Vous êtes sur la page 1sur 8

Medio ambiente y desarrollo

sustentable.
Estancias de aprendizaje:
Una alternativa
para la educación ambiental

LINDA AIDE VARGAS TORRES

MESA 7
Introducción

En el año de 1999 la Preparatoria Gral. Lázaro Cárdenas del Río BUAP fue
seleccionada por parte de la rectoría de la Benemérita Universidad Autónoma de
Puebla para participar –junto con escuelas participantes de las universidades de
México, Guadalajara, Colima, Nuevo León, Cd. Del Carmen y los colegios de
bachilleres de México, Tabasco y San Luis Potosí- en un programa piloto de
educación llamado “Proyecto para una Formación Pertinente” que planteaba la
reforma de las orientaciones y contenidos de educación media superior, el
incremento del valor social en los programas de bachillerato con orientaciones
prácticas y técnicas y la inserción de los egresados del nivel medio superior que no
continuaran sus estudios en el campo laboral, entre otros. Este programa de
estudios contempló la integración de áreas intelectuales y áreas tecnológicas con la
finalidad tanto de desarrollar en los jóvenes diferentes capacidades necesarias
para su posterior ingreso a licenciatura, ingeniería o carrera técnica así como de
ampliar las expectativas de los educandos y orientarlos hacia la elección de carreras
innovadoras y poco saturadas.

Dentro de las áreas tecnológicas se contemplaron las asignaturas de Salud,


Medio Ambiente, Informática, Máquinas-Herramientas, Gobierno y Empresa; dichas
asignaturas se imparten dos cada semestre desde el primero hasta el cuarto y, en el
quinto y sexto semestre los alumnos deben elegir una de éstas para cursar cuatro
horas semanales de teoría y cuatro horas semanales de práctica en dónde, durante
el cuatrimestre de otoño, los jóvenes realizan estancias de aprendizaje en
empresas, instituciones y ong’s enfocadas al área que hayan escogido,
posteriormente, en el cuatrimestre de primavera, los alumnos -tutorados por el
profesor de la asignatura- realizan proyectos personales que les permitan
desarrollar inquietudes propias relacionadas con el área en la que han trabajado.

Para el área tecnológica de Medio Ambiente los sitios en donde se realizaron


la estancias de aprendizaje fueron La Reserva Ecológica General Lázaro Cárdenas,
Flor del Bosque, Puebla y el Jardín Botánico y Herbario BUAP, lugares en donde los
alumnos trabajaron en actividades enfocadas al cuidado y protección del ambiente,
por otra parte, para que los jóvenes comprendieran la importancia de realizar estas
actividades, no únicamente como el medio que les permitiría completar los criterios
de evaluación de una materia sino también como parte de una sociedad responsable
con el cuidado del ambiente, fue necesario el refuerzo teórico que les permitiera
adquirir los conocimientos básicos para distinguir entre ecología y ecologismo o
conservacionismo1, de esta manera, cuándo los jóvenes logran no sólo comprender
el alcance de la problemática ambiental actual sino que además la interiorizan y se
apropian de estos problemas el adolescente toma conciencia de que el cuidado del
ambiente está también en sus manos y que todos somos parte fundamental de las
soluciones. Dicho refuerzo teórico debió ser dado a manera de clases presenciales
en las que los temas fundamentales se centraron en la relación hombre-naturaleza

1
GONZÁLEZ-OREJA, J.A. “Reflexiones sobre el uso del lenguaje en ecología, medio ambiente y
biología de la conservación” Revista elementos. No. 52, Vol. 12, enero-marzo, 2005. p.p. 3-11.

2
desglosado en las unidades de crecimiento de las poblaciones humanas, legislación
ambiental en México, desarrollo sustentable y educación ambiental2.

Con la finalidad de que los alumnos comprendieran el impacto de las


poblaciones humanas sobre los ecosistemas fue necesario primero referirnos a
conceptos ecológicos básicos como son la fluctuación de las poblaciones, la relación
entre factores bióticos y abióticos así como los diferentes tipos de crecimiento
poblacional; el entendimiento de éstos a su vez coadyuvó al entendimiento de otros
conceptos de mayor complejidad como son la resistencia ambiental y la capacidad
de carga; una vez comprendidos estos términos se pudo establecer la relación
existente que existe entre los índices de natalidad, mortalidad y fertilidad y la
explotación humana de los recursos naturales, además, el comprender sobre todo el
concepto de crecimiento maltusiano de la población (o crecimiento exponencial)
nos ayudó no sólo a identificar los tipos de pirámides poblaciones y comparar el
crecimiento poblacional de países poco industrializados como los de América Latina
y los de países industrializados como los Europeos3 sino también a analizar la
problemática socioeconómica y política así como las deficiencias educativas que
caracterizan la realidad de nuestro país, este sencillo análisis nos permitió observar
la influencia que ejercen, por ejemplo, la pobreza extrema y la corrupción en los
ámbitos político y empresarial sobre el deterioro ambiental para posteriormente dar
paso a los siguientes temas en donde se recalcó la necesidad de conocer la
evolución de la legislación ambiental -primero a nivel internacional y después en el
caso concreto de México- como el medio que nos permitirá alcanzar un desarrollo
sustentable que asegure la calidad de vida de las generaciones futuras4.

Si bien el término desarrollo sostenible –o sustentable, pues aún existen dudas


semánticas al respecto que no abordaremos en este trabajo- se maneja en la esfera
internacional desde la década de los setentas5 en México este término se considera
relativamente nuevo y es preciso señalar que para un joven que cursa el nivel
bachillerato puede resultar un término desconocido debido a que, generalmente,
los contenidos programáticos de las asignaturas pertenecientes a las ciencias
naturales se enfocan más a aspectos técnicos así como a la terminología científica
dejando de lado la relación de éstas con la esfera social ocasionando a su vez que
las ciencias naturales se conciban como áreas muy alejadas de la “vida real” hecho
que, en la mayoría de los casos, se refleja en el desinterés por parte del
adolescente tanto a esforzarse por comprender las asignaturas “naturales” cuando
las cursa como a elegir carreras técnico-científicas y mucho más a consultar por
cuenta propia textos que amplíen su conocimiento en estas áreas6; es aquí

2
TORRES-GARCÍA, E. Y VARGAS TORRES-L.A. Programa Educativo para una Formación Pertinente, Área
Tecnológica de Químico biológicas III. Preparatoria General Lázaro Cárdenas del Río. BUAP. 2006.
3
VÁSQUEZ-TORRE, A.M, Ecología y formación ambiental, Edit. Mc. Graw-Hill, Segunda Edición, México,
2000. 97-126.
4
BOADA, M. y TOLEDO, V.M. “El Planeta, Nuestro Cuerpo. La ecología, el ambientalismo y la crisis de
la modernidad”. Colección La Ciencia Para Todos. Fondo de Cultura Económica, México, 2003.
5
ENKERLIN-HOELICH, E.; CANO, G.; CORREA-SANDOVAL, A,N..“Vida, Ambiente y Desarrollo en el Siglo
XXI: Lecciones y Acciones”, Enkerlin, Cano, Correa y Robles, Editores. Grupo Editorial Iberoamérica,
México, 2000. p.p. 7-9.
6
VARGAS-TORRES, L.A. “Participación De Los Alumnos De La Materia De Medio Ambiente De La
Preparatoria Gral. Lázaro Cárdenas Del Río BUAP En Un Proyecto De Restauración Ecológica A Cargo
Del Consejo Cívico Cultural Conco De Mayo”. Memorias del Primer Congreso Regional de Enseñanza y
Divulgación de la Ciencia y la Técnica, Puebla, México, 2005. en www.cienciasaplicadas.buap.mx/
convocatoria/memorias_2005/041.pdf el 12 de mayo de 2006.

3
precisamente el punto en que la asignatura de Medio Ambiente (Quimicobiológicas
III y IV) adquiere su importancia puesto que, por una parte, se dota al alumno con el
conocimiento teórico que le permitirá comprender tanto la problemática ambiental
como la repercusión de la actividad humana sobre los ecosistemas y, por otra,
mediante el trabajo práctico de los educandos en instituciones dedicadas a
promover la conciencia y la labor “pro-ambiente”7 se pretende sensibilizar al
adolescente, involucrándolo de manera activa en actividades de difusión
encaminadas a la conservación y la protección ambiental.

Una vez adquiridos los conocimientos y la experiencia necesarios se motiva a


los jóvenes a realizar proyectos que les permitan reforzar los conocimientos
teórico-prácticos adquiridos y, en la medida de lo posible, impulsar a los
estudiantes a participar en el Proyecto de Emprendedores –que también se lleva a
cabo en nuestra preparatoria- y cuya finalidad primordial es desarrollar la
creatividad del alumnado proponiendo modelos para la creación microempresas
alternativas que favorezcan la obtención de recursos económicos sin la necesidad
obligada de equipo técnico especializado o altamente industrializado.

Objetivos
ƒ Involucrar a los estudiantes del bachillerato universitario en proyectos y
actividades dentro del área de la educación ambiental.
ƒ Fomentar en los estudiantes una actitud de respeto al ambiente mediante el
conocimiento de los diferentes componentes del entorno natural.
ƒ Desarrollar en los estudiantes una cultura de protección al ambiente
involucrándolos en actividades de difusión de la problemática ambiental y
las soluciones que puede aportar la sociedad.
ƒ Desarrollar la creatividad de los educandos para proponer nuevas
alternativas de producción.

Desarrollo
Durante el periodo escolar Otoño de 2005 diez estudiantes del quinto
cuatrimestre de la Preparatoria Gral. Lázaro Cárdenas del Río realizaron sus
estancias de aprendizaje (horas de práctica) en la “Reserva Ecológica Gral. Lázaro
Cárdenas, Flor del Bosque” Puebla y el “Jardín Botánico y Herbario BUAP” donde
participaron en proyectos de educación ambiental y difusión. Entre las actividades
realizadas destacan visitas guiadas a grupos escolares, aseo de las jaulas de
animales y alimentación a especies faunísticas en la Reserva Lázaro Cárdenas y
elaboración de composta, clasificación de especies florísticas de jardín e
invernadero, riego, trasplante de sepas y actualización de la base de datos del
Jardín Botánico; otras actividades como la elaboración de cajetes, la colocación de
tutores y el desyerbe a macetas y parcelas se realizaron en ambos lugares. Paralelo
a este trabajo los educandos recibieron cuatro horas de clase teórica en donde se
abordaron temas relativos a la relación hombre-naturaleza.

7
PACHECO-MUÑOZ, F. “El ambiente, más allá de la naturaleza, Revista elementos. No. 52, Vol. 12,
enero-marzo, 2005. p.p. 29-33.

4
El trabajo de la profesora de la asignatura durante el cuatrimestre de otoño
2005 consistió en tanto en impartir la clase teórica como en visitar dos veces al mes
los lugares de trabajo de los alumnos con la finalidad de supervisar la correcta
realización de las labores por parte de éstos y de adquirir elementos que les
ayudaran a obtener los conocimientos teóricos requeridos para el trabajo práctico.

Posteriormente, en el cuatrimestre de primavera 2006, las horas prácticas


fueron sustituidas por un taller de reciclaje, dado que el plan de estudios establece
que los alumnos sólo acudirán a las instituciones de trabajo únicamente 60 horas
que fueron completadas durante el periodo comprendido entre el 19 de septiembre
y el 15 de diciembre de 2005. El taller de reciclaje se enfocó principalmente a
ofrecer a los educandos diferentes técnicas de transformación manual de materiales
reciclables que les permitieran a los alumnos encontrar un uso alternativo a los
desechos inorgánicos al mismo tiempo el taller logró fomentar en los estudiantes de
la asignatura una cultura de reciclaje puesto que para obtener la materia prima
para la elaboración de artesanías los jóvenes debieron realizar en sus hogares la
separación de residuos sólidos inorgánicos. De las técnicas utilizadas destacan el
empapelado y la el tramado de rollitos de papel periódico, mientras que de las
labores realizadas podemos mencionar la elaboración de alcancías, la elaboración y
el forro de libretas, fólderes y carpetas así como la manufactura de juegos de
escritorio.

Como parte complementaria a las actividades realizadas al finalizar el


cuatrimestre correspondiente a otoño de 2005 los alumnos de la asignatura
ofrecieron a sus compañeros una conferencia acerca del maltrato animal misma que
tuvo éxito tal que fue solicitada por otros profesores del área y se repitió el día 16
de marzo de 2006 durante los festejos conmemorativos de la expropiación petrolera
realizados en la Preparatoria Gral. Lázaro Cárdenas del Río, en esta ocasión los
jóvenes ofrecieron además un taller gratuito con invitación abierta para los
compañeros de dicha preparatoria en donde enseñarían a elaborar alcancías
artesanales, este taller inicialmente contemplaba un cupo máximo de 10 personas y
sería impartido durante los días 16 y 17 de marzo pero debido a la gran demanda de
inscripciones debió ampliarse el cupo a 20 personas y la extensión a los días 16, 17,
22 y 23 de marzo. Durante el festejo anteriormente mencionado los alumnos
realizaron una exposición de los trabajos elaborados en la estancia de medio
ambiente que también contaron con una gran aceptación por parte de los
compañeros; así que nuestros alumnos levantaron pedidos de artículos escolares
forrados con la técnica de empapelado y pintados a mano que fueron vendidos a
quien así lo deseó.
De esta manera, al observar los resultados de su trabajo tanto
manufacturero como de difusión los alumnos se dieron la oportunidad de participar
en el Proyecto de Emprendedores que en el Área Tecnológica de Medio Ambiente
arrojó la creación de tres empresas: la primera ofreció aretes artesanales
elaborados con cuentas de papel, flores de cuellos de botella así como separadores
y juegos para cartas (hojas y sobres) empapelados y pintados a mano; la segunda
vendió pines de corcholatas pintados a mano y adornados con recortes de revista y
la tercera ofreció un servicio de museo vivo dónde no sólo llevaron a las
instalaciones de la escuela diferentes mascotas (ratas, cuyos, gerbos, tortugas,
conejos, gatos, perros, peces y una iguana) sino que además vendieron fotos del
recuerdo con las mascotas y dieron una vasta explicación acerca del cuidado que

5
requieren estos animales cuando son comprados como mascotas; sin embargo, por
inconvenientes para el traslado de los animales y la repercusión negativa de los
altos niveles de estrés al que se exponía a los animales consideramos prudente
realizar esta exposición únicamente una vez en todo el cuatrimestre.

Por último, al concluir el cuatrimestre se realizó una presentación por parte


de los alumnos de tercer año a sus compañeros de segundo año en donde se explicó
detalladamente en que consisten las actividades del Àrea Tecnológica de Medio
Ambiente y también se participó el día 12 de junio en la exposición escolar del
Proyecto de Emprendedores.

Conclusiones

El conocimiento y la comprensión del funcionamiento de los componentes


del entorno natural favorece la identificación del ser humano como parte del mismo
y no como el dueño de éste, es así que una persona al sentirse identificada como
parte importante más no parte principal del medio ambiente, puede hacer de lado
el punto de vista antropocéntrico y comenzar a preocuparse más por la
conservación de otras especies y del entorno físico que, a su vez, ayudará a
asegurar que las generaciones venideras puedan contar también con los suficientes
recursos naturales para poder satisfacer sus necesidades. Por otra parte, al aportar
diferentes alternativas de producción y dar importancia al trabajo manufacturero
los jóvenes pueden aventurarse en la experiencia de crear sus propias empresas
que, si logran seguir adelante con ellas, les permitirá obtener recursos económicos
extras que en determinado momento - para el caso de jóvenes de escasos recursos-
les ayudará a continuar con sus estudios o bien a aportar a sus hogares un ingreso
extra.

No obstante, a pesar del éxito obtenido por los estudiantes en sus


actividades, debemos mencionar las limitantes que nos impone el plan de estudios
pues al tratarse de cuatrimestres y no de semestres aunado a la gran cantidad de
días feriados que marca el calendario escolar universitario el tiempo aprovechable
con que se cuenta resulta reducido, por lo que algunas actividades planeadas al
inicio del curso no pudieron ser llevadas a cabo; por ejemplo la exposición de
carteles conmemorativa al día mundial del medio ambiente, la campaña de
reciclaje de desechos orgánicos a nivel escolar así como la elaboración masiva de
compostas escolares y huertos verticales quedaron pendientes. Por otra parte cabe
la duda por parte de la profesora de si estos jóvenes que culminan su educación
media superior continuaran con la motivación obtenida y las prácticas de
conservación y difusión que realizaron durante este ciclo escolar.

Sin embargo podemos decir que para el caso del Proyecto Educativo para una
Formación Pertinente y en particular para el Área Tecnológica de Medio Ambiente,
resulta favorable la incursión de horas prácticas pues al conocer la utilidad del
reciclaje y la conservación de especies tanto florísticas como faunísticas así como el
papel fundamental de éstas dentro del funcionamiento de un ecosistema los
educandos no sólo reforzaron los conocimientos teóricos obtenidos en el aula sino
que también se logró despertar en ellos la inquietud por conservar un medio
ambiente limpio capaz de ofrecer recursos a generaciones futuras. De esta manera
hemos logrado involucrar a los jóvenes en la toma de acciones que están al alcance

6
de sus manos como son el disminuir el consumo del agua en el hogar, la separación
de desechos orgánicos e inorgánicos, la elaboración de compostas en sus viviendas y
fomentar la cultura del reciclaje, reduciendo la cantidad de basura doméstica.

Por otro lado el desarrollo sustentable seguramente dejó de ser un término


lejano para éstos jóvenes pues no sólo leyeron y conocieron pasivamente este tema
sino que formaron parte activa de acciones sociales en pro del cuidado ambiental y
pudieron experimentar que no es indispensable laborar en grandes franquicias para
obtener remuneración económica; y aunque seguramente los métodos de
producción alternativa requieran más inversión de tiempo también requieren un
menor costo de producción y, sobre todo, representan un menor grado como
fuentes de contaminación. Cabe mencionar que en una charla de evaluación del
curso a este respecto los estudiantes manifestaron que desde su perspectiva para
lograr un desarrollo sustentable no se debe dejar “el trabajo sucio” sólo al gobierno
o a los investigadores y que la participación ciudadana resulta importante si es que
queremos hacer un mundo mejor para nuestros hijos y sus hijos.

Para concluir sólo diremos que si bien es cierto que este trabajo se reduce a
la labor de diez personas también lo es el hecho de que estos jóvenes puedan
continuar con las acciones emprendidas y logren con su ánimo contagiar al menos a
su núcleo familiar.

7
Bibliografía

BOADA, M. y TOLEDO, V.M. “El Planeta, Nuestro Cuerpo. La ecología, el


ambientalismo y la crisis de la modernidad”. Colección La Ciencia Para Todos.
Fondo de Cultura Económica, México, 2003.

ENKERLIN-HOELICH, E.; CANO, G.; CORREA-SANDOVAL, A,N..“Vida, Ambiente y


Desarrollo en el Siglo XXI: Lecciones y Acciones”, Enkerlin, Cano, Correa y Robles,
Editores. Grupo Editorial Iberoamérica, México, 2000. p.p. 7-9.

GONZÁLEZ-OREJA, J.A. “Reflexiones sobre el uso del lenguaje en ecología, medio


ambiente y biología de la conservación” Revista elementos. No. 52, Vol. 12, enero-
marzo, 2005. p.p. 3-11.

PACHECO-MUÑOZ, F. “El ambiente, más allá de la naturaleza, Revista elementos.


No. 52, Vol. 12, enero-marzo, 2005. p.p. 29-33.

TORRES-GARCÍA, E. Y VARGAS TORRES-L.A. Programa Educativo para una Formación


Pertinente, Área Tecnológica de Químico biológicas III. Preparatoria General Lázaro
Cárdenas del Río. BUAP. 2006.

VARGAS-TORRES, L.A. “Participación De Los Alumnos De La Materia De Medio


Ambiente De La Preparatoria Gral. Lázaro Cárdenas Del Río BUAP En Un Proyecto De
Restauración Ecológica A Cargo Del Consejo Cívico Cultural Conco De Mayo”.
Memorias del Primer Congreso Regional de Enseñanza y Divulgación de la Ciencia y
la Técnica, Puebla, México, 2005. en www.cienciasaplicadas.buap.mx/
convocatoria/memorias_2005/041.pdf el 12 de mayo de 2006.

VÁSQUEZ-TORRE, A.M, Ecología y formación ambiental, Edit. Mc. Graw-Hill,


Segunda Edición, México, 2000. 97-126.