Vous êtes sur la page 1sur 3

Fórmula leucocitaria

Es una prueba que mide el porcentaje de cada tipo de glóbulo blanco (GB) que uno tiene en la
sangre y también revela si hay algunas células inmaduras o anormales.

Ver también:

• Conteo sanguíneo completo (CSC)


• Conteo absoluto de eosinófilos.

Forma en que se realiza el examen

El médico extrae la sangre de la vena y la recoge en un recipiente hermético.

En los bebés o niños pequeños, la sangre se toma de una punción en el talón o en el dedo de
la mano y se recoge en un pequeño tubo de vidrio, sobre un portaobjetos o sobre una tira
reactiva.

Se puede aplicar un algodón o un vendaje para detener cualquier sangrado.

Un especialista del laboratorio toma una gota de sangre de la muestra y la extiende sobre un
portaobjetos de vidrio. La extensión se tiñe con un tinte especial, el cual ayuda a establecer la
diferencia entre diversos tipos de glóbulos blancos.

Normalmente, aparecen cinco tipos de glóbulos blancos, también llamados leucocitos, en la


sangre:

• Neutrófilos
• Linfocitos (Células B y T)
• Monocitos
• Eosinófilos
• Basófilos

Una computadora o el médico cuenta el número de cada tipo de célula. El examen muestra si
el número de células está en la proporción apropiada entre sí y si hay más o menos cantidad
de un tipo de célula.

Preparación para el examen

No se necesita preparación especial.

Lo que se siente durante el examen

Cuando se inserta la aguja para extraer la sangre, algunas personas sienten un dolor
moderado, mientras que otras sólo sienten un pinchazo o sensación de picadura.
Posteriormente, puede haber algo de sensación pulsátil.

Razones por las que se realiza el examen

Este examen se hace para diagnosticar una infección, anemia y leucemia e igualmente se
utiliza para ver si el tratamiento para cualquiera de estas afecciones está funcionando.

Valores normales
• Neutrófilos: 40 a 60%
• Linfocitos: 20 a 40%
• Monocitos: 2 a 8%
• Eosinófilos: 1 a 4%
• Basófilos: 0.5 a 1%
• En banda (neutrófilos jóvenes): 0 a 3%

Significado de los resultados anormales

Cualquier infección o estrés agudo ocasiona un aumento en la producción de GB. Los conteos
altos de glóbulos blancos pueden deberse a inflamación, una respuesta inmunitaria o
hemopatías como la leucemia.

Es importante saber que el aumento anormal de un tipo de leucocito puede causar una
disminución en los porcentajes de otros tipos de glóbulos blancos.

Un aumento del porcentaje de neutrófilos puede deberse a:

• Infección aguda
• Eclampsia
• Gota
• Leucemia mielógena
• Artritis reumatoidea
• Fiebre reumática
• Estrés agudo
• Tiroiditis
• Traumatismo

Una disminución en el porcentaje de neutrófilos puede deberse a:

• Anemia aplásica
• Quimioterapia
• Gripe
• Infección bacteriana generalizada
• Radioterapia o exposición a la radiación

Un aumento en el porcentaje de linfocitos puede deberse a:

• Infección bacteriana crónica


• Hepatitis infecciosa
• Mononucleosis infecciosa
• Leucemia linfocítica
• Mieloma múltiple
• Infección viral (como mononucleosis infecciosa, paperas, sarampión)
• Recuperación de una infección bacteriana

Una disminución en el porcentaje de linfocitos puede deberse a:

• Quimioterapia
• Infección por VIH
• Leucemia
• Radioterapia o exposición a la radiación
• Sepsis

Un aumento del porcentaje de monocitos puede deberse a:

• Enfermedad inflamatoria crónica


• Infección parasitaria
• Tuberculosis
• Infección viral (por ejemplo, mononucleosis infecciosa, paperas, sarampión)

Un aumento en el porcentaje de eosinófilos puede deberse a:

• Reacción alérgica
• Cáncer
• Infección parasitaria
• Enfermedad de Hodgkin

Una disminución en el porcentaje de basófilos puede deberse a:

• Reacción alérgica aguda.

Cuáles son los riesgos

Extraer una muestra de sangre implica muy poco riesgo. Las venas y las arterias varían en
tamaño de un paciente a otro y de un lado del cuerpo a otro, razón por la cual extraer sangre
de algunas personas puede ser más difícil que de otras.

Otros riesgos asociados con la extracción de sangre son leves, pero pueden ser:

• Sangrado excesivo
• Desmayo o sensación de mareo
• Hematoma (acumulación de sangre debajo de la piel)
• Infección (un riesgo leve cada vez que se presenta ruptura de la piel)