Vous êtes sur la page 1sur 299

BOGOTA, JUNIO DE 2004

TABLA DE CONTENIDO
página
1. INTRODUCCIÓN 3
1.1 Conceptos Generales 3
1.2 Normatividad 5
1.2.1 Principios de la Gestión Ambiental 7
1.2.2 La Planificación de la Gestión Ambiental 7
1.2.3 Normas específicas “El cambio del Decreto 48/2001 al 8
1200/2004”
1.3 Metodología 10
2 Diagnóstico 26
2.1 Síntesis Global del territorio 26
2.1.1 Recurso hídrico 28
2.1.1 Recurso suelo 30
2.2 Diagnóstico Ambiental Regiona l y Local 31
2.3 Resultados regionales 41
2.3.1 Regional Gualivá y Magdanela Centro 41
2.3.1.1 Macrovectores prioritarios 41
2.3.1.2 Impactos Ambientales Críticos 47
2.3.2 Regional Rionegro 52
2.3.2.1 Macrovectores prioritarios 53
2.3.2.2 Impactos Ambientales Críticos 55
2.3.3 Regional Sabana Norte y Almeidas 60
2.3.3.1 Macrovectores prioritarios 61
2.3.3.2 Impactos Ambientales Críticos 66
2.3.4 Regional Sabana Occidente 71
2.3.4.1 Macrovectores prioritarios 71
2.3.1.2 Impactos Ambientales Críticos 75
2.3.5 Regional Sumapaz 81
2.3.5.1 Macrovectores prioritarios 81
2.3.5.2 Impactos Ambientales Críticos 83
2.3.6 Regional Tequendama y Alto Magdalena 84
2.3.6.1 Macrovectores prioritarios 85
2.3.6.2 Impactos Ambientales Críticos 89
2.3.7 Regional Ubaté y Suárez 94
2.3.7.1 Macrovectores prioritarios 94
2.3.7.2 Impactos Ambientales Críticos 98
2.4 RESUSLTADOS MUNICIPALES 106
2.5 IMPACTOS AMBIENTALES DE BOGOTA SOBRE EL TERRITORIO 111
2.6 RESULTADOS DE CARÁCTER COMÚN Y SITUACIONES 118
AMBIENTALES ESPECÍFICAS
2.7 SÍNTESIS DE LA SITUACIÓN AMBIENTAL MUNICIPAL EN LA 123
JURISDICCIÓN CAR
PGAR 2001 - 2010

3 SÍNTESIS DE LA SITUACIÓN AMBIENTAL MUNICIPAL EN LA 128


JURISDICCIÓN CAR
3.1 Metodología 128
3. RESULTADOS DEL ANÁLISIS PROSPECTIVO AL 2010 133
4 ESTRATEGIA 190
4.1 Línea programática 190
4.2 Estrategia programática 211
4.2.1 Programas de Desarrollo Sostenible 213
4.2.2 Programas de apoyo 221
4.3 Estrategia Financiera 223
4.3.1 Estrategia fianciera CAR 224
4.3.2 La CAR en el Sistema Nacional Ambiental 240
4.3.3 Determinación de la Estrategia Financiera CAR 243
4.3.4 Estrategi de Terceros 244
4.3.4.1 Entes territoriales 255
4.3.4.2 Fondo Nacional de Regalias 258
4.3.5 Otras Fuentes 259
5 Instrumentos de Seguimiento y Evaluación del Plan de Gestión 264
Ambiental Regional
5.1 Metodología 264
5.1.1 Los Indicadores en Colombia 265
5.1.2 Metodología Conceptual 267
5.2 Sistema de Indicadores CAR SICAR 269
5.2.1 Objetivos del SICAR 269
5.2.2 Princiíos y Beneficios del SICAR 269
5.2.3 Alcances y limitaciones del SICAR 270
5.2.4 Composición del SICAR 271
55.2.5.1 Indicadores Mínimos de la Resolución 643 del Ministerio de 271
Ambiente Vivienda y Desarrollo Territorial

2 CAR
PGAR 2001 - 2010

1. INTRODUCCIÓN

1.1. CONCEPTOS GENERALES

Entendemos lo ambiental como el espacio de las relaciones recíprocas entre el mundo


cultural y el mundo biofísico en donde se dan las interacciones y se manifiestan los efectos
que ellas conllevan. La gran variedad y amplitud de estas relaciones así como las de los
impactos que producen, lleva a caracterizar lo ambiental como un concepto complejo y
sistémico en el que intervienen multitud de factores que producen resultados que la
mayoría de las veces son difíciles de predecir y de remediar.

Cuando se trata de afrontar una tarea colectiva y de interés común como es la búsqueda
de la sostenibilidad, es necesario que los diferentes actores estén de acuerdo sobre los
significados de las ideas y conceptos básicos con el fin de que se utilice un lenguaje
común y se cree la comprensión general necesaria para actuar en armonía.

En este orden de ideas se define el desarrollo como la forma de llamar el resultado de las
interacciones entre el sistema biofísico y el sistema cultural que han producido a lo largo
del tiempo diferentes clases de configuración estructural. En este marco las sociedades
han concretado de diferentes formas su sentido de finalidad y han construido modelos con
base en las ideas de progreso que recogen sus objetivos y deseos.

El desarrollo es pues la capacidad de una sociedad, así como la de los individuos, para
aprovechar de manera integral las potencialidades de su patrimonio biofísico y cultural,
más allá del simple crecimiento económico, que es solamente uno de los medios para
lograrlo, para garantizar su permanencia en el tiempo y en el espacio, satisfaciendo
equitativamente las necesidades de su población, empezando por los más pobres.1[1]

De acuerdo con la Ley 99/93 se entiende por Desarrollo Sostenible “el que conduzca al
crecimiento económico, a la elevación de la calidad de la vida y al bienestar social, sin
agotar la base de los recursos naturales renovables en que se sustenta, ni deteriorar el
medio ambiente o el derecho de las generaciones futuras a utilizarlo para la satisfacción
de sus propias necesidades”.

En la práctica, esto quiere decir que se busca un replanteamiento del concepto de


desarrollo cuyos primeros modelos se estructuraron dando consideración prioritaria a las
variables y aspectos económicos. Se creía que bastaba con generar riqueza y crecimiento
económico para mejorar el nivel de vida de la población. Pero pronto se vio que esto no
era suficiente: las desigualdades aumentaban y los problemas básicos no podían
resolverse solamente con la consideración de lo económico.

3 CAR
PGAR 2001 - 2010

Fue necesario agregar a los principios y variables económicas las variables y metas
sociales y el desarrollo se planteó en el espacio en que estas dos dimensiones actuaban
conjuntamente. Pero esta nueva visión, más justa y más humana, también presentó
graves problemas, porque indujo a explotar de una forma cada vez más intensa e
insostenible los recursos naturales, buscando satisfacer las necesidades de una población
que crecía rápidamente y que buscaba mejorar su nivel de vida.

Esta manera de entender el desarrollo entró en conflicto con la capacidad de la naturaleza


para proveer recursos y servicios ambientales, como agua y aire limpios y suficientes,
bosques, biodiversidad, control biológico, madera, pesca, caza, y productos agrícolas para
citar algunos ejemplos, pues se excedió la capacidad de regeneración natural de los
recursos que se explotaban como si fueran infinitos o se contaminaban muy rápidamente.
Pensemos por ejemplo en el agotamiento de los bosques, en el declive de la biodiversidad,
en la superación de la capacidad de auto depuración de los recursos que se utilizan y se
contaminan en forma exagerada como el agua o el aire en ciertas zonas. Todo esto
produjo un deterioro de la naturaleza y de sus recursos que obligó a buscar un nuevo
equilibrio entre medio ambiente y desarrollo.

Este concepto que se denominó Desarrollo Sostenible, agregó a la consideración de las


variables económicas y sociales las ecológicas, buscando que el desarrollo pudiera
mantenerse a lo largo del tiempo. Por lo tanto, como lo muestra la Figura 1 , el Desarrollo
Sostenible se encuentra en el espacio en donde el aspecto social, el ecológico y el
económico se encuentran y actúan simultáneamente.

4 CAR
PGAR 2001 2010

Figura 1
Espacio de las actividades y proyectos de Desarrollo Sostenible

ASPECTO SOCIAL ASPECTO


ECONOMICO

Desarrollo
Convencional

Desarrollo no
Sostenible

Desarrollo
ASPECTO
Sostenible
ECOLOGICO

1.2. NORMATIVIDAD

La constitución de 1991 elevó el medio ambiente al rango constitucional con lo cual


impregna todas las decisiones de las autoridades y de los particulares con la variable
ambiental.

La Constitución le otorga al Estado una serie de obligaciones y mandatos en materia de


gestión y protección ambiental. La protección del medio ambiente para garantizar el
derecho colectivo a un medio ambiente sano, es un imperativo para el Estado conforme lo
establece el artículo 79 de la Constitución. El artículo 80 de la Carta es tal vez el más
directo en cuanto a la obligación del Estado de involucrar el componente ambiental en la
gestión pública, al señalar que el Estado planificará el manejo y aprovechamiento de los
recursos naturales, para garantizar su desarrollo sostenible, su conservación, restauración
o sustitución. Además deberá prevenir y controlar los factores de deterioro ambiental. El
aspecto ambiental es tan importante que el artículo 334 faculta al Estado para intervenir
en la economía para la preservación de un ambiente sano.

Así, se podrían enumerar diversos artículos de la Constitución que permiten afirmar que la
gestión del Estado, en cualquiera de sus niveles y dentro de la órbita de sus competencias
y funciones, debe involucrar el componente ambiental. Además de aquellos artículos
aplicables en forma general para el Estado, existen algunos que hacen referencia expresa
a las diversas entidades territoriales. Tal es el caso del artículo 330 que señala como
función de las Asambleas Departamentales la de expedir las disposiciones relacionadas
con el ambiente. El artículo 302 permite que la ley establezca diversas capacidades y
competencias de gestión administrativa y fiscal diferentes a las señaladas para los

5
CAR
PGAR 2001 2010

departamentos en la Constitución, con el fin de mejorar la administración o la prestación


de servicios públicos de acuerdo, entre otros factores, a los ecológicos.

En el nivel municipal es también importante el papel que pueden jugar en la gestión


ambiental estos entes territoriales, ya que pueden dictar las normas necesarias para el
control, la preservación y defensa del patrimonio ecológico y cultural del municipio.
Además la Constitución establece fuentes de recursos para la gestión ambiental, como es
el caso del porcentaje de los tributos sobre la propiedad inmueble que debe destinarse
para el manejo y conservación del ambiente, según el artículo 317. Como función común a
los departamentos y municipios, por mandato de ley, aquellas entidades territoriales
localizadas en zonas fronterizas, pueden adelantar con la entidad territorial limítrofe del
mismo nivel programas de cooperación e integración dirigidos a la preservación del
ambiente.

Es importante aclarar el concepto de Estado utilizado por la Constitución. Dice la Sentencia


C - 221/97 de la Corte Constitucional: “(...) En nuestro orden constitucional la palabra
“Estado” no se refiere exclusivamente a la Nación sino que se emplea en general para
designar al conjunto de órganos que realizan las diversas funciones y servicios estatales,
ya sea en el orden nacional, o ya sea en los otros niveles territoriales”. El mismo fallo en
mención señala que las normas constitucionales consagran obligaciones ambientales a las
diversas entidades territoriales. Continúa la Corte diciendo que “(...)En general las
competencias ambientales entre los distintos niveles territoriales son concurrentes y no
exclusivas”.

De lo anterior se desprende que la gestión ambiental no es responsabilidad exclusiva de


una entidad sino de todos los órganos que conforman el Estado. Naturalmente, ello no
significa que puedan duplicarse funciones y diferentes autoridades terminen realizando
controles, exigencias, o en general la misma gestión, pues ello vulnera la certeza y
garantías jurídicas que tienen los ciudadanos. Es decir, que un ciudadano no puede ser
obligado a cumplir las mismas obligaciones por diversas autoridades y, que las entidades
de los diversos niveles deben actuar en forma articulada y armónica de acuerdo con sus
competencias.

La creación del Sistema Nacional Ambiental (SINA), mediante la ley 99 de 1993, es un


esfuerzo por modernizar la estructura administrativa encargada de la gestión ambiental y
dar realidad al carácter concurrente de las competencias en materia ambiental.

En el caso del territorio jurisdiccional de la CAR es claro el fenómeno de la concurrencia,


pues al observar su entorno y analizar su territorio observamos que existen 6
Corporaciones vecinas con ecosistemas comunes; dos parques nacionales naturales;
reservas forestales nacionales; un gran centro urbano que es Bogotá, además de 104
municipios que se encuentran dentro de su jurisdicción, de los cuales seis pertenecen al
departamento de Boyacá y el resto al de Cundinamarca.

Cabe anotar que la Ley 99 de 1993, determinó un cambio trascendental en las CAR, ya
que transformó su naturaleza para convertirlas en autoridades encargadas de la gestión
ambiental, la administración de los recursos naturales renovables y la protección del medio
ambiente. Esto genera una nueva distribución de responsabilidades a nivel regional y

6
CAR
PGAR 2001 2010

local, creando de esta forma un nuevo esquema de gestión ambiental. Es importante que
cada Corporación tenga claras sus competencias para de esta forma poder ejercer una
mejor gestión con las otras entidades que concurren en competencias ambientales.

La jurisdicción de las CAR está señalada en la ley, buscando una identidad ecosistémica,
pero se presentan en ocasiones dificultades en el desarrollo de sus funciones por lo
heterogéneo del territorio, las variadas características geográficas y socioeconómicas, y la
existencia de áreas de manejo especial comunes. Estos problemas deben resolverse entre
las mismas Corporaciones, mediante convenios o acuerdos.

1.2.1. Principios para la Gestión Ambiental

Los principios más importantes que enmarcan la acción del Estado en Colombia y por lo
tanto la Gestión Ambiental como parte de ella son:

§ Principio de Concurrencia
§ Principio de Coordinación
§ Principio del Predominio del Interés Público sobre el Privado
§ Principio de la Función Social y Ecológica de la Propiedad
§ Principio de la Repartición Equitativa de Costos y Beneficios
§ Principio de la Planificación en el Manejo y Aprovechamiento de los Recursos
Naturales Renovables
§ Principio de la Colaboración Voluntaria
§ Principio de Armonía Regional
§ Principio de Gradación Normativa
§ Principio de Rigor Subsidiario
§ Principio de Precaución

1.2.2. La Planificación de la Gestión Ambiental.

La planificación de la Gestión Ambiental entendida como el proceso que hace posible


proyectar y organizar la Gestión Ambiental, se inscribe en el Sistema Nacional de
Planificación del País que estableció la Ley 152/94 y por tanto el tema ambiental debe
formar parte integral y fundamental de los planes de diverso tipo que deben preparar las
entidades territoriales como los planes de desarrollo y los planes de ordenamiento
territorial. La Figura 2 presenta esquemáticamente la estructura normativa de la
planificación ambiental.

7
CAR
PGAR 2001 2010

Figura 2
Planificación de la Gestión Ambiental

PND NIVEL NACIONAL


Ley 152 de 1994

Pol ítica Ambiental Política de Desarrollo


Pol íticas Sectoriales
Nacional
Nacional Territorial
Territorial

PGAR 2001-
2001-2010
PAT 2004-
2004- 2006 NIVEL REGIONAL
CAR
Decreto 1200 de 2004

Plan de Desarrollo Ley 152 de 1994 Plan de Desarrollo


Departamental Municipal

Planes
Planes de
de ordenamiento
ordenamiento
Plan de Ordenamiento de cuencas
cuencas Plan de Ordenamiento
Ordenamiento
Territorial Decreto 1729 de 2002 Territorial Municipal
Departamental
Departamental Ley 388 de 1997
1997
Plan de Acción Plan de Acción
NIVEL DEPARTAMENTAL Ambiental Ambiental NIVEL MUNICIPAL
Departamental Municipal

1.2.3. Normas específicas “El cambio del Decreto 48/2001 al 1200/2004”.

Con la expedición del Decreto 48 del 15 de enero de 2001, la necesidad de contar con
planes a mediano y largo plazo se convirtió en una obligación perentoria para las CAR,
pero a la vez significó la disponibilidad de unos lineamientos más concretos y claros en
cuanto hace a los componentes estructurales de dichos instrumentos, frente al hecho de
que los ejercicios de planeación de años atrás habían sido de carácter espontáneo y
autónomo. También es evidente que la planeación en el marco del SINA y de la propia
Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca solía ser centralista, cortoplacista y
tecnocrática, apreciación que no constituye una crítica destructiva sino el relato de una
realidad, y ahora resultaba indispensable llevar a cabo ejercicios de planificación con
criterio descentralizado, de mediano y largo plazo, y sobretodo, participativo, para dar así
cumplimiento a principios constitucionales.

8
CAR
PGAR 2001 2010

En el año 2004, el Gobierno Nacional expidió el Decreto 1200, sustitutivo del antes
comentado, el cual actualiza, evoluciona y concreta diversos aspectos concernientes a la
planificación ambiental en el país.

En lo que respecta a los componentes del PGAR, se puede afirmar que cambio radica
esencialmente en la evolución del cuarto componente, antes llamado “Mecanismos de
Seguimiento y Evaluación” y ahora llamado “Instrumento de Seguimiento y Evaluación”,
donde se profundiza en el desarrollo de los indicadores ambientales y de gestión. Lo
anterior, motivado en la necesidad prioritaria del país de normalizar los procesos de
generación, administración, intercambio y socialización de la información ambiental, con
los objetivos de armonizarlos con las metas globales del milenio y de obtener un agregado
a nivel nacional, que permita evaluar la implementación de la política ambiental. Para ello
el MVADT expidió la Resolución 643 de 2004 presentando los Indicadores Mínimos con su
clasificación, definición de competencias y listados.

El menú de componentes del PGAR de acuerdo a lo previsto en el Decreto 48/01 era: “...
1) Diagnóstico Ambiental. 2) Prospectiva Ambiental de la Jurisdicción de la Corporación. 3)
Estrategias. 4) Mecanismos de Seguimiento y Evaluación.

Cabe señalar que el PGAR 2001-2010, formulado con fundamento en el Decreto


anteriormente relacionado, fue aprobado por el Consejo Directivo de la CAR, mediante el
Acuerdo 012 de julio de 2002.

El Decreto 1200 de abril 20 de 2004, por su parte, deroga el anterior y determina las
siguientes disposic iones relativas al tema. En este sentido, en el Capitulo III define el Plan
de Gestión Ambiental Regional, como “el instrumento de planificación estratégico de largo
plazo de las Corporaciones Autónomas Regionales para el área de su jurisdicción, que
permite orientar su gestión e integrar las acciones de todos los actores regionales con el
fin de que el proceso de desarrollo avance hacia la sostenibilidad de las regiones”; y
desagrega sus componentes mínimos en: 1) Diagnóstico ambiental; 2) Visión regional; 3)
Líneas estratégicas y, 4) Instrumentos de seguimiento y evaluación.

Componente 1. Diagnóstico Ambiental del Plan de Gestión Ambiental Regional.


El Diagnóstico Ambiental corresponde al análisis integral de los componentes sociales,
económicos, culturales y biofísicos que determinan el estado de los recursos naturales
renovables y del ambiente. En su formulación se deben considerar las relaciones urbano –
rurales y regionales, así como las dinámicas entre la oferta y la demanda de bienes y
servicios ambientales. Este deberá incluir indicadores de gestión, ambientales y de
impacto. El sistema de indicadores será la base para el seguimiento y evaluación de que
trata el capitulo V de este decreto.

El diagnóstico debe ir acompañado de cartografía relacionada con la problemática


ambiental regional a una escala adecuada, y apoyarse en la información disponible que
deberá ser suministrada por las entidades científicas vinculadas y adscritas al Ministerio y
demás entidades generadoras de información básica.

Componente 2. Visión ambiental para el Desarrollo Regional. Partiendo del


diagnóstico se identificará, con la participación de los diferentes actores, el escenario de

9
CAR
PGAR 2001 2010

sostenibilidad ambiental para garantizar el proceso de desarrollo regional del área de


jurisdicción de la respectiva Corporación y se determinarán los retos y objetivos del PGAR.

Componente 3. Líneas Estratégicas del Plan de Gestión Ambiental Regional. Se


determinarán las líneas estratégicas prioritarias de gestión ambiental con sus respectivas
metas, para alcanzar el escenario identificado en la visión ambiental para el Desarrollo
Regional. Estas líneas estratégicas de gestión se constituyen en el marco de referencia
para identificar las responsabilidades y compromisos de los diferentes actores de acuerdo
con sus competencias, en torno a la solución de los problemas identificados y el desarrollo
de las potencialidades ambientales en el área de jurisdicción de la Corporación.

En la definición de las líneas estratégicas se determinarán los requerimientos de


financiación, las posibles fuentes y los mecanismos de articulación entre ellas.

Los contenidos del Plan de Gestión Ambiental Regional deben constituirse en la base para
la actualización de las determinantes ambientales para los Planes de Ordenamiento
Territorial, lo cual debe ser ampliamente socializado con los municipios de la Jurisdicción
de la Corporación.

Componente 4. Instrumento de Seguimiento y Evaluación del Plan de Gestión


Ambiental Regional. La Corporación Autónoma Regional deberá implementar, en
coordinación con el Ministerio de Ambiente, Vivienda y Desarrollo Territorial, un sistema
de seguimiento y evaluación del Plan de Gestión Ambiental Regional y de la variación del
estado de los recursos naturales y el ambiente y su impacto sobre la calidad de vida de la
población y las condiciones de desarrollo regional. Este sistema deberá seguir los
lineamientos establecidos en el capítulo V de este Decreto”.

En términos generales, salvo algunas precisiones y complementos, los componentes del


PGAR son similares a la luz de ambos decretos, lo que explica en cierta medida el hecho
de que en este momento solamente se esté llevando a cabo la revisión y generando un
ajuste para el instrumento vigente.

En síntesis, la ley estable ce que las Corporaciones Autónomas Regionales deben realizar
procesos de planificación en dos horizontes de tiempo. En el horizonte más largo, que es
de 10 años, se debe formular el Plan de Gestión Ambiental Regional (PGAR), que es un
instrumento de planif icación estratégica el cual orienta los procesos de gestión mediante el
establecimiento de las líneas maestras de acción de estas entidades con miras a lograr
metas ambientales de mediano y largo plazo. Es decir, establecer un norte para la acción
de la Corporación y del Sistema Nacional Ambiental en la región, que oriente los
programas, proyectos y acciones en busca de avanzar en el camino de la sostenibilidad,
articulando los procesos de desarrollo y ordenamiento territorial con la gestión ambiental
en la región.

1.3. METODOLOGÍA

Teniendo en cuenta los cambios normativos de este instrumento de planificación la


metodología se divide en dos partes, la primera de ellas correspondiente al PGAR 2001 -

10
CAR
PGAR 2001 2010

2010 aprobado por el Consejo Directivo en el año 2002 y la segunda correspondiente a la


revisión, actualización, refinamiento y desarrollo del mismo, en cada uno de los
componentes, según fue necesario a la luz del Decreto 1200 de 2004.

1.3.1. Metodología del PGAR 2001-2010 aprobado por el Consejo Directivo


en el año 2002.

1.3.1.1. Metodología General

La planificación debe ser el resultado de las reflexiones y análisis sobre la problemática


ambiental del territorio, enmarcada en las políticas nacionales y los intereses y deseos de
los diversos actores regionales de la Gestión Ambiental que actúan en él, como son los
entes territoriales y los actores económicos sociales de la región; queda claro entonces
que la metodología para la formulación de un PGAR debe ser abierta y participativa.

Se partió de la conformación de un equipo interdisciplinario de profesionales de la


Corporación, el cual se apropió del método y con su conocimiento de la región y de la
temática ambiental permitió avanzar hacia el planteamiento de una gestión ambiental más
holística y efectiva.

A continuación se describen y se presentan esquemáticamente las actividades que se


realizaron para cumplir con el objetivo.

1.3.1.2. Antecedentes

Se presentaron y analizaron los marcos de principios que rigen la Gestión Ambiental en


Colombia y los criterios, definiciones y modelos que buscan responder a las preguntas
¿Qué es la Gestión Ambiental?, ¿Quién la hace? (Análisis de roles y competencias), ¿Cómo
se planifica? (Modelos y marcos conceptuales y legales), ¿Cómo se ejecuta? (Modelo para
la Gestión Ambiental y herramientas e instrumentos para llevarla a cabo), ¿Cómo se
financia? (instrumentos y fuentes de recursos) y ¿Cómo se evalúa y ajusta la Gestión
Ambiental?.

1.3.1.3. Generalidades en la Aplicación del Método de Planeación Integral en


la Jurisdicción

Se aplicó un método de planificación ambiental de naturaleza integral, que se basa en la


teoría de los macrovectores y sus impactos sobre el medio biofísico y el medio cultural,
que permite establecer las interrelaciones e interdependencias entre las diversas fuerzas
socioeconómicas del desarrollo y sus efectos ambientales, con el fin de propiciar un
análisis de causalidad para actuar sobre las mismas, de manera que se avance hacia
formas de planeación que permitan involucrar la sostenibilidad en los procesos de
desarrollo.

El objetivo de esta forma de planificación es considerar la interacción sociedad-naturaleza


de una manera integral y permitir el análisis interdisciplinario de las causas e impactos

11
CAR
PGAR 2001 2010

ambientales de esta interacción, superando las formas tradicionales de planificación por


recursos y el enfoque remedial, abriendo las perspectivas hacia una Gestión Ambiental de
tipo preventivo, al mismo tiempo que actuar de manera remedial sobre problemas
ambientales precisos. A continuación se presenta de manera esquemática en la Figura 3
el método que se utilizó en la formulación deL PGAR. También este método permite el
análisis temporal de los distintos macrovectores y de sus impactos con el fin de construir
escenarios futuros de la evolución de la situación ambiental de un territorio dado. La visión
de futuro se planteó siguiendo un análisis tendencial y también con una aproximación
prospectiva del territorio deseado.

12
CAR
PGAR 2001 2010

Figura 3
Secuencia en la aplicación del Método de Planificación Ambiental Integral

1. Análisis y Priorización de
Macrovectores

2. Identificación y análisis de
sus impactos ambientales
(intensidad y amplitud)

3 . Identificación de causas 4. Identificación de causas


que impulsan los que generan los Impactos
Macrovectores (Análisis Ambientales
tendencial)

5 . Análisis sistémico y 6. Análisis sistémico y


categorización de causas de categorización de causas
los macrovectores de los impactos
ambientales

7 . Definición de frentes de acción

8. Identificación y formulación
del Plan, Políticas,
Programas y Subprogramas
del mismo.

13
CAR
PGAR 2001 2010

La descripción más detallada de cada paso de la figura 3 es la siguiente:

§ Análisis de macrovectores (fuerzas socioeconómicas que actúan sobre la región y


configuran y estructuran las formas de uso y ocupación del territorio) y su priorización
dentro del contexto regional, tomando en cuenta la situación actual y la visión
prospectiva a 10 años.
§ Identificación y análisis de los impactos ambientales principales de los macrovectores.
§ Determinación de la intensidad y amplitud de dichos impactos.
§ Identificación y análisis de los factores (causas) que impulsan los macrovectores.
Análisis de causalidad.
§ Identificación y análisis de las causas principales que influyen sobre los impactos
ambientales. Análisis de causalidad.
§ Análisis sistémico de las causas que generan los macrovectores y los impactos
ambientales para clasificarlas en activas, críticas, indiferentes y reactivas.
§ Definición de los frentes de acción.
§ Identificación y formulación de propuestas de políticas, programas, y subprogramas.

Para implementar esta metodología se fue generando una estructura de análisis y


discusión haciéndola más específica al aplicarla a la problemática particular de las
diversas subregiones de la jurisdicción de la CAR.

Haciendo uso de la metodología de “talleres de expertos” y otras complementarias se


aplicó el método descrito, a la totalidad del territorio. Un elemento fundamental de esta
etapa lo constituye el diagnóstico ambiental que permite establecer una línea base de las
condiciones ambientales del territorio.

1.3.1.4. Aplicación del Método de Planificación Integral en las Subregiones

El territorio de jurisdicción de la CAR es sumamente heterogéneo, tanto en lo biofísico


como en lo socioeconómico y por ende en lo ambiental si lo entendemos como el espacio
de interacció n de estos dos “dominios”.

En consecuencia las características propias y las condiciones ambientales de las diversas


subregiones del territorio CAR, suponen tratamientos a los problemas ambientales, bien
sean de uso o de conservación, que pueden ser bien diferentes entre uno y otro lugar y
que se deben expresar en iniciativas específicas que se enmarquen en los programas que
se definieron para la región en su conjunto.

La disponibilidad de un plan a largo plazo, permitirá que planes de mediano plazo, como
son el PAT de la CAR y los Planes de Desarrollo de los departamentos y municipios de la
jurisdicción, y otros instrumentos afines y subordinados del tema ambiental, tengan un
gran único referente para efectos, de priorización y asignación de recursos.

14
CAR
PGAR 2001 2010

1.3.1.5. Participación

De acuerdo con la definición adoptada para la Gestión Ambiental como un ciclo de


mejoramiento continuo, la comunicación y la participación son factores esenciales para
lograr resultados exitosos. De la misma manera el modelo adoptado para llevar a cabo la
Gestión Ambiental en el territorio CAR establece la necesidad de creación de espacios y
mecanismos para lograr la participación de los diversos actores sociales de la Gestión
Ambiental y la coordinación y cooperación interinstitucional.

La planificación, como una de las etapas del ciclo de la Gestión Ambiental, debe también
realizarse de manera concertada y participativa para incorporar las visiones, los intereses y
las necesidades de los diversos grupos sociales e instituciones involucradas en la
problemática ambiental.
La preparación y formulación del PGAR tuvo en cuenta estos principios por lo tanto la
metodología utilizada los incorporó en dos niveles, el interno y el externo. La Figura 4
presenta este esquema.

Figura 4
Partic ipación interna y externa

Diálogos
Ambientales
Regionales con
PARTICIPACION
entes territoriales
EXTERNA
y con la P
comunidad
Dirección L
Subdirecciones A
Regionales
Grupo Gestor N
Talleres E
internos
PARTICIPACION S
INTERNA Talleres con
participación
externa

Como lo establece la metodología utilizada se buscó incorporar las opiniones y los puntos
de vista de las diversas unidades administrativas y expertos de la CAR en las diferentes
etapas y actividades planteadas para la formulación de los planes. Permanentemente se
dio la posibilidad del diálogo y la interacción tanto del equipo directivo, como de los
profesionales de las diversas unidades administrativas de la Corporación.

Con respecto a la participación externa la Corporación llevó a cabo el proceso de los


Diálogos Ambientales Regionales que abarcó reuniones en todas y cada una de las
regionales en dos momentos diferentes. La primera secuencia de reuniones se llevó a
cabo a finales del año 2000 y se orientó a buscar la identificación de necesidades y

15
CAR
PGAR 2001 2010

situaciones ambientales por parte de los actores sociales (gremios, comunidades, etc.). La
segunda secuencia de reuniones se llevó a cabo en el mes de febrero del año 2001 y se
centró en la identificación y conocimiento de los problemas y proyectos ambientales que
se presentan en cada una de las regionales de la CAR, presentados por los alcaldes de los
municipios en todos y cada uno de ellos.

Todo el trabajo en torno a los diferentes módulos demandó una amplia y coordinada
participación de diversas dependencias y funcionarios de la entidad y de fuerzas vivas de
la región, así como, la recapitulación de planteamientos consignados en los POT y en otros
instrumentos y elementos de planificación y de gestión ambiental, consolidándose el
criterio participativo y descentralizado previsto para este proceso.
También se llevaron a cabo una serie de actividades las cuales tuvieron un alto
componente de socialización del instrumento con respecto a fuerzas vivas del territorio,
obrando como herramienta mesas de trabajo en cada una de las Regionales CAR, con
participación de todos los municipios y sectores preponderantes y en Bogotá, mediante
interacción con el equipo de planeación del DAMA y otras instituciones distritales.

Cuando se dispuso de una versión del PGAR, con contenido amplio y suficiente, en el mes
de mayo de 2002, se dio un último debate a sus componentes estructurales, sobre todo a
la secuencia problema-prospectiva-estrategia, con nueve reuniones de trabajo en las que
intervinieron dos terceras partes de las administraciones municipales y 19 gremios de la
producción e instituciones tales como: UMATAS, ONG, ICA, SENA, asociaciones de distritos
de riego, Fundación Fúquene, consejos verdes, colegios, universidades y medios de
comunicación entre otros.

Naturalmente, fueron invitadas todas las administraciones municipales, pero la época


preelectoral y ciertas circunstancias de orden público limitaron la directa participación de
algunos de ellos, que de todas maneras ya se habían aproximado al tema a través de las
regionales CAR, hoy Oficinas Territoriales, en anteriores etapas del proceso de
planificación orientado por la Corporación.

1.3.2. Metodología de la revisión y ajuste del PGAR 2001-2010 propuesta al


Consejo Directivo en el año 2004.

1.3.2.1. Metodología General

Se aplicó un método de planificación ambiental de naturaleza integral, que se basa en la


teoría de los macrovectores y sus impactos sobre el medio biofísico y el medio cultural,
permitiendo establecer las interrelaciones e interdependencias entre las diversas fuerzas
socioeconómicas del desarrollo y sus efectos ambientales, con el fin de propiciar un
análisis de causalidad, de manera que se que permitan involucrar la sostenibilidad en los
procesos de desarrollo.

El resultado del desarrolló en el ajuste y actualización del PGAR 2001-2010 está centrado
principalmente en el refinamiento del diagnóstico a nivel Municipal, un cambio en la
estructura programática del instrumento de planificación y en la optimización del SICAR
(Sistema de Indicadores CAR), incorporando los Indicadores Mínimos desarrollados por el

16
CAR
PGAR 2001 2010

MAVDT (Decreto 1200/2004). Los demás elementos se consideran totalmente vigentes y


se mantienen como debe ser en un instrumento de Planificación de largo plazo (10 años).

1.3.2.2. Antecedentes

La CAR con fundamento en lo reglamentado en el Capítulo II del Decreto 048 de 2001,


presentó a su Consejo Directivo el Plan de Gestión Ambiental Regional 2001-2010, el cual
fue adoptado mediante el Acuerdo Número 12 del 24 de julio de 2002.

La actual administración de la CAR, en su firme propósito por optimizar los lineamientos


institucionales existentes, desarrolló una revisión, actualización y ajuste del PGAR, a la luz
del Decreto 1200 de 2004 y la Resolución 643 de2004, en aras de hacer una gestión
ambiental acorde con las necesidades de la jurisdicción, que responda a las demandas
colectivas de sus habitantes y que esté en armonía con la Política Nacional.

La Dirección General y la Subdirección de Información y Planeación, con el apoyo del


Instituto Quinaxi, en un trabajo participativo con los funcionarios de la Corporación,
adelantaron la revisión del PGAR, la cual fue socializada en las Oficinas Territoriales.

Como culminación de la serie de encuentros de socializació n del PGAR, éste fue


presentado por la Directora General al Consejo Directivo, en audiencia pública realizada el
4 de junio de 2004.

De este modo, la CAR asumió la opción de presentación en audiencia pública, planteada


por el Decreto 1200/04 de la Nación, por recomendación de la Dirección General avalada
unánimemente por el Consejo Directivo, con el ánimo de dar la mayor transparencia y
legitimidad al proceso de planificación de la gestión ambiental regional.

Desde el 4 de Julio de 2004, el Consejo Directivo conformó una Comisión del Plan para
adelantar la revisión de la revisión del PGAR y la formulación del PAT, a medida que éstas
se fueran desarrollando, para dar mayor sustento a su evaluación formal posterior a la
presentación oficial de los documentos.

Del 4 de junio al 2 de julio el Consejo Directivo evaluó la propuesta de PAT presentada por
la Dirección General, así como las observaciones y propuestas presentadas por los
asistentes a la audiencia pública.

A lo largo de este proceso se discutieron e hicieron distintos ajustes al Plan de Acción


Trienal, el cual fue finalmente adoptado mediante el Acuerdo No. XX del X de Julio de
2004.
1.3.2.3. Refinamiento del Diagnóstico a Nivel Municipal

El equipo de la Dirección se desplazó a las distintas Oficinas Territoriales y en cada una


realizó un taller con los Alcaldes de su jurisdicción, en el cual se recopiló la información
sobre necesidades e iniciativas ambientales y el estado de la gestión ambiental municipal
con énfasis en el abastecimiento hídrico y el saneamiento básico.

17
CAR
PGAR 2001 2010

Estos talleres fueron complementados con reuniones con los Alcaldes sobre temas críticos
de cada región, con visitas de la Dirección General al terreno y con información de cada
Oficina Territorial.

1.3.2.4. Cambio en la estructura programática del PGAR 2001-2010

1.3.2.4.1. Evaluación de la estructura programática actual del PGAR 2001-2010

Figura 5
Estructura programática actual del PGAR 2001-2010

PLAN DE GESTION AMBIENTAL


REGIONAL

PLANIFICACIÓN Y ORDENAMIENTO GESTIÓN DEL GESTIÓN AMBIENTAL DEL TERRITORIO GESTIÓN AMBIENTAL COMPARTIDA
AMBIENTAL RECURSO HÍDRICO Y LOS RECURSOS NATURALES Y CONSOLIDACIÓN DE UN SISTEMA
DEL TERRITORIO REGIONAL AMBIENTAL

PLANIFICACIÓN AMBIENTAL DETERMINACIÓN DE LA REGULACIÓN Y CONTROL DE LA OFERTA GESTIÓN AMBIENTAL


TERRITORIAL OFERTA Y DEMANDA EN AMBIENTAL DEL TERRITORIO COMPARTIDA SECTORIAL
CANTIDAD Y CALIDAD DEL
RECURSO HÍDRICO

PLANIFICACIÓN AMBIENTAL REGULACIÓN Y CONTROL DE LA SISTEMA DE AREAS PROTEGIDAS GESTIÓN COMPARTIDA CON LA
PARA CENTROS URBANOS OFERTA HIDRICA ECORREGIONES ECOSTEMAS COMUNIDAD
COMPARTIDOS - REGULACIÓN Y
CONSERVACIÓN

PLANIFICACIÓN AMBIENTAL REGULACIÓN Y CONTROL DE LA COOPERACIÓN PARA PROYECTOS GESTIÓN COMPARTIDA CON ENTIDADES
EN EL DISTRITO CAPITAL CALIDAD DEL RECURSO AMBIENTALES REGIONALES Y LOCALES TERRITORIALES Y CON OTRAS
HIDRICO ENTIDADES SINA

PLANIFICACIÓN INTERNA GENERACIÓN DE CONOCIMIENTO E AGENDA NORMATIVA Y MODERNIZACIÓN GESTIÓN AMBIENTAL COMAPRTIDA
CORPORATIVA INVESTIGACIÓN DEL DESCEMPEÑO DE LA AUTORIDAD CON ENTIDADES
AMBIENTAL INTERNACIONALES

SISTEMA DE INFORMACIÓN GENERACION DE CONOCIMIENTO E CULTURA Y EDUCACIÓN AMBIENTAL PARA


AMBIENTAL INVESTIGACIÓN APLICADA PARA EL LA SOSTENIBILIDAD
MANEJO DE LOS RECURSOS NATURALES
Y EL PATRIMONIO AMBIENTAL

FORTALECIMIENTO DE LA DISEÑO E IMPLEMENTACIÓN DE


PLANIFICACIÓN INSTRUMENTOS ECONÓMOMICOS
INTERISTITUCIONAL PARA LA GESTIÓN DE LOS RECURSOS
NATURALES

GESTIÓN DEL SUELO

La estructura actual presenta ciertas ventajas:


Es relativamente simple.
§ Al agrupar la gestión de la Corporación en unas pocas categorías bien amplias, hace
bien elástica la planificación.
§ Enfatiza la gestión del agua.
§ A nivel estratégico e instrumental, privilegia la planificación y la gestión compartida.
§ Las limitaciones que se han identificado y que motivan la propuesta de modificación,
son de dos tipos: formales y conceptuales.

§ Las limitaciones formales se resumen en:

§ Pone al mismo nivel de programa, un enfoque estratégico (la gestión ambiental


compartida), un instrumento o proceso de apoyo (la planificación) y líneas de acción
misional (gestión del agua y de los recursos naturales).

§ Su carácter generalizante y elástico dificulta el seguimiento y la evaluación (lo cual ha


sido señalado reiteradamente por las auditorías de la Contraloría General de la
República).

18
CAR
PGAR 2001 2010

§ Comparte instrumentos y procesos de apoyo, dentro del Programa Gestión Ambiental


Compartida, que en realidad, requieren ser vistos y manejados de manera transversal
a toda la gestión de la entidad. Ej: la cofinanciación municipal termina siendo un
proyecto dentro de dicho programa, cuando sería mejor considerarla como un
mecanismo transversal a los distintos proyectos de aplicación prioritaria en el ámbito
municipal.

§ Los distintos programas y subprogramas están perfilados por enumeraciones de


objetivos, sin precisión sobre la ruta de gestión, el enfoque o las estrategias a aplicar y
sin indicadores precisos.

Las limitaciones conceptuales tienen que ver con el hecho de que la estructura
programática adopta, abierta y claramente, un enfoque de recursos naturales, con las
limitaciones propias del mismo, arriba señaladas.

Sin embargo, todo el proceso de diagnóstico regional adelantado para la formulación del
PGAR giró en torno a los macrovectores. Esto implica una visión dinámica de la relació n
sociedad - territorio, centrada en las transformación conjunta de la economía, la
organización humana y el ambiente. Lo anterior es propio del enfoque eco sistémico y,
sobre tal base diagnóstica, permitiría con toda facilidad plantear una gestión centrada en
los actores socioeconómicos (los agentes de los macrovectores en la región), sus
procesos, visiones, decisiones y propuestas.

1.3.2.4.2. Propósitos de la modificación propuesta

Los principales propósitos de la modificación propuesta son:

§ Actualizar el enfoque y método de la gestión ambiental regional y la operación de la


CAR para enfrentar los retos derivados del desarrollo físico, social y económico de la
región.
§ Mejorar la planificación de la entidad en términos de transparencia, eficiencia y
eficacia.

§ Facilitar la estandarización de los procesos misionales, al determinar de modo preciso


metodologías y rutas de gestión.

§ Facilitar el seguimiento y evaluación de los proyectos.

§ Clarificar las prioridades de la gestión ambiental regional y hacer corresponder las


acciones e inversiones con las mismas con mayor exactitud.

§ Facilitar la evaluación del impacto y eficiencia de las inversiones, tanto en los procesos
misionales como en los de apoyo.

§ Propiciar el desarrollo conceptual, metodológico, técnico y logístico de la Corporación


en campos específicos de la gestión ambiental (escenarios de gestión).

19
CAR
PGAR 2001 2010

1.3.2.4.3. Comparación entre la estructura actual y la propuesta

En la siguiente tabla se reseñan las principales diferencias entre la estructura programática


del PGAR actual y la propuesta en el presente documento:

Tabla 1
Modificaciones propuestas a la estructura programática del PGAR 2001 – 2010 actual.

PGAR actual Modificación Propuesta


4 programas 9 programas de desarrollo sostenible
y 3 programas de apoyo
23 subprogramas 46 subprogramas
Programas de Los 9 programas de desarrollo se centran cada uno en un
naturaleza y contenido macrovector y contienen cada uno el total de las acciones
heterogéneos misionales aplicables en cualquier escenario de gestión.
Los 3 programas de apoyo contienen sólo procesos de
apoyo y son transversales a los procesos misionales
contenidos en los programas de desarrollo.
Programas y Se define el curso de acción para todo programa como
subprogramas definidos armado y evolución de un escenario de gestión (proceso de
a nivel de objetivos gestión) y para cada subprograma se señala la ruta de
gestión (secuencia lógica de actividades y productos
principales)
Los objetivos combinan Los objetivos están formulados como tales. Las actividades
objetivos propiamente y productos principales se mencionan aparte (ruta de
dichos junto con gestión).
actividades y productos
El enfoque está El enfoque está centrado en los macro vectores y en el
centrado en los desarrollo de escenarios de gestión ambiental compartida
recursos naturales. con los actores claves de cada macrovector.
Privilegia la gestión del Sigue privilegiando la gestión del agua.
agua

1.3.2.4.4. Nueva Estructura Programática del PGAR 2001-2010

La propuesta de modificación de la estructura de programas y subprogramas del PGAR


se centra la transición del enfoque convencional de la gestión ambiental (recursos &
impactos) a un enfoque ecosistémico.

Desde esta nueva perspectiva, la gestión ambiental regional mantiene la atención sobre el
monitoreo de los recursos naturales y el comando y control sobre los impactos
ambientales. Pero el centro de la gestión ambiental se desplaza a los procesos
socioeconómicos (macrovectores) que generan dichos cambios ambientales.

20
CAR
PGAR 2001 2010

Esto significa, que el centro de las acciones CAR son las personas. Los actores que toman
las decisiones claves, desarrollan procesos socioeconómicos de gran efecto transformador
y se localizan de modo tal que determina la estructura y funcionamiento reales de la
región.

La modificación propuesta al PGAR pretende recoger los rasgos positivos del enfoque
convencional, sometiéndolos a un marco más amplio de políticas, estrategias y métodos,
derivados del enfoque ecosistémico.

El enfoque sistémico de la gestión ambiental nos permite reconocer los procesos y


tendencias generales del desarrollo urbano-regional, anticiparlos y darles forma, así como
decidir cuándo, dónde y cuánto puede ser eficiente la inversión de recursos sociales e
institucionales en la gestión ambiental.

Complementariamente, la propuesta de modificación incluye un reagrupamiento de los


macro vectores en los cuales se basa el diagnóstico, tal como se presenta en el siguiente
cuadro. Ello obedece a razones de tipo metodológico, para fortalecer el concepto de
macro vector, como consecuencia del paso al enfoque eco sistémico.

Macro vectores vs Estructura Programática

MACROVECTORES DEL DIAGNOSTICO ESTRUCTURA PROGRAMATICA

Agricultura Tradicional
Agricultura Comercial
Agroindustria Desarrollo agropecuario sostenible
Ganadería de especies menores
Ganadería de especies mayores
Industria Desarrollo industrial sostenible
Explotación Minera Manejo ambiental de la minería
Transporte Desarrollo sostenible del transporte
Turismo y recreación
Desarrollo urbano sostenible
Urbanismo
Explotación de hidrocarburos
Uso sostenible de la energía
Producción /Utilización energía
Explotación Forestal Ecosistemas estratégicos y biodiversidad
El agua y los materiales se encontraban Manejo del ciclo del agua
transversales a todos los procesos Manejo del ciclo de materiales
productivos

El modelo de gestión planteado gira en torno a la definición de macrovector, considerado


como cada uno de los procesos socioeconómicos que, sumados, constituyen la forma
como el territorio es ocupado y transformado y sus recursos naturales utilizados. En torno
a cada macrovector se organizan y actúan unos actores sociales bien definidos con

21
CAR
PGAR 2001 2010

actividades económicas afines, localizados en unas áreas concretas. El PGAR de la CAR


identifica como principales macrovectores:

§ El uso sostenible de la energía.


§ El manejo del ciclo del agua.
§ El manejo del ciclo de materiales (y los residuos sólidos).
§ Ecosistemas estratégicos y Biodiversidad (involucra su aprovechamiento recre ativo o
turístico).
§ Manejo ambiental de la Minería
§ Desarrollo agropecuario sostenible
§ Desarrollo urbano sostenible
§ Desarrollo industrial sostenible
§ Desarrollo sostenible del transporte.

En la Figura 6, se presenta el esquema que resume el modelo de gestión ecosistémico


adoptado por el PGAR de la CAR y que determina la estructura programática del mismo.

Su explicación inicia por los objetivos generales, que se clasifican en tres grupos: el uso
eficiente de los recursos naturales, la conservación de la calidad del medio y el impacto
positivo del cambio ambiental en lo cultural, lo social y lo económico.

Los macrovectores o procesos claves de la función y transformación regional conforman el


ecosistema a manejar. Cada macrovector define un grupo de actores claves a convocar
para el armado de un escenario de gestión ambiental.
Para cada escenario se concierta una agenda según la relación del macrovector con los
objetivos generales de la gestión ambiental, con el objetivo de obtener una visión integral,
de los aspectos que conforman el ambiente de los actores convocados en el escenario. En
otras palabras: no se habla por separado del aire, del ruido o los vertimientos; se pone
todo junto en torno a las prácticas, percepciones e impactos de la minería o la industria o
el urbanismo, etc., buscando una visión ajustada a la de los actores mismos y el modo de
priorizar y complementar las acciones de gestión.

La formulación de acciones correspondientes a los macroprocesos misionales de


Conocimiento, Intervención y Comando y Control, convierte las agendas en Programas. En
tal sentido, el Plan de Acción de la Corporación, con sus programas, es apenas una
propuesta para ser transformada en la interacción con los actores de cada escenario y
complementada con los aportes e iniciativas de los mismos.

En cada escenario el programa correspondiente procura la integralidad del manejo, es


decir, la adecuada priorización y balance entre las distintas acciones posibles, evitando
privilegiar o descuidar alguna sin fundamento.

Para efectos de planificación y seguimiento de la gestión, se adoptan como marco


espacial, el municipio, la cuenca y la región. En cada uno de estos marcos se evalúa el
cuadro de necesidades, el peso de los macrovectores y la composición de la respuesta en
términos de la participación de los programas y el tipo de acciones aplicadas.

22
CAR
PGAR 2001 2010

Figura 6
Nueva Estructura Programática del PGAR 2001-2010
Programas de Desarrollo Sostenible

Los Programas en el esquema anterior comprenden la totalidad de la misión institucional


de la CAR y, dentro del PGAR se definen como Programas de Desarrollo Sostenible.

El siguiente esquema, presentado en la Figura 7 resume los programas de apoyo, es


decir, aquellos dirigidos a soportar y fortalecer los procesos misionales.

Según se aprecia en el esquema, los programas de apoyo son tres:

§ Fortalecimiento institucional: Relacionado con el mejoramiento de los instrumentos y


procedimientos de la entidad.

§ Coordinación interinstitucional: Rela cionado con la optimización de la comunicación y


cooperación con las demás entidades integrantes del SINA en la región.

§ Programa de educación y participación: Relacionado con el fortalecimiento de la


participación de la sociedad civil en la gestión ambiental regional.

23
CAR
PGAR 2001 2010

Figura 7
Nueva Estructura Programática del PGAR 2001-2010
Programas de Apoyo

Esta propuesta de modificación a la estructura de programas fue discutida y ajustada en


Comité de Dirección y posteriormente presentada a la Comisión del Plan del Consejo
Directivo y, luego, al pleno del mismo.

1.3.2.5. Optimización de Sistema de Indicadores CAR SICAR.

La optimización del SICAR como Instrumento de Seguimiento y Evaluación, cuarto


componente del PGAR, se basó en dos procesos metodológicos correspondie ntes a la
optimización de la batería base de indicadores CAR vigentes y en la incorporación de los
Indicadores Mínimos presentados por el MVADT en la resolución 643 de 2004.

En los dos procesos se siguió la metodología de reuniones de expertos en cada uno de los
temas, donde se categorizaron los indicadores, según su disponibilidad para entrar en
operación, partiendo del principio fundamental de que el SICAR debe ser un proceso
gradual de implementación, tal como se prevé también por el MVADT. El desarrollo
metodológico detallado se presenta en el Capítulo 5.

1.3.2.6. Participación

Se entiende por participación ciudadana “la forma directa de manifestar la voluntad


colectiva para preservar el bien común, como una expresión de poder que se materializa
en que las comunidades actúan como protagonistas de las decisiones que afectan sus
intereses colectivos. Es un ejercicio político para la construcción de lo público, sea éste la
organización institucional del estado o la protección del medio ambiente”.

24
CAR
PGAR 2001 2010

En ese sentido y considerando el carácter de estado social de derecho, participativo y


pluralista que orienta a la función pública a facilitar todas las formas de participación
previstas en la ley, la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca –CAR- desarrolló
en las diferentes territoriales que conforman su jurisdicción, una serie de eventos, los
cuales se convirtieron en espacios de diálogo entre actores institucionales, privados y
sociales y el equipo directivo de la Corporación para la edificación de líneas de acción
ambientales públicas en estos próximos años.

Así, los días 12, 17, 21, 25, 28, 29, 31 de mayo y 4 de junio de 2004, la presente
administración de la Corporación socializó respectivamente en las regiones de Sabana
Norte, Almeydas, Sabana Occidente, Sumapaz, Tequendama, Alto Magdalena, Rionegro,
Ubaté, Suárez, Gualivá, Magdalena Centro y en el Distrito Capital de Bogotá la propuesta
de reformulación del Plan de Gestión Ambiental Regional (PGAR 2001-2010) ante alcaldes,
funcionarios de las administraciones locales y regionales, empresarios, gremios,
industriales, presidentes de juntas de acción comunal y acueductos veredales, ong,
academia, jóvenes, ecologistas, entre otros.

Cerca de 2300 participantes se reunieron en estas actividades y más de 500


intervenciones, entre preguntas y aportes que sirvieron como insumo para el proceso de
reformulación planteada por la actual administración a este documento. A continuación se
describe la participación puntual por oficinas territoriales

OFICINAS TERRITORIA L PARTICIPANTES PREGUNTAS


SABANA OCCIDENTE 230 53
SUMAPAZ 365 57
GAULIVÁ Y MAGDALENA CENTRO 306 32
SABANA NORTE Y AMLEYDAS 398 238
TEQUENDAMA Y ALTO MAGDALENA 270 109
UBATÉ Y SUÁREZ 246 41
RIONEGRO 182 38

25
CAR
PGAR 2001 2010

2 DIAGNOSTICO

2.1 SÍNTESIS GLOBAL DEL TERRITORIO.


El territorio CAR se localiza en la zona central del país, en el área conformada por el valle
del río Magdalena al occidente, la vertiente occidental de la cordillera Oriental Andina y
una pequeña parte de la vertiente oriental, como también la s altiplanicies de la Sabana de
Bogotá y los valles de Ubaté y Chiquinquirá. El 94% del territorio hace parte de la gran
cuenca hidrográfica del río Magdalena y el restante 6% de la cuenca del río Orinoco.

La cordillera Oriental atraviesa los departamentos de Boyacá y Cundinamarca de suroeste


a noroeste, en el extremo sur se alza el páramo de Sumapaz que alcanza alturas hasta de
4.250 msnm; en la parte media se localiza la Sabana de Bogotá donde está la ciudad de
Bogotá, la mayor aglomeración urbana de Colombia.

Por encontrarse todo el territorio de la CAR dentro del área de influencia de la capital
colombiana, los diferentes aspectos ambientales y relacionales del espacio geográfico
circundante se ven afectados por la presencia de esta importante urbe, que se ha
constituido en el epicentro económico, social, cultural, político y administrativo del país.
(Ver Mapa División Político Administrativa).

Desde el punto de vista fisiográfico se distin guen cuatro sectores (Ver Mapa
Fisiografía e Hipsometría):

4 El valle del río Magdalena en el occidente del departamento de Cundinamarca.

4 Las formaciones montañosas de la vertiente occidental de la cordillera Oriental.

4 Formas de alta montaña en la vertiente oriental de la cordillera que conforman una


franja estrecha paralela a la Sabana de Bogotá.

4 La planicie fluviolacustre del río Bogotá en el sector central del departamento de


Cundinamarca y un poco más al norte, la de los ríos Ubaté y Suárez.

Los Cuadros 1, 2 y 3 presentan una serie de datos básicos que ilustran las características
y principales variables de la totalidad del territorio CAR y de regionales y sus cuencas.

26
CAR
PGAR 2001 2010

Cuadro 1
Información Básica de la Región

AREA 18.706,4 KM2 (1´870.640 HA)


98 de Cundinamarca y 6 de Boyacá y el Distrito
MUNICIPIOS Capital de Bogotá.

8.509.514 (año 2000)


POBLACIÓN Urbana: 7.656.495 (89.9%)
Rural: 853.317 (10.1%)
1.83% anual
CRECIMIENTO
Urbano: 2.47%
DEMOGRÁFICO (TCD)
Rural: 0.87%
Fuente: DANE, proyección municipales 2000, CAR -Subdirección Científica

Cuadro 2
Información Básica de Regionales

N° ÁREA POBLACIÓN
REGIONAL SEDE % %
MPIOS (KM 2 ) (2000)
Sabana Occidente Funza 9 1.244 6,6 563.223 27,2
Sumapaz Fusa 10 1.866 10,0 221.442 10,7
Tequendama y Alto Girardot 20 2.680 14,3 323.169 15,6
Magdalena
Rionegro Pacho 8 2.441 13,0 99.514 4,8
Ubaté y Suárez Ubaté 15 2.005 10,7 203.909 9,8
Gualivá y Magdalena Centro Villeta 21 4.022 21,5 229.647 11,1
Sabana Norte y Almeydas Zipaquirá 21 3.137 16,8 415.422 20,0
Fuente: Inventario y diagnóstico de los recursos naturales renovables del área CAR, Ecoforest-
Swedforest, 1999,
DANE, CAR -Subdirección Científica.
Cuadro 3
Cuencas hidrográficas de primer orden

ÁREA LONGITUD LLUVIA MEDIA


CUENCA %
(KM2 ) (KM.) ANUAL (MM)
Río Bogotá 5.671,0 30,32 335,1 922
Río Ubaté y Suárez 1.965,4 10,51 91,8 969
Río Sumapaz 2.527,2 13,75 12,1 1.175
Río Magdalena 2.191,4 11,71 222,5 1.433
Río Negro 4.238,6 22,66 200,7 2.066
Río Minero 990,8 5,30 36,0 1.792
Río Machetá* 508,7 2,72 37,5 1.245
Río Blanco* 471,0 2,52 24,0 1.395
Río Gachetá* 97,3 0,52 1.541
* Hacen parte de la cuenca del río Orinoco

27
CAR
PGAR 2001 2010

Fuente: Inventario y diagnóstico de los recursos naturales renovables del área CAR, Ecoforest-
Swedforest, 1999. CAR - División de Evaluación Técnica, Subdirección Científica, 2001.

Las cuencas hidrográficas de segundo orden que forman los 18.706 km2 del territorio de
la CAR, corresponden a los ríos Bogotá, Sumapaz y Negro, la parte alta de las cuencas de
los ríos Suárez y Minero, todos ellos afluentes del río Magdalena (cuenca de primer
orden), y la propia cuenca del río Magdalena en el sector ubicado en el departamento de
Cundinamarca. Además están, la parte alta de las cuencas de los ríos Machetá, Gachetá y
Blanco que drenan hacia los Llanos Orientales. En general, las cuencas hidrográficas
corresponden a los territorios drenados por los ríos que recogen el agua lluvia desde las
divisorias de aguas hasta su desembocadura en una corriente mayor. (Ver Mapa
Distribución de Cuencas Hidrográficas).

2.1.1 Recurso hídrico

Con respecto al país, la precipitación en el área de la CAR es de media a baja, lo que


incide en que no produzca, relativamente, una gran cantidad de agua.

Las Isoyetas medias anuales permiten establecer las siguientes zonas (Ver Mapa
Escorrentía Total Anua l).

Con valores comprendidos entre 2.000 y 2.600 mm anuales, se encuentran de forma


general las cuencas de los ríos Negro y Minero, con valores puntuales que alcanzan los
3.000 mm anuales.

4 Con una pluviosidad media -alta de 1.500 y 2.300 mm anuales, se encuentra el


área de la cuchilla del Tablazo, donde nacen los ríos Negro, Frío y Subachoque.

4 Las zonas de mediana pluviosidad, entre 1.200 y 1.700 mm anuales, se ubican en


áreas como el páramo del Sumapaz y cerros orientales de la Sabana de Bogotá.
4 La zona de menor pluviosidad, con valores entre 600 y 900 mm se ubica en
sectores de las cuencas de los ríos Suárez y Bogotá.

En términos generales, la calidad del agua de los cuerpos hídricos del área es buena en
sus nacimientos y partes altas de las cuencas, pero a medida que aparecen los
asentamientos humanos se va degradando. La degradación se refiere, principalmente, a
contaminación orgánica y bacteriológica, expresada en parámetros tales como DBO,
oxígeno disuelto, coliformes fecales y totales.

De esta manera, la calidad de aguas es inversamente proporcional a la densidad de


población y asentamientos humanos, en las diferentes cuencas hidrográficas. Las cuencas
de los ríos Seco, Minero y Machetá presentan una mejor calidad de aguas mientras que las
de los ríos Bogotá, Sumapaz, Suárez y Negro tienen, en general, condiciones de mayor
degradación.

En el Cuadro No. 4 la oferta natural se estimó a partir de registros de caudales en


estaciones hidrológicas localizadas a las salidas de cada cuenca. La demanda se calculó

28
CAR
PGAR 2001 2010

con base en los registros de abastecimiento humano, agropecuario y actividades


industriales, incluyendo en este último la generación hidroeléctrica.

Cuadro 4
Oferta y demanda global de aguas superficiales

CUENCA OFERTA NATURAL (M3/S )1 DEMANDA (M3/S)


Bogotá (Alto y medio) 28,48 2 22,50 4
Bogotá (bajo) 20,20 1,07
Ubaté – Suárez 10,31 3,88
Sumapaz 40,58 0,46
Magdalena 4,75 3 0,27
Negro 135,94 0,51
Minero 51,72 0,14
Machetá 10,61 0,08
Blanco 10,05 0,06
Fuente: Inventario y diagnóstico de los recursos naturales renovables del área CAR, Ecoforest-
Swedforest, 1999. División de Evaluación Técnica, Subdirección Científica, 2001.
Notas: 1 Caudal promedio anual. La disponibilidad real es afectada por la existencia de periodos
secos y lluviosos, por las condiciones de aridez o humedad propias de cada territorio y por la
calidad del agua. 2 Caudal promedio medido en la Estación Alicachín. 3 Caudal promedio registrado
en el río Seco, estación Corralitos. 4 Incluye caudal aportado por el sistema Chingazaº.

Agua subterránea

La recarga de los sistemas acuíferos es principalmente a partir de la precipitación,


ocurriendo en las zonas topográficamente altas de los valles, con una dirección del flujo
subterráneo convergente hacia el centro de las cuencas, especialmente cuando éstas se
encuentran dominadas por amplias estructuras sinclinales (Ver Cuadro 5).

Cuadro 5
Oferta y demanda de aguas subterráneas

AREA DE RECARGA Oferta natural DEMANDA


CUENCA
(KM2) (Mm3/año) (MM3/AÑO)
Bogotá 4.220,5* 128,0* 42.60
Magdalena 739,7 88,6 5.74
Suárez-Ubaté 621,5 77,3 6.35
Sumapaz 388,6 39,0 0.47
Negro 266,9 202,0 0.3
Minero 173,4 43,6 0
Machetá 183,3 21,2 3.9
Blanco 39,3 4,1 0
Fuente: Inventario y diagnóstico de los recursos naturales renovables del área CAR, Ecoforest-
Swedforest, 1999., Subdirección Científica, 2001.

29
CAR
PGAR 2001 2010

NOTA: *Estudios recientes indican que el área de recarga es menor y, por consiguiente, la oferta
natural.

La oferta natural de aguas subterráneas se estimó con base en las características de las
unidades hidrogeológicas y su potencial productivo. La demanda se calculó con los datos
de extracción total, según registros de Ingeominas y CAR y sobre estos se calcularon las
cantidades para los diferentes usos.

2.1.2 Recurso suelo

La más representativa de las categorías de oferta de suelos de la región corresponde a


tierras aptas para bosque protector, bosque protector productor y agrosistemas integrales.
En las áreas con pendientes hasta del 25% la oferta específica se limita a sistemas
integrados de producción, tipo agroforestal. En pendientes mayores la oferta de suelos
permite únicamente - una cobertura protectora y/o productora. La superficie total de esta
unidad en el territorio de la CAR es de 606.336 ha, equivalente al 32,4 % del total. Los
Cuadros 6 y 7 presentan estas distribuciones para el territorio CAR.

Cuadro 6
Aptitud de uso de los suelos

% %
CLASE DE APTITUD ÁREA (HA) (%) CONFLICT AREA
O CAR
Areas de preservación y bosques protectores o
productores con explotación restringida 673.928 36.03 59.2 21.3
Bosques protectores-productores y/o
agrosistemas (agrícolas y pecuarios) en áreas 606.336 32.41 68.5 22.2
con restricciones ambientales
Bosque protector o paisajes recreacionales en
áreas con restricciones ambientales 25.248 1.35 42.6 0.6
Agrosistemas (agrícolas o pecuarios) en áreas
con restricciones ambientales 185.202 9.90 60.5 6.0
Agrosistemas intensivos en tierras
mecanizables, con restricciones ambientales 323.704 17.30 73.5 12.7
Agrosistemas intensivos en áreas mecanizables,
con mínimas restricciones ambientales 56.222 3.01 97.1 2.9
TOTALES 1’870.640 100 65.7
Fuente: Inventario y diagnóstico de los recursos naturales renovables del área CAR, Ecoforest -Swedforest, 1999.

30
CAR
PGAR 2001 2010

Cuadro 7
Aptitud de uso de los suelos por cuenca (%)

BOSQUES Y
AGROSISTE
AGROSISTE AGROSISTE
PRESERVAC PROTECC MAS CON
CUENCA MAS MAS OTRO
IÓN IÓN RESTRICCI
PROTECTOR INTENSIVOS
ES ONES
Bogotá 10.1 5.9 21.2 12.3 33.1 7.4
Ubaté-
23.8 4.6 28.5 2.3 29.9 10.9
Suárez
Sumapaz 36.9 12.2 24.9 8.3 17.2 0.5
Magdale 7.7 5.4 53.6 16.2 16.9 0.2
na
Negro 6.2 36.2 45.1 6.1 6.1 0.3
Minero 10.6 30.4 33.7 12.8 7.6 4.9
Machetá 22.4 16.4 46.4 6.4 8.3 0.1
Blanco 97.9 2.1 - - - -
Fuente: Inventario y diagnóstico de los recursos naturales renovables del área CAR, Ecoforest -Swedforest, 1999.

Los conflictos se refieren a la incompatibilidad entre la aptitud natural y el uso que se le


está dando en las diferentes unidades, a deficientes prácticas o manejos tecnológicos
inadecuados a las características de los suelos y de los medios geográficos, al empleo
masivo de agroquímicos y a otras situaciones que afectan el equilibrio ecológico natural.

2.2 DIAGNOSTICO AMBIENTAL REGIONAL Y LOCAL

Para llegar a definir el concepto de diagnóstico ambiental hace falta adoptar una definición
que corresponda al concepto de “ambiental”. Para efectos del diseño de los Lineamientos
del Plan de Gestión Ambiental Regional, la definición adoptada fue la de entender lo
ambiental como el espacio de interacción recíproca entre el mundo cultural y el mundo
natural. Los canales de interacción entre estos dos sistemas se denominan macrovectores
del desarrollo, los cuales se definen formalmente como aquellas actividades
socioeconómicas que por su importancia tienen la capacidad de generar cambios
significativos en los sistemas natural y cultural y modificar la estructura territorial.

En el caso del territorio CAR se seleccionaron las actividades que generan mayores
repercusiones sobre la ocupación del territorio, la explotación de los recursos naturales
renovables y no renovables y la alteración del medio ambiente.

Se definieron inicialmente los siguientes macrovectores principales: urbanización,


agricultura tradicional, agricultura comercial, agroindustria, industria, producción y uso de
energía, transporte, aprovechamiento forestal, explotación minera, exploración y
explotación de hidrocarburos, ganadería de especies menores, ganadería de especies
mayores, piscicultura, turismo y recreación. Estos macrovectores y su importancia varían
de acuerdo con las características propias de las distintas regionales.

31
CAR
PGAR 2001 2010

El Gráfico 5 presenta de manera esquemática, la definición que se adoptó para el


Diagnóstico Ambiental en la preparación de este plan.

Gráfico 1

Gráfico estructural del Diagnóstico Ambiental

SISTEMA CULTURAL
Socioeconomía

IMPACTOS
AMBIENTALES
MACROVECTORES
DEL DESARROLLO

SISTEMA NATURAL

Por lo tanto entenderemos como Diagnóstico Ambiental el análisis de las interacciones


recíprocas entre las fuerzas socioeconómicas y la naturaleza y de los efectos que ellas
producen.

2.2.1 Objetivos del diagnóstico ambiental regional y municipal

En este trabajo nos ubicamos en el nivel de lo regional y de lo local y por tanto se busca
avanzar en los planteamientos hechos acerca del estado ambiental del territorio CAR,
abordando una problemática lo más específica posible mediante un enfoque
constructivista, que complemente los documentos y análisis de carácter descriptivo o más
general que existen.

Los objetivos definidos para el diagnóstico ambiental regional y municipal fueron los
siguientes:

32
CAR
PGAR 2001 2010

Objetivo general

Preparar una línea base del territorio de cada regional, que sirva para realizar una gestión
ambiental más estructurada y proactiva, mediante la identificación, conocimiento,
evaluación y georreferenciación de los macrovectores del desarrollo y los impactos
ambientales principales en cada regional y la caracterización ambiental de sus municipios.

Objetivos específicos

A nivel regionales

4 Elaborar el mapa donde se identifiquen y ubiquen de forma compatible con la escala


de análisis, los macrovectores principales presentes en cada regional-MVP.

4 Elaborar el mapa donde se identifiquen, se califiquen y se ubiquen de forma


compatible con la escala de análisis los impactos ambientales principales para cada
regional – IAP.

4 Realizar análisis tendenciales de los MVP e IAP en cada región.

4 Realizar análisis prospectivos para definir escenarios deseables y posibles.

A nivel municipales

4 Preparar la Ficha Municipal CAR - Fichas de caracterización municipal.

4 Elaborar las matrices de impactos ambientales a nivel municipal para cada regional y
evaluar de manera detallada los impactos ambientales más críticos presentes en cada
municipio.

2.2.2 Metodología

Para construir el diagnóstico ambiental del territorio con las características y objetivos
descritos en los numerales anteriores, se diseñó y aplicó la metodología de trabajo que se
describe a continuación.Se realizaron una serie de talleres de expertos orientados a definir
y caracterizar la problemática ambiental tanto del territorio en su conjunto como de cada
una de las regionales, el trabajo se planteó en dos niveles, el regional y el municipal.

Se aplicó la metodología de “Taller de Expertos” para realizar, en estrecha colaboración


con las regionales el diagnóstico de su problemática ambiental.

Para efectos de la georeferenciación de los diversos elementos y componentes se empleó


la técnica de Cartografía Social, que permitió la ubicación espacial de los diversos
macrovectores e impactos ambientales sobre una base cartográfica en el seno de los
talleres de expertos, los cuales analizaron y adoptaron por consenso los resultados
obtenidos. El diligenciamiento de la Ficha Municipal CAR, en los aspectos acordados con
las regionales y la preparación y análisis de la matriz de impactos ambientales para cada

33
CAR
PGAR 2001 2010

municipio, se lle varon también a cabo de manera participativa mediante el trabajo de


grupos interdisciplinarios en las distintas regionales.

En el Gráfico 6 se presenta el diagrama de actividades adoptado para el plan, que se


basó en el aprovechamiento de las informaciones existentes y en la experiencia de los
funcionarios de las regionales, quienes actuaron como expertos en los procesos de
identificación, análisis, localización y caracterización de la problemática ambiental de cada
territorio.

Diagnóstico Regional

El análisis, validación y georeferenciación de los resultados del Diagnóstico fue


desarrollada en las regionales, mediante sesiones de trabajo en las que participaron
funcionarios con experiencia en la problemática ambiental de su territorio y partiendo del
análisis de la situación ambiental de cada región. Dichos funcionarios mantuvieron
generalmente durante los últimos meses e incluso años, una permanente interactuación
con fuerzas vivas del territorio, en ejercicio de la autoridad ambiental a cargo de la CAR y
de otras trámites de igual o mayor calibre tales como el examen de los asuntos
ambientales de los POT.

4 Identificación y localización de los macrovectores prioritarios MVP

Todas las actividades humanas producen impactos sobre el medio ambiente, cuya
magnitud e intensidad dependerán del tipo de actividad se trate y de las características
propias de los ecosistemas. Estas variables han sido denominadas "Macrovectores",
entendiendo el concepto de macrovector como la actividad socioeconómica que por su
importancia tiene la capacidad de generar cambios a gran escala y modificar la estructura
territorial. En el caso del territorio CAR se han seleccionado las actividades
socioeconómicas que generan mayores repercusiones sobre la ocupación del territorio, la
explotación de los recursos naturales renovables y no renovables y la alteración del medio
ambiente. A partir de ellas se han definido los siguientes macrovectores como los más
importantes: urbanización, agricultura tradicional, agricultura comercial, agroindustria,
aprovechamiento forestal, explotación minera, exploración y explotación de hidrocarburos,
ganadería de especies menores, ganadería de especies mayores, industrialización,
piscicultura, producción y uso de energía, transporte, turismo y recreación.

A continuación se dan las definiciones de cada una de los macrovectores enunciados


anteriormente2.

Urbanización (Asentamientos humanos): Este macrovector se refiere al proceso de


consolidación y de expansión de centros de poblamiento con elementos y características
que transforman el hábitat natural y constituyen el eje de las actividades vitales de las
sociedades modernas y la base de reproducción del modelo de desarrollo actual.

Agricultura Tradicional: Es el cultivo de especies vegetales principalmente para el


abastecimiento de la población local o de demandas del mercado regional. Generalmente

2
/ UNPD. THE BRAZILIAN ECOSYSTEMS AND THE MAIN DEVELOPMENT MACRO VECTORS. Project Scenarios for the
Planning of Environmental Management. Brasilia - DF. Brazil, 1996.

34
CAR
PGAR 2001 2010

se realiza en unidades pequeñas, con el empleo de tecnologías tradicionales y se refiere la


mayoría de las veces a cultivos de pancoger.

Agricultura Comercial: Es el cultivo de especies vegetales a mediana o gran escala,


intensiva en capital y en tecnología, para el abastecimiento de la población local o de
demandas del mercado nacional o internacional. Generalmente los productos de este tipo
de agricultura requieren de un procesamiento posterior, como pueden ser los casos de las
flores, del café o del arroz.

Agroindustria: Es la actividad agropecuaria practicada en gran escala, con base en un


uso intensivo de capital y tecnología, y está destinada a abastecer los mercados
nacionales e internacionales, con productos transformados en una cadena integrada como
puede ser el caso de la caña de azúcar y de la caña panelera.

Explotación forestal: Es el uso y manejo (sostenible o extractivo) de los bosques


naturales y plantados (flora y fauna) con el fin de obtener diversos productos, maderables
y no maderables, para satisfacer necesidades culturales o abastecer industrias y mercados
locales, nacionales o mundiales. El aprovechamiento de los bosques está relacionado de
manera directa con los usos de la tierra. Dependiendo de la forma de manejo de las áreas
boscosas se puede garantizar la permanencia de la cobertura forestal o un cambio drástico
sobre la misma.

Industria: La industrialización es el proceso de transformación de materias primas y


consumo de recursos naturales que abarca la construcción de infraestructura, tecnología y
procesos productivos sobre el cual se desarrollan los diferentes sectores de la economía.
Sus impactos sobre el medio ambiente son de gran amplitud ya que pueden abarcar
prácticamente todos los componentes ambientales y pueden ser peligrosos dependiendo
del tipo de residuos que genere.

Explotación minera: Es el aprovechamiento y transformación de materiales minerales


que serán usados en procesos productivos e industriales posteriormente. El ciclo de la
producción minera es fundamental para la sostenibilidad no solo de procesos industriales o
de urbanización, también lo es para los procesos económicos. Este tipo de explotación
esta determinado por las tendencias en los mercados mundiales y nacionales
fundamentalmente.

Exploración y explotación de hidrocarburos: Es el aprovechamiento y transformación


de yacimientos de combustibles fósiles, principalmente petróleo y de gas, que se
encuentran en el subsuelo. Esta actividad tiene gran importancia en la modificación de
procesos de ocupación territorial y migración.

Ganadería de especies menores: Es la actividad económica que implica cría de gallinas


y cerdos principalmente. Estas actividades pueden realizarse a gran escala, generando
importantes impactos sobre el medio ambiente.

Ganadería de especies mayores: Es la actividad económica que implica cría de como


ganado vacuno y caballar, produciendo grandes modificaciones en las coberturas de los
suelos y en las formas de ocupación de la tierra.

35
CAR
PGAR 2001 2010

Piscicultura: Es el cultivo de especies hidrobiológicas para el abastecimiento de la


población local o de demandas del mercado nacional o internacional.

Producción / utilización de Energía: Son actividades esenciales para permitir el


desarrollo de otros macrovectores, satisfacer las necesidades humanas, y elevar la calidad
de vida de la población. Son también un elemento fundamental en cualquier sistema
productivo, que dinamiza la econom ía y los procesos de desarrollo a escala local, regional,
nacional y global. La utilización de la energía genera importantes impactos sobre el
ambiente en cualquiera de sus fases ya sea producción, transformación, transporte,
distribución y consumo final.

Transporte (Infraestructura / operación): Formas de circulación que permiten flujos de


personas o de bienes entre múltiples asentamientos humanos o complejos productivos.
Los patrones de diseño, organización e infraestructura que requieren las diferentes formas
de circulación varían de acuerdo con las características geográficas, culturales, económicas
y tecnológicas en una región dada. El tipo de transporte y su infraestructura son
fundamentales para la economía y los procesos de integración internacionales y
nacionales. El transporte en sus diferentes fases, desde la construcción de la
infraestructura hasta la operación, produce muy fuertes impactos ambientales.

Turismo y recreación: Está compuesto por las actividades relacionadas con los
servicios directos e indirectos ofrecidos en un entorno natural o artificial con el fin de
brindar esparcimiento y recreación a la población. Esta actividad se puede enfocar en el
aprovechamiento del paisaje y de la infraestructura existente, de acuerdo con las
características de los diferentes grupos poblaciones.

A partir de la priorización de macrovectores en cada región, a que se llegó mediante un


trabajo en grupo y participativo, analizaron y validaron el orden de importancia en el que
se clasificaron los macrovectores desde el punto de vista socioeconómico en la región y en
algunos casos como resultado del análisis más detallado.

Se procedió a describir en forma breve y concisa cada uno de los macrovectores más
importantes y significativos en el contexto de cada región, desarrollando sus
características. También se mencionaron sus impactos ambientales principales.

Posteriormente el grupo de expertos ubicó mediante trabajo consensual y participativo, de


la manera más precisa posible estos MVP en el mapa de la regional. Para facilitar la labor
de localización en el mapa se tuvieron en cuenta los elementos de referencia presentes en
el mapa como ríos, quebradas, carreteras, curvas de nivel, zonas urbanas, límites
municipales etc.

El resultado de esta parte del proceso es contar con siete (7) mapas, uno por cada
regional, que presente la localización espacial de los macrovectores prioritarios para la
región y la descripción de cada uno de ellos..

36
CAR
PGAR 2001 2010

4 Identificación, validación y georeferenciación de los impactos ambientales


principales - IAP.

Siguiendo un proceso similar al descrito para el caso anterior y a partir de las situación
ambiental de cada región, en especial el listado de impactos ambientales por recursos, el
grupo de expertos de cada regional seleccionó los impactos ambientales más fuertes
presentes en la región, causados por la aplicación de los MVP sobre el territorio de la
regional..

Es muy importante tener en cuenta que se buscó ubicar los impactos ambientales más
significativos para la región y que por tanto la evaluación de su importancia se hizo desde
la perspectiva regional, pero buscando su articulación con la problemática identificada en
el análisis al nivel municipal.

Se buscó caracterizar de manera más precisa, la naturaleza de estos impactos


ambientales y ubicarlos en los mapas para cada regional. Se separaron los mapas
correspondientes a impactos sobre los recursos: El hídrico, el suelo, la flora la fauna y el
aire. Estos impactos ambientales principales se clasificaron luego, mediante la escala
cromática, en función de su intensidad de la siguiente manera.

4 Rojo Intensidad alta


4 Naranja Intensidad media
4 Verde Intensidad baja

Como resultado de este proceso se cuenta con 21 mapas de impactos ambientales


críticos, tres mapas por cada regional correspondientes a los recursos agua, suelo y un
tercero para los recursos flora, fauna y aire.

4 Identificación y localización de zonas de alto valor ambiental – oferta


ambiental - ZAV.

La localización de las áreas protegidas -principales y su categorización se realizó a partir


de los trabajos participativos adelantados para la definición y conformación del Sistema
Regional de Áreas Protegidas SIRAP.

Diagnósticos municipales

Para abordar esta parte del trabajo se construyeron fichas para describir las principales
características de los municipios y de identificación y caracterización de los impactos
ambientales presentes en ellos. Estas fichas se diseñaron con el criterio de integrar una
cantidad importante de información de carácter municipal.

Para elaborar el diagnóstico ambiental en el nivel municipal se preparó un instrumento


descriptivo y analítico que conforma la Ficha Municipal, para describir las principales
características de los municipios e identificar y caracterizar los impactos ambientales
presentes en ellos. Estas fichas se diseñaron con el propósito de proporcionar una base
de información consolidada y de carácter integral, que permita contar con una base de

37
CAR
PGAR 2001 2010

datos para cada uno de sus municipios de manera que su gestión se haga mas fácil y
precisa.

La Ficha Municipal contiene información agrupada en temas y subtemas para la


caracterización municipal, así como la matriz de impacto ambiental y el formato de análisis
de impactos ambientales críticos de la siguiente forma:

Información Básica del POT


4 Información de los Comités Locales de Emergencia
4 Identificación de Cuencas y Subcuencas
4 Caracterización y ubicación de Zonas Ambientalmente Valiosas-ZAV.
4 Pisos térmicos y Vocación del Suelo
4 Tratamiento de Aguas Residuales
4 Mataderos
4 Hospitales

El resultado de este trabajo consta en aproximadamente 3.490 fichas que se constituye


en memoria técnica del diagnóstico para los 104 municipios de la región.

Posteriormente se procedió a la discusión y análisis detallado de las causas y relaciones


macrovectoriales de los impactos ambientales calificados como críticos para cada uno de
los municipios.

38
CAR
PGAR 2001 2010

ACTIVIDADES PARA LA CONSTRUCCIÓN DEL DIAGNOSTICO

IV. PLANEACION E INICIO


Marco conceptual y metodológico
Diseño de materiales
Instrucciones

A. REUNIONES DE PREPARACIÓN
Explicación y análisis de la metodología

III. TRABAJO PARTICIPATIVO EN REGIONALES


A nivel regional y municipal

COMPILACIÓN Y ANÁLISIS DE INFORMACIÓN PARA EL


NIVEL MUNICIPAL

II. REUNION DE AVANCE EN BOGOTA


Estado de avance - consultas

VISITAS DE SEGUIMIENTO A LAS REGIONALES


Consultas y solución de problemas
Recepción de comentarios

I. TALLERES CON REGIONALES


Presentación de los diagnósticos
Análisis inte grado
Construcción de escenarios

DIAGNOSTICOS AMBIENTALES Y MUNICIPALES

RESULTADOS EN LOS AMBITOS REGIONAL Y SUBREGIONAL

Grafico 2.

39
CAR
PGAR 2001 2010

Resultados en los ámbitos regional y regionales

Los resultados de carácter específico obtenidos del proceso de análisis de al situación


ambiental regional y municipal, cuya metodología se describió en detalle en el numeral
anterior son de diversos tipos y se pueden clasificar de la siguiente manera:

Ámbito regional

Consisten en los mapas y las memorias explicativas resultantes del trabajo con el personal
de las regionales y son los siguientes para cada una:

4 4 Mapa de Macrovectores Prioritarios y memoria explicativa.


4 21 Mapa de Impactos Ambientales Principales y memoria explicativa.
4 Resultados de los análisis Tendencial y Prospectivo

Fichas Municipales CAR.

Son las fichas de caracterización municipal, las matrices de impactos ambientales y las
fichas de evaluación de impactos ambientales críticos para cada uno de los 104 municipios
de la jurisdicción CAR, que forma parte de la memoria técnica del diagnóstico.

Análisis de Impactos Ambientales de Bogotá sobre la Región CAR


Con respecto a la relación Bogotá – Región se obtuvieron resultados tales como: impactos
críticos de Bogotá sobre el territorio en los recursos agua, suelo, aire, que se analizan más
adelante

Resultados de carácter común y situaciones ambientales específicas

Con el fin de articular los diagnósticos ambientales regionales y municipales se hizo un


análisis a las situaciones ambientales específicas que requieren ser tomadas en cuenta
de manera específica.

Con fundamento en todo este proceso metodológico, a continuación se consignan los


resultados obtenidos para cada una de las áreas atendidas por las respectivas regionales
CAR.

40
CAR
PGAR 2001 2010

2.3 RESULTADOS REGIONALES

2.3.1. REGIONAL GUALIVA Y MAGDALENA CENTRO

Regional que constituye la cuarta parte del territorio de la CAR, con más de 400.000
hectáreas y con una población cercana a 23.000 habitantes, de la cual un 70% está
localizada en las veredas rurales, de sus 21 municipios, lo cual ha determinado que la
mayor parte de sus actividades productivas estén ubicadas en las zonas rurales con graves
impactos ambientales. Los municipios que la integran son: Albán, , Bituima, Caparrapí,
Chaguaní, Guaduas, Guayabal de Síquima, La Peña, La Vega, Nimaima, Nocaima, Puerto
Salgar, Pulí, Quebrada Negra, San Francisco, San Juan de Rioseco, Sasaima, Supatá,
Utica, Vergara, Vianí, Villeta.

2.3.1.1 MACROVECTORES PRIORITARIOS

El análisis regional identificó por su importancia socioeconómica y por la afectación al


medio ambiente once (11) macrovectores prioritarios. El orden de importancia es el
siguiente:

Transporte infraestructura y transporte operación

La región en términos globales tiene una muy buena cobertura en vías a través de la
interconexión vial interveredal en cada municipio, intermunicipal, interdepartamental y
nacional.
La región es atravesada por tres corredores viales nacionales:

4 Bogotá – Facatativá – Sasaima – Villeta – Guaduas – Honda – Dorada – Costa


Atlántica.
4 Bogotá – La Vega - Villeta – Guaduas – Honda – Dora da – Costa Atlántica
4 Bogotá – Facatativá – Guayabal – Bituima - Vianí – Cambao – Ibagué – Cali.
A través de estas vías se transporta aproximadamente el 60 % de la carga de importación
y de exportación

La importancia económica del transporte es muy alta para la región, por las generación de
empleo en el desarrollo de los proyectos antes mencionados, lo mismo que en el
mantenimiento de las vías veredales y municipales, por la prestación de servicios como:
estaciones de gasolina, talleres, parqueaderos y otros servicios de ruta, y por la incidencia
sobre los demás macrovectores.

Agricultura comercial

Corresponde al cultivo de especies vegetales en gran escala, intensiva en capital y


tecnología.

La agricultura comercial en la región se tiene en dos áreas bien definidas: la de montaña y


la de tierras planas. La primera corresponde a la producción de café y caña panelera que
suman aproximadamente 70.000 hectáreas (45.000 en caña y 25.000 en café), ambas en

41
CAR
PGAR 2001 2010

gran escala (por área sembrada) pero con la característica de estar desarrollada por
muchos agricultores; esta agricultura comercial de montaña se ubica en la franja de los
1.000 a 1.800 m.s.n.m., siendo la zona cafetera de los 1.200 a los 1.800 m.s.n.m., y la
franja productora de caña panelera de los 1.000 a los 1.500 m.s.n.m. La segunda
corresponde a los cultivos mecanizados de arroz y sorgo en el valle del río Magdalena
(cultivos semestrales y actualmente en crisis y desarrollada por pocos agricultores).

Económicamente es de importancia por la generación de empleo y la distribución del


ingreso. En algunos municipios como La Peña, Útica, Caparrapí, Nocaima y Nimaima llega
a representar el 80% de la actividad económica. En igual proporción es la distribución del
ingreso. Para el caso del café, este producto es la base económica de un amplio sector de
los municipios de : Guayabal de Síquima, Albán, San Juan de Rioseco, Pulí, Chaguaní y
Sasaima. Es de importancia señalar que en la zona cafetera se desarrolla una agricultura
comercial diversificada, intercalada o asociada al café, entre los cuales, se destaca el
cultivo de plátano, banano y los cítricos.

Turismo y Recreación

Está compuesto por las actividades relacionadas con los servicios directos e indirectos
ofrecidos en un entorno natural o artificial con el fin de brindar esparcimiento y recreación
a la población. Esta actividad se puede enfocar en el aprovechamiento del paisaje y de la
infraestructura existente.

Toda la región tiene un potencial alto para el desarrollo turístico, por las ventajas
comparativas que tiene, entre las cuales se destacan: La variedad del paisaje, climas,
infraestructura vial y la cercanía a Bogotá y a Medellín.

Sin embargo, el turismo no es actualmente de gran cobertura (excepción de los municipios


de Villeta, La Vega y Guaduas). Hacia el futuro se espera una modificación alta y así ha
quedado contemplado dentro de los Planes de Ordenamiento Territorial, por lo cual se
convertiría en una actividad de importancia económica alta para la región, por la
generación de empleo, por la adecuación de infraestructura necesaria y la prestación de
servicios turísticos. La incidencia sobre los demás macrovectores es muy alta, o
complementaria si se diseñan estrategias equilibradas como por ejemplo: el agroturismo,
el ecoturismo y el agroecoturismo.

Dentro de este macrovector es importante resaltar el desarrollo de parcelaciones que se


vienen concentrando en municipios como San Francisco, La Vega, Villeta, Sasaima
Guaduas y Nocaima (sobre el eje vial de la Vía Bogotá-Medellín). En los demás municipios
es incipiente pero con tendencia hacia el futuro de aumentar.

Exploración y explotación de hidrocarburos

Corresponde al aprovechamiento y transformación de yacimientos de combustibles fósiles,


principalmente petróleo y gas.

Las actividades de exploración, perforación, extracción y transporte de hidrocarburos se


perfilan como las principales en la región. De hecho, llegarán a ser por su magnitud las

42
CAR
PGAR 2001 2010

más importantes económicamente y como fuentes de empleo. La distribución del ingreso


es baja respecto al valor del producto, pero analizado localmente se consideraría alta ya
que las regalías a los municipios son superiores a los ingresos normales. La incidencia
sobre otros macrovectores es alta.

Estas actividades se vienen desarrollando en la región occidental de la jurisdicción


regional en una franja de aproximadamente 130 Kilómetros de largo por 30 Kilómetros de
ancho (bloque de Rioseco y Dindal), desde el municipio de Pulí hasta el municipio de
Puerto Salgar. Actualmente se están adelantando 120 proyectos de perforación, en los
municipios de Guaduas, Quebrada Negra, Útica, Caparrapí y Puerto Salgar. Extracción de
crudo se adelanta en el municipio de Pulí (vereda Talipa, 5.000 barriles/mes) y Guaduas
(veredas Versalles y Centro, 50.000 barriles/mes).

Agroindustria

Es una actividad agropecuaria practicada en gran escala, con base en un uso intensivo de
capital y tecnología, y está destinada a abastecer los mercados nacionales e
internacionales con productos transformados.

Para el caso específico de la Regional Gualivá y Magdalena Centro se consideraron como


agroindustria los siguientes renglones: Beneficio de café, producción de panela (en los
trapiches), la avicultura y la porcicultura, por la magnitud de la actividad, uso intensivo del
capital y la tecnología empleada.

La agroindustria intensiva tiene una amplia dispersión en toda la región, correspondiendo


para el caso del beneficio del café y la elaboración de panela a los mismos sitios donde
están ubicados los cultivos.

Para el caso de la avicultura y de la porcicultura esta se concentra sobre el área de


influencia de los dos ejes viales principales (por la facilidad de transporte tanto del
producto como de los insumos) y específicamente en los municipios de San Francisco, La
Vega, Albán, Sasaima, Guayabal, Villeta y Guaduas.

En relación a la posibilidad de modificación se encontró que es media y en forma positiva.


De un lado los trapiches en las fincas paneleras que persistan tendrán que implementar
los trapiches ecológicos (eficientes calóricamente) para disminuir el consumo de leña y
llantas; en el caso de los beneficiaderos se espera el paso gradual del beneficio en
húmedo al beneficio seco y el aprovechamiento óptimo de las pulpas y residuos; la
avicultura y la porcicultura tienen una tendencia al crecimiento pero se verán limitados por
las exigencias ambientales y los conflictos en otros sectores (turístico principalmente).

La agroindustria del café y la panela por estar ligado al cultivo demandan alta mano de
obra (en el café es temporal durante la cosecha); para el caso de la avicultura y
porcicultura es menor (por lo tecnificado).

En cuanto a la distribución del ingreso es alto pero en mayor proporción en los dos
primeros.

43
CAR
PGAR 2001 2010

Ganadería

La ganadería es la principal actividad por extensión dentro de la jurisdicción (142.000


hectáreas dedicadas a pastos, que equivalen al 35% del territorio) con posibilidades de
modificación bajas debido a la tradicionalidad de la actividad (extensiva). Es importante
económicamente para la región pero ineficiente ambientalmente. No genera mucho
empleo y tiene gran incidencia sobre los demás macrovectores.

La actividad ganadera se localiza altitudinalmente en tres áreas bien definidas: la zona


baja en el valle del Magdalena (municipios de San Juan de Rioseco, Chaguaní, Guaduas y
Puerto Salgar); donde es extensiva con el propósito de producción de carne. La zona
cafetera con una producción de ganado complementaria al café, a la producción de caña y
de doble propósito (carne y leche), y la zona alta (municipios de Supatá, San Francisco, La
Vega, Sasaima y Albán) con actividad ganadera para la producción de leche.

Producción y uso de energía

Es un elemento fundamental en el sistema productivo, que dinamiza la economía y los


procesos de desarrollo a escala local y regional. Aquí se encuentra la estación productora
de energía (Represa de Colorado), en el municipio de Puerto Salgar.

La utilización de energía genera importantes impactos sobre el ambiente en cualquiera de


sus fases ya sea de producción, transformación, transporte, distribución y consumo final.
El servicio de energía tiene una cobertura alta (toda la región), tanto en el sector urbano
como en las zonas rurales. El uso de la energía por el aumento en las tarifas tendrá una
modificación alta en el sentido de ser eficientes y ahorrativos en el uso.

La energía eléctrica es fundamental para la economías de la región, sin embargo la


generación de empleo (para la prestación del servicio) es baja; en relación con la
distribución del ingreso, éste se considera medio por los subsidios que se dan a los
estratos bajos, y tiene una alta incidencia sobre los demás macrovectores.

Urbanización

Es el proceso de consolidación de los centros poblados y las zonas de expansión urbana


con elementos y características de transformación del medio. Por su magnitud y
transformación se constituye en uno de los ejes de los modelos de desarrollo. En la
región la cobertura espacial que tienen los centros poblados es mínima en proporción al
área total (< 3%).

Para los próximos 10 años no se espera que los centros urbanos vayan a crecer
significativamente (por las expectativas de crecimiento poblacional); se exceptúan Puerto
Salgar, Guaduas, Villeta y San Juan de Rioseco. Lo anterior se corrobora con las áreas de
expansión urbana contempladas en los P.O.T

Los centros poblados tienen una importancia media en su conjunto, pero hay que hacer
claridad que Guaduas, Villeta, San Juan de Rioseco y Puerto Salgar son de importancia
económica alta debido a que son centros en donde se desarrollan todas las actividades de

44
CAR
PGAR 2001 2010

banca, servicios de salud, comercio de productos agropecuarios (panela en Villeta),


comercio informal y centro de actividades institucionales (CAP, CAR, IGAC y otras).

Los pocos empleos ofrecidos se reparten entre: las administraciones públicas de los entes
territoriales, los servicios y el comercio. Las posibilidades de empleo son bajas ante la falta
de industrias o turismo en forma organizada. De otro lado, por ser centros urbanos en
crecimiento y desarrollo urbanístico mínimo no hay proyectos de construcción que
impulsen la creación de empleo.

Dentro de los sectores urbanos la distribución del ingreso es alta porque beneficia al 31%
de la población total. Además hay que tener en cuenta que parte de la población rural
tiene familiares e incluso negocios en los centros poblados.

Los centros poblados tienen una estrecha relación (alta) con los demás macrovectores,
especialmente con el turismo, la utilización de energía, el transporte y la demanda de
productos agropecuarios (agricultura tradicional, comercial y la ganadería).

Piscicultura

Durante la última década el desarrollo piscícola ha tenido un crecimiento muy significativo


pero no se ha evaluado ni inventariado para precisar la magnitud del macrovector; se
espera un crecimiento por el cambio de actividad agrícola comercial y agroindustrial.
Debido a su alta eficiencia ha adquirido importancia económica aunque no genera mucho
empleo. La incidencia sobre otros macrovectores es media (complementaria) con la
agricultura tradicional y comercial, la agroindustria y el turismo.

El desarrollo de esta actividad se puede dividir en dos categorías: la piscicultura tradicional


(pesca) en el río Magdalena durante todo el año pero principalmente en los meses de
enero, febrero y marzo durante la temporada de subienda, con centro de comercialización
en Puerto Bogotá – Honda.

En la zona media y alta ha tomado gran impulso la piscicultura comercial mediante el


establecimiento de estanques para el cultivo de especies como la mojarra, la cachama y la
trucha. Las dos primeras especies requieren temperaturas del agua por encima de 20º C.,
motivo por el cual se ubica en la zona cafetera y zona panelera y está concentrada en los
municipio de Sasaima, Nocaima, Vergara y Guaduas. Para el caso de la trucha por las
exigencias de agua fría y alto contenido en oxígeno, las truchofactorías se ubicaron en la
parte alta en los municipios de La Vega y San Francisco.

Explotación Minera

Define el aprovechamiento y transformación de materiales minerales que serán usados en


procesos productivos e industriales. El ciclo de la actividad minera es fundamental para la
sostenibilidad no solo de los procesos industriales o de urbanización, sino para los
económicos. Está determinado por las tendencias de los mercados.

Las reservas de minerales industriales es algo que no está muy bien definido ni evaluado
(minas de cobre, carbón, cuarzo, zinc), las cuales se han explotado en forma artesanal. El

45
CAR
PGAR 2001 2010

fuerte de la minería está en las areneras y receberas ubicadas en la parte alta de la


cordillera (Alto del Vino en el municipio de La Vega y San Francisco, Alto del Trigo en el
municipio de Guaduas, Alto de la Tribuna en el municipio de Albán, Chumbamuy entre los
municipios de Vianí y San Juan de Rioseco) y la extracción de arena y piedra de los lechos
de los ríos (Contador, Rioseco, Villeta y Magdalena).

La extracción de arena y recebo por su explotación antitécnica y artesanal viene


generando impactos ambientales de consideración, motivo por el cual, es necesario entrar
a reglamentarla y controlarla (la mayoría son ilegales). En este sentido se considera que la
posibilidad de modificación puede llegar a ser media en la medida en que no solo se
reglamente sino que se localice puntualmente según estudios geológicos ambientales
pertinentes (las zonas altas donde están ubicadas las reservas de minerales coinciden en
las zonas de recarga de acuíferos).

Es importante señalar que la extracción de arenas, recebos y triturados en un alto


porcentaje es destinado a cubrir la demanda de otras regiones (Bogotá y la Sabana) ya
que en la región la construcción no es alta y solo se requiere para el mantenimiento de
vías. En la actualidad no genera mucho empleo por ser mecanizada y monopolizada por
concesiones o compañías especializadas.
Respecto a la incidencia sobre otros macrovectores se calificó como media, pero puede
llegar a ser alta o muy alta, ya que es la responsable del mantenimiento de la
infraestructura vial, pero también puede ser impedimento para el turismo, el transporte, el
crecimiento urbanístico o desarrollo de la agroindustria por afectación al recurso agua y el
recurso suelo.

Explotación Forestal

Corresponde al uso y manejo mediante un proceso extractivo de los bosques naturales y


plantados con el fin de obtener productos maderables y no maderables para satisfacer
necesidades culturales o abastecer las industrias .

La explotación forestal no es significativa en la economía de la región (lo fue hasta hace


unos 20 años). En la actualidad sólo quedan unas 12.000 hectáreas en bosques factibles
de explotar forestalmente.

Si bien hay una tendencia e interés por establecer bosques comerciales y en el supuesto
de que se establecieran prontamente, estos no podrían se explotados económicamente en
los próximos 10 años (con excepción de la guadua). Las razones de modificación baja a
pesar del enorme potencial forestal se debe a: la variación de los suelos, el minifundio, la
rentabilidad a muy largo plazo y los pocos incentivos forestales.

Esta actividad tiene dos áreas bien definidas. La primera ubicada en los municipios de
Puerto Salgar y Caparrapí, sobre relictos de bosques primarios (maderas nativas), y la
segunda en los mun icipios de Albán, La Vega y San Francisco, sobre bosques comerciales
(pinos y eucaliptos). (Ver mapa diagnóstico ambiental Regional Gualiva –Macrovectores)

46
CAR
PGAR 2001 2010

2.3.1.2 IMPACTOS AMBIENTALES CRÍTICOS

Teniendo en cuenta las actividades socioeconómicas que generan mayores repercusiones


sobre la región de Gualiva y Magdalena centro, así como sobre los recursos naturales y el
patrimonio ambiental, se analizaron los principales impactos en relación con el agua , el
suelo, el aire y la flora y fauna, que se describen a continuación.

RECURSO HÍDRICO.

Alteración de caudales y cursos de agua.

La alteración de los caudales y cursos de riachuelos, quebradas y ríos se presentará con


intensidad alta sobre el trayecto de la construcción de la obra vial Tobía – Puerto Salgar (a
pesar de los planes de manejo); en idéntica forma pero con intensidad media ocurre sobre
el área de influencia de la vía Cambao – Puerto Salgar . Lo anterior es debido a la
remoción de tierra (cambia el índice de infiltración) y a las obras de ingeniería que
concentran el agua lluvia sobre puntos definidos (Alcantarillas y cunetas) y las áreas de
exploración petrolera y municipio de Villeta

Este impacto es crítico debido al cambio en cursos de agua, especialmente quebradas y


riachuelos y a concentración de caudales en puntos específicos (cunetas y alcantarillas) y
está relacionado con los macrovectores de explotación minera, exploración y explotación
de hidrocarburos e infraestructura vial.

El impacto afecta la población rural aguas abajo del sitio donde se localiza; a mediano
plazo los impactos tenderán a estabilizarse, una vez sean concluidas las obras.

Cambios del nivel del agua en pozos profundos.

Aunque en la actualidad se considera nulo o de muy baja intensidad debido a que no se


utiliza el agua subterránea, puede llegar a afectarse por la extracción de agua para la
actividad petrolera.

Contaminación de acuíferos.

La contaminación de acuíferos es de intensidad alta en algunos sectores y media a baja en


otros. Esta contaminació n se debe a la infiltración de aguas residuales domésticas en los
sectores urbanos aguas abajo, dependiendo de las condiciones geomorfológicas de las
diferentes áreas.

La concentración de este problema se ubica en la zona de ladera de los municipios de


Puerto Salgar, Guayabal, Albán, Sasaima toda la cuenca del río Dulce, Villeta, Guaduas,
Nocaima, La Vega y San Francisco. En algunas épocas del año el problema se incrementa
por efectos del beneficio del café (época de cosecha).

Este impacto es crítico debido al desarrollo de algunas actividades que pueden llegar a
contaminar gravemente el recurso hídrico superficial y subterráneo, varios de ellos muy
localizados; por los vertimientos de las aguas residuales domésticas de la mayoría de los

47
CAR
PGAR 2001 2010

centros poblados localizados en las partes altas, lo cual ocasiona por infiltración la
contaminación de acuíferos (nacimientos y aljibes); este impacto está relacionado con los
macrovectores de comercio, exploración y explotación de hidrocarburos, turismo,
recreación y urbanización.

Contaminación hídrica por agentes químicos

Esta se presenta sobre el área de influencia de la vía Honda – Bogotá, por efecto de los
accidentes (uno cada dos meses) de vehículos que transportan gasolina, petróleo y
agentes químicos (soda caús tica, ácido sulfúrico). Lo anterior tiende a incrementarse por
el aumento del transporte y de la producción petrolera.

Contaminación hídrica por descarga de materia orgánica.

Aunque actualmente se adelanta la construcción de las PTAR en los municipios de


Guayabal de Siquima, Supata y la Vega como solución a esta problemática, en la mayoría
del sector poblado de la región (áreas urbanas, inspecciones y centros poblados) no se
cuenta con sistema de tratamiento de las aguas residuales y estas son vertidas
directamente a las quebradas y ríos.

El mayor problema se concentra sobre el río Villeta al cual llegan las aguas residuales de
los municipios de Bituima, Guayabal de Síquima, Sasaima y Villeta. En el sector urbano y
rural de los municipios de Sasaima por vertimientos a la quebrada Talauta, Puerto Salgar
por el vertimiento de aguas negras al río Magdalena, La Vega por vertimientos a la
quebrada Reyes.

Este impacto es crítico debido a falta de plantas de tratamiento de aguas residuales en los
centros urbanos; los escasos tratamientos a las aguas residuales en las zonas veredales
(pozos sépticos); el lavado del café en el proceso de beneficio del mismo.

Está relacionado con los macrovectores de agricultura comercial, turismo y recreación y


urbanización.

Sedimentación.

Por efecto de la deforestación en las partes altas y el arrastre de suelos producto de la


erosión en la zona alta y media, se presenta una sedimentación de intensidad alta a todo
lo largo del río Magdalena, igualmente en las desembocaduras y trayectos planos del río
Seco de la Palmas, río Chaguaní, río Seco de Guaduas y río Negrito.

De intensidad media se considera la sedimentación sobre el río Negro en el sector


comprendido desde el río Macopay hasta la desembocadura en el río Magdalena. Existen
otros sectores con sedimentación crítica especialmente en el río Villeta (sector plano) y en
el río Negro cerca al sector urbano del municipio de Útica.

Se presenta en casi todos los municipios, pero especialmente en el municipio de Bituima,


Chaguaní, Guayabal de Síquima y La Peña, en las veredas dedicadas a la producción de
maíz. También es significativo en los municipios de La Vega, Nocaima, Quebradanegra,

48
CAR
PGAR 2001 2010

Villeta y Útica, en las veredas dedicadas a la producción de caña; en el municipio de San


Juan de Rioseco en la zona ganadera.

Este impacto es crítico debido a los procesos erosivos en la zona de ladera consecuencia
de las quemas, el mal uso del azadón y otros; las fuertes pendientes en las zonas de
ladera, la torrencialidad de las precipitaciones, la susceptibilidad de los suelos.

Está relacionado este impacto con los macrovectores de agricultura comercial y tradicional,
explotación forestal y minera y la ganadería.

Escasez de agua.

Se consideró importante incluir el problema de escasez temporal de agua (por los veranos
prolongados) en algunos centros poblados de la región, o por escasez definitiva debido a
la no disponibilidad de agua consecuencia de la contaminación.

Es de intensidad alta la escasez (por no disponibilidad) en los munic ipio de Pulí, Inspección
de San Nicolás (Inspección de San Juan de Rioseco), San Juan de Rioseco, Villeta y
Vergara; de intensidad alta por escasez de agua potable en Cambao (Inspección de San
Juan de Rioseco), que toman el agua del río Magdalena y el municipio de Útica que la
toma del río Negro.

De intensidad media y baja en casi todo el territorio en las épocas de verano (enero -
marzo y junio - septiembre) por efecto de la pérdida de la capacidad reguladora en la
mayoría de las microcuencas y subcuencas.

RECURSO SUELO.

Contaminación de suelos por uso de químicos.

Al igual que la contaminación al recursos hídrico, la contaminación de los suelos se


considera de intensidad alta sobre el área de influencia de los corredores viales Honda –
Bogotá, por los accidentes ocasionales de tractomulas y camiones cargados con petróleo y
productos químicos.

Erosión.

La erosión es el principal problema de los suelos en toda la región el cual a su vez es el


responsable de otros problemas como la sedimentación.

Los factores que favorecen la erosión son: las fuertes pendientes, condiciones geológicas,
alta precipitación en algunos sectores y desprotección del suelo por la tala y quema. Es
muy crítico en los sectores altos de Supatá, San Juan de Rioseco, parte media de Guaduas
y cuchilla de San Antonio en Puerto Salgar. El resto del territorio presenta una intensidad
de media a baja en cuanto a erosión.

49
CAR
PGAR 2001 2010

Se presenta en todos los municipios de ladera como Chaguaní, Caparrapi, Guaduas, La


Peña, La Vega, Nimaima, Nocaima, Pulí, Quebraba Negra, Vergara y Villeta

Este impacto es crítico debido a las siembras de maíz; ganadería extensiva en ladera;
infraestructura vial; prácticas agronómicas inadecuadas y quemas.

Este impacto está relacionado con los macrovectores de agricultura comercial, agricultura
tradicional, explotación forestal y ganadería.

Afectación por quemas

Este impacto es crítico debido a la siembra de maíz mediante la preparación del terreno
por la tala y quema indiscriminada; limpia de potreros mediante la anterior modalidad y
quemas e incendios forestales.

Está relacionado con los macrovectores de agricultura tradicional y ganadería.

Se presenta en casi todos los municipios, pero especialmente en las veredas productoras
de maíz de los municipios de Bituima, Caparrapí, Chaguaní, La Peña, Nocaima, Pulí,
Quebradanegra, Supatá, Vianí, Vergara y Villeta. Además en las veredas con vocación
ganadera de San Juan de Rioseco y Puerto Salgar.

El uso inadecuado del suelo por la actividad agrícola y ganadera no permite desarrollar
la actitud forestal del suelo

Disposición de residuos sólidos tóxicos

El principal problema se presenta en el botadero de basuras ubicado entre el municipio de


Villeta y Quebradanegra y el posible derrame de hidrocarburos o derivados en el complejo
petrolero del municipio de Guaduas.

Uso inadecuado de suelos por asentamientos humanos.

La condición de ladera de cordillera atravesada por varias fallas geológicas, la


susceptibilidad de los suelos a remociones en masa y la mala ubicación de la mayoría de
los asentamientos humanos determina que en la región se presenten problemas de
intensidad alta. Son críticos los siguientes puntos:

Albán, (sector urbano paralelo al corredor vial nacional); Guayabal de Síquima, (sector
aledaño al río); Sasaima ( sector comprendido entre la quebrada Talauta y el río Dulce);
Villeta ( un tercio del sector urbano); Nocaima el 40% del sector urbano; Nimaima; La
Peña (lomo de una montaña); Caparrapí (ubicado sobre el lomo de una montaña); La
Vega; Pulí, San Juan de Rioseco, Útica (Es el sector urbano más amenazado),
Quebradanegra, Vergara, Bituima, (Sector aledaño al corredor vial nacional);Vianí.

50
CAR
PGAR 2001 2010

RECURSO AIRE.

Contaminación atmosférica por emisiones.

El mayor problema de contaminación atmosférica por emisiones se presenta en la zona


panelera, por efecto de la quema de llantas en los trapiches, lo cual está generando lluvia
ácida en los sectores de La Peña, Nimaima, Nocaima, Quebradanegra, Útica y Villeta. Un
indicativo de la magnitud de este problema es que en Nocaima se utilizan semanalmente
alrededor de 3000 llantas y en el sector urbano de Puerto Salgar también se presenta
contaminación por emisiones de las fábricas de ladrillos.

También es importante considerar la contaminación atmosférica por la quema de gas,


(residuo de la actividad petrolera) en las estaciones de bombeo ubicadas en los
municipios de Albán, Villeta y Guaduas (Guaduero), lo mismo que en el complejo petrolero
de Guaduas.

Contaminación atmosférica por partículas.

La contaminación por partículas está muy relacionada con las actividades industriales,
especialmente en Puerto Salgar y en la zona panelera.

Contaminación por ruido

Es de intensidad alta la contaminación por ruido sobre todo el trayecto de las vías, debido
a la movilización intensa de los vehículos de carga pesada; también se considera de
intensidad alta la contaminación auditiva en los sectores urbanos de La Vega y Villeta,
especialmente los fines de semana por la actividad turística. Y de altísima intensidad en el
sector urbano del municipio de Puerto Salgar por estar aledaño al aeropuerto militar de
Palanquero (el despegue de aviones militares puede superar los 200 decibeles).

RECURSO FLORA Y FAUNA.

Afectación de zonas protegidas

Dentro de la región existen muy pocas áreas protegidas con bosque primario y allí se
vienen desarrollando actividades de deforestación. Se considera como zonas de
importancia ecológica el cinturón alto de la regional, que corresponde a la franja de los
2.400 a 3.000 m.s.n.m. (bosque alto andino o bosque de niebla) que cubre los municipios
de Albán, Sasaima, La Vega, San Francisco y Supatá. Allí la intensidad de afectación es
alta y media.

Otros sitios de interés ecológico, paisajístico e hídrico y por lo tanto de protección tiene
una intensidad de afectación alta y media y son: el cerro El Tabor entre Pulí y San Juan de
Rioseco; la cuchilla de Alta Gracia y Montefrio en Chaguaní; la cuenca del río San

51
CAR
PGAR 2001 2010

Francisco en Guaduas, el cerro del Pispis y El Estoraque en La Peña y la cuchilla de San


Antonio en Puerto Salgar.

Afectación de la fauna

Por la afectación de los ecosistemas estratégicos se afecta igualmente el recurso fauna y


es de una intensidad alta a media en la mayoría de los casos. Es igualmente importante
destacar la tradición en la región de utilizar y mantener mascotas en las casas tanto del
sector urbano como del sector rural y en algunas ocasiones venta de los mismos.

Deforestación.

La deforestación es de intensidad alta en los sitios donde aún persisten relictos de bosque,
especialmente en los municipios de Caparrapí y Puerto Salgar. De intensidad media y baja
en las partes altas de la cordillera en el cinturón del bosque alto andino y de intensidad
baja en la zona media de la cordillera (zona cafetera).

Interrupción de corredores biológicos

La regional hace parte de dos corredores biológicos. El primero corresponde al corredor


biológico del Magdalena y atraviesa la región de sur a norte (aunque este se extiende
hasta la costa Atlántica) a través de este corredor migran especies ícticas como el nicuro,
bagre, bocachico, blanquillo; reptiles como la babilla, mamíferos como el chiguiro y otras.

Por la ribera y zonas aledañas (piedemonte de la cordillera) migran reptiles como iguanas
y serpiente cascabel; mamíferos como el venado y una gran cantidad de especies de aves.
Además de lo anterior, este corredor geográfico es utilizado por aves migratorias como el
pato canadiense y los tarcos, que lo utilizan para su desplazamiento entre el norte y el sur
del continente, no solo como punto de referencia sino también como sitio de descanso (en
algunas cuchillas y cerros de la cordillera).

La intensidad de esta interrupción es alta, no solo por la alteración de las condiciones


ecológicas (disminución de áreas disponibles para ellos), sino por el irracional
aprovechamiento del recurso (cacería, pesca ilegal, pesca de tallas mínimas y venta de
individuos).

El segundo corredor biológico, es el transversal, el cual es utilizado especialmente por las


aves y los insectos que migran desde el valle del Magdalena hacia la cordillera y viceversa
en busca de alimento y apareamiento, según las épocas de floración y fructificación de las
diversas especies de flora. Esta interrupción es de intensidad alta en algunos sectores y
media en otros.

2.3.2. REGIONAL RIONEGRO.

Esta región, con 244.000 hectáreas, o sea el 14% del territorio y cuya cuenca produce
el mayor volumen hídrico: 136 m3/seg., sólo alberga alrededor de 100.000 habitantes, la
mayor parte de los cuales, alrededor del 70%, están dispersos en las veredas rurales de

52
CAR
PGAR 2001 2010

sus ocho municipios: El Peñón, La Palma, Pacho, Paime, San Cayetano, Topaipi,
Villagomez, Yacopí.

2.3.2.1 MACROVECTORES PRIORITARIOS

El análisis de la regional identificó por su importancia socioeconómica y por la afectación


al medio ambiente seis (6) macrovectores prioritarios. El orden de importancia es el
siguiente:

Agricultura tradicional.

Esta es la actividad socioeconómica más representativa de la provincia de Rionegro caracterizada


por desarrollarse en minifundios (3 hectáreas en promedio), la implementación de técnicas
inadecuadas, tales como cultivos limpios en zonas de ladera, baja rotación de cultivos, uso de las
quemas para la preparación del suelo. Este sector productivo, cubre principalmente los mercados
locales, no se generan mayores excedentes, a excepción de los cítricos, estos últimos son
“exportados” hacia los mercados de la Sabana de Bogotá, a través de varios niveles de
intermediación, y sin valor agregado. Esta actividad ha venido presionando zonas de ecosistemas
estratégicos, a través de la ampliación de la frontera agrícola, en áreas de páramo y de reserva
forestal (zonas de alto rendimiento hídrico). Los cultivos principales son café, caña panelera,
plátano, yuca, maíz y papa.

Explotación for estal

Esta actividad socioeconómica, se caracteriza por desarrollarse sin criterios de


sostenibilidad, lo que se refleja en el uso no sostenible del bosque (secundario y relictos
de bosque primario), repercutiendo en la pérdida de la biodiversidad en la región, debido
a la fragmentación del hábitat de fauna y afectación de ecosistemas frágiles (zonas de
recarga hídrica). La mayor parte de los productos forestales se destinan, a suplir las
demandas de maderas finas de las industrias localizadas en los municipios de la sabana de
Bogotá, y una menor proporción para abastecer consumos locales (maderas ordinarias
para actividades mineras y construcción).

La ampliación de la frontera agrícola, el acondicionamiento de áreas para pastos, y el uso


intensiv o de leña, son factores que aumentan los niveles de deforestación en la región,
agravado por el hecho de que no se reemplaza el bosque talado. La explotación forestal
se desarrolla en mayor escala, en las zonas en donde existen relictos importantes de
bosque secundario, sectores nororiental (San Cayetano, Paime, Topaipí), y norte de la
provincia de Rionegro (Municipio de Yacopí).

Ganadería de especies mayores

La ganadería de especies mayores que se desarrolla en la región de Rionegro, es


extensiva, se localiza en zonas no aptas para esta actividad (zonas de ladera), o en zonas

53
CAR
PGAR 2001 2010

estratégicas para la regulación del recurso hídrico (zonas de ronda y nacimientos), lo que
genera impactos ambientales sobre la calidad y oferta de este recurso a las comunidades
de la zona. Otra situación derivada de las actividades de ganadería mayor, tiene que ver
con la compactación de suelos, y el aumento de procesos erosivos, severos en algunos
casos, por el sobrepastoreo en zonas de ladera.

La ganadería lechera se localiza principalmente en los municipios de San Cayetano, y parte


suroriental de Pacho. La ganadería de doble propósito (carne y leche) esta localizada en
el municipio de Pacho y Villagómez; en el municipio de Yacopí se encuentran extensos
hatos de ceba, que convierte a este municipio en uno de los mayores productores de
carne del Departamento, el cual abastece los mercados de Noroccidente de Cundinamarca
y el Magdalena Medio.

Ganadería de especies menores.

En la mayoría de los municipios de la región, se localizan pequeñas explotaciones


porcícolas (hasta 4 cabezas por explotación), las medianas explotaciones (hasta 15
cabezas) se localizan en los municipios de Rionegro Alto; siendo Pacho y Villagómez, los
municipios en donde se desarrolla con mayor intensidad esta actividad pecuaria. Esta
actividad produce algunos excedentes que se comercializan en los municipios de la Sabana
de Bogotá.

La producción avícola se desarrolla principalmente en el municipio de Pacho, corresponde


a explotaciones que abastecen el mercado local. Tanto la actividad avícola como la
porcícola, no tienen técnicas adecuadas, lo que los hace poco competitivas; no poseen
sistemas adecuados para el manejo de los residuos sólidos, lo que genera impactos sobre
los recursos (aire e hídrico), en varios municipios de la región, se localizan actividades
pecuarias de este tipo, dentro de los perímetros urbanos.

Explotación minera.

La actividad minera en la región, está representada por la extracción de carbón en los


municipios de Pacho y San Cayetano, hierro en Topaipí, esmeraldas en Yacopí. La
extracción de materiales de arrastre y cantera se desarrolla en casi todos los municipios de
Rionegro.
Cabe anotar que próximamente en el municipio de Yacopí (sector nororiental, vereda El
Morro), se adelantarán actividades de exploración de hidrocarburos, del bloque Río
Minero.

Las explotaciones mineras que se desarrollan en la actualidad corresponden a sistemas


artesanales, de pequeña y mediana minería, que adoptan técnicas inadecuadas,
generando impactos sobre los recursos suelo, hídrico y paisaje. Estas actividades
demandan recursos forestales e hídricos en forma considerable, y al no poseer sistemas
de manejo de los residuos (líquidos y sólidos), hacen de esta actividad un factor que
contribuye a la no sostenibilidad del desarrollo en la provincia.

Transporte

54
CAR
PGAR 2001 2010

Actualmente en la región, en términos generales, se observa una baja actividad en la


ampliación y operación del transporte, siendo la troncal de Rionegro, el principal eje vial
de la provincia, la cual mantiene un flujo constante (bajo), de los productos y pasajeros de
los municipios del norte de la provincia, hacia Zipaquirá y la Sabana de Bogotá. En la
actualidad se desarrollan actividades de adecuación y mejoramiento, de algunas vías
intermunicipales, y la pavimentación de la troncal de Rionegro.

Se prevé, en los próximos años, una ampliación de la infraestructura vial de Rionegro, en


especial por la terminación de la Troncal de Rionegro y su conexión hacia Puerto Salgar; y
la construcción de la Troncal de La Esmeralda, la cual dinamizará las actividades
comerciales con la región esmeraldífera de Boyacá, (Quípama). Las actividades de
mejoramiento y ampliación de la infraestructura vial en la región, se convierten en un
macrovector importante de desarrollo, a la vez que incide notoriamente en la oferta
ambiental, y calidad de vida de la población de la zona.

2.3.2.2 IMPACTOS AMBIENTALES CRÍTICOS

Teniendo en cuenta las actividades socioeconómicas que generan mayores repercusiones


sobre la región de Rionegro, así como sobre los recursos naturales y el patrimonio
ambiental, se analizaron los principales impactos en relación con el agua , el suelo, el aire
y la flora y fauna, que se describen a continuación.

RECURSO HÍDRICO.

Alteración de cauces y caudales

En la provincia de Rionegro, dadas las condiciones geológicas y la presencia de


fenómenos de remoción en masa, en varios sectores de la jurisdicción regional, se ha
venido presentando la alteración de cauces y drenajes naturales, así mismo se ha
incrementado la sedimentación de los cuerpos de agua debido a que volúmenes
considerables de suelo son transportados por escorrentía, a las fuentes hídricas,
afectando la oferta y calidad de este recurso.

El desarrollo de actividades productivas, tales como minería, cultivos transitorios y


ganadería, en zona de recarga de acuíferos, nacimiento y rondas de las fuentes hídricas,
contribuyen a la alteración de la oferta, cursos y caudales de agua. Se presentan
también, en una gran parte de las subcuencas, situaciones de desregulación de caudales,
afectando en épocas de verano la disponibilidad del recurso en fuentes abastecedoras de
acueductos urbanos y rurales. En el caso del municipio de San Cayetano se calificó como
alto este impacto, y los demás municipios de la jurisdicción de la región, se calificó como
medio alto, con una tendencia a su aumento.

Aporte de sedimentos a los cuerpos de agua

Este impacto está asociado a las causas de la alteración de caudales y cursos de agua,
prácticas agropecuarias inapropiadas (desprotección de suelos por quemas y cultivos

55
CAR
PGAR 2001 2010

limpios), por condiciones naturales, (laderas coluviales y altos niveles de precipitación).


Estos factores determinan que se genere el transporte de suelo a los cuerpos de agua,
afectando la oferta y calidad de este recurso.

De igual forma, los procesos erosivos presentes en varios sectores del municipio, algunos
muy severos, aportan grandes cantidades de suelo que las escorrentías conducen a los
lechos de los cuerpos hídric os.
Algunas explotaciones mineras localizadas en zonas de recarga y nacimientos, son
también los generadores de mayores niveles de sedimentos en los cuerpos de agua. El
municipio en donde se presenta este impacto con una intensidad alta, es el municipio de
La Palma, en los demás municipios de la región, se califica como medio alto este impacto.

Contaminación hídrica por residuos sólidos

La ausencia de sistemas apropiados para el manejo y disposición final de residuos sólidos,


de centros poblados y cabeceras municipales de Rionegro, viene generando impactos
sobre los recursos naturales, en especial agua, aire y suelo.

En la provincia es generalizada la disposición a campo abierto de los residuos sólidos, en


el caso del municipio de Yacopí se estimó como alto el impacto generado; en los demás
municipios este impacto tiende a ser medio alto, por lo cual es necesario adelantar un
adecuado seguimiento, en el cumplimiento de los proyectos de manejo y disposición final
de residuos establecidos en los POT, (a desarrollarse en el mediano plazo), de lo contrario
este impacto tenderá a ser, en general, muy alto en la región.

RECURSO SUELO.

Afectación del suelo por quemas

Este impacto obedece a una práctica muy arraigada en la población rural de la región, las
quemas se realizan generalmente, todos los años en los meses de julio a septiembre,
coincidiendo con las épocas secas. Las quemas se utilizan en la preparación del suelo para
cultivos temporales en la mayoría de los casos (maíz, frijol); también para el
establecimiento de áreas para potreros.

Las afectaciones sobre los recursos naturales, ocasionadas por las quemas, son de gran
magnitud; se resalta la destrucción de flora, hábitats de fauna, la exposición del suelo a
procesos erosivos por la ausencia de coberturas, y aumento de los niveles de
sedimentación de las fuentes hídricas. Todos estos factores repercuten en la pérdida de
la capacidad agrológica de los suelos, en la pérdida de la biodiversidad, y en la
degradación de oferta natural de la región.

Los municipios en donde se desarrollan las quemas son: La Palma (muy alto), Topaipí,
Paime, El Peñón y Pacho (estos son calificados como altos).

56
CAR
PGAR 2001 2010

Erosión Superficial

La erosión en la región, se localiza en la mayoría de los municipios, se asocia a prácticas


agropecuarias no sostenibles, tales como sobrepastoreo y cultivos limpios en zonas de
ladera, mal manejo de aguas de escorrentía, deforestación y ocupación de zonas de ronda
de cuerpos hídricos, entre otros. La problemática anterior toma mayores proporciones si
se tiene en cuenta que en general, la topografía de la región es quebrada y escarpada con
pendientes que fluctúan del 50 - 75% y mayores.

Gran parte de los suelos superficiales afectados por la erosión, se depositan


posteriormente en el cauce de los cuerpos de agua, generando problemas de
sedimentación, y la consecuente degradación de los ecosistemas localizados en las áreas
afectadas por este impacto.

La erosión es uno de los principales factores que determinan la afectación del paisaje,
principalmente por la pérdida de la cobertura vegetal y la presencia de cárcavas. Los
municipios en donde se presentan impactos altos generados por la erosión superficial
son: Topaipí, San Cayetano, Pacho y La Palma.

Flujos de masa

Los impactos derivados de los flujos de masa en la zona, son críticos en la medida en que
se localizan, principalmente, en grandes áreas rurales y en algunos centros poblados y
sectores urbanos; un antecedente reciente es la reubicación de la cabecera municipal de
San Cayetano.

Este impacto adquiere mayores proporciones, por las condiciones geológicas de la zona,
fallamientos y laderas coluviales, estas últimas saturadas por cuerpos de agua y niveles de
precipitación altos, agravados por actividades antrópicas no sostenibles.

Los flujos de masa de la región, son en la mayoría de los casos de grandes proporciones,
que requieren de estudios técnicos detallados de un alto costo para los municipios, así
como de grandes inversiones para la estabilización y/o mitigación de los impactos
asociados. Los municipios en donde se observa este impacto con mayor incidencia son:
San Cayetano (muy alto), Topaipí, Villagómez y La Palma (estos últimos calificados como
altos).

Afectación de paisaje

La afectación del paisaje se presenta en varios sectores de la regional Rionegro; obedece


principalmente a actividades antrópicas no sostenibles, tales como deforestación, quemas,
actividades agropecuarias en zonas no aptas, por lo general en zonas de ladera; y por
situaciones de tipo natural, como procesos de remoción en masa, asociados a
fallamientos, que han venido causando importantes modificaciones a los elementos que
determinan el paisaje de la región, principalmente flora, suelo y recurso hídrico.

57
CAR
PGAR 2001 2010

Gran parte de los suelos de la región son afectados por la erosión, siendo uno de los
principales factores que determinan la afectación del paisaje, principalmente por la
pérdida de la cobertura vegetal y la presencia de cárcavas. Los municipios en donde se
presentan las principales afectaciones al paisaje son Topaipí, El Peñón, La Palma y Yacopí,
en los cuales se estima como un impacto alto.

RECURSO AIRE.

Emisión de partículas

En lo que tiene que ver con emisiones, se observó que aun cuando no hay actividades
industriales en la provincia de Rionegro, se consideró como un impacto alto la presencia
de material particulado, generado por las quemas practicadas para el establecimiento de
cultivos, así como los incendios forestales; otro impacto asociado, son los gases (CO 2)
derivados de esta combustión, que afectan la calidad del aire en los sectores en donde se
presentan estos incendios.

En menor escala se presentan emisiones, por el uso de leña para la producción panelera.
El impacto por emisión de partículas se calificó.

RECURSO F LORA Y FAUNA.

Afectación de especies terrestres

La caza intensiva que se desarrolla en forma generalizada en todos los municipios de la


regional Rionegro, representa una gran presión sobre el recurso fauna, al punto de haber
llegado a extinción de especies de vertebrados, lo que se refleja en la afectación de la
cadena trófica. En algunos sectores de la población más pobre, la caza representa un
elemento fundamental para el mejoramiento de la dieta alimenticia. Es también muy
común la captura de especies de fauna, para la comercialización en los centros urbanos,
en especial Bogotá.

Otro factor de afectación de las especies de fauna, es la ampliación de la frontera agrícola


en zonas de protección, en donde se localiza el hábitat de fauna; así como la interrupción
(fragmentación) de corredores biogeográficos, necesarios para el cruce de las especies.
Se identificó el municipio de Topaipí como en donde se presenta en forma muy alta este
impacto, seguido por Paime, Pacho, La Palma y Yacopí, en donde se estimó como alto.

Introducción de especies forestales exóticas

La introducción de especies forestales como pinos y eucaliptus, en zonas de ecosistemas


frágiles, ha generado un desequilibrio y afectación de la flora nativa e impactos en zonas
de recarga y regulación hídrica (Subpáramo y páramo). Este impacto, obedece a la
necesidad de establecer plantaciones para suplir las demandas de productos forestales,
para las actividades mineras, de construcción y la provisión de leña. Este impacto es
calific ado como alto, en el municipio de San Cayetano, en donde se localizan extensas

58
CAR
PGAR 2001 2010

plantaciones forestales introducidas en zonas de subpáramo y páramo, lo que ha


desmejorado la oferta ambiental de la zona.

Deforestación

La presión sobre el bosque, en especial por el comercio de especies maderables, en los


municipios de la región de Rionegro, ha repercutido en una gran pérdida de la
biodiversidad en la zona. La explotación forestal en la zona es insostenible, afecta en
proporción directa los recursos fauna, agua y suelo, acarreando procesos de pérdida de
suelo, sedimentación de fuentes hídricas y reducción (en calidad y oferta) del balance
hídrico.

La deforestación llega a condiciones extremas, como la desprotección de zonas de


nacimiento y rondas de cuerpos de agua, afectación de ecosistemas frágiles, hábitats de
fauna, zonas de ladera con problemas de remoción en masa. De igual forma se
evidencian la extinción de especies forestales endémicas y la tala de especies de flora en
veda.

La ampliación de la frontera agrícola, el acondicionamiento de áreas para pastos, y el uso


intensivo de leña, son factores que aumentan los niveles de deforestación en la zona. Los
municipios en donde se calificó como alto este impacto son Topaipí, Paime, El Peñón, La
Palma y Yacopí

Fragmentación de hábitat

Es consecuencia del desarrollo de actividades antrópicas con sistemas no sostenibles, la


ampliación de la frontera agropecuaria localizándose en suelos cuya vocación no es la
apropiada, (en varios casos en suelos de protección correspondientes a ecosistemas
estratégicos, hábitats de fauna). Los anteriores factores han generado un impacto alto
sobre el recurso fauna y flora, repercutiendo en la desaparición de varias especies, o en el
desmejoramiento de las condiciones necesarias para su reproducción; reduciendo
notoriamente la biodiversidad de la región de Rionegro.

Los municipios en donde se considera como alto este impacto son: Topaipí, San Cayetano,
La Palma y Yacopí.

Afectación de zonas protegidas

Como consecuencia de la ampliación de la frontera agropecuaria, y principalmente para el


establecimiento de áreas para pastoreo, se ha venido interviniendo ecosistemas
estratégicos localizados en la región. Igualmente se observa el establecimiento de
explotacio nes mineras (Carbón, esmeraldas e hidrocarburos), afectando suelos de
protección, especialmente, por su capacidad reguladora del recurso hídrico.

Esta intervención a través de deforestación e introducción de especies de pastos, cultivos


y apertura de vías, repercute negativamente en la oferta ambiental de estos ecosistemas,
que constituyen corredores biológicos, imprescindibles para el equilibrio de los recursos

59
CAR
PGAR 2001 2010

faunísticos y de flora. Este impacto se localiza en los municipios de Paime, San Cayetano,
Pacho y Yacopí, en los cuales se calificó como alto.

60
CAR
PGAR 2001 2010

2.3.3. REGIONAL SABANA NORTE Y ALMEIDAS

Con una extensión aproximada de 3.244 Km2 y una población cerca de 416.000
habitantes, se localiza en la Sabana de Bogotá, bajo el influjo del fuerte impacto que
produce la concentración urbana de Bogotá y sus actividades productivas. Los municipios
que la integran son: Cajicá, Chía, Chocontá, Cogua, Cota, Gachancipá, Guatavita, La
Calera, Machetá, Manta, Nemocón, Sesquilé, Sopó, Suesca, Tabio, Tausa, Tenjo, Tibirita,
Tocancipá, Villapinzón, Zipaquirá.

2.3.3.1 MACROVECTORES PRINCIPALES

El análisis regional identificó por su importancia socioeconómica y por la afectación al


medio ambiente seis (6):macrovectores prioritarios. El orden de importancia es el
siguiente

Agroindustria

En la regional se tiene un área aproximada de 2.200 has cubiertas bajo invernadero de


flores de exportación (clavel, rosa, gypso, pompón, etc.), de acuerdo con el número de
cultivos por municipio tienen la siguiente importancia en orden descendente: Tenjo,
Cajicá, Chía, Tocancipá, Cota, Sopó, Suesca y Nemocón

Los principales recursos utilizados son el agua debido a cambio en el nivel de la tabla de
agua, explotación indiscriminada de aguas subterráneas, alteración de caudales y cursos
de agua, contaminación e impacto sobre el nivel freático, contaminación hídrica por
agentes químicos y el suelo por uso el de químicos, afectación del paisaje, producción de
residuos sólidos tóxicos. Si tenemos en cuenta que en los módulos de consumo se estima
que por cada hectárea de flores se requieren 0.24 l.p.s., al multiplicar por las 2.200 has
bajo invernadero se utilizan 528 l.p.s. entre aguas subterráneas, superficiales y aguas
lluvias.

Industria

Debido a que en la jurisdicción de la regional Sabana Norte y Almeidas, existe un gran


número de industrias cuyos productos son diversos, destacamos los más representativos:
cerveza, pañales, productos químicos como (sulfato de aluminio, hidróxido, silicatos y
sales en general), abonos y fertilizantes, cueros, derivados lácteos, pan, vidrio, cerámica,
ladrillos, empaques, papel, cables, envases, cosméticos y transformados de madera entre
otros en una extensión aproximada de 1.500 Ha.

La mayoría de las industrias cuentan con tecnologías avanzadas y minimizan el impacto


ambiental generado durante el desarrollo del proceso industrial, adicionalmente cuentan
con sistemas de tratamiento fisicoquímico y biológico para aguas residuales, programas de
ahorro, recirculación y reutilización de aguas. Para el control de emisiones atmosféricas
se ha implementado el cambio de combustible por otros con menor contenido de material
particulado y azufre y sistemas de control con eficiencias superiores al 80%; para el

61
CAR
PGAR 2001 2010

manejo de residuos sólidos se ejecutan programas de clasificación en la fuente, reuso y


reciclaje, también cuentan con rellenos sanitarios y tratamiento de residuos sólidos
especiales generados de acuerdo con el proceso productivo.

Sin embargo existen industrias con tecnologías artesanales como es el caso de las
ladrilleras, curtiembres y hornos de coquización que generan un alto impacto ambiental al
recurso hídrico y al aire en el caso de los coquizadotes; el tema de las curtiembres puede
catalogarse como de conocimiento público y respecto al mismo son muchas las acciones
que se han emprendido, incluyendo como es lógico las de la autoridad ambiental.

El caudal utilizado de fuentes hídricas y acueductos es de 710,58 l.p.s., siendo la de mayor


consumo la industria de curtido de cueros siguiendo en importancia las de alimentos,
bebidas y papel.

El recurso suelo es utilizado como materia prima para la producción de cerámica, ladrillos,
coke, asfalto; el recurso aire es utilizado como materia prima en las industrias de
separación de gases y como fuente receptora de emisiones; la madera es utilizada como
materia prima en las industrias transformadoras de las mismas.

Urbanización

Dentro de la Red Urbana Colombiana y según el tamaño funcional y la especialización


económica, los 21 municipios del área de jurisdicción de esta regional se encuentran
caracterizados así: Centro Subregional Mayor: Zipaquirá y Chía; Centro Subregional
Intermedio: Sesquilé y La Calera; Centros Locales: Cajicá, Cogua, Cota, Chocontá,
Gachancipá, Machetá, Manta, Nemocón, Guatavita, Sopo, Suesca, Tabio, Tausa, Tenjo,
Tibirita, Tocancipá y Villapinzón.
La demanda de agua para consumo humano en los 21 municipios se estima en 49.103.125
litros diarios

En el contexto de los asentamientos existentes en esta zona, encontramos centros


urbanos con un tamaño funcional importante no obstante que el área que ellos ocupan no
supera el uno por ciento del área total del territorio, lo que lleva a concluir que el peso de
este macrovector no se encuentra relacionado con el área ocupada sino con la magnitud y
diversidad de las funciones económicas presentes en el conjunto de municipalidades. De
la ponderación de este macrovector no pueden escapar el análisis de fenómenos como la
conurbación o la metropolización que trascienden los límites político administrativos y que
involucran varios de los municipios de esta jurisdicción.

Es de anotar que en el macrovector urbanización se incluyen situaciones como la


presencia de parcelaciones rurales con fines de vivienda campestre como residencias
secundarias para la población de estratos socioeconómicos altos provenientes de la
capital, las cuales en la mayoría de los casos se localizan en ecosistemas estratégicos por
el alto valor paisajístico y ambiental.

Además de lo anterior se observa un crecimiento de los centros urbanos de más


proximidad a Bogotá, generado de un lado por la función que cumplen de municipios
dormitorio y de otro lado por efecto de la consolidación de actividades como la

62
CAR
PGAR 2001 2010

agroindustria y la industria que demandan gran cantidad de mano de obra, lo cual ha


generado una demanda creciente de suelo urbano principalmente destinado para la
localización de la vivienda de interés social, esta situación se observa claramente en los
municipios de: Tenjo, Cota, Chía, Cajicá, Tabio, Tocancipá, Gachancipá, Zipaquirá, La
Calera, y Sopó.

Es pertinente señalar el impacto presente en los siguientes asentamientos:

El Boquerón localizado en el municipio de Tausa, donde se encuentran ubicadas múltiples


explotaciones subterráneas de carbón y hornos coquizadores entremezclados con 167
viviendas de las familias residentes en el área donde se producen afectaciones graves
sobre la salud humana y afectación de las estructuras de algunas de las viviendas que han
sido construidas sobre socavones de las minas de carbón.

Patio Bonito, localizado en el municipio de Nemocón, asentamiento caracterizado por la


presencia de 78 ladrilleras y alrededor de 200 familias de trabajadores de estas industrias
donde se evidencia el impacto sobre la población producido por las emisiones de los
hornos de cocción del ladrillo

Agricultura comercial

El proceso de producción agrícola involucra actividades de preparación del suelo, siembra,


aplicación de fertilizantes, riego y plaguicidas, mantenimiento y cosecha, empaque y
transporte de los productos.

En las zonas de páramo, subpáramo y bosque alto andino, se presentan grandes cultivos
de la papa, desarrollados en diferentes pendientes, a medida que baja la cota de
producción agrícola, se encuentran monocultivos de alverja, así como cultivos asociados a
más baja escala; en las zonas planas son frecuentes los cultivos intensivos de maíz y
principalmente de hortalizas.

Si bien la utilización de maquinaria agrícola para preparación de suelo es intensiva, no se


aprecia la adopción de tecnología adicional en esta actividad, las labores son realizadas
mediante instrumentos manuales, lo cual implica la utilización de un importante número
de personas, generando demanda de mano de obra no calificada

En el cultivo de papa se utilizan suelos cuya vocación es la producción de agua,


generándose impactos ambientales de magnitud alta, debido a la desprotección de áreas
por encima de los 2.800 m.s.n.m., toda vez que la ampliación de la frontera agrícola para
este tipo de cultivo es generalizada en el área de esta jurisdicción, lo cual involucra la tala
de bosque nativo y pérdida de suelo por procesos erosivos.

El uso de riego no es apreciable en la mayoría de los cultivos, excepto en los de hortalizas,


donde se presenta la demanda más alta del recurso hídrico. El uso agrícola ocupa 19.826
has equivalentes al 6.56% del área total de la jurisdicción y demanda aproximadamente
6.980 l.p.s., de los cuales el 36% es utilizado para abastecer los requerimientos de
cultivos de papa..

63
CAR
PGAR 2001 2010

Explotación forestal

La extensión territorial aproximada sembrada en bosques es de 75.734 Has. En los


últimos 4 años (1997-2000) el área aprovechada fue de 923 Has, lo que en volumen
representó 210.085 m3 y el promedio anual fue de 52.521 m3.. Esta actividad se realiza
sin criterios de sostenibilidad repercutiendo en la pérdida de la biodiversidad de la región.

En cuanto a impactos ambientales se ven afectados los recursos flora y fauna (afectación
del paisaje y daño al hábitat), el recurso suelo porque se propicia la erosión y el recurso
aire por la combustión de desechos y producción de carbón vegetal.

Explotación minera

En la región se hallan diversas explotaciones mineras tanto subterráneas como a cielo


abierto. Las minas subterráneas explotan principalmente carbón, sal, hierro y materiales
preciosos y las minas a cielo abierto explotan arenas, arcillas, calizas, piedras
ornamentales, gravas y recebos.

Paralelamente a la explotación de los recursos mineros, se desarrollan actividades de


beneficio y de transformación como: centros de acopio, chircales, elaboración de
artesanías de arcilla, fabricas de ladrillo, bloque y tubos, plantas de asfalto, plantas de
trituración y lavado, entre otras.

Si bien es cierto que la actividad minera genera ingresos, mejora la calidad de vida de las
comunidades asentadas en el territorio y que abastece de materiales especialmente a la
industria de la construcción, también genera efectos ambientales negativos debido a la
explotación antitécnica, insegura y mal planificada, afectando el recurso aire, agua y
suelo, así como a la fauna y la flora.

Los principales impactos negativos que causa la minería al medio ambiente son:
contaminación del aire por emisión de gases y sólidos en suspensión; contaminación de
las aguas tanto superficiales como subterráneas por el aporte de sólidos, grasas,
combustibles, lubricantes y ácidos; degradación y pérdida de la capa vegetal fértil;
remoción de vegetación nativa; migración y muerte de la fauna; alteración del paisaje por
apertura de grandes cavidades que contrastan con la zona circundante; a esto se suma los
efectos negativos sobre los medios socioeconómico y cultural debido al aumento del grado
de accidentalidad y pérdida del patrimonio cultural.

En la jurisdicción de la regional Sabana Norte y Almeidas se explotan materiales como


arcilla, carbón, arena y recebo principalmente, existiendo sectores de importancia minera
los cuales se mencionan a continuación.

ARCILLAS. Las Formaciones Guaduas y Bogotá son las principales unidades productoras
de arcillas, que abarcan el Municipio de Nemocón, Cogua y Tausa, ocupando las partes
centrales de los valles y zonas de baja pendiente. Tradicionalmente los sectores
dedicados a la fabricación de productos cerámicos son:

64
CAR
PGAR 2001 2010

4 Sector el Olivo, jurisdicción del Municipio de Cogua. Existen desde chircales


artesanales a industriales altamente tecnificados que producen bloque y ladrillo.
4 Sector Patio Bonito – Pajarito y Rasgatá, ubicado en los Municipios de Nemocón y
Tausa, sobre el área que encierra la vía que comunica a Zipaquirá con Ubaté y la vía
Tausa – Nemocón. La mayor parte de industrias son artesanales que utilizan hornos
fuego dormido, considerados altamente contaminantes (aproximadamente 500
industrias).
4 Sector Checua – Nemocón, en jurisdicción de l Municipio de Nemocón, existen
explotaciones mineras de caolín, sobresaliendo las minas proveedoras de Cerámicas
Corona.

ARENAS. Las unidades productoras de arenas son las Formaciones Arenisca Terna y
Labor, que ocupan principalmente las zonas elevadas y de alta pendiente correspondiente
a los cerros que bordean la Sabana de Bogotá. Se ubican en la franja que comprende los
Municipios de Chía, Sopo, La Calera, Tabio, Tocancipá y Gachancipá. Los principales
sectores productores de arena son:

4 Sector aledaño a la Autopista Norte de los Municipios de Chía, Sopo, Gachancipá y


Tocancipá.
4 Sector Lomitas en el Municipio de La Calera – Cerros Orientales que limitan con
Bogotá.

RECEBOS. Provienen principalmente de la Formación Plaeners del Grupo Guadalupe. Se


explota en diversos sectores puntuales de la regional en jurisdicción de los Municipios de
Cajicá, Chía, Sopó, Chocontá y Tabio.

GRAVAS Y ARENAS NO CONSOLIDADAS. Son materiales depositados por los ríos en las
zonas aledañas a sus márgenes, ocupando extensas áreas debido a la migración de los
cauces. Los principales sectores productores son:

4 Sector Tabio – Río Frío, lentes de grava y arena depositados por el Río Frío.
4 Sector Chocontá, terrazas altas depositadas por el Río Bogotá en la zona aledaña a la
Autopista Norte.

CARBON. Se encuentra en mantos dentro de la Formación Guaduas, su espesor varía


entre 0.60 m hasta 2.80 m, con inclinación entre 20 - 70 grados. La explotación se realiza
subterráneamente de forma artesanal o tecnificada. Los principales sectores productores
de carbón son:

4 Sector Páramo Alto – Páramo Bajo, Salitre y Sabaneque, ubicado a una altura entre
2900 y 3400 msnm, en jurisdicción del Municipio de Cogua y del municipio de Tausa.
4 Sector Boquerón – Rasgatá, ubicado en jurisdicción del Municipio de Tausa.
4 Sector Tibitó – Honduras – Suesca, corresponde a los Municipios de Tocancipá,
Nemocón y Suesca.
4 Sector Guatavita, en jurisdicción del Municipio de Guatavita.

65
CAR
PGAR 2001 2010

La explotación de carbón causa impactos al suelo debido a las arcillas que son dispuestas
indiscriminadamente y dañan la vegetación, así mismo cuando son de gran magnitud
generan sedimentación dañando los cuerpos de agua.

Los cuerpos de agua también se ven afectados por las aguas contaminadas con material
sulfurado productor de la explotación minera.

OTROS MATERIALES. Calizas en el Municipio de La Calera y Piedra para construcción en


Chía y La Calera.

2.3.3.2 IMPACTOS AMBIENTALES CRÍTICOS.

Teniendo en cuenta las actividades socioeconómicas que generan mayores repercusiones


sobre la región de Sabana Norte y almeidas, así como sobre los recursos naturales y el
patrimonio ambiental, se analizaron los principales impactos en relación con el agua , el
suelo, el aire y la flora y fauna, que se describen a continuación.

RECURSO HÍDRICO

Alteración de caudales y cursos de agua

Se presenta alto impacto sobre los cursos de los ríos: Frío, Bogotá y Chicú (captación de
la totalidad del caudal para el acueducto de Tabio, múltiples reservorios sobre la ronda y
bombeo de agua del río Bogotá hacia el Chicú), impactos medios sobre los ríos: Teusacá,
Guatanfur, Machetá, Guandoque, Cubillos y Neusa e impactos bajos en las demás fuentes
hídricas.

Cambio del nivel de la tabla de agua

Este impacto se evidencia en la explotación de pozos cada vez a mayor profundidad. Los
impactos altos se presentan en los municipios de Cota y Tenjo donde agotaron los
caudales de las aguas superficiales; los de impacto medio en Tocancipá, Sopó, Chía,
Cajicá, Gachancipá y bajo en Chocontá, Suesca, Nemocón, Guatavita

Contaminación de acuíferos

Este impacto se observa en la infiltración de sustancias químicas en las zonas de recarga


de acuíferos como resultado de las actividades agropecuarias. Sólo se identifican impactos
medios en Villapinzón, Chocontá, Machetá, Suesca, Tausa, Cogua, Zipaquirá y bajos
Machetá, Nemocón, Gachancipá, Cajicá, Tabio, Tenjo, Cota, Chía, La Calera y Guatavita,
localizados principalmente en los piedemontes.

Contaminación hídrica por agentes químicos

Los impactos altos causados por agentes químicos se presentan por actividades como las
curtiembres en el río Bogotá sector Villapinzón-Chocontá, donde, por ejemplo, el cromos

66
CAR
PGAR 2001 2010

y lo taninos, afectan dicho cuerpo hídrico en sus primeros kilómetros; por la disposición de
empaques químicos utilizados en los cultivos de flores sobre el cauce del río Frío y por los
químicos utilizados en la agricultura comercial (papa). Los impactos medios se localizan
en Río Guandoque (Tausa), Río Sisga, Río San Francisco (Sesquilé) y bajos en el Río
Chicú (Tenjo, Cota), Río Teusacá (Sopó, La Calera), Río Guatanfur (Machetá, Manta), Río
Bogotá (Suesca, Tocancipá).

Contaminación hídrica por descarga de materia orgánica

La intensidad de los impactos se evaluó teniendo en cuenta la eficiencia del sistema de


tratamiento de aguas residuales domésticas. Se calificaron con alto impacto los
asentamientos urbanos de municipios como Villapinzón, Chía, Zipaquirá, Cajicá, y medio
en Cota, Tenjo, Tabio, La Calera, Cogua, Tausa, Gachancipá, Tocancipá, Sopó, Guatavita,
Machetá, Manta, Tibirita, Chocontá, Nemocón y Suesca.

Sedimentación

Este impacto lo genera el transporte de material proveniente de áreas de ladera


desprovistas de vegetación que se acumula en depósitos superficiales en los cuerpos de
agua. En el área de la jurisdicción el impacto alto se localiza en la Laguna de Suesca y el
Embalse Tominé y el río Checua; el impacto medio en el Embalse del Neusa, río
Guatanfur o Machetá y sus afluentes (Q. Don Alonso, Agua Blanca y la Tocola ), río Frío,
río Neusa, río Cubillos.

RECURSO SUELO

Contaminación de suelos por uso de químicos

Este impacto se genera principalmente por la aplicación indiscriminada de plaguicidas en


cultivos de papa, localizados preferencialmente en nacimientos, rondas de ríos,
quebradas, lagunas, humedales y en ecosistemas estratégicos.

El impacto se considera alto en cultivos de papa, localizados en el Páramo de Guerrero


(Zipaquirá, Cogua, Tausa), Villapinzón, Chocontá, Machetá, Sesquilé, Guatavita; medio en
cultivos de flores localizados en Sopó, Suesca, Nemocón, Gachancipá y bajo en Tenjo,
Cota, Chía, Cajicá, Tocancipá y La Calera.

Erosión

En esta regional se observa un fenómeno erosivo agravado en el municipio de Guatavita


caracterizado por la presencia de cárcavas profundas o de moderada profundidad donde
los perfiles del suelo han sido destruidos casi totalmente. En el resto de municipios se
empieza a observar unos procesos erosivos laminares producto de la pérdida de la
cobertura vegetal y de malas prácticas en el pastoreo y la agricultura.

67
CAR
PGAR 2001 2010

La intensidad del impacto se localiza así: Alto en Guatavita, Suesca, Nemocón, Chocontá,
Tausa ; medio en La Calera, Villapinzón, Tocancipá y bajo en Zipaquirá, Cogua, Cajicá y
Tabio.

Disposición de residuos sólidos tóxicos

En los municipios de Villapinzón, Chocontá y Cogua, la producción de residuos sólidos


tóxicos proviene de la industria de las curtiembres (cebo o unche) diseminado en los
potreros como abono que contienen un alta carga contaminante de sulfuro de sodio, otro
residuo es el ripio con alto contenido de cromo dispuesto a cielo abierto y la quema de
recortes de cuero curtido con altos contenidos de cromo.

Los municipios con impacto alto son: Villapinzón, Chocontá y Cogua; los de impacto bajo:
Tenjo, Cota, Chía, Cajicá, Tocancipá, Zipaquirá, Tausa, Tabio, Suesca, Machetá, Sesquile,
La Calera, Sopó, Gachancipá y Guatavita, que se caracterizan por un mal manejo de los
envases de agroquímicos utilizados en la floricultura y la agricultura comercial (papa).

Disposición de residuos sólidos no tóxicos

Los municipios de esta jurisdicción se caracterizan por disponer sus residuos sólidos en
Mondoñedo, localizado en el municipio de Mosquera y en el municipio de Guateque, donde
se generan los impactos altos. Los impactos medios en los veintiún municipios de la
regional son ocasionados por la disposición a cielo abierto de los residuos en zonas rurales
y por la deficiencia de la recolección en zonas urbanas.

Usos inadecuados de suelos por asentamientos humanos

Los impactos se caracterizan por la localización de parcelaciones rurales principalmente


en ecosistemas estratégicos, demanda de suelo para vivienda de interés social por lo
general por fuera del perímetro sanitario o de servicios y convivencia de asentamientos
con actividades altamente contaminantes como la producción de ladrillo y de carbón coque
que afectan la salud humana de los pobladores (Patio Bonito en Nemocón y el Boquerón
en Tausa respectivamente).

Este impacto se considera alto en los municipios de Chía, Zipaquirá, La Calera,


Tocancipá; medio en Tenjo, Cota, Sesquilé, Suesca, Guatavita, Tabio, Sopó y Cajicá y
bajo en los municipios de Manta, Tibirita, Machetá, Villapinzón, Chocontá, Gachancipá,
Nemocón, Tausa, Cogua

RECURSO AIRE.

Contaminación atmosférica por emisiones

Originadas principalmente por la actividad industrial y minera, donde se presentan


impactos altos en el corredor industrial Cajicá, Zipaquirá, en la zona de Patio Bonito en
Nemocón con la mayor concentración de chircales y en la zona de boquerón en Tausa
donde hay una proliferación de hornos coquizadores, en estos dos últimos casos alrededor

68
CAR
PGAR 2001 2010

de estas actividades se localizan asentamientos humanos evidenciándose la afectación


sobre la salud pública.

El impacto se considera alto en Cajicá, Zipaquirá, Tausa, Nemocón y medio en Tocancipá


(zona industrial) y Cogua.

Contaminación atmosférica por partículas

Está asociada a las actividades descritas en el impacto de contaminación atmosférica por


emisiones y se califica como alto en Cajicá, Zipaquirá, Tausa, Nemocón y medio en
Tocancipá (zona industrial) y Cogua.

Contaminación por ruido

En esta jurisdicción se presentan impactos medios generados por la localización de


actividades nocturnas en los municipio de Cajicá, Chía y La Calera y en el casco urbano
de Zipaquirá e impactos más moderados en las vías principales como la autopista del
norte, la vía Puente del Común - Barbosa y la Autopista Bogotá – Medellín.

RECURSO FAUNA Y FLORA.

Si se observa la localización de los macrovectores principales se aprecia la fuerte presión


sobre los ecosistemas estratégicos por localización de actividades agropecuarias,
urbanización, minería, explotaciones forestales aunado a las malas prácticas como las
talas, las quemas, el uso inadecuado de agroquímicos y de tecnologías obsoletas, todo en
contraposición de la necesidad de conservar y proteger estas áreas.

Afectación de zonas protegidas

Este impacto se localiza en las áreas que por su naturaleza ameritan ser protegidas y
conservadas y que han venido sufriendo un proceso de deterioro, principalmente por la
práctica de la agricultura comercial (papa). El impacto se considera alto en áreas de
páramo y subpáramo municipios de Villapinzón, Chocontá, Tausa, Cogua, Zipaquirá y
medio medio Machetá, Guatavita, Sopó,Chía, Cota.

Afectación de la Fauna
Las áreas de páramo, subpáramo y bosque alto andino de esta jurisdicción se
encuentran altamente intervenidas; en lo que respecta a la fauna silvestre aún se
encuentran especies en vías de extinción, en el corredor que se extiende desde el parque
nacional Chingaza hasta el páramo de Guachaneque, presionadas por la disminución de su
hábitat natural y por la cacería, se considera alto en Machetá, Manta, Guatavita, La Calera,
Sesquile y medio en Tausa, Cogua, Zipaquirá.

Deforestación

La importancia de este impacto está dada por la tala que se ha presentado en las zonas
de páramo, subpáramo y bosque alto andino generando alteraciones sobre el medio
natural, afectación en la producción de agua, procesos erosivos, cambio de clima y

69
CAR
PGAR 2001 2010

propiedades del suelo, se considera alto en Villapinzón, Chocontá, Tibirita, Tausa, Cogua,
La Calera y medio en Machetá, Cota, Tenjo, Guatavita, Sesquilé.

Interrupción de corredores biológicos

Este impacto se considera alto en Villapinzón, Chocontá, Tibirita y en el páramo de


Guerrero, en los municipios de Zipaquirá, Cogua y Tausa, donde se encuentra en total
degradación. En el costado oriental de la regional municipios de La Calera, Guatavita,
Sesquilé, Machetá y Manta se encuentra el corredor Chingaza-Guachaneque, que
presenta un estado medio de conservación que debe ser reforzado con los planteamientos
de protección de estas áreas.

70
CAR
PGAR 2001 2010

2.3.4 REGIONAL SABANA OCCIDENTE.

La región Sabana Occidente con un área aproximada de 1200 Km2, y con una
población cercana a 570.000 habitantes está localizada sobre la cuenca del Río Bogotá –
Zona Media – donde confluyen las subcuencas de mayor relevancia a nivel local,
Subachoque, Bojacá y Soacha. Dadas las condiciones físicas y geomorfológicas de la
región dentro de la jurisdicción , se localizan doce (12) humedales de gran importancia,
los cuales corresponden a escosistemas frágiles que cumplen entre otras las funciones de
amortiguar procesos de inundación, recarga y descarga de acuífero. Los municipios que
integran esta región son: Bojacá, Facatativá, Funza, Madrid, Mosquera, Sibaté, Soacha,
Subachoque, El Rosal.

2.3.4.1 MACROVECTORES PRIORITARIOS

El análisis regional identificó por su importancia socioeconómica y por la afectación al


medio ambiente doce (12) macrovectores prioritarios. Que se describen a continuación.

Urbanización

Este macrovector se refiere al proceso de consolidación y expansión de centros de


poblamientos con elementos y características que transforman el hábitat natural y
constituyen el eje de las actividades vitales de las sociedades modernas y la base de
reproducción del modelo de desarrollo actual

En esta región se presentan asentamientos especialm ente en los centros urbanos y


periferias de los municipios de Soacha, Facatativá, Funza, Madrid y Mosquera, los dos
primeros relacionados con los desplazados por el conflicto interno que vive el país y los
otros tres por la cercanía al Distrito Capital, los bajos costos de tierra en algunos
municipios auspiciados por urbanizadores piratas o por la oferta de lotes carentes de
servicios públicos y los demás municipios por la expansión de los cultivos de flores.

Como consecuencia de los asentamientos humanos que se presentan en los municipios de


esta región, se han afectado los recursos agua, suelo, flora, aire y fauna, especialmente
por la contaminación por concepto de descargas orgánicas y residuos sólidos.

Agroindustria

Es la actividad agropecuaria practicada en gran escala, con uso intensivo de capital y


tecnología, y destinada a abastecer los mercados nacionales e internacionales, con
productos transformados en una cadena integrada como puede ser el caso de la caña de
azúcar.

En esta regional se presenta concentración de cultivos de flores en los municipios de


Soacha, Facatativá, Funza, Madrid, Mosquera y El Rosal . Como consecuencia de los

71
CAR
PGAR 2001 2010

cultivos de flores se presentan impactos ambientales que en una u otra forma han
afectado el recurso hídrico, suelo, flora, aire, fauna, especialmente contaminación por
concepto de agroquímicos y residuos sólidos.

Industria

La contaminación de tipo industrial se centra principalmente en los municipios de Soacha,


Mosquera, Madrid y Funza; la cual está asociada a la disposición inadecuada de residuos
sólidos y vertimientos contaminantes con diferentes sustancias de interés sanitario y
ambiental y el cambio de uso de suelo el cual está afectando el ecosistema que ocasiona
el desplazamiento de flora y fauna de esa zona.

La contaminación de tipo agroindustrial (cultivos de flores) y agrícola, está asociada al


elevado consumo de agroquímicos que cada vez es mayor debido a la necesidad de
obtener un alto rendimiento de producción. A nivel de la región este tipo de procesos
productivos como los cultivos de flores está difundido en mayor o menor proporción; es
así como en los municipios de Soacha y Sibaté su existencia es baja mientras que en
municipios como Madrid, Facatativá y El Rosal es alta, los cuales se centran principalmente
en las veredas de Potrero Grande, EL Corzo, Los Arboles y Boyero en el municipio de
Madrid, El Corzo en Facatativá, y las veredas El Rodeo y La Porquera en El Rosal.

Respecto a la parte agrícola los cultivos de papa son otra actividad que está incidiendo
directamente en la afectación del suelo principalmente en los municipios de Subachoque,
Soacha y Sibaté.

La influencia de los plaguicidas no solo actúa sobre las plagas sino que afecta
indiscrimiminadamente la microflora del suelo, cuyo efecto es una esterilización parcial del
suelo que tarda meses o años en recobrar el nivel de equilibrio climático en las
poblaciones de microorganismos; incluso puede producirse la proliferación de plagas por
eliminación de sus competidores naturales.

El uso de fertilizantes con contenidos de fosfatos genera la eutrofización de las aguas; la


acumulación de nitratos en el subsuelo por lixiviación puede incorporarse a las aguas
subterráneas o bien ser arrastrados hacia los cauces y reservorios superficiales, originando
la eutrofización del medio y a su vez la proliferación de especies como algas y otras
plantas verdes que cubren la superficie, trayendo como consecuencia un elevado consumo
de oxigeno y su reducción en el medio acuático, lo cual produce una disminución de la
capacidad autodepuradora del medio y una merma en la capacidad fotosintética de los
organismos acuáticos.

Transporte ( infraestructura y operación )

Los patrones de diseño, organización e infraestructura que requieren las diferentes formas
de circulación, varían de acuerdo con las características geográficas, culturales,
económicas y tecnológicas en una región dada. El transporte en sus diferentes fases,
desde la construcción de la infraestructura hasta la operación, produce muy fuertes
impactos ambientales.

72
CAR
PGAR 2001 2010

En esta región como consecuencia del transporte se presentan impactos ambientales que
en una u otra forma han afectado el recurso hídrico, suelo, aire, flora y fauna. Es notable
la contaminación atmosférica por partículas y emisiones en los corredores viales de la
autopista Medellín Siberia – Alto del Vino, Siberia – Mondoñedo, troncal vía occidente
Fontibón – Facatativá y autopista sur Soacha – El Charquito, y el sitio de parqueo de
containers ubicado en la vía troncal de occidente antes del municipio de Mosquera

Agricultura comercial

Es el cultivo de especies vegetales a mediana o gran escala, intensiva en capital y


tecnología, para el abastecimiento de la población local o de demandas de mercados
nacional e internacional.

En esta región como consecuencia de la agricultura comercial se presentan impactos


ambientales que afectan el recurso hídrico, suelo, aire, flora y fauna. Predomina la
contaminación por concepto de agroquímicos, residuos sólidos y uso inadecuado de los
suelos. Esta actividad se concentra con mayor intensidad en los municipios de Funza,
Madrid, Mosquera, Facatativa y Subachoque y con menos intensidad Sibaté, Bojacá,
Soacha y El Rosal.

Explotación minera

La región Sabana Occidente se encuentra sometida a una serie de efectos negativos sobre
el medio ambiente relacionados principalmente con la proliferación de actividades mineras,
hecho que puede estar relacionado con su cercanía a la capital del país uno de los
principales consumidores de agregados pétreos; dentro de los municipios más afectados
por este tipo de actividad se encuentran Soacha, Sibaté y Mosquera y en segundo nivel
municipios tales como Subachoque, Madrid y Bojacá.

El desarrollo de la industria minera en forma de areneras, receberas, gravilleras,


ladrilleras, etc., es una actividad que por sí sola genera impactos sobre el medio ambiente
los cuales se ven acentuados cuando este vector se realiza de manera antitécnica, siendo
este el caso de la mayor parte de las actividades mineras, incluidas las localizadas en esta
región.

Los componentes ambientales que generalmente se ven afectados por el desarrollo de la


minería, de manera simplificada son el componente paisajístico, relacionado con las
modificaciones fisiográficas; el hídrico, que se ve afectado tanto en las fuentes
superficiales como subterráneas; el suelo que se contamina con material proveniente de
la misma actividad, el componente biótico por la tala de bosques y remoción de
cobertura vegetal; el atmosférico por las emisiones de partículas de polvo y el tránsito de
volquetas y en algunas ocasiones también el uso de explosivos.

Asociada a la minería se origina la venta de tierra negra para los viveros, que consiste
en extraer suelo orgánico de la zona de páramos, la afectación principal se da debido a
que el recurso usado es no renovable y esta práctica causa desertificación y erosión al
suelo.

73
CAR
PGAR 2001 2010

Energía

Son actividades esenciales para permitir el desarrollo de otros macrovectores, satisfacer


las necesidades humanas y elevar la calidad de vida de la población. En la región, ligados
a la producción de energía se tienen impactos ambientales que en una u otra forma han
afectado a los recursos hídrico, suelo, flora, aire y fauna. Es un hecho que el bombeo de
las aguas contaminadas que el río Bogotá lleva al embalse del Muña, ha sido factor de
generación de malos olores, mosquitos, zancudos y roedores que se convierten en
impactos negativos para la población, sobre todo en el municipio de Sibaté y
potencialmente para los municipios de la cuenca baja del río

Solamente la labor mancomunada de la administración distrital y de EMGESA, con la


presencia de las autoridades ambientales, municipales y de la propia sociedad civil,
permitirán sacar adelante las estrategias y soluciones planteadas hasta ahora.

Ganadería de especies mayores

Como consecuencia de esta actividad en la región se presentan impactos ambientales que


afectan el recurso hídrico, suelo, flora, aire y fauna. Sobre todo la tala y quema de
bosques nativos para convertirlos en potreros, lo que contribuye a la fragmentación y
destrucción de hábitats, emisión de CO2, destrucción de nacederos, modificación de la
cobertura vegetal y alteración del balance hídrico por la disminución de caudales de
fuentes superficiales y pérdida de la capacidad de infiltración y recarga de acuíferos.

El sobre pastoreo afecta el recurso suelo al presentarse compactación, alteración de su


estructura, disminución de su capacidad de retención de humedad y aparición de procesos
erosivos que conducen a la pérdida de su fertilidad natural y al aporte de sedimentos a los
cuerpos de agua. Por otra parte, el uso excesivo de fertilizantes sintéticos y agroquímicos
conlleva la disminución de su actividad biológica, pérdida de biodiv ersidad y
contaminación de cuerpos de agua por el lixiviado de estos compuestos.

En algunos municipios como Soacha, Mosquera y Funza se ha presentado también la


desecación de humedales para la creación de potreros con la consecuente pérdida de
biodiversidad por la destrucción de estos importantes ecosistemas.

Agricultura tradicional

En esta región como consecuencia de la agricultura tradicional se presentan impactos


ambientales que en una u otra forma han afectado el recurso hídrico, suelo, flora, aire y
fauna. Se destaca la contaminación por concepto de agroquímicos, residuos sólidos y uso
inadecuado de los suelos.

Turismo y recreación

Como consecuencia del turismo y recreación se presentan impactos ambientales que en


una u otra forma han afectado el recurso hídrico, suelo, flora, aire y fauna. Es notable la
contaminación por concepto de descarga orgánica, residuos sólidos por los

74
CAR
PGAR 2001 2010

desplazamientos de grandes grupos de personas los fines de semana a La Pradera –


Subachoque, Piedras de Tunja – Facatativá y Bojacá.

Ganadería de especies menores

Es la actividad económica que implica cría de gallina y cerdos principalmente , y que


puede realizarse a gran escala, generando importantes impactos sobre el medio ambiente.
En esta región como consecuencia de la producción de ganadería de especies menores se
presentan impactos ambientales que en una u otra forma han afectado el recurso hídrico,
suelo y aire. Preocupa la contaminación hídrica por concepto de vertimiento de aguas
residuales a cuerpos de agua y contaminación de suelos al utilizarse las excretas como
fertilizantes sin recibir un tratamiento adecuado. De la misma forma, el manejo
inadecuado de los desechos orgánicos genera malos olores, presencia de plagas de
insectos y roedores y riesgos de salud para la población aledaña. La porcicultura se
encuentra en mayor concentración en Sibaté, Facatativá, Funza y la avicultura en Bojacá,
Funza y Madrid y caprinos en El Rosal y Subachoque.

Explotación forestal

Es el uso y manejo sostenible o extractivo de los bosques naturales y plantados (flora y


fauna) con el fin de obtener diversos productos, maderables y no maderables, presenta
impactos ambientales que han afectado el recurso hídrico, suelo, aire y flora. En particular
agotamiento del recurso hídrico por esta actividad en riberas de nacimientos de agua.
También cuando se realizan quemas se afecta el recurso aire y el recurso suelo se afecta
mientras se hace la recuperación por una nueva plantación. Para toda explotación forestal
la CAR exige medidas de mitigación para minimizar los impactos negativos que se
presentan. Los municipios más afectados en la Regional son Soacha, Sibaté, Facatativá,
Bojacá y Subachoque por presentar sistemas boscosos y suelos adecuados para esta
actividad.

2.3.4.2 IMPACTOS AMBIENTALES CRÍTICOS.

Teniendo en cuenta las actividades socioeconómicas que generan mayores repercusiones


sobre la región de Sabana Occidente, así como sobre los recursos naturales y el
patrimonio ambiental, se analizaron los principales impactos en relación con el agua , el
suelo, el aire y la flora y fauna, que se describen a continuación.

RECURSO HÍDRICO

Contaminación por descarga de materia orgánica

La degradación del recurso hídrico por contaminación de tipo orgánico se presenta a nivel
de toda la región, a pesar de contar con cinco PTAR operando, pero, no existen
programas de saneamiento básico a nivel municipal y se carece de alcantarillado rural,
especialmente en los centros poblados.

75
CAR
PGAR 2001 2010

En la región se consideran zonas de alto grado de impacto de contaminación, las de


eutrofización y terrización de cuerpos lénticos (Embalse del Muña, Embalse de Terreros,
Laguna de La Herrera y humedales), como consecuencia de aportes de agua con altos
contenidos de materia orgánica y nutrientes; también por el aprovechamiento
indiscriminado y sin control de tomas a las fuentes de agua de manera ilegal, para uso
agrícola, agroindustrial y consumo humano, especialmente en el Rio Botello.

Contaminación hídrica por agentes químicos

La contaminación de tipo industrial en la región está asociada principalmente al aporte


de residuos líquidos y sólidos con contenidos de sustancias de interés sanitario (cromo,
níquel, mercurio y cadmio, entre otros), generados por industrias ubicadas en corredores
viales y perímetro urbano de los municipios de Soacha, Sibaté, Madrid, Funza, Mosquera
y Facatativá. También se presenta contaminación en el sector rural, en zonas altas,
medias y bajas, por el uso de agroquímicos (plaguicidas , fertilizantes y sustancia s
químicas) en cultivos agroindustriales (flores) que contaminan los acuíferos, aguas
superficiales, el suelo, y van acabando con la fauna y microflora de algunos municipios.

Sedimentación

La región está localizada sobre la cuenca del río Bogotá –zona media - donde confluyen las
subcuencas de mayor relevancia a nivel local, Subachoque, Bojacá y Soacha. Dadas las
condiciones físicas y geomorfológicas de la región, allí se localizan 12 humedales de gran
importancia, los cuales corresponden a ecosistemas frágiles que cumplen entre otras
funciones, la de amortiguar procesos de inundación, recarga y descarga de acuíferos, y
en su gran mayoría como lagunas de sedimentación, por encontrarse en las partes bajas
de las cuencas. Estos humedales se localizan en los municipios de Subachoque (Los
Curies), Funza (La Florida, Gualí, Tres Esquinas, El Cacique), Facatativá (San Rafael),
Bojacá (El Juncal), Mosquera (Laguna de La Herrera) Soacha (Neuta, Tibanica, Tierra
Blanca y Potrero Grande).

La afectación de los humedales y lagunas por sedimentación han traído como


consecuencia que el espejo del agua disminuya, y por ende afecta la llegada de especies
migratorias y endémicas; la actividad minera e industrial afecta especialmente la Laguna
de La Herrera y parte de los humedales en la vereda Corzo, vereda La Estancia y vereda
Potrero Grande que han venido disminuyendo el volumen almacenado, debido a la
cantidad de sedimentos y la eutroficación que se presenta; también el río Subachoque, ha
disminuido el lecho del cauce.

Alteración de caudales y cursos de agua

Debido a la deforestación de nacimientos de agua, producida por la necesidad de ampliar


la frontera agrícola (cultivo de papa) sobre la cota de 2.800 m.n.m, principalmente en el
municipio de Subachoque, donde nace el río que lleva su nombre y que es la fuente
principal de abastecimiento de agua para el acueducto municipal; la situación se ve
agravada con la disminución de la cantidad del recurso que afecta los usos potenciales y
en algunas épocas del año se ven abocados a racionamientos. Esta situación ha llevado a

76
CAR
PGAR 2001 2010

que el municipio de Madrid tenga que recurrir a solicitar el recurso hídrico a Bogotá, a un
alto costo.

Este impacto es ocasionado por la interrupción y desviación parcial o total de cauces,


captaciones ilegales y prácticas agrícolas equivocadas.

Contaminación de acuíferos

Debido a la cercanía de las actividades agropecuarias, industriales y domésticas, a las


fuentes hídricas superficiales, el agua a utilizarse, ya sea de pozo o superficial, no cumple
con las características adecuadas para determinado uso.

Así mismo, la actividad minera e industrial sobre las cuencas de los ríos Soacha y Aguas
Claras, han hecho que con el tiempo hayan venido disminuyendo el caudal, debido a la
deforestación al pie de sus cabeceras, páramos y riveras, los cuales presentan arrastres
significativos de sedimentos, y desechos químicos y orgánicos.

RECURSO SUELO

Disposición de residuos sólidos no tóxicos

Tienen causa en la actividad agropecuaria en general y el mal manejo de los


agroquímicos. También en el cultivo indiscriminado de las flores y cultivos de papa; la
disposición final de los residuos sólidos convencionales e industriales que son depositados
sin ningún control en el botadero de Mondoñedo, localizado en los municipios de
Mosquera y Bojacá sobre el Km 12 de la vía Mosquera - La Mesa, donde disponen
desechos aproximadamente 40 municipios del departamento de Cundinamarca. Esta
disposición se ha venido realizando sin ningún manejo técnico adecuado, trayendo
contaminación en aguas, suelo, aire, flora y fauna, por la generación, aporte e infiltración
de lixiviados y metales pesados, generando principalmente contaminación de acuíferos,
malos olores, contaminación visual y cambio del paisaje.

Actualmente, se trabaja en una solución al problema, liderada por la Gobernación de


Cundinamarca, consistente en el desarrollo de un sistema integral de manejo y disposición
de los residuos que hoy se llevan a Mondoñedo, proyecto al cual la CAR ha estado
vinculada con significativos aportes de todo orden y que también cuenta con el apoyo
del Fondo Nacional de Regalías.

Asentamientos humanos

Un factor que influye directamente sobre la vulnerabilidad del suelo, es la conformación


del espacio urbano regional, que ha estado influido por el éxodo de la población del
campo a las ciudades, por la mutua interacción de los procesos de desplazamiento por la
violencia, y los cambios de estructura de producción agraria; hechos que han inducido a
un acelerado proceso de urbanización o de asentamientos subnormales como ocurre en
los municipios de Soacha o Mosquera.

77
CAR
PGAR 2001 2010

La intervención del hombre sobre el medio físico se constituye como un agente


contribuyente o detonante de procesos de inestabilidad del terreno; su acción se refleja en
la deforestación, cambios morfológicos, intervención sobre los drenajes naturales
(Planadas-Mosquera) y cambio de uso del suelo, que se ve acompañado por un aumento
en la vulnerabilidad de la comunidad y de la generación de procesos de inestabilidad, los
cuales ponen en riesgo a la población y en muchos casos su ocurrencia termina en
desastre.

Deforestación

La principal causa para el aumento del índice de la deforestación, es la ampliación de la


frontera agropecuaria (especialmente para realizar los cultivos de papa), esta problemática
se encuentra más arraigada en las zonas con cotas por encima de los 2900 m.s.n.m., y en
las áreas con pendientes superiores al 30%.

Este fenómeno se presenta en las zonas altas de páramo y en bosques naturales,


específicamente en los municipios de Subachoque, EL Rosal, Soacha, Sibaté, Facatativá y
Bojacá.

Inadecuadas prácticas culturales

Las inadecuadas prácticas culturales como la siembra a favor de la pendiente, traen como
consecuencia el empobrecimiento de la capa orgánica por exceso de elementos agrícolas,
que pulverizan el suelo y contribuyen a la erosión. Los municipios cuya característica
topografía es ondulada son los más afectados, tal es el caso de Subachoque, El Rosal,
Facatativá, Bojacá, Soacha y Sibaté.

RECURSO AIRE.

Contaminación atmosférica por emisiones

Este impacto se debe a la presencia de material indeseable, en niveles preocupantes,


originados por actividades antrópicas; especialmente por las industrias y comercio
ubicadas sobre el corredor vial e industrial de Chuzacá y Cazucá, que generan
contaminación por emisión de partículas, de igual manera por el Embalse del Muña y el
transporte presentado en el corredor vial del sur; y en general por la alta densidad de
transporte, sobre todas las vías que atraviesan los municipios de la región, es decir, la
transversal longitudinal de la Sabana, la Autopista Medellín, la Autopista al Sur y la vía
Troncal de Occidente.

Caso especial, es la ubicación del casco urbano de Soacha sobre la autopista sur, con uno
de los mayores flujos vehiculares del país, con un parque automotor con tecnología
obsoleta para la combustión y control de gases de escape; y con un incremento del uso de
combustible diesel por el parque automotor público y el transporte pesado, lo que conlleva
al incremento de las emisiones contaminantes del sector.

78
CAR
PGAR 2001 2010

Este impacto es altamente nocivo para la salud humana, los recursos bióticos, el medio
ambiente global, entre otros.

Contaminación atmosférica por partículas

Otro de los factores que afectan este recurso, son las explotaciones mineras incontroladas
en los municipios de Sibaté, Soacha, y Bojacá, así como el tránsito de volquetas por vías
sin pavimentar, generando contaminación por partículas.

Así mismo, Soacha, Funza y Mosquera se han convertido en ejes de desarrollo industrial,
lo que ha generado el mayor polo de concentración de emisiones de material particulado,
gases y metales pesados, considerados como sustancias peligrosas.

Los equipos y laboratorios instalados en el área han permitido establecer, que se ha


sobrepasado la norma anual de calidad del aire para material particulado en zonas
específicas de estos municipios, caracterizados por actividades industriales y flujo
vehicular.

Caso particular es le municipio de Soacha, sector Cazucá, donde actualmente funcionan en


promedio 70 industrias con actividades que incluyen fundición de metales, molineras,
envasadoras de gas, metalmecánicas, procesamiento de plásticos y producción de
sustancias químicas, entre otras; generando emisiones considerables de material
particulado, gases como SOx, Nox y metales como Pb, Hg, Cd, Ni; otro sector con fuerte
presencia de industrias es el barrio Santa Ana, con emisión similar de contaminantes.

Adicionalmente, la ausencia de planeación y la crisis social del país, han permitido que en
diversos barrios se hayan asentado medianas y pequeñas industrias en zonas de uso no
industrial, como el caso del barrio León XII, donde no se cuenta con especificaciones
técnicas para la producción y control de sus emisiones y vertimientos.

En la zona rural, veredas Panamá, Fusungá y Ciudadela Sucre, se localizan explotaciones a


cielo abierto, de materiales para la construcción, ocasionando emisiones significativas de
material particulado, por la remoción de materiales y el tránsito de vehículos pesados por
las vías, en su mayoría destapadas.

Contaminación por ruido

Uno de los factores a tener en cuenta, es el ruido ambiental producido en los municipios,
por aglomeración de personas, música exterior estridente, ruido de los vehículos por falta
de silenciadores, y otros impactos.

RECURSO FLORA Y FAUNA

Deforestación

La deforestación es la principal causa que afecta la biodiversidad, ya que destruye los


hábitats de las especies de fauna y flora silvestres y provoca fragmentación de las masas

79
CAR
PGAR 2001 2010

boscosas, interrumpiendo los corredores biológicos y aislando poblaciones de fauna en


sitios reducidos, que las hace más propensas a la extinción. Este fenómeno es impulsado
por la ampliación de la frontera agropecuaria para cultivos de papa, especialmente, en las
zonas altas de páramo y de bosque natural. Los municipios más afectados son
Subachoque, Soacha y Sibaté.

Incendios forestales

Los incendios forestales contribuyen también a la reducción de la biodiversidad, por


destrucción de hábitats naturales de las especies de fauna y flora. Los municipios
afectados son Soacha, Sibaté y Bojacá.

Explotación ilegal

Otra actividad que afecta la biodiversidad es la explotación ilegal de los recursos flora y
fauna silvestre para consumo doméstico y comercialización, aumentando el número de
especies en vías de extinción.

Asentamientos urbanos y obras de infraestructura

Los asentamiento urbanos y obras de infraestructura (vías, puentes, urbanizaciones,


condominios), provocan destrucción y fragmentación de hábitats así como contaminación
de fuentes hídricas por vertimiento de aguas servidas.

80
CAR
PGAR 2001 2010

2.3.5 REGIONAL SUMAPAZ

Esta región, que cubre 187.000 hectáreas, tiene dis tribuidos, equilibradamente, sus
220.000 habitantes, la mitad de los cuales están concentrados en los 10 centros urbanos
de los municipios y la otra mitad en las veredas de este territorio que, tradicionalmente,
ha sido el área de conflictos por la tenencia de la tierra rural, debido a una alta intensidad
de las actividades agrícolas y, recientemente, escenario de dificultades por el uso del
agua para abastecer su variada gama de actividades productivas. Los municipios que la
conforman son: Arbeláez, Cabrera, Fusagasugá, Granada, Pandi, Pasca, San Bernardo,
Silvania, Tibacuy y Venecia.

2.3.5.1 MACROVECTORES PRIORITARIOS

El análisis regional identificó por su importancia socioeconómica y por la afectación al


medio ambiente siete (7) macrovectores prioritarios. El orden de importancia es el
siguiente:

Agricultura tradicional

El área total sembrada para el año de 1998 fue de 15.483 hectáreas, de las cuales el
60.2% corresponde a transitorios y el 39.8% a permanentes. Los cultivos de mayor
participación en cuanto a transitorios para la provincia son: papa (1.610 hectáreas), arveja
(1.697 hectáreas), cebolla de bulbo (800 hectáreas), habichuela (1.115 hectáreas) y fríjol
verde (423 hectáreas), los municipios de mayor participación son: Pasca, Cabrera, San
Bernardo, Fusagasugá, Arbeláez y Venecia.

En cuanto a cultivos permanentes los más importantes son mora (1.291 hectáreas
plantadas), tomate de árbol (1.271 hectáreas), lulo (679 hectáreas) y curuba (306
hectáreas); los municipios más representativos en estos cultivos son: San Bernardo,
Silvania, Pasca y Fusagasugá.

La incidencia de este macrovector en la región se ve reflejada en su distribución espacial


en toda el área de la jurisdicción, en pequeños latifundios que generan el modus vivendi
de sus pobladores y a su vez mano de obra.

Explotación forestal

Fusagasugá cuenta con 17 empresas que corresponden a transformación primaria y


secundaria (carpinterías) de maderas, o sea del trabajo de numerosos aserraderos que
operan en la región con técnicas no sostenibles en la medida en que no se compensan con
acciones de reforestación; el impacto es destacable en jurisdicción del citado municipio,
en Arbeláez y particularmente en Tibacuy, donde este tipo de aprovechamiento y
actividad tiene un importante movimiento.

Ganadería de especies mayores

81
CAR
PGAR 2001 2010

Gran parte del suelo en la región del Sumapaz es utilizado para la producción de ganado
bovino, según datos de la URPA al año 1998, en la región existen en promedio 72.000
cabezas de ganado. Los pastos utilizados para su manejo son en su gran mayoría
praderas tradicionales ocupando aproximadamente 52.000 hectáreas de las 65.000 que
están destinadas para la producción pecuaria, reflejando el uso inadecuado de los suelos
por sobre pastoreo con concentración de animales, generando deterioro del suelo con
problemas erosivos.

Se observa que la mayor producción se concentra en el municipio de Fusagasugá,


ejerciendo mayor presión sobre el uso de los suelos con su consecuente deterioro.

Ganadería especies menores

El desarrollo de la actividad porcícola en la jurisdicción de la regional reporta, según URPA


/98, un total de 38.644 cabezas que corresponde al 14.19% de la población porcina a
nivel departamental, siendo Silvania el segundo municipio de mayor producción con
11.669 cabezas (4.29%); el municipio de Fusagasugá con un total de 10.100 cabezas
(3.71%) y Arbeláez con 7.200 cabezas (2.64%), completan el grupo de los mayores
productores a nivel regional.

Es importante el desarrollo de la producción avícola en la zona, toda vez que el municipio


de Fusagasugá reporta una población total de 13.589.472 aves, que corresponde al
38.37% de la población total departamental, ubicándolo en el primer puesto de
producción avícola. A nivel regional el municipio de Silvania ocupa el segundo puesto en
producción, reportando una población de 2.794.100 aves.

Transporte (infraestructura y operación)

La vía panamericana atraviesa la región como eje articulador de la economía; se destaca


el desarrollo de corredores viales como el de Chinauta, Silvania y sector San Raimundo en
el municipio de Granada, que propiciaron procesos de urbanización poco planificados.

Urbanización

El crecimiento urbano se da principalmente en el municipio de Fusagasugá que ocupa un


área de 1500 hectáreas, en las que residen aproximadamente 100.000 habitantes, seguido
por los municipios de Silvania y Arbeláez.

Otro fenómeno que se puede tomar como urbanización son las zonas de condominios
debido a su alta densidad y a la cercanía a los perímetros urbanos; en Silvania se destaca
el sector de El Bosque, en Fusagasugá la vereda El Placer, Espinalito y Chinauta,
continuando el corredor con el sector urbano del municipio de Arbeláez.

Dentro de este vector se incluye el asentamiento humano (parcelación) establec ido en


zonas de reserva, principalmente en los municipios de Fusagasugá, Venecia y Silvania,
alterando completamente los sistemas ambientales estratégicos e interrumpiendo los
corredores biológicos.

82
CAR
PGAR 2001 2010

Exploración y explotación de hidrocarburos

Los yacimie ntos de petróleo se ubican en trampas o formaciones geológicas de tipo


sedimentario en toda la cordillera oriental. Los depósitos o yacimientos de petróleo
encontrados en el municipio de Icononzo (Tolima), campo Guandó, reafirman la
potencialidad de la región del Sumapaz, dado que se tienen las mismas formaciones
geológicas.

Con base en lo anterior las empresas Nexen Petroleum Colombia Limited y Petrobras,
cuentan con bloques de perforación exploratoria en toda el área de jurisdicción de la
regional, está por definir si la cantidad y la calidad del crudo ameritan la explotación.

2.3.5.2 IMPACTOS AMBIENTALES CRITICOS

Teniendo en cuenta las actividades socioeconómicas que generan mayores repercusiones


sobre la región de Sumapaz, así como sobre los recursos naturales y el patrimonio
ambiental, se analizaron los principales impactos en relación con el agua , el suelo, el aire
y la flora y fauna, que se describen a continuación.

RECURSO HIDRICO.

Contaminación hídrica por descarga de materia orgánica

El municipio de Arbelaez ya cuenta con Planta de Tratamiento de aguas residuales, sin


embargo las afectaciones de mayor impacto en la zona son las que se originan por
ausencia de sistemas de tratamiento de aguas residuales domésticas, de mataderos y las
generadas por el sector productivo, siendo los más importantes las actividad porcícola
concentrada principalmente en los municipios de Fusagasugá y Silvania, que vierten de
manera directa a los Ríos Cuja y Subia, respectivamente.

Alteración de caudales y cursos de agua

Esta alteración se relaciona con la tala indiscriminada realizada sobre las cabeceras y
zonas de ronda protectoras, que alteran el caudal de cuerpos de agua; las fuentes más
afectadas son las localizadas en las veredas de Bateas, Piedrancha, El Mango y La Vega,
ubicadas hacia el costado sur del municipio de Tibacuy, en el municipio de Pandi la fuente
más afectada es la Quebrada Grande, que nace en la vereda Santa Helena Alta.

RECURSO FLORA Y FAUNA

Deforestación

En primer término debe mencionarse la deforestación que se realiza de manera ilegal, que
afecta zonas de ecosistemas estratégicos de importancia hídrica y faunística
principalmente, siendo las áreas más afectadas el Cerro del Quininí, cuchilla de Peñas

83
CAR
PGAR 2001 2010

Blancas en el Municipio de Tibacuy, Cerro Fusacatán del Municipio de Fusagasugá,


Veredas Santa Barbara y San Rafael del Municipio de Arbeláez, Cuchilla de Nanche en
Pandi y Venecia, Alto Ariari y Santa Rita en Cabrera y sector de la Vereda Santa Martha en
el Municipio de San Bernardo.

Afectación de zonas protegidas

Las áreas intervenidas por el hombre y que experimentan alteración de ecosistemas


estratégicos prioritarios de conservación en la región son las zonas de reserva forestal
declaradas como: el Cerro de Quininí y la Cuchilla de Peñas Blancas, en Tibacuy, el
predio La Mistela, en Silvania, el parque natural Sumapaz y zonas de reserva forestal
proyectadas como la Laguna del Uche - en Pasca, Sibaté y Soacha, la estrella fluvial en
Arbeláez, el cerro Fusacatán en Fusagasugá, la cuchilla de Nanche en Pandi, San Rafael –
Los Robles en Fusagasugá y el corredor biológico en Pasca, Arbeláez, San Bernardo,
Venecia y C*/abrera.

Erosión

Este impacto ambiental se considera crítico, principalmente en los municipios de San


Bernardo, Silvania y Cabrera, debido a las actividades de tala ilegal, uso inadecuado de
los suelos, condiciones climatológicas, geológicas y estructurales que hacen que los suelos
presenten alta susceptibilidad a los problemas de remoción en masa.

Las zonas más afectadas por este fenómeno, son las siguientes: en el municipio de
Silvania la Cuchilla de Peñas Blancas, Vereda San José – Sector Peñas Blancas, vereda
Subia, margen derecha e izquierda de la vía panamericana, vereda Azafranal, margen
izquierda - este de la vía panamericana; en el municipio de San Bernardo específicamente
en el este del municipio, veredas El Carmen, Quecos, Agua Amarilla, La Alejandría; el sur–
este del casco urbano del municipio de Cabrera, márgenes del Río Sumapaz, vereda Peñas
Blancas y vereda Santa Martha, vereda Paquiló, parte alta del río Sumapaz margen
derecha, vereda Peñas Blancas, y vereda Santa Martha, margen izquierda del río
Sumapaz.

Uso inadecuado de suelos

Aunque la vocación de la región es forestal, sólo se mantiene el 20.2%, de bosque


protector, los suelos de mayor capacidad agrológica se ubican en los municipios de
Arbeláez, Fusagasugá y Silvania, donde se han destinado a condominios y recreación.

2.3.6 REGIONAL TEQUENDAMA Y ALTO MAGDALENA

En esta región que abarca 268.000 hectáreas, casi el 16% de la jurisdicción CAR, están
localizados 323.000 habitantes, que también representan el 16 % de la población de la
jurisdicción. A pesar de este aparente equilibrio, en realidad se presenta un amplio
contraste entre la s poblaciones urbanas, relativamente concentradas en Girardot, La
Mesa, El Colegio y Tocaima, los dispersos asentamientos producto de los recientes

84
CAR
PGAR 2001 2010

procesos turísticos en las vecindades de Anapoima y Apulo, y las amplias zonas rurales,
que están en un proceso de desocupación poblacional, especialmente en las riberas del río
Magdalena. Esta región la integran los siguientes municipios: Agua de Dios, Anapoima,
Anolaima, Apulo, Beltrán, Cachipay, El Colegio, Girardot, Guataquí, Jerusalén, La Mesa,
Nariño, Nilo, Quipile, Ricaurte, San Antonio del Tequendama, Tena, Tocaima, Viotá,
Zipacón.

2.3.6.1 ACROVECTORES PRIORITARIOS

El análisis regional identificó por su importancia socioeconómica y por la afectación al


medio ambiente seis (6) macrovectores prioritarios. El orden de importancia es el
siguiente:

Agricultura tradicional

La región está conformada por 20 municipios con un área total de 259.227 hectáreas, y el
70% esta destinada a la agricultura tradicional, constituyéndose en un soporte
significativo en el ámbito social y económico a la región. Se caracterizan tres grandes
zonas dedicadas a esta actividad, la primera corresponde a la parte alta de la región,
conformada por los municipios de Zipacón, Anolaima, Quipile, Cachipay, San Antonio del
Tequendama y está en su mayoría dedicada a la producción de mora, arveja, flores,
hortalizas aromáticas y papa; una segunda zona, parte media, corresponde a los
municipios de La Mesa, El Colegio, Tena, Viotá, Apulo, Anapoima, Nilo, con productos
como café, caña, frutales (cítricos – mangos), yuca, maíz, plátano y por ultimo, la parte
baja en los municipios ubicados en cuenca baja del río Bogotá y al Valle interandino
aluvial del Magdalena (Tocaima, Agua de Dios, Ricaurte, Girardot, Beltrán, Nariño, Gutaquí
y Jerusalén), dedicada a cultivos semestrales tales como maíz, sorgo y algodón, y
semipermanentes como el plátano.

La mano de obra utilizada para esta actividad se basa en el núcleo familiar, excepto en
periodos de cosecha para lo cual se contrata mano de obra extrafamiliar por el sistema de
jornales. La tecnología utilizada es tipo local, consistente en limpieza, quema, arado (ya
sea mecanizado o de yunta), la siembra y labores culturales como traspaleo y uso de
agroquímicos ( fungicidas, insecticidas, herbicidas fertilizantes foliares y edáficas).

Este macrovector para su desarrollo demanda recursos naturales tales como agua, suelo,
flora; en el caso del agua su uso se fundamenta en el ciclo climático (régimen de lluvias)
y la toma directa individual o colectiva de las fuentes para riego por aspersión, sin un
manejo técnico, eficiente y sin sistemas de control del recurso; para el recurso suelo no
existe una tecnología o práctica de manejo que garantice las medidas mínimas para la
prevención de la erosión y estabilidad del mismo, de otra parte por las quemas sucesivas
realizadas sobre el recurso este es expuesto a factores de deterioro generado por las
lluvias directas y por las escorrentía; en cuanto el recurso flora estos sistemas
tradicionales requieren de la utilización de madera para tutores o entables y el
alindamiento de los cultivos, además de la expansión de la frontera agrícola que conlleva
tala y pérdida de diversidad florística y faunística.

85
CAR
PGAR 2001 2010

Los principales impactos ambientales generados por este macrovector afectan


directamente los recursos agua, suelo, flora y fauna, definidos principalmente en
contaminación del recurso hídrico por el uso indiscriminado de agroquímicos y procesos de
sedimentación de cauces (erosión), al igual que la disminución de caudales en las fuentes
hídricas, por su uso irracional y la desaparición de algunas de ellas; de otra parte, el
recurso suelo es afectado por la tala, quema y el uso de los agroquímicos con la
respectiva pérdida del edafón, erosión y la desaparición del hábitat faunístico.

Urbanización

Este macrovector se hace cada vez más notorio en esta región y está muy ligado con el
alto porcentaje de densidad poblacional que corresponde a un 300% más del promedio
del país, al igual que el gran fraccionamiento de la tierra en la que un 60% del área de la
región corresponde a predios menores de dos hectáreas, lo cual los hace improductivos
para la actividad agropecuaria, estimulándose de esta manera el desarrollo de la señalada
actividad socio económica.

El impacto de la urbanización se manifiesta principalmente en los municipios que tienen


un área de incidencia directa con los corredores viales nacionales y regionales, como son
la vía Mosquera- La Mesa- Girardot; Soacha - Girardot y Chusacá - Tocaima y en los
municipios con alta población urbana, lo que ha cambiado el uso del suelo, modificando
su hábitat natural e incrementando la demanda y deterioro de los recursos naturales como
el hídrico, suelo y paisaje, al igual, que un cambio de valores culturales y sociales.

La mano de obra no calificada utilizada para esta actividad en su gran mayoría es


aportada por el territorio y la mayor parte de la mano de obra calificada es foránea, sin
embargo esta actividad, a pesar de impactar sobre los recursos naturales y la población,
es de gran importancia desde el punto de vista fiscal debido a su gran aporte de tributos a
la administraciones municipales, los cuales son revertidos en inversión social.

Los principales impactos ambientales generados por esta actividad en nuestro territorio se
reflejan en una alta demanda de los bienes y servicios ambientales tales como agua,
suelo, flora, paisaje, trayendo como consecuencia la contaminación hídrica por descargas
de materia orgánica, producción de residuos sólidos convencionales, contaminación por
ruido, interrupción de corredores biológicos, y generando nuevas unidades de paisaje.

Producción / Utilización de Energía

La producción de energía es desarrollada en la cuenca media del río Bogotá con cinco
plantas generadoras y un embalse, la energía que allí se genera hace parte de sistema de
interconexión eléctrica nacional. Para la producción de energía se requiere de mano de
obra calificada que en su gran mayoría es foránea. El desarrollo de las obras de
infraestructura para la generación de energía han generado un cambio en las condiciones
naturales de la zona y en las socioculturales de la región.

La utilización de las aguas del río Bogotá como insumo para esta actividad y su conducción
a través de las tuberías desde el Charquito, hasta las zonas generadoras, no han permitido
la recuperación u oxigenación del cuerpo de agua con la consecuente perdida de este gran

86
CAR
PGAR 2001 2010

elemento natural, que generaría desarrollo y oferta ambiental a otras actividades


socioeconómicas de la región.

La tecnología utilizada para la generación de la energía está acorde con los parámetros de
nivel nacional. Esta actividad desde el punto de vista económico genera para la región
tributos a las administraciones locales del área de influencia, enlaza y dinamiza los demás
macrovectores y contribuye en gran medida al mejoramiento de la calidad de vida de sus
habitantes.

Este macrovector demanda principalmente recurso agua, que para nuestra región
corresponde al río Bogotá, el cual debido a su grado de contaminación genera mayores
impactos ambientales por la no oxigenación de dicho cuerpo de agua, además de la
contaminación hídrica propia de las plantas generadoras, por sus lubricantes y aceites; y
para su distribución y uso requiere de recursos tales como suelo y flora, en el proceso
instalación y mantenimiento, donde es eliminada la cobertura vegetal de estratos altos,
por donde pasa la línea de conducción .

Turismo y recreación

El turismo y la recreación se encuentran enmarcados principalmente en diez municipios de


la regional y corresponde a aquellos localizados sobre ejes viales principales del orden
nacional y departamental, como la vía Bogotá – La Mesa – Girardot, Bogotá – Fusa-
Girardot y Bogotá – El Colegio – Tocaima, al igua l que el turismo que puntualmente ofrece
la ciudad de Girardot teniendo como escenario natural el río Grande de la Magdalena, y los
complejos recreacionales de las cajas de compensación familiar cuyas sedes se encuentran
en los municipios de Ricaurte y Nilo.

El macrovector genera mano de obra directa e indirecta en la prestación de bienes y


servicios, especialmente en los sectores hoteleros y del comercio formal e informal,
además de permitir explotar y conservar los modos de vida y costumbres regionales.

En general, uno de los recursos nat


-urales sobre el cual ejerce presión esta actividad es el agua, tanto en consumo como en
el deterioro de su calidad, al igual que la generación de ruido y de residuos sólidos que en
su gran mayoría no son biodegradables.

Ganadería de especies menores

Esta actividad se centra principalmente en la zona media del Tequendama, entre los 1.200
a 1.800 m.s.n.m, desarrollándose explotaciones avícolas y porcícolas.

Las explotaciones avícolas de la regional se caracterizan por ser de dos tipos, uno de
pequeños productores y otro de grandes productores; esta última clase presenta un
sistema productivo tecnificado, que les permite ser competitivos en el mercado y generan
mano de obra para los pobladores de la región, siendo esta producción destinada a
abastecer el mercado de la ciudad de Bogotá; la avicultura de baja escala se caracteriza
por sistemas productivos familiares, con poca aplicación de tecnología y cuya producción
esta destinada al consumo local o municipal, de igual forma la generación de impactos

87
CAR
PGAR 2001 2010

ambientales de tipo local, como el inadecuado manejo y disposición de residuos sólidos


(cama y mortalidad), generación de olores y un uso no eficiente del agua.

Los impactos ambientales causados por las explotaciones de grandes productores, se


caracterizan principalmente por afectar el recurso aire, debido a la emisión de olores y
partículas; el tipo de construcciones alteran el paisaje de la zona donde se ubican; la
generación de residuos sólidos producidos por las camas es alto, pero dicho residuo
debido a su utilización en el cultivo de cebolla como fertilizante es transportado a otros
sectores del país, por lo que no causan impacto en la zona.

Para su proceso se utiliza principalmente el recurso agua, mediante concesión otorgada


para esta actividad o utilizando el agua como usuarios de los acueductos veredales,
ocasionando en algunos casos conflictos con la comunidad por la demanda del recurso.

Otro subsector de importancia y de gran impacto ambiental dentro de la ganadería de


especies menores corresponde a las explotaciones porcícolas, que al igual que en el
subsector avícola se dividen en dos tipos, tecnificadas y no tecnificadas; en las
explotaciones tecnificadas se manejan grandes poblaciones por unidad de área, los
sistemas sanitarios, de nutrición y reproducción son adecuados, pero con falencia en el
manejo de los aspectos ambientales. Por último las explotaciones no tecnificadas se
caracterizan por una baja aplicación tecnológica, alta utilización de subproductos para la
alimentación (lavazas y subproductos de molinería) y con un uso intensivo del recurso
agua.

Este subsector (porcicultura) en nuestra región se ubica principalmente en la cuenca


media del río Bogotá y específicamente en la zona de amortiguación y recarga hídrica del
distrito de manejo integrado Cuchilla de Peñas Blancas, con instalaciones que cuentan
con una capacidad instalada de producción aproximada de 25.000 cabezas

Las inadecuadas condiciones de manejo de los aspectos ambientales conllevan a la


generación de impactos como contaminación hídrica y la contaminación e impacto sobre el
nivel freático, por descarga de materia orgánica, la cual es aproximadamente 200 veces
superior a la carga orgánica de las aguas residuales urbanas, contaminación atmosférica
por emisión de olores, los cuales no afectan significativamente la salud humana ni animal
pero se convierten en un factor disociador y son motivo para presionar el cierre de piaras
aledañas a los núcleos sociales; contaminación del suelo, debido al vertido en forma
indiscriminada y continuada de excretas, de las cuales la fracción sólida ocasiona en
primera instancia una acción mecánica, que consiste en una colmatación por
taponamiento de los poros del suelo, disminuyendo la capacidad de drenaje del terreno;
posteriormente comienza una acción química en donde se presenta una degradación
estructural del suelo básicamente por la acción del sodio; finalmente como consecuencia
de la acumulación progresiva de los residuos se genera una acción biológica consistente
en el desarrollo de micro organismos patógenos para los animales y el hombre.

Ganadería de especies mayores

En la región se presentan dos tipos de explotaciones, una de doble propósito, en los


municipios ubicados en las cuencas altas de la jurisdicción y en las áreas de los distritos

88
CAR
PGAR 2001 2010

de manejo integrado de Peñas Blancas, Tequendama y Cerro de Manjuí y desarrolladas


en minifundios, caracterizada por la utilización de mano de obra familiar y cuya producción
abastece los mercados locales de leche y carne. La otra explotación corresponde a la
ganadería de ceba en las zonas de los valles aluviales de los ríos Magdalena y Bogotá,
esta explotación es desarrollada por propietarios de grandes extensiones de tierra y con la
utilización de mano de obra de la región por el sistema de jornales y cuya producción
abastece el mercado local y departamental.

Los recursos naturales que se demandan para esta actividad son principalmente, el
recurso suelo, para el cual se requiere una gran extensión por unidad de producción,
llevando consigo la eliminación de cobertura de bosque nativo, rocería y quema,
permitiendo de esta forma la adecuación de potreros, la compactación y erosión de los
suelos por efecto del sobre pastoreo; el recurso agua es indispensable para este tipo de
actividad pero su uso inadecuado sin sistemas de control y optimización generan impacto
ambiental sobre las fuentes hídricas, las cuales son utilizadas como abrevadero directo del
ganado, produciendo contaminación por descarga dispersa de materia orgánica, la cual
por efecto de la escorrentía es conducida a los cuerpos superficiales de agua,
produciendo eutroficación de los mismos (pérdida de oxigeno), al igual que intervienen las
zonas de ronda o protección deteriorando su cobertura vegetal.

2.3.6.2 IMPACTOS AMBIENTALES CRITICOS.

Teniendo en cuenta las actividades socioeconómicas que generan mayores repercusiones


sobre la región de Tequendama y Alto Magdalena , así como sobre los recursos naturales
y el patrim onio ambiental, se analizaron los principales impactos en relación con el agua ,
el suelo, el aire y la flora y fauna, que se describen a continuación.

RECURSO HÍDRICO

Contaminación hídrica por descarga de materia orgánica

Es el impacto de mayor significancia que se presenta en la jurisdicción de la región


Tequendama y Alto Magdalena, debido principalmente a la contaminación de su principal
fuente de aguas superficiales (Río Bogotá), contaminación ambiental de origen externo y
gran impacto negativo, generalizado en el territorio de la región y en especial de los
municipios de San Antonio del Tequendama, Tena, La Mesa, El Colegio, Anapoima, Viotá,
Tocaima, Girardot, Ricaurte, Apulo y Agua de Dios; este último aún capta aguas para
consumo humano de esta fuente.

La contaminación ambiental del río Bogotá, se constituye en el principal problema


ambiental de la región, que pasó de tener agua para potabilización a no poderla usar, sin
perspectiva de solución o recuperación en un corto o mediano plazo y sin compensación
alguna por parte de quienes afectan.

Las afectaciones de tipo socioeconómico más importantes causadas por este impacto en
la región, son:

89
CAR
PGAR 2001 2010

4 Pérdida de la disponibilidad de una fuente de agua cercana, que podría ser


abundante, limpia y permanente para el abastecimiento del consumo humano y
productivo en áreas urbanas, suburbanas y rurales.
4 Nula o mínima rentabilidad social y económica de obras públicas como el proyecto de
construcción del distrito de riego del bajo Bogotá que beneficiaría entre otros a los
municipios de Tocaima, Agua de Dios, Ricaurte y Girardot y a los canales de riego
Chucunda y La Salada; pérdida de la inversión en las instalaciones de bocatoma,
bombeo y conducción de los acueductos municipales que se abastecían de dicha
fuente, obligando a las administraciones municipales a buscar otras fuente, por lo
general poco seguras y estables.
4 Daño prolongado a la imagen turística de los municipios.
4 Sobrecosto para las obras y mantenimiento de bocatoma, bombeo y conducción, los
cuales se manifiestan en las tarifas a los usuarios del recurso.
4 Sobre costo para las obras y mantenimiento de los acueductos de las veredas y
núcleos poblados por insuficiencia de abastecimiento.
4 Pérdida de valor y/o valorización de los predios ale daños al río y urbanos.
4 Daños a la salud de la población ribereña producidos por el uso del agua contaminada
para consumo humano, labores domésticas, producción de alimentos y limpieza.
4 Pérdidas en el sector turístico por subutilización de la capacidad instalada de oferta,
debido a la disminución de la demanda.
4 Pérdida de oportunidades de desarrollo rural al no poderse construir el distrito de riego
que la CAR proyectó, debido a que los financiadores no aceptan el agua del río Bogotá
como apta para riego agropecuario en esta zona.
4 Pérdidas económicas y deficiencias nutricionales de la población por la extinción de la
actividad pesquera.
4 Daño a la calidad de los materiales de río extraídos para la construcción.
4 Pérdida de competitividad para la localización de empresas de todo tipo, por la falta de
disponibilidad suficiente de agua de buena calidad.
4 Pérdida de rentabilidad social de la infraestructura instalada de vías, electrificación y
comunicaciones, por la postergación de la complementación con acueducto .
4 Daño al disfrute del paisaje por residentes y visitantes debido a la generación de olores
(fetidez) del río en períodos de verano.
4 Suspensión de las tradiciones culturales de varios siglos de paseo y baño en el río.
4 Postergación de la inversión en equipamientos fundamentales para el desarrollo, por
dedicar recursos adicionales a la sustitución del abastecimiento de agua potable.

Todo lo anterior ha motivado el deterioro de la calidad de vida de los habitantes de la


región, lo cual conllevó a que algunos municipios ubicados en la zona de influencia del
río Bogotá a través del ordenamiento territorial declararan dicha zona como de desastre
ecológico y facultaran o autorizaran a los alcaldes municipales para iniciar procesos.

Las aguas residuales domésticas generadas por los pobladores de los veinte municipios de
la región, en un 80% son vertidas de manera directa a las fuentes hídricas superficiales,
sin previo tratamiento, lo cual induce a un incremento de materia orgánica, deterioro de
la calidad bacteriológica de la misma y la inutilización para el consumo humano sin previo
tratamiento de potabilización.

90
CAR
PGAR 2001 2010

Otra actividad que contribuye altamente con el deterioro del recurso hídrico por aporte de
materia orgánica, la constituye la ganadería de especies mayores y menores, siendo esta
última la de más significancia, pues en su mayoría fué establecida en las zonas de
amortiguación o en los distritos de manejo integrado de Peñas Blancas y Salto del
Tequendama, Cerro de Manjui, afectando en gran medida la calidad del recurso hídrico
por sus vertimientos sin tratamiento.

Alteración de caudales y cursos de agua

Impacto manifiesto principalmente por la disminución y sequía de los caudales de las


fuentes superficiales; este posiblemente es uno de los más significativos y de importancia
en la región, porque afecta directamente a los habitantes de los municipios de La Mesa,
Anapoima, Tocaima, Apulo, Agua de Dios, El Colegio, Viotá, Anolaima, Cachipay, debido a
que en la ultima década y de acuerdo con datos históricos hidrometereológicos, en
tiempos de baja pluviosidad medianamente prolongados, como los inmediatamente
transcurridos durante el fenómeno de El Niño 1992 y 1993, al igual que en el año 2001;
fuentes superficiales de primer orden como los ríos Apulo, Lindo, Calandaima y Bahamón,
con caudales mínimos que oscilan en un orden de 30 a 50 litros/segundo, abastecen
acueductos veredales o municipales, quedando totalmente seco su cauce en los periodos
referidos.

De otra parte, hay afectación sobre las quebradas identificadas de segundo y tercer orden
en la regional tales como: La Quipileña, Honda, Santa Marta, Antioquía, El Salitre, San
Miguel, Catalamonte, Roble Hueco, La Puna, Aguas Frías, La Ruidosa, Santa Juana,
Apauta y Lutu, que se originan en las partes altas de las cuchillas de Peñas Blancas, Salto
del Tequendama Cerro de Menjuí, hoy declarados distritos de manejo integrado y
altamente intervenidos por actividades socioeconómicas como la ganadería de especies
mayores y menores, agricultura tradicional sin la aplicación de tecnología y practicas
culturales sostenibles o amables con el medio ambiente, quemas, deforestación y la
relativamente reciente aparición de condominios y construcciones de vivienda campestre
diferentes a la vivienda campesina y dedicadas a la actividad recreacional.

Además de afectar directamente a 200.000 habitantes de la región por la carencia de este


recurso, también son impactados y afectados altamente hasta la extinción en algunos
sectores, los recursos asociados como son la fauna, flora, y en general las actividades
socioeconómicas que en un ciento por ciento dependen de este recurso; lo cual ha
degenerado en conflictos de uso del recurso y por parte de las administraciones
municipales, principalmente las ubicadas en la s cuenca baja del río Bogotá, que a veces
decretan emergencias sanitarias para de esta forma atenuar la situación.

RECURSO SUELO
Uso inadecuado de los suelos

Este impacto está generalizado en todo el territorio de la regional, debido principalmente


al desarrollo de actividades diferentes a la vocación y aptitud de los suelos (agricultura,
ganadería, construcciones), en los distritos de manejo integrado de Peñas Blancas, Salto
del Tequendama, Cerro de Manjui y en la cuenca baja del río Bogotá y Alto Magdalena;
también por cultivos transitorios (semestrales) limpios, como el de maíz, principalmente

91
CAR
PGAR 2001 2010

ubicados en zonas de ladera sin prácticas culturales de producción adecuadas para el


manejo de los suelos que por su formación reciente y poco agregada, favorecen la
erosión, que conlleva a la pérdida del edafón y de su capacidad productiva.

Como consecuencia de lo anterior en la regional gran parte de los suelos presentan


erosión, principalmente en los municipios de Beltrán, Guataquí, Nariño, Nilo, Girardot y
Jerusalén, por salpicadura de lluvias, afectando los suelos por desaparición de las capas
superiores y transporte de las mismas a los sectores bajos de las microcuencas.

Los municipios de Girardot, Apulo, Tocaima, Viotá, El Colegio, Nilo, Anapoima, Beltrán,
Guataqui y La Mesa presentan erosión hídrica a lo largo de los ríos Bogotá, Apulo,
Calandaima, Sumapaz y Magdalena, por la desestabilización de los taludes de las
márgenes, afectando su dinámica implicando a un cambio de su curso y generando
problemas de inestabilidad en las áreas de influencia.

En los sectores urbanos y rurales se presenta ampliación subnormal de los cascos urbanos
e invasión del espacios públicos, zonas de ronda e inadecuada utilización de los mismos,
generando conflictos entre las comunidades.

El cerro de Manjui afronta hoy una problemática nueva y especial, que podría extenderse
a otras zonas de importancia ambiental estratégica, tanto en la regional como en todo el
territorio CAR, cual es la instalación de antenas de sistemas de comunicaciones a gran
escala, es decir para el uso del espectro electromagnético, con potencial incidencia
negativa en el medio ambiente, representada por la afectación de la vegetación nativa
originada en la ubicación de dichas infraestructuras, en el recurso suelo por la necesidad
de apertura de vías de acceso y provocación de una acción antrópica más fuerte y
permanente, y por la eventual invasión de zonas de recarga de acuíferos.

Interrupción de corredores biológicos

El impacto se presenta en las áreas ubicadas en la cordillera Alonso Vera, en jurisdicción


territorial de los municipios de Girardot, Nariño, Tocaima y Jerusalén; en el Cerro de El
Tabor, en los municipios de Beltrán, Jerusalén y Pulí, y en distritos de manejo integrado
Peñas Blancas, Tequendama, Cerro de Manjuí en toda su jurisdicción, que sumados
cuentan con un área de 16.000 hectáreas. Son afectados por actividades socioeconómicas
como la agricultura tradicional y actividades pecuarias sin la aplicación de tecnologías
limpias o sostenibles, ampliación de la frontera agrícola, urbana y la deforestación.

La interrupción de corredores biológicos genera un desequilibrio ecológico el cual a la


fecha no ha sido evaluado, sin embargo se pueden establecer como indicadores para un
análisis no exacto, la pérdida de biodiversidad tanto faunística como florística,
ahuyentamiento de la fauna, alteración de cauces, pérdida de la regulación del los ciclos
hidrológicos, introducción de especies florísticas y faunísticas que cambian las condiciones
naturales y hábitos de las poblaciones, por consiguiente y como consecuencia a lo anterior
este desequilibrio es manifiesto y afecta directamente a las comunidades y pobladores de
toda la regional.

Deforestación

92
CAR
PGAR 2001 2010

La deforestación se constituye en uno de los principales impactos en la regional, asociada


con el uso inadecuado del suelo, la interrupción de corredores biológicos y afectando
directamente al recurso flora, tanto en la zona templada, como en los sectores donde aún
existen relictos de bosque de niebla y andinos localizados principalmente en los distritos
de manejo integrado de Peñas Blancas y Salto Tequendama, Cerro Manjui; dicha
degradación es consecuencia principalmente de los cambios en los usos del suelo, bien
sea para la ganadería, parcelaciones en zona rural, desarrollo de infraestructura,
comercialización de madera, existiendo fuerte presión por especies como el encenillo,
cedro y nogal, trayendo consigo una disminución en la cobertura boscosa, soporte de la
fauna y base del ciclo hidrológico.

La deforestación en la cuenca del río Apulo de la regional se caracteriza por la explotación


sobre especies coníferas, que por lo general son comercializadas, ejerciendo por tanto
gran presión en el ecosistema florístico lo que contribuye a la disminución de los relictos
boscosos.
En las cuencas del río Calandaima y sector Salto de Tequendama- Apulo de la regional,
dada sus condiciones climáticas, se cita el cultivo del cafè, cultivo que se desarrollaba
dentro de un sistema agro pastoril cuyas especies nativas como el guarumo, moho, ocobo,
aceituno y caracoli cumplen una función de sombrío indispensable para el desarrollo de
este cultivo; al extinguirse por acción de la broca, los agricultores de esta zona han
buscado alternativas, lo que consecuentemente ha llevado a talar las especies descritas
para dar paso a cultivos limpios que por el uso del suelo facilitan los procesos erosivos y la
disminución de la biodiversidad.

En la cuenca denominada Bajo Bogotá, la presión sobre el recurso flora se ejerce para la
ampliación de la ganadería y de una forma muy particular la práctica de la agricultura
migratoria, la que conlleva la rocería y tala de bosques de formación secundaria, en gran
parte de especies endémicas, como ambuca, algarrobo, guácimo y payandé, pero que se
constituyen en benefactoras del recurso suelo y protegen los nacimientos y acuíferos de
agua salada y azufrada. Esta rocería va acompañada de la quema, que destruye la
edofauna y reduce el potencial orgánico del suelo, teniendo en cuenta además que estas
rocerías se realizan en terrenos pendientes lo que acelera los procesos de erosión que
afectan de forma directa los cauces y cuerpos de agua, produciendo sedimentación en
estos.

Contaminación por ruido.

Este impacto, aunque no es generalizado en el territorio de la regional, se presenta


principalmente en el municipio de Girardot y en algunos municipios que tienen influencia
directa sobre las vías regionales como La Mesa, El Colegio, Tocaima. Apulo, Anapoima y
Agua de Dios, los cuales por su vocación turística, de recreación y/o comercial, permiten
actividades que generan ruido y por ende impactos sonoros que perturban la actividad
cotidiana de los habitantes.

En el municipio de Girardot el ruido se presenta principalmente por algunas de las pocas


industrias que aun quedan, la operación de transporte y el comercio que en ocasiones se
hace en el espacio público.

93
CAR
PGAR 2001 2010

2.3.7 REGIONAL UBATÉ Y SUÁREZ

Estos altiplanos, caracterizados por el sistema hídrico de los ríos Ubaté y Suárez, cuyo
epicentro es la Laguna de Fúquene, abarcan una extensión de 200.000 hectáreas, el 12%
del territorio de la CAR y albergan casi 210.000 habitantes, que en su mayor parte, el
60%, están todavía localizados en las zonas rurales de estos valles, dedicados a una
variada gama de actividades ganaderas, agrícolas y mineras. Los municipios que la
integran son: Buenavista, Caldas, Carmen de Carupa, Chiquinquirá, Cucunubá, Fúquene,
Guachetá, Lenguazaque, Ráquira, Saboyá, San Miguel de Sema, Simijaca, Susa,
Sutatausa, Ubaté.

2.3.7.1 MACROVECTORES PRIORITARIOS

El análisis regional identificó por su importancia socioeconómica y por la afectación al


medio ambiente seis (6) macrovectores prioritarios. El orden de importancia es el
siguiente:

Ganadería de especies mayores

La cría de ganado vacuno para la producción de leche (especialmente de la raza Holstein)


es la principal actividad económica de la regional Ubaté y Suárez. Municipios como
Chiquinquirá, Simijaca, San Miguel de Sema, Susa, Fúquene y Ubaté son grandes
abastecedores de leche a nivel nacional.

La extensión territorial aproximada de esta actividad corresponde a una superficie de


95.000 hectáreas, con un total de 171.402 cabezas de ganado. La producción de leche se
calculó para el año 1998, según datos del plan de mejoramiento ambiental regional de la
cuenca de la Laguna de Fúquene, en un total de 186 millones de litros al año por un valor
de 93 mil millones de pesos . La producción de leche se ha ido tecnificando en los últimos
años, se está imponiendo el ordeño mecánico, es común el uso de pastos tecnificados, de
corte o forrajeros. Se le da alimentación suplementaria al ganado, el pastoreo es extensivo
y existe la presencia de riego en algunas fincas.

Desde el punto de vista ambiental, la ganadería contribuye a la carga de polución


generada en la cuenca de los Ríos Ubaté y Suárez, en un alto porcentaje, el cual es
directamente proporcional al número total de cabezas de ganado presentes en ésta.

En cuanto a la comercialización del producto se presentan elevados índices de


rentabilidad, lo que permite la reproducción del capital, existen eficientes canales de
comercialización. Esta actividad se constituye en la principal fuente de empleo en la
región, utilizando la mano de obra de las familias que habitan en las zonas de ladera.

94
CAR
PGAR 2001 2010

Agricultura comercial

El macrovector está caracterizado principalmente por el cultivo de papa, sistema


agropecuario que se caracteriza por ser intensivo en capital dadas las condiciones de la
producción, la demanda de los productos y el grado de especialización; es frecuente que
los productores arrienden lotes para sus actividades económicas, haciendo presión la
mayoría de las veces sobre ecosistemas ambientales de importancia regional y local.

En cuanto a la productividad, el rendimiento es usualmente de 20 toneladas por hectárea


(es decir que por carga de papa cultivada se cosechan 20). Existe un alto índice de
utilización de agroquímicos, se realizan prácticas de fumigación y fertilización entre 2 y 5
veces por semana, dependiendo de la fase en que se encuentre el cultivo. La papa se
cultiva en todos los municipios de la región, aunque se destacan municipios como Carmen
de Carupa (produce alrededor de 10.000 bultos de papa semanales), Saboyá y Guachetá.

Los cultivos de papa a nivel comercial se realizan dependiendo de la variedad que se


destina para el consumo doméstico, se cultiva en alturas que sobrepasan los 3000
m.s.n.m.; las variedades Unica, Monserrate y R 18, que se destinan al consumo industrial
se cultivan entre los 2600 a los 2800 m.s.n.m. En la actualidad se están realizando
cultivos, utilizando técnicas de mejoramiento de cultivos sobre los 3000 metros, para
producir semillas de papa resistentes a una plaga que afecta la papa: la polilla
guatemalteca; FEDEPAPA y CORPOICA están certificando papa para semilla producida en
áreas de páramo, este evento ocurre en la vereda Mortiño del municipio de Carmen de
Carupa.

Se constituye en una actividad demandante de mano de obra, aunque la adopción de


modelos tecnológicos basados en la mecanización disminuye esta demanda. Las relaciones
para la producción se hacen con base en los jornales en las fincas de medianos y grandes
productores de papa.

La producción estimada en la regional es de 190.000 toneladas/año, en una superficie de


13.500 hectáreas. Además de la papa se destacan otros cultivos comerciales a menor
escala como el maíz, la zanahoria, la arveja y los frutales, especialmente el tomate de
árbol en el municipio de Buenavista, una pequeña parte de la producción de papa se
comercializa en Ubaté y Chiquinquirá, y el resto se transporta a Bogotá y Bucaramanga.

Agricultura tradicional

Corresponde a sectores de economía campesina en zonas de ladera; consiste en un


sistema socioeconómico y cultural de producción -consumo, fundamentado en el trabajo
familiar. Está conformada por unidades productivas minifundistas con niveles de
concentración en algunos municipios.

Aproximadamente el 61.2 % de la población total de la region Ubaté y Suárez se


encuentra en el área rural, superando a la población urbana en casi el doble. La densidad
poblacional por kilometro cuadrado para la zona rural de la regional es de 55 hab/km2, lo
que significa que por cada 10 hectáreas hay en promedio 5 personas.

95
CAR
PGAR 2001 2010

Es conveniente resaltar aquí la importancia del minifundio en la tenencia de la tierra en


Cundinamarca, en donde del número total de predios, el minifundio representa el 84 %;
para Boyacá representa el 19.29 %. El rango de minifundio está entre 5 y 67 hectáreas
para Boyacá y entre dos y 33 hectáreas para Cundinamarca.

En las laderas de alta montaña (2800-3200 msnm) se dan arreglos entre papa y pastos
(partes altas de los municipios de Saboyá, Caldas, Chiquinquirá y Ubaté). El sistema está
conformado por dos o tres agrosistemas (fincas media nas y pequeñas) de cultivos de papa
establecidos durante dos años, con una cosecha por año, para luego destinar esta área al
pastoreo extensivo de bovinos para leche. El agricultor vende su producto en la finca a
acopiadores rurales.

En las laderas de montañas (2000-3000 msnm) se dan arreglos de cultivos temporales


(maíz, papa, arveja, fríjol, frutales y pastos) y corresponde a zonas de uso intensivo del
suelo, donde el producto es destinado para el autoconsumo y venta. Dentro de este
sistema se encuentran diferentes agrosistemas de cultivos temporales, localizados
regionalmente según las condiciones de humedad en el ambiente; es decir, en las épocas
de menor precipitación o periodos secos largos predominan los cereales (trigo y cebada) y
maíz, y en las épocas de lluvias predominan los cultivos de maíz, arveja, papa, frijol,
alternando con lotes de potreros. Los municipios en donde se encuentran este tipo de
actividades son: Saboyá, Chiquinquirá, Caldas, Simijaca, Buenavista, San Miguel de Sema,
Ráquira, Susa, Fúquene, Guachetá, Carmen de Carupa y Cucunubá.

Explotación minera

El sector minero está compuesto por empresas que trabajan en pequeña escala utilizando
tecnología de baja productividad. En la cuenca de los Ríos Ubaté y Suárez existen 280
minas de carbón mineral legalizadas de las cuales 226 son pequeñas y 14 son medianas.
Estas minas están distribuidas principalmente en los municipios de Cucunubá (105),
Lenguazaque (68), Guachetá (51) y Sutatausa (39). La producción total aproximada en
términos monetarios del año 1998 fue de 14 mil millones de pesos que corresponde a
763.712 toneladas de ese año. La actividad genera una alta tasa de empleo en los
municipios en los cuales se practica predominantemente, aunque cabe decir que las
condiciones en las cuales se ejecutan las labores cotidianas de este trabajo no son las más
adecuadas.

Dentro de las industrias mineras, las más relevantes de la región corresponden a las que
se dedican a la extracción de carbón mineral y en una menor proporción las que explotan
materiales de construcción a cielo abierto, como la extracción de arena, piedra, grava y
mármol para ser utilizada en la construcción, la explotación de arcilla para la alfarería. En
todos los municipios existen también, una o más receberas que son utilizadas para la
construcción y el mantenimiento de las vías veredales.

Se explotan dos tipos de carbón: el coquizable y el térmico, más o menos en la misma


proporción, del carbón coquizable un 80 % se coquiza en la regional y el 20 % se
transporta a Acerías Paz del Río, donde se procesa para el efecto. Del carbón coquizado
en la regional un 30 % se lleva a Bogotá, donde se consume en procesos industriales, un
30 % se destina para la zona cafetera para secar café y un 40 % para exportar por el

96
CAR
PGAR 2001 2010

puerto de Santa Marta. En cuanto al carbón térmico, el 10 % se destina a usos de


pequeñas industrias (ladrilleras, producción de cerámicas) y el 90 % se distribuye a las
ciudades de Bogotá, al departamento del Valle para uso en ingenios azucareros y en
Propal y Smurfit- Cartón de Colombia, para Boyacá (Termopaipa) Santander (zona
panelera) y para exportación vía Buenaventura a otros países de Sur América.

La actividad minera genera una serie de impactos como alteración geomecánica que
genera la degradación de los suelos, remoción en masa y riesgo a habitantes ubicados en
ciertos sectores; el agua superficial transporta muchos sedimentos, debido a la gran
cantidad de estériles que se producen de la explotación, generando procesos
geodinámicos y contaminación del agua; el impacto visual y paisajístico por la falta de
manejo ambiental de las explotaciones hace que se disminuya el flujo turístico a los
municipios; alteración del drenaje en sectores de explotación, causando aumento en la
velocidad de las aguas de escorrentía; generación de barreras ambientales negativas
para la fauna terrestre y aérea; la capa vegetal desaparece y por consiguiente la flora, los
cultivos y los bosques, determinando alta susceptibilidad a procesos erosivos.

Urbanización

La regional cuenta con dos centros subregionales mayores: Chiquinquirá y Ubaté, con
42.887 y 18.409 habitantes, respectivamente en la parte urbana, según proyecciones del
DANE para el año 2001.

Es un macrovector muy decisivo, ya que estos dos municipios se constituyen en centros


importantes de prestación de servicios y obran como centros comerciales en materia
agropecuaria a las provincias de Occidente en el departamento de Boyacá, y de Ubaté en
Cundinamarca, generando a su vez vínculos económicos muy dinámicos con Bogotá y
Bucaramanga, a través de la vía nacional que une estos centros urbanos.

La falta de oportunidades en el campo, el alto nivel de pobreza y la presencia de grupos


armados en algunas regiones del país, como es el caso del occidente del Departamento de
Boyacá, han traído consigo procesos migratorios de zonas rurales y de conflicto a centros
urbanos como Chiquinquirá y en menor escala a Ubaté y Simijaca. Lo anterior ejerce una
fuerte presión sobre la demanda de servicios, los cuales la mayoría de las veces son
difíciles de suplir, originando conflictos sociales y ambientales en las zonas periféricas de
estas poblaciones. Otro fenómeno que se está presentando en la ciudad de Chiquinquirá
es una alta dinámica económica originada por la inversión de empresarios mineros en el
sector comercial y residencial de la ciudad.

Realizando un análisis sobre las utilización del suelo se tiene que para 1990 la utilización
del suelo urbano en Chiquinquirá de acuerdo al PBOT, se discriminaba en un 48.43 % de
la superficie empleada en vivienda, un 4.69 % de uso mixto vivienda y comercio o
industria liviana, un 36.3 % sin ocupar y un 10.5 % en uso institucional.

De acuerdo con estas mismas condiciones en el año 1999 se observa que el suelo se
distribuye en similar proporción, repartiéndose la ocupación del territorio urbano en
10.170 predios, ocupando 389.5 hectáreas con un área construida de 890.046 metros

97
CAR
PGAR 2001 2010

cuadrados y tan solo 6.821 viviendas, existiendo un déficit de 1.342 viviendas con
respecto a la población proyectada para 1999 que fue de 41.100 habitantes.

De mantenerse la misma tendencia, el déficit de vivienda para el año 2009 será de 1574
viviendas, las cuales necesitarán aproximadamente 40 hectáreas adicionales, lo que nos
lleva a concluir que el incremento real de vivienda para Chiquinquirá para el año 2009 será
de 2760 viviendas que requerirán un total de 69 hectáreas, con una densidad de 40
viviendas/hectárea.

Por la carencia y déficit de espacio público adecuado, el irrespeto e invasión de las rondas
de quebradas y zonas de protección ambiental, se vislumbra el deterioro progresivo del
paisaje urbano y una morfología urbana cada día más desagradable.

Agroindustria

El sector agroindustrial que se encuentra en funcionamiento en la regional Ubaté y Suárez


está categorizado en el rango de pequeño a mediano y se trata de industrias procesadoras
de leche y algunos cultivos de flores.

Las industrias procesadoras de leche están distribuidas principalmente en los municipios


de Ubaté, Chiquinquirá y Simijaca. El número total de industrias lecheras legalizadas es de
50, de las cuales 5 son grandes , 5 medianas y 40 pequeñas. Un fenómeno muy particular
es la presencia de microempresas agroindustriales dentro del perímetro urbano de
ciudades como Ubaté, Chiquinquirá y Simijaca, las cuales también contribuyen con este
sector económico.

La floricultura es también una actividad importante en la región y se sitúa en municipios


como Saboyá, Simijaca, Ubaté y Lenguazaque.

2.3.7.2 IMPACTOS AMBIENTALES CRITICOS

Teniendo en cuenta las actividades socioeconómicas que generan mayores repercusiones


sobre la región de Ubate y Suárez , así como sobre los recursos naturales y el patrimonio
ambiental, se analizaron los principales impactos en relación con el agua , el suelo, el aire
y la flora y fauna, que se describen a continuación.

RECURSO HÍDRICO

Contaminación hídrica de tipo difusa por descarga de materia orgánica.

Las fuentes no puntuales de contaminación hídrica por descarga de materia orgánica


incluyen aguas residuales de la ganadería, de los campos (cultivos, pasturas y
matorrales/bosques) y de las viviendas rurales.

Mediciones de la calidad del agua en los principales ríos y lagunas de la Cuenca de los Ríos
Ubaté y Suárez, tanto en época lluviosa, como en época de verano, y posteriores

98
CAR
PGAR 2001 2010

evaluaciones de dichas mediciones, llevadas a cabo en el estudio para el plan de


mejoramiento ambiental regional para la cuenca de la Laguna de Fúquene, el cual fue
realizado durante los años 1998 - 2000, demostraron que las cargas de polución hídrica en
la cuenca son descargadas en su mayor parte por las fuentes no puntuales. El estudio
mencionado demostró que la ganadería de especies mayores es la mayor fuente de la
escorrentía, responsable el 70% de la contaminación a cuerpos de agua, seguido por las
aguas residuales de alcantarillados. Lo anterior se debe a que la principal actividad de la
cuenca es la ganadería para la producción de leche. Municipios como Ubaté, Simijaca,
Susa, Fúquene, San Miguel de Sema y Chiquinquirá son grandes aportantes de cargas de
contaminación orgánica a las fuentes de agua por la actividad ganadera.

De acuerdo a los Esquemas de Ordenamiento Territorial, la tendencia parece indicar un


progresivo aumento de la ocupación del suelo con explotaciones ganaderas a expensas de
los cultivos agrícolas como el maíz, la arveja, papa, etc. Tal hecho podría explicarse, en
gran parte, debido a las condiciones climáticas, especialmente las heladas, que en los
años anteriores han arruinado un gran número de cosechas. Lo cierto es que al haber un
aumento de esta actividad podría suponerse un aumento en las cargas de polución por
esta causa.

Otro hecho significativo dentro de este impacto son los altos índices de ocupación con
viviendas del suelo rural; la población rural de la regional Ubaté y Suárez casi dobla en
cantidad a la población urbana y en cuanto a la ocupación de habitantes por unidad de
área es una de las más altas del país.

Contaminación hídrica de tipo puntual por descarga de materia orgánica

La contaminación puntual corresponde a las cargas de origen doméstico, de mataderos y


de industrias. Todas las cargas domésticas y la mayor parte de las cargas de mataderos y
de fábricas son descargadas a los ríos a través del sistema de alcantarillado, previo algún
tipo de tratamiento en ciertos casos.

En el municipio de Chiquinquirá, que cuenta en su área urbana con 42.887 habitantes, son
bastante significativos los aportes de contaminación puntual por descarga de las aguas
residuales del alcantarillado al Río Suárez, sin ningún tipo de tratamiento, lo cual afecta
enormemente a los municipios que hacen parte de la cuenca del río, aguas abajo.

En cuanto al segundo centro urbano de importancia en la regional Ubaté y Suárez o sea la


población de Ubaté, con 18.409 habitantes (en su casco urbano), ya cuenta con un
sistema de tratamiento que mitiga en buena parte la polución por cargas orgánicas de las
aguas residuales domésticas (la tasa de remoción es de cerca del 65 %). La planta de
tratamiento (RAP) ha estado operando desde 1995. Así mismo las áreas urbanas de
Cucunubá, Guachetá, San Miguel de Sema y Saboyá cuentan con procesos de tratamiento.
El resto de los municipios presentes en la regional no tienen ningún proceso de
tratamiento; estos son: Carmen de Carupa, Sutatausa, Lenguazaque, Susa, Fúquene,
Simijaca, Ráquira, Caldas y Buenavista.

Es de significación la polución originada por las industrias lácteas que son bastante
numerosas en la región; en algunos casos dichas industrias se instalan al interior de la

99
CAR
PGAR 2001 2010

zona urbana de municipios como Ubaté, Chiquinquirá y Simijaca, y en otros casos en las
áreas rurales y sobre los corredores viales de la vía nacional.

Los principales impactos de esta contaminación se presentan sobre los ríos Ubaté y
Suárez, así mismo sobre la Laguna de Fúquene, situada entre estos dos ríos, la cual
presenta un avanzado estado de eutroficación, ya sea por los aportes de contaminación
orgánica puntual, así como de fuentes no puntuales.

Eutrofización

Este impacto consiste en el estado actual de las masas de agua de los ecosistemas
lagunares de Fúquene, Cucunuba y Suesca y especialmente de la Laguna de Fúquene, por

ser el cuerpo de agua de mayor magnitud y el más emblemático para la región del
altiplano cundiboyacence. Se manifiesta en una intensa proliferación de algas y plantas
superiores acuáticas y su acumulación en cantidades excesivas. Esta acumulación produce
cambios perniciosos en la calidad del agua y en sus poblaciones biológicas, lo cual
interfiere significativamente con la utilización por el hombre de dicha fuente de agua.

Con el tiempo las lagunas de Fúquene, Cucunubá, Palacio y Suesca se han ido llenando
lentamente con materiales procedentes del suelo y otros materiales transportados por las
aguas que afluyen, convirtiéndose así sus áreas periféricas menos profundas en áreas
turbosas en proceso de consolidación y posteriormente en un sistema terrestre,
habilitándose estos terrenos para prácticas agropecuarias, como es el caso de Fúquene.

Este proceso de envejecimiento ya casi llega a su fin en la laguna de Palacio, en


jurisdicción de los municipios de Sutatausa, Ubaté y Cucunubá, la cual se encuentra
totalmente colmatada, debido a que en ésta se aceleró ostensiblemente el proceso de
eutrofización, por las actividades antrópicas practicadas en su cuenca de drenaje. La
Laguna de Cucunubá (en límites de los municipios de Ubaté y Cucunubá) y la de Suesca
(en jurisdicción de los municipios de Cucunubá y Suesca), también presentan en forma
menos avanzada este fenómeno de eutrofización cultural (antropogénica) para distinguirla
del proceso natural que tarda muchísimo más tiempo.

Se dan consecuencias ecológicas significativas relacionadas con la eutrofización cultural.


Cuando la población de algas muere y se sedimenta en el fondo de una masa de agua, su
descomposición por bacterias puede reducir las concentraciones de oxígeno en las aguas
del fondo hasta niveles demasiado bajos para mantener la vida de los peces, provocando
su muerte. Tales condiciones de deficiencia de oxígeno pueden también darse en aguas
con cantidades excesivas de hierro y manganeso que pueden interferir con el tratamiento
de potabilidad. Existen también riesgos potenciales para la salud, relacionados con
enfermedades parasitarias como esquistosomiasis y oncocerquiasis en los seres humanos,
y la fasciola hepática y la coccidiosis en el ganado bovino.

Dentro de las actividades adelantadas desde el distrito de riego, se están ejecutando en


coordinación con la Gobernación de Cundinamarca, acciones tendientes a la cosecha y
extracción de malezas acuáticas, utilizando la maquinaria con que cuentan en este
momento la CAR y la Gobernación.

100
CAR
PGAR 2001 2010

Alteración de caudales y cursos de agua

Es un impacto generalizado de intensidad media, en casi la totalidad de los municipios de


la regional Ubaté y Suárez y tiene que ver con la construcción de tambres, represas,
acequias y desviaciones, y el aprovechamiento ilegal del recurso a través de captaciones
improvisadas (mangueras, sistemas de bombeo). Este problema se evidencia en periodos
de verano y últimamente se presentó con una alta intensidad, en los eventos de El Niño y
La Niña; ocasiona principalmente conflictos sociales por el celo desmedido del recurso
ante la falta de certeza sobre el comportamiento del clima en el futuro inmediato. Los
municipios donde este fenómeno ocurre toman previsiones como el racionamiento y la
CAR establece turnos de riego y en ocasiones prohibiciones para hacerlo, enfatizando de
esta forma la prioridad para el consumo humano; en el distrito de riego Fúquene –
Cucunubá también se da en una intensidad media este problema.

Es importante destacar en este impacto la alteración, o mejor dicho los cambios


morfológicos del espejo de agua de la lLaguna de Fúquene, a través del tiempo, causados
por la construcción de pequeños diques, encontrados a lo largo del perímetro de la
laguna. Estos diques protegen las áreas bajas de las inundaciones de lo que es la llanura
aluvial o de desborde natural de la misma. Sin embargo, y a pesar de las actividades
agrícolas que se adelantan en este valle aluvial, un área grande de terrenos bajos es
inundado por el efecto de vaso comunicante del agua de la Laguna.

Contaminación hídrica por agentes químicos

En general este es un impacto potencial de alta intensidad de acuerdo al riesgo que se


corre por la mala utilización de los agentes químicos en las diferentes actividades
económicas de la zona. Dentro de las actividades más demandantes de agentes químicos
están las correspondientes a la agricultura comercial, especialmente de la papa, por ser un
tubérculo muy susceptible a plagas y enfermedades; así mismo el cultivo de frutales en
forma intensiva como la zanahoria y el tomate de árbol; la actividad de la floricultura
puede convertirse en un gran contaminante.

El problema se presenta por la inmediatez con que se quieren sacar las cosechas, por la
práctica de una agricultura convencional. Para mitigar el riesgo es importante promocionar
y fomentar una agricultura biológica, orgánica y ecológica que propenda por la reducción
paulatina en el no uso de químicos hasta su erradicación total.

Otra actividad que genera agentes químicos es la minería del carbón, que al bombear las
aguas que se acumulan en los socavones de las minas, se vierten a las aguas superficiales
y también directamente al suelo con unos altos contenidos en minerales ferrosos.

Las industrias lácteas y la ganadería de especies mayores, también aportan su cuota en


este impacto, por la utilización de agentes químicos, especialmente debido al lavado de los
recipientes de recolección de la leche en las fincas, los carros cisternas en que se
transporta a los centros de acopio, pasteurización y transformación, y los tanques de
enfriamiento y equipos de procesamiento de la leche en las pequeñas, grandes y
medianas empresas agroindustriale s; específicamente se utiliza la soda cáustica, los

101
CAR
PGAR 2001 2010

detergentes y compuestos clorados para estos eventos que afectan la calidad de las
aguas, por ejemplo producen aumentos en la concentración de fosfatos.

Adicionalmente este impacto se da asociado al mal manejo de desechos industriales y


comerciales, y en algunos casos domésticos en los rellenos sanitarios y sistemas de
enterramiento controlado de Chiquinquirá y Ubaté, en mayor intensidad donde se
presenta la contaminación hídrica por agentes químicos (metales pesados) presentes en
lixiviados, debido a la falta de sistemas de impermeabilización de las celdas y la
inadecuada recolección y conducción de los mismos a sistemas de tratamiento. También
este impacto se debe a la inapropiada ubicación de los sitios de disposición final que no
tienen en cuenta las zonas de recarga hídrica y la distancia recomendada a corrientes
superficiales y nacimientos de agua.

Sedimentación

Este impacto se presenta por la mala utilización de los suelos en actividades agrícolas,
pecuarias, mineras, de urbanización, de localización de industrias y viviendas, entre otras.
La mayor afectación se da por los problemas de erosión de los suelos en zonas
montañosas y también por el arrastre de sedimentos por las lluvias de zonas de ladera
donde se llevan a cabo cultivos limpios, donde se da la remoción frecuente y la exposición
de los mismos a factores climáticos, ya que no se implementan tecnologías como el plantío
directo y la labranza mínima, entre otras, que contrarresten el arrastre de sedimentos a
través de ríos y quebradas y su acumulación en cuerpos lagunares. Últimamente se ha
mitigado en gran medida por la ejecución del Proyecto Checua y las actividades
adelantadas por la regional Ubaté y Suárez de la CAR.

Las zonas no cubiertas por vegetación, en algunos municipios, por acción combinada de
factores antrópicos, hídricos y eólicos, sumados a procesos de interperismo y
meteorización a su vez provocan el transporte de sedimentos a los cuerpos lénticos y su
acumulación progresiva, dependiendo del periodo de retorno de las aguas allí presentes.
Se manifiesta más que todo en las Lagunas de Fúquene, Cucunubá y Palacios, además de
algunos tramos de ríos como el Suárez, donde la pendiente es mínima y las aguas
transitan muy lentamente, dando lugar a este fenómeno.

La escorrentía anual promedio de sedimentos hacia la Laguna de Fúquene ha de decrecer


de manera significante, luego de que se termine el proyecto CHECUA, ahora PROCAS, ya
que este cubre todas las áreas con erosión severa en la cuenca, y además adiestra a los
campesinos en el correcto manejo de los suelos en labores agropecuarias. En la actividad
minera se requiere enfatizar en el manejo paisajístico y de protección de los suelos ya que
esta actividad tiene una gran incidencia en el arrastre de sedimentos y estériles que van a
parar a las lagunas. En municipios como Cucunubá, Lenguazaque, Guachetá y Sutatausa,
donde se practica tradicionalmente la actividad minera se dan las condiciones para que
material del suelo y los residuos de la explotación minera se sedimenten en las fuentes de
agua.

102
CAR
PGAR 2001 2010

RECURSO SUELO

Contaminación de suelos por uso de químicos

Se da asociado a la utilización de los suelos para actividades agrícolas especialmente,


donde muchas veces se utilizan fertilizantes químicos en exceso, lo mismo que plaguicidas
que se traducen en cambios en la composición física, química y biológica de los suelos. Es
un impacto de magnitud cuando se da asociado a cultivos comerciales, donde por el afán
de obtener buenos rendimientos y por la práctica del monocultivo se requieren grandes
subsidios energéticos del exterior de los sistemas de producción.

Erosión

La erosión en general es moderada en todos los municipios; únicamente se presentan


casos de erosión severa en sitios específicos, donde se presentan carcavamientos,
presencia de surcos y fenómenos de soliflucción y reptación, debido al mal manejo de los
suelos en cultivos y pastizales, actividades mineras, obras públicas no planificadas
(carreteras), urbanizaciones y viviendas con presencia de calles sin pavimento en zonas de
fuerte pendiente de las zonas urbanas de los municipios, entre otras. Este impacto está
principalmente asociado a factores como la pendiente del terreno, la intensidad y
periodicidad de las lluvias y a la falta de cobertura vegetal, por ejemplo en áreas donde se
practican cultivos limpios y semipermanentes.

Se incluye en este impacto la erosión que causa el agua en las riberas de los ríos y
quebradas, en alta intensidad en el municipio de Buenavista, donde se presentan
remociones en masa, ya que por lo general se presentan corrientes torrenciales en suelos
de baja resistencia, lo cual ocasiona socavación, agravado por la falta de protección de las
zonas ribereñas y la mala utilización de los suelos.

En Ráquira, por ejemplo, debido al clima desértico que se da y a la falta de prácticas de


conservación de suelos hay una alta susceptibilidad a la degradación por este impacto,
aunque últimamente la tendencia apunta hacia su recuperación progresiva; en veredas
como Roa y Carapacho, por ejemplo, la erosión se da con mayor intensidad.

Disposición de residuos sólidos no tóxicos

Este impacto tiene que ver con la inadecuada disposición de residuos sólidos de origen
urbano. En la regional existe solamente un relleno sanitario manejado técnicamente que
es el de Cucunubá. Chiquinquirá cuenta con un relleno sanitario operado
ineficientemente, de impacto local y puntual, desde el año de 1991, el cual genera altos
impactos al suelo que se traduce en cambios en la composición física, química y biológica
del suelo, también cambios de usos y aptitud, depreciación de predios aledaños, alteración
del paisaje, entre otros. Guachetá, Carmen de Carupa, San Miguel de Sema, Ráquira,
Susa, Saboya y Caldas tienen botaderos de residuos sólidos no tóxicos a cielo abierto
creando impactos al suelo.

103
CAR
PGAR 2001 2010

Uso inadecuado de suelos por asentamientos humanos

Se trata del impacto causado por la ocupación de los suelos de protección, tanto de zonas
urbanas como rurales; dentro de estos suelos donde se dan ocupaciones por
asentamientos tenemos las zonas de protección de fuentes de agua (en Chiquinquirá y
Ubaté es alto el impacto por dicha causa, ya que las rondas de los tramos urbanos de los
ríos y quebradas se ocupan con viviendas y otras actividades conexas). Además está la
ocupación de áreas con pendientes topográficas pronunciadas, en la mayoría e municipios,
pero con más alta incidencia en los cascos urbanos y todavía más en los mas poblados.

Este impacto se presenta también en las riberas de cuerpos de aguas a nivel rural como
en las llanuras de inundación de la Laguna de Fúquene, donde se han presentado
invasiones, como en el caso particular del sitio Las Malvinas en el municipio de Ubaté,
dichas viviendas fueron afectadas por la inundación del año 1999, por estar ubicadas en el
sitio incorrecto. En el municipio de Buenavista se presentan también viviendas en áreas
expuestas a remociones en masa que deben reubicarse, y en general se presentan casos
muy aislados y concretos en todos los municipios, pero los más evidentes son los
mencionados.

RECURSOS FLORA Y FAUNA

Afectación de zonas protegidas

En la regional Ubaté y Suárez existen cuatro áreas protegidas creadas con el propósito de
conservar y proteger ecosistemas de páramos y bosques andinos. Adicionalmente se
encuentra un área en trámite que involucra importantes y considerables extensiones de
estos dos biomas.

Las áreas declaradas son: El Robledal, en los municipios de Guacheta y Ráquira; Páramo
de Rabanal en Guacheta, Ráquira y Lenguazaque; Juaitoque en Cucunubá y Páramos de
Telecom y Merchán en Saboya. El área en proceso de declaración agrupa áreas del
municipio de Carmen de Carupa en la regional Ubaté y Suárez y de los municipios de
Tausa y Cogua en la regional Sabana Norte y Almeidas.
Las áreas mencionadas son afectadas por actividades agrícolas, en algunos casos
mecanizadas, ganadería, tala de árboles, minería, vías de penetración, incendios, obras de
desarrollo como por ejemplo la construcción de una represa en el Páramo de Rabanal
(jurisdicción del municipio de Guachetá), las viviendas, la caza y la introducción de
especies forestales foráneas. En casi todos los municipios donde se presentan estas
unidades de conservación, el impacto por la afectación de zonas protegidas es de carácter
crítico. La mayor presión de las zonas paramunas protegidas es por causa de los cultivos
comerciales de papa.

Afectación de la fauna

Tiene que ver con la afectación de especies de vertebrados e invertebrados tanto


acuáticos como terrestres. La Laguna de Fúquene alberga especies en peligro de extinción
como es el caso del pez comúnmente conocido como capitán: Eremophilus mutisii. que se

104
CAR
PGAR 2001 2010

ve afectado por los problemas de eutrofización de la Laguna y su pesca indiscriminada.


También existen varias especies de aves residentes y migrantes que son objeto de caza
ilegal y que tienen como hábitat permanente o temporal el ecosistema lagunar de
Fúquene. También son objeto de caza en los alrededores de Fúquene algunos mamíferos
como el armadillo Dasypus novemcinctus. Igualmente el curí y el conejo Sylvilagus
floridanus son objeto de caza.

En otros lugares se practica la caza del borugo Agutísp., para subsistencia,


particularmente en jurisdicción de áreas protegidas.

Deforestación

Es un impacto de alta intensidad en el ámbito de la cuenca ya que atenta contra la


integridad de los ecosistemas paramunos y boscosos. Se da en forma generalizada pero
tiene zonas de mayor incidencia en donde hay explotaciones recurrentes del roble a baja
escala, como es el caso de la vereda Firita Peña Arriba, en donde las comunidades
aledañas tienen el mal hábito de talar los robles para la producción de carbón vegetal, con
destino a los asaderos de pollos de los centros urbanos.

En la periferia de las áreas protegidas es fuerte la presión por la expansión de la frontera


agropecuaria. Últimamente se presenta el arriendo de terrenos en dichas zonas, para que
los grandes productores de papa los destinen al cultivo comercial, arrasando zonas
ocupadas por vegetación de páramo, dando lugar a que las sucesiones vegetales se
detengan y se desvíen, por los disturbios generados sobre los bancos de semillas y las
propiedades de los suelos. Es frecuente en municipios como Saboya, Guacheta,
Lenguazaque y Carmen de Carupa.

En municipios como Saboya, Fúquene y Buenavista se talan bosques nativos con el fin de
obtener madera que se transporta para los centros urbanos como Bogotá y Bucaramanga,
donde se destina a diversos usos de carpintería.

En los municipios de vocación minera, se da este impacto sobre plantaciones de especies


introducidas: pinos y eucaliptos, para el sostenimiento de las minas de carbón.

RECURSO AIRE

Contaminación atmosférica por emisiones y por partículas

Este impacto se debe primordialmente a fuentes fijas que son básicamente la presencia de
los hornos de cerámica de la industria de la alfarería en Ráquira, las plantas de
coquización del carbón en los municipios de Lenguazaque, Guachetá y Cucunubá, las
plantas de producción de asfalto en Chiquinquirá y Simijaca, las plantas de producción de
ladrillos en el municipio de Ubaté y los centros de acopio de carbón en Lenguazaque,
Guachetá, Cucunubá y Sutatausa.

105
CAR
PGAR 2001 2010

También se presenta en baja intensidad este impacto por causa de fuentes móviles que
corresponden al tráfico automotor de las ciudades de Chiquinquirá y en menor proporción
en Ubaté.

Contaminación por ruido

Este impacto tiene lugar en los centros urbanos de Chiquinquirá, Ubaté y Susa debido al
tráfico pesado de automotores por el casco urbano, ya que la vía nacional los atraviesa.
También se presentan altos niveles de ruido producidos por la música en algunos locales
comerciales de centros urbanos, además de actividades de pregoneo publicitario, aunque
de baja magnitud y frecuencia (anuncio de eventos y ventas con altoparlantes, repiqueteo
de campanas de carros distribuidores de cilindros de gas). Adicionalmente se producen
niveles de ruido molestos por la presencia de industrias metalmecánica y talleres de
reparación de vehículos en zonas de usos de suelo incompatibles (zonas residenciales,
hospitales, áreas institucionales y escolares).

106
CAR
PGAR 2001 2010

2.4 RESULTADOS A NIVEL MUNICIPAL

Para el análisis municipal se elaboraron las Fichas de Caracterización Municipal, las cuales
constituyen una herramienta de gran utilidad para la gestión, las Matrices de Impactos
Ambientales y las Fichas de Evaluación de los Impactos Ambientales Críticos para cada
uno de los 104 municipios del territorio. Con relación al Distrito Capital el análisis se realizó
con base en las fichas correspondientes a los impactos ambientales más críticos que causa
sobre el territorio 3

Un nuevo enfoque complementa la información con que cuenta la CAR respecto a la oferta
y demanda ambiental de su territorio: Las acciones que las Administraciones Municipales
deben emprender para el mejoramiento de la calidad ambiental en materia de
abastecimiento de acueductos, tratamiento de aguas residuales municipales, manejo,
tratamiento y disposición de residuos sólidos, control ambiental a las plantas de beneficio
de animales y manejo ambiental de residuos hospitalarios. Estos cinco aspectos implican
la necesidad que la gestión municipal involucre acciones e inversiones en mejoramiento
ambiental tal como lo señalan las obligaciones legales establecidas en las leyes 99 de 1993
y 715 de 2001, entre otros.

Para la construcción de este enfoque la CAR realizó visitas a las sietes regiones que
conforman su territorio y acopió la información suministrada por los ciento cuatro (104)
alcaldes municipales que constituyen su territorio. A continuación se presenta la síntesis
del ejercicio y como anexo al documento que constituye la reformulación del PGAR se
presentan las matrices elaboradas por regiones:

Los municipios que conforman la región Sabana Norte se abastecen de fuentes hídricas
superficiales y subterráneas a través del servicio de acueducto que suministra la Empresa
de Acueducto de Bogotá, la Empresa de Acueducto de Zipaquirá y empresas municipales
independientes. Aunque en términos generales la región tiene buen suministro de agua
potable en sus cascos urbanos, el diagnóstico mostró que para el caso de Chía, Cajicá,
Gachancipá, Sopó, La Calera y Tocancipá los elevados costos por compra en bloque a la
Empresa de Acueducto de Bogotá está generando el compromiso municipal de buscar
soluciones de suministro propias que disminuyan los costos actuales.

Adicionalmente la región ha comenzado a sentir una preocupante disminución en su oferta


de recurso hídrico subterráneo, principalmente en los municipios de Cota, Tabio y Tenjo.

Respecto a tratamiento de aguas residuales domésticas, la región Sabana Norte presenta


una privilegiada situación frente a las demás regiones CAR, a excepción de Sabana de
Occidente, pues solamente tres de sus municipios no cuentan con plantas de tratamiento:
Manta, Tibirita y Villapinzón. Sin embargo, el manejo, operación y mantenimiento de las
plantas de tratamiento de la región requieren de considerables inversiones que rebasan,
en sentir de los alcaldes, las posibilidades económicas de los municipios.

3
Las fichas se pueden consultar en la memoria técnica del PGAR.

107
CAR
PGAR 2001 2010

El manejo de los residuos sólidos del 71% de los municipios de la región se realiza
actualmente en Mondoñedo y el restante 29% en soluciones independientes en
Villapinzón, Chocontá y Guateque (municipio que no hace parte de la jurisdicción de la
CAR) donde no se realizan prácticas de manejo y operación ajustadas a las exigencias
ambientales.

Ahora bien, se identificaron cuatro plantas de beneficio animal en esta región ubicadas en
zonas compatibles con los usos del suelo o en área rural y dos nuevos proyectos que
requieren ser mejorados a efecto de poder contar con un adecuado manejo ambiental de
sus residuos. Ellas son: Gachancipá, Tausa, Tabio y Zipaquirá, Chocontá y Villapinzón
(éstas últimas en construcción)

La región cuenta con hospitales en Cajicá, Chía, Chocontá, Guatavita, Nemocón, Sesquilé,
Sopó, Tabio, Tenjo y Zipaquirá y La Calera está en construcción; los demás municipios
tienen puestos o centros de salud.

Los nueve (9) municipios que hacen parte de la región conocida como Sabana de
Occidente presentan, al igual que la región Sabana Norte, una demanda de recurso hídrico
que no alcanza a suplir las necesidades de la población. Funza, Madrid, Mosquera y
Soacha se abastecen de la Empresa de Acueducto de Bogotá y de fuentes subterráneas
pues allí exis te una amplia demanda del recurso no solamente para consumo humano sino
para actividades económicas, representadas en el sector floricultor principalmente. Esta
situación se hace extensiva para los demás municipios de la zona, es decir, Bojacá,
Facatativá, Sibaté, Subachoque y El Rosal.

Todos los municipios de la región, con excepción de Sibaté y Soacha, cuentan con plantas
de tratamiento construídas por la CAR con recursos CAR-BID. Madrid tiene, además, cinco
(5) plantas construídas por el municipio y Mosquera dos (2).

En relación con residuos sólidos domésticos todos los municipios disponen sus residuos en
Mondoñedo que se tratan en forma independiente de los hospitalarios que cuentan en la
actualidad, con un único incinerador en el hospital de Facatativá para su manejo.

Por último, la región está a la expectativa de un proyecto de carácter supramunicipal en el


municipio de Funza, liderado por una empresa de economía mixta que junto con las
plantas de beneficio de Facatativá y Madrid ofrecen buenas alternativas de sacrificio de
ganado, siempre y cuando éstas últimas efectúen las inversiones en mejoramiento tanto
ambiental como sanitario.

La mayor oferente hídrica del territorio CAR es la región de Rionegro conformada por los
municipios de Pacho, La Palma, Paime, Topaipí, Yacopí, Villagómez y San Cayetano que se
abastece, en su totalidad de fuentes superficiales, que en algunos casos no requiere
tratamiento de potabilización para consumo humano. No obstante lo anterior, en época
de verano se presentan situaciones de déficit que obligan a acciones conjuntas municipio
– comunidad para su conservación.

108
CAR
PGAR 2001 2010

Ninguno de los ocho (8) municipios que conforman esta región cuenta con planta de
tratamiento de aguas residuales pero las fuentes hídricas cuentan con un alto nivel de
autodepuración.

Los residuos sólidos se disponen, en su gran mayoría, a cielo abierto, destacándose que
los municipios de Pacho y Villagómez entregan sus residuos en Mondoñedo.

La tendencia consignada en el Plan de Desarrollo Departamental de contar una planta de


beneficio animal que preste sus servicios a todos los municipios de la región es de difícil
concreción en esta zona en razón de las pésimas condiciones de las vías de comunicación
y de la gran extensión de esta región. Yacopí, por ejemplo, cuenta con 196 veredas y
trece (13) sitios de sacrificio de ganado, incluyendo el casco urbano, que no garantizan
adecuadas condiciones sanitarias y ambientales.

En la zona existen dos hospitales: San José en La Palma y San Rafael en Pacho. Los
demás municipios tienen puestos de salud que manejan sus residuos junto con los
domésticos o los envían a Pacho.

El área urbana de la región Sumapaz se abastece de fuentes superficiales con regulares


condiciones de calidad, cantidad y continuidad, exceptuando Fusagasugá y Arbeláez. La
oferta hídrica se está viendo afectada por la tala indiscriminada de bosques y la ampliación
de la frontera agrícola.

El 80% de los vertimientos líquidos generados en la región no se someten a tratamiento y


las pocas iniciativas municipales están suspendidas por falta de recursos económicos.

En lo relacionado con residuos sólidos, vale la pena resaltar los esfuerzos emprendidos por
Cabrera, Pasca y Tibacuy que cuentan con plantas de manejo que a pesar de requerir
ajustes y mejoramientos constituyen un esfuerzo considerable en la necesidad de mejorar
las prácticas actuales de disposición de esta clase de residuos.

El 70% de las plantas de beneficio animal están localizadas en el área urbana. Solamente
Granada, Pandi y Tibacuy tienen plantas de beneficio ubicadas en zona rural.

En esta región, la mitad de los residuos hospitalarios se envían a los hospitales San
Antonio (en Arbeláez) y San Rafael (en Fusagasugá) para incineración, manejo que
requiere seguimiento y apoyo técnico por parte de la autoridad ambiental. Cabrera,
Granada, Pandi, San Bernardo y Venecia mezclan estos residuos con los convencionales.

La región Gualivá junto con Sabana Norte y Tequendama, son las más extensas de la
jurisdicción CAR. El abastecimiento de agua para la zona urbana tiene calidad y
continuidad en el servicio aproximadamente en un 86% de la región.

El panorama en materia de tratamiento de aguas residuales es el siguiente: Guayabal de


Síquima y La Vega cuenta con sistemas de tratamiento, 17 municipios no tienen plantas,
Nocaima tiene su planta fuera de tratamiento y Supatá requiere recursos para la
terminación de la obra.

109
CAR
PGAR 2001 2010

El principal sitio de disposición de residuos sólidos de la región es Mondoñedo en donde


disponen once (11) municipios de la región pero al igual que Sumapaz, existen proyectos
de plantas integrales de manejo en Guaduas y en Útica que aún no se encuentra concluída
totalmente.

En casi la totalidad de la región, excluyendo Puerto Salgar y Nimaima, las plantas de


beneficio animal requieren reubicación y en seis municipios de la región se adelantan
obras constructivas de nuevas plantas de beneficio.

La región del Tequendama y Alto Magdalena se abastece exclusivamente de fuentes


superficiales que no ofrecen calidad ni continuidad en el servicio, con la salvedad de los
municipios de Girardot y Ricaurte, y no cuentan con planes maestros de acueducto y
alcantarillado. La oferta hídrica superficial tiene problemas de disponibilidad y de calidad
por los vertimientos que reciben de las redes de alcantarillado municipal, plantas de
beneficio y actividades ganaderas que está afectando la salud de la población.

Las plantas de tratamiento que existen son pocas: la CAR cuenta con una planta en
Anolaima y en Agua de Dios, Cachipay, Jerusalén, La Mesa, Nariño, Nilo y Tocaima los
sistemas de tratamiento operan deficientemente y no abarcan más del 30% de la red de
alcantarillado.

Los municipios de la región disponen sus residuos a cielo abierto o en el relleno sanitario
de Girardot. Anolaima y El Colegio cuentan con plantas de tratamiento de residuos que
operan deficientemente. Los residuos hospitalarios se mezclan con los domésticos sin
manejo especial.

Respecto a las plantas de beneficio animal, la situación detectada en la región presenta el


siguiente panorama: De los 21 municipios solamente Agua de Dios, Quipile (en el sector El
Limoncito) y Guataquí tienen mataderos ubicados en la zona rural pero que requieren
inversiones ambientales y concepto sobre las condiciones sanitarias en que están
funcionando. Las demás plantas municipales requieren reubicación.

Por último, la región de Ubaté y Suárez tiene una cobertura de abastecimiento de agua en
la zona urbana del 100% pero la calidad no es buena en todos los municipios pues
solamente quince (15) de ellos cuentan con planta de potabilización.

Ahora bien, los sistemas lagunares de la región (Fúquene, Palacio y Suesca) requieren de
estrictos controles ambientales a efecto de suspender su deterioro y emprender acciones
de restauración en aquellos casos donde técnicamente sea viable.

El 60% de los municipios no tienen plantas de tratamiento o se encuentran en


construcción. Buenavista, Cucunubá, Fúquene, Lenguazaque, Saboyá, San Miguel de
Sema y Ubaté tienen infraestructura pero están o fuera de servicio o en regulares
condiciones de operación, lo cual no garantiza un adecuado manejo de los vertimientos
líquidos generados en la región.

La disposición de residuos sólidos se realiza en botadero a cielo abierto o en rellenos


sanitarios. Buenavista y San Miguel de Sema realizan manejo integral de residuos pero

110
CAR
PGAR 2001 2010

requieren mejoramiento ambiental. Se resalta el manejo que el municipio de Saboyá hace


con escarabajos en cuanto a residuos orgánicos.

Esta región cuenta con 6 plantas de beneficio ubicadas en zona rural Buenavista, Caldas,
Chiquinquirá, Ráquira, Simijaca y Susa.

Por último, la prestación de servicios de salud se realiza en centros de salud en casi todos
los municipios de la región.

Con el propósito de dar una visión del estado de la situación ambiental en los municipios
del territorio CAR, se elaboraron matrices que consolidan para cada regional la intensidad
de los impactos ambientales que afectan a los recursos agua, suelo, aire, flora y fauna en
cada uno de sus municipios.

La escala de calificación para establecer la intensidad de los impactos ambientales es de 0


a 4, en donde 0 es nulo o no aplica, 1 bajo, 2 medio, 3 alto y 4 muy alto. Los impactos
ambientales calificados con 4 se consideraron como críticos en el análisis.

Al final de cada matriz se totalizaron las calificaciones de los impactos ambientales por
recurso y se obtuvo en orden ascendente el resultado de la presión para cada municipio
siendo el 1 el que se encuentra en cada regional más presionado. En este orden de ideas,
en la regional Gualiva y Magdalena Centro el municipio más presionado es Guaduas, en
Rionegro es La Palma, en Sabana Norte y Almeydas es Chía, en Sabana Occidente es
Soacha, en Sumapaz es Fusagasuga, en Tequendama y Alto Magdalena se encuentran
dos municipios con igual presión que son Apulo y Tocaima y en la regional Ubate y Suárez
el municipio de Carmen de Carupa.4

2.5 IMPACTOS AMBIENTALES DE BOGOTÁ SOBRE EL TERRITORIO

Bogotá, con una extensión aproximada de 1700 Km2, distribuida en área urbana 421
Km2 y rural de 1311 Km2 y con una población de 6.500.000 habitantes, en su condición
de capital del país y del departamento de Cundinamarca, ha sido el núcleo de las
actividades nacionales y regionales, concentrando en alta proporción la vida económica y
social del país.

En el territorio, es necesario resaltar el impacto que produce la concentración urbana de


Bogotá y sus actividades productivas en la región inmediata y que se puede sintetizar en
los siguientes aspectos

Evidentemente el mayor impacto ambiental que produce la concentración urbana de


Bogotá sobre el territorio, lo recibe el sistema hídrico; por una parte a través de la
utilización del agua de la región, para el abastecimiento de las redes de acueducto que
sirven a la población urbana del Distrito y de algunos municipios vecinos, para lo cual el
río Bogotá aporta más de 4 m3 / seg. que, sumados a los 14 m3 /seg., trasvasados de la

4
Matrices identificación impactos ambientales. Memoria técnica PGAR.

111
CAR
PGAR 2001 2010

cuenca del Chingaza, son utilizados para las diferentes necesidades de la població n
bogotana; se descargan a través de los sistemas del alcantarillado distrital, 1.260.000
m3/día de aguas residuales al río Bogotá, y lo inhabilitan, totalmente, para cualquier
otro tipo de utilización regional, aguas abajo.

No menos impactante como fuente de la contaminación ambiental de Bogotá en este


territorio, lo constituye la disposición final de 5.620 toneladas/día de residuos sólidos,
recolectados dentro del área urbana y descargados en el relleno sanitario de Doña Juana,
ya casi al límite de su capacidad receptora, lo cual amenaza con la próxima localización de
nuevos rellenos sanitarios en la Sabana.

El sector minero tiene un alto impacto en la modificación del territorio, ya que es el


responsable de la explotación del conjunto de materiale s de construcción utilizados en la
expansión urbana, que son extraídos de las innumerables canteras de los Cerros
Orientales de la Sabana y de esta manera son objeto de destrucción del más importante
componente del ecosistema regional, a pesar de haber sido reglamentados como zona de
reserva forestal.

La presión de la ciudad de Bogotá sobre el territorio se traduce en una alta demanda de


recursos naturales y servicios ambientales que produce un efecto de enorme importancia.
La escala funcional de la ciudad la convierte en el epicentro de las actividades
socioeconómicas que se llevan a cabo en el territorio y sus impactos ambientales producen
severos desequilibrios sobre el mismo.

Desde este punto de vista, se hace necesario realizar un análisis de la influencia de Bogotá
sobre el territorio a partir de los impactos ambientales que ella produce en las diferentes
regionales, teniendo en cuenta tanto a las vecinas como a las distantes; en razón de la
aplicación de macrovectores que tienen como su lugar de realización el perímetro urbano
de la ciudad, pero cuyos efectos tanto en uso y aprovechamiento de recursos como de
impactos ambientales se extienden sobre el territorio.

Debe señalarse aquí, la presencia de la Autoridad Ambiental de Bogotá (DAMA), en su


centro urbano. Este hecho genera una situación que impone la necesidad de una gestión
ambiental compartida, para poder prevenir y remediar los efectos ambientales de la
actividad socioeconómica de la ciudad que están fuera de la jurisdicción del DAMA.

Para el análisis de los impactos ambientales que la ciudad produce sobre el territorio se
adoptaron un conjunto de definiciones y un modelo de relaciones que se presentan a
continuación.

Impactos Ambientales Directos: Son aquellos que se generan como consecuencia de


un macrovector del desarrollo en su lugar de aplicación o en su directa vecindad de
manera inmediata.

Impactos Ambientales Indirectos: Son aquellos que se generan como consecuencia


de un macrovector del desarrollo en un sitio diferente o distante del lugar donde se aplica.
Esos impactos ambientales, que también se llaman encadenados, pueden manifestarse en

112
CAR
PGAR 2001 2010

horizontes de tiempo diversos y dependen de otros factores adicionales al macrovector en


consideración. Generalmente se dan a lo largo de los Corredores de Inducción.

Corredor de Inducción: Es la zona de influencia de uno o más elementos de


infraestructura como carreteras, vías fluviales, ferrocarriles, líneas de transmisión, redes
de comunicación, etc., que hacen posible la aplicación de los macrovectores del desarrollo
de manera eficiente y competitiva.

El figura 8 muestra de forma esquemática, el modelo de relación ambiental adoptado


para el análisis. Como puede apreciarse se indican los impactos ambientales tanto
directos como indirectos, los corredores de inducción y el anillo periférico del centro
urbano que se entendió como el conjunto de municipios limítrofes con el mismo.

Figura 8
Modelo de relación ambiental adoptado

MACROVECTORES ANILLO PERIFERICO

CORREDORES DE INDUCCION
IMPACTOS AMBIENTALES DIRECTOS

IMPACTOS AMBIENTALES INDIRECTOS

113
CAR
PGAR 2001 - 2010

Los resultados obtenidos permiten clasificar los impactos en tres categorías:

• Impactos Críticos.
• Impactos No Críticos pero calificados como “ Alto” .
• Impactos No Críticos calificados como “ Medio” y “Bajo”.

• Impactos Críticos:

Los Impactos Críticos asociados con la relación Bogotá - Territorio se definieron como
aquellos que obtuvieron mínimo un 67% de calificación de “Muy Alto”. Estos impactos son:

Con una calificación unánime del 100% como “ Muy Alto”:


- Afectación de la disponibilidad de agua superficial.
- Contaminación hídrica por descarga de materia orgánica
- Afectación de especies terrestres.
- Afectación de especies acuáticas.
- Deforestación.
- Cambios en patrones de uso del suelo.
- Cambios en la demanda de servicios públicos.

Con una calificación de 67% “ Muy Alto” y 33% “Alto”:

- Afectación de zonas protegidas


- Afectación por fragmentación de hábitat
- Afectación de aves
- Afectación por erosión superficial
- Afectación por expansión urbana
- Afectación del paisaje
- Afectación por uso inadecuado de suelos
- Afectación en los esquemas de sostenibilidad económica
- Cambios en la infraestructura urbana
- Procesos migratorios

• Impactos no críticos pero calificados como “Alto”:

Los Impactos evaluados que sin ser críticos podrían llegar a serlo, son aquellos que
obtuvieron mínimo un 67% de calificación de “Alto”, fueron:

Impactos que obtuvieron la calificación de “Alto”:


- Afecciones respiratorias
- Afectación por malos olores

Impactos que obtuvieron calificación de 67% “Alto” y 33% “Muy Alto”:


- Inestabilidad de taludes
- Sedimentación de cuerpos de agua (lagos, embalses, humedales)
- Afectación de mercados locales y relaciones comerciales.
- Cambio de patrones culturales.

114 CAR
PGAR 2001 - 2010

Impactos cuya calificación se repartió por partes iguales entre “Medio”, “Alto” y “Muy
Alto”:
- Contaminación hídrica por agentes químicos
- Afectación por cambio del nivel freático
- Cambios en la oferta de empleo

• Impactos no críticos calificados como “Medio” y “Bajo”:

Son los impactos cuya calificación se distribuye entre los niveles de “Medio” y “Bajo”. Estos
fueron los siguientes:
- Contaminación de acuíferos
- Contaminación por residuos sólidos industriales
- Contaminación por residuos sólidos urbanos
- Contaminación por pesticidas y agroquímicos
- Contaminación por hidrocarburos
- Contaminación por ruido
- Afecciones auditivas

Los anteriores impactos se presentan como resultado de los procesos de expansión física y
económica de Bogotá.

El impacto ambiental entre Bogotá y Sabana, se ha acentuado principalmente en torno al


recurso agua y a la generación de riesgos ambientales que pueden afectar la vida, la salud
y el patrimonio de grupos de población, relacionado con tres aspectos:

La oferta hídrica: por las condiciones particulares de la Sabana han sido afectadas las
zonas productoras de agua más próximas a los asentamientos urbanos. El sistema de
cerros que bordea la Sabana está funcionalmente vinculado al sistema hidrológico, como
sistema productor de agua y como formación geológica que permite la infiltración de agua
en el subsuelo y la recarga de los depósitos subterráneos. La deforestación intensiva, las
quemas, las prácticas agrícolas y ganaderas y la localización de usos urbanos en las
laderas han alterado esta función.

El impacto relacionado con la oferta hídrica involucra también el uso del suelo y la
conservación del Sistema de Humedales de la Sabana. Estos sistemas cumplen una
función hidrológica y ecológica resultando totalmente inconveniente la utilización de las
zonas aledañas para el pastoreo de ganado o la desecación y relleno de éstos para
destinarlos a usos urbanos.

Efectos:

§ Estas alteraciones han debilitado el funcionamiento hidrológico de la Sabana por


cuanto reducen las corrientes superficiales, los niveles freáticos y la recarga de los
depósitos subterráneos.
§ Se altera la relación ecológica agua-suelo -vegetación , que da lugar a la erosión y
degradación del suelo.

115 CAR
PGAR 2001 - 2010

Debe recordarse que existe concenso sobre la política de protección y conservación de


estas grandes reservas naturales y de la exclusión estricta de su uso en actividades
agrícolas, ganaderas, industriales o urbanas o la explotación de sus recursos forestales

Demanda hídrica: El crecimiento demográfico desmedido sin planificación ordenada del


uso del suelo ha generado una presión sobre la cuenca del río Bogotá que sobrepasa
ampliamente su oferta hídrica. Las industrias que se han asentado en la urbe capitalina
han expandido sus unidades productivas a muchos sectores de la Sabana de Bogotá y en
general de la región cundinamarquesa. Caso particularmente importante y de alto impacto
es el de los cultivos de flores que utilizan las aguas subterráneas y ha generado
discusiones en torno a la conveniencia del uso de éstas. Otros sectores como las industrias
de bebidas, alimenticias, textileras, de producción de papel, entre otras, también han
generado impactos puntuales.

Calidad hídrica superficial y subterránea : Contaminación del agua por vertimientos


de aguas servidas , disposición de desechos y prácticas agrícolas contaminantes.

Efectos:

§ La aparición de riesgos ambientales que pueden amenazar la salud, la vida y el


patrimonio de la población en Bogotá y la Sabana, constituyen un grave problema
ambiental . Estos riesgos tienen que ver con la ocupación de zonas contaminadas o
deficientemente saneadas y de zonas sometidas a algún tipo de amenaza natural.

§ Específicamente se registran deficiencias en los sistemas de saneamiento relacionadas


con la evacuación de aguas servidas y recolección y disposición de desechos en zonas
urbanas ocupadas en Bogotá y muncipios vecinos.

§ La alta contaminación orgánica vertida al río Bogotá y generada por la descarga


directa de las aguas residuales domésticas de la ciudad de Bogotá ha producido una
alteración de las características físicas, químicas y biológicas del río reduciendo y
anulando la concentración de oxígeno y su capacidad autodepuradora, provocando la
ausencia de vida acuática.

Estos impactos también se reflejan en las condiciones sanitarias y ambientales de los


humedales Tres Esquinas, Gualí y La Herrera que reciben las aguas del río Bogotá.
Adicionalmente, el bombeo del río Bogotá al Embalse del Muña genera eutroficación,
sedimentación, alto contenido de parámetros de interés sanitario y de materia
orgánica asociados a fuertes olores desagradables.

Los conflictos por uso del suelo se dan generalmente por la disparidad existente entre el
uso actual de la tierra y su aptitud de uso. Así, se presentan casos en los cuales tierras
agrícolas, forestales protectoras o de conservación son incorporadas al perímetro urbano
de Bogotá para ser utilizadas con fines urbanísticos (vivienda e infraestructura asociada) o
para cultivos que no corresponden con la aptitud del suelo pero que representan mayores
ingresos a los dueños , como es el caso de los cultivos de flores. También, la mayoría de
los denominados asentamientos humanos subnormales que se localizan en inmediaciones

116 CAR
PGAR 2001 - 2010

de Bosa y Soacha, por ejemplo, se encuentran en terrenos que no presentan aptitud de


uso para fines residenciales.

La contaminación de los suelos es generada por los monocultivos y cultivos comerciales,


que requieren uso intensivo de agroquímicos, y por la disposición inadecuada de residuos
sólidos. La demanda creciente de alimentos para consumo de Bogotá y de flores para
exportar desde Bogotá, presionan a los agentes productores a destinar las tierras para
estos usos, los cuales no son los más recomendables desde el punto de vista ambiental.
De otro lado, el manejo y la disposición final de residuos sólidos no se lleva a cabo de
manera rigurosa ni responde a criterios sanitarios y ambientales.

Los suelos de los bordes del perímetro urbano de Bogotá tradicionalmente no han sido
considerados desde el punto de vista de su potencial para usos agrícolas, pecuarios o de
conservación ecosistémica. Todo lo contrario, por estar justamente cerca del gran centro
urbano, su aptitud resulta relacionada con usos más rentables y de más fácil adecuación
para ponerlas al servicio de la ciudad. Por esta razón los suelos “periurbanos” son objeto
de deterioro ya sea por subutilización de los mismos o porque no se les asigna un uso
específico, con la intención de presionar su incorporación al perímetro urbano.

En relación a las transformaciones negativas del paisaje, se puede decir que éstas se
encuentran determinadas por los asentamientos humanos subnormales y por la extracción
de materiales de cantera.

El recurso aire se vé afectado por la acción de distintas fuentes contaminantes ubicadas


en el perímetro urbano de Bogotá (el mayor aporte lo hacen los vehículos y le sigue la
actividad industrial) y en el resto del territorio (el mayor aporte lo hace la actividad
industrial). Los municipios de Soacha, Mosquera, Funza y Cota presentan el mayor nivel de
contaminación del aire.

Bogotá como nodo de desarrollo depende para sobrevivir y crecer de territorios


ecológicamente productivos, lo que la lleva a apropiarse de la producción y las funciones
de soporte de otras regiones que están alejadas pero comunicadas a través del mercado.

En el marco de lo rural, Bogotá ejerce una fuerte presión sobre los recursos de la región
con el fin de abastecerse de alimentos, materias primas, entre otros bienes y servicios. Es
importante resaltar las migraciones del campo a la ciudad que acentúan el efecto
consumidor de esta última que transforma una población productora a netamente
consumidora.

De igual manera, los municipios de la Sabana tales como Soacha, Mosquera, Tocancipá,
Cota, Cajicá, Tenjo, Chía, Sopo, Madrid, Funza, Gachancipá y Facatativá, han aumentado
la población en más de un cien por ciento en los últimos veinte años, que obedece a
movimientos migratorios por razones de atracción dada básicamente por la cercanía al
Distrito Capital, que reclaman tierras y así mismo demandan bienes y servicios
ambientales de la región.
Lo anterior ha generado presión e impactos en el recurso floristico, que se evidencian en
la disminución de cobertura vegetal en los ecosistemas de páramo, subpáramo y bosques
altoandinos, con la consecuente desaparición de hábitats, disminución de la fauna nativa y

117 CAR
PGAR 2001 - 2010

la biodiversidad, principalmente en el ámbito y estructura ecológica que soporta la


demanda de bienes y servicios ambientales con alto rendimiento hidríco que satisfacen las
necesidades de la población del Distrito Capital y los municipios aledaños.

La solución a estos impactos ambientales debe ser planteada por los diferentes actores
regionales en conjunto.

2.6 RESULTADOS DE CARÁCTER COMÚN Y SITUACIONES AMBIENTALES


ESPECÍFICAS

Con el fin de lograr una visión integrada y articulada de los Diagnósticos Ambientales
Regionales y Municipales realizados y avanzar de esa manera en el grado de precisión del
diagnóstico del territorio, se realizó un análisis en busca de los problemas ambientales
más graves y de las situaciones ambientales que requieren especial atención.

Esta identificación se realizó como una profundización del conocimiento de la problemática


ambiental del territorio, que debe entenderse como un proceso de mejoramiento contínuo
que se constituya en una actividad permanente para ir logrando una gestión cada vez más
precisa y eficaz.

Los resultados de este proceso son los siguientes:

• En el momento presente la sostenibilidad del territorio se halla seriamente


comprometida por la intensa presión antrópica que se ejerce sobre su base natural, en
un grado que no tiene igual en el país.

• Si se mantienen las tendencias actuales de uso y aprovechamiento de los recursos


naturales y el medio ambiente, esta situación se irá agravando paulatinamente de tal
manera, que se llegará al momento en que no se contará con la oferta ambiental
necesaria para soportar la actividad socioeconómica y satisfacer las demandas de
calidad de vida de la población en términos competitivos.

• Existen diferencias muy marcadas en las características biofísicas y socioeconómicas


de cada regional, lo cual genera situaciones e impactos ambientales específicos que
implican respuestas adecuadas a cada situación particular.

• A pesar de la heterogeneidad y las diferencias en la problemática ambiental de las


regionales, existen situaciones comunes para algunas o todas las regionales, que están
generando fuertes presiones o un deterioro ambiental muy marcado en el territorio.

Los casos y situaciones especiales que se describen en seguida no buscan repetir o


sintetizar los diagnósticos realizados, sino señalar problemas ambientales de especial
significado, que tienen una expresión particular en las diferentes regionales.

118 CAR
PGAR 2001 - 2010

Presión sobre el recurso hídrico, en cuanto a cantidad, calidad y distribución


temporal.

En los diagnósticos regionales la afectación del recurso hídrico es de especial importancia.


Si bien es cierto que la intensidad de los diversos impactos puede variar de una regional a
otra, lo que surge claramente como problema común es la calidad del recurso sobre la
cual actúan varias formas de contaminación.

La más severa y extendida es la contaminación con materia orgánica originada en


vertimientos urbanos sin tratar. El caso del Río Bogotá presenta la situación más grave,
sobretodo para la región de la cuenca baja, Regional Tequendama y Alto Magdalena,
aunque no deja de presentarse a lo largo de todo el curso del río. Este es sin duda uno de
los problemas ambientales más graves del país y se debe impulsar su solución de manera
que el Distrito Capital adelante las obras necesarias para mejorar la calidad de los
vertimientos que la ciudad hace al río, mediante sistemas de tratamiento que deben
desarrollarse lo más rápidamente posible.

La solución definitiva al grave problema ambiental que presenta el embalse del Muña,
implica el tratamiento de las aguas domésticas de la ciudad, sin el cual solamente se
podrán tomar medidas de mitigación de alcance limitado.

En otras regionales la contaminación del agua superficial con materia orgánica se origina
también en la falta de tratamiento de las aguas servidas de los cascos urbanos, pues en la
mayoría de los casos se siguen vertiendo crudas a las corrientes de agua, o en los
vertimientos de actividades productivas como la porcicultura, que tiene una alta carga
contaminante y en menor grado la ganadería . Estas últimas situaciones abren la
posibilidad al desarrollo de convenios de producción limpia con los productores, que
permitan iniciar procesos de tratamiento de los vertimientos que resultan de sus
actividades.

La contaminación química del agua superficial se señala como un problema menos grave
que el anterior, pero que reviste una cierta magnitud, que puede incrementarse hacia el
futuro si no se previene, originada en actividades industriales como las curtiembres y los
cultivos que emplean altas dosis de agroquímicos como la papa y en menor grado las
flores. En estos casos, como en el anterior, se abre un espacio muy apropiado para la
gestión ambiental sectorial mediante la suscripción de convenios de producción limpia con
los productores de esta forma de contaminación.

La contaminación de aguas subterráneas no aparece considerada como un problema


mayor pero se indica que existe en cierto grado generada por vertimientos al suelo de
cargas orgánicas y por agentes químicos presentes en los plaguicidas y fertilizantes que se
usan en cultivos como los ya mencionados.

En la Sabana de Bogotá, se anota como un problema la sobrexplotación de los acuíferos


que se manifiesta en una baja en el nivel freático.

119 CAR
PGAR 2001 - 2010

La disponibilidad de agua se presenta como otro de los más graves problemas de la


Región. Como se sabe la enorme mayoría de su población, incluyendo la ciudad de
Bogotá, se halla localizada en la cuenca del Río Bogotá, que es precisamente la que
presenta la menor oferta hídrica del territorio, situación que se ve agravada por la
contaminación del río, que hace imposible su utilización para muchos usos.

La búsqueda de una solución técnica y económicamente factible a este problema, es sin


duda uno de los grandes retos. De ahí que las inversiones y programas en tratamiento de
aguas, para que puedan ser reutilizadas, poseen una altísima prioridad. Este problema
implica adelantar una gestión compartida con los entes territoriales de la Región y en
particular con la ciudad de Bogotá.

La afectación de caudales aparece como una constante en el análisis regional y se señala


como causa principal la desregulación producida como efecto de la deforestación de las
zonas de nacimientos de agua y los bosques protectores. En algunos casos se indica que
durante los períodos secos se presentan con frecuencia condiciones de escasez en la
disponibilidad de agua para los acueductos municipales. El caso del Río Bogotá vuelve a
aparecer mencionado, señalando la grave restricción impuesta por la imposibilidad de
utilizar sus aguas debido a su estado de contaminación, lo que obliga a soluciones
costosas y menos confiables para el abastecimiento de agua.

Otro problema de especial relevancia regional es la recuperación de la Laguna de


Fúquene, que está sometida a fuertes presiones que han conducido a colocarla en un
estado de grave amenaza a su existencia. Procesos de sedimentación, contaminación,
eutroficación y presión sobre el tamaño del espejo de agua, originados en las actividades
socioeconómicas de la Regional Ubaté y Suárez, como la ganadería y la agricultura, han
superado la capacidad de soporte de la Laguna, llevándola a una situación que amerita
una clara y decidida acción para salvarla. Se han realizado trabajos valiosos sobre este
tema como el estudio adelantado por la agencia japonesa de cooperación internacional
JICA, que deben analizarse y discutirse para avanzar en su solución. Se considera que
dada la magnitud de la inversión necesaria y su especial atractivo este es un proyecto muy
adecuado para buscar recursos financieros y técnicos provenientes de la cooperación
internacional.

Presión sobre zonas protegidas y otras zonas ambientalmente valiosas.

En general puede decirse que el territorio debido a las presiones antrópicas que soporta,
cuenta con escasas áreas protegidas y las que existen están sometidas a fuertes
amenazas. Dadas estas presiones y la necesidad de mantener e incrementar la oferta
ambiental de la Región para buscar su sostenibilidad, la conservación y la restauración de
ecosistemas y zonas ambientalmente valiosas, se ubica como una estrategia de primer
orden en la gestión ambiental para el territorio. De ahí se desprende la importancia del
Sistema Regional de Areas Protegidas (SIRAP) que adelanta la CAR.

Los impactos más significativos y comunes sobre las zonas ambientalmente valiosas son
los debidos a la expansión de los cultivos de papa en zonas de páramo, que emplean
grandes cantidades de agroquímicos afectando los suelos y las aguas. También están
originados en la explotación ilegal de madera de los escasos remanentes de bosques

120 CAR
PGAR 2001 - 2010

primarios y secundarios, en especial en la Regional de Río Negro, en la minería de


materiales de construcción y de carbón, la potrerización y la amenaza potencial de un
inadecuado manejo de la explotación de hidrocarburos, cuyas zonas de exploración
coinciden en algunos casos con zonas ambientalmente valiosas. Para esto, la concertación
con el Ministerio del Medio Ambiente de las licencias ambientales que autoricen estas
actividades se considera de suma importancia.

Algunas áreas que merecen una protección y cuidado más eficaces debido a su
importancia como productores de agua y otros servicios ambientales y que afectan a
varias de las regionales son principalmente: la Cuchilla de Peñas Blancas, la Cuchilla del
Tablazo, el Páramo de Guerrero, el Nacimiento del Río Bogotá, el Cerro El Tabor, el Cerro
Manjui y el Cerro Quininí .

La conservación y la protección de los humedales es otra tarea a desarrollar. Las


amenazas que se ciernen sobre la Laguna de Suesca ameritan una intervención decidida y
la protección de pequeños cuerpos de agua de especial significado, como la Laguna de
Pedro Palo, la Laguna del Tabacal y los humedales de la Sabana, deben ser un objetivo
fundamental. En estos casos existen organizaciones de la sociedad civil muy interesadas
en la protección de estos recursos que pueden actuar con los demás entes del territorio.

Desde luego la fauna silvestre recibe un impacto muy directo debido a la presión que se
ejerce sobre las zonas protegidas y otros ecosistemas importantes, como también por
causa de la cacería y el comercio ilegal de especies, que son patrones culturales muy
tradicionales en la población. Casos como el del centro de venta de fauna que existe en la
plaza de mercado de Girardot, ameritan una decidida acción con las autoridades
pertinentes.

Afectación de la calidad del aire

En los diagnósticos regionales se describen las zonas que presentan problemas relativos a
la calidad del aire y obedecen a causas puntuales relacionadas con actividades tales como
la minería y la coquización de carbón o el efecto de las zonas industriales entre otras.

La quema de materiales inadecuados como combustibles, específicamente de llantas en la


industria panelera, uso que está bastante difundido en la zona, produce impactos
ambientales graves como la lluvia ácida, originada en la emisión de óxidos de azufre, que
afecta extensas áreas. Igualmente el empleo de las llantas como combustible genera otros
efectos negativos en la atmósfera que pueden afectar la salud humana.

Ha sido tradicional el empleo de las “quemas” como método de limpieza de áreas para
realizar actividades agrícolas. La extensión de esta práctica sin duda genera emisiones
considerables de compuestos de carbono a la atmósfera, que contribuyen a su
calentamiento y a generar un alto contenido de partículas. Si bien es cierto que estas
prácticas son difíciles de erradicar, se pueden llevar a cabo campañas educativas que
expliquen su inconveniencia para la salud pública y realizar actividades de control.

Conflictos de uso del suelo debidos a la urbanización

121 CAR
PGAR 2001 - 2010

El territorio presenta la conurbación más grande y activa que existe en el país. El impacto
ambiental de la presencia de la ciudad de Bogotá ha sido analizado en el desarrollo de los
diagnósticos ambientales regionales integrados a la construcción del PGAR. Una situación
característica de la red urbana de la región es su fuerte desbalance lo cual hace que la
presencia de núcleos urbanos funcionalmente importantes, con excepción de Bogotá y las
ciudades vecinas, sea muy limitada.

Si bien es cierto que ciudades como Chía, Chiquinquirá, Facatativá, Fusagasugá, Pacho,
Ubaté, Girardot y Soacha son receptores de población, con un componente significativo de
desplazados por la situación de orden público, los mayores problemas derivados de la
urbanización se ubican en la Sabana de Bogotá, como se señaló en los diagnósticos de las
regionales.

Aquí merece mención especial el caso de Soacha. Este municipio presenta la situación más
crítica del territorio en cuanto a la intensidad de los impactos ambientales que lo afectan.
Respecto al recurso agua 6 de los 7 impactos aparecen calificados como muy altos, para el
recurso suelo 6 de los 8 impactos registrados aparecen como muy altos, para el recurso
aire la calidad en su conjunto aparece como crítica al igual que la totalidad de los impactos
sobre los recursos flora y fauna.

Se considera como una necesidad inaplazable buscar una serie de mejoras a la situación
ambiental de Soacha, que debe materializarse en programas conjuntos y articulados con
las autoridades municipales y con la Gobernación de Cundinamarca.

Disposición inadecuada de residuos sólidos.

De los diagnósticos realizados se deduce que la producción de residuos sólidos en las


zonas urbanas del territorio, con excepción del caso de Bogotá, no es un problema de
gran magnitud debido al reducido tamaño de la gran mayoría de los cascos urbanos. La
producción promedio per cápita se aproxima al promedio nacional con un valor de 0.65
kg. por día. El problema principal de este tema es el de la disposición final, pues la gran
mayoría de los municipios lo hacen en botaderos a cielo abierto y en cuerpos de agua,
contraviniendo la normatividad sobre el particular.

Situación de especial importancia es el caso del relleno sanitario de Mondoñedo, que es el


destino final de los residuos sólidos de 42 municipios y se encuentra en pésimas
condiciones. Además, las distancias de acarreo de los residuos sólidos de un número
importante de municipios son muy considerables; en 19 de ellos, es mayor a 50 km., lo
que significa altos costos de operación.

Se considera que la CAR podría liderar conjuntamente con las gobernaciones y los
municipios un programa de rellenos sanitarios regionales, sobre el cual existen
antecedentes muy valiosos como los estudios piloto que ha realizado la Gobernación de
Cundinamarca para San Juan de Río Seco y Pandi.

122 CAR
PGAR 2001 - 2010

2.7 SÍNTESIS DE LA SITUACIÓN AMBIENTAL MUNICIPAL EN LA


JURISDICCIÓN CAR

El Plan de Gestión Ambiental Regional para el decenio 2001 – 2010 fue estructurado a
partir del pormenorizado diagnóstico regional y local de la situación ambiental de su
territorio que se elaboró bajo dos enfoques: el primero, según las principales actividades
que generan impactos ambientales en cada una de sus regiones y que se conocen como
macrovectores y, el segundo, teniendo en cuenta la oferta de recursos naturales y el
patrimonio ambiental de su territorio.

Un nuevo enfoque complementa la información con que cuenta la CAR respecto a la oferta
y demanda ambiental de su territorio: Las acciones que las Administraciones Municipales
deben emprender para el mejoramiento de la calidad ambiental en materia de
abastecimiento de acueductos, tratamiento de aguas residuales municipales, manejo,
tratamiento y disposición de residuos sólidos, control ambiental a las plantas de beneficio
de animales y manejo ambiental de residuos hospitalarios. Estos cinco aspectos implican
la necesidad que la gestión municipal involucre acciones e inversiones en mejoramiento
ambiental tal como lo señalan las obligaciones legales establecidas en las leyes 99 de 1993
y 715 de 2001, entre otros.

Para la construcción de este enfoque la CAR realizó visitas a las sietes regiones que
conforman su territorio y acopió la información suministrada por los ciento cuatro (104)
alcaldes municipales que constituyen su territorio. A continuación se presenta la síntesis
del ejercicio y como anexo al documento que constituye la reformulación del PGAR se
presentan las matrices elaboradas por regiones:

Los municipios que conforman la región Sabana Norte se abastecen de fuentes hídricas
superficiales y subterráneas a través del servicio de acueducto que suministra la Empresa
de Acueducto de Bogotá, la Empresa de Acueducto de Zipaquirá y empresas municipales
independientes. Aunque en términos generales la región tiene buen suministro de agua
potable en sus cascos urbanos, el diagnóstico mostró que para el caso de Chía, Cajicá,
Gachancipá, Sopó, La Calera y Tocancipá los elevados costos por compra en bloque a la
Empresa de Acueducto de Bogotá está generando el compromiso municipal de buscar
soluciones de suministro propias que disminuyan los costos actuales.

Adicionalmente la región ha comenzado a sentir una preocupante disminución en su oferta


de recurso hídrico subterráneo, principalmente en los municipios de Cota, Tabio y Tenjo.

Respecto a tratamiento de aguas residuales domésticas, la región Sabana Norte presenta


una privilegiada situación frente a las demás regiones CAR, a excepción de Sabana de
Occidente, pues solamente tres de sus municipios no cuentan con plantas de tratamiento:
Manta, Tibirita y Villapinzón. Sin embargo, el manejo, operación y mantenimiento de las
plantas de tratamiento de la región requieren de considerables inversiones que rebasan,
en sentir de los alcaldes, las posibilidades económicas de los municipios.

El manejo de los residuos sólidos del 71% de los municipios de la región se realiza
actualmente en Mondoñedo y el restante 29% en soluciones independientes en

123 CAR
PGAR 2001 - 2010

Villapinzón, Chocontá y Guateque (municipio que no hace parte de la jurisdicción de la


CAR) donde no se realizan prácticas de manejo y operación ajustadas a las exigencias
ambientales.

Ahora bien, se identificaron cuatro plantas de beneficio animal en esta región ubicadas en
zonas compatibles con los usos del suelo o en área rural y dos nuevos proyectos que
requieren ser mejorados a efecto de poder contar con un adecuado manejo ambiental de
sus residuos. Ellas son: Gachancipá, Tausa, Tabio y Zipaquirá, Chocontá y Villapinzón
(éstas últimas en construcción)

La región cuenta con hospitales en Cajicá, Chía, Chocontá, Guatavita, Nemocón, Sesquilé,
Sopó, Tabio, Tenjo y Zipaquirá y La Calera está en construcción; los demás municipios
tienen puestos o centros de salud.

Los nueve (9) municipios que hacen parte de la región conocida como Sabana de
Occidente presentan, al igual que la región Sabana Norte, una demanda de recurso hídrico
que no alcanza a suplir las necesidades de la población. Funza, Madrid, Mosquera y
Soacha se abastecen de la Empresa de Acueducto de Bogotá y de fuentes subterráneas
pues allí existe una amplia demanda del recurso no solamente para consumo humano sino
para actividades económicas, representadas en el sector floricultor principalmente. Esta
situación se hace extensiva para los demás municipios de la zona, es decir, Bojacá,
Facatativá, Sibaté, Subachoque y El Rosal.

Todos los municipios de la región, con excepción de Sibaté y Soacha, cuentan con plantas
de tratamiento construídas por la CAR con recursos CAR-BID. Madrid tiene, además, cinco
(5) plantas construídas por el municipio y Mosquera dos (2).

En relación con residuos sólidos domésticos todos los municipios disponen sus residuos en
Mondoñedo que se tratan en forma independiente de los hospitalarios que cuentan en la
actualidad, con un único incinerador en el hospital de Facatativá para su manejo.

Por último, la región está a la expectativa de un proyecto de carácter supramunicipal en el


municipio de Funza, liderado por una empresa de economía mixta que junto con las
plantas de beneficio de Facatativá y Madrid ofrecen buenas alternativas de sacrificio de
ganado, siempre y cuando éstas últimas efectúen las inversiones en mejoramiento tanto
ambiental como sanitario.

La mayor oferente hídrica del territorio CAR es la región de Rionegro conformada por los
municipios de Pacho, La Palma, Paime, Topaipí, Yacopí, Villagómez y San Cayetano que se
abastece, en su totalidad de fuentes superficiales, que en algunos casos no requiere
tratamiento de potabilización para consumo humano. No obstante lo anterior, en época
de verano se presentan situaciones de déficit que obligan a acciones conjuntas municipio
– comunidad para su conservación.

Ninguno de los ocho (8) municipios que conforman esta región cuenta con planta de
tratamiento de aguas residuales pero las fuentes hídricas cuentan con un alto nivel de
autodepuración.

124 CAR
PGAR 2001 - 2010

Los residuos sólidos se disponen, en su gran mayoría, a cielo abierto, destacándose que
los municipios de Pacho y Villagómez entregan sus residuos en Mondoñedo.

La tendencia consignada en el Plan de Desarrollo Departamental de contar una planta de


beneficio animal que preste sus servicios a todos los municipios de la región es de difícil
concreción en esta zona en razón de las pésimas condiciones de las vías de comunicación
y de la gran extensión de esta región. Yacopí, por ejemplo, cuenta con 196 veredas y
trece (13) sitios de sacrificio de ganado, incluyendo el casco urbano, que no garantizan
adecuadas condiciones sanitarias y ambientales.

En la zona existen dos hospitales: San José en La Palma y San Rafael en Pacho. Los
demás municipios tienen puestos de salud que manejan sus residuos junto con los
domésticos o los envían a Pacho.

El área urbana de la región Sumapaz se abastece de fuentes superficiales con regulares


condiciones de calidad, cantidad y continuidad, exceptuando Fusagasugá y Arbeláez. La
oferta hídrica se está viendo afectada por la tala indiscriminada de bosques y la ampliación
de la frontera agrícola .

El 80% de los vertimientos líquidos generados en la región no se someten a tratamiento y


las pocas iniciativas municipales están suspendidas por falta de recursos económicos.

En lo relacionado con residuos sólidos, vale la pena resaltar los esfuerzos emprendidos por
Cabrera, Pasca y Tibacuy que cuentan con plantas de manejo que a pesar de requerir
ajustes y mejoramientos constituyen un esfuerzo considerable en la necesidad de mejorar
las prácticas actuales de disposición de esta clase de residuos.

El 70% de las plantas de beneficio animal están localizadas en el área urbana. Solamente
Granada, Pandi y Tibacuy tienen plantas de beneficio ubicadas en zona rural.

En esta región, la mitad de los residuos hospitalarios se envían a los hospitales San
Antonio (en Arbeláez) y San Rafael (en Fusagasugá) para incineración, manejo que
requiere seguimiento y apoyo técnico por parte de la autoridad ambiental. Cabrera,
Granada, Pandi, San Bernardo y Venecia mezclan estos residuos con los convencionales.

La región Gualivá junto con Sabana Norte y Tequendama, son las más extensas de la
jurisdicción CAR. El abastecimiento de agua para la zona urbana tiene calidad y
continuidad en el servicio aproximadamente en un 86% de la región.

El panorama en materia de tratamiento de aguas residuales es el siguiente: Guayabal de


Síquima y La Vega cuenta con sistemas de tratamiento, 17 municipios no tienen plantas,
Nocaima tiene su planta fuera de tratamiento y Supatá requiere recursos para la
terminación de la obra.

El principal sitio de disposición de residuos sólidos de la región es Mondoñedo en donde


disponen once (11) municipios de la región pero al igual que Sumapaz, existen proyectos
de plantas integrales de manejo en Guaduas y en Útica que aún no se encuentra concluída
totalmente.

125 CAR
PGAR 2001 - 2010

En casi la totalidad de la región, excluyendo Puerto Salgar y Nimaima, las plantas de


beneficio animal requieren reubicación y en seis municipios de la región se adelantan
obras constructivas de nuevas plantas de beneficio.

La región del Tequendama y Alto Magdalena se abastece exclusivamente de fuentes


superficiales que no ofrecen calidad ni continuidad en el servicio, con la salvedad de los
municipios de Girardot y Ricaurte, y no cuentan con planes maestros de acueducto y
alcantarillado. La oferta hídrica superficial tiene problemas de disponibilidad y de calidad
por los vertimientos que reciben de las redes de alcantarillado municipal, plantas de
beneficio y actividades ganaderas que está afectando la salud de la población.

Las plantas de tratamiento que existen son pocas: la CAR cuenta con una planta en
Anolaima y en Agua de Dios, Cachipay, Jerusalén, La Mesa, Nariño, Nilo y Tocaima los
sistemas de tratamiento operan deficientemente y no abarcan más del 30% de la red de
alcantarillado.

Los municipios de la región disponen sus residuos a cielo abierto o en el relleno sanitario
de Girardot. Anolaima y El Colegio cuentan con plantas de tratamiento de residuos que
operan deficientemente. Los residuos hospitalarios se mezclan con los doméstic os sin
manejo especial.

Respecto a las plantas de beneficio animal, la situación detectada en la región presenta el


siguiente panorama: De los 21 municipios solamente Agua de Dios, Quipile (en el sector
El Limoncito) y Guataquí tienen mataderos ubicados en la zona rural pero que requieren
inversiones ambientales y concepto sobre las condiciones sanitarias en que están
funcionando. Las demás plantas municipales requieren reubicación.

Por último, la región de Ubaté y Suárez tiene una cobertura de abastecimiento de agua en
la zona urbana del 100% pero la calidad no es buena en todos los municipios pues
solamente quince (15) de ellos cuentan con planta de potabilización.

Ahora bien, los sistemas lagunares de la región (Fúquene, Palacio y Suesca) requieren de
estrictos controles ambientales a efecto de suspender su deterioro y emprender acciones
de restauración en aquellos casos donde técnicamente sea viable.

El 60% de los municipios no tienen plantas de tratamiento o se encuentran en


construcción. Buenavista, Cucunubá, Fúquene, Lenguazaque, Saboyá, San Miguel de
Sema y Ubaté tienen infraestructura pero están o fuera de servicio o en regulares
condiciones de operación, lo cual no garantiza un adecuado manejo de los vertimientos
líquidos generados en la región.

La disposición de residuos sólidos se realiza en botadero a cielo abierto o en rellenos


sanitarios. Buenavista y San Miguel de Sema realizan manejo integral de residuos pero
requieren mejoramiento ambiental. Se resalta el manejo que el municipio de Saboyá hace
con escarabajos en cuanto a residuos orgánicos.

126 CAR
PGAR 2001 - 2010

Esta región cuenta con 6 plantas de beneficio ubicadas en zona rural Buenavista, Caldas,
Chiquinquirá, Ráquira, Simijaca y Susa.

Por último, la prestación de servicios de salud se realiza en centros de salud en casi todos
los municipios de la región.

127 CAR
PGAR 2001 - 2010

3. ANÁLISIS TENDENCIAL Y PROSPECTIVO

3.1 METODOLOGÍA.

Con el fin de generar escenarios que permitieran visualizar el futuro del territorio tanto
con una perspectiva tendencial como desde la visión con planificación o prospectiva se
adoptó la metodología de taller de expertos conocedores de la problemática ambiental, los
cuales analizaron y construyeron los diversos escenarios con base en una serie de
referentes de prospección que se consideraron apropiados.

Se definieron tres escenarios, siguiendo la metodología propuesta por ACKOFF en 1991,


que responden a los enfoques de absolución, resolución y disolución. El primero de ellos,
que se llamó Escenario A, representa el escenario tendencial que sigue sin modificaciones
las prácticas y formas actuales de apropiación del territorio, los recursos naturales y el
medio ambiente. El segundo o Escenario B, responde a una intervención de tipo reactivo,
con un enfoque remedial y el tercero o Escenario C, se refiere a un enfoque de tipo
proactivo orientado a actuar sobre las causas de los problemas, más que a su
remediación.

De esta manera se generaron tres escenarios, los cuales se analizaron y se utilizaron para
plantear estrategias que permitieran llegar al Escenario C, que es el que puede calificarse
como el mejor para el futuro sostenible del territorio. También se mostró la relación de las
líneas estratégicas con las metas prospectivas.

Se realizaron los análisis tendencial y prospectivo de cada regional, para tener en cuenta
la heterogeneidad que existe entre ellas, tanto en lo biofísico como en lo socioeconómico.
Así, se buscó reflejar en los escenarios que se desarrollaron para el total del territorio, la
especificidad de las características de las diversas regionales, avanzando así en el
conocimiento y el análisis de su territorio desde el punto de vista de su sostenibilidad.

Así mismo se preparó un instrumento para calificar la evolución de los impactos


ambientales presentes en la región a partir de su situación actual, teniendo como
horizontes el mediano y el largo plazo. Se buscó con este instrumento tratar en forma
discriminada cada recurso natural con los impactos ambientales específicos que los
afectan.

Escenarios posibles para todo el territorio

Se identificaron como ejes, en torno a los cuales construir escenarios posibles


considerando un horizonte de planificación de 10 años: el ordenamiento territorial, las
actividades productivas, los usos del suelo, la conciencia y educación ambiental, los
factores culturales, la dinámica poblacional y los factores de seguridad y orden público
(Ver Cuadro 8).

En las páginas siguientes, se presentan tres escenarios posibles construidos según la


metodología propuesta por ACKOFF (1991), retomando tres de los enfoques que él

128 CAR
PGAR 2001 - 2010

plantea para analizar un problema5, los cuales como se mencionó antes corresponden a la
solución, que ignora el problema y espera que desaparezca, lo que muy pocas veces es un
buen enfoque. Llamaremos a este el escenario A y nos mostrará cómo se encontrará el
territorio CAR en 10 años si no se toma ninguna acción de cambio a la espera de que los
problemas se resuelvan solos. El segundo es la solución, donde se encuentra una solución
aceptable usando el sentido común. Aplica un enfoque reactivo y lo llamaremos escenario
B. El tercero, la solución, rediseña el sistema, para eliminar la causa del problema.
Implementa un enfoque proactivo y lo llamaremos escenario C.

De acuerdo con el cambio en los criterios de gestión propuestos en donde “generar


cambios” se convierte en el criterio más importante, es a partir del escenario C de donde
se derivarían las estrategias a implementarse para modificar las tendencias actuales de
deterioro ambiental del territorio e impulsar la búsqueda de la sostenibilidad, sin dejar de
reconocer que el escenario B conllevaría un avance importante en dicha búsqueda y
obviamente representaría una situación mucho más favorable que la que supone el
escenario A, al cual apuntan muchas de las tendencias inerciales actuales.

Cuadro 8
Descripción de escenarios posibles para el territorio CAR

REFERENTES
ESCENARIO ESCENARIO ESCENARIO
PARA
A B C
PROSPECCIÓN
Continúa el territorio sin Se logra un nivel Un territorio ordenado y
ordenar y los POT siguen modesto de aplicación planificado y que apoya
siendo planteamientos de los POT y coexisten un mejor nivel de vida
formales. áreas ordenadas y de la población.
Se han intervenido de protegidas con zonas de Existen áreas
manera tan drástica las desarrollo desordenado. estratégicas definidas y
áreas ambientalmente Continúa la presión protegidas, un desarrollo
estratégicas que algunos sobre zonas sostenible y unas
ecosistemas frágiles han ambientalmente relaciones funcionales
Ordenamiento desaparecido y se estratégicas pero se ha con la región que
Territorial disminuye severamente logrado declarar algunas incluye un énfasis en la
la oferta hídrica del áreas como protegidas. urbanización planificada.
territorio. El desarrollo de la
La urbanización continúa urbanización es desigual
extendiéndose de manera y se logra algún nivel de
anárquica y se control sobre los
incrementan los cinturones de miseria en
desastres naturales con los centros urbanos.
las obvias consecuencias
para la población
La CAR continúa Se ha reforzado el Se desarrollan
Actividades
enfatizando en la criterio de generar actividades reguladas
Productivas
aplicación de normas y cambios y de brindar que mantienen la oferta

5
Tomado de : Sipper Daniel y Bulfin jr. Robert “Planeación y Control de la Producción”, McGraw Hill , México D.F. 1998. pg
62 y 63

CAR
129
PGAR 2001 - 2010

REFERENTES
ESCENARIO ESCENARIO ESCENARIO
PARA
A B C
PROSPECCIÓN
con carencia de asesoramiento técnico de los recursos
esquemas de por parte de la autoridad ambientales.
seguimiento. ambiental, aún cuando
no se ha perfeccionado Se aplican tecnologías
No se logra persuadir y un esquema adecuado más limpias.
comprometer a los de seguimiento. Sin
productores para la embargo, factores Existe ordenamiento de
implementación de económicos nacionales actividades productivas
tecnologías con mayor limitan los recursos de acuerdo a la aptitud
nivel de eficiencia financieros para que el del territorio.
ambiental, por lo que sector productivo realice
aire, suelo y agua una reconversión
continúan sufriendo industrial.Se han tomado
grandes impactos. medidas de remediación
y seguimiento que aún
no garantizan la
disminución radical de
impactos sobre el medio
ambiente.
El continuar utilizando el Se han establecido El adecuado uso del
suelo sin consultar su zonas de explotación suelo garantiza la oferta
vocación y minera y se ha regulado de recursos
potencialidades ha su funcionamiento. Aún aprovechables, como en
llevado a un deterioro no se puede controlar la el caso de la minería, y
acelerado de éste. El expansión de la las actividades
mapa erosivo se ha urbanización y la productivas
extendido de manera agricultura tradicional
preocupante y la frontera desordenada sigue
agrícola se extiende sin primando.
control, lo que ha
Usos del suelo
causado impactos graves
a nivel del recurso hídrico
tanto de fuentes
superficiales como
subterráneas. El aire
también ha sufrido grave
afectación por
contaminación por ruido
y partículas.
Se incrementan los
desastres naturales.
Por el bajo nivel de Se ha avanzado de Grupos sociales
conciencia ambiental de manera considerable en conscientes de su
Conciencia y los grupos sociales, se la concientización acerca responsabilidad sobre el
Educación continúa con un gasto de la agotabilidad de los medio ambiente y los
Ambiental y irracional de los recursos recursos naturales, pero recursos naturales.
Factores Culturales naturales, algunos de los aún no se asume de Conciencia sobre los
cuales están manera cabal la límites de la oferta
irreparablemente responsabilidad ambiental.

CAR
130
PGAR 2001 - 2010

REFERENTES
ESCENARIO ESCENARIO ESCENARIO
PARA
A B C
PROSPECCIÓN
afectados. ambiental .
Los cordones de miseria Se regulan y controlan Se han adelantado
que rodean los centros los asentamientos programas de
urbanos se han extendido humanos de redensificación de los
a las zonas rurales. desplazados en los centros urbanos y se
centros urbanos. han identificado zonas
Se incrementan los aptas para la
niveles de riesgo y los Continúa el rezago de urbanización Se han
desastres ambientales los servicios públicos establecido ritmos de
incrementan su urbanos con respecto a crecimiento para el
Dinámica
frecuencia. la población, por lo que equipamiento urbano y
Poblacional
la esta sigue afectando se adelantan programas
La presión sobre los directamente los de empleo y desarrollo
recursos naturales es tal recursos, empresarial que
que el recurso hídrico ha particularmente el disminuyen los índices
disminuido de manera hídrico. de pobreza en el
dramática en cuanto a territorio.
calidad y cantidad. Los niveles de pobreza
se incrementan.

La dinámica de guerra ha Se logran algunos Los diálogos con los


profundizado los acuerdos de actores armados han
problemas de neutralización de la logrado la disminución
desplazamiento y acción armada. Sin de su acción y el
afectación de recursos y embargo, se continúa establecimiento de
zonas naturales promoviendo el zonas y recursos
protegidas. establecimiento de protegidos y respetados
Seguridad y Orden cultivos ilícitos. por estos grupos.
Público La gobernabilidad sigue Cesan los atentados Disminuyen los
afectada limitando el contra la infraestructura desplazamientos
margen de maniobra y se inicia el diseño de forzados por la acción
tanto de los municipios reglas de juego frente a armada, al establecer
como de las autoridades lo ambiental para el parámetros de
ambientales para la accionar de estos regulación de la guerra.
protección de los actores.
recursos

Prospectiva planteada por las regionales CAR

En una instancia posterior, con participación de fuerzas vivas de cada regional y con el
liderazgo de la CAR, se llevó a cabo una socialización integral del tema del PGAR y se
aprovechó la oportunidad para dentro de un análisis colectivo y con sentido de
priorización, proponer una secuencia Problema – Prospectiva – Estrategia, donde para
cada regional, se establecen los problemas más representativos en los recursos naturales
con preocupante afectación, culminando el esquema con el planteamiento de estrategias
también más específicas, para iniciar la solución de los problemas y hacer reales los
escenarios prospectivos correspondientes.

CAR
131
PGAR 2001 - 2010

Lógicamente esta forma de priorización es la que mejor contribuirá, según el consenso


derivado del ejercicio de socialización, a la búsqueda de los escenarios favorables
concebidos a partir de los referentes de prospección. Este trabajo se hizo extensivo a la
relación Bogotá – Territorio y esta consignado en la Síntesis regional del Plan, incorporada
en el primer capitulo, o sea la denominada Parte Introductoria

CAR
132
PGAR 2001 - 2010

3.2 RESULTADOS DEL ANÁLISIS PROSPECTIVO AL 2010


REGIONAL GUALIVA Y MAGDALENA CENTRO
Referente de Prospección ORDENAMIENTO TERRITORIAL
ESCENARIO A ESCENARIO B ESCENARIO C
Se organizan estrategias regionales con el
Los POTs, de los diferentes municipios de la Se revisa por parte de las administraciones objetivo de proteger los ecosistemas que son
Regional reposan en las oficinas de planeación. municipales lo contemplado en los POT. los responsables del mantenimiento de la oferta
ambiental especialmente del recurso agua.
Existe un control y supervisión permanente al
Continúa el desorden en relación con el uso del
Seguimiento y control por parte de la CAR, la cumplimiento de los programas y proyectos
suelo tanto urbano como rural y se
Gobernación y las Personerías a los programas contemplados en los planes. Previo a lo anterior
incrementan las parcelaciones rurales sin el
y proyectos de los POT. se ha hecho una divulgación para conocimiento
cumplimiento de las normas establecidas.
de la comunidad.
Todo lo anterior lleva a un ordenamiento tanto
Hay poca divulgación y conocimiento por parte
Amplia divulgación y conocimiento de los en el sector urbano como en el sector rural y al
de la comunidad sobre lo establecido en los
programas y proyectos de los POT. desarrollo de las actividades productivas según
planes de ordenamiento.
sus requerimientos, en sitios adecuados.
Hay integración de los programas y proyectos
Se deterioran drásticamente los 28 ecosistemas
de los POT a los programas de desarrollo y de
estratégicos por la no declaratoria y protección.
gobierno Municipal y Departamental.
Se realiza mayor control a las actividades de
Se incrementa el conflicto para el recurso agua parcelación y vivienda campestre,
por la falta de ordenamiento de las fuentes especialmente de los municipios La Vega, San
hídricas. Francisco, Sasaima, Villeta, Nocaima, Guaduas
y Puerto Salgar.
Hay ordenamiento del recurso hídrico mediante
Dentro de los sectores urbanos se acentuarán legalización de las aguas, organización de
los problemas de amenazas y riesgos por la acueductos y usos eficientes del agua,
urbanización de asentamientos subnormales. igualmente se construyen o mejoran los
acueductos especialmente en el área rural.
Delimitación y prohibición de construcción en
zonas de amenazas y riesgos o en su defecto
construcción de obras para mitigar el riesgo.
Delimitación y protección mediante declaratoria
de por lo menos el 50% de las 28 zonas
estratégicas.

CAR
133
PGAR 2001 - 2010

ANÁLISIS PROSPECTIVO AL 2010


REGIONAL GUALIVA Y MAGDALENA CENTRO
Referente de Prospección ACTIVIDADES PRODUCTIVAS
ESCENARIO A ESCENARIO B ESCENARIO C
La región continuará basando parte de su Desarrollo de actividades agropecuarias
Las actividades agrícolas y pecuarias han
economía en las actividades agropecuarias, altamente eficientes en la utilización de los
mejorado en cuanto a su relación con el medio
especialmente caña panelera, café, ganadería, recursos naturales y con nulos o muy bajos
ambiente.
avicultura y porcicultura. efectos de contaminación.
Los impactos ambientales por co ntaminación Mejoró la producción ganadera en la zona de
Actividad petrolera altamente tecnificada y muy
siguen siendo altos, especialmente al recurso laderas por la implementación de pastos de
eficiente y responsable con el medio ambiente.
agua. corte y el sistema de semiestabulación.
Se han incrementado en un 50% sistemas de
Las tecnologías utilizadas son tradicionales y
producción limpia en el sector panelero
poco eficientes ambientalmente. Es crítico el
(hornillas tipo CIMPA) que no utilizan llantas La actividad de recreación y turismo
sector panelero por el agotamiento de bosques
como combustible, beneficiaderos ecológicos de generadora de empleo en la región mediante
para La extracción de leña y ahora por el
café (beneficio en seco), sistemas de proyectos ecoturísticos, agroturísticos y
incremento en el uso de llantas que ha
tratamiento de áreas residuales en las agroecoturísticos.
generado a su vez contaminación al recurso
porcícolas (pozos sépticos, biodigestores) y
aire debido a la lluvia ácida.
manejo técnico de las avícolas en la región.
La actividad petrolera ha generado recursos
(regalías) que han servido para proyectos de
La actividad petrolera se ha incrementado adquisición de predios destinados a la
sustancialmente en 8 de los 21 municipios protección del recurso hídrico, cambio de
creando conflictos sociales, económicos y tecnologías y sistemas de tratamiento de aguas
productivos. residuales y residuos sólidos. Igualmente el
impacto social y económico por la generación
de empleo directo e indirecto.
La actividad turística por el mejoramiento de las
Incremento de la actividad ganadera extensiva vías despertó el interés por invertir en
en la zona de ladera por la sustitución de café proyectos de recreación y turismo. Varias
por pastos. entidades como cajas de compensación están
adelantando proyectos en este sentido.
La construcción y desarrollo de parcelaciones
sobre el eje vial ha sido desordenado y caótico.

CAR
134
PGAR 2001 - 2010

ANÁLISIS PROSPECTIVO AL 2010


REGIONAL GUALIVA Y MAGDALENA CENTRO
Referente de Prospección USOS DEL SUELO
ESCENARIO A ESCENARIO B ESCENARIO C
El uso indiscriminado del suelo sin prácticas de
Se limitó la expansión de la frontera agrícola y El buen manejo de la franja agrícola garantiza
conservación generó una pérdida acelerada de
ganadera. la oferta de productos de la región.
la fertilidad en una amplia zona del territorio.
La limitación de los perímetros urbanos permite
Se amplió la frontera agrícola y ganadera Se frenó el crecimiento urbano en los sectores
conservar las zonas protectoras y productoras
sobre los ecosistemas estratégicos. urbanos y de expansión urbana.
de la región.
La destrucción del bosque ha generado Se implementaron prácticas agronómicas
El adecuado y regulado uso de las zonas
problemas de estabilidad y sedimentación en conservacionistas como: no uso del azadón, la
mineras genera beneficios sociales y
los cauces de los ríos ocasionando traumas silvicultura, siembras en contorno, coberturas
económicos sin maltratar el medio ambiente.
sociales y económicos. vegetales protectoras
Se presentó un cambio de uso drástico en los Se reglamentó y desestimuló la actividad de La conservación de los recursos ambientales
perímetros urbanos. parcelaciones en los suelos productivos. estabiliza el adecuado uso del suelo.
Hay un cambio sustancial en el uso del suelo,
muchas zonas se dedican a las actividades
recreativas y de turismo.

CAR
135
PGAR 2001 - 2010

ANÁLISIS PROSPECTIVO AL 2010


REGIONAL GUALIVA Y MAGDALENA CENTRO
Referente de Prospección: CONCIENCIA Y EDUCACIÓN AMBIENTAL Y FACTORES CULTURALES
ESCENARIO A ESCENARIO B ESCENARIO C
Se continúa con el uso indebido de los recursos
Se logra concientizar a la población acerca de
naturales, especialmente el recurso hídrico; en A todo nivel existe una capacitación que
los recursos naturales, sus límites y la
municipios como Guaduas, San Juan y Villeta se permite tener conciencia ambiental.
problemática ambiental.
encuentran en racionamiento de agua.
Por la falta de agua se critica al gobierno de Las comunidades conscientes del tema
Los gobiernos municipales presentan dentro de
turno y este se defiende atacando al gobierno ambiental ejercen control y vigilancia y se
los planes de gobierno programas ambientales.
anterior, pero no se toma conciencia ambiental. involucran en los procesos productivos.
La falta de conciencia ha convertido a los ríos La planeación municipal y regional le da gran
El recurso hídrico es protegido y usado
Magdalena y Negro en corrientes de aguas valoración al tema de capacitación, educación y
racionalmente.
negras. actualización en los temas ambientales.
Se protege el río Magdalena en su fauna y en
Persisten prácticas indebidas como las quemas.
las descargas de aguas residuales y basuras.
Las entidades de carácter departamental y
nacional adelantan programas de educación y
No existen o no se implementan los programas
concientización ambiental a diferentes niveles:
de educación ambiental.
administraciones municipales, gremios,
educadores y niños.
Se generan grupos ambientales conscientes de
los límites de la oferta am biental.
Se presenta una planeación a nivel regional
consciente sobre la responsabilidad ambiental.
La generación actual que recibió capacitación y
educación ambiental lidera procesos para la
conservación y recuperación del medio
ambiente.

CAR
136
PGAR 2001 - 2010

ANÁLISIS PROSPECTIVO AL 2010


REGIONAL GUALIVA Y MAGDALENA CENTRO
Referente de Prospección: DINAMICA POBLACIONAL
ESCENARIO A ESCENARIO B ESCENARIO C
La distribución de la población tanto en los
Mediante el mejoramiento de las condiciones sectores urbanos como en el sector rural se da
La población del sector rural se ha desplazado a
productivas se detuvo la inmigración del sector de acuerdo a la disponibilidad de los recursos y
los centros urbanos y a la ciudad de Bogotá.
rural hacia el sector urbano. a la prestación de servicios en los sectores
urbanos.
Los sectores urbanos de San Juan, Guaduas,
Villeta y Puerto Salgar han incrementado su
Hay un altísimo desplazamiento (población
área urbana en forma desordenada creando
flotante) los fines de semana y en las Hay una adecuada oferta de empleo.
problemas de disponibilidad de servicios
temporadas de vacaciones.
públicos y asentamientos subnormales, parte
de ellos sobre zonas de amenazas y riesgos.
Las mejores condiciones de vías,
comunicaciones y servicios en general permitió
Debido a las pocas fuentes de empleo en los
el retorno de un porcentaje de la población que No se volvieron a presentar movimientos de
sectores urbanos se ha incrementado la
había emigrado años atrás. Esto se da desplazados por la violencia.
inseguridad y la violencia.
especialmente en la población mayor de 50
años.
El sector urbano de Guaduas es el que más ha
crecido en población por las expectativas del
petróleo.
Los fines de semana y en época de vacaciones
hay un alto desplazamiento de turistas hacia la
zona.
Se presentan movimientos de desplazados
dentro de la región y de otras zonas como la
del Magdalena medio.

CAR
137
PGAR 2001 - 2010

ANÁLISIS PROSPECTIVO AL 2010


REGIONAL GUALIVA Y MAGDALENA CENTRO
Referente de Prospección: SEGURIDAD Y ORDEN PUBLICO
ESCENARIO A ESCENARIO B ESCENARIO C
Se acentúa la pugna por el territorio entre los Proceso de paz real y efectivo.
sectores armados del conflicto. Los resultados de la gestión gobierno-
insurgencia entorno al cese de hostilidades
Las expectativas del petróleo y los proyectos genera dos situaciones:
desarrollados generan más violencia e 1- Acentuación del conflicto por rompimiento de
las conversaciones.
inseguridad.
2- Proceso de paz y cese de hostilidades.

Se crean batallones en la zona para controlar a


los actores armados.

La población civil de acuerdo a la ubicación se


ve obligada a colaborar con alguna de las
bandas en disputa.
Se crean focos de desplazados en la región.

CAR
138
PGAR 2001 - 2010

ANÁLISIS PROSPECTIVO AL 2010


REGIONAL RIONEGRO
Referente de Prospección: ORDENAMIENTO TERRITORIAL
ESCENARIO A ESCENARIO B ESCENARIO C
Los POT quedan planteados en forma Se logra incipientemente una declaración Se logra un importante grado de ejecución de
programática y no se implementan, se formal de algunos ecosistemas estratégicos de los POT, especialmente en lo relacionado con:
convierten en un documento técnico formal, y la región, sin la implementación de saneamiento ambiental municipal ( sistemas
se siguen tomando decisiones en torno a la instrumentos y/o mecanismos adecuados para en funcionamiento para el manejo y
planificación del desarrollo local y regional sin la administración y protección de las áreas disposición final de residuos sólidos y líquidos);
visión de largo plazo y con sesgos que impiden declaradas; esto debido a un bajo nivel de mitigación y prevención de desastres naturales
un desarrollo integral del territorio. participación y coordinación entre la CAR, los (reubicación de asentamientos expuestos a
entes territoriales y la sociedad civil. riesgos y amenazas naturales, zonas inestables
con planes de manejo ambiental en
Como consecuencia de lo anteriormente Adopción de los POT en los Municipios a nivel ejecución); ecosistemas estratégicos
anotado se observan centros urbanos, con un de un marco normativo y como instrumento declarados e integrados regionalmente, con
crecimiento incontrolado, con baja cobertura esencialmente para la aplicación de sanciones planes de manejo ambiental en ejecución
en la prestación de servicios públicos y/o restricciones sobre usos del suelo y liderados por la CAR, con la participación de
domiciliarios, aumentando las condiciones de actividades; en cuanto al programa de los entes territoriales, la sociedad civil
marginalidad en las cabeceras municipales. A ejecución de los mismos, no se alcanza a (gremios, ONG´s, juntas de acción comunal,
nivel rural se siguen acrecentando los lograr niveles satisfactorios de ejecución, por etc.).
impactos ambientales, derivados del uso ejemplo, en lo que tiene que ver con el
inadecuado de los recursos naturales, y en saneamiento ambiental de los municipios, Reducción sustancial de conflictos sociales y
especial el recurso suelo. estos no culminan con las obras de marginalidad, debido a la posibilidad de
construcción de las PTAR y planes maestros de acceder en forma equitativa, por parte de toda
Sigue en aumento la población en situación de alcantarillado. la población de la región, a unos recursos
vulnerabilidad, como consecuencia de naturales en buenas condiciones (tanto en
asentamientos en zonas expuestas a La Corporación dedica gran parte de su cantidad como en calidad).
situaciones de amenaza y riesgo. gestión a resolver quejas, a abrir procesos
sancionatorios, por incumplimiento de los
asuntos concertados con los municipios en los
POT. Estas contravenciones se realizan, tanto
por parte de las administraciones municipales
como por los particulares.

CAR
139
PGAR 2001 - 2010

ESCENARIO A ESCENARIO B ESCENARIO C


Todo lo anterior se sintetiza en una creciente Se mantienen latentes las zonas expuestas a En general, se logra una región en condiciones
afectación de la base natural de sustentación riesgos y amenazas naturales, y se avanza de consolidación de un desarrollo humano
en la región, una comunidad con altos niveles parcialmente en actividades de mitigación. sostenible, con una economía competitiva,
de necesidades básicas insatisfechas, una posicionándose en nuevos sectores
región cada vez menos competitiva. (ecoturismo, agroturismo, agricultura
orgánica); una población con niveles de
calidad de vida altos.

CAR
140
PGAR 2001 - 2010

ANÁLISIS PROSPECTIVO AL 2010


REGIONAL RIONEGRO
Referente de Prospección : ACTIVIDADES PRODUCTIVAS
ESCENARIO A ESCENARIO B ESCENARIO C
Sectores productivos no agremiados, con La Corporación intensifica su función de La Corporación lidera procesos de coordinación
procesos de producción no sostenibles autoridad ambiental, a través de la apertura
interinstitucional, en el marco de la gestión
ambientalmente y comercialmente no de procesos sancionatorios, con una deficiente
ambiental compartida, para la prevención y
competitivos; generando un aumento en la capacidad para adelantar actividades de atención integral de los impactos ambientales,
demanda de bienes y servicios ambientales, seguimiento y control, ante el aumento generados por las actividades productivas de
superando la capacidad de renovación de los constante de la afectación a los recursos la región de Rionegro. Se logran resultados
mismos, resultando la degradación de la base naturales y una reducción en su capacidad favorables en torno a la agremiación de los
natural de la región. Como consecuencia de institucional para desarrollar actividades de
productores de la región; se brinda en forma
estos sistemas productivos se observa el asistencia técnica, para la mitigación de coordinada con las entidades públicas y
siguiente panorama: Intensificación de impactos generados por las actividades privadas, programas continuados de asistencia
procesos erosivos y de remoción en masa; antrópicas en la región. técnica a los distintos sectores productivos
pérdida de suelo (capacidad agrológica); adoptándose tecnologías más limpias
degradación de la oferta hídrica Algunos sectores productivos avanzan en la (procesos sostenibles, fuentes y sistemas
(sedimentación, contaminación y formulación de planes de manejo ambiental, alternativas para la producción de bienes y
desregulación de caudales); afectación de los cuales la gran mayoría no son servicios de calidad).
ecosistemas estratégicos (hábitat de fauna y implementados a cabalidad.
flora, zonas de alto rendimiento hídrico)
debido a la ampliación de la frontera
agropecuaria.
Se asigna una parte de los recursos (técnicos, Se logra una efectiva utilización de los
No existe coordinación entre las instituciones y
financieros y humanos) de la CAR, los entes instrumentos económicos (tasas y tarifas),
los entes territoriales, para adelantar
territoriales y los sectores productivos, para reflejado en la valoración del patrimonio
actividades conjuntas de asistencia técnica a
adelantar en forma aislada actividades de ambiental de la región y en el uso racional de
los productores agropecuarios y de otros
mitigación a los impactos ambientales críticos, los recursos naturales en la provincia de
sectores (minero, forestal), para la adopción
derivadas de actividades productivas, sin Rionegro.
de tecnologías limpias.
lograr avances importantes.
Se mantienen las condiciones de baja Se alcanza una economía regional, competitiva
competitividad y desarrollo regional en el ámbito nacional, y en vías de vinculación
(infraestructura deficiente en cobertura y a mercados internacionales (mercados verdes,
especificaciones técnicas en vías, biocomercio).
equipamient os y prestación de servicios
públicos).

CAR
141
PGAR 2001 - 2010

ANÁLISIS PROSPECTIVO AL 2010


REGIONAL RIONEGRO
Referente de Prospección USOS DEL SUELO
ESCENARIO A ESCENARIO B ESCENARIO C
Aumentan en forma considerable los procesos Surgen iniciativas aisladas, de las entidades, la
erosivos severos, como consecuencia del CAR y los municipios, para la implementación Se logra desarrollar un uso sostenible del
desarrollo de actividades productivas no de medidas de control en el uso del suelo, en suelo, a través de procesos participativos y
sostenibles (cultivos limpios y ganadería en especial en los sectores en donde se presentan concertados con las comunidades y los
zonas de ladera, quemas, actividades mineras conflictos sociales, derivados de daños graves municipios, con énfasis en zonas
de exploración y explotación sin manejo sobre los recursos naturales, y en especial el correspondientes a ecosistemas estratégicos;
ambiental adecuado). La pérdida del suelo. estos últimos han sido delimitados,
biomanto y por consiguiente la capacidad reglamentado su uso, se encuentra en
productiva de áreas considerables, acelera los ejecución los planes de manejo ambiental en
procesos de ampliación de la frontera forma coordinada con los entes territoriales y
agropecuaria hacia zonas de ecosistemas la sociedad civil.
estratégicos (potrerización).
Se incrementan los procesos de remoción en Se adelantan proyectos locales por parte de la Se desarrollan instrumentos técnicos
masa, adquiriendo mayor gravedad, en la CAR, tendientes a remediar los procesos de adecuados (S.I.G.), para el monitoreo y toma
medida en que se siguen desarrollando pérdida de suelo y control de erosión de decisiones en torno a la recuperación y
asentamientos en zonas inestables. (proyecto PROCAS y Guadua), acompañado de preservación de zonas degradadas.
programas de asistencia técnica a las Se reubican las actividades productivas y
Se observa una pérdida de la biodiversidad de comunidades y administraciones municipales, asentamientos a zonas aptas, y se acometen
la región, a ritmos cada vez mas intensos. sobre manejo sostenible del suelo, con un actividades de restauración de zonas
alcance bajo en cobertura. erodadas.
Se adelantan programas integrales regionales,
La reglamentación de usos del suelo para el desarrollo de actividades productivas
propuesto, contenida en los POT, no se lleva a de acuerdo a la capacidad de soporte de la
cabo en su totalidad, continúa el conflicto de región: proyectos de conservación de aguas y
uso del suelo, y con mayor incidencia en zonas suelos, implementación de sistemas
estratégicas para la regulación del recurso agropecuarios sostenibles adaptados a zonas
hídrico (páramos). de ladera, (agroforestería, silvicultura,
proyecto guadua).

CAR
142
PGAR 2001 - 2010

ANÁLISIS PROSPECTIVO AL 2010


REGIONAL RIONEGRO
Referente de Prospección: CONCIENCIA Y EDUCACIÓN AMBIENTAL Y FACTORES CULTURALES
ESCENARIO A ESCENARIO B ESCENARIO C
Se continúan desarrollando las actividades Se mantiene una baja cobertura en los La Corporación lidera programas
productivas con prácticas tradicionales programas de sensibilización y educación interinstitucionales de educación ambiental y
insostenibles, con altos costos ambiental, estos programas se caracterizan asistencia técnica en forma continuada y
medioambientales, y con bajo nivel de por desarrollarse a partir de situaciones graves coordinada (a través de alianzas con en tidades
competitividad, lo que se traduce en bajos de afectación de los recursos naturales, de orden regional, departamental y nacional),
niveles de calidad de vida. focalizada a grupos específicos de la población alcanzando niveles óptimos de participación y
Se mantiene un alto grado de desconocimiento (gremios, entes territoriales, organizaciones de cambios culturales significativos en las
por parte de la comunidad, en especial la la sociedad civil, comunidad escolar, etc); en comunidades de la región.
población rural, de la normatividad ambiental la mayoría de los casos son actividades de
y de sistemas alternativos de producción más reacción tardía. Se observa una ausencia de
limpia. seguimiento a los resultados (no se cuenta con
Aumento del conflicto social por el acceso a los indicadores adecuados); no hay continuidad Se consolida el desarrollo humano sostenible
recursos naturales y con mayor peso en el y/o coordinación con los programas en la región.
recurso hídrico, como consecuencia del uso contemplados en los POT – instrumentos de
ineficiente del recurso. planificación.
La reacción al cambio por parte de las
comunidades, reduce la posibilidad de alcanzar
cambios de fondo, a largo plazo, en la cultura
ambiental de la población.

CAR
143
PGAR 2001 - 2010

ANÁLISIS PROSPECTIVO AL 2010


REGIONAL RIONEGRO
Referente de Prospección: DINAMICA POBLACIONAL
ESCENARIO A ESCENARIO B ESCENARIO C
Se incrementan los desplazamientos masivos Se observa un constante en las tasas de Como consecuencia del logro de resultados
de población rural a centros urbanos, migración de la población de la región a favorables para la paz, en torno al conflicto
aumentando los niveles de marginalidad en los centros urbanos, en especial a Bogotá y armado en el país, lo que se traduce en
centros urbanos regionales. municipios periféricos, en busca de una mejor regiones en paz, se prevé un retorno de
Abandono de zonas productivas, conduciendo cobertura en servicios básicos (educación, poblaciones desplazadas y un resurgir de una
a un alto desabastecimiento de los mercados salud) y fuentes de empleo. Continúa el provincia competitiva y sostenible.
locales y regionales, de productos básicos, desarrollo de asentamiento en zonas de
convirtiendo a la provincia en una región cada riesgos.
vez menos competitiva.
Se reorientan los gobiernos locales hacia
Se mantienen las dinámicas de desarrollo esquemas de planeación participativa y en
regional no planificado y excluyente. forma estratégica focaliza su gestión, hacia los
sectores de educación, salud y medio
ambiente, como ejes del desarrollo humano
sostenible.

CAR
144
PGAR 2001 - 2010

ANÁLISIS PROSPECTIVO AL 2010


REGIONAL RIONEGRO
Referente de Prospección: SEGURIDAD Y ORDEN PUBLICO
ESCENARIO A ESCENARIO B ESCENARIO C
Como resultado de la intensificación del Se mantienen unos niveles bajos de Una vez concluido el conflicto armado en las
conflicto armado en las regiones, se agudizan gobernabilidad por parte del Estado, su regiones se pueden presentar una de dos
las dinámicas de concentración de la riqueza y presencia se localiza únicamente en algunos situaciones: el Estado mantiene su soberanía y
los desplazamientos forzados. centros urbanos. gobernabilidad a lo largo de todo el territorio
Los niveles de gobernabilidad del Estado son nacional, dentro del esquema actual de
cada vez mas precarios, la calidad de vida de ordenamiento político administrativo o se
Se prioriza la inversión para cubrir los altos
la mayoría de la población es cada vez mas desarrolla un esquema de gobierno con
costos que representa mantener el control
baja, los derechos fundamentales se ven cada actores fortalecidos en las regiones. En este
político y militar en algunos centros urbanos
día mas vulnerados. Se prevé un escenario de estratégicos para el gobierno central. Como último caso se adopta un nuevo marco
tierra arrasada. constitucional en donde se redefinen las
consecuencia de lo anterior se reduce la
funciones del Estado y de sus entes
inversión, en sectores como el medio
descentralizados, orientados a restaurar zonas
ambiente.
deprimidas en el marco de un desarrollo
humano sostenible.

CAR
145
PGAR 2001 - 2010

ANÁLISIS PROSPECTIVO AL 2010


REGIONAL SABANA NORTE Y ALMEIDAS
Referente de Prospección : ORDENAMIENTO TERRITORIAL
ESCENARIO A ESCENARIO B ESCENARIO C
Los acuerdos municipales para adoptar los Algunos municipios acogen los asuntos Se complementa la planificación socioeconómica
planes de ordenamiento territorial permanecen ambientales concertados con la CAR. Los POT con la planificación y gestión físico-espacial,
sin acoger los asuntos ambientales concertados son considerados como la base para la integrando los componentes urbanos-rurales y
con la CAR. Existen presiones de las nuevas formulación de las estrategias de desarrollo regionales; Se logra la armonía entre las diversas
administraciones para formular nuevos POT. económico, social y ambiental de los programas formas de ocupación del territorio y el proceso de
Continúa la aparición de urbanizaciones por de gobierno y planes de desarrollo municipal; desarrollo económico elevando la calidad de vida de
fuera del perímetro urbano y sanitario; se se implementan algunos planes parciales con la población; se delimitan y ejecutan planes de
acentúa el fraccionamiento de predios y la programas y proyectos tendientes a resolver los manejo para las áreas estratégicas y protegidas; se
construcción de viviendas en las zonas rurales; problemas más graves en el territorio. No logra un desarrollo sostenible; se establece un
proceso de planificación y gestión territorial
sigue la presión en los ecosistemas estratégicos obstante, continuará una presión moderada
permanente con visión de futuro.
por la localización de actividades como la sobre los ecosistemas estratégicos y persistirá
agricultura comercial, las explotaciones la inadecuada localización de asentamientos en
forestales y las parcelaciones para vivienda parte del territorio.
campestre lo cual afecta la conservación,
preservación y el adecuado aprovechamiento
del recurso hídrico.

CAR
146
PGAR 2001 - 2010

ANÁLISIS PROSPECTIVO AL 2010


REGIONAL SABANA NORTE Y ALMEIDAS
Referente de Prospección : ACTIVIDADES PRODUCTIVAS
ESCENARIO A ESCENARIO B ESCENARIO C
Se continúa con la implementación y exigencia Se logra el equilibrio entre la demanda de los
La CAR en su afán de optimizar y prestar un
de las normas ambientales, sin tener recursos naturales por parte del sector
servicio eficiente al usuario y lograr una mejor
compromiso institucional con los programas de productivo y la oferta de los recursos naturales;
administración de los recursos naturales inicia
implementación de tecnologías limpias para los se aplican tecnologías limpias que dan
procesos de concertación con el sector
sectores productivos; no se desarrollan soluciones a los impactos ambientales desde el
productivo con el objeto de implementar
programas de investigación científica que inicio del proceso; se presta asesoría y
tecnologías limpias que motiven a los usuarios
permitan prestar asistencia técnica a las asistencia técnica para la implementación de las
en el adecuado manejo de los recursos
entidades privadas y a los particulares en lo tecnologías limpias; se transfiere tecnología
naturales y contribuyan a la disminución de
referente al adecuado manejo de los recursos resultante de las investigaciones adelantadas
impactos ambientales, estos procesos se ven
naturales renovables; no se implementan por el SINA para el adecuado manejo de los
limitados por la situación económica del país.
programas de evaluación, control y seguimiento recursos naturales renovables; se adelantan
ambiental a los recursos naturales renovables. programas de evaluación al uso de los recursos
naturales por parte de las diferentes
actividades productivas a fin de que se
mitiguen los impactos causados.

CAR
147
PGAR 2001 - 2010

ANÁLISIS PROSPECTIVO AL 2010


REGIONAL SABANA NORTE Y ALMEIDAS
Referente de Prospección USOS DEL SUELO
ESCENARIO A ESCENARIO B ESCENARIO C
Permanecen los conflictos generados por la Se delimitan las zonas para las áreas Se logra la planificación de uso del suelo de acuerdo
localización de actividades en áreas no aptas destinadas a la conservación y la protección de a su vocación garantizando su adecuada explotación
para su desarrollo, transformando los recursos naturales; se comienzan a y su desarrollo sostenible; se implementa el plan
significativamente los espacios naturales implementar estrategias para la reubicación de regional de ordenamiento del territorio con el
principalmente en zonas que por su vocación algunos asentamientos humanos y pobladores Distrito Capital aplicando un sistema equitativo de
deberían estar protegidas y conservadas, se localizados en áreas protegidas; el Ministerio reparto de cargas y beneficios principalmente
acentúan la deforestación y la erosión, en del Medio Ambiente reglamenta las áreas orientado a la conservación del recurso hídrico. Los
consecuencia disminuye en cantidad y calidad compatibles para la explotación de materiales procesos de ocupación del territorio se armonizan
la oferta hídrica superficial y subterránea y se de construcción; se controla la provisión de con la zonificación de usos del suelo definidas en
los POT.
generan procesos de inestabilidad del suelo. suelo urbano para vivienda de interés social.
Aparecen más urbanizaciones de vivienda social
en suelos por fuera del perímetro urbano y
sanitario. Crece la fragmentación del suelo rural
en oposición a la vocación agropecuaria y
forestal.

CAR
148
PGAR 2001 - 2010

ANÁLISIS PROSPECTIVO AL 2010


REGIONAL SABANA NORTE Y ALMEIDAS
Referente de Prospección: CONCIENCIA Y EDUCACIÓN AMBIENTAL Y FACTORES CULTURALES
ESCENARIO A ESCENARIO B ESCENARIO C
Persiste la falta de conciencia y de respeto Se adelantan programas de educación Se cuenta con una política interinstitucional
hacia la protección del medio ambiente, ambiental hacia la comunidad sin embargo se efectiva y permanente de educación ambiental
trayendo como consecuencia el uso inadecuado continúa sin tener un sentido de dirigida a la comunidad con énfasis en niños y
e insostenible de los recursos naturales responsabilidad ambiental y pertenencia con el jóvenes que permite una conciencia ambiental
generando una disminución en la calidad de territorio. Se comprometen recursos y conlleva a un desarrollo sostenible. Se
vida; continúa la falta de compromiso por parte económicos para ejecutar algunos proyectos alcanza una valoración de los recursos
de la comunidad en la formulación de planes, con la comunidad a fin de que se desarrollen naturales y un sentido de pertenencia hacia los
programas y proyectos de desarrollo actividades tendientes a la concientización mismos. Se aúnan esfuerzos y recursos en
medioambiental; la falta de instrumentos sobre la importancia de la protección de los torno a programas y proyectos ambientales de
económicos no ha permitido que se lleve a recursos naturales. manera conjunta con los actores socio-
cabo la asesoría en programas de asistencia económicos a través de la cofinanciación de
técnica para prevenir los procesos de proyectos específicos que apuntan a la solución
degradación del medio ambiente y a su vez de la problemática ambiental.
generar conocimiento ambiental e inducción al
cambio.
Se evidencia en la región una falta de sentido de
pertenencia hacia el territorio y los recursos
naturales conexos; se realizan actividades de
educación ambiental o concientización puntual y
desarticulada que no generan un cambio en la
comunidad. Sigue faltando el énfasis en programas
de educación ambiental dirigida a los niños y
jóvenes.

CAR
149
PGAR 2001 - 2010

ANÁLISIS PROSPECTIVO AL 2010


REGIONAL SABANA NORTE Y ALMEIDAS
Referente de Prospección: DINAMICA POBLACIONAL
ESCENARIO A ESCENARIO B ESCENARIO C
Los municipios aledaños a Bogotá continúan Los entes territoriales y los gremios Se establece el área metropolitana con un flujo
recibiendo población desplazada por la violencia y productores generan proyectos de vivienda adecuado de bienes y servicios sociales
familias de trabajadores atraídos por la demanda de social para suplir la demanda de sus productivos y ambientales en todo el territorio,
mano de obra de la industria y la agroindustria trabajadores; se mejora la calidad de los con acceso a servicios básicos, con
(flores). servicios públicos mas no su cobertura, se posibilidades de movilización, garantizando la
definen los sistemas de espacio público y disponibilidad de espacios públicos adecuados
equipamiento social. para el desarrollo de múltiples actividades,
generando nuevas condiciones y oportunidades
de vida.
Continúa la corriente de emigración de la Se incrementa la complementariedad de
población económicamente activa de los servicios y actividades económicas entre el
municipios de Manta, Tibirita, Machetá, Distrito Capital y los municipios de su área de
Villapinzón y Chocontá debido a la falta de influencia.
oportunidades económicas que afecta n las
condiciones de vida de los ciudadanos.
No se adelantan los proyectos de relocalización
de asentamientos humanos localizados en
zonas de riesgo no mitigable.

CAR
150
PGAR 2001 - 2010

ANÁLISIS PROSPECTIVO AL 2010


REGIONAL SABANA NORTE Y ALMEIDAS
Referente de Prospección: SEGURIDAD Y ORDEN PUBLICO
ESCENARIO A ESCENARIO B ESCENARIO C
Continúa el desplazamiento hacia la Sabana de Se logran algunos acuerdos de neutralización Se crean incentivos económicos y/o productivos
Bogotá, especialmente hacia los centros de la acción armada. Sin embargo, se continúa para las comunidades qu e por diversos motivos se
urbanos enfatizado por el conflicto armado y la promoviendo el establecimiento de cultivos ven obligadas a abandonar sus regiones con el
falta de apoyo e incentivos económicos, ilícitos. Cesan los atentados contra la propósito de disminuir la migración hacia los
alterando los aspectos sociales, culturales y infraestructura y se inicia el diseño de reglas de grandes centros urbanos. Se generan políticas
políticos de los municipios. El éxodo de juego frente a lo ambiental para el accionar de gubernamentales e internacionales para aislar los
desplazados se ha visto reflejado en los estos actores. recursos naturales del conflicto armado y
procesos de apropiación y uso del espacio respetarlos.
urbano y rural generando cordones de miseria
que rodean los cascos urbanos de los
municipios de la sabana.

CAR
151
PGAR 2001 - 2010

ANÁLISIS PROSPECTIVO AL 2010


REGIONAL SABANA OCCIDENTE
Referente de Prospección : ORDENAMIENTO TERRITORIAL
ESCENARIO A ESCENARIO B ESCENARIO C
Continúa el territorio sin ordenar y los POT Se logra un nivel modesto de aplicación de los Una sociedad sensibilizada y comprometida en
siguen siendo planteamientos formales que no POT y coexisten áreas ordenadas y protegidas el desarrollo ordenado y planificado de su
surten efecto en el corto plazo, debido a la falta con zonas de desarrollo desordenado. No se ha territorio para un mejor nivel de vida. Existen
de recursos económicos en algunos casos y tenido en cuenta la participación de la áreas estratégicas definidas y protegidas, un
entre otros a la falta de voluntad política por comunidad, impidiendo en algunos casos que desarrollo sostenible y unas relaciones
parte de las administraciones municipales. Se se realice un acertado y correcto proceso de funcionales con la región que incluye un énfasis
han intervenido de manera tan drástica las interiorización y aprehensión de los POT y con en la urbanización planificada y un mejor uso
áreas ambientalmente estratégicas que algunos ello las estrategias, que garanticen elevar el de los recursos naturales, las actividades sobre
ecosistemas frágiles han desaparecido, como nivel de vida de los habitantes y el crecimiento el territorio son planeadas desde un punto de
consecuencia de la expansión de la frontera ordenado de los municipios. Continúa la presión vista ambiental primando el interés general
agrícola y ganadera, siendo casi imposible su sobre zonas ambientalmente estratégicas pero sobre el particular. Se logra potencialidad de
recuperación y disminuyendo severamente la se ha logrado declarar algunas áreas como capacidad generativa del suelo, con el fin de
oferta hídrica del territorio. El proceso de protegidas. El desarrollo de la urbanización es optimizar sus características buscando la mayor
asentamientos indiscriminados en zonas de desigual y se logra algún nivel de control sobre productividad que esté en condiciones de
riesgo conlleva al incremento de la posibilidad cordones periféricos en los centros urbanos. Se producir. Se aceptan los usos del suelo en
de desastres naturales con serias han tomado medidas para mitigar los riesgos función de esta misma potencialidad, con miras
consecuencias para la población. en zonas de alta vulnerabilidad. a buscar el mayor bienestar de los habitantes
de la región en función del trabajo y la labor
que realizan en el mismo.

CAR
152
PGAR 2001 - 2010

ANÁLISIS PROSPECTIVO AL 2010


REGIONAL SABANA OCCIDENTE
Referente de Prospección : ACTIVIDADES PRODUCTIVAS
ESCENARIO A ESCENARIO B ESCENARIO C
Se ha reforzado el criterio de generar cambios Se desarrollan actividades reguladas que
y de brindar asesoría técnica por parte de la mantienen la oferta de los recursos
La CAR continúa enfatizando en la aplicación de autoridad ambiental, aún cuando no se ha ambientales.
normas, en una actitud policiva impartiendo perfeccionado un esquema adecuado de
órdenes y resoluciones. Carencia de esquemas seguimiento.
de seguimiento. No se logra persuadir y Los factores económicos nacionales limitan los Se aplican tecnologías más limpias. Existe
comprometer a los productores especialmente recursos financieros para que el sector ordenamiento de actividades productivas de
los de papa y flores para la implementación de productivo realice una nueva reconversión acuerdo a la aptitud del territorio que hace que
nuevas tecnologías con mayor nivel de industrial. los impactos ambientales sean menores
eficiencia ambiental, para evitar la manteniendo los sistemas equilibrados y un
contaminación de las aguas superficiales por mejor aprovechamiento de los recursos
excesos de productos agroquímicos aplicados naturales.
en la actividad agrícola. Otro aspecto Se han tomado medidas de remediación y La industria se plantea la necesidad de
importante es el del acceso del ganado a las seguimiento de los términos de referencia, pero implementar y mejorar estrategias de
fuentes de agua (nacederos y quebradas), aún no se garantiza la disminución radical de planificación ambiental con miras a satisfacer
produciendo menoscabo en el recurso hídrico. los impactos sobre el medio ambiente, sin las necesidades surgidas como consecuencia
Estos factores han influido en el recurso aire, establecer actividades de seguimiento y control del conjunto de interacciones con la sociedad
suelo, fauna y flora y grandes deterioros en forma regular y objetiva. mediante la incorporación de medidas
ambientales. Existe una despreocupación destinadas a la protección del entorno
latente tanto por parte de las empresas como ambiental.
de la sociedad civil y aún de las autoridades en El sector industrial utiliza técnicas de corrección
lo que concierne a los productos residuales Se aplica el principio de “el mejor tratamiento
tratando el producto residual (Una vez
generados por los procesos productivos y por para un residuo es no generarlo”. Ahora bien si
generado este) al final del proceso. Surge la
los propios productos finales. La mayoría de las su generación no puede ser evitada, entonces
necesidad de dar una salida viable a los
industrias vierten los residuos a los distintos se aprovechan al máximo las distintas técnicas
productos residuales de manera que el impacto
medios (agua, aire, suelo). de tratamiento del mismo.
sobre el medio ambiente pueda reducirse
mediante nuevas técnicas de gestión de
residuos, como las de minimización.

CAR
153
PGAR 2001 - 2010

ANÁLISIS PROSPECTIVO AL 2010


REGIONAL SABANA OCCIDENTE
Referente de Prospección : ACTIVIDADES PRODUCTIVAS
ESCENARIO A ESCENARIO B ESCENARIO C
El medio ambiente supone un importante reto No generación de productos residuales.
tecnológico para la industria, de ahí que se Reutilización y reciclaje.
exijan inversiones con miras a introducir Optimización del tratamiento o eliminación.
mejoras tecnológicas constantes.
Recuperación de suelos para la producción, a Se pretende determinar la viabilidad técnica y
través de prácticas de preparación, siembra e económica que posee la adopción de prácticas,
incorporación de leguminosas de hábito tendientes a recuperar y mejorar las
arbustivo, con el objeto de mejorar sus condiciones ambientales y aumentar los niveles
condiciones químicas y biológicas. de productividad de las fincas.

CAR
154
PGAR 2001 - 2010

ANÁLISIS PROSPECTIVO AL 2010


REGIONAL SABANA OCCIDENTE
Referente de Prospección USOS DEL SUELO
ESCENARIO A ESCENARIO B ESCENARIO C
Se implementan los POT de los municipios en La planeación adecuada de usos del suelo ha
Los municipios al formular el POT establecieron
cuanto a usos del suelo, pero la expansión de permitido un equilibrio ambiental sostenible
los usos adecuados del suelo, pero en el
la frontera agropecuaria continúa aunque en para los municipios y sus futuras generaciones,
momento no se han implementado estos usos,
menor escala. Los caudales de las fuentes tanto en los sectores productivos e industriales,
debido a que se sigue aumentando la frontera
hídricas han aumentado, pero no son con la asesoría de la Corporación.
agropecuaria en zonas de páramo y las
suficientes para la demanda doméstica y
inadecuadas prácticas agrícolas han conllevado
agropecuaria. Controlar la actividad minera
al deterioro del recurso suelo, disminuyéndose
particular, es decir frente minero por frente
por ende el recurso hídrico a nivel superficial y
minero, aunque es una medida sana, no
subterráneo.
resolverá el problema desde su raíz.
El suelo va a seguir siendo intervenido en Se han establecido zonas de explotación minera
forma desordenada sin importar su uso y se ha regulado la actividad. Se está Se tienen delimitadas las áreas compatibles con
atentando contra el equilibrio del ecosistema, ordenando y controlando para que en su la actividad minera, fundamentada en criterios
debido a la búsqueda indiscriminada de un manejo se disminuyan los niveles de deterioro técnicos certeros. Las actividades localizadas en
beneficio económico y particular; igualmente la del ambiente. zonas incompatibles han sido cerradas y sus
actividad minera seguirá desarrollándose sin frentes recuperados, integrándose nuevamente
aplicar la mejor técnica, afectando en ciertos al paisaje circundante; las actividades mineras
sectores ecosistemas sensibles, acelerando e localizadas en zonas compatibles se desarrollan
incrementando problemas de erosión, de técnicamente, regulándose por si mismas, pues
impacto visual, generando problemas de encontraron el fruto de trabajar bajo
estabilidad, facilitando la proliferación de lineamientos técnicos y ambientales adecuados.
asentamientos humanos alrededor de frentes Se pueden integrar y manejar no
abandonados y a su vez generando zonas de individualmente sino en conjunto.
riesgo.
Aún no se puede controlar la expansión de la Han implementado sistemas de gestión ambiental.
Las explotaciones mineras lo que han causado
es impactos graves a nivel del recurso hídrico urbanización y la agricultura tradicional
desordenada. Sigue primando la intervención
tanto de fuentes superficiales como
subterráneas. de zonas de alto riesgo y causando impactos
graves al recurso hídrico, tanto superficial como
subterráneo.

CAR
155
PGAR 2001 - 2010

ANÁLISIS PROSPECTIVO AL 2010


REGIONAL SABANA OCCIDENTE
Referente de Prospección USOS DEL SUELO
ESCENARIO A ESCENARIO B ESCENARIO C

Considerando la actual situación del país, la Las instituciones trabajando de manera


migración obligada de pobladores hacia otras conjunta en procura de orientar el manejo de
zonas, continuará interviniendo nuevas áreas e las actividades productoras de impactos y
igualmente aumentando las zonas de riesgo. realizando seguimiento a las actividades
generadoras de éstos sobre el recurso suelo.
Continúa la localización de diferentes Se han establecido zonas de explotación minera
actividades (industrias, etc), sin permiso alguno y se ha regulado su actividad. Por la puesta en
en sitios cuya vocación no es la precisa para la marcha de los POT se ha podido controlar la
instalación de la misma. expansión de la urbanización y la agricultura
tradicional desordenada, teniendo más
El continuar utilizando el suelo sin consultar su
conciencia por parte de los agricultores y
vocación y potencialidades ha llevado a un
ganaderos de la importancia de tener un
deterioro acelerado de éste. El mapa erosivo
manejo ambiental sostenible de las actividades
se ha extendido de manera preocupante y la
que causan deterioro ambiental.
frontera agrícola se extiende sin control.El aire
también ha sufrido grave afectación por
contaminación debido a ruido y a partículas. Se
incrementan los desastres naturales por la
invasión de zonas de alto riesgo debido a la
actividad urbanística sin control, deteriorando
los ecosistemas frágiles aledaños a los centros
urbanos.

CAR
156
PGAR 2001 - 2010

ANÁLISIS PROSPECTIVO AL 2010


REGIONAL SABANA OCCIDENTE
Referente de Prospección: CONCIENCIA Y EDUCACIÓN AMBIENTAL Y FACTORES CULTURALES
ESCENARIO A ESCENARIO B ESCENARIO C
Por el bajo nivel de conciencia ambiental de los Se ha avanzado de manera considerable en la Grupos sociales concientes de su
grupos sociales, se continúa con un gasto concientización sobre el grado de afectación responsabilidad sobre el medio ambiente y los
irracional de los recursos naturales, sin tener en acerca de la agotabilidad de los recursos recursos naturales. Conciencia sobre los límites
cuenta su agotamiento, algunos de los cuales naturales, pero aún no se asume de manera de la oferta ambiental y el manejo de las
están irreparablemente afectados por la no cabal la responsabilidad ambiental que los actividades que causan impactos ambientales.
implantación de tecnologías limpias para los actores deben asumir para poder manejar el La formación y consolidación de conciencia
procesos productivos en todas las actividades concepto de desarrollo sostenible. ambiental en la comunidad es de altísimo nivel
que generan impactos ambientales negativos. Se pretende un cambio fundamental en las de importancia: Las comunidades han elevado
nociones en las cuales actuamos en la vida y su nivel de conciencia y actúan de manera
que implica el reconocimiento del peligro de un enérgica y participativa en concordancia con
trato inadecuado de los recursos. los intereses de la CAR.

Todavía no hacen parte de las reflexiones Sensibilización de la comunidad desde el punto Educación ambiental formal en todos los
cotidianas nociones como lo sostenible, la de vista del sentir, pensar y querer. niveles; en la no formal mediante cursos,
solidaridad, lo biodegradable, el costo de la Promulgación de herramientas técnicas para talleres y seminarios y en la informal con las
recuperación ambiental, las tecnologías hacer que las acciones correspondientes sean comunicaciones masivas y actos colectivos.
apropiadas, el cuidado del patrimonio común, eficaces y eficientes. Si la educación y la capacitación ambiental
los ecosistemas, la aplicación de conductas cumplen su cometido deben causar un nuevo
estatales y muchas otras más. comportamiento humano respecto a la
naturaleza, fruto de un conocimiento, una
sensibilidad, unas normas legales y unos
valores éticos orientados a mejorar la calidad
de vida compatible con el futuro de la
humanidad.
Se requiere de un proceso sistemático y Los hábitos del consumidor deberán ser Cada vez es más evidente el derrumbe del mito
permanente de educación y capacitación sobre considerado por las empresas e instituciones de que la producción más limpia es
el uso racional de los recursos naturales, ya encargadas del control y seguimiento económicamente inconveniente para los
que el nivel de afectación y agotamiento es ambiental; la conveniencia de productos y empresarios. Por el contrario, se destaca su
cada vez mas alto presentándose en algunos servicios ambientalmente sanos generará estrategia e importancia para enfrentar con
casos daños irreparables, desmejorando el nivel cambios en la oferta que las empresas realicen mayores posibilidades los retos de
de vida de las futuras generaciones. consecuentes con estos nuevos conceptos. competitividad

CAR
157
PGAR 2001 - 2010

ANÁLISIS PROSPECTIVO AL 2010


REGIONAL SABANA OCCIDENTE
Referente de Prospección: DINAMICA POBLACIONAL
ESCENARIO A ESCENARIO B ESCENARIO C
Los cordones de miseria que rodean los centros Se regulan y controlan los asentamientos Se han establecido ritmos de crecimiento para
urbanos se han extendido a las zonas rurales, humanos de desplazados en los centros el equipamiento urbano y se adelantan
con los daños que este ocasiona al ecosistema. urbanos, se trata de normalizar los programas de empleo y desarrollo empresarial
La alta migración de poblaciones por las asentamientos subnormales por los acuerdos en el campo como en los centros urbanos que
consecuencias del conflicto interno del país alcanzados en el conflicto interno que vive el disminuyen los índices de pobreza en el
hace que se acrecienten los centros urbanos país. territorio, mejorando el recurso hídrico por los
como Soacha, Facatativá, Funza, Madrid y Continúa el rezago de los servicios públicos controles de la autoridad ambiental y municipal,
Mosquera, que a la vez estas poblaciones urbanos con respecto a la población, por lo disminuyendo la contaminación por
demandan recursos hídricos y generan que sigue afectando directamente los recursos, vertimientos y residuos sólidos.
contaminación por vertimientos y residuos particularmente el hídrico
sólidos.
Se incrementan los niveles de riesgo por la Los niveles de pobreza se incrementan por la
Se han adelantado programas de densificación
invasión de zonas susceptibles a desastres migración del campo a los centros urbanos en
y consolidación de los centros urbanos y se han
naturales cómo ronda de ríos, lagunas y busca de empleo, generando más
identificado zonas aptas para la urbanización.
humedales, sitios de antiguas explotaciones contaminación por vertimientos y residuos
Se da un crecimiento poblacional planificado.
mineras. sólidos.
La presión sobre los recursos naturales es tan Se considera el factor humano inmerso en un Los niveles de riesgo por la invasión de zonas
alta que el recurso hídrico ha disminuido de ámbito geográfico y adquieren importancia susceptibles a desastres naturales, como la
manera dramática en cuanto a calidad y variable como su magnitud, nutrición, salud, ronda de ríos, lagunas y humedales disminuye
cantidad. educación, distribución espacial por los controles de la autoridad ambiental y
(Implementación de POT.) y no sólo como municipal y se mejora el recurso hídrico en
fuerza de trabajo o consumidores potenciales. calidad y cantidad por la implementación de los
POT, y la conciencia de la población.
Con la implementación de los POT, los La población representa el capital humano, que
La población es tratada básicamente en
controles de la autoridad ambiental y de los se relaciona con el capital natural a través de
relación con su aumento y magnitudes desde la
municipios; los niveles de riesgo por la invasión acciones tendientes a garantizar la
perspectiva de productores y consumidores y
de zonas susceptibles a desastres naturales, sostenibilidad de sus mutuas interrelaciones.
no desde el punto de vista de desarrollo
como la ronda de ríos, lagunas y humedales
humano sostenible.
comienza a disminuir y el recurso hídrico
mejora en calidad como en cantidad.

CAR
158
PGAR 2001 - 2010

ANÁLISIS PROSPECTIVO AL 2010


REGIONAL SABANA OCCIDENTE
Referente de Prospección: SEGURIDAD Y ORDEN PUBLICO
ESCENARIO A ESCENARIO B ESCENARIO C

La dinámica de guerra ha profundizado los Se logran algunos acuerdos de neutralización Los diálogos con los actores armados han
problemas de desplazamiento afectando los de la acción armada. Sin embargo, se continúa logrado la disminución de su acción y el daño a
recursos naturales y zonas naturales promoviendo el establecimiento de cultivos los recursos naturales.
protegidas. La gobernabilidad sigue limitando el ilícitos, por parte de la insurgencia.
margen de maniobra tanto de los municipios
como de las autoridades ambientales para la
protección de los recursos naturales.
Disminuyen los desplazamientos forzados por
Cesan los atentados contra la infraestructura y
La legislación es muy frágil para controlar los la acción armada, al establecer parámetros de
se inicia el diseño de reglas de juego frente a lo
desastres naturales cometidos por grupos al regulación de la guerra y recuperación del agro
ambiental para el accionar de estos actores.
margen de la Ley. Es tan amplio el concepto de mediante políticas gubernamentales.
seguridad y orden público que abarca las
competencias de diversas autoridades para Se tiene un manejo ambiental equilibrado, los
hacer frente a los múltiples conflictos que Se puede lograr un mayor compromiso entre
actores son más concientes y dados a la
aquejan a las regiones. los actores para mejorar la situación ambiental
protección de los recursos naturales aplicando
por el establecimiento de acuerdos que facilitan
el concepto de desarrollo sostenible.
tener mayor acceso al manejo ambiental.

CAR
159
PGAR –2001 - 2010

ANÁLISIS PROSPECTIVO AL 2010


REGIONAL SUMAPAZ
Referente de Prospección ORDENAMIENTO TERRITORIAL
ESCENARIO A ESCENARIO B ESCENARIO C
Se logra un territorio ordenado en el que
Se continúan ejecutando actividades sobre el
Las administraciones municipales y la convergen los intereses económicos y políticos
territorio, ignorando lo aprobado en los planes
comunidad comienzan a aplicar algunas de las con los sociales y ambientales. Las áreas
de ordenamiento territorial; ejercen mayor
medidas adoptadas en los planes de ecosistémicas especiales son declaradas y las
presión los intereses políticos y económicos que
ordenamiento territorial guiadas por la entidades aúnan esfuerzos en la ejecución de
las herramientas de planeación aprobadas por
Corporación. planes de manejo sobre cada una de ellas
los Concejos Municipales.
alcanzando un nivel óptimo.
Se siguen aprovechando agropecuariamente los La explotación petrolera genera empleo y obras
ecosistemas frágiles, en especial el de páramo Se identifican las zonas ambientalmente sociales concertadas con las instituciones
para el cultivo de papa, repercutiendo importantes, pero sin embargo no se define la presentes en la zona y con la comunidad, que
especialmente en la escasez del recurso categoría de manejo ni se direccionan planes elevan significativamente la calidad de vida en
hídrico, lo que afecta principalmente a ejecutables en cada una. la región.
poblaciones como Fusagasugá y Pan di.
La expectativa por la explotación de La producción de hidrocarburos inicia en la La Corporación realiza un seguimiento estricto
hidrocarburos eleva los costos de la tierra y se región, pero es totalmente desarticulada con a la ejecución de los planes de ordenamiento
inicia un proceso de migración de población, lo los demás sectores y procesos. Se tienen territorial y asesora a los municipios y a la
cual acelera el proceso de urbanismo y dispara algunas herramientas para el manejo de la comunidad. El sistema de información
la demanda del recurso hídrico. información de ordenamiento territorial. ambiental alcanza un grado de desarrollo
óptimo, lo que permite celeridad en los
procesos y un control adecuado sobre el
territorio.

No existen sistemas de información geográfica


en los municipios ni en las regionales de la
CAR, con lo cual es muy complicado brindar
información a tiempo y confiable a los usuarios
y técnicos para la ejecución de actividades.

CAR
160
PGAR –2001 - 2010

ANÁLISIS PROSPECTIVO AL 2010


REGIONAL SUMAPAZ
Referente de Prospección :ACTIVIDADES PRODUCTIVAS
ESCENARIO A ESCENARIO B ESCENARIO C
Se tiene conocimiento de la normatividad No se observa una disminución radical en los Las actividades productivas de la zona se
ambiental enfocada a los gremios productivos impactos generados por las actividades enmarcan en la temática ambiental,
de la zona y se incrementan los procesos productivas, pero se comienzan a ejecutar optimizando y racionalizando el uso de los
legales para las explotaciones ilegales. Se acciones por parte de los productores en busca recursos naturales, aplicando tecnologías
continúa con la falta de estrategias que de asesoría para el manejo técnico ambiental limpias en sus procesos, logrando un desarrollo
permitan efectuar el correspondiente adecuado de su actividad productiva. Se técnico, económico y ambiental en forma
seguimiento y control a las explotaciones. Los continúa con numerosos procesos sostenible. Se realizan actividades gremiales
recursos naturales siguen siendo altamente sancionatorios y permisivos, pero sin lograr para mitigar y restaurar los daños ocasionados.
afectados por las actividades productivas de la hacer presencia concertada, unificada, con Se reubican instalaciones e infraestructuras
zona y por la falta de implementación de lineamientos, procesos y estrategias de productivas de acuerdo a la normatividad
tecnologías limpias. Se continúa ampliando la seguimiento que permitan establecer los ambiental territorial. Se aplican dentro de la
frontera agrícola con el propósito de obtener avances para el control ambiental en los planificación productiva las normas ambientales
mayores rendimientos en los cultivos. sectores productivos. y se llevan a ejecución en los proyectos.

ANÁLISIS PROSPECTIVO AL 2010


REGIONAL SUMAPAZ
Referente de Prospección USOS DEL SUELO
ESCENARIO A ESCENARIO B ESCENARIO C
Se han declarado zonas protegidas y se
Se continúa ampliando la frontera agrícola para implementan algunas medidas y proyectos de Se da un uso adecuado al suelo, basado en el
la implementación de cultivos en zonas conservación, pero aún no se ha podido conocimiento previo de su vocación y potencial
protectoras. Se incrementa el desarrollo de controlar la expansión de la frontera agrícola, productivo. Las actividades agropecuarias
asentamientos humanos en los suelos con toda vez, que la principal actividad que se adoptan técnicas de conservación y producción
mayores capacidades agrológicas. Las prácticas desarrolla es la agricultura tradicional. limpia con el propósito de mejorar los suelos y
agropecuarias inadecuadas aceleran el proceso Instituciones como el INCORA, comienzan a bajar al máximo los niveles de deterioro y
de erosión y desgaste progresivo del suelo. tomar conciencia de las restricciones en el uso contaminación.
de los suelos para ubicar parcelas.
Aún se propician algunos asentamientos
humanos en forma caprichosa y desordenada
en la región, sin embargo, a través del
seguimiento y el control se logra persuadir a
tiempo.

CAR
161
PGAR –2001 - 2010

ANÁLISIS PROSPECTIVO AL 2010


REGIONAL SUMAPAZ
Referente de Prospección: CONCIENCIA Y EDUCACIÓN AMBIENTAL Y FACTORES CULTURALES
ESCENARIO A ESCENARIO B ESCENARIO C
Se continúa con hábitos y acciones en contra Los actores sociales inician un análisis crítico de Las comunidades incorporan a sus hábitos y
de los recursos naturales, debido a la falta de sus actuaciones frente al medio ambiente y se formas de vida el uso racional de los recursos,
conciencia ambiental. Los actores sociales observan actitudes de respeto y conciencia respetando el medio ambiente y reflejando
conocen de la temática ambiental pero no la frente al manejo y uso racional de los recursos coherencia entre los conocimientos de
llevan a su aplicabilidad. Los recursos naturales naturales. Se adquiere conciencia colectiva conservación y manejo de los mismos y sus
se ven altamente afectados. En la educación respecto a la disminución de los recursos y su actuaciones. Existe alguna conciencia sobre la
formal no se tiene en cuenta el fomentar a inminente riesgo de agotamiento, pero se agotabilidad de los recursos naturales. Todas
través de la cultura acciones en pro del medio continúa con el uso inadecuado de los mismos. las instituciones se enmarcan en una sola visión
ambiente. Los PRAES han quedado a un lado y Se logra a través de proyectos escolares llegar de desarrollo nacional, lo cual permite, mayor
no se dá continuidad en el proceso. Las a la población infantil e inculcar el manejo integración, bajos costos y que cada entidad
campañas educativas han quedado rezagadas, adecuado hacia los recursos naturales. Existe la del SINA forme parte de un engranaje, en el
no se tienen en cuenta los avances preocupación por liderar nuevas campañas de que cada una cumpla sus deberes pero que
tecnológicos. Las instituciones van cada una educación ambiental. Se logra un nivel medio además aúnen esfuerzos en procesos.
por su lado, desperdiciando recursos en de concertación con las instituciones y
proyectos similares, sin lograr trazar objetivos comunidades con el propósito de aunar
comunes de desarrollo. esfuerzos en torno a propósitos comunes .

CAR
162
PGAR –2001 - 2010

ANÁLISIS PROSPECTIVO AL 2010


REGIONAL SUMAPAZ
Referente de Prospección: DINÁMICA POBLACIONAL
ESCENARIO A ESCENARIO B ESCENARIO C
La tendencia a recibir grupos de desplazados en la El INCORA tiene en cuenta los sectores que Se generan fuentes de empleo para todos los
región aumenta, debido a la política que fomenta el realmente son aptos para fomentar las habitantes de la región. Aumenta el nivel de
INCORA. La población tiende a ubicarse en la parte parcelaciones. Continúa gran parte de la vida de la población residente en la región,
media de la cuenca incrementando la demanda por población con necesidades básicas debido a que se prestan servicios públicos de
el recurso hídrico. Las pocas oportunidades de insatisfechas. Los servicios públicos básicos no excelente calidad y los focos contaminantes
empleo hacen que la población profesional emigre tienen un cubrimiento total sin embargo, se han sido tratados adecuadamente. La población
hacia ciudades cercanas, convirtiendo algunos inicia un trabajo conjunto entre instituciones cuenta con excelentes servicios en educación y
municipios de la región en dormitorios. para lograr un óptimo desarrollo. salud.

ANÁLISIS PROSPECTIVO AL 2010


REGIONAL SUMAPAZ
Referente de Prospección: SEGURIDAD Y ORDEN PUBLICO
ESCENARIO A ESCENARIO B ESCENARIO C
La situación de orden público y desempleo Se logra concertar con las comunidades en lo La concertación con los grupos al margen de la
presente en el territorio, aunado a la cercanía referente al manejo y uso racional de los ley, ha logrado disminuir los desplazamientos y
con el Distrito Capital, ha permitido el recursos naturales, pero hasta tanto no se logre el asentamiento humano en las zonas
desplazamiento de las comunidades hacia la una concertación con los grupos al margen de protectoras de la región, permitiendo su
consecución de terrenos donde se puedan la ley, los desplazamientos continuarán y la recuperación o restablecimiento y las
establecer y desarrollar actividades de afectación de los recursos naturales se comunidades han recuperado su territorio el
subsistencia, causando deterioro y afectación acrecentará. Se inician acciones por parte del cual conserva su vocación productiva. Se
sobre los recursos naturales. Situación de Gobierno Nacional con el propósito de vuelve a reactivar económicamente la región, lo
carácter social que se interpone ante cualquier recuperar la zona. Sin embargo, aún hay que genera empleo y bienestar en la población.
acción corporativa o de gobernabilidad. La sectores totalmente dominados por los grupos
posibilidad de generación de empleo a través insurgentes.
de la explotación de hidrocarburos se perdió
debido a que los grupos alzados en armas no
permitieron que las empresas petroleras
hicieran presencia en la región.

CAR
163
PGAR –2001 - 2010

ANÁLISIS PROSPECTIVO AL 2010


REGIONAL TEQUENDAMA Y ALTO MAGDALENA
Referente de Prospección : ORDENAMIENTO TERRITORIAL
ESCENARIO A ESCENARIO B ESCENARIO C
Teniendo en cuenta que la mayoría de los La proyección dada a los planes de La implementación adecuada de los POT, conlleva
planes de ordenamiento se elaboraron por ordenamiento territorial, trae como resultado a un desarrollo socio-económico que armoniza con
parte de las administraciones municipales como el poder controlar algunos usos del territorio y un desarrollo sostenible; se toma conciencia por
una tarea para el cumplimiento de la ley no hay no permitir un crecimiento desordenado de parte de las comunidades y las administraciones
interés para su aplicación sin dimensionar el centros poblados, expansión de fronteras municipales de la importancia de la protección de
real alcance en cuanto a lo social, lo agropecuarias, protección de zonas de los recursos naturales, logrando de esta forma un
económico, lo ambiental y lo político. importancia ambiental y sirve como desarrollo sostenible que garantiza que la región
herramienta para la inversión de los recursos produzca bienes y servicios tanto interna como
externamente acorde con las necesidades de
económicos con fines específicos.
desarrollo territorial y garantizando para las
Hay un crecimiento desordenado con el Sin embargo las administraciones municipales
generaciones futuras un ambiente sano.
consecuente deterioro de los recursos no se dan cuenta de tan importante
naturales, lo que conlleva un bajo nivel en la herramienta para el desarrollo municipal y por
calidad de vida de las comunidades e incluso consiguiente se aplica de forma inexacta, lo
afectaciones ambientales de tipo irreversible. cual permite un desarrollo parcialmente
ordenado, quedando grandes sectores
socioeconómicos sin control, posibilitando así
un uso irracional de los recursos naturales y
económicos. Las administraciones municipales,
empiezan a tomar conciencia en el manejo de
los recursos naturales, logrando una
estabilización moderada en cuanto al deterioro
ambiental.

CAR
164
PGAR –2001 - 2010

ANÁLISIS PROSPECTIVO AL 2010


REGIONAL TEQUENDAMA Y ALTO MAGDALENA
Referente de Prospección : ACTIVIDADES PRODUCTIVAS
ESCENARIO A ESCENARIO B ESCENARIO C
La regional inicia un proceso tendiente a Se logra una interinstitucionalidad para que las
En la región se continúa con procesos generar cambios en los sistemas productivos , actividades productivas se desarrollen en las
productivos tradicionales sin la aplicación de se mantiene una producción con una escasa zonas apropiadas, sin generar conflictos con la
tecnologías apropiadas, que conllevan a un planificación lo cual conlleva a que esta comunidad ni con el entorno ambiental. Por
elevado deterioro ambiental, sin tener en actividad sea circunstancial dependiendo en la otra parte la planificación es primordial; se
cuenta la existencia de metodologías de tipo mayoría de los casos de la oferta y la demanda aplican tecnologías más limpias, trayendo
sostenible y muchas veces en contravía de la inmediata. consigo un óptimo aprovechamiento de los
normatividad existente. Situación que hace que Trayendo consigo el estancamiento en los recursos naturales que se utilizan como insumo
estos sectores cada vez obtengan un menor beneficiando en forma directa la fuerza laboral
diferentes sectores productivos, con afectación
ingreso y por ende una menor inversión, de factores económicos nacionales que limitan y generando una mayor inversión ambiental.
ejerciendo mayor presión sobre los recursos los recursos financieros para que estos sectores
naturales. realicen una reconversión industrial sin
garantizar una disminución importante de los
impactos sobre el medio ambiente.

ANÁLISIS PROSPECTIVO AL 2010


REGIONAL TEQUENDAMA Y ALTO MAGDALENA
Referente de Prospección USOS DEL SUELO
ESCENARIO A ESCENARIO B ESCENARIO C
La agricultura y explotación pecuaria de forma La ocupación de los suelos se sigue Se tiene en cuenta la aptitud de uso del suelo
tradicional aumenta sin contr ol, ocasionando presentando de acuerdo a la conveniencia y de acuerdo a las condiciones agroecológicas,
cada vez más procesos de erosión y necesidades del propietario sin tener en cuenta complementada con la reglamentación, para
desertificación debido a utilización del suelo sin su aptitud de uso, generando un desequilibrio garantizar que las características físico-químicas
tener en cuenta su aptitud y vocación. La en su potencial. de éste no se deterioren llevando consigo un
adopción de técnicas como la labranza mínima, Se tienen en cuenta ciertas restricciones en mejor aprovechamiento lo que repercute en la
empleo de abonos verdes, empleo de productos cuanto a las áreas objeto de expansión urbana, preservación del recurso suelo y por ende sus
biológicos, pastoreo silvopastoril no son tenidos no se construye en zonas de alto riesgo ni en recursos conexos, principalmente el hídrico.
en cuenta en ningún momento. zonas de protección ambiental.
Los asentamientos humanos, el avance
Se respetan los acuerdos municipales de uso
urbanístico sin control causa daños irreversibles
del suelo en cuanto a expansión urbana y
a los recursos naturales y elevados costos
desarrollos de vivienda rural.
ambientales.

CAR
165
PGAR –2001 - 2010

ANÁLISIS PROSPECTIVO AL 2010


REGIONAL TEQUENDAMA Y ALTO MAGDALENA
Referente de Prospección: CONCIENCIA Y EDUCACIÓN AMBIENTAL Y FACTORES CULTURALES
ESCENARIO A ESCENARIO B ESCENARIO C
La educación ambiental tanto formal como Se están implementando las cátedras de
La educación ambiental está inmersa en todas
informal se está dando de forma teórica y por educación ambiental en establecimientos
las áreas y actividades de cada persona siendo
conveniencia (por llenar requisitos legales), educativos en los diferentes niveles de
una prioridad el ser multiplicador de su
teniendo como resultado un desconocimiento escolaridad, generando cultura y conciencia
conocimiento, en el que se garantiza que
total de la dinámica de los ecosistemas, lo que ambiental sin que ésta sea suficiente para
contamos con un ambiente sano y una
implica que por parte de la gente se garantizar la sostenibilidad de los recursos.
explotación racional de los recursos.
interrumpan las cadenas biológicas.
La tendencia de los factores culturales se ha Existe un empoderamiento de las comunidades
heredado de generación en generación y principalmente en los niños hacia la gestión y
conllevando a la creencia de que el uso de los conservación ambiental, que cada vez hace
recursos naturales es ilimitado. que las corporaciones se transformen en
entidades facilitadoras y concertadoras de
procesos, desarrollando alianzas estratégicas
con todos los actores sociales.

CAR
166
PGAR –2001 - 2010

ANÁLISIS PROSPECTIVO AL 2010


REGIONAL TEQUENDAMA Y ALTO MAGDALENA
Referente de Prospección: DINAMICA POBLACIONAL
ESCENARIO A ESCENARIO B ESCENARIO C
Los asentamientos humanos se desarrollan en Se ha frenado el desarrollo de asentamientos Las garantías en educación, servicios públicos y
forma desordenada en las zonas rurales donde humanos en las zonas rurales debido a un empleo ofrecidas en los municipios hace que la
existe oferta de recursos naturales, cumplimiento parcial de la normatividad, sin población asentada tanto en el sector rural
afectándolos de manera progresiva dejando embargo se sigue ejerciendo presión sobre los como urbano, se mantenga y no migre de
zonas altamente intervenidas y sin posibilidades recursos naturales con su consecuente manera significativa a otras zonas del país.
de recuperación y restitución; ejerciendo gran deterioro de la cantidad y calidad de los
presión sobre los recursos naturales con su mismos.
consecuente deterioro de la cantidad y calidad
de los mismos.
En relación a la población municipal y regional En relación a la población municipal y regional
es notoria la migración a centros urbanos de el proceso de migración a centros urbanos de
mayor tamaño (Facatativá, Girardot, Bogotá, mayor tamaño (Facatativá, Girardot, Bogotá,
Ibagué) donde aparentemente se garantiza una Ibagué) se ha disminuido debido a que en los
mejor calidad de vida “estabilidad laboral” , municipios se garantiza una mejor calidad de
trayendo consigo la pérdida de la población vida “estabilidad laboral”.
económicamente activa que dinamiza el
desarrollo social, económico y cultural de la
región.

CAR
167
PGAR –2001 - 2010

ANÁLISIS PROSPECTIVO AL 2010


REGIONAL TEQUENDAMA Y ALTO MAGDALENA
Referente de Prospección: SEGURIDAD Y ORDEN PUBLICO
ESCENARIO A ESCENARIO B ESCENARIO C
Con el fin de ejercer la autoridad ambiental y Se establecen programas de capacitación, con Consolidación de un proceso de paz e inicio de
realizar programas en educación ambiental, las el objetivo de crear conciencia en la población programas de inversión ambiental consistente
concertaciones en producción sostenible se de estas zonas donde no se permite la en divulgación, educación ambiental,
podrán llevar a cabo solamente en sectores presencia institucional y de esta manera se infraestructura de saneamiento básico,
muy reducidos, debido a que la situación de evita por parte de ellos que la institucionalidad implementación de sistemas agroforestales y
orden público no permite la presencia no sea retirada de la zona. agricultura orgánica lo cual sirve para
institucional, quedando a disposición del uso y rehabilitar zonas degradadas y generar
el abuso de los recursos por parte de los conocimiento en el uso y buen
actores del conflicto e incluso de personas aprovechamiento de los recursos naturales.
diferentes a éstas que se aprovechan de la
situación.

CAR
168
PGAR –2001 - 2010

ANÁLISIS PROSPECTIVO AL 2010


3.2.7 REGIONAL UBATE Y SUAREZ
Referente de Prospección : ORDENAMIENTO TERRITORIAL
ESCENARIO A ESCENARIO B ESCENARIO C
La ocupación de las áreas urbanas y rurales se Se logra que los POT se tengan en cuenta Se aplican de manera eficiente los procesos y
sigue llevando a cabo sin tener en cuenta un como una herramienta específica para la toma los proyectos establecidos en los POT
modelo coherente de ocupación territorial de decisiones aunque algunas de ellas sigan lográndose la resolución de conflictos
basado en los atributos y dimensiones propias apartadas del marco del ordenamiento. ambientales y el control del desarrollo territorial
de la planificación territorial. La dimensión municipal. El espacio público satisface las
ambiental no se ha incorporado efectivamente necesidades colectivas y los usos del suelo
al proceso de ordenamiento y siguen los responden a la sostenibilidad de los recursos
conflictos ambientales. naturales y a la estructuración real de las zonas
estratégicas del orden natural.
Los propósitos de planificación territorial no se Se genera alguna preocupación para ejercer un Se generan cambios que contribuyen a
ejecutan debido a que por los errores de mayor control y recuperar paulatinamente el controlar el desarrollo de la urbanización no
planeación y de falta de autoridad del pasado ejercicio de la autoridad sobre zonas críticas y planificada y se consolida y mejora la
se hace muy difícil entrar a tomar decisiones. evitar el recrudecimiento de los conflictos que morfología urbana existente reflejándose en un
allí se presentan. nivel superior en calidad de vida.
Las decisiones importantes en materia de
ordenamiento territorial se siguen postergando
y no se ejecutan ya que no se han aplicado
todos los procesos de estudio, planeación y
negociación que éstas conllevan.

CAR
169
PGAR –2001 - 2010

ANÁLISIS PROSPECTIVO AL 2010


REGIONAL UBATE Y SUAREZ
Referente de Prospección : ACTIVIDADES PRODUCTIVAS
ESCENARIO A ESCENARIO B ESCENARIO C
Los macrovectores del desarrollo que actúan Se han realizado acercamientos con los Los impactos ambientales de las actividades
sobre el territorio de la regional siguen sectores productivos, pero sin llegar a acuerdos productivas están controlados y en general la
produciendo impactos ambientales sobre los y cambios importantes debido a variables que afectación no puede ser menor. Se logra un
recursos, de igual o mayor magnitud a los se salen del manejo local, como por ejemplo las equilibrio sobre las actividades productivas y la
actuales. decisiones en materia de comercialización y potencialidad del territorio para sostenerlas.
fomento a la producción.
Los productores y la comunidad en general no Los altos niveles de pobreza siguen siendo un
dan su brazo a torcer en el propósito de utilizar
obstáculo en la adopción de medidas eficaces
más racionalmente los recursos, por la falta de para remediar los impactos sobre el medio
implementación de procesos claros, sencillos, ambiente.
responsables, serios, concertados y pacientes
que redunden en la mejora de sus condiciones
de trabajo, en su mayor productividad, la
producción limpia y su inserción en modelos
productivos sostenibles.
La falta de implementación de mecanismos que Se sigue operando bajo el modelo actual de
permitan un conocimiento real y permanente ejercer control pero sin lograr mayores
sobre el grado de impacto de las actividades cambios.
productivas sobre los recursos sigue
interfiriendo en que se tomen las medidas más
apropiadas.
La adopción de medidas financieras en el uso
de los recursos como las tasas retributivas y
compensatorias han empezado a generar
cambios positivos.

CAR
170
PGAR –2001 - 2010

ANÁLISIS PROSPECTIVO AL 2010


REGIONAL UBATE Y SUAREZ
Referente de Prospección USOS DEL SUELO
ESCENARIO A ESCENARIO B ESCENARIO C
En el área rural se mitigan en parte y no de
En las áreas rurales los cultivos y las actividades Los usos del suelo existentes que eran incompatibles
pecuarias siguen produciendo el deterioro de losmanera definitiva los impactos ambientales con el uso adecuado fueron cambiados por aquellos
recursos, en especial el hídrico, además de la sobre las áreas naturales estratégicas en el que sí eran permitidos de acuerdo con su aptitud de
orden regional y local. Los conflictos por el uso
afectación de páramos y lagunas. Las acciones para uso, por lo cual los suelos ya se utilizan de la mejor
proteger los ecosistemas naturales de interés nodel suelo siguen subsistiendo y las soluciones manera posible dentro de una perspectiva que
pasan de ser buenas intenciones continuamente de fondo aún no son viables ya que no encajan considera y concilia entre los aspectos ambientales y
postergadas. en el contexto social y político y además, los los socioeconómicos.
altos niveles de pobreza continúan ligándose al
manejo de los problemas ambientales.
Los conflictos ambientales se siguen En el área urbana existe una mayor conciencia Se protegieron y recuperaron todas las áreas
presentando ante la falta de procesos efectivos sobre los conflictos ambientales originados por naturales incrementándose la oferta ambiental
de gestión ambiental que permitan lograr un la mala utilización del suelo, pero no se primaria de bienes y servicios para actividades
mayor nivel en la misma. ejecutan las correcciones requeridas, entre productivas y asentamientos poblacionales.
otras por la falta de gestión de las autoridades
competentes.

La oferta ambiental del recurso hídrico


disminuye en cantidad y calidad como producto
de los efectos acumulativos que propician las
actividades productivas sin un manejo
ambiental eficiente.

CAR
171
PGAR –2001 - 2010

ANÁLISIS PROSPECTIVO AL 2010


REGIONAL UBATE Y SUAREZ
Referente de Prospección: CONCIENCIA Y EDUCACIÓN AMBIENTAL Y FACTORES CULTURALES
ESCENARIO A ESCENARIO B ESCENARIO C
El tejido social continúa fragmentado, no hay una El ordenamiento territorial hace un gran avance Hay una identificación de todo el tejido social en
identificación de todos en la apropiación de una y se aprecia como una oportunidad más para cuanto al medio ambiente. Existe una voluntad
cultura ambiental para la protección y mejoría del seguir aportando al proceso de construcción manifiesta de toda la sociedad de participar
medio habitado, por lo que se sigue aportando al social, pero aún no se logra crear una identidad activamente en la gestión ambiental. Todos sin
proceso de construcción social en lo ambiental de ambiental para que se actúe como una excepción nos unimos en el propósito de defender
una manera aislada. comunidad que propenda por el respeto de los los intereses colectivos por encima de los
recursos naturales y la protección de los particulares.
recursos. Es muy probable que aún el nivel de
conciencia y el nivel de educación, no sean los
adecuados para lograr cambios de fondo.
La coordinación, cooperación y educación son
los motores que impulsan la gestión ambiental.
La cual ha alcanzado un nivel muy superior al
actual, incidiendo de manera positiva en el
ordenamiento del territorio y en la calidad de
vida de las personas.

CAR
172
PGAR –2001 - 2010

ANÁLISIS PROSPECTIVO AL 2010


REGIONAL UBATE Y SUAREZ
Referente de Prospección: DINAMICA POBLACIONAL
ESCENARIO A ESCENARIO B ESCENARIO C
Las centros poblacionales principales siguen Las ciudades son agradables para sus
El tamaño de las ciudades se regulariza. Aunque
creciendo tanto por causas naturales, como por habitantes, ya que se han resuelto los
sigue existiendo déficit cuantitativo y cualitativo de
migraciones incrementándose el déficit de conflictos creados por el desorden urbano
viviendas y de servicios, éste se reduce. Los
vivienda, el hacinamiento y la tugurización; el funcional, se han organizado los servicios
programas de vivienda de interés social aún son
espacio público continúa siendo invadido y en insuficientes con respecto a la tendencia depúblicos y su proyección está acorde con la
general la morfología urbana es cada vez más incremento en el déficit cuantitativo de la vivienda
dinámica poblacional y los usos del suelo. Se
desagradable. urbana. han llevado a cabo procesos de renovación
urbanística, el espacio público se ha
recuperado, no existe población en áreas
expuestas a amenazas o riesgos de desastres,
el tráfico es fluido y la contaminación ambiental
es mínima.
La ocupación de las áreas rurales obedece a
En el área rural hay una mayor presión sobre los La población rural sigue las tendencias de criterios de eficiencia en la productividad y a un
ecosistemas estratégicos, repercutiendo crecimiento normal y sigue dándose la eficiente manejo de los recursos naturales. La
migración de personas jóvenes a los centros población ubicada dentro o en cercanías de
negativamente en el suministro adecuado de bienes
y servicios para los diferentes usos, creando
poblacionales en busca de oportunidades. zonas estratégicas de importancia ambiental
conflictos y mayor pobreza. conviven armónicamente con éstas,
adelantando actividades productivas
compatibles y sostenibles.

CAR
173
PGAR –2001 - 2010

ANÁLISIS PROSPECTIVO AL 2010


REGIONAL UBATE Y SUAREZ
Referente de Prospección: SEGURIDAD Y ORDEN PUBLICO
ESCENARIO A ESCENARIO B ESCENARIO C
El recrudecimiento del conflicto armado sigue Avance en el proceso de desmovilización de los Cesan las hostilidades y por lo tanto varias de las
desestimulando la inversión en la región, el grupos armados, aunque no totalmente, por lo causas que originan algunos de los impactos
desplazamiento forzoso de la población, el que las consecuencias ambientales que ambientales. Los acuerdos y consensos realizados
abandono del campo, una mayor inseguridad conllevan las situaciones de orden público y la permiten elevar el nivel de vida de la población y el
en las ciudades y situaciones negativas de inseguridad, se siguen reflejando nivel de gestión ambiental.
orden público dificulta aún más la gestión negativamente en el nivel de vida de la
ambiental. población y las dificultades para realizar una
gestión ambiental de mayor nivel.

CAR
174
PGAR –2001 - 2010
A NÁLISIS PROSPECTIVO PARA TODO EL TERRITORIO AL 2010
Referente de Prospección ORDENAMIENTO TERRITORIAL
ESCENARIO A ESCENARIO B ESCENARIO C

Los acuerdos municipales de adopción de los Algunos municipios acogen los asuntos Se complementa la planificación
POT, permanecen sin acoger los asuntos ambientales concertados con la CAR. Los POT socioeconómica con la planificación y gestión
ambientales concertados con la CAR. Existen son considerados como la base para la físico-espacial, integrando los componentes
presiones de las nuevas administraciones para formulación de las estrategias de desarrollo urbano-rurales y regionales; se logra la
formular nuevos POT. Continúa la aparición de económico, social y ambiental de los armonía entre las diversas formas de ocupación
urbanizaciones por fuera del perímetro urbano programas de gobierno y planes de desarrollo del territorio y el proceso de desarrollo
y sanitario; se acentúa el fraccionamiento de municipal; se implementan algunos planes económico elevando la calidad de vida de la
predios y la construcción de viviendas en las parciales con programas y proyectos tendientes población; se delimitan y ejecutan planes de
zonas rurales; sigue la presión en los a resolver los problemas más graves en el manejo para las áreas estratégicas y
ecosistemas estratégicos por la localización de territorio. No obstante, continuará una presión protegidas; se logra un desarrollo sostenible;
actividades como la agricultura comercial, las moderada sobre los ecosistemas estratégicos y se establece un proceso de planificación y
explotaciones forestales y las parcelaciones persistirá la inadecuada localización de gestión territorial permanente, con visión de
para vivienda campestre lo cual afecta la asentamientos en parte del territorio. futuro.
conservación, preservación y el adecuado
aprovechamiento del recurso hídrico.

Referente de Prospección ACTIVIDADES PRODUCTIVAS


ESCENARIO A ESCENARIO B ESCENARIO C
Se logra el equilibrio entre la demanda y la
Se continúa con la implementación y la
oferta de los recursos naturales por parte del
exigencia de las normas ambientales, sin tener
sector productivo; se aplican tecnologías
compromiso institucional con los programas de
limpias que dan soluciones a los impactos
implementación de tecnologías limpias para los Se inician procesos de concertación con el
ambientales; se presta asesoría y asistencia
sectores productivos; no se desarrollan sector productivo con el objeto de implementar
técnica para la implementación de las
programas de investigación científica que tecnologías limpias que motiven a los usuarios
tecnologías limpias; se transfiere tecnología
permitan prestar asistencia técnica a las en el adecuado manejo de los recursos
resultante de las investigaciones adelantadas
entidades privadas y a los particulares en lo naturales. y contribuyan a la disminución de
por el SINA para el adecuado manejo de los
referente al adecuado manejo de los recursos impactos ambientales; estos procesos se ven
recursos naturales renovables; se adelantan
naturales renovables; no se implementan limitados por la situación económica del país.
programas de evaluación al uso de los recursos
programas de evaluación, control y
naturales en de las diferentes actividades
seguimiento ambiental a los recursos naturales
productivas a fin de que se mitiguen los
renovables.
impactos causados.

175 CAR
PGAR –2001 - 2010
Referente de Prospección USOS DEL SUELO

ESCENARIO A ESCENARIO B ESCENARIO C


Permanecen los conflictos generados por la Se delimitan las zonas para las áreas Se logra la planificación de uso del suelo de
localización de actividades en áreas no aptas destinadas a la conservación y la protección de acuerdo a su vocación garantizando su
para su desarrollo, transformando los recursos naturales; se comienzan a adecuada explotación y su desarrollo
significativamente los espacios naturales implementar estrategias para la reubicación de sostenible; se implementa el plan regional de
principalmente en zonas que por su vocación algunos asentamientos humanos y pobladores ordenamiento del territorio con el Distrito
deberían estar protegidas y conservadas, se localizados en áreas protegidas; el Ministerio Capital aplicando un sistema equitativo de
acentúan la deforestación y la erosión en del Medio Ambiente reglamenta las áreas reparto de cargas y beneficios principalmente
consecuencia disminuye en cantidad y calidad compatibles para la explotación de materiales orientado a la conservación del recurso hídrico.
la oferta hídrica superficial y subterránea y se de construcción; se controla la provisión de Los procesos de ocupación del territorio se
generan procesos de inestabilidad del suelo. suelo urbano para vivienda de interés social. armonizan con la zonificación de usos del
Aparecen más urbanizaciones de vivienda social suelo definidas en los POT.
en suelos por fuera del perímetro urbano y
sanitario. Crece la fragmentación del suelo rural
en oposición a la vocación agropecuaria y
forestal.

176 CAR
PGAR –2001 - 2010
Referente de Prospección: CONCIENCIA Y EDUCACIÓN AMBIENTAL Y FACTORES CULTURALES

ESCENARIO A ESCENARIO B ESCENARIO C


Persiste la falta de conciencia y de respeto Se adelantan programas de educación Se cuenta con una política interinstitucional
hacia la protección del medio ambiente, ambiental hacia la comunidad sin embargo se efectiva y permanente de educación ambiental
trayendo como consecuencia el uso inadecuado continúa sin tener un sentido de dirigida a la comunidad con énfasis en niños y
e insostenible de los recursos naturales responsabilidad ambiental y pertenencia con el jóvenes que permite una conciencia ambiental
generando una disminución en la calidad de territorio. Se comprometen recursos y conlleva a un desarrollo sostenible. Se
vida; continúa la falta de compromiso por parte económicos para ejecutar algunos proyectos alcanza una valoración de los recursos
de la comunidad en la formulación de planes, con la comunidad a fin de que se desarrollen naturales y un sentido de pertenencia hacia los
programas y proyectos de desarrollo actividades tendientes a la concientización mismos. Se aúnan esfuerzos y recursos en
medioambiental; la falta de instrumentos sobre la importancia de la protección de los torno a programas y proyectos ambientales de
económicos no ha permitido que se lleve a recursos naturales. manera conjunta con los actores socio-
cabo la asesoría en programas de asistencia económicos a través de la cofinanciación de
técnica para prevenir los procesos de proyectos específicos que apunten a la solución
degradación del medio ambiente y a su vez de la problemática ambiental.
generar conocimiento ambiental e inducción al
cambio.
Se evidencia en la región una falta de sentido
de pertenencia hacia el territorio y los recursos
naturales conexos; se realizan actividades de
educación ambiental o concientización puntual
y desarticulada que no generan un cambio en
la comunidad. Sigue faltando el énfasis en
programas de educación ambiental dirigida a
los niños y jóvenes.

177 CAR
PGAR –2001 - 2010
Referente de Prospección: DINAMICA POBLACIONAL

ESCENARIO A ESCENARIO B ESCENARIO C


Se establece el área metropolitana con un flujo
Los entes territoriales y los gremios adecuado de bienes y servicios sociales,
Los municipios aledaños a Bogotá continúan productores generan proyectos de vivienda productivos y ambientales en todo el territorio
recibiendo población desplazada por la social para suplir la demanda de sus con acceso a servicios básicos, con
violencia y familias de trabajadores atraídos por trabajadores; se mejora la calidad de los posibilidades de movilización garantizando la
la demanda de mano de obra de la industria y servicios públicos mas no su cobertura; se disponibilidad de espacios públicos adecuados
la agroindustria (flores). definen los sistemas de espacio público y para el desarrollo de múltiples actividades,
equipamiento social. generando nuevas condiciones y oportunidades
de vida.
Continúa la corriente de emigración de la
población económicamente activa de los Se incrementa la complementariedad de
municipios de Manta, Tibirita, Machetá, servicios y actividades económicas entre el
Villapinzón y Chocontá debido a la falta de Distrito Capital y los municipios de su área de
oportunidades económicas que afectan las influencia.
condiciones de vida de los ciudadanos.
No se adelantan los proyectos de relocalización
de asentamientos humanos que se encuentran
en zonas de riesgo no mitigable.

Referente de Prospección: SEGURIDAD Y ORDEN PUBLICO


ESCENARIO A ESCENARIO B ESCENARIO C
Continúa el desplazamiento hacia la Sabana de
Bogotá, especialmente hacia los centros
Se crean incentivos económicos y/o productivos
urbanos enfatizado por el conflicto armado y la Se logran algunos acuerdos de neutralización
para las comunidades que por diversos motivos
falta de apoyo e incentivos económicos, de la acción armada. Sin embargo, se continúa
se ven obligados a abandonar sus regiones con
alterando los aspectos sociales, culturales y promoviendo el establecimiento de cultivos
el propósito de disminuir la migración hacia los
políticos de los municipios. El éxodo de ilícitos. Cesan los atentados contra la
grandes centros urbanos. Se generan políticas
desplazados se ha visto reflejado en los infraestructura y se inicia el diseño de reglas de
gubernamentales e internacionales para aislar
procesos de apropiación y uso del espacio juego frente a lo ambiental para el accionar de
los recursos naturales del conflicto armado y
urbano y rural generando cordones de miseria estos actores.
respetarlos.
que rodean los cascos urbanos de los
municipios de la Sabana.
ANÁLISIS PROSPECTIVO AL 2010 BOGOTA

178 CAR
PGAR –2001 - 2010
Referente de Prospección : RECURSO SUELO
Utilización de suelos

ESCENARIO A ESCENARIO B ESCENARIO C


Continúa el deterioro acelerado del suelo, El área de Bogotá que hace parte del territorio,
afectando la integridad física y productiva del cuenta con un mapa de de usos del suelo. Su
Los procesos de expansión urbana se están
suelo y sus recursos naturales asociados. Las implementación está al 100% y es compatible
orientando de acuerdo a su aptitud. Se han
áreas con problemas de erosión se han con el POT de Bogotá, los POT de los
establecido y regulado zonas de explotación
incrementado y la frontera agrícola se extiende municipios de la Sabana de Bogotá y del resto
minera.
sin control. Los suelos de la Sabana siguen del territorio y el Sistema Regional de Áreas
ocupados por cultivos de flores y cultivos de Protegidas.
papa indiscriminadamente.
Contaminación de suelos
La totalidad de los sistemas productivos
Los sistemas agrícolas, pecuarios continúan sin
Se trabaja con algunos sectores productivos agrícolas, pecuarios, mineros e industriales
control alguno para el manejo de sus impactos
en proyectos piloto para aplicar tecnologías localizados en el área de Bogotá, cuentan con
ambientales. Los sectores productivos,
limpias, pero no se ha establecido un programa un Plan Ambiental en el cual se especifican las
minerales e industriales siguen presentando
de seguimiento y control que facilite identificar medidas para minimización y control de los
los estudios de impacto ambiental y los planes
las áreas críticas para priorizar acciones de efectos negativos sobre el medio ambiente.
de manejo ambiental pero no se les hace
prevención. Los Planes están aprobados, en ejecución y
seguimiento y control.
bajo programas de seguimiento y control.
Continúan algunos programas de producción
limpia en sectores considerados contaminantes
pero sin resultados y el control y seguimiento
es insuficiente.

ANÁLISIS PROSPECTIVO AL 2010 BOGOTA


Referente de Prospección : RECURSO SUELO
Deterioro de suelos

179 CAR
PGAR –2001 - 2010
ESCENARIO A ESCENARIO B ESCENARIO C
Se logra detener parcialmente el deterioro de
las áreas frágiles gracias al manejo y control En el área de Bogotá, que hace parte del
Se han intervenido drásticamente las áreas
concertado con la comunidad y a la territorio, con relación al año 2001 (año base)
ambientales estratégicas por lo cual algunos
implementación del Plan de Manejo; sin se ha controlado la aparición de nuevas áreas o
ecosistemas frágiles han desaparecido
embargo el grado de intervención en zonas ecosistemas degradados y, aquellas
especialmente en los Cerros Orientales y el
protegidas es tan alto que resulta casi identificadas como degradadas para el año
sistema de humedales, al igual que algunos
imposible recuperar estas áreas y detener el base, están siendo objeto de tratamiento con
suelos de ronda del río Bogotá.
proceso de ocupación indebida y de fines de restauración.
urbanización.
Continúan los procesos de urbanización en
áreas frágiles.
Inestabilidad del terreno
No se ha formulado aún el Plan de Manejo en
En los cerros orientales y en la zona norte, se
el cual se definan y se determine el valor
logra detener el proceso de expansión
ambiental real de las áreas o suelos de En el área de Bogotá que hace parte del
urbanizada en áreas críticas, de importancia
protección en los que está prohibido el proceso territorio, las zonas declaradas inestables,
ambiental e inestables; con la ejecución del
de urbanización. No se han determinado desde el punto de vista geotécnico, no
Plan de Manejo Ambiental, concertado
incentivos socioeconómicos para apoyar y dar albergarán ningún tipo de ocupación.
interinstitucionalmente que se realiza con el
sostenibilidad ambiental a las áreas de
apoyo de la comunidad y la sociedad civil.
protección y conservación ambiental.

180 CAR
PGAR –2001 - 2010
ANÁLISIS PROSPECTIVO AL 2010 BOGOTA
Referente de Prospección: RECURSO HÍDRICO
Continúa el deterioro del recurso hídrico en cantidad y calidad

ESCENARIO A ESCENARIO B ESCENARIO C


Para el año 2010 a través del conocimiento de
Continúa el crecimiento acelerado y En caso de que la problemática se aborde la Oferta y la Demanda del recurso hídrico, se
desordenado de la población, lo cual parcialmente, los resultados así mismo serán han establecido los balances hídricos que
incrementa la demanda de agua para todos los de esas mismas connotaciones y posiblemente determinan el estado de aprovechamiento de
usos en la Sabana de Bogotá y la oferta del la situación de deterioro continúe. Se las cuencas y a la vez se han identificado las
recurso sigue disminuyendo. Ante una mayor adelantan programas de recuperación de áreas críticas que muestran síntomas de
demanda y menor oferta el balance integral del cuencas pero el crecimiento de la población y el agotamiento o sobre-explotación, que son
recurso hídrico se presenta mucho mas crítico. uso desordenado del suelo continúa, por lo cual prioritarias para establecer políticas de
Esto se agudiza por la falta de programas de sigue en aumento la demanda y la presión conservación. También se han identificado
ahorro y uso eficiente de agua. sobre el recurso. zonas favorables para el aprovechamiento y
desarrollo de futuras actividades.
Se requiere por lo tanto, continuar con
programas costosos de importación de agua El objetivo en cuanto a la gestión del recurso
desde otras cuencas como el proyecto del Río hídrico es la de garantizar en términos de
Sumapaz. El déficit de agua que se presenta cantidad y calidad su sostenibilidad. Esto
actualmente en muchos municipios aumenta y significa mantener su disponibilidad a través
se recurre a la perforación de pozos y sobre- del tiempo y para los diferentes usos.
explotación de los acuíferos.
Aumentan los cultivos de flores y de otras
actividades que demandan altos consumos de
agua continuando el deterioro progresivo de los
acuíferos, los niveles de agua subterránea
siguen profundizándose, es necesario perforar
pozos cada vez más profundos y el agua
subterránea toma condiciones de un recurso no
renovable y se compromete su sostenibilidad,
con impactos poco reversibles.

181 CAR
PGAR –2001 - 2010

ESCENARIO A ESCENARIO B ESCENARIO C


Si no continúa el plan de descontaminación del
río Bogotá en sus tres fases y ante un mayor
crecimiento de la población, que aportará una
mayor carga contaminante orgánica residual ,
el deterioro de la calidad de agua aumentará y
los resultados has ta ahora obtenidos de la
primera fase de la planta El Salitre no serán tan
claros.
El río Bogotá continúa con un bajo nivel de
oxígeno y ausencia de vida acuática. Los
municipios localizados en la cuenca media, baja
y aún algunos de la cuenca alta siguen siendo
damnificados de dicha contaminación que limita
o impide su disponibilidad para adelantar
programas de abastecimiento.
Se sigue regando con aguas del río Bogotá
varios cultivos, tales como pastos y hortalizas,
con los consecuentes problemas sanitarios
aumentando el riesgo de salud pública de la
población.
Se siguen vertiendo aguas residuales
domésticas a los humedales y no se llevan a
cabo programas de recuperación, por lo cual
estos ecosistemas tienden a desaparecer.
La falta de programas de recuperación de
muchos cuerpos de agua como las lagunas (de
Suesca por ejemplo), contribuye a su
desaparición con el tiempo.

182 CAR
PGAR –2001 - 2010
ANÁLISIS PROSPECTIVO AL 2010 BOGOTA
Referente de Prospección: RECURSO AIRE

ESCENARIO A ESCENARIO B ESCENARIO C


Se conserva la distribución espacial de los Para este escenario se plantean las suficientes
Aumento de las áreas criticas por
contaminantes, continuando con los problemas medidas que garantizan que en el año 2010,
contaminación del aire, cubriendo casi en su
en los municipios mencionados en el escenario los niveles de contaminación en todo el
totalidad los municipios de Soacha, Mosquera,
A, pero se adquiere la suficiente información territorio están cumpliendo las normas de
Funza y Cota.
que permite programar y planear acciones calidad del aire respectivas.
Debido a que este escenario es de carácter futuras tendientes a reducir los índices de
tendencial, los lineamientos continúan como contaminación del aire a valores menores de
hasta el momento se han desarrollado, 1.0 en la siguiente década (2011-2020).
permitiendo el aumento de áreas consideradas
en estados excepcionales de alarma por
contaminación del aire.

A NÁLISIS PROSPECTIVO AL 2010 - BOGOTA


Referente de Prospección: RECURSOS FLORA, FAUNA Y BIODIVERS IDAD

ESCENARIO A ESCENARIO B ESCENARIO C


Hay un deterioro progresivo de las áreas de Se frena la expansión de la frontera agrícola, La Corporación ha recuperado y aumentado
Parámo, Subparámo y Bosques Alto- permitiendo procesos sucesionales naturales y las áreas de Páramos, Subpáramos y Bosques
andinos/hábitat y disminución de la oferta de la recuperación de la dinámica ecosistémica Alto-andinos en calidad de reservas forestales y
bienes y servicios ambientales. con el fin de mantener y mejorar la oferta de zonas productoras de agua.
bienes y servicios ambientales.

183 CAR
PGAR –2001 - 2010
A NÁLISIS PROSPECTIVO AL 2010 - BOGOTA
Referente de Prospección: RELACION URBANO FUNCIONAL

ESCENARIO A ESCENARIO B ESCENARIO C


La Sabana de Bogotá se perfila como escenario Territorio donde las condiciones sociales y
de competencia por el uso del espacio físico y económicas se encuentran polarizadas El Plan de Ordenamiento Territorial Ambiental
de los recursos naturales, tendiendo a un alrededor de la Capital, con ausencia de una Regional ha logrado orientar y regular la
rápido cambio altamente influenciada por concepción de ordenamiento integral de la ocupación, utilización y manejo del espacio
Bogotá, con notable urbanización física, región, generando desequilibrios y acciones territorial en armonía con el medio ambiente y
demográfica, social y cultural, desplazamiento desarticuladas. el desarrollo socioeconómico.
de la mano de obra campesina y un cambio en
la composición social del campo; superposición Se asegura el uso racional de todos los
cada vez mayor de lo urbano sobre lo rural; recursos naturales, garantizando el equilibrio
deterioro acelerado de la oferta ambiental y de entre la oferta y la demanda del suelo y demás
la base productiva y crecimiento industrial recursos naturales, la adecuada localización de
problemático. la población y de sus actividades, un alto grado
de responsabilidad y de participación por parte
de las instituciones y de la población.

184 CAR
CONCLUSIONES.

Si bien es cierto que cada regional tiene su especificidad particular, también lo es que
existen variables o situaciones que las abarcan a todas ellas y que articulan los niveles de
las regionales con el del territorio en su conjunto.

Con respecto a los escenarios correspondientes a las distintas regionales, las


caracterizaciones que se transcribieron para cada una de ellas dan las visiones y las
situaciones esperadas para cada referente de prospección y su empleo deberá realizarse
en función de los propósitos de los usuarios de estas herramientas, así como el impulso a
los planteamientos individuales de cada una de ellas priorizados en su secuencia:
Problema- Prospectiva- Estrategia.
En relación con las variables y situaciones de tipo general a continuación se presentan
para cada referente las conclusiones y oportunidades más relevantes.

4 Ordenamiento Territorial

El común denominador es la preocupación de que los instrumentos de planificación y en


particular los planes de ordenamiento territorial, se conviertan en un simple requisito
formal y que no se lleven a la práctica continuando con las tendencias vigentes de
ocupación y uso del territorio, caracterizadas por el desorden y la arbitrariedad.

Estas tendencias que ignoran la inclusión de la dimensión ambiental en los instrumentos


de planificación y en la gestión, llevan o ejercen presiones e impactos cada vez más altos
sobre ecosistemas valiosos y frágiles, afectando la calidad y magnitud de la oferta
ambiental y por tanto amenazando la sostenibilidad en el territorio CAR.

En este punto, como a lo largo de todos los referentes, surge la necesidad de fortalecer la
Gestión Ambiental Compartida de la CAR en particular con los entes territoriales, así como
la conveniencia de difundir y explicar los planes de ordenamiento territorial a los
pobladores de los municipios, para buscar su apoyo y evitar distorsiones a lo planteado en
ellos. Igualmente, en todos los casos se manifiesta la necesidad de decretar y mantener
áreas protegidas.

Estas posibilidades de acción se enmarcan en los programas “Planificación y Ordenamiento


Ambiental Territorial” y “Gestión Ambiental Compartida y Consolidación de un Sistema
Ambiental Regional” del PGAR del territorio CAR, programas de los que se da explicación
detallada en el siguiente capítulo.

4 Actividades Productivas

En línea con el referente anterior aparece nítidamente la tendencia de que si se continúan


utilizando las técnicas productivas vigentes y tradicionales, que en buena medida impactan
de manera fuerte e irresponsable los recursos naturales y el medio ambiente, el deterioro
de la base natural será creciente y tan significativo, que afectará la capacidad de soporte
de la base natural y por tanto la sostenibilidad y la competitividad de la región.

185
PGAR 2001 - 2010

En particular se señala el impacto generalizado sobre los recursos hídricos por


contaminación y alteración de caudales y la fuerte presión que se ejerce sobre los
páramos por la expansión del área cultivada en papa y sobre zonas protegidas y
ecosistemas ambientalmente valiosos. La ganadería en ladera, al sustituir la caficultura por
los pastos, presenta otra grave fuente de impactos ambientales debidos al desarrollo de
actividades productivas de alto impacto que atentan contra la sostenibilidad.

Con respecto a la corrección de las tendencias deteriorantes que causan las actividades
productivas incorrectamente desarrolladas, puede decirse que se abre un espacio muy
importante para la difusión y aplicación de tecnologías limpias, en el cual la CAR debe
tener un papel protagónico como centro de información sobre estas tecnologías y como
canalizadora de asistencia técnica hacia los sectores productivos y los productores
individuales.
Temas como el beneficio del café en seco, la introducción de sistemas de combustión
limpios en la zona panelera o los sistemas de tratamiento de aguas residuales en la
porcicultura y la avicultura, son ejemplos en los que la CAR puede actuar.

Al igual que en el caso anterior, la manera de adelantar estas posibilidades de acción


puede apoyarse en convenios de producción limpia con los productores y en la interacción
en espacios de colaboración técnica con el sector productivo, para transferir asistencia
técnica y concertar normas y estándares de calidad ambiental.

La utilización de instrumentos económicos, como las tasas por uso de agua y las
retributivas, es otro interesante campo de acción para generar cambios tecnológicos y de
comportamiento.

Estas posibles actividades se enmarcan, dependiendo de su naturaleza, en uno de los


cuatro programas del PGAR.

4 Usos del suelo

Los conflictos en el uso del suelo son otra constante en los escenarios tendenciales de las
regionales. Estos conflictos se originan principalmente en la expansión urbana en zonas
con otras vocaciones más valiosas, o sobre zonas de alto riesgo y en el avance de la
frontera agrícola sobre zonas ambientales valiosas como son los páramos, las zonas
protegidas, los bosques naturales y los cuerpos de agua. A estos conflictos de uso se
agregan los efectos dañinos sobre el suelo causados por prácticas agrícolas y ganaderas
inadecuadas, que se expresan en el estímulo a procesos erosivos y a fenómenos de
remoción de masas. Aquí surge nuevamente la posibilidad de estudiar y difundir técnicas
eco amigables como la producción más limpia, la labranza mínima y el aprovechamiento
sostenible del recurso forestal.

Igualmente en el campo de la autoridad ambiental se deben desestimular y reglamentar


las parcelaciones y vigilar la delimitación efectiva de los perímetros urbanos. Las
posibilidades mencionadas se enmarcan con toda claridad en los programas del PGAR.

186
CAR
PGAR 2001 - 2010

4 Dinámica poblacional

Como se ha explicado en el Diagnóstico Ambiental, el territorio se caracteriza por tener


una red urbana muy desbalanceada lo cual naturalmente afecta a las regionales, partiendo
de la intensidad y facilidad de su interacción con Bogotá.

Los escenarios planteados por las regionales presentan una tendencia a continuar y
avanzar en este desbalance, mediante procesos de expulsión de población hacia unos
pocos centros urbanos, en especial hacia Bogotá y Soacha. Se anota que estas
migraciones son selectivas, ubicándose en grupos jóvenes y mejor preparados, en busca
de mejores oportunidades y por el flujo de desplazados por razones de orden público, lo
cual genera graves conflictos en los centros urbanos, como ya se mencionó y el abandono
de zonas productivas.

Si bien es cierto que estos fenómenos demográficos no son de competencia de la CAR de


manera directa, se sugiere que la Entidad si puede contribuir indirectamente a tratar de
lograr una distribución de la población más equilibrada, mediante acciones como la
búsqueda de figuras que aclaren y regulen las relaciones interurbanas, como puede ser el
caso del Area Metropolitana de Bogotá u otras equivalentes y la concertación con el
INCORA sobre asuntos como la asignación de tierras en áreas protegidas o
ambientalmente valiosas.

La explotación de hidrocarburos constituye otra posibilidad de fuertes cambios en la


dinámica poblacional, en los que la CAR puede tener alguna inherencia mediante el
conocimiento y la participac ión en el otorgamiento de Licencias Ambientales para
adelantar esta actividad, coordinadamente con el Ministerio del Medio Ambiente.

4 Conciencia y Educación Ambiental y Factores Culturales

Es necesario modificar las relaciones hombre – naturaleza en el territorio si se quieren


cambiar las tendencias vigentes hacia el agotamiento de la oferta ambiental.

En buena medida las prácticas dañinas tales como las quemas para fines agrícolas, el
consumo desmedido de recursos naturales, el agotamiento de la biodiversidad y los
conflictos de uso del suelo, están originadas en tradiciones que suponen equivocadamente
que los recursos naturales son inagotables y gratuitos y en el criterio inadmisible pero
común, de que el interés particular predomina sobre el público.

En cuanto a este referente de prospección, existe un consenso sobre la necesidad de


adelantar procesos de educación ambiental, tanto formal como no formal, que se
enmarcan en el programa “Gestión Ambiental Compartida y Consolidación de un Sistema
Ambiental Regional”, del PGAR.

187
CAR
PGAR 2001 - 2010

Dada la importancia de incluir los temas ambientales en los instrumentos de planificación


municipal, se propone realizar acciones de Gestión Ambiental Compartida que se alojan en
el programa “Planificación y Ordenamiento Ambiental Territorial”, del PGAR.

4 Orden Público

Los escenarios tendenciales planteados por las regionales apuntan hacia una pérdida
creciente de la gobernabilidad sobre el territorio y por lo tanto a unas limitaciones cada
vez mayores para la acción institucional de la CAR.

También señalan hacia el aumento de los movimientos de desplazados principalmente


hacia Bogotá y Soacha, los cuales se ubican con frecuencia en zonas de alto riesgo para
asentamientos humanos.

Igualmente señalan hacia el incremento de las zonas sembradas con cultivos ilícitos con
sus consecuentes efectos negativos sobre el medio ambiente. Se indica también como una
posibilidad, el posible efecto negativo de un escalamiento de la inseguridad sobre el
desarrollo de la industria petrolera.

Al igual que en el caso del referente de la Dinámica Poblacional, en éste el papel de la CAR
para corregir estas tendencias es de tipo indirecto. Su aporte principal puede ser el de
contribuir a mejorar con su acción, las condiciones de vida de la población por medio del
aumento de la calidad y cantidad de la oferta ambiental.

La materialización, tanto del escenario B como del deseable escenario C implica modificar
las tendencias actuales, realizar esfuerzos significativos en diferentes campos y por
diversas entidades y el logro de metas graduales propiciadas por la acción mancomunada
a diez años, las cuales fueron identificadas por los expertos CAR en los talleres de la
siguiente forma, en cuanto hace a las más contundentes y conocidas.

4 Consolidación de la gestión ambiental compartida en diferentes niveles, con espacios y


mecanismos eficientes, que influyan en la toma de decisiones para que se dé un
adecuado manejo del territorio y sus recursos, mejorando la capacidad de concertación
en escenarios cualificados con los actores pertinentes.

4 Se conoce el balance hídrico integral del territorio y se adelantan proyectos para su


regulación y manejo sostenible.

4 Se entregan a los municipios las PTAR.

4 Se propende por la administración del recurso hídrico por organismos de manejo de


cuencas, dado que este es el espacio geográfico que aglutina todas las variables
ambientales y del desarrollo y en esa medida permite una gestión más integral con la
participación de los directos interesados.

188
CAR
PGAR 2001 - 2010

4 Se procura el fortalecimiento financiero y económico de los actores comprometidos con


el tema ambiental mediante la mejor y más eficiente utilización de las fuentes de
ingresos tradicionales y la búsqueda de nuevas fuentes que permitan consolidar e
incrementar los ingresos y así garantizar la sostenibilidad financiera de las acciones en
el territorio.

4 La formación y consolidación de conciencia ambiental en la comunidad es de altísimo


nivel de importancia: las comunidades al elevar su nivel de conciencia actuarán de
manera sinérgica y participativa en concordancia con los intereses del territorio.

4 Hay una explotación racional de los recursos mineros, a pesar de que esta actividad no
se ubicó en el análisis como macrovector prioritario, sí se percibió como una de las
actividades que generan mayores impactos ambientales, por eso se define que hacia el
futuro la actividad minera en el territorio deberá estar adecuadamente ordenada y
controlada para que en su manejo se disminuyan los niveles de deterioro del
ambiente.

4 Existe un sistema de áreas protegidas real y dinámico con acciones y planificación


efectiva, que va más allá de la declaratoria de las áreas para avanzar hacia resultados
tangibles en las mismas.

4 El 40% de los Planes de Ordenamiento Territorial han cumplido con las condiciones
ambientales bajo los cuales fueron aprobados. Este aspecto es muy importante si se
tiene en cuenta que el periodo de ejecución de estos planes es de nueve años, es
decir que prácticamente coinciden con el período del Plan de Gestión Ambiental
Regional.

4 En el 30% del territorio se aplican técnicas adecuadas de tratamiento de residuos


sólidos mediante proyectos regionales. Este logro tiene gran importancia, dado que los
municipios identifican el tratamiento de residuos sólidos como un asunto crítico
actualmente.

Mediante un proceso de cualificación y análisis de los escenarios y de las metas


propuestas, se derivaron las líneas estratégicas, programas y subprogramas, que
conformarán el PGAR para los próximos 10 años, sobre lo cual se hace referencia en el
próximo capítulo.

189
CAR
PGAR 2001 - 2010

4. ESTRATEGIAS

4.1. LINEAS DE PROGRAMA

Como parte de la revisión del PGAR, se ha hecho una reagrupación de los macrovectores
dentro del Capitulo de Diagnostico Ambiental la cual se muestra en el cuadro siguiente.
Además se desarrollo un análisis del funcionamiento de cada macrovector en la región lo
que nos permite lograr unidad lógica entre la estructura del diagnóstico, la de programas y
la del modelo de seguimiento.

MACROVECTORES DEL
ESTRUCTURA PROGRAMATICA
DIAGNOSTICO
Agricultura Tradicional
Agricultura Comercial
Agroindustria Desarrollo agropecuario sostenible
Ganadería de especies menores
Ganadería de especies mayores
Industria Desarrollo industrial sostenible
Explotación Minera Manejo ambiental de la minería
Transporte Desarrollo sostenible del transporte
Turismo y recreación
Desarrollo urbano sostenible
Urbanismo
Explotación de hidrocarburos
Uso sostenible de la energía
Producción /Utilización energía
Explotación Forestal Ecosistemas estratégicos y biodiversidad
El agua y los materiales se Manejo del ciclo del agua
encontraban transversales a Manejo del ciclo de materiales
todos los procesos productivos

A continuación se dan las definiciones de cada una de los macrovectores enunciados


anteriormente2, los cuales provienen de la agrupación antes mencionada y constituyen
cada uno una línea de programa.

Programa 1: Manejo del ciclo del agua.

Este comprende las distintas intervenciones humanas en el ciclo del agua en la región,
desde la hidrología e hidráulica de las cuencas aportantes hasta el uso y el tratamiento de

2
/ UNPD. THE BRAZILIAN ECOSYSTEMS AND THE MAIN DEVELOPMENT MACRO VECTORS. Project Scenarios for the
Planning of Environmental Management. Brasilia - DF. Brazil, 1996.

190
CAR
PGAR 2001 - 2010

las aguas residuales. Este macrovector es, con mucho, el más complejo, por sus relaciones
transversales con los demás y por su problemática regional.

Estado: degradación de la calidad del agua en todo el curso del río Bogotá y los cursos
bajos de sus principales afluentes. Problemas localizados de calidad de agua en las demás
cuencas.

Problemas de déficit de abastecimiento en las provincias de Sabana Norte, Sabana Centro,


Sabana Occidente, Tequendama y Alto Magdalena, por la contaminación del Río Bogotá y
por el agotamiento de la disponibilidad pues el déficit natural de las cuencas de tercer
orden se agrava por la contaminación de dicho río. Este déficit natural se extiende hasta
las provincias de Sumapaz, Magdalena Centro y Gualivá.

Agotamiento avanzado de acuíferos locales en la Sabana de Bogotá, agravado por la


contaminación del agua freática por agroquímicos de la floricultura, la agricultura y la
ganadería intensivas. Muchos de los acuíferos sobre explotados se hallan bajo cuerpos
hídricos superficiales severamente contaminados y en zonas donde la deficiente cobertura
de alcantarillado obliga al uso de pozos sépticos en alta densidad, todo lo cual favorece la
eventual percolación de los tóxicos.

Presión interna: vertimientos de la industria de curtiembres, manufacturera, alimentaria y


metalmecánica en la cuenca alta del Bogotá. Vertimientos mixtos de las tres cuencas
urbanas de Bogotá, que hacen el mayor aporte en carga contaminante.

Demanda de riego con problemas de regularidad natural de las cuencas en Sabana


Occidente y la cuenca del Ubaté y problemas de calidad en la primera por los vertimientos
domésticos e industriales al río Bogotá, sus afluentes y los humedales conexos al distrito
de riego de La Ramada.

Demanda creciente para consumo domiciliario sobre los ejes y polos de desarrollo regional
(concentración espacial del crecimiento económico y demográfico).

Degradación de los ecosistemas estratégicos para la regulación del ciclo hidrológico:


páramos, bosques y humedales. Pérdida de la capacidad reguladora de las microcuencas
por degradación de suelos por malas prácticas agropecuarias.

Baja capacidad de gestión del recurso hídrico y las microcuencas por parte de las
administraciones municipales.

Falta de políticas y prácticas de uso eficiente del agua en el sector industrial y


agropecuario.

Deficiencias de administración y mantenimiento de la infraestructura hidráulica a cargo de


la CAR.

191
CAR
PGAR 2001 - 2010

La mayor parte de los municipios y las instalaciones industriales en la jurisdicción aún


carecen de sistemas de tratamiento de aguas residuales. La mayoría de las plantas de
tratamiento de aguas residuales (PTAR) construidas y operadas por la CAR y de las
operadas por los municipios presentan deficiencias operativas.

La mayoría de los municipios carece de la capacidad técnica, administrativa y financiera


para construir u operar las instalaciones necesarias. La construcción y, en especial, la
operación de plantas de tratamiento, un gasto recurrente, pesa sensiblemente en el
presupuesto de la CAR reduciendo las posibilidades de inversión en otros temas.

La falta de planes y redes de alcantarillado, así como vertimientos puntuales de alta carga
orgánica (ej: mataderos y fábricas de lácteos) directamente a la red reducen
drásticamente la eficiencia y viabilidad de las PTAR.

Falta de un catastro completo de usuarios del agua y planes de ordenamiento y manejo de


cuencas en la jurisdicción.

Presión externa: aplicabilidad restringida de la normatividad sobre concesiones debido al


nivel de exigencias técnicas (diseños y obras) para legalizar usuarios.

Las tarifas por concesiones no alcanzan a sufragar los gastos de administración del
recurso. Entre tanto, la reducción de las tasas compensatorias por uso y retributivas por
vertimiento, anulan la efectividad de estos instrumentos reguladores.

La expectativa de la compra de agua en bloque al Acueducto de Bogotá ha incidido en el


descuido de la conservación de las fuentes locales de agua, la protección de las
microcuencas y el uso eficiente del agua por parte de las administraciones municipales en
las zonas vecinas a la capital.

Impactos directos: los problemas en el estado del recurso generan desabastecimiento


local y aguas abajo y conflictos por el acceso al agua, lo cual limita efectivamente el tipo y
crecimiento de las actividades económicas en las áreas afectadas.

La degradación de cuerpos de agua afecta el bienestar de las comunidades vecinas a ríos


y humedales contaminados y amenaza la salud de la población consumidora de los
productos agropecuarios regados con dicha agua, en la región y en Bogotá, principal
mercado de los mismos.
Impactos indirectos: el desfase entre la localización y dimensión de las actividades
económicas demandantes, el crecimiento de la población la distribución espacial del agua
disponible en las distintas cuencas y la contaminación hídrica se convierten en una
amenaza seria a corto y mediano plazo para el potencial de desarrollo económico de la
región.

Los actuales niveles de desatención del saneamiento básico municipal tienen el potencial
para convertirse en crisis de salud pública a escala local en el corto plazo y regional en el
mediano.

192
CAR
PGAR 2001 - 2010

Programa 2: Producción y uso de la energía.

Este macrovector comprende la s distintas formas de producción de energía en la región.


Sin embargo, se concentra en la producción de energía eléctrica de origen térmico e
hidráulico.
Actualmente abarca el sistema de generación operado por Emgesa sobre la cuenca media
del río Bogotá, el cual incluye la hidroeléctrica del Charco y el embalse del Muña, así como
otros sistemas hidroeléctricos menores en la cuenca del Machetá (sistema Chivor), la
cuenca alta del Subia (Cemex) y la cuenca media del río Negro.

Por otra parte, existe una planta termoeléctrica, Martín del Corral, en el municipio de
Tocancipá, operada por TermoZipa.

Estado: los principales efectos ambientales se traducen actualmente en la fuerte


contaminación del embalse del Muña por el trasvase del río Bogotá, lo cual ha favorecido
la proliferación de plantas acuáticas (eutrofización), la producción de malos olores y la
reproducción de insectos vectores (mosquitos).

Otros sistemas hidroeléctricos registran impactos sobre el ciclo reproductivo de los peces
por interrupción mecánica de las corrientes.

Por su parte, la planta termoeléctrica genera emisiones que se suman a las industriales en
la presión sobre la calidad del aire en los alrededores de los centros poblados de Zipaquirá
y Tocancipá.

Presión interna: los impactos principales, en términos de contaminación hídrica y


atmosférica se derivan de factores de presión interna, esto es, dependientes del
desempeño de los actores, tales como la falta de sistemas de gestión ambiental integral
en las empresas generadoras que incluyan las medidas de corrección y mitigación de los
impactos generados.

Presión externa: en el caso de la crisis ambiental del Muña, cuenta como factor patente de
presión externa la fuerte contaminación del río Bogotá en el punto de captación del
sistema generador, como consecuencia, principalmente de los vertimientos del
alcantarillado de la ciudad de Bogotá.

Impactos directos: los principales impactos directos se dan por olores y proliferación de
mosquitos sobre las comunidades locales de Sibaté.

También existe afectación por el deterioro de la calidad del aire sobre comunidades rurales
de Zipaquirá y Tocancipá, a raíz de las emisiones de la termoeléctrica Martín del Corral.

Impactos indirectos: a largo plazo, conforme crecen la población y las actividades


económicas en los principales polos y corredores de desarrollo de Cundinamarca, el
incremento en la demanda de energía y la falta de políticas de ahorro, determinarán una
mayor presión por el desarrollo de instalaciones termo e hidroeléctricas. Bajo el actual

193
CAR
PGAR 2001 - 2010

modelo de bajo perfil de gestión ambiental y de no modificarse las políticas y prácticas del
sector, esto implicaría la diseminación de los efectos e impactos sobre otras cuencas y
comunidades. Esto, a su vez, implicaría una carga importante en contra de la
sostenibilidad del desarrollo Bogotá – Cundinamarca.

Programa 3: Manejo del ciclo de los materiales

Este macrovector abarca las distintas transformaciones de los recursos materiales, a


través de todo su ciclo de vida desde su extracción, pasando por su conversión en
productos y subproductos, su utilización, hasta los diferentes puntos donde eventualmente
se convierten en residuos o se reutilizan.

Si bien, este proceso tiene obvias y extensas intersecciones con los macrovectores de la
minería y la industria y con la construcción, en el macrovector de crecimiento urbano, aquí
se enfoca principalmente bajo tres aspectos:

- La racionalización del consumo de materiales.


- La recuperación y reutilización de materiales.
- La disposición final de los residuos sólidos.

Los dos segundos abarcan, en gran medida, porciones del ciclo de vida del material
estrechamente relacionadas con el consumo, el uso y el destino final. Por tanto, el
macrovector se centra en los hábitos y patrones de consumo de la sociedad regional y en
el saneamiento a cargo de las empresas de servicios públicos estatales o privadas.

Estado: a nivel del estado es de destacar la diseminación y crecimiento de los botaderos


de basuras a cielo abierto, así como la mezcla en dichos sitios de residuos peligrosos con
residuos comunes.

Presión interna: los principales factores de presión interna se sitúan en el descuido de las
normas de manejo de residuos sólidos y residuos hospitalarios por parte de las
administraciones municipales y departamentales y en la escasa capacidad técnica de las
primeras para la formulación e implementación de los Planes de Gestión Integral de
Residuos Sólidos.

Este es uno de esos casos, abundantes en los aspectos sanitarios de la gestión ambiental,
donde es el mismo Estado, en particular los entes territoriales, los principales
transgresores de las normas ambientales.

Adicionalmente, el escaso desarrollo de las políticas al respecto incluye una baja


estimación del potencial social y económico de la actividad de recuperación y reciclaje.
Esto se traduce en la baja inserción de las familias y organizaciones de recuperadores –
recicladores en la gestión regional de los residuos sólidos.

Por otra parte, tampoco existen acuerdos con los transformadores (la industria) para
temas claves (ej: empaques y envases) o con el gran comercio (plazas, centrales de

194
CAR
PGAR 2001 - 2010

abastos, grandes almacenes), el cual concentra gran parte del flujo de residuos sólidos
reciclables.

Presión externa: uno de los principales factores de presión externa es el crecimiento de la


población urbana en los municipios más conectados a los polos y corredores de desarrollo.

Este crecimiento absoluto y relativo de la población urbana regional se combina con otra
dinámica sociocultural que abarca a toda América Latina: el cambio en los patrones de
consumo, el cual se refleja en el aumento de la masa de residuos sólidos producidos per.
capita y el aumento de la fracción de residuos no orgánicos y la de residuos peligrosos.

Impactos directos: dada la precariedad de las form as en uso de disposición final de


residuos sólidos, los impactos directos abarcan desde la afectación de la comodidad y la
salud por la contaminación hídrica aguas debajo de los botaderos, las molestias y
amenazas a la salud de las comunidades vecinas por los malos olores, la degradación
visual y la proliferación de plagas y vectores hasta los riesgos geotécnicos ante eventuales
deslizamientos de dichos botaderos.

Impactos indirectos: en primer lugar hay que destacar la amenaza creciente al suministro
hídrico y a la salud pública en la medida en que crecen los asentamientos, los volúmenes
de residuos mal manejados y el número y extensión de áreas afectadas.

Por otra parte, no puede ignorarse que una de las principales desventajas comparativas
para el desarrollo industrial competitivo de una región montañosa como Cundinamarca, es
el costo de transporte de las materias primas a la altitud de los centros de transformación
y consumo. Por tanto, cualquier rezago en el crecimiento de la recuperación y reciclaje de
materiales castiga económicamente el crecimiento económico de la región y reduce a
mediano y largo plazo la competitividad del sistema, tanto por costos comparativos como
por calidad ambiental de la producción puesta en el mercado global.

Programa 4: Mi nería.

Como es propio de los países en vías de desarrollo, este y otros sectores económicos
presentan en la región, una variedad de formas con diversas dimensiones, accesos
tecnológicos y modos de organización. Su desempeño ambiental y los problemas
relacionados son, así mismo, diversos.

Dentro de la jurisdicción, este sector comprende, en orden de importancia:

- Materiales de cantera para construcción, principalmente arena, recebo y piedra.


Anexo: producción de ladrillo y otros cerámicos.
- Carbón combustib le y para coquización. Anexo: fabricación del coque.
- Materiales de aluvión para construcción. Anexo: fábricas de mezclas y agregados.
- Exploración y explotación de hidrocarburos.
- Otros renglones mineros muy localizados y en menor proporción.

195
CAR
PGAR 2001 - 2010

Estado: los principales efectos de la minería son, en general, de alta intensidad,


difícilmente reversibles y muy concentrados en el espacio.

La calidad del aire se encuentra severamente afectada en los sectores del coque (Tausa,
Cogua, Sutatausa, Lenquazaque, Cucunubá) y de chircales2 (Soacha, Nemocón,
Zipaquirá).

Los vertimientos del beneficio de minerales de cantera y socavón aumentan la carga de


sedimentos en los caudales receptores y en el segundo caso, la afectación inmediata de la
calidad del agua de fuentes superficiales receptoras de aguas provenientes del subsuelo
sin ningún pretratamiento, disminuyendo la disponibilidad para otros usos en las zonas
inmediatamente aledañas aguas abajo.

La minería de canteras frecuentemente genera amenazas geotécnicas sobre


asentamientos e infraestructura vecinos, degradación del paisaje y favorece el crecimiento
de asentamientos humanos subnormales al constituir una oferta de suelo peligroso,
degradado, ilegal, cercano a ciudades y provisto de accesos y subempleo.

Presión interna: el peso del transporte en los costos de la minería de cantera obliga a la
localización periurbana y suburbana de las explotaciones. Adicionalmente, la dinámica
típica de subempleo en las canteras genera cadenas económicas informales que favorecen
el asentamiento de los participantes cerca o dentro de las canteras. Todo esto agrava los
impactos y los riesgos generados.

La falta de organización, capital de trabajo y capacitación limita severamente el acceso de


los mineros a mejores formas de producción, por lo cual se mantienen en dinámicas
tradicionales de alto riesgo, alto impacto y bajo margen de utilidad. Es uno de los casos
más claros donde la pobreza, la degradación ambiental y el riesgo se refuerzan
recíprocamente.

El sector tiene una dinámica de competencia agresiva favorecida por el marco normativo,
lo cual dificulta la consolidación de la información, la formación y operación efectiva de
organizaciones gremiales y la concertación de acuerdos de ordenamiento y manejo de la
actividad.

Usualmente la explotación minera no incorpora a su planificación ni a su contabilidad los


costos de manejo ambiental ni los de restauración, más onerosos. La frecuencia con que
la minería es operada por actores diferentes a los propietarios superficiales y la falta de
reglamentación sobre los contratos de arrendamiento para minería inciden en que se
desprecie el costo de oportunidad del suelo perdido para usos posteriores. De este modo
se van acumulando pasivos ambientales representados en canteras abandonadas en
condiciones de alto riesgo y degradación ambiental.

2
Fábricas de ladrillo artesanales o de muy bajo nivel de industrialización.

196
CAR
PGAR 2001 - 2010

Presión externa: el crecimiento urbano en la Sabana de Bogotá genera un aumento


sostenido de la demanda de materiales de construcción. En la medida en que se refuerzan
las normas y controles sobre la minería dentro del Distrito Capital y las tasas de
urbanización comienzan a mover su centro de gravedad a los Municipios periféricos, la
minería de canteras, chircales y gravilleras tiende a ampliar su cobertura y a diseminarse
en la jurisdicción CAR.

Por añadidura, la capacidad de los municipios para controlar el manejo de la minería es


muy baja, como lo es, también, el apoyo de los organismos nacionales a cargo del sector.
La voluntad política de ejercer dicho control varía en cada municipio desde la proscripción
de la actividad hasta la total indiferencia o connivencia ante las irregularidades de
localización y manejo.

La bonanza en los precios internacionales del acero y el coque, junto con la situación de
Colombia como único país en Latinoamérica con reservas importantes de carbones
coquizables están generando actualmente un aumento de esta minería y la proliferación
de minas y plantas de coquización, en su mayoría, pequeñas, de bajo rendimiento,
diseminadas y en condiciones críticas de seguridad y efecto ambiental.

Impactos directos: la dinámica propia de la minería informal genera condiciones de


pobreza, alto riesgo e insalubridad para las comunidades desarrolladas en torno a ella.

Las condiciones de degradación paisajística, riesgo y subnormalidad social generan


depreciación del suelo y pérdida de oportunidades de desarrollo sobre áreas vecinas a los
asentamientos, las cuales tienden a perpetuarse como cinturones deprimidos.

Estas condiciones se extienden a las comunidades vecinas y, en el caso de los vertimientos


del carbón y la alteración hidráulica de las pequeñas gravilleras, los efectos pueden
extenderse a gran distancia aguas abajo.

Impactos indirectos: vistos a mayor escala, los problemas de la minería conllevan la


acumulación de fuertes proble mas de ordenamiento territorial a mediano y largo plazo que
pueden limitar sensiblemente el desarrollo de determinados municipios.

En primer lugar, la acumulación de áreas degradadas y socioeconómicamente deprimidas


bloquea el suelo y resta posibilidades de desarrollo a los Municipios. En segundo lugar, los
riesgos aparejados al manejo antitécnico y el abandono de las explotaciones tienden a
crecer con el tiempo por las dinámicas geológicas, hidráulicas, climáticas y urbanísticas.
Finalmente, la falta de ordenamiento de la minería resta viabilidad y competitividad a un
sector vital para el desarrollo económico y social de la región.

Programa 5: Conservación de ecosistemas estratégicos

197
CAR
PGAR 2001 - 2010

Se definen como aspectos relevantes en el bajo nivel de conservación de los ecosistemas


estratégicos de la CAR, la explotación irracional del recurso forestal existente en estos y su
utilización por parte de la población como escenarios de recreación activa, con los
consecuentes impactos ambientales.

• Extracción forestal.

Se concentra en las pocas áreas con masas forestales importantes, si bien también ejerce
presión sobre los relictos más pequeños en áreas pobres en bosque.

Estado: la mayor parte del área CAR ha perdido su cobertura forestal original y la restante
es, principalmente, secundaria e intensamente fragmentada.

En las áreas no polarizadas (fuera de los corredores y polos de crecimiento poblacional y


económico) subsisten algunos relictos boscosos de mayor extensión, entre ellos: bosques
de lauráceas y robles en Cabrera y Venecia, robledales y bosques de niebla de Peñas
Blancas – El Salto – El Manjuy – el Tablazo (bordeando los contrafuertes externos de la
Sabana de Bogotá), los remanentes de bosque primario y secundario, subandino y
húmedo tropical de la cuenca baja del río Negro, los remanentes de bosque seco tropical
del valle del Magdalena, los parches de bosque secundario de la cuenca alta del Machetá y
los bosques húmedos de Lauráceas en la cuenca alta del río Blanco (zona de
amortiguación del PNN Chingaza).

En las áreas más conectadas a los corredores y polos de desarrollo, los bosques han sido
diezmados y sólo subsisten algunos parches reducidos y aislados de regeneración. En
consecuencia, la fragmentación ecosistémica se acentúa sobre estos corredores.

Debido al patrón histórico de poblamiento y al cultivo de la papa, la comunidad vegetal


más afectada es el bosque altoandino, cuya destrucción ha dado origen a extensas áreas
de páramo secundario en reemplazo de los bosques enanos de subpáramo y el encenillal.

Presión interna: la extracción forestal combina dos dinámicas. Por un lado, está la tala
rasa para ampliación de pasturas y cultivos, generalmente asociada a un ciclo de fuego,
cultivo y pastoreo. Por el otro, está la tala con fines específicos de aprovechamiento
forestal, la cual suele operar por entresaca selectiva de las especies e individuos de mayor
valor comercial, con la consecuente extinción local de dichas poblaciones biológicas y la
disgénesis (pérdida de los mejores genes) de los rodales.

Presión externa: las leyes de adjudicación de tierras y la historia de lucha por la tierra
(tercera década del S. XX) se suman a la tradición maderera de determinadas
comunidades locales y familias con historia viva de colonización.

La falta de oportunidades de empleo e ingreso en las áreas rurales incrementa el valor de


oportunidad de la extracción forestal.

198
CAR
PGAR 2001 - 2010

La proximidad al mercado bogotano, principal consumidor de madera del país se suma a la


escasez de plantaciones forestales y la falta de esquemas de aprovechamiento sostenible
del bosque natural, haciendo que la presión de la demanda recaiga directamente sobre
éste.

La presión económica del impuesto predial sobre suelos sin aprovechamiento económico
directo, puede llevar a los propietarios de los remanentes boscosos a talar y cambiar el
uso del suelo.

Dado que las masas forestales más importantes se encuentran en áreas no polarizadas,
con frecuencia afectadas por el conflicto armado, y las mismas tienden a perder población,
esto puede reducir la presión de cambio de uso sobre los bosques naturales. Sin embargo,
la reducción del conflicto armado y ocasionales auges locales de repoblamiento (ej:
proyectos de hidrocarburos o infraestructura) pueden revertir dicha situación favorable a
la conservación pasiv a.

Impactos directos: La pérdida del bosque implica la inmediata pérdida de la oportunidad


de su aprovechamiento forestal sostenible para el desarrollo socioeconómico local y de los
distintos servicios ambientales de los cuales dependen de modo crítico el modo y calidad
de vida, tanto en los poblados rurales vecinos como en las comunidades campesinas
dispersas (agua, proteínas, medicamentos, fibras, madera, combustible).

Dado que los relictos boscosos se encuentran generalmente sobre las áreas de difícil
acceso por pendientes fuertes y relieves quebrados, la pérdida de esta cobertura
protectora acarrea, a corto y mediano plazo, la desestabilización de dichas geoformas con
la consiguiente amenaza para los asentamientos y la infraestructura en la vecindad.

Impactos indirectos: La desaparición paulatina del bosque natural de las regiones que aún
conservan coberturas importantes acarrea, a mediano plazo, la degradación del paisaje
natural y la pérdida del potencial turístico asociado.

La deforestación implica la pérdida del efecto de los bosques de montaña sobre las
precipitaciones (precipitación coadyuvada) reduciendo los balances hídricos, lo cual es
especialmente grave para cuencas que ya presentan un marcado déficit y riesgo de
desabastecimiento.

La región central andina ha sido catalogada como una de las principales en biodiversidad a
nivel nacional por el Instituto Humboldt. La deforestación es la principal causa de las
extinciones regionales y locales. La pérdida de la biodiversidad implica la pérdida de
oportunidades de desarrollo asociadas a los recursos genéticos y al aprovechamiento
tradicional o industrial de los mismos.

• Turismo.

El turismo en la región está asociado a tres valores principales:

199
CAR
PGAR 2001 - 2010

- Turismo religioso: asociado a sitios de peregrinación, algunos de los cuales incluyen


ecosistemas frágiles y valiosos (ej: cerros).
- Turismo histórico: asociado a edificios y escenarios de hitos históricos regionales y
nacionales.
- Turismo ecológico: asociado a escenarios naturales privilegiados (miradores naturales,
páramos, bosques, ríos, lagunas).

Por la forma y los efectos ambientales pueden distinguirse dos modalidades:

- El turismo popular: que implica la afluencia de visitantes, con intensidad variable entre
lugares y temporadas, a escenarios naturales con poca demanda de infraestructura.

- El turismo de finca de veraneo y centro recreacional: que implica mayores poblaciones


flotantes y mayor desarrollo de infraestructura para el turismo, los servicios y el
comercio asociados.

Como se señaló en el apartado anterior, el turismo está asociado como causa al


crecimiento rural.

Estado: en la modalidad de paseo, los principales efectos ambientales se traducen en:

- La acumulación de basuras en escenarios naturales con un efecto más visual que de


contaminación propiamente dicha.
- La fragmentación de la cobertura vegetal debido al tráfico incontrolado de los
visitantes.
- El aumento de los factores de ignición y, por ende, de la frecuencia de conatos e
incendios forestales.

En la modalidad de finca y centro recreativo, los efectos ambientales son comparables a


los del crecimiento suburbano, con el cual se encuentra fuertemente asociada. El
deterioro de la calidad del agua, la calidad paisajística y la destrucción de ecosistemas
valiosos es más grave, en la medida en que la actividad suele concentrarse en escenarios
naturales de alta fragilidad / baja capacidad de carga.

Presión interna: la localización sobre escenarios naturales frágiles, el bajo perfil


organizacional y logístico de la actividad y la falta de educación y orientación a los turistas
son los principales factores que aumentan la intensidad de los efectos ambientales
negativos del turismo.

A nivel mundial existe ya consenso sobre la especial fragilidad de los ecosistemas de


montaña a los impactos de la que ha sido llamada la “industria sin chimeneas”.
En especial bajo la modalidad de finca y centro recreacional, las presiones por
vertimientos, ruido, destrucción de ecosistemas y deterioro paisajístico son altas.

200
CAR
PGAR 2001 - 2010

Si se le suma la creatividad y falta de asesoría paisajística de algunos empresarios locales,


los impactos pueden ser más severos: pavimentación de cursos de agua, decoración de
peñas e improvisación de miradores que se ven más que lo que permiten ver.

Presión externa: en la medida en que aumente la población urbana en la región, la


demanda turística crecerá paralelamente en las dos modalidades.

En la medida en que se afiance la tendencia a la disminución y alejamiento del conflicto


armado, nuevas áreas, hasta hoy bien conservadas, se harán accesibles al turismo y sus
impactos.

Impactos directos: los principales impactos directos tienen que ver con el aumento de los
problemas sanitarios en las localidades turísticas, asociados al mal manejo de aguas
servidas y residuos sólidos.

Por otra parte, ya se registran conflictos por ruido, entre los centros recreacionales y el
comercio asociado, como generadores, y los pobladores rurales y suburbanos de la
vecindad, como afectados.

Impactos indirectos: hay que destacar que siendo el turismo una de las actividades más
promisorias para el desarrollo socioeconómico de varios municipios en la región, el mal
manejo ambiental de la región está destruyendo aceleradamente el potencial de la
actividad.

Adicionalmente, la mejoría de la seguridad, que podría impuls ar el turismo extranjero


puede ser claramente contrarrestada por el deterioro ambiental y paisajístico causado por
el actual desarrollo turístico de bajo perfil.

Programa 6: Producción agropecuaria.

El macrovector abarca una amplia gama de elementos y modos de vida asociados:

- Agricultura de subsistencia en pequeñas extensiones, usualmente en ladera, en la que


sobresalen el maíz y la caña.
- Agricultura de medianas a grandes extensiones en papa, usualmente en zonas de
páramo y subpáramo.
- Agricultura mediana o altamente tecnificada, más restringida a la Sabana de Bogotá y
concentrada principalmente en perecederos.
- Floricultura, altamente tecnificada,
- Ganadería de especies mayores.
- Ganadería de especies menores.

Estado: los efectos ambientales del sector agropecuario se dejan sentir principalmente
sobre el suelo, el agua y la cobertura vegetal.

201
CAR
PGAR 2001 - 2010

A nivel del suelo, los mapas de erosión de la CAR reflejan un agotamiento avanzado y
acelerado del suelo agrícola. A la erosión se suma la salinización y lavado de los mejores
suelos de la Sabana de Bogotá por prácticas inadecuadas de riego.

Los niveles de contaminación por pesticidas persistentes en los suelos cultivados no han
sido debidamente estudiados. Sin embargo, la dinámica de regeneración de la vegetación,
especialmente en las zonas afectadas por el cultivo de la papa, indica una afectación
severa sobre grandes extensiones de antiguos páramos, subpáramos y bosques alto
andinos.

Presión interna: el principal factor de presión lo constituyen las prácticas de ma nejo.

En el caso de la agricultura y la ganadería extensiva de laderas, las prácticas de labranza,


el deshierbe con azadón y las quemas constituyen un régimen cíclico de tensionantes
sobre la estructura y composición química y biológica del suelo que se deja sentir en los
fuertes descensos de la productividad por hectárea. Esto es especialmente severo en el
cultivo del maíz y la caña panelera en clima templado.

Las quemas tradicionales de los páramos para el pastaje del ganado bovino con el rebrote
del pajonal han causado el paulatino y extenso deterioro de los suelos y de la estructura
florística de páramos y subpáramos.

El mal manejo de los agroquímicos (mezclas, concentraciones, frecuencias, seguridad)


especialmente en el cultivo de la papa, se liga a esta pérdida creciente de rendimientos,
en perjuicio de la renovación del suelo y la calidad del agua.

Las prácticas convencionales de riego redundan en el desperdicio del agua y el deterioro


del suelo por erosión, lavado y salinización. Por otra parte, el uso de agua fuertemente
contaminada (incluso con metales pesados) en áreas agrícolas y ganaderas vecinas a
centros urbanos e industriales se traduce en un aumento de los rendimientos de pasturas
y cultivos con una pérdida segura de la calidad de dichos alimentos.

La falta de cobertura leñosa unida a monocultivos transitorios genera la desprotección del


suelo con su debido impacto en erosión, lavado y pérdida de la capacidad de retención
hídrica, esencial para la regulación de los caudales en las microcuencas.

Muchos de estos problemas se intensifican en el caso de la producción intensiva como las


flores en la Sabana de Bogotá. Este subsector genera, además, una fuerte presión sobre el
agua subterránea que se refleja en la diseminación de los pozos profundos y el descenso
del nivel freático y la presión en los mismos, indicando un muy probable agotamiento de
acuíferos locales.

Tras estos problemas de manejo se encuentran distintos factores económicos y culturales


propios de los sistemas de alteridad campesinos, entre los que se cuentan problemas de
tenencia en algunas áreas, la resiliencia cultural y la pérdida de prácticas tradicionales de
manejo por la presión del mercado.

202
CAR
PGAR 2001 - 2010

A lo anterior debe añadirse la falta de preparación metodológica de la mayoría de las


instituciones que intervienen en la asistencia técnica y la extensión agropecuaria, derivada
del desconocimiento de la agro ecología del medio andino y de la dinámica social,
económica y cultural de los sistemas de alteridad campesinos propios de la región.

Presión externa: la presión del mercado de insumos y productos agropecuarios y la falta


de mecanismos de comercialización que optimicen los rendimientos de los productores,
refuerzan la permanencia de las prácticas de sobreexplotación y la dinámica de
degradación en espiral del agro ecosistema y la economía campesina.

Impactos directos: los principales impactos se captan en los rendimientos económicos de


las fincas y la calidad de vida de las familias campesinas.

Así mismo, los consumidores finale s de los productos agropecuarios son receptores de los
contaminantes aplicados como agroquímicos o contenidos en aguas de riego
contaminadas.

Otro impacto importante son los problemas de salud claramente asociados a determinadas
áreas y cultivos, causados por el abuso de los agroquímicos.

Impactos indirectos: la contaminación de los alimentos producidos mediante las prácticas


corrientes en la región castiga fuertemente la competitividad del sector a nivel
internacional, lo cual ya comienza a sentirse en renglones como las flores. A mediano
plazo, el fortalecimiento de las normas ambientales y sanitarias locales representa una
limitación severa para la producción agropecuaria tradicional.

Por otra parte, el agotamiento de los suelos agrícolas en una región montañosa supone
una amenaza seria para la economía y el bienestar de las áreas rurales de Cundinamarca y
Boyacá y para la seguridad alimentaria de sus asentamientos.

Es de esperarse que el descenso de la productividad y la competitividad unidos a la


presión de competencia por agua y suelo frente a otras actividades pongan en crisis al
sector agropecuario a corto plazo en ciertas áreas y en forma generalizada a mediano
plazo.

Programa 7: Industria.

La transformación de materias primas, agua, energía y mano de obra en bienes para el


comercio tiene efectos a tres niveles:

- Por la extracción y consumo de materiales, agua, energía y mano de obra.


- Por los subproductos y residuos generados en el proceso transformador y el resto del
ciclo de vida de los productos y materiales.
- Por el consumo de los productos y subproductos comercializados (ej: empaques).

203
CAR
PGAR 2001 - 2010

La industria regional se concentra en la Sabana de Bogotá y en ella sobresalen como


subsectores:

- Las curtiembres.
- La industria manufacturera.
- La industria alimentaria.
- La industria de insumos agropecuarios.
- La industria metalmecánica.
- La industria química.

Estado: el principal efecto sobre el estado del ambiente se registra sobre el recurso agua,
tanto a nivel de contaminación por vertimientos industriales, como en el agotamiento de
aguas superficiales y subterráneas.

Localmente también se encuentran áreas con deterioro de la calidad del aire y


puntualmente problemas de ruido en las localizaciones englobadas por el crecimiento
urbano.

El desarrollo desfasado de las concentraciones industriales, la expansión urbana y la


infraestructura vial también genera problemas bien localizados de ruido y contaminación
atmosférica por congestión del transporte de carga.

Por otra parte, la combinación de industria de bajo perfil ambiental y crecimiento urbano
caótico genera una situación de alto riesgo tecnológico y en varios asentamientos,
especialmente en Sabana Occidente.

Presión interna: la presión de la industria sobre el recurso hídrico se da por doble vía, de
modo más bien agresivo: por una parte es un consumidor altamente demandante y en la
mayoría de los casos no se cuenta con sistemas de pretratamiento de los vertimientos
industriales, los cuales van directamente a las redes de alcantarillado y a los cuerpos de
agua.

Por otra parte, los requisitos de la localización industrial colocan a estos establecimientos
necesariamente sobre las áreas de mayor demanda y competencia por el recurso con
otras actividades, especialmente la agricultura intensiva y el crecimiento urbano.

En cuanto a las emisiones atmosféricas la situación es bien diversa. En general, la mayoría


de las principales fuentes fijas de emisiones se ubican en corredores bien definidos,
relativamente alejados de los principales centros urbanos, debido a la presión de las
comunidades vecinas. Sin embargo, constituyen focos de contaminación atmosférica sobre
determinados ejes viales y concentraciones industriales (ej: la cerámica en Ráquira y las
concentraciones industriales de Funza, Zipaquirá y Tocancipá, entre otras).l

Aquí como en otros sectores de la economía regional, se verifica una mezcla de niveles de
tecnificación – industrialización, desde los manejos prácticamente artesanales frecuentes
en las curtiembres y una parte de la pequeña industria alimentaria y metalmecánica, hasta

204
CAR
PGAR 2001 - 2010

los sofisticados niveles de desarrollo de la gran industria alimentaria, química y


manufacturera. Esto implica una diversidad correspondiente, en los factores de
capacitación, capital y organización que limitan el acceso a mejoras tecnológicas y
organizacionales de las formas de producción.

Presión externa: La falta de políticas claras de localización industrial, tanto a nivel sectorial
como municipal, es un factor que no sólo amenaza la calidad ambiental sino la viabilidad
de la industria misma.

A lo anterior se suma, por supuesto, la falta de seguridad jurídica: las normas ambientales
y, en mayor medida, las de uso del suelo cambian de modo demasiado rápido e
impredecible y consultan muy poco las necesidades y propuestas de la industria, de modo
que se desfavorece el desarrollo formal del sector y la inversión en el adecuado manejo
ambiental.

Impactos directos: el bajo perfil ambiental de la mayor parte de la industria supone una
amenaza seria para la salud y seguridad de las comunidades vecinas y, con mayor
intensidad, para las familias y empleados que laboran (y en algunos casos incluso habitan)
en las locaciones industriales.
La mezcla de la industria con el tejido residencial recarga la infraestructura de
alcantarillado y hace muy difícil y costoso el tratamiento de las aguas residuales de los
asentamientos donde esta mezcla ocurre.

Los vertimientos industriales, tanto por su localización como por sus características,
constituyen un fuerte impacto a la salud y seguridad de las personas vinculadas al sector
agropecuario, así como para los consumidores finales de los productos del mismo.
Impactos indirectos: aunque la mayor parte de la industria de la región creció orientada al
mercado bogotano y otros nacionales, la creciente globalización de la economía pone ante
una amenaza seria a la industria local, dado su bajo perfil ambiental y social.

Por otra parte, el crecimiento de la población urbana y suburbana en torno a las áreas
industriales genera a corto y mediano plazo una fuerte competencia por suelo,
infraestructura, servicios y agua.

Programa 8: Urbanismo.

Este es uno de los macrovectores más complejos que operan en una región con el
principal centro urbano del país en su jurisdicción.

La tendencia actual de este crecimiento es a su aceleración y a su concentración en torno


a los centros y corredores ya definidos.

Paralelo al crecimiento urbano, se encuentra el crecimiento suburbano, cuyas dinámicas,


dimensiones y efectos están muy pobremente estudiados, a pesar de que es uno de los
procesos que mayor incidencia tienen en la determinación de la estructura territorial de la
región y la transformación ambiental, social y económica de la misma.

205
CAR
PGAR 2001 - 2010

Estado:

La dinámica del crecimiento urbano presenta por lo menos cuatro franjas con una
problemática ambiental distintiva:

Los centros urbanos tradicionales: donde la presión del comercio sobre el tejido
residencial, la falta de vías, el deterioro urbano se suman para generar áreas de muy baja
oferta de espacio público y zonas verdes, contaminación atmosférica, sonora y visual.

Las zonas de crecimiento y consolidación urbana: que en estratos bajos se concentran en


suelos donde la densidad del asentamiento ya hace sentir el conflicto con actividades
agrícolas, industriales y mineras, pues los efectos ambientales de las mismas se convierten
en amenazas y molestias para los nuevos vecinos.

Las zonas periurbanas: la ciudad sin consolidar, donde la población de menos recursos se
concentra sobre la oferta de suelo más barato, es decir, ilegal, peligroso (inundaciones,
deslizamientos, industria pesada), degradado e insalubre. En estas zonas las formas de
ocupación y habitación incrementan el deterioro y los riesgos.

Las zonas suburbanas: la vivienda secundaria y las áreas dormitorio, junto con la
población flotante y conmutadora asociada, se expanden sobre vías principales y
secundarias sobre las áreas rurales más accesibles desde los principales centros urbanos y
en torno a los principales corredores turísticos. Aunque en sus formas y densidades
iniciales, la suburbanización supone un alivio del régimen de impactos típico del uso
agropecuario, permitiendo la recuperación de la cobertura vegetal, la fauna, el agua y el
suelo, cuando se densifica y pasa a formas de ocupación más agresivas (conjuntos
campestres densos, duros y cerrados) genera una fuerte artificialización de todo el medio.

Por otra parte, la dispersión de la habitación humana implica una dispersión de los
residuos y vertimientos, paralela a un sobrecosto para el desarrollo de la infraestructura
sanitaria, la cual puede no ser viable a tales distancias y densidades. Adicionalmente, el
crecimiento suburbano está claramente asociado a una práctica de transporte no
sostenible: el auto particular, siendo el tráfico conmutador un factor importante de
contaminación atmosférica y sonora y de pérdida de tiempo en los principales ejes viales
urbano-regionales.

El crecimiento urbano se da generalmente sobre tres tipos de áreas: áreas agropecuarias,


áreas mineras, zonas industriales y áreas silvestres (cerros y humedales).

Así, la mayor parte de los efectos ambientales resultan predecibles a partir de estas
localizaciones:

- Relleno y urbanización de humedales.


- Desforestación y urbanización de cerros.
- Urbanización de canteras abandonadas con alto riesgo geotécnico.

206
CAR
PGAR 2001 - 2010

- Mezcla de tejido residencial con comercio e industria diversa con los consiguientes
problemas de contaminación y riesgos tecnológicos.
- Sobrecarga de la infraestructura vial y de alcantarillado.
- Déficit de arbolado urbano y zonas verdes.
- Deterioro de la calidad sensorial (visual, sonora, olfativa y microclimática).
- Pérdida de suelo agrícola y del modo de vida campesino.

Presión interna: la especulación inmobiliaria, las cadenas político-económicas ligadas a la


urbanización informal, la debilidad de las normas y controles urbanísticos en la mayorías
de los municipios y la falta de políticas y programas habitacionales competitivos que
atiendan la creciente demanda de vivienda, son sólo algunos de los lugares comunes
frecuentemente discutidos entre las causas de la baja calidad ambiental del urbanismo en
la región, en especial en la Sabana de Bogotá.

Presión externa: el crecimiento y la concentración urbana de la población en unos pocos


polos y corredores son el principal factor de presión externa sobre el aumento.
Impactos directos: generalmente se señalan los efectos del crecimiento urbano sobre las
comunidades rurales o las áreas silvestres vecinas. Y estos son importantes, en la medida
en que la urbanización ejerce una competencia excluyente muy agresiva sobre las
comunidades campesinas:

- Contamina o agota las aguas necesarias para consumo doméstico y riego.


- Empuja la actividad minera (de materiales de construcción) con sus impactos
ambientales y sociales sobre las comunidades tradicionales rurales.
- Compite fuertemente por espacio, infraestructura y servicios.

A lo anterior se añaden otros impactos sociales, económicos y culturales que redundan en


la erosión y eventual desarticulación de la estructura social y el modo de vida campesinos.
Todo esto redunda en un visible deterioro de la calidad de vida de dichas comunidades.

Sin embargo, también son relevantes los impactos sobre la operación y desarrollo de las
actividades económicas periurbanas como la minería y la industria, debidos a la
competencia por suelo y agua y la complicación de los efectos ambientales de dichas
actividades al poblarse y densificarse su vecindad.

Sin embargo, en términos de población afectada, no cabe duda que los principales
impactos del macrovector se dan sobre la misma población que se asienta en estos
crecimientos, en términos de la calidad ambiental del urbanismo y la habitación, lo cual
repercute en la salud, el bienestar, la productividad y las posibilidades de movilidad social
y desarrollo personal de los nuevos habitantes urbanos.

La retroalimentación recíproca entre pobreza, riesgo y deterioro ambiental es uno de los


principales problemas de la mayor parte de los nuevos crecimientos urbanos de la Sabana
de Bogotá.

207
CAR
PGAR 2001 - 2010

Impactos indirectos: a mediano plazo, el crecimiento urbano y suburbano desordenado


tiene cinco consecuencias graves:

- La ocupación irreversible de áreas agrícolas y mineras indispensables para el desarrollo


socioeconómico de la región, así como la obstaculización de una localización industrial
estable.
- La fragmentación y reducción de la estructura ecológica regional por la destrucción y
ocupación de bosques y humedales.
- La localización de la población en un patrón espacial discorde con la distribución de la
oferta hídrica en particular y la ambiental en general.
- El aumento de la población afectada por riesgos naturales y tecnológicos.
- El aumento de la población afectada por endemias asociadas a la contaminación
hídrica y atmosférica (EDA e IRA).

Programa 9: Transporte.

Este macrovector tiene cuatro elementos relevantes, desde el punto de vista ambiental:

- Los medios de transporte (los vehículos) y sus distintos efectos ambientales, según la
tecnología y la energía empleadas y los materiales descartados.
- La infraestructura asociada a cada forma de transporte: vías carreteables, vías férreas,
estaciones, aeropuertos, puertos, etc.
- La industria asociada al mantenimiento de los medios: talleres, cambiaderos de aceite,
recuperadores de baterías, etc.
- Los patrones espacio-temporales de la mov ilidad urbano-regional, resultantes de la
localización y la forma de los elementos anteriores.

Estado: los distintos efectos ambientales se reflejan especialmente en:

- El consumo excesivo de tiempo y combustibles fósiles.


- La contaminación atmosférica y sonora en torno a los principales ejes viales.
- La contaminación hídrica en torno a los servicios al automóvil.
- La contaminación sonora en torno al aeropuerto internacional El Dorado.
- La acumulación de residuos peligrosos como los derivados de la disposición final de
baterías y envases de combustibles y lubricantes.
- La destrucción de ecosistemas por la ampliación de la infraestructura vial.

Presión interna: los efectos ambientales del transporte se dan bajo dos aspectos. Por un
lado, están los efectos directos, derivados del tráfico, de los residuos y de la construcción
de la infraestructura.

En este campo tenemos, en la región: la contaminación sonora y atmosférica sobre los


principales ejes viales urbano regionales; los vertimientos dispersos o concentrados de los
lavaderos de autos, estaciones de servicio y cambiaderos de aceite al alcantarillado común
(dificultando el tratamiento de las aguas residuales) o directamente a cuerpos de agua.

208
CAR
PGAR 2001 - 2010

La construcción de carreteras en esta región de montañas y humedale s tiene efectos


distintivos: la destrucción y fragmentación de bosques y humedales; la destrucción de
zonas de recarga y nacederos por construcción de carreteras; la desestabilización de
laderas por trazados deficientes, obras de mala calidad y mal manejo de escorrentías
(obras de arte).

En segundo lugar, están los impactos derivados del aumento de la accesibilidad a


determinadas áreas, determinado por la expansión y mejoramiento de la red vial.

Este factor ejerce una alta presión sobre el cambio del uso del suelo, determinando la
expansión de la frontera agrícola a expensas de áreas silvestres antaño conservadas por el
aislamiento geográfico, la conversión de áreas agrícolas a industria o minería y el
crecimiento urbano y suburbano sobre todas las anteriores.

De hecho, se dice que existen en cualquier región dos planes de ordenamiento: el de la


norma y el de la cinta de asfalto.

Presión externa: Con el aumento del poblamiento suburbano, altamente dependiente del
automóvil, las presiones anteriores tienden a incrementarse y extenderse.

Por otra parte, la obsolescencia de los vehículos automotores aunada a la informalidad y


pobreza de muchos operadores dificulta la renovación o reconversión del parque
automotor.

La falta de capacidad de las administraciones municipales, en unos casos, y el entronque


político de las empresas transportadoras, en otros son factores que dificultan la
reglamentación y control de la renovación del parque automotor de servicio público y el
control de las emisiones del mismo.

Impactos directos: los principales impactos son percibidos en términos de la afectación de


la salud de los vecinos y transeúntes de los principales ejes viales por el ruido y la
contaminación atmosférica.

También cabe destacar la pérdida de servicios ambientales y el aumento de los riesgos de


deslizamiento por deficiencias en el trazado o construcción de las vías.

Impactos indirectos: los cambios en la movilidad y accesibilidad a escala regional,


determinan la pérdida de ecosistemas y la desarticulación de la estructura ecológica
regional, lo que conlleva la pérdida de servicios ambientales, en especial el agua, en
perjuicio del sector agropecuario y los crecientes asentamientos humanos.

Por otra parte, el desarrollo de la red vial regional, desarticulada de las demás políticas y
planes sectoriales, de los planes de ordenamiento y de los requisitos de conservación de la
estructura ecológica regional, es uno de los factores con mayor peso en el predominio del
ordenamiento espontáneo del uso del suelo sobre el ordenamiento planificado, lo cual

209
CAR
PGAR 2001 - 2010

tiene diversos y profundos efectos adversos sobre la sostenibilidad y competitividad del


desarrollo de la región.

A partir de la priorización de macrovectores en cada región, a que se llegó mediante un


trabajo en grupo y participativo, analizaron y validaron el orden de importancia en el que
se clasificaron los macrovectores desde el punto de vista socioeconómico en la región y en
algunos casos como resultado del análisis más detallado.

Se procedió a describir en forma breve y concisa cada uno de los macrovectores más
importantes y significativos en el contexto de cada región, desarrollando sus
características. También se mencionaron sus impactos ambientales principales.

Posteriormente el grupo de expertos ubicó media nte trabajo consensual y participativo, de


la manera más precisa posible estos MVP en el mapa de la regional. Para facilitar la labor
de localización en el mapa se tuvieron en cuenta los elementos de referencia presentes en
el mapa como ríos, quebradas, carreteras, curvas de nivel, zonas urbanas, límites
municipales etc.

El resultado de esta parte del proceso es contar con siete (7) mapas, uno por cada
regional, que presente la localización espacial de los macrovectores prioritarios para la
región y la descripción de cada uno de ellos..

210
CAR
PGAR 2001 - 2010

4.2. ESTRATEGIA PROGRAMATICA

Objetivos Generales

Los objetivos del PGAR se dividen en tres grupos ecoeficiencia, calidad ambiental e
impacto

§ Objetivos de Ecoeficiencia

Uso eficiente del espacio

Planificar y orie ntar la ocupación, aprovechamiento, transformación y reutilización del


espacio, como recurso natural fundamental y limitado, de modo acorde con la oferta
ambiental y capacidad de acogida de cada área, construyendo un mosaico territorial
balanceado y armónico de elementos naturales y construidos, funciones públicas y
privadas.

Uso eficiente del tiempo

Asegurar el aprovechamiento racional del tiempo humano como recurso fundamental y


limitado, partiendo de racionalizar la localización de los usos, la movilidad y el transporte,
procurando una distribución del tiempo personal, favorable al desarrollo humano integral y
la construcción de tejido social a nivel de comunidades locales.

Uso eficiente de la energía

Racionalizar el consumo energético per capita, por actividad y por sector e incrementar la
composición del mismo por energías más limpias y fuentes más seguras a largo plazo.

Uso eficiente del agua

Asegurar la provisión de agua para los distintos usos a corto y largo plazo, conforme a las
proyecciones de crecimiento económico y poblacional, basando la oferta en la
conservación de los ecosistemas reguladores y el ciclo hidrológico regional y orientando la
demanda al consumo racional del recurso y la sostenibilidad del desarrollo socioeconómico
regional.

Uso eficiente de los materiales

Racionalizar el consumo de materiales en el funcionamiento y crecimiento físico de la


ciudad-región, de acuerdo con la tasa de regeneración, la provisión nacional y regional de
los mismos y los efectos sociales y ambie ntales de su extracción, transformación,
utilización y descarte, procurando el máximo técnica y económicamente factible de
recirculación de los flujos dentro regional.

211
CAR
PGAR 2001 - 2010

§ Objetivos de calidad ambiental

Calidad del aire

Mejorar la calidad del aire, cumpliendo, como mínimo, con las normas nacionales y
estándares internacionales (Organización Mundial de la Salud OMS) y apuntando a generar
condiciones propicias para la salud y bienestar de la ciudadanía y garantizar la equidad en
la distribución de los costos derivados de los impactos y el control de la contaminación
atmosférica.

Calidad del agua

Recuperar y mantener la calidad físicoquímica y biológica del agua en los cuerpos, cursos
superficiales y reservas subterráneas del territorio CAR, conforme a los estándares
establecidos en las normas sanitarias y ambientales vigentes, asegurando condiciones
adecuadas para la protección de la salud pública, la conservación de los ecosistemas y el
mantenimiento de los servicios ambientales a los distintos usos.

Calidad del suelo

Recuperar y mantener la calidad y la estabilidad del suelo para el funcionamiento de los


ecosistemas, la producción agropecuaria, la regulación de las cuencas y la seguridad de
los asentamientos.

Calidad sensorial

Conservar, recuperar e incrementar la calidad del ambiente percibido a través de los


sentidos , para salud y bienestar de la ciudadanía, así como para estimular su desarrollo
psicosocial y la generación de identidad, arraigo y apropiación sobre el paisaje regional.

Conservación de la Biodiversidad

Conocer, mantener, recuperar y aprovechar sosteniblemente la biodiversidad del territorio


a escala regional y local, a nivel de especies, comunidades bióticas, ecosistemas, paisajes
y modos de vida, privilegiando la apropiación colectiva de los beneficios derivados de la
misma y su disponibilidad para las generaciones futuras.

Estabilidad climática

Liderar a nivel regional, la implementación de las convenciones internacionales y las


políticas y normas nacionales sobre emisiones de gases de efecto invernadero y cambio
climático global, según los medios y competencias de la CAR.

212
CAR
PGAR 2001 - 2010

Control de riesgos naturales, tecnológicos y biológicos

Generar y mantener condiciones ambientales de seguridad para la vida y bienes de la


ciudadanía, en especial de los grupos social o fisiológicamente más vulnerables, en
relación con amenazas generadas por procesos ecológicos, tecnológicos o biológicos.

§ Objetivos de impacto

Desarrollo de la cultura ambiental

Fomentar el enriquecimiento de la cultura regional y local con conceptos, valores y


prácticas para la apropiación social del patrimonio natural y la participación en la gestión
ambiental.

Habitabilidad e inclusividad

Incrementar el impacto positivo de la oferta ambiental sobre la calidad de vida y el


bienestar social de forma incluyente y equitativa.

Productividad y Competitividad

Orientar el aprovechamiento y transformación sostenibles de los espacios y los recursos


naturales hacia el crecimiento económico, la generación de empleo, la satisfacción de las
necesidades básicas de la población y el incremento de las ventajas comparativas
regionales.

A continuación se resumen los objetivos de los programas de desarrollo sostenible y


programas de apoyo

4.2.1 Programas de Desarrollo Sostenible

Son los dirigidos a modificar y controlar el funcionamiento de los macrovectores o


procesos claves del ecosistema regional para producir cambios en la presión sobre el
ambiente y los recursos naturales y el estado de los mismos.
Como se mencionó anteriormente, los programas de desarrollo corresponden a los nueve
escenarios de gestión planteados por el PGAR, los cuales, a su vez, corresponden
aproximadamente a los macrovectores del diagnóstico.

4.2.1.1 Programa Manejo del Ciclo del Agua

Objetivo: Modificar la tendencia de deterioro ambiental y de escacez del recurso hídrico


en la jurisdicción de la Corporación mediante distintas intervenciones en el ciclo del agua
en la región en pro de la conservación y el uso eficiente del recurso, la protección de las
cuencas hidrográficas y el acceso equitativo y seguro de los habitantes al agua como
factor primordial de bienestar y desarrollo.

213
CAR
PGAR 2001 - 2010

Meta: Disminuir la tendencia de desbalance entre la oferta y la demanda de agua de


calidad para los diferentes usos requeridos por las poblaciones que habitan la jurisdicción
de la Corporación.

• Subprograma Monitoreo y Balance Oferta y Demanda

Objetivo: Disponer de información continua y consistente sobre la oferta y demanda en


calidad y cantidad del recurso hídrico superficial y subterráneo en la región, como
herramienta para evaluar la efectividad y eficacia de las acciones tendientes a su
recuperación de tal manera que permita mejorar continuamente la capacidad de la CAR
como administradora del recurso y garantizar el aprovechamiento y sostenibilidad del
agua.

Meta: Operar, mantener y ampliar la red de 390 estaciones hidrometeorológicas y


acreditar ante el IDEAM el laboratorio ambiental de la CAR, para obtener el balance hídrico
superficial para las 1.200 cuencas de quinto orden y el balance hídrico subterráneo para la
Sabana de Bogotá.

• Subprograma Gestión de Embalses CAR

Objetivo: Mantener en óptimas condiciones de operación los embalses de propiedad de


la CAR, con el fin de regular crecientes, garantizar el abastecimiento permanente a la
población y mantener el equilibrio ambiental de las cuencas.

Meta: Brindar la capacidad de regulación de crecientes y abastecer de manera eficiente y


oportuna las cuencas alta del río Bogotá y alta del Río Ubaté, operando los tres embalses
de la CAR al 100% del tiempo.
• Subprograma Gestión de Distritos de Riego CAR

Objetivo: Administrar y operar los Distritos de riego, directamente, a través de


asociaciones de ususarios, o de terceros, ejecutando oportunamente actividades de
conservación y mantenimiento de la infraestructura que hace parte de los mismos, de tal
manera que se promueva el uso eficiente del agua y la conservación de los ecosistemas
acuáticos conexos, además de apoyar el desarrollo agropecuario sostenible de la región.

Meta: Contar con la maquinaria y equipo pesado en óptimas condiciones de operación y


con las condiciones hidráulicas de la infraestructura del distrito que garanticen el tránsito
de caudales para soportar el riego y drenaje en las 22.800 Ha.

• Subprograma Adecuación y Regulación Hidráulica

Objetivo: Mejorar y recuperar la capacidad hidráulica de cauces de ríos y quebradas, en


zonas críticas de riesgo por avenidas e inundaciones para el control de las mismas,
implementar desarrollos paisajísticos en el río Bogotá diseñados por el DAMA y conservar
los ecosistemas del valle aluvial.

214
CAR
PGAR 2001 - 2010

Meta: Recuperar y mantener la capacidad hidráulica en 60 Kilómetros de la cuenca alta


del río Bogotá y 10 Kilómetros de la cuenca media del río Negro.

• Subprograma Gestión del Abastecimiento Hídrico

Objetivo: Apoyar a las comunidades locales en el desarrollo de sistemas de abastecimiento


hídrico que reduzcan el riesgo de desabastecimiento en zonas deficitarias por problemas
de contaminación hídrica o por sobreexplotación del recurso, fortalezcan la autogestión
local y contribuyan a la conservación de las cuencas aportantes.

Meta: Formular e impulsar un proyecto de abastecimiento de agua para las poblaciones


de la cuenca alta y cuenca media occidental del río Bogotá, así como para las poblaciones
de la cuenca baja, las cuales tienen dificultades para acceder al recurso por los problemas
de contaminación del río.

• Subprograma Control de la Calidad Hídrica

Objetivo: Promover el adecuado tratamiento de las aguas servidas para la conservación


del recurs o hídrico, la protección de la salud pública y la conservación de los ecosistemas
acuáticos, de tal manera que se logre disminuir la tendencia creciente de contaminación
de las fuentes hídricas e la jurisdicción de la Corporación.

Meta: Implementar un programa de seguimiento y control de al menos el 70% de los


vertimientos líquidos municipales, así como de al menos el 30% de los vertimientos
industriales en la jurisdicción de la CAR.

• Subprograma Planeación de la Ordenación y el Manejo de Cuencas


Hidrográficas

Objetivo: Consolidar al recurso hídrico como el eje articulador de la política ambiental


regional a través de la formulación e implementación de Planes de Ordenamiento y
Manejo para las cuencas hidrográficas de la jurisdicción al amparo de lo dispuesto en el
Decreto 1729/02.

Meta: Diagnóstico, prospectiva, formulación y ejecución parcial del Plan de Ordenación de


las 9 cuencas de segundo orden de la jurisdicción de la CAR.

4.2.1.2 Programa Manejo del Ciclo de Materiales

Objetivo: Promover el uso eficiente de los recursos naturales y la protección de la salud


humana y los ecosistemas a través de todo el ciclo de vida de los distintos materiales
mediante el desarrollo de programas de manejo integral de sus residuos.
Meta: Disminuir la tendencia de la problemática de cantidad y manejo de los residuos
sólidos mediante la formulación y promoción de modelos de manejo integral de residuos
sólidos de carácter supramunicipal.

215
CAR
PGAR 2001 - 2010

• Subprograma Gestión Integral de Residuos Sólidos

Objetivo: Promover y controlar el manejo integral de los residuos sólidos para protección
de la salud humana y los ecosistemas y para la captación social del valor agregado a la
recuperación y el reciclaje, a través de la asesoría en la elaboración e implementación de
los Planes de Gestión Integral de Residuos Sólidos .

Meta: Apoyar la formulación de los PGIR del 100% de los municipios de la jurisdicción y
apoyar técnicamente en su implementación, así como promover la implementación de al
menos tres iniciativas de disposición final de residuos de carácter supramunicipal.

4.2.1.3 Programa Ecosistemas Estratégicos y Biodiversidad

Objetivo: Preservar y restaurar los ecosistemas estratégicos, las áreas protegidas y la


biodiversidad en la región y promover su uso sostenible.

Meta: Disminuir la tendencia de deterioro de los ecosistemas estratégicos y biodiversidad


de la jurisdicción CAR.

• Subprograma Inventario y Monitoreo de la Biodiversidad

Objetivo: Medir e identificar el estado actual de la Biodiversidad, y mantener actualizada


la información sobre la composición, estructura y función de los ecosistemas estratégicos.

Meta: Conocer el estado actual de la biodiversidad y establecer mecanismos para el


monitoreo a largo plazo de esta dentro de la jurisdicción CAR.

• Subprograma Parques Recreacionales y Ecoturismo

Objetivo: Consolidar, operar, mantener y promover el sistema de parques ecoturísticos


de la CAR, dentro del marco de la educación ambiental y fomentar el desarrollo del
ecoturismo en la región con criterios de conservación de los escenarios natura les y
generación de capital social (empleo verde).

Meta: Manejar y administrar el sistema de parques de propiedad de la CAR compuesto


por seis (6) parques ecológicos y apoyar el desarrollo del ecoturismo en la región.

• Subprograma Consolidación del SIRAP

Objetivo: Implementar medidas de conservación en ecosistemas estratégicos y áreas


protegidas acordes con los planes de manejo formulados. Establecer herramientas de
ordenamiento y gestión tendientes regulación del uso del territorio CAR, teniendo como
marco el desarrollo sostenible.

Meta: Actualizar los procesos y trámites legales de las 32 áreas protegidas de la CAR,
alinderar parcialmente seis (6) áreas protegidas, delimitar y declarar seis (6) ecosistemas

216
CAR
PGAR 2001 - 2010

estratégicos de páramo, humedales y bosques, formular cinco (5) planes de manejo e


implementar acciones de restauración en diez (10) áreas protegidas y adquirir 500 Ha
priorizadas como estratégicas para la conservación hídrica.

• Subprograma Plan Forestal

Objetivo: Consolidar la política forestal de la CAR, estimular la conservación de los


bosques naturales existentes y establecer nuevos áreas de bosques protectores
productores en la jurisdicción CAR.

Meta: Clasificar y definir los lineamientos para el manejo y conservación de los bosques
existentes

• Subprograma Control del Tráfico Biológico Ilícito

Objetivo: Controlar el tráfico ilegal de flora, fauna y productos derivados y apoyar a las
autoridades competentes en la desarticulación de las organizaciones y cadenas del tráfico
biológico ilícito.

Meta: Disminuir la tendencia creciente del tráfico ilegal de flora, fauna y sus productos
derivados, mediante la articulación de acciones represivas y de concientización
desarrolladas de manera conjunta entre los organismos de control, de policía, la
comunidad, y las autoridades ambientales.

4.2.1.4 Programa Manejo Ambiental de la Minería

Objetivo: Orientar y controlar el desarrollo de la minería en la región para el adecuado


manejo de sus impactos ambientales, la seguridad y el bienestar de las comunidades
mineras y vecinas y la conservación del potencial de uso de los suelos residuales.

Meta: Disminuir el crecimiento de los impactos ambientales generados por explotaciones


mineras ilegales, mal planificadas o mal ejecutadas.

• Subprograma Manejo y Recuperación Ambiental de Áreas Mineras

Objetivo: Promover y controlar el adecuado manejo ambiental de las explotaciones


mineras existentes y trámite en la Corporación..

Meta: Frenar la tendencia creciente de las explotaciones mineras abandonadas, mal


planeadas, o mal desarrolladas dentro del territorio CAR.

• Subprograma Ordenamiento Ambiental de la Minería

217
CAR
PGAR 2001 - 2010

Objetivo: Orientar y controlar la localización de la actividad minera de modos acordes


con la protección de los ecosistemas estratégicos, el ciclo del agua, el paisaje y la
seguridad y salud de las comunidades vecinas.

Meta: Intervenir en los todos los proceso de planificación adelantados por la actividades
mineras, tendientes a la localización en el territorio de la actividad industrial, a la
agrupación de actividades mineras no viables técnica económica y ambientalmente, y a la
recuperación de pasivos ambientales dejados por el desarrollo de la actividad.

• Subprograma Más Limpia en la Minería

Objetivo: Promover y asistir la conversión de los procesos extractivos y transformadores


de la minería a prácticas de menor impacto ambiental y la generación de ventajas
competitivas para la producción minera sostenible.

Meta: Crear una ventanilla de asistencia al sector minero que brinde asesoría técnica a las
industrias que estén comprometidas con cambios productivos a tecnologías más limpias, y
apoyarlas para que puedan acceder a líneas de crédito creadas para tal fin.

4.2.1.5 Programa Desarrollo Agropecuario Sostenible

Objetivo: Incrementar la sostenibilidad, la productividad y la competitividad del sector


agropecuario en la región.

Meta: Apoyar el desarrollo agropecuario regional como cadena productiva sostenible y


competitiva, mejorando los procesos productivos en xxxx hectáreas, asesorando
técnicamente a través de una ventanilla ambiental los procesos agroindustriales y apoyar
el saneamiento ambiental municipal mediante la promoción de 5 plantas supramunicipales
de beneficio animal

• Subprograma Checua - PROCAS

Objetivo: Promover y apoyar la implementación de prácticas de conservación de aguas y


suelos en en los sistemas agropecuarios de la región y recuperar suelos degradados.

Meta: Promover y apoyar la implementación de prácticas de conservación de aguas y


suelos en 7.000 hectáreas con sistemas agropecuarios de la región, e intervenir 1.000
hectàreas de suelos degradados.

• Subprograma Beneficio Animal

Objetivo: Apoyar y controlar la adecuada localización y manejo de las plantas de beneficio


animal para el cumplimiento de las normas ambientales.

218
CAR
PGAR 2001 - 2010

Meta: Promover 5 modelos supraregionales de planes de beneficio animal.

• Subprograma Producción Limpia en el Agro

Objetivo: Promover y asistir la conversión de los procesos productivos del agro a prácticas
de menor impacto ambiental y la generación de ventajas competitivas para la producción
agropecuaria sostenible.

Meta: Crear una ventanilla de asistencia al sector agropecuario que brinde asesoría técnica
a las industrias del sector que estén comprometidas con cambios productivos a tecnologías
más limpias, y apoyarlas para que puedan acceder a líneas de crédito creadas para tal fin.

4.2.1.6 Programa Desarrollo Urbano sostenible

Objetivo: Controlar el desarrollo urbano bajo criterios de eficiencia en la incorporación del


espacio público, conservación de los ecosistemas urbanos y generación de hábitats
saludables para la población.

Meta: Incorporar la variable ambiental en el planeamiento y desarrollo del casco urbano


de los municipios de la jurisdicción, apoyando el desarrollo de instrumentos de planeación
urbana y realizando acciones de seguimiento y control.

• Subprograma Desarrollo del Espacio Público

Objetivo: Orientar y controlar el desarrollo urbano bajo criterios de eficiencia en la


incorporación del espacio, conservación de los ecosistemas estratégicos y generación de
hábitat inclusivo y saludable para la población.

Meta: Elaboración del diagnóstico y plan de manejo del espacio público urbano en el
municipio de Soacha.

• Subprograma Control de la Calidad Sensorial

Objetivo: Promover y apoyar la ampliación y el mejoramiento ambiental del espacio


público y el arbolado urbano para el bienestar de los habitantes y el enriquecimiento
ambiental de la cultura ciudadana.

Meta: Disminuir la tendencia creciente de impactos como la contaminación auditiva y


sensorial, mediante operativos mayores semestrales de control de ruido y contaminación
visual en cada uno de los centros urbanos priorizados (Soacha, Girardot, Fusagasugá,
Zipaquirá, Funza).

• Subprograma Monitoreo de la Calidad del Aire y control de Fuentes Fijas

219
CAR
PGAR 2001 - 2010

Objetivo: Mantener, actualizar y divulgar la información sobre la calidad del aire y


controlar las emisiones atmosféricas de fuentes fijas en los principales centros urbanos e
industriales de la región.

Meta: Monitorear y mantener la calidad del aire dentro de los lím ites ambientales
permisibles, mediante la operación continua de la red de calidad del aire existente (11
estaciones), y la realización de operativos mayores anuales de control de emisiones
atmosféricas de fuentes fijas en cada uno de los sectores industria les priorizados de la
jurisdicción CAR.

4.2.1.7 Programa Desarrollo Industrial Sostenible

Objetivo: Promover y controlar el mejoramiento en el desempeño ambiental de la


industria y fomentar la generación de ventajas competitivas basadas en el mismo.

Meta: Implementar la política de producción mas limpia en la jurisdicción CAR mediante la


creación de la ventanilla ambiental, la suscripción de Convenios de producción mas limpia
con los sectores prioritarios y la promoción de las líneas de crédito para cambios
tecnológicos menos contaminantes.

• Subprograma Producción Más Limpia en la Industria

Objetivo: Promover y asistir la conversión de los procesos industriales a prácticas de


menor impacto ambiental y la generación de ventajas competitivas para la producción
minera sostenible.

Meta: Crear una ventanilla de asistencia al sector industrial que le brinde asesoría técnica
a las industrias que estén comprometidas con cambios productivos a tecnologías más
limpias, y apoyarlas para que puedan acceder a líneas de crédito creadas para tal fin.

4.2.1.8 Programa Transporte Sostenible

Objetivo: Promover y apoyar el desarrollo de esquemas de movilidad ecoeficiente en el


urbanismo y en el transporte, el cambio a medios de transporte de menor impacto
ambiental y el adecuado manejo de los impactos y residuos propios del sector.

Meta: Incorporar la variable ambiental en la operación del transporte público que se


realiza a lo largo de los principales ejes viales de la jurisdicción CAR, apoyando iniciativas
para el manejo adecuado de sus residuos y ejerciendo acciones de seguimiento y control a
las fuentes móviles de emisión.

• Subprograma Tecnología Limpia en el Transporte

Objetivo: Promover y asistir la adopción de tecnologías y medios de transporte de menor


impacto ambiental, el adecuado manejo de los residuos del transporte y la generación de
ventajas competitivas para la ampliación del transporte ecoeficiente.

220
CAR
PGAR 2001 - 2010

Meta: Promover un modelo de instrumentos de gestión para la recuperación y manejo de


residuos especiales del sector transporte.

• Subprograma Control y Seguimiento al Transporte

Objetivo: Controlar los niveles de ruidos y emisiones atmosféricas generados por el


tráfico automotor, de manera coordinada con las autoridades policivas y los municipios.

Meta: Disminuir la tendencia creciente de la contaminación sonora y atmosférica


generada por el tráfico automotor mediante el operativos mayores semestrales en cada
uno de 4 ejes viales principales de la jurisdicción CAR.

4.2.1.9 Programa Producción y Uso de la Energía

Objetivo: Controlar los impactos derivados de la producción de energía

Meta: desarrollar instrumentos de control de los impactos ambientales generados en el


entorno de las instalaciones de empresas generadoras de energía eléctrica de la
jurisdicción CAR, por la operación de dichas instalaciones.

• Subprograma Gestión Ambiental del Sector Eléctrico

Objetivo: Asistir y controlar la gestión ambiental a cargo del sector eléctrico asegurando
el manejo integral de los impactos, la protección de la salud de las comunidades vecinas a
las instalaciones generadoras y la conservación de los ecosistemas vecinos o intervenidos
por las cadenas de generación.

Meta: Elaborar instrumentos de control y seguimiento a los impactos ambientales


generados por las instalaciones de generación eléctrica y vigilar que estos sean
implementados por los operadores de dichas instalaciones.

4.2.2 Programas de Apoyo

Son los orientados al soporte y mejoramiento de los procesos misionales de la


Corporación, su coordinación con otras instituciones y la participación de la ciudadanía en
la gestión ambiental.

4.2.2.1 Programa Fortalecimiento Institucional

Objetivo: Mejorar permanentemente la capacidad técnica, jurídica, financiera, logística y


operativa de la Corporación hacia estándares adecuados para el desarrollo de sus procesos
misionales.

221
CAR
PGAR 2001 - 2010

Subprograma Desarrollo Normativo

Objetivo: Actualizar el marco normativo interno de la corporación y normalizar los criterios


jurídicos en los distintos procesos de apoyo y misionales.

Subprograma Fortalecimiento de los Instrumentos Financieros y Económicos

Objetivo: Desarrollar y aplicar instrumentos económicos de gestión ambiental;


implementar nuevas fuentes y estrategias de financiamiento para el logro de los objetivos
misionales y optimizar el desempeño de las existentes.

Subprograma Desarrollo Organizacional

Objetivo: Mejorar permanentemente la estructura y funcionamiento de la Corporación,


orientadas al desarrollo de sus procesos misionales y la atención a los usuarios de sus
servicios.

Subprograma Fortalecimiento del Comando y Control

Objetivo: Incrementar la presencia y mejorar la eficacia y eficiencia de la autoridad


ambiental en la jurisdicción CAR.

Subprograma Instrumentos de Planificación

Objetivo: Desarrollar y mejorar permanentemente los instrumentos básicos de la


administración del ciclo de vida de los proyectos de la entidad.

Subprograma Desarrollo Logístico

Objetivo: Adecuar los medios logísticos de la Corporación a la medida de las necesidades


determinadas por sus procesos misionales.

4.2.2.2 Programa Coordinación Interinstitucional

Objetivo: Mejorar la eficiencia y asegurar la eficacia de la comunicación y cooperación


entre la CAR y las entidades integrantes del SINA a nivel regional.

Subprograma Coordinación con el SINA

Objetivo: Promover la cooperación horizontal entre la CAR y las autoridades ambientales


vecinas, orientada al fortalecimiento de las instituciones y el logro de los objetivos de la
Política Nacional Ambiental.

222
CAR
PGAR 2001 - 2010

Subprograma Bogota Región

Objetivo: Promover y participar en el desarrollo e implementación de un modelo


concertado de desarrollo y ordenamiento para la región conformada por Bogotá y
Cundinamarca.

Subprograma Cooperación Internacional

Objetivo: Promover la aplicación de la oferta internacional de cooperación para la gestión


ambiental a los programas y proyectos del PGAR y la optimización del beneficio de dicha
cooperación.

Subprograma Fortalecimiento de la Gestión Ambiental Municipal

Objetivo: Construir capacidad de gestión ambiental en las administraciones y comunidades


locales de los municipios de la jurisdicción CAR.

4.2.2.3 Programa Educación y Participación

Objetivo: Promover cambios a nivel de percepción, representación, comunicación y


prácticas en la relación de los distintos grupos sociales con el ambiente y los recursos
naturales, en dirección al desarrollo armónico de la región en lo social, lo económico y lo
ambiental.

Meta: Asesoría a 104 municipios de la jurisdicción CAR para la articulación de sus


proyectos ambientales escolares (PRAES) con el diagnóstico ambiental de la reg ión (PGAR)

Subprograma Educación y Comunicación

Objetivo: Potenciar el aporte de la academia y la prensa a la transformación de las


conductas ambientales de los actores claves y la sociedad en general en torno a
problemas e iniciativas ambientales locale s y concretas.

4.3 ESTRATEGIA FINANCIERA

Resultaría ideal disponer de una aproximación al valor de los recursos monetarios


requeridos para garantizar una gestión ambiental sólida durante una década, y así llegar a
los escenarios favorables proyectados en el PGAR. Seguramente las cifras estimadas
alcanzarían niveles absolutamente incongruentes con las verdaderamente potenciales
disponibilidades de recursos considerando incluso nuevas fuentes de los actores
involucrados en el tema.

En este sentido, la posición más realista viene a ser la de proyectar una optimización en
calidad y cantidad respecto a los recursos financieros susceptibles de aplicar en la región

223
CAR
PGAR 2001 - 2010

para fines ambientales, sin dejar de considerar la importancia y necesario complemento


que aquellos deben tener en el talento humano y en los recursos técnicos, físicos y
jurídicos. Por ello, en este módulo se establecen estrategias, tanto para la CAR, como
para los demás actores, congruentes, se recalca, con la realidad actual y con razonables
expectativas hacia el futuro.

No es improcedente señalar que en los componentes ambientales de los POT los entes
territoriales esbozaron sus propuestas de inversión ambiental en los denominados
“Programas de Ejecución”, ilustrando una serie de requerimientos ambientales con sus
correspondientes teóricas fuentes de financiación, generalmente fundamentadas en los
recursos CAR, del Departamento, de la Nación, y por paradoja, habitualmente en menor
proporción con cargo a los propios municipios.

La cifra bruta resultante hubiera podido ser un referente para tener una idea de la
magnitud de los requerimientos, pero el hecho de no contar el ejercicio con claros
criterios de priorización, y la señalada circunstancia de esa materia de origen de los
posibles recursos no significa más allá que una simple intención de acceso a las
disponibilidades de terceros, reafirma la lógica de encarar mejor este tema en la forma
atrás anotada, vale decir partiendo de lo tangible y racional antes que de lo teórico o
ideal, y en otros términos, de la oferta de dinero antes que de una potencial demanda
imprecisa del mismo.

Las dificultades que se presentan para determinar de manera acertada la cuantía de la


disponibilidad de recursos a largo plazo, así como las necesidades para desarrollar la
gestión ambiental, subsisten a la fecha, luego los conceptos y principios antes planteados
siguen plenamente vigentes.

4.3.1 ESTRATEGIA FINANCIERA CAR

La CAR ha sido líder tradicional en la financiación de la inversión en medio ambiente y en


recursos naturales para la región. Por ello, para la construcción del PGAR 2001-2010, se
consideró fundamental definir su estrategia financiera a largo plazo, en procura de
mantener, razonablemente, ese liderazgo, aunque dentro de las nuevas condiciones que
imperan en torno al tema de la inversión ambiental y de la situación financiera de la
Corporación.
El análisis sigue un esquema clásico de enfoque estratégico, probado con éxito para todo
el Sistema Nacional Ambiental6, en el que se construye un diagnóstico de ingresos y usos
de la CAR para el período 1990-2000 y a partir de éste se identifican tendencias que
deben fortalecerse y/o ajustarse a los objetivos del PGAR en los próximos años, mediante
una estrategia financiera que se plantea al final del documento.

El análisis también incluye un aparte en el que se describe la participación financiera de la


CAR en el SINA. La CAR es uno de los principales inversionistas ambientales del sistema,

6
Estrategia de financiación para la inversión ambiental en Colombia, 1998-2007. Ministerio del Medio Ambiente. Bogotá,
1998.

224
CAR
PGAR 2001 - 2010

su estabilidad repercute de manera importante en la ejecución de las políticas ambientales


del país.

El análisis presenta a una entidad que en los últimos años adoptó esquemas de gestión
que la posicionaron como la principal inversionista ambiental de la región. Sin embargo
este esquema ha sido poco efectivo en articular recursos adicionales a su inversión, en la
respuesta de otras entidades frente a sus responsabilidades en inversión ambiental y en la
recuperación de los capitales invertidos en aquellos proyectos con esa posibilidad. Es
decir, la gestión financiera de la CAR ha incentivado poco la articulación de otros recursos
de la región, reduciendo su potencial y asumiendo actividades que bien pueden ser
desarrolladas por otras entidades con responsabilidades más específicas en ciertas áreas.

Este comportamiento responde básicamente a los objetivos originales de creación de la


CAR como Corporación de Desarrollo Regional a comienzos de los 60 y el demorado ajuste
a las nuevas funciones definidas en la Ley 99 de 1993.

La disponibilidad de recursos con la que ha contado la CAR provenientes del pago del
impuesto predial, en particular el de Bogotá, y el crédito otorgado por el BID suscrito en
1991 con el objeto de financiar uno de los programas de descontaminación más grandes
en el país, no han favorecido el cambio de funciones de desarrollo económico regional a
las de autoridad ambiental. Esto se tradujo en una CAR con crecientes gastos de inversión
asociados a responsabilidades ambientales de otros agentes, en particular los entes
territoriales.

Las condiciones financieras de la CAR, ante las obligaciones contraídas por el crédito con
la banca multilateral, no permiten que se mantenga el actual esquema de gestión e
inversión de la entidad. Es necesario estructurar una CAR articuladora de fuentes de
financiación mas que una CAR financiadora, que responda a los requerimientos
ambientales de la región.

La obligación con el BID causa pagos anuales por concepto de amortización e intereses
que comprometen casi el 5% del total de ingresos institucionales, lo que exige especial
concentración en el cuidado del riesgo cambiario y en la permanente exploración de
alternativas de favorable reestructuración de la deuda, dado que su cronograma de pagos
cubre toda la vigencia del PGAR y de otro lado es aconsejable preservar determinada
capacidad de endeudamiento.
Metodología

Este análisis, que forma parte integral del PGAR, lo llevó a cabo un asesor externo,
buscando neutralidad, objetividad e independencia en sus resultados y recomendaciones.
Se desarrolló, como antes se dijo, siguiendo una metodología clásica de enfoque
estratégico. Esta metodología plantea como pasos a seguir la elaboración de un
diagnóstico de fuentes y usos de los recursos de la entidad para identificar las tendencias
presentes y futuras de los mismos y así definir una estrategia que optimice los recursos de
la CAR.

225
CAR
PGAR 2001 - 2010

El diagnóstico se construyó con la información de los presupuestos oficiales de la entidad,


entregada por la Subdirección Administrativa y Financiera y la Subdirección de Planeación
y Desarrollo. Todo el análisis se hace a precios constantes del 2000 y para ello se
utilizaron los deflactores oficiales del DANE. Así mismo las proyecciones de ingresos y
gastos esperados se hacen en este mismo tipo de precios.

La estructura financiera de la CAR tiene dos grandes elementos: los ingresos y los gastos.
Los gastos se contabilizan como gastos de funcionamiento y gastos de inversión. Los
ingresos y gastos presentan rubros y tipos de presupuestos. Los rubros indican de donde
provienen los recursos, en el caso de ingresos, o en que se utilizarán estos recursos en el
caso de los gastos. Los presupuestos indican los valores iniciales o esperados de estos
rubros, las modificaciones que sufren en el período, y finalmente lo obtenido y ejecutado
en la realidad. Todas las clasificaciones deben ser revisadas y aprobadas por el Consejo
Directivo de la CAR.

Los presupuestos de ingresos contienen 5 categorías así:

4 Presupuesto inicial: Corresponde a la proyección de los ingresos esperados para el


período. Es el punto de partida de la elaboración del presupuesto y es aprobado por el
Consejo Directivo.
4 Adiciones y reducciones: Son incrementos o disminuciones autorizados por el
Consejo Directivo de la CAR sobre el presupuesto inicial. Generalmente se mantiene un
equilibrio entre la adición y la reducción en términos globales elaborando las
modificaciones por rubros específicos y minimizando las modificaciones del valor total
del presupuesto inicial.
4 Presupuesto definitivo: Es el presupuesto oficial de la entidad después de los
ajustes en ingresos y gastos autorizados por el Consejo Directivo.
4 Recaudos: Es el valor de los ingresos recaudados realmente por la CAR.
4 Saldo: Corresponde a la diferencia entre el presupuesto definitivo y los recaudos. El
saldo puede reflejar el cumplimiento de la CAR en el recaudo de sus ingresos y/o la
adecuada estimación del presupuesto inicial frente a las posibilidades de recaudo de la
entidad.

Los presupuestos de gastos tienen cinco categorías equivalentes:

4 Apropiación inicial: Corresponde a la proyección de gastos esperados para el año y


es el punto de partida para el Consejo Directivo de la CAR
4 Modificaciones: Son ajustes mediante la incorporación de nuevos gastos y/o la
eliminación de otros
4 Presupuesto Definitivo: Como su nombre lo indica son los gastos definitivos que
aprueba el Consejo, posterior a su elaboración no se puede modificar.
4 Ejecución: Son los gastos reales que ha hecho la entidad, es decir los pagos
efectivos.
4 Compromisos: Son cuentas pendientes de la entidad que no se han pagado pero
que ya se causaron.
4 Saldos: Son recursos presupuestados que no se ejecutaron o se comprometieron.

226
CAR
PGAR 2001 - 2010

Bajo estas características los ingresos y gastos se pueden analizar de una manera general
o específica por rubro, esto se efectúa en el documento pero únicamente sobre lo
finalmente recaudado y ejecutado, dado que estos son los valores reales de la entidad.
Las modificaciones, adiciones y otras categorías parciales no se analizan.

Estas clasificaciones responden a diferentes momentos en la planeación de los recursos de


la CAR. La diferencia entre el presupuesto inicial y los recaudos, equivalente al saldo,
puede dar orientaciones frente a los niveles de cumplimiento de las metas financieras y a
la planeación de la entidad. En este aspecto hay un análisis general de ingresos y gastos,
más no específico por rubro.

Actualmente, la Corporación cuenta con un Estatuto Presupuestal, el cual fue expedido por
el Consejo Directivo mediante Acuerdo 31 de 2003, en el que establecieron lineamientos y
procedimientos sobre el manejo del presupuesto.

El desarrollo de la investigación no sólo se elaboró con información de los presupuestos,


también se revisaron documentos de la CAR sobre planeación, gestión y crédito, entre
otros. Así mismo se mantuvo un contacto permanente con los funcionarios de ambas
subdirecciones y de otras dependencias para obtener y aclarar aspectos que no eran
evidentes exclusivamente a partir del análisis numérico. También se consultaron expertos
en el tema del MAVDT.

Una vez elaborado el diagnóstico e identificadas las tendencias, se hizo un taller de


análisis DOFA (Debilidades, oportunidades, fortalezas y amenazas) con los funcionarios de
la CAR, del MAVDT, representantes de ASOCAR y los consultores del Instituto Quinaxi.

Los resultados obtenidos del proceso descrito se presentan en este documento y se espera
se conviertan en base del PGAR de la región.

Diagnóstico de fuentes y usos de recursos de la CAR 1990 -2000

La estructura financiera de las corporaciones responde a las características institucionales


con las que fueron creadas o modificadas por la Ley 99 de 1993. Es así como en el artículo
33 de la Ley 99 se modifica la jurisdicción de la CAR delimitándola en el territorio de
Cundinamarca, algunas zonas de Boyacá y el Distrito Capital.

Tradicionalmente la CAR se desempeñó como el eje de inversión en desarrollo regional


junto con las gobernaciones relacionadas con su anterior jurisdicción. Actualmente sigue
siendo el principal agente de inversión pero limitado al área ambiental. A diferencia de
otras corporaciones creadas previamente a la ley 99, el proceso de transformación de
entidad de desarrollo a entidad ambiental ha sido más lento en la CAR, pues durante una
década atendió inversión en infraestructura por considerables sum as en el marco del
convenio CAR-BID.

227
CAR
PGAR 2001 - 2010

Este primer bloque hace un análisis del comportamiento financiero de la CAR en los
últimos años, identificando tendencias, estructuras de ingresos y gastos, características de
la inversión y todos aquellos factores significativos relacionados.

La estructura financiera de la CAR está compuesta por sus ingresos, gastos de


funcionamiento, servicio de la deuda y gastos de inversión.

Estructura de ingresos

Los ingresos de la CAR están compuestos por los recursos propios y los recursos de la
nación. Las rentas propias contienen las fuentes directas de ingresos de la CAR:
impuestos, multas, tasas, sanciones, pago por servicios, etc., las cuales se clasifican en
tributarias y no tributarias de acuerdo con sus características; y los recursos de capital.
Los recursos de capital se dividen en crédito externo y otros recursos. El Cuadro 9
presenta estas clasificaciones.

Cuadro 9
Estructura de los principales ingresos de la CAR
Recursos Bogotá
Impuestos
propios Municipios
Tributarios
Contribucion Valorización
es
KFW-Checua
Aportes Transferencias
otras art..45/Ley99
entidades Regalías
Otros convenios
Distritos de riego -
Rentas propias
Venta de Viveros
Aprovechamiento de
No tributarios bienes y
servicios parques
Multas, licencias,
peajes
Arrendamientos
Utilización de agua
Tasas
Retributivas
Otros Laboratorio ambiental
ingresos
Recursos de Crédito interno
capital Crédito externo
Venta de activos
Rendimientos
financieros
Cancelación de
reservas

228
CAR
PGAR 2001 - 2010

Recuperación
cartera
Superávit de
tesorería
Recursos de la
Nación
FUENTE: CAR –SUBDIRECCIÓN ADMINISTRATIVA Y FINANCIERA.

En pesos constantes la CAR presentó una tendencia creciente en sus ingresos durante el
período 1990-2000. Sin embargo, se pueden identificar dos subperíodos frente a este
comportamiento, el de 1990-1993, en el que los ingresos oscilan alrededor de los $40.000
millones sin mayores incrementos y el período 1994-2000 en el que se presentan tasas de
crecimiento superiores al 40%, con picos en 1997 y 1999 que se estabilizan en los años
inmediatamente siguientes a ellos.

Como se observa en el Gráfico 7, después de varios años en que hubo significativas


diferencias entre el recaudo prospectado y el efectivamente percibido, en el presente
tiende a mejorar esta situación merced al mayor juicio por parte de la entidad en el
momento de calcular los valores esperados.

Gráfico 7
EJECUCIÓN PRESUPUESTAL DE INGRESOS CAR 1990 - 2003
200,000,000,000

180,000,000,000

160,000,000,000

140,000,000,000

120,000,000,000
PRECIOS CONSTANTES 2000

100,000,000,000

80,000,000,000

60,000,000,000

40,000,000,000

20,000,000,000

0
1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003

-20,000,000,000

PRESUPUESTO INICIAL PRESUPUESTO DEFINITIVO RECAUDOS SALDO

GRAFICO 8
INGRESOS CAR 1990 - 2003

229
CAR
PGAR 2001 - 2010

140.000.000.000

120.000.000.000

100.000.000.000
PRECIOS CONSTANTES 2000

80.000.000.000

60.000.000.000

40.000.000.000

20.000.000.000

0
1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000 2001 2002 2003

RECURSOS PROPIOS (A+B) A. RENTAS PROPIAS TRIBUTARIOS NO TRIBUTARIOS B. RECURSOS DE CAPITAL

Los ingresos de la CAR están constituidos básicamente por sus recursos propios, ya que
desde 1998 no recibe aportes de la nación, que en un análisis de todo el período de
referencia no alcanzaron ni siquiera el 1% del total de ingresos de la entidad.

Como se observa en el Gráfico 9, los recursos propios de la CAR los han conformado en
promedio un 70% las rentas propias y un 30% los recursos de capital. Las rentas propias
han tenido un comportamiento creciente durante el período y definen el comportamiento
del total de los ingresos de la Corporación. Su crecimiento se incrementa a partir de 1994
con saltos significativos entre 1997 y el año 2000, ubicándolos en ese año en $70.000
millones.

Hacia el futuro los recursos de capital tendrán menor participación, por cuanto la
Corporación ya culminó la utilización de créditos del KFW y del BID, hasta tanto,
eventualmente, se contemplen nuevos endeudamientos como soporte para la inversión
ambiental.

Gráfico 9

230
CAR
PGAR 2001 - 2010

ESTRUCTURA INGRESOS CAR 1990-2000

B. RECURSOS
DE CAPITAL
30%

A. RENTAS
PROPIAS
70%

Rentas propias

Debido a la importancia de las rentas propias es necesario analizar su composición.


Presupuestalmente las rentas propias se dividen en Tributarias y No Tributarias.

El primer componente contiene los recursos provenientes de impuestos, tasas y


contribuciones por valorización; esto suma el 85% de las rentas propias de la entidad y el
54% del total de sus ingresos. El 15% restante proviene de las rentas propias no
tributarias constituidas por los aportes de otras entidades y la venta de bienes y servicios.

El principal componente de las rentas propias tributarias son los impuestos, que en el caso
de la CAR se limitan al porcentaje del impuesto predial que paga el Distrito Capital y los
municipios en jurisdicción de la CAR. El presupuesto de la CAR es altamente dependiente
de este rubro y una modificación o demora en su pago alteraría por lo menos el 50% de
los ingresos de la entidad.

Comentario especial merece el denominado impuesto de timbre de vehículos, en el que se


fundamentaba alguna expectativa, la que desapareció debido a la fusión de este tributo
con el de rodamiento, dentro del esquema tributario nacional.

Cabe destacar que disposiciones presupuestales relativamente recientes enmarcaron las


tasas en el capítulo de ingresos no tributarios, lo cual deberá ser tenido en cuenta para
fines analíticos de la incidencia de dichas tasas en el contexto de las rentas propias de la
CAR.

El Consejo Directivo de la Corporación mediante los acuerdos 08 y 015 de 2000,


fundamentados en la normatividad nacional vigente, reglamentó las tasas por utilización
de aguas y las tasas retributivas, respectivamente, para la jurisdicción de la CAR, lo que
generó importantes expectativas en materia de recaudos por estos conceptos.

231
CAR
PGAR 2001 - 2010

Sin embargo, actualmente la situación ha cambiado y es necesario revaluar dichas


expectativas. Esto como consecuencia del desarrollo del sistema y método establecido en
el Decreto 155 de 2004 que atañe a tasas por utilización de aguas, y especialmente en la
tarifa mínima determinada en la Resolución 240 del mismo año, que asciende a $0.50 por
metro cúbico, como valor del recurso en la fuente primaria.

Desafortunadamente para el futuro las disposiciones emanadas del Gobierno Nacional y el


MAVDT dan al traste con los instrumentos financieros y económicos diseñados con el
objeto de emprender acciones de protección y conservación de las cuencas hidrográficas.

En adición, el recaudo tanto de las tasas por utilización de aguas como de las retributivas
está sujeto a la formulación y oficialización de los planes de ordenación y manejo de las
cuencas, lo que exige un compás de espera para hacer efectivos los recaudos.

Con respecto a la contribución por valorización que se encuentra establecida como una de
las rentas de las corporaciones, los estudios emprendidos por el área jurídica desechan
cualquier posibilidad a corto y mediano plazo de acudir a ella, en razón a la ausencia legal
de sistema y método que en atención a lo preceptuado en el Artículo 338 de la
Constitución Política de Colombia es requisito indispensable para el establecimiento de los
tributos.

El componente de Rentas Propias No Tributarias incluye además los aportes de otras


entidades y la venta de bienes y servicios, según se observa en el Gráfico 10. La primera
representa el 11% del total de las rentas propias de la CAR y el 9.3% del total de sus
ingresos promedio durante el periodo analizado. El principal ingreso en los aportes de
otras entidades corresponde a las transferencias efectuadas por el sector eléctrico y
estipuladas en la Ley 99 de 1993. Hay que anotar que antes de la Ley 99 otras entidades
del sector minero-energético como Carbocol e incluso empresas generadoras de la
jurisdicción CAR transferían recursos a la entidad; esto se suspendió con la Ley 99 pero así
mismo se compensó con las transferencias establecidas en el artículo 45 de la misma.

Gráfico 10

232
CAR
PGAR 2001 - 2010

Estructura específica Rentas Propias CAR 1990-2000

VENTA DE BIENES Y
SERVICIOS
4%
APORTES OTRAS
CONTRIBUCIONES ENTIDADES OTROS INGRESOS
11% 0%
POR VALORIZACION
0%
TASAS
1% RP

IMPUESTOS
84%

Las transferencias del sector eléctrico se caracterizan por la estabilidad en sus montos ya
que para que se presenten incrementos se requieren mayores ventas las cuales se dan
con la expansión del sistema y esto sólo sucede en el largo plazo. También es necesario
destacar que los montos pueden verse afectados por daños al sistema como los
ocasionados por la inseguridad. Bajo estas consideraciones las transferencias han
garantizado en promedio a la CAR $4.200 millones anuales desde su creación con la Ley
99 de 1993.

Respecto a otro componente de los ingresos no tributarios, correspondiente a la Venta de


Bienes y Servicios, es importante mencionar que desde la vigencia del 2001 se inició el
cobro por la evaluación de las solicitudes de las licencias ambientales y demás permisos
que aunque inicialmente no mostró un recaudo importante ha venido fortaleciéndose y el
que seguramente en el mediano plazo participará de manera más significativa en el
comportamiento de los recaudos.

En este componente se contabilizan además las licencias, multas, aprovechamiento de


parques, viveros, asistencia técnica y demás servicios que la CAR factura para apoyar la
gestión ambiental de terceros. La venta de bienes y servicios ha correspondido al 4% del
total de rentas propias y su crecimiento ha sido lento ya que la CAR no tiene una
trayectoria considerable de cobro por estas actividades. Este componente tiene un alto
potencial de captación de recursos pero su desarrollo depende del tipo de gestión que
efectúe la entidad.

Finalmente existe un componente de otros ingresos, en el que las expectativas actuales se


centran en el fortalecimiento que se le hará al servicio del laboratorio ambiental, previsto a
partir del 2005.

233
CAR
PGAR 2001 - 2010

En resumen, como se puede ver, las principales fuentes de ingresos de la CAR a la fecha
son las correspondientes al porcentaje ambiental y las transferencias. A partir de esto se
puede afirmar que los recaudos de la Corporación estarán fijados en una cifra aproximada
de $110.000 millones anuales.

Recursos de capital

El comportamiento de los recursos de capital que se presentó en la década pasada no


tiene por el momento una expectativa real de repetirse, debido a la ya mencionada
culminación en la ejecución del crédito con el BID. Sin embargo, en razón a la presencia
de importantes excedentes financieros y ante la necesaria congelación de nuevos recursos
de destinación específica, que están sujetos a la ejecución de acciones formuladas en los
planes de ordenamiento y manejo de las cuencas, los que durante un lapso importante
estarán en etapa de formulación, seguramente se incrementarán los rendimientos por
concepto de inversiones financieras temporales.

Estructura de gastos de operación

Los gastos de operación incluyen el funcionamiento y el servicio de la deuda. El


componente de funcionamiento contiene los gastos en servicios personales, los gastos
generales y las transferencias a otras entidades. El componente de servicio de la deuda
incluye la amortización, intereses y comisiones de los créditos adquiridos por la entidad.

El Gráfico 11 presenta el comportamiento de los gastos durante el período 1990-2000.


Como se observa, a partir de 1994 la CAR inicia un proceso de incremento en sus gastos
de funcionamiento con tasas promedio anuales del 25%; es así como pasa de $12.000
millones en 1994 a $32.000 millones en el 2000. La gráfica también presenta un pico en
los años 1997 y 1998, asociado al incremento en los servicios personales lo que refleja el
proceso de descentralización y regionalización de la entidad con su respectivo impacto
sobre la planta de personal después de los cuales se estabiliza la tendencia. En este
período se establecieron las siete Oficinas Territoriales de la corporación.

Gráfico 11

234
CAR
PGAR 2001 - 2010

GASTOS DE FUNCIONAMIENTO Y DEUDA CAR 1990-2000

$60,000,000,000

$50,000,000,000
Precios constantes de 2000

$40,000,000,000

$30,000,000,000

$20,000,000,000

GASTOS TOTALES
$10,000,000,000 GASTOS FUNCIONAMIENTO
SERVICIOS PERSONALES
GASTOS GENERALES
TRANSFERENCIAS
DEUDA PUBLICA
$-
1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000

Año

Las transferencias y los gastos generales presentan mayor estabilidad en los montos
puesto que tienen un crecimiento más moderado. En el primer caso hasta 1994 las
transferencias no superaban los $5.000 millones; con posterioridad a 1995 el rubro se
ubica alrededor de los $9.000 millones anuales. Los gastos generales presentan un
comportamiento similar pero su nivel es inferior al de las transferencias, la tendencia
presenta una estabilidad alrededor de los $6.000 millones por año.

En cifras reales, los gastos de funcionamiento y las transferencias asociados a la nómina,


han venido reduciendo su impacto en las finanzas institucionales en virtud de la
reestructuración organizacional a la que fue sometida la planta de personal a finales del
2002.

De otro lado, el Gobierno Nacional expidió durante el mismo año el Decreto 1669 en el
que se restringe el crecimiento de los gastos inherentes a los servicios personales y
generales, que para el caso puntual de la CAR no deben incrementarse más allá del 50%
del crecimiento de la inflación certificada por el DANE.

En cuanto al servicio de la deuda se pueden identificar dos períodos con comportamientos


diferentes, el primero entre 1990 y 1997 con pagos anuales del orden de $3.000 millones
y el segundo, a partir de 1998 en el que los pagos se incrementan superando los $8.000
millones, manteniéndose en ese nivel hasta el momento en que se hizo exigible la
amortización de la deuda adquirida con el BID por la culminación del respetivo programa.
Es así que la cifra de deuda pública para los próximos años alcanzará como mínimo los
$14.000 millones anuales y se mantendrá en términos reales durante el período de pago
de los créditos del BID.

235
CAR
PGAR 2001 - 2010

Como consecuencia de lo anterior los valores de los gastos de funcionamiento y del


servicio de la deuda, no superarán los $40.000 millones al año, dentro del mediano plazo.

Gráfico 12

ESTRUCTURA GASTOS FUNCIONAMIENTO PROMEDIO CAR 1990-


2000

TRANSFERENCIAS
28%

SERVICIOS
PERSONALES
54%
GASTOS
GENERALES
18%

Gastos de Inversión

A diferencia de los ingresos y los gastos de operación que han presentado tendencias
crecientes en la década pasada, la inversión de la CAR presenta grandes oscilaciones en
sus montos durante dicho período. El comportamiento es cíclico en el que después de un
año de grandes inversiones como las efectuadas en 1993, 1995, 1997 y 1999, se
presentan años con reducciones del 30% al 45%. Sin embargo, se destaca la estabilidad
reflejada en una media de $45.000 millones anuales en pesos constantes del 2000 que no
presenta un crecimiento permanente.

Estas oscilaciones responden a la ejecución de los recursos del crédito, a los


procedimientos públicos de inversión y al tipo de inversión en infraestructura que ejecuta
la CAR. Como se observa en el gráfico hasta 1996, la CAR presentó una media de
inversión de $16.000 millones en proyectos de infraestructura, la cual se duplica en los
años posteriores. Las oscilaciones en este tipo de proyectos han determinado el
comportamiento general de los gastos de inversión.

El año de 1998 la CAR recibió una cantidad menor de los recursos provenientes del predial
que le correspondían, los cuales atrasaron inversiones para ese año que fueron
desarrolladas durante 1999, de ahí el pico presentado en el mencionado año.

236
CAR
PGAR 2001 - 2010

El Gráfico 13 muestra que en cuanto a áreas temáticas de inversión, la CAR ha


concentrado sus recursos en infraestructura, seguido por inversiones en conservación y
fortalecimiento institucional. Estos campos han presentado un promedio anual de inversión
inferior a los $10.000 millones y responden a las funciones propias de la entidad como
autoridad ambiental.

Gráfico 13

INVERSION CAR 1990-2000

90000

80000

70000
Precios constantes 2000

60000

50000

40000

30000

20000 Conservación
Fortalecimieto
10000 Infraestructura
TOTAL
0
1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000
Año

En este sentido se puede considerar que la inversión ambiental de la CAR en conservación


y fortalecimiento es el componente de inversión fija o permanente en la región, lo cual
implica escasas posibilidades de reducción dadas las necesidades que cubre. Es decir la
CAR al menos debería invertir entre $17.000 y $20.000 millones anuales directamente en
los temas ambientales de su jurisdicción diferentes a PTAR y distritos de riego.

Dado que en los próximos años no se contará con recursos de crédito para inversión en
infraestructura, se espera que la entidad reduzca significativamente sus proyectos en esta
área y busque nuevos socios para ella.

También se analizó la inversión de la CAR por temas, enmarcándola en los programas del
PGAR vigente y que es objeto de reformulación en su estructura programática, que se
muestra en el Gráfico 14. Los resultados muestran una gran participación en proyectos
relacionados con el agua, que coinciden con las inversiones en infraestructura. Esto refleja
la inversión del crédito en proyectos de sistemas de tratamiento de aguas residuales en

237
CAR
PGAR 2001 - 2010

diferentes etapas y aquellas obras hidráulicas para garantizar el aprovechamiento


adecuado del recurso hídrico. A continuación del programa agua está el de Administración
de los Recursos Naturales con inversiones de $10.000 millones anuales en promedio. A
partir de 1998 las actividades en esta área se redujeron hasta niveles de los $2.000
millones anuales. Finalmente las otras áreas son la de Gestión Ambie ntal Compartida y la
de Planeación, las cuales no presentaron mayor variación durante toda la década con
recursos ejecutados inferiores a los $5.000 millones por año. Existe un leve incremento
para 1999 pero en el 2000 vuelve a caer.

Gráfico 14
Las nuevas condiciones de financiación para la gestión de la CAR plantean un

INVERSION CAR 1990-2000 POR PROGRAMAS


PRECIOS CONSTANTES 2000
90000

80000

70000

60000

50000

40000

30000

20000 Planeación
Agua
Recursos Naturales
10000
Gestión Compartida
TOTAL
0
1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000
Año

redireccionamiento en la temática de la inversión.

La gestión ambiental en la región cuenta con una serie de potenciales inversionistas,


dentro de los cuales los entes territoriale s no solamente tienen opciones sino obligaciones
de aportar recursos para la infraestructura y las acciones de conservación que exigen el
patrimonio ambiental y los recursos naturales de la jurisdicción CAR, en el contexto del
desarrollo sostenible.

La Corporación, dentro de una política de redistribución de sus recursos, con sentido de


equidad y descentralización de su gestión ambiental, ha decidido en el presente invertir en
todos sus municipios de Cundinamarca y Boyacá sumas superiores a las que estos el
recaudan por concepto del porcentaje ambiental establecido en la ley; por lo demás, se
esforzará sin pausa en orden a obrar como promotora y articuladora de los recursos de

238
CAR
PGAR 2001 - 2010

inversión a cargo de todos los actores regionales, mediante el despliegue de estrategias


de cofinanciación, apoyo técnico y liderazgo conceptual e institucional en macroproyectos
e iniciativas supramunicipales y la vocería ante el Gobierno Nacional y organismos del
SINA, en demanda de medidas y recursos que coadyuven al cumplimiento del PGAR
decenal.

Es necesario advertir que la participación de la inversión en proyectos de infraestructura


sufrirá cambios significativos, debido a que, ante la cancelación por parte del Distrito
Capital del contrato de concesión que regía para la operación de la planta de tratamiento
de aguas residuales del Salitre y que para su cumplimiento aportaba la entidad el 50% del
porcentaje ambiental del Distrito Capital, este monto se redistribuirá en acciones
ambientales dentro del perímetro urbano de Bogotá.

Equilibrios presupuéstales

Durante el período analizado la CAR ha presentado un relativo equilibrio en sus


presupuestos de ingresos y gastos (incluyendo los de inversión). A excepción de los años
de 1992 y 1993 (Ver Gráfico 15), la entidad no ha presentado grandes desfases, y en el
caso de existir han sido compensados en los años siguientes. En este sentido la CAR ha
mantenido un manejo responsable de sus finanzas, así como una adecuada respuesta a
los posibles ajustes presupuestales que debió tomar.

Hay que mencionar también que la entidad tuvo por muchos años recursos provenientes
del crédito con el BID que no tendrá más y que además deberá pagarlos, lo que ha
implicado un período de transición donde, tras contar con un factor de apalancamiento
financiero externo se pasa a responder por una obligación a la cual ya se ha hecho
referencia en apartes anteriores.

239
CAR
PGAR 2001 - 2010

Gráfico 15

COMPORTAMIENTO GRANDES RUBROS CAR 1990-2000

$140,000,000,000

$120,000,000,000

$100,000,000,000
Pesos constantes del 2000

$80,000,000,000

$60,000,000,000

$40,000,000,000

$20,000,000,000

$-
1990 1991 1992 1993 1994 1995 1996 1997 1998 1999 2000
Ingresos
-$20,000,000,000 Gastos
Inversión
Superávit/Déficit
-$40,000,000,000

Año

4.3.2 La CAR en el Sistema Nacional Ambiental - SINA

La gestión pública ambiental en Colombia está principa lmente en cabeza del MAVDT como
la entidad que define la política y las Corporaciones Autónomas Regionales quienes la
ejecutan. En este principio básico se fundamentan las características institucionales y
financieras del Sistema Nacional Ambiental–SINA.

Dado que el SINA incluye corporaciones creadas antes y después de la Ley 99 de 1993 se
han presentado diferencias significativas entre ellas, en particular, en lo relativo a su
capacidad financiera. En este sentido la CAR se perfila como una entidad con los mayores
niveles de ingresos pero también con los mayores niveles de compromisos.

Este capítulo quiere presentar la participación financiera de la CAR en el SINA para


entender su importancia y así determinar acciones estratégicas que beneficien a todo el
sistema. El capítulo incluye la participación general de la entidad en ingresos, gastos de
inversión y funcionamiento. Los análisis se efectuaron tomando 1999 como año base y la
información se obtuvo de la Dirección de Planeación del MAVDT.

El SINA presenta una alta concentración de los ingresos en pocas Corporaciones. Sólo la
CAR y la CVC registran ingresos anuales superiores a los $100.000 millones mientras que
14 corporaciones tienen ingresos entre los $1.000 y $5.000 millones (Ver Gráfico 16 ).

240
CAR
PGAR 2001 - 2010

Gráfico 16

TOTAL DE CORPORACIONES SEGUN INGRESOS


(Información para 1999 en pesos corrientes)

Más de $100.000
Entre $20.000 y
Menos de $1.000 millones
$100.000 millones
millones 6%
9%
18%

Entre $5.000 y
Entre $1.000 y $5.000
$20.000 millones
millones
24%
43%

En este sentido la CAR tiene el 32% de los ingresos de todas las corporaciones, seguida
por la CVC con el 29%. Los ingresos de las demás corporaciones no superan, para cada
una de ellas, el 5% del total del sistema.

En cuanto a los gastos de funcionamiento la CAR representa el 26% del total de las
corporaciones, mientras que la CVC representa el 21%. El resto de las corporaciones
participan con cifras inferiores al 4%. Sin embargo, la CAR se encuentra en un rango
medio de gastos de funcionamie nto por empleado. El Gráfico 17 presenta el valor
mensual de funcionamiento per cápita en las corporaciones. La concentración mayor de
las corporaciones está entre $1´800.000 y $3´200.000. El valor máximo lo tiene
Corpoguavio con $6´445.000 y el mínimo Cornare con $634.000. La CAR, identificada
como la barra roja en la gráfica, presenta un valor de $2´527.000 ubicándose en el
promedio de las corporaciones. Esta información es valiosa en términos de evaluar
estrategias relacionadas con el ajuste en los gastos de funcionamiento.

241
CAR
PGAR 2001 - 2010

Gráfico 17

Valor del funcionamiento percápita en las Corporaciones durante 1999

CAS

CRA

CORTOLIMA

CARDIQUE

CORPOMOJANA

CDA

CARSUCRE

CORPOCHIVOR

CORPOBOYACA

CRQ

CORPONARIÑO

CORPOURABA

CDMB

CORPOCALDAS

CORPOAMAZONIA

CORNARE
$- $1,000 $2,000 $3,000 $4,000 $5,000 $6,000 $7,000

En el caso de los gastos de inversión de la CAR tienen la misma participación que en los
gastos de funcionamiento, pero en esta categoría no lidera al SINA ya que la CVC la
supera en un punto porcentual ubicándose en un 27%. Hay que destacar que en los
gastos de inversión Corantioquia, CDMB y Cornare duplican su participación frente al
funcionamiento, es decir son responsables cada uno entre el 7 y el 9% de la inversión en
el sistema (Ver Gráfico 18).

Gráfico 18

242
CAR
PGAR 2001 - 2010

TOTAL DE CORPORACIONES SEGUN INVERSIÓN


(Información para 1999 en pesos corrientes)

Más de $70.000
Entre $20.000 y
millones
Menos de $1.000 $70.000 millones
6%
millones 9%
18%

Entre $5.000 y
$20.000 millones
12%

Entre $1.000 y
$5.000 millones
55%

La clasificación de las corporaciones según montos de inversión es similar a la clasificación


de ingresos, sólo que la categoría con más corporaciones (entre $1.000 y $5.000 millones)
tiene un mayor número en inversión que en ingresos.

Como se observa, la CAR maneja los recursos más grandes en el SINA en términos de
ingresos e inversión. A pesar de ello su comportamiento en gastos de funcionamiento es
promedio en el sistema.

4.3.3 DETERMINACIÓN DE LA ESTRATEGIA FINANCIERA CAR

La estrategia financiera para el Plan de Gestión Ambiental Regional presenta las


actividades, que dados los elementos analizados, tienen probabilidad de lograr un
comportamiento financiero acorde con los objetivos propuestos en dicho plan por parte de
la entidad.

Como cualquier estrategia, ésta es susceptible de ajustes en el tiempo y antes de ser


implementada debe ser revisada y concertada al interior de la entidad en el desarrollo del
plan de gestión.

Las actividades propuestas en la estrategia responden a los factores más críticos en el


tema financiero de la entidad, pero su desarrollo requiere el apropiado diseño técnico,
legal y económico en las áreas que cubre. A pesar de ello cada actividad incluye una breve
caracterización de su impacto geográfico (nacional, regional y local), el impacto financiero
sobre la entidad, el plazo de tiempo a desarrollar (corto 1 a 3 años, medio 3-5 años y
largo más de 5 años), y en algunos casos, dependiendo de la disponibilidad de la
información, la valoración de los ahorros y beneficios de la actividad.

243
CAR
PGAR 2001 - 2010

La estrategia está fundamentada en cuatro principios básicos de gestión y tres factores de


análisis críticos para la entidad. Los primeros indican elementos de la administración
pública claves para el éxito de la estrategia que deben ser adoptados por la entidad. Los
factores de análisis describen el panorama financiero que enfrenta la Corporación. Ambos
temas definieron el marco general en cinco líneas estratégicas que deben responder
financieramente a los objetivos del plan de gestión de la CAR.

Principios básicos de gestión

La estrategia está fundamentada en 4 principios: la integralidad, el compromiso de la CAR,


una estrategia de gestión financiera y no de flujo de caja, y la articulación a la estrategia
financiera del SINA.

4 Integralidad: Las líneas estratégicas y las actividades propuestas abarcan varias


áreas y tienen diferentes impactos. Sin embargo, el desarrollo de una o pocas
actividades de la estrategia no garantizan la mayor efectividad de las mismas. Todas
las actividades están relacionadas y la modificación de alguna necesariamente implica
ajustes en otras.

4 Compromiso de la CAR: Las actividades propuestas requieren de la oportuna


intervención de los diferentes niveles jerárquicos de la entidad, desde la dirección
general hasta los niveles operativos. Las actividades no se podrán desarrollar si no
existe un clara directriz al respecto o si las metas propuestas para cada una no se
cumplen. La cultura del proyecto debe estar presente en la entidad.

4 Gestión financiera y no de caja: La estrategia responde a un ejercicio de


planeación financiera de la gestión ambiental en el corto, mediano y largo plazo. Sus
actividades tendrán repercusión sobre el flujo de caja de la entidad pero su objetivo no
es responder a déficits o superávits presupuestales coyunturales; esto no excluye los
efectos inmediatos sobre caja que se esperan presentar si se implementan las
actividades propuestas con impacto en el corto plazo. Estas actividades deberán incidir
directamente sobre la estructura financiera de la entidad y así lograr los resultados
previstos.

4 Articulación a la Estrategia Financiera del SINA: Esta estrategia ha tenido en


cuenta la desarrollada por el MAVDT en 1998 en la que se definieron actividades para
los diferentes agentes de inversión ambiental en Colombia hasta el 2007. Aunque la
estrategia del MAVDT no ha tenido el desarrollo esperado, los planteamientos básicos
de gestión han sido desarrollados e incorporados en la actual política nacional
ambiental.

Factores de análisis

Los elementos financieros encontrados en la CAR plantean la necesidad de adoptar


medidas acordes con la nueva situación financiera que enfrentará la Corporación en
los próximos años, determinada en particular por: el pago de los créditos multilaterales

244
CAR
PGAR 2001 - 2010

ejecutados, la alta dependencia de pocas fuentes de ingresos y en general el perfil de


financiador y no articulador de recursos que le ha sido característico.

4 Obligaciones crediticias

La obligación financiera disminuye la capacidad de inversión de la CAR dados los niveles


de los pagos de amortización e intereses ya comentados. La inversión hasta ahora
ejecutada correspondió fundamentalmente a obras de infraestructura en plantas de
tratamiento de aguas residuales y distritos de riego y a la operación de estas obras. En
este sentido, la CAR ya realizó el grueso de su esfuerzo para inversión en infraestructura,
por lo que las necesidades de inversión en esta área tendrán que contar a futuro con el
aporte principal de los entes territoriales y otros organismos comprometidos.

El componente que sí se mantiene es la operación y el mantenimiento de las obras, en la


medida en que la CAR no logró transferirlas a los municipios o buscar mecanismos
alternativos para una operación por parte de terceros.

La situación frente al crédito revela el cambio de las condiciones iniciales en las que se
adoptó. El crédito se tomó avalado por la nación en un esquema en el que los recursos
invertidos en distritos de riego se recuperarían por valorización y las obras de saneamiento
se pagarían sobre los porcentajes recibidos del impuesto predial. Hoy la situación es
diferente:

1. La CAR, como se señaló en un aparte anterior, no tiene despejado jurídicamente


hablando el camino para recuperar inversiones a través de la contribución por
valorización.

2. La CAR está obligada a invertir el 50% de los recursos del porcentaje ambiental
recaudados en Bogotá, en la jurisdicción del Distrito Capital, con fundamento en la
Ley 99 de 1993. Esto redujo las posibilidades financieras de la entidad para responder
con las obligaciones contraídas con el BID en 1991, previamente a la ley.

3. La CAR con el ánimo de respaldar su inversión y mantener los beneficios ambientales


de la misma, ha asumido los gastos de operación y mantenimiento de las obras,
cuando en sana lógica estos gastos corresponden a los beneficiarios de ellas, es decir
a los municipios, en el caso de las PTAR, y los propietarios de las tierras en el caso de
los distritos de riego.

4 Pocas fuentes de ingresos en la CAR

La gran mayoría de los recursos de la CAR provienen del porcentaje del predial transferido
por el Distrito Capital y los municipios de su jurisdicción. Las otras fuentes significativas de
recursos son las tra nsferencias del sector eléctrico, los rendimientos financieros y la venta
de bienes y servicios. En suma, la CAR una alta dependencia de pocas fuentes de
ingresos.

245
CAR
PGAR 2001 - 2010

La ley 99 de 1993 establece una estructura financiera de las corporaciones del SINA
basada en la generación de recursos propios de dos tipos: aquellos asociados a los
servicios ambientales y aquellos que no tienen ninguna relación directa con el medio
ambiente y los recursos naturales. En el primer caso, el cobro de estos recursos asociados
al medio ambiente implica reglamentaciones nacionales y regionales, adecuación de la
capacidad institucional y la formación de una cultura de pago por parte del usuario, que
limitan su desarrollo en el corto plazo. El principal ejemplo de esta situación se presenta
en las tasas.

El esquema es lógico en la medida que la autoridad desempeña funciones ambientales y


ellas deberían ser pagadas por los usuarios del medio ambiente y los recursos naturales.
Pero la realidad ha sido diferente por lo que la financiación de la gestión ambiental se ha
soportado en el porcentaje del impuesto predial y las transferencias del sector eléctrico,
como se observa en el caso de la CAR.

Esto no quiere decir que las otras fuentes de recursos no puedan ser explotadas. En
aquella s corporaciones en donde se han desarrollado procesos de gestión y fortalecimiento
interno para nuevos recursos, en particular las tasas retributivas, los montos recaudados
se acercan cada vez más a las cifras de las transferencias del sector eléctrico,
diversificando los ingresos de la corporación y minimizando la dependencia de pocas
fuentes.

En el caso de la CAR esto no ha ocurrido. Las contribuciones por valorización, la tasa por
uso de agua, la tasa retributiva, el cobro de servicios, el impuesto de timbre de vehículos,
el aprovechamiento de parques, la venta de material forestal, la administración de distritos
de riego, y las tasas retributivas, no han aprovechado todo su potencial de generación de
recursos, por diversas razones ya comentadas.

En el presente se han concebido nuevos elementos para el fortalecimiento de las finanzas


de la Corporación. El primero de ellos es acudir a mecanismos creados recientemente con
el objeto de reducir la morosidad de sus deudores principalmente en aplicación de la Ley
de Saneamiento Contable (716 de 2001) y los mecanismos creados para el reporte de las
deudas a las centrales de riesgo (Ley 863 de 2003).

En relación a la optimización del recaudo de venta de bienes y servicios y demás fuentes


como las tasas del recurso hídrico y la recuperación de los gastos en que se incurre con
ocasión de la administración, operación y mantenimiento de los distritos de riego, se hace
indispensable el levantamiento y permanente actualización del catastro de usuarios que
obtenga los registros alfanuméricos y cartográficos en formato digital de los datos
administrativos, técnicos y jurídicos de aquellos que demandan los servicios ambientales
en la jurisdicción de la CAR.

Adicionalmente a través de documentos que formulen estrategia s a nivel nacional y que


respondan a situaciones generadas por impactos como los causados por los vertimientos
al río Bogotá, se deberá buscar la participación económica de todos los actores
involucrados en estas situaciones como son los entes territoriale s a partir de la Nación, los

246
CAR
PGAR 2001 - 2010

Sectores Productivos y principalmente aquellas actividades que como consecuencia del


desarrollo de las mismas ejercen presión en la cantidad y calidad de los Recursos
Naturales.

Las restricciones normativas al crecimiento de los gastos serán un marco de referencia


para continuar con las actividades que impliquen una racionalización en los gastos con el
objeto de redireccionar estos ahorros en la ejecución de los proyectos misionales de la
Corporación.

4 Perfil financiador y no de articulador de recursos

La CAR ha sido el principal financiador de la gestión ambiental en la región y en el Sistema


Nacional Ambiental. Los recursos obtenidos por el porcentaje del predial de Bogotá y los
créditos multilaterales, han colocado a la Corporación en una situación privilegiada como
inversionista ambiental en el país, situación sólo igualada por la Corporación del Valle del
Cauca–CVC.

La inversión ambiental estatal se caracteriza por su relación con el grado de desarrollo de


un país o una zona en particular, a mayor desarrollo menor participación del sector
público. En Colombia el 65% de la inversión ambiental corresponde al sector público y el
restante al sector privado. En los Estados Unidos la proporción cambia a un 30% de
inversión ambie ntal pública y 70% privada, mientras que en la Comunidad Europea la
participación estatal es aún menor aproximándose al 20% en la inversión8.

Este comportamiento responde a esquemas regulatorios y de gestión ambiental


caracterizados por la internalización de los costos ambientales por parte del sector
privado, minimizando estos costos sobre la sociedad y por tanto sobre la participación del
sector público. Estos esquemas no solo incentivan al sector privado a invertir en medio
ambiente, sino que articulan inversión entre todos los sectores para obtener mayores
beneficios económicos, sociales y ambientales. En este marco, la inversión pública se
destina a aquellas áreas en donde existe poco potencial de inversión privada pero con
grandes beneficios para la sociedad.

La CAR administra los recursos naturales y el medio ambiente en una zona con diferentes
niveles de desarrollo y de valor ambiental. Desde las zonas con más presiones como los
límites con el Distrito Capital, hasta aquellas como las zonas de los páramos, bosques
naturales o de escaso desarrollo agrícola. Esto plantea un reto a la Corporación en
términos de gestión e inversión ambiental que debe responder a dos interrogantes
fundamentales: cuánto se debe invertir y en dónde debe invertir.

Aunque el diagnóstico no presenta cifras de inversión de otras entidades como las


gobernaciones, los municipios y el sector privado en la jurisdicción CAR, las entrevistas
realizadas a funcionarios y documentos de inversión ambiental municipal desarrollados por

8
Banco Mundial, 1998. -

247
CAR
PGAR 2001 - 2010

organismos de control, permiten concluir que el principal financiador ambiental en la zona,


con un papel muy preponderante, es la CAR.

Esto es importante, pero lo es más aún el poder ser articulador de inversión ambiental en
una zona con diferentes niveles de desarrollo y así lograr mayores niveles de costo-
efectividad en la inversión, es decir garantizar el mayor impacto ambiental, económico y
social por cada peso invertido.

La CAR es percibida por la región como aquella entidad con muchos recursos, la cual
financiará los proyectos que se le ofrezcan. Los intentos de articulación de otras
inversiones han tenido resultados limitados, tal fue el caso del Convenio con el Distrito
Capital en el que se estableció que los recursos de la CAR se invertirían en los sistemas de
tratamiento de aguas residuales de la capital, o en aquellos otros convenios en los que la
CAR ha sido la primera en poner los recursos y no se han completado proporcionalmente
por parte de cada miembro del convenio.

La situación que se presenta con los municipios en el sentido de no haber recibido los
sistemas de tratamiento construidos por la CAR es otro ejemplo de ésto. Los municipios no
asumieron los gastos de operación y mantenimiento, ya sea por su situación fiscal y/o por
la percepción de la CAR como un agente financiero muy poderoso.

Para que la inversión de la CAR sea más efectiva, se deben emplear mecanismos de
articulación de recursos acordes con las competencias legales, con la prioridad de los
problemas ambientales y con los niveles de desarrollo en la jurisdicción. Incrementar la
inversión ambiental de otros agentes libera recursos de inversión a la CAR que se pueden
destinar a proyectos en donde no existe posibilidad de otros inversionistas y que son de
naturaleza propia de la gestión de la entidad.

4 Propuesta

El panorama presentado permite establecer una estrategia financiera para la CAR que
responde a los objetivos ambientales del Plan de Gestión de la Corporación. Para que la
estrategia funcione se deben definir pocas líneas de acción con actividades concretas que
posteriormente deben ser asumidas por el equipo directivo de la entidad en un período
determinado y concertado de tiempo.

La estrategia está constituida por cuatro líneas; cada una de ellas responde a un objetivo
general, tienen un nivel de impacto nacional, regional o local, y contienen actividades que
la entidad deberá desarrollar para cumplir con el objetivo de la línea. Estas son:

4 Diversificar y fortalecer fuentes de recursos


4 Implementar esquemas de articulación de recursos
4 Hacer uso moderado de los recursos de capital
4 Mantener los niveles de gastos de funcionamiento durante el Plan de Gestión
Ambiental Regional.

248
CAR
PGAR 2001 - 2010

Diversificar y fortalecer fuentes de recursos

Objetivo

Incrementar ingresos

Aspectos generales

La CAR ha dado pasos tímidos en la obtención de recursos de fuentes diferentes al predial


y las transferencias del sector eléctrico. Esta línea busca que la entidad fortalezca los
procesos de cobro y obtención de estos recursos para minimizar la dependencia existente
de las fuentes tradicionales. Así mismo proteger las fuentes de ingreso que otorga la ley
en un campo de acción que sobrepasa lo local y regional e incentivar la participación
comunitaria y privada en inversión ambiental.

Actividades

1. Optimizar el potencial de la venta de bienes y servicios. Dada la escasez de recursos


esperada en los próximos años, la CAR debe iniciar una etapa de cobro por sus
servicios que al menos permita cubrir los costos en los que incurre. Es necesario
replantear el tema de aprovechamiento de parques, viveros y laboratoris. Las licencias
deben cobrarse, actividad que ya está realizando la entidad. La venta de bienes y
servicios por parte de la entidad debe responder al modelo de gestión que adopte la
entidad; si la CAR quiere obtener beneficios económicos por estas actividades debe
ajustar su capacidad para ello, si por el contrario simplemente quiere ser
PROVEEDORA de estos bienes y servicios en la región, debe minimizar sus costos de
acuerdo a los escasos ingresos que percibe por este concepto.

2. Garantizar el recaudo de las tasas. La CAR está desarrollando su tarea de recaudo de


tasas para lo cual es necesario surtir los recursos apropiados para su exitosa
operación, los cuales no deben sobrepasar los recaudos esperados. Así mismo debe
aprovechar la experiencia de otras entidades del SINA que han tenido éxito en su
ejecución. En el caso de tasa por uso de agua se hace necesario mejorar la tarifa
establecida en los instrumentos jurídicos relacionados y trabajar conjuntamente con
las CAR para promover una reglamentación objetiva que no repercuta drásticamente
en los objetivos ambientales y financieros de un instrumento de esta naturaleza.
Obviamente debe acelerarse la formulación y oficialización de los necesarios planes de
ordenación y manejo de cuencas.

3. Recuperación de cartera. Las multas y todos aquellos pagos no efectuados implican


una labor de cobro prejurídico y jurídico que debe ser adelantada por la entidad de la
manera más eficiente. Se recomienda asignar un equipo de expertos en el área bajo
un esquema de pago por éxito independiente a la entidad, lo cual no implica gastos
adicionales.

249
CAR
PGAR 2001 - 2010

4. Fortalecer el apoyo a los municipios para cobro del predial. La CAR ha venido
realizando actividades de apoyo en actualización catastral a los municipios para así
garantizar sus recursos. Estas iniciativas deben mantenerse y fortalecerse
aprovechando los avances de la entidad y otras corporaciones. El MAVDT incentivó la
conformación de un Programa de Cooperación Horizontal en este tema, el cual puede
reactivarse para aprovechar experiencias de todas las corporaciones y ser aplicados
por la entidad.

5. Apoyo al desarrollo de proyectos de Mecanismo de Desarrollo Limpio-MDL: Aunque los


proyectos MDL no generan recursos directos a la entidad, el apoyo a las comunidades
y el sector privado en la formulación y seguimiento de este tipo de proyectos permiten
incrementar la inversión ambiental en la zona. El potencial del MDL se encuentra, por
ejemplo, en proyectos de ahorro energétic o y posiblemente en reforestación.

6. Ley marco de financiación del Sistema Nacional Ambiental. La alta dependencia del
predial, las transferencias del sector eléctrico y las tasas, en el largo plazo son propias
del SINA. Es necesario impulsar en conjunto con el MAVDT una ley marco que proteja
estos recursos y evitar pérdidas innecesarias en el futuro para la entidad. Dada la
importancia financiera de la CAR en el SINA, es recomendable que promueva este
proceso.
Cuadro 10
Línea Estratégica 1. Diversificar y fortalecer fuentes de recursos
ACTIVIDAD IMPACTO IMPACTO PLAZO
GEOGRAFICO FINANCIERO
Optimizar el potencial de venta Regional Medio Medio
de bienes y servicios
Garantizar el recaudo de las Regional Medio Corto-Medio
tasas
Recuperación de cartera Local Medio-Alto Medio-
Largo
Fortalecer apoyo a municipios Regional Medio Corto-Medio
para predial
Apoyo al desarrollo de proyectos Regional Bajo Largo
MDL
Ley marco de financiación del Nacional Alto Medio-
SINA Largo

Implementar esquemas de articulación de recursos

Objetivo

Incrementar los recursos para inversión

250
CAR
PGAR 2001 - 2010

Aspectos generales

La inversión conjunta y articulada entre diferentes sectores incrementa los recursos de


inversión ambiental en la región. Para ello se deben procurar cofinanciaciones a os l
proyectos de iniciativa territorial debidamente priorizados y justificados.

Actualmente existen diferentes fuentes de recursos de inversión ambiental de carácter


nacional obtenidos por cooperación internacional: Iniciativa de las Américas, Proyecto
GEF-Humboldt y donación Holanda-Parques. La CAR puede plantear esquemas de
ejecución y aporte y realizar actividades de capacitación en formulación de proyectos para
aquellas entidades en su jurisdicción que quieran acceder a estos recursos, o al menos
proveer la información básica.

Actividades

1. Inversiones conjuntas con municipios, corporaciones vecinas y sector privado. Las


inversiones conjuntas permiten optimizar los recursos de la entidad puesto que
garantizan la participación de otras entidades; para lograr la mayor efectividad la
entidad al menos debe tener dos criterios: el primero es establecer cofinanciaciones
máximas del 30 -40% por convenio y el segundo es garantizar que los pagos sean
equivalentes a los aportes de cada entidad en los giros establecidos. Si la CAR
cofinancia el 30% y se establecen cuatro giros, la CAR transferirá el 30%
correspondiente de cada giro, esto es contrario a pagar el 30% en el primer giro y que
las entidades hagan sus aportes en los giros posteriores; este sencillo mecanismo evita
que los proyectos no se finalicen por falta de presupuesto de las entidades que
aportaban los últimos recursos.

2. Evaluar y reactivar el sistema de cofinanciación de inversiones ambientales a


municipios, en el contexto de los proyectos institucionales CAR: para tal fin, son
susceptibles de revisión los acuerdos del Consejo Directivo que hoy en día reglamentan
esta materia.

3. Apoyo a la formulación y ejecución de proyectos del Humboldt-GEF, Parques-Holanda


e Iniciativa de las Américas: Evaluar la posibilidad de ejecutar proyectos y apoyar la
formulación de los mismos por comunidades y grupos de base en la jurisdicción CAR.
Aunque la entidad no ejecute directamente estos recursos, si puede capacitar e
incentivar su uso en la región por las entidades calificadas para ello. Se podría
formular todo un esquema de capacitación en formulación de proyectos a través de las
áreas competentes de la entidad.

4. Explorar nuevas fuentes de cooperación internacional: Existen diferentes modalidades


de cooperación. Es tá la financiera en donde hay ayuda reembolsable y no
reembolsable a la entidad; la técnica en la que se ceden equipos, materiales e
instrumentos para desarrollar planes y programas específicos; la de capacitación para

251
CAR
PGAR 2001 - 2010

proyectos educativos y la de información para entrega y ayuda a la recopilación y


manejo de la misma.

Así mismo existen fuentes oficiales y no oficiales de cooperación. En las primeras el


país tiene relaciones estables en medio ambiente con los gobiernos de Alemania,
Canadá, España, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón, Holanda, Reino Unido, Suecia,
Suiza, Brasil, Chile, Costa Rica, República Popular de China, Cuba, México, Panamá y
Venezuela. Cada uno de estos países tienen diferentes instituciones que proveen
cooperación.

A nivel multila teral se encuentran el Fondo Mundial para el Medio Ambiente (GEF),
Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), Programa de las Naciones
Unidas para el Medio Ambiente (PNUMA), Organización de las Naciones Unidas para la
Agricultura y la Alimentación (FAO) y Organización Internacional de Maderas
Tropicales.

En cuanto a las fuentes no oficiales se encuentran las grandes ONG internacionales


dedicadas a la conservación ambiental, entre ellas se destacan The Nature
Conservancy, Conservation Internacional, World Wildlife Foundation, entre otras. Se
recomienda revisar la Estrategia Nacional de Cooperación Técnica Internacional del
MAVDT, la cual orienta a las instituciones para aprovechar las ventajas que existen en
esta área.

5. Solicitar al gobierno nacional participación mediante FINDETER, FONADE, FONDO


NACIONAL DE REGALIAS, en los nuevos proyectos de tratamiento de aguas residuales
y en aquellos que necesiten inversiones adicionales para su mejoramiento y
optimización, así como para los de disposición de residuos sólidos y mataderos.

Cuadro 11
Línea Estratégica 2. Incrementar los recursos para inversión

IMPACTO IMPACTO
ACTIVIDAD PLAZO
GEOGRAFICO FINANCIERO
Inversiones conjuntas Regional Medio Medio
Evaluar y reactivar la
Regional Bajo Corto
cofinanciación
Proyectos Humboldt, Parques,
Regional Bajo-Medio Corto
Iniciativa de las Américas
Explorar nuevas fuentes de Medio-
Regional-Nacional Bajo-Medio-Alto
cooperación internacional Largo
Solicitar participación del
Gobierno Nacional para Regional Alto Corto-Medio
inversiones en infraestructura

252
CAR
PGAR 2001 - 2010

Hacer uso moderado de los recursos de capital

Objetivo

Incrementar ingresos

Aspectos generales

La CAR cierra su etapa de ejecución de crédito e inicia la de pago. La ejecución presentó


dificultades en la obtención de las metas previstas que pusieron en evidencia la gran
capacidad operativa que demanda manejar este tipo de créditos. Esto no significa que la
CAR cierre sus puertas al financiamiento. Su imagen contable y su capacidad de
endeudamiento le permitirían acceder de nuevo a este tipo de apalancamientos para su
gestión y el cumplimiento de su misión.

Así mismo, sí el MAVDT llega a obtener nuevos créditos, la CAR puede obtener recursos
para su gestión por esta vía.

Actividades

1. Mantener las posibilidades de acceso a nuevos créditos.


2. Participar en la ejecución de potenciales créditos nuevos del MAVDT para gestión
ambiental regional.

Cuadro 12
Línea Estratégica 3. Uso moderado de recursos de capital
IMPACTO IMPACTO
ACTIVIDAD PLAZO
GEOGRAFICO FINANCIERO
Mantener las posibilidades Regional Medio Medio-Largo
de acceso a nuevos
créditos
Participar en la ejecución Regional Medio Largo
de potenciales créditos
nuevos del MAVDT para
gestión ambiental
regional

Mantener los niveles de gastos de funcionamiento

Objetivo

Estabilizar gastos

Aspectos generales

253
CAR
PGAR 2001 - 2010

La CAR es una entidad que ha presentado crecimientos moderados en sus gastos de


funcionamiento a través del tiempo, por lo menos frente a otras corporaciones.

Las actividades propuestas en esta línea se orientan a estabilizar los gastos en el corto y
mediano plazo.

Actividades

Garantizar la capacidad operativa de la CAR: tanto para el cumplimiento de sus funciones


de autoridad ambiental como para la ejecución de los proyectos que prevé su PAT
2004-2006, la CAR debe contar con la capacidad operativa producto de un adecuado
balance entre sus propios recursos humanos y los que hayan de vincularse a la
ejecución de los proyectos de inversión.

Evaluar la planta de personal: Para garantizar que la estructura de la CAR corresponda a


los planteamientos y líneas de acción del PAT, con sus proyectos, y del propio PGAR,
se hace necesario evaluar su planta de personal para tener una entidad más eficiente
y que aproveche mejor los recursos humanos con que cuenta. En este sentido si la
entidad va a apropiarse de proyectos de inversión necesitará personal de planta más
calificado que operativo, y así tener una CAR más profesional que responda a las
necesidades de estos proyectos. Esto se debe dar en el corto plazo dados los
compromisos en materia de cumplimiento de metas que conlleva el PAT del presente
trienio.
Cuadro 13
Línea Estratégica 4. Mantener nivel de gastos de funcionamiento
IMPACTO IMPACTO
ACTIVIDAD PLAZO
GEOGRAFICO FINANCIERO
Garantizar la capacidad operativa
Regional Alto Corto
de la CAR
Evaluar planta de personal Local- Regional Medio Corto

Priorización Estratégica

Las líneas estratégicas han sido propuestas para ser desarrolladas en el PGAR de la
entidad, el cual va hasta el año 2010. Por tal motivo la priorización de estrategias
financieras ha de tener en cuenta como primer criterio el impacto financiero sobre la
entidad y después los plazos estimados de respuesta a las medidas adoptadas. El criterio
de impacto geográfico también debe tomarse en cuenta, pero con menor preponderancia.

La priorización se tradujo en una matriz que se presenta en el Cuadro 15 y que contiene


todas las actividades a desarrollar en los próximos dos años. Sin embargo la matriz está
dividida en tres secciones establecidas a partir de los resultados esperados en el tiempo,
por lo que las primeras actividades son las más prioritarias.

Cuadro 14
Priorización

254
CAR
PGAR 2001 - 2010

LINEA IMPACTO IMPACTO


ESTRATEGIC ACTIVIDAD GEOGRAFIC FINANCIE PLAZO
A O RO
4 Garantizar la capacidad operativ a
Regional Alto Corto
de la CAR
2 Solicitar participación del
Regional Alto Corto-
Gobierno Nacional para
Medio
inversiones en infraestructura
1 Ley marco de financiación del Nacional Alto Medio-
SINA Largo
1 Recuperación de cartera Local Medio-Alto Medio-
Largo
4 Evaluar planta de personal Local- Regional Medio Corto
1 Garantizar el recaudo de las Regional Medio Corto-
tasas Medio
1 Fortalecer apoyo a municipios Regional Medio Corto-
para predial Medio
3 Mantener las posibilidades de Regional Medio Medio-
acceso a nuevos créditos Largo
3 Participar en la ejecución de Regional Medio Largo
potenciales créditos nuevos del
MAVDT para gestión ambiental
regional
2 Inversiones conjuntas Regional Medio Medio
1 Optimizar el potencial de venta Regional Medio Medio
de bienes y servicios
2 Proyectos Humboldt, Parques,
Regional Bajo-Medio Corto
Iniciativa de las Américas
2 Explorar nuevas fuentes de Regional- Medio-
Bajo-Medio
cooperación internacional Nacional Largo
2 Evaluar y reactivar la Regional Bajo Corto
cofinanciación
1 Apoyo al desarrollo de proyectos Regional Bajo Largo
MDL

4.3.4 ESTRATEGIA DE TERCEROS

La capacidad de inversión y en general el gasto en asuntos ambientales, que tienen los


actores del territorio diferentes a la CAR, debe ser direccionada mediante la aplicación de
sencillos planteamientos estratégicos, que no por ser propuestos por la CAR, constituyen
intromisión en la autonomía y manejo de recursos de dichos entes o personas, sino que
por el contrario significan la sana intención de la autoridad ambiental por articular
esfuerzos en torno a objetivos comunes.
La idea radica en que se deben vincular formalmente, a través del PGAR, los recursos
financieros de los restantes actores ambientales del territorio: Departamentos, municipios,

255
CAR
PGAR 2001 - 2010

fuentes nacionales como el FNR e incluso fuentes privadas, etc., tanto para inversiones de
carácter obligatorio como para inversiones potenciales a fijar en planes de desarrollo o
mediante otros instrumentos.

Metodología
La cuantificación y análisis de las inversiones ambientales de los diferentes entes que han
sido considerados como agentes permanentes de este tipo de inversiones,
confrontándolos con sus ingresos para revisar el comportamiento y su incidencia en las
políticas que sobre el tema tenga cada una de las entidades analizadas. Para este caso, se
tomó el período 1998-2000. Con base en dichos datos se realizaron proyecciones de las
diferentes fuentes de financiación ambiental para el período 2001-2010, así como las
recomendaciones pertinentes. Adicionalmente se incluyeron otras fuentes de
financiamiento que aunque no son directas y dependen de la gestión particular que se
realice, prestan apoyo a los ejecutores de proyectos ambientales.

El diagnóstico de la primera parte se elaboró con base en la información suministrada por


los distintos entes territoriales. En los municipios, los datos se canalizaron a través de las
dependencias regionales CAR; con los demás entes se realizaron visitas personales con el
fin de recopilar la información de las fuentes primarias. Así mismo se contó con los
conceptos de asesores jurídicos de la entidad para establecer la base de aplicación del
Artículo 111 de la Ley 99/93 en lo concerniente a la adquisición de áreas de importancia
estratégica para conservación del recurso hídrico, quienes en un análisis preliminar
indicaron que la base para dichos eventos debe ser sobre ingresos corrientes territoriales,
sin embargo, al no existir claridad jurídica emanada de una instancia legal, se optó por
considerar como base para aplic ación del artículo en mención, los ingresos totales de los
municipios.

Los datos recopilados, sirvieron como fundamentación para el análisis de las


participaciones ambientales y cuantificación de los recursos hacia el futuro.

Las bases utilizadas para la elaboración fueron:

4 Análisis de la inversión ambiental de los municipios en medio ambiente.


4 Inversión del 1% de los ingresos de los diferentes entes territoriales en la compra de
predios para la protección de los nacimientos de agua.
4 Análisis de las inversiones ambientales del Distrito Capital.
4 Análisis de inversiones del Departamento de Cundinamarca en medio ambiente.
4 Inversiones ambientales del Fondo Nacional de Regalías en Cundinamarca.
4 Análisis de las tendencias de las anteriores fuentes y proyección a los próximos años.

Los resultados principales del análisis pertinente se detallan en líneas siguientes.

4.3.4.1 ENTES TERRITORIALES

Municipios

256
CAR
PGAR 2001 - 2010

Teniendo en cuenta que la inversión ambiental tiene un gran componente regional, los
municipios son actores que cumplen un papel importante en la ejecución de los programas
y en la protección del medio ambiente, dado que son ellos los que tienen una relación
directa con la problemática ambiental. Los municipios según la ley tienen obligación de
invertir en gestión ambiental de varias formas: a) Destinar el 1% de sus ingresos en la
compra de predios en las cabeceras que abastecen sus acueductos (Art. 111 ley 99/93).
b) Invertir las transferencias del sector eléctrico (Art. 45 ley 99/93). c) Considerar
inversiones de los recursos provenientes de la nación (Ley 715/2001). En cuanto a la
compra de predios, la mayoría de los municipios de la Jurisdicción CAR, no dan
cumplimiento a esta ley. En el período analizado 1998 –2000 solo el 23% de los
municipios, en promedio, cumplieron dicha norma.

Por otro lado, la inversión relacionada de alguna manera con el medio ambiente de los
municipios de la jurisdicción CAR en el trienio1998-2000 solo ha alcanzado un 8.9% 9 del
total de los ingresos, pero teniendo en cuenta que dentro de este porcentaje se
consideran inversiones de “Tipo Ambiental”, cuatro grandes rubros: Adquisición de
predios, agua potable y saneamiento básico –Ley 60/93, saneamiento básico y
mejoramiento ambiental –Art. 45 Ley 99/93 y otras inversiones en protección del medio
ambiente y los recursos naturales. Al respecto, cabe resaltar que la variable de agua
potable y saneamiento básico 10 representa una parte importante dentro de la inversión
“ambiental” de los municipios. Tenemos en consecuencia que los municipios consideran la
aplicación de recursos en dicho rubro, como inversiones de tipo ambiental. Es así como al
no tener en cuenta las inversiones de agua potable y saneamiento básico, el promedio de
aplicación en inversiones ambientales municipale s propiamente dichas, solo alcanzaría el
2.04% en el período analizado.

Bogotá Distrito Capital

Caso particular es el Distrito Capital, que por ser un municipio de más de un millón de
habitantes cuenta con el Departamento Técnico Administrativo del Medio Ambiente DAMA
(Ley 99/93 Art. 66), que además de ser la autoridad ambiental competente dentro del
perímetro urbano del Distrito Capital, se encarga de ejecutar los planes, programas y
proyectos de tipo ambiental de Bogotá. En el período 1996-2000 la inversión ambiental del
Distrito Capital ascendió a un billón doscientos mil millones de pesos. La suma total
referida equivale en promedio a un 3.63% de los ingresos del Distrito, las inversiones en
compra de predios no alcanzaron al 1%.

Departamento de Cundinamarca

El departamento es otro ente territorial responsable de la administración del patrimonio


natural del país, por lo cual es importante considerar las inversiones realizadas por el
Departamento de Cundinamarca en medio ambiente.

Por ley el departamento, al igual que los municipios, debe invertir el 1% de sus ingresos
en la compra de predios de los nacimientos de agua que surten los acueductos

9
Corresponde al promedio de inversiones anuales.
10
Ejecución de obras de acueductos y alcantarillados urbanos y rurales.

257
CAR
PGAR 2001 - 2010

municipales. En el período 1998-2000 el Departamento de Cundinamarca invirtió en el


subprograma de adquisición de zonas para la conservación de recursos hídricos, la suma
de $3.615 millones. 11 Sin embargo, en dicho trienio, el total de las inversiones ambientales
del departamento ascienden, en promedio, al 1.14% de sus ingresos.

4.3.4.2 FONDO NACIONAL DE REGALÍAS

El Fondo Nacional de Regalías recibe a nombre del Estado la contraprestación económica


por la explotación de recursos naturales no renovables, es una gran fuente de recursos
financieros para destinar al medio ambiente vía transferencias hacia los entes territoriales,
con el propósito de que estos se apliquen en proyectos de inversión. Está hoy
administrado directamente por el Departamento Nacional de Planeación – DNP.

Con base en las normas que han estado vigentes, del total de los recursos del Fondo
Nacional de Regalías se ha destinado el 12.175% para la preservación del medio
ambiente. Dentro de este porcentaje para la jurisdicción CAR se ha contado con un apoyo
directo del 2.57% para la descontaminación del Río Bogotá. Así mismo, dentro de lo que
corresponde a “Destinaciones Específicas - 3.125%”, se da participación en un 0.125% a
la preservación, conservación y descontaminación de la Laguna de Fúquene .

Todo lo anterior indica que el FNR, salvo reformas que vayan en contrario, puede
permanecer como importante fuente directa de apoyo al medio ambiente.

Ahora bien, el Fondo Nacional de Regalías directamente en el Departamento de


Cundinamarca para el período 1998-2000 asignó $ 47.553 millones que representa el
6.05% en promedio, del presupuesto de Regalías. Estos recursos se aplicaron en
proyectos de diferentes sectores. Las inversiones de Cundinamarca para el medio
ambiente fueron de $16.970 millones, equivalentes a un 2.58% en promedio, del
presupuesto total del FNR.

DISTRIBUCION DE LAS REGALIAS


INDIRECTAS F.N.R
Funcionamiento F.N.R Deestinaciones
1% Específicas
13.125%
Proyectos Regionales
Cormagdalena
de Inversión
10%
35.916%

Energización
15%

Libre Destinación
0.609% Preservación Medio Fomento Minería
12.175%
Ambiente
12.175%

11
Informe de Gestión 1998-2000 Departamento Administrativo de Planeación de Cundinamarca.

258
CAR
PGAR 2001 - 2010

4.3. 5 OTRAS FUENTES

Cuando los entes territoriales no cuentan con los recursos suficientes para llevar a cabo
sus proyectos ambientales, pueden utilizar otras fuentes que aunque no son directas, son
una alternativa de financiación o cofinanciación.

Ecofondo

Es una organización de carácter ambiental, reconocida por las leyes colombianas como
una corporación sin ánimo de lucro, de derecho privado y de interés público. Está
conformada por organizaciones no gubernamentales, organizaciones comunitarias de
base, instituciones de investigación, centros universitarios y organismos gubernamentales,
que desarrollan trabajo ambiental en Colombia. Las fuentes de recursos de este fondo
provienen de la cesión de la deuda canadiense y de Estados Unidos.

Ecofondo cofinancia la ejecución de proyectos de carácter ambiental realizados por ONG y


organizaciones comunitarias que trabajen independientemente o en colaboración de
entidades gubernamentales. No es requisito para las organizaciones que aspiran a dicha
cofinanciación, estar afiliadas a Ecofondo. La convocatoria para recibir propuestas está
abierta permanentemente y los recursos se asignan en ciclos semestrales.

Ecofondo financia proyectos relacionados con los siguientes ejes temáticos:

4 Gestión ambiental de áreas silvestres y conservación de biodiversidad.


4 Gestión ambiental de agroecosistemas y,
4 Gestión ambiental urbana.

Los proyectos pueden estar relacionados con áreas de gestión ambiental tales como
planeación y ordenamiento, fortalecimiento institucional, educación, comunicación,
investigación básica y aplicada apropiación de tecnologías y manejo de ecosistemas
específicos.

Entre 1994 y 1999, Ecofondo ha cofinanciado un total de 190 proyectos, por un valor
total de $ 13.532 millones, de los cuales para la región de Bogotá/Cundinamarca se
asignó un 14.7% ($1.989 millones).

Fondo Nacional Ambiental – FONAM

El Fondo es creado por la ley 99 de 1993 y reglamentado por el decreto 1602 del 5 de
Septiembre de 1996. El Fondo Nacional Ambiental es un sistema especial de manejo de
cuentas del MAVDT, con personería jurídica, patrimonio independiente, sin estructura
administrativa ni planta de personal y con jurisdicción en todo el territorio nacional. El
Fondo fue creado con el fin de apoyar la ejecución de la política ambiental, a través de la
financiación y cofinanciación a las entidades territoriales y privadas.

Podrá financiar entidades públicas o privadas en la realización de proyectos, actividades,


estudios, investigaciones, planes y programas de utilidad pública e interés social

259
CAR
PGAR 2001 - 2010

encaminados al fortalecimiento de la gestión, preservación, conservación, protección,


mejoramiento y recuperación ambiental y al manejo adecuado de los recursos naturales
renovables y de desarrollo sostenible.

El Fondo Nacional Ambiental tendrá una subcuenta para el manejo separado de los
recursos presupuestales que se asignen a la administración y manejo del sistema de
parques nacionales. Las entidades públicas o privadas entre cuyos objetivos estén la
conservación del ambiente o el manejo adecuado de los recursos naturales, o las
entidades que dediquen recursos a prevenir o mitigar los impactos de las actividades
productivas sobre el ambiente.

4.3.6 RECURSOS INTERNACIONALES

Cooperación internacional

Los mecanismos de Cooperación internacional los podemos clasificar en tres grupos:

1. Cooperación bilateral,
2. Cooperación descentralizada y
3. Los programas horizontales

Cooperación bilateral

Es el principal y más importante canal de cooperación bajo el cual la ayuda es tramitada


directamente a través del Gobierno Colombiano. Los proyectos llevados a cabo a través
de la cooperación bilateral tienen que responder a unas líneas estratégicas fijadas
conjuntamente por los dos países. Las prioridades de cooperación con Colombia han sido
trazadas en el documento titulado Orientaciones Plurianuales para Ayuda Comunitaria con
Colombia presentado por la Comunidad Económica.

Entre los ejes esenciales de ayuda comunitaria se encuentra la conservación del medio
ambiente y de los recursos naturales.

En el marco de la cooperación bilateral los instrumentos más importantes de ayuda son la


Cooperación financiera y técnica y la cooperación económica.

Cooperación financiera y técnica

Tiene como destino las capas de la población menos favorecidas y los países de menor
renta, aplicándose a múltiples áreas como: sector rural, seguridad alimentaria, derechos
humanos, medio ambiente, apoyo a la mujer, protección de la infancia, prevención de
desastres y rehabilitación. Esta línea es la más importante en América Latina, y para
Colombia representa entre el 50 y el 60 por ciento de toda la cooperación comunitaria
que recibe.

Cooperación económica:

260
CAR
PGAR 2001 - 2010

Los proyectos de cooperación bilateral son cofinanciados por una contraparte nacional y
ejecutados en forma de codirección. La ayuda internacional específicamente de la
Comunidad Económica Europea, es siempre de tipo no reembolsable.

Toda entidad pública colombiana que quiera tener acceso a ayuda internacional de tipo
cooperación técnica internacional, debe tramitar los proyectos a través de la Agencia
Colombiana de Cooperación Internacional ACCI, contraparte en Colombia encargada por el
gobierno de la gestión de la Cooperación internacional no reembolsable.

Agencia Colombiana de Cooperación Internacional ACCI

La ACCI maneja cooperación en su concepto tradicional, se conoce como la ayuda oficial


técnica no reembolsable dirigida a los países en vía de desarrollo por parte de países
avanzados o por organismos multilaterales de cooperación, conocida también como
cooperación “norte-sur”.

De igual forma se da la cooperación entre países en desarrollo,”sur-sur”. Es un tipo de


cooperación de doble vía que se ejecuta dentro del marco de la política exterior.

Se le conoce también como Asistencia Oficial al Desarrollo (AOD) y es un concepto global


que comprende diferentes modalidades concesionales de ayuda que fluyen hacia el
desarrollo económico y social de la población.

Las fuentes de financiación de la agencia son oficiales y provienen de gobiernos u


organismos internacionales y son las fuentes que coordina la Agencia Colombiana de
Cooperación Técnica Internacional.

La Agencia coordina las acciones de cooperación internacional técnica y financiera no


reembolsable. Así mismo, estudia planes, programas y proyectos con el fin de apoyar a
instituciones del nivel central y descentralizado.

Cooperación descentralizada

En el marco de la cooperación descentralizada, podemos agrupar toda una serie de líneas


presupuestales y sectoriales, dirigidas a ONG y a otras entidades sin fines de lucro
públicas o privadas. En el marco de la cooperación descentralizada, dichas entidades
pueden presentar directamente las solicitudes de proyectos a la Comunidad Económica,
sin pasar necesariamente por la ACCI, los instrumentos de cooperación más importantes
de este grupo presupuestal son los siguientes:

Cofinanciación ONG

Esta línea se destina a la cofinanciación de operaciones de desarrollo de carácter tanto


social como económico, emprendidas por ONG europeas en países en desarrollo. Los
proyectos financiados en el marco de esta línea se dirigen a las capas más desfavorecidas
de la población (Mujeres, jóvenes a riesgo, indígenas, etc.) y tiene siempre una vertiente
social. Los campos de acción son: Desarrollo rural, salud, micro-crédito, capacitación,
fortalecimiento institucional y participación comunitaria entre otros.

261
CAR
PGAR 2001 - 2010

Medio ambiente y bosque tropical

La línea medio ambiente tiene una dotación financiera anual de alrededor de 13 millones
de euros para todo el mundo, destinada a apoyar un proceso de desarrollo sostenible y a
financiar proyectos que prevean una integración real de la dimensión medio ambiental en
el proceso de desarrollo.

La línea bosque tropical, con una dotación de aproximadamente 30 millones de euros


anuales para todo el mundo apoya actividades de protección, regeneración y gestión de
las selvas tropicales. Ambas líneas pueden financiar proyectos tanto de ONG locales como
europeas y entidades públicas.

Operaciones de crédito externos.

Dentro de las posibilidades de apoyo a nivel internacional, también se contempla lo


referente a cooperación económica, mediante la apertura de líneas de crédito, las cuales
están supeditadas, entre otras, a los acuerdos marco suscritos por el gobierno nacional
con otros países y a la capacidad de endeudamiento de los diferentes entes.

4.2.2.4 DETERMINACIÓN DE LA ESTRATEGIA FINANCIERA PARA TERCEROS.

Una vez descritas las diferentes fuentes de financiación de la inversión ambiental, se


plantean algunas reflexiones sobre las líneas de acción a seguir para algunas de las
principales fuentes citadas con el propósito de maximizar la obtención de los recursos a
mediano y largo plazo, no sin antes anotar que a partir de los resultados obtenidos en el
diagnóstico, se puede concluir que la inversión ambiental de los diferentes entes es baja
en relación con los ingresos totales, debido a que al componente no se le ha dado la
importancia o connotación requerida por lo que los entes lo dejan como algo secundario.

El medio ambiente, pese a tener sustentos o soportes jurídicos que indican la obligación y
responsabilidad de las diferentes instancias de invertir en él, tiene cierto nivel de
incumplimiento, en donde las entidades de control o autoridades de tipo ambiental
seguramente ejercen mecanismos de control propios.

El manejo ambiental siempre se toma como algo aislado y la inversión en medio ambiente
no es la excepción, cada cual hace su pequeño aporte, sin embargo, es importante
recalcar que aunando esfuerzos y recursos los resultados a obtener serán mejores.

Una vez hechos los análisis retrospectivos de las inversiones ambientales y


confrontándolos con las proyecciones de los posibles ingresos y de las perspectivas de
inversión ambiental sobre los mismos, se puede priorizar la siguiente propuesta
estratégica para otros actores y fuentes de financiación.

Entes territoriales

262
CAR
PGAR 2001 - 2010

Adquisición de áreas de interés para acueductos municipales

Propender porque los Departamentos, Municipios y el Distrito Capital cumplan con la


dedicación de un porcentaje no inferior al 1% de sus ingresos durante 15 años (artículo
111 Ley 99/93), mediante el impulso de las normas reglamentarias que sean necesarias
para el efecto.

Recursos del sector eléctrico

Promover que de los recursos percibidos por los Municipios y Distritos en razón a su
localización en cuencas y embalses utilizados por empresas generadoras de energía,
tengan como una significativa prioridad de utilización al mejoramiento ambiental (Artículo
45 Ley 99/93).

Inversiones ambientales de los departamentos de Cundinamarca y Boyacá y el Distrito


Capital

Impulsar que los entes territoriales consideren las líneas estratégicas definidas en el PGAR,
en la formulación y/o ajuste de sus Planes de Desarrollo, en lo que concierne al medio
ambiente y los recursos naturales (artículo 4 Decreto 1200/2004).

Fondo Nacional de Regalías

Los entes territoriales determinarán que los proyectos de preservación del medio ambiente
que presenten al FNR para su cofinanciación, estén enmarcados en el PGAR, aspecto que
promoverá la Corporación a través de la aplicación del artículo 14 del Decreto 2141/99,
que prevé la canalización de tales proyectos a través de las CAR.

Otras fuentes

Vincular a través del PGAR, los recursos de otras fuentes públicas y privadas, que son
alternativas de financiación y de optimización de la inversión ambiental en el territorio.

263
CAR
PGAR 2001 - 2010

5. INSTRUMENTO DE SEGUIMIENTO Y EVALUACIÓN DEL PLAN DE GESTIÓN


AMBIENTAL REGIONAL

5.1 MARCO DE REFERENCIA

La Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca CAR, dentro del ajuste al Plan de


Gestión Ambiental Regional PGAR 2001 - 2010 y la elaboración del Plan de Acción Trianual
PAT 2004 – 2006, incorpora cada uno de los elementos del ciclo de la gestión ambiental,
conformados por diagnóstico, formulación, ejecución y seguimiento y control, y es este
último el que se desarrolla en el presente documento, a través del planteamiento teórico y
estructural de un Sistema de Indicadores de la CAR, que en lo sucesivo se denominará
SICAR.

Es muy importante mencionar que la CAR en la conformación del PGAR 2001 – 2010 y su
PAT 2001 – 2003 determinó una línea base de indicadores, que sirvieron de soporte para
estructurar la nueva versión del SICAR, ya que fueron formulados por los profesionales de
la Corporación a partir de un trabajo fundamentado en la experticia temática y el
conocimiento del territorio.

Dado que para la elaboración y ajuste de los instrumentos de planificación ambiental en el


trienio 2004 – 2006 se expidió una nueva reglamentación, fue necesario analizar os l
cambios que se dieron en los componentes fundamentales del PGAR, los cuales son
especialmente notorios en los Instrumentos de Seguimiento y Evaluación.

Por lo anterior, el SICAR que se plantea esta compuesto por los indicadores mínimos que
hacen parte de la Resolución 643 de 2004 “por medio de la cual se establecen los
indicadores mínimos de que trata el artículo 11 del Decreto 1200 de 2004” y por los
indicadores generados al interior de la CAR generados a partir del diagnóstico de su
territorio y la formulación de su PAT 2004 – 2006, con una organización que obedece a la
nueva estructura programática del PGAR 2001 - 2010 de la Corporación.

El desempeño de la CAR está ligado de manera estrecha y directa con el comportamiento


ambiental de su territorio, compuesto por 104 municipios que conforman los 18.706,4 km2
(1´870.640 ha) del área de jurisdicción, y donde desarrollan sus actividades diarias
2´071.972 3 personas, sin mencionar los 6’437.842 de habitantes de Bogotá D.C. que de
manera directa ó indirecta demandan bienes y servicios ambientales y donde los
macrovectores 4 del desarrollo adquieren su máxima expresión en muchos casos. Se
agrega a su complejidad un territorio muy diversificado en función de sus características
geográficas y culturales.

3
Datos estimados para el año 2000.
4
El concepto de macrovector se entiende como la actividad socioeconómica que por su
importancia tiene la capacidad de generar cambios a gran escala y modificar la estructura
territorial.

264
CAR
PGAR 2001 - 2010

Dada la especificidad y particularidad del territorio, se hace necesario la adopción de


indicadores propios de la Corporación, que se generen a partir del diagnóstico de su
territorio y de la estructura programática del PGAR.

La CAR requiere del SICAR, para medir y evaluar de manera sistemática las variables
asociadas con el desempeño ambiental en su territorio, facilitar la toma de decisiones y
hacer un seguimiento al efecto inducido por la planificación y gestión de la administración.

El seguimiento de la planificación y la gestión ambiental en el territorio le permitirá a la


CAR conocer, de manera adecuada y oportuna, la evolución de los diferentes impactos
asociados a los macrovectores, generada por la aplicación del PGAR en el largo plazo y por
la ejecución del PAT en el corto y mediano plazo.

Por lo anterior se hace necesario consolidar el proceso del SICAR y para ello es
fundamental conformar un grupo administrador de indicadores que diseñe, formule,
centralice, procese y haga la difusión de la información.

El SICAR no pretende constituirse en una herramienta rígida y absoluta, de variables


ambientales inconexas, con datos globalizados y normalizados para todo el territorio. Si
bien es cierto que la política nacional es tener indicadores estandarizados y normalizar los
procesos de generación, administración, intercambio y socialización de los Indicadores
Mínimos, la CAR cuenta con Indicadores Propios que le permiten hacer un seguimiento a
nivel local, construidos a partir de su diagnóstico y coherentes con sus Instrumentos de
Planeación.

El SICAR debe ser visto como un proceso, es decir, un sistema que inicie con una batería
base de indicadores, que vaya siendo desarrollado tecnológicamente y fortalecida en el
tiempo.

Es preciso reiterar que el SICAR propuesto en este documento, se define y se desarrolla


dentro de la estructura programática del Plan de Gestión Ambiental Regional CAR 2001 -
2010 (PGAR) y se encuentra en armonía con el componente de seguimiento y evaluación
descrito en el Decreto 1200 de 2004 y los indicadores mínimos que establece la Resolución
643 de 2004 del MAVDT.

5.1.1. Los Indicadores Ambientales en Colombia

El desarrollo del tema de Indicadores Ambientales en Colombia es muy reciente y muy


poco divulgado. Instituciones Colombianas como el IGAC, el DAMA5 y especialmente el
IDEAM6 cuentan con indicadores ambientales orientados a sus respectivos intereses
científicos, pero en general, es un tema desconocido, abstracto en muchos casos y de
difícil manejo.

5
Sitio WEB del DAMA: www.dama.gov.co .
6
Sitio WEB del IDEAM: www.ideam.gov.co .

265
CAR
PGAR 2001 - 2010

El MAVDT, ha venido desarrollando, los Indicadores de Sostenibilidad Ambiental para


Colombia 7 y en este momento cuenta con diferentes sistemas de indicadores que se están
desarrollando y evolucionando, con miras a poder agrupar y normalizar los indicadores y a
hacer seguimiento y control de las políticas nacionales. Estos son el Sistema de
Información Ambiental para Colombia SIAC, compuesto por el Sistema de Información
Ambiental para el seguimiento a la calidad y estado de los recursos naturales y el
ambiente, SIA y Sistema de Información para Planeación y Gestión Ambiental, SIPGA.
Adicional a estos están sistemas como el de Indicadores Ambientales Urbanos (SIAU)8. La
forma en cómo se articula el SICAR con estos sistemas de indicadores se presenta en la
Figura 9.

La formulación y la utilización de indicadores ambientales no es tarea fácil, dada la


limitada información estadística ambiental disponible en Colombia y el abismo existente
entre las políticas ambientales y las políticas y actividades socio- económicas. La necesidad
de “medir” lo ambiental no ha podido pasar mas allá de “medir” lo necesario para cobrar
las tasas retributivas ó de uso de agua, para otorgar licencias ambientales para proyectos
de desarrollo o de aprovechamiento de los recursos naturales, ó para obtener información
aislada acerca de la oferta ambiental en algunas zonas del país. La necesidad de medir la
presión, el estado y la respuesta en el campo político, jurídico y socioeconómico supera
normalmente el interés de medir los problemas ambientales.

Nadie duda de la importancia y la necesidad de utilizar los indicadores ambientales como


una herramienta de gestión ambiental que permita la medición y la evaluación de las
políticas, los programas y los proyectos, en escalas y coberturas que dependen de las
necesidades sociales, administrativas y técnicas que justifican su existencia y su
permanencia en el tiempo.
Figura 9
Articulación e los Sistema de Indicadores del SIN
SISTEMA DE INFORMACION NACIONAL – SIN –
IDEAM - DANE - IGAC - INGEOMINAS

METADATOS NACIONALES ICDE


Plan Estad ístico
IGAC
DANE

SISTEMA DE INFORMACION AMBIENTAL DE


COLOMBIA - SIAC -

SIA SIPGA
IDEAM MAVDT

INDICADORES MINIMOS
INDICADORES MINIMOS
AMBIENTALES
DE GESTION
REGIONAL

INDICADORES CAR
CAR - MUNICIPIO

7
Se creó el Comité Técnico Interinstitucional conformado por : MMA, ASOCARS, INSTITUTO VON HUMBOLDT, DNP,
IDEAM, DANE, INVEMAR, CONTRALORIA GR, CVC, CAR, CORANTIOQUIA, CARDER, CORMACARENA, IGAC,
QUINAXI. Proyecto MMA Col 01/008 apoayado por la CEPAL..
8
Proyecto desarrollado por COLNODO y la RED DE DESARROLLO SOSTENIBLE con el apoyo de PNUD. El núcleo base
indicadores que conforman el SIAU están disponibles en el sitio WEB: http://oau.colnodo.apc.org. Los observatorios
ambientales urbanos considerados por este proyecto, son los de las ciudades de Bogotá, Cali, Medellín, Bucaramanga,
Barranquilla y Manizales.

266
CAR
PGAR 2001 - 2010

Los indicadores ambientales a nivel nacional y regional, están siendo planteados dentro
de las políticas de desarrollo en Colombia y ligados a los objetivos globales del desarrollo
sostenible, como se puede ver en el Decreto 1200 de 2004.

En otras palabras, un buen sistema de indicadores ambientales no puede concebirse de


manera ais lada de los procesos dinámicos de desarrollo, cualquiera que sea su escala y
cobertura, ni pueden ser sostenible si no se soportan con una buena estructura de
información, ni pueden ser adecuadamente interpretados si no se integran
coherentemente con estándares de calidad ambientales.

5.1.2 Marco Conceptual

Un Sistema de Indicadores Ambientales es la expresión integrada de un conjunto de


indicadores ambientales, que agrupados lógicamente y con un propósito claro, permiten
obtener una visión holística, coherente y consistente de una problemática ambiental
especifica, en un sitio determinado y para un period