abusivo y de una
madre manipuladora y violenta. Ambos padres siguiendo las costumbres de las comunidades
sureñas de los Estados Unidos, enseñaron a sus tres hijos a cubrir el dolor con cosas superficiales o
apariencias, en vez de profundizar en situaciones aflictivas. Dicho comportamiento configuró a
Tom como un niño reprimido por el padre, niño que luego va a buscar refugio en la madre;
además esto ayudó a definir al hermano mayor, Luke, como el único hijo capaz de rebelarse y
encarar al padre exigiéndole atención y respeto a la familia. Finalmente el hecho de ͞maquillar el
dolor͟ constituye a Savannah como una niña, que desde los 7 años presentó intentos de suicidio.

Esta situación se traduce en un profundo trauma psicológico que tuvo origen en la primera
infancia de Tom y que dañó posteriormente la personalidad del mismo. A largo plazo, ello traería
como principal consecuencia la transición de Tom en un ser introvertido, de conducta evasiva ante
cualquier evento doloroso o similar a los traumas ya vividos, frente a los cuales él reprime toda
emoción con el fin de no volver a experimentarlas. Dicho comportamiento se ve especialmente
acentuado tras el divorcio de los padres; la partida de Luke a la guerra, cuya causa fue la violencia
que desde pequeño moldeó su entorno y que después lo llevó a desvalorizar su vida; y la
predominante tendencia suicida de Savannah, cuya sensibilidad plasmada en la escritura se ve
menospreciada por la madre, quien la obliga a ocultar su identidad.

A todos estos elementos traumáticos se suma un segundo acontecimiento, la muerte de Luke, la


cual trajo como consecuencia principal en Tom un profundo cuadro de dolor, ante lo cual él mismo
decide engañarse y suprimir cualquier tipo de emoción, sea de afecto o dolor, para así no poder
seguir sintiéndose atormentando por el torbellino de emociones y resentimientos acumulados
desde su infancia. Tom asimismo se auto ordena no llorar por la muerte de su hermano, puesto
que para él sus lágrimas no traerían a su hermano de vuelta a la vida.

Esta decisión conllevó dejar de lado el amor que Tom sentía por Sally, su esposa, originando esto
el distanciamiento en la pareja durante alrededor de dos años. La indisposición e incapacidad de
Tom para tocar y profundizar en temas que cuestionaran su forma de ser o el por qué del
sufrimiento tan intenso causado por la muerte de Luke, puesto que cuestionar ello sería
cuestionar su personalidad y tocar dolorosos recuerdos traumáticos y no sanados que Tom venía
arrastrando desde niño; originó el rompimiento de cualquier tipo de comunicación entre él y Sally,
quien desesperada cree que su matrimonio ya no da para más y que es momento de separarse
para no seguir causando mayor daño en sus tres hijas.

Finalmente el factor traumático decisivo y quizás el que acarreó las consecuencias de mayor índole
en la vida de Tom fue la violación sexual que experimentó cuando era niño. Dicho acontecimiento
tomó lugar una noche cuando él junto con Savannah y su madre estaban en casa y
repentinamente tres presos que habían huido de una cárcel cercana, Calambur, irrumpen en la
casa y violan a la madre, a Savannah y a Tom, los cuales a pesar de oponer resistencia se
encontraban en desventaja frente a los tres brutales delincuentes. Es al poco rato que Luke llega a
la casa y descubriendo la atroz escena se llena de ira y cargando una escopeta mata a dos de los
malhechores, mientras que la madre mató al tercero. Esa misma tarde la familia (exceptuando el
padre, quien se encontraba ausente) acordó no comentar a nadie sobre lo sucedido y fingir que
aquella pesadilla nunca había ocurrido limpiando la sangre y enterrando los cuerpos de los
delincuentes en el jardín. Sin embargo, a pesar de que no quedaron evidencias tangibles, habían
quedado en las víctimas de la violación hondas heridas psicológicas, tanto así que al cabo de tres
días Savannah intenta suicidarse.

El abuso sexual, previamente descrito, que se dio dentro del seno familiar y el hecho de guardarlo
como secreto fomentó a largo plazo la represión de sentimientos y emociones que evocaran aquel
suceso para evadir de esta manera un daño psicológico, así como conductas negativas que ello
mismo acarreó como baja autoestima, incapacidad afectiva, inseguridades, temores irracionales,
odio y resentimientos en cada uno de sus integrantes, siendo Tom el afectado principal.

La película finalmente demuestra que es sólo gracias a la exteriorización del problema durante la
terapia psicológica entre Tom y la doctora Susan Lowenstein (terapeuta de Savannah), que se da la
aceptación del daño sufrido y que aparentemente se había ocultado por tantos años; después de
lo cual, recién se pudo buscar la reintegración familiar. De esta manera Tom logra derribar la
pared mental que sus padres habían estado construyendo en él y que él mismo había alimentado
desde niño, con lo cual él logra identificar sus traumas y reflexiona sobre distintas y dolorosas
experiencias. Con esto él aprendería a perdonarse a sí mismo y a sus padres, para así poder luego
dar amor y acercarse a su familia, para retomar la relación con Sally y con sus hijas, e incluso con
su propia madre. De esta manera Tom consiguió minimizar la figura dominante del ͞guardar
silencio͟ y pudo superar el miedo al dolor vivido.