Vous êtes sur la page 1sur 4

ANDAR EN EL ESPIRITU

Por: RAV YOSEF BEN ABRAHAM

Vivir la vida que el Eterno quiere que vivamos es algo sencillo, solo requiere tener un
conocimiento pleno de nuestro ser. Que se compone de espíritu, alma y cuerpo.

Note el orden espíritu, alma y cuerpo ese es el orden que Hashem desea.

Y el mismo Di-os de shalom os santifique cabalmente; y que todo vuestro


ser espíritu, y alma y cuerpo sean guardados irreprensibles para la
venida del Señor nuestro Yeshua Ha Mashiaj. 1 tes 5:23

Primero analizaremos el área de influencia de cada parte

EL RUAJ (espíritu)

El espíritu es el órgano que controla la intuición o aquello que nos permite sentir y percibir al
Espíritu Santo. Podemos conocer el mundo espiritual atreves del espíritu.

En otras palabras el espíritu es el órgano que nos hace ser consientes de D-ios.

LA NEFESH (el alma)

En el alma esta los sentimientos, las emociones y la voluntad.

En esencia en ella se encuentra nuestra individualidad ósea nuestra personalidad. Es decir el


yo.

El alma es el órgano que nos hace consientes de nosotros mismos.

EL CUERPO

El cuerpo es la parte más humilde de nosotros. Es la envoltura del alma, la parte de nuestro ser

Que por medio de nuestros cinco sentidos nos hace consientes del mundo material.

Ahora bien el área más crítica de nuestro ser es el alma, ya que en ella se encuentra la
voluntad, ella decide si se eleva al cielo en obediencia al espíritu o se baja a la condición de un
simple animal obedeciendo al cuerpo.

Si el alma se deja guiar del espíritu convertirá al cuerpo en un cuerpo Espiritual, por otro lado
si sigue al cuerpo llevara al espíritu a tal degeneración que este terminara amando al mundo. O
puede ella misma coronarse como amo y tener sujetó al cuerpo en duro trato atreves del
intelecto y el raciocinio esto es lo que produce la religión propiamente dicho. En otras palabras
puede parecer ser espiritual pero solo es un pobre y débil esfuerzo del alma.

EL HOMBRE QUE VIVE PARA EL CUERPO


El grado más bajo al que puede llegar el hombre es a vivir solo para satisfacer los deseos del
cuerpo. Su alma buscara todo aquello que satisfaga al cuerpo. Fornicación, adulterio,
borracheras y orgias. Lamentablemente esta es la condición de la mayoría de las personas solo
viven para los placeres.

Un alma que vive para satisfacer los deseos del cuerpo deja al espíritu muerto e inconsciente
de D-ios. Se vuelve egoísta, y no puede más que pensar en cosas terrenales, su enfoque es
tener éxito y riquezas en este mundo, para satisfacer su ego y amor propio. Busca tener
posesiones para vestir al cuerpo con la mejor ropa, darle la mejor comida y las mejores
bebidas. En su mente solo existe el mundo material y nada más, lo que importa es el ya y el
ahora.

EL HOMBRE ANIMICO

El hombre anímico es más complejo pues puede parecer espiritual, ya que ha desarrollado su
intelecto y tiene ideas más elevadas que la mayoría de los hombres. Las personas religiosas
son en su mayoría hombres anímicos, llenan su mente de mandamientos y preceptos y obligan
a su cuerpo a vivir de acuerdo a su modo de pensar.

(En conformidad a mandamientos y doctrinas de hombres), cosas que


todas se destruyen con el uso?
Tales cosas tienen a la verdad cierta reputación de sabiduría en culto
voluntario, en humildad y en duro trato del cuerpo; pero no tienen
valor alguno contra los apetitos de la carne. Col 2:22,23
Puedo asegurar que las religiones se guían y se manejan en base al intelecto.

El judaísmo ortodoxo es un claro ejemplo de lo que estoy diciendo, ha desarrollado tanto su


intelecto, y la sabiduría de sus sabios los ha llevado a estar ciegos al hecho que el Mashiaj
ya vino. Hermanos, ciertamente el anhelo de mi corazón, y mi oración
a D-ios por Israel, es para salvación.
Porque yo les doy testimonio de que tienen celo de D-ios, pero no
conforme a ciencia.
Porque ignorando la justicia de D-ios, y procurando establecer la suya
propia, no se han sujetado a la justicia de D-ios; Rom 10:1-3

Cuando la mente y el intelecto usurpan el lugar del Espíritu Santo es terrible, es el presagio de
una muerte espiritual. Jamás la mente humana podrá sustituir la revelación de D-ios.

EL HOMBRE ESPIRITUAL

Ahora, pues, ninguna condenación hay para los que están en Mashiaj
Yeshua, los que no andan conforme a la carne, sino conforme al
Espíritu. Rom 8: 1

Primer elemento del hombre espiritual no se guía por la carne, es decir no confía en su
prudencia e inteligencia si no por el Espíritu santo, lo reconoce en todos sus
caminos y el endereza sus veredas.
Rom 8:10 Pero si Mashiaj está en vosotros, el cuerpo en verdad está
muerto a causa del pecado, mas el espíritu vive a causa de la justicia.

Segundo elemento del hombre espiritual su cuerpo está muerto es decir no vive para
satisfacer los deseos del cuerpo pues ya está muerto y por el contrario su espíritu está vivo
todo lo que hace es guiado por el Espíritu de D-ios. No descansa en su sabiduría ni sus
habilidades si no que diariamente busca la dirección del Eterno.

CONCLUSION: todo servicio al Eterno que no sea por medio del espíritu es de la carne y no
agrada a D-ios.

1Co 2:1 Así que, hermanos, cuando fui a vosotros para anunciaros el
testimonio de D-ios, no fui con excelencia de palabras o de sabiduría.

1Co 2:4 y ni mi palabra ni mi predicación fue con palabras persuasivas de


humana sabiduría, sino con demostración del Espíritu y de poder

1Co 2:7 Más hablamos sabiduría de D-ios en misterio, la sabiduría oculta,


la cual Dios predestinó antes de los siglos para nuestra gloria,

1Co 2:10 Pero D-ios nos las reveló a nosotros por el Espíritu; porque el
Espíritu todo lo escudriña, aun lo profundo de D-ios.

1Co 2:12 Y nosotros no hemos recibido el espíritu del mundo, sino el


Espíritu que proviene de D-ios, para que sepamos lo que D-ios nos ha
concedido,

1Co 2:13 lo cual también hablamos, no con palabras enseñadas por


sabiduría humana, sino con las que enseña el Espíritu, acomodando lo
espiritual a lo espiritual.
1Co 2:14 Pero el hombre natural no percibe las cosas que son del Espíritu
de D-ios, porque para él son locura, y no las puede entender, porque
se han de discernir espiritualmente.

1Co 2:16 Porque ¿quién conoció la mente del Señor? ¿Quién le instruirá?
Más nosotros tenemos la mente del Mashiaj.

SHALOM HAVERIM