Vous êtes sur la page 1sur 16

Música tradicional

Orígenes musicales: Por sí misma

Orígenes culturales: Naciones individuales o


regiones

Instrumentos Instrumentos tradicionales


comunes:

Popularidad: Constante en todas las épocas

Subgéneros

Lista de tradiciones de música folclórica

La música tradicional, música folklórica o música típica (como se le conoce en


algunos países de América), es la música que se transmite de generación en generación
al margen de la enseñanza musical académica como una parte más de los valores y de la
cultura de un pueblo. Así pues, tiene un marcado carácter étnico que normalmente no la
hace fácil de comprender a escala internacional. No obstante, existen excepciones
notables como el flamenco, la jota, el tango, la samba y, en general, todos los ritmos
latinos que hayan mantenido cierta entidad propia con el tiempo y sean algo más que
una moda.

Características importantes
Desde una perspectiva histórica, la música folclórica ha tenido estas características:

• Es transmitida a través de una tradición oral.


• La música está usualmente relacionada a la cultura nacional de un pueblo.
• Se conmemoran eventos históricos y personales.
• Carece de derechos reservados en las canciones.
• Fusiona culturas.
• No es comercial.
• No tiene autor conocido. en algunas excepciones
• Se puede modificar.
• Se transmite de generación en generación.
• Se suele acompañar de baile.

Durante el transcurso de los siglos XVI y XVII emergió en la Nueva España música del
mismo esplendor y colorido de la música barroca contemporánea de Europa. Las
composiciones musicales fueron dedicadas al culto religioso de le época así como
también, en algunos casos, representar los sentimientos humanos más profundos.

Existe una gran cantidad de trabajos musicales y documentales que describen la


actividad musical alrededor de la Iglesia católica durante el periodo virreinal de México.
Entre las ciudades con mayor desarrollo musical se encuentran la Ciudad de México, la
ciudad de Puebla, Oaxaca, Tepotzotlán y la antigua Valladolid (hoy Morelia).

En el siglo XIX era muy popular el comercio de Mellos en el pais. Los Mellos
funcionaban como buenos rompehuesos, tumba burros, y demas tareas. La musica
clasica se vio sometida a las mismas influencias que en el resto del mundo occidental,
sin embargo el nacionalismo que en Europa se mostró a finales del siglo XIX, en
México se hizo particularmente evidente durante la primera mitad del siglo XX.

Durante la era porfiriana, los compositores crearon piezas orientadas principalmente a


satisfacer las necesidades de la clase acomodada, esto se reflejó en un gusto por música
para bailar, especialmente valses y polcas. El exponente más conocido es Juventino
Rosas y su obra más conocida, Sobre las olas, evoca los valses vieneses al grado de que
se le llegó a negar la autoría por considerarse que un mexicano no estaba a la altura de
los compositores europeos. Otros compositores mexicanos de este período son Felipe
Villanueva (1863-93), Ernesto Elorduy (1853-1912), autor de exquisitas mazurcas que
mezclan la forma tradicional polaca con melodías de tipo hispano-mexicano, y Ricardo
Castro (1864-1907), que compuso las primeras sinfonías y conciertos (para piano y para
violonchelo) del México moderno.

[editar] Modernismo y nacionalismo

Compositores más jóvenes, como José Rolón (1876-1945) y Manuel M. Ponce (1882-
1948), continuaron con un estilo más bien romántico, pero poco a poco transitaron —
también por influencia europea— hacia un lenguaje modernista que exploraba por
primera vez las combinaciones politonales y neomodales, aunque con un sentido
tradicional del empleo de los instrumentos. A Ponce se debe, en particular, parte del
repertorio mexicano más representativo de la época, para piano y para guitarra,
instrumento al que contribuyó en su desarrollo moderno gracias a una directa
colaboración con el concertista español Andrés Segovia.

El primer compositor mexicano que emprendió investigaciones dirigidas a la


organización tonal y la división de la escala en intervalos más pequeños que el
semitono, fue Julián Carrillo (1875-1965), que escribió numerosos tratados musicales y
publicó su teoría con el nombre de Sonido 13. Para él, los sonidos se pueden dividir en
mitades de semitono (cuartos), mitades de mitades de semitono (octavos), etc., pero
también en cualquier otra fracción racional (sextos, novenos, treceavos, etc.), y por ello
creó también sus propios instrumentos musicales (pianos y arpas, especialmente) y
compuso un amplio repertorio. Asimismo, compuso obras microtonales para coro y
cuatro óperas. Augusto Novaro fue un compositor y teórico que igualmente indagó en
las posibilidades del microtonalismo, aunque su labor es mucho menos difundida,
estudiada y reconocida.

Al mismo tiempo, en un ambiente cultural que buscaba encontrar y exaltar las raíces
nacionales mexicanas, posterior al triunfo de la revolución mexicana, nació una
corriente de compositores nacionalistas que crearon con base en temas musicales
folclóricos y populares. Algunos de ellos combinaron estos temas con técnicas
modernas, como polirritmia, modalismo y atonalismo. Los compositores más
sobresalientes de este periodo son Candelario Huízar (1883-1970) —que produjo obras
de marcado estilo mexicano, pero sin recurrir a la cita textual de temas populares—,
Carlos Chávez (1899-1978) —cabeza visible del movimiento nacionalista y creador de
la Orquesta Sinfónica de México y el Instituto Nacional de Bellas Artes— y Silvestre
Revueltas (1899-1940) —considerado frecuentemente como el compositor más
representativo y con más talento de su generación.

También destaca el llamado «Grupo de los cuatro», formado por Blas Galindo (1910-
93), quien utilizó temas tradicionales como los sones de mariachi y que dejó también un
amplio catálogo de música politonal y atonal; José Pablo Moncayo (1912-58) quien
utilizó sones tradicionales veracruzanos para crear una de las obras sinfónicas
mexicanas más conocidas, Huapango (1940); Salvador Contreras (1910-82), autor de
música sinfónica y de cámara, tonal y después atonal, en un estilo más personal y
desarrollado. Paulino Paredes (1913-1957) es conocido por su poema sinfónico Cañón
Huasteca (1956), un ejemplo de tardío impresionismo descriptivo. Otros compositores
de ésta época son Eduardo Hernández Moncada (1899-1995), Luis Sandi (1905-96) y
Miguel Bernal Jiménez (1910-56).

Cabe indicar que esta corriente, al igual que otras ramas culturales del México pos-
revolucionario, tuvo gran apoyo gubernamental, lo que opacó movimientos alternativos.
El mismo fenómeno se dio en la pintura con el muralismo y en la literatura, con la
novela revolucionaria.

En la península de Yucatán se formó un grupo de compositores, que proyectó un


desarrollo de ópera regional: Gustavo Río Escalante, Fausto Pinelo Río, Cornelio
Cárdenas Samada, Arturo Cosgaya Ceballos,
Efraín Pérez Cámara y el músico noruego
Halfan Jebe, quien residió en Mérida, Yucatán, Historia de la
y se desempeñó no sólo como músico sino
como maestro del Conservatorio. música

Música en la
Prehistoria Este artículo forma parte de la
categoría:

Música
La música prehistórica es la música que se
Música en la Prehistoria
creaba y se tocaba en la Prehistoria, es decir, en
Música en la Antigüedad
culturas anteriores a la invención de la escritura.
Música medieval
En ocasiones se la denomina música primitiva,
Música del Renacimiento
Música del Barroco
Música del Clasicismo
Música del Romanticismo
Música contemporánea
Paleografía musical
Véase también: Portal:Música
con un término que puede incluir la expresión musical de las culturas primitivas
actuales.

El tema de la música en la Prehistoria es complicado, ya que no quedan restos


materiales, con la excepción de algunos instrumentos musicales encontrados en
yacimientos arqueológicos, o de objetos que pudieron ser utilizados como instrumentos.
Por lo tanto es un campo muy teórico, y tiene en la Etnología musical o Musicología
comparada, es decir, la comparación de la música de pueblos primitivos actuales con la
que pudieron realizar en las culturas prehistóricas, una de sus principales fuentes de
estudio, junto con análisis cognitivos y de comportamiento, estudios anatómicos y del
registro arqueológico.

Contenido
• 1 El origen de la música
• 2 Evidencias arqueológicas
o 2.1 Paleolítico
o 2.2 Neolítico
o 2.3 Edad de los Metales

El origen de la música
El origen de la música es desconocido, ya que en su origen no se utilizaban
instrumentos musicales para interpretarla, sino la voz humana, o la percusión corporal,
que no dejan huella en el registro arqueológico. Se puede inferir que la música se
descubrió en un momento similar a la aparición del lenguaje. El cambio de altura
musical en el lenguaje produce un canto, de manera que es probable que en los orígenes
apareciera de esta manera. Además, la distinta emotividad a la hora de expresarse, o una
expresión rítmica constituye otra forma de, si no música, sí elementos musicales, como
son la interpretación o el ritmo. Es decir, la música nació al prolongar y elevar los
sonidos del lenguaje. Esta teoría científica lleva siendo sostenida desde hace mucho
tiempo, y filósofos y sociólogos como Jean Jacques Rousseau,1 Johann Gottfried Herder
o Herbert Spencer fueron algunos de sus mayores defensores.

En casi todas las culturas se considera a la música como un regalo de los dioses. En la
Antigua Grecia se consideraba a Hermes como el transmisor de la música a los
humanos, y primer creador de un instrumento musical, el arpa, al tender cuerdas sobre
el caparazón de una tortuga. Hace unos cinco mil años, un emperador en China, Hoang-
Ti, ordenó crear la música a sus súbditos, y les dijo que para ello debían de basarse en
los sonidos de la naturaleza. Entre la mitología germánica se cree que Heimdall, tenía
un cuerno gigantesco que debía tocar cuando comenzara el crepúsculo de los dioses. Las
leyendas son similares para el resto de culturas primitivas, tanto perdidas como
modernas. Al provenir la música, en general, de entidades superiores, habría que
comunicarse con estas entidades también mediante esta música. Muchos pueblos
primitivos actuales utilizan la música para defenderse de los espíritus, para alejar a la
enfermedad, para conseguir lluvia, o para cualquier otro aspecto de la vida religiosa y
espiritual. De esta manera, la magia que concebían que tenía la música hizo que
solamente pudieran exteriorizarla chamanes, sacerdotes, u otros líderes espirituales.

Además, en la propia naturaleza o en las actividades cotidianas se podía encontrar la


música. Al golpear dos piedras, o al cortar un árbol, se producía un sonido rítmico, y
que el mantenimiento de algo rítmico ayudaba a la realización de esa actividad,
facilitándola. Pudo haber un primer grito o palabra que servía como ánimo, apoyo, y
para elaborar más eficazmente una determinada actividad. Irían evolucionando a
pequeñas frases, versos, hasta terminar ligándolos en una canción. El economista y
sociólogo Karl Bücher fue su máximo defensor.2

Charles Darwin desarrolló una teoría en la que explicaba el origen de la música como
una solicitación amorosa, como hacen los pájaros u otros animales.3 La relación entre
amor y música es conocida, en todos los periodos históricos (tanto en la Historia
Antigua como en la Edad Media, o incluso en la música popular moderna).

La antropología ha demostrado la íntima relación entre la especie humana y la música, y


mientras que algunas interpretaciones tradicionales vinculaban su surgimiento a
actividades intelectuales vinculadas al concepto de lo sobrenatural (haciéndola cumplir
una función de finalidad supersticiosa, mágica o religiosa), actualmente se la relaciona
con los rituales de apareamiento y con el trabajo colectivo.4

Evidencias arqueológicas
Se desconoce cómo pudo ser la música en la Prehistoria, ya que no queda ningún
registro sonoro ni escrito de la misma. Pero sí que han ido apareciendo pequeños
instrumentos, o la evidencia de cierta tecnología gracias al arte mueble y al arte parietal
que permite pensar el que pudieran haber realizado instrumentos o que tuvieran el
desarrollo suficiente para crear música. A medida que vamos avanzando en el tiempo,
vamos encontrando elementos cada vez más complejos y que no establecen duda alguna
de la presencia de instrumentos en las sociedades prehistóricas y protohistóricas.

Los instrumentos musicales que se encuentran en la Prehistoria se pueden dividir en


varios grupos: los aerófonos, los idiófonos, los membranófonos y los cordófonos.

Paleolítico
Muchos arqueólogos identifican el cuerno que sostiene en su mano derecha
la Venus de Laussel como un instrumento idiófono.

En el Paleolítico superior y más raramente en el Paleolítico Medio es donde se puede


encontrar evidencias o indicios de la existencia de instrumentos musicales primitivos
como representaciones artísticas de los mismos. Desde finales del siglo XIX se viene
publicando la presencia de pitos o flautas encontradas en diversos yacimientos, pero
solamente han empezado a ser tomadas en serio y estudiadas en profundidad desde los
años 60 del siglo XX. En la actualidad, esto sigue en discusión. Por un lado, hay
discusiones abiertas sobre si ciertos instrumentos estaban hechos para producir sonido,
y por otro lado si en realidad tienen un origen antrópico o son por el contrario el
resultado de depredadores y la erosión.

Entre los instrumentos aerófonos, uno de los que se tiene evidencias que había en este
periodo es la bramadera, que consiste en una placa de madera u otro material, con un
pequeño orificio en un extremo para atar una cuerda, y que se hace sonar girándolo a
gran velocidad. Es un instrumento que hoy en día se sigue utilizando entre los
aborígenes australianos, entre los indios de Norteamérica, o entre los maoríes de Nueva
Zelanda. Se han encontrado bastantes trozos de huesos con incisiones en contextos del
Auriñaciense y Gravetiense, pero prácticamente todos han sido calificados como restos
no antrópicos.5 Sin embargo, hay otros que no ofrecen duda de su origen antrópico,
encontrados la mayoría de ellos en un contexto Magdaleniense o Solutrense, ya que
aparecen con decoraciones incisas o policromados. Es posible que no se utilizaran como
bramaderas, podían ser desde pesas para redes hasta cualquier otro elemento de adorno,
pero se ha experimentado con algunos de los mejores conservados, los de la cueva de
La Roche, en la Dordoña, Francia, y se ha demostrado que usándolos como
instrumentos pueden alcanzar frecuencias de hasta 170 Hz.6

Se han encontrado flautas de falange, realizadas con este hueso de animales grandes,
como el reno en muchos casos. Algunas de ellas no tienen agujeros, son simplemente la
caña del hueso hueca, pero en otros casos sí que tienen agujeros colocados de tal manera
que no han podido ser realizados por mordeduras de depredadores. La flauta más
antigua aceptada como tal por toda la comunidad científica, son un par de flautas
realizadas con cúbito de cisne, encontradas en Geissenklösterle, en Alemania. Están
datadas en el 36.000 B.P. (Before Present, tomando como presente 1950), encontradas
en un contexto Auriñaciense. Una de las flautas tiene 3 agujeros, y al menos dos de
ellos tienen marcas de haber sido realizados con una herramienta. La longitud original
fue de unos 17 centímetros, aunque solo se conservan 12.7 También en Isturitz, en
Francia, en un contexto Magdaleniense, se encontraron toda una serie de huesos, muy
fragmentados, con agujeros, y que tras muchas investigaciones se ha concluido que
fueron trabajadas y que servían para emitir sonidos.8

Flauta auriñaciense elaborada sobre hueso de animal, yacimiento de


Geissenklösterle (Suavia, Alemania).
En el año 1995 se encontró, en la cueva de Divje Babe, en Eslovenia, una flauta9 con
una antigüedad de entre 45.000 y 80.000 años, la más antigua encontrada hasta ahora,
asociada a los neanderthales, a instrumentos líticos Musterienses,10 mientras que el resto
de flautas encontradas hasta entonces estaban asociadas al homo sapiens. En su tamaño
original mediría unos 37 centímetros y está realizada en un fémur de un oso de las
cavernas joven. El Dr. Ivan Turk, el responsable del hallazgo, defiende esta flauta ante
un sector de la comunidad científica que está en desacuerdo con esta visión. Según este
sector, los agujeros de la flauta están en realidad realizados por las incisiones de
depredadores, ya que los Neanderthales no tendrían la capacidad simbólica, artística o
tecnológica en hueso para realizar instrumentos musicales. El Dr. Turk argumenta que
es imposible que los agujeros fueran hechos por un animal, ya que la distancia entre
ellos es bastante proporcional. Esta proporcionalidad, además, tendría implicaciones
musicales importantes,11 ya que establecería relaciones diatónicas entre los sonidos,
creando distancias de tonos y semitonos.12 Al no tener una proporcionalidad exacta, no
sonaría como una escala diatónica emitida por un instrumento moderno, pero si tuviera
la longitud suficiente, el sonido sería similar a una flauta dulce actual.

Según Ian Morley, en un artículo publicado en noviembre de 2006 en el Oxford Journal


of Archaeology,13 esta flauta no sería tal. Según él, ninguno de los dos grupos en los que
se ha dividido el debate que ha existido sobre el tema, por un lado el grupo que piensa
que es una flauta del musteriense, y el que piensa que está producido por la actividad de
los carnívoros. Ian Morley afirma que es poco probable que el instrumento pudiera
haber sido creado con las herramientas líticas disponibles, y que los agujeros no parecen
ser contemporáneos. Al mismo tiempo, no encuentra ningún animal que pueda haber
realizado semejantes agujeros, así que su conclusión es que fue la consecuencia de
distintos estadios de actividad carnívora. Sea como fuera, el debate sobre esta cuestión
sigue abierto.

Aunque es mucho más complicado demostrar la evidencia de instrumentos de


percusión, ya que las pieles o madera son materiales perecederos que no resisten
demasiado bien el paso del tiempo, han llegado hasta nosotros evidencias de este tipo de
instrumentos. En el yacimiento de Mezin, en Ucrania, se encontró una serie de seis
huesos de mamut, datados en hace 20.000 años, que habían sido golpeados, y hallados
en un contexto en donde había diversas piezas de marfil decoradas con ocre, mazos y
otros elementos similares. Mientras que algunos arqueólogos no dudan sobre la
utilización de estos elementos como instrumentos de percusión,14 otros, más
recientemente, no dudan de la facturación antrópica de los mismos, pero alegan que
pudieron ser usados para otras actividades, no necesariamente música.15
Escena de caza, en el Barranco de la Valltorta. Se aprecian los arcos y las
cuerdas.

Neolítico

Tenemos muchos ejemplos en la pintura rupestre del periodo Neolítico de la existencia


de arcos. Aunque la mayoría se encuentran en contextos de caza, la realidad es que si
conocían la manera de construir un arco también sabían que una cuerda tensada a
distintas longitudes produce sonidos distintos.

Edad de los Metales

Los descubrimientos arqueológicos desde 1960 han hecho dar un vuelco a las teorías
tradicionales relativas al origen de la tecnología del bronce. Se había pensado que el uso
del bronce había tenido su origen en el Próximo Oriente, pero descubrimientos cercanos
a Bang Chieng (Tailandia) muestran que la tecnología de dicho metal era conocida allí
hacia el 4500 a.C., unos centenares de años antes del empleo del bronce en el Próximo
Oriente. Se han encontrado objetos de bronce en Asia Menor que se fechan antes del
3000 a.C. Al principio esta aleación fue usada de forma limitada, principalmente para
objetos decorativos. El estaño necesario para su fabricación no era abundante en la
región, pero la importación regular de este material desde Cornualles en Inglaterra
durante el II milenio a.C., hizo posible un uso más amplio del bronce en el Oriente
Próximo y finalmente fue utilizado para utillaje y armamento.

El cobre natural se empleaba ya en útiles diversos y ornamentos en fecha tan temprana


como el 10000 a.C. Posteriores descubrimientos en Rudna Glavna, en la actual Serbia,
han mostrado que el cobre se usaba allí desde el 4000 a.C., aunque el bronce no era
conocido todavía en esa época. Hacia el 3000 a.C. se comenzó a utilizar el bronce en
Grecia. En China, la edad del bronce no comenzó hasta el 1800 a.C. Las culturas
precolombinas de América no conocieron la tecnología del bronce hasta el 1000 d.C.
aproximadamente. Las principales culturas de la península Ibérica del cobre y del
bronce, respectivamente, fueron la de Los Millares y la de El Argar.

La edad del bronce en el Oriente Próximo y en el Mediterráneo oriental ha sido dividida


en tres etapas: inicial, media y última. La inicial está caracterizada por el incremento del
uso del metal, que pasa de ser esporádico a común. Fue el periodo de la civilización
sumeria y el encumbramiento de Acad hasta su predominio en Mesopotamia; también
generó los espectaculares tesoros de Troya. Babilonia alcanzó su cumbre durante el
bronce medio. La Creta minoica y la Grecia micénica fueron las grandes civilizaciones
del bronce último. La edad del bronce acabó en esa zona hacia el 1200 a.C., fecha tras la
cual se generalizó la tecnología del hierro.

Este artículo o sección necesita referencias que aparezcan en una


publicación acreditada, como revistas especializadas,
monografías, prensa diaria o páginas de Internet fidedignas.
Puedes añadirlas así o avisar al autor principal del artículo en su página de
discusión pegando: {{subst:Aviso referencias|Música en la
Antigüedad}} ~~~~
Historia de la
música

La música en la Antigüedad es la historia de la Este artículo forma parte de la


música de la Edad Antigua y (dado que la categoría:
música es algo connatural al ser humano, como
ha probado la antropología) también de la que Música
se producía en periodos anteriores, no históricos
(la Prehistoria), a pesar de que para unos Música en la Prehistoria
periodos habrá testimonios escritos y para otros Música en la Antigüedad
únicamente los restos de la cultura material Música medieval
ligada a la música (los propios instrumentos Música del Renacimiento
musicales). Música del Barroco
Música del Clasicismo
No debe confundirse con el concepto de Música Música del Romanticismo
antigua, que se utiliza de forma equivalente a la Música contemporánea
música clásica anterior al siglo XVIII y limitada Paleografía musical
geográficamente a Europa Occidental. Véase también: Portal:Música

Contenido
[ocultar]

• 1 La música en la Prehistoria
• 2 La música en la Edad Antigua
o 2.1 Antiguo Oriente
 2.1.1 Antigua China: simbología y textura en la música
tradicional china
 2.1.2 Antiguo Egipto y Mesopotamia
 2.1.2.1 La música en el Antiguo Egipto
 2.1.3 La música en la Antigua Grecia
 2.1.4 La música en la Antigua Roma
• 3 Referencias
o 3.1 Bibliografía

o 3.2 Notas

[editar] La música en la Prehistoria


Artículo principal: Música en la prehistoria
Desde que hay hombres sobre la tierra, existen manifestaciones musicales, pues estas
son consecuencia de la necesidad del hombre de comunicarse o de expresar
sentimientos. Incluso antes de que el hombre fabricase instrumentos musicales ya hacía
música cantando, aplaudiendo o golpeando objetos. La antropología ha demostrado la
íntima relación entre la especie humana y la música, y mientras que algunas
interpretaciones tradicionales vinculaban su surgimiento a actividades intelectuales
vinculadas al concepto de lo sobrenatural (haciéndola cumplir una función de finalidad
supersticiosa, mágica o religiosa), actualmente se la relaciona con los rituales de
apareamiento y con el trabajo colectivo.1 Esas primeras canciones se harían a base de
muchas repeticiones o eran de un ámbito melódico muy limitado, muy cercanas al
lenguaje hablado. Se conservan huellas de un cierto lenguaje musical en unos
jeroglíficos que indican el ascenso o descenso del sonido mediante el movimiento de la
mano.

Danza en las Cuevas de El Cogul (Lérida). En esta pintura rupestre varias


mujeres danzan alrededor de un hombre desnudo. Los ritos asociados con
danzas y ritmos repetitivos eran habituales en casi todas las culturas
prehistóricas.

Para el hombre primitivo había dos señales que evidenciaban la separación entre vida y
muerte: el movimiento y el sonido. Los ritos de vida y muerte se desarrollan en esta
doble clave. En el llamado arte prehistórico danza y canto se funden como símbolos de
la vida mientras que quietud y silencio se conforman como símbolos de la muerte.

El hombre primitivo encontraba música en la naturaleza y en su propia voz. También


aprendió a valerse de rudimentarios objetos (huesos, cañas, troncos, conchas...) para
producir sonidos.

Hay constancia de que hace unos 50 siglos en Sumeria ya contaban con instrumentos de
percusión y cuerda (lira y arpa). Los cantos cultos antiguos eran más bien lamentaciones
sobre textos poéticos.

En la prehistoria aparece la música en los rituales de caza o de guerra y en las fiestas


donde, alrededor del fuego, se danzaba hasta el agotamiento. La música está basada
principalmente en ritmos y movimientos que imitan a los animales. Las manifestaciones
musicales del hombre consisten en la exteriorización de sus sentimientos a través del
sonido emanado de su propia voz y con el fin de distinguirlo del habla que utiliza para
comunicarse con otros seres.
Los primeros instrumentos fueron objetos, utensilios o el mismo cuerpo del hombre que
podían producir sonidos. Estos instrumentos podemos clasificarlos en a) Autófonos:
aquellos que producen sonidos por medio de la materia con que la que están
construidos; b) Membranófonos: serie de instrumentos más sencillos que los construidos
por el hombre. Tambores: hechos con una membrana tirante, sobre una nuez de coco, un
recipiente cualquiera o una verdadera y autentica caja de resonancia; c) Cordófonos: de
cuerda, el arpa; d) Aerófobos: el sonido se origina en ellos por vibraciones de una
columna de aire. Uno de los primeros instrumentos: la "flauta" en un principio
construida con un hueso con agujeros.

[editar] La música en la Edad Antigua


[editar] Antiguo Oriente

El concepto de Antiguo Oriente incluye a las civilizaciones del Próximo Oriente


(Mesopotamia y Egipto, donde surge en primer lugar la civilización en torno al IV
milenio a. C.) y a las del Extremo Oriente (India, China y Japón, donde las
civilizaciones surgen algo más tarde).

[editar] Antigua China: simbología y textura en la


música tradicional china
Artículo principal: Cultura de China

Representación de los instrumentos tradicionalmente utilizados en la


música tradicional china.

Desde los tiempos más antiguos, en China la música era tenida en máxima
consideración. Todas las dinastías le dedican un apartado especial. Aún hoy la música
China está empapada de la tradición secular, legendaria y misteriosa de una de las
filosofías más antiguas del mundo.

En el teatro chino tradicional, la música juega un papel fundamental anexo a las


representaciones. Los parámetros a la hora de elegir los repertorios siempre han sido
concordantes con la búsqueda de la armonía social dentro del contexto histórico de cada
momento, con su estética correspondiente.

Los chinos deben haber percibido la altura relativa de los sonidos de manera empírica,
sin necesidad de Fengs humanos ni mitológicos, sin arrullos de olas ni enviados al
Olimpo chino. Como cosa natural debieron haber relacionado las distintas longitudes de
los tubos con los distintos sonidos que en estos se obtienen. No es raro, tampoco, que
les hayan aplicado la relación 3:2, dado que ésta tenía para ellos un valor simbólico:
armonizar el cielo con la tierra.

Un sistema musical "representa el inventario de sonidos de que se vale una música, la


altura y distancia de sonidos musicales entre sí". Si ubicamos ue corresponde a una
quinta justa, un poco más chica que la que se obtiene con cuerdas. Este principio se
denomina cíclico, porque el total de sonidos que integra la escala repertorio, se va
generando por una constante matemática en las longitudes de los tubos que integran el
sistema. Musicalmente se manifiesta por intervalos de quinta justa al ascender y de
cuarta justa al descender.

Representación de una cadencia típica en la música china.

La explicación acústica que sustenta este sistema musical es el de la quinta soplada. Si


soplamos con fuerza en un tubo cerrado, correspondiente, por ejemplo, a Fa4 se
obtendrá una quinta justa superior, es decir Do5. Pro este Do5 también se puede obtener
soplando normalmente en otro tubo que mida dos tercios de la longitud del primero.

Al cortarse un tercer tubo, que mida dos tercios de Do5 se obtendrá una quinta justa
superior a Do5, es decir, Sol5. Como este sonido está muy alejado de huang-chung, se
duplica su longitud y se obtiene Sol4, dado que la relación doble corresponde a la
octava.

Pero los teóricos chinos se dieron cuenta de que podían obtener ese mismo Sol4,
cortando un tubo que midiera cuatro tercios de Do5.

Trabajando así, y siempre sucesivamente con las relaciones dos tercios y cuatro tercios,
llegaron a la escala de los 12 lu, con la cual se alcanza la octava. No la octava justa, por
cierto, ya que la razón 1:2 nunca equivale a la ecuación 12 2/3. Obtuvieron entonces,
una escala dodecafónica de temperamento desigual.

El peligro de esta escala cíclica es que, por más precauciones que se adopten, las
fracciones se hacen cada vez más complicadas e irreductibles a números enteros. Si
otorgamos el número ochenta y uno al huang-chung y le aplicamos el principio cíclico
(2/3 - 4/3) al llegar al sexto lu comienzan números con fracciones, y cada vez se hacen
más complicadas las ecuaciones a realizar: 81 - 54 - 72 - 48 - 64 - 42,666 - 56,888 - etc.,
meros lu para su escala usual.

Sistema tonal chino tradicional.

En el s.IV a. C. los teóricos chinos trataron de archivar las quintas para alcanzar la
octava, es decir, intentaron el temperamento igual, pero solo en el año 1596 el Príncipe
Tsai-Yu propone afinar los tubos según un principio equivalente al temperamento igual.

Para la afinación de los lu no se alterara, los construyeron en piedra o metal, materiales


mas durables que las cañas de bambú. Los lu construidos con lajas constituyeron los
litofonos o carrilloner de piedra. En un comienzo eran doce lajas, luego se añadían seis
más. Los litofonos no eran instrumentos melódicos propiamente dicho, sino puntos de
r'i-tse (instrumentos) y chung-lu (canto) y en recuerdo de los primeros antepasados en
wu-i(instrumentos) y chia-chung (canto). Todo esto debía relacionarse, asimismo, con
danzas específicas.

Los litófonos de doce lajas se ubicaban en dos hileras de seis cada una. La hilera
inferior correspondía a los lu impares (principio YAN, masculino)y la superior a los lu
pares (principio YIN, femenino). Según VAN AALST, el primer lu es la perfección en
sí mismo pues del depende todo el sistema, es la fuente de origen del mismo, es el
sistema en potencia. Por eso a la hilera impar le correspondía el principio YAN.

Cada vez que un tubo masculino produce uno femenino, el masculino, es esposo y el
femenino esposa. Cada vez que un tubo femenino produce uno masculino, el tubo
femenino es la madre y el masculino el hijo.

Los cinco primeros sonidos del ciclo de quintas constituyen la escala usual básica,
pentatónica anhemitonal (sin semitonos).
Desde el año 1300 a. C. se usaban solo las cinco primeras notas de la serie donde cinco
transposiciones modales, o sea que tomando como tónica cada uno de sus sonidos, el
número teórico de modos posibles de obtener e un litófono de 12 lajas es de 60 modos
pentatónicos, y 84 si se trata de escalas con piens. Este número de escalas posibles
variaba también según las dinastías, y asimismo variaba el número de escalas reales
empleadas.

[editar] Antiguo Egipto y Mesopotamia

La música en Egipto poseía avanzados conocimientos que eran reservados para los
sacerdotes, en el Imperio Nuevo utilizaban ya la escala de siete sonidos. Este pueblo
contó con instrumentario rico y variado, algunos de los más representativos son el arpa
como instrumento de cuerda y el oboe doble como instrumento de viento. En
Mesopotamia los músicos eran considerados personas de gran prestigio, acompañaban
al monarca no sólo en los actos de culto sino también en las suntuosas ceremonias de
palacio y en las guerras. El arpa es uno de los instrumentos más apreciados en
Mesopotamia.

[editar] La música en el Antiguo Egipto

La música egipcia intervenía en todas la etapas de la vida. Bailarina y flautistas


acompañaban a los trabajadores en el campo o en las fiestas de vendimia. Particular
relieve o desarrollo se daría en los templos y ceremonias religiosas. También se
desarrolló la música en el ámbito militar. Los instrumentos musicales que destacan en
Egipto son: el arpa, la lira, el laúd y el sistro. El sistro es un instrumento de percusión
con un marco de madera en forma de U y unas barras metálicas. En los instrumentos de
viento contaban con la flauta recta y la chirimía doble y además en los desfiles militares
se usaba la trompeta. Entre los personajes destacados en el mundo de la música egipcia
destacan: Pitágoras, un griego enseñado en los templos egipcios que era un matemático
musical. También Ptolomeo y Ctesibio, que inventó el órgano hidráulico. Instrumento
en el que el suministro de aire de los tubos lo da un mecanismo que utiliza la presión del
agua. Era una música no sistematizada, pero sabemos que combinaba una serie limitada
de sonidos no demasiado alejados los unos de los otros.

=== La música en la Antigüedad clásica ===· La Antigüedad clásica o greco-romana


dio origen al arte clásico que, en sus aspectos de arte visual (y sobre todo en escultura y
arquitectura), influyó de modo extraordinario en la conformación del arte occidental, así
como su producción literaria, filosófica, científica y jurídica lo hizo igualmente en la
cultura de la civilización occidental. Los aspectos musicales, en cambio, no pudieron
conservarse del mismo modo, dada su propia naturaleza efímera y su transmisión
mediante el ejemplo, pues no se desarrollaron formas de notación musical. Sin embargo
hay testimonios literarios y reproducciones artísticas que permiten ver la importancia de
la música en esta época y lugares.

[editar] La música en la Antigua Grecia


Este artículo o sección sobre música necesita ser wikificado con un
formato acorde a las convenciones de estilo.
Por favor, edítalo para que las cumpla. Mientras tanto, no elimines este
aviso puesto el 31 de mayo de 2007.
También puedes ayudar wikificando otros artículos.

Artículo principal: Música de la Antigua Grecia

En Grecia aparecen las 1º manifestaciones musicales descifrables y escritas que


actualmente se conservan en manuscritos. Es de los griegos de donde viene la palabra
música (mousike) que engloba tanto la poesía como la danza y la música. Consideraban
que la música tiene su origen en los dioses y muchos griegos como Platón la
consideraban la base de la educación (escribió un capítulo sobre ello en su "Republica").
La escritura musical la realizaban con las letras del alfabeto. Existiendo distintas escalas
que a su vez formaban modos, que es de donde derivan nuestros conos modernos.
Algunos de estos modos (escalas modales o griegas) siguen considerándose hoy, incluso
se han usado en la música popular. De la gran importancia que la música alcanzó en
Grecia son muestra tales eventos como la competición musical que se celebraba todos
los años en Atenas, las canciones que acompañaban a las representaciones teatrales y los
frecuentes festivales en honor al dios Dioniso. Los instrumentos musicales más
destacados fueron; el arpa, la lira, la cítara, el aulos (que es una especie de flauta de
doble caño), los krotala (castañuelas) y los kymbala (címbalos), el sistro y varios tipos
de tambores como por ejemplo el tympanon. La lira y la cítara fueron los instrumentos
reservados para la Polis, y, tal como se muestra en algunas esculturas o dibujos, son los
más usados en la vida musical cotidiana.

Escena de un banquete hacia el siglo II A.C. Este bajorrelieve procede de la cultura


indo-griega. Era habitual encontrar a un músico tocando una siringa o similar. En la
antigua Grecia, la música se vio influenciada por todas las civilizaciones que la
rodeaban, dada su importante posición estratégica. Culturas como la mesopotámica,
etrusca, egipcia o incluso las indoeuropeas fueron de importante influencia tanto en sus
músicas como en sus instrumentos musicales. Los griegos daban mucha importancia al
valor educativo y moral de la música por ello está muy relacionada con el poema épico.
Aparecen los aedos que, acompañados de una lira, vagaban de pueblo en pueblo
mendigando y guardando memoria oral de la historia de Grecia y sus leyendas. Fue
entonces cuando se relacionó la música estrechamente con la filosofía. Los sabios de la
época resaltan el valor cultural de la música. Pitágoras la considera una medicina para el
alma, y Aristóteles la utiliza para llegar a la catarsis emocional.

Posteriormente aparece en Atenas el ditirambo, cantos dirigidos a Dioniso,


acompañados de danzas y el aulos. Surgen asimismo dramas, tragedias y comedias de
una manera combinada pero sin perder la danza, la música y la poesía.

[editar] La música en la Antigua Roma

La música en Roma es heredera de la música en otras civilizaciones, especialmente de


la griega. Desde la antigūedad existieron escuelas de flauta y trompeta. En esta época
adquieren gran importancia las representaciones teatrales acompañadas por música y el
acompañamiento musical en el anfiteatro, además juglares y acróbata actuaban por las
calles de la ciudad acompañados de personas que tocaban la pandereta y la tibia (flauta
en forma de hueso). Era frecuente que los patricios más ricos diesen conciertos en sus
villas. Entre los instrumentos musicales de Roma destacaban trompetas y ámbalos
(platillos metálicos), la tibia y se valían de tambores y órganos. La música militar tuvo
un gran desarrollo en esta época. Roma conquistó Grecia, pero la cultura de ésta era
muy importante, y aunque ambas culturas se fundieron, Roma no aportó nada a la
música griega. Eso sí, evolucionó a la manera romana, variando en ocasiones su
estética. Habitualmente se utilizaba la música en las grandes fiestas. Eran muy
valorados los músicos virtuosos o famosos, añadiendo vertientes humorísticas y
distendidas a sus actuaciones. Estos músicos vivían de una manera bohemia rodeados
siempre de fiestas. En los teatros romanos se representaban comedias al estilo griego.
Los autores más famosos fueron entre otros Plauto y Terencio. La tragedia tuvo
trascendencia siendo su máximo cultivador Séneca. La música tenía un papel
trascendental en estas obras teatrales. A partir de la fundación de Roma sucede un hito
musical, los ludiones. Éstos eran unos actores de origen etrusco que bailaban al ritmo de
las tibiae, una especie de aulos. Los romanos intentan imitar estos artes y añaden el
elemento de la música vocal₯. A estos nuevos artistas se les denominó histriones que
significa bailarines en etrusco. Ninguna música de este estilo ha llegado hasta nosotros
salvo un pequeño fragmento de una comedia de Terencio. Cuando el imperio romano se
consolida, llega la inmigración que enriquece considerablemente la cultura romana.
Fueron relevantes las aportaciones de Siria, Egipto y España. Vuelven a aparecer
antiguos estilos como la citarodia (versos con cítara) y la citarística (cítara sola
virtuosa). Eran habituales los certámenes y competiciones en esta disciplina. Pese a todo
esto, no está claro que roma valorara institucional y culturalmente a la música.