Vous êtes sur la page 1sur 29

Nómades...

(Aves De La Tempestad)

Alan R.Ghenzi
2
Nómades...
(Aves De La Tempestad)*

“Gracias a todos los dioses por las mujeres que cruzaron mi camino.”

(El Politeísmo del Obscuro Poeta Rumano)

“Cada último texto es el mejor... espero nunca dejar de escribir.”

(El Profundo Ego del Obscuro Poeta Rumano)

“Que el fuego de mis palabras queme al fin el resto de tus recuerdos que aun
deambulan nómades en mis pensamientos.”

(La Violenta Cobardía del Obscuro Poeta Rumano)

“Para entender de lo que hablo, precisamente no debería decir nada, en la


nada está todo... y en ese todo, no hay nada.”

(La Brutal Sinceridad de “La Negra”)

*Textos escritos entre Abril y Diciembre de 2010.


(Acertadamente corregidos entre Enero y Marzo de 2011.)
- Los textos de “La Hija de La Lágrima” y “La Triste Despedida de los
Sincronismos” pertenecen a La Negra. -

3
Índice

La Espera Pág.05
Nómades Pág.05
Abismo Pág.06
Muriendo Pág.06
Destino Pág.07
El Sueño No Soñado... Pág.08
Mis Propias Palabras Pág.08
Su Triste Soledad Pág.08
Como Un Ave Nómada Pág.09
Eterna Búsqueda Pág.09
Perdiéndome Pág.10

”La hija de la lágrima”


Un Día Me Dibujó... Pág.11
Nomeolvides... Pág.12
Si Eres Poeta Pág.12
De Eso Se Trata Pág.13

Última Vez Pág.15


Ordenador De Estrellas Pág.15
Cuando Te Fuiste Pág.16
(Hablando De Telas De Araña... Y Arañas Atrapadas En Su
Propia Red...) Pág.16
(Hablando De Cosas Sin Nombre) Pág.17
(Carta Ausente) Pág.18
(Preso Nómade Detenido En El Sueño Perdido) Pág.19
(En Materia De...) Pág.20

(Quien Te Escribe...) Pág.20


(Jamás Podría Olvidarte) Pág.21
(A La Negra Más Negra) Pág.21
(Recordando El Juego) Pág.21

4
(Time) Pág.22
(Dream Theather) Pág.22
(De Ladrar) Pág.23
(Perdones) Pág.23
(…) Pág.24
(M.Z.) Pág.24
(Si Ella…) Pág.24
(¿Dónde…?) Pág.25
(Mi Abismo) Pág.25
(Libre) Pág.26
(Lo Que Soy) Pág.26
(Gaby) Pag.26
(La Triste Despedida de los Sincronismos) Pag.27

5
(La Espera)
No era extraño que tardara más de lo de costumbre, no había de que
preocuparse, después de todo la costumbre era llegar tarde siempre...

Quiso detener el tiempo, tal vez olvidar, eso imposible... de todas formas
tardaba, aun seguía tardando.

Había pasado apenas una hora desde que el mensaje en la pantalla le decía;
“en 15 estoy ahí”... sin embargo nunca jamás apareció...

...hubiera querido jamás haberla conocido, tal vez ni siquiera conocer el


amor.

Si había sido una broma del destino, no lo sabremos jamás, por mi parte
prefiero pensar en que existe más allá de este mundo y de esta vida un lugar
en donde esperar a quienes siempre nos esperaron...

...un lugar donde al fin olvidar a quienes nunca llegaron.

(Nómades)
Somos Gitanos presos de una maldición que nos hace nómades, en este
mundo sin fronteras, todos los lugares son nuestro lugar, todos los paisajes
existen gracias a la luz, misma luz del amor que a veces es también
obscuridad.

Y las cosas no cambian, o mejor dicho; cambian pero es como si no lo


hicieran. Los resultados son siempre los mismos y no importa el camino que
tomemos, llegamos siempre al mismo lugar del que salimos.

Esencia de una maldición sin nombre, que si lo tuviera sería innombrable


como el último nombre de Dios. En toda palabra omitida, lugar ocupado por
el silencio u otra palabra, encontramos aquella luz...
...que a veces es también obscuridad...
...tu nombre.

6
(Abismo)
El abismo es una vez más tu ausencia
mi soledad completa tiene tu nombre
la distancia misma que nos separa
que nos une invisible y eterna
me lleva una vez más a buscarte...
y te encuentro en el abismo... ausente...
...pero aun así te encuentro.

Alguna vez quizá me llames en silencio


son hilos invisibles en la oscuridad
un tiempo fuera del tiempo nos une
no me quites la esperanza de saber
que volveremos a cruzar caminos un día...
del otro lado de los días... del otro lado...
...del abismo, del tiempo.

Exacta tu forma en la luz que quema mis ojos


tatuaje profundo en mi piel tu piel en mi piel
fuego y agua mi boca sella tu boca tu cuerpo
me dejo caer entero en tu ausencia y tu recuerdo
te sé perdida y caigo al abismo mismo de este duelo
mientras agradezco haber bebido de tus besos...
...más caigo, más te encuentro.

Pensar en no volverte a ver


otro sinónimo de sinsentidos
de vacía absurda existencia...
si ya todo lo tuve...
sólo morir resta...
si ya todo lo tuve...
...caer será último consuelo.

(Muriendo)
El mundo está lleno de gente malvada, por todos lados lo mismo... las letras
lo dicen, las letras te traen, te llevan, te acercan y te alejan al mismo tiempo.
Y voy muriendo poco a poco, con la lentitud de tus pasos, con la misma
fuerza de mi esperanza...
...muriendo.

7
(Destino)
Los caminos me llevan
Me traen... Destino...
frente al borde del abismo.
a donde ya no siento

en absurda pesadilla me veo


Desde el vuelo del ave
negra de la tempestad
persiguiendo la tormenta.

Una vez más al borde


del abismo de mi ser
y camino a ciegas...
para dar un paso al frente.

la más cerrada de las noches


nimbado en la luz de las velas
la bruma cubre mis botas
todos los pasos en falso.

Camino sin camino


es el destino de mi ser
etéreo sin mortal cuerpo.
ya no estoy... puedo ser.

El principio del fin terminó


un extraño signo arcano grita
con la voz marchita del tiempo...
...agonizo en mis pasos... muero.

8
(El Sueño No Soñado...)
El sueño no soñado...
...agoniza en el limbo de las cosas que no fueron, sufre el saber su propia
ignorancia, descubre su maldad en el fondo de su ser, destruye su propia
esencia para no llegar a ser.
...descansa en paz, es la sombra del humo de una vela que es todas las velas
y ninguna, apagada ya su llama se sumerge en las profundidades del mar del
inconsciente esperando...
...dejar de existir.

(Mis Propias Palabras)


Entendería mis palabras si sus letras no fueran tan obscuras, si cada vez no
fueran tan negras, tan lejanas, tan vacías, tan inexistentes, tan efímeras como
la forma de la forma que dejó el humo desde la hoguera alguna vez.
Del otro lado de todos los silencios, de todas las obscuridades, ya me
consumen, me arrasan, me hunden, me desarman destruyéndome sin
piedad... letra a letra, palabra por palabra... mis propias palabras... las
mismas llamas que consumieron palabras ajenas.

(Su Triste Soledad)

Se fue la vida...
caminando en la tormenta
bajo la lluvia de la noche negra
dejando sólo un cuerpo inerte
sin sangre, si corazón, sin alma...

Obscuro destino en blanco


que no piensa escribir ningún Dios
ningún Demonio... nadie...
y se deja llevar por el viento
de una tempestad de signos.

Caen muertas las hojas de Abril


una vez más la lluvia en el camino
vías muertas de trenes que ya no son

9
pálido, gris, cemento esculpido espera
pero él ya no es él...
...ahora vaga si rumbo
por el propio abismo
de su triste soledad...
...de todas...
...la más cruel.

(Como Un Ave Nómada)


Errante sin tierra
Nómade
la maldición dio su giro
rodando metal y llueve...

Sin refugio
la tormenta lo persigue donde sea que se encuentre...
tempestades de la tierra
persigue el ave negra

En vuelo ciego entre las nubes


perdido nómade sin mapas...
el propio destino se burla de él...
...y cae.

(Eterna Búsqueda)
Te busco, mis pasos dejan detrás la hojarasca en el camino, una oscura
sombra me sigue y me espera, desde siempre y para siempre, en cada lugar
en donde esté, en cada lugar a donde me dirija.
Demasiado tarde llega el frío de este Otoño, la noche se llena de niebla, que
es a la vez humo y cenizas, de un volcán que estallará al fin en mi interior,
algún día... los días dejarán de ser... yo.
Del otro lado de las nubes, la luna y las estrellas que ya no puedo ver, la
sombra lo cubre todo, como perfecto dosel, sobre el cementerio donde he
venido a buscarte, y me esperas, una noche más.
Etérea luz atraviesa la penumbra, destruye los contornos de cada una las
cosas, deformándolo todo con la misma metamorfosis que en tu figura veo
sufrir desde la distancia, y me acerco.

10
Sin prisa me esperas, escrito está el destino, la sombra nos cubre, al camino,
a la hojarasca, a las cruces, a los árboles, a las lapidas, a los mausoleos, al
uno y al otro... nimbados por extraña luminiscencia nos acercamos.
Tal vez por haberlo presentido en proféticos sueños, no nos sorprendimos,
cuando al estar uno frente al otro, vemos que somos, que somos, vos y yo,
un alma partida en dos, el mismo y único espíritu, destinados a vagar por la
vida y por la muerte, eternamente, buscándonos hasta encontrarnos, para
volver a perdernos...
...desapareciste...
...desaparecí detrás de ti... buscándote una vez más.

(Perdiéndome)
Esta sangre no me pertenece. Es tuya. Llévatela a tu lado. Más allá de tu
ausencia. Para que al fin pueda morir de dolor. Quedar por completo vacío
sin tu presencia.
Puedo sentir el pánico mismo que sufrí antes de encontrarte. Todo este
futuro incierto. Triste sin sentido sin vos. Sin tu voz por lo que reste de la
eternidad. Los teléfonos mudos. Todos los silencios. Ningún otro
comentario haría falta... al saber que... te perdí.
Todo lo que queda por decir es permanecer en silencio. Por siempre para
vos... todos mis silencios. Mi muerte entera... y por lo que te quede de vida,
en esta vida, toda mi vida... ya te perdí.
He muerto para vos. Estás perdiéndome...
... y tal vez...
... esta vez...
... ya me has perdido.

11
”La hija de la lágrima”

Un Día Me Dibujó...
Y un día me dibujó. Un día me hizo canción. Un día me llenó el alma de
alegría y se quedó. El día era gris y su mente todo lo coloreaba.
Me enseñó sus modos de escritura, los compartió conmigo. Me regaló una
caja de madera y en su interior había mariposas de colores, un colage... de
hojas de nogal. Una ficha de metegol y un boleto capicúa.
Se sentó a mi lado y me miró, no me dijo nada, las palabras sobraban, sólo
mirar el cielo e imaginar distintas formas en las nubes. De cada nube sopló y
la convirtió en flor. De cada flor me regaló una sonrisa. De cada estrella
hizo su propio universo, de cada primavera, me regaló un otoño.

Y un día me dibujó. En la oscuridad de la caverna, nada se veía, no había


luces, no había sombras porque todo era negro. Y esta vez no me dio miedo
porque sabía que él estaba a mi lado. Al final del túnel se divisaba una tenue
luz... pero era frondoso el camino... en el silencio me miró, porque yo sabía
que él me miraba aunque no pudiera verme. Y me dijo: -No tengas miedo,
porque yo ya no tengo miedo...
Así que no tuve miedo, los miedos se fueron con el viento, con la oscuridad,
con la soledad, con la tristeza. Porque yo ya no estaba triste, porque ahora
estaba él.
El día que dejé de tener miedo, mi alma dejó de extrañar. El día que dejé de
tener miedo pude encontrar el camino que me llevaría a casa... o sea... que
me haría encontrarme otra vez conmigo.
El día que dejé de tener sombras, pude reconciliarme, pude cantar mi
música... pude creer que volvería a ser feliz... Ya no me escondo más,
porque ahora no tengo miedo, porque la tristeza y la melancolía me aburren,
porque ya no soy cobarde. Porque ahora estoy en el túnel... y debo salir...
Porque tengo mi caja de mariposas, mi boleto capicúa y porque sé que
cuento con él...

En cuanto salga...miraré las estrellas, voy a regalarte una para que te


acuerdes de mí. Para que la tengas en tus bolsillos, cuando ya estén vacíos...
ahora no lo estarán más, estaré contigo.

12
Nomeolvides...
Dejé la ventana abierta y las estrellas me hablaron. Me pidieron que
recuerde un nombre, una fecha en el calendario, una imagen. Entonces me
dormí buscándote... Te busqué en la luna amarilla y me dijo que ya habías
partido. Le pregunté a una vieja golondrina y me dijo recordar tu cara en los
bosques de nomeacuerdo... las mariposas huyeron, se hicieron flor para
evitar mi pregunta. Hasta un sabio rey de nuncaexistió me negó la entrada al
palacio, en tu búsqueda.
Entonces emprendí mi regreso, muy triste por el Valle de la soledad, mojada
por el rocío, sedienta de abrazos y abatida por tu ausencia...
Bosques solitarios, árboles azules iluminados por las estrellas... animales
perdidos buscando refugio.
Levanté mi vista, y ahí estabas, en el escalón, junto a la puerta, sólo con tu
sonrisa y un ramo de Nomeolvides...

Si Eres Poeta
Si eres poeta...
también eres arquitecto,
porque has creado para mí
castillos invisibles
para los ojos humanos.
Si eres poeta
también eres marinero
porque me has llevado a
recorrer el mundo
en tu barco de papel.
Si eres poeta
también eres músico,
porque has hecho para mí
la melodía más bella del mundo.
Si eres poeta,
también eres escultor,
porque has tocado mis manos
y las has moldeado con
la arcilla del amor.
Si eres poeta
también eres un ave,
porque tus textos me elevan
hacia el cielo, desde donde

13
se ven tierras nunca descubiertas.
Si eres poeta
también eres pintor,
inmortalizando mi alma
con colores que no existen.
Si eres poeta
también eres sol,
porque iluminas mis días
y me dejas filtrar en tus
páginas en blanco.
Si eres poeta...
simplemente eres tú...

De Eso Se Trata
Siento que ya nos conocemos, hace tanto que no nos vemos que quizás lo
olvidamos. Porque si de recordar se trata esa materia nos quedó pendiente...
Recuerdos con aromas... jazmín, cedro, tilos, café... colores que dan vueltas
por el espacio cósmico, y si... divague otra vez... que sólo vos y yo podemos
ver... pensamientos sincronizados que en materia de locura nos tienen en el
mismo rango. Frases bifurcadas, complicadas, metáforas intangibles que
todo lo complican y que si los Otros pudieran Mirar, mas no Ver entre
líneas, no harían otra cosa que ver nuestras almas.
Pero siempre es más fácil complicar las cosas, aunque te parezca una locura,
porque en lo complicado está el placer, lo prohibido, la galleta de colores...
Porque los soñadores tenemos más tiempo para desmitificar la realidad que
nunca existió, los hechos que nunca ocurrieron, las verdades que nunca te
dije, las mentiras que seguirás queriendo saber si fueron verdad... o sólo una
mera fantasía de un hada soñadora...
Para entender de lo que hablo, precisamente no debería decir nada, en la
nada está todo... y en ese todo, no hay nada.
En lo simple están mis verdades, en mis textos también, sólo que de una
manera mucho mas rebuscada, pero como sabes de lo que hablo, me vas a
entender. Mis bolsillos son un manojo de agujeros vacíos y sin embargo mi
corazón está lleno de sueños, fantasía irracional, telarañas de colores que me
atrapan, me sueltan, me envuelven y me dan libertad...
El ejemplo del reloj de arena es concreto: me fascina mirarlo, disfrutarlo,
ver como se escurren esos pequeños granitos una y otra vez... se forma una
pequeñita montaña del otro lado y así sucesivamente... ¿pero qué pasa? Me
perdí tanto tiempo mirándolo que se me fue el tiempo!!! El tiempo de vivir,
contemplando el tiempo, el tiempo que perdí de soñar... de soñarte.
¿Será el eclipse un reencuentro...? Será...

14
Quiero dejar de preguntarme cosas, sólo vivirlas. Aunque a veces los
demonios acechen, quiero ahuyentarlos. Pero... ok... ellos insisten en
quedarse.
Creo que sólo hay que vivir, para poder contarlo, los demonios se irán,
vendrán las flores... y la vida seguirá transcurriendo, como mi reloj de
arena...
De eso se trata.

15
(Última Vez)
La Luna llena es para nosotros el rito, la sangre en tus dedos, en mi cuerpo,
en el tuyo... en tus labios, en los míos... o debería haber dicho era... o tal vez
fue.
Pero la Luna sigue siendo el mismo signo Arcano de nuestros encuentros y
desencuentros, desde el primero al último en Luna llena, y nos hicimos
demonios y muchas veces no volvimos a ser los mismos de antes... jamás.
Envenenada por mi sangre tu sangre te llevó del otro lado de mi vida por lo
que reste de esta vida y de la tuya... el rito que nos unió el primer día nos
separó el último cuando abrazado por tu cuerpo escuché tu voz pidiendo;
“como si fuera la última vez...” y yo te dije; “ésta es la última vez”.
La Luna cerró el ciclo, la sangre corriendo desde tu cuerpo hasta el mío, mi
sangre siguió el mismo camino, unidas, unidos, por siempre y para siempre,
eternos inmortales murieron, magos y hechiceras, hada demonia por última
vez, y yo sólo un mago que entre otras magias supo (y debió) desaparecer.

(Ordenador De Estrellas)
Alguna noche de locura, su locura o la mía, volvió, o volví, volvimos, ahí
estábamos, aquí estábamos... estamos.
No hay respuestas posibles, sólo aceptar que las preguntas no tienen
respuestas, que la búsqueda siempre será ilusa, que tal vez la felicidad sea
otra cosa, y que como escuché hoy; “para creer en los milagros se debe creer
primero en el amor”.
Y yo que soy ordenador de estrellas, poeta obscuro Rumano, iluso mago que
todo transforma en sueño, creador de milagros... yo, un loco más entre
tantos locos logré hacer un mundo, un sueño... y viví en ese sueño sin
despertar...
Pero vos decidiste despertar y alejarte, dejando el sueño incompletamente
feliz... y yo tal vez sigo ahí esperando, usando mi magia para ordenar
estrellas en un texto, creando el etéreo camino estelar, para inventar ilusos
mundos en los que todo es posible si me animo tan sólo a intentar... intentar
el milagro de llamar a las musas, que desde los versos de una poesía pueda
al fin escuchar tu voz, y que sea verdad... y así... tener al fin mi locura
entera, y mi mundo ya no deba esperar más la felicidad completa de ser
compartido.

16
(Cuando Te Fuiste)
De todas las heridas que pude causarte, aquella que vos me hiciste, al partir,
fue la más dura y cruel que jamás pude imaginar siquiera...
Al punto de buscar sin dignidad un resto de caridad del fantasma de tu
sombra que ya sin razón sólo supo decir adiós...
…y ya no tuve sonrisas autenticas, todas fueron actuadas, mintiéndome a mí
mismo que así estaba mejor... pero no era así, sólo tenía sombras y un
corazón que sangraba patéticamente aquel dolor...
Me pregunté; ¿dónde está lo patético de sentir de esta forma, si es que hay
otra forma de hacerlo realmente?
Pero pasó el tiempo y fue como si nunca me hubieras amado, viví por vos...
ya no vivo por vos... ni viviré... no volveré a vivir sin orgullo…
…y habrá algo más fuerte de lo que pudimos sentir, de lo que ayer pude
sentir, y entonces volverán las sonrisas autenticas, lo sé, lo siento, aquel
espacio vacío que dejó tu ausencia ya no tiene tu nombre...
...cuando te fuiste, cuando al fin te dejé ir, aquel espacio se llenó de sol un
amanecer, y entonces... al saber que te fuiste, pude sonreír...
...mi locura fue perfecta.

(Hablando De Telas De Araña... Y Arañas Atrapadas En


Su Propia Red...)
El Mago Rey Blanco gana de nuevo.
Por suerte ya no tengo vicios.
Seguirás con tu mascara de normal por la vida... así de perfecta la careta del
mejor actor en su teatro del terror.
Historias que pasan sólo dejando el rastro de la sombra de un recuerdo...
alguna maldad.
Pero toda esa magia se va a volver en su contra tres veces... o tal vez seis
veces seis, seis veces. Toda mi magia promete eso por una eternidad de
eternidades infinitas.
Porque volverán a su mundo oculto escondiéndose tras las paredes, en lo
más oscuro de lo oscuro detrás de sus caretas un disfraz, creyendo que
aquello es real y siendo sólo un teatro inexistente... desaparecerán.
Porque por suerte no tengo vicios y si no se van me iré... esto me importa
tanto como le puede importar al gato del vecino si las arañas del techo no se
quedaran atrapadas por ahí y si mañana va a llover.
Iré tejiendo mi propia tela y será como si ustedes mismos la hubieran
tejido...

17
Los dejo caer lentamente y están todos invitados... sin listas de colores
monocromáticos. Jaque Mate.

(Hablando De Cosas Sin Nombre)


Hablaba de cosas sin nombre.
Dibujaba sueños en el humo.
Caía una y otra vez a tus pies... aun cuando ya ni me mirabas.

Entonces intenté olvidar.


Procuré lo imposible... alejarme.
Ya muerto para vos intenté matar aquello que aun vivía dentro mío.

Pero no tardó tu fuego,


En traer el infierno mismo.
Hizo real todas las pesadillas y el ave se estrelló contra la realidad.

Moría cada instante en mi locura.


Enloquecía aun más en tu ausencia.
Al mismo tiempo que moría el ave renacía y era yo y mi locura.

Ahora ya no hablo tengo orgullo.


Ahora ya no dibujo... no sueño.
Y escapando de la feria me volví nómade, y enloquecí por completo.

El ave de la tempestad,
Cruzó la tormenta al fin.
No la mires a los ojos, podrías enloquecer, ahora vuela en un cielo jamás
visto.

De tu nombre no me acuerdo.
Si me acuerdo lo olvidaré.
Mi locura me lleva a ser libre, y una vez más a volar...

...te veré, tal vez de lejos y tal vez, llorando en la oscuridad, pero el ave que
ahora es luz, su viaje debe continuar, y no detendrá en locuras ajenas su
locura perfecta.

18
(Carta Ausente)
Volver de nuevo al recuerdo, la misma imagen del brillo de las calles
cubriéndose de lluvia, la completa ausencia de una cordura que olvidé
resguardar para momentos como este, presente y futuro se funden en la
locura del pasado tan presente como este recuerdo que hoy es imaginar una
carta que nunca llegará.
Si al fin llegaran esas letras, formando palabras que tal vez signifiquen una
simple disculpa que el orgullo no dejará siquiera salir de algún sueño, tan
tuya que la guardas, como si eso pudiera significar que yo la acepto.
Pero no es así, no existen perdones posibles, ya no tengo la facilidad de
entender siquiera mis palabras, nunca más las de nadie, menos aun las tuyas,
mismas que me dejaron en vuelo, nómade sin destinos, y tal vez con tantos
caminos me sienta perdido... lo estoy.
Los claros arcanos signos se sincronizan ante mi como fugaces espejismos,
audiovisuales experiencias de sentir la vida como un mensaje del
inconsciente colectivo, y toda palabra es dictada para mí, y como siempre
ilusa ave cruza el cielo de la tormenta, misma tormenta a la que vuelve cada
noche, en cada sueño, cada despertar, cada amanecer, cada soledad rodeado
del mundo mismo, cada silencio en medio de tanta palabra sin sentido.
Y ya vez como me pierdo en mi propio laberinto, como voy dejando una a
una las piezas del rompecabezas, que fue un mundo, formando un abstracto
camino al que no he de volver en esta vida, si pudiera elegir... elegiría no
perderme... pero ya ves como me pierdo eternamente.
La carta es su ausencia, las letras, las palabras, el mismo silencio... las
disculpas mi soledad o mi locura. No hay retorno cuando no se sabe bien
cómo y por dónde fue que llegamos hasta aquí. Algo en el silencio me
habla, algo en la ausencia tiene tu nombre, innombrable, último nombre de
un dios que fue demonio y se llevó mi alma.
Ensayo mi muerte, perfecta paz de no sentir, la llama en las velas, el viento
en las velas, ausente carta silente es el faro de un ave nómade, letras de luz
queman mi piel, sin prisa voy muriendo, disfrutando el placer de un dolor
que ya no me es extraño ni mucho menos ajeno, malditos animales de
costumbre, nos vamos haciendo cada vez peores personas y algunos creen
que mejoran...
Ensayo mi muerte perfeccionando mi maldad, entonces lentamente espío
dentro del sobre, ahí entre las hojas todas tus espadas, todos tus puntos final,
y este sentir tan merecido destino me lleva a olvidar... dejaré las velas
quemarse, dejaré que el viento guíe el ave...
...único destino de las cartas que nunca fueron enviadas...
...no llegar jamás a tiempo...
...cuando el tiempo de este lado marca el final, de aquella carta inexistente
de remitente sin nombre, y de mi propia vida.

19
(Preso Nómade Detenido En El Sueño Perdido)
Lo realmente insoportable era darse cuenta de la forma insistente en que la
casa me atormentaba de recuerdos, esa ausencia de tu sombra transitando un
tiempo ajeno, un espacio ajeno a mi tiempo, y a esa sombra que ya no era tu
sombra pero insistía en herirme persistentemente cada instante en que abría
mis sentidos o los cerraba, tal vez por suerte o desgracia ya había olvidado
muchas cosas, entre las que se encontraban algún perfil etéreo, un aroma a
piel de tu piel, un sonido de palabras dulces... y un silencio que ahora era
todo mío, igual a las sombras en la casa vacía que dolía como si llovieran
puñaladas y yo siempre sin paraguas, siempre tan, nunca tan, ajeno silente,
sombra, dolor, abandonando una casa, nómade una vez más, las heridas ya
curadas por el tiempo dolían como felinas mordidas, desgarros en sangre, y
tanto dolor opaco iluminándose con mi risa mientras cerraba por última vez
y para siempre la puerta de aquel mundo que fue y que no fue el más
perfecto mundo soñado que jamás dediqué a nadie...

La estrepitosa risa confundió la casa sola, devolviendo la estocada con la


voz de las musas que hoy me coronan rey de un mundo entero del cual los
nómades somos dueños, amos y señores, dolidos señores de afiladas espadas
y pulidos escudos.

El dragón cambió de piel, la magia se volvió sueño y el sueño realidad, del


otro lado de la puerta cerrada otra realidad aun intentaba herirme,
extrapolando recuerdos a otros inventados, mezclados, inconexos, la
permeabilidad de la memoria es la causa de que ya no sepa si en realidad
llovió en aquel sueño, si la sombra de aquella casa alguna vez fue alcanzada
por al menos una fugaz mirada de mis alucinaciones o, si después de todo y
como siempre, es este instante el único recuerdo útil de recordar.

Entonces me recuerdo sonriente mientras cierro una puerta y me alejo


rumbo al Este por el puro azar de las causas con causas que no llegamos a
comprender.

Instante presente, prisma gris, eclipse y caleidoscopio, sustituciones en el


juego, amaneceres que se suceden, vacíos sin nombre, nombres sin rostro
definido, recuerdos abstraídos a fuerza de tanto dolor, añorada libertad,
detestable soledad de hoy, un tiempo sin tiempo, detenido, imagen
fotográfica del final de un álbum que es el principio de otra vida.

20
(En Materia De...)
El luto de la noche se llena de alas negras en la tormenta...
Caprichosa forma de una llama contagiando el humo que llena de bruma la
habitación sin recuerdos que espera saber reconocer las cartas marcadas en
el futuro.
¿Qué clase de memoria tienen los objetos inanimados?, ¿es acaso el valor
del costo que le damos a lo perdido?, ¿es el precio de un vuelto mal
calculado?, no, para mí la única memoria es la propia y si la materia olvidos
me la llevé a Marzo la rendí en Febrero y en Julio... otra vez el Cronopio, al
menos no fue Abril, las imágenes de los caleidoscopios no se repiten,
algunos errores si, así aprenderemos alguna vez, en alguna vida que quizá
no sea ésta... y entonces. ¿para que preocuparse si no existen más soluciones
que las imaginarias?.
Se ordenan las estrellas preparando el escenario para una luna nueva, el
vuelo del ave alejó la tormenta, el luto de la noche se llenó de velas y se
vació de ausencias.

(Quien Te Escribe...)
Me leo, me desconozco, te leo, no soy yo, no puedo ser yo, las palabras
llegan de otro lado, las veo llegar de perfil, ilegibles, incomprendidas, leo
mis silencios entre tanta letra, tanta palabra, tanto ruido, me descubro
desnudo en las sombras, oyendo un silencio que no es realmente mío pero
que se siente como si lo fuera, si pudiera gritar me quedaría en silencio
eligiendo los colores que mañana teñirán el fondo de mis ojos... al leerme
nuevamente y no encontrarte en mí.
El sombrero mantiene mi cabeza en su lugar.

---

21
(Jamás Podría Olvidarte)
Como si pudieras volver a mentirme te busco en mis propias palabras
intentando encontrarte en el título de algún texto que no hable de otra cosa
que esta absurda pasión trastornada de locura, enfermedad de la conciencia,
de este inconsciente Amor.
Y sin embargo recuerdo tus palabras, ya no tu voz, sólo palabras y otra
mentira... habías dicho que tire o queme cada carta, cada regalo, cada
recuerdo tuyo como si eso pudiera asegurar que yo podría olvidarte... ahí la
mentira, las marcas jamás serán borradas y tal vez, sólo quizá el día de mi
muerte si no existe recuerdo en la conciencia que se aparta del cuerpo
material que esta vez nos tocó ocupar... tal vez ese día pueda olvidarte...
Ahora son vanos los intentos, y por eso prefiero volver a esto de escribirte y
buscarte y tal vez quizás queden textos sin títulos que no sean como siempre
otra vez tu nombre escondido tras un “la lluvia y la noche” o un “de olvidos
y otras cosas imposibles” o el simple “amanece la soledad cada instante de
conciencia”... pero el sol es otra cosa, y así quizá la felicidad también lo sea.
No se puede dejar de Amar.

(A La Negra Más Negra)


Como olvidar tu voz, como olvidar cada gesto, cada palabra, escuchar tu
música es traerte una vez más, sin querer queriendo, a mi habitación en la
noche... y escuchar tu voz.
Porque nunca callaste nada que fuera digno de decir, porque cantaste las
cuarenta cuando fue el momento de cantar, porque la luz de tu faro es aun
mi guía en la tormenta en este barco sin timón llamado vida...
Por lo que dijiste y lo que elegiste callar, por tu mirada y tu forma de bailar,
por tu sombra y mi sombra en la misma pared de tu cuarto...
...por todo esto... todas estas palabras.

(Recordando El Juego)
Es el recuerdo de ese amor lo que me mantiene vivo cada día tras día tras
noche solo...
Las letras vuelven a hablar del ajedrez y las negras y las blancas sobre el
cuadrilátero que me recuerda el piso de un lugar que no sé bien en dónde
queda o cuando fue que lo vi, y ahí por esos lugares sustituyéndose por otras

22
fichas el recuerdo de mi amor, jugando siempre al mismo juego tonto de las
probabilidades cuando la mejor jugada es no jugar, todas las fichas terminan
al final del juego en la misma caja.
Las canciones del recuerdo de tu amor hablan de esto que se transforma y
enroca en otro recuerdo, y en otro, y así voy jugando mi ajedrez solitario,
intentando mentirme y tratando de anticipar mi próximo movimiento, como
si quisiera lograr conquistar el tablero blanco y negro de mi juego, que es
escribir, que es sentir, que es vivir... y que es también la misma cosa.
...sólo esta noche fue siempre, siempre el recuerdo de ese amor me mantiene
vivo.

(Time)
Every year is getting
shorter, never seem to
find the time

Plans that either come


to naught or half a page
of scribbled lines

Hanging on in quiet
desesperation
is the English way

The time is gone


the song is over
Thought l’d something
more to say

- Pink Floyd -

(Dream Theather)
Ahora amiga, ahora que ya somos de confianza, voy a decirte lo que
siempre te dije y desde el primer día, yo estoy loco y además creo ilusiones
todo el tiempo, armo increíbles escenarios de mundos perfectos con castillos
de cuentos de hadas con un “felices por siempre”, siempre y jamás…

23
Da por sentado eso cuando escuches mis palabras o te entristezcas con mis
silencios, cuando te confiese las mentiras que fueron mentiras antes y antes
verdades y que no sepas cuando en realidad te dije una verdad que como
dijo Nietzsche jamás podremos afirmar que una verdad sea verdad o
simplemente lo parezca.
Entiende que mi letra no es clara ni aun en imprenta que no uso reloj de
pulsera, que no uso jamás paraguas, que suelo hacer que todo se parezca a
un sueño, y así, nos vamos mintiendo en este ajedrez tan juego… de
aquellos que a veces es mejor no jugar.
Y tantas veces me habré confesado sin que lo sepas detrás de una tonta
sonrisa y el juego de falsear realidades para ver que hace el otro, ese chiste
para uno solo, siempre sólo uno.
Tal vez sean estas otras mentiras y otras las verdades, la otredad de mis
palabras en sincronismo con el eclipse de sonidos de un Dream Theather y
ese volver a volver y sentirte tan cerca, como la arena corriendo por el reloj
de arena y pensando en tu voz y el darme cuenta del tiempo que pierdo
soñándote me di cuenta que era otro tiempo sin darme cuenta que este sueño
podría ser verdad…
Tal vez, tan difícil…
Vos tan Vos, y Yo tan Yo.

(De Ladrar)
Entonces fue el día en que los perros murieron de tanto ladrar… en realidad
ya sé había hecho de noche, desde antes…
Desde que decidimos de común acuerdo cerrar los ojos y soñar el gran
sueño.
Doy gracias por esos días, doy gracias por el día de hoy, y por todo el resto
de los días y noches en que los perros mueran de tanto ladrar.

(Perdones)
Perdón primero por no estar aun estando y después otros perdones por no
decir lo que realmente sentía y sentía que aun estaba en donde debía estar;
esperándote del otro lado del berenjenal, que terminara la cosecha, que los
demonios terminarían finalmente de cambiar de piel, y que las oscuridades
entre sombras hagan desaparecer los espejos que alguna vez reflejaron la
sombra del humo de algunas velas y nuestras sombras en una sola que jamás

24
pudo ser separada, ni por monos en motoneta en la azotea ni por tontos
trenes que van y se pasan y hoy volver pero esta vez en micro tratando de
evitar lo inevitable… siempre… tontos humanos se creen dueños de su
destino… a veces es tarde, aun para llegar a nuestros abandonados destinos.
Estaré.
Esperaré.
No creo… destino… por ti.
Yo estoy.
Te elijo.

(…)
No sé que es peor, si la desesperación de haberte perdido ó ya haberme
resignado a no volver a verte… jamás.
Horrible resignación de ti nace el Odio en mí.

(M.Z.)
Creí que era ella, pero en realidad me di cuenta que ella ya no es y que no
puede ser ella, nunca más será la ella que era, esa que murió, tal vez hasta se
le parezca un poco…
…pero ya no sos más la que eras para mí, si te cruzara en la calle no serías
vos porque para mí ya no sos, el recuerdo de lo que eras murió el día que
dejaste de de ser vos… volviendo a la misma nada, que me diste, y que me
dejaste.

(Si Ella…)
Cuando ella me nombra, o escribe mi nombre en algún lugar, o simplemente
me piensa… yo desaparezco, ya no soy yo, sólo eso que ella hace es lo que
me hace vivir.
El día que al fin resigne caer en esa idea de que ya no pensas en mí… ese
día voy a morir y será como despertar de un extraño sueño, sin entender
nada de todo aquello, de lo que ya no queda nada…
…y en el alma sólo esa sensación extraña de haber nacido… de nuevo.

25
(¿Dónde…?)
Y me pregunto dónde estarás ahora cuando bien sé yo dónde…
…y que estás en todas partes a donde mire, rodeándome entero, tu recuerdo
en todas las cosas.
Es inútil intentar evadir lo inevitable…
…que estás en todo, lo que me rodea está de alguna forma relacionado a
vos, a tu recuerdo.
Porque yo mismo estoy atado a tu recuerdo…
…a la presencia de tu ausencia.
Gracias.
…seguirás en mí siempre.

(Mi Abismo)
Creo que todo se libró de mí y yo de casi todo menos de ese abismo que
parece perseguirme ahora que ya tu recuerdo es parte de los recuerdos, y
entre tanto recuerdo se falsean las verdades, y en todas esas pérdidas se
construye mi abismo…
Viví mundos, cruce caminos, nómade en todo sentido hoy veo mi vida
desde acá, desde este presente futuro en donde todo lo que fue se confunde
en el recuerdo mismo… y veo sólo ese gran abismo del cual nunca salí, este
abismo abstracto y caótico llamado mundo.
Todo se mezcla unido a una realidad total, que nos une en el presente, el
pasado, y el futuro, a cada realidad particular una realidad general… la de
cada ser. Cada parte del todo.
Y desde el centro llegan las voces de todos los nómadas y me juran que su
hogar fue el mundo que sus realidades, sus sueños y cada uno de sus amores
construyeron… algo así como aquello cuyo nombre es innombrable o la
nada.
Pero primero habría que aprender las letras, primero las vocales, primero la
“a”…

26
(Libre)
Vuelven los Abriles, año tras año, y tal vez nunca sean tantos. Sin embargo
parecieran eternos, hace tanto ya… que extrañábamos el frío.
Nómades, por siempre leyendo el claro mensaje de los arcanos signos del
todo, aves de la tempestad volando entre nubes negras.
Como si no hubiera podido ser de otra forma, cada vez que se pareciera
cerrar el círculo de la historia un nuevo Abril nos da la oportunidad de
reabrirlo…
A veces abrimos los ojos… a veces miramos…
Casi nunca aprendemos a ver.
Del otro lado la Verdad.

(Lo Que Soy)


Perseguía tu fantasma y finalmente lo sé, tal vez lo esperaba, lo dictó el
mismo camino en la voz de las musas, cada silencio y cada canción, cada
letra de toda palabra escrita o dicha…
Me enredé tantas veces en la maldita galleta de colores, tratando de hacer
ovillos, atando los hilos de colores o intentando ver formas en el humo o en
las nubes…
Perdí la cordura por comprender tu locura, me volví cuerdo del otro lado de
tu cordura, y te perdí...
Ya no me atormenta el fantasma de tu recuerdo que creí eras vos…
…hoy me siento tranquilo al saber que soy y seré por siempre ese fantasma.

(Gaby)
Se terminó el carnaval pero
no sé bien porque presiento
que la caravana de la feria
lleva su locura donde sea…
…que yo voy.

Creo que sólo hay que vivir


para poder contarlo
los demonios se irán
vendrán las flores...

27
y la vida seguirá transcurriendo
como mi reloj de arena...
De eso se trata.

Gracias Negra.

(La Triste Despedida de los Sincronismos)


Sacó el boleto y corrió por el andén. Tiró el cigarrillo, buscó un lugar para
sentarse y abrió el libro en la página marcada con el boleto capicúa.

Los demás pasajeros eran como maquinas autómatas de esta sociedad


imperialista. Poco le importó todo esto, se sumergió rápidamente en la
lectura y se olvidó de todo.

Retiro. Un mundo de gente y él estaba ahí, esperándola con una cerveza y


un cigarro en la boca. Una amplia sonrisa se dibujaba en su rostro, se
miraron y se abrazaron fuertemente como tantas otras veces…solo que
ninguno de los dos sabía que quizás esa fuera la última vez que se verían.
Hablaron largo rato, se divertían tanto…eran un sincronismo perfecto o
eso parecían o creían. Solo que la vida o el destino a veces tiene otros
planes para nosotros, pensó Elena.

Luego de unas cervezas emprendieron paso por la plaza San Martín,


caminando juntos en silencio. La luna brillaba y se divisaban algunas
estrellas aunque eran opacadas por las luces de Buenos Aires.

Victor traía un libro de su escritor favorito y juntos comentaron un capitulo


en particular, ese que más tarde, el escritor hiciera una novela al respecto.

Jamás se prometían nada, solo un boleto capicúa, una ficha de metegol,


una sortija y algunas palabras arrojadas al viento eran todo lo que
necesitaban para ser felices. Pero las palabras eran fruto de los malos
entendidos y los silencios a veces eran mas dolosos q sus palabras…
meilleur pied.

Las horas pasaron, así que decidieron dormir juntos una vez más.

-Solo abrazame Víctor… J'ai besoin d'un câlin aujourd'hui.

-Vos no queres eso, no sabes lo que querés o quizás si, pero nunca te vas a
decidir, vos siempre tan…

28
-Si que sé lo que quiero o quizás tengas razón y de verdad no lo sepa…es
que vos son tan vos y yo soy tan yo...

-Entonces me das la razón! Si yo nunca te pedí nada.

-Quizás ese sea el punto.

-Quizás…pero yo siempre te voy a querer y lo sabés.

-No. No lo sé. Porque yo sé que te voy a lastimar.

-Ay…no digas pavadas.

-Es que ahora no puedo, tengo muchas cosas en la cabeza que vos no
entendés.

-Mirá que sos tonta…

-Comme vous le dites.

Se hizo de día y Victor se vistió rápido para ir a su trabajo. Elena lo


despidió y se quedó mirando su partida. Esa fue la última vez que se vieron.
Evidentemente Victor tenía razón, ella nunca iba a saber lo que quería. O
lo que quería con él. Ahora ya no quedaban sincronismos las otredades se
había apoderado de ella, el miedo desvalido la consumió y la ausencia dijo
presente.

Pero siempre quedó el recuerdo, sus textos, palabras y dibujos que se


grabaron a fuego en su mente…et qui va se passer.

Victor ahora escribe la película de su vida y Elena sigue tomando trenes


para ver si tiene suerte y le toca uno capicúa.

Fin

29

Centres d'intérêt liés