Vous êtes sur la page 1sur 8

Alumno: Romero Pimentel Roberto

Profra: Ing. Jacquelyn Martínez Alavez.


Álgebra Lineal
Gpo:35

1.5 Ecuaciones matriciales y su resolución

Es posible plantear ecuaciones en las que intervienen matrices. Una ecuación


matricial es aquella donde, precisamente, se opera entre matrices y, desde luego, la
incógnita es una matriz. Tal como en los números reales, hay condiciones para la
existencia de la solución. El álgebra matricial nos permite estudiar el problema y
encontrar solución si la hubiera.

Ejemplo 1:

donde A y B son matrices conocidas, A es una matriz cuadrada, y los órdenes de X y


de B son compatibles con el producto planteado.

Puesto que el producto de matrices no es conmutativo, al multiplicar una matriz


por otra es necesario verificar si se realiza por la derecha (postmultiplicar) o por la
izquierda (premultiplicar).

Para resolver una ecuación matricial, se transforma la ecuación inicial en otra


equivalente empleando las propiedades de las matrices y sus operaciones. Una vez
despejada la matriz incógnita, se realizan las operaciones indicadas para obtener ésta.

Es muy importante tener en cuenta que el producto de matrices no es


conmutativo, por ello, si se quiere multiplicar una ecuación por determinada matriz hay
que hacerlo en ambos términos de la igualdad por el mismo sitio.

Ejemplo 2: Ahora, supongamos que tenemos la ecuación matricial , esta


ecuación tendrá solución si A es invertible.

Multiplicamos a la izquierda (premultiplicamos) por A-1 quedando

de ahí se deduce que

Ejemplo 3: Para poder determinar la matriz X de la siguiente ecuación:

Primero, observamos que podemos, a través del inverso aditivo, pasarlo al


segundo miembro de la ecuación:

Enseguida, podemos factorizar X, recordando que:

De esta forma, y con ayuda de esta propiedad conmutativa de la matriz identidad,


tenemos que:
Por último, y a través del inverso multiplicativo para las matrices, podemos pasar al
segundo miembro de la ecuación el elemento :

Ejemplo 4:

Factorizamos la X del primer miembro:

Ahora, a través del inverso aditivo, pasamos al primer miembro de la ecuación:

Nuevamente, factorizamos la matriz X:

Finalmente, despejamos la matriz X:


1.6 Definición de determinante y sus propiedades. Determinante de una matriz
triangular. Cálculo de determinantes: desarrollo por cofactores y método de
condensación.

Los determinantes fueron introducidos en Occidente a partir del siglo XVI, esto es,
antes que las matrices, que no aparecieron hasta el siglo XIX. En su sentido original, el
determinante determina la unicidad de la solución de un sistema de ecuaciones
lineales. Fue introducido para el caso de orden 2 por Cardan en 1545 como una regla
para la resolución de sistemas de ecuaciones con dos incógnitas. La aparición de
determinantes de órdenes superiores tardó más de cien años en darse. Cramer formula
la solución general de un sistemas de n ecuaciones con n incógnitas.

El determinante es un número que pertenece al campo de los reales o los


complejos y que está asociado a las matrices cuadradas nxn. Los casos más sencillos
son los determinantes de matrices 2x2 y 3x3. En el caso de las matrices 2x2, el
determinante se puede obtener fácilmente de la siguiente manera:

Supóngase la matriz A de orden 2x2 de la cuál se desea conocer su determinante:

Entonces:

En general, puede decirse que el determinante de cualquier matriz de orden 2x2


es el resultado de la diferencia del producto de los elementos de su diagonal principal
menos el producto de los elementos de la diagonal secundaria.

En el caso de los determinantes de orden 3x3 es común y práctico emplear la


Regla de Sarrus:

Sea una matriz A de orden 3x3, su determinante está dado de la siguiente manera:

que de manera general puede describirse como la diferencia de la suma de los


productos de los elementos de sus diagonales principales menos la suma de los
productos de los elementos de las diagonales secundarias.

Existen casos particulares de matrices triangulares (inferiores o superiores), donde


sus determinantes se calculan como el producto de los elementos de la diagonal
principal. De esta manera, se tiene, por ejemplo, la matriz A que es una matriz
diagonal superior, y su determinante es:
Y se puede demostrar aplicando la regla de Sarrus:

Algunas propiedades de los determinantes son:

-
-
-
-

Cuando se requiere calcular el determinante de una matriz de orden superior al


3x3, se emplean otros métodos, distintos al de Sarrus. Estos métodos resultan muy
prácticos y sencillos en su aplicación.

El primero de ellos, método por cofactores, se basa en el cálculo de los


determinantes de alguna de las columnas o de alguno de los renglones de la matriz. El
cálculo por cofactores requiere del calcular primero el determinante de orden menor o
simplemente el menor de cada uno de los elementos de la columna o del renglón. Para
calcular el menor de algún elemento, se suprime el renglón y la columna donde se
encuentra dicho elemento y se calcula el determinante de la matriz que resulta.
Enseguida, el menor se multiplica por el elemento . La suma de los cofactores de
los elementos de la columna o del renglón es el determinante de la matriz.

Es decir que el cofactor es:

Cabe mencionar que al calcular el menor de algún elemento es posible que se


obtengan matrices que aún siguen siendo de orden superior al de 3x3. Para el cálculo
de este nuevo determinante es posible aplicar nuevamente el desarrollo por
cofactores. En general, el desarrollo por cofactores es un método iterativo de calcular
determinantes.

Ejemplo 1: De manera general, y si se tiene una matriz de orden 5x5, se tiene que:

Es decir que, si se elige el desarrollo mediante el primer renglón, se tiene que:

En el caso del desarrollo del cofactor C11 se tiene lo siguiente:


Se observa que este nuevo determinante es de orden 4x4 el cuál también puede
calcularse mediante el método de cofactores. Si se propone el cálculo del cofactor
desarrollando para la primera columna, se tiene:

Lo que equivale a:

El mismo desarrollo puede efectuarse para el cálculo de los elementos C12, C13,
C14, C15

Como puede observarse, el empleo del método de cofactores reduce los cálculos
de determinantes de orden mayor, al cálculo de varios determinantes de orden 3x3 o
2x2 que resultan mucho más sencillos. Es importante señalar que, como se ha visto, el
valor del menor Mij es multiplicado por el valor de aij y de esta manera, si el elemento
es igual a cero, no será necesario calcular ese menor. Siendo así, se recomienda que
cuando se emplea el método de cofactores para el cálculo de determinantes de orden
superior, se haga desarrollando para la columna o renglón que contenga más ceros
dentro de sus elementos.

Ejemplo 2: Encontrar el determinante de la matriz B por el método de cofactores:

Se puede observar que la matriz B tiene dos ceros en sus elementos b13 y b41.
Siguiendo la recomendación, podemos calcular el determinante de la matriz, ya sea
desarrollando por cofactores según el primer renglón, el cuarto renglón, la primer
columna o la tercer columna.

Eligiendo el desarrollo según el cuarto renglón, se tiene:


Existe otro método, llamado método de condensación, que resulta más sencillo y
mucho más rápido para calcular determinantes de matrices de orden superior.

Como ya se observó en el método anterior, resulta muy conveniente identificar el


renglón o la columna con más ceros en sus elementos y de esta manera se puede
reducir el número de determinantes menores que han de calcularse. Siguiendo esta
misma idea, es posible entonces, y mediante la ayuda de las transformaciones
elementales, hacer ceros en una misma columna o en un mismo renglón a fin de
reducir el cálculo de menores a sólo uno.

Ejemplo 2:
Calcular el determinante de la matriz del ejemplo anterior mediante el método de
condensación:

Aplicando transformaciones elementales, de manera que el primer renglón tengo


ceros y sólo se quede el elemento b12=1

Sumando la columna 2 a la columna 4:

Multiplicando la columna 2 por (-3) y sumándola a la primera columna:

Ahora se calcula el determinante desarrollando según la primera columna, de esta


manera sólo será necesario calcular un menor, es decir:
Entonces:

Y se comprueba que llegamos al mismo resultado.

De manera general, en el método de condensación, se plantea llevar la matriz,


mediante el uso de las transformaciones elementales, a una matriz equivalente donde
alguna de sus columnas o alguno de sus renglones tenga un solo elemento diferente
de cero.
2.3 Definición de anillo, de anillo conmutativo y de anillo con unidad.

En un anillo, a diferencia de un grupo, se tienen definidas dos operaciones sobre


un conjunto de elementos. Es evidente que esto no es condición suficiente para que la
estructura sea definida como anillo. Las propiedades para que sea definida como anillo
son las siguientes:

Sea el conjunto A y las operaciones + y ∙, es decir (A,+,∙)

Se deben cumplir las propiedades para que el conjunto A y la primera operación


sea un grupo abeliano, es decir:

1.- Cerradura:
2.- Asociatividad:
3.-Elemento idéntico:
4.- Elemento inverso:
5.- Conmutatividad:

Para la segunda operación se debe cumplir las siguientes propiedades:

6.- Cerradura:
7.- Asociatividad:
8.- Distributividad:

Si además cumple con la siguiente propiedad:

9.- Conmutatividad:

Se dice entonces que se tiene un anillo conmutativo

Puede darse el caso que además cumpla:

10.- Existencia de elemento idéntico:

Se dice que la estructura es de anillo con unidad.

Si simultáneamente se cumple las propiedades 9 y 10, se dice que el anillo es


conmutativo con unidad.